Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Learith Salvatore el Miér Sep 03, 2014 4:06 pm

El despertador sonó despertándome, me levanté de la cama perezosamente. Daría cualquier cosa en aquel momento por no tener que levantarme, lanoche anterior había estado despierta hasta tarde, y claro, ahora pasaba factura. Hacía apenas una semana había conseguido trabajo como camarera maid en una cafetería algo alejada de mi casa. Por culpa del trabajo no había podido cumplir por el momento la promesa que le hice a Yukito de volver a visitarle, puesto que el trabajo lo había conseguido apenas dos días después de nuestro encuentro.

Era sábado, y aunque normalmente yo cubría los turnos de tarde entre semana, aquel día me tocaba el turno de mañana puesto que una compañera había enfermado, y debía sustituirla. No me apetecía en absoluto, pero no me quedaba de otra, por lo menos me llevaría un dinero extra. Me aseé, desayuné, y me vestí rápidamente con unos vaqueros cortos y una camiseta blanca y puse rumbo a la cafetería. Para cuando llegué todavía no estaba abierto para el público, pero sí para los trabajadores. Entré y me apresuré a ponerme el traje de maid. Al contrario de lo que se pudiera pensar, no me importaba tener que vestirme de aquella manera, lo que me molestaba de aquel trabajo era estar obligada a llamar a los clientes "amo" y tratarlos como si fueran más que yo. Pero necesitaba el dinero, así que de momento andaba soportándolo. Lo que sí tenía que admitir es que preferiría que nadie conocido me viera, seguro que harían algún chiste. Eso sí, nadie podía negar que el traje me iba a la perfección, aunque no fuera santo de mi devoción, pues acentuaba mi apariencia de chica inocente. Di un suspiro y salí a abrir la puerta, colocando el cartel de "abierto". Apenas unos minutos después empezó a entrar gente. La gran mayoría de los clientes eran hombres de mediana edad, aunque también había bastantes que rondarían mi edad. Aunque, también había mujeres, el número de hombres era mucho mayor. Y muchos iban más a mirar que a consumir. Idiotas... Me irritiban bastante.

Pasó el tiempo y la gente entraba y salía, aunque como muchos se quedaban un rato de más, el sitio se llenaba cada vez más, y yo no hacía más que ir de un lugar a otro. Desde luego, con aquel trabajo, no me hacía falta practicar demasiado deporte para mantenerme en forma, encima los zapatos me mataban. No fue hasta las doce que el sitio comenzó a vaciarse un poco y yo pude comenzar a relajarme. Incluso de vez en cuando tenía un par de minutos para sentarme y relajarme un poco.
avatar
Learith Salvatore
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 618
Monedas Monedas : 1963

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Yukito Yue el Jue Sep 04, 2014 4:50 am

Me desperté bastante pronto, incluso demasiado pronto para mi gusto, el despertador todavía no había empezado a sonar. Me levante de la cama con la intención de ir a la ducha para despertarme, pero hacerlo era más difícil que decirlo, tenía tanto sueño que casi tuve que arrastrarme hasta el baño. Me duché con agua fría para despejarme y poder pensar con claridad, gracias a esa ducha milagrosa ya no parecía un muñeco sin vida que vaga como una alama en pena. Los primeros pensamientos que me llegaron con claridad a la mente fueron sobre Learith. "¿Donde se había metido? Me dijo que volvería pronto y no ha vuelto, igual me estaba mintiendo" Pensé un poco apenado, mientras me preguntaba porque todo el mundo al que conocía me acaba haciendo algo malo.

Después de secarme correctamente pensé en que hacer en ese momento, tenía mucho tiempo libre. Al final se me ocurrió algo para matar el tiempo, entrenar, aunque la verdad es que no se le podía llamar una solución porque me pasaba el día haciendo eso mismo. Al terminar mi entrenamiento diario, empecé a meditar para dejar de sudar, pero al acabar me di cuenta, tenía que volver a ducharme otra vez. -Yuki a veces pareces tonto.- Me dije a mi mismo en voz alta, pensando en que Learith seguro que se reiría de mi en un momento así. Volví a ducharme para quitarme el sudor, pero esta vez con agua caliente para relajar los músculos y tranquilizarme, así que deje de pensar y volví a convertirme en un pelele sin vida, a veces no pensar es lo mejor para la cabeza.

Al salir de la ducha fui a mi cuarto a coger la ropa que iba a usar aquel día, normalmente no me solía fijar en la ropa que cogía pero esta vez sí. Cogí unos pantalones vaqueros de color azul claro y una camiseta roja, en mi opinión el rojo era el color que más me favorecía. Después de vestirme salí a la calle con la intención de dar un paseo y despejarme, no se cuanto tiempo llevaba caminando, pero estaba seguro de que fue bastante rato porque llegué a un barrio que no conocía de nada. Las tripas empezaron a rugir, tenía muchísima hambre, maldita sea, se me había olvidado desayunar y según mis reloj eran las 12:30. El único sitio que encontré fue una cafetería de maids, la verdad es que no me gustaban demasiado esos sitios, las empleadas me daban pena, estaban obligadas a vestirse de maid y tratar a los clientes como si fueran sus amos solo para ganar dinero. Pero muy a mi pesar era el único sitio que había encontrado, así que entre y me senté en la primera mesa que vi libre. No me fijé en ninguna chica, por un lado porque me daba vergüenza y seguramente estaría sonrojado, por otro lado no quería que las chicas se sintieran observadas, ya tendrían suficiente con los hombres que iban solo a mirarlas para satisfacer sus oscuros deseos. Al sentarme no sabía que hacer, así que decidí esperar hasta que viniera alguna de esas chicas.
avatar
Yukito Yue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 2947

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Learith Salvatore el Jue Sep 04, 2014 1:45 pm

Por suerte, cada vez entraba menos gente, sin embargo había un par de chicos que no dejaban de llamarme, uno moreno y otro pelirrojom En verdad era muy normal que algunos chicos tomaran preferencias con las camareras, y cuando esto ocurria siempre andaban pidiendo que las camareras fueramos por tonterías. Una de las veces me llamó solo para echarle agua en un vaso. ¿En serio no podía hacerlo solo? Era tan irritante, y encima tenía que seguir sonriendo como si nada, cuando de lo que realmente tenía ganas era de echarle el vaso de agua a la cara. Terminé de echarle el agua al moreno, cuando alguien entró en la cafetería. Iba a dirigirme a recibirle, pero al verle la cara me quedé totalmente blanca. ¿Qué hacía Yukito allí? Desde luego no tenía pintas de frecuentar este tipo de lugares, además no quedaba cerca de su casa. "Bueno, es tu trabajo, así que, adelante Lea" Pensé, la mejor manera de conservar mi orgullo vestida de aquel modo era estar orgullosa de ello. ¿No? Me acerqué hacia la mesa donde él estaba sentado, se notaba que, tal y como sospechaba, no estaba acostumbrado a las cafeterías de maid. Estaba rojo, y ni siquiera levantaba la miraba, al darme cuenta de ello no pude evitar una sonrisilla un tanto burlona.

-Bienvenido amo, ¿Qué desea tomar?- Inconscientemente resalté la palabra "amo" con un tono algo irónico. -No sabía que frecuentabas este tipo de lugares, Yuki. ¿Alguna preferencia por las camareras?- Añadí, sin borrar la expresión burlona de mi rostro. Estaba segura de que el pobre se pondría nervioso y negaría rotundamente que viniera demasiado por aquí. Es más, desde que trabajo aquí, nunca le he visto, así que seguro que no venía con frecuencia.

La verdad es que, en cierto modo, me tranquilizaba que Yukito estuviera allí, ya que había pasado una semana desde mi promesa, y si él veía que yo había estado trabajando probablemente no le importaría que todavía no haya podido cumplir con mi promesa. Aunque seguro que en algún momento intentaría sacar provecho de que trabaje como maid, riéndose de mí o algo así. Por suerte Yukito no acostumbra a hacerlo demasiado, en verdad diría que él era muy bueno, quizás demasiado incluso. En fin, me había acogido en su casa cuando solo me conocía de un día, y seguro que se preocuparía por mi tobillo. Capaz le veía de regañarme por haber estado trabajando como camarera, cuando en este trabajo se camina bastante.
avatar
Learith Salvatore
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 618
Monedas Monedas : 1963

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Yukito Yue el Sáb Sep 06, 2014 4:11 am

No sabía que hacer estaba perdido y nervioso, como un niño perdido en busca de sus padres. ¿Que sería lo mejor, llamar a alguna de las chicas o esperar a que viniera una por si misma? "Vamos Yuki, no seas estúpido, sabes perfectamente que aunque existiera la más mínima posibilidad de que llames a una de las chicas, no tendrías valor para hacerlo" me dije a mi mismo. Tenía que pensar mejor y más rápido para poder encontrar una solución a este problema o si no las chicas pensarían que soy un tipo raro. Llegué a plantearme la posibilidad de marcharme, de hecho, era la solución más sencilla que había encontrado, pero justo antes de levantarme escuche una voz que me hablaba. Esa voz me era familiar, pero era imposible, no podía ser ella, cerré los ojos antes de girar la cabeza hacía a ella y después abrí lentamente los ojos para ver a quien tenía delante.

Efectivamente, era ella y a causa de la impresión casi me morí de un infarto por el susto. ¿Que hacía ella trabajando en un sitio como ese? No le pegaba en absoluto,a una chica fuerte como ella ir vestida así, aunque tenía que reconocer que estaba muy guapa así vestida, porque aunque fuera dura siempre me había parecido una chica con cara adorable. Tuve la tentación de reírme de ella por llamarme amo, pero preferí no hacerlo, porque en cierto modo me daba pena porque seguro que lo hacía para ganar y también estaba seguro de que ella se sentiría mal por llamarme amo al igual que yo me sentía mal porque ella me llamaba amo. ¿Pero como me podía preguntar algo así? Pues claro que no me gustaba frecuentar estos lugares, parecía que quería ponerme nervioso y francamente lo había conseguido.

-No...Te estas equivocando, no suelo frecuentar este tipo de sitios. Soy un cliente no deberías ser tan mala conmigo.- Dije con la cara completamente roja y con la voz temblorosa. De repente me vino a la cabeza lo de su tobillo, no debería estar trabajando en ese estado, nunca me hace caso. -Oye, me prometiste que cuidarías tu tobillo, no deberías trabajar en ese estado y no me digas que ya estas curada porque seguro que si te toco el tobillo te duele.- Dije con un tono de preocupación y enfado al mismo tiempo, pero como soy estúpido me empece a sentir mal por lo que había dicho, aunque sabía que no debería porque solo me estaba preocupando por ella. -¨Perdón, es tu vida puedes hacer lo que quieras, además no me acordaba de que no te gustaba que los demás te protejan. A cambio de tu perdón te voy a decir algo que te iba a ocultar, estas muy guapa con esa ropa y lo digo totalmente en serio.- Dije sonriente para que viera que lo decía de verdad.
avatar
Yukito Yue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 2947

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Learith Salvatore el Sáb Sep 06, 2014 6:25 pm

Saltaba a la vista que Yukito estaba muy sorprendido, a la par que nervioso y avergonzado. No podía evitar que eso me resultase gracioso ver cómo negaba que frecuentara este tipo de cafeterías. Era más que obvio que no lo hacía, los clientes habituales solían desenvolverse mucho mejor que él, a veces incluso se desenvolvían demasiado, y resultaban pesados. Había que ver... Con lo que me costó ponerle nervioso laotra vez, y ahora parecía que en cualquier momento le daría un ataque al corazón. Ni siquiera parecía el mismo chico que me llevó a la cama con tal de ganarme.

-Mi tobillo está perfecto, señorito, apenas me molesta ya. Ya te dije que soy una chica muy fuerte, aunque no lo parezca tanti con estas pintas- Le respondí, guiñando un ojo sonriente y señalando el vestido -Y no me he comportado en absoluto mal contigo. Solo era una pregunta- Le dí un golpecito en la frente con el dedo índice. Juraría que un de los tipos que no me dejan en paz estaba mirando un tanto...¿Molesto? Bueno, la verdad es que me daba un poco igual. [/b] Y sé que estoy de muerte con este traje, y sino pregúntales a esos-[/b] Comenté señalando a los tipos que no me quitaban ojo. -Son un poco pesados, pero no me queda de otra que aguantarles- Le susurré, acercándome un poco a su oido. - La verdad es que este uniforme no es precisamente mi estilo, pero ¿Qué se le va a hacer? Sería peor tener que ir vestida de perrito caliente o algo por el estilo Me encogí de hombros y acto seguido saqué una libreta y un boli del bolsillo de mi vestido. -Bien, y ahora dime. ¿Qué vas a tomar? No creo que hayas venido simplemente a ver lo bien que me queda el vestido, y más contando que siquiera sabias que trabajo aquí. Ahora seguro que te conviertes en cliente habitual solo para verme- Comenté, lista para apuntar lo que me pidiera. -Ah, y, por esta vez, invita la casa-Guiñé un ojo. En verdad, más que la casa invitaba yo, pero sospechaba que si le decía eso no aceptaría. Es más, no me extrañaría que se negase incluso así. En otras circunstancias me hubiera dado igual su negativa, pero le debía bastante, y aquella era una forma de devolverle los favores. Aunque aun así me sentía algo en deuda con él.

En ese momento uno de los chicos alzó la mano para que me dirigiera hacia él, y yo le hice un gesto para que esperase un momento, acompañado de una sonrisa. Uno de los motivos por los que ese trabajo se me daba muy bien era porque sabía actuar y no me costaba nada comportarme como "una sirvienta buena e inocente". Seguro que a Yukito se le hacía extraño verme precisamente a mí así.
avatar
Learith Salvatore
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 618
Monedas Monedas : 1963

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Yukito Yue el Lun Sep 08, 2014 4:07 am

No sabía si creerme del todo su cuento de que su tobillo ya estaba bien, podía estar fingiendo para no preocuparme, si ese fuera el caso ella se estaría comportando como una idiota por intentar ocultarlo, aunque he de admitir que su comentario sobre el vestido me hizo gracia. Después de su siguiente comentario y de que ella me golpeara en la frente, note como la mirada de uno de los chicos de ese local se clavaba en mi como si sus ojos lanzaran flechas. La verdad es que en lo que a mi respectaba, no me molestaba, pero si que me molestaba por Learith, ya que el nos miraba como molesto, como si estuviera celoso y eso me molestaba. La razón era muy sencilla, para mi que nos mirara así era como si el pensaba que Learith era algo que le pertenecía a el, como si ella fuera un objeto. "Sera idiota, Lea no pertenece a nadie, es una persona, no un objeto que se puede poseer" pensé enfadado.

Después de eso dijo algo que yo ya sabía, que a ella no le gustaba el traje que llevaba, eso era obvio ya que ese traje no concordaba nada con su personalidad aunque sí con su físico ya que resaltaba sus facetas adorables. Luego me pregunto que quería, la verdad es que no tenía ni idea de que pedir, solo estaba seguro de que no iba a dejar que me invitase. -La verdad es que no me decido sobre que pedir, así que sera mejor que me traigas algo que tu creas que esta bueno, pero ten por seguro que lo voy a pagar con mi dinero. Tranquila no me debes nada, lo del otro día esta olvidado y con eso no quiero decir que me olvido de lo bien que lo pase, me refiero a que no tienes ninguna deuda que saldar conmigo.- Dije sonriente, ya que me imaginaba que quería invitarme porque se sentía en deuda conmigo, lo cual me parecía estúpido, porque yo realmente pensaba que ella no me debía nada.

Era muy raro como se comportaba ella con los demás clientes, sentía como si fuera una completa desconocida para mi, fingía demasiado bien, tan bien que incluso daba miedo. Le hice un gesto a ella para que se agachara un poco y así poder susurrarle al oído. -Se que como es tu trabajo no puedes comportarte como lo harías normalmente, por eso quiero que sepas que si alguno de esos chicos te molesta o hace algo inapropiado hacía tu persona puedes avisarme y yo te ayudare.- Susurré sabiendo que ella me iba a contestar que no quería mi ayuda, pero yo lo decía completamente enserio y si veía que alguno de ellos se pasaba de la raya la ayudaría aunque ella no quisiera. Porque si que es verdad que a mi no me gusta discutir y mucho menos pelear cuando se trata de protegerme a mi mi mismo, pero si era para proteger a otra persona, y más aun a un ser querido, no me importaba lo más mínimo discutir o pelear. -Un amo que se precie tiene que proteger a su gente.- Dije bromeando mientras sonreía para tranquilizar a Lea.
avatar
Yukito Yue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 2947

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Learith Salvatore el Lun Sep 08, 2014 10:49 pm

Como sospechaba Yukito tenía pensado no aceptar mi oferta. ¡Será cabezón! Pues bueno, en tal caso, solo tenía que mentirle en el precio. No me gusta mentir, pero después de que pague ya le diré el precio real. La culpa es suya, por no querer que yo haga nada por él. Es en cierto modo me molestaba. Él siempre hablaba de protegerme y cosas así pero yo nunca podía hacer nada por él. ¿Por qué? En el fondo creo que él era casi tan cabezota como yo, y quizás también bastante orgulloso. En ese sentido nos pareciamos demasiado, creo. En tal caso, seguiría insistiendo con eso de invitarle, si simplemente le engañaba sería casi como si perdiese, y además, luego no me sentiría demasiado bien. En verdad odio las mentiras, y por ende odio tener que decirlas. Después volvió a decir que me protegería, supongo que había notado las miradas de aquel tipo. Yo enarqué una ceja, y me acerqué a él para susurrarle.

-Tranquilo, si fuese necesario ya me encargaría yo de quien hiciera falta.- Me alejé de nuevo de él, y le sonreí cumpliendo con mi papel de buena camarera maid. -Te recuerdo que no sy una chica indefensa. No necesito ningún caballero andante que venga a mí rescate. Seguro que en una película de Disney yo sería la mala.- No es aue yo me considere mala, pero reconozco que a veces mis ganas de conseguir algo me acercan bastante a ese objetivo. Seguro que yo sería el personaje que en el fondo es bueno pero hace de malo porque necesita conseguir algún objetivo.

Con aquellas palabras me alejé de la mesa de Yukito y me dirigí haciael tipo que me había llamado hacía unos minutos. Quería otra taza de café con leche, por lo menos esta vez no era ninguna estupidez. Asentí con la cabeza, con una dulce sonrisa en los labios e hice una leve reverencia antes de marcharme hacia la cocina, no sin antes dedicar un guiño de ojo a Yukito. Juraría que al cliente no le hizo demasiada gracia...

Minutos después aparecí de nuevo con una bandeja, y en ella dos cafes y un plato con tostadas junto a un plato más pequeño con mantequilla y diferentes tipos de mermelada y mantequilla. Por si acaso, también llevaba un croissant. Llevé el cafe a su respectiva mesa, y luego lo demás a la de Yukito.

-Come lo que quieras. Insisto en que, por esta vez, no pagarás absolutamente nada- Cogí una silla y me senté junto a él, cruzándome de piernas. Mientras que no me volvieran a llamar o no entrase otro cliente no pasaría nada. -Por cierto, perdona por no haer vuelto a tu casa desde entonces... Encontré este trabajo apenas dos días después, y entre el trabajo y las clases no he parado ni un momento- Me excusé, dando un suspiro. No me gustaba faltar a mis promesas ni siquiera por un motivo justificado. Pero juro que tenía pensado ir aquella misma tarde. -Aunque que conste que tenía planeado visitarte hoy- Sonreí traviesa, como una niña pequeña. Seguro que Yukito no podría ni enfadarse ni negarse a nada viéndome así. Yo era consciente de la impresión que daba con aquel vestido y mis rasgos inocentes ¿Que si me aprovechaba de ello? Solo le sacaba cierto partido en ocasiones.
avatar
Learith Salvatore
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 618
Monedas Monedas : 1963

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Yukito Yue el Mar Sep 09, 2014 2:35 am

Su respuesta no me sorprendió lo más mínimo, me dijo justamente lo que esperaba que me iba decir, aunque he de admitir que no me esperaba su comentario sobre que en una película de Disney ella sería la mala, eso me hizo mucha gracia. Mientras me decía yo iba pensando en una respuesta de modo que para cuando acabo ya tenía una pero antes de que se la dijera se marcho, era comprensible ya que estaba trabajando. Primero fue a donde el otro chico y luego a la cocina. En cuanto se fue el chico me miro como si quisiera matarme y ocupar mi lugar, seguramente era porque ella me había guiñado el ojo. No le presté demasiada atención, pero no era por miedo, sino porque esa persona no despertaba ningún interés en mi ya que no le había hecho nada Lea, aunque parecía que yo si le interesaba a el porque no dejaba de mirarme con malos ojos y a decir verdad empezaba a sentirme un poco incomodo, pero no iba a decirle nada a Lea para que no se preocupara.

Al de un rato Lea volvió comida, primero fue a la mesa del otro chico y luego se sentó conmigo. En cuanto se sentó empezó a volver con lo de antes, diciendo que no iba a tener que pagar y justo antes de que respondiera ella me pidió disculpas por no haberme visitado y se excuso diciendo que tenía pensado ir después del trabajo. En un principio iba a responder que no iba a aceptar su invitación, pero después de oír como me pedía perdón no podía llevarle la contraría, estaba tan adorable con ese vestido, notaba como mi cara se acaloraba y se enrojecía. No me quedaba otra opción que darle la razón, así que suspire antes de empezar a hablar. -No tengo más remedio, por esta vez aceptare tu invitación, pero solo esta vez, no se volverá a repetir y que conste que no lo haga para que saldes tu deuda, ya que no hay ninguna deuda que saldar, lo hago porque me lo has pedido tu. Y que no se te ocurra volver a pedirme perdón por esa tontería, no tiene importancia, entiendo que estés ocupada. Por cierto, muchas gracias por la comida.- Dije sonriendo para que no se preocupara por lo de no ir a mi a visitarme.

De repente me acordé de lo que iba a decir justo antes de que se fuera a por la comida. -Por cierto, con lo de ayudarte no me refería a que tu no pudieras sola, sino que igual te frenaba el hecho de que trabajes aquí, porque si te enfrentas a algún cliente igual te despiden... Así que para evitar eso, me enfrentare a ellos por ti.- Dije con una amplia sonrisa en mi rostro, esperando que no se lo tomara a mal mi comentario, ya que lo decía sin ninguna mala intención y solo con la intención de protegerla. -Aunque no necesites ser salvada por ningún caballero, eso no significa que seas la mala. De hecho pareces la típica princesa valiente de un cuento de hadas, sobretodo con ese vestido que resalta tu faceta tierna, además estoy seguro de que si te vistieras apropiadamente para una cita con un chico realmente parecerías una princesa de película.- Dije medio enserio medio de bromas, añadiendo una pequeña risa al final. Seguro que con eso se avergonzaba, aunque yo pensaba que las palabras que acaban de salir de mi boca eran ciertas.
avatar
Yukito Yue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 2947

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Learith Salvatore el Miér Sep 10, 2014 6:32 pm

Yukito aceptó, al fin, mi oferta. Eso confirmaba mi teoría de que con aquella apariencia era difícil decirme que no. Lo que no me esperaba era aquello de que podría parecer una princesa si me arreglara para una cita o algo así. Alcé una ceja con una sonrisa socarrona y burlona.

-¿Acaso una princesa no puede ser la mala?- Pregunté dándole un golpecito en la nariz. En ese momento miré el reloj que colgaba de la pared, apenas quedaba media hora para que se terminase mi turno. Iba a volver a hablar, pero entonces el otro tipo volvió a llamarme. Me levanté haciendo un gesto a Yukito para que esperase un momento. Esta vez lo único que quería era la cuenta y pagar ¡Menos mal! Cogí el dinero y la propina, que contando lo pesado que se había puesto me había dado poco, y me fui hacia la caja para guardar el dinero. Allí la encargada me pidió que sacase la basura. Asentí con la cabeza e hice lo que me pidieron. Cogí la bolsa y salí por la puerta trasera del edificio, que daba directo a un callejón, para tirar la bolsa en el contenedor. Una vez la tiré me sacudí las manos y me dispuse a entrar de nuevo. "Ahora terminará mi turno, pero quizás pueda quedarme un rato con hablando con Yukito, total, esta tarde pensaba ir a visutarle" pensé distraidamente, pero justo cuando puse la mano en manillar alguien tiró de mí hacia atras, poniendome contra la pared. Al principio reconozco que me sobresalté un poco, pero enseguida me calmé y más al ver la cara del culpable de aquello: El tipo moreno del bar. Seguro que solo quería intentar algo conmigo. En fín, solo tenía que hacerle entrar en razón.

-Anda, hola. ¿Qué quieres?- Pregunté sin mostrarme intimidada en ningún momento por el hecho de estar, literalmente, contra la pared.

-Dime, el tipo ese con el que estabas. ¿Es tu pareja? Sino lo es, podríamos quedar esta tarde, o mañana si te viene mejor- Tal y como pensaba solo quería intentar algo. Me pregunto si esto sería usual en este trabajo.

-No, no lo es. Pero de todos modos me temo que tengo que rechazar tu oferta. Eres un cliente, no puedo salir con clientes. No es ético- Le dediqué una pequeña sonrisa y puse la mano en su brazo, apartándole para poder volver a entrar en la cafetería.

-Tú de aquí no te mueves, gatita- Tiró de nuevo de mí, pero esta vez con algo más de fuerza. Incluso me hizo algo de daño. "A ver si va a resultar que este idiota, aparte de idiota, también está un poco loco" vale, sí, tenía algo de miedo ahora. Pero no pasaba nada, podía defenderme si el momento lo requería. Así que mantuve la cabeza fría. ¿Qué podía hacer? No quería pegarle, por supuesto, pero tampoco queríanada con él, obviamente. Mientras yo decidía mi próximo paso él me cogió con fuerza de la barbilla y me básicamente me obligó a besarle. Fue en ese momento en el que de verdad comprendí la situación.

-De verdad que tendrías que venir conmigo...- Hablaba con una voz tranquilizadora, como si no acabase de ocurrir nada. ¡Este tipo era odioso!

-Siento decirte que no pienso hacerlo, y más te vale soltarme. Me da igual si eres un cliente- Avisé amenazadoramente. Sabía que no se volvería atrás tan fácilmente, pero lo que no me esperaba era el bofetón que me dio después de mis palabras, incluso logró tirarme al suelo. Muy a mi pesar, me pilló tan de sorpresa que me quedé paralizada, sin poder siquiera reaccionar.
avatar
Learith Salvatore
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 618
Monedas Monedas : 1963

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Yukito Yue el Jue Sep 11, 2014 12:49 am

La verdad es que me sorprendió bastante su pregunta sobre que si las princesas no podían ser malas. ¿Que clase de pregunta era esa? En los cuentos de hadas las princesas nunca son malas y cuando lo parecen realmente no lo son, ya que solo intentan ocultar su verdadera personalidad. Cuando miró al reloj ya también miré por inercia y después justo cuando ella iba a decir algo se tuvo que levantar, parecía que el otro chico se marchaba y menos mal porque ya me estaba resultando molesto que nos mirase sin parar. Cuando el chico se fue a Lea le dijeron que sacara la basura así que tuve que esperar un poco hasta que volviera. El problema empezó en ese momento, ese "poco tiempo" que tenía que esperar se empezaba a alargar. "¿Cuando tiempo puede tardar "la princesa malvada en sacar la basura?" me pregunté a mi mismo lleno de aburrimiento.

Estaba empezando a preocuparme, el tiempo de espera se estaba alargando demasiado, sentía que algo iba mal, así que salí corriendo por la puerta por la que había salido Lea anteriormente. Y ahí estaba la escena que me esperaba, aunque realmente quería que eso no estuviese pasando, el chico que no paraba de mirarnos en la cafetería molestando a a Lea, en el fondo sabía que algo como esto iba a suceder. Vi a Lea en el suelo con la mejilla roja, lo cual me hacía suponer que el la había pegado. Eso me enfado muchísimo, no había estado tan enfadado en toda mi vida, realmente me entraron ganas de arrancarle la cabeza a ese tío, pero intente contenerme. Pensé que lo mejor sería intentar que se fuera mostrándome muy seguro de mi mismo, la gente normal se solía asustar con eso, lo que no sabía es que ese chico estaba un poco chiflado y la cosa no iba a ser tan fácil.

Me puse detrás de el sin que me viera y le puse la mano en el hombro. Tenía la intención de enseñarle mi otra cara, mi demonio interno, algo que solo descubre la gente que intenta hacer daño a mis seres queridos y ese "demonio" podía llegar a ser más cruel y fanfarrón que cualquiera si se le provocaba lo suficiente. -¿No crees que pegar a una chica esta mal? Además entre tu y yo aunque parezca dura, realmente no lo es. Si buscas un adversario digno sería mejor que te enfrentaras a mi.- Dije con un tono burlesco y de superioridad, con una sonrisa que indicaba lo mismo que el tono. En cuanto termine de hablar el se giro e intento pegarme un puñetazo en la cara, no se me hizo difícil esquivarlo, ya que me esperaba que hiciera eso, solo me hizo falta apartar la cara hacia atrás, su reacción era lo que buscaba, para eso le había dicho eso, para provocarle, así se olvidaría de Lea y se centraría en mi y por otro lado lo hice para enfadarlo, ya que el enfado nubla la mente y hace cometer errores.

Después de esquivar su golpe le aparté de un empujón para acercarme a Lea y me puse de cuclillas para poner mi cara frente a la suya. -¿Estas bien verdad? No te preocupes todo se arreglara pronto confía en mi.- Dije con una voz dulce y tranquilizadora, mientras sonreía como si lo que acaba de decir fuera una promesa. luego mi expresión cambio radicalmente, ahora mostraba un enfado desmesurado. Me levante y me di la vuelta, el chico estaba justo delante de mi, al menos ahora estaba yo entre el y Lea por lo tanto tendría que pasar por encima de mi para tocarla otra vez. Me imaginaba que el la había acosado antes de pegarla y seguramente le había preguntado si yo era su pareja, así que me tome la libertad de contestarle. -Que ella y yo seamos pareja o no a ti no te incumbe lo más mínimo, pero en el caso de que no fuéramos pareja seguro que preferiría salir conmigo que contigo. Lo digo porque seguro que ella te ha rechazado y tu le has pegado por eso, pues te voy a decir una cosa, si le rozas un solo pelo o incluso si la miras mal otra vez, desearas no haber nacido.- Dije muy furioso, pero cuando acabe de hablar el se rió y me pego un puñetazo en la cara, esta vez me dio, quería comprobar la fuerza que tenía.

Su fuerza no era nada del otro mundo, aunque me hizo sangras un poco del labio, haciendo que saliera un hilo de sangre de mi boca, pero me la limpié pasándome la lengua por la herida. -Te voy a dar un pequeño consejo de amigo, más vale que cojas alguna tubería o algo así porque si no lo haces esto va estar muy desigualado. Que pena que no seamos tan amigos como para que te deje hacerlo.- Después de decir eso le pegue un puñetazo en pecho que le tiro al suelo y dejo sin respiración durante unos segundos, después empezó a toser. Volví a darme la vuelta sin preocuparme de el, algo que no debería haber hecho, porque podía levantarse otra vez, pero lo único que me preocupaba en esos momento era Lea. -Espero que estés bien, te ayudaré a levantarte. Seguro que lo has pasado mal- Dije con una sonrisa dulce y protectora, pero a la vez preocupada, mientras le extendía la mano para que la agarrara y se levantara.
avatar
Yukito Yue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 2947

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Learith Salvatore el Vie Sep 12, 2014 2:01 am

Justo cuando el miedo comenzaba a apoderarse de mi cuerpo apareció Yukito y comenzaron a pegarse. ¿Qué demonios hacía ahí sentada? Quería levantarme, defender mi orgullo, sobretodo cuando Yukito dijo que yo no era tan fuerte. Quería demostrar mi fuerza, y sin embargi yo estaba ahí tumbada por una simple bofetada "Lea, eres una aténtica estúpida" Pensé. Me sentía impotente, y ese sentimiento me quemaba como ácido por dentro. "Maldita sea" Yukito se acercó a mí y me dijo que no me preocupara. Diablos, no me preocupaba por la situación en general, es decir , se veía que Yukito lo tenía todo controlado. Pero lo teía controlado sin mí. Me sentía tan inútil en aquel momento... Yukito me ayudó a levantarme y me sacudí el vestido, tenía tanta rabia dentro de mí que sentía las lágrimas quemándome los ojos. Obviamente no dejaría que la rabia saliera en forma de lágrimas, ni de coña. Así que, en cuanto me levanté miré al otro tipo que ya estaba comenzando a recuperarse y acercarse a Yukito, pero antes de que eso sucediera le di un puñetazo en la cara con toda la fuerza y la rabia que pude, y no era poca. Él volvió a caer en el suelo, no parecía estar precisamente muy contento.

-Eres un cerdo- Las palabras salieron incluso con más asco del que yo había pretendido, y es que en verdad me había sentado mal lo que había hecho aquel tipo. ¿Peto quién se creía que era para pegarme a MÍ? -Escúchame bien, que sea amable contigo dentro es solo porque me pagan por ello. Fuera de ese sitio no voy a ser ni tan amable, ni tan servicial ¿Me oyes? Es más, no te quiero volver a ver por aquí. Y como no te vayas ahora pienso llamar a la policía- Sentencié todavía muy cabreada. -Ah... y una cosita más- Cogí a Yukito de lapechera y le acerqué a mí, besándole. Él tenía una herida en el labio, y yo lo tenía algo hinchazo junto a la mejilla en general, pero me importó más bien poco. Me separé de Yukito y volví a mirar al tipo que estaba intentando levantarse. Probablemente el golpe de Yukito le seguía doliendo, además ahora parecía tener el labio roto y la mejilla muy hinchada por culpa de mi golpe. -Espero que lo hayas mirado bien, porque es algo que jamás vas a probar- terminé dehablar y cogí a Yukito de la mano, metiéndolo a la cafetería. Por suerte la puerta daba a la zona reservada para trabajadores, así que los clientes no tenían por qué enterarse de nada. Cuando la encargada nos vio se acercó a nosotros corriendo, un tanto histérica. Enseguida nos preguntó por lo que había pasado y yo se lo expliqué rápidamente, ahorrandome detalles como que había besado a Yukito. Minutos después yo tenía hielo en la mejilla para que no se me hinchase y saqué un botiquín.

-Voy a curarte esa herida del labio...-, Informé sacando lo necesario. Sin esperar su respuedta comencé a curarle. -Oye... Gracias por ayudarme antes... Pero que conste que me las hubiera apañado yo sola- Comenté mientrad pasaba un algodón por la herida de Yukito -Que, por cierto ¿Qué era esobde que no soy tan fuerte?¿Eh?- ,Terminé de limpiar la herida y le miré "enfadada" cruzada de brazos, como esperando una explicación. Quizás debería darle una explicación por lo del beso, pero no habíanada que explicar realmente. Además ya nos habíamos besado antes así que... No importaba ¿No?
avatar
Learith Salvatore
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 618
Monedas Monedas : 1963

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Yukito Yue el Dom Sep 14, 2014 6:00 pm

Lo siguiente que hizo Lea después de levantarse no me lo esperaba en absoluto, se puso detrás mio y le pego a aquel chico, el cual había caído al suelo otra vez por el golpe que había recibido. Le pegó bastante fuerte para el cuerpo que tenía, "nota mental, no enfadarla más de lo necesario si no quiero morir" me dije a mi mismo un poco asustado por como se había puesto ella. Después de eso me beso para enseñarle al otro tío lo que nunca iba a tener, yo por mi parte me sonrojé porque no me esperaba que hiciera eso, ya que no era el momento ni el lugar apropiado para hacerlo. Cuando ella termino de hablar me cogió de la mano y prácticamente me arrastro hasta la cafetería. Donde no esperaba la encargada, la cual se acerco a nosotros bastante alterada.

Lea le explicó de una forma resumida lo que había pasado mientras yo le daba la razón para que la encargada se tranquilizara. Al cabo de unos minutos ella me dijo que iba a curarme el labio, yo sentía que no lo necesitaba ya que no me dolía absolutamente nada, además podía curarme la herida yo solo si fuera necesario, pero antes de decirle que no hacía falta ella ya estaba curándome la herida, como si no le importara la respuesta que podía haber dado. Aunque realmente creyera que no necesitaba lo que ella estaba haciendo por mi, la verdad es que me sentía muy cómodo con esa situación y más aun cuando me dio las gracias. Hice una pequeña mueca de dolor cuando pasó el algodón por mi herida. -De... de nada. Ya te dije que siempre estaría a tu lado para protegerte.- Dije apartando la mirada mientras se me sonrojaban las mejillas.

Todo eso duro bastante poco, al menos para mi. Me pregunto porque dije que ella no era tan fuerte, después se cruzó de brazos y me miro como si estuviera enfadada y esperara una explicación. No entendía porque estaba enfadada yo solo había actuado con la intención de protegerla y que de repente estuviera enfadada por eso hizo que me sintiera mal conmigo mismo y me pusiera triste, así que me baje la mirada. Ahora sí que lo había dejado claro, no quería protección de ningún tipo, así que yo ya no iba a insistir más con ese tema. -Solo lo había dicho para protegerte y que viniera a por mi y así te dejara en paz, la verdad es que me enfade mucho cuando vi que te había pegado. Pero aun así lo siento mucho, tendría que haberte dejado a ti defenderte por ti misma, después de lo que acabas de decir ya me ha quedado claro que no quieres protección de ningún tipo. Además, por como has actuado fuera se puede ver que tampoco la necesitas. No debería haberme inmiscuido en tu pelea, pero tranquila no volveré a decirte nada que tenga que ver con protección.- Dije levantando la mirada para mirarla con una sonrisa que intentaba ocultar tristeza, la tristeza que sentía por sentirme culpable.

-Pero si tu no quieres mi ayuda yo tampoco voy a aceptar la tuya, así que no voy a dejar que me invites.- Dije bromeando para que ella no pensara que estaba triste. Al terminar de hablar puse dinero en la mesa. -No se cuanto vale lo que me has traído para comer antes, pero con esto sera suficiente. Quédate con el cambio- Acto seguido me levante con la intención de irme, yo no quería hacerlo, pero ella parecía enfadada así que no quería molestarla más. Antes de que ella dijera nada salí por la puerta que daba al callejón, al salir vi como el chico de antes se marchaba, menos mal, ahora mismo no estaba de humor para pelearme, pero por un momento me pasó por la cabeza que quizás no se marchaba, a lo mejor iba a la puerta principal de la cafetería para esperar allí a que lea saliera de trabajar. Así que decidí quedarme un poco más, me apoyé en la pared del callejón mirando al cielo, había prometido que no volvería entrometerme en los problemas de Lea, pero era más fácil decirlo que hacerlo.
avatar
Yukito Yue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 2947

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Learith Salvatore el Lun Sep 15, 2014 8:43 pm

Vale ¿Yukito era idiota o qué? ¡Y ahorase iba! Osea, yo solo había preguntado, y el cogió y se fue... "Eres idiota, Yukito" Pensaba unay otra vez. En otro momento ulhubiera ido tras de él, pero mi orgullo no me lo permitió, sentía que sería darle la razón en que no soy tan fuerte como creo que soy, y no pensaba hacerle creer eso. Di un suspiro realmente me molestaba que hiciera eso... Me arreglé el uniforme y me puse de nuevo a atender las mesas, no conseguía quitarme a Yukito dela cabeza. ¿Se habría enfadado? Yo ni si quiera había dicho nada malo esta vez... "Idiota, eres un idiota" Me molstaba que se hubiera ido así, después de decir que ya no volvería a meterse en mis problemas. ¿Realmente quería eso? Supongo que sí, siempre he sido bastante independiente. Sin embargo, sentía que el hecho de que Yukito me dijera eso era, de algun modo, romper un poco la relación amistosa que empezábamos a construir.

Apenas pasaron 15 minutosla chica a la que le tocaba el siguiente turno llegó. La expliqué quién había pagado ya y quien no y me dirigí hacia los vestuarios. Allí me cambié el uniforme por unos vaqueros y una camiseta blanca de manga corta, miré triste el dinero que Yukito dejó encima de la mesa y lo cogí, no para pagarlo sino para devolvérselo. Salí por la puerta de empleados y, para mi sorpresa, ahí estaba Yukito. ¿Acaso me estaba esperando? Al verle sentí una sensación entre alivio y rabia. Alivio porque sabía que él no se había marchado realmente, rabia porque me había tenido preocupada para nada.

-¡Idiota! ¡Pensé que te habías enfadado!- Y sin pensarlo dos veces me acerqué a él enfadada, no para pedirle explicaciones, agradecerle o disculparme por a saber qué, no. Me acerqué a él para meterle una buena bofetada que retumbó por todo el callejón -¡No se te vuelva a pasar por la cabeza hacer algo así!, ¡Me preocupé muchísimo!- Inmediatamente me sentí culpable por pegarle. ¡Pero joder! ¿Por qué tuvo que irse? -Solo te pregunté por qué demonios digiste eso. ¡Y tú coges y te vas así! ¿Qué te hubiera parecido si hubiera sido al revés? Le cogí la mano y saqué el dinero que él me había dado del bolsillo del pantalón, poniendoselo en la mano. Por la brusquedad con la que lo hice se cayeron un par de monedas, pero no me importó. Di un suspiro, intentando controlar mi enfado.
-¿Y ahora me das una explicación de por qué has hecho cono si te fueras, para luego quedarte aquí? En verdad pensé que no querrías volver a hablar conmigo- Me había asustado demasido pensar en perderle ¿Por qué? Solo le conocía de un día. Aunque claro, habían pasado muchas cosas en un día. Además, aunque oiaba admitirmelo a mí misma y no tuviera intención de decirselo a él, no sé que hubiera pasado si no hubiera intervenido. Estaba demasiado asustada como para defenderme.
avatar
Learith Salvatore
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 618
Monedas Monedas : 1963

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Yukito Yue el Miér Sep 17, 2014 9:00 pm

Había pasado un buen rato desde que decidí quedarme un rato, bueno... en realidad no sabía cuanto tiempo había pasado ya que no había mirado el reloj. Tampoco se me había ocurrido mirar la hora, pero es que solo tenía una cosa en la cabeza, Lea. Realmente no sabía si estaba enfadado con ella por enfadarse por ayudarla o si estaba triste porque no quería mi ayuda, aunque puede que sintiera un poquito de las dos cosas. Empezaba a aburrirme de estar allí como un idiota, parecía que el tío se había largado definitivamente, así que decidí irme a casa antes de que Lea saliera. No podía evitar pensar que ese chico volvería. "¿Pero porque iba a volver? Eso es estúpido" pensé aunque no lograba convencerme del todo. De repente oí a alguien gritándome detrás mio me gire pensando que era el preparado para pelearme si fuera necesario, aunque solo me cayó un bofetón que no me esperaba.

Me dio un golpe bastante fuerte, sentía el calor del golpe en la cara, casi como si me hubiese quemado con fuego, además seguro que me había dejado una gran marca en la cara. Lo único que pude hacer ante esa golpe fue llevarme la mano al lugar donde lo había recibido porque no sabía como reaccionar en esa situación, ya que nunca me había pegado una bofetada una mujer, ni siquiera mi madre, si me habían pegado puñetazos y patadas, pero en el dojo y eso es por deporte, esto era totalmente distinto. Siempre me había preguntado como sentía y ahí tenía la respuesta, no era muy agradable. Ella empezó a gritarme y a echarme la bronca, para después darme el dinero como si me odiara. Después me pidió una explicación, al escuchar todo lo que me había dicho los sentimientos que sentí cuando me fui de la cafetería aumentaron, sentía más tristeza y enfado, ya que ahora si que parecía enfadada de verdad. Pero lo que dijo después me tranquilizo y se podría decir que me hizo feliz al decirme que realmente pensaba que no iba a hablar más con ella, como si estuviera preocupada de que me fuera. Ya se me había pasado la tristeza y el enfado, pero no iba a dejárselo tan fácil, así que no mostré ni una pizca de felicidad.

-¿Porque iba a dejar de hablarte? Me he ido porque pensaba que estabas enfadada y no querrías verme, me he ido por ti. ¡Y ahora viene y me pegas cuando todo lo que hecho a sido por ti, te he salvado contra ese chico, también te ayude en la ducha y ahora me he ido porque pensaba que no querías verme y lo único que consigo a cambio son gritos!- Dije gritando de forma muy cómica, porque aunque quisiera aparentarlo no lo estaba realmente. Después de hablar me di la vuelta para darle la espalda y me crucé de brazos. -Aunque después de ver como me tratas igual dejo de hablarte, porque te lo mereces- Dije hablando como un niño pequeño cuando se molestaba, para luego girar la cabeza y sacarle la lengua como un niño, después volví a darle la espalda.
avatar
Yukito Yue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 2947

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Learith Salvatore el Vie Sep 19, 2014 9:39 pm

A cada palabra y gesto de Yukito empezaba a tener más claro que su objetivo con todo aquello era molestarme aun más. Este chico me confunde demasiado, es decir.. Le doy una bofetada y se pone a... ¿A bromear? Ni siquiera tenía claro hasta que punto era cierta aquella actuación. En cierto modo tenía razón, el me había ayudado en todo lo que había podido, y yo le pagaba con una bofetada... Obviamente no había reaccionado de la mejor forma. Pero... ¡Rayos! Realmente había conseguido molestarme. Alcé una ceja ante su actitud infantil, cruzándome de brazos. No sabía si aquello me tranquilizaba o me enfadaba aun más. Me hubiera gustado haberle ayudado con cualquier cosa para poder defender mi posición desde ese punto de vista, pero eso no había sido así. Desde que le conocí mi objetivo ha sido conseguir molestarlo y avergonzarle.

-Tsk, ¿Por qué no iba a querer verte? Solo te hice una pregunta. ¡Además! No hagas cono que estás enfadado si no lo estás, me confundes- Me quejé levándome una mano a la frente. Realmente no estaba de buen humor. ¿Quién lo estaría en mi situación? Acababa de salir de trabajar, después de que un tipo intentara hacer a saber qué conmigo, y que uno de los pocos amigos que tenía allí se fuera supuestamente enfadado. ¡Para que encima se encontrase ahi fuera! Desde luego no era mi día.
-Bueno, será mejor dejar este tema. No quiero discutir contigo por una tontería así. Aunque que conste que no te trato mal, solo me sacaste de mis casillas.- Dije intentando ser lo más sensata que me era posible en aquella situación. Pero entonces me vino una duda a la mente, y no pude evitar preguntar. -Si te querías ir supuestamente por mí. ¿Por qué narices te quedaste esperando en la puerta?- Pregunté, no le veía demasiado sentido, exceptuando la posibilidad de que quisiera simplemente darme un escarmiento por haberme "enfadado" aunque yo no estaba realmente enfadada antes de que se fuera. -Por cierto, ni se te ocurra volver a decir, insinuar, o diquiera pensar que no soy tan fuerte como digo ser, o la próxima bodetada será más fuerte- Dije cruzándome de brazos, comobsi con mi postura reforzara mi amenaza y afirmara que la cumpliría si él llegaba a hacer aquello.
avatar
Learith Salvatore
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 618
Monedas Monedas : 1963

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Yukito Yue el Sáb Sep 20, 2014 4:03 am

No me gustaron nada ninguna de las cosas que me dijo, parecía que estaba teniendo un mal día, pero el mio no iba mejor, me había pegado con un tío y había recibido un golpe solo para protegerla con los poco que me gusta pegarme y lo único que recibía a cambio era que ella me gritara, me diera un bofetón y me amenazara con pegarme otra vez si volvía a decir que no era tan fuerte. Ya le había dicho antes que eso lo había dicho para que el chico la dejara tranquila. ¿Tanto le molestaba que la protegiera que tampoco se daba cuenta de cuando lo hacía? Si la respuesta por su parte era que sí, que a mi parecer así era, ya podía estar tranquila porque no me iba a volver a meter en su vida personal.Yo no quería eso, pero si ella lo prefería así yo no podía hacer nada, ella había tomado su decisión.

También me había dicho que no hiciera como si estuviera enfadado si no lo estaba, pero ahora si lo estaba realmente. Cada frase que me había dicho me había parecido como si me abofeteara otra vez y eso no me hizo mucha gracia, ya que no me gusto demasiado la sensación del primero y lo que me estaba haciendo sentir en ese momento no era mucho mejor. ¿Que ella no quería discutir? Joder, ni yo tampoco, pero solo porque era ella prefería seguir pegándome con el otro chico antes de seguir con esa discusión, de hecho todavía notaba la sensación del bofetón y quería dejar de sentir eso, prefería recibir los golpes más duros con una palanca o una tubería que sentir eso, tenía que hacerlo desaparecer. Se me ocurrió que podía apretarme la herida de la pelea para sentir ese dolor y así olvidarme del otro, pero me pareció una falta de respeto hacía Lea que me curó la herida, pero pronto se me ocurrió otra idea, esa otra idea era responder a lo que había dicho.

-En primer lugar, ya te he dicho que lo de decir que parecías más débil era para que te dejara en paz y fuera a por mi, fue exclusivamente para protegerte, yo realmente no pienso eso. ¿Y quieres saber porque me he quedado? Porque me preocupaba que el ese tío intentara hacer otra cosa, pero por lo que parece no debería haberme quedado, ya que eso te ha enfadado más, pero no te preocupes que estos dos problemas quedaran solucionados cuando te repita lo que te he dicho antes, no voy a volver a entrometerme en tu vida ni a intentar protegerte y esta vez lo digo de verdad. ¿Era esto lo que querías verdad?.- Dije mientras me sentaba en el suelo apoyándome en la pared del callejón. No pude evitar reírme de la impotencia, era una risa muy floja y desganada, casi como un sollozo.

-¿No lo entiendes verdad? No se si a lo largo de tu vida te ha pasado algo traumático o si alguien te ha fallado cuando más lo necesitabas o si simplemente eres una chica excesivamente arrogante. Pero todo el mundo,por muy fuerte que sea, necesita a alguien que le cuide las espaldas y te lo digo yo que hasta ahora no he tenido a nadie que haga eso por mi, he recorrido los caminos peligrosos de este mundo yo solo deseando que alguien me ayudara como yo he hecho contigo. Pero a diferencia de ti yo no he tenido nunca a nadie como yo a mi lado que me ayudara cuando lo he necesitado y antes de que digas que yo soy la prueba de que no todo el mundo necesita protección, te equivocas, he sufrido mucho más de lo que te puedas imaginar. Espero que ni siquiera se te pase por la cabeza ponerte triste por esto, no te he dicho esto para eso, te lo he dicho para advertirte, para que no acabes como yo y si piensas que después de de rechazar mi ayuda tantas veces durante estos dos días voy a aceptar la tuya estas muy equivocada, no necesito tu compasión ni la de nadie, no pienso permitir que me ayudes solo porque te doy pena.- Dije muy serio, yo realmente quería que nos protegiéramos mutuamente, pero si ella no quería mi protección yo tampoco iba aceptar la suya, eso lo tenía más que claro.

Lo que acaba de decir me trajo recuerdos a la mente, recuerdos dolorosos, recuerdos que creía haber dejado atrás y olvidado. Bajé mi cabeza para mirar al suelo y me puse las manos en la cabeza, ahora no me importaba nada más, solo quería que esos recuerdos se callasen de una vez y la forma más rápida de hacer callar algo es con un ruido más fuerte y con mucho dolor, mucho dolor físico, realmente no había pensado en la alternativa del cariño de otra persona, pero yo eso nunca lo había conocido así que para mi no era una opción. No quería pegarme con nadie y menos aun con Lea, así que solo me quedaba una salida. -Antes de que respondas piensa un poco en tu respuesta, espera aquí y piensa que ahora mismo vuelvo- Dije sonriendo dulcemente como si no pasara nada mientras me levantaba del suelo. Acto seguido me aleje y me puse detrás de un contenedor de basura, donde seguramente Lea tiró la basura, para que ella no viera lo que iba a hacer ahora, ya que seguro que le impactaría. Empecé a darle puñetazos a la pared con todas mis fuerzas, me empezaron a doler mucho las manos, pero gracias a eso solo podía pensar en ese dolor así que lo otro se me pasó. Al de un rato dejé de pegar puñetazos a la pared, no me rompí ningún hueso pero tenía los nudillos despellejados y las manos rojas y muy muy doloridas. Salí de detrás del contenedor con las manos en los bolsillos para que ella no notara nada, aunque la mueca de dolor de mi cara no era tan fácil de esconder. -Bueno, te he dado bastante tiempo para pensar. ¿Que opinas de lo que acabo de decir?.- Dije sonriendo dulcemente para intentar disimular el dolor que sentía, aunque sentí que no conseguí borrar del todo la mueca de dolor de mi cara, solo esperaba que Lea no se enterase.
avatar
Yukito Yue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 2947

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Learith Salvatore el Dom Sep 21, 2014 2:25 am

Las palabras de Yukito no me gustaban en absoluto, y mucho menos la la manera de decirlas. ¿Cómo demonios habíamos llegado a ese punto? Tenía un nudo en el pecho que me ahogaba, y sabía perfectamente lo que aquello significaba, estaba a punto de llorar. "Ni se te pase por la cabeza, Lea, tú no lloras por algo así" Me dije a mí misma intentando retener las lágrimas. Realmente odiaba aquella situación, sentía que sin querer estaba alejándome de Yukito, y todo por mi estúpido orgullo. "¿De verdad es esto lo que quieres?" me pregunté a mí misma. Sabía que Yukito tenía razón, sabía que no estaba tan mal tener alguien que te ayude en los malos momentos. Lo sabía perfectamente, pero admitirlo en voz alta sería tragarme mi orgullo, y no podía volver a hacerlo. Entonces Yukito se alejó un momento, yendo detrás de los contenedores. Pude escuchar unos golpes muy fuertes, sin embargo no quise, y no me atreví, a asomarme para ver qué demonios estaba haciendo. Cuando salió se podía ver en su rostro una leve mueca de dolor. No sabía muy bien qué pensar en aquel momento, estaba un poco atontada por todo lo que había pasado aquel día, o mejor dicho, en aquel momento. Cuando Yukito me preguntó qué pensaba de todo aquello me dejé caer al suelo, sentándome apollada en la pared y me llevé las manos a las sienes. Comenzaba a dolerme bastante la cabeza. Maldita sea... Aquella situación estaba extresándome.

-Yo...- Comencé a hablar, pero no tenía idea de qué decir. Una parte de mí me gritaba que simplemente dejara las cosas así, que mantuviera mi orgullo, la otra me decía que implorase perdón. Y yo estaba totalmente perdida, las ganas de llorar aumentaban, incluso empezaba a tener los ojos algo llorosos, pero no lloraría, no delante de él. -Yo no quiero que te enfades- Susurré mirando a un punto perdido del suelo mientras jugueteaba con mis manos. -Pero no quiero que creas que soy alguien débil, porque no lo soy- Aclaré en un tono de voz más alto y seguro, alzando mi mirada para clavar en él mis ojos color miel. -Dices que no aceptarías mi ayuda porque yo no acepto la tuya, y sin embargo tú ya me ayudaste varias veces, y siquiera aceptaste una sencilla invitación. Me haces sentir como una niña desvalida- Volví a agachar la mirada. Era cierto, Yukito provocaba que me viera como alguien a quien había que estar protegiendo constantemente y que sin embargo no era capaz de ayudar. -Me pides que me deje ayudar, pero tú te has mostrado tan reacio como yo- Me levanté del suelo decidida. Sabía que no estaba arreglando nada con lo que decía, es más, solo estaba consiguiento sentirme cada vez peor. "Maldita seas Lea... " Pensé. Comencé a caminar hacia la dirección en la que se encontraba Yukito, pero solo para marcharme con la última palabra. Sin embargo, en el último momento, cuando ya iba a pasar de largo, la parte que me pedía incansablemente que suplicase perdón tomó terrenó, y terminé por prácticamente abalanzarme a Yukito, escondiendo mi cara en la camisa de Yukito, mientras agarraba esta con fuerza. Aquel gesto por mi parte fue el detonante para que las lágrimas comenzaran a brotar. ¿Por qué me ponía así por aquella tontería? Peores discusiones había tenido, y nunca había sufrido una reacción siquiera parecida. Hundí aun más mi rostro en su camisa, como si intentara esconder mis lágrimas.
-Perdoname- Musité sin separarme de él -No quería que nos enfadasemos- En la voz se me notaba que estaba llorando, hice todo lo posible para que no se notara, pero no fue suficiente. No me separé de él ni un momento por dosrazones fundamentales: No quería que me viera llorando y no me apetecía separarme de él. Solo esperaba que volviera a la normalidad. Aunque ¿Se podía hablar de normalidad si solo le conocía de un día?
avatar
Learith Salvatore
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 618
Monedas Monedas : 1963

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Yukito Yue el Dom Sep 21, 2014 5:01 am

Después de pedir a Lea que me diera su opinión, se sentó en el suelo y empezó a hablar, aunque no se si decir "yo" se le considere hablar. Tardó mucho en seguir con la respuesta, parecía bastante triste y cuando siguió hablando entendí el porque, creía que estaba enfadado con ella, la verdad es que sí que estaba enfadada con ella, pero ya se me estaba pasando, ya que los enfados no me duran lo suficiente. Después dijo algo más propio de ella, que no quería que yo creyera que era débil, yo no pensaba eso, de hecho Lea era la chicas más fuerte que había visto hasta ahora, incluso estaba seguro que aunque yo fuera más fuerte físicamente, mentalmente ella era más fuerte que yo. Pero por otra parte estaba volviendo a usar esa frase para ocultar sus sentimientos y así no parecer débil, siempre hacía lo mismo, estaba empezando a pensar que solo sabía decir que realmente no era débil.

La verdad es que lo que me estaba diciendo era cierto y ella tenía mucha razón al decir esas cosas de mi respecto a que yo tampoco estaba por la labor de aceptar su ayuda, así que no me enfadé, de hecho todo lo contrario empezaba a sentirme mal conmigo mismo por enfadarme. Después de acabar de hablar se levanto y se dirigió hacía a mi con la intención de irse y de dejarme allí solo, en cuanto se puso a mi lado con la intención de irse fui a agarrar su brazo para detenerla y pedirle perdón, pero antes de que lo hiciera, paso algo que no me esperaba, un comportamiento que pensé que nunca vería en ella, se abalanzó sobre mi y empezó a llorar con la cara tapada, seguramente para que yo no viera que estaba llorando, pero no hacía falta verlo para saber eso, bastaba con oír el tono de voz con la que me pidió perdón y dijo que no quería que nos enfadáramos.

Yo tampoco quería que nos enfadáramos, así que lo primero que hice fue sacar las manos de los bolsillo, dejando al descubierto mis manos destrozadas para agarrarla de la cintura con una mano y poner la mano en su nuca para apretarla contra mi para que se sintiera más segura y protegida. -Yo tampoco quería eso y yo también te pido disculpas, he sido un cabezota y un egoísta. Siento de veras haberme enfadado contigo, tu no tienes la culpa. Me siento fatal por haberte hecho llorar, pero a cambio puedes desahogarte todo lo que quieras llorando sobre mi y así poder quitarte todas las penas. A veces es mejor dejar fluir tus sentimientos y muchas veces exponer tus sentimientos demuestra más tu fuerza y tu valor que esconderlos para para intentar parecer más fuertes. Eres muy fuerte Lea, lo se, no mucha gente sería capaz de llorar así después de intentar ocultarlo todo el rato, te felicito.- Dije sonriendo dulcemente y sin soltar mi abrazo.

-Con esto no quiero decir que me guste verte así, ya te he dicho antes que no me gusta verte así, de hecho me atreveré a decir que no hay nada que me guste menos que verte así. Pero ahora lo importante es que te desahogues así que llora todo lo que quieras y espero que no se te ocurra pensar en que me voy a reír de esto, así que tranquila. Yo siempre estaré a tu lado para cuando me necesites, nunca me alejaré de ti y creó que eso te lo he demostrado en más de una ocasión, siempre te protegerte de cualquier cosa que pueda hacerte daño, aunque ese algo sea yo mismo, te lo prometo. También aceptare tu ayuda así que no te preocupes.- Dije sonriendo dulcemente para ella sintiera una sensación de calidez y así dejara de llorar. No me molestaba en absoluto que llorase pero no me gustaba verla en ese estado.
avatar
Yukito Yue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 2947

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Learith Salvatore el Dom Sep 21, 2014 11:41 pm

Me sentí terriblemente aliviada ante las palabras de Yukito, tanto que por un momento me odié a mí misma. ¿Qué diablos me estaba pasando? ¿Por qué me había dejado llevar de aquel modo? Eso no estaba bien, nada bien. No podía bajar la guardia de aquel modo, no podía mostrarme tan vulnerable. "Venga Lea. ¡Recomponte!" Me dije a mí misma, tenía ganas de abofetearme para poder volver a ser la tipa dura de siempre. -¿Quién dices que está llorando, idiota?- Me separé de él con un empujón, todavía intentando frenar las lágrimas. Probablente no era ni mucho menos lo mejor que podía hacer en aquel momento, seguramente mi mejor opción hubiera sido seguir abrazando a Yukito y llorar hasta que no me qudase nada por lo qur llorar. Lo malo de ser alguirn tan orgulloso como yo era que llevaba mucho tiempo sin llorar por mis penas, y desde luego no iba a hacerlo en aquel momento. -Gracias de todos modos- Susurré, tenía que admitir que a pesar de todo me sentía un poco mejor. Me limpié las lagrimas con la manga y sonreí alegremente, como si no hubiera pasado absolutamente nada. -Recuerda que me diste permiso para ser tu protectora ¿Eh?- Dije alejándome un poco de él hasta tener una distancia entre nosotros que, básicamente, no invadía el espacio personal de ninguno. Fue entonces cuando vi los nudillos desgarrados de Yukito y comprendí qué había hecho cuando fue detrás de los cubos de basura.

-Eres más idiota de lo que sospechaba. ¿Cómo se te ocurre hacerte esto?- Le agarré de la muñrca, enseñándole la herida de los nudillos. Hablaba en tono enfadado, el mismo que usaría una profesora que regaña a uno de sus alumnos. -Pasa para adentro anda, es mejor que te cure eso- Sin esperar respuesta alguna tiré de él de la muñeca para no hacerle daño en las heridas y pasé de nuevo a la cafetería. Mis compañeras me miraron entre extrañadas y preocupadas, yo como toda explicación sonreí tranquilizadoramente, como diciendo "No es nada". -Si pirnsas hacerte alguna otra herida deberías de decirmelo, así no me molesto en guardar el botiquín- Bromeé volviendo a sacar el algodón y el resto de cosas para curarle. -De esta me hago enfermera. ¿Verdad que seré la enfermera más sexy que verás jamás?- Guiñé un ojo y tomé su mano, curándole por segunda vez en aquel día. ¡Y aún no era ni la hora de comer! ¿Siempre que nos encontrasemos terminaría alguno de los dos heridos o qué? -¿En qué demonios pensabas cuando hiciste esto? Deberías pensar más friamente y ser más sensato. Haciéndote daño a ti mismo no arreglas nada- Terminé con una mano y me puse con la otra, pasando el algodón por las heridas y ejerciendo un poco de presión. -¿No me digas que tendré que protegerte de ti mismo?- Le di un golpecito en la nariz, acababa de terminar de curarle completamente, tiré los algodones usados a la basura y volví a guardar el resto. -¿Ahora quieres una piruleta?- Pregunté guiñando un ojo. De repente me encontraba de mucho mejor humor, no sabría decir el motivo, quizás porque todo parecía haberse arreglado con Yukito.
avatar
Learith Salvatore
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 618
Monedas Monedas : 1963

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Yukito Yue el Mar Sep 23, 2014 6:12 pm

Me sorprendió que de repente Lea me apartara de ella con un empujón mientras me decía que ella no estaba llorando, al decir verdad no se porque me sorprendió si estaba bastante claro que iba a hacer algo como eso, era un hecho que ella se comportaba como una chica dura y supongo que eso era parte de su encanto, supongo que sorprendió simplemente por el hecho de que pensaba que ella, al igual que yo estaba cómoda en esa postura, aunque a lo mejor solo fue mi imaginación. Pero no me enfadé en absoluto por aquel empujón que me dio para separarse de mi, de hecho me hizo gracia su intento de ocultarme que había llorado ya que se le había notado por el tono que tenía en la voz mientras estaba pegada a mi, además mi camisa estaba mojada por sus lagrimas, al parecer no lo oculto tan bien como ella había querido, al menos yo estaba contento de que volviera a ser la de siempre.

Ante su comentario de que ella no había llorado solo pude sonreír levemente y cerrar los ojos mientras miraba al suelo, con la típica sonrisa que reflejaba que yo sabía que había llorado pero le iba a dar la razón a ella. -Vale, tu ganas. Nadie ha llorado.- Dije sin levantar la cabeza. Después me dio las gracias, parecía que lo había dicho de verdad, con sentimiento y eso me sorprendió tanto que hizo que abriera los ojos de golpe justo para ver como se secaba los ojos y me sonreía alegremente. La combinación de su sonrisa con sus ojos brillantes, causa del llanto, hacían su cara más adorable de lo normal y eso hizo que me sonrojara y mirara a un lado. - De nada y sí, recuerdo haberte dado permiso para protegerme. Espero que me cuides bien, yo a cambió también te cuidare bien aunque eso ya lo has visto antes.- Dije contestando a lo que me había dicho sin mirarla a la cara ya que no quería que me viera sonrojado.

Luego se alejo de mi y me dijo que era más idiota de lo que ella esperaba, acababa de romper un momento muy bonito de "reconciliación" con esa frase. Aunque la verdad es que no se me ocurrió nada que contestarle, no me sentía orgulloso de lo que había hecho, pero al menos conseguí enterrar de nuevo esos recuerdos, que es lo que buscaba. Después me llevo de nuevo a la cafetería tirándome del brazo sin esperar a que dijera nada. A partir de hay todo fue normal empezó a curarme, mientras que yo no decía nada ya que estaba seguro de que si decía algo seguro que ella me echaría la bronca, pero de repente me preguntó si opinaba que ella era la enfermera más sexy que había visto nunca. Me puse muy nervioso y no pude responder, pero al menos podía concentrarme en el dolor que me causaba la presión del algodón para tranquilizarme un poco. -Puede que no arregle nada haciéndome daño a mi mismo pero a corto plazo he conseguido lo que quería, olvidar ciertas cosas. Por cierto, respondiendo a tu pregunta, sí, quiero que me protejas de mi mismo si eso implica que estés más tiempo conmigo.- Dije sonriendo dulcemente para responder a todo lo que me había dicho. Al terminar de curarme me pregunto de broma si quería una piruleta y yo quise seguir con su juego. -Más que la piruleta, prefiero un beso o una cita con la enfermera sexy que me ha salvado de una posible infección en las heridas.- Dije bromeando mientras sonreía enseñando los dientes.
avatar
Yukito Yue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 2947

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Learith Salvatore el Miér Sep 24, 2014 7:23 pm

¿Olvidarse de ciertas cosas a base de herirse a sí mismo? Eso no podía ser sano, eso estaba más que claro, incluso reconozco que me peocupaba un poco. Sin embargo, me dije a mí misma que eso fue algo puntual, la tensión del momento o algo así y, por lo tanto, en verdad no tenía de qué preocuparme. Lo siguiente que me dijo me hizo algo de gracia, me lo tomé como una broma así que mi reacción fue tan simple como sonreir tontamente al tiempo que negaba con la cabeza, como si quisiera decir "No tienes remedio". Aunque me cueste admitirlo, tengo que decir que el hecho deque Yukito me dijera aquello, aun siendo una broma, me hizo... ¿Ilusión? quizás no sea esa palabra, algo más suave, como una ligera sensación de bienestar. Por algún motivo confiaba en Yukito, y eso era mucho decir en mí, y que él confiase en mí me gustaba. Aquello no era algo que me pasase demasiado, yo no solía confiar en la gente, y la gente nunca confiaba en mí, y no les culpaba, uno de mis grandes defectos es que no sabía apreciar lo realmente importante, y obviamente ahí entraban las personas qe estaban a mi alrededor. Siempre conseguía perderlas antes de siquiera ganarlas. Yo y mis dilemas, en fin.

Después de curarle dijo algo que realmente me sorprendió. ¿Cómo que un beso o una cita? Inmediatamente por mi mente pasó un "Ah, solo era una broma" así que mi expresión de asombro cambió a una sonrisa picarona a la par que burlona. -Oh, ¿Así que ahora quieres un beso o una cita? ¿Y por qué no ambos?- Seguí la broma, acercándome un poco a su rostro, intentando además intimidarle un poco. Reconozco que me da cierto... placer, ver cómo avergüenzo o intimido a alguien, me hace sentir "poderosa" y que soy yo quien domina la situación. Quizás otro de mis defectos es que soy "algó" controladora. Bueno, solo me gusta que las cosas salgan como yo quiero ¿En verdad se puede clasificar eso como algo malo? Bueno, el caso es que tenía la intención de darle un beso, pero entonces me percaté de algo. Yo tenía ganas de darle ese beso. Inmediatamente me di cuenta me alejé disimulando indiferencia, como si mi única intención hubiera sido dejarle con las ganas. ¿El motivo? Una cosa era besar a alguien por un juego o un motivo carente del más mínimo sentimiento, como por lo menos yo creía que había sido hasta ahora. Pero ¿Dar un beso porque tenía ganas? Suena tonto e ilógico, pero yo no estaba dispuesta a adentrarme en ese campo, era demasiado escabroso para mí, demasiado profundo, y no es que yo sea alguien superficial... pero aquello definitivamente no era para mí. -¿Un beso o una cita de esta sexy enfermera? Eso no es tan fácil de conseguir- Intentaba evadir mis pensamientos, convenciéndome a mí misma de que aquello era una tontería. ¿De qué tenía que preocuparme? Yo solo veía a Yukito como un amigo, uno al que por diversos motivos siempre terminaba besando, y ahora tenía ganas de hacerlo, pero eso solo había sido a causa de una confusión mía. Si ahora me echaba para atrás por aquellos pensamientos era como admitir que sentía algo por él, por muy débil que fuera. Así que, sin pensármelo dos veces y para demostrarme a mí misma mi dureza y mi supuesta frialdad en cuanto a sentimientos amorosos se refiere, cogí a Yukito de la pechera y le di un suave beso, teniendo en mi cabeza fijado mi objetivo. ¿Eso contaba como utilizar a Yukito? Ni muchísimo menos, en fin, él me lo había pedido y yo se lo había dado. ¿Qué había de malo en ello? -Aunque supongo que tú esta vez te lo has ganado- Dije una vez separé nuestros labios, guiñando un ojo al terminar la frase. Mostraba una total confianza en lo que hacía, como si en aquel momento cada pensamiento en mi cabeza estuviera más que claro, hasta el punto de que yo misma me lo creía, pero en verdad eso era una terrible mentira.
avatar
Learith Salvatore
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 618
Monedas Monedas : 1963

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Yukito Yue el Jue Sep 25, 2014 2:03 pm

Al principio me hizo gracia haberle dicho a Lea lo de que prefería un beso o una cita, pero después de decirlo y reírme un rato para mis adentros empecé a pensar en lo que había dicho y al pensarlo me vino una pregunta muy importante a la cabeza. "¿Porque había dicho eso?" me pregunté sorprendido de mi mismo por haber dicho eso, realmente la pregunta que me había planteado a mi mismo era la pregunta del millón ya que no era propio de mi bromear con esas cosas. ¿Pero si no es propio de mi bromear con eso porque lo había hecho? Cada pregunta que me hacía a mi mismo era peor y más difícil de responder que la anterior. Al principio las preguntas no tenían respuesta, pero las respuestas que conseguía después de pensar un poco eran peor que no tener respuestas. ¿Realmente me gustaba Lea? No sabía que responder a eso y menos mal, porque tenía miedo de la respuesta, pero ese miedo a la respuesta no era porque no quería que Lea me gustara, de hecho realmente era un chico muy sensible al que no le importaba demostrar sus sentimientos siempre y cuando fuera con una persona de confianza. Tenía miedo de que si al final Lea me gustara y yo a ella no me hiciera daño. "Admítelo, alguien como ella nunca se enamoraría de alguien como tu" me dije a mi mismo, por ese motivo esperaba con todas mis fuerzas que realmente no me gustara porque si me gustara me pondría triste por no gustarle a ella.

La primera reacción de Lea ante mi comentario fue la de sorprenderse y eso hizo que me entrara miedo, ya que temía que ella hubiera pensado lo mismo que yo y que pensara que realmente lo que había dicho no era una broma. Luego su expresión cambio a una más conocida para mi y que era casi distintiva de ella, la sonrisa picara, eso me tranquilizó porque parecía que al final se lo había tomado como una broma. Me pregunto que porque no me daba las dos cosas y empezó a acercarse a mi, yo por mi parte cerré los ojos. "Ella esta bromeando, esta bromeado. Es una broma." Me repetía a mi mismo para relajarme, aunque fue inútil, no era capaz ni de abrir los ojos y notaba calor en la cara, lo cual quería decir que me estaba sonrojando. El beso estaba tardando demasiado, así que decidí abrir los ojos. Se había alejado de mi, al principio pensé que solo había sido una broma para ponerme nervioso, pero esta vez había algo más, notaba algo diferente en ella, como si tuviera miedo de algo, pero cuando volvió a hablar dejé de pensar en ello.

Se me ocurrían mil respuestas que dar a lo que me había dicho sobre que me costaría conseguir algo así, pero antes de responder me beso y luego me dijo que por esta vez me lo había ganado. Su comportamiento era extraño, primero parecía que sí lo iba a hacer, luego no y al final lo acabó haciendo. No se que pretendía con eso pero si lo que quería era liarme lo estaba haciendo muy bien. - Me estas volviendo loco. Primero parece que realmente quieres darme el beso, luego cambias de opinión alegando que es difícil conseguir eso contigo cuando ya me has dado un beso, incluso más de uno y al final me acabas dando uno diciendo que me lo merezco, eso no tiene sentido. ¿Porque me lo merezco? Además seguro que en realidad tu lo deseabas más que yo solo que tienes miedo a que te rechacé. Ahora me dirás que también me merezco la cita contigo para ocultar que la que quiere realmente esa cita eres tu.- Dije sacando la lengua como un niño pequeño, como si estuviera dejando claro que era ella la que quería eso y que era yo el que no quería, creo que no había mentido tanto en toda mi vida hasta ese momento.
avatar
Yukito Yue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 2947

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Learith Salvatore el Dom Sep 28, 2014 1:30 am

Como era normal Yukito estaba algo confundido, y es que en verdad no estaba siendo precisamente transparente, pero ¿Cómo serlo cuando siquiera lo era conmigo misma? La cuestión era que yo acababa de besar de nuevo a Yukito, y de alguna manera me sentía un tanto culpable por haberlo hecho, aunque por otro lado me aseguraba a mí misma que no había hecho nada malo. "El el te lo ha pedido, y tú se lo has dado. ¿Qué hay de malo en ello? No es como si hubiera algo más. " Me decía a mí misma, sin querer ver más allá de mis ganas de controlar la situación. Y realmente creía que tenía todo bajo control, quizás en cierto modo era cierto, quizás podía manejar la situación, pero lo que no podía controlar era a mí misma. Cuando Yukito comenzó a hablar sentí un leve alivio recorrer mi cuerpo, si empezábamos con bromas mi teoría de "solo amigos" se vería reforzada. Si me gustase no sería capaz de bromear sobre estas cosas ¿No? Me alejé un par de pasos de él, con las manos en la espalda y la sonrisa en los labios, caminando despreocupadamente.

-Bueno, me pediste que te besara y pensé ¿Por qué no hacerlo? Así no tendrás queja de que no sea agradecida- Guiñé un ojo, con mi típica expresión burlona y un tanto chulesca, sin dejar de aparentar una gran seguridad en mí misma. Y, aunque en mi interior no tenía absolutamente claro, seguí en mi perfecto papel de chica segura, quizás demasiado segura, que lo único que busca es encontrar el modo de poner nervioso a su acompañante. Y, en verdad, esa última parte no era del todo mentira. Es más diría que es lo único que he estado intentando hacer con Yukito desde que le conocí. A decir verdad yo creía, o quería creer, que no m faltaba razón. Que eramos amigos, que yo solo intentaba divertirme un poco poniéndolo nervioso. Si eso era cierto o no era otra historia. -No mientas Yukito, tú y yo tenemos claro que estás deseando tener esa cita conmigo- Sonreí dulcemente, como si nunca hubiera roto un plato en mi vida. Me volví a acercar a él, quedándome con el rostro cerca del suyo. -En verdad es normal, si yo fuera tú estaría completamente enamorado de mí- Declaré sonriendo mostrando los dientes. Iba a avanzar un poco más en mi intento de ponerle nervioso, pero me lo pensé mejor. ¿Qué diablos se suponía que hacía? ¿Por qué me la pasaba actuando así con Yukito? La explicación que me di a mí misma era que él era tímido, y resultaba divertido aprovechar aquella timidez. -No deberías fiarte demasiado de mí, me divierte demasiado verte nervioso- Sentencié dando un suspiro y alejándome de él, dándole la espalda. A mitad de camino me paré y me di la vuelta, sonriendo alegremente. -¿Qué te parece si para compensarte mis intentos de molestarte te doy esa cita? No dejaré de hacerlo, que quede claro. No conozco otro chico al que me resulte tan fácil sacar los colores- Le saqué la lengua. Quizás aquello pareciera una excusa para tener una cita con él, pero en verdad era realmente una manera de compensarle, por un momento mi conciencia se había manifestado diciéndome "Eh, él está preocupándose por ti todo el rato y tú mientras intentas reirte a su costa" Sin contar que estaba siempre besándole, quizás se pensaba que había algo más... ¿Lo había? No, en absoluto. "Solo amigos" pensé. -¿Cómo quieres esa cita? Te aviso que solo es una cita de amigos ¿Eh? - Le saqué la lengua, como una niña pequeña. No podía evitar recordar aquel día en su casa, cuando me preguntó si me estaba enamorando de él. "Já, yo, enamorarme. Qué chiste" sonreí sarcásticamente mientras esperaba la contestación de Yukito.
avatar
Learith Salvatore
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 618
Monedas Monedas : 1963

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Yukito Yue el Lun Sep 29, 2014 2:44 am

La respuesta que me dio era algo normal en ella, que me había dado el beso porque yo se lo había pedido y así agradecerme lo que he hecho por ella, después me guiñó el ojo con una expresión burlesca, típico de ella. Pero había algo que me extrañaba en su actitud, a primera vista su actitud era la de siempre, la actitud de chica dura y segura de si misma que no necesita protección, pero eso era por fuera. Algo en mi interior me decía que ella realmente estaba dudando por algo, como si no quisiera admitir algo, no se como explicar porque pensaba eso, quizás era mi intuición la que me lo decía, tal vez lo pensaba gracias a la facilidad que tenía en saber como piensan las personas. De todas formas, daba los mismo la razón por la que pensaba eso, el caso era que pensar en que ella dudando en algo hacía que mis dudas aumentaban, lo cual aumentaba mis problemas. Además en ese momento tenía que añadir un nuevo problema a los que ya tenía, preocuparme por ella porque estaba dudando en algo. Uno de mis grandes virtudes era que me preocupaba más el bienestar de otros que el mio propio, el problema era que a veces esa virtud se convertía en una maldición, por la gente a la que no le gusta que la protejan, como Lea, por eso preferí no demostrar mi preocupación y guardarla con todos los demás problemas, ya que no quería que Lea se enfadara otra vez conmigo.

Lo siguiente que dijo también era típico de ella, había pensado responder a ese comentario diciendo: "yo no miento nunca, no quiero esa cita contigo". ¿Pero realmente quería decir eso? Mi respuesta era claramente no, realmente sí quería esa cita, aun no sabía si una cita como amigos o como otra cosa, pero sí que la quería. Después siguió con sus típicos comentarios ¿Como que si ella fuera yo estaría enamorada de ella? Eso sería solo en sus mejores sueños, porque yo no sentía nada de eso ¿Verdad? Realmente no sabía nada, cuanto más pensaba más loco me volvían mis pensamientos y más nervioso me ponía, eso hacía que me molestara conmigo mismo, ya que no podía dejar de pensar en eso, por un momento me sumergí tanto en mis pensamientos que no me había fijado que Lea estaba muy cerca de mi.

Cuando dijo que no debería fiarme de ella conseguí escapar de mis pensamientos, me estaba dando la espalda levante el brazo con la intención de agarrarla para que me mirara y responder a ese comentario, el cual no me gusto nada ya que si me molestara que me pusiera nervioso me habría alejado de ella antes, pero cuando fui a agarrarla se dio la vuelta y empezó a hablarme otra vez. Lo siguiente que me dijo tampoco me gusto mucho así que tuve que responder y para eso iba a decir la verdad aunque me diera vergüenza. -No seas estúpida, si realmente me molestara que fueras así conmigo no estaría contigo en este momento y aun menos te protegería tanto, además... si te digo la verdad, realmente me gustaría tener esa cita contigo.- Después de decir eso me puse a pensar en lo que había dicho y note como la cara se me iba enrojeciendo a una velocidad alarmante, tenía que aclarar lo que había dicho. -Como... Como... Como amigos, como amigos normales que quedan juntos.- Dije bastante nervioso, acto seguido me di la vuelta para que no me viera nervioso creo que nunca me había sonrojado tanto en mi vida.

Empecé a respirar un para tranquilizarme, tarde más o menos un minuto en conseguirlo, pero al menos conseguí tranquilizarme un poco. -Por otra parte, voy a tener que rechazar tu oferta, ya que solo lo haces para compensarme por como me tratas. En primer lugar eso no necesita compensación porque no me molesta como me tratas y en segundo lugar, no quiero tener una cita contigo si lo haces solo por eso, porque eso significa que tu realmente no quieres esa cita y sí aceptara tener esa cita aunque tu no quieras, luego no podría mirarte a la cara. Así que lo siento, pero muy a mi pesar rechazo tu oferta.- Dije seriamente para que viera que no estaba bromeando, yo realmente si quería tener esa cita pero no pensaba aceptar sí ella no quería tener esa cita realmente, eso lo tenía más que claro.
avatar
Yukito Yue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 121
Monedas Monedas : 2947

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Learith Salvatore el Vie Oct 03, 2014 5:03 pm

Yukito no parecía querer hacer caso a mi "advertencia" "consejo" o como quieras llamarlo. Además de eso admitió que quería esa cita conmigo y, lejos de sonrojarme, noté un cierto orgullo creciendo en mi interior. De algún modo sentía que había ganado una batalla inexistente por el hecho de que él admitiera que quería aquella cita, mientras que yo seguía en mi rol de chica dura. No dudé en mostrar mi sentimiento de orgullo, alzando una ceja con una sonrisa egocéntrica. Sin embargo la sonrisa se me borró por completo cuando Yukito volvió a hablar, rechazando mi oferta de la cita. ¡Sería imbécil! Me sentí totalmente rechazada, y obviamente ese no es un sentimiento agradable para nadie, y mucho menos para alguien tan orgulloso como yo. Obviamente no iba decir nada del estilo de "Quiero que tengamos esa cita". Vamos, es que ni de coña. Ya me había rebajado suficiente con él y no estaba dispuesta a volver a hacerlo. Ni pensarlo, no volvería a hablandarme con él. Así que, oculté mi molestia y me encogí de hombros, como si me diera absolutamente igual, e incluso intentando convencerme a mí misma de que mi molestia solo era producida por su rechazo, no por el hecho de que al final no hubiera tal cita.

-Bueno, si no quieres no te pienso obligar. Tú te lo pierdes- Me encogí de hombros en una actitud totalmente indiferente, como si en lugar de rechazar una cita Yukito solo me hubiera contado cuál es su color preferido. -Igual, no volverás a tener una oportunidad igual, y desde luego yo no pienso volver a ofrecertelo- Le saqué la lengua, como si fuera una broma, pero hablaba completamente en serio. Si se lo había dicho una vez no volvería a darle aquella opción. Cada cual tiene que vivir con las consecuencias de sus actos, y él ahora tendría que vivir sabiendo que había perdido la oportunidad de pasar un día conmigo. Para esconder aún más mi.. ¿Molestia? ¿Enfado? No sabría como llamarlo exactamente, quizás simplemente me había dañado un poco mi orgullo. -Cualquiera mataría por pasar un día conmigo, que lo sepas- Sonreí guiñando un ojo, y acto seguido me estiré cual gato, como si quisiera quitarme toda la tensión que mi cuerpo estaba acumulando, y de paso cambiar de tema. Miré el reloj, todavía quedaba un poco hasta la hora de comer, y bueno, ya que estábamos podríamos aprovechar. ¿No? Aunque no se lo pensaba pedir directamente. Digamos que mandaría sutiles señales.
-Bueno, supongo que por lo menos no serás tan idiota de negarte a hacerme compañía hasta la hora de comer. ¿No?- Bueno, la sutileza no es exactamente lo mío, pero podría haber sido mucho más directa. No se me ocurre cómo, pero podría haberlo sido. -Si te niegas tendré que buscar compañia en otros- Añadí bromeando, guiñando nuevamente un ojo. No sabría decir con exactitud el porqué de mis palabras, pero bueno, lo dicho dicho está.
avatar
Learith Salvatore
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 618
Monedas Monedas : 1963

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro en el trabajo [Priv Yukito Yue]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.