Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Se mío un rato [Priv. Yata Misaki]

Ir abajo

Se mío un rato [Priv. Yata Misaki]

Mensaje por Shizuka Yurioka el Mar Sep 30, 2014 7:45 am

El nuevo curso había comenzado, ya era un alumno de tercero junto con Misaki, y nuevamente tenía la alegría de poder ser su compañero de curso, cosa que me llenaba de felicidad… la putada era Leona… la muy estúpida había repetido curso. Sinceramente me importaría un bledo, es más, me reiría en su cara por repetir otra vez… pero aunque deseaba hacerlo, el enojo me consumía más. ¿Por qué?, simple: ¡estaba con Misaki y conmigo en el mismo salón de clase!.

-Si este es mi castigo por no creer en ti, juro que me hago católico acérrimo si matas a esa bruja…- pensaba intentando comunicarme con Dios, mientras me veía obligado a correr junto con esa loca en la hora de gimnasia.

Ella a su izquierda y yo a su derecha, ella sonriendo victoriosa y yo con deseos de matarla. Eran insoportables las miradas de “¡jah!” que esa maldita desgraciada me lanzaba cada que estaba con él: en clase, en el almuerzo, cuando caminaban por el jodido pasillo… era de lo peor… más por los celos y envidia que corrían por mi cuerpo, todo por ver al chico que me gustaba con mi rival, siendo tan sonriente que hasta dolía… y para colmo me ignoraba a mí. Aunque eso venía de antes, luego de lo de Disney para ser precisos… hasta pareciera que el milagroso avance de San Valentín hubiera sido solo un muy bonito sueño. Era demasiado frustrante para mí.
Volviendo a la clase de gimnasia de la que estábamos participando, ya habían pasado algunos días desde el reintegro a las clases, y no había tenido ni un momento de tranquilidad con Misaki, y en verdad lo deseaba, pero no se me ocurría ninguna ocasión para poder estar a solas con él, ya que ella se le adhería como el puto velcro.
Intenté pensar en algún plan, pero cuando la hora finalizó seguía como en el principio, sin nada. Fue entonces que, cuando nos dirigíamos a los vestuarios, recordé que Leona debería separarse de nosotros para cambiarse… ¡¡Perfecto!!.
Milagrosamente ella entró primero que nosotros a su respectivo vestuario, y cuando desapareció totalmente de mi vista, tomé a Misaki de la mano sin pensarlo un segundo, echando a correr junto con él hacia los jardines del instituto. Me importó realmente poco seguir con los pantalones cortos y la remera de gimnasia, no había tiempo de cambiarnos de ropa, ya no quería perder más segundos, no me detuve con absolutamente nada y no solté su mano en ningún instante.

Nos llevé a ambos hasta detrás del invernadero del jardín, donde apoyé la espalda de Misaki contra el vidrio, abrazándolo por debajo de sus brazos, por la cintura y escondiendo mi rostro en su hombro con desesperación. -… Al fin… te tengo…- dije sin haber recuperado el aliento completamente, respirando de forma agitada, pero sin ganas de soltarlo ni un momento. -… Ya… ya no quiero… no quiero compartirte más… quería que estemos solos… por un rato… sin ella…- apreté más su cuerpo contra el mío, solo lo estaba abrazando y me sentía tan feliz con solo eso. -… lo siento… te quiero… perdón por el secuestro… jeje- sonreí nervioso aunque no lo viera, no levanté mi rostro ni un momento, solo me mantuve así un rato, firme en mi agarre.

No quería que se molestar conmigo, aunque seguro sería inevitable, no le gustaba que yo fuera de esta forma, pero ya estaba saturado de verlo con ella. Nada más quería quedarme así un momento, ya estaba preparado para los golpes y los gritos, hasta ya me era como una especie de rutina… un momento, solo eso pedía, un momento solos los dos, nada más.
avatar
Shizuka Yurioka
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 2173
Monedas Monedas : 10120

Volver arriba Ir abajo

Re: Se mío un rato [Priv. Yata Misaki]

Mensaje por Yata Misaki el Mar Nov 04, 2014 5:43 am

La hora de deporte había sido eterna, más porque sentía en la atmosfera una pequeña disputa entre las dos personas que corrían a su lado. Trataba de alejarse de ellos para no sentir aquella incomodidad, pero era imposible. Finalmente la clase se acabó y podía respirar en paz tras un largo suspiro aliviador. Se sentía mojado y solo ansiaba por sacarse la camiseta de encima para darse una pequeña ducha y ponerse la ropa limpia, tomó el bolso que había dejado en la hileras de los asientos y se lo cruzó en el pecho caminando hasta los vestidores, despeinándose un tanto el cabello con una mano cuando de un de repente fue secuestrado por un individuo de cabellera rubia. No entendía que pasaba en un primer instante, que inconscientemente corrió porque si no lo hacía caería al suelo estúpidamente.

Frunció el seño mirando que se dirigían hacia los jardines. – ¿A donde me lleva este idiota? –  Pensó queriendo detener el caminar en un jalón, pero acabó con la espalda apoyada contra el invernadero y abrazado por debajo de los brazos, lo único que logró aquello es que desviara la vista hacia un costado. Sus palabras de estar solos un rato sin la presencia de Veleyka lo hacía sonreír levemente. Era un idiota, se ponía celoso por cosas pequeñas y más porque ni siquiera eran nada. Realmente era un idiota. – Que problemático eres… – Mencionó con los brazos a un lado, ni siquiera los había levantado para corresponder el abrazo, pero el aroma del cabello del contrario hacia que sus mejillas se tiñeran levemente de rojo. Olía bien. – Ya volvamos que me quiero dar una ducha – Insistió apoyando las manos en los hombros de Shizuka y tratando de alejarlo de su cuerpo. Al comienzo fue delicado, pero a medida que veía que el agarre era muy intenso comenzó con sus apartamientos bruscos.

– ¡Además no me tienes que secuestrar si quieres hablar conmigo a solas! ¡Solo me lo dices y ya! –  Le gritó en cara entre gruñidos sin dejar de intentar de alejarlo. Temía que alguien apareciera de repente y los viera en esa situación, los rumores de que tenían algo se expandirían con más razón en el colegio a no ser que ya existieran. Una vez los escuchó de su amigo Fushimi, pero le dejó bien en claro que eran puras falacias a pesar que en el interior era una realidad un tanto más complicada. Besos, caricias, abrazos, palabras y su primera vez en manos de aquel rubio imbécil que después de un año no se lo pudo quitar más de encima.  

Tanto así que no sabía bien que era lo que sentía por él, a veces deseaba no alejarse nunca de su lado y otras no lo quería ni ver. Odiaba muchas de sus facetas, pero en ciertos momentos esos mismos aspectos hacia que sonriera. – De verdad eres muy molesto – Desertó y le dio un golpe con los dedos en la frente.
avatar
Yata Misaki
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 315
Monedas Monedas : 10613

Volver arriba Ir abajo

Re: Se mío un rato [Priv. Yata Misaki]

Mensaje por Shizuka Yurioka el Miér Nov 05, 2014 6:54 am

No reaccionó de la forma que esperaba, mejor dicho, no actuó de la forma que mi mente estaba preparada para soportar. Sin gritos, sin golpes, solo un reproche suave y sin siquiera empujarme al hacerlo. Decir que me sorprendió es poco, me confundió muchísimo, incluso moví un poco mi rostro para poder verle levemente, descubriendo un sonrojo extremadamente bonito en sus mejillas.

-Es tan lindo… me gusta tanto, lo quiero tanto…- pensé a la vez que sentía como mi cara subía en temperatura, mi corazón se aceleró bastante también, era inevitable sentirme así por él, en verdad no me gustaba compartirlo, no con ella al menos.

Si bien me dijo que regresáramos no deseaba separarme de él aun, dijo que quería una ducha pero para mí estaba perfecto así, el baño podría esperar un momento, ¿cierto?, no se iría a ningún lado después de todo. Mantuve mi abrazo firme, incluso cuando los empujones que esperaba en un inicio comenzaron al fin, aunque las frases que dijo me molestaron un poco, logrando que me despegara un poco de él para acabar recibiendo un pequeño golpecito en la frente tras un regaño. Hice un puchero, para qué mentir u ocultarlo, mi cara de niño enfadado seguramente debió verse graciosa, aunque en mi mente había cosas que quería decirle y no dejaría pasar.

-¿Seguro que con solo decírtelo me harás caso?, lo más probable es que me rechazarías y te irías, te conozco, me acostumbraste a que si quiero tu atención total debo robártela, de otro modo no me la darías…- repliqué cual niño caprichoso, pero estaba seguro de lo que decía; Misaki no era para nada directo pero si muy testarudo, no me dejaba demasiadas opciones. -… perdón si soy molesto, pero de verdad quiero estar contigo- sonreí un poco apenado, soltando el lado izquierdo de su cintura para rascarme la cien derecha. -Además hay algo en lo que te confundes mucho…- con lentitud acerqué mi rostro al de él, pegando nuestras frentes y sosteniendo la mirada en la suya. -… y es que no quiero solo hablar… también quiero besarte, extraño mucho sentirte… y seguramente, si te lo pido como tú dijiste antes, me dirás que no… ¿o me equivoco?...- acaricié su mejilla con mi mano libre, delicadamente, con cariño y calidez, acercando mi cuerpo al suyo hasta que no hubo distancia entre nosotros. Extendí mi mano hasta apoyarla contra el vidrio del invernadero, aprisionándolo nuevamente pero con más soltura para él que antes. -… ¿ahora mismo me dejarías besarte?... si estoy equivocado demuéstramelo… ahora mismo lo estoy pidiendo correctamente, ¿o no?- sujeté con firmeza su cintura, utilizando un tono de voz suave pero serio, determinado.

Intenté sonar lo más calmado posible pese a que por dentro estuviese muy ansioso, expectante por saber que haría, que palabras saldrían de su boca, si me rechazaría o me aceptaría.
avatar
Shizuka Yurioka
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 2173
Monedas Monedas : 10120

Volver arriba Ir abajo

Re: Se mío un rato [Priv. Yata Misaki]

Mensaje por Yata Misaki el Mar Dic 16, 2014 7:33 am

Era de esperarse, se sentía como mosca atrapada en una gigante telaraña y la tejedora de esta estaba enfrente con deseos de devorarlo en tres segundos, tanto era así que podría ver el deseo intenso en sus ojos por él. ¿Por qué todo debía acabar con ese pensar? Siempre algo totalmente pervertido, que revoloteaba cada vez que se encontraban, porque no podía pensar en otra cosa que no fuera esa, sus palabras y deseos eran tan llevados al extremo que solo provocaba que su rostro se llenara de repulsión. No podía ni ocultarlo y con más razón todas las preguntas que le realizó el rubio se sintetizaron en su rostro horrorizado y asqueado.

Ya había tomado el papel de solo escucharlo y no decir nada, porque interrumpirlo sería un gastadero de palabras que seguramente no escucharía. Así que cuando terminó cerró los ojos y suspiró, relajando aquel rostro espantado. – ¿Por qué me haces pensar siempre que quieres algo más que un simple beso? –  Preguntó observándolo a los ojos mientras sentía la frente ajena contra la del y esa caricia que mejor ni comentar, porque erizo todos los vellos de su cuerpo. Reaccionaba a pesar de que no quería. Sin embargo, no lo dudó, volviéndolo a empujar con toda la fuerza bruta que tenía encima. Más rumores recorriendo su vida no los quería y menos diciendo a viva voz que tenía tendencias homosexuales con Shizuka, odiaba que todos hablaran del y podría golpear todas las malditas caras una por una hasta hacerlas sangrar para que olvidaran esa estupidez.  – Siempre pienso que eres un caliente de mierda – Le confesó dándole un nuevo empujón para salirse de la cercanía del invernadero.

– Cuando quiero ser bueno contigo tú lo arruinas con tus mariconadas… ¡Entiende que no quiero ser como tú! –  Gritó en su rostro y se acomodó el bolso que tenía cruzado en su pecho, el cual estaba a punto de caerse del hombro. Era muy cambiante, pero que solo lo secuestrara para saciar sus instintos animales le entraban deseos homicidas. Gracias a sus empujones ya no lo tenía encima y con un levantar de mentón ordenó indirectamente que se fueran de aquel sitio, de verdad quería tomar un baño bien frío y sus pies no esperaron a recibir respuesta, dieron paso a retirarse.

Saber cómo manejar Yurioka era imposible, porque no estaba interesado en sus mismos gustos y tampoco quería convertirse en un chicle pegado al zapato como lo estaba haciendo el rubio con él, yendo a todos los lados que el frecuentaba y no dejarlo vivir la vida tranquilamente. Está bien que le haya confesado entre llantos que no lo quería perder,  que estaba confundido pero ¡espacio! También necesitaba su espacio vital.
avatar
Yata Misaki
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 315
Monedas Monedas : 10613

Volver arriba Ir abajo

Re: Se mío un rato [Priv. Yata Misaki]

Mensaje por Shizuka Yurioka el Miér Dic 31, 2014 7:33 am

Y como era de esperarse, la respuesta fue un total rechazo por su parte, no solo por su mirada de repulsión en todo momento, sino también por sus palabras, tratándome como si lo único que tuviese en mi mente fuera acostarme con él. Tampoco lo hicimos tantas veces como para que pensara eso de mí, a penas y nos acostamos juntos una vez y nunca más, no tenía fundamento alguno para malpensar de mí y aun así me repelía como si de un insecto se tratase.
Nuevamente fui insultado tras un fuerte empujón que me obligó a retroceder algunos pasos; algún tiempo atrás no me hubiese sentido mal porque me dijeran “caliente de mierda”, era la verdad después de todo, pero desde hacía ya mucho tiempo que no podía pensar en estar con alguien más que no fuese el chico frente a mí en ese momento… se sintió horrible ser llamado de esa manera, incluso mi rostro reflejó tristeza por ello, pero no esperaba que él lo notase, no luego de ser empujado nuevamente y recibir más rechazo en mi plena cara.

Por un momento me sentí derrumbado, me costaba mantener la mirada levantada para seguir sus movimientos al comenzar a retirarse, pero fue en ese instante que recordé sus propias palabras de hace unos instantes, haciéndome sonreírme un poco divertido. -Oye Misaki, dime, ¿por qué siempre estás pensando en que quiero hacerte esa clase de cosas?- pregunté mientras también empezaba a caminar, alcanzándolo rápidamente, me puse frente a él para detener su paso, pero sin tocarlo, solo me paré frente a él. -Siempre soy sincero al decirte que te quiero, pero solo puedes pensar en que quiero acostarme contigo, y aunque en parte lo deseo, más quiero estar a tu lado…- mantuve una sonrisa tranquila al hablar, no era forzada, en verdad me sentía tranquilo pese a que aun rondasen por mi mente sus palabras de odio. -… ¿me dejarías… intentar demostrarlo?, quisiera tener una cita contigo, haremos lo que tú quieras, podemos ir a lugares poco poblados para que no te vean conmigo si así lo deseas…- mientras más hablaba mi sonrisa se hacía cada vez más amarga, me costaba mantenerla e incluso se me formaba un nudo en la garganta, el cual contenía con todas mis fuerzas, no me pondría a llorar, no debía hacerlo y lo evitaría a toda costa. -… aquella vez dijiste que no querías que me aparte de ti… pero desde entonces lo único que has hecho es intentar alejarme… tengo límites Misaki, pero soy testarudo hasta la médula y no me gusta rendirme sin pelear…- dejé escapar un suspiro, había bajado la mirada unos momentos, pero la levanté al instante, nuevamente sonriendo con cariño hacia él. -… déjame demostrarte que en verdad voy enserio, de verdad quiero tener una cita contigo… ya si luego de eso me sigues rechazando igual que antes… supongo… que en verdad te dejaré en paz…- era imposible, se me quebraba la voz de tan solo pensar en lo último. -Maldición, solo aguanta un poco más, no te quiebres ahora, no es momento para estar llorando- me dije a mi mismo en pensamientos, obligándome a no derramar ni una sola lágrima… luego tendría tiempo de llorar tranquilo, pero en ese momento ni muerto lo haría.
avatar
Shizuka Yurioka
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 2173
Monedas Monedas : 10120

Volver arriba Ir abajo

Re: Se mío un rato [Priv. Yata Misaki]

Mensaje por Yata Misaki el Jue Ene 01, 2015 2:24 am

Comenzó a encorvarse para caminar, algo irritado en su rostro en general y un gruñido leve que solo daba señales que podría insultar al primero que se le travesara por el frente. ¿Y quién era el afortunado? Shizuka nuevamente en bandeja de plata con una pregunta del millón. Sin más se detuvo y escupió al suelo, no quería verlo fijamente así que mantuvo la mayoría del tiempo la mirada puesta hacia un costado. Guardó silencio como nunca para que pudiera decirle todo lo que quisiera y sabía que le iba reprochar esa vez que le suplicó que no se fuera de su lado, pero realmente  no era algo literal para estar las 24 horas del día pegados.

Posiblemente si estaba siendo muy injusto con Yurioka, pero no podía actuar de otra forma, tampoco pensar diferente porque cada vez que lo miraba solo se lo imaginaba rodeándolo con esos brazos y recorriendo cada centímetro del cuerpo que lo erizaba, maldita sensación que detestaba con todo el ser. ¿Qué hacer? Y lo peor es que le pedía con mucha insistencia tener una cita. ¡Diablos! La respuesta no venía, ni siquiera con llevar las manos a la cabeza y comenzar a despeinarse con desesperación. Si quería demostrarle que no solo pensaba en la jodida cochinada entonces aceptaría lo que le iba a proponer. Debía aceptarlo. – ¿Quieres una cita?, entonces tengamos una haciendo skateboarding – Mencionó decidido y viendo al rostro. Era uno de sus pasatiempos y si iba en serio, que al menos se entrara un poco en su mundo, ni loco aceptar irse a otros lado solos, mejor con gente y que vieran que no pasaba nada raro.

– Dijiste que querías solo estar a mi lado… así que no tendrás inconveniente en practicar conmigo –  Agregó dándole un ligero golpe en el pecho con el puño diestro. – ¿Puedes llevar mi ritmo? – Sonrió divertidamente, porque por su mente solo pasaron imágenes del rubio cayéndose de la patineta.  – Te juro que si te sacas la cresta me reiré de ti hasta cansarme – Dejo escapar una risilla, colocando las manos en las caderas y haciéndose un tanto hacia adelante mientras dejaba fluir la risa.

– Seguro eres un bueno para nada –  Se burló sonriente pasando a su lado y retomando la caminata. Le estaba dando una oportunidad para acercarse a él y sin doble intención, fuera de afectos y escondites, solo una tarde agradable para compartir, esperaba que eso no lo convirtiera en algo “cursi” porque si era así, causaría su enojo absoluto y una vergüenza tremenda porque los demás estarían observando, sus amigos.
avatar
Yata Misaki
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 315
Monedas Monedas : 10613

Volver arriba Ir abajo

Re: Se mío un rato [Priv. Yata Misaki]

Mensaje por Shizuka Yurioka el Dom Ene 25, 2015 2:16 am

Estaba inquieto, muy, muy inquieto con el silencio que hubo luego de que le propusiera salir en una cita; como si no fuese suficiente con el nudo en la garganta, toda esa ansiedad me iba a sacar canas si no me decía algo pronto. Aunque admito que verlo sacudirse el cabello con las manos me dio algo de gracia, atenuando un poco las ganas de llorar que me invadían por los nervios.
¿Cómo describir lo que sentí al oír su respuesta?, en un principio me quedé petrificado cuando escuché su voz, esperando un grito, un rechazo, cualquier cosa, pero al entender lo que estaba diciendo, al captar la idea principal de lo que me decía… ¿qué hacer?, no sabía qué hacer, me quedé ahí, viéndolo con cara de idiota sorprendido, fijamente mientras seguía afirmando que aceptaba tener una cita conmigo si hacía skateboarding con él.
Todavía no me lo creía, casi sentí que el golpecito que me dio en el pecho me hundía el torso, hasta sentía que no podía respirar por la felicidad. Además era tan, tan, tan, tan condenadamente lindo cuando sonreía de esa manera tan divertida, me importaba muy poco si se estuviese burlando de mí, verlo así solo me enamoraba más.

Cuando pasó a mi lado fue que terminé de conectar mis neuronas, comprendiendo que eso realmente había pasado, que no estaba soñando y que de verdad tendría una cita con él. Al entenderlo sentí una alegría explosiva dentro mío, sonreí como un estúpido, hasta me reí con fuerza, volteando en un instante para poder atrapar a Misaki en un abrazo desde la espalda, aprisionándolo desde los hombros. -¡Gracias, gracias!, ¡estoy tan feliz, te quiero tanto, gracias!, ¡prometo que haré lo que digas, lo juro, solo dime lo que necesito hacer y dalo por hecho!- el pecho me explotaba, no quería soltarlo, cada vez apretaba más el agarre, restregando mi mejilla izquierda contra su pelo con una sonrisa y sonrojo inigualables. -¡Ah!...- en eso recordé que él no quería que lo abrazase de esa manera, obligándome a soltarlo rápidamente. -… ¡lo siento!, ¡es que estoy tan contento!, m-mejor luego me dices lo que haga falta, ahora me voy o… terminaré besándote…- actué muy nervioso en ese momento, rascando mi nuca, mi sien, mirando hacia todas partes, sonriendo como un tonto más que de costumbre, pero de verdad, no sabía qué más hacer, solo me sentía morir de alegría. -Me adelantaré a los vestuarios, así no me sentiré tentado de abrazarte otra vez- pasé a su lado aun riendo nervioso y sonrojado, poniendo mi mano en su cabeza por instinto para hacerle un mimo. -Nos vemos luego en clase- cuando dije eso lo dejé y me fui corriendo casi dando saltos; me urgía una ducha fría para tratar de calmar toda esa ebullición de alegría, y ya que Misaki no se dejaría abrazar, no tenía más alternativa que esa. -¡¡¡NO PUEDO CREER QUE ACEPTÓ!!!- pensé mientras me contenía apretando los dientes para no gritar de la emoción.
avatar
Shizuka Yurioka
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 2173
Monedas Monedas : 10120

Volver arriba Ir abajo

Re: Se mío un rato [Priv. Yata Misaki]

Mensaje por Yata Misaki el Sáb Ene 31, 2015 12:45 am

Ya había propuesto la idea y no sabía si era buena o mala, pero estaba seguro que iba ser un día desastroso para el rubio, más que nada porque jamás lo ha visto andar arriba de una patineta y seguramente nunca. Al menos no iba ser nada amoroso y menos en solitario, eso lo aliviaba bastante. Sin más sonrió nuevamente al escuchar esa estúpida risa que salía del ajeno, muy rara, bastante rara que hasta pensó que algo no funcionaba bien en su cabeza y sin querer pensar más de la cuenta trató de seguir adelante pero fue retenido por un fuerte abrazo. ¡El idiota acaso quería fracturarlo! – ¡Me vas a romper idiota! ¡Suéltame!  – Se quejó moviéndose para liberarse de los brazos de Shizuka, pero este seguía actuando tan feliz que no media su puta fuerza.

Cuando al fin fue liberado se giró molesto, con el puño alzando para pegarle, pero se contuvo cuando le dijo que se iba a ir mejor o terminaría besándolo y abrazándolo. Realmente a veces se sentía un cochino peluche con tantas muestras de cariño descontroladas. Sin embargo, innatamente provocó que desviara la mirada hacia un costado, chasqueando la lengua y poniendo las manos en las caberas. Estaba incomodo por una extraña razón. – Luego te diré lo que necesitas llevar… – Fue lo único que habló antes de acomodar nuevamente su bolso y sonrojarse sutilmente ante esa caricia sobre su cabeza. Agradecía que no estuviera a su frente o lo notaria.

– ¡No te emociones tanto! ¡Seguramente te rompas una pierna! – Le gritó cuando se estaba yendo. No había visto a ningún principiante en la patineta sin conocer el suelo antes de andar bien y bien lo sabía él que tuvo muchas fracturas por culpa de aquel deporte, hasta repitió por una factura en la pierna.

Sin embargo, en el fondo estaba contento que el rubio se interesara en las actividades que realizaba y la que más le apasiona. ¡Será divertido! Pensó con una perfecta sonrisa viendo la espalda de Yurioka alejarse de aquel invernadero, igualmente comenzó a caminar hasta las regaderas necesitaba un buen baño.



~ Tema Finalizado ~
avatar
Yata Misaki
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 315
Monedas Monedas : 10613

Volver arriba Ir abajo

Re: Se mío un rato [Priv. Yata Misaki]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.