Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Street fighter {Priv. Alessia A.}

Ir abajo

Street fighter {Priv. Alessia A.}

Mensaje por Gwen Bishop el Jue Oct 02, 2014 4:29 am

Las calles desoladas no eran una gran sorpresa para Derrick, el aspecto tenebroso de aquella zona de la ciudad le recordaba al lugar donde había crecido, donde se ubicaba el instituto de menores. Mientras sus pasos lo guiaban al callejón más oculto de aquel lugar, encendió un cigarrillo con lentitud y extraña calma, cualquiera diría que allí había que tener ojos de más para cuidarse de los peligros que allí corrían libremente, pero el joven boxeador se sentía confiado, seguro de que podría darle una paliza a quien se metiera con él.

La diminuta luz del cigarrillo brillaba en ese mar profundo de oscuridad, donde los hombres se movían entre las sombras como viles demonios acechando almas perdidas. Dio una calada en tanto más se acercaba a donde quería llegar. El callejón conocido como "El Infierno" estaba a un par de pasos más, pero lo importante de aquel lugar no era ni su nombre ni el mismo callejón, solo una puerta, la entrada a un lugar secreto.

Cuando estuvo parado frente a la puerta, tiró el cigarrillo al suelo y lo apagó con su calzado, acto seguido golpeó la puerta tres veces, entonces esperó cruzado de brazos a que lo recibieran. No pasó mucho tiempo hasta que un hombre de color, corpulento y con cara de pocos amigos abrió y lo observó detenidamente. "¿Quién eres?" le preguntó bloqueando la entrada. Derrick sonrió, sabiendo que eso podría pasar. Le dio una palmada en el brazo al hombre de la puerta y se las ingenió para pasar por un costado que el tipo dejó libre accidentalmente.

- Tranquilo, solo vine a dar una vuelta...- le respondió mientras le extendía un rollo de billetes que le otro no pudo siquiera rechazar. - Así me gusta, ahora, jamás me has visto. ¿Entendido? - señaló en un tono de advertencia. Nadie tenía que saber quien era ni que hacía allí, él solo quería pasar un rato y divertirse como se le diera la gana. Aquel que se atreviera a cuestionarlo sufriría las consecuencias.

Antes que el tipo pudiera agregar algo, Derrick se perdió en un mar de gente (principalmente residentes de esas zonas) cada uno tenía algo en común, aquellos ojos desorbitados, sus voces clamando por sangre, por ver el mejor acto del show. Hace tiempo había asistido a un evento tan peculiar como aquel, pero claro, Albert no estaba ni enterado que al joven boxeador le parecieran mucho más divertidas las peleas callejeras que las de honor sobre el ring.

Consiguió mezclarse entre ellos hasta llegar al sector donde servían las bebidas, no importaba que fueran de pésima calidad, cualquier trago a esa hora vendría bien, más para presenciar el espectáculo. Así sin más, terminó con una vaso de cerveza mientras encontraba un lugar para observar mejor la pelea que hacía rato había iniciado. Pero, como siempre, la diversión nunca estaba al principio sino al final.
avatar
Gwen Bishop
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 65
Monedas Monedas : 1146

Volver arriba Ir abajo

Re: Street fighter {Priv. Alessia A.}

Mensaje por Invitado el Vie Oct 03, 2014 11:41 am

Recorrer estos lugares a tales horas para una señorita de mi clase, o incluso también para aquellas chicas corrientes que vestían prendas diminutas mal usadas y que ni siquiera eran prostitutas, era un peligro. O al menos es lo que una persona normal pensaría al verme con mi resplandeciente conjunto blanco. Hacía que desentonara en la oscuridad, probablemente no fue la mejor elección que pude haber tenido, pero tenía una ciega confianza en que podría con cualquiera que se me atraviese e intentara algo.

Al llegar al callejón, que nombre más imponente no podía tener, me encuentro con un lugar que a primera vista no te da una buena sensación y más con un sujeto tan grande cuidando la entrada. Bah. ¿Qué se creían? ¿Qué acaso es para preservar la seguridad del lugar? ¿Acaso es el que avisa cuando viene la policía? De seguro es el primero en salir corriendo para salvar su pobre alma de ir a prisión, pero eso da igual, si me meto en problemas yo saldré de ellos. En el tiempo que he vivido puedo decir que el dinero compra todo y no necesariamente tiene que ser algo "sincero", pero si todo... Aunque irónicamente a mi me quito mucho. En fin, basta de pensamientos inútiles, no me sirve de nada entrar con cara de borrego a un lugar donde vengo a buscar problemas.

Al acercarse al enorme sujeto, este con simplemente echarle una mirada ya se observaba como le estaba juzgando y de su boca menciono estas palabras: "Debe ser una broma. ¿Sabes qué es este lugar? Hazme caso y vete a casa". ¿Cómo se supone que debería tomar aquello? Se estaba preocupando o acaso me estaba ofendiendo, quizá ambos. —Se lo que es este lugar, he venido antes.— Es verdad que había rondado por aquellos callejones, pero nunca había entrado aquí. —Tengo contactos, señor. Contactos a los que no les gustara nada que no me deje entrar.— Dije con firmeza creyéndome mis propias palabras. —Además, no creo que nadie este de acuerdo si no dejo entrar a una mujer que vino aquí por su propia voluntad ¿No es así? ¿Cada cuándo se presenta esta oportunidad?— El hombre parecía comenzar a pensárselo, solo para rematar mencione algo más. Aunque podía recurrir al dinero, era mejor seguir practicando los engaños que tan útiles eran en este mundo. —No creo que sus superiores vayan a estar muy contentos si no me deja pasar.— Así, luego de mi última frase, aquel obstáculo cedió casi de mala gana, porque claro; ¿A quién le gusta ser engatusado? Aún después de aquello me dijo como una advertencia u amenaza; "Adentro estás por tu cuenta, chica". ¡Idiota! ¿Pues qué cree que me va a pasar?

Al introducirse a tal "salón", vaya que tenía pinta de mala muerte y un montón de sujetos sudando, podría decirse que era la única mujer, claro que había un par de mujerzuelas. Entre la multitud de gente pude sentir que las manos de algunos otros pasaban por mi cuerpo, a saber quién rayos habían sido los infelices. Tuve que dejarlo pasar, pero solo hizo que me enfureciera aún más.

Conforme más me adentré muchos dejaron de prestarme atención, había algo que les llamaba más, peleas, peleas ilegales, quizá podrían matarse y no importaría dado que cada quién sabe en lo que se esta metiendo. Ya me iba haciendo idea de a que era a lo que se refería el guardia.

En ese asqueroso lugar que olía claramente a transpiración y sangre se les ocurrió vender bebidas. No puede ser, definitivamente aquí no conseguiría mi tan exclusivo vino Château Pétrus o mi Château Lafite Rothschild o acaso un Romanée-Conti. Nada de eso. Probablemente esas tres botellas juntas compran el lugar, incluso quizá con solo una basta y te sobra cambio. Aún así me fui a aquella sección que sería fantástica en un buen bar, pedí lo mejor que tuvieran, me dieron cerveza... Fue bastante.... Esperado. Realmente, ni siquiera se porque me moleste en pedir algo. Solo pague y lleve conmigo la bebida que aún creía de dudosa procedencia, definitivamente no la iba tomar, solo la estaba paseando por un rato, era patético.

Al ir rondando por el lugar intentando ver sobre las cabezas o huecos que dejaban aquellos sujetos exaltados, no pude evitar distraerme del frente y tope con la espalda de alguien. El vaso con cerveza había salpicado lo bastante para poder decir que había tomado y también lo suficiente para mojar la espalda del sujeto que tenía enfrente, él tenía una espalda muy ancha, cabello negro y estaba más alto que yo. Quizás si no decía nada no lo notaría. Guarde silencio hasta esperar una reacción de parte suya.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Street fighter {Priv. Alessia A.}

Mensaje por Gwen Bishop el Sáb Oct 25, 2014 8:05 am

Estaba entretenido, viendo como un par de fracasados se golpeaban hasta que el cuerpo de uno cayera al piso inconsciente. Estaba considerando la idea de caminar hasta el centro donde se daba la pelea y desafiar a quien se creyera lo suficientemente bueno como para derrotarlo, mantener un perfil bajo no era precisamente lo suyo así que estaba ansioso por partirle la cara a cualquier iluso que pudiera pensar en la posibilidad de hacerle si quiera un rasguño. Sin embargo, mientras procesaba esta idea en su mente, sintió un golpe en su espalda y luego algo frío. Alguien había derramado algo sobre él, alguien se estaba buscando un problema; Un problema muy serio.

Derrick apretó los puños y sonrió ligeramente divertido, esa era una buena excusa para empezar una pelea. Giró lentamente, decidido a amenazar al imbécil que lo había provocado, pero al dar la vuelta descubrió a una muchacha de cabello rubio, ojos azules y figura esbelta. Él no pudo evitar observarla durante unos segundos, ligeramente extrañado, la imagen de la chica no encajaba para nada en aquel ambiente turbio y hostil.

-Si esa es tu manera de llamar mi atención...-comenzó a decir, cambiando nuevamente su expresión para dedicarle una sonrisa ladina - Lo estás haciendo mal, princesa - terminó su frase en un tono serio mientras sus ojos grisáceos se fijaban en ella, congelándola con la mirada. Luego de ese breve intercambio de palabras, el joven boxeador volvió a darle la espalda para abrirse camino entre la multitud. Disfrutaría del espectáculo en otro lado.

Caminó hasta que encontró un lugar, justo cerca del lugar donde la pelea ya estaba por llegar a su fin. Se cruzó de brazos, esperando a que el triunfador llamara a un retador, ahí tendría su mejor oportunidad. Necesitaba descargar energías sin tener que limitar sus golpes, sin reglas que seguir, después de todo así era más divertido. Las cosas funcionaban de esa manera en esas zonas, por lo visto nadie se molestaba en anotarse para competir, solo había que aceptar el reto, en tanto que las apuestas siempre iban a favor del invicto. Esas eran las reglas de la casa, muy poco usuales pero que resultaban entretenidas para aquellos que querían repartir golpes a diestra y siniestra.

- Esto no fue nada, ¿Quién quiere dar una mejor pelea que ese enclenque? - vociferaba el ganador, alto de piel morena, con la nariz quebrada, no tenía aspecto de aguantar otra pelea, pero al vencer al otro tenía el deber de desafiar a alguien más. - ¡Puedo con cualquiera! ¡Aquí y ahora! - continuó mientras daba vueltas alrededor del centro, desafiando con la mirada a los más cercanos. Derrick lo observó, y una sonrisa burlona se dibujó en sus labios, el tipo lo vio y se acercó como toro embravecido hasta el lugar donde se encontraba el muchacho. -  ¿Qué es tan divertido, muchacho? - preguntó el hombre, observando con desprecio la expresión que no se borraba del rostro del muchacho.

- Para empezar, tu cara - respondió Derrick, burlándose del hombre. El otro comenzó a echar chispas por los ojos - ¿No querías una pelea? Vamos, será divertido darte una paliza. - sonrió divertido y dio un paso hacia adelante, colocándose en el medio, el círculo reservado para las peleas. En ningún momento fue reconocido, lo cual era una ventaja para él, podría hacer lo que se le diera la gana, tal vez enseñarle algún que otro movimiento de boxeo a ese tipo tan ignorante y patético que tenía un estúpido delirio de grandeza.

- ¿Te crees gracioso, huh? No te parecerá tan divertido cuando estés en el suelo con las costillas rotas - le dijo el otro, preparándose para pelear. Derrick se deshizo de la camiseta, no la necesitaba después de todo estaba mojada y apestaba a alcohol, además debía estar a la par del otro tipo, que se creía muy rudo pero seguramente terminaría en una camilla.

- Eres un maldito charlatán, si tu estrategia de pelea es aburrirme con tu conversación puede que sea bastante efectiva - siguió provocándolo el muchacho - Te daré una oportunidad. Anda. Dame tu mejor golpe. - lo desafió quedándose en su lugar a la espera del primer golpe que daría inicio a la pelea. El tipo dio un paso y estiró su brazo izquierdo en el intento de acestar un puñetazo directo a la cara de Derrick. Pero éste lo esquivó sin borrar aquella sonrisa arrogante y burlona de sus labios - Fallaste.

Con estás últimas palabras, ambos dejaron de hablar y se inició una pelea que el muchacho ya había planeado desde un principio, con una estrategia básica, consiguió que el tipo cayera al suelo después de sufrir cuatro golpes certeros de su parte.
avatar
Gwen Bishop
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 65
Monedas Monedas : 1146

Volver arriba Ir abajo

Re: Street fighter {Priv. Alessia A.}

Mensaje por Invitado el Vie Oct 31, 2014 10:12 pm

Contemplo que el chico de cuerpo atlético no se irrito como ella esperaba, sin embargo esa mirada; El sujeto de seguro se estaba preguntando "¿Qué rayos hace esta mujer aquí?" Al igual que el individuó en la entrada y además cabe destacar su manera de llamarme, ¿Qué acaso no hay persona que al conocerme no me llame de esas maneras? De todos modos eso ya no importaba, el chico se había alejado de mí y se había metido en una pelea.

La pelea había comenzado a base a provocaciones verbales, el sujeto hacía al que hace un momento había fastidiado sin intención era muy hablador, no cabe duda, pero también era bueno peleando y vaya que tenía buen cuerpo. Realmente echar cerveza a los hombres para que se quiten la ropa no es para nada mi estilo, pero era efectivo. Ese pensamiento hizo que me sonriera justamente cuando el pelinegro había resultado vencedor. Había sido bastante rápido para mi gusto, no era suficiente rival para él. —Bravo— Comencé a aplaudir en medio de los gritos eufóricos de aquellos marginales, unos se escuchaban molestos, probablemente hayan apostado, algunos estaban contentos pero el sonido comenzó a ser más tenue cuando comenzaron a escuchar aplausos y al visualizarme muchos parecían preguntarse qué hacía yo ahí. Eso no me importo, me acerque al nuevo vencedor con aires de grandeza y fije mi mirada en la suya —Veo que hiciste un buen trabajo, pero seamos realistas, no tienes nada de que presumir.— Se ríe un poco, dirigiendo su mirada al que ahora estaba en el suelo y le da unos golpes ligeros con sus brillantes botas, la muchedumbre no sabía que pensar, pero luego de oír las palabras de la fémina comienza a abuchear a ambos que se encontraban en la zona para pelear, algunos de los comentarios le cuestionaban a Derrick si iba a dejar que una mujer le hablase así, otros hacían comentarios lascivos respecto a la chica, pero eso sí, exigían por más, más sangre, más acción. ¿Era enserio? Estábamos en Francia, supongo que todo puede pasar en esta clase de lugares "abandonados por Dios".

Unas personas de la multitud ayudaron a sacar al combatiente caído, quizá eran amigos, quizá solo lo quitaron para que no estorbase a las siguientes luchas. La razón era desconocida pero que bueno que lo habían echo, el sujeto estaba que daba asco, ¿Desde hace cuanto habría estado ahí peleándose? Y lo peor es que osé que una de mis botas lo tocaran.

Mire a mi aparente oponente, creo que el pensaría que estaba bromeando, sí, todos debían pensar que era una broma. Abrí un poco mis piernas para no perder el equilibrio y sin un aviso de que esto ya había iniciado, estire mi brazo con intención de que mi puño golpease su rostro —Estoy llamando tu atención otra vez ¿No es así?— Comente al momento que realizaba aquella acción, me moría de ganas por saber que sería lo que me contestaría este sujeto tan confiado.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Street fighter {Priv. Alessia A.}

Mensaje por Gwen Bishop el Miér Nov 05, 2014 12:45 am

Derrick mantenía una sonrisa arrogante en sus labios, les había enseñado una lección a todos los presentes, algo que debían mantener en mente; Era un ganador. Prácticamente invencible, aunque en parte eso era algo aburrido, si le tenían miedo nadie tendría el valor para desafiarlo. O eso era lo que él pensaba hasta que cierta rubia se abrió paso entre la muchedumbre para llegar a la zona de pelea.

La muchacha de cabello dorado se acercó. Al joven boxeador le resultó dificil leer la expresión en el rostro ajeno, pero no iba a dejar que eso le importara demasiado. Él también la observaba fijamente a los ojos, tratando de adivinar sus intenciones. Ante las palabras de la recién llegada al centro donde se daban las peleas, los presentes reaccionaron de manera particular. Pero la sonrisa de Derrick era imposible de borrar. Ese era su territorio, donde pertenecía.  

-Tienes razón, Barbie, esto no es nada...comparado con las otras cosas que puedo hacer - respondió guiñándole un ojo, alardeando para divertir un rato al resto de los presentes. El público masculino estalló en comentarios al respecto, una gran parte referidos a la rubia que se atrevía a pararse frente a él diciendo palabras semejantes. Los abucheos habían cesado para entonces, ya que la pelea que tenían en frente era una muy diferente y entretenida de ver. Pero el muchacho no tenía intenciones de avanzar más con ese asunto, podía ser cualquier cosa pero no iba a pelear con una chica, y si eso era lo que ella buscaba, encontraría una forma de persuadirla.

Derrick se giró, dándole la espalda a la rubia, buscando la camiseta que había dejado por alguna parte, esperaba que así entendiera el mensaje, y por un momento así le pareció.  El público comenzó a dispersarse mientras retiraban al hombre que reposaba en el suelo por órden del puño del joven boxeador. Era una lástima que la diversión hubiera terminado tan pronto, pero todavía tenía tiempo de dar una vuelta por el lugar y ver que podía hacer para entretenerse un rato, o más bien quién podría proporcionarle algún tipo de entretenimiento.

No encontró su camiseta, entonces se vio en la obligación de preguntarle a alguien si la había visto. ¿Y quién mejor que la rubia para servirle de ayuda? Se giró nuevamente para comunicarle su siguiente tarea. Sin embargo, se vio interrumpido, incluso antes de hablar, por una acción inesperada de parte de ella. Los ojos de Derrick no pudieron ocultar su sorpresa, luego frunció el ceño, confundido. ¿Era eso una declaración de guerra?

-Baja el puño, Blondie. - respondió disfrazando sus emociones con una sonrisa relajada y ligeramente divertida, al tiempo que con su mano encerraba el puño de la joven, frenando las intenciones ajenas- A ver, tienes toda mi atención...y de todos los infelices de este lugar. - continuó hablando - Creéme. - agregó echándole una mirada rápida de arriba hasta abajo, de ida y de vuelta. Hizo una breve pausa, dándole tiempo para arrepentirse antes de cometer una locura, probablemente una chica como ella no sabía en lo que se metía, sus ansias de salir del aburrido mundo esnob le impulsaban a buscar emociones intensas como en esa ocasión. Él lo sabía muy bien, conocía a las de su tipo.

Ejerciendo un poco de fuerza consiguió que la chica perdiera su postura amenazadora. Bajó su brazo y acortó las distancias dejando que su rostro quedara a unos pocos centímetros, al punto que sus narices casi chocaban. Desde esta distancia, Derrick la observó absolutamente serio. Si la rubia no entendía por las buenas, aprendería por las malas.

- No voy a pelear contigo, y no porque sea un cobarde. Simplemente no es mi estilo. - le aclaró en voz baja, para que solo ella pudiera oírlo. Estaba siendo verdaderamente honesto, además de que tenía una reputación que cuidar no estaba en él ese asunto de pelear con mujeres, no por menospreciarlas sino por algo más como el respeto.
avatar
Gwen Bishop
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 65
Monedas Monedas : 1146

Volver arriba Ir abajo

Re: Street fighter {Priv. Alessia A.}

Mensaje por Invitado el Vie Nov 07, 2014 8:29 am

—Que insolente— Respondió al notar lo que había insinuado, por supuesto que a ella no le molestaría pasar una o dos noches con él, pero no ha base de sus mofas hacía su persona. Los comentarios del público no paraban, pero al parecer mi contrincante no tenía deseos de hacer nada, tanto así que se le había ocurrido darle la espalda a su enemigo, y vaya que espalda, tenía un tatuaje peculiar y podía notarse que se ejercitaba, pero eso no le alcanzaba para que lo perdonara ¿No sabe qué nunca hay que darle la espalda al contrincante?

Al haber detenido mi golpe, de nueva cuenta parecía mantener su norma de no pelear conmigo pero su expresión se veía confusa ¿Qué acaso no lo veía venir? —Al parecer para ti no es la suficiente. Me sigues subestimando— Le sonreía ladina —Además, no me gusta la manera en la que te estas refiriendo a mi, ¿Qué eso no es suficiente para causar una pelea en este lugar?— Sabía que tenía la razón, por lo que comente con total confianza subiendo su tono de voz.

Él sujeto que tenía enfrente no reacciono de lo esperado, en cambio lo que estaba haciendo parecía acoso. Demasiado cercas y no de la manera que deseaba, no en este lugar, al menos. Cuando escucho lo que eran meras excusas para ella en un tono tan bajo y con una expresión tan seria realmente no supo como reaccionar al respecto, generalmente todos caían en el juego, accediendo a la ira que les causaban los comentarios provocadores. —¿Y qué sucederá si no acepto tus excusas y decido continuar?— Dijo pendenciera pero manteniendo el tono bajo que habían usado con ella y con un movimiento brusco de su brazo logro que este le soltara.

Entre la multitud podía vislumbrar una pared, claro que había algunas personas ahí también ayudando a seguir con el éxtasis, pero eso no importaba, si eran listos se quitarían al ver lo que estaba a punto de realizar. Me aleje unos pasos del chico y agarrando impulso lo empuje como pude hasta la pared, parecía que estaba moviendo una gran roca más que a una persona. Al parecer quienes estaban ahí habían entendido que debían quitarse, pero seguíamos teniendo todas las miradas sobre nosotros. —No puedes dejarme plantada aquí como una tonta luego de que te retara— Le dije al tenerlo contra la pared, una escena extraña de ver quizá para los otros aún si él seguía viéndose más dominante que yo.

No fue necesario pararme de puntas dado que no me sacaba demasiado en estatura, además de que traía mis botas. Acerque mis labios a los suyos pero en vez de besarle, mordí su labio inferior con fuerza logrando así que sangrara, al probar su sangre solo jale un poco más el labio y lo solté. Si aún tenía pensado disuadirme, esto le haría recordarme por unos cuantos días más.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Street fighter {Priv. Alessia A.}

Mensaje por Gwen Bishop el Lun Nov 17, 2014 8:07 am

La rubia no era del tipo de las que se rendían o intimidaban ante la presencia del joven boxeador. No, señor. O por lo menos eso le estaba demostrando al muchacho con sus acciones desafiantes, casi al límite, poniendo a prueba la paciencia del castaño. No supo que responder ante la última pregunta que le hizo la chica, no iba a amenazarla, ya antes le había mencionado que pelear con una joven tampoco era su estilo. Por más que pareciera un tipo duro, tenía sus códigos y le era fiel a los mismos.

Su sonrisa ya había desaparecido cuando ella lo apartó del centro de pelea, llevándolo contra la pared, en una posición que era lo más gráfica posible a como se sentía en ese momento. Por un lado empujado por las palabras de la muchacha, y por el otro defendiendo su moral y sus propios códigos.

-Menudo espectáculo estás montando,  Blondie - le dijo aún bromeando, pero podía notarse a través de su mirada gris que las cosas se estaban poniendo más serias para él. Apartó a la muchacha, luego de que ésta se atreviera a morderle el labio hasta que sangrara, no fue necesario aplicar mucha fuerza, solo colocando sus manos sobre los hombros ajenos en un movimiento rápido fue más que suficiente. Aunque ella por su parte, se había apartado por voluntad propia. -¿Quieres pelear entonces? Hazlo, pero que conste...tú lo has pedido - dijo finalmente caminando hacia el centro donde se producían las peleas. No iba a dejar que nadie lo humillara, menos una desconocida.

Allí la espero, sin adoptar ninguna posición defensiva. No tenía intenciones de pelear al cien por cien con la chica, solo le daría lo que quería, le concedería el honor de una pelea. Se lo había ganado. Y si bien no iba a atacarla, le enseñaría una o dos cosas sobre defensa, de esa manera aprendería a no meterse en peleas con hombres que podían hacerle daño, más con un boxeador con experiencia como él. Esa sería la lección del día para la rubia, aprender a no seguir sus caprichos o las cosas podrían ponerse muy feas.

-Dame tu mejor golpe, princesa - la provocó un poco, solo para probar de qué estaba hecha. Aunque bien podría defenderse de cualquier golpe, nada más tenía que conseguir que se cansara y abandonara el centro con un poco de dignidad. - Cuando quieras, no me haré responsable si te rompes una uña o se corre tu maquillaje, ¿entendido? - continuó, aunque pareciera que estaba más bien distraído, la verdad era que no perdía detalle de sus movimientos, tantas peleas en el ring valían para medir a cualquier rival y así poder anticipar sus movimientos.
avatar
Gwen Bishop
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 65
Monedas Monedas : 1146

Volver arriba Ir abajo

Re: Street fighter {Priv. Alessia A.}

Mensaje por Invitado el Jue Dic 18, 2014 10:31 am

La rubia ya se había cansado de que le estuvieran negando. Cuando el castaño por fin accedió, dibujo una sonrisa que hacia juego con la postura presumida que había adoptado. —¿Crees que esto va a ser muy sencillo solo por qué soy una mujer?— Cuestiono engreída, es verdad que quizá podía tener más fuerza que ella, pero siempre había que tener un tipo de maña, si no fuera así, probablemente no se encontraría en ese lugar en esos momentos.

—¿"Blondie"? ¿"Princesa"? Realmente tienes un vocabulario basto en apodos e insultos. ¿No te han dicho qué esa no es la manera de dirigirte a una dama?— Al terminar aquella oración tomo impulso, le molestaba que el sujeto ni siquiera adoptara una posición defensiva. Era subestimarla y humillarla al mismo tiempo. Aún así eso le daba una gran ventaja, al menos quizá en una situación normal. Cuando estaba a pocos centímetros de él, estiro su brazo como la vez anterior, haciendo énfasis a que volvería a intentar a golpear el rostro, pero aquello solo era un señuelo para que su contrincante se distrajera.

Las personas que estaban rodeándolos comenzaron a estar más extasiados cuando miraron que la chica no se iba a echar hacía atrás y mucho menos el boxeador. Aunque la gran mayoría estuviera segura de quién seria el vencedor al final del encuentro, podían escucharse gritos de apoyo hacía la joven retadora.

Cuando ella detuvo el golpe en seco, levanto una de sus piernas, poniendo fuerza en ambas, pero sobre todo en la que iba en dirección a golpear el torso de el chico. "Fue una mala idea que no te protegieras" pensó ella con seguridad y como estaba planeado, golpeo esa parte del cuerpo.

La multitud al ver tal acción de la chica comenzó a gritar emocionada y no exactamente por la lucha, considerando que ella traía una falda y no se había molestado en ponerse un short o algo debajo. Nunca lo había creído necesario y realmente no le importaba dado que su vida de estar pasando de un hombre a otro se lo permitía.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Street fighter {Priv. Alessia A.}

Mensaje por Gwen Bishop el Miér Ene 14, 2015 2:05 am

Derrick hizo sonar su cuello moviéndolo hacia un costado, ahora que había aceptado la pelea tenía que concentrarse. No estaba de acuerdo con los términos de la rubia pero no iba a quedar como un tonto frente a toda esa gente. La chica quería pelea, se la daría. La gente quería un espectáculo, también se los daría. Perder no estaba en sus planes, como tampoco lo estaba esa joven a la que se enfrentaba, nada estaba planeado todo se había dado casi por azar.

- Nunca dije eso - replicó ante la pregunta inicial de la muchacha de cabello dorado. - Solo no quiero que me hagas responsable de algo que tú pediste en un principio, cariño - dijo con un sonrisa, comenzaba a ponerse ansioso, no veía la hora de acabar de una vez con tanta charla. Aunque también quería lo mismo en cuanto a esa pelea. No le daría oportunidad a la rubia, por su arrogancia y el pensamiento absurdo de que podían estar a la par enfrentados. - Perdone usted, milady, trataré de tenerlo en cuenta para otra ocasión - se burló de ella bajando su defensa por un momento solo para hacer una leve reverencia, luego volvió a su posición original y la miró fijamente.

Ella intentó engañarlo con un movimiento que pudo leer con buena anticipación, no era ningún tonto y esas técnicas se las sabía de memoria. Se limitaría a esquivar, no iba a detener los golpes, eso significaría que la respetaba como rival y honestamente, no era así. Ya le había dicho que no quería pelear y sin embargo ella se había empecinado. Su rostro dejaba ver una expresión seria, diferente a las sonrisas burlonas que antes dejaba ver, le dejaría lanzar todos los golpes que quisiera hasta que de alguna manera se cansara y ahí podría ver la diferencia entre ambos. Él estaba entrenado para pelear, vivía gracias a sus puños y no iba a dejar que una mujer cualquiera lo rebajara.

Sin embargo, no pudo cumplir con su objetivo, en lugar de esquivar la patada, dejó que golpeara sobre su torso. Cuando el golpe impactó sobre su cuerpo dio un paso atrás y dejó que una leve sonrisa se dibujara en su rostro. "Ojo por ojo, milady..." pensó divertido, viendo como la multitud aclamaba a la retadora. Esa gente necesitaba verlo en acción, y cuando lo hicieran, solo gritarían su nombre, como siempre.

- Diría que fue un buen golpe, pero dicen que es malo mentir - la provocó, no esperaba reacción solo se divertía molestando a la rubia, haciendo que se enojara. Albert una vez le había dicho que el enojo no ganaba las peleas, que solo había que poner el cuerpo y el corazón. Esas palabras siempre le sirvieron de inspiración, eso le ayudaba a creer que podía ganar cada vez que se enfrentara alguien, llevado por su pasión y su entera devoción al deporte.

Caminó alrededor de ella, solo observándola detrás de los puños que mantenía alzados para defenderse. Estaba buscando su punto ciego, un punto débil por dónde atacarla. Era una pena que una mujer como ella hubiera elegido pelear con él antes que otra cosa, pero lo que esta hecho no se puede deshacer. Ahora era su rival y no iba a tener piedad. O al menos eso quería creer.

Su fuerte estaba en las piernas, ciertamente sabía emplear la fuerza e impactar con precisión, tenía que cuidarse de esos ataques. Los puños podían no tener la misma fuerza, tenía que hacer una prueba. Podía inmovilizarla pero seguía con el problema de sus piernas, no sabía si podía hacer alguna acrobacia extraña y así liberarse de cualquier intento que él realizara para dejarla fuera de combate.

- ¿Has peleado alguna vez? - le preguntó mientras se preparaba para lanzar su primer golpe. Algo le pasaba, sus instintos le decían que fuera directo a la cara, con la fuerza de sus puños podía lograr un sencillo knock out, pero...no quería, no era capaz de hacerlo. Comenzó a sentirse inútil, tantás tácticas planeadas, tanto entrenamiento...todo en vano, pues no podía con una contricante femenina. Vaya fiasco. "Esto es una tontería" pensó algo frustrado y molesto. En un momento pensó en abandonar pero no podía hacer eso tampoco, estaría fallando a sus propios principios. Estaba metido en un lío. La única manera que se le ocurrió para salir de esa situación fue algo tan simple que casi lo descarta, pero no perdía nada con intentarlo.

Se lanzó sobre ella, agarrando su cintura para levantarla en el aire hasta cargarla sobre sus hombros. La sostuvo con sus brazos y manos mientras el público gritaba enloquecido, Derrick creyó que se debía al movimiento que había realizado contra la rubia, pero más bien gritaban por la vista que estaban obteniendo de la falda ajena. El boxeador echó una rápida mirada antes de girar los ojos hacia el lado opuesto. Demasiada distracción, por eso no peleaba contra mujeres, aparte de que tenía un código contra eso.

- Bueno, milady, te diré tus opciones: Te retengo y todos disfrutan de la vista, te rindes y te invito unos tragos, o te dejo caer. - dijo en un tono de falsa serenidad, sabía que el juego siempre había estado a su favor. - Lo última opción es la más dolorosa, te lo puedo asegurar.
avatar
Gwen Bishop
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 65
Monedas Monedas : 1146

Volver arriba Ir abajo

Re: Street fighter {Priv. Alessia A.}

Mensaje por Invitado el Lun Ene 26, 2015 3:23 am

Se enfureció un poco ante esa provocación, debía esperar sacarla de sus casillas y no era algo tan fuera de lugar el pensar que sí podría llegar a lograrlo, después de todo no le gustaba que las cosas salieran como no quisieran y que la intentaran marginar, pero sus palabras eran venenosas y con eso solía defenderse, en este caso decidió callarse y guardar compostura como la dama que decía ser.

El hecho que estuviera sólo caminando y observándola era desagradable, era como si estuviera cazando a una presa y lamentablemente ella no se encontraba en la posición del cazador. Intento ignorarlo y concentrarse pensando en no hacer algún movimiento ridículo que la dejase en vergüenza, pero para pronto el sujeto comento algunas palabras. ¿Intentaba romper el hielo? ¿En una pelea? Bueno, realmente esto más que acción podría considerarse una clase muy extraña de coqueteo. Por lo menos a la muchedumbre no parecía importarle, parecían ser más felices viendo otras cosas y creía saber qué. "Los hombres son unos cerdos" Paso por su cabeza. —¿Te interesa?— Respondió a aquella pregunta suya con frivolidad.

Justo cuando estaba a punto de dar su siguiente patada, aquel castaño por fin se había decidido a hacer algo más que defenderse de ella, fue algo inesperado cuando de un momento a otro se encontraba sobre los hombros de aquel, dando un espectáculo para todos aquellos infelices que observaban. No podía ser aquello aún más humillante, por lo que empezó a patalear y golpearlo en la espalda como si fuera alguna de esas princesas que salen en los vídeojuegos; que son raptadas por algún tipo extraño y el héroe tiene que ir a rescatarlas, por supuesto que en esta historia no existía tal "héroe" y menos cuando ella se lo había buscado por su propia cuenta. Esa comparación que ella misma realizo hizo que su ceñó se frunciera aún más al recordar todos esos apodos despectivos por parte de su contrincante el cual aparentemente no iba a luchar con ella de ninguna manera.

El molesto sonido de la voz de aquellos idiotas haciendo referencia a su cuerpo ya era suficiente, de una extraña manera se sintió sucia y ya no sólo era por el lugar en el que se encontraba, que para empezar no era lo más limpió y ordenado del mundo. Tenía que hacer algo, ¿Golpearlo en la cabeza?, Definitivamente eso lo noquearía, caerían los dos, pero ella estaría bien, obviamente. Claro que eso era muy bajo y no es como que le hubiera causando algún daño para hacerle aquello y además dejarlo ahí tirado o la simple idea de tener que salir luego de tanta controversia causada. No sabía lo que debía hacer. Fue entonces cuando aquel se digno a darle unas palabras, opciones para su tragedia actual. Definitivamente la cita no era algo que le pareciera mal, pero tampoco quería rendirse, aunque si la pelea no iba a ir a ningún lado nada de esto tenía algún sentido. —Será una cita donde yo quiera y no puedes dejarme plantada por ningún motivo— Menciono de mala gana, tomando finalmente la decisión de ir por el lado pacifico, además de que si salía de aquel lugar con ese sujeto seria como tener un guardaespaldas consigo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Street fighter {Priv. Alessia A.}

Mensaje por Gwen Bishop el Miér Ene 28, 2015 7:17 am

Sus intentos por distraerla habían funcionado, él tenía el control y lo sabía. Por eso, cuando ella finalmente tomó su decisión no pudo evitar sonreír de manera arrogante. Derrick estaba acostumbrado a obtener lo que quería, más cuando se trataba de mujeres y parecía que la joven rubia no era ninguna excepción, después de todo había accedido a salir con él con tal de obtener su libertad junto con su dignidad.

El boxeador aún no confiaba en ella, bien sabía que las armas más poderosas de una mujer eran las palabras, y los hombres ingenuos siempre caían en la misma trampa. Guardó silencio unos momentos mientras los espectadores no dejaban de decir groserías a la vez que otros silbaban. Derrick esperaba el momento preciso, donde la humillación la consumiera por completo, era necesario que nunca más tuviera el atrevimiento de desafiarlo en su propio campo de juego.

- Muy bien, milady. - dijo finalmente bajándola de su hombro para dejarla en el suelo sin borrar la sonrisa de sus labios. Luego dejó de prestarle atención para volverse hacia la multitud, tenía las agallas y la fuerza para enfrentarse a la gente que estaba más que decepcionada con el resultado de la pelea. - Aquí ya no hay nada más para  ver. Sigan bebiendo, va una ronda para todos - Sabía como calmar a esas personas, un poco más de cerveza barata y todos felices.

Lentamente el círculo que se había formado alrededor de ambos, se fue dispersando. El lugar dejó de parecer pequeño ahora que se dividían en grupos, unos por un lado y otros por otro, aunque todavía resultaba difícil andar con tranquilidad, por lo menos la atención estaba centrada en otros puntos. Derrick observó al resto de la gente que se alejaba, no podía creer lo fácil que había sido manipular a toda esa horda sedienta de sangre pero, al parecer, más sedienta de alcohol.

Ya no tenía nada más que hacer, era el campeón indiscutible de las zonas más bajas de la ciudad. Ahora, su atención volvía a dirigirse a la joven de cabello dorado. Por más frustrado y molesto que hubiera estado unos momentos atrás a causa de la desafiante actitud de la chica, sabía que en el fondo admiraba esa actitud.

- No peleas del todo mal...para ser una chica - soltó a modo de cumplido, aunque indudablemente no había sonado como tal - ¿Te sigo poniendo apodos o vas a decirme tu nombre? - preguntó cruzándose de brazos, tomando una pose en la que se mostraba más seguro y tranquilo, aunque seguía a la defensiva. Nunca estaba de más tomar algunas precauciones, pues no estaba seguro si la joven intentaría atacarlo de nuevo. Tenía sus dudas si era del tipo que solía atacar por la espalda, o en un momento de distracción. - El mío es Derrick. Pero suelen llamarme Rick. - Se presentó con un dejo de desinterés, aún pensando que la reacción del público había sido muy tranquila, para no decir extraña. ¿Qué tal si aparecía algún tipo armado o algo así? No podía ser que en una zona como aquella fueran tan dóciles. - ¿Nos vamos? - se escapó de su garganta esa última pregunta, que más que eso era casi una orden. Si ella se negaba, él no pensaba arriesgarse a permanecer allí un segundo de más. Como tampoco tenía intención de pagar las bebidas de nadie, a veces era mejor que creyeran en sus mentiras, le daba cierta ventaja con la cual podía escaparse.
avatar
Gwen Bishop
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 65
Monedas Monedas : 1146

Volver arriba Ir abajo

Re: Street fighter {Priv. Alessia A.}

Mensaje por Invitado el Miér Feb 11, 2015 12:49 pm

Le molesto que aún habiendo aceptado aquél trato que el mismo joven había propuesto aún así se atreviera a continuar un poco más con el espectáculo que sabía que ella estaba dando. Hizo un berrinche y lo pateo una vez más, aún ya habiendo acordado algo hasta que se le ocurrió bajarla por fin. —"Para ser una chica" dices. Aquello que hicimos no fue nada... Pudo haber sido algo, pero tú no pareces querer cooperar— Le hizo notar los hechos de lo que había sucedido un momento atrás. No podía ser la única que tuviera esos pensamientos.

El chico había calmado a todos de una manera muy particular, vaya que invitar las bebidas en ese lugar causaba un efecto instantáneo de obediencia. —Pero que perritos tan bien amaestrados.— Dijo con aquél tonó que hacía que a las demás personas les cayera mal, sonaba con tal prepotencia que hasta quien la oyera diría que por su tonó orgulloso ella había ganado la pelea. —¿Rick? Te llamaré Derrick. Y mi nombre es Alessia, así que deja de ponerme apodos que si no podrías ganarte también los tuyos— Respondió nuevamente al extraño que aparentemente había dejado de serlo. ¿Quién diría que encontraría una nueva cita en un lugar como este?

El lugar ya estaba "tranquilo", cada quien estaba en sus propios asuntos, por lo menos el caminar ahora era más sencillo que cuando se encontraban reunidos en un sólo punto, aunque por supuesto aquél olor de sudor, alcohol y sangre hacía que dieran ganas de vomitar, aunque quizá para aquellos ese era su ambiente natural y estaban acostumbrados, pero para una señorita de sociedad eso no era para nada aceptable, al menos no todo el tiempo.

—¿Eh?— Cuestiono ante el comentario que le había hecho el boxeador, ¿Irse? No es como que esa idea le desagradara, después de todo ya no tenía que hacer en ese lugar, pero, ¿Qué no hace unos momentos el había ofrecido pagar por las bebidas? Vaya pero que astuto había sido el castaño, de seguro si lo vuelven a ver en la calle podría ganarse problemas por aquellos sujetos que son problemáticos y enfadosos por bromas como aquellas. —Sí, vayámonos—.

Ya habiendo salido de aquel lugar sana y salva, estando en una zona neutral y no en la peligrosa en la que se encontraban se decidió a hacer una llamada y fue así como llego una ostentosa limusina a recogerla, dejando al sujeto que apenas había conocido con el número de su celular. Las ultimas palabras que le dijo al despedirse fue simplemente que tuviese suerte, acompañado de una sonrisa que no sabrías distinguir si era coquetería o de burla, quizá era una combinación muy extraña de ambas.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Street fighter {Priv. Alessia A.}

Mensaje por Gwen Bishop el Miér Feb 25, 2015 5:36 pm

No dijo nada luego de recibir el golpe de parte de la rubia, ya había pasado la hora de la pelea y no tenía sentido empezar de nuevo, de modo que la dejó hacer el berrinche que quisiera, simplemente no le haría caso. La chica, quien se presentó finalmente como Alessia, parecía ser el tipo de persona que no aceptaba las cosas así sin más, eso sin dudas despertaba un asomo de simpatía de parte del joven boxeador, solo que no iba a admitirlo con tanta facilidad.

- Alessia...- dijo en voz alta, aunque se veía más bien pensativo, no era un nombre fácil de olvidar. - Creo que me gustaba más darte apodos - terminó con una sonrisa burlona, le importaba muy poco si se ganaba otra patada de parte de la muchacha, de hecho hasta le divertía un poco ver sus reacciones frente a cada provocación que él iniciaba. Luego de decir esto, se escabulleron por la entrada principal, donde el castaño le dejó otro billete al de seguridad mientras le hacía un gesto para que guardara silencio. No era su costumbre comprar el silencio de otros pero en este caso era cuestión de vida o muerte, y ciertamente tenía preferencia por mantener la primera.

El silencio sepulcral en la calle contrastaba absolutamente con el ruido del lugar que acababan de abandonar. La ciudad, como todos, escondía bien sus secretos hasta darle la apariencia de ser inexistentes. Sin embargo, era un alivio tener un rato de paz luego de tanto escándalo, Derrick no era fanático de la tranquilidad pero de vez en cuando se merecía un descanso. Mientras Alessia hacía una llamada a la que prestó poca atención, él buscó en el bolsillo de su pantalón la caja que contenía sus cigarrillos favoritos. La caja estaba casi vacía, afortunadamente quedaba uno. No tardó en encenderlo y esperar en silencio a que ella terminara de hacer su llamada.

Al cabo de un rato, una limusina estacionó frente a ellos. "¿Quién demonios usa esto para pasearse justamente por este lado de la ciudad?" se preguntó en silencio, anonadado por semejante atrevimiento. Ciertamente quien tuviera el descaro de aparecer en una limusina era muy tonto o muy valiente. Se llevó mayor sorpresa al ver que Alessia se acercaba al coche, así concluyó en que la llamada no era nada más y nada menos que al chofer de la limusina. Impresionante.

- Quien lo diría - murmuró evitando la mirada ajena, con una sonrisa y el cigarrillo entre sus labios, al volver su mirada hacia ella se encontró recibiendo su número. No comentó nada al respecto, ni siquiera la típica frase "Te llamaré", no tenía dudas de que la llamaría solo que no sabía cuando.  Se despidió saludando con la mano, no había mucho más para decir, ni un "adiós" o un "hasta luego". Sabía que volvería a verla, aún tenían asuntos pendientes que tratar.
avatar
Gwen Bishop
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 65
Monedas Monedas : 1146

Volver arriba Ir abajo

Re: Street fighter {Priv. Alessia A.}

Mensaje por Tema Cerrado el Miér Mar 04, 2015 4:15 am

Cerrado por ausencia de rango
Para apertura del tema pedir personaje en recuperación de rango y después postear en reapertura de temas.
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1639
Monedas Monedas : 19493

Volver arriba Ir abajo

Re: Street fighter {Priv. Alessia A.}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.