Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Nada es verdad, todo está permitido

Ir abajo

Nada es verdad, todo está permitido

Mensaje por Alicia Mad. Ness el Sáb Sep 13, 2014 12:24 am

Sentía que si seguía caminando me quebraría la espalda. Intentaba caminar lo más normal y rápido que me fuera posible. Una vez que estuviera dentro de la zona “peligrosa” de la ciudad ya no importaría incluso si estuviera arrastrando un cadáver. Nadie se metería. Así es este mundo, supongo. Llevaba una mochila con cinco kilos de cocaína pura. No me preocupaba que alguien me descubra. Me preocupaba que alguien me descubra y me mate para quedarse con la mercancía y más aun a estas horas de la noche. Además también tenía otro objetivo.

Llegue al lugar, un bar de mala muerte. Al entrar por la puerta, deje caer la mochila al piso y comencé a arrástrala por el suelo. El cantinero no debería de tener más de veinte años. En ese momento, estaba charlando con un cliente, creo, por lo que me detuve a mitad de camino. Hubiera sido de mala educación solo ir e interrumpir la conversación y en una situación normal no lo haría. Sin embargo, esta no era una situación normal y ya no soy una niña pequeña que debe esperar a que los adultos terminen de hablar para abrir la boca. Tome la mochila y estrelle contra la barra. El cantinero me saludó con un alegre: -¡Toeto!- mientras me aprieta entre sus brazos, yo solo me rió. No hace falta que me de dinero pues ya había pagado un día antes. No es normal que se pague antes de recibir la droga así que intuyó dos cosas: Confía mucho en nosotros o es un idiota. Tal vez ambos. –Tu jefe es raro.- Digo. Ahora es él quien solo se ríe.

Me alejó un poco de la barra, para cumplir el verdadero motivo que me trajo aquí. Buscó a un hombre por el que pagaron una fuerte suma para eliminar. Debe ser importante. Lo encuentro justo cuando esta saliendo del lugar. Sigo su alta figura y solo me concentró en su cabello negro. Meto una mano en mi bolsillo apretando una jeringa. Suena muy surrealista pero tiene una especie de veneno que le provocará un paro cardiaco. Sino fuera porque ya la he probado y visto en acción, no creería que fuera verdad.
avatar
Alicia Mad. Ness
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 941
Monedas Monedas : 1892

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada es verdad, todo está permitido

Mensaje por Derek Cooper el Jue Sep 18, 2014 5:24 am

Ya era bastante tarde cuando fui a ver con mis propios ojos a la que al parecer era la persona a la que llevaba tanto tiempo buscando, fue un simple informe por parte de quien contrate lo que me alerto de dicha persona y si bien me encontraba un poco desesperado, de igual forma no me lograba fiar mucho de aquella información, según el informe recibido, dicha persona se encontraría en los barrios peligrosos, un lugar en el que apenas coloque un pie sobre Sweet Valley fui a visitar en busca de tal persona o información de la misma, así que, el que de la nada me dijeran que ahí se encontraba me parecía bastante sospechoso.
 
Pese a todas mis sospechas y dudas, fui al sitio citado, un poco mas temprano de lo que debía, mas para recordar el lugar que por necesidad de encontrar rápido a quien buscaba, entre al viejo bar en donde se suponía podría ver a dicha persona, el dependiente, diría yo, no tan mayor mas sin embargo no preste mucha atención a dicho hecho, fui a sentarme directamente a la barra y pedir whiskey, siendo bendecido con el hecho de que un lugar como tal contara con dicha bebida, aunque toda suerte suele traer las dos caras de la moneda y así como corrí con suerte de que hubiera whiskey, la mala suerte hizo que fuera uno bastante corriente, sin ningún tipo de interés mas allá de matar el tiempo inicie una pequeña charla con el cantinero misma que se perdió un par de minutos después a la llegada de una joven de cabellos blancos.
 
No me importo el hecho de que nos interrumpiera pero he de confesar, que el mirar a una chica que pudiera reír como ella lo hizo mientras que luce como una frágil dama menor de edad si que era algo para llamar mi atención, pero aun con todo eso, lo que en realidad me causo una gran impresión fue su forma de mirar y su nombre, que me provocaba un interesante sentimiento de recordar algo importante pero sin llegar a saber que es eso importante a recordar...
 
Ella y el dependiente compartieron un par de palabras mientras yo me concentre en terminar con mi trago, fue entonces que todo se puso en marcha, aquel por el que venia se puso de pie y salio del lugar seguido casi de forma inmediata por la joven albina, una ligera mueca de risa apareció en mi rostro, lucia tan tierna al hacer ese movimiento tan arriesgado, pague el trago con calma y luego me puse de pie, para seguir a aquel de cabello negro, no iba con prisas, pues delante de mi, a unos 10 metros estaba a quien interrogaría, a los pocos metros detrás de el, la chica y aquí fue donde las cosas dejaron de parecerme divertidas, si bien se que en las apariencias no se deben de confiar, el hecho de que la chica pareciera tan inocente no me permitió el intuirme sus intenciones, no de inmediato en cualquier caso, mis pasos se hicieron mucho mas largos y rápidos lo cual me brindo una rápida caminata hasta llegar a las espaldas de la joven –¡espera!- le digo al percatarme de que una de sus manos se encontraba en uno de sus bolsillos, si bien no fue en voz alta si fue con voz bastante audible aun para el que caminaba a un par de metros adelante que al girar curioso por aquel pequeño alboroto se mostró, en opinión personal, aterrado, de inmediato saco un arma y disparo hacia donde la joven y yo nos encontrábamos.

Con tal reacción por parte del otro, no tuve mas opción que tomar entre brazos a la jovencita y llevarla conmigo hacia una esquina para cubrirnos, he de añadir, que corrimos con suerte por que yo no sentía que alguna de las balas ajenas me hubiera alcanzado y dudaba que lo mismo hubiera ocurrido con la dama que cargue –¡espera!- grite aun escondido y asomando apenas el rostro para confirmar la presencia del otro -¡quisiera hablar con usted!- continúe pero aquel hecho a correr, di un suspiro cansado y preste atención a la joven dama -¿se encuentra usted bien?-.
avatar
Derek Cooper
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 190
Monedas Monedas : 4727

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada es verdad, todo está permitido

Mensaje por Alicia Mad. Ness el Sáb Sep 20, 2014 1:43 am

Estoy tan cerca, hay un callejón a unos cuantos pasos. Ya todo el plan esta listo, ya todo esta decidido, solo hace falta ejecutarlo. Estoy tan cerca y aunque siento una ligera opresión en corazón no dejaré que eso me detenga. Una debe hacer lo que debe hacer. Respiró profundo y me acercó más al moreno. Trató con todas mis fuerzas no recordar su nombre, no ver su rostro ni su respiración. Es más fácil así, para mí al menos. Mi mente me traiciona y en mis pensamientos se escucha toda información que me dieron de él: “Se llama Eric Morgan, tiene 25, esta por casarse y… Una voz masculina, a mis espaldas, llama mi atención y me giró. No debí hacerlo. Escucho unos disparos y antes de que pudiera reaccionar un hombre rubio me alza en brazos y me lleva hasta el callejón. Me paralizó por la rapidez con la que ocurrió todo. Sin embargo, me toma unos segundos recuperarme o eso creí. Me rió nerviosamente porque el sujeto esta llamando a mi victima, o bueno, a la que se suponía sería mi victima. Es muy gracioso ¿Quién llama a una persona que acaba de dispararte?

–Estoy bien, muchas gracias.- Él no debe saber de mis intenciones con el moreno ¿Qué pensará de mi? –No hace falta me que trates de usted, tutéame con confianza. Acabas de salvar mi vida.- Y de interferir con mi trabajo. Este hombre es fue muy rápido, una persona común no podría haber reaccionado de manera tan veloz. Además, su cara me parece demasiado familiar pero no de la familiaridad de una persona en la calle o algo así sino como cuando ves a un famoso en una revista y no puedes recordar su nombre.¿Qué debería hacer ahora? –Soy Toeto Higurashi, un gusto.- Digo mientras le hago una pequeña reverencia. Entonces, recuerdo que estoy en Francia y le tiendo mi mano derecha. -Lo siento, es la costumbre.-
avatar
Alicia Mad. Ness
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 941
Monedas Monedas : 1892

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada es verdad, todo está permitido

Mensaje por Derek Cooper el Sáb Oct 04, 2014 9:52 pm

Una ligera sonrisa se aparco en mi rostro ante la respuesta de la señorita, afirmando que no se encontraba lastimada pero la misma ligera sonrisa se desvaneció dejando así espacio para una mueca de ligera sorpresa por el hecho de que la señorita me pedía que le tuteara e igual, me tuteaba a mi, algo que, por lo general, no ocurría y por ende, no me encuentro muy acostumbrado a ello, regrese la vista hacia donde se encontraba la persona a la cual seguía, solo para asegurarme de que no regresara para intentar finalizar con lo que inicio sin embargo la presentación de la albina dama me dejo sin palabras, no por que fuera espectacular, era mas bien por su nombre de pila y apellido, ni en cien años hubiera imaginado que salvaría a la próxima cabeza de aquel clan con gran, y terrible, fama.
 
Regrese mi vista hacia ella, sin lograr esconder por completo mi sorpresa inmediata, ni siquiera logre atinar a colocar una de mis características sonrisas en los labios, simplemente no me creía que esta pequeña dama, que sonrió tan alegre hace menos de 10 minutos, tenga que cargar con semejante trabajo... y entonces, todo encajo, el por que estaba en el sitio y que quería hacerle a esa persona, esto podría acabar bastante mal, por inercia le respondí al saludo estilo japonés de la misma forma pero quedando a medias cuando comento que era la costumbre –descuide señorita Higurashi... oh, perdón, me has dicho que te tutee, entonces tendré la osadía de llamarla por su nombre- avise estrechando con suavidad su mano, que mención aparte, era bastante pequeña si la comparamos con la mía, tras aquel saludo formal recargue la espalda y crucé los brazos, tanto para descansar un poco como para meditar, después de todo me encontraba en una ligera encrucijada.
 
-Señorita Toeto... supongo que no queda mas opción que hablar por unos momentos antes de continuar con nuestros asuntos- hable franco pero modulando la voz para evitar sonar tan serio, en su lugar sonaba mas bien calmado, cerré los ojos por inercia y di un profundo suspiro, dejando salir el aire de mis pulmones por la boca en lugar de la nariz –debido a las circunstancias, tengo que explicarle algo importante y espero su comprensión, vera, la persona que nos ha disparado, puede ser a quien he intentado encontrar durante un año pero necesito confirmarlo, de ser posible, antes de que cumpla su labor, me pregunto, si seria tan amable de permitirme hablar con el- me sincere, esperando unos momentos por su respuesta, pero de inmediato me di cuenta de una falta de respeto por mi parte hacia la doncella –oh, discúlpame, aun no me presento, Derek Cooper, un placer, señorita Higurashi- por alguna extraña razón, al hacer mención de su apellido un ligero tono sarcástico le acompaño, casi como... no, mejor dicho, aun no podía creer que esta chica, fuera una asesina y mucho menos, heredera de un clan del cual se rumoreaban tantas cosas. 
avatar
Derek Cooper
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 190
Monedas Monedas : 4727

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada es verdad, todo está permitido

Mensaje por Alicia Mad. Ness el Dom Oct 12, 2014 11:01 pm

... Y ahí estaba: el fatigoso sentimiento de cansancio y frustración. Ahora mismo debería estar regresando a casa con una jeringa vacía y no estar aquí parada hablando con un rubio cara bonita. Ahora tendré que buscarlo, sabe que lo busco así que no sera tan fácil. El sujeto siguió hablando con una calma que por poco y hacía gritarle. Aun así me mantuve sonriente y asentía con cada palabra importante. Estas de coña si piensas que accederé. No tenía ni la más mínima intención de ceder... hasta que se presentó.

Click

Todo tenía sentido. Ahora el hombre que tenía en frente dejó de ser solo un rubio de cara bonita para convertirse en uno de los mafiosos más exitosos y peligrosos: Nada más ni menos que mismo Derek Cooper. Muchos lo habían dado por muerto ya que llevaba alrededor de un año sin dar rastros de vida. Un año. Acababa de decir que llevaba buscando al moreno un año. Todo era muy raro y aunque creí haberlo comprendido todo algo se me escapaba. -Lo lamento mucho; yo no decido esas cosas.- Aún no, de todos modos. No sabía que hacer, esta persona era Derek Cooper ¡Derek Cooper, maldita sea! Hacerlo enemigo de mi clan no era la movida más inteligente. De echo, rozaba lo imbécil. -Hable con el vie... el jefe.- Por poco y digo el "viejo".-Yo ahora iré a buscar al sujeto... debe su número. Deberé dar la alarma que se me escapo así que si alguien cerca hará el trabajo por mí. Sin embargo, si yo lo encuentro antes que cualquiera lo llamaré ¿Esta bien así?- A pesar de haberle pedido que me tuteé y yo tutearlo, volví a tratarlo de "usted" no sabía porque. El peso de su nombre tal vez.
avatar
Alicia Mad. Ness
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 941
Monedas Monedas : 1892

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada es verdad, todo está permitido

Mensaje por Derek Cooper el Vie Nov 07, 2014 5:47 am

Con lentitud, cerré los ojos ante la respuesta de la joven dama, en verdad me hubiera gustado que al menos me diera la posibilidad de hablar con su presa, en lugar de eso, me pedía que hablara con el jefe –señorita Toeto, lo siento, pero usted mejor que nadie debe de saber lo difícil que es tratar con el jefe del clan y temo que tanto el como yo, chocamos en carácter, será mas que difícil para mi el siquiera el pasar de la entrada de su hogar debido al desagrado que yo provoco en el- en parte lo que decía era cierto pero también existía el pequeño problema de un viejo asunto entre ambos por una presa y mi equipo de asesinos, después de todo, el orgullo del señor quedo destrozado cuando le ganamos aquella presa, dejando de lado aquel recuerdo momentáneo, la jovencita pidió mi numero telefónico, en realidad era buena su propuesta pero no en estos instantes –si me permite sugerirle otra opción, ¿no le gustaría darme usted su numero telefónico?-  a modo de burla con sarcasmo le dedique esas palabras y de forma indirecta le hacia ver que, para su desgracia, ella no era la indicada para apartarme de mi objetivo y pedirme no entrometerme en su trabajo, intente no sonar descortés pero debo de admitir que si me moleste por unos instantes a tal grado que subconscientemente, le dije que ella seria quien se metería en mi trabajo y lo mejor era que se retirara.
 
Aun esperando alguna reacción por parte de la pequeña dama, el sonido de armas de fuego disparándose retumbo por los callejones obligándome a salir de donde nos resguardamos, ¿seria posible que ya le hubieran encontrado? esperaba que, aunque fuera así, al menos aquel hombre lograra escapar el suficiente tiempo como para poder lograrlo, gire hacia la jovencita y le realice una reverencia clásica estilo japonés si me disculpa, me temo que debo de retirarme, mi objetivo aguarda- y entonces gire y me marche, tomando la delantera en aquella búsqueda, no quería ni pensarlo pero hay que ser realistas, si ese hombre resultaba ser a quien busco, eso solo significaba una cosa, ser enemigo de la heredera Higurashi y sus compañeros de esta noche, algo que prefería evitar a toda costa.
 
Tras avanzar unos metros en dirección de donde se escucharon los disparos y perderme entre los laberínticos callejones me detuve y opte por enviarle un mensaje al infórmate que contrate y me dio aquella dirección del bar en donde todo inicio, “se escapo ¿tienes idea de a donde podría haber ido a refugiarse? por favor responde rápido, hay personas que van tras de el” versaba el corto texto, segundos mas tarde la respuesta llego dándome unas pocas direcciones y todas muy cercanas, la primer dirección se trataba de un refugio de drogadictos, en donde no tarde en encontrarlo.
avatar
Derek Cooper
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 190
Monedas Monedas : 4727

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada es verdad, todo está permitido

Mensaje por Tema Cerrado el Vie Ene 02, 2015 8:20 pm

Cerrado por ausencia de rango
Para apertura del tema pedir personaje en recuperación de rango y después postear en reapertura de temas.
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1639
Monedas Monedas : 19371

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada es verdad, todo está permitido

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.