Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Aleksandr Kuznetsov el Mar Abr 22, 2014 6:25 am

Era un día cálido, el sol anunciaba un estado primaveral cubriendo a los caminantes diurnos con sus rayos. El joven de veintitres años estaba sentado de espaldas a la playa, en el límite donde terminaba el asfalto. Allí esperaba a alguien en particular, era su misión en el día cuidar de la joven Belicoff. Y no es porque quisiera.

Recientemente había logrado alquilar una habitación en una pensión con lo que ganaba con su trabajo, pero con los pocos clientes que tenía no podía siquiera considerar pagar por un mejor lugar que ese reducido lugar en una zona poco agradable. ¿Su vida se había vuelto miserable desde que pisó Francia, o era solo una impresión? Cruzado de brazos, mirando el suelo y esperando sentado sobre un incómodo asiento de piedra no podía dejar de pensar en la conversación que había sostenido con su padre la mañana anterior.

Con la usual sequedad y firmeza, Andrei Kuznetsov había preguntado por sus hijos, principalmente Novak y la otra misión que se le había encargado de cuidarlo, vigilando sus pasos constantemente para evitar que tuviera una recaída de aquella adicción que lo llevo al borde del abismo. Aleksandr había respondido con un tono neutral en su voz, confesando los pocos avances que había logrado con su hermano mayor, de quien solo había visto una que otra vez y tenía muy poca información. Entre un suspiro y luego un breve silencio, Andrei decidía cambiar el tema y encomendarle una nueva tarea a su devoto hijo.

El padre del castaño mantuvo una conversación una semana atrás con un viejo conocido, el coronel Demyan Belicoff. Aleksandr desconocía si había una amistad entre ellos, solo recordaba haberlo visto un par de veces cuando iba a visitar a Maksim al cuartel. Jamás había intercambiado una palabra con el hombre de expresión rígida y severa, pero sabía que estaba casado y conocía de vista a dos de sus hijas. Nada más que eso. Por esa razón le pareció sumamente curioso el pedido de su propio padre cuando lo mencionó. Andrei sabía que la esposa y las hijas del coronel permanecerían un tiempo en Francia, desconocía las razones pero ahí estaban. De esta manera pidió a su hijo menor que se encargara de la seguridad de ellas durante su estadía en la ciudad de Sweet Valley. Muy bien, nada le hacía más feliz que hacerse cargo de la vida de otras personas mientras la suya parecía desaparecer en un rincón oscuro y perdido en otra dimensión. Nótese el sarcasmo. Aleksandr era un tipo responsable y dedicado pero estaba comenzando a sospechar que estas características lo estaban convirtiendo en alguien muy fácil de manipular ya que no podía luchar contra tales efectos.

Entonces, de una manera que no terminaba de entender, su padre le pasó el número de la casa donde permanecían las Belicoff. "Cuando tengas tiempo invitalas a pasear por la ciudad" La voz de su padre le parecía sospechosa. Pero no podía desconfiar de su propio padre, sería algo terrible, no podía dejar que un simple tono de voz le hiciera sospechar. No, era absurdo. Así que esa misma tarde, luego de hablar con Andrei, llamó.

Fue la Sra. Belicoff quien había respondido, parecía algo soprendida por aquella inesperada llamada, ella conocía a su padre así que al oír a Aleksandr, lo mencionó. Para cuando la conversación había terminado, tenía que reunirse con Elise Belicoff para distraerla un rato ya que probablemente su madre consideraba que no se le veía del todo contenta. De eso se trataba su misión, distraer a una estudiante. Bien, Aleksandr, debería estar agradecido y feliz, él también tendría tiempo de distraerse un poco y ordenar sus pensamientos. Tal vez podría plantearse un nuevo trabajo como "niñero". Sí. Y Para todas las edades, que eso era lo único que hacía últimamente.

off rol:
Quiero aclarar un par de puntos. Sí, me tomé la libertad de manipular ciertas situaciones pero creo que ya te lo había mencionado antes, solo que la idea no estaba tan desarrollada así que espero no te moleste x3 Cualquier cosa que te parezca fuera de lugar o consideres incorrecta, o lo que fuera, avisame y edito enseguida además de disculparme por meter la pata xD
avatar
Aleksandr Kuznetsov



Mensajes Mensajes : 193
Monedas Monedas : 576

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Kusunoki Kazuma el Vie Abr 25, 2014 10:57 am

 ¨La música es un mar agitado de emociones,
 sentimientos, y pasiones, mezclada con  
        un aire de misterio y aventuras.¨


Por fin era sábado, aquel día donde no se apetece hacer absolutamente nada, no existían las interrupciones para asistir a clases y podría escuchar un poco de música, sin embargo existía una pequeña cosa, mi querido reproductor se encontraba descompuesto por culpa de un insolente muchacho. Aunque esta situación no se quedaría así, aquel castaño que conocí en el parque la semana pasada, me pagaría mi reproductor como sea. Al menos intentaría entretenerme viendo la televisión, mientras me encontraba de panza recostada en un cómodo peluche en forma de chango. -Aburrido……Aburrido…….Aburrido……… Mencionaba con leves bostezos mientras presionaba despacio los botones del control de la televisión. –Es que acaso no hay nada interesante en la televisión? Finalice presionando el botón de apagado, para solo recostarme, más en mi peluche.

Cerrando los ojos, trate de dormir un poco, sin embargo por un momento escuche sonar el teléfono de la casa, por pereza al levantarme a contestar, comencé a gritarle a mi hermana, para que fuese ella al llamado.  –Alizée! Contesta el teléfono... Exclamaba con los ojos cerrados en el peluche. –Alizée! que contestes maldición!! Finalice un tanto alterada para observar alrededor de la sala y mandar a mi hermana a contestar, sin embargo note a mi madre mientras sostenía el teléfono, un tanto ¿Preocupada? O tal vez sorprendida. –Ojala sea un mensaje de mi padre para regresarnos a Rusia….. Susurre al pasar para recostarme de nuevo e intentar dormir. De nuevo una suave voz alcanzaba escuchar y un tanto adormilada intentaba ignorar aquel llamado.

–Que………  Conteste hacia el llamado, era mi madre que pronuncio algo sobre un chico, salida, en la playa, en unos momentos. –Que!!!!!!!! Conteste exaltada y sin fijarme me caí del peluche donde me recargaba. –Pero de que se trata todo esto! Yo no iré con nadie, a ningún lado! Seguí exaltada hacia mi madre, que intentaba explicarme lo que sucedía. –Kuznetsov? No lo conozco.. Y por qué tendría que ir? Me detuve un momento para seguir escuchando a mi madre, y para variar no conocía del todo al chico, aunque ya lo había visto en aquellas cenas que se organizaban en el trabajo de papá. Desconocía todo sobre lo sucedido, y solo para distraerme lo dudaba mucho, aparte como él, le interesaba salir con una chica como yo, nada concordaba aquí.

 –Mmmmmm……. Está bien, está bien, iré……  Finalice levantándome del suelo, para dirigirme a mi habitación y prepararme.  Podría ser divertido o tal vez no, sin embargo aún desconfiaba de todo esto y más de aquel chico. Tome un bolso color azul cielo para introducir algunas cosas personales que me servirían para ir supuestamente a la playa. Como atuendo me coloque algo ligero ya que los rayos del sol se encontraban fuertes, con una falda corta en color rosa pastel y una ligera blusa blanca me dispuse a salir de mi habitación, sin olvidar unas botas cortas color carne al igual que mi preciada boina rosa que me puse después de recoger mi cabello largo.  –Claro distraerse.. Como no… Mencione al pasar con tono sarcástico, mientras salía de casa. Para ir a la playa debía tomar un camión sin embargo decidí solamente irme en taxi, aunque cobrara más, pero llegaría más rápido.

Aproximadamente paso media hora desde la partida de casa, me baje en la parada donde comienza el malecón, con bolsa en el hombro comencé a caminar tranquilamente. –Donde rayos esta ese sujeto? Murmuraba con irritación, mientras volteaba a todos lados buscando a Kuznetsov. Al final del camino y después de unos 10 minutos, observe a un chico sentado, pero la pregunta del millón, acaso era el chico?. Me acerque con tranquilidad mientras tocaba su hombro con el dedo índice.  –Dis…Disculpe……. Acaso usted es el joven Kuznetsov? Pregunte con tal inocencia y ternura, que casi me vomito.  Mientras tomaba mi boina y la tomaba entre mis manos fingiendo pena ante aquel joven. 
avatar
Kusunoki Kazuma
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 1106

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Aleksandr Kuznetsov el Miér Mayo 07, 2014 2:01 am

¿Eso era lo que llamaban karma o algo parecido? No, era demasiado fatalista pensar de esa manera, prefería pensar que era una lección que debía aprender. Cuidando de alguien más podía descubrir algo nuevo, aprender cosas, etc. Podía ser así, es la manera en la que él elegía ver la situación.  No tenía nada que perder, nada excepto tiempo. Eso era lo que más le molestaba y la razón fundamental por la cual tomó la decisión de percibir su labor de "niñero" como una especie de evolución personal. En fin, los minutos no paraban de correr a velocidad tortuga y la paciencia no era una de sus virtudes.

Se distrajo mirando el suelo con aire pensativo, reflexionando un poco sobre su vida, sus planes. Últimamente había perdido enfoque, haciendo a un lado la única razón que lo arrastró de Rusia a Francia; su hermano Novak. Lo había seguido un tiempo, aparentemente se le veía bien, en su cuerpo no se notaban rastros de una recaída, parecía llevar una vida algo agitada pero libre de adicciones. Entonces, ¿tenía razones para seguir vigilándolo? Ni una sola. A decir verdad, lo había pensado durante un tiempo,  ya no iba a seguirlo. Si quería asegurarse que realmente su hermano estaba en condiciones de seguir adelante, debía buscar otras fuentes de información. Y para eso iba a necesitar un poco de ayuda.

Mientras en su mente se producían diversos planes para solucionar el problema con su hermano, sintió que alguien tocaba su hombro. Dejando la pose de reflexión, dirigió su mirada en la dirección correcta descubriendo a una muchachita de cabello rosado, vestida con una falda del mismo color (aunque de un tono mucho más claro) y una blusa blanca. Eso fue todo lo que el castaño observó, si se quedaba en los detalles podía ser malinterpretado.

- No soy el joven Kuznetsov, estás mal informada - respondió en un principio con una expresión seria en su rostro, luego, y sin poder evitarlo, sonrió ligeramente - Me llamo Aleksandr - extendió su brazo hacia la jovencita para que pudiera estrechar su mano - Tu eres la hija del Coronel Belicoff, te estaba esperando hace rato. - agregó luego de su breve presentación.  

Miró a su alrededor, las personas que estaban allí disfrutaban del día realizando diversas actividades. Él no había planeado nada, ahora que lo pensaba...no tenía idea de qué debía hacer, no estaba seguro si la joven Belicoff se conformaría con una caminata alrededor de la playa, después de todo era una adolescente. Colocó una mano detrás de la cabeza, en la nuca, como si eso le fuera de ayuda para pensar algo rápido.

- ¿Tomas helado?- fue lo único que se le ocurrió, hacía calor así que estaba bien si le compraba un helado. A menos que no le gustara. Sí era así estaba en problemas, se quedaba sin opciones, no había comprado comida ni bebida, en ese aspecto se había descuidado. Por lo menos con esa propuesta ganaba tiempo, si se negaba a tomar helado, ya tendría otra idea en mente. O eso esperaba.
avatar
Aleksandr Kuznetsov



Mensajes Mensajes : 193
Monedas Monedas : 576

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Kusunoki Kazuma el Lun Mayo 26, 2014 11:38 pm

Cierto tiempo se realizaba una cena en los salones más exclusivos de Rusia, se realizaban ceremonias, en las cuales entregaban reconocimientos a las personas más destacadas en la armada. Como siempre la familia del coronel debía asistir y sus hijos debían comportarse lo más educados posible, siempre potando elegantes atuendos y que decir de sus hijas, todas unas princesas al momento de conversar con los conocidos de su padre. Kuznetsov me sonaba de alguna parte, aunque intentaba recordar de donde exactamente, no fue difícil darle tantas vueltas al asunto, en aquella ultima cena asistida, las señoritas Belicoff intentaban mantenerse juntas como unas adorables hermanas felices en tal cena, sin embargo no soportaban estar cercas una de la otra, al menos yo no soportaba, estar a un lado de Alizée. Al final de la cena, nos tocó presentarnos con la familia de un conocido de papá, y al parecer era su hijo de aquel señor, el cual me encontraría esta tarde.

Todo esto aún me provocaba desconfianza, como un chico de su edad, ya que era mayor que yo, si no mal recuerdo en aquella cena. Invitaría a una chica del coronel, a salir a dar un ligero paseo, como no, seguro planea algo. Después de encontrarlo intente llamar su atención, con un suave golpe en el hombro y esperando que fuera el sujeto.  Una vez llamando su atención, procedí a  preguntar si acaso era Kuznetsov, sin embargo una expresión seria recibí momentáneamente por parte del chico. – Claro…….Aleksandr. Mencione un tanto indiferente, seguido levante una ceja y lo observe de pies a cabeza, al parecer el tiempo no pasa en vano, se le podía observar diferente desde aquella noche, piel blanca sin exagerar, cabello castaño un tanto largo y aquella expresión seria que uno pensaría que es de cuidarse, aunque por el momento es lo que podía decir de él. –Elise Belicoff Me presente ante él, mientras estrechaba mi mano con la suya. –Debo agregar, que me debe disculpar por la tardanza, pero no tenía ganas de venir aquí, aparte como no estoy segura que desea secuestrarme? Exclame llevando mis manos al cabello para recogerlo y colocar la boina, una vez realizada la acción cruce los brazos observándolo seriamente y seguido continúe. –Desde cuando los hijos de los amigos de mi padre, aceptan llevar a dar un paseo a su hija?

-Que planeas Aleksandr? Exclame levantando un poco la voz, mientras apuntaba con el dedo índice su pecho. –Si buscas información sobre mi padre, te has equivocado de chica. Finalice dejando de tocar su pecho, para volver a cruzar los brazos. De un momento a otro Aleksandr volteo hacia los lados, como si buscara algo, me pareció aún más extraño, sin embargo si seguía averiguando el motivo del chico, bien parecería una paranoica.  Intentando seguir su mirada, no observaba alguna cosa extraña, solamente el ambiente que se apreciaba a nuestro alrededor. Personas caminando con entusiasmo por la arena de la playa, mientras que los niños corrían de un lugar a otro intentando ganar una especie de carrera, hasta los diferentes puestos de la zona. –Que? Hela…..helado? Exclame un tanto confusa hacia él. Después de todo, el paseo iba enserio. –Tienes suerte que me guste el helado, pero te vigilare. Continúe con los brazos cruzando y seguido hice un ademán con la mano. – En fin haz algo por la patria, y llévate mis cosas. Finalice entregándole mi bolso, y dándome media vuelta para dirigirme al puesto de helados. 
avatar
Kusunoki Kazuma
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 1106

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Aleksandr Kuznetsov el Jue Jun 19, 2014 1:39 am

Al parecer la pequeña Belicoff era bastante curiosa, algo que molestó ligeramente al castaño, detestaba esa ola de preguntas que no tenía ganas de responder aunque tuviera la respuesta. El joven ruso se cruzo de brazos y cerró los ojos, tratando de mantener la calma mientras la chiquilla no dejaba de hacer preguntas. ¿Secuestro? ¿Planes? ¿Información? Cielo santo, la mente de la joven pelirrosa estaba en un estado de alerta realmente exagerado y eso haría reír a cualquier muchacho pero a Aleksandr no le hacía nada de gracia que lo tomaran así a la ligera como un tipo cualquiera con ideas tan espantosas.

No respondió ni una sola pregunta de la jovencita hasta que la invitó a tomar un helado y ella aceptó. Solo al oír su exclamación pudo sonreír levemente ante aquella reacción. dejó caer los brazos y la miró a los ojos con seriedad, ocultando esa sonrisa ligeramente divertida para que la chica no pudiera ver que la situación realmente le parecía un tanto cómica. Se quedó mirando como ella extendía su brazo y le entregaba el bolso, como si fuera un botones o algo parecido. Inevitablemente el ruso alzó una ceja y la miró aún más serio.

- ... Si piensas que voy a cargar tus cosas, estás equivocada - le advirtió en tono severo mientras ignoraba el brazo que sostenía el bolso y se adelantaba unos pasos de ella. - Se supone que tengo que distraerte un rato, algo me dice que tus padres te quieren aquí por más tiempo de lo que esperabas. ¿No se te había ocurrido? - comentó fríamente sin mirarla mientras seguía avanzando.

Afortunadamente había un puesto de helados por allí cerca así que no tardaron demasiado en dar con el lugar. Aleksandr se acercó a la ventanilla y esperó a la jovencita Belicoff para pedir algo.

- Anda, pide algo...-ordenó dejándole el paso libre para que pudiera hablar con la persona encargada del carrito de helados. No agregó que el pagaría los helados porque sinceramente no le apetecía dar esa información, por como se había dirigido la muchacha hacia él. Esperó cruzado de brazos hasta que la chica terminase de hablar y luego él hizo su pedido, el helado más barato que había se lo eligió para él mismo. No era un fan de los helados, así que solo compró uno para acompañar a la jovencita.

Luego de eso permaneció en absoluto silencio, el día parecía pasar muy lento así que iba a ser largo y tedioso para el castaño. Pero en fin, no tenía nada mejor que hacer así que solo se limitaría a caminar y tomar el helado junto a la hija de Belicoff. Miró al cielo que estaba absolutamente despejado, el sol desplegaba sus rayos con fuerza, como si fuera un caluroso día de verano, pero él estaba algo cansado y aburrido, esperaba no tener que hacerle ningún otro favor a su padre, por lo menos no en un futuro cercano.
avatar
Aleksandr Kuznetsov



Mensajes Mensajes : 193
Monedas Monedas : 576

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Kusunoki Kazuma el Vie Jul 04, 2014 8:18 am

El día se encontraba tan hermoso y soleado para que la joven pelirosa estuviese realizando preguntas contra el joven castaño. Solo faltaba que lo tuviera en un cuarto de interrogación, apuntándole al rostro una lámpara con el nivel más alto de iluminación. Por razones que aun ella desconocía detestaba en lo más profundo de su ser, estar relacionada con asuntos familiares ya sea por una razón u otra. Siempre es preferible no preguntarle sobre su familia, por esa razón al saber que el chico es hijo de un amigo de su padre, comenzó a cuestionarse el asunto de la dichosa salida. Aunque por un momento pensó dejar a un lado ese asunto de ideas sistematizadas y aprovechar la pérdida de tiempo en la playa, de todas formas el clima se encontraba de buen humor. Una vez que sus preguntas fueron escuchadas por el oído ajeno, no recibió ninguna respuesta tanto positiva como negativa, el cual observo al joven con leve irritación. Aquella pignoración por parte de él, se le hizo un tanto grosero, pero quien era ella, para juzgar? Si la joven pelirosa debería morderse la lengua por sus actos.

Extendió sus pertenencias después de la invitación, sin embargo el chico se negó, ella las tomo de vuelta y luego lo observo con irritación, no le mosteaba el hecho que se negó a cargar sus pertenencias, lo que le irrita es cuando mencionan a su familia. –Bien, al parecer los caballeros no existen el cual es perdonable, pero es la primera y última vez que mencionas a mis padres en mi rostro-  Exclamó exaltada y seguido camino hacia la heladería. Esperando que un delicioso helado le hiciera olvidar de momento su enojo. Se acercó a la ventanilla para escoger un sabor de los escritos en el menú del lugar, y sin demorar ordeno un sabor simple como sencillo. –Uno de Fresa- Mencionó con tranquilidad, y una vez que se lo entregaron solo se retiró de la ventanilla. –Al menos debería decir gracias…- Mencionó volteando los ojos de mala manera y sin decir nada más caminó hacia una pequeña fuente que se encontraba cercas.

El recorrido por el malecón de la playa se podía apreciar un sinfín de esculturas, que representaban símbolos importantes de Francia. -Se mira apetecible….- Musitó una vez que se dirigió a la fuente y se recargo en ella, observando el helado procedió a lamer para que no comenzar a derretirse. El sol comenzaba a ponerse sofocante y al menos estar cercas de la playa podría recibir una brisa fresca. – ¿Y ahora qué?- Finalizó, pensando qué diablos realizaría el resto de la tarde.
avatar
Kusunoki Kazuma
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 1106

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Aleksandr Kuznetsov el Mar Jul 15, 2014 7:29 pm

Aleksandr había decidido ignorar los comentarios de la jovencita ya que, según él, la hija del coronel Belicoff tenía poco conocimiento sobre la cruda realidad del mundo en el que vivían, guardándose esto para sí mismo continuó caminando. Restó imoprtancia al pequeño escándalo que ella había armado cuando él comentó la razón por la cual ese día estaban juntos paseando por la playa. La pelirrosa parecía enfadada por el hecho de que el ruso hubiera mencionado a sus padres, pero a éste le importaba en lo más mínimo. Cuando llegaron a la heladería y la joven Belicoff hizo su pedido, el castaño frunció el ceño ligeramente cuando ella lo tomó rápidamente sin dar si quiera las gracias o tan solo un leve gesto que demostrara gratitud por la invitación.

Poco tiempo después, ambos se dirigieron a la una fuente cercana a la playa, allí se sentaron y permanecieron en silencio. El joven ruso se sentó a una distancia considerable de la pelirrosa. No quería estar cerca pues no tenía intenciones de nada, solo la estaba sacando a pasear tal y como su padre lo había ordenado.

Pronto terminó su helado y se cruzó de brazos esperando a la jovencita para que terminara el suyo. No estaba seguro de cuando finalizaría la misión que le había sido encomendada. No tenía idea como tratar a la impetuosa muchacha que debía tener más o menos la misma edad que su hermano menor Nikolai. Con él era mucho más fácil, a penas si se hablaban ya que sus personalidades comenzaron a chocar el día que el menor llegó a la pubertad. El cambio radical llegó a molestar a Aleksandr que por un tiempo llegó a ignorar a su propio hermano por más que compartieran el mismo techo. Hasta él último día de su estadía en la casa que compartían con su padre, se dieron un saludo como si fueran a verse a la mañana siguiente.

El castaño cerró los ojos esperando borrar sus recuerdos, así cuando decidiera abrirlos de nuevo, se encontraría en calma y sin ningún sentimiento de culpa o frustración. Miró de reojo a la pelirrosa y decidió acercarse un poco, probablemente guiado por los recuerdos del pasado.

- Te dejaré decidir la próxima actividad - dijo seriamente, sin mirarla a los ojos, le estaba dando permiso de elegir ya que él no tenía ni idea lo que habría allí para divertirse un rato y además...era una forma de disculparse, pues ahora reconocía que quizá se había pasado un poco al responderle así anteriormente, si ella se había exaltado de tal forma algo no debía andar bien y era su responsabilidad distraer a la joven con ese paseo que se suponía debía ser algo ameno y entretenido. Volvió a mirarla y esperó su respuesta con el rostro serio y una mirada que lo delataba sentimentalmente, expresando con ellos su más sincera disculpa.
avatar
Aleksandr Kuznetsov



Mensajes Mensajes : 193
Monedas Monedas : 576

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Kusunoki Kazuma el Lun Sep 01, 2014 10:42 am

Procedió a recargarse un momento en una fuente cercana, para comer su helado con tranquilidad aunque pensaba que debía hacer ya que el ambiente parecía tensarse un poco, por nada del mundo actuaria de una manera dulce y delicada ante aquel chico, aunque le colocaran una pistola en la cabeza, nunca antes había conocido un chico que respondiera ante tales acciones caprichosas, al menos quedaba escuchar un poco de música con su reproductor para que el tiempo pasara con rapidez y además que el castaño se aburriera y se fuera de una vez por todas, aunque frunció el ceño al recordar que Judai había dañado su reproductor.–Estúpido incidente..- Musitó con irritación mientras seguía degustando su helado. Por un momento volteo a ver a la gente que caminaba con tranquilidad entre el malecón, y solo se mantuvo en silencio no tenía nada que decir, además el joven no tenía nada más que mencionar, todo se volvía aburrido para la pelirosa.

-Mmm…..- Murmuró un momento mientras escuchaba al chico sobre elegir la próxima actividad, no tenía idea de que hacer en ese lugar, todo se volvía aburrido y tenso, continuó en silencio hasta que se le ocurriera que hacer o al menos mencionarle que su responsabilidad de niñero había terminado y que podía regresar a su casa. Pronto comenzó a llegar a la base del cono de galleta, y no podía negar que era delicioso, sin embargo algo inesperado sucedió, nunca se esperó ese golpe, aunque si sus hermanos vieran lo ocurrido caerían al suelo riendo a carcajadas o al menos le gritarían que se lo merecía por su insoportable actitud. Sin darle tiempo de detener o al menos esquivar, un balón de playa la golpeo en la cabeza haciendo que inmediatamente cayera de espaldas al agua de la fuente. Sus prendas quedaron completamente mojadas y su cabello cubría su rostro completamente, aunque su bolsa con sus pertenecías se salvaron de dicho accidente, al quedarse en el suelo. –¡¡Te voy a matar!!- Exclamó con tal furia, que buscaba con desesperación al responsable, el dueño del balón tendría que acercarse tarde o temprano y pobre del sujeto tendría que llamar a la ambulancia, no era muy fuerte Elise pero al menos podrías recibir un fuerte golpe por parte de ella.

-Daaahhh….- Intentó retirarse el agua de su rostro, aunque parecía limpia no sabía que cosas habían arrojado ahí antes, seguido retiro el cabello de su rostro y procedió a salir de la fuente empapada, el cual solo se observaba como el agua escurría de su cuerpo como de su ropa al suelo. Pronto un chico se acercó en busca del balón de playa, la pelirosa inmediatamente tomo el balón y pregunto si le pertenecía, el chico respondió positivo ante la pregunta, Elise con enojo comenzó a reclamar al chico sobre el accidente ocurrió aunque él tratara de disculparse, la pelirosa ignoraba tales palabras e inclusive comenzó a golpearlo en el pecho. – ¿Qué te pasa? ¿Acaso estas ciego? – Continuó con irritación, sin embargo todo ocurrió por un juego de volleyball. - Aleksandr la siguiente actividad será un partido de volleyball y darle una lección a este tipo.- Dijo segura de sí misma, mientras sujetaba su bolsa y seguido se retiraba su blusa mojada, no le daba pena alguna ya que debajo de su prenda traía una blusa de tirantes. Seguido siguió al chico dueño del balón para comenzar un sencillo juego.  
avatar
Kusunoki Kazuma
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 1106

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Aleksandr Kuznetsov el Jue Oct 09, 2014 7:32 am

Aleksandr planeaba que las cosas mejoraran a partir de entonces, tenía esa sensación extraña en su interior a partir del recuerdo de su hermano menor. ¿Cómo habían terminado todos tan separados? Su familia jamás estaría unida otra vez, la muerte de Ivana los había golpeado fuerte a todos, así que sus caminos se vieron bifurcados, divididos cada uno por su lado, buscando rellenar ese vacío provocado por la pérdida, esperando algun día encontrar algo parecido al hogar. Y ahí estaba él ahora, junta a esa jovencita temperamental, haciendo de niñero un rato para distraerla de la realidad. "Como si eso fuera posible..." pensó el castaño con un ligero toque de tristeza. Era imposible saber lo que pensaba la pelirosa sobre su situación, pero si su trabajo era distraerla, lo haría con tal de olvidar sus propios problemas y así intentar avanzar con su vida...

No se dio cuenta que en poco tiempo había hecho un pequeño progreso que por más insignificante le pareciera, era algo que en un futuro sería importante. Sin embargo, mientras estaba ensimismado en sus propios pensamientos a la espera de una respuesta de parte de ella, todo se vio súbitamente interrumpido por un balón de volleyball que cruzó como un meteorito e impactó sobre la pelirosa haciendo que esta cayera de espaldas sobre la fuente. Para cualquiera esa situación hubiera resultado bastante cómica y dificilmente se aguantaría la risa, pero Aleksandr se acercó ligeramente preocupado y con un semblante serio le tendió la mano a la joven Belicoff. Claro que estaba demasiado enfurecida como para notarlo e inmediatamente puso el grito en el cielo, amenazando al que había lanzado con tanta potencia aquel balón.

Él se hizo a un lado y buscó con la mirada al que había provocado semejante espectáculo, mientras la muchacha salía del agua que pareció evaporarse por el calor que emanaba a causa de su enfurecimiento. No hizo falta buscar demasiado, el dueño del balón corrió a recuperar lo que le pertenecía, se disculpaba y parecía realmente apenado, pero ya era demasiado tarde. Aleksandr iba a dejarlo pasar, y se llevaría a la joven lejos de allí, de regreso a su casa donde pudiera secarse y cambiarse. Eso significaba el fin de las actividades por ese día.

No alcanzó a decirle lo que pensaba al respecto, pues ella se adelantó y nombró la próxima actividad. La ingenuidad de Aleksandr ahora tenía un precio, por querer darle una oportunidad a la joven de sentirse cómoda en la ciudad, de hacer bien su trabajo distrayéndola, terminó atrapado en un juego de volleyball. No se atrevió a negarse, parecía algo importante para la muchacha y no iba a estropear las cosas ahora que parecía realmente motivada por algo. De esta manera, accedió asintiendo con la cabeza.

Así, cuando se dio cuenta, ya estaban sobre la arena frente a una red perfectamente colocada, él y Elise por un lado y el muchacho con otro joven más, por otro. Los del lado contrario se veían tranquilos, el que anteriormente había golpeado a la pelirosa con el balón parecía algo confundido, definitivamente no se esperaba algo como lo que estaba sucediendo, al igual que Aleksandr. Nadie lo hubiera imaginado, pero allí estaban y el partido no tardó en comenzar.

El castaño se mantenía al fondo, cubriendo ese sector por si la joven no llegaba a rematar. Quizá no era la mejor estrategia, pero la aptitud física de Aleksandr rendía para cualquier lugar, se sentía confiado en poder ganar y ayudar a Elise. Al iniciar, se dio cuenta que estaba un poco más animado, ya no se lamentaba por haber tomado la decisión de llevar de paseo a la joven Belicoff, pero sabía que aún así debía tratar con su temperamento, y eso dependía del resultado final del juego. Obviamente, debían ganar.
avatar
Aleksandr Kuznetsov



Mensajes Mensajes : 193
Monedas Monedas : 576

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Kusunoki Kazuma el Lun Nov 24, 2014 7:10 am

Deseaba ver sangre correr en la arena. El suceso en la fuente no quedaría así, para nada. Debía hacer algo, lo que fuese para que su enojo disminuyera, al menos que deseara ver el mundo arder, pero eso es imposible de realizar. Sin esperar queja o contradicción por parte del castaño, ella iba decidida a patear traseros en dicho juego de pelota. Entre sus manos cargaba el balón y el resto de sus pertenencias y una vez que piso la arena, se dirigió junto al joven causante del accidente a una posible red de volleyball solitaria. –Escoge a tu pareja, que yo ya poseo una.- Dijo entre ademanes de superioridad ante el ajeno. –Además no escogería a esos vagos para que estuviesen en mi equipo. De dos personas y basta con eso, para vencerte.- Señaló al chico mientras mostraba una sonrisa ladina. Antes de comenzar el juego, dejo sus pertenencias fuera de la línea que marcaba la cancha.

Inmediatamente se escuchó el silbido del inicio del partido. La joven Belicoff por ser la víctima, obtuvo la oportunidad del saque inicial, además no dejaría que el equipo contrario lo hiciera. A pesar de no ser de una estatura mayor a las personas presentes, interceptaba dicho balón en las ocasiones necesarias y entre pases hacia su compañero al igual que voleos por parte de ella, se ganaron su primer punto. Llegar a los veinticinco puntos puede ser difícil, pero para ella no existen los obstáculos. – Y eso te pasa por arrojarme el balón de la nada.- Volvió a señalar al dueño del balón. Seguro nunca se cansaría de repetir las mismas cosas, siempre es su especialidad. Poco a poco el juego llamaba la atención de otras personas que caminaban con tranquilidad por la playa. La pelirosa se concentraba más y gracias al apoyo del castaño, la tabla de puntuaciones aumentaba. –Me haces el favor de realizar los honores.- Mencionó con tranquilidad hacia su compañero para que terminara de una vez con el partido y así fue que el joven Kuznetsov anotara el último punto.

-Adiós vago.- Finalizó ante aquel sujeto, mientras sacaba la lengua en forma de burla y seguido se dirigió por sus pertenencias. ¿Feliz? Claro. Ahora había ganado un partido de balón en la playa, aunque fuese difícil para ella admitirte, también fue gracias al castaño. Volteó hacia los lados en busca de la próxima actividad, pero no encontraba ¨algo¨ que llamara su atención. Tal vez acercarse a la orilla del mar y al menos mojar sus pies con la cálida agua, puede ser divertido. Se acercó al chico y sujeto su brazo un momento. –¡Vamos, vamos a la orilla!- Mencionó mientras intentaba jalar su brazo hacia ese lugar. Aunque con la fuerza del ajeno, es casi imposible llevarlo hacia la orilla. Una vez que estuviesen en la orilla, la joven Belicoff soltó su brazo e inmediatamente procedió a sentarse en la arena. – Quién iba a pensar, que detrás de esa cara amargada, se encuentra un chico que es bueno en volleyball.- Dijo mientras se dejaba caer de espalda en la arena. –Fue bueno, mientras duro. – Finalizó llevando sus manos a la nuca y observaba un momento hacia el cielo que ya comenzaba a pintarse de tonos anaranjados por el atardecer.

avatar
Kusunoki Kazuma
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 1106

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Aleksandr Kuznetsov el Lun Dic 01, 2014 8:25 am

El juego de volleyball consiguió despejar por completo la mente del castaño, de hecho hasta se estaba divirtiendo. Su naturaleza era competitiva por excelencia, no necesitaba ningún objetivo más que el deseo de vencer para encender el juego. Y esta ocasión no era una excepción de ninguna manera. Así, cuando la joven pelirrosa dijo que le concedía los honores para rematar el partido su respuesta no fue más que una ligera sonrisa, cediendo al pedido de la chica sin perder ni un segundo cuando la oportunidad llegó a él.

Al final el partido se resolvió a favor de ambos, si es que había alguna duda, pero Aleksandr siempre supo que podrían ganar, con sus aptitudes físicas y el enojo de la muchachita, cada una con una motivación diferente, habían llevado las de ganar desde el principio ante el otro par de jovenes que no salían de un estado de confusión y ligero temor.

Dejaron atrás el triunfo, o más bien la venganza de parte de la hija del Coronel Belicoff, cuando ella lo tomó del brazo arrastrándolo hacia la orilla del mar. No se negó de ninguna manera, se dejó llevar pues en la mirada de la jovencita había algo que no percibió en el comienzo del día; parecía más entretenida, quizás después de todo aquel incidente había sido útil para distraerla.

Aleksandr se sentó junto a Elise, tratando de ocultar una sonrisa ante las palabras ajenas, de nuevo no le dio ninguna respuesta, pero en el fondo se alegraba de haber podido ayudarla, esa había sido su meta todo ese tiempo, aunque la tarea le había sido impuesta contra su voluntad,
las cosas no habían salido del todo mal si quería ver el lado bueno de las cosas.

-Bueno, para ser una chiquilla escandalosa tampoco estuviste mal en el juego - respondió luego de las últimas palabras de la chica, mirando hacia el horizonte, donde el mar se perdía a lo lejos entre el vaivén de las olas. Se quedó en silencio, ahora ya no tenían nada más por hacer, o por lo menos volvían al punto anterior, sin ninguna actividad para llevar a cabo. Sin embargo, repentinamente, Aleksandr se dio cuenta de algo; tal vez tenía que dejar que las cosas tomaran su propio curso. La última vez no había ido tan mal, bueno, no para él al menos, la jovencita había terminado empapada en una fuente de agua. Pero estaba claro que a causa de eso habían conseguido algo para hacer, aunque fuera una infantil venganza.

Sin nada más que hacer, sabiendo que ahora era libre de sus obligaciones, se quitó el calzado, lo hizo a un lado y procedió a ponerse de pie hasta arrimarse más al mar. Dobló la parte inferior de sus pantalones por debajo de la rodilla, con tal de que estos no se mojaran, y continuó caminando hasta que el agua cubrió hasta la zona indicada. Ahora podía relajarse.

- Cuando quieras que te lleve de vuelta a tu casa, avisame - le dijo repentinamente, girando su cabeza para observar de reojo a Elise que estaba recostada sobre la arena mirando hacia el cielo, se veía cansada y el sol comenzaba a bajar. - Lo digo para que no te pase nada en el camino, ya he visto tu suerte el día de hoy, así que...ya sabes. - se encogió de hombros, sin saber exactamente como finalizar la oración, le había tomado un poco de cariño a la jovencita en poco tiempo, en el momento que se dio cuenta su particular semejanza con su hermano más pequeño.
avatar
Aleksandr Kuznetsov



Mensajes Mensajes : 193
Monedas Monedas : 576

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Kusunoki Kazuma el Miér Dic 31, 2014 5:20 am

La joven Belicoff se sentía de maravilla, después de ganar aquel partido en la arena. Aunque no admitiría tan fácilmente que fue gracias al castaño. Antes muerta que agradecerle por completo al chico, aunque no podía negar que realizaba buenos pases y que decir del golpe final proporcionado hacia su victoria. Por su parte se encontraba satisfecha, pero seguro el chico que la golpeo con el balón le pareció absurda la situación. La pelirosa es demasiado competitiva y no se iba a quedar con los brazos cruzados, claro que no. Una vez que se acostó en la suave arena, menciono unas palabras al ajeno respecto al dominio del balón, no guardo respecto alguno hacia a él y más por las diferencias de edades. No le importaba en absoluto si fuese a molestarse o algo por el estilo. — Tss.. — Chasqueó la lengua ante el comentario ajeno. Aunque intento cerrar sus ojos para aprovechar la refrescante brisa del mar, optó por ver de reojo a Aleksandr.

— Oye Aleksandr. ¿No extrañas Rusia? — Inquirió tranquilamente, ya que había notado lo perdido que se encontraba el chico en sus pensamientos. Por su parte extrañaba su ciudad de origen, desde un principio le arrebataron su vida, sus amigos y todo aquello que disfrutaba de una manera u otra. Deseaba regresar pronto, pero todo dependía de las órdenes de su padre y sin olvidar la enfermedad de su tía, e inclusive ya se encontraba en proceso la compra de una casa en una de las mejores zonas de la ciudad. Eso se volvía un gran problema para ella, seguro se quedaran por un largo tiempo en la ciudad. — No me interesan las razones por las que viniste, solamente si extrañas aquellos días de invierno, las caminatas por la ciudad en primavera y esas cosas. — Levantó su ceja diestra esperando una respuesta, pero al parecer el chico la ignoró o al menos eso ella interpreto. Ya que el castaño se dirigió hacia la orilla del mar.  

— ¡Espérame! — Alzó la voz mientras se levantaba inmediatamente de la arena y procedía a seguir al chico. — Claro, Claro, ¡Niñero! Yo te aviso. — Escuchó el comentario y no pudo sacar la lengua infantilmente para burlarse del joven, mientras se encontraba a espaldas. — ¿Qué le sucede? No soy un bebé que se pierde fácilmente. Soy Elise Blicoff, los que me conocen deben temerme, yo pondré a quién sea en su lugar. — Cruzó los brazos viendo al chico de reojo y claro hablaba para sí. —Engreído. — Mencionó ante bufidos. Se acercó hasta el castaño y lo miró como si fuese una pequeña niña a punto de llorar. — Niñero tengo hambre. Vamos a comer. — Realizó un puchero como gesto. Después de jugar en la arena un rato, le abrió el apetito y claro, aquella nieve no fue suficiente para calmar su hambre, a decir verdad ni siquiera pudo disfrutarla, por el pequeño accidente en la fuente. Colocó sus manos en la cintura y levantando su ceja diestra, comenzó a buscar a los alrededores un puesto ambulante de comida. — ¡Espere! — Alzó la voz al momento de ver a un sujeto con un tipo de carro de ventas ambulante y sin decir nada más corrió hasta alcanzar al sujeto.

avatar
Kusunoki Kazuma
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 1106

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Aleksandr Kuznetsov el Jue Ene 29, 2015 8:57 am

El castaño había optado por ignorar la pregunta de la muchachita pelirosa. ¿Que si extrañaba Rusia? Pues, sí. Aunque sólo extrañaba su pasado allí, cuando su familia todavía no se había desmoronado. Extrañaba lo que alguna vez había sido su hogar. Era curioso pensar que Aleksandr estaba allí para hacerle olvidar todo lo que había dejado atrás en su país natal, y sin embargo a él mismo le resultaba tan difícil conseguir dicho objetivo.

¿Cómo olvidar cada estación? Sus manos extrañaban jugar en la nieve junto a sus hermanos, corriendo por el patio de la casa, riendo como si el futuro jamás pudiera alcanzarlos. No podía olvidar el olor de la sopa que hacía su madre y que Mijaíl tanto detestaba. Recordando todo esto, una sonrisa apareció fugazmente dibujando su rostro con la alegría de esos momentos que ahora eran parte de su pasado.

Las palabras ajenas no dejaban de hacer ruido en la cabeza del ruso mientras fijaba su mirada en un punto lejano, donde el mar y el cielo se perdían hasta parecer uno solo. El mundo para Aleksandr no era tan pequeño como algunas personas solían decir, todo lo contrario. Había una inmensa y terrorífica distancia  que separaba a unos de otros, y eso en parte siempre le provocaba una sensación de malestar.

A penas había oído las palabras que la pelirosa seguía lanzando hacia él, honestamente, se había distraído bastante entre recuerdos y pensamientos. Sin embargo, de lo que pudo oír, atrajo su atención el hecho de que la joven Belicoff se refería a él como "niñero". Simplemente no pudo evitar enarcar una ceja, volviendo su mirada directamente hacia la muchachita. Hasta le pareció escuchar otra palabra...¿Le había llamado engreído? Qué más daba, no podía saber con seguridad si había oído bien. O por lo menos le otorgaba el beneficio de la duda.

Pronto Elise se dirigió nuevamente hacia él, manifestando su necesidad de comer algo. Él no pudo negarse, pues a decir verdad también estaba un poco hambriento. Fue tras ella, caminando tranquilamente mientras la joven corría hacia el carro. Su energía parecía no agotarse nunca.

- ¿Ya pediste? - preguntó una vez que la alcanzó, notando que el vendedor buscaba algo de su carro y procedía a entregárselo a la joven. - ¿Cuánto es? - quiso saber Aleksandr, dirigiéndose al hombre del carro. Cuando obtuvo su respuesta no dudó en pagar y saludar al vendedor a modo de despedida. No pidió nada para él, a pesar de que sentía que su estómago pedía algo, mejor sería esperar hasta regresar a su vivienda. Además, Elise no había podido disfrutar su helado, con la nueva compra podía compensar la pérdida anterior. - Es una lástima que ese vendedor no tuviera solianka - comentó, más para sí mismo que para la muchacha. En ese momento deseaba esa sopa más que nada, aunque sabía que era imposible, porque sólo quería la que estaba en sus recuerdos, en su pasado y desafortunadamente nadie podía viajar atrás en el tiempo.
avatar
Aleksandr Kuznetsov



Mensajes Mensajes : 193
Monedas Monedas : 576

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Kusunoki Kazuma el Lun Mar 02, 2015 10:39 am

De una u otra forma, el joven castaño parecía divagar en sus pensamientos. No le importaba en absoluto las acciones ajenas, pero le parecía un tanto irritante, el hecho que el castaño estuviese muy distraído. Inclusive, le daba ganas de ir hacia él y tocar levemente su cabeza como si fuese una escena cómica de una caricatura y agregar al final. ¨Houston, tenemos un problema¨ Olvidando aquella situación de enamorado, se dirigió hacia el vendedor ambulante para al menos calmar su hambre. Entre sus productos lo único que llamo su atención para comer, fue un típico ¨Corn Dog¨ o una salchicha crujiente. Solo asintió con el cabeza, afirmando ante las preguntas ajenas. Aunque el castaño pagara lo consumido, no dejaba a un lado esa expresión de niño perdido.

—Gracias..— Dijo ante el vendedor que le entregaba su corn dog, y actos seguido camino junto al castaño. — ¿Solianka? Mi madre siempre cocinaba la sopa especialmente a mi hermano.— Mordió su bocadillo y continuó. — Aunque a mí no me gustaba que le agregara aceitunas negras. — Sacó la lengua momentáneamente, mostrando desagrado por ellas. No obstante, notó nuevamente que fue un tanto ignorada. — ¿Estás enamorado?— Inquirió, mientras aún continuaba comiendo. — Desde hace rato estas muy distraído. — Procedió a dar la última mordida de su bocadillo. — Sabes….. Yo también extraño Rusia…… Pero….. No puedo hacer nada. Solo quedan viejos recuerdos. — Entrelazó sus brazos hacia atrás, y a la altura de su espalda baja sujeto sus manos.

— ¿Y piensas regresar pronto? — Volvió a preguntar. No sabía la razón por la cual el castaño se encontraba en la ciudad. Pero al menos intentaría iniciar una conversación, ya que él se encontraba en otro mundo. Es una de las pocas cosas que suele hacer, pero no poseía otra opción. Nunca terminara de repetirlo, ella extraña Rusia como cualquier otra cosa. Visitar sus lugares favoritos, su vieja institución, entre otras cosas. Tal vez, sus hermanos se adaptaron pronto al cambio pero por su parte detestaba salir de la ciudad. Una cosa era ver que podía poseer a su merced en una ciudad completamente nueva y otra muy diferente a querer regresar a Rusia. —Mmm… Deberíamos ir a comprar los ingredientes para la Solianka.. Pero antes.. ¿Te gusta con carne o pescado? Aquí cercas hay tiendas donde podríamos comprar lo que se necesita. — Frunció los labios un momento.

—Anda, anda. — Comenzó a empujar por la espalda al castaño. — Aunque no quieras te voy a obligar. — Insistió para que por un momento olvidara lo que sea que estuviese recordando. Hasta parecía que ahora los papeles se hubiesen cambiado por completo. La pelirrosa dejaría a un lado aquella personalidad arrogante y ayudaría al joven Ruso. — Creo que es por acá. — Señaló hacia unas escaleras a lo lejos. Solo faltaba llegar a las tiendas, en el cual comprarían lo necesario para aquella sopa popular.
 
avatar
Kusunoki Kazuma
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 1106

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Aleksandr Kuznetsov el Mar Mar 31, 2015 11:07 pm

La muchacha iba junto a él pero, Aleksandr apenas notaba su presencia. Estaba demasiado perdido en sus pensamientos como para poner toda su atención en aquel paseo improvisado. No era su intención demostrar mala educación al ignorar las palabras ajenas, solo que su mente no paraba de trabajar. Durante todo el día había omitido algo importante, algo que ahora le preocupaba; las sospechas que había despertado su padre con aquella petición. ¿Y si había algo más que no le estaba diciendo? Aleksandr no era de especular pero ciertamente la información que había recibido estaba incompleta. Era una misión que debía cumplir a ciegas y eso lo dejaba confundido. Elise sabía tanto como él, era solo un paseo para acostumbrarse a la nueva ciudad. Pero, ¿eso era todo? Conociendo a su padre, Andrei, no podía ser así.

La voz de la pelirosa lo trajo de vuelta, con una pregunta inesperada seguida por una observación bastante acertada y un comentario por el cual no pudo evitar que una leve y minúscula sonrisa asomara en su rostro. Era una joven sincera y de buen corazón, Aleksandr podía percibirlo y comenzaba a agradarle su compañía. Ya no era "algo" de lo que debía encargarse. Tenía ciertos rasgos en su personalidad que le recordaban a su familia y a sí mismo.

- ¿Regresar? - repitió luego de unos segundos, imaginando su vida si decidiera regresar a su país de origen. La verdad, no tenía nada, ni una razón para volver. - No estoy seguro. El destino se hará cargo de eso. - respondió con calma, soltando un suspiro al final. Por más que apreciara a su familia, no podía regresar. No en ese momento de su vida.

Caminaron de nuevo en silencio, él con cierta nostalgia y un aire de soledad que nunca lo abandonaba. Sin embargo, se atrevió a mirar de reojo a la muchacha, por un leve instante la vio sumida en sus pensamientos y comprendió que no eran tan diferentes como creía en un principio. Pronto, volvió a oír su voz. Tenía una propuesta que tomó por sorpresa al castaño.

- Con carne, pero espera...- respondió a su pregunta pero luego iba a replicar, si bien le pareció una idea agradable dudaba que su bolsillo pudiera darse otro lujo. Si se daba el caso extraordinario de que pudiera permitirse la compra de los dichosos ingredientes, no iba a prepararlos en la playa. ¿En qué estaba pensando la pelirosa? Quizás le sorprendería nuevamente que ella conociera mejor la ciudad que él. No pudo protestar ni expresar sus pensamientos, la muchacha lo fue empujando por la espalda pero él se resistió unos momentos hasta que le pareció inútil. Ahora veía que la muchacha también era testaruda. Dejó escapar un suspiró de resignación y camino en la dirección que ella señalaba.

Fueron por las escaleras, abandonando la suave arena de la playa para dirigirse hacia la tienda, que afortunadamente no se encontraba lejos. Podía notarse en la forma de andar de Aleksandr que ya no estaba tan sumido en su propio mundo, pues con la nueva tarea encomendada tenía otras cosas de que preocuparse.

- ¿Y qué? ¿Compramos y ya? - preguntó una vez que llegaron al lugar. Cruzó la entrada y tomó un carro para ir colocando los ingredientes que se llevaría. - Más importante, ¿Quieres comprar todos los ingredientes aquí? -siguió con otra pregunta, necesitaba tener todo bajo control no se sentía cómodo con las cosas hechas de manera espontánea. La idea, después de todo, era de Elise así que ella tenía la obligación de aclarar todo.
avatar
Aleksandr Kuznetsov



Mensajes Mensajes : 193
Monedas Monedas : 576

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Kusunoki Kazuma el Sáb Abr 25, 2015 8:46 pm

No pudo evitar enarcar ambas cejas y quedarse estupefacta al escuchar al castaño. ¿En serio? Se notaba que aún no colocaba un pie en tierra. Incluso, bien podría burlarse en su cara con alguna frase u apodo y él no pondría objeción alguna, lo cual era bastante tentador intentarlo pero no era el momento. — Aleksandr, Aleksandr, Aleksandr…. — Levantó sus hombros restando importancia a lo sucedido y con un tono de voz bajo movía la cabeza en acto de negación. —¿El destino? ¿Acaso estas demente? Como si fuese ayudarte, el único que dirige tu vida eres tú. Al igual que la música que nació libre y se ha propuesto conquistar a todos. — Comentó apacible aunque de momento no deseaba que el susodicho notara ese modo sincero de expresarse.

De todas maneras el contrario no se percataría de su manifestación, se encontraba demasiado ido en sus pensamientos. — Blah, Blah, Blah. — Ignoró por completo la resistencia sobre la preparación del platillo ruso y si fuese posible, lo obligaría a comprar los ingredientes necesarios. Al menos ya tiene en cuenta que prefiere la carne en vez del pescado y no puede ser más que una sabia decisión. Una vez que la persistencia de la pelirosa funciono, ambos llegaron a una tienda cercana para iniciar las compras. — ¡Obvio! ¿Acaso piensas que lo hago por diversión? — Se indignó por un momento al escuchar tal comentario, por alguna razón lo llevó casi arrastrando a la tienda y por ende no se quedaría con los brazos cruzados.

No obstante, sus palabras fueron muy precipitadas. ¿Dónde cocinarían todo? No es que fuese a ir por leña y preparar todo en la arena de la playa. — Si es posible, compraremos todo en el lugar. — Comentó con tranquilidad al momento de ir a un estante y sujetar una lata de aceitunas negras, aunque de momento saco la lengua al ser desagradable el sabor para su persona. — Pero…. — Dejó caer la lata dentro del carro de compras y desviando sus orbes a un lado se preparaba para lo siguiente. Creo que la preparación será en otra ocasione, porque no tengo idea donde cocinaremos todo. — Con ceño fruncido procedió a cruzar los brazos inmediatamente, en la espera de cualquier comentario ajeno.  
 
—No creo que desees preparar todo en tu casa, al menos que te obligue ya que es tu responsabilidad cuidarme el día de hoy y por lo tanto al darte una orden debes corresponder. — Añadió mostrando una sonrisa autosuficiente. Sin decir nada más la joven Rusa continuo agregando todo que se ocupara en el carro de compras, aunque solo faltaba la carne. 

— ¿Crees que en la carnicería la carne sea de buena calidad? No queremos que la sopa tenga mal sabor. Igual no puedo culparlo, no es lo mismo comprar los ingredientes aquí, al igual que en Rusia. — Dijo un tanto resignada en el trascurso del pasillo de la tienda. Sin embargo, a las cercanías se encontraba la caja de pago lo cual hizo voltear hacia el castaño. — ¿O mejor compramos la carne en otra parte? ¿Qué opinas? — Sus acciones en ocasiones pueden ser un tanto indecisas. Primero dice que comprarían todo en la tienda y ahora cambia de parecer.
avatar
Kusunoki Kazuma
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 1106

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Aleksandr Kuznetsov el Miér Abr 29, 2015 9:14 am

Paseando de pasillo en pasillo por la tienda Aleksandr se encargó de ir mirando los precios, mientras la jovencita se encargaba de llenar el carro. Hacía cálculos mentalmente para adelantarse al doloroso hecho que acontecería al llegar a la caja, algunos productos eran de muy buena calidad y eso temía que le costara un poco más de lo que estaba acostumbrado a pagar por las tiendas que frecuentaba cerca de su hogar.  

- Mi casa no es el lugar apropiado- confesó con honestidad ante las palabras de Elise que contaban con la posibilidad de preparar la sopa allí.Realmente no creía que su vivienda estuviera disponible para visitas. No por el desorden, obviamente si algo podía destacarse del ruso era su obsesión con el orden, sino que el problema era el espacio ya que  contaba con una sala-cocina-comedor, aparte de un pequeño baño y su habitación. Su padre le había dado dinero la primera vez que llegó a Sweet Valley, una generosa cantidad para mantenerse el tiempo necesario pero teniendo en cuenta que gran parte de aquella suma se había ido las primeras semanas en el hotel donde se alojaba...lo poco que le restaba debía administrarlo con cuidado. Eso, sin contar algunas clases que había dado en la ciudad como Personal trainer, lo cual había aportado minimamente a su subsistencia. Dudaba mucho que la hija de Belicoff, con la personalidad tan peculiar que tenía, pudiera tolerar estar en un espacio tan reducido.

- Compraremos aquí - sentenció luego de oír las dudas de la pelirosa, no tenía razones para desconfiar de la calidad de aquella tienda, era cuestión de probar. - Son probabilidades con las que debemos lidiar, no conozco la calidad de este lugar como para juzgar si hay o no un mejor sitio para comprar la carne. - agregó para aclarar su respuesta anterior. No dijo más que eso, aunque en su mente rondaban más de mil palabras que podrían expresar su más sincera y más completa opinión al respecto.

Empujó el carro hasta la sección de carnes, caminando con calma y sin ningún apuro. Extrañamente, después de todo ese tiempo, encontró su mente en blanco y descubrió que después de todo aquella simple idea había conseguido despejar sus problemas por un rato. Claro, ahora tenía otra cosa por qué preocuparse y era esperar que la carne fuera buena sino tendría que aguantar el berrinche de la pelirosa culpándolo por aquella elección. Por esa razón, decidió mantenerse al margen a la hora de seleccionar, hasta ese momento había sido ella quien llenara el carro así que le dejaría la tarea una vez más. Él se quedó de pie, apoyando los brazos sobre la parte donde se sujetaba la jaula de cuatro ruedas a la espera del último ingrediente.

Una vez que la gran decisión fue tomada, el castaño emprendió el camino hacia la caja de pago. Había una tediosa y larga fila por la cual debían esperar un rato antes de poder efectuar sus compras. Aleksandr echó una mirada hacia adelante, esta vez deseando que las compras ajenas no fueran en gran cantidad así podían salir de la tienda aún acompañados por el sol.

- ¿Entonces? Tú dirás cuál es la siguiente parada - le dijo tras un extenso silencio de su parte, aquellos que conocían a Aleksandr sabían que no era para nada bueno con las conversaciones, pero los que no,  podían considerarlo descortés o quién sabe, las interpretaciones variaban según el tipo de persona que se cruzaba en su camino.
avatar
Aleksandr Kuznetsov



Mensajes Mensajes : 193
Monedas Monedas : 576

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Kusunoki Kazuma el Miér Jul 01, 2015 8:30 pm

Continuó con las compras junto al castaño, en ocasiones no mencionó palabra alguna y solo la falta de ruido, modificaba un tanto denso el lugar. Al menos, la típica música de ambiente solía romper el silencio entre los dos y sin olvidar que sólo de productos se podía conversar. Procuró revisar cada pasillo para seleccionar los mejores productos para la sopa, aun así, no le importaba en absoluto la cantidad a pagar. Aleksandr era el encargado a su cuidado, por lo tanto, debía cumplir todos sus caprichos durante el resto de la tarde. — Obviamente en mi casa menos. — Respondió un tanto hostil hacia el contrario. No imaginaba llevar al chico a casa para preparar una sopa, sonaba demasiado ridículo y conociendo a su familia, mucho más.

—No importa, tal vez, exista otra opción. — Añadió mientras continuaba recorriendo el pasillo. Una vez llegando a la zona deseada, verificó los paquetes de carne con cuidado. No seleccionaría un tipo de carne errónea. — Bien, Bien, pero será problema tuyo. — Respondió al continuar revisando la calidad de la carne entre los paquetes mostrados en un congelador. Por una parte poseía razón acerca de la calidad, al menos tenía un punto por aquella opinión, pero Elise no lo comentaría al respecto. Al finalizar con las compras se dirigieron hacia la caja, lo cual fue un momento frustrante para su persona, tendría que esperar hasta que fuese su tuno y para colmo, sentía que la responsable de la caja era un caracol parlante.
 
—Tarda demasiado…— Cruzó sus brazos con irritación y al pasar de los minutos, su turno había llegado con satisfacción. Lo positivo del caso, fue que no armará un drama por la lentitud de la fila presentada. Después de que fuese pagado los objetos, la siguiente cuestión hizo cavilar un momento a la joven. No sabía exactamente qué lugar seleccionar para la siguiente aventura, no es cómo si tuviese una hoja, con los lugares que esperan ser visitados por ambos.  — No lo sé. Mmmhh…  Deberíamos ir a la pequeña feria cercas del muelle. Suena divertido, además quiero un algodón de azúcar. — Expuso como si fuese una orden que debía cumplir al pie de la letra. Y sin esperar una respuesta ajena, sujetó las bolsas de plástico con los objetos comprados y los entregó inmediatamente al ruso.

Ahora él debía seguirla con las bolsas con dichos productos.
— No se encuentra muy lejos, así que debes apresurarte antes que se termine todo bocadillo y espero que aún tengas dinero en tu cartera. — Realizaba un suave ademán mientras amenazaba sus próximos caprichos infantiles. Sin embargo, no tardaron demasiado en llegar a la entrada de la feria, apreciándose el ambiente alegre y colorido por todos los rincones.  — ¡Oh mira! Ahí venden algodón de azúcar. — Exclamó mientras señalaba a lo lejos a un hombre mayor con dichos algodones coloridos. Por lo tanto, se adelantó para ordenar uno.

avatar
Kusunoki Kazuma
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 1106

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Aleksandr Kuznetsov el Mar Jul 28, 2015 10:34 am

No llegaron a ningún acuerdo sobre el lugar donde podrían cocinar la sopa, el castaño comenzaba a pensar que la compra había sido en vano y seguramente terminaría por dejarle las cosas. La fila para realizar el pago fue disminuyendo, con lentitud, pero al fin y al cabo pudo comprar todo lo que habían seleccionado previamente. Al finalizar la compra y ante la nueva propuesta de la pelirrosa, el ruso solo pudo girar los ojos, aprovechando que la joven no miraba, el día se estaba haciendo más largo de lo que hubiera deseado.

-De acuerdo – accedió en voz baja, y con poco entusiasmo vale agregar. Las ferias no eran algo que le fascinaran precisamente. - Niñero y ahora también cajero automático...– murmuró entre dientes. Con suerte sobreviviría el resto de la semana si seguía gastando el dinero de esa forma. No le preocupaba demasiado, pero agradecía que solo fuera en esa ocasión.

La observó mientras se adelantaba a pedir un algodón de azúcar, él la siguió más despacio cargando las bolsas de las compras, y no tenía intención de apresurarse. Si quería el algodón de azúcar iba a esperarlo, cultivar un poco la paciencia. Además él era el que pagaba. Sí o sí lo tenía que esperar.

Ligeramente divertido con la idea de molestar un poco a la demandante joven, Aleksandr se encontró avanzando lentamente hasta llegar a la ubicación ajena. Cuando lo hizo le tendió una de las bolsas con un brillo en la mirada.

-Sostén la bolsa – le ordenó para luego buscar en su bolsillo la billetera con el dinero. Al instante palideció. No estaba en su lugar. Y él no era así de descuidado como para perderla. Quizás la había olvidado, o quién sabe. Lo más seguro era que la hubiera dejado en el sitio donde habían realizado las compras. Pero, ¿Y si no? Su rostro dejó ver la preocupación y la confusión que experimentó ante aquella idea, pues no solo llevaba dinero sino también si identificación. - Dejé mi billetera en el supermercado – se atrevió finalmente a decir en voz alta, a riesgo de convertirse en el hazme reír de la muchacha. Estaba tan avergonzado por admitir que había dejado algo tan importante, que evitó mirar a Elise hasta que volvió a dirigirle la palabra – Espera aquí que voy a buscarla. No te muevas y cuida las bolsas – volvió a darle una orden, pero esta vez no estaba jugando. Lo único que le faltaba era que además de la billetera se le perdiera la joven a su cuidado. Eso sin dudas lo dañaría y mancharía su perfecto historial de responsabilidad.

Afortunadamente el lugar no estaba lejos así que salió corriendo, con la esperanza de llegar y encontrar a tiempo lo que le pertenecía. Dejó a la muchacha en el puesto, no sin antes dedicarle una mirada de advertencia y tomó el camino hacia el supermercado. Al llegar al sitio mencionado se dirigió a la caja donde había realizado el pago, donde preguntó a la cajera que con una sonrisa compasiva le dijo que lo que buscaba no estaba allí.

Aleksandr salió de allí desilusionado, cabizbajo, esas cosas no le sucedían a menudo pero cuando lo hacían lo pasaba realmente mal pues estaba desacostumbrado a perder el control sobre las cosas. Tomó el camino de regreso, listo para darle las malas noticias a Elise. Aunque exactamente no sabía  cómo explicar su error, y solo una pregunta ocupaba su mente, ¿Qué más podía hacer? No tenía muchas opciones...
avatar
Aleksandr Kuznetsov



Mensajes Mensajes : 193
Monedas Monedas : 576

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Kusunoki Kazuma el Dom Sep 06, 2015 7:06 pm

Espera impaciente la llegada del castaño, cruza los brazos y apoya un poco su cuerpo en el talón diestro, ahora con la punta de su pie, inicia suaves golpes en el suelo, que poco a poco se van intensificando con la irritación de su persona. Sólo desea disfrutar una colorida golosina como todo niño, y su capricho se haría cumplir, además sólo se trataba del principio, ya que más adelante mostraría al ajeno una lista infinita de sus antojos en dicho parque de diversiones. Es una lástima que no se percató de ello antes, así no tuviese la molestia de gastar demasiado dinero en un supermercado, pero Elise no sentiría ni la más mínima culpa, la responsabilidad fue impuesto y como tal, debía ser cumplida y con ello, llevar consigo una gran cantidad de dinero.

Sus orbes giran hacia a un lado mostrándose más irritable de lo normal, pareciera que Aleksandr deseara sacar su lado colérico, Incluso pensó ir detrás de él y comenzar a empujar desde su espalda para que pudiese caminar con más rapidez, hasta su abuelo llegaba más rápido a una zona que el joven castaño. Sin embargo optó por esperar, no fue fácil pero lo hizo. — Ashhh…. — Proferir un sonido de molestia fue lo primero a destacar mientras que el joven entregaba la respectiva bolsa de compra.  Aunque lo gracioso fue sostener la bolsa e inmediatamente sentir la fuerza de gravedad por completo.

La base de la bolsa toca la superficie del suelo inmediatamente, y Elise se da permiso de examinar el interior, ahora hubiese deseado no seleccionar tantos objetos para la sopa. Observa hacia el interior y seguido su vista se enfoca en la ajena, ahora una desgracia se apoderaba. Se mantiene en silencio un momento y por ende, señala al joven de idiota. No es posible que olvidara o incluso perdiera algo tan valioso como lo es una billetera. Ahora sus ilusiones de exprimir todo su dinero se iba completamente a la basura. — ¿Qué esperas? ¡Ve! — Expone como si fuese una orden. Una vez que el joven salió disparado del lugar procede a voltear a los lados, no es posible que ella se mantenga en medio de las personas como una vil idiota.

Busca una banca cercana y por ende, se dirige casi arrastrando ambas bolsas al lugar. Un largo suspiro deja escapar de su boca después de tomar asiento, así que espera que no tardara mucho, ya que la paciencia no es infinita. Poco a poco desliza su cuerpo hacia abajo gracias al respaldo de la banca en son de aburrimiento. — ¿Y ahora qué? — Inquirió al percatarse que el ruso regresaba y con un semblante nada bueno. Y al menos suponía que no había conseguido lo deseado. — No es como si fueses a caminar hasta en medio del camino, y empieces a bailar para conseguir dinero. — Comienza a reír por tal escena imaginada.          

   
avatar
Kusunoki Kazuma
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 270
Monedas Monedas : 1106

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Tema Cerrado el Dom Dic 06, 2015 3:44 pm

Tema cerrado
Se ha procedido a cerrar este tema por inactividad y/o pérdida de rango de uno o más participantes.

►Si quiere abrir el tema por inactividad debe ir a petición de reapertura de temas.

►Si quiere recuperar el rango debe pedirlo en petición de recuperación de rango
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1647
Monedas Monedas : 19329

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Bodyguard or Babysitter? {Priv. Elise B.}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.