Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

¿Puedo tomar su orden? [Priv. Touka Kirishima]

Ir abajo

¿Puedo tomar su orden? [Priv. Touka Kirishima]

Mensaje por Ken Kaneki el Jue Ago 28, 2014 8:44 am

De alguna manera, no le sorprendía que acabara de esa forma. Sí, sí, vagar por las zonas peligrosas y alrededor de la ciudad es siempre divertido, especialmente cuando se es un ciudadano prácticamente sin obligación alguna más que la de existir, pero el viejo Yoshimura ya le había advertido la condición: trabajar tiempo parcial fines de semana. ¿En qué? Una simple... cafetería. Era por demás inofensivo, considerando también que tenía el cargo sencillo de camarero y ayudante de cocina, según se necesitara.

El trabajo no le molestaba en absoluto. Sin embargo, se le hacían un poco extrañas las condiciones que su "jefe" había colocado en su persona para ello. El uniforme era cosa normal, todos allí lo llevaban: la ñoña camiseta blanca bajo un saco color oscuro, y el pañuelo a modo de corbata de tonalidad rojiza. Y debía agradecer que a diferencia de algunos, a él no le tocó llevar también delantal. Suspiró, tomando un respiro. Esa no era la peor parte, lo único que realmente le incomodaba de la situación era que, aparentemente, existía una nada lógica normal de trabajo sobre cabellos descolorados como el suyo. ¿Por qué? ¿Perturbaba el ambiente siquiera?

Además, que resultaba gracioso. Su color natural es negro, y ahora, debía ocupar una peluca del mismo color para obviar el blanco del que se había teñido. Perfecto. ¡Si quisiera verse con esa apariencia de nuevo no se habría molestado en ir a Francia! Sin poder evitarlo, gruñó por lo bajo ante el recuerdo. La peluca daba calor, para colmo, y no iba a dejar de acomodarse el flequillo por el resto del día. Qué calvario... Lo único interesante de su apariencia en ese momento, además del dichoso uniforme, sería el parche en su ojo izquierdo, que a esa altura ni siquiera era algo tan especial.

Como sea... trabajo es trabajo —se obligó a encogerse de hombros, pues el turno no se cubriría solo. Atender a los clientes, recoger pedidos y servir café no era difícil, pero después de una hora, resultaba un poco agotador para cualquiera. Ofrecer el llamado "buen servicio" era ligeramente estresante también, ni siquiera tenía permitido responder agresiones verbales. Era una suerte que los fines de semana, después de horario almuerzo, el ambiente se tornaba más relajado. O la menos, la mayoría de los clientes dejaban de ser unos idiotas egocéntricos.

Se arregló una última vez el pañuelo a modo de corbata, y se mentalizó para parecer feliz al momento que se dirigía a atender a una chica solitaria en una mesa, que aparentemente acababa de llegar. Le dedicó una sonrisa amplia antes de hablar—. ¡Bienvenida! ¿Qué desea ordenar? —preguntó, finalizando por escucharse un poco demasiado entusiasta para su propio gusto. Sintiéndose soberanamente estúpido, también.
avatar
Ken Kaneki
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 2512
Monedas Monedas : 283

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Puedo tomar su orden? [Priv. Touka Kirishima]

Mensaje por Touka Kirishima el Vie Sep 05, 2014 11:50 pm

Hundiéndose en el cuello de la chaqueta ligera que llevaba, gracias al cielo que el verano comenzaba a desaparecer a manos del fresco otoño, abre la puerta del café con su habitual expresión hosca. Sus provisiones de tal elemento habían disminuido peligrosamente con la cantidad de trabajo de los últimos días y sufrir la escasez no estaba entre sus planes. Mejor aprovisionarse antes de que sucediera, sus noches eran largas y la oscura bebida una excelente compañía, aunque sólo lo disfrutaba cada un tiempo determinado, que para adicciones ya tenía su obsesión con lo informático. Y, por qué negarlo, muchas veces estaba tan concentrada en el hipnótico sonido de las teclas, que no notaba la taza vacía o no hacía tiempo de acercarse a la cafetera, situada a cierta distancia.

Porque cuando se dedicaba a lo que mejor sabía hacer y que tantas ganancias le brindaba, salir de la habitación especialmente arreglada para ello, con varios monitores e innumerables artefactos cuya función sólo ella conocía, para encaminarse a la cocina, no resultaba particularmente atractivo. O mejor dicho, era una improductiva pérdida de preciosos segundos por los cuales podría cobrar más caro a sus ya explotados clientes.

El cálido ambiente de la cafetería la rodea, inundando sus fosas nasales con el conocido y delicioso aroma propio de tales sitios, mientras se dirige a una de las mesas más apartadas. A pesar de que escogió un horario relativamente tranquilo para salir de su casa, personas hay siempre en el establecimiento y no le interesa interactuar con ellos. Su salida tiene como único fin disfrutar sus escasos momentos en el exterior y, por qué no, tomarse una taza del amargo brebaje mientras espera que preparen las bolsas de siempre. “Tan simpática” diría ése persistente pelirrojo que conoció durante una de sus salidas, cuyo recuerdo bastaba para hacerla chasquear la lengua con irritación.

Dejando la larga chaqueta verde en el respaldo de la silla, queda únicamente con la fina remera blanca de manga corta que llevaba debajo, así como los shorts de jean y medias altas que terminan el conjunto. Ropa extraña y no precisamente femenina, pues lo ajustado no es lo suyo, pero el estilo le gusta y no le sienta mal a su parecer. El que opinara distinto podía irse a buscar sandías al ártico, por lo que le interesaba. Sus ojos se fijan en el empleado situado a su lado, arqueando una ceja con acidez ante el entusiasta comentario. Sabía que era parte de su trabajo, pero no dejaba de resultar molesto.-Un café doble, chico nuevo –Murmura siguiendo el recorrido por el rostro del ajeno hasta el parche, bastante llamativo. Sí, definitivamente no lo había visto antes, se hubiera fijado en tal detalle, además de la boba sonrisa.-Por favor. Expresiones de cordialidad eran pedir mucho para ella, centrada más en sus posibles entretenimientos que en lo que los demás podrían llegar a pensar de su actitud, pero en aquella ocasión, el añadido brotó por inercia de sus labios. Bah, bueno, no iba a preocuparse demasiado, luchar diariamente contra los años de modales inculcados en el internado era mucho esfuerzo.
avatar
Touka Kirishima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 136
Monedas Monedas : 2457

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Puedo tomar su orden? [Priv. Touka Kirishima]

Mensaje por Ken Kaneki el Lun Sep 22, 2014 12:11 am

Con sinceridad, lo mejor que podía esperar del día era no toparse con clientes desagradables. Y hasta ese momento, su petición iba excelentemente bien. A medias. Por lo menos no había tendido deseos de arrojarle el café hirviendo a nadie en la cara ese día, y no es que fuera él el malhumorado, no, sino las demás personas solían tener la costumbre de ser ligeramente exasperantes. De todas maneras, no era algo a lo que no estuviera acostumbrado, pero las quejas mentales nunca estaban de más. Cumpliendo con su trabajo, se dirigió con su mejor actitud (fingida) de entusiasmo a atender a una solitaria muchacha en una mesa apartada del lugar. A simple vista, por la expresión hosca en el rostro de la otra se notaba que no era el tipo de gente que ansiara una enérgica bienvenida como la que recibió.

Excelente forma de empezar. Lo siguiente que hizo fue limitarse a escribir el pedido ordenado por la muchacha, un expreso doble. Obviando lo de "chico nuevo", que si bien resultaba cierto, siento ése literalmente su primer día, se permitió fruncir mínimamente los labios al escucharlo—. Hm, ¿tanto se me ve? —se obligó a echar una risa leve, al tiempo que continuaba con la vista fija en su papel y bolígrafo. Por lo menos lo pidió por favor. Le dedicó una sonrisa adecuadamente amable mientras regresaba sus ojos a ella—. Estará listo en un segundo.

Sobra decir que eso era sólo una expresión. Ni siquiera tratándose de una preparación con una máquina express se llegaría a tal medida de tiempo, pero era simple protocolo informal del trabajo. Daba por hecho que la cliente lo comprendería. Al fin y al cabo, la verdad, tampoco tenía prisa alguna, por tanto caminó hasta la cocina con ritmo normal para encargarse del pedido. Era un café, podía encargarse personalmente de prepararlo sin drama alguno. Paradójico que trabajando en una cafetería no se le permitía consumir cafeína sino en horario de descanso. O bien, como le decían, turno para merendar. A diferencia de su peluca de color negro, a esa norma le hallaba bastante más sentido.

No le tomó mucho tiempo preparar la taza con dos dosis de café en ella. A excepción de los comentarios ajenos de sus compañeros, que le advertían a sus espaldas "nuevo, no rompas la máquina" seguido de risas por demás irritantes e innecesarias, podía considerar el altercado un merecido logro. Sólo les mandó una mirada de molestia, que fue rápidamente reemplazada por una sonrisa hacia sí al contemplar la orden. Ah, café. Qué delicioso olor, y qué delicioso aroma. Casi lamentaba profundamente deber entregar el brebaje a la muchacha. Pero, ni modo. No es que tuviera alternativa siendo un simple mesero en horario de trabajo.

Sin más ceremonias, llevó en un sencilla charola la taza como si de un trofeo casi se tratase. Todavía sonreía, pero con moderación, ligeramente orgulloso de su obra. Se detuvo a un lado de la mesa, procurando bajar de la bandeja primero el azúcar, servilleta y un vaso de agua de cortesía, para degustar mejor los sabores como era imprescindible—. Aquí tienes. ¿Alguna otra orden? —preguntó con voz cordial, procediendo a tomar con una mano la taza de café para depositarla igualmente frente a la chica. Todo bien hasta ese momento, ¿verdad? No es que por culpa de sus dedos torpes fuera a derramar toda la bebida caliente sobre la ropa de la clienta.

Pero la mala suerte parecía ser su compañera ese día, cuando en apenas una fracción de segundo se inclinó demasiado, o quizá fue su propia torpeza, que dejó caer en un movimiento por lo menos la mitad del contenido del café en la mesa y en la humanidad ajena. ¡Que se lo llevé el infierno!

Off:
Con amor, Touka-chan. ~  121212  (???)
avatar
Ken Kaneki
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 2512
Monedas Monedas : 283

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Puedo tomar su orden? [Priv. Touka Kirishima]

Mensaje por Tema Cerrado el Mar Feb 17, 2015 12:25 am

Cerrado por inactividad
Para apertura del tema postear en reapertura de temas.
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1639
Monedas Monedas : 19516

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Puedo tomar su orden? [Priv. Touka Kirishima]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.