Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

¿Vienes seguido por aquí? [Priv. Cameron Lewis]

Ir abajo

¿Vienes seguido por aquí? [Priv. Cameron Lewis]

Mensaje por Hiro Liebling el Miér Jun 18, 2014 10:21 pm

Con sinceridad, esa tarde, no tenía nada qué hacer. Lo que no era el todo extraño, puesto que había llegado hacia apenas un par de días a la ciudad del Sweet Valley, y todo ese tiempo se lo pasó junto a sus padres acomodando los últimos detalles de la mudanza, o organizando hasta el más pequeño objeto en su nueva habitación. Le alegró que se tratase de una casa bonita, como la de las revistas, y un jardín grande. ¡Qué alegría que se encontraban en primavera! Así tendría oportunidad de plantar algunas flores. Quizás consultaría a su madre para hacer un pequeño huerto...

De todas maneras, negó mentalmente con la cabeza, no era el momento para esa clase de planes. Se sentó sobre su cama, observando sus zapatos. Le gustaba el diseño floral de las paredes, y la confortable ventana ubicada a un costado de la pared. Sin embargo, había un sector de la habitación que continuaba demasiado vacío a sus ojos. ¿De qué servía tener una estantería para libros con apenas tres ejemplares? En su antigua vivienda tenía muchos más, pero su familia había decidido donarlos. Ahora, era momento de conseguir nuevos.

Por tanto, ir a la biblioteca esa tarde era la excusa perfecta para salir. Le hacía una nueva edición de Estudio en escarlata, de todas formas. Se arregló el cabello, aplicó algo de brillo en sus labios, y salió de camino a la ciudad en busca de la biblioteca pública. ¡Era una suerte que su sentido de orientación no era del todo malo! Le bastaron un par de consultas a transeúntes al azar para llegar a su destino, sana y salva. Con una sonrisa, cruzó por la puerta, y no le sorprendió del todo encontrar que el edificio (tanto por dentro como por fuera) era bastante similar a todas las demás bibliotecas que conocía. Bien, tal vez un poco más grande, pero ese ambiente de aprensivo silencio era una constante.

Saludó con la cabeza a la encargada detrás del mesón, y se entrujo en el edificio sin más. Esperaba encontrar algo interesante, o a alguien, quizás...
avatar
Hiro Liebling
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 232
Monedas Monedas : 1336

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Vienes seguido por aquí? [Priv. Cameron Lewis]

Mensaje por Cameron Lewis el Jue Jun 19, 2014 10:31 pm

Me desperté con Elsa lamiéndome la cara como tantas otras mañana. ¿Pero en qué momento me había quedado dormido…? No lograba recordarlo. Estaba seguro de haber estado leyendo el libro que hoy debía devolver si o si a la biblioteca pública. Odiaba que pedir libros prestados tuviera un plazo tan corto, aunque era mi culpa también por haberlo dejado sobre mi escritorio toda la semana sin siquiera haberlo mirado. ¿Lo había terminado? Ah, sí. Típico final de cuenta de hadas otra vez, la chica se queda con el chico y todos felices. Si tan solo la vida real tuviera la mitad de los finales felices de los libros, todo sería más fácil o mejor…

Dejé el libro sobre la pila que debía llevar a la biblioteca para devolver, tomé a Elsa en brazos como una pequeña gran bebé y llevándola a la cocina la dejé en el suelo para darle su comida mientras me miraba moviendo la cola de un lado a otro. - Adoro tu compañía preciosa, pero a veces desearía tener a alguien más… – había despertado un poco nostálgico, al parecer el final del libro no había ayudado mucho a mi ánimo del último tiempo. Extrañaba a mi abuela, mi país, incluso mi idioma. Todo era tan diferente aquí, y aunque ahora tenía amigos y podía salir cuando quisiera, aun me faltaba algo o alguien… Una persona con la que compartir de forma especial, con la que quizás tener un final de cuenta de hadas… ¿Por qué estoy así últimamente…? Jamás me ha molestado estar solo. Y ahora no solo tengo a Elsa, ahora soy completamente libre de hacer lo que quiera. Me dije a mi mismo mientras salía de la ducha y ponía una toalla en mi cintura y otra sobre mi cabeza. Abrí la puerta del baño y miré mi habitación por unos segundos para luego comenzar a vestirme. Debía darme ánimos a mí mismo de una u otra forma. Nadie más lo haría por mí, y eso lo tenía muy claro.

Pasó el día bastante rápido y cuando me di cuenta ya era tarde, asique tomé mi móvil, mis llaves y la billetera, metiéndolas en mis bolsillos de los pantalones, para luego tomar la pila de libros de mi escritorio, me acerqué a Elsa y despidiéndome de ella acariciando con entusiasmo su pelaje, me fui a la biblioteca. Recorrí con calma el camino que tanto conocía, y de hecho era el camino que con mayor facilidad se me había quedado grabado. Cuando llegué, la bibliotecaria me sonrió como siempre, le devolví la sonrisa y le pasé los libros que llevaba, después de unos minutos de asegurarse que estaban todos los ejemplares que debía, me adentré entre las estanterías y las salas privadas de estudio y lectura. Saqué el primer libro que vi en la estantería más cercana y me lo llevé al rincón que más me gustaba del lugar: el que tenía cojines mullidos y sofás cómodos para tirarte en el suelo o donde quisieras a leer por horas.

No tenía reales ganas de leer en ese momento, pero al menos podría tirarme en el suelo entre los cojines a respirar el maravilloso aire con olor a libro viejo y nuevo mezclado, mientras pensaba… Lo que fuera que llegara a mi cabeza en ese momento. O mejor aún, escucharía música un rato, nadie se acercaba a ese lado del recinto, por lo que no importaba si cantaba aunque fuera bajito. Me puse los audífonos y prendí el reproductor, dejando que escogiera a su gusto la primera canción.

OUTFIT DE CAMERON:
Obviamente, la camiseta que lleva es la de la primera imagen, de la segunda solo son los pantalones y zapatillas :D

avatar
Cameron Lewis
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 235
Monedas Monedas : 4277

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Vienes seguido por aquí? [Priv. Cameron Lewis]

Mensaje por Hiro Liebling el Sáb Jun 28, 2014 11:35 pm

Tenía buenas expectativas para ese día. ¿Por qué no? Cuando se es una adolescente de simples dieciséis años es fácil emocionarse con cosas mundanas, como ir a la biblioteca. Shirley lo sentía casi como un gran acontecimiento, sencillamente no podía evitarlo. ¡Vamos! No es como si fuese a conocer al "amor de su vida" allí, pero no le molestaría encontrarse con alguien, quizás un chico...

«Siempre se vale soñar...» se encogió de hombros mentalmente, negando suavemente con la cabeza ante sus propios pensamientos. No era el momento apropiado para perderse en sus fantasías, pues debía mantener la cabeza dónde correspondía: fue allí a buscar un libro, y eso era exactamente lo que iba a hacer. ¡No distracciones! Libros, libros, libros... Mente enfocada, mente enfocada...

Se encontraba en uno de los pasillos aislados de la biblioteca, de esos que guardan los libros enormes y a veces cubierto de polvo. Para variar un poco, el ambiente en sí era más silencioso que una tumba. En teoría, debería ser más fácil concentrarse en esas condiciones, pero al parecer, ese día su mente estaba naturalmente más distraída de lo normal. Se encontró a sí misma tarareando una canción, que ni siquiera sabía de dónde había salido, y no hizo nada más que mirar superficialmente las tapas de cada libro, apenas reteniendo los títulos de cada uno. Podría haberle pasado la colección completa de libros de Sherlock Holmes y ella no se hubiese dado por aludida.

Sin embargo, distinguió de reojo una macha azulada en una esquina de su visión. Se tomó unos segundos apenas para parpadear, dejando inmediatamente el libro que había cogido del estante polvoriento, y como ser humano curioso que era, no pudo evitar girar la cabeza en su dirección. ¿Qué se encontró? Había... un muchacho, de peculiar cabello turquesa, recostado sobre unos cojines en una esquina de la biblioteca. Se veía entretenido en lo que hacía, moviendo los labios como si cantara en voz baja. Y era... bastante apuesto...

Maldijo en voz baja al percibir el rumbo de sus pensamientos, y su corazón ligeramente acelerado. ¡De ninguna manera! No quería tener un flechazo por otro chico apenas su primer día fuera de casa en el Sweet Valley. ¿Dónde estaba su dignidad? Rápidamente se dio vuelta, ocultando su pequeño sonrojo, y fingió que los libros eran la cosa más interesante del mundo. Era una biblioteca, claro, la gente generalmente iba allí por ellos, después de todo. Sólo era ella una chiquita que se fijaba en un muchacho...

«No pierdo nada al hablarle...» se convenció. Armándose de valor momentáneo, giró sobre sus talones, y caminó directamente en dirección al chico de los cabellos turquesa. ¿O sería mala idea confrontarlo directamente? De repente, se sentía un poco estúpida haciendo aquello. ¿Y si lo interrumpía? ¿Si él sencillamente no tenía deseos de hablar con ella, y le decía que se largara? Tales consideraciones la hicieron titubear un momento, pero de cualquier manera, ya estaba frente al muchacho. Aunque éste todavía no reparada en su presencia, no iba a retroceder.

Abrió la boca para hablarle, y decir lo primero que cruzó por su mente, que no fue mucho, ni lo más interesante que decirle a una persona, a su pesar—. Hola...
avatar
Hiro Liebling
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 232
Monedas Monedas : 1336

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Vienes seguido por aquí? [Priv. Cameron Lewis]

Mensaje por Cameron Lewis el Dom Sep 07, 2014 7:23 am

¿Podía haber mejor lugar…? Libros, un maravilloso ambiente con esencia a ellos y rodeado totalmente solo de letras que formaban increíbles historias fantásticas, cuentos del pasado, historias de personas, en fin, un sin número de imaginación volcada en una palabra tras otra para crear mundos paralelos o nuevos que llenaban a las personas amantes de los libros (como yo) de mundos ideales e irreales que visualizabas en tu mente al pasar página tras página. Además estaba entre muchos cojines bastante cómodos, en los que solía tirarme si necesitaba espacio y quería soledad y tranquilidad, mientras escuchaba un poco de mi música con mi reproductor. Tararear y cantar, aunque fuera bajito, también era parte de lo que solía hacer solo en el lado más apartado de la biblioteca de ciudad.

Mantenía mis ojos cerrados desde hace un rato, cantar absorto en las letras siempre era más satisfactorio y relajante, pero… ¿era idea mía o mi soledad ya no se sentía tan… sola? Lo que quería decir era que ya no me sentía solo. Tenía la sensación de que había alguien cerca incluso sin abrir los ojos, podía escuchar el eco de los suaves pasos en el suelo de cerámica de la biblioteca vacía. Luego, las pisadas pararon, pero seguía sintiéndome acompañado, o sea que la persona no había simplemente caminado por ahí cerca e ido en dirección a otro lugar… Seguía allí y al abrir los ojos, la vi. Si, LA vi. Era una chica la que se encontraba parada frente a mí y acababa de ver sus labios moverse y articular lo que creía haber leído como un “Hola”. Metí la mano en mi bolsillo para sacar mi reproductor de música y sin mirarlo, lo apagué. No podía quitar mis ojos de la misteriosa joven, en primer lugar porque nunca nadie me había hablado en la biblioteca y bueno… Yo tampoco me animaba a hacerlo. ¿Qué podía a ella interesarle de mí para acercarse e intentar conversar conmigo? Supongo que la curiosidad me ganó, porque jamás pensé que reaccionaría de esa forma con una chica… O al menos no tan rápidamente.

Bajé con una mano mis audífonos a mi cuello, y sonriéndole sin apartar mis ojos de los suyos, tomé su mano mientras me ponía de pie y me inclinaba un poco, acercando el dorso de su mano a mis labios solo para rozarlos levemente. - Cameron, un placer. – dije con voz suave sin perder el contacto visual, para luego soltar su mano y alejarme un poco de ella para mirarla bien. Era una chica alta, con una figura muy bonita y curvilínea. Llevaba puesto un lindo vestido de color verde que delineaba su figura a la perfección, su cabello largo y de color granate iba recogido solo a un lado, dejando ver perfectamente su rostro. Su, cabe recalcar, bello rostro. Tenía unos grandes y expresivos ojos verdes, que brillaban de forma especial bajo la luz de la tarde que entraba por las ventanas, lo que me hizo más difícil dejar de mirarlos. Sin duda la jovencita era muy guapa, pero… ¿qué hacía hablándole a un completo extraño? - ¿Puedo ayudarte en algo, linda? – pregunté por cortesía, esperando que ella me dijera por qué razón me había dirigido la palabra en primer lugar, y ya si necesitaba algo realmente, al menos podría tener la excusa de conversar con ella aunque fuera por un rato. Después de eso… Suponía que ella solo se iría. O eso era lo que la gente siempre hacía a mí alrededor: obtenían lo que buscaban y luego desaparecían. ¿Por qué ella sería diferente…?
avatar
Cameron Lewis
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 235
Monedas Monedas : 4277

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Vienes seguido por aquí? [Priv. Cameron Lewis]

Mensaje por Hiro Liebling el Sáb Oct 04, 2014 11:08 pm

No era secreto para nadie que desde pequeña disfrutaba mucho de los libros de cuentos de hadas, como cualquier jovencita, muchas veces también se había imaginado cómo sería encontrarse con un apuesto príncipe turquesa azul en un corcel blanco. Sin embargo, más de una vez también se reprochaba a sí misma por su naturaleza tan soñadora. Era cierto: tenía la mala costumbre de encapricharse con un chico a primera vista, y no sabía por qué, se sentía como que ese muchacho de cabellos turquesa en la biblioteca sería otro de esos casos. De sólo pensarlo, sus mejillas se teñían de un suave rojo. De todas maneras, no perdía nada si se arriesgaba a hablarle, ¿verdad?

Tomando el valor necesario, y al parecer, olvidándose olímpicamente la razón por la cual fue a la biblioteca en primer lugar, se acercó a pasos temblorosos hasta donde el muchacho. Le habló, aunque todo lo que salió de sus labios fue un simple "hola" apenas perceptible. Además, viéndolo bien, ¿éste no llevaba audífonos? Se sintió tonta en ese momento, pues probablemente ni siquiera la había escuchado. Aunque sus ojos se toparon con los suyos, y entonces sus piernas empezaron a flaquear levemente. La había visto, estaba frente a ella. Probablemente se preguntaría por qué una chica extraña le diría la palabra y perturbaba su tranquilidad.
Le dirigió una sonrisa tímida, y casi gira sobre sus talones para huir del lugar como una vil cobarde, pero antes de que hiciera cualquiera de las cosas mencionadas, el muchacho desconocido apagó sus auriculares, se puso de pie y le tomó de la mano, presentándose bajo el nombre de Cameron al tiempo que ejecutaba una reverencia hacia su dirección. «U-un príncipe...»

Si antes sus mejillas ya estaban rojas, en ese momento pensó que le faltaría el aire. No pudo evitar relacionarlo con uno de esos príncipes de cuento de hadas, aunque tal pensamiento fuera tan tonto como ella por desear que así fuera. Recordando de improviso que debía corresponder al saludo, se apresuró a presentarse, casi obligando que las palabras salieran de su boca—. Shirley Fenette. Mucho... gusto —se las arregló para no tartamudear, aunque la última oración murió en su boca. Se rió con nerviosismo, arreglándose un mechón de cabello detrás de la oreja. ¿Ahora qué? ¿La plática se daba tan fácilmente?

Ah, bueno... —dudó un momento, apenas recuperándose del detalle de ser llamada "linda" por el muchacho, aunque probablemente le dijo así por cortesía, su corazón se aceleró. «Compostura, compostura, Shirley. No te derritas como mantequilla» se animó mentalmente. Cerró los ojos un breve segundo, y decisión volvió a tomar la palabra—. Verás, soy relativamente nueva en la ciudad y me preguntaba si... me ayudarías a buscar libros —pidió con voz dulce, casi como una doncella en apuros. ¡Vaya excusa vieja! Pero esperaba que Cameron no reparara en eso—. Y quizá recorrer la ciudad... más tarde, quiero decir —agregó sin pensarlo mucho, entrelazando los dedos de sus manos si notarlo siquiera. Quería una excusa para pasar más tiempo con ese chico, de todas maneras.
avatar
Hiro Liebling
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 232
Monedas Monedas : 1336

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Vienes seguido por aquí? [Priv. Cameron Lewis]

Mensaje por Tema Cerrado el Jue Dic 04, 2014 6:12 pm

Cerrado por inactividad
Para apertura del tema postear en reapertura de temas.
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1639
Monedas Monedas : 19492

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Vienes seguido por aquí? [Priv. Cameron Lewis]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.