Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
» ¿Qué estás escuchando en este momento?
Vie Ene 11, 2019 6:27 am por Eita Takahara

» Un día lleno de sorpresas /Priv. Miikan Lobelia\
Sáb Nov 24, 2018 12:09 pm por Miikan Lobelia

» ►Petición de personajes
Sáb Jun 23, 2018 11:09 pm por Xion Mitai

» ► ~Reglas Generales~ [OBLIGATORIO LEER Y FIRMAR]
Miér Jun 20, 2018 9:39 pm por Scarlett Aisaka

» ► ● Reglas de la Chatbox ● [OBLIGATORIO LEER Y FIRMAR]
Miér Jun 20, 2018 5:34 pm por Federica Astor

» You're not my order [Libre]
Vie Jun 08, 2018 4:48 am por Aella Nezhra

» Buscando para rolear mi primer rol
Jue Jun 07, 2018 11:32 pm por Aella Nezhra

» por fin llega el buen tiempo
Lun Jun 04, 2018 9:28 am por Matthew W. Clark

» ►Petición de recuperación de rango
Mar Mayo 29, 2018 5:18 pm por Claire Black

Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

¿¡De qué te ríes!?

Ir abajo

¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Moka Akayisha el Dom Mayo 25, 2014 6:04 pm

El timbre de la hora del receso sonó y me encontraba en la segunda planta del instituto, en mi salón, varios alumnos se habían esfumado y otros todavía guardábamos nuestras pertenencias, una compañera del curso me entregó un trabajo práctico que tenían mío, al parecer el profesor se lo había entregado a ella y así fue a parar a mis manos, las de la verdadera dueña. En fin, estaba observando la nota que había sacado cuando un par de chicas apuradas por salir me empujaron, daba la casualidad de que me encontraba cerca de la ventana y cayó medio trabajo por el dichoso sitio hasta quedarse atorado en un árbol a mitad del Patio -¡Eh! Más cuidado-dije mientras observaba mi trabajo atorarse entre las ramas del arbolito. Instantáneamente bajé las escaleras, corrí por los pasillos con mi bolso junto con mis demás útiles para ir a buscar la mitad de las hojas caídas, al principio habían varios alumnos y tantos arboles y arbustos verdes y tan bien cuidados que no identificaba el árbol que buscaba; una vez lo encontré estaba en un sector donde no había tanta gente, era un sitio más "relajado", por así decirlo, y tenía la suerte de que lo fuera, porque debía treparme al bendito árbol para recuperar lo que se me había caído.

Como pensareis, sí, no era algo muy femenino pero era lo más rápido y menos escandaloso, me subí al maldito tronco como una koala, rogando no caer ni ser vista por muchos ya que no quería ser el hazme reír de otros. Una vez arriba de una rama segura -o eso parecía- me senté mejor y estiré mi brazo cogiendo con la mano las hojas una por una, había alcanzado la mayoría -Sólo falta una...-mencioné en voz baja arrodillándome cuidadosamente para alcanzarla cuando de la nada sopló una pequeña ráfaga de viento y recordé que estaba en falda -¡Kyaaaa, no!-exclamé casi gritando mientras llevaba mis manos a la falda para que no se me viera nada, fue entonces cuando me tambaleé y caía al suelo con una fuerte caída -Auchh...-me quejé viendo las pocas hojas que había conseguido arrugadas por el impacto. -Rayos... encima quedó una hoja allí arriba-me quejaba apoyando la cabeza contra el tronco,quienes estaban presentes reían y quienes eran personas más amables intentaban contenerse claramente se habían percatado de aquella épica caída y dolorosa, por si es que aún no lo parecía; acomodé mis cabellos rosados peinándolos con la mano mientras daba un suspiro, el siguiente intento sería dentro de un rato, aún me dolía el trasero...
avatar
Moka Akayisha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 548
Monedas Monedas : 4632

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Katherine Drachenblut el Sáb Mayo 31, 2014 10:45 am

Observaba desde mi pupitre, el exterior que se apreciaba a través de una de las ventanas del salón de clases. Con mi palma sostenía mi mejilla y mostrando una cara de aburrimiento a no más poder. La clase de matemáticas era aburrido a decir verdad no entendía un carajo, el profesor solo hablaba y hablaba mientras se escuchaba golpear el gis sobre el pizarrón, demasiadas ecuaciones se observaban escritas en el pizarrón, aunque intentaba saber cómo se realizaba el procedimiento no entendía. Mi cuaderno apenas contenía un par de apuntes que se encontraban totalmente erróneos, así cuando entrare a la universidad de ellos. La voz del profesor Takahara me saco de mis pensamientos y con una voz seria me ordenaba que pasara al frente del pizarrón para resolver un par de problemas. –Como sea….. Musite levantándome de mi lugar para caminar e intentar resolver el problema, sin embargo mis esfuerzo fueron en vano, no conseguí resolver nada y con lastima del profesor me ordeno que saliera de clases.

-Que estúpido…. Continúe musitando después de salir de clases, y caminar hasta el patio. Aun se encontraba vacío, ya que la mayoría de los alumnos se encontraban en clases, aunque pronto daría el toque para el receso. Camine con tranquilidad y llevando mis manos a los bolsillos del pantalón, me dirigía a una banca vacía en los más lejano del patio principal. Una vez cercas me detuve y me senté inmediatamente, no sé cuándo tiempo lleve esperando hasta que el timbre sonara para la próxima clase. –Ya era hora……. Musite de nueva cuenta, mientras observaba que los alumnos de diferentes grados comenzaban a salir por la puerta que daba a los pisos superiores. Me levante para dirigirme de nueva cuenta al salón y tomar mis cosas, ya que tendría que guardar un par de cuadernos, con la misma tranquilidad caminaba por el camino que vine, aunque me detuve cuando mire a una chica arriba de un árbol, mi rostro se pintó de un rojo carmesí, al observar una escena un tanto inesperada claramente jugada por el viento que soplaba en ese momento.

-Yo no mire na….a….aaaaaa…da.. Exclame rápidamente casi tartamudeando e inmediatamente me di la vuelta como si fuese un robot, y aun con la cara sonrojada caminaría de nueva cuenta al banco. Sin embargo no lo hice, risas de los alrededores comenzaron a sonar y al ver la razón voltee más calmado hacia atrás, la chica de un momento se encontraba en el suelo. –De que se ríen estúpidos? Mencione alzando la voz y acercándome a la chica ¿pelirosa? –Te encuentras bien? Pregunte una vez que le extendí la mano para ayudarla, aunque trague saliva al recordar lo que mire hace un momento y solo desvié la mirada un tanto avergonzado sin dejar de extender mi mano para  ayudarle.
avatar
Katherine Drachenblut
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 435
Monedas Monedas : 360

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Moka Akayisha el Sáb Mayo 31, 2014 9:14 pm

Una vez me encontraba en el suelo, minutos después de haber sufrido la caída de un árbol frente a varios estudiantes que estaban en el lugar suspiré algo avergonzada por llamar la atención de dicha manera –Ahora es el momento donde no me enfadaría si la tierra me tragase…-pensaba cerrando los ojos y apoyando mi cabeza contra el tronco de árbol, esperaba que ningún profesor se enterara de lo sucedido o me regañarían por subir a un sitio tan “peligroso” sin autorización ni permisos, después de todo no había solicitado ayuda alguna en ningún momento y no me resultaba nada cómico que me sermoneasen por culpa de unas compañeras descuidadas que ni cuenta se habían dado de lo que provocó su apuro.

Escuché las risas de quienes habían presenciado dicha estupidez y fue entonces cuando oí una voz masculina que cayó al resto, abrí los ojos y vi un joven pelirrojo acercarse hacia mí, solo sabía que todos alrededor se habían callado e ignorado mi asunto vergonzoso en cuanto su voz se alzó, no encontraba una palabra exacta para describirle pero parecía ser algo directo con lo que pensaba, como si no temiese a nadie ni nada. Una vez frente a mí me extendió la mano preguntando si me encontraba bien, a juzgar por mi primera impresión sus actos no coordinaban con su aspecto, parecía un chico amable de esos que son duros por fuera y encima parecía que presenció todo lo que me había ocurrido.

¡S-Si, Gracias! Perdona no quería involucrarte en…-antes de terminar de hablar mientras tomaba su mano y me levantaba le note algo ¿avergonzado? En ese momento me paralicé y en mi cabeza una idea directa se creó sin duda alguna -¿¡Será que vio…!?-pensaba sin terminar mi conclusión, mi rostro se volvió rojo como un tomate y solté su mano-N-No me digas que tú…t-tú viste…-tartamudeaba nerviosa queriendo morir justo aquí, había una posibilidad de que él hubiese visto mi ropa interior, ¿Qué peor que eso? No podía explicar las ganas de que el árbol me cayese encima en ese mismo momento, mi vida de estudiante por los siguientes años estaba arruinada -¡E-Eres un pervertido!-exclamé colorada separándome de él, no había alzado la voz demasiado para no llamar aún más la atención, por lo que sólo él y si había alguien cerca podrían oír lo que había dicho puesto que nos encontrábamos en un sitio alejado de la entrada y salida del Instituto. 

Sin más palabras, nunca antes me había auto-avergonzado de esa manera delante de un chico, y menos aún, una persona que apenas conocía y había tenido la amabilidad de ayudarme –Soy una idiota…-pensaba desviando la mirada sin saber cómo reaccionar.
avatar
Moka Akayisha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 548
Monedas Monedas : 4632

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Katherine Drachenblut el Mar Jun 10, 2014 8:05 am

Una hermosa chica pelirosa se encontraba en el suelo, ya que un pequeño accidente le ocurrió al estar arriba de un árbol. Yuusuke presencio tal escena aunque se preguntaba qué diablos hacia la chica arriba de un árbol tan grande. Sin embargo no dejaría que se rieran de aquella chica, su sentido de justicia siempre se encontraba presente ante él, y no por aparentar un chico rebelde dejaría de paso extender su mano a una linda joven. Sin importarle mostrarían sus puños aquellos alumnos que se reían de la chica, siempre le parecían estúpido y patético las personas que actuaban de esa manera, él sabía que se comportaba como un infante en ocasiones, pero tenía presente que nunca llegaría a ese nivel de estupidez.

-No pasa nada…- Musito entre dientes ante la chica, no podía ni hablar bien, siempre se bloquea por alguna razón que él mismo no comprendía. Que tenia de difícil entablar conversaciones con las personas? Y aún más se preguntaba por qué con las chicas, él mismo se dejaba en vergüenza sin poder evitarlo? Acaso era un tipo de fobia social? Pero más que le diera vueltas al asunto buscando una razón, no poseía una respuesta, aunque descartaría sobre la fobia, ya que estaría a metros de distancia de la chica. Intento controlarse y ayudo a la chica a incorporase de nuevo, sin embargo ella se apeno inmediatamente, sin saber exactamente el pelirrojo la razón, una vez con iniciativa de pista por parte de ella, el chico se dio cuenta de lo que trataba decir. –Eeeehh!- Exclamo exaltado y con leve sonrojo, aquella imagen mental lo había metido en problemas, y al parecer muy serios. –No soy un pervertido!!- Alzo la voz compulsivo, en ocasiones no sabía controlarse, diciendo cualquier cosa, sin mediar sus palabras por esa razón su hermano Tsubaki lo molestaba diciendo que era un idiota. –No tengo la culpa que andes enseñando………enseñando….tus bragas!!- Continuo con el mismo tono mientras alzaba la voz e inmediatamente las bajo para cruzarlas y desviar un lado su mirada. Fue una bomba casi nuclear decir aquella palabra a la chica pero en el fondo sabía que se pasó con sus palabras, y para acabar no quería ver a una chica llorar.

- Espera…no vayas a llorar- Menciono con leve alteración al escuchar aquellas palabras de la suave voz femenina, la había regado con ella, y la verdad deseaba que no llorara, aquellos casos no sabe qué hacer o como tratarlas, siempre fue un completamente inútil en esas situaciones. –Quieres sentarte?- Menciono a la chica mientras apuntaba a una de las bancas del patio y con una leve sonrisa continuo. –Por cierto soy Yuusuke- Finalizo esperando la respuesta de la chica que además no comenzara a llorar.  
avatar
Katherine Drachenblut
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 435
Monedas Monedas : 360

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Moka Akayisha el Miér Jun 11, 2014 4:00 pm

A pesar de la estúpida caída que tuve alguien fue capaz de ayudarme, llamando un poco la atención también pero aun así lo hizo, sólo por su apariencia creí que me regañaría pero aun así me mantuve avergonzada tomando su mano y levantándome, no parecía ser mayor que yo pero al no conocerlo no podía decir mucho de él. El momento no pudo ponerse peor hasta que en mi mente se fichó algo que me paralizó completamente, a pesar de esto pregunté por ello indirectamente y aquel joven reaccionó sobresaltado, con dicha reacción no tuve más que pensar que era un pervertido y no pude evitar decirlo en voz alta, se quejó diciendo no serlo y a continuación dijo algo que no me esperaba ni en un millón de años que un chico fuera a decirme: que enseñaba mi ropa interior por ahí como si nada. Rayos, esa única frase me hizo enloquecer, inmediatamente cerré los ojos dando un graaaaan suspiro y cruzándome de brazos.

-¿¡Pero qué dices!? Serás idiota… ¡Pero si se me han quedado las hojas sobre el maldito árbol! ¿¡Cómo rayos quieres que las baje!? –le dije frustrada mirándole fijamente a los ojos, simplemente no pude controlarme y me habían sacado de mis casillas, ¿Es que no tiene sentido común? Hay cosas que uno debe decir y otras que se callan, sin embargo había cruzado la línea -Yo no tengo la culpa de querer hacer las cosas por mi cuenta y no andar molestando a otros, si quisiera andar enseñándolas estaría haciendo otra cosa, No te parece? –pregunté ya habiendo sacado la furia que tenía adentro, no era de enfadarme con nadie pero eso simplemente me había salido solo y a pesar de quizás haberme pasado un poco, no podía quedarme callada viendo como mi imagen se transformaba en indecente por querer recuperar un trabajo que, por descuidos de otros, me había hecho acabar así.

Al rato el chico pareció arrepentirse y comenzó a pedirme que no llorara, al parecer se sentía culpable por lo que había dicho, suspiré hondo ya tranquilizándome y dejando de armar escándalo, algunos nos miraban por el show que habíamos armado, qué vergüenza…-Sólo quería bajar del árbol las hojas….-dije en voz baja ya mucho más tranquila, por un momento sentí que me encontraba al borde del llanto, cuando escuché que  me pidió que no lo hiciera refregué mis ojos con el brazo y me contuve. Aquel pelirrojo me dijo si quería sentarme y asentí caminando hacia la banca que había señalado, se presentó con el nombre de Yuusuke -S-Soy Moka…lo siento…no quería enfadarme así perdona-me disculpé rápidamente, me sentía mal por cómo había reaccionado, ¡Incluso le había dicho idiota cuando era el único que quiso ayudarme! El sentimiento de culpa y vergüenza me invadía, mi figura siempre había sido dulce y divertida y se había estropeado, me había enfadado de mala manera y aún así no había recuperado por completo lo que había perdido -Soy del Tercer Curso, unas chicas me empujaron y un trabajo cayó sobre el árbol, no quise pedir ayuda y lo busqué sola, quizás incluso ahora deba rehacerlo...-dije enseñándole algunas hojas que recuperé ensuciadas con tierra y arrugadas por el susto que me llevé cuando caí.

Esta no era simplemente una linda manera de entablar conversación con alguien y esperaba que no pasara a peores, simplemente mataría, literalmente, a las chicas del aula por la situación que me habían hecho pasar, si no me hubieran empujado, ahora no estaría torturándome por tener en mente la terrible idea de que mi condenada ropa interior había sido expuesta frente a un chico.
avatar
Moka Akayisha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 548
Monedas Monedas : 4632

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Katherine Drachenblut el Sáb Jun 21, 2014 9:14 am

Suele ser impulsivo con las personas, y más en la forma de comunicarse con los demás, sin ser cauteloso, el cual suele llevarlo a muchos problemas, además de no expresar bien lo que en realidad desea mencionar. Este problema siempre le irrita, desde que tiene memoria, aunque intente calmarse y llevar de una buena manera las situaciones a las cuales se enfrenta, siempre sale perdiendo, además este día no es la excepción. Al escuchar las palabras ajenas, no sabía cómo reaccionar, nunca en su vida lo tacharon de un chico pervertido. Podrían tacharlo de grosero, orgulloso e incluso de imbécil pero nunca de un pervertido. Sin poder relajarse, la única manera fue canalizando su irritación hacia la chica y sin olvidar que la culpo por estar mostrando su ropa interior, mientras todo el alumnado de la escuela se encontraba justamente en un leve receso, aunque después de mencionar aquellas palabras, pensó que fue lo más idiota que había dicho a una chica, además esperaba que no comenzara a llorar o algo por el estilo, siempre se le dificulta tratar bien esos asuntos incómodos para su persona.

El pelirrojo se mantuvo en silencio después de escuchar de nuevo las palabras de ella, al parecer todo lo ocurrido tenía sentido, no sabía exactamente que era, sin embargo un par de hojas quedaron atrapadas en el árbol donde ella se encontraba hace unos minutos. Observo los ojos de irritación por parte de la chica e inmediatamente enfoco su mirada hacia el árbol, no deseaba ignorar las palabras de ella, pero fue la mejor manera de no caer nuevamente en aquellas palabras que suelen salir de su boca sin sentido alguno. Volvió a observar a la chica sin embargo noto, miradas ajenas, los chicos que se encontraba en el patio comenzaban a verlos con curiosidad y uno que otro se reía en voz baja. No deseaba que se volviera un show para los demás así, que invito a la chica a sentarse en una banca y así poder ayudarla a bajar sus hojas. Ella acepto con gusto lo cual fue un gran alivio para el pelirrojo y una vez que se dirigieron a la banca, el chico se sentó y mostró media sonrisa en su rostro. –No hay problema, el idiota fui yo…- Mencionó riendo suavemente y continúo –Te ayudare a bajar tus hojas- Se incorporó y observo nuevamente el árbol. –Quédate aquí- Exclamo observando a la chica de nuevo. –Además no deberías estar subiendo los arboles tu sola, es peligroso. – Finalizo

Camino hasta el árbol llevando sus manos a los bolsillos del pantalón, le alegraba que el clima estuviera de su parte y no interviniera con un poco de aire, ya que las hojas podrían salir volando y arruinarse. Se detuvo justo enfrente del árbol, y mientras retiraba sus manos de sus bolsillos comenzó a contemplar el tronco, buscaba un lugar resistente para apoyarse y así comenzar a ascender. – A trepar..- Mencionó con un leve suspiro, mientras estiraba sus brazos hacia arriba, y colocando su pie en medio del tronco, comenzó a subir, intentaba sostenerse de las ramas fuertes, que podría ocurrir un descuido y caer desde arriba. Buscando una posición adecuada intento ubicar las hojas y al ver el punto donde podría sostenerse bien alcanzo sin problema el par de hojas de la chica. –Creo que son todas..- Musitó mientras obtenía la última, sin embargo ahora solo tocaba bajar de aquel árbol, sin dañar las hojas de Moka. Comenzó a pisar las ramas las cuales le ayudaron a ascender y una vez que tuvo la oportunidad, bajo del árbol mientras flexionaba un poco las piernas. –Moka! Las tengo!- Exclamó con entusiasmo como si fuera un infante encontrando un tesoro, y una vez finalizada aquella misión, se acercó a Moka para entregarle sus hojas.
avatar
Katherine Drachenblut
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 435
Monedas Monedas : 360

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Moka Akayisha el Jue Jun 26, 2014 11:03 pm

Tras un encuentro algo extraño, acompañado de un choque tan inusual e inesperado por suerte las cosas tomaron mejor camino, y para evitar llamar la atención u otro innecesario inconveniente extra tomamos asiento. El pelirrojo sonrió e hice igual, ¡Incluso se ofreció a darme ayuda con las malditas hojas sobre el árbol! –P-Pero… ¡Mira si te caes! Si quieres yo llamo a alguien pero…es peligroso ya has visto, no sería bueno si te dañas…-dije preocupada, pero aun así se incorporó y trató de subir, hasta no hacerlo no se detuvo casi ignorando mi consejo por lo que solo restó que observara en silencio por cualquier cosa en el parada junto al asiento como el joven aconsejó.

En cuestión de minutos, él estaba bajando del árbol, me acerqué para ver cómo había salido todo y sonreí, ¡Las tenía! - Siiiiiii!-Festejé corriendo hacia él mientras tomaba las hojas y le di al chico un pequeño y corto abrazo para luego soltarle, algo bastante espontáneo por lo que de seguro le había tomado por sorpresa–Qué bueno, no deberé pasar todo el trabajo-decía aliviada y feliz mientras veía a las hojas sin muchas arrugas ni nada en una especie de ojeo rápido, luego levanté la vista al pelirrojo –Gracias! De verdad…-finalicé con una sonrisa alegre, todo había salido bien, reí por lo bajo acercándome al joven y quitándole un par de hojas que le quedaron en el cabello por la subida al condenado tronco. Con rapidez, guardé las hojas para no perderlas o tener otro inconveniente del que pudiese arrepentirme y me volví a sentar manteniendo mi sonrisa feliz –Te quedarás conmigo, No? ¿O debes hacer alguna otra cosa primero? Sería divertido almorzar juntos! Si quieres, claro-dije a modo de invitación, simplemente creí que sería estupendo, pero hay veces donde los chicos no quieren o simplemente tienen que entregar cosas o ver gente o ir a algún club antes y simplemente rechazan esta invitación, por lo que correctamente pregunté si ese era el caso; -Tu eres de…¿Cuarto? ¿O tercero, verdad?- Pregunté divertida con una pizca de curiosidad, su rostro me resultaba familiar, o más bien conocido pero no sabía de qué…

-Asistes a algún club? Quizás te conozca de allí, tu rostro se me hace que lo vi antes...-Volví a preguntar pensativa, luego en la mente caí en la cuenta de que había “invitado” a un chico a que pasara algo de tiempo conmigo e incluso le había dado un…un…le había dado un abrazo! Quién sabe lo que el pobre pensaría ahora –Seré estúpida… Con suerte no se enfadará de nuevo y quedaré como buena persona-pensaba rogando que no se enfadara conmigo, ya era suficiente con el regaño anterior –De dónde eres? Yo, soy de Tokyo y entré hace un tiempo pero aparte de lo que hoy viste no suelo causar revuelos…tienes suerte, viste mi faceta extrañamente loca así que con un poco de sentido del humor te reirás de esto la próxima que nos encontremos por los pasillos-reí finalizando con una sonrisa, en una especie de broma -Aunque...si te burlas me enfadaré ya que la caída ha sido dolorosa, por suerte no caí de cara-dije entre risas.

Siempre me pasan estas cosas así que no te sorprendas, Incluso inconscientemente te volví mi cómplice! Al inicio creí que algo malo ocurriría cuando alguien me vio caer, pero luego… me has caído genial –sonreí recordando dichos momentos, el joven parecía de mi edad y muy simpático a pesar de su aspecto “peligroso”, era al parecer de esos chicos que dicen lo que piensan haciéndose ver como bruscos y ocultan su lado más… dulce, por así decirlo, pero como mi personalidad podía soportar eso tenía el presentimiento de que ambos nos llevaríamos bien ya que no le dejaría pasar esas cosas, simplemente porque yo no dejaría que lo malinterpretaran ya que era capaz de entender a qué se refiere cuando se expresaba, aunque a veces el pobre tuviese esas reacciones malhumoradas como yo, teníamos esos arranques donde nos enfadábamos con facilidad en común, era algo bastante divertido, a mi parecer y parecía que entre nosotros alguna conversación cómica saldría a la luz.
avatar
Moka Akayisha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 548
Monedas Monedas : 4632

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Katherine Drachenblut el Sáb Jul 12, 2014 9:58 am

Como era de esperar del joven pelirrojo, no hizo caso a las palabras de Moka e inmediatamente comenzó a escalar el árbol, como si fuese un niño pequeño que no sigue indicación alguna. No le importaba si se lastimaba o aun peor caer de semejante altura. Además no le dificultaba ya que desde pequeño solía trepar arboles con sus hermanos cuando visitaban la casa de verano de su padre, y aun lo que no podía evitar era ayudar a la chica, aunque fuese un chico rebelde superficialmente, solía poseer esa amabilidad en su persona, ayudaría a quien sea, si estuviese en problemas y le daría igual si el problema sea peligrosa. Esa es una de las razones por las cuales siempre se puede apreciar en su piel algún golpe, y no es por el deporte que realiza después de clases, siempre es por las peleas en las cuales se entromete aunque no le hablen, sin embargo él lo hace por una buen causa, siempre siendo una persona muy inocente.

Una vez con las hojas en su mano se dirigió hacia Moka un tanto emocionado por obtenerlas todas sin algún problema, aunque solo se mostró sorprendido por un ligero abrazo de la chica al momento de entregarle sus hojas. Aquella acción hasta hizo sonrojar levemente al pelirrojo, no está acostumbrado que las chicas se acerquen demasiado a él, de por si es muy tímido en ese aspecto, aunque sabía que Moka no lo hacía en mala intención, solo fue por agradecimiento. –Ehh…..de…de nada…..- Con trabajos intento articular, ya que Moka comenzó a retirarle un par de hojas de su cabello. No podía decir nada más ya que los nervios comenzaron apoderarse de él, y solo desvió su mirada hacia un lado. Una vez que retiro las hojas, introdujo sus manos a los bolsillos de su pantalón y se mostró sorprendido nuevamente al escuchar las palabras ajenas. –No hay problema de mi parte.- Mencionó con tranquilidad mientras se sentaba en la banca a un lado de Moka, no solía tener invitaciones de ese tipo, aunque no perdía nada en aceptar, además no tenía nada que hacer.

- De Tercer grado- Contestó llevando su dedo índice cercas de su mejilla y mostro una leve sonrisa nerviosa. Había olvidado que recientemente lo sacaron de clase por no hacer caso a las indicaciones del profesor, aunque no le importaba mucho, de todas formas debía quedarse en cursos para aprobar la materia. Matemáticas no era su fuerte, aunque no tenía la culpa que las explicaciones del profesor no sean muy simples. – En el club de Atletismo- Continuó con el mismo tono, aunque de momento comenzó a ponerse nervioso, la chica comenzó a preguntar más cosas, y no sabía que responder. –¡Vaya! De Tokyo, yo soy de Sendai. Sera un acontecimiento muy gracioso.- Mencionó con un leve suspiro, ya que recordar aquel accidente hacía más que se avergonzara que tomarlo con risas. –¿Eso crees?- Finalizó algo sorprendido porque Moka menciono que le ha caído bien, fue algo extraño para el pelirrojo, ya que siempre suelen huir de su persona que ser su compañero e incluso amigo.
avatar
Katherine Drachenblut
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 435
Monedas Monedas : 360

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Moka Akayisha el Sáb Jul 19, 2014 12:35 am

De algún modo sabía que el pelirrojo no me haría caso y yo terminaría observando cómo subía al árbol, así fue y minutos luego regresó con mi trabajo en manos, estaba feliz y tampoco tendría que pasar el dichoso trabajo, fue muy amable de su parte y ante mis ojos, una buena persona después de todo; como así me pareció le agradecí, de una manera…extraña, por así decirlo. Quienes me conocían bien sabían que suelo ser algo “impulsiva” a veces, son cosas que no controlo hasta que me doy cuenta de ello luego de hacerlo, simplemente es un defecto que a veces me trae problemas, esperaba que esta vez no fuera así, ¡Y no lo fue! Manteniendo mi sonrisa alegre le quité un par de hojas que traía en el cabello y me alejé a una distancia normal, le ofrecí que almorzara conmigo, era extraño por mi parte ya que el hecho de que una chica invitara a comer a un chico sonaba raro, pero así fue y sin problema alguno él, aceptó.

Yuusuke tomó asiento en la banca conmigo y pregunté por su curso, su club y de dónde es; cuando oí la primera respuesta me quedé en blanco -¿¡T-Tercero!? E-Eso quiere decir que podríamos estar en el mismo curso sin saberlo ¿C-Cómo no me di cuenta antes?-Mencioné sin comprender cómo es que su cabello no resaltó en mi vista entre los demás compañeros de curso, simplemente debí estar en una burbuja con mi móvil muy alejada de su asiento, esa debía ser una buena razón. Al parecer, luego de peguntar por su asistencia a algún club tuve la respuesta de que se encontraba asistiendo al de Atletismo -¡Genial! Incluso podría ir a animar un día, si es que me volviese apenas buena en ello…verás, estoy en el Club de Animadoras-Expliqué, quizás hice la respuesta algo esperada, pero al fin y al cabo debía decirlo. A continuación pude oír que era de Sendai, y que al mismo tiempo la próxima vez que nos cruzáramos de seguro sería en “encuentro cómico” aunque al recordar el pequeño incidente anterior un pequeño rubor me vino a las mejillas.

A continuación ocurrió algo estúpidamente vergonzoso: mi estómago no se contuvo y rugió levemente para mi suerte, no sabía si el pelirrojo había llegado a oírme pero saldría corriendo en cualquier instante si tantas cosas vergonzosas me seguían pasando, ¡Y delante de un chico! Qué incómodo…mientras no me hubiera oído mi subconsciente respiraría hondo –¿Qué dices si almorzamos?-Sonreí disimulando el hambre que tenía con una actitud alegre; me acerqué a mi bolso que traía día a día a clases y tomé un pequeño recipiente, al destaparlo salieron diversos aromas: tenía una porción de pizza, unas milanesas cortadas en pequeños cuadrados para que entrasen y un par de sándwiches –R-Rayos...me han sobrado un par de cosillas y otras las preparé hoy así que hay variedad, no tengas vergüenza de comer de aquí, no hay manera de que coma todo yo sola-sonreí avergonzada, me había pasado de la raya con la comida y apenas entraba todo en el recipiente, lo bueno es que siempre fui elogiada por cocinar bien pero en exceso, un defecto bastante considerable. La expresión en el rostro de Yuusuke al ver un recipiente rosado tan ridículo con comidas variadas dentro sería extraña, de seguro me pondría en su lista de gente rara, y si es que no llevaba consigo una lista así yo sería la primera después de mostrarme acompañada de tantas tonterías juntas una tras otra.
avatar
Moka Akayisha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 548
Monedas Monedas : 4632

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Katherine Drachenblut el Jue Jul 31, 2014 11:55 am

Acepto sin ningún problema la invitación ajena sobre almorzar, nunca antes recibió alguna de ese tipo, el cual era un tanto extraño, sin embargo no tendría problemas además que puede suceder en una ligera comida con Moka. De un momento a otro comenzó a responder las preguntas de la chica con tranquilidad, hasta fue una sorpresa que fuese de Japón donde él también es originario, de una ciudad muy conocida por las fiestas que hacen en la ciudad cada año. Recordar esos acontecimientos hizo traerle buenos momentos junto a sus hermanos, cuando todos se trataban bien y no como unos animales salvajes que es lo que acostumbran hacer hoy en día, sin embargo de todas maneras los respetaba y los quería de una u otra forma, a pesar de los malentendidos del pasado. Por un momento la observo cuando se quedó un tanto sorprendida, no entendía del todo lo que sucedía, sin embargo al escuchar su respuesta entendió todo, los dos iban en tercer grado pero ninguno se había visto antes en los salones e incluso en el pasillo.

–Pues…….resulta…….- Dijo desviando la mirada hacia un lado, las razones por las cuales no lo había visto o él a ella, eran simples, al pelirrojo acostumbran sacarlo de clases, al igual de no permitirle la entrada por ser un chico flojo y que no pone atención a las explicaciones de los profesores, pero no es porque él quiere, en realidad no entiende las explicaciones de sus docentes especialmente de matemáticas.

-Siempre me sacan de clases, debe ser la razón por la que no nos hemos visto.- Dijo cruzando los brazos y recordando que era la razón por la cual se encontraba en el patio en ese justo momento, siempre el profesor de matemáticas solía sacarlo de clases por las razones de siempre.

-Ani!....Animarme!- Dijo un poco sorprendido, nunca antes lo habían animado en las actividades del club, lo tomo como una gran sorpresa, e inclusive no sabía que decir nada al respecto. –Seria….Seria grandioso que estuvieses presente. – Continuó riendo suavemente, fue lo mejor que se le ocurrió para decir al menos estaría una chica linda en las porras y no su hermano Tsubaki con sus ánimos embarazosos desde las gradas de la institución, siempre dejándolo en vergüenza con los demás. Reacciono en sí, al escuchar un ligero sonido de un estomago rugir, era Moka que tenía hambre. –Claro..- Contestó con una sonrisa, no lo podía negar Moka tenia hambre y rechazar la propuesta seria una total descortés. –Huele delicioso – Dijo al percibir el aroma del recipiente, aunque Moka le invitara a comer, sentía una leve vergüenza. –Gracias- Continuó tomando una porción de milanesa de su recipiente rosa e inmediatamente la llevo a su boca. -Es deliciosa! ¿Tú lo cocinaste?- Preguntó con la boca un poco llena con alimento, siempre olvidaba esos modales primordiales con la gente, sin embargo al darse cuenta procedió a comer con tranquilidad. –¿Puedo?- Finalizó esperando el permiso de la pelirosa para tomar otra porción, no lo podía negar cocinaba tan exquisito y aun mejor que su hermano.
avatar
Katherine Drachenblut
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 435
Monedas Monedas : 360

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Moka Akayisha el Jue Ago 07, 2014 3:36 pm

Ni bien supe que ambos estaríamos en el mismo curso y no nos conocíamos me pregunté el por qué, oí al pelirrojo murmurar algo y parecía que él sabría el motivo, luego confesó que al parecer siempre lo sacaban de clases, sonreí levemente con eso –Pues por mi parte suelo llegar a veces un poquitito tarde, simplemente me quedo dormida así que puede ser que cuando yo logro poner un pie en el dichoso salón a ti ya te sacaron primero, es extraña la mala suerte de ambos…-Mencioné dando un suspiro, todo era más claro ahora.

Al saber que él estaba en el Club de Atletismo sonreí e incluso me ofrecí a animar, observar a alguien esforzándose por ser el mejor en algo me motivaba bastante y se me hacía divertido dar ánimos a alguien así. Con mi comentario Yuusuke pareció sorprenderse bastante sin saber muy bien qué decir pero después de todo la idea pareció agradarle -¡Qué bueno!-Exclamé entusiasmada. Al rato casi me agarra un ataque de pánico cuando mi estómago me delató frente al pelirrojo así que no tuve otra opción más que preguntar si podríamos comenzar antes de que un espectáculo sonoro estomacal me quitara la poca dignidad que aún tenía. Al abrir el recipiente un aroma delicioso salía de él y tras decir al joven que no debía preocuparse por comer de mi recipiente me agradeció, luego tomé con una mano la porción pequeña de pizza que había y con la otra mano sostuve en su lugar al recipiente para que mi gran comida no se fuera directo al suelo, di un mordisco a mi porción y estaba bastante rica, a continuación Yuusuke preguntó si fui yo la que había cocinado todo esto, asentí con la cabeza con un leve sonrojo en las mejillas, estaba feliz de que no supiera feo porque de ser así me escondería en un sótano hasta el final de mis días despidiéndome de mi preciada dignidad.

Luego de unos minutos el pelirrojo preguntó si podía continuar, al parecer de verdad le había gustado la comida -¡Claro! Me alegro de que te haya gustado-Mencioné continuando con mi porción de pizza que para entonces ya iba por la mitad, el cocinar se me daba bien de no ser porque siempre sobraba todo lo que hacía y se me complicaba calcular bien el método para impedir aquello, - El hecho de que siempre lo que hago sobre es estresante, pero aun así es bueno que alguien lo aprecie…-comenté con una sonrisa, tras unos minutos llegaba mi turno de sacar algún tema y tras pensar bien –y tragar la comida que tenía en la boca- hablé -¿Tu familia vive aquí en Francia?-Pregunté con un poco de curiosidad, siempre es bueno conocer más sobre la persona que uno tiene al frente y más cuando ambos éramos compañeros de curso -¿Tienes hermanos o hermanas? ¿O quizás alguna mascota…?-Volví a preguntar, me agradaba saber sobre alguien proveniente de Tokyo como yo y mientras lo averiguaba el tiempo correría de modo que podríamos comer con tranquilidad y con suerte nada de alimento sobraría.
avatar
Moka Akayisha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 548
Monedas Monedas : 4632

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Katherine Drachenblut el Mar Sep 02, 2014 10:25 am

De alguna manera ella poseía la razón. Con sus pequeños descuidos, en especial por no estar atento a cada explicación, siempre lo sacaban del salón. Aunque quisiera colocarse de rodillas y rogar al profesor que no hiciera tal acción, no funcionaria del todo. Además él, no es chico que haces esas cosas, de rebajarse a tal punto, ni en sus más terribles pesadillas. –Con razón.- Dijo entre suaves risas. –Deberías ser más atenta, nadie querrá que seas como yo.- Dijo mostrando una sonrisa ante ella. -No sería lindo que una chica llegue tarde a clase, e inclusive le ordenaran que saliera del salón.- Continuó.   

Comenzó a tomar más porciones de comida de Moka, y en verdad lo disfrutaba. –¡Es delicioso!- Continuó después de llevar un pedazo de milanesa a su boca. Con el permiso de ella, no le importaba comer del recipiente ajeno, hasta el punto de parecer un niño. –No miento, es delicioso.- Llevó a su boca una porción más. –¡Cocinas mejor que mi hermano!- Dijo en tono jovial. Fue la primera vez que comía un desayuno decente. Siempre su hermano intentaba llevarle platillos a su departamento, sin embargo resultaban un tanto quemados e inclusive el sabor salado, que llegaba hasta doler el hígado al joven pelirrojo. –¿Sabes hacer postres?- Inquirió ante ella. –Solo pregunto, no mal pienses.- Continuó cruzando los brazos e inmediatamente desvió la mirada a un lado. Poseía curiosidad sobre las habilidades de ella, ante la cocina especialmente en postres. Es amante de la comida dulce, aunque no muchas personas saben sobre su secreto. Siempre debe traer consigo pequeños bocadillos en especial galletas y pastelillos. Aunque suele comerlo a escondidas de los demás, para no crear burlas ante su persona, y así evitar conflictos futuros.

-Solo mis hermanos.- Respondió ante su pregunta. –En realidad poseo doce hermanos, todos varones. -Suena increíble, pero es verdad.-  Dijo entre risas un tanto nerviosas y seguido llevo su mano derecha detrás de su nuca. – Solo dos de mis hermanos viven en Francia, los demás se quedaron en Japón. Aunque yo no vivo con ellos, por ciertos problemas. – Continuó frunciendo el ceño y llevando de nuevamente sus brazos a cruzar. De una manera u otra no le gustaba vivir con ellos. Deseaba demostrarle lo que era capaz de hacer, sin la necesidad de que lo ayudara. –No tengo mascota, pero tengo una motocicleta con eso es suficiente. Algún día si gustas podremos dar una vuelta- Mencionó tranquilo. Sin embargo inmediatamente se sonrojo. –Si-si-Gustas. Claro…- Dijo entre balbuceo. – ¿Tú poses familia en Francia?- Finalizó más tranquilo con tal de desviar el tema y no sonrojarse más de lo usual.  
avatar
Katherine Drachenblut
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 435
Monedas Monedas : 360

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Moka Akayisha el Jue Sep 11, 2014 1:12 am

-I-Intentaré no llegar a ese punto, ¡No prometo nada!-Sonreí apartando la mirada, ¿Era extraño que una chica dijera algo así? Con lo despistada y torpe que podía llegar a ser no podía asegurarme de nada, el hecho de retrasarme un poco al momento de llegar a tiempo o el perder todas mis cosas tras acabarlas de comprar eran dos de las simples características que decían más que varias palabras.

Con la comida ya presente, ambos comenzamos a tomar las porciones y mi hambre disminuía considerablemente, era afortunada de cruzarme con alguien nuevo con quien charlar e incluso no desperdiciar el exceso tonto de comida que había preparado, incluso debo admitir que me sorprendí bastante cuando oí de sus labios que cocinaba mejor que su hermano, ¿Eso era algo bueno? La sonrisa en su rostro no se borraba así que deduje que así era, me sentí feliz de agradar con mi comida a otra persona, ¡Era agradable! A continuación me preguntó si sabía cocinar postres desviando la mirada ¿Era uno de aquellos chicos que les encanta lo dulce, quizás?–Sólo cosas simples, tortas comunes, helado casero o muffins son tres ejemplos ya que al vivir sola los postres sencillos me bastan-Sonreí; viajaba alrededor de una vez por año a casa en Japón y al ser cuatro hermanas conmigo incluida, sabía cocinar para sobrevivir por su cuenta a pesar de que mis habilidades no fueran de cinco estrellas.

Tras indagar en su familia no pude evitar atragantarme cuando mencionó que tenía doce hermanos, ¿¡Doce!? ¿Algo así era posible? Todos eran varones lo cual era muy sorprendente –Supongo que debe ser muy divertido cuando todos están juntos, ¿No? –Dije entre risas imaginándome el día a día que Yuusuke podría vivir, sólo podía pensar en lo divertido que eso sería a pesar de que con mis tres hermanas ya me resultaba más que suficiente. Luego, le pregunté por si es que tenía alguna mascota que le acompañase, al parecer ese no era el caso pero le bastaba con una motocicleta, lo cual no me sorprendía ya que era un chico, en lo personal no acostumbraba mucho subirme a vehículos como ese así que cuando me ofreció dar una vuelta no pude evitar el dejar la comida de lado y entusiasmarme -¿D-Deberas? ¡Genial!-Exclamé con ilusión con un leve color rosado en las mejillas -¿De qué color es? ¿Te la has comprado por tu cuenta?-Pregunté con asombro, era un tanto admirable pero había un 50% de probabilidades de que fuera así o no y antes de suponer, era mejor preguntar. –P-Pues no, mis padres están en Tokyo y mi familia está dispersada por Japón, dos de mis tres hermanas se la pasan viajando cuando pueden y la menor de nosotras vive con nuestros padres, estoy esforzándome por convencerlas de que definitivamente no hace falta que me visiten-Expliqué con suma concentración, bajo ningún término o excusa permitiría que mis hermanas me visitaran para hacerme pasar vergüenza; al momento de referirme a ellas, no mencioné el hecho de que eran mis hermanastras y que ninguna de nosotras compartía la misma madre, al ser hija de un gran empresario revelar algo así me avergonzaba, era algo tan íntimo que casi nadie sabía de ello y no me atrevía a nombrarlo…

Un rato después la comida se había terminado y en lo personal la había disfrutado, no me imaginé el poder conocer mejor a alguien de mi clase tras el “papelón” que había pasado…mientras me sacudía de la falda algunas migajas decidí descubrir mi curiosidad –Yuusuke, ¿Cómo es que llegaste de Sendai a Francia?-Pregunté llevando la vista nuevamente hacia él esperando saber más de su persona.
avatar
Moka Akayisha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 548
Monedas Monedas : 4632

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Katherine Drachenblut el Mar Sep 30, 2014 3:56 am

Disfrutaba la conversación con Moka, aún más parecía que el tiempo trascurría más rápido con tan agradable charla. Solo la miro por un momento sorprendido sobre el asunto de llegar a clases tarde, pero inmediatamente sonrió ante su acción. Ni el mismo se había dado cuenta que de una forma u otra hizo avergonzar a la joven pelirosa. Continuó comiendo sin vergüenza alguna, al menos ya poseía el permiso de Moka y con eso era más que suficiente. Se levantó inmediatamente de su banca sujetando las manos de la chica. – ¿En serio? – Dijo exaltado, como si fuera un niño pequeño y no era extraño en él. 

– ¡Woow! Eso suena tan delicioso y no me puedo imaginar el sabor.- Continuó emocionado. Eran aquellos lapsos de encontrase emocionado y sorprendido por alguna razón y de momento darse cuenta de las acciones tontas que realizaba, cambiando de color sus mejillas como si se tratara de un camaleón. –Lo-lo Si-ento.- Soltó las manos de Moka antes de continuar con su emoción de niño pequeño ante el tema de los postres. –Si volviéramos a encontrarnos, deberías guardarme uno de esos Muffins.- Llevo sus manos al pantalón restándole un poco de importancia si le regalaba un delicioso pastelillo en otra ocasión. Aunque era seguro que esa actitud se encontraba fingida, él se moría por una delicia así.

-Puff.- Dijo llevándose sus manos a la nuca, después del tema sobre la familia. – ¿Divertido? Para nada, es un desastre, siempre con peleas y esas cosas. Por eso decidí vivir absolutamente solo en un departamento, sin la necesidad de estar viviendo con aquellas cosas llamados hermanos.- Respondió de mala manera. Siempre le irritaba vivir con sus hermanos y aún más con el peliblanco Tsubaki, como siempre metiéndolo en problemas y dejándolo en vergüenza con los demás. Debía conseguirse una novia, eso era lo que pensaba el pelirrojo para que lo dejara en paz, una vez por todas. Dejo a un lado ese tema de la familia y se volvió a emocionar nuevamente, siempre le sorprendía hablar de motocicletas con alguna chica, y aun más que supiera respecto al tema. –Es roja y claro que la compre con mi propio dinero. Deberías ir conmigo a las carreras que realizan cerca del bosque, se ponen estupendas, y que decir de aquellas carreras ilegales, que el cual no puedo mencionar mucho al respecto.- Decía con el mismo tono entusiasta y sin parar. Se notaba su gusto y solo finalizó en seco cuando Moka comenzó a mencionar a su familia.  

No dijo nada al respecto y solo escucho con atención. Rascó su mejilla diestra con su dedo índice y luego continuó. –Veras.. Dos de mis hermanos se inscribieron a la universidad de Francia y yo los seguí. Pero me quedo aparte de su casa, como dije, siempre son peleas. Además no quiero estar soportándolos.- Nuevamente se sentó en la banca y suspiro. Dirigió su mirada hacia el cielo. –Hace un momento paso una escena inusual y ahora conversamos sobre nuestra familia, es un tanto gracioso. ¿O no?- Finalizo con una sonrisa ante ella.
avatar
Katherine Drachenblut
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 435
Monedas Monedas : 360

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Moka Akayisha el Dom Oct 12, 2014 10:07 pm

Me llevé una sorpresa con la acción impulsiva de Yuusuke, pero después de todo estaba acostumbrada ya que yo hacía lo mismo por lo que al escuchar su disculpa- la cual nunca consideré necesaria- sonreí haciéndole saber que no estaba enfadada y cuando me pidió volviendo a su personalidad de siempre que le guardase un Muffin si es que nos volvíamos a encontrar lancé una pequeña risa, no de burla, sino de gracia, desde mi punto de vista esa actitud me resultaba divertida –N-No te preocupes, ¡Te guardaré el mejor!-Exclamé alegre guiñándole el ojo.

Cambiamos al tema familiar, me llevé una sorpresa en cuanto a la suya y enseguida supe que no todo era color de rosa para él, sin borrar mi habitual sonrisa del rostro suspiré y meneé mi cabeza –Después de todo el noventa por ciento de los hermanos opinamos lo mismo, no comprendo como hay hermanos que puedan convivir-Dije recordando en mi mente a mis tres hermanas: el calvario representado en tres humanas. Supe que el pelirrojo tenía una motocicleta y decidí llevar mi curiosidad por ese lado: me dijo que era roja y después de todo, mis conjeturas de que se la podrían haber regalado no eran ciertas, ¡Era una persona ahorradora! ¿Un estudiante “bueno” después de todo? No lo era tanto… -¿Carreras ilegales? Aun así suena divertido, insisto en que deberías llevarme si es que no te molesta ir con la chica que casi termina marchándose cuando nos conocimos-Bromeé sacándole la lengua a modo de broma, era cierto que lo había pensado pero despues de ver cómo estábamos conversando no era para nada malo y hasta me sentía mal por haber querido actuar de forma tan descortés. Cuando hablé de mi familia me esperaba un acoso verbal por parte ajena con el objetivo de sacarme información de mis hermanas, ¡No fue así! Podría comenzar una buena amistad con alguien del género masculino que no quería abalanzarse sobre mis hermanas.

A continuación oí un comentario por parte de Yuusuke que me puso a reflexionar un poco –¡Lo es! Definitivamente todo cambió inesperadamente de rumbos, mi tía decía que todos los adolescentes tendrían que ser capaces de relacionarse entre sí…-Comenté sonriente hasta estallar en risas –…O eso decía hasta que le dije que buscase pareja y se relacionase –Confesé divertida recordando esa situación donde mi propio familiar se transformó totalmente queriendo comerme viva, instantáneamente cambié de idea antes de llegar a tocar el tema amoroso que podría incomodar al pelirrojo pensando en una especie de trato –Oye, se me acaba de ocurrir algo… ¿Qué te parece si la próxima tú me llevas a conocer las carreras, y  a cambio yo llevo la comida? Obviamente solo para nosotros, si no supongo que debería llevar un auto completo para cargar de alimento a todos los que participan, ¿Te agrada la idea? ¡No me olvido de los Muffins!-Propuse entusiasta mientras miraba el móvil dispuesta a ver qué hora era, el tiempo había pasado muy rápido gracias al placer de la conversación pero apenas vi la hora me lamenté y oí al mismo tiempo sonar el timbre que anunciaba el fin del receso en el que había conocido al pelirrojo, lo miré y recordé que éramos compañeros de curso así que ahora nos veríamos seguido, ¿Debíamos volver a clase? ¿O acaso Yuusuke deseaba estar aquí fuera? Debía esperar para saber su decisión, no estaba apurada, después de todo no era como si fuese una chica amante de las clases.
avatar
Moka Akayisha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 548
Monedas Monedas : 4632

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Katherine Drachenblut el Dom Nov 02, 2014 2:24 am

Los sucesos ocurridos hace poco dieron un giro inesperado. El tiempo pasaba muy rápido después de una corta charla con la chica. Por una parte deseaba continuar con la interesante platica, al menos ya estaba asegurado que le regalarían uno de sus postres favoritos. Sin embargo el timbre de la institución comenzó a sonar anunciando la entrada a las próximas clases que restan del día. Por su parte el pelirrojo no deseaba entrar ya que sería el mismo cuento de siempre. No entendería nada sobre las explicaciones proporcionadas por sus profesores y con las palabras inapropiadas que suele decir, era un boleto seguro para regresar de nuevo al patio escolar.

– ¡Claro! Solo para nosotros. Me ha fascinado la idea.- Respondió entusiasmado. Por un momento quería pellizcarse el brazo. ¿Acaso se trataba de un simple sueño? No, para nada. Realmente se encontraba entablando una conversación y para ganarse un punto extra todo iba cursando de maravilla. –Deberías volver a clases- Dijo una vez que el timbre realizaba sus últimos toques finales. –Después podemos ponernos de acuerdo para la salida.- Mostró una sonrisa hacia Moka y seguido se levantó de la banca nuevamente.

–Y-yo me quedare un rato más en el patio. No durare ni cinco minutos dentro del salón, cuando ya me sacaron de vuelta.- Dijo levemente suspirando. –Igual así, no dirán que te juntas con el chico de las malas influencias.- Comenzó a reír con suavidad. Su fama dentro del salón no era necesariamente de un santo. Un buen alumno que realiza las tareas con puntualidad, y no falta el ignorante que siempre suele decir que los chicos así, son mala influencia para los demás. No juntarse con ellos es lo mejor. Observó el reloj de su móvil para verificar cuantas horas quedaban para que diera el timbre de salida. Aunque faltaba como una hora y media para salir aproximadamente, pensaba aprovecharlo dirigiéndose a la cancha que se encuentra cercas del patio. En ocasiones se encuentra a los del club de basketball entrenando un poco. Lo cual no sería mala idea ir a anotar unas cuantas canastas.  

-Para matar el resto de tiempo. Iré al patio de atrás.- Señaló con su dedo índice. –Eeemm.. L-Luego nos vemos.- Dijo con una sonrisa mientras levantaba su mano en forma de despedida. Aunque al dar un paso hacia atrás mientras se despedía, piso una roca, lo cual hizo que cayera sentado. –Estúpida roca.- Musitó desde el suelo. Deseaba ya no molestar más a Moka, para que fuese de nuevo a clases.
   
avatar
Katherine Drachenblut
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 435
Monedas Monedas : 360

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Moka Akayisha el Lun Nov 03, 2014 7:14 pm

El timbre había sonado, eso significaba un cercano fin a la divertida conversación que habíamos logrado entablar, dejé la opción de decidir qué hacer al pelirrojo y su expresión no me resultó de algún modo inesperada, después de todo el ansiaba probar mis muffins así que eso había quedado como una promesa entre ambos y pude oír de sus labios que debería regresar yo a clases ya que a él quizás no lo reciban tan alegremente, no tenía problema alguno en arreglar en otro momento para nuestra salida así que asentí con una sonrisa –Pero…no recuerdo haberte dado mi número…-Murmuré mientras buscaba en mi bolso algo, y minutos después le entregaba un papel no muy grande con el número anotado para que pudiésemos contactarnos y organizar todo cuando nos fuese posible.

-Ya veo…-Dije escuchando atentamente sus palabras –Aun así, no es cierto por lo que no debería importar lo que digan-Dije esbozando una sonrisa cálida, pronunciando dichas palabras con gran honestidad. Apenas regresase a clases era fijo lo que iba a hacer: podría avisar a las culpables de la vergonzosa escena del trabajo práctico lo que causaron o simplemente agradecerles por permitirle haber conocido a Yuusuke, ¿Qué podía hacer? La clase no era algo que llamase al 100% su atención así que dedicarse a pensar de qué prepararía los muffins sería un buen plan para distraerse del aburrido ambiente escolar –E-Ehhh… ¿Qué gusto prefieres? Digo, para los muffins...-Pregunté un tanto nerviosa y curiosa por saber cuál sería la respuesta para evitar pasar un mal momento al entregarle algo que podría no gustarle.

Tras oír su respuesta seguí con la vista el dedo del pelirrojo y luego levanté la mano para saludarlo, viendo como al hacer un paso hacia atrás tropezó con una roca cayendo sentado al suelo, -¿E-Estás bien?-Le pregunté mientras me acercaba a él y le extendía mi mano con preocupación, al parecer no se había herido pero no iba a quedarme observando mientras le dejaba en los suelos, apenas supe que estaba bien sonreí -¿Cómo se supone que me vaya a clases dejándote así? ¿Estás seguro de que no te harás daño otra vez si me voy?-Pregunté divertida ayudándolo a levantarse. Minutos luego decidí que sería mejor marcharme antes de hacerlo enfadar o que no me aceptasen en la clase por llegada tarde, tomé mi bolso y apenas me aseguré de que todo estuviese avancé dispuesta a irme hasta recordar que no me había despedido, me volteé y corrí nuevamente junto a Yuusuke dándole un corto beso en la mejilla antes de hacer unos pasos alejándome, no sin antes voltear para saludar cálidamente con una sonrisa -¡Gracias por la ayuda con lo de mi trabajo!-Exclamé mientras miraba hacia delante y me encaminaba hacia los pasillos dispuesta a regresar a clase con un sonrojo apenas visible por lo que había hecho. Era extraño, la forma en la que una discusión bastante rara entre ambos nos terminó llevando a esto, parecía un chico un tanto raro pero agradable así que de seguro en estos días iba a verle nuevamente en clases y en la salida que habíamos arreglado, si es que todo salía bien.

OffRol:
Creo que con este post y el tuyo luego, si estás de acuerdo puedo proceder a cerrar el tema, no sin antes decir que fue un rol bastante agradable a mi parecer y que ojalá el otro pueda llevarse a cabo más adelante n.n
avatar
Moka Akayisha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 548
Monedas Monedas : 4632

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Katherine Drachenblut el Jue Dic 11, 2014 6:37 am

No podía ser más distraído, el joven pelirrojo. Llego a un acuerdo con Moka para reencontrarse de nuevo, sin embargo no poseía su número telefónico. ¡Vaya Genio! Se encontraba dispuesto a pedirlo con un tono nervioso, aunque la fémina se percató de su distracción e inmediatamente le entrego su número telefónico. Sus palabras fueron cortas y mostrando un leve sonrojo agradeció. Ahora ya poseía su número y cuando se organizara un evento en el bosque, respecto a las motocicletas no duraría en llamarla. Por otro lado, la idea sobre los muffins siempre fue fantástica, aunque no menciono al gusto característico respecto a los postres, todo se lo dejaría a su criterio. Tampoco deseaba mencionar que no le importaba, él era feliz con cualquier sabor o textura, con tal que tuviesen azúcar. ¡Claro! Parecía un niño pequeño con tales gustos. Pero no le importaba para nada, con tal de comer, él era feliz.  

Decidió retirarse del lugar, para dejar a Moka ir a clases y él solo jugaría un poco en las canchas traseras. Sin embargo sus acciones torpes sucedieron de nuevo, una piedra que se encontraba cercas de él, le hizo el gran favor de que cayera sentado al suelo. Por un momento maldijo tal desgracia y más en frente de la chica que conoció el día de hoy. Asintió con la cabeza al escuchar las palabras ajenas, solo fue una caída y no quería preocupar a la chica, aunque fue más peligrosa la caída ajena, que la propia suya. Aceptó la ayuda e inmediatamente se levantó.
–Estoy bien, estoy bien.- Dijo un tanto orgulloso y seguido procedió a retirar el resto de tierra de sus prendas. Finalizada dicha acción se despediría de la chica, aunque nunca se esperaba recibir un beso en la mejilla. Su rostro se tornó carmesí, como si se tratara de un camaleón. Deseaba pronunciar palabra alguna, sin embargo no podía hacerlo, solo se trataba de palabras entrecortas en su vocablo.

-D-De n-na-da-
Dijo a fuerzas, ya que aún seguía sorprendido. Llevó su mano hacia su mejilla y por un momento se mantuvo en esa posición. Hasta que la fémina se retirara por completo del lugar. Por un momento se quedó pensando, si acaso lo ocurrido no se trataba de un simple sueño. Una chica lo beso en la mejilla, y eso era completamente nuevo para él. Retiró su mano de su mejilla e inmediatamente levanto el brazo a dirección de cielo y con puño cerrado mostraba como si había logrado una nueva victoria. Aunque no duro mucho, ya que volteo hacia los lados, para verificar si nadie más lo observaba, y finalmente se dio la vuelta para dirigirse hacia las canchas traseras. Quién iba a pensar que el día de clases no finalizaría tan mal.      
avatar
Katherine Drachenblut
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 435
Monedas Monedas : 360

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿¡De qué te ríes!?

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.