Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

S.O.S ¡Atrapados en un Camping!

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

S.O.S ¡Atrapados en un Camping!

Mensaje por Moka Akayisha el Sáb Ago 23, 2014 7:04 pm

Recuerdo del primer mensaje :

¡Qué molestia! El calor aún me parece extraño y no termino de adaptarme bien, paso el día a día con una flojera importante y apenas tengo vida social fuera de mi departamento, me muevo de mi cama al escritorio, de allí al baño y luego repito el ciclo hasta que anochece y duermo frescamente; a pesar de que me encuentro raramente bien me molesto conmigo misma por no hacer algo más divertido que descansar en mi habitación. Mientras descansaba sentada en cama con la notebook y el móvil al lado, mi mascota Tsuki ronroneaba revolcándose en mi brazo y las suaves sábanas, fue entonces cuando mi teléfono indicó la llegada de un nuevo mensaje entrante, y fue ahí cuando cambié el ritmo tranquilo que venía trayendo conmigo:
"Nee-chan~ ¿Holgazaneando? ¡Adivina qué! Tus tres hermanas hermosamente adorables te hemos planeado una sorpresilla interesante: ¡Te irás este finde a un camping! Está todo pago para que hagas algo productivo y te pavonees en la naturaleza, en unos 15 minutos un taxi te recogerá ^^ Con amor, tus dulces hermanitas"
¿¿¿¡¡¡QUÉEEE!!!??? ¡Nadie me había informado esto y conociéndolas no se trataría de ninguna broma, un taxi pronto me recogería y nada de esto lo había sabido con tiempo, ¿Holgazaneando? Estaba furiosa por esta repentina decisión así que respondí el mensaje con el enojo que me llegaba hasta el cuello: 
"¿¡Qué viaje!? ¡Me rehúso tremendamente a ir! ¡No lo haré! ¡Ni piensen que les saldrá lindo el chiste!"
Envié el mensaje muy molesta-No puedo creerlo...-Me quejé cruzándome de brazos.

Pero...15 minutos luego estaba subida a un taxi camino a quién sabe dónde con un bolso pequeño y mi mascota en mis brazos, el conductor no quería ni cruzar palabra puesto que sabía cómo venía la mano, y por más que envié mensajes de texto a toda mi familia presentando quejas todos parecían parte de la misma conspiración argumentando cosas como: "El aire libre te hará bien" "Tranquila, es bueno para Tsuki también" "¡Será divertido!" No podía siquiera pensar el lío que habrían hecho todos para que terminase en esta situación, ¡Hasta usaban de excusa a mi gata! Todo era claramente una broma disfrazada y estaba siendo la víctima, lo peor de todo era lo que vendría...si, esperé algo desagradable pero nada peor como el sitio donde me bajó el taxista tras cobrarme: Un camping plasmado de ancianos era lo que tenía frente a mí, los malos presentimientos los comprendí al instante y sentía los pies duros como para avanzar a esa tortura, ¡Definitivamente no me quedaría más de un día! Apenas pudiera escapar de allí me volvería a mi preciado departamento a profundizar mi furia por mensajes a mis tres hermanas, -Serán...definitivamente voy a matarlas...-Pensaba apretando mis puños con un puchero molesto observando el paisaje incómodo frente a mí.

-¡Moka-san! Tus hermanas llamaron... ¡Son tan dulces! Estamos muy contentos de tener una Akashiya en este camping, ¡Que lo disfrutes!-Exclamó una mujer de unos cuarenta y cinco años de edad, sinceramente apareció de la nada a recibirme extendiendo sus brazos invitándome a caminar, mis pies petrificados reaccionaron dificultosamente avanzando mientras mi rostro se esforzaba en no enseñar una expresión desagradable que me delatara, todo el lugar parecía alegre hasta que fue contagiado por una manada de ancianos que ponían su mayor empeño en dar una pisada -¡Esto no puede estar pasando!-Pensaba disgustada, mi inocencia frente a todos me había jugado una mala pasada y siempre mis hermanas se aprovechaban de ello cuando tenían la oportunidad. En lo personal, las personas de la tercera edad no me molestaban, pero encontrarme rodeada de ellas en un sitio donde solo veía el color verde comenzaba a alarmarme, apenas me deshice de la mujer pidiéndole un refresco corrí a ocultarme de esta tortura en una zona con un par de árboles grandes: con suerte, encontraría wi-fi suficiente para pedir ayuda...
avatar
Moka Akayisha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 548
Monedas Monedas : 4234

Volver arriba Ir abajo


Re: S.O.S ¡Atrapados en un Camping!

Mensaje por Hasiel Cahill el Jue Feb 26, 2015 5:55 am

No pudo evitar reírse y sacar levemente la lengua luego que le echara en cara su torpeza también de dejar la corteza tirada, realmente la intromisión de aquellos adultos los dejó a los dos al parecer atontados y olvidaron todo. Menos mal que recordaron las cosas y fueron a buscarlas, ambos por separado, pero las tenían ahora en su poder. Vaya que si merecía el “torpe” bien remarcado en la frente por dejar uno de los objetos de la competencia cerca del río. ¿Qué estarían pensando los mayores al verlos ir y volver? Sería una respuesta que desearía escuchar en ese instante. Sin embargo, la prueba seguía en rumbo y debían continuar.

Ahora estaban como depredadores sigilosos en busca de luciérnagas y de la nada aparecía su víctima, tanta era la felicidad de encontrarla que no midió las risas y solo podía ver emocionado el rostro de su compañera. Quiso seguir el recorrido del insecto pero éste se perdió rápidamente entre las hojas del arbusto y no hubo oportunidad de atraparlo a tiempo. ¿Qué no haya arañas? Leyó de repente de los labios femeninos no entendiendo a qué se refería, incluso miró hacia abajo para verificar su preocupación. – A qué te ref… – Trató de hablar, siendo callado de una veloz tomada de mano e introducido en esa mata de ramas y hojas. Ni siquiera pudo preocuparse de las arañas, ¿cómo hacerlo?  Si lo único que sentía era las delgadas ramas rompiéndose contra su cuerpo y más de algunas raspando la ropa junto a la piel.

Supuso que era por las luciérnaga y sonrió un poco notando las hojas se impregnaban en las hebras rosadas de ella, quizás también él tenía y se veía gracioso. ¡Pero ahí estaban! ¡Había un montón volando por todos lados! Trató de tocar una con la ante palma izquierda pero ésta se alejó muy rápido. – Es bello – Mencionó al hacer contacto directo hacia Moka, pero ella se estaba riendo y pidiendo disculpas luego. Qué extraño. – Tú estás peor que yo – Mencionó con rastros de risa al entender que no estaba en su mejor aspecto, sacándole algunas hojas entremedios del cabello y mejor ni decirlo, pero tenía una telaraña. Rápido, rápido la apartó sin cambiar su expresión, diciéndose a sí mismo “disimula, disimula”. Menos mal que la araña no estaba ahí o tendría una desmayada y sería difícil salir. Aprovechando que le pedía atrapar aquellos luminosos seres se escapó de decir la verdad y comenzó con mucho cuidado a seguirlos con el frasco y tapa a la vez por separado.

Por fortuna atrapó a tres que quedaron revoloteando en el interior. Sonriendo por el triunfo logrado y justo ahí fue capturado para una fotografía por móvil, prefería haber sonreído mejor, pero daba igual. Un momento para recordar. – Deberíamos seguir el mismo camino por donde llegamos, pero con esta oscuridad eminente lo veo imposible – Comentó mirando a los alrededores luego de que la luz fuera prendida. Tenía ganas de hacerle una broma, así que se acercó tomándola de los hombros desde el frente y susurró en el oído. – Pensemos en comer después nosotros… porque las arañas que están a la derecha de nuestros pies tienen la misma intención – Después de ver su reacción con la araña del árbol y sus mismas palabras al protegerlas de ella, esta broma le iba a salir muy cara.

No obstante, no pudo mucho con la maldad más que unos simples segundos y golpeó el hombro diestro consecutivamente riéndose. – Es broma, es broma – Trató de calmar, cuando un pequeño roce se cruzó por la propia mejilla del pelirrojo. ¡Dios santo! Se congeló y tragó saliva  mirando fijamente el rostro de la reciente víctima.  – Dime que una rama rozó mi mejilla… Moka dime que es una rama – Insistía tratando de mantener la calma, pero en el interior estaba que corría y todo por andar haciendo jugarretas pesadas, ahora se le devolvía la mano. ¿Qué habrán sido de los adultos? ¿Encontraron todo y regresaron a las cabañas? ¿Serán los únicos que están perdidos en el bosque? ¿Estarán preocupados? Muchas preguntas surgieron, pero la más reciente era ¿qué le había tocado la mejilla?.  

Tuvo la intención de subir la mano y descubrirlo por él mismo, lentamente aparató la mano del cuerpo ajeno y subió. Mientras que a los alrededores se escuchaba como pequeñas ramas rompiéndose, pájaros aleteando por el cielo y animales nocturnos despertando de sus sueños para imponer presencia con sus sonidos. “Uh-uh” se propagó tras una pequeña brisa que movió las hojas de los árboles. Un búho.
avatar
Hasiel Cahill
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 150
Monedas Monedas : 1346

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S ¡Atrapados en un Camping!

Mensaje por Moka Akayisha el Lun Mar 02, 2015 12:28 am

Buscando cuidadosamente los insectos de luz se me ocurrió una idea para ver si conseguíamos alcanzar a la única que se había aparecido: ¡El mejor camino era el directo! Así fue como terminé arrastrando conmigo a Hasiel por una maraña de ramas y hojas hasta encontrar lo que buscábamos, estaban todas revoloteando allí dándonos una bonita vista. A mitad de la expectación me disculpé por tan súbita acción al traerlo conmigo tan bruscamente pero cando mencionó que yo tampoco estaba en tan buen estado me puse completamente seria –¿E-En serio? –Pregunté llevándome las manos directo al cabello que tanto me costaría arreglar, ayudándolo a quitarse las hojas de la cabeza fui apartada suponiendo que el muchacho prefería hacerlo por su cuenta, al cabo de unos minutos teníamos lo que nos faltaba y podíamos suspirar, de no ser porque aún estábamos bastante lejos del lugar de encuentro. La idea del pelirrojo era buena o más bien obvia en cierto sentido, por suerte contábamos con una linterna para ver un poco pero eso era solo una pequeña ayuda, teníamos que pensar rápido si no queríamos ser los últimos catalogados como también perdidos en pleno bosque a mitad de la noche.

Estaba tranquila y seria al mismo tiempo pensando en qué hacer cuando oí su comentario de unas arañas cerca de… ¡Nuestros pies! – ¿¡Q-Qué…!?– Instantáneamente pegué un salto y terminé del otro lado del muchacho controlando como si tuviese veinte ojos en todas direcciones del suelo hasta escuchar que era una broma haciendo que mi rostro se tornase serio nuevamente –Tú realmente…–Dije dando un gran suspiro de alivio, viendo como Hasiel se congelaba diciendo cosas raras, ¿Rozar su mejilla? No había podido ver qué pasó –No lo vi…–Le respondí acercándome un poco más a él con gran preocupación, ¿Qué era aquello? Rayos, quería regresar pronto. Mirando fijamente se escuchó un sonido proveniente de un animal y así al girarme contemplamos a un búho posado en uno de los árboles observándonos fijo desde allí – ¡Allí! ¿Lo ves? No puedo creerlo…–Pronuncié con gran asombro, jamás me había esperado ver tal cosa siquiera de camino aquí aunque al mirarlo fijamente daba cierto miedo: su mirada penetrante me hacía sentir un tanto intimidada, ¿Sería el efecto de la oscuridad?  Así como rápido apareció, rápido abrió sus alas y se adentró entre los árboles volando y alejándose de nosotros, fue ahí cuando dije lo primero que se me cruzó por la cabeza en ese instante – Esta creo que será una de las ideas más estúpidas que diré hoy pero… ¿Y si lo seguimos? Quizás con ayuda divina nos acerque de regreso– Planteé siempre mirando al pelirrojo para que comprendiese y estuviese al tanto de lo que decía.

Ya con la aprobación de mi compañero, con la linterna encendida cogí con el brazo libre a mi mascota, quien anteriormente observaba con desconfianza al búho y ahora estaría sin saberlo a punto de seguirlo, mientras que ambos nos las arreglábamos para llevar todos los objetos recolectados y personales sin perder nada ya que era obvio que si dejábamos algo había una alta posibilidad de no recuperarlo. Con todo listo comencé a guiarme por el sonido del fuerte aleteo del búho y su sonido peculiar para saber por dónde ir hasta encontrarlo y poder verlo mientras nosotros corríamos detrás siempre sin olvidar controlar que mi compañero viniese conmigo para no separarnos o perdernos.

Pasamos varios minutos con desesperación al perder al animal -mayormente de mi parte- y alivios al volverlo a ver hasta que definitivamente desapareció de nuestra vista y ya ni siquiera podía oírlo – ¿Y ahora qué? –Pensé mirando a mí alrededor apreciando la oscuridad sin saber qué hacer, me volteé hacia Hasiel con una sonrisa un tanto apenada –Lo siento, creo que mi idea sí fue errada después de todo… –Me disculpé sinceramente cuando de la nada me pareció escuchar un sonido, ¿Voces? ¿Tal vez el bosque me había hecho enloquecer? –Espera. Me ha parecido oír algo, sígueme–Le dije asegurándome de que me había entendido para luego comenzar a dirigirme a paso veloz en donde creí oír algo hasta que alumbrando con la linterna, ¡Ahí estaban! La mujer que había organizado el pequeño juego caminaba en el lugar de encuentro hasta vernos, instantáneamente corrimos donde ella viendo por fin luz que no fuese la del objeto que sostenía en mano– ¡Llegaron! ¿Están bien, verdad? ¿Cómo ha sido? ¿Tienen todo? –Preguntaba tantas cosas que no comprendía ni lo que pasaba, ¿En serio habíamos llegado? Bajé rápido a mi mascota al suelo y sin pensarlo abracé al pelirrojo – ¡Llegamos! ¡Por fin salimos de allí! –Exclamé contenta soltándolo segundos después sonriente de oreja a oreja –Tenemos todo, ¿Verdad? –Pregunté a mi compañero aliviada de por fin haber vuelto sanos y salvos juntos mientras por otra parte aún no acababa de creerme que estábamos aquí.
avatar
Moka Akayisha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 548
Monedas Monedas : 4234

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S ¡Atrapados en un Camping!

Mensaje por Hasiel Cahill el Miér Mar 04, 2015 1:49 am

No debió haberle jugado esa pequeña broma, sabía que le aterraban y estaba pisando un territorio desconocido donde quizás nunca podría ser perdonado.  Hasta la reacción de la contraría era esperada, pero aquel improviso roce a la mejilla propia alertó todos sus sentidos hasta el más mínimo, tratando de mirar de reojo, pero le era imposible y solo le quedaba la opción de ser rescatado por Moka. ¿Eh? No veía nada, ¿entonces que había sido lo que le rozó la mejilla? Queriendo pensar en cosas agradables se imaginó que pudo ser el vuelo de alguna luciérnaga furtiva, el desprendimiento de una rama delgada de un árbol que cayó pasando por dicha zona de la piel o también alguna hoja. Igualmente perseguido por el hormigueó producido se tocó la mejilla, el cabello y nuca, nada, no encontró nada al buscarlo el mismo. Había pasado susto.

Veía como la contraría movía los labios, pero por la carencia de luz y la linterna no dando a su rostro no podía comprender lo suficiente, solo miró extrañado y ladeó la cabeza buscando respuestas al aproximarse. Vagas palabras como “ideas”, “estúpidas”, “divina” y “regreso” entendió a la perfección, agradecía la intención que estuviera de frente pero era triste reconocer que no tenía la mayor idea de lo qué estaba pasando a su alrededor. De pronto ella había tomado al gato y algunas de las cosas, corriendo a una dirección al azar y no queriendo quedarse atrás la persiguió con las pruebas faltantes. – ¿Ya se acordó del camino al campamento? – Pensó incrédulo. Había que seguirla, no quedaba de otra. Muchas veces parecía perdida y observaba a los altos, tratando de hacer lo mismo y entender aquella insistencia, pero nada. Nuevamente todo recaía en correr.  

La persecución de lo que fuera que estaba haciendo la pelirosa acabó tras esa sonrisa que le otorgó. ¿Estaban más perdidos qué antes? Se cuestionó mirando los alrededores, todo por desgracia se veía idéntico desde que se alejaron de la zona de las luciérnagas. Era tiempo de considerar que si estaban perdidos y debían pedir ayuda, pero antes de poder  separar los labios para hablar la chica se le escapó de su lado, modulando cosas que jamás sabría que eran. ¿Qué más podía hacer? Solo ir con ella, eran equipos después de todo y confiaba en los instintos extremos de su compañera.

– ¡El campamento! – No lo podía creer, ya estaban ahí. ¡Era excelente! ¡Moka es fantástica como guía! Demasiado contento para ser verdad, que respondió al abrazo sin pensarlo dos veces, dibujando en sus labios esa sonrisa aliviada de salir del espantoso bosque. – Espero que seamos los primeros –  Mencionó luego de pasar todos los objetos recolectados en la prueba a la señora que les había hablado, ella misma los guardó en una bolsa con listón morado que los representaba temporalmente. – Fueron los terceros en llegar, se han demorado mucho los demás en encontrar las cosas – Hablo riéndose. – Pero aún no está todo dicho,  veremos quien trajo todas las cosas correctamente y luego mencionaremos a los ganadores cuando esté lista la cena –  Terminó de agregar mostrando la bolsa a los dos jóvenes que ya estaba sellada, marchándose a una de las cabañas cercanas donde estaban recaudadas las otras bolsas atadas con distintas cintas de colores.

– Tengo que confesarte algo Moka – Si, era hora de hablar con la verdad. – Solo te seguía, no podía leer tus labios correctamente… menos mal que todo salió bien –  Finalizó con una sonrisa y quitando importancia, acercándose al oído más cercano y susurrando suavemente antes que le respondiera. – Fuiste el mejor ángel guardián que he tenido – Eran palabras sinceras de agradecimiento, solo simplemente no hubiera salido de ahí. Estaba en deuda y un beso en la mejilla iba ser el comienzo de su gratificación, sin embargó, centró la vista a los pocos metros de ahí, notando como una de las señoras gritaba agitando los brazos, justo enfrente de ellos, apuntando a los aperitivos y refrescos que estaban encima. El pelirrojo aprovechó la intromisión y no la besó, posiblemente en otro momento lo haga, ahora adelantaba camino y se detenía a los tres metros que había formado por ventaja.

– “La gran victoria que hoy parece fácil fue el resultado de pequeñas victorias que pasaron desapercibidas” – Expresó por medio del lenguaje de señas al voltearse campante. Una frase que había leído cuando pequeño en un libro de su padre, siempre le gustó y hoy era el momento de decirla, aunque para Moka sería un secreto y por lo mismo con un coqueto guiño de ojo que salió naturalmente lo selló. Fue a su búsqueda y la jaló de la mano hasta llegar a la mesa con otros que también estaban comiendo.  – ¿Y qué tal les fue a ustedes en el bosque? –  Preguntó uno de los hombres que bebía de un vaso plástico blanco, sonriente. – Perfecto, Moka es una gran guía y muy valiente – Alabó ante los pocos presentes que estaba ahí y no era mentira, porque durante toda su aventura le había demostrado aquello.
avatar
Hasiel Cahill
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 150
Monedas Monedas : 1346

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S ¡Atrapados en un Camping!

Mensaje por Moka Akayisha el Miér Mar 11, 2015 11:12 am

¡¡¡Por fin!!! Estábamos de regreso vivos y sin heridas milagrosamente lo cual era algo para agradecer, estaba feliz de estar otra vez aquí aunque no podía negar que mi expresión se opacó un poco al saber que no fuimos los primeros, era una lástima pero que lo intentamos sí lo hicimos, ahora teníamos fotos y habíamos visto cosas muy bonitas allá entre tanto verde pero al saber que todavía nos quedaba una oportunidad mi rostro se volvió a iluminar, ¡Los ganadores, esos éramos nosotros! No tenía dudas que así resultaría ya que juntos pusimos mucho empeño en encontrar y no olvidar todo y así, vimos como nuestra bolsa con los objetos calificada como la del “dúo morado” fue llevada con las otras tres a una cabaña restando solo descansar por nuestra parte de tanta corrida.

Cuando me giré para ir con los demás y escuché las palabras de Hasiel me detuve en mi sitio, ¿Había algo más que confesar? Con lo que me había dicho antes sobre su padecimiento ya era algo más que importante pero por un momento temí que otra cosa de seriedad parecida sucediese, suspiré aliviada al escuchar lo que tenía para decir que por suerte no era nada TAN malo e incuso podía comprenderlo, me volteé a mirarlo  –Bueno, entre mis ganas de regresar y la oscuridad te comprendo, no ha de haberte resultado fácil así que me disculpo–Dije dándole a entender que no tenía que preocuparse por ello, de seguro él lo había pasado peor que yo–Estamos de vuelta sin habernos separado o lastimado, creo que ya es un gran golpe de suerte, ¿No? –Agregué dando por terminado el tema anterior con una pequeña sonrisa dispuesta a avanzar cuando un susurro suyo en mi oído me descolocó, me volví a dar vuelta para mirarlo fijamente con un leve sonrojo en las mejillas – ¿Y-Yo? Gracias pero…tu tampoco te quedaste atrás, ¿Lo sabes, verdad? Si no me hubieses cuidado allí dentro no hubiese regresado más que llena de más golpes así que va… lo mismo para ti–Dije un tanto avergonzada sin olvidar lo agradecida que estaba con el pelirrojo que tantas advertencias me había dado para ayudarme. Ahora que estaba caminando detrás del muchacho cuando lo vi voltearse lo miré extrañada viendo cómo expresaba algo en lenguaje de… ¿Señas? No entendía pero al verlo guiñarme el ojo decidí no preguntar, de seguro era algo con lo que estaría de acuerdo o algo por el estilo.

Siendo llevada por Hasiel hasta sentarnos junto a los demás uno de los hombres nos preguntó por la búsqueda, iba a responder cuando la frase del pelirrojo me selló los labios por unos minutos –E-Ehh…bueno, nos hemos divertido asi que diría que bien–Comenté con una pequeña sonrisa mientras escuchaba a una mujer allí sentada –Cariño… ¿Qué os pasó en la cabeza? –Preguntó mientras el hombre que había hablado minutos atrás la interrumpía –Déjalos…de seguro se han divertido bastante–Dijo resaltando la última palabra guiñándonos el ojo a ambos – ¡N-No es…! ¡Lo están malinterpretando! –Exclamé sintiendo como los colores se me subían a la mejillas, ¿Por qué cada vez que hablábamos o hacíamos algo siempre terminaban diciendo cosas así? Antes de que pudiese explicarlo ambos adultos alzaron las manos recibiendo a un grupo más que salía de las entrañas del bosque: el de la mujer conocida de Hasiel. No pude ni aclarar nada ya que ahora la mujer que me había recibido aparecía otra vez murmurando lo extraño que le resultaba que el resto de los grupos no hubiese vuelto y así entre charla y palabras de los demás terminamos recibiendo a los grupos restantes que habían perdido por usar la flauta como último recurso. La mujer a quien el pelirrojo conocía se sentó a interrogarlo a su lado acomodándole algunos cabellos despeinados con gran alivio de tener al más joven en una pieza y por mi parte contestaba algunas vagas preguntas que me hacían esperando por la comida.

Al pasar supongo más de media hora la mujer que nos había recibido volvió acompañada de las bolsas con listones haciendo que inevitablemente llamase con un “Hey” a Hasiel para ver juntos el resultado de tan complicada competencia. Una vez todos se voltearon a prestar atención manteniéndose en silencio aquella mujer comenzó a argumentar el por qué algunos estaban descalificados con cosas como: “Aquí falta un objeto” ocasionando entre un grupo una discusión de, ¿Tu no lo tenías? Y eso mientras que a otro grupo le regañaba por intentar hacer un invento –o más bien trampa- produciéndose así una risa grupal ante los inteligentes a quienes habían descubierto, quedaban dos grupos formados por las mujeres entre las que estaba la conocida de Hasiel y por otro lado nuestro dúo, con una mirada entusiasta esperé por el resultado hasta ver que los labios de la mujer de las bolsas con listones anunciaba algo –Para el grupo de las chicas…lamento decirles que en el camino se les ha roto la corteza con los lunares, eso quiere decir…–Miré rápido a mi compañero –¡Hasiel y Moka han ganado la búsqueda! –Exclamó con una sonrisa mientras el resto aplaudían y una expresión de alegría se me formaba en el rostro, sin poder evitarlo terminé abrazando al muchacho otra vez gracias a un impulso, ¡Ganamos!
avatar
Moka Akayisha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 548
Monedas Monedas : 4234

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S ¡Atrapados en un Camping!

Mensaje por Hasiel Cahill el Jue Abr 02, 2015 10:57 pm

Tomó con simpatía cada una de las palabras de su compañera, especialmente aquella que le agradeció por cuidarla tanto o hubiera terminado completamente lastimada, podría haber sido así porque su amiga tiene una energía que es difícil de explicar a ciencia cierta, pero la suerte estuvo con ellos y llegaron sanos y salvos, no podía decir que fue de gran ayuda, porque casi todo fue hecho por la mujer y si hubiera estado solo realmente terminaría perdido en aquel inmenso bosque, saber cosas por medio de libros era muy distinto que enfrentarlo a carne viva. Sin embargo, era una experiencia que volvería a repetir si tuviera la oportunidad. Ahora se encaminaban hacia la mesa donde están los adultos conversando entre ellos en espera de los faltantes.

Estaba mirando la mesa con aperitivos para sacar uno cuando el comentario hacia sus cabezas los desconcertó. Levantó la vista hacia sus propios cabellos rojillos, tomando una de las hebras con los dedos para observar y justó ahí sus mejillas tomaron un rojo brillante, estaba avergonzado por aquellas palabras que malinterpretó y hasta Moka lo tomó de la misma forma, ¿cómo no hacerlo? si el caballero les guiñó el ojo como si escondieran algo. No por ser jóvenes estarían haciendo cosas indebidas, pero justificarse sería cavar sus tumbas y solo trató de tragarse aquello con una sonrisa nerviosa. – No te preocupes… ¿qué importa lo que digan? Sabemos que no fue así – Le susurra en el oído aprovechando que los otros están distraídos recibiendo a uno de los grupos faltantes. No pudo decir más porque la doctora lo interrogaba con preguntas y suspiraba de alivio por verlo bien. Seguramente temía explicar ante su tutor si resultaba herido. Era de temer.

Rió por el comentario acerca de su aspecto, sabía que no era el mejor y ya habían lanzado indirectas al respecto. La hora de comer y escoger a los ganadores llegó, apretaba las manos, ansioso del resultado hasta que las palabras tan esperadas salieron a la luz. ¡Eran ganadores! ¡Todo el trabajo había valido la pena! Igual que ella también celebró con un fuerte abrazo y la tomó luego del rostro con ambas manos, teniendo las frentes sutilmente pegadas. – Ganamos y todo es gracias a ti, eres genial Moka – Mencionó con una tierna sonrisa, no podía negarle la gloria, si por ella ahora estaban ahí. Desafortunadamente su gesto fue arruinado por uno de los hombres. – Ahora se entiende mejor porque venían tan despeinados – Risas, puras risas gobernaron todo el sector y al percatarse esto el chico la soltó rápidamente, sobándose la nuca torpemente porque no entendía, pero seguramente tenía algo que ver con sus palabras y una mirada baja hacia las piernas con una diminuta curva en los labios, calló.

– Ya, ya, no avergoncemos a los niños y mejor comamos que luego tendremos la última actividad en la fogata – Habló una de las mujeres  que anteriormente estaba discutiendo por su grupo. Aquellas palabras si las entendió el muchacho y tosió un poco para cambiar de tema rápidamente. – ¿Cuál es nuestro premio? – ¿Había premió a todo esto? Quizás simplemente la gratificación de ser primeros, pero igualmente preguntó para salir de dudas, partiendo uno de los panes a la mitad y llevándoselo a la boca. Otros ya habían comenzado a comer, sus rostros llenos de hambre no los dejaban esperar ni un segundo más.
avatar
Hasiel Cahill
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 150
Monedas Monedas : 1346

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S ¡Atrapados en un Camping!

Mensaje por Moka Akayisha el Mar Abr 21, 2015 2:07 am

¿Cómo es que ahora los de la tercera edad se fijaban en cosas que nosotros no? Como si fuese poco nos hacían pasar vergüenza frente al resto allí sentados y entre nosotros, ¿Qué cara iba a poner después de eso ante Hasiel? La respuesta llegó sola con su susurro, suspiré –Sí, tienes razón–Dije dando por finalizado cualquier lío que se me hiciese en la cabeza. Pasaron los minutos y tras la llegada del grupo faltante se anunció sobre la pequeña competencia, ¿Y qué creen? ¡Ganamos! Habíamos salido victoriosos y, ¿Qué mejor que celebrarlo con un abrazo? Aunque claro, el pelirrojo no podía ser él si no terminaba sorprendiéndome con algo más, ya incluso comenzaba a hacérseme costumbre como si ya lo conociera desde hace más tiempo –Supongo que es el poder de haber quedado solos en medio de un bosque–Pensé sonriendo, ciertamente ésta parte de la naturaleza hacía que conociese a grandes personas y quizás hasta fuese un hábito, con suerte otra escapada más y ya me volvería guía experta de sitios así. Reflexioné apenas un poco las palabras del muchacho: su personalidad tan cálida y simpática terminaba por obligarme a sonreír también además de que siempre me tomaba por sorpresa como si de un niño se tratase, ¿Qué decirle? ¡Estaba feliz! Habíamos ganado y me entraría hambre si no nos decían pronto el merecido premio aunque...quizás antes entraría en pánico si los mayores no dejaban de malinterpretar las cosas, ¡Que no era así!

La pregunta de la recompensa que merecíamos fue dicha por Hasiel y no hice más que pararme a su lado con ilusión esperando que lo que recibiéramos fuese algo bueno que nos sirviese, por lo menos. –Cierto chicos, primero que nada felicidades a ambos y… bueno,–Hizo una pausa la mujer que nos entregaría la recompensa, como si quisiese dar suspenso mientras cerca nuestro el resto observaban curiosos –Lo prometido es deuda asi que al momento del postre recibiréis unas delicias dulces que espero les gusten, ¡Dejad sitio en el estómago!–Exclamó mostrándonos el pulgar en alto mientras un par de mujeres traían ayudándole la cena: unas hamburguesas en pan para todos, miré al pelirrojo con una sonrisa curiosa, ¿Qué sería lo dulce? Estaba tan ansiosa por saberlo que esperaría pacientemente hasta descubrirlo con esperanzas de que contuviese algo de fresa. Mientras todos cenábamos me sentía extraña, estaba en un ambiente cálido de esos de películas, al aire libre, todos sentados mientras comíamos y por mi parte no podía hacer más que sonreír, después de todo quizás mis hermanas no se habían equivocado y esto ahora sabía que valió la pena.

La misma mujer de antes se nos acercó en plena cena simpáticamente a recordarnos que por favor no nos llenásemos demasiado ya que de hacerlo no disfrutaríamos de igual forma el premio quizás haciendo que ambos nos impacientáramos por saber de qué se trataba, aunque claro, por mi parte su misión estaba cumplida .Se alejó para que continuásemos comiendo al vernos asentir.

Pasaron quizás una hora o más y una voz masculina perteneciente a uno de los mayores allí sentados se oyó –¡Benditos séais, niños!–Exclamó haciendo que levantase la vista para ver a la misma mujer de antes trayéndonos nuestro premio: ¡Tarta de frutilla! Eran dos porciones que de seguro con solo comerlas nos llenaríamos por el tamaño más que ideal, venía acompañada de una decoración con crema y una fresa grande en la porción de cada uno además de un plato colorido como si fuese de esas que salían en revistas; mis ojos se iluminaron mientras me agarré el pequeño plato y volví a ver la mujer –¡Muchas gracias! ¡Parece perfecta!–Exclamé con una sonrisa causando algunas risas de los de alrededor, miré a Hasiel contenta haciéndole una señal de que la probase mientras yo me disponía a hacer lo mismo. Al saborear aquel postre tan bien presentado quedé más que satisfecha, ¡Estaba delicioso! Apenas pude decirlo a la señora se lo comuniqué con una sonrisa y la vi acercarse para susurrarme algo al oído –¿Recuerdas cuando antes cocinaste con nosotras unas galletas y un poco de tarta? Que lo disfrutes~–Se alejó con una sonrisa cómplice, miré a mi alrededor y el resto comía alguna que otra galleta mientras conversaban hasta que por fin comprendí: ¡Realmente yo había colaborado inconscientemente en esto! Estaba sorprendida pero intenté disimular y miré a Hasiel –¿Qué tal está?¿Te ha gustado?–Pregunté curiosa esperando saber qué le pareció el postre en el que había colaborado.
OffRol:
MUCHAS, pero muchísimas disculpas por la demora T_T realmente odio demorarme con las respuestas, sufrí una crisis de inspiración además de una falta de tiempo asi que me disculpo y me esforzaré porque no vuelva a ocurrir.
avatar
Moka Akayisha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 548
Monedas Monedas : 4234

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S ¡Atrapados en un Camping!

Mensaje por Hasiel Cahill el Vie Mayo 01, 2015 9:25 pm

Ansiaba saber cuál era el premio por ganar, cualquier cosa estaría perfecto y lo agradecería, pero como la mujer lo dejó con la curiosidad por un tiempo más fue causa del puchero que realizó bastante notorio, al menos tenía conocimiento que era comida y un postre, así que tendría que aguardar hasta terminar de comer, pero no mucho o se llenaría. Igualmente sonrió cuando vio la sonrisa de su amiga, comenzando a comer las hamburguesas preparadas ya que tenía hambre y cierto segundo se olvidó que debía guardar espacio, si no fuera por aquella tomada de hombro no se habría enterado de las palabras de la misma mujer de antes al decirles que debían recordar el premio. ¡Cierto! Esperaba que fuera algo rico.  

Muchas risas se dieron en la mesa, compartiendo anécdotas de la búsqueda de los objetos y otras que simplemente eran propias, pero indiscutiblemente divertidas.  Hasiel en algunas parte tenía que fingir solo riendo porque sí, muchos de los vocablos dichos por los mayores le eran desconocidos y sobre todo el intercambio de palabras de unos con otros, no los podía seguir velozmente. La hora pasó y la delicia del premio apareció ante sus ojos y no lo podía creer, era un postre hecho justamente con la fruta que apenas come cuando está en su hogar, más que  nada porque no soporta su sabor y llegándole a disgustar al comerla. Sin embargo, no puede ser descortés y mucho menos regodeón en comida. – Gracias, se ve muy bien –   No mentía, se veía bien al ojo humano cuando recibió el plato y lo colocó sobre la mesa.

Probó un poco la crema con el tenedor. Estaba buena y de pronto sintió una invasión de miradas sobre él, esperando que diera el primer bocado y dijera su opinión, hasta Moka directamente le preguntó si estaba buena. Sonrió nervioso partiendo un pedazo y metiéndolo a la boca, masticó con calma sintiendo aquella sensación sutilmente amarga para él. Solo un “Mhm” y una sonrisa fue su respuesta falsa. – No me gustan las frutillas… – Aprovechó a confesar a su cercana tomándola del brazo y revelando la verdad sobre su oído más cercano sin que los otros pudieran escucharlo. No obstante, no podía dejarlo sobre la mesa, siguió comiendo y soportando aquel sabor que no era de su selección habitual. – Mi tutor me hubiera obligado sin rechinar… él siempre dice ¡debes comer de todo Hasiel estas en pleno crecimiento! – Mencionó aprovechando que todos estaban hablando cosas diferentes entre sí, la atención se había dispersado de los ganadores y él pudo hacer una mini personificación de su tutor levantando el tenedor. Divertido. Acabó curvando los labios y se echó otro pedazo a la boca.

A tres mordidas de acabar algunos de los hombres se pararon de la mesa, tomando las ramas recolectadas y dirigiéndose hacer la fogata. Ya era hora, venían historias de terror, canciones junto al fuego y más risas compartidas. – ¿Hasiel por qué no nos tocas algo con el violín cuando este la fogata? – Preguntó una de las señoras cuando notó que la mirada del muchacho se posó en ella. – Claro, sería un honor para mí... si al resto no le molesta – Respondió gustoso de la oportunidad, desviando los ojos hasta la pelirosa y levantando el dedo índice. – Agrega a tu lista que soy bueno con el violín –  Agregó, haciéndole recordar aquel comentario que hizo del cuando estaban en la laguna.


Off rol~:
No tienes que disculparte, yo soy él que más se demora a veces, así que tranquila~ tómalo con calma y responda cuando tenga tiempo y la inspiración este con usted. No se obligue~
avatar
Hasiel Cahill
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 150
Monedas Monedas : 1346

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S ¡Atrapados en un Camping!

Mensaje por Moka Akayisha el Vie Mayo 15, 2015 3:48 pm

Al llegar el premio lo recibí gustosa, ¡Y más cuando supe que era algo hecho por mí! Lo probé y para mi gusto estaba bien pero, ¿Qué hay de Hasiel? Lo miré y le pregunté al respecto y sentí que me tomó del brazo al tiempo que me respondió. Me quedé sorprendida, ¿No le gustaban las frutillas? Me pareció extraño ya que en mi caso era completamente lo opuesto pero antes de sonar rara lo miré directo a los ojos –Si no te gustan no te obligues, aprovecha a esquivarlas ahora que nadie ve–Comenté en voz no muy alta en tono para que no me oyesen los demás sobre lo que estábamos hablando. Reí ante el comentario del pelirrojo y su imitación de su tutor para luego llevarme otro pedazo a la boca también habiendo descubierto otro pequeño detalle del ajeno –Por cómo le nombras parece ser alguien importante para ti, ¿Verdad? Debe de ser una muy buena persona…–Hice aquel comentario quizás algo tonto, no necesitaba una respuesta, era como si hubiese pensado en voz alta.

Estando cerca de terminar mi cupcake una de las mujeres llamo al joven junto a mi con una pregunta que me dejó más descolocada: ¿Tocaba el violín? –Es… ¿Es en serio?–Pregunté aún más sorprendida, este chico realmente me descolocaba con algún dato extra siempre que podía y ya no sabía qué más esperar, cuando le oí hacer ese comentario solté una pequeña risa y terminé el “premio” que me correspondía para luego mostrarme curiosa –A quien nombraste como tu tutor, ¿Es aquel que te enseña a usarlo? ¿O acaso tienes todavía más sorpresas que agregar a la caja?–Pregunté refiriéndome a esta habilidad suya con un tono divertido también aprovechando para recordar lo que dije antes en el bosque. Llevé mis orbes al cielo, estaba oscuro y ya aparecían varias estrellas dándonos un panorama muy bonito, ¿Cómo imaginarme hoy temprano que al anochecer estaría en un sitio así con tanta gente distinta? Al principio quería escaparme de este lugar, había gente extraña y estaba acompañada de un joven que no conocía, quería marcharme a toda costa pero terminó no siendo tan malo, qué inesperado, ¿Verdad? Antes de que pudiese hacer algo, una voz perteneciente a una de las mujeres anunció que la fogata estaba lista para usarse y así, todos nos pusimos de pie.

Caminé y me ubiqué en uno de los troncos grandes que habían sido colocados a su alrededor para dar todavía más parecido a las películas con su detalle natural y estiré las manos para sentir el calor del fuego, miré en general y vi a todos sentados conversando para luego desviar la vista a las demás mujeres, me puse de pie y las ayudé a repartir unos malvaviscos para todos aquellos que querían y luego tras volver a mi sitio desvié mi vista al joven, apenas vi que se preparó y que un par le dijeron algunas frases cortas al respecto me levanté de mi lugar con una sonrisa y di dos aplausos cortos  no muy sonoros simplemente para llamar la atención del resto a pesar de que me resultase algo vergonzoso–Atención por favor, Hasiel nos va a tocar algo con su violín–Con aquella frase en la que busqué ser lo más simpática posible para no sonar mal, todos se acomodaron en sus lugares con una sonrisa expectante en sus rostros -incluyéndome- y además diciéndole cosas como: “¡Enséñanos!” “Adelante, joven” “¿Enserio tocará? Qué hermoso…” fueron algunos de los comentarios. Con ello le di pie al pelirrojo a enseñarnos su capacidad con aquel instrumento sin borrar la sonrisa de mi rostro ya que era obvio, otra vez me había sorprendido.
avatar
Moka Akayisha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 548
Monedas Monedas : 4234

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S ¡Atrapados en un Camping!

Mensaje por Hasiel Cahill el Lun Mayo 25, 2015 2:22 am

No podía esquivar las frutillas porque sería muy mal visto y más si habían tantos mayores a su alrededor, no era bueno mintiendo y menos engañando de dicha forma, prefirió sonreír sutilmente antes aquellas palabras, pero negó con un mover de cabeza, debía comérselo y se lo comería. Ya cuando no tenía nada y solo el tenedor rozando los labios, puso énfasis en las palabras de la pelirosa, aquellos vocablos que sonrojaron sus mejillas de un de repente, solo se sentía avergonzado porque era cierto y entre sonrisa con asentir le respondió, era alguien muy importante para él y además de ser una excelente persona a su modo. Lo admiraba, admiraba mucho a su tutor y esperaba algún día ser tan genial como él.

Guardó silencio, porque vino la propuesta de tocar el violín y claro que lo haría con gusto si era una de sus pasiones tocarlo. Notó que varias señoras y caballeros sonreían, por lo cual  causó en él un efecto cadena de hacer lo mismo, volviendo luego al rostro de la chica que tenía al lado para leerle los labios que se encontraban ahora en movimiento. Que perspicaz era. – Desde que perdí la audición de pequeño, él me ha ayudado a pulir mi habilidad con el violín… antes lo tocaba y tras ese accidente pensé que nunca más lo volvería hacer, pero ¿ya ves? Me sacó adelante con su entusiasmo – Explicó lleno de orgullo sin dejar de contemplar por ningún segundo el rostro femenino, estaba feliz de haberlo conocido y que se interesara en él para enseñarle con tanta dedicación. Estaba seguro que algún día se lo recompensaría.

Tras las levantadas de la mayoría de sus asientos la mujer que conocía Hasiel se acercó y lo tomó del hombro para indicarle donde estaban sus cosas junto con aquel maletín. No dudó ni un instante en seguirla, no sin antes pidiendo permiso educadamente a su fiel compañera de camping, fue así que al llegar tomó su apreciado tesoro, acariciando la tela oscura que envolvía el instrumento, lo sacó de ahí y lo ubicó en el hombro diestro para ensayar unas simples notas de calentamiento, igualmente ver si ninguna cuerda estaba demasiado suelta o muy tensa. – ¿Estás listo? – Preguntó la señora. – Sí, todo está bien, vamos – Mencionó pensando en el camino cual sería la mejor melodía para interpretar delante de todos ellos. ¿Cuál podría tocar? A su mente se le venían una y mil tonadas diferentes.

Se detuvo mirando la fogata fijamente, no siendo necesario presentarse así mismo, puesto que Moka lo había hecho por él, provocando una sonrisa amplia en respuesta. – Lo que escucharan ahora es una de mis melodías favoritas… quizás la han escuchado antes – Informó colocándose en posición con el violín, cerrando los ojos como era de costumbre y dejando una distancia mínima entre el arco y las cuerdas. Poco a poco las notas fueron apareciendo solas en su cabeza, moviendo los dedos con maestría y belleza, de la misma manera que deslizaba las cerdas del arco por las cuerdas de una manera casi magistral. El dominio que tenía en sí mismo era envidiable, solo podía valerse de su memoria y la sutil pero prominente vibración de las notas que se calaban en su piel para saber si iba bien o mal. Lo amaba, amaba tocar el violín.

Fueron varios minutos así, tan apasionado, sin detenerse, hasta que las notas fueron disminuyendo cada vez más dando finalizada su función. Paulatinamente abrió los ojos y sonrió con timidez, le latía el corazón con fuerza, estaba nervioso después de todo. – Espero que les haya gustado… y gracias por la atención que me dieron – Agradeció con una leve reverencia.


Canción en Violín :
avatar
Hasiel Cahill
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 150
Monedas Monedas : 1346

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S ¡Atrapados en un Camping!

Mensaje por Moka Akayisha el Vie Mayo 29, 2015 4:51 pm

Escuché las palabras del pelirrojo, supe que perdió la audición de niño y eso en parte me rompió el alma pero no iba a hablar del tema ya que era –según yo- algo delicado –Pues…supongo que por eso es alguien realmente admirable, aunque no me conozca envíale mis saludos–Pronuncié esbozando una pequeña sonrisa sin observar a mi acompañante, por un momento me pregunté qué clase de persona sería mientras miraba el paisaje de la hoguera que tenía en frente pero luego llamaron al pelirrojo pidiéndole una melodía y me dirigí directo a sentarme allí.

Me acomodé en mi asiento, mientras ayudaba a repartir los típicos malvaviscos entre las personas, mientras el pelirrojo volvía con su instrumento para hacer tiempo aprovechaba y alcanzaba a algunos que me lo pedían un vaso plástico, algo de la mesa, alguna botella de agua mineral y ya que estaba, tomé del postre de Hasiel las fresas que él no quería pensando que no se molestaría por ello volviendo a mi sitio. Cuando el joven apareció con su violín, estaba acabando las fresas y justo a tiempo, pues llamé la atención ajena para darle su merecido protagonismo al muchacho y volverme a sentar como otra espectadora entusiasta más.

La melodía inició. Era… ¿Cómo decirlo? Supe que Hasiel tenía buen gusto en música cuando comenzó a oírse en el lugar el hermoso sonido, era como si pudiese hipnotizarme, miré fijamente la expresión de paz y pasión suya cuando tocaba mostrándose así que no era su primera vez con el instrumento y que lo dominaba a la perfección sintiendo cierta admiración por él también, no mostraba signos de resentimiento con la vida, consigo mismo por no poder oír, deseaba que él pudiese escuchar también la belleza de canción que estaba tocando pero como el deseo no se me haría realidad solo esperaba que todo saliese perfecto pues estaba oyendo la melodía de una gran persona que a pesar de no conocer demasiado me agradaba y se lo merecía. Cuando el sonido cesó, dejé de centrar mis orbes en él y contemplé a los demás espectadores, vi a la persona conocida de Hasiel limpiándose una lágrima del ojo y a todos –inclusive ella y yo- aplaudiendo con sonrisas pintadas en el rostro.

Cuando los halagos para el pelirrojo cesaron y llegó para sentarse con una sonrisa le enseñé mi pulgar en alto mostrándoselo alegre que estaba –¡Felicidades! Me has sorprendido completamente, otra vez–Confesé finalizando con unas risas para oír de fondo la voz de la mujer que organizaba todo –¡Atención, por favor!–Aplaudió consiguiendo la atención de todos los presentes –Primero que nada, te felicito Hasiel por tan hermosa habilidad–Dijo mirando al pelirrojo con una sonrisa conmovida –Y segundo, por favor miren hacia aquí todos para una fotografía–Añadió enseñándonos una cámara de fotos que acomodó sobre la mesa y le colocó el temporizador mientras se paraba junto con el resto alrededor de la fogata –Tres….dos…uno…¡Sonrían!–Exclamó haciendo que obviamente todos esbozáramos una sonrisa feliz para luego ponerse de pie y corroborar que la foto saliese bien. Estaba un tanto cansada ya sintiendo la calidez de la fogata pero no sabía por qué no podía parar de mostrarme contenta, ahora teníamos un recuerdo alegre de todos juntos y no iba a dudar en pedir una copia de la foto antes de marcharme.
avatar
Moka Akayisha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 548
Monedas Monedas : 4234

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S ¡Atrapados en un Camping!

Mensaje por Hasiel Cahill el Sáb Jun 13, 2015 7:45 am

Había tocado muchas veces para un público, pero igualmente siempre terminaba con una pequeña sonrojes en sus mejillas producto de los aplausos y ovaciones del resto, porque le causa felicidad saber que su música haya gustado. Sonría ampliamente y agachaba la vista para no hacer contacto visual con nadie por el momento para que no se notara la sutil vergüenza que presentaba su rostro. Buscó entre los presentes a la pelirrosa y al encontrarla entre toda esa celebración dibujó una nueva sonrisa en sus labios solo para ella, donde también utilizando la mano que sostenía el arco hizo una seña elevando dos dedos, el índice y medio, formando una V. Victoria en términos simples.

Luego de que todo acabó, la mujer que lo llevó aquel campamento llegó y le ofreció ayuda para guardar el instrumento, no dudó en ofrecerlo y recordarle que tuviera mucho cuidado con aquel, no lograría su vida sin su violín.  Caminó hasta los asientos y volvió a curvar los labios ante la seña de Moka con el pulgar. – Gracias, si nos vemos nuevamente podría tocar la melodía que más te agrade – Propuso amablemente hasta que notó como la mayoría de las personas prestaban atención hacia otro lado y siguiendo la misma cadena de miradas notó a la mujer hablar. Sus labios se movían y entendió a donde iba todo. Hizo una pequeña reverencia con la cabeza ante sus palabras de felicitaciones por su tocada siempre con la sonrisa marcada.

¿Y para qué borrarla ahora? Si justamente la segunda parte de su llamado de atención era para una fotografía grupal entre todos ahí. Se colocó con todos y miró hacia la cámara, hasta que vio que la fotografía ya estaba lista, esperaba haber salido bien y no haber pestañado justo en el instante inadecuado. Gustaba de una copia, al finalizar todo hablaría para conseguir alguna. Observó hacia la fogata ya lista y algunos troncos previamente colocados alrededor como asientos, algunas mujeres hablaban de traer las brochetas de carne para preparar en el fuego o los malvaviscos. – Vamos a la fogata  – Comentó tomándola de la mano y llevándola hacia dicho lugar, se podía sentir el calor emanando por todos lados.

La soltó y colocó las palmas contra las llamas para abrigarlas, sí, las tenía un poco heladas. – Me he divertido mucho acá… y me alegra haber venido porque tuve la oportunidad de conocer a todos y a ti – Habló mirando el fuego y refregando las manos cada dos de tres segundos. Rió. – Ahora vienen las historias de terror~ – Agregó casi en un susurró para que solo ésta pudiera escucharlo, cambiando el semblante a uno mucho más serio y misterioso.
avatar
Hasiel Cahill
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 150
Monedas Monedas : 1346

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S ¡Atrapados en un Camping!

Mensaje por Moka Akayisha el Lun Jun 29, 2015 1:12 am

Fui llevada de regreso  a la fogata. Apenas volví a sentarme hice como el joven a mi lado y calenté mis manos al acercarlas al ardiente fuego cálido frente a nosotros, era increíble cómo había comenzado a enfriarse el lugar con tanta rapidez que cuando nos alejábamos del fogón se sentía un frio un tanto más brusco que antes que me hacía recordar que no estaba en casa, si no en un gran camping al que había sido obligada al venir, ¿Quién iba a pensarlo? Estaba con una sonrisa entrando en calor, ayudé a varias personas, corrí, me despeiné, cociné y conocí a un muchacho bastante divertido y amistoso que esperaba volver a ver cuando todo esto acabase, habían pasado tantas cosas y no faltaba mucho para que todo lo emocionante llegase a su fin. En algunos aspectos extrañaba mi cálido hogar y no iba a negarlo, ¿Dormir en una tienda? De seguro iba a ser toda una misión para mi.

Escuché las palabras del pelirrojo y bajé al planeta Tierra dejando atrás la nube de cosas en las que me encontraba pensando —Igual yo, esto de hallarme de la nada en un camping es extraño para mi pero me he divertido muchísimo, conoci gente nueva y tu...—Hice una pequeña pausa y clavé mis orbes verdes en sus ojos —Espero que cuando todo esto termine volvamos a vernos y seamos buenos amigos—Sonreí cálidamente mostrando sinceridad y simpatía en mis palabras para luego escuchar algo…no tan espectacular. —¿Q-Qué?— Murmuré con un leve tono de nerviosismo que esperaba Hasiel no hubiese alcanzado a leer —Oh vamos, son de la tercera edad, de seguro no se interesan en…—Nuevamente mis pensamientos se cortaron cuando vieron a uno de los hombres, que después de todo lo experimentado me daba la sensación que era el más travieso e inquieto en cuanto a las típicas cosas tranquilas, apareció iluminando su rostro por debajo del mentón con una linterna dejando ver una cómica expresión —¿Qué clase de camping no empieza con historias de terror?—Dijo en voz lo suficientemente alta como para que todos los presentes le oyesen y se unieran —No puede ser…—Pensé mirando alrededor buscando que no tuviese éxito con su cometido y que se le ignorase o algo por el estilo pero no, ¿Cómo es que tantos tenían interés? Algunas personas saludaron en general y se fueron directo a dormir pero la gran mayoría se instaló alrededor de la fogata comentando entre sí qué contaría cada uno.

Mi persona no estaba pasando por las mejores condiciones en aquellos instantes, ¿Iban en serio? Mientras más miraba me daba la sensación de que más gente se interesaba y que más largo se volvería todo, —Voy a tomar algo—Aunque eso dije, el mundo esta vez no jugaba a mi favor ya que una señora a mi lado me ofreció un vaso del que nadie había tomado tras haberme oído, tuve que aceptar y no pude moverme de mi sitio, un silencio inmenso llenó el lugar y sólo se oía el ruido de chispas de la fogata, el viento y el crujir de los árboles o sus copas balanceándose.  El hombre inició su relato contando una leyenda de una bestia que habita en el bosque, tosí levemente intentando auto distraerme del relato y pensar en otra cosa pero es que…a medida que seguía contando ponía más atención y deseaba dejar de oír al mismo tiempo, miré a Hasiel y le vi muy concentrado escuchando asi que no iba a interrumpirle intentando charlar de otra cosa o excusarme con algo.

Me mantuve quieta en mi lugar y se llegó a la parte de suspenso —…Seguramente debe estar aquí observando porque cuando alguien tiene miedo es el mejor momento para convertir todo en un auténtico baño de…—Antes de que terminase y el corazón se me saliese del alma, en la mesa a un costado se oyó un gran ruido y tras todos echar un vistazo notamos los numerosos vasos plásticos rodando por el suelo, varios gritaron del susto y no pude evitar ser una de ellos, pegué un salto y quién sabe si empalidecí, se notó un sonido que delataba que eso no fue provocado por el viento,  ¿¡Q-Qué era lo que estaba ahí!? —N-No me digas que…—Murmuré tomando inconscientemente el brazo del pelirrojo, ¿Qué si estaba asustada? ¿Era en serio? Escuché un murmuro de las mujeres cercanas a mi “¿Esa es una figura negra?”, cerré los ojos por unos segundos y luego empecé a oír risas, los abrí lentamente y noté cómo el hombre de la historia apuntaba con su linterna hacia aquel lugar iluminando a…¡Tsuki! Abrí los ojos como platos y me levanté de mi sitio automáticamente, permanecí así unos minutos y luego corrí a la mesa a tomar en brazos a mi mascota con un gran sonrojo en las mejillas, ¡Qué vergüenza! No distinguía si fue peor mi reacción o el hecho de que una simple gata me hubiese asustado de tal forma. Forcé una pequeña risa para acompañar la de los demás que pronto con rapidez volvieron a lo suyo. Me sentí tremendamente aliviada y por otro avergonzada, eché un vistazo a la felina que rozó con su pequeña nariz la mía, de seguro no sabía qué acababa de ocurrir.
avatar
Moka Akayisha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 548
Monedas Monedas : 4234

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S ¡Atrapados en un Camping!

Mensaje por Hasiel Cahill el Dom Jul 12, 2015 7:39 am

Ahí estaban, enfrente de la fogata tomando el calor de la misma para alejar el frio que se presentó de un momento a otro y esperando a los demás para que disfrutaran también. Por su parte mantenía una gran sonrisa en los labios, se alegró al leer en los labios femeninos que había sido divertido y gustaba de ser amigos ¿Por qué no? Él también lo anhelaba desde lo más profundo de su corazón. Quería ser su amigo mucho más tiempo. Tanta era la felicidad que recorría por sus venas que solo asintió con la cabeza antes de prestar atención a una luz que llegó a sus ojos, era parte de una linterna que estaba iluminando el rostro de uno de los adultos. Realmente si empezarían con las historias de terror. Rió junto con un pequeño aplauso porque no esperó que sus palabras se hicieran realidad, aunque lo esperaba.

– Que genial – Mencionó tratando de prestar atención solo al narrador de la historia, debía estar muy atento para leerle los labios y no perderse nada. Una vez jugó a contar historias de terror cuando era más pequeño junto a su primo, pero llegó Arnaldr de la nada a darles un susto de muerte, no podía oír para ser asustado por ruidos así que ser tocado de la nada y gritar fue más que suficiente esa vez. Recordarlo le generó una sensación similar, creyendo que en cualquier momento algo podría aparecer por los alrededores o tomarlo desprevenido, ese señor junto con sus gestos faciales hacían el relato perfecto para asustar a todo el mundo. ¿Cómo era el timbre de voz? Vaya, realmente estaba envidiando a los demás por escucharlo. Una envidia sana.

Notó que algo estaba pasando cuando su brazo se sintió  prisionero por Moka, mirando hacia ella y a las demás personas que tenían una expresión de espanto. ¿Qué sucedería? Siguió la ruta de todas las miradas hacia los vasos esparcidos por el suelo y comprendió, algo los había derribado y seguramente suponían que el monstruo que se describió en la historia de terror, pero la realidad era otra. ¡Chan! El fantasma iluminado por la linterna, no aguantó reírse al notar que era la gata de la pelirrosa. Seguramente hizo la mayor travesura de todas al asustar a los presentes. Era una gata muy traviesa.

Continuó con el rostro risueño, poniéndose de pie una vez que la chica sostuvo a la gata entre sus brazos y dada esa sonrisa de nada ha pasado aquí. Caminó hacia ella mientras los demás comentaban el susto que habían tenido. – ¿No te gustan las historias de terror? – Preguntó directamente, comenzó a sospechar cuando se aferró de aquel modo. – Si gustas podemos ir adentro y conversar hasta que nos de sueño – Sugirió amablemente. No podía obligarla a quedarse ahí si no eran temas de su agrado. Pero antes de decir algo más, una de las señoras se acercó con dos brochetas de carne y se las dio a ambos. Ya estaban listas. – Aquí tienen, coman antes que se acabe – Mencionó haciendo un gesto hacia los  otros que estaban muertos de hambre comiendo y seguramente no habría si no aprovechaban ahora. – ¡Gracias! No debió haberse molestado –  Dijo haciendo una pequeña reverencia de cabeza, tenía las mejillas un poco sonrojadas al sentirse demasiado consentido en cierto aspecto. – No es nada, no es nada, ustedes me recuerdan a mis nietos – Agregó ella con una sonrisa devota.

El hombre que estaba a cargo de la narración de terror comenzó agitar los brazos para que algunos se acercaran nuevamente, llegando al extremo de hacer un llamado promocional para captar la atención de algunos que solo estaban comiendo carne, al parecer iba a iniciar una nueva historia y su emoción  no podía espera, ya que la primera fue interrumpida por la gata. ¿Qué hacer? ¿Volver o irse a otro lado? Solo atinó en mirar a Moka fijante con la brocheta en las manos, haría lo que ella dijera, ya se lo había preguntado, solo necesitaba la respuesta.
avatar
Hasiel Cahill
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 150
Monedas Monedas : 1346

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S ¡Atrapados en un Camping!

Mensaje por Moka Akayisha el Vie Sep 18, 2015 3:44 pm

Tras el incidente de Tsuki vi cómo Hasiel se me acercaba para hacer una pregunta que no supe bien cómo contestar y aún seguía con mi mascota en brazos —Si, ¡Me gustan! Bah, bueno… más o menos…—Me contradecía sin saber bien qué decir pero esperaba que hubiese quedado claro mientras sentía un leve calor en las mejillas. Cuando el joven se ofreció a acompañarme mientras el rato de las historias de terror pasaba me sentí un tanto avergonzada ya que no quería privarlo de la diversión que iban a pasar todos juntos, no quería que se sintiese obligado a acompañarme por una tontería como la que me estaba pasando —No quiero que te pierdas la diversión por mi culpa…—Dije bajando la mirada, justo en ese instante una de las señoras apareció ofreciéndonos una brocheta de carne a cada uno la cual acepté con una sonrisa tras bajar al suelo a mi gata —Muy amable, gracias—Agradecí a la mujer que, tras sonreírnos con simpatía, se marchó con el resto.

Di un mordisco a la brocheta y luego miré al pelirrojo, no quería ponerlo incómodo además de que me había parecido muy lindo de su parte el querer acompañarme por el momento, sonreí y al cabo de unos minutos volví a hablar —¿Entramos?—Pregunté dando unos pasos lentos asegurándome de que Tsuki nos siguiese y no se dispersase por ahí para hacer alguna travesura otra vez. Ingresamos, como se había propuesto, y buscamos sitio para sentarnos a por lo menos charlar mientras el tiempo pasaba y el rato de las historias de terror acababa, continué comiendo la brocheta que me habían dado minutos atrás para evitar que se enfriase pero antes del último bocado decidí preguntar al joven —¿Sabes? Ahora que lo pienso, mañana debo marcharme tras la hora del desayuno de regreso a mi departamento para no dejarlo abandonado—Mencioné con un pequeño suspiro —No puedo creer que el día de hoy se me haya pasado tan rápido, ¿Qué hay de ti? ¿Te quedarás por más tiempo o se marcharán pronto? Pienso que al llegar me moría por salir de aquí y ahora me resulta extraño hablar de marcharme. Qué raro, ¿No?—Nuevamente volvía a reflexionar en voz alta.

Di el mordisco final a la brocheta y luego algo se me vino a la cabeza una idea que no podía callar —Se me acaba de ocurrir algo, ¿Por qué no hacemos algo para dejar de recuerdo en el camping? Algo que pudiésemos ver fácilmente cuando regresemos algún día—Planteé con un entusiasmo fácil de detectar, ¡Teníamos que dejar un recuerdo de la diversión de hoy! Pensé unos minutos duramente hasta que por fin se me vino a la cabeza lo que podíamos hacer: le pedí a Hasiel que buscase y tomase algún objeto no muy grande con punta y lo llevase consigo –aclarando que lo íbamos a devolver-, le pedí que se dirigiera fuera donde iba a esperarlo cerca de los árboles que rodeaban la zona de la fogata y dije que yo me encargaría de otra cosa también para luego salir como ya lo había dicho esperando que confiase en mi sin preocuparse.

Tras llegar a los árboles más cercanos a donde todos me ignoraban gracias a la plena atención que tenían en el relato que se estaba contando decidí buscar un árbol que estuviese bien a la vista, aquel que no se encontrase escondido y fuese lo suficientemente resistente como para asegurarme que se quedaría en su sitio por un buen tiempo, sonreí contenta al encontrarlo y me paré a su lado esperando pacientemente a que el pelirrojo se asomase buscándome para hacerle seña de dónde estaba y así lo hice, apenas estuvo frente a mí me disculpé por el misterio esperando no haberle dificultado nada por la petición que le había hecho y luego pasé a explicar lo que tenía en mente para sacarle sus dudas —Vamos a dibujar juntos en este árbol con lo que trajiste una cara feliz que demuestre que pasamos tiempo aquí y nos divertimos, ¿Si? Va a ser lo más simple posible para que el bosque no nos castigue por esto y con suerte esto estará aquí para que las personas que vengan al camping lo vean si es que prestan atención al regresar de la búsqueda del tesoro, comer o simplemente pasearse alrededor de la zona de la fogata—Expliqué sonriente mirando fijamente al muchacho esperando una buena reacción de su parte—¿Qué dices, te animas?—Pregunté divertida.
avatar
Moka Akayisha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 548
Monedas Monedas : 4234

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S ¡Atrapados en un Camping!

Mensaje por Tema Cerrado el Lun Nov 02, 2015 12:02 am

Tema cerrado
Se ha procedido a cerrar este tema por inactividad y/o pérdida de rango de uno o más participantes.

►Si quiere abrir el tema por inactividad debe ir a petición de reapertura de temas.

►Si quiere recuperar el rango debe pedirlo en petición de recuperación de rango
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1647
Monedas Monedas : 19327

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S ¡Atrapados en un Camping!

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.