Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Tales Of Black Dog: A Day at the Museum ♦ Libre❣

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tales Of Black Dog: A Day at the Museum ♦ Libre❣

Mensaje por Kuroh Yatogami el Miér Sep 03, 2014 8:12 pm

En los últimos veinte años, el arqueólogo marino Franck Goddio ha descubierto testimonios únicos para la historia egipcia, que datan desde el siglo VII a. C. hasta el siglo VIII d. C., frente a la costa de la moderna ciudad de Alejandría y en la bahía de Abukir. Estas piezas de arte estuvieron perdidas en el mar durante más de mil años, como resultado de los desastres naturales. Estatuas monumentales, así como monedas, joyería y objetos de culto han sido localizados en el fondo del mar Mediterráneo, por medio de tecnología de vanguardia, y se han recuperado durante años de esforzado trabajo. Se han redescubierto nombres envueltos en leyenda, tales como el antiguo puerto de Alejandría y secciones de sus cuarteles reales, la largamente perdida ciudad de Heraclion y partes de la ciudad de Canopo.

Alrededor de 500 objetos hallados en esta espectacular excavación submarina estarán expuestos al público general en una gran exhibición. Las piezas de arte abarcan desde los días de los últimos faraones hasta Alejandro Magno, del periodo de gobierno griego hasta la conquista romana y, luego, desde tiempos bizantinos hasta el comienzo de la Época Islámica.

Estos objetos únicos reflejan la importancia de tres ciudades que, en la antigüedad, se contaban entre los más famosos centros de comercio, ciencia, cultura y religión. Las influencias de Mesopotamia, Grecia y Roma se mezclan con la milenaria cultura antigua de los faraones. La aproximación y la fusión dieron nacimiento a nuevos modos de vida religiosa y cultural, que dejaron una huella perdurable en el antiguo Egipto.  La exposición, además, ofrece una espectacular oportunidad de indagar el fascinante trabajo de los buzos y arqueólogos marinos.



Kuroh se enteró de la interesante exposición un día antes de que ésta se presentara, justo cuando hojeaba un periódico que compró en el kiosco más cercano a la cafetería donde él acostumbra ir a desayunar, así que aprovechando la oportunidad de asistir a la inauguración, llegó puntualmente al momento de la apertura de la muestra egipcia.

Al principio habían menos personas de las que imaginaba asistirían, un acontecimiento extraño ya que debía ser un hecho importante, más no parecía serlo. Con el abrir de las puertas, se arremolinó un grupo conformado por alrededor de diez personas siendo apenas las 5 de la tarde, sin emabrgo, conforme el tiempo pasaba iban llegando más admiradores de la cultura y gente curiosa que se adentraba en las instalaciones, yendo hacia donde se encontraban en muestra las magníficas piezas, y es que la cual no trataba exclusivamente de objetos preciados expuestos tras los cristales, si no que también estaban exhibiéndose sorprendentes videos, paneles explicativos, traducciones de jeroglíficos y otros elementos informativos.

En los días siguientes sería agobiante el tan solo respirar por la cantidad de visitantes que se reunirían, claro está si la publicidad alcanza su objetivo, además del pequeño aunque importante detalle de si en la ciudad habitan personas a quienes les atrae esa cultura, fortuna para el muchacho quien ha elegido el día más tranquilo para contemplar las maravillas encontradas en el fondo marino.
avatar
Kuroh Yatogami
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 135
Monedas Monedas : 593

Volver arriba Ir abajo

Re: Tales Of Black Dog: A Day at the Museum ♦ Libre❣

Mensaje por Coraline I. Woodgate el Dom Feb 15, 2015 4:56 am

Estaba sentada en las escaleras de su casa, indecisa, jugando a enredar un mechón de su cabello y con la mirada mucho más perdida de lo normal. ❝Oh, creo que preguntaré, para estar segura. ¡Quizá hasta acepten que vaya! ... ... Va a ser difícil, ah...❞. Soltó un suspiro largo y cansino, seguido de esto colocó sus manos a sus costados y se levantó lentamente para no tropezar con nada, ya que al haber cambiado de casa había tenido que acostumbrarse a caminar como una mezcla de pingüino y zombie, casi arrastrando los pies, que estaban siempre muy juntos y levantando los brazos para poder tocar alguna pared o no golpearse tanto la cara si se caía. Maldecía su ceguera y a la nueva casa desde entonces, por siempre, hasta acostumbrarse a las paredes y el suelo de esa nueva casa. En fin, comenzó a caminar y tocando paredes, puertas y más paredes, sonriente. Paró en seco al pensar una cosa. —Pero... Es un poco tarde, quizá mañana, creo...— Se giró sobre sus talones despacio y comenzó a caminar, abatida. En lo que iba caminando volvió a voltearse, esta vez tropezando, y volvió a caminar, con determinación. —¡N-no, les diré ahora!— Y al estar al frente de la puerta —las texturas de las puertas eran diferentes, fue pedido del tutor para que ella no deba ser ayudada todo el tiempo—, sintió que el poco valor que tenía se esfumaba de golpe, se encorvó y sonrió de manera nerviosa. —No creo que quieran ir... Es un poco raro llevar a una ciega a un museo, también.— Si, lo que ella deseaba hacer era ir a un museo, no recordaba si alguna vez en su vida había ido a uno, y escuchar a su tutor hablar del tema diciendo que era interesante le hizo querer ir, de golpe, así que se decidió a buscarle un millón de vueltas a su ser y buscar valentía para "enfrentar" a su padre. ❝Aunque en realidad no pierdo nada con preguntarle...❞ Inspiró profundamente y luego soltó el aire, bajando los hombros de manera cansina en el proceso. ❝Bien. Lo haré.❞ A paso decidido, volvió a hacer todo el camino, con tropezones incluidos y charlas de práctica mentales por igual, hasta encontrarse con la puerta que daba a lo que ella siempre creyó, una oficina pequeña y llena de papeles y telas dispersas, entró y...

Y seguía sin creerlo, ¡había aceptado! ❝En realidad pedirle algo a padre no parece ser tan malo si lo veo desde este punto.❞ En esos momentos se sentía una mierda de persona, tenerle miedo a su padre era algo muy malo, aún si la había ignorado casi toda su vida y sea algo nuevo el tener que hablar con él de manera más abierta. Bueno, en fin, estaba feliz y esa sensación de ser mala hija de seguro se le iba al fondo de su corazón a pudrirse un rato. Decidió que mandaría a volar toda pena ese día, en ese momento. "¿Desde cuando te importa la cultura egipcia?" le había preguntado su hermana, ella se había encogido los hombros con una sonrisa. ❝Va a ser un poco tonto si digo que en realidad nunca me ha interesado, creo.❞, pensó. Por lo que podía oír, en el lugar no había mucha gente, no habían muchos pasos o voces. Caminó hacia atrás por instinto, chocando con algo que era suave, en la parte superior; y que era duro en la parte inferior, tanto que lo primero que pensó era que había chocado con un travesti fortachón con vestido, pero descartó la idea al instante, sonrojada hasta las orejas. Giró su cara con una sonrisa, apenada. —A-ah... Disculpe usted, no vi por donde iba...❝En realidad no puedo ver, pero no creo que esta... ¿Señora? deba saberlo, no voy a volver a cruzarme con ella, supongo.❞. Se dio vuelta por completo y dio una reverencia, la pobre no sabía que le estaba hablando a una planta que por casualidad estaba ubicada justo detrás de ella, quien esperaba escuchar pasos o un "fíjate por donde vas", pero nada. —Ah... Y-yo lo siento mucho, ¡d-de verdad! Y... umh, bueno... — No sabía que decir, se trababa mucho y sentía como le temblaban los labios. También, sentía miradas en su espalda, hizo caso omiso al detalle, pero sentía que era por estar hablando con lo que sea que haya chocado. Seguía balbuceando palabras hasta que estas dejaron de salir de sus labios al notar que no escuchaba a su familia, ni a su tutor. —¡D-debo irme! Discúlpeme, de nuevo.— Hizo una reverencia rápida y se volvió para ver si los encontraba. Pero, al parecer ese no era su día de suerte, había tropezado con sus propios pies al girar tan de golpe. Como consecuencia, había caído al piso. Si su cara antes estaba roja, el tono que tenía ahora la hacía ver como tomate, agradecía mucho la falta de gente en el lugar, lentamente fue sentándose sin apartar la mirada del suelo, ya todos sus ánimos estaban por los suelos, literalmente hablando. ❝Tendré que esperar aquí por algo, ¿eh?.❞

Off:
Siento la tardanza, no hay excusa más que no he sabido como responder. Lamento si no tiene interacción entre los personajes, también. uxuU
avatar
Coraline I. Woodgate
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 47
Monedas Monedas : 1531

Volver arriba Ir abajo

Re: Tales Of Black Dog: A Day at the Museum ♦ Libre❣

Mensaje por Kuroh Yatogami el Lun Mar 16, 2015 10:02 pm

Kuroh continuaba su recorrido por los pasillos de aquella exposición, deteniéndose de tanto en tanto a observar cada espectacular objeto que resultaba de lo más valioso, hasta llegar a un salón un poco más grande donde se podían apreciar esculturas de mayor tamaño, al parecer hechas en piedra o en oro macizo, cada uno de ellas con rostros sorprendentemente detallados, faltaba tan poco para el realismo, pero lo que llegó a llamar su plena atencion fué una de las obras, un busto dorado que representaba a uno de los reyes del antiguo Egipto, pero no había debajo de esta figura un cartelito en el que se pudiera leer el nombre, quizás un descuido del personal o no ha sido identificada la identidad del faraón, y es que le falta la cabeza, perdida en guerra, en un saqueo o destrozada tras un incidente.

Analizó los lineamentos de su ropaje esculpido en el valioso metal y antes de proseguir con su tour la mira por una última vez. Retoma su camino de vuelta por los pasillos hasta detenerse frente a un cártel donde estaba escrito una inscripción informativa.

-"Alejandría, Heraclion y Canopo encontraron por igual el mismo trágico destino, ya que sectores enteros de las ciudades desaparecieron bajo el mar, como resultado de desastres naturales. Heraclion desapareció sin dejar rastro. Y ahora, más de mil años más tarde, monedas de oro y objetos sagrados han emergido de las profundidades, como mudos testimonios de los trágicos sucesos que golpearon a esas ciudades."

Leyó en voz baja para luego continuar caminando, yendo hacia donde una flecha señalaba la presentación de unos murales, pero antes de pasar a esa sala un rumor sordo, cuya proveniencia es un poco lejana a donde él se encuentra, le distrajo de su trayectoria al ver desde la distancia a una persona en el suelo. Permaneció quieto en su sitio unos instantes, esperando que las contadas personas que transitaban por esa zona acudieran a auxiliarle, sin embargo, con cierto dejo de irritación y para su desagradable sorpresa nadie de los que estaban ahí, inclusive los chiquillos que se alejaron de su grupo, fueron a ayudarla, por lo que no pierde más tiempo.

-"Señorita... ¿Se encuentra bien?"

Inquiere tras arrivar hasta ella, para luego acuclillarse a su lado y así prestarle servicio inmediato, que quizás se había lastimado, revelándose entonces la imagen de una muchacha, una coetánea de su edad, aunque no recordaba haberla visto alguna vez en el mismo instituto al que asiste, tal vez es una chica extranjera recién llegada en la ciudad o con mayor probabilidad cursa en otra escuela, eso sí, es hasta poco después que descubrirá la dolencia que aqueja a la jovencita.
avatar
Kuroh Yatogami
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 135
Monedas Monedas : 593

Volver arriba Ir abajo

Re: Tales Of Black Dog: A Day at the Museum ♦ Libre❣

Mensaje por Coraline I. Woodgate el Vie Mar 27, 2015 4:40 pm

Decir que estaba un poco molesta y confundida en cuanto a su torpeza era poco para ella en esos momentos. Bueno, además con el suelo, que se notaba por el tacto que había sido pulido para que se vea un poco más limpio. Soltó un pequeño suspiro y llevó sus manos con delicadeza a sus mejillas, las cuales le ardían por la vergüenza. ❝Bueno, pudo ser peor, por lo menos no he hablado con una planta... Aún.❞, no se le habría ocurrido pensar por qué su familia la había dejado. Sola, sola, sola. ¡Y eso que ella tenía graves problemas de vista! Nunca había estado sola antes, y si lo estaba, era en el confort que le brindaba su casa, se sentía abrumada por la sensación de ser el blanco de todas las miradas. Deslizó su mano desde su mejilla hacia un mechón de cabello, suave, cerró sus ojos disfrutando de la suavidad de su lacio cabello. Lo acomodó con cuidado detrás de su oreja.

Nadie iba en su ayuda, parecía ser invisible o quizás daba tanta pena que nadie se animaba a brindarle una mano para levantarse. No se molestó por ello, es más, le fue un alivio. No le gusta mucho hablar, y mucho menos con gente de la cual no sabe nada, ni el nombre. Le incomodaba.

¿Se encuentra bien?

Saltó en su sitio, dando un leve respingo. —¿E-eh?— Fue lo único que salió de sus labios, levantando la cabeza con la mirada algo perdida. —Uh... ¿Es a mí?— Se señaló y ladeó la cabeza, si, sentía la presencia de otra persona y era una sensación extraña. Escuchó un ruido lejano, de ropas que estaban siendo acomodadas a un costado suyo. Bajó la cabeza y colocó ambas manos entre sus piernas. Río con inocencia al escuchar la respuesta. —L-lo siento, es que soy algo torpe y sonsa.— Evitó posar su mirar ciego en donde ella creía que prevenía la voz, sus mejillas se pusieron de un rosa pálido demostrando su timidez. —Y soy ciega...—Murmuró bajo, lo suficiente para que ella lo escuchase, pero no sabía si la otra persona habría llegado a escuchar. Se permitió acomodarse para colocar todo su peso sobre sus rodillas. Inspiró hondo y mantuvo la respiración. ❝Quizá no sea tan malo, hablar con un desconocido...❞Umh... Y, ¿con quién tengo el placer de tener una charla?— Mostró una sonrisa pequeña y a continuación decidió por presentarse y pedir una ayuda en algo. Claro, esperó a que el otro se presentara. —Yo me llamo Coraline, pero puedes decirme "Cegona".— Rió nerviosa y continuó. —Verás, soy ciega y... Umh... Me perdí. ¿Podrías brindarle ayuda a esta pobre alma sin vista y acompañarla hasta que encuentre a su familia?— Ladeó la cabeza y sonrió un poco más amplia, esperaba y rogaba a que el otro no reaccionase mal a su "presentación".
avatar
Coraline I. Woodgate
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 47
Monedas Monedas : 1531

Volver arriba Ir abajo

Re: Tales Of Black Dog: A Day at the Museum ♦ Libre❣

Mensaje por Kuroh Yatogami el Vie Abr 24, 2015 4:25 pm

Bajó la vista, atento a lo que la muchacha le dice pero sin el corazón de enfrentar su extraño sentido del humor que sabe se trata de una máscara, ladeando ligeramente hacia la derecha, al tiempo que esboza un gesto de disgusto, ahora que conocía la dolencia que aqueja a la jovencita, con más razón le irritaba que nadie hubiese ido a socorrerla... Si no fuera por él... ¿Nadie habría tenido la cortesía de ayudarla? Y luego porque la gente se queja de que uno pierda fe en la humanidad.

-"Mi nombre es Kuroh Yatogami"

Se presenta utilizando un tono formal e inclusive por costumbre efectuando una ligera reverencia, a pesar de que ella no pueda verlo, evitando responder a ciertos comentarios que ha hecho sobre sí misma puesto que le apesadumbran. Probablemente se trate de una melancólica compasión. -"Señorita Coraline, le prometo que haré todo lo que esté en mis manos para ayudarla" -Declara solemne, tras haber elegido responsabilizarse de su seguridad e integridad física, al menos hasta haber localizado a su familia, de quien espera un buen motivo que justifique el haberla dejado sola, debido a que aún lo carcome la preocupación de que pudiese ocurrir un evento mucho más lamentable que una simple caída.

De sólito es tímido con las mujeres, más las circunstancias no dejan paso a tan banal emoción por lo que se dispone a ayudarla a incorporarse, pasando el brazo izquierdo por detrás de la espalda femenina, bajo uno de sus brazos para servirle como soporte, permitiendo que la muchacha apoye todo su peso en él, mientras que la mano derecha toma firmemente la contraria. Ya en pie, él se convertiría en su guía. -"Por favor dígame, ¿Cómo es su familia? ¿O sabe donde podrían estar?" -Inquiere indicios para encontrarlos, por supuesto, con la amabilidad que lo caracteriza.
avatar
Kuroh Yatogami
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 135
Monedas Monedas : 593

Volver arriba Ir abajo

Re: Tales Of Black Dog: A Day at the Museum ♦ Libre❣

Mensaje por Coraline I. Woodgate el Miér Mayo 27, 2015 1:50 am

Su sonrisa se perdió, ya que sintió que el ambiente se fue poniendo tenso y pesado a su alrededor. Oh, esperen, no debería de decir eso estando perdida y sola en un lugar tan grande como ese. Sintió vergüenza y quiso arreglar el inconveniente, sonriendo de nuevo, movió las manos algo rojas por la pena para sacudirlas y negar, tratando de explicarle al chico el actuar de su familia. Así también trataría de convencerse a ella misma de paso.

El chico se presentó sin esperar explicación alguna. Kuroh, era su nombre. ¿Japonés? Que bonito. —Oh. Kuroh, un gusto. ¿Qué era lo que significaba? ¿"Negro"? M-mi japonés es algo malo, lo siento.— Entrelazó sus dedos y los colocó sobre su falsa-sincera sonrisa en lo que hablaba, algo que la hacía ver tierna de alguna manera. Por un momento se tensó, tratar a alguien tan familiarmente, más siendo un chico que no conocía no era cosa que ella hiciera todo el tiempo. Tragó un poco de saliva porque empezaba a sentirse más nerviosa de lo usual. —N-n-no hay que ser tan formal... P-pero, gracias, caballero.— Volvió a sentirse mal por hacer quedar ver a su familia como los malos de la película, odiaría que un desconocido (que hasta parecía joven por su voz) fuese a reclamarle a su padre sus descuidos. Suspiró y pasó a explicarse con la preocupación en su rostro. —¿S-sabes? No es culpa de ellos el que esté perdida. En mi antigua casa solía ir sin compañía a ningún lado, conocía todo de memoria... ¡S-supongo que les cuesta adaptarse a este sistema...!— Le pareció la explicación más estúpida que haya oído en toda su vida, luego de un inconveniente que ocurrió en un restaurante, claro.

El chico quizás estaba temblando, ¿o era ella? Pero tan educado que debe de ser, la ayudó a levantarse siendo un buen soporte. Ya de pie, ella se agarró firmemente del brazo del contrario, no por miedo a volverse a caer o perderse. Nah, se sentía segura, y eso estaba bien. ❝Mi familia... Oh, eso es un problema.❞ Hasta esos momentos nunca se había preguntado cómo serían físicamente su padre y su hermanita. En su mente aún estaban imágenes de un hombre de cara seria y cruel y una niña de cabellos castaños cortos con la cara seria de su padre. ¿Y si ahora se habían ablandado las facciones de ambos? —De... De hecho, n-no tengo idea...— Se expresión mostró tristeza y melancolía al mismo tiempo y sus manos comenzaron a temblarle un poco. —Su-supongo que eso es un problema. L-lo siento...
avatar
Coraline I. Woodgate
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 47
Monedas Monedas : 1531

Volver arriba Ir abajo

Re: Tales Of Black Dog: A Day at the Museum ♦ Libre❣

Mensaje por Kuroh Yatogami el Lun Jun 29, 2015 10:42 pm

"Lo lamento..." -Aún sin soltarla puesto que se ha convertido en su columna de soporte, desvía la mirada hacia el lado contrario de donde se encuentra la muchacha, ensombreciéndose su semblante ante la culpa que en ese preciso momento lo carcome de manera intensa, se siente responsable del triste ánimo de la joven, creyendo ha sido a causa suya ese temor que siente provenir de ella, probablemente por haberle hecho una pregunta sin tacto. ¿Qué haría su maestro Ichigen si estuviera en su lugar? Si tan solo pudiera sacar su grabadora del bolsillo y poder escuchar un trozo de su sabiduría, una frase al azar más curiosamente siempre acertada para disipar su incertidumbre cuando se encontraba en dificultad.

Debía ser valeroso, tal como le fue inculcado, y no obstante imposibilitado escuchar la voz registrada de su maestro, debe resolver la situación del mejor modo posible. -"Entonces... ¿A dónde debería llevarla? ¿Con un agente de policía o..." -Se le ocurre proponer de pronto, como iluminado al instante por una idea -"Si recuerda su dirección puedo acompañarla hasta su casa...  Si usted me lo pide, lo haré"

A pesar de que una comisaría es la mejor opción debido a que quizás sus familiares ya se han dirigido ahí y están por denunciar su desaparición o alguien presente la conoce, lo que facilitaría las cosas, preferiría poder acertarse de su seguridad por sí mismo. Dependiendo de la respuesta que la mujer le de, tomará una nueva decisión.
avatar
Kuroh Yatogami
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 135
Monedas Monedas : 593

Volver arriba Ir abajo

Re: Tales Of Black Dog: A Day at the Museum ♦ Libre❣

Mensaje por Tema Cerrado el Miér Ago 05, 2015 6:38 pm

Tema cerrado
Se ha procedido a cerrar este tema por inactividad y/o pérdida de rango de uno o más participantes.

►Si quiere abrir el tema por inactividad debe ir a petición de reapertura de temas.

►Si quiere recuperar el rango debe pedirlo en petición de recuperación de rango
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1647
Monedas Monedas : 19327

Volver arriba Ir abajo

Re: Tales Of Black Dog: A Day at the Museum ♦ Libre❣

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.