Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Radioactive Company [Privado/Minoru Matsuda]

Ir abajo

Radioactive Company [Privado/Minoru Matsuda]

Mensaje por Scarlett Van Hellsing el Vie Mayo 02, 2014 8:29 am

Bien, la verdad es que había sido una tarde productiva en las carreras de motos, por qué no. Muy buenas carreras, buenas apuestas, y esta vez, como siempre, mi querida Harley Davidson no me había abandonado, y habíamos hecho un muy buen botín. Los billetes en mis bolsillos estaban rebosantes, y por eso, había pasado antes por el hotel para dejar la mayor cantidad de ganancias en la caja fuerte del cuarto, y de ahí, había vuelto a salir, dispuesta a gastar una buena parte del dinero en mi propio beneficio y diversión. Pero la noche es joven, Girly, eso era algo que me repetía a mi misma desde que tenía uso de razón, y por ese mismo motivo, empezaría con algo suave.

Conduje de nuevo hasta las cercanías de las zonas más peligrosas de la ciudad, esos sitios que yo ya conocía casi de memoria, al no ser ya una nueva en la ciudad, y me detuve en un pequeño café que había en las afueras. Según sabía, este sitio, por las noches, era un bar de bebidas alcohólicas y demás, pero como era invierno, y apenas estaba enocheciendo, aún era muy temprano para pedir esas bebidas. De todos modos, no me quedaría aquí toda la noche, seguramente Levi y yo podríamos salir a divertirnos juntos, o incluso podría llamarle a Jared, e informarle que necesitaba verlo y seguramente divertirnos por ahí, pero al diablo, hoy quería algo tranquilo, y eso era lo que iba a hacer.

Ese día, como era propio cuando iba a las carreras, había elegido una vestimenta demasiado provocativa, empezando por mis estiletos ya saben, esas botas negras de cuero super altas que me encanta usar porque sé que tengo buenas piernas, las medias de red, la pollera escocesa, la chaqueta de cuero, esa vestimenta que uso cuando quiero parecer una femme fatale, y siempre termino lográndolo, y haciendo que los tipos se queden embobados mirándome, lo cual los distrae, y me ayuda a ganar las carreras. Mis pasos sonaban firmes sobre el suelo del café, mientras me encaminaba a la barra, con una sonrisa en los labios, y mis ojos brillando bajo mis lentillas carmín. Me incliné sobre esta, mirando al bartender, que casi debió caerse de la sorpresa. Era un simple chico, y tendría mi misma edad. Y era... ¿bonito? Podría decirse que lo era. No entendía que hacían chicos como estos trabajando en estos sitios tan cercanos a las zonas arriesgadas de la ciudad, era una inconsciencia. De hecho, yo misma escondía ahora dos pistolas cargadas bajo la falda, y podría asaltarlo si quisiera. Pero ese no es mi trabajo.

—Un café negro, cargado y sin azúcar, por favor —susurré de manera monótona, apartando mi vista del chico, y suspirando con pesadez. Tenía muchos asuntos en la cabeza, y estaba empezando a desesperarme. Este era el momento en que esperaba que alguien apareciera, y me sacara, aunque fuese por unas horas, ese peso de los hombros.
avatar
Scarlett Van Hellsing
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 75
Monedas Monedas : 8140

Volver arriba Ir abajo

Re: Radioactive Company [Privado/Minoru Matsuda]

Mensaje por Minoru Matsuda el Dom Mayo 04, 2014 11:17 pm

Hay veces donde tú sabes que no debes estar en ciertos lugares. Puede ser la sociedad, el instinto o directamente otras personas las que te dan una advertencia de no ir. Pero simplemente no puedes, haces como si fueras sordo para visitar como si nada lo que no deberías conocer.

En el caso de Minoru, le habían pedido que fuera a uno de los talleres mecánicos que estaba entre el limbo de la zona seguro y peligrosa de la ciudad a buscar un repuesto para una moto de un conocido que pertenecía al mismo lugar donde trabajaba él. Si el tiempo le alcanzaba se lo iría a dejar de una vez para cumplir con todo en un día, y así olvidarse para siempre del tema zanjado. Esto lo hacía porque ese conocido le había hecho un favor cuando le cubrió un turno nocturno unas semanas atrás cuando estuvo enfermo, y ahora él se lo devolvía con esto. No entendía nada de motos porque no era un modo de transporte que usara,  así que había tenido que anotar el nombre de lo que tenía que ir a buscar junto con el nombre del taller y su dirección correspondiente.

Pero debido a que por esos lugares no pasaba nunca, no conocía muy bien el nombre de la calle a la cual tenía que ir. Ocasionando así que se tuviera que ir a alguna tienda que encontrara abierta para  pedir indicaciones de cómo llegar, debido a que pocas personas circulaban por las calles de ese sector a esa hora, y eso era sumamente extraño porque recién estaba anocheciendo, por lo que la luz natural no era escasa para que  las personas no se sintieran seguras de transitar. Aunque la reputación de ese sector dejaba bastante que desear. En fin, lo haría rápido para no sentir ese molestoso sentimiento de que debía cuidarse a cada segundo las espaldas.

Llegó a un café al cual no conocía el nombre y tampoco quería averiguar porque solamente entraría para preguntar por la dirección del taller que tenía en un papel dentro de uno de los bolsillos de su pantalón. Se fue a la segura y dirigió sus pasos a la barra para preguntarle al bartender. Se acercó pero lo vio ocupado preparando un café, por lo que esperaría que se desocupara para no molestarlo, aun así, se sentó en un asiento contiguo que estaba siendo usado por una chica con ropa bastante provocativa, quizás la dueña del pedido. Escuchó un suspiro casi cansado a su lado, por lo que giró su cabeza para ver si algo malo le había pasado a la persona que lo había emitido—. ¿Estás bien? —Preguntó sin titubear mucho aunque no la conociera—. Parece como si le buscaras la solución a un hecho complicado —Hablaba con ese tono de voz que no demostraba solamente cortesía, sino que lo estaba preguntando en serio, y si se le contaba el problema, haría todo lo posible para ayudar. Su preocupación por cualquier persona aunque fuera un desconocido era bastante evidente.

{ Ropa }
avatar
Minoru Matsuda
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 417
Monedas Monedas : 13536

Volver arriba Ir abajo

Re: Radioactive Company [Privado/Minoru Matsuda]

Mensaje por Scarlett Van Hellsing el Lun Mayo 05, 2014 2:10 pm

¿Habéis oído hablar del famoso dicho "no existen las coincidencias, sólo lo inevitable"? Pues jamás pensé que fuera a transformarse en realidad, tomando en cuenta el hilo que estaban tomando mis pensamientos cuando había entrado al bar. Apenas puse los pies en este sitio, mi mirada se había dirigido al bartender que ahora me estaba haciendo un café, y me había sentido especialmente atraída por el hecho de que una persona como él trabajase en un bar de esta calaña. Es decir, el chico no era más alto que yo ni por asomo, y era delgado, aunque presumía buenos brazos, pero seguía siendo delgado, y se veía tal vez hasta un poco tímido. Y yo, defensora de la vida, o mejor dicho de los chicos guapos, había automáticamente pensado que una persona como él no debería estar en un sitio roñoso como este. No así. Y muchísimo menos trabajando para, suponía yo, ganarse el pan, porque es la única explicación que se me ocurre para que alguien quisiera atender sitios como este.

¿Recuerdan que les dije que mis pensamientos estaban haciendo tormento en mi cabeza, y que estaba a punto de colapsar, y que necesitaba que alguien entrase a mi vida al menos por un par de horas para sacarme del mar de problemas que tenía en la mente? Pues, oh, milagro del señor, creo que alguien había estado escuchando mis plegarias. Como por mandato divino, apenas terminé de pedir el café (cargado, sin azúcar, necesitaba estar alerta), una presencia irrumpió en el local, haciendo chirriar la ya desgastada puerta de entrada.

¿Yo había dicho que el bartender no debería estar en un sitio como este por seguridad? Pues este chico que había llegado no podía ni debía estar por aquí. Hasta yo me lo estaba comiendo con los ojos, tanto en sentido sexual, como en víctima de posibles tormentos. Y es que, mierda, el chico era atractivo, y mucho, pero era atractivo como esos chicos que a mi me gustan. Su altura le jugaba mucho a favor, si yo estuviera con botas planas, sería más alto que yo, pero con los estiletos, medíamos casi lo mismo, tal vez yo un poco más; estas botas deben darme como diez centímetros más. Era delgado, muy delgado, pero ya cayendo en ese rango en que me da ganas de abrazar a los chicos y protegerlos del mundo, porque siento que si alguien los toca van a quebrarse. Su vestimenta me llamaba la atención, pero admito que mis ojos se posaron en el candado que llevaba al cuello, e inmediatamente mis recuerdos se fugaron al ya fallecido guitarrista de los Sex Pistols, Sid Vicious. Sus ojos eran del color de las avellanas, y su cabello, oh su cabello, ese color negro y ese corte habían hecho estragos en mi sistema inmunológico, y sentía mis defensas colapsar ante él. Se lo veía perdido, sin embargo, y ese sentimiento de protección inmediato que nació cuando lo vi, se hizo aún mayor.

Sin embargo, cuál no sería mi sorpresa, cuando los papeles de protector y protegido se invirtieron totalmente. A pesar de qué, como ya dije, demuestro siempre ser una chica sin escrúpulos, y sin problemas en la vida, y a veces es así, últimamente estaba colapsando un poco de todo a mi alrededor, y sólo quería descansar. Así pues, me llamó la atención que el muchacho se hubiese fijado en el hecho de que solté un suspiro tan profundo que el aire del bar llegó a cargarse un poco más. Y no iba a negarlo, estaba sorprendida de que me hablase. Apenas lo vi, por un minuto sentí vergüenza de la ropa que tenía puesta, y eso era algo que nunca me había ocurrido. Me preguntó si estaba bien, y me sorprendió como sacó ficha de mi estado mental con solo un par de palabras. Fue como si me conociese desde hace tiempo, y lo admito, algo en mi interior se removió. Mierda, Girly. Girlycard. Scarlett. Reacciona.

—Estoy bien... bueno, realmente no lo sé —terminé admitiendo, bajando un poco la guardia, y mostrando un tono sinceramente amable. —Supongo que son muchos problemas juntos, muchas cosas que hacer, poco tiempo, y ninguna escapatoria —bajé un poco la mirada, pensativa de como continuar, incluso pensando que no quería que se fuera. —Tal vez por eso vine aquí en particular, buscando un escape de mis actuales problemas, y encontrarla aunque fuese por un rato —eso era una indirecta. Él podía ser una buena escapatoria, y esperaba que lo hubiese entendido. Y era extraño, porque por primera vez, no me estaba fijando en un chico para tenerlo en mi cama, sino por algo más. Y no sabía siquiera qué. —Soy Scarlett, puedes llamarme Scar si gustas —estuve tentada a decirle mi apodo, Girlycard, puedes llamarme Girly, pero no quería meterlo en cosas de criminales. Tal vez era mejor que no supiese totalmente quien era yo.
avatar
Scarlett Van Hellsing
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 75
Monedas Monedas : 8140

Volver arriba Ir abajo

Re: Radioactive Company [Privado/Minoru Matsuda]

Mensaje por Minoru Matsuda el Sáb Mayo 10, 2014 5:48 am

Podía ser sumamente perceptivo con los demás, pero cuando se trataba de su propia persona, era demasiado distraído y despistado. Porque terminaba más preocupado por los demás que por él mismo. Era una de las cosas que más lo destacaban, pero el problema es que sin quererlo realmente terminaba preocupando a sus cercanos por no autocuidarse cuando existía la necesidad de hacerlo por naturaleza. Así era este chico. Y aunque estaba allí con un propósito definido, en este momento, había sido opacado al  ver a la chica de cabello negro en un estado que denotaba cansancio. Su orden de prioridades se había modificado como siempre, cada vez que un hecho inesperado sucedía, todo se desordenaba para luego intentar hacer que todo vuelva a su lugar, todo con nuevas posiciones dentro de su escala mental de importancia.

—Mhm… —Escuchándola con atención, como esa clase de amigos que te  prestarían su hombro para lo que necesites. Apoyó el codo de uno de sus brazos en la barra, para después colocar su mejilla en su mano, ladeando el rostro en el proceso, la siguió mirando, como si fuera la única persona en todo el lugar. Así que venía a buscar una escapatoria momentánea de las cosas habituales que le sucedían—. Ya veo. —Dijo antes de que se le ocurriera una idea, sin saber que estaba a punto de cumplirle el pequeño deseo a la pelinegra. No había entendido la indirecta, pero a pesar de eso, el efecto era el mismo como si en realidad lo hubiera comprendido—. Si quieres te puedo acompañar un rato —Podía ser un poco de suerte—. En realidad, yo vine a pedir indicaciones para llegar a un taller mecánico. Pero nunca paso por aquí, así que me perdí —Retiró su mejilla del apoyo de su mano. Ahora los dos estaban a mano en conocer los propósitos del otro que propiciaron el haberse encontrado en el mismo lugar dentro del limbo de la zona segura y peligrosa.

En ese momento fue cuando el bartender puso en la barra una taza con café cargado en su interior frente a Scarlett, ahora sabía su nombre. Por lo que no se hizo esperar mucho antes que él  también se presentara—. Me llamo Minoru. —El nombre de su acompañante se quedó de forma irremediable en su cabeza, estaba procesando el nombre, había algo curioso en él, y lo quería descubrir. No se demoró mucho hasta acordarse por fin—. Oh, Scar —Lo pronunció como si fuera la solución a un problema o como si se dio cuenta de algo, demasiado importante, valioso. Y eso era completamente cierto—. Scar en Inglés significa CicatrizLe gustaba bastante el Inglés, por lo que había asociado el sobrenombre, o mejor dicho, la forma más sencilla de llamarla, con esa palabra —. ¿Tiene algún significado o es sólo una simple coincidencia? —Algo dentro de él le decía que era más que un hecho fortuito, quizás tenía un significado, pero preguntarle de forma directa, siendo que apenas se estaban conociendo. Estaba fuera de lugar. Por ahora, pero estaba claro que no faltaba mucho para que se adentraran en otros temas.
avatar
Minoru Matsuda
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 417
Monedas Monedas : 13536

Volver arriba Ir abajo

Re: Radioactive Company [Privado/Minoru Matsuda]

Mensaje por Tema Cerrado el Mar Jun 03, 2014 9:02 pm

Cerrado por ausencia de rango
Para apertura del tema pedir personaje en recuperación de rango y después postear en reapertura de temas.
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1639
Monedas Monedas : 19427

Volver arriba Ir abajo

Re: Radioactive Company [Privado/Minoru Matsuda]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.