Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. Sería tener muy poca verguenza copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Tengan originalidad y hagan sus cosas vosotros mismos.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List The Top 100 Dangerous Sites Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Como una mañana cualquiera... ¿O no? [Priv. Yata Misaki]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Como una mañana cualquiera... ¿O no? [Priv. Yata Misaki]

Mensaje por Samantha Wózniak el Lun Jun 16, 2014 12:28 am

Apenas hacía unos días desde que empezó las clases en aquel instituto. Como cada mañana salió de su casa a paso relajado y con medio desayuno en las manos. Vestía un pantalón ajustado, el cual una pierna era negra y la otra blanca. Botas negras militares, una camiseta sin mangas, negra también y una holgada sudadera de el mismo color. Aquello comenzaba a volverse rutina para ella. Todos los días lo mismo; se levantaba sola, desayunaba sola, caminaba hacia el instituto sola, y después pasaba la tarde y noche sola, también. Apenas conocía la ciudad y tampoco conocía gente. Tras un rato caminando y devorando parte de el desayuno, llegó a aquel centro. Caminó por el patio, recorrió el largo pasillo hasta las escaleras, una vez las subió, entró en su aula. Como no, llegaba tarde. Entró en silencio y sin interrumpir la clase, se encaminó hacia su mesa, sentándose en la silla, no sin antes dejar la mochila a un lado. Sacó el libro correspondiente y comenzó a escribir apuntes. Se encontraba en clase de filosofía. Esa era una de sus asignaturas favoritas, ya que podía expresarte y sacar su lado profundo, el cual a muchos les parece interesante. Otros lo ven como una tontería. Pero a la joven pelirroja le apasionaba, y por su desgracia, la clase estaba apunto de terminar. Dejó escapar un ligero suspiro entre sus labios, acomodándose con los brazos sobre la mesa. No sabía que le pasaba últimamente, pero no tenía ganas de nada; quizás por todo lo que le había pasado. Ladeó la cabeza, para observar por la ventana, perdiéndose en sus pensamientos, haciendo que las explicaciones de el profesor, pasasen a un segundo plano. Aunque realmente no le dio tiempo a mucho, ya que la alarma sacudió su cabeza. Todos recogían sus cosas y salían a el pasillo, para estar con sus amigos.

Suspiró de nuevo, dejando caer la cabeza sobre el libro de filosofía. Lo cierto es que apenas había dormido la noche anterior, y estaba muerta de sueño. Para colmo la siguiente clase era historia. ¿¡Historia!? Ella odiaba esa asignatura. Comenzaba a bostezar una vez tras otra. Que alguien me mate, por favor... Susurró haciendo un ligero puchero, en el cual pronunció su labio inferior. Sin pensarlo dos veces, recogió sus cosas y salió de clase, a paso apresurado. Si alguien pregunta por mí, di que tuve que irme porque mi hermano está enfermo, volveré después de tercera hora. Advirtió a una de sus compañeras, para luego comenzar a subir las escaleras de forma ágil y rápida, rezando porque la puerta de la azotea estuviese abierta. Y por su suerte, así fue; estaba encajada. Asomó la cabeza, asegurándose de que no hubiese ningún profesor por ahí, para luego cruzar la puerta y cerrarla, aunque no con llave. De este modo si alguien la abriese, ella se enteraría y estaría en guardia. Caminó hacia la parte trasera, dejando allí la mochila, tumbándose en el suelo después, apoyando la cabeza sobre ésta. Necesitaba tomar el aire, y si pudiese ser, echar una cabezadita.

Se sentía más agotada de lo normal, y no sabía exactamente el por qué. Creo que me estoy haciendo vieja... Pensó, riendo levemente. Me pregunto si algún día todo esto se arreglará y podré llegar a tener una familia medianamente normal. Susurró, hablando para sí misma; hasta que escuchó el ruido de la puerta. Se quedó en silencio, sin moverse, esperando a oír algo más que le indicase si tan sólo era otro alumno que quería saltarse las clases, o si por lo contrario, era un profesor.
avatar
Samantha Wózniak
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 32
Monedas Monedas : 1761

Volver arriba Ir abajo

Re: Como una mañana cualquiera... ¿O no? [Priv. Yata Misaki]

Mensaje por Yata Misaki el Lun Jun 16, 2014 8:28 pm

No era una mañana muy animada y mucho menos las clases que le tocó aquel día, varias veces le fue llamada la atención por cabecear y bostezar. ¿Qué se podía hacer? Las asignaturas con teoría no eran lo suyo y fácilmente se aburría al no entender nada de lo que estaban pasando, seguramente pasaría aquel año arrastras porque quedarse no era una opción y más porque ya se había echado un año por lesiones. La siguiente hora era Artes y no había mucho que hacer ahí, simples dibujos y creaciones manuales, nada que valía la pena, aunque claro, era la única materia que podría libremente saltarse sin que la profesora se enojara por ello. Generalmente realizaban dibujos al aire libre y qué mejor oportunidad para dormir un tanto en la azotea del colegio para recuperar horas de sueño perdido por jugar videojuegos hasta tarde.

Dejó la mochila en el pupitre como siempre y solo se aseguró de llevar un cuaderno con un lápiz grafito para la fachada de niño cumplidor, mismas cosas que mandaría a volar cuando estuviera tocando con sus pies aquel suelo alto. Subió a toda prisa por las escaleras, vigilando que nadie lo viera en ese sector, ya que estaba prohibido subir a la azotea en horas de clases y muchas veces los jóvenes iban ahí a puro tomar o fumar. El vicio es más fuerte como dice uno de sus amigos del salón y como están experimentando cambios, gustos nuevos, experiencias nuevas, las traen al colegio para mostrárselas a los más incrédulos. Basuras. ¿Quién se hace popular por fumar y tomar? Él no era famoso por meterse en líos y golpear a todo quien lo desafía, aunque bien se le conocía por sus habilidades en la patineta.

– ¡Al fin en paz! – Mencionó abriendo la puerta y sutilmente cegándose por el sol que gobernada en los cielos, aunque no duraría mucho con tan gran esplendor por culpa de unas nubes que amenazaban con cubrirlo lentamente. Entró, sin mirar a los costados y solo lanzó sus cosas por cualquier lado, libro y lápiz quedaron tirados, al mismo tiempo que la puerta del lugar se cerraba sola por  inercia. – Tengo tiempo suficiente, quizás me salte el almuerzo también – Habló para él, viendo la hora en su reloj de muñeca y dando algunos pasos más por los alrededores, estirando los brazos en un bostezar desganado y un ojo cerrado producto de lo mismo. Sin embargo, fue ahí en su caminata que notó algo que no pensó encontrarse, una chica. ¿Quién era? Pensó inmóvil sin apartar la vista de su figura, parpadeando dos, tres, cuatros veces sin hallar que decir. De verdad lo había tomado por sorpresa.

– Ehh… No sabía que había alguien más, mejor me retiro – Dijo dándose rápidamente la vuelta junto con una risa nerviosa y bajando con una mano, la diestra, un extremo de su gorra negra para ocultar inútilmente la mirada. Sin preverlo una delgada estela roja se había formado en sus mejillas, aún no superaba el hecho de encontrarse con mujeres a solas y eso que ha tratado bastante.
avatar
Yata Misaki
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 315
Monedas Monedas : 10196

Volver arriba Ir abajo

Re: Como una mañana cualquiera... ¿O no? [Priv. Yata Misaki]

Mensaje por Samantha Wózniak el Lun Jun 16, 2014 9:07 pm

Sinceramente no había sido una buena mañana. Bueno, ni mañana, semana ni mes. Lo último que le apetecía en ese momento era dar clases, sobretodo de Historia. ¿A quién le importa la vida de personas que ni siquiera saben que existimos? ¿Acaso alguien se va a estudiar mi vida, desde que nazco hasta que muera? No. Y menos mal, porque si fuese así, pobre de ellos del disgusto que se llevarían. Tras salir de clase e inventarse una excusa, subió las escaleras hasta la parte superior de aquel edificio. Tras escasos segundos, se encontraba tranquila, tirada en el suelo de la azotea, con la cabeza apoyada sobre la mochila, la cual estaba llena de libros que para ella, eran inservibles. Dejó escapar un ligero suspiro hasta que escuchó el sonido de la puerta, la cual no había llegado a cerrar de el todo. Se quedó en silencio, notando como ligeramente su corazón se aceleraba. Rogaba porque no fuese un profesor, ya que sino se metería en un lío. Ya no sólo por saltarse las clases, sino que además estaba prohibido estar donde estaba. Se puso de pie lentamente, por si veía alguna sombra, esconderse en algún sitio. ¡Pero qué idiota! Era una azotea, no había ningún lugar donde esconderse. Tras escasos segundos, escuchó como si tirasen algo a el suelo y lo primero que se le pasó por la cabeza era que estaban pegando a alguien, pero claro, si ese fuese el caso se oiría algo más que eso. Entornó los ojos, observando una sombra que se acercaba; parecía ser un hombre.

En cuanto lo vio girar la esquina, suspiró mucho más tranquila. Era un chico, algo tímido a su parecer ya que en cuanto la vio, se giró, intentándose en tapar la cara. Sam sonrió tranquila, dejando de nuevo la mochila en el suelo, tal y como estaba antes, aunque continuó sentada. ¿Qué...? ¿Asignaturas aburridas? Preguntó, riendo ligeramente. No había otro motivo por el cual un alumno se saltase las clases; o al menos, esa era el típico. ¡No te puedes ni imaginar el susto que me has dado! Pensé que eras un profesor y ya me iban a echar la bronca o algo. Confesó con cierto tono divertido, desviando ligeramente la mirada hacia el frente, ya que sólo le veía la espalda. Puedes quedarte, hasta ahora no he mordido a nadie, ¿hm? Comentó tras oírlo decir que se iba a ir.

Le echó un vistazo rápido de nuevo, y por lo poco que pudo ver, dedujo que era uno de esos chicos a los que les gustan hacer skate, graffitis y música. Aquello le agradó, ya que no se diferenciaba mucho de lo que a ella le gustaba. Daba gusto saber que había gente así en aquel instituto, en el cual apenas conocía gente. ¿Será de esos tipos que van de matones con el cigarro entre los labios? Vamos, un pintamonas. Pero no, no creo. Uno de esos no se hubiese puesto así al ver a una chica desconocida aquí, saltándose las clases. Pensó para sí la joven pelirroja, desviando de nuevo la mirada ya que no quería incomodarlo más de lo que estaba. Se quedó en silencio, notando la calidez de el sol penetrar su piel; mientras esperaba una respuesta de su parte.
avatar
Samantha Wózniak
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 32
Monedas Monedas : 1761

Volver arriba Ir abajo

Re: Como una mañana cualquiera... ¿O no? [Priv. Yata Misaki]

Mensaje por Yata Misaki el Lun Jun 23, 2014 10:16 pm

Se iba a retirar a paso apresurado, pero aquella voz femenina lo hizo detenerse de golpe sin voltear. Como si de un reto se tratase abrió los ojos con sorpresa y todo su cuerpo se tensó por unos segundos, dejando que la tela de su gorra no avanzara a cubrir la mirada por completa y solo uno de los ojos estuviera descubierto para visualizar la azotea. ¿No molestaría si se quedaba? Pensó surgiendo una sonrisa en sus labios, ladeando la cabeza para mirar por encima del hombro y observar con timidez a la chica recostada. Seguramente estaba por la misma razón que él y lo comprobó con sus palabras de escapista escolar. – ¿No estás esperando a nadie? – Se giró hincándose de inmediato, apoyando ambas manos sobre las rodillas. – ¿Verdad? – Preguntó para estar seguro, ya que posiblemente estaba interrumpiendo alguna junta secreta con otro chico, tampoco quería interferir y ser comido por la mirada del ajeno a llegar.

Suspiró, cayendo sentado sobre aquel cemento tibio por el sol. Echando la cabeza hacia atrás y dejando que sus brazos soportaran el peso de la columna. – Sería realmente estresante tener un enfrentamiento aquí y por nada… – Aclaró su punto, aunque no era que le molestara pelear por cualquier idiotez, ya que el mismo se iba a los puños por cosas sin sentido la mayoría de las veces. No obstante, ahora quería descansar, dejar que el rostro se bañara por los escasos rayos de sol y su respiración se armonizara con la suave brisa. Pensamientos idealistas que tenía antes de saber que tenía compañía, ahora rotos porque su rostro sería sensible a colorarse de rojo intenso. Fue ahí que pensó cuidadosamente las palabras que había enunciado y quizás decir “por nada” era insultar indirectamente a la contraría, así que enderezó la columna y miró fijamente  a la susodicha.

– N-No quise decir que pelaríamos por nada… tú no eres nada… es decir, tu eres importante pero no pelearía po-porque no somos nada… – Trataba de explicar con las mejillas ya empapadas de rojo, tan nervioso que se le enredaban las palabras y ni el mismo entendía lo que quería decir. – Tú sabes, e-eres hermosa y no me importaría p-pelear por ti, pe-pero no es el caso porque… apenas te conocí ahora y sería un lio enorme y… – Seguía y seguía sin callarse. – Ya me líe…– Confesó desviando la vista, liberando un ligero puchero con las mejillas infladas y sintiéndose el sujeto más idiota del mundo. ¡Idiota Misaki! Nuevamente se comportaba como un imbécil enfrente de una chica. ¿Por qué no podía ser como sus amigos? Tan confiables y sin vergüenza al hablar, pero él no, necesitaba ganar confianza para actuar de la forma normal de siempre.


Off Rol:
Perdón por la demora.
avatar
Yata Misaki
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 315
Monedas Monedas : 10196

Volver arriba Ir abajo

Re: Como una mañana cualquiera... ¿O no? [Priv. Yata Misaki]

Mensaje por Samantha Wózniak el Mar Jun 24, 2014 4:10 pm

Lo miró de reojo, esperando alguna reacción de su parte, la cual no tardó en llegar. El joven ladeó ligeramente la cabeza, para poder mirarla sobre uno de sus hombros y preguntarle si no estaba esperando a alguien. ¿A quién iba a poder esperar si no conocía nadie? Ojalá fuese así. Lo observó en cuanto se giró, hincándose frente a ella, apoyando las manos sobre sus rodillas, reforzando de cierto modo la pregunta, a lo que la pelirroja esbozó una divertida sonrisa, mirándolo. Sí. Te estaba esperando a ti. Respondió sin poder evitar reír, negando con la cabeza ligeramente. No, realmente estaba saltándome la clase de Historia, la odio. Confesó, cruzando las piernas como si fuese un indio, apoyando los antebrazos sobre éstas, echando ligeramente la cabeza hacia atrás para posarla sobre la pared. Entrecerró vagamente los ojos, ya que al tenerlos claros eran más sensibles a la luz. ¿Y tú estás esperando a alguien o es que también odias la asignatura que te toca? Preguntó con una ladina sonrisa entre sus labios, acurrucándose. Lo observó de reojo, observando como se sentaba a su lado, apoyándose en la pared, al igual que ella. El chico continuó hablando, confesando que sería estresante tener un enfrentamiento ahí, y menos por nada.

Al oír eso, Sam alzó las cejas y lo miró con una divertida sonrisa. ¡Oh! Gracias. No me lo suelen decir todos los días, hm. Comentó con sarcasmo, aunque realmente no le molestó lo que había dicho. Lo miró, hasta que él mismo se percató de lo que había dicho, por lo que la miró de forma directa, tratando de explicarse. Aquellas palabras, junto con el nerviosismo y el rubor de sus mejillas, eran más que suficiente. La joven pelirroja comenzó a reír, negando con la cabeza con total naturalidad. Se quedó mirándolo al oír que la llamó hermosa y que no le importaría pelear por ella. Tras varias palabras más, confesó que se había liado. Aquel chico parecía muy tímido, sobretodo con las chicas.

Sam ladeó ligeramente la cabeza, con un gesto de ternura. De cierto modo, era lo que el desconocido le transmitía en ese momento. Sonrió de nuevo, de forma serena y amable. Oye, tranquilo... Dijo con tono suave, sin dejar de mirarlo. Me llamo Samantha, Sam para los demás. Soy nueva en la ciudad y en este instituto. No conozco a nadie y estaba aquí por el motivo que he dicho... últimamente me encuentro más cansada de lo normal, y precisamente Historia no es mi asignatura favorita. Confesó riendo levemente, desviando la mirada hacia el frente, por lo que tuvo que entrecerrar los ojos de nuevo.


Off Rol::

No te preocupes.^^
avatar
Samantha Wózniak
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 32
Monedas Monedas : 1761

Volver arriba Ir abajo

Re: Como una mañana cualquiera... ¿O no? [Priv. Yata Misaki]

Mensaje por Yata Misaki el Sáb Jul 05, 2014 5:10 am

Se veía en sus mejillas que estaba apenado por todo y más por decir palabras incoherentes que causaban la risa de cualquiera, lo esperaba, siempre pasaba eso y no iba ser diferente con aquella chica. Como lo predijo, ahí estaban esas risas que hacían que su rostro más y más se vistiera de rojo puro, con las mejillas calientes y la mirada esquiva ante cualquier contacto visual. Pedía que estuviera tranquilo, pero era un tanto imposible por todo lo sucedido, no obstante suspiró profundamente para aliviar tensiones. Había escuchado cada una de sus palabras, algunas más claras que otras, pero había entendido que solo estaba ahí por saltarse una clase que no le gustaba en lo absoluto. ¡Qué bien! Otra persona que odiaba las clases de aquella Institución, aunque ahora él solo estaba aprovechando la generosidad de la profesora de Artes para escaparse a la azotea y descansar o más bien, tomar una satisfactoria siesta.

– Soy Misaki… Misaki Yata, pero solo dime Yata... – Mencionó luego de la presentación de la chica, rascándose la mejilla con el dedo índice y observando al suelo para no causar más teñido en su cara. Terminó sentándose de la misma manera que la denominada Samantha, sonriendo un tanto más calmado y ya con la valentía de mirarla a los ojos. – Tenía clases de Artes y como no hacemos mucho más que dibujar en algunos casos, me vine aprovechar ese rato para dormir. – Respondió con completa sinceridad, ya que incluso su cuaderno y lápiz estaban tirados en el piso. ¿Para qué mentir? No había necesidad.

– Además no soy artista… le doy mejor al deporte ¿Para qué gastar el tiempo dibujando? – Preguntó echando el cuerpo hacia atrás, recostándose, pero manteniendo una de las piernas doblabas mientras la otra yacía estirada. Aprovechó a cerrar los ojos producto de la iluminación directa y extender los brazos por encima de la cabeza. Cómodo, se sentía cómodo. Podría dormirse si lo deseaba en ese momento, pero como tenía compañía simplemente dejaría descansar los párpados para mantener la atención despierta, después de todo es de mala educación dormirse enfrente de una señorita que te está hablando. Aunque era la primera vez que estaba tranquilo sin la intromisión de aquel rubio molesto e idiota.

Sonrió. Sin saber muy bien la razón sus labios formaron una natural curva,  posiblemente le estaba haciendo falta este momento de relajamiento.
avatar
Yata Misaki
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 315
Monedas Monedas : 10196

Volver arriba Ir abajo

Re: Como una mañana cualquiera... ¿O no? [Priv. Yata Misaki]

Mensaje por Ryan Koufman el Vie Sep 12, 2014 9:45 pm

Cerrado
Cerrado por ausencia de rango de uno de los integrantes. Si se desea abrir nuevamente ir al tema de reapertura de temas.
avatar
Ryan Koufman
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 2734
Monedas Monedas : 9218

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.