Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. Sería tener muy poca verguenza copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Tengan originalidad y hagan sus cosas vosotros mismos.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List The Top 100 Dangerous Sites Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

~Ante el Firmamento Nocturno {Privado |Muzubi Barashima| +18}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

~Ante el Firmamento Nocturno {Privado |Muzubi Barashima| +18}

Mensaje por Hades Aidoneus el Vie Ago 01, 2014 11:56 am

Fueron pocas la semanas en que habían transcurrido desde que el griego llegó a tierras francesas, a su parecer el comportamiento de esta gente le parecía extraño, diferente y sentía que no congeniaba bien con sus nuevos compañeros de escuela, se sentía como la pieza que no encajaba en el rompecabezas, la aguja en el pajar y por lo tanto era un motivo para alejarse de las personas. ¿Cómo lo describían sus compañeros? apenas sabían que había un nuevo alumno entre ellos, que tomaba clases con ellos y asistía puntualmente a todas sus clases, pero no sabían ni su nombre y tampoco cual eran sus gustos o de donde el provenía, el chico era demasiado reservado para decirle al mundo quien era, cómo era.

No pasó mucho tiempo en que su padre empezara a olvidarle, a dejar de notar la presencia de él en su casa, estaba demasiado ocupado con los trámites respecto a su nueva funeraria, invirtiendo dinero en ella y mismo en que pudo comprar una pequeña pero lujosa casa para él y el joven peliverde así que por lo mismo no se iba preocupar si Hades desaparecía esta noche de su casa, se llevó aquél hermoso telescopio de color negro a un lugar que había visitado y le había fascinado, la azotea del instituto. Pero entró de modo incógnito al inmueble ya que el no sabía con precisión si los alumnos podrían quedarse mucho más tarde después de clases, si era negativo esto a su favor estaría rompiendo el reglamento pero a el eso no le importaba, hoy había un cielo nocturno hermoso y por nada del mundo él iba perdérselo así que se movió por los pasillos desérticos del instituto.

Caminó y subió hasta la azotea que se encontraba cerrada con seguro, en ese momento Hades sacó una llave pero ¿Cómo logró obtenerla? era fácil, pudo sacarle una copia a la original en un momento de distracción del prefecto que regulaba la entraba al techo. Sin más preámbulos metió la llave y con toda la tranquilidad del mundo se dirigió a un buen punto donde pusiera colocar su telescopio que estaba guardado en una funda con correa.

Apenas se adentró al lugar y pudo sentir esa brisa fresca nocturna en su pálido rostro, si alguna cosa lo hacía sentirse vivo era esa sensación, desde arriba era tan pacífico y el sonido citadino no era tan molesto, ahí pudo apreciar Hades el increíble panorama que le daba la azotea, se detuvo a mirar arriba y notó un espectáculo de estrellas con una luna hermosa digna de ser la protagonista de un paisaje.

Colocó con paciencia y cuidado su instrumento óptico, lo armo perfectamente y al terminar de ensamblarlo se dedico a calibrar un poco el lente para observar aquellas lucecitas blancas en el firmamento nocturno, al ver a través del cristal se maravilló, era un total espectáculo lo que veía a través de sus rojizas lentillas, luego, dirigió su vista más a la luna, viéndola de más cerca y nunca la había visto tan maravillosa como ahora...
avatar
Hades Aidoneus



Mensajes Mensajes : 115
Monedas Monedas : 1423

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Ante el Firmamento Nocturno {Privado |Muzubi Barashima| +18}

Mensaje por Muzubi Barashima el Dom Ago 17, 2014 7:24 am

Como tarea especial del club de arte, nos habían asignado el hacer una pintura del paisaje que más nos gustara: montaña, un río, la ciudad, lo que quisiéramos, con la única condición de que estuviese completamente pintado al óleo y no apareciera ningún ser vivo exceptuando plantas.
Todo el mundo hablaba de ir a lugares más naturales, y si, era buena idea, pero yo tenía algo más en mente… claro que no tuve la fortuna de ser invitado por nadie para ir a pintar en grupo… pero siendo que el trabajo era individual pues… tal vez así era lo mejor.
El plan que tenía para mi pintura era retratar el cielo nocturno, más específicamente la noche de esa vez, donde una gran cantidad de estrellas y la luna llena estarían en su máximo esplendor, algo dicto de plasmar en un retrato.
Obtuve permiso de quedarme hasta tarde en el instituto, dejándome una copia de la llave de la azotea para poder entrar y salir tranquilo, con la condición de devolverla antes de abandonar el establecimiento. Fue así que, llegada la noche, llevé al instituto mi caballete, mis óleos, un bastidor, una cámara y algunas cosas para comer por si me daba hambre.

Y claro, una linterna y mi mayor miedo, ya que el instituto de noche era totalmente tenebroso. -Me había jurado no venir más aquí en la noche, ¿por qué estoy aquí en la noche?, soy un idiota, no me entiendo, me odio- murmuraba con la linterna en las manos iluminando todo lo que pareciera moverse.

Entre quejas y sustos estúpidos que tuve, entre ellos uno con mi propia sombra, llegué al fin a la azotea, encontrándome con la clase de cielo que esperaba, repleta de tonos azules y algo violáceos, con estrellas y una luna completamente brillantes, simplemente perfecto para pintar.
Con un poco de dificultad logré subir mis cosas sobre la caseta por donde se salía a la azotea, acomodando todo allí para ponerme a pintar al fin. Pero antes que nada tomaría una foto del cielo, solo como medida de precaución de no poder terminar de pintar antes de que los astros cambiasen su posición. Hecho eso comencé a preparar los colores necesarios.
Cualquiera pensaría que pintar en la oscuridad, solo iluminado por la luz de la luna sería complicado, pero eso lo hacía divertido y más aplicado a mi estilo, el cual no necesitaba boceto previo, adoraba pintar directamente en el lienzo sin ninguna guía, pero a la vez era algo que provocaba desastres con las manchas, es por eso que había traído mi campera blanca, manchada por infinitos colores, marcas de mi trabajo, un pantalón deportivo negro con manchas en las botamangas y unas deportivas.
De esta forma estuve un buen rato allí solo, retratando lo que mis ojos veían en el cielo, y por lo que notaba no estaba quedando para nada mal. Y cuando por fin decidí tomar un descanso tras una larga hora y media, escuché un sonido que me heló la sangre… la cerradura de la puerta había sido abierta, la puerta estaba siendo abierta… y yo entrando en total pánico por darme cuenta de que algo o alguien estaba allí también.

-¡¡¿A quién demonios se le ocurre venir a esta hora a parte de mí?!!... ¿u-un fa-f-a-fan-t-tasma?...- pensaba mientras lentamente caía arrodillado en el suelo, tratado de no hacer ruido, incluso tapando mi boca para que no se oyera mi respiración, asomándome a rastras para ver qué era lo que había llegado. -… debo pensar la mejor forma de huir en el peor de los casos…- trataba de analizar con frialdad la situación, pero el temblor de mi cuerpo me lo impedía, y peor cuando la silueta se hizo visible.

Debo admitir que de espaldas, ese muchacho lucía tenebroso, su cabello algo largo con ondas, su porte y el hecho de que estuviese allí a esa hora, todo era extraño. No obstante, cuando lo vi montar su telescopio los nervios se disiparon bastante, ya que la expresión que tenía al observar el firmamento era muy agradable, parecía fascinado con lo que se hallaba más allá del cielo.
No entiendo por qué, pero lo observé por unos momentos, cortos en verdad, pero con intensidad, tratando de analizar lo que hacía, pero solo consiguiendo concentrarme en su rostro… era atractivo, mucho.

Ya sin miedo me puse de pie, con una sonrisa agradable en el rostro. -Este… creo que vinimos aquí por lo mismo, ¿no?- comenté en voz alta para llamar su atención, señalando el cielo cuando obtuve su atención. -No sabía que hubiera un club de astrología en el instituto, ¿es parte de alguna actividad?- pregunté mientras me dirigía a la pequeña escalera de donde estaba para poder bajar, acercándome al chico con algunos nervios, pero manteniendo una sonrisa amigable. -Yo vine para pintar, soy del club de arte jeje- le comenté ya a su lado.

Era bastante más alto que yo, y de cerca era mucho más atractivo de lo que había visto de lejos… un ligero rubor dominaba mi rostro, pero tal vez sería por los nervios. Lo cierto es que rara vez era así de sociable con alguien que desconocía, pero por alguna razón me sentí cómodo al verlo, seguramente porque su semblante era parecido al mío.

off:
En verdad lamento mucho la demora, espero haya quedado bien Un.n ojalá te guste =3
avatar
Muzubi Barashima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 112
Monedas Monedas : 3349

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Ante el Firmamento Nocturno {Privado |Muzubi Barashima| +18}

Mensaje por Hades Aidoneus el Mar Sep 02, 2014 10:41 am

Tranquilidad. Esa era la palabra más perfecta que describía en ese momento, no pudo haber escogido mejor lugar que este, a pesar de que rompió las reglas siendo apenas nuevo alumno y además hurtado la llave del conserje para poder sacarle la copia era algo que normalmente no estaría muy de acuerdo hacer el joven griego pero al ver como brillaban esas estrellas como diamantes puros en el firmamento nocturno lo valía, no pudo evitar en ese momento sonreí de una forma suave y siguió mirando a través de los cristales de aumento telescopio, maravillándose ante lo que veía.

De todo lo que alcanzaba ver nada se le comparaba con la luna, que gracias a su instrumento óptico detallaba con gran exactitud los cárteres lunares, empezó a recordad cosas de su pasado y su mente empezaba a divagar mientras el seguía atento ante un posible movimiento de los astros, se "desconectó" del mundo por un momento para sumergirse un poco en su memorias que de cierta forma eran dolorosas a pesar de estar inundadas de felicidad.

En ese momento en que estaba totalmente concentrado en lo que hacía, una voz le había hablado, primero antes de voltear se paralizó internamente ¿Quien exactamente estaba ahí? ¿Lo habían descubierto algún vigilante? Pero ante lo que dijo no parecía que lo iba a delatar, así que posó sus orbes rojizos sobre la persona con quien preguntaba si era parte de un club, al verlo le pareció algo curioso la forma y el color de su cabello, observó sus facciones , su expresión que parecía amigable, si bien era una oportunidad de hacer un nuevo amigo pero el griego sólo se lo quedaba viendo.

Desvió su mirada al cielo nocturno, supo que a lo mejor esta noche no estaría solo, no mientras la presencia del chico de cabello violáceo que de cierta forma le inspiraba confianza y algo de inquietud a su persona, pero no era esa clase de sentimiento de cual uno se sentía incómodo, si no trataba más bien de curiosidad gatuna: -No hay un club de astrología ni astronomía, no que yo conozca...- dijo en su tono de voz calmado, carente de alguna expresión como su rostro estaba ahora.

Miró nuevamente al chico, quiso también empezar a socializar con el pero de pronto el miedo a encariñarse y perder a alguien lo posesionó, si bien. la razón d porqué Hades aún no tenía amigos en el instituto es porque él mismo creía en una superstición que tenía mala suerte y que esta misma afecta a sus seres queridos. Para su desgracia esta absurda creencia ha mantenido pie en el corazón del peliverde gracias a la extrañas coincidencias que cruzaron en su vida como la muerte de su madre, sus compañeros y sus mala racha, todo derivado de aquél cadáver que se le cayó de pequeño y que ese cádaver "quería vengarse de él".

Por lo que sin más que hacer siguió de cierta forma ignorando al chico de cabello morado aunque él quería conocer más acerca del chico pero pensó que si no intentaba hablar con alguien a lo mejor no iba tener con quien compartir aquel cielo nocturno que parecía tan prometedor: -¿Ves allá? Esa es la constelación de Orión, esas tres estrellas en diagonal forma lo que es el cinturón de Orión, la estrella más brillante de esta constelación es Betelgeuse, también conocida como Alfa Orionis y es una supergigante roja..- dijo. Su conocimiento de constelaciones era bastante amplio, sabía con cada detalle todas las estrellas y todas las formas que constituían así que él le pareció buena idea comentar aquello como una forma de iniciar una conversación...
avatar
Hades Aidoneus



Mensajes Mensajes : 115
Monedas Monedas : 1423

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Ante el Firmamento Nocturno {Privado |Muzubi Barashima| +18}

Mensaje por Muzubi Barashima el Sáb Sep 06, 2014 6:04 am

De cierto modo el muchacho parecía igual de nervioso que yo, respondiendo de forma un tanto seca a mi pregunta, sin demostrar ningún sentimiento en particular, logrando que con esto retomara gran parte de mis anteriores nervios, desviando la mirada hacia abajo un momento, con una expresión que mostraba simple pánico ante su reacción. -¿Lo incomodé?, seguro que sí, debe ser eso, se enojó, quería estar solo y seguro yo lo molesté, ¿cuándo no comportándome como un idiota yo?, debería de haberme quedado callado, siempre arruino todo, no puede ser posible que sea tan idiota…- y así seguí, culpándome internamente por la neutralidad ajena, peor cuando me di cuenta que directamente parecía estar ignorándome. -¡¡Soy un estúpido, no debí hablarle!!- pensé en estado de shock por notar eso, mostrando una expresión de pánico depresivo.

Seguro lo había desconcentrado, observar las estrellas debe ser algo muy minucioso, y yo metiéndome en sus asuntos como un tarado. Pensé que tal vez podría hacer un amigo, pero lo único que logré fue incomodar a ese muchacho, ¡no era mi intención molestarlo!, pero su expresión e indiferencia me hacía pensar que, indiscutiblemente, lo había importunado totalmente. Me sentía a punto de llorar de lo mal que me había puesto en ese instante, quería abrir mi boca para disculparme, pero me había dado pánico siquiera mirarlo, no me atrevía a levantar los ojos ni un momento, no otra vez.
Pensé que la mejor solución sería marcharme en silencio, ir a recoger mis cosas y terminar la pintura en casa, después de todo había tomado una fotografía como muestra por si no llegaba a terminarla en el momento… si… me iría a mi casa a ahogarme en mis miserias un poco, tal vez ver una película y luego dormir, la pintura podría tranquilamente esperarme hasta el día siguiente.
Estaba a punto de dar el primer paso de mi silenciosa retirada, cuando la voz del chico resonó nuevamente, haciendo que levantarla mi cabeza en una fracción de segundo por la sorpresa, buscando atolondradamente el punto en el cielo que el chico me señalaba, escuchando un poco confundido toda su explicación astrológica.

Si bien lo que él señalaba era un conjunto de tres estrellas bastante conocido, todo lo otro que dijo para mí fue algo incomprensible, pero no podía evitar sonreírme un poco al notar todo su entusiasmo por las estrellas. -… E-Este… lo siento, no entiendo demasiado sobre astrología, pero se ve que es algo interesante, además el cielo es hermoso, no importa cómo se vea…- exclamé mostrándole una sonrisa agradable, volteando mi vista de él hacia el firmamento nuevamente. -… ya sea de noche, de día, nublado, al atardecer o amanecer, el cielo es una de las artes más hermosas que el mundo nos da, por eso lo pinto cada vez que tengo la oportunidad- conté con un leve sonrojo al mirar los astros, simplemente me fascinaba, por más que no lo comprendiera del todo me resultaba tan fascinante, aunque también me fascinó un poco que ese chico supiera tanto sobre el tema, era algo admirable y elogiable en verdad. -Eres increíble por saber tanto sobre esto, debe ser complicado, pero aun así lo conoces mucho por lo que se ve, es algo genial jeje- le elogié sin miedo, sonriéndole directamente con un rostro cálido. -¿Cómo te llamas?, yo me llamo Muzubi, voy a cuarto año- creí que era el momento adecuado para presentarme, además que quería saber su nombre, me intrigaba bastante una persona con tanto conocimiento, además que sería lindo tener un amigo que sea apasionado de algo que a mí me gusta también, el cielo en este caso, aunque en menor medida, solo admirando su belleza.
avatar
Muzubi Barashima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 112
Monedas Monedas : 3349

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Ante el Firmamento Nocturno {Privado |Muzubi Barashima| +18}

Mensaje por Hades Aidoneus el Mar Sep 30, 2014 10:00 am

En ese momento, parecía que sólo estaba concentrado ante lo que veía a través de sus rojizas pupilas y en su instrumento óptico de cuál podía ver más de cerca las maravillas que esta noche le regalaba, parecía ignorar al chico de cabello morado y también no importarle si él vivía o hacía alguna opción pero en realidad estaba atento a todas las palabras que él decía, de sus acciones sólo que no solía mostrarlo mucho. Al escuchar sus palabras se sintió culpable, lo había hecho de nuevo, hablar de sus conocimientos de astronomía como si todos supieran el mismo lenguaje que el empleaba ¿Porque siempre tenía que arruinarlo y ser tan apático? esta pregunta rebotaba dentro de la mente del griego pero ante lo dicho por el chico no dudaba en darle la razón, hoy el cielo estaba más hermoso que nunca, trató de ser un poco optimista ante la situación, pero cuando notó aquella sonrisa en el claro rostro del joven, le dio más ánimos para seguir hablando con él.

Se interesó más cuando supo que el pintaba, como buen griego que era el amaba el arte y pensar de que esa persona pudiese plasmar aquel espectáculo nocturno en sus obras le daba aun más curiosidad el chico, parecía agradable, hasta le había gustado como se había expresado del cielo pero ¿Y si le pasaba algo a él que no estuviese en sus manos por su culpa? siempre esa pregunta venía cuando él se sentía bien con alguien, sabía que era más que una superstición, si a eso se le podría llamar "miedo".

-Las estrellas... son muy bonitas, parece que el día de hoy brillan porque son suertudas- Al parecer también se había contagiado de la buena vibra del sujeto y sin pensarlo mostró una débil sonrisa también como en señal de que le agradaba el tipo como se sentía agusto, más cuando su comentario siguiente no podía creer lo que escuchaba ¿De verdad le agradaba este asunto de la astronomía? y más aún ¿Era complicado como él decía? Entonces comprendió que no todo el mundo sabe sobre los tecnicismos que el habla. Lo había hecho de nuevo pero esta vez no se sintió tan culpable como en un principio, este chico le inspiraba bastante confianza y cuando se presentó supo que era buen momento de formalizar una nueva amistad:

-Hades... mi nombre es Hades...- mencionó en un tono serio, muy característico de él -Mi nombre hace referencia al Dios Griego del Inframundo... mi padre es amante de la mitología griega- agregó como dato curioso y también para hacer más amena la conversación: -Decías que tu pintas, debes de hacerlo hermoso...- alagó al chico sin aún no conocer alguna obra suya. el tenía dentro suyo una especie de corazonada esta noche, volvió a mirar a través de su telescopio, esta vez poniendo más atención en el brillo de las estrellas que en la misma luna. Grande fue su sorpresa cuando una "estrella fugaz" apareció ante el cielo, no pudo evitar abrir bien sus ojos y maravillarse por  el suceso astronómico que ha ocurrido en su presencia: -¿Has visto eso?- preguntó al pelimorado: -Un meteoro acaba de atravesar por el cielo... es realmente pequeño, la gente lo conocen popularmente como estrella fugaz... se dice que traen suerte y que además si ves una puedes pedir un deseo- volvió a sonreí débilmente el griego, si eso fuese cierto el deseaba por lo menos no tener tan mala suerte, por lo menos no en estos momentos.

Quizás estaba siendo muy egoista al no dejar ver a su nuevo acompañante lo que respecta del firmamento nocturno visto desde su instrumento óptico, era la noche más hermosa desde que había llegado aquí y como buen futuro científico necesitaba compartir aquello que mostraba , así que si nada malo había pasado en esos momentos, no creo que pasará más adelante, era increíble lo que hacía el manto oscuro de la noche, le daba confianza a si mismo y algo de optimismo , fijó su rojiza mirada ante el chico: -¿Te gustaría mirar?- preguntó, se colocó a un lado del telescopio para que el en caso de que aceptara su humilde invitación pudiera observar a los astros...
avatar
Hades Aidoneus



Mensajes Mensajes : 115
Monedas Monedas : 1423

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Ante el Firmamento Nocturno {Privado |Muzubi Barashima| +18}

Mensaje por Muzubi Barashima el Miér Oct 01, 2014 1:36 am

Me hizo reír un poco su comentario sobre las estrellas, lo de “suertudas” en especial, aunque consideraba que los afortunados éramos nosotros por poder contemplar algo tan maravilloso. Por no mencionar que esa tenue y suave sonrisa le sentaba muy bien, lo hacía lucir más tranquilo y eso me tranquilizaba a mí, ya que me hacía pensar que mi presencia no lo estaba molestando por el momento, aunque no podría predecir si en los momentos siguientes las cosas tomarían un giro distinto, prefería aprovechar el buen clima que había entre nosotros, por lo menos hasta que lo arruinara con alguna tontería mía.

-“Hades”, es un nombre poco común, pero te sienta bien, me agrada- comenté suavemente tras escuchar el porqué de su nombre, y no era mentira, en verdad le daba un aire más misterioso que antes el tener un nombre tan llamativo, era como si combinara perfectamente con él. Sin embargo me sonrojé fuertemente ante su comentario sobre mi forma de pintar, estaba seguro de que nunca antes lo había visto, y más seguro de que no había visto mi técnica, pero aun así sentí cierta felicidad tras escucharle. -G-Gracias… a decir verdad trabajo de esto, hago pinturas y esculturas… a-aunque, bueno, no  creo que sea algo para presumir… y me parece que no has visto ninguna de mis obras, pero podría mostrarte algunas si así lo quieres- comenté un poco tímido pero con una sonrisa un poco alegre en los labios.

No sabía de qué manera reaccionar ante esas palabras, y si bien estaba acostumbrado a recibir algún que otro elogio, por alguna extraña razón me sentí más feliz que en otras ocasiones, en verdad tenía deseos de mostrarle algún cuadro o escultura que haya hecho antes… aunque tal vez mi trabajo abstracto y un tanto lúgubre no le interesase. Sin embargo, y aun teniendo ese pensamiento derrotista en mente, seguía con ganas de que viera mis pinturas. Me sentía emocionado en cierta forma.
Con el sonrojo aun en el rostro, levanté la mirada al cielo nuevamente, con la afortunada sorpresa de cruzar mis ojos con una estrella fugaz, una muy preciosa estrella fugaz que debía recordar incluir en el retrato de mi tarea que seguía secándose.

-Si lo vi, fue hermoso…- respondí feliz a su pregunta sin apartar la vista del cielo, esperando poder ver alguna otra. Escuché su explicación atentamente, pensando en la última parte de sus palabras. -Un deseo, ¿eh?... supongo que podría pedir amigos, aunque es un deseo un poco triste…- pensé mientras mis ojos y rostro se entristecían sin que yo lo deseara.

Tener a alguien con quien poder hablar, alguien que compartiera mis gustos, alguien con quién poder perder el tiempo y aun así sentir que no es una pérdida en lo absoluto… era algo que había querido encontrar desde que empecé a vivir solo, pero se me hacía complicado, generalmente las personas no se acercaban a alguien que parecía tan sombrío, y no podía culparlos… ¿sería posible que una estrella fugaz cumpliera esa petición?.

Puse mi mirada en Hades cuando me hizo esa pregunta, sorprendiéndome bastante el hecho de que me ofreciera su telescopio para observar las estrellas. -¿E-En verdad puedo?, g-gracias- le sonreí contento ante esa muestra de confianza, aceptando su oferta casi sin pensarlo, acercándome un poco más hacia él para ponerme en posición y poder mirar a través del objeto. -¡Wow~! ¡todo se ve tan cerca y brillante, es hermoso!- exclamé muy entusiasmado y con una gran sonrisa, casi como un niño.  -¡No pensé que pudiera alguna vez verlas tan de cerca, es lo más hermoso que…!- volví a decir muy feliz, volteando mi rostro hacia el muchacho a mi lado, cosa que provocó que dejase de hablar abruptamente, no por nada en especial… o podría ser que sí.

Mi vista se topó con él a una distancia muchísimo menor que antes, notando nuevamente lo alto que era, también sus ojos, su rostro, su pelo… todo mejor dicho… quiero decir… en verdad era un chico muy atractivo… más estando a esa distancia, lo cual hizo que el rubor de mi rostro se intensificara violentamente, y aun así no podía dejar de mirarle con detenimiento, como si estuviese hipnotizado por su mirada… me sentía extraño, pero no me desagradaba para nada el estar así.

off:
Cambio los colores porque el foro es muy oscuro y mata a la vista Un.n
avatar
Muzubi Barashima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 112
Monedas Monedas : 3349

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Ante el Firmamento Nocturno {Privado |Muzubi Barashima| +18}

Mensaje por Hades Aidoneus el Sáb Nov 15, 2014 9:33 am

Los comentarios del chico de cabello morado le parecían tan amenos al griego que pronto perdió la noción del tiempo, quizás hoy sería su noche de suerte y no se sentiría solo como siempre le pasa. Ante el modesto comentario del chico le hizo sonreír más, de algo había aprendido a lo largo de su vida cuando una persona hacía eso de verdad había todo un artista o un ingenioso tras de ello por lo que no dudó de que el hiciera maravillas con sus manos. Su nerviosismo y su tenue rojo en su mejillas le llamaba la atención al chico, y le entró más curiosidad de saber sobre el. Hades dejó en claro que le gustaría ver alguna de la sobras de él, tal vez el no era un hombre bastante expresivo pero su sonrisa tenue lo decía todo.

Ante la estrella que ambos vieron, Hades no pudo evitar alegrarse internamente, compartir estos momentos le era como momento de gloria y pidió muy dentro de su ser tener aunque sea un amigo o que le bendijeran con la compañía del chico esta noche, a decir verdad el peliverde ya no deseaba pasar solo este momento, ponía toda su fe en aquella proyección que vio aunque bien sabía que se tratase de un pequeño meteorito, jamás perdía el tanque fantasioso a las cosas. También al ver la expresión del pelimorado al ver las estrellas en su telescopio, se sintió tan satisfecho que sin darse cuenta se acercó al muchacho, pero cuando este volteó cruzaron miradas, Hades abrió bien los ojos ante el chico y se quedó atónito unos instantes pero luego reaccionó.

Quiso retroceder, pero para su mala suerte sus pies no le respondieron bien, haciendo que tomara unos pasos haciendo retroceder al chico y en su pérdida de equilibro cayó encima de él. Lo que le faltaba... caerse en un chico que apenas acababa de conocer, él sabía que lo arruinaría todo por su ineptitud pero sin embargo, cuando iba a voltear su cabeza y levantarse para disculparse accidentalmente rozó sus pálidos labios en los del chico de cabello morado, no podría creer lo que había pasado, no pudo evitar sonrojarse y en él se notaba más por su pálida piel, se levantó abruptamente y se sentó a un lado en el suelo, se quedó perplejo, con los ojos bien abiertos denotando una expresión de vergüenza: -S-siento... eso- apenas pudo articular bien esas palabras en un volumen algo bajo pero algo pasaba.

Se tocó con sus dedos índice y del medio sus labios, sinceramente la sensación le había gustado, tanto que su corazón empezó a latir fuertemente, miró nuevamente al chico ¿Que es lo que él tenía que sentía ganas de volver a repetir eso? siguió acariciando sus labios pero aún seguía sonrojado. Entre un conflicto de su mente con sus instintos de volver a repetir aquel momento Hades no sabía cómo reaccionar o que hacer, pero en eso sus latidos empezaron a aumentar paulatinamente, parecía que en ese momento sólo el sonido de su corazón predominaba en ese momento, tragó saliva nerviosamente... ¿Era correcto hacerle casos a sus instintos? ¿Era realmente una buena idea repetirlo?

Esos latidos de su corazón lo estaban volviendo loco y en un tímido intento él se acercó poco a poco al artista, no despegó de su mirada sus ojos claros, entre más avanzaba, un latido se escuchaba para el ensordecedor, había llegado cerca del chico, estaba a escasos centímetros de sellarle un beso, pero él no era todo un maestro en la seducción, no sabía cómo llegarle al chico o si debía hacer algo previo a lo que pensaba actuar, sólo siguió en busca de esa sensación que le había producido placer, con las mejillas enrojecidas, unió sus labios con los del chico y sintió esa calidez desbordar en ellos, se sentía tan bien que el griego no quiso separarse rápidamente...
avatar
Hades Aidoneus



Mensajes Mensajes : 115
Monedas Monedas : 1423

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Ante el Firmamento Nocturno {Privado |Muzubi Barashima| +18}

Mensaje por Muzubi Barashima el Sáb Dic 20, 2014 9:06 pm

Mi cercanía lo espantó claramente… mi rostro no era tan agraciado como el suyo, era de esperarse que quisiera escapar de esa distancia tan incómoda. Sin embargo no salió todo como creí que pasaría, en vez de retroceder se abalanzó sobre mí, asustándome sin remedio haciendo que empalideciera mi rostro más de lo que ya era. Por un segundo imaginé que podría soportar su peso, pero era imposible para alguien tan débil como yo, era impensable, más al notar que Hades era mucho más pesado de lo que parecía. Sin poder evitarlo ambos nos fuimos directamente al suelo, siendo aplastado fuertemente por el otro, haciendo que me quedara sin aire por unos instantes y mi cuerpo fuese invadido por un intenso dolor.
Ligeros quejidos salían de mi boca, no podía contenerlos en lo absoluto, en verdad había sido muy doloroso el golpe, aunque lo cierto es que solo me importé a mí mismo un corto tiempo, mi existencia no era tan valiosa, más me preocupaba la integridad de mi acompañante.

Giré el rostro ligeramente para intentar verle, coincidiendo con el movimiento ajeno de forma involuntaria… -¿Eh?- pensé al sentir algo cálido en mis labios, muy suave y un tanto húmedo… ¿eso era… un beso?... -¿Por… qué?...- no lo comprendía, aun sentía dolor en cada parte de mi ser, pero lo estaba ignorando para concentrarme en esa sensación tan delicada. Incluso luego de quitarse de encima continué paralizado, recostado en el suelo mirando hacia las estrellas. -… No te… preocupes…- pese a que sus palabras fueron tan apagadas logré identificarlas, el que debía disculparse era yo, fue mi culpa que él cayera, después de todo se había alterado por mi cercanía, el causante de toda esa cadena de hechos había sido yo.

La sensación no se retiraba de mis labios, mi sonrojo aumentaba en vez de disminuir, me estaba avergonzando cada vez más al recordar ese incidente. Me sentía tonto, como podía darme el lujo de pensar que eso se había sentido bien, seguramente Hades estaría totalmente asqueado por ello. En un intento por olvidar aquello es que empecé a levantarme con dificultad, todavía adolorido, pero servía para desviar los pensamientos; llegué a sentarme pesadamente, aun estaba muy cerca de él, pero no podía moverme como para tomar distancia, todo mi torso me palpitaba de dolor y estaba caliente.

Me encontraba cabizbajo, no me atrevía a mirarlo por el miedo a encontrar una expresión furiosa. -Ya lo molesté demasiado… debería irme… pero será complicado subir a buscar mis cosas en este estado…- no deseaba importunarlo más, me iría a casa a descansar tras buscar mis utensilios de pintura. De alguna manera reuní algo de valor para voltear el rostro hacia él, mostrando una expresión algo angustiada. -Creo qu…- mi boca fue cubierta en un instante, otra vez él estaba a una distancia inexistente de mí.

Mis labios… otra vez se sentían cálidos y húmedos… ¿estaba siendo besado nuevamente?, ¿por qué?, Hades debería de estar furioso, no lo comprendía, mi mente había empezado a dar vueltas en un intento por hallar una respuesta, sin éxito alguno desafortunadamente. Además me costaba pensar… me daba vergüenza, pero aquella acción no se sentía para nada mal… no era la primera vez que me besaban, ya había tenido ciertas experiencias con personas que me habían atraído… pero esto era tan confuso, más el hecho de que poco a poco y por instinto comencé a corresponderle, cerrando lentamente mis ojos repletos de sorpresa. Mis mejillas ardían en rubor… mi pecho iba a estallar de tan fuerte que latía mi corazón si esto continuaba.

Con suavidad coloqué una de mis manos en el pecho del contrario, empezando a tomar distancia suavemente, mirándole con ojos llorosos pero no enojados, más bien nerviosos. -¿P-Por… qué?...- alcancé a decir con la voz entrecortada. -… d-deberías… de estar enojado… por mi culpa… pasó todo esto… ¿n-no te dio asco… b-besarme?... no digo que haya sido desagradable… solo… no me esperaba esto…- ya no entendía lo que decía, no me había molestado que me besara, pero estaba preocupado por si a él si le había resultado molesto, no quería darle más inconvenientes… pero… aun así… -… me… gustó…- mascullé desviando la mirada hacia el suelo, muy colorado y ocultando mi rostro bajo mi abundante flequillo.

No sabía si decirle eso estaría bien, en verdad se había sentido bien, en alguna parte de mi mente resonaban las palabras “quiero más”… no estaba seguro si tras mis palabras volvería hacerlo… en el fondo esperaba que sí… me sentía confundido por los nervios.
avatar
Muzubi Barashima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 112
Monedas Monedas : 3349

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Ante el Firmamento Nocturno {Privado |Muzubi Barashima| +18}

Mensaje por Hades Aidoneus el Jue Ene 22, 2015 1:37 pm

Ante la reacción del chico, al griego le hubiera gustado hacer borrar aquellos ojos borrosos, no era su intención, no quería hacerlo a propósito, quizás debió ignorar lo que había sentido en ese momento, quizás debió pensar mejor las cosas para no pasar por esto pero aquél sentimiento de curiosidad le sobrepasó extrañándose a si mismo siendo una persona bastante prudente y cautelosa con las acciones que él realizaba, pero ante las palabras que el chico decía no pudo evitar quedarse sorprendido a si mismo. ¿Había escuchado bien?, lo miró con cierta seriedad pero más que esto estaba preocupado, pero le fue un gran alivio saber que a lo mejor no había hecho algo tan mal como él pensaba, la forma tímida del chico de cabello morado que le había encantado el beso hizo que el griego se sintiera raro.

¿Qué era eso que sentía? tragó saliva, dentro de él hay algo que deseaba nuevamente revivir aquella sensación que había vivido con los labios del chico, estaba dudoso internamente puesto a pesar de que había luz verde respecto lo que sintió Muzubi, el no estaba muy seguro de que debía seguir, pero la cierta inexperiencia en estos temas para el chico peliverde terminó por acceder ante la "petición" del chico. No había nadie en ese entonces, era bastante de noche y el clima era bastante agradable, si ya se sentía ilegal ahora lo sentía más por la situación, pero suponía que nadie vendría y fue entonces que tomó el rostro del chico y agarró la oportunidad de acariciar su rostro.

Disfrutó su tacto, pudo haber hecho un comentario pero él prefería hacer esto en silencio, se preguntó a sí mismo porqué no había hecho algo así antes, su mano suavemente acariciaba la cara ajena y después la otra mano se unió al juego de caricias sutiles previas a un beso, se acercó lentamente a él, fijando sus ojos rojizos a sus labios, esos labios que parecía que lo llamaban, y confirme se acercaba sentía u  cosquilleo en sus pálidos labios que se preparaban a sentir el choque con los ajenos. Sintió nuevamente su dulce calidez y estuvo unos segundos así sin mover sus labios, pero empezó poco a poco a moverlos, nunca había disfrutado de algo tan placentero como un beso, siguió en sus movimientos labiales sin importar mucho.

Luego algo dentro del le ordenó que subiera la intensidad del beso, y fue lo que hizo, empezó a hacerlo un poco más apasionado, aprendía rápido, sus manos en ningún momento se habían despegado de su rostro, quería probar mejor su boca, pero se alejó un poco para tomar aire. Se mantuvo serio pero emitió una débil sonrisa: -Se siente bien...- comentó suavemente, volvió a besarlo pero esta vez algo más rápido, quería sentir a profundidad aquella sensación, estaban tan concentrado en su beso que decidió abrir más su boca y con su lengua tocar la ajena, al principio dio un toque tímido pero al segundo se osó por sentir mejor la lengua y poco más de su cavidad bocal.

Hades había descubierto la sensación placentera de un beso, pero eso despertó en el un sentimiento oscuro, de pronto sentía que aquellos besos "franceses" ya no le bastaban, algo crecía en el que era como una especie de "apetito" que deseaba saciar, pero en eso su moral se opuso en su contra y mientras probaba más la boca del pelimorado había una batalla interna en el entre si ceder o no a ese instinto tan humano. Pero Hades fue débil y sin importar que pasara, las manos que sujetaban el rostro suave del chico fuero un poco más abajo. Se colocaron en su espalda y la acarició suavemente, de pronto sintió un poco de calor pero apenas dejó la boca para bajar su rostro cerca del cuello. Alguna vez escuchó del poder del beso en el cuello de una persona, y había leído libros en donde mencionaba la magia erótica de ello. No cabía duda que empezaba a ir por el camino de su lujuria que nació, y entonces dio un pequeño beso en su cuello, siguió acariciando un poco más la espalda del muchacho y dio otro beso en el cuello, así empezó con varios cortos hasta terminar en uno largo...
avatar
Hades Aidoneus



Mensajes Mensajes : 115
Monedas Monedas : 1423

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Ante el Firmamento Nocturno {Privado |Muzubi Barashima| +18}

Mensaje por Muzubi Barashima el Vie Ene 23, 2015 4:14 am

Era una situación muy incómoda para mí, me estaba asustando mucho el silencio que se había producido luego de decirle aquellas palabras, las cuales exponían mi aceptación por aquel contacto, me hacían sentir que lo había arruinado. -¡No debí decir eso, no debí decir eso, seguramente piensa que soy extraño, que soy un pervertido, lo siento, no quise que pensaras eso de mí, de verdad perdón!- nuevamente me torturaba a mí mismo con cosas que siquiera eran una certeza, no tenía idea de lo que estuviese pensando el otro, pero no podía evitar el sentirme aterrado por lo que pudiese decirme.

Aunque las palabras, por más que las esperé, jamás hicieron acto de presencia en medio del silencio. Los únicos sentidos que tuvieron protagonismo fueron la vista y el tacto.
Pude sentir cómo su mano se deslizaba delicadamente por mi mejilla, haciendo que lo mirase aun con mis ojos colmados de susto y desconcierto; luego su otra mano también se dirigió a mi mejilla libre, siendo tomado completamente del rostro con una calidez que me dejó flotando en tranquilidad. Instintivamente comencé a cerrar los ojos gracias a los mimos tan delicados que me estaba haciendo, era muy agradable y placentero estar de esa manera.
Poco a poco comencé a sentirle más cerca de mí gracias a su respiración chocando contra mí, hasta que nuevamente volví a notar esa calidez en mi boca, esta vez correspondiendo sin que otra cosa me importase, dejándome llevar totalmente por sus acciones y su ritmo. El beso era calmo, uno muy inocente en el cual las lenguas no se tocaban y ambas bocas permanecían cerradas… me gustaba, iba poco a poco en todo, siendo muy atento en todo momento. Sentía como mi corazón se aceleraba gradualmente a la par que el beso se hacía poco a poco más intenso, viéndonos obligados a separarnos un instante para respirar un poco.

Abrí los ojos casi de forma adormilada, sonrojándome inevitablemente al ver esa tenue sonrisa en el rostro de Hades. -Le… sienta bien…- logré conectar un par de mis neuronas para poder pensar aquello, mi mente estaba en blanco totalmente.

Intenté responderle, quise decir algo, pero para lo único que sirvió abrir mi boca fue para ser besado otra vez, pero ahora llevando mis manos desde abajo hacia su espalda con timidez, sujetándolo para no sentirme tan débil, intentando anclarme en la realidad y no perderme en esa sensación tan dulce y empalagosa que no quería abandonar.
No lo negaré, cuando sentí la lengua de Hades entrar en mi boca todo mi cuerpo se estremeció, un calor descontrolado comenzó a subir desde mis pies hasta mi espalda. Al mismo tiempo, aquel lugar estaba siendo invadido por las manos ajenas que habían abandonado mi rostro; sentía múltiples escalofríos en cada lugar que sus dedos tocaban, y para completar aquellas sensaciones descontroladas, mi boca fue abandonada abruptamente, pasando a ser besado múltiples veces en el cuello.

Mi voz no se hizo esperar, unos fuertes suspiros se me escaparon de la garganta, ¿qué más podía hacer?, eso se sentía mejor de lo que esperaba, y pese a que no era mi primera vez haciendo estas cosas, no podía guardar mis nervios y miedos, por más que quería dejarme llevar por completo, algo me lo impedía. -Ha…Hades… espera… d-detente… Hades…- rogué su nombre en cada ocasión, no quería que parase, pero necesitaba que lo hiciera… aunque mi cuerpo me boicotease al arrebatarme todas las fuerzas de las manos, quienes hacían su máximo esfuerzo por jalar su ropa para separarlo, infructuosamente claro está. -… p-por favor… s-solo… quiero saber… por qué… ¿por qué hacemos… esto?... n-no es que no quiera… se siente muy bien… pero… solo…- no sabía cómo seguir hablando o qué decir para no lastimarle ni que se sintiese inseguro, las palabras no eran mi fuerte en lo más mínimo, y aun así quería saber. Oculté mi rostro en el hombro del otro mientras respiraba agitadamente, sin soltar el agarre que tenía con él, es más, estrechándolo lo más posible hasta que sentí nuestros torsos juntos. -… ¿habías… hecho esto antes?... con un chico...- me temblaba la voz, aun podía sentir los escalofríos y estremecimientos en mi cuerpo. -… ¿hasta dónde… quieres llegar?... necesito saberlo… quiero saber… si debo tranquilizarme… o si realmente puedo… dejarme llevar…- apreté mi abrazo en esas últimas palabras, no quería parar… me gustaba mucho como se sentía todo aquello.

Ya había tenido experiencias de una sola noche, escasas, pero las había tenido, estaba bien si esto solo era curiosidad por su parte y nada más… pero… de verdad… no quería que solo fuesen besos… mi cuerpo no deseaba eso… cierta parte de mi ser no quería que solo fuese eso.
avatar
Muzubi Barashima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 112
Monedas Monedas : 3349

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Ante el Firmamento Nocturno {Privado |Muzubi Barashima| +18}

Mensaje por Hades Aidoneus el Sáb Abr 04, 2015 2:20 am

Nuevas sensaciones invadían a Hades, le atraía tanto hasta el punto de hacer cosas pecaminosas con el, no conformarse con unos simples besos, quería algo más que eso y estaba disfrutando ese momento en que lo estaba besando. Iba a dar otro paso, a atreverse a explorar más allá de la zona que besaba del chico si no fuese porque el mismo le pidió que se detuviese. Apenas estaba consciente para hacer caso a sus palabras y aunque no quería hacer algo que no le gustara, quería seguir por sobre todas las cosas, estaba sonrojado y esperaba no haber metido la pata porque le atormentaría una vergüenza infinita.

Escuchó a Muzubi y dedujo por sus palabras que él también estaba nervioso al igual que el pero también quería ir más allá. Hades no podía mentir, sería su primera experiencia sexual después de todo por lo que suspiró y se quedó pensativo por unos segundos, tiempo suficiente en que si era bueno seguir o no. Total... él era un chico, quizás no era tan correcto tener sexo casual pero en el estado de cómo estaba poco le importaba que fuera a pensar de él, además de que sólo la luna y las estrella serían testigos de cómo ellos dos consumían su lujuria infinita, por lo que nuevamente tocó la suave mejilla del chico artista y la acarició un poco: -Serás el primero, Muzubi....- dijo con voz suave, tragó saliva después de lo dicho y fue acercándose un poco más: -Me atraes mucho... no quisiera dejarlo aquí, quiero saber cómo se siente... me siento extraño ahora- comentó

-Pero...- pausó por uno segundos -Me agrada... es tan adictivo...- agregó. En eso nuevamente osó por acercarse al chico y esta vez darle un beso apasionado en donde metió sin pudor su lengua alguna, lo entrelazó entre sus brazos teniéndolo más cerca de él y volviendo a besar su cuello a como él entendía. Sentía poco a poco como su lujuria era más inminente y ansiaba con desesperación sentir más de él. Empezó a tener más calor que optó por despojarse de su saco pero de una manera algo torpe, pudo despojarlo y aventarlo en el suelo, luego con su cuerpos e abalanzó sobre el chico quedando arriba de él mientras lo besaba. Sintió que pronto iba a perder el control de si mismo, sentía que la razón poco a poco desaparecía y sólo pensaba en satisfacer sus bajos instintos humanos.

¿Pero cómo no iba a caer rápido en esto? Si en si era la primera vez que lo hacía aunque no con una chica como varios compañeros habían hecho o al menos eso escuchaba en las pláticas de ellos, preguntar o no sobre sus preferencias no importaba, quería ver como se sentía "volverse loco de placer" como bien les llamaba. Había leído unos textos eróticos, quizás no tenía muy bien la noción de cómo se hacía pero sólo seguía a lo que su lujuria indicase, recorrer lugares donde su instinto lo llamarse y olvidar el tiempo y el espacio donde se encontraba, ni siquiera guardó su telescopio, no había tiempo para algo así. Tampoco cerciorarse si la puerta estaba asegurada con seguro pero supuso que nadie vendría aquí a estas horas.

Pero él era precavido, así que lo invitó a levantarse un poco para llevarlo a una zona donde había menos luz y también fuera de ojos curiosos que no permitieran hacer que este caso consumase, después de todo ¿A quién no le gustaba un poco de privacidad? más en esos casos. En ese momento en alguna parte de las cosas de Hades el celular vibraba, alguien lo estaba llamando pero el riego estaba tan ocupado dándose cadentes besos con el pelimorado e ignoró a toda cosa que no fuera Muzubi y su juvenil cuerpo...
avatar
Hades Aidoneus



Mensajes Mensajes : 115
Monedas Monedas : 1423

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.