Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

What do you want? {Priv. Giselle B.}

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

What do you want? {Priv. Giselle B.}

Mensaje por Novak Kuznetsov el Sáb Nov 29, 2014 9:43 am

Recuerdo del primer mensaje :

Un día más que debía gastar con algún pasatiempo barato antes de que cayera la noche y tuviera que perderse en el mundo de placeres y vicios que ofecía el escenario nocturno de Sweet Valley. Las apariencias podían engañar en una ciudad pequeña como aquella, donde de día todo parecía brillar y ser color de rosa, por la noche los gatos y ratones salían a jugar, exponiendo su rostro más oscuro y peligroso a una cruda realidad que no perdonaba ni a la criatura más inocente.

La gente podía disfrazarse, pero el mundo seguía siendo igual de agrío, igual de espantoso que siempre. Nada importaba más que satisfacer las necesidades de cada ser egoísta que débilmente sucumbía y se doblegaba solo para obtener un segundo de efímera felicidad, un segundo de plenitud en el que nada más importara, ni siquiera los problemas cotidianos. Todo podía olvidarse con solo desearlo, con ir a buscar la distracción más potente para borrar de la memoria durante un breve instante el verdadero rostro detrás de la máscara.

El pelirrojo caminaba con aire relajado, su alrededor carecía de importancia, todas las personas eran iguales a sus ojos, nadie era peor, nadie era mejor, solo eran más del montón. Llevaba, como de costumbre, un par de jeans que en esta ocasión eran de un tono oscuro, y una camiseta blanca. ¿A dónde iba? Pues, a beber algo en algún bar cercano, ¿qué importaba si era de día? Se había quedado sin alcohol en su pequeña y actual residencia, la que pronto se vería obligado a abandonar, pero en fin, la idea era básicamente ir en busca del trago del día. Lo cual no tardó en conseguir.

Entró al bar al que acostumbraba ir ocasionalmente, aunque las últimas veces había aparecido solo para beber café, esta vez necesitaba un trago fuerte y su predilecto siempre sería el vodka. Se sentó frente a la barra e hizo su pedido a la primer persona que se acercara del otro lado. El día comenzaba y debía pasar tan rápido como fuera posible.

Vestimenta de Novak:
avatar
Novak Kuznetsov
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 230
Monedas Monedas : 1568

Volver arriba Ir abajo


Re: What do you want? {Priv. Giselle B.}

Mensaje por Giselle Beilschmidt el Jue Dic 24, 2015 8:57 pm

Abrió los ojos un tanto sorprendida por la respuesta del pelirrojo. Tampoco esperaba que fuera completamente casto; a pesar de que no se veía mucho mayor que ella, al menos se figuraba que supiera más de la ciudad. –Supongo que si podrás resolver mi duda de todos modos –sonrió nuevamente, mirando el vaso frente a ella, pensativa. -¿Videojuegos? No, tengo varios en casa… ¿películas? No voy muy seguido al cine… aire libre –tomó un trago de su bebida, dejando esta nuevamente en la barra, deleitándose con el tintineo de los cubitos de hielo. Ese era su punto débil; siempre le había gustado hacer todo tipo de deportes y actividades al aire libre; a final de cuentas, cuando se es una persona con bastante energía, las actividades que requieran demasiado movimiento, eran las mejores.

-Aire libre suena bien –comentó finalmente, luego de pensarlo detenidamente. –Aunque claro, descarta de una vez la opción del parque. Seré “joven”, pero no tanto –añadió con un ligero tono de burla, haciendo con los dedos unas comillas. Volteó a ver a su acompañante, recargando su cabeza en la palma de la mano, fijando su mirada rubí en la ajena, esperando pacientemente su respuesta. Y mientras esperaba y escuchaba atenta lo que el chico tuviera que decirle, su mente comenzó a divagar un poco. Su atención volaba de la realidad a sus memorias. -¿Qué me dices de futbol? No importa si es americano o soccer, ¿hay algún lugar en donde se pueda practicar? Tal vez una liga local o algo semejante –soltó con total seriedad. Su mirada subió al techo, pensativa, pesando en su nueva idea. -¿O algún campo de paintball? Soy buena en tiro, pero nunca he estado en una actividad de ese tipo, y suena realmente emocionante –agregó un poco exaltada, sonriendo abiertamente ante la idea de correr por un campo, como en los videojuegos, disparando balas de pintura a tus oponentes.

-¿Has probado algo de eso, no? Digo, es divertido ir a bailar y beber un poco, pero se vuelve tedioso –ladeó un poco su cabeza, volviendo a fijar la mirada en Novak. A decir verdad, la alemana no era muy adepta a ese tipo de salidas, aunque no se negaba a una invitación de ese tipo. –No es que diga que te la pases en esos lugares ni nada –se corrigió con rapidez, desviando la mirada, un poco sonrojada por la pena que sus palabras lo provocaron luego de repasarlas unos momentos es su cabeza.

off:
No te preocupes por eso, te comprendo completamente x.x
Y por la respuesta... te he puesto post más cortos que eso... no me deprimas diciendo eso~ ono (?)
Espero que hayas salido bien con tus trabajos de la uni~ :B
avatar
Giselle Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 293
Monedas Monedas : 946

Volver arriba Ir abajo

Re: What do you want? {Priv. Giselle B.}

Mensaje por Novak Kuznetsov el Jue Dic 31, 2015 1:24 am

¿Había mentido al decir que sólo conocía el ambiente nocturno? Quizá, vagamente. Era verdad en parte que no salía de ese mundo, porque era su trabajo y la mayoría de sus tardes las pasaba en bares, bebiendo un poco de vodka para evitar la soledad de las paredes que lo encerraban en eso que  algunos se atreven a llamar “hogar”. Novak nunca había tenido ese sentimiento de pertenencia, salvo en un pasado lejano que ahora era un preciado recuerdo más parecido a un sueño que una parte de su vida, incluso parecía de una vida anterior, ya que no sentía que fuera la misma persona que había sido antes.

Dejando aquello a un lado, pudo prestar atención a la respuesta de la muchacha, era interesante lo rápido que llegaba a descartar las opciones que parecían ir más acorde a la juventud de los días presentes. Darse cuenta de esto hizo que una curva se dibujara en sus labios formando así una media sonrisa, entre la curiosidad y la sorpresa ante tal descubrimiento.

-¿Me veo como alguien que hace deportes? –Su pregunta era más bien retórica, al estar cargada de burla con aquella sonrisa que no se borraba de su rostro – Supongo que habrá algo así como una liga, la verdad…mis conocimientos son limitados – las últimas palabras las pronunció casi como si estuviera revelando un gran secreto, bajando un poco la voz y luego alzando las cejas para enfatizar la cuestión de que probablemente él era el menos indicado para hacer de guía turístico. A menos claro, que se tratara de la institución donde había realizado su rehabilitación. Ésa era cuestión que no pensaba si quiera mencionar, y una de las razones principales aparte de su trabajo nocturno, por la cual no conocía muchos lugares en Sweet Valley. –Paintball. Eso suena mucho mejor. – Agregó cuando ella mencionó aquella actividad, no iba a admitir que era ligeramente espantoso para los deportes, contrario al resto de sus hermanos, su coordinación empezaba y terminaba con el baile, era incapaz de patear un centro si de futbol se trataba.
La conversación continuó, tan amena que parecían haber avanzado un par de casillas desde ser unos completos extraños hasta un trato más parecido al de conocidos.

-Probé hacer deportes, algunos contra mi voluntad, pero al final me di cuenta que no era lo mío – respondió a la pregunta de Giselle con serenidad y un semblante mucho más serio, estaba siendo sincero, mientras recordaba que en el pasado su padre había intentado sacarle de la cabeza la idea de las Danzas clásicas obligándolo a practicar desde basketball hasta hockey sobre hielo. Aunque resultó que no le iba bien en ninguno. –Bailar y beber no es divertido, digo al menos si haces las dos cosas al mismo tiempo puedes terminar…muy mal – quebró la seriedad bromeando con algo que podía ser cierto para muchos jóvenes, sin embargo a él no le había ocurrido tal cosa. En fin, ¿Por qué entrar en detalles? Ciertamente no quería hablar demasiado de cosas personales. –De todos modos, opino lo mismo, a veces se vuelve bastante tedioso. Pero no tengo otra opción – Diciendo lo último casi entre dientes tuvo que detener sus palabras allí mismo antes de revelar más información que en su opinión no podía ser bien recibida de una joven que conocía tan poco. “Soy un streeper, también Host pero continuemos la conversación como si nada” No. No tenía sentido. –Excepto lo que dijiste hace un rato, me sigue dando vueltas el asunto del paintball, tal vez debería probarlo. – se corrigió rápidamente, cubriendo el espacio en blanco que habían dejado sus palabras anteriores.  
avatar
Novak Kuznetsov
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 230
Monedas Monedas : 1568

Volver arriba Ir abajo

Re: What do you want? {Priv. Giselle B.}

Mensaje por Giselle Beilschmidt el Miér Ene 27, 2016 8:52 pm

Volteó a analizarlo de pies a cabeza, luego de aquella pregunta. No pudo más que sonreírse, fijando la vista al frente. No era la primera vez que conocía a alguien que no compartiera sus gustos por la actividad física; prácticamente, vivía con uno. –Bueno, supongo que tendré que tendré que ir preguntando a las personas –comentó un tanto al aire, imaginándose a ella misma, yendo por toda la ciudad, hasta encontrar a alguien que le resolviera su duda. Por un momento le surgió la idea de preguntarle al cantinero, pero la descartó casi de inmediato sería raro preguntarle eso, así, de la nada. Un enorme suspiro logró escapar de sus labios. –No tengo otra opción, que investigar a la antigua.

-¡Sabía que no era la única que pensaba eso! –soltó ante la pequeña “confesión” del otro. Tampoco es como que conociera a muchas personas en ese lugar; pero ya había pasado por las molestas frases de “eso es muy peligroso” de sus compañeros de escuela antes. Y ni hablar de sus familiares. A veces se preguntaba si no había sido adoptada por sus padres; o cambiada al nacer por alguna torpe enfermera en el hospital. Sus pensamientos se vieron interrumpidos ante la voz de aquel sujeto, y casi al instante, volteó a verlo con curiosidad. –Pffff, tonterías. Cualquiera puede hacer deportes –comentó alegre. –Es cierto que unos tienen más coordinación que otros, pero solo es cuestión de práctica. No es algo con lo que nazcas ya –añadió, segura de sus palabras, pero sin el característico tono de voz alegre y ruidoso que solía emplear. O bueno, al menos, eso le habían dicho sus profesores a lo largo de su vida; incluyendo a los entrenadores de los diferentes equipos de los cuales había sido miembro.

-Bailar y beber, ¿eh? –pensó, recordando las veces en las que había sido testigo de penosas escenas, montadas por adolescentes torpes que salían de fiesta por primera vez. Trató de contener la risa, ahogando una carcajada con su bebida. Pero contrario a lo que pretendía, solo causó que casi se ahogara con el líquido. El muchacho al otro lado de la barra se acercó a ella, perdiendo el color del rostro al ver a la muchacha luchando por tragar su bebida. Momentos después, logró recobrar la compostura, haciendo con las manos, un gesto de que estaba bien. El encargado se alejó nuevamente, mirando de reojo a la albina, desconfiado y preocupado. Tosió un par de veces, y aún con la voz entrecortada, volvió a hablar. -¿A qué te refieres con que no tienes opción?

Su semblante serio y curioso, tosiendo de vez en cuando, ante la sensación de ardor en la garganta por el incidente anterior. –Nota mental: no beber ni comer nada, cuando trato de no reír –dio un par de golpecitos en el pecho, tratando de calmarse. –Si logro encontrar algún campo de gotcha, te avisaré –logró articular, sacando el celular, y marcando una pequeña nota, para recordar buscar también algún lugar en donde pudiera practicar aquella actividad. Volvió a tomar su vaso, tomando un largo trago, tratando de calmar sus nervios ante su incidente anterior. –Deberías divertirte más… salir a buscar alguna clase de emoción. Tal vez… acampar en el bosque –clavó su mirada en el hombre, sonriendo ligeramente, limpiando una lágrima que se había formado en su ojo. –Si mal no recuerdo, hay uno cerca de la ciudad, ¿no? Un poco de aire fresco no le cae mal a nadie.
avatar
Giselle Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 293
Monedas Monedas : 946

Volver arriba Ir abajo

Re: What do you want? {Priv. Giselle B.}

Mensaje por Novak Kuznetsov el Mar Feb 09, 2016 1:36 am

La juventud. Ah, como añoraba esos días en los que cada día parecía ser el último de su vida, aunque teniendo en cuenta el ritmo que llevaba por aquellos tiempos era casi completamente cierto. Giselle hablaba con su espíritu lleno de juventud, de inocencia, le recordaba un poco lo que se sentía tomar riesgos sin temer a las consecuencias, sin esperar nada más que la aventura por sí sola. ¿Cómo no podía sonreírle a la joven cuando sus palabras tenían esa mezcla de seguridad y alegría, como si la vida fuera tan sencilla? La verdad sonreía porque en el fondo quería creer en todo lo que decía.
No iba a arruinarle esos pensamientos con sus ideas de adulto aburrido, era mejor que siguiera creyendo que todo era posible, que el esfuerzo podía serlo todo, quizás era mejor callar esperando que en un futuro ella tuviera razón. La joven de cabello níveo tenía un camino bastante largo que recorrer, y si ya se ahogaba con una simple bebida no podía imaginar si se pasaba con el alcohol. El ruso no dijo nada al respecto y espero que se le pasara, fue entonces cuando oyó una nueva pregunta de parte ajena. Una que lo tomó por sorpresa, pero el efecto no duró demasiado, siempre encontraba la forma de escapar de esas situaciones aunque ligeramente sintiera la molestia de que intentara indagar en las razones que lo motivaban a hablar de la manera que lo hacía.
-Uno a veces no puede escapar de lo típico – fue su simple y despreocupada respuesta. Y por fortuna la conversación cambió de dirección, alejándose del tema menos agradable para el pelirrojo. La muchacha parecía empecinada en ofrecerle ideas para salir al mundo, cosa que en parte le resultaba llamativo y emocionante, quizás era lo que necesitaba. –Acampar en el bosque…-repitió en voz baja, con aire pensativo, a él nunca se le ocurrían actividades de ese estilo, estaba acostumbrado a vivir como un autómata, había perdido el sentido de vivir y en el fondo lo sabía, solo que no quería reconocerlo. –Puede que estés en lo cierto, supongo que podría intentarlo algún día. Me convertiré en el ermitaño del bosque, eso sería un gran cambio.  – intentó restarle importancia con un poco de humor, solo porque quería evitar darle la razón al cien por cien a la chica, por más que estuviera en lo cierto.
El camarero del otro lado de la barra le echaba miradas de vez en cuando tanto a él y a la joven, parecía más un vigilante que otra cosa pero no iba a juzgarlo después de todo llevaba un tiempo sin pedirse nada para beber o comer. Miró su móvil una vez más para comprobar el horario y luego dirigió su mirada a la joven de ojos rubíes.
-Tanto hablar me dio hambre – compartió en voz alta lo que hace rato le venía dando vueltas en la cabeza, nunca antes había durado tanto una conversación con alguien a quien apenas conocía, este debía ser un record. -¿Quieres algo? Yo invito,  siento que te debo algo después de todas las ideas que me diste – la verdad no le importaba si la respuesta era positiva o negativa, estaba siendo cortés como nunca lo había sido ya que realmente tenía esa sensación extraña de que al pasar tanto tiempo conversando le debía al menos una bebida, o un bowl cargado de snacks, o lo que fuera.
avatar
Novak Kuznetsov
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 230
Monedas Monedas : 1568

Volver arriba Ir abajo

Re: What do you want? {Priv. Giselle B.}

Mensaje por Giselle Beilschmidt el Mar Feb 23, 2016 7:26 am

-Dije acampar, no quedarse a vivir a base de frutos y raíces –respondió sonriente. –Pero si quieres ir, dime, se mucho de eso –añadió con un aire de triunfo. Y no era mentira. A menudo, ella y su padre salían de campamento; a veces, incluso se les unían amigos del trabajo de su papá, o incluso los pocos vecinos con los que tenían mayor contacto. –Linda actividad –murmuró, volviendo a recargar los brazos en la barra. Sus pensamientos se vieron interrumpidos al dulce llamado de la comida. Y a pesar de que llevaba dinero, y en sus planes figuraba tomar el almuerzo en otro lado, la comida gratis nunca se rechazaba. –Pues muchas gracias –replicó con entusiasmo, tomando la carta que el cantinero le ofrecía.

Comenzó a pasear la mirada por la larga lista de platillos que el menú ofrecía, checando los precios por igual. Que aceptara la invitación, no significaba que se aprovecharía de la situación; después de todo, traía el dinero suficiente para poder comer. Y luego de pensarlo un poco, alzó la mirada para buscar el bartender. –Yo quiero unas papas… a la francesa… si –respondió un tanto insegura sobre su decisión de aceptar la invitación. –Bueno, al menos es de lo más barato, ¿qué no? –pensó tratando de animarse. Con lentitud dejó la carta sobre la barra, intercalando su mirada entre el encargado, y su gran benefactor de alimentos, esperando de parte de este último, alguna señal de “aprobación” respecto a su pedido.

-Y sobre las ideas –retomó el hilo de la conversación, luego de que aquel sujeto tomara las órdenes, con una expresión más aliviada. –No es nada. Digo, eres el “primer conocido” de este lugar… es un placer ayudarte –continuó, tomando su vaso, y levantándolo como en ademán de brindis. Acto seguido, tomó un trago; hablar tanto, le dejaba la boca seca. –Siempre es bueno tener conocidos… al menos te ayudan a despejarte del estrés que la vida te puede dar, ¿no lo crees? –preguntó al aire, mirando el techo, un poco pensativa.
avatar
Giselle Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 293
Monedas Monedas : 946

Volver arriba Ir abajo

Re: What do you want? {Priv. Giselle B.}

Mensaje por Novak Kuznetsov el Sáb Mar 05, 2016 2:46 am

Sacó nuevamente su móvil mientras la joven hablaba, la estaba escuchando pero al mismo tiempo estaba chequeando la hora. Había perdido la noción del tiempo, eso era algo nuevo. No acostumbraba pasar tanto tiempo con desconocidos, hablando tan tranquilo y dejando a un lado su particular cinismo. Pero en otras noticias de última hora, luego de comer algo tendría que irse y eso por alguna extraña razón lo hacía sentirse raro. Si no fuera porque tenía otras obligaciones que atender, podría quedarse charlando todo el día.

-No agradezcas, no es nada. –dijo con un tono de voz sereno, no se sentía muy cómodo con el agradecimiento, por más que fuera algo natural, hacía un buen tiempo que nadie le daba las gracias de manera sincera y por algo tan básico. Él también se dedicó a mirar la carta, había variedad de alimentos para elegir y dado que tenía hambre se decidió por un plato que llamó su atención al instante -  Quisiera pedir esto… Una ¿Galette?-le informó al encargado de tomar su pedido, no estaba muy seguro con la pronunciación de modo que por si acaso le señaló al mismo el sitio exacto en la carta.

La joven que estaba a su lado también hizo su elección, él la examinó cuidadosamente pero se reservó los comentarios. Ya le había dicho que podía elegir lo que quisiera y eso era todo.

-Bueno, pues estamos igual…más o menos- se encogió de hombros, en cierto modo era verdad, si bien no era la primera que conocía, era la primera con la que se quedaba conversando un buen rato, la primera vez que alguien no quería nada de él.  –Es cierto. Una charla entre desconocidos se ha convertido en mi actividad favorita a partir de hoy – sonrió divertido, de nuevo usando una broma ligera para evitar profundizar en el verdadero sentido de las palabras ajenas. Podría decirse que Novak estaba acostumbrado a estar solo, pero no significaba que eso le resultara agradable. De hecho, se había olvidado lo divertido que podía ser distraerse con alguien y olvidarse de todo. –Entonces, en una escala del uno al diez en el nivel de cosas extrañas, ¿cómo calificarías si te digo de intercambiar números? –se atrevió a preguntar, en un tono que era imposible saber si estaba hablando en serio o si bromeaba.
avatar
Novak Kuznetsov
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 230
Monedas Monedas : 1568

Volver arriba Ir abajo

Re: What do you want? {Priv. Giselle B.}

Mensaje por Giselle Beilschmidt el Dom Mayo 01, 2016 8:40 pm

Una sonrisa infantil asomó a sus labios al escuchar que aquel joven peli rojo estaba de acuerdo con ella. Sus ojos siguieron el camino del bartender, quién se había perdido tras una puerta, la cual, ella suponía, llevaba a la cocina. Sin embargo, su atención volvió a centrarse en su acompañante. Volteó a verle, no muy segura de la situación; torció un poco la boca, miraba al techo, pensando en una respuesta “coherente”. Tomó entre sus dedos un mechón de cabello, comenzando a jugar con él. –Define “extraño” –respondió al final, mirando la pequeña trenza que había comenzado a tejer. –Tal vez un 5 –añadió, encogiéndose de hombros, mirando las filas de botellas. –Ya hemos estado hablando por un rato… diría el 10 si acabáramos de saludarnos –complementó la idea, tratando de ahogar una risa. Volvió a fijar la mirada en el sujeto, sonriendo ladinamente. -¿Y tú que tan extraño calificarías si te diera mi número? –preguntó, sonriendo sin pena alguna.

Su atención fue nuevamente robada, pero ahora, por la llegada del encargado de la barra, que había depositado frente a ella una pequeña canasta plástica, llena de papas fritas; y al lado de la misma, varias botellas de condimentos: mayonesa, cátsup, mostaza. Tomó la botella roja, y dejó que su contenido salpicara un poco del papel que cubría la canastilla. Con alegría renovada, tomó una de las papas, y la mojó en el pequeño lago de cátsup, para después devorarla sin pena. -¡Mein Gott! ¡Estas papas saben deliciosas! –exclamó con la mirada brillosa, tomando otra pocas, untándolas de cátsup, y llevándolas a la boca. Mientras masticaba, dirigió su mirada a su “benefactor”, y con una sonrisa algo burlona, soltó: -¿Acaso eres del tipo de chico que le pide su número a todas las chicas con las que se cruza? –mordió otra papa, manteniendo la mirada en la ajena. Aunque su pregunta pareciera ruda, tras aquellas palabras se escondía la más pura e inocente curiosidad que la alemana llegaba a tener la mayor parte del día. Alcanzó a notar que cerca de ella había un pequeño servilletero metálico, y por un momento, pensó en tomar uno de aquellos pedazos de papel, anotar su número, y dárselo a aquel peli rojo.
avatar
Giselle Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 293
Monedas Monedas : 946

Volver arriba Ir abajo

Re: What do you want? {Priv. Giselle B.}

Mensaje por Novak Kuznetsov el Dom Mayo 29, 2016 11:13 pm

La chica tenía algo especial, debía admitirlo. Le resultaba refrescante conversar sin estar a la espera de algo más. Y había que darle algo de crédito a Giselle por mantenerlo interesado todo ese tiempo, cuando tranquilamente podría haberse levantado de su asiento para retirarse hacía ya unos cuantos minutos. La respuesta que recibió tenía bastante lógica y podía validarla. No había sido mal momento para pedírselo, después de todo.

-¿Es una pregunta retórica? –quiso saber ante la primera pregunta, con las damas nunca se sabía y siempre era una buena opción preguntar. Aunque en esta ocasión no importaba demasiado, pues solo estaba pasando un buen rato. –Diría que un dos, tal vez un uno. Tienes buenas razones para aceptar, si lo que dijiste antes es cierto. –explicó en tono sereno,  intercambiando su mirada con la de la joven, con sus labios cerrados pero curvados en una sonrisa que revelaba muy poco de sus emociones.  

Luego de ese breve intercambio de palabras, de miradas y sonrisas, el que los había atendido en la barra estaba de regreso con la orden lista. Colocó el plato de papas sobre la superficie seguido por los condimentos y luego pasó a retirarse. Giselle no tardó en probar el contenido del plato y halagar el sabor de lo que se veían como unas papas verdaderamente deliciosas.  Sin poder resistirse se arrimó y robó una para comprobar si era cierto o no. Iba a comentar algo al respecto pero la nueva pregunta lo tomó por sorpresa, de tal modo que casi se ahoga con esa primera papa.

-No a todas – respondió aclarándose un poco la garganta y luego dedicándole una sonrisa que demostraba genuina sinceridad – A decir verdad probablemente a ninguna, pero sería muy malo de mi parte rechazar alguna cuando decide darme su número por su propia iniciativa. ¿No crees? –parecía absurdo que estuviera preguntándole aquello a una joven, no tenía idea de cómo era su vida pero no podía pretender que comprendiera de lo que estaba hablando. Pero, un momento, ¿acaso eso era una clase de pregunta a modo de prueba? Él la miró con cierta suspicacia antes de hablar nuevamente.  -¿Por qué querías saber eso, Giselle? – dejó de hablar para comer otra papa y esperar pacientemente una respuesta.
avatar
Novak Kuznetsov
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 230
Monedas Monedas : 1568

Volver arriba Ir abajo

Re: What do you want? {Priv. Giselle B.}

Mensaje por Giselle Beilschmidt el Jue Jun 23, 2016 4:34 am

Comió una papa, escuchando tranquilamente la respuesta, sonriendo ante la misma. Al menos, si terminaba por darle el número, no quedaría como una loca por hacerlo. Sin embargo, sus pensamientos fueron interrumpidos. Generalmente, golpearía a la persona que osara robarse su comida, y estuvo a nada de gritarle. Abrió la boca, pero algo dentro de sí la detuvo. –A fin de cuentas, ¿quién pagará por las papas? –volvió a acomodarse en el asiento, tomando un sorbo de su soda. Con un ligero movimiento de mano, le acercó su vaso. No era experta en medicina, pero por alguna razón, las personas carraspeaban de la nada. Una sonrisa ladina apareció en su rostro ante aquella pequeña revelación. –No a todas, ¿eh? –murmuró, apenas audible, mientras tomaba otra papa. Inconscientemente asintió ante esas palabras. Sonaba lógico.

Sus ojos siguieron la mano del ruso, mientras robaba otra de sus preciadas papas. Sin embargo, no volvió a pensar en eso; solo se encogió de hombros, aún algo ida. –Simple curiosidad, tal vez –su propia mano quedó suspendida a medio camino hacia su boca. –Es solo que no recuerdo una actitud así en un chico… o al menos no con los que crecí –añadió, mordiendo finalmente aquel bocadillo, dándole su tan esperada muerte. El ruido de la puerta al abrirse nuevamente, captó su completa atención. El encargado del bar volvió a aparecer, llevando en sus manos, lo que la muchacha pensó, sería la orden de su compañero de charla. No pudo evitar mirar el platillo con remarcada sorpresa. Natural en ella, ya que nunca había visto algo como eso en su vida. Y hablamos de una chica enamorada de la comida.

Una parte de ella quería probar eso, pero prefirió no hacerlo. En su lugar, clavó su mirada en su orden; repetidas veces, su mano subía y bajaba, como sirviendo de juego mecánico para la pequeña papa atrapada entre sus dedos. – ¿Qué harías si realmente te diera mi número? –soltó sin mirarle, los ojos clavados en la pared frente a ella, mordiendo distraídamente la fritura mojada en salsa cátsup. –Digo, ¿llamarás para decirme “¡Oye! Ando aburrido. ¿Te apetece ir de nuevo al bar a platicar de cosas sin sentido?”? –añadió con burla, tomando un trago de refresco para poder pasarse el bocado. –Aunque admito que sería divertido –murmuró sin dejar de pensar en sus propias palabras.
avatar
Giselle Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 293
Monedas Monedas : 946

Volver arriba Ir abajo

Re: What do you want? {Priv. Giselle B.}

Mensaje por Novak Kuznetsov el Miér Jul 27, 2016 6:34 am

Después de tanta espera, el joven que atendía la barra colocó el plato de galette frente al pelirrojo quien se frotó las manos y sonrió al ver la comida. La masa era fina y ligeramente crocante, tenía una forma cuadrada y estaba rellena con queso, jamón y huevo. Ya podía dejar de robarle las papas a la chica y morir en paz con su exquisito plato. Iba a decir algo antes de que apareciera la comida pero se olvidó por completo a causa de esa fuerte necesidad de dar el primer bocado. Cerró sus ojos por un instante cuando efectivamente probó aquello que parecía una crepe. Si moría, esperaba que en el cielo sirvieran de eso.

-Esto debe ser lo más delicioso que probé en la vida...o el hambre engaña mi sentido del gusto - comentó luego de que el bocado hiciera todo el viaje hasta su estómago. -Ahora, en que estábamos... - se quedó pensativo unos breves segundos - Ah, si. ¿No hay un dicho que dice algo sobre la curiosidad? En fin...-se encogió de hombros, no tenía intenciones de indagar en el tema, ahora se encontraba distraído, ocupado con los cubiertos preparando el próximo bocado.

Siguió así un par de minutos, calmando el hambre y con un cuarto del contenido del plato ya ausente, hasta que dejó de prestarle atención cuando oyó la pregunta que formulaba la joven. ¿Qué haría si obtenía el número de Giselle? Pues, era una pregunta de lo más interesante, él ni se lo había planteado antes. Qué haría si...

-¿Bromas telefónicas, tal vez? -soltó divertido, con una sonrisa. Claramente ella tenía una mejor idea, así que ¿por qué no? ¿sería tan terrible que un día, de repente, la llamara para reunirse a beber y comer algo en ese mismo bar? ¿O tal vez era demasiado? La cuestión era...¿demasiado qué? Bueno, tenía que darle puntos, le estaba dando el tedioso trabajo de pensar a futuro, algo que normalmente evitaba. -No podría haberlo dicho mejor. - La verdad, no. Pero estaba bien al admitirlo. - Espera, ¿Y qué tal esto: yo te doy mi número y tú decides cuándo podemos repetir esto? -Hablaba como si hubiera encontrado la solución a un gran problema, cuando en realidad era algo que se ajustaba mejor a su propia agenda, y a no sentirse presionado con las llamadas o mensajes.
avatar
Novak Kuznetsov
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 230
Monedas Monedas : 1568

Volver arriba Ir abajo

Re: What do you want? {Priv. Giselle B.}

Mensaje por Giselle Beilschmidt el Mar Sep 20, 2016 7:20 am

Siguió ocupándose de su platillo, intercalando entre papas y refresco, ayudándose a no atragantarse con la “masa”. Una sonrisa felina se formó en sus labios al escucharle. –Me preocuparía por el dicho, si tan solo fuera un gato –volteó a verle un momento, dejando escapar una leve risa. Y en algo tenía razón: su padre siempre se había referido a ella como un conejo, y con el paso de los años, eso no cambiaría para la alemana. Sus ojos se posaron en la canasta de papas, mientras escuchaba algo atenta a lo que el pelirrojo decía; frunció un poco el ceño al notar que sus preciadas papas casi se agotaban. – ¿Eh? ¿Yo por qué? –reclamó inconscientemente, dirigiendo la mirada a Novak. Al momento de recuperar la noción de la situación, abrió los ojos con asombro, percibiendo como la piel de su rostro comenzaba a brillar con un tono rojizo. –Digo… suena… interesante –apoyó los codos en la barra, para poder hundir el rostro en sus manos.

A través del pequeño hueco que había entre sus dedos, lograba observar la silueta del bar tender, caminando del otro lado de la barra, seguramente acomodando cosas, y atendiendo a los clientes que llegaban. –Bien hecho, Giselle –se reclamaba internamente. La vergüenza la carcomía por completo. – ¿Cómo es que mi asombrosa persona, se haya perdido así? No estaba tan metida en mis pensamientos, ¿o sí? –se sentía completamente ridícula. Lo primero que le venía a la mente era, dejar el dinero de lo que había consumido, levantarse del banquillo, y salir de allí con un simple “Adiós”. – ¡No! –tomó un par de papas, llevándoselas a la boca, y “despedazándolas” con “furia”. No iba a ser derrotada tan fácilmente, y mucho menos si el golpe fatal había sido enteramente su culpa. Comenzó a estrujar su cerebro, pensando en una forma de “reivindicarse”, y debía encontrarla lo más rápido posible.

Sus pies comenzaron a balancearse sobre el piso, algo extraño, pues el banco no era tan alto para ella. –Así que… ¿yo decidiría la fecha y hora? –giró un poco la cabeza para poder admirar mejor el perfil de Novak. –Si eso prefieres, tendrás que atenerte a las consecuencias –volvió a reír un poco, terminando con los últimos espíritus de papas fritas. –Suelo aburrirme con facilidad, así que es probable que en una de esas, te llame para salir –echó su cuerpo hacia atrás, enderezando un poco la espalda, jugando con el equilibrio del banco. El saber que el menor movimiento en falso la llevaría al suelo de la forma más vergonzosa y ridícula posible, le causaba una enorme gracia; y por supuesto, lo intentaría. – ¿Y bien? ¿Qué dices, Novak? ¿Estás dispuesto a salir a buscar un bar a las 4 de la mañana, un domingo? –su sonrisa de oreja a oreja, se ensanchó más al encontrar el equilibrio perfecto sobre las dos patas traseras de su asiento, esperando la reacción del chico.

off:
¡Madre santa! No recuerdo haberme tardado tanto en responder D: (creo), perdón por la tardanza TnT
avatar
Giselle Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 293
Monedas Monedas : 946

Volver arriba Ir abajo

Re: What do you want? {Priv. Giselle B.}

Mensaje por Novak Kuznetsov el Mar Dic 13, 2016 3:00 am

Esperó una respuesta, la cual tardó un poco en escapar de la garganta ajena, quizás había sido realmente algo extraño que preguntara aquello, y más que una pregunta había sido una petición. Estaba seguro que aunque no lo pareciera, la joven debía sentirse algo incómoda al respecto. En fin, él sólo lo había soltado así como así, sin pensar demasiado en lo que pedía, le pareció inofensivo pero quizás se equivocaba. Para distraerse del tema en cuestión, porque no quería ahondar en detalles que desconocía, se dispuso a revisar el móvil, el tiempo había pasado volando y ni siquiera fue capaz de notarlo. Tenía dos mensajes, los respondió inmediatamente y volvió a guardar el móvil en su bolsillo.

-Todo depende de ti - respondió cuando ella volvió a hablar, preguntando si ella podría decidir el momento del reencuentro. Novak se encogió de hombros,  las palabras ajenas no le provocaron ni el mínimo temor, para consecuencias conocía y sabía de peores, estaba seguro que Giselle no era alguien a quien debía temer. -Bueno, vivimos en el mismo mundo, el aburrimiento me ataca seguido. Tú tranquila, sea la hora que sea estaré dispuesto. Si no, te lo haré saber. - agregó con una sonrisa. Las cuatro de la mañana no era un horario tan loco, toda su vida había estado trabajando a altas horas de la noche, incluso la madrugada, peor sería que quisiera reunirse a las siete u ocho de la mañana, ese era un horario infernal, para Novak era el horario ideal de descanso.

Su móvil volvió a sonar, pero esta vez no era un mensaje sino una llamada, un número desconocido. Extrañado se quedó mirando la pantalla hasta que dejó de sonar, tratando de sacar conclusiones, imaginando quién podía ser. Fue un breve momento que lo tomó por sorpresa, pero una vez recuperado le pidió algo para escribir al camarero, buscó una servilleta y comenzó a escribir su número en la misma.

- Voilà.- dijo entregándole el papel a la joven de cabello níveo - ¿Lo dije bien? Como sea. Ahí tienes, cuando estés aburrida ya sabés a quién llamar para perder el tiempo. - se puso de pie, no había terminado de comer, de modo que arrimó su plato a la joven -Por si se te antoja...yo debo abandonar esa delicia para ir a ocuparme de mis asuntos - comentó, algo evasivo, sin entrar demasiado en detalles que no correspondían a quien se estaba dirigiendo. - Nos vemos, Giselle. - Se despidió, no sin antes dejar el dinero de lo que había consumido. Probablemente no volverían a verse, o tal vez un día cualquiera recibiría una broma telefónica y sabría exactamente de quién. Todo era incierto, pero eso lo hacía más real, y en la vida de Novak no había nada mejor que la realidad más pura y absoluta.


Off rol:
Buenas! perdón por la demora x_x Éste será el último post que haga con Novak, creo que ya estaba encaminado para ir cerrando el tema pero igualmente en el futuro espero sea posible continuar con otro ^^ Si te parece te dejo lugar a que hagas el post final o sino me avisas y mando a cerrar~ En fin, gracias por el rol, cuidate mucho!
avatar
Novak Kuznetsov
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 230
Monedas Monedas : 1568

Volver arriba Ir abajo

Re: What do you want? {Priv. Giselle B.}

Mensaje por Giselle Beilschmidt el Miér Ene 04, 2017 10:23 pm

“Todo depende de ti”; aquellas palabras se repitieron una y otra vez en la cabeza de la chica, haciendo que esa sonrisa felina fuera más difícil de desaparecer. La idea del campamento volvió a llamar la atención; ¿qué importaba si era un desconocido que conoció en un bar? Sus ojos se clavaron el pelirrojo, emocionándose cada vez más. –Bien, entonces me aseguraré de que estés dispuesto –respondió con la mayor determinación que una chica de su edad pudiera tener. A fin de cuentas, le había dado el permiso de hacer y organizar lo que ella quisiera, ¿no? Estaría loca si dejaba pasar esa oportunidad; en especial, siendo que en casa “no le daban tanta libertad como la que necesitaba”.

Sus ojos se entrecerraron al notar que quedaban solo espíritus de su amado “platillo” frito; realmente no recordaba haber comido tan rápido. Y aun así, se encogió de hombros. –Para eso son, ¿qué no? –pensó con cierta ironía, llevando una de las papas a su boca. Fue la expresión del chico lo que la sacó de sus cavilaciones, volteando a verle, aun masticando el pobre tubérculo frito. Sus ojos, siguieron los movimientos de Novak, tomando algo dudosa, la servilleta; examinó por unos momentos el número anotado en ella, tragando el bocado, y sonriendo con un deje de victoria. – ¡Perfecto! Pero te advierto, que tal vez esa llamada llegue antes de lo que esperas –contestó con un tono divertido. No era nada nuevo que la albina se aburriera con facilidad.

–Bien puedes pedirla para llevar –pensó, no pudiendo evitar soltar una ligera risa; observando el plato a medio comer que el chico le había acercado. –Gracias… supongo –respondió casi en un susurro, volviendo a clavar los ojos en el sereno rostro del otro. –Auf Wierdersehen, Herr Novak –aquella sonrisa felina no se hizo esperar, mientras seguía con la mirada al ruso. Al perderle de vista, volvió a acomodarse en su asiento, acabando con las pocas papas fritas, y comenzando por tomar un pedazo de la galette. Mientras seguía comiendo, sintió la mirada del encargado sobre ella, y no dudó un momento en responderle con una sonrisa algo retadora. Su celular sonó por unos segundos, delatando que su tío había notado su ausencia en casa. –Bueno, no me puedo quejar. De alguna forma, este día fue bastante enriquecedor –murmuró para sí, sonriendo débilmente.

off:
No te preocupes, yo lo mando a cerrar :3

Y gracias a ti, por querer rolear con este chica rara :3 y en serio espero que podamos rolear en algun futuro :D ya sabes... me encantó la forma en que roleas n.n
Nos vemos :)
avatar
Giselle Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 293
Monedas Monedas : 946

Volver arriba Ir abajo

Re: What do you want? {Priv. Giselle B.}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.