Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Excursión a la montaña con Leo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Axiel Suarez el Dom Abr 06, 2014 11:32 pm

Estaba aburrido, hoy era uno de esos días en que Leonardo, se obsesionaba con hacer ejercicio, y el sabia la razón, era esa temporada en que sus padres prometían pasar tiempo con el y al final se sumergían de lleno en su trabajo, apenas en la mañana su madre le había dejado una nota diciéndole a su amigo que la habían mandado de emergencia a dar un seguimiento a Picardia, así que se había ido muy de madrugada, y su padre comenzaba su turno desde las cinco, por lo que cuando Leonardo y Axiel bajaron a desayunar a las siete, ninguno de los padres de su amigo estaban, Axiel pudo ver esa decepción en su rostro, seguido de esto el otro desapareció otra vez escaleras arriba, él no hizo nada, se dio la vuelta y regreso a la cocina comenzando a preparar el desayuno, al ser fin de semana, no tendría mucho que hacer, pasados cinco minutos escucho los pasos bajando por la escalera, el estaba sirviendo un omelette de espinacas, queso y cebolla en un plato y lo dejo en la barra, comenzando a preparar otro con jamón, serrano y queso, noto de reojo como el otro se sentaba y se ponía a comer en silencio con mucha desesperación pidiéndole jugo agitando su vaso con demanda, suspiro negando con suavidad, y le sonrió como siempre
-Lo que gustes-
Dio la vuelta a su omelette, bajo la flama a lo mas bajo, dio la vuelta y saco el jugo de naranja del refrigerador sirviéndole al otro en el vaso, dejo la jarra en la barra desayunadora y se fue a revisar su desayuno, lo sirvió y se sentó frente al otro por el lado de la cocina en el banquillo, comían en silencio, mirando que su amigo se había cambiado de ropa, estaba en pants y camisa sin mangas, rodo los ojos suspirando
“Yehiiii, hoy será día de ejercicio”
Pensó con sarcasmo sin decir nada continuando con el desayuna mas incomodo desde que habían llegado, esto no acabaría bien para el, grande fue su sorpresa cuando el otro dejo los cubierto  por fin, en un plato completamente vacío, se puso en pie apurando el jugo y lo dejo con un sonido de cristal, dio un pequeño bote sobre el banquillo mirando con los ojos abiertos y el tenedor entre los labios, como el otro salía sin decir nada por la puerta de entrada, parpadeo algo asustado, hoy parecía mas molesto que de costumbre por lo que pasaba con sus padres, al respirar pudo percatarse que había estado conteniendo la respiración todo ese tiempo.
Tras haber terminado su omelette se sirvió un vaso con leche mirando la bebida de soya de Leonardo en el proceso poniendo cara de fuchi, negó, ¿Cómo podía beber su amigo eso?, era como tomar caldo de frijoles solo que blanco, encogió los hombres, claro que si pensaba la leche sonaría peor dicha desde ese lenguaje, suero bovino procesado, rio con fuerza, la cual hizo eco en las paredes de la casa, que mas daba estaba solo, se apuro la leche y lavo los platos, los padres de su amigo y su propio amigo eran unos obsesivos de la limpieza, por eso le asusto tanto que Leo se fuera dejando sus platos en la barra, el no hacia eso a menos que estuviera muy cabreado, o muy ausente en sus pensamientos.
Acomodo todo en su lugar, tras un rato, escucho la puerta volverse a abrir y Leonardo entro sudado, con una cara de relajación total, menos mal no lo había arrastrado a correr con el, pero un escalofrió le recorrió la espalda hasta llegar a su nuca erizándole los cabellos de la misma al ver esa sonrisa maligna aparecer en los labios del otro nada mas verle a el, eso no presagiaba nada bueno, el otro subió rápido las escaleras y Axiel pudo escuchar el agua de la regadera, suspiro y busco donde esconderse, no quería seguirlo en otro de sus entrenamientos suicidas, hoy quería leer todo el día su nueva saga de novelas de la torre oscura , solo consiguió los tres primeros pero sabia valdrían la pena, y no planeaba pasarla al sol, bañado en sudor, eso si que no, miro en rededor buscando donde ocultarse, nada, suspiro, cuando su tiempo de oportunidad se redujo al escuchar la puerta del baño abrirse otra vez y escucho los pasos del otro en el pasillo de las habitaciones.
Se sentó con resignación a esperar lo inevitable, llegaría lo que esperaba tarde o temprano, mejor no oponer resistencia, se escucho mucha algarabía arriba, el otro traía un vaivén que le hizo empezar a sudar frio, nada, nada bueno podría augurar tanto ruido, de pronto los pasos rápidos y el centelleo de algo apunto de matarlo al venir directo a su cabeza le hizo meter las manos y atrapar una pesada mochila que termino por golpearlo en el rostro y sin dejarle respirar, empujo rápido y respiro asustado poniendo ojos de cachorro asustado, en busca de llenar sus pulmones, miro como el otro le reclamaba su debilidad y falta de fuerza, y sintió como le jalaba para ponerlo de pie, azotándole la mochila de nueva cuenta en el estomago, la sostuvo y se la llevo tras la espalda, entendía muy a medias la perorata ajena, escucho montañismo, y pasar la noche a la intemperie y fue cuando su rostro se palideció y la sangre bajo a sus pies, dándole la apariencia de un muerto viviente, negó asustado el no haría semejante cosa, pero al ver ese brillo decidido en la mirada ajena, suspiro dejando caer su cabeza sobre los hombros
-Como sea, acabemos con esto-
Dijo mirando al otro por fin esbozando una ligera sonrisa de resignación.


Última edición por Axiel Suarez el Vie Abr 25, 2014 7:32 pm, editado 1 vez
avatar
Axiel Suarez
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 50
Monedas Monedas : 2494

Volver arriba Ir abajo

Re: Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Leonardo Bouffard el Jue Abr 17, 2014 9:20 pm

“Días tras día, promesa tras promesa siempre es igual, no hay variantes en esto, ellos nunca van a cumplir su palabra de un día de familia” – Pensaba el con gran coraje mientras comía su omelette, hecho por su amigo, quien parecía acostumbrado a fingir que nada sucedía, cada vez que la cabeza le daba vueltas a Leo.
“Bueno y ¿qué importa? Después de todo, ellos se van para salvarle la vida a alguien que seguro tendrá su propio dia familiar. Si eso hacen regalan un dia mas para disfrutar a cada persona, sin conseguir disfrutar sus propias vidas” – seguía pensando mientras se dirigía a la puerta de la misma forma que haría un robot con una rutina pre-programada y que acaba de cancelar la actividad actual (Cancelar-Desayuno, Nueva orden lista).  No había actividad mas refrescante que salir a perderse en su mente mientras su cuero continua en movimiento.
Después de cerrar la puerta comenzó a trotar, luego a correr, pasando por calles y avenidas, sin ver a dónde se dirigía, corría sin rumbo alguno y sin mirar a su alrededor, solo seguía el camino hacia el frente, esquivando personas, autos, bicicletas y demás obstáculos que se entrometieran en su camino. Era su forma de sentirse en libertad, en algún momento sube una colina y llega a un área con árboles y personas haciendo un día de campo, casi se golpea con uno de los árboles, por ir observando a la familia que constaba de un padre amoroso, una madre atenta y una feliz niñita, que accidentalmente derramaba el jugo que llevaba bebiendo debido a un ligero tropiezo con una raíz inesperada, a pesar de que el árbol le había sacado abruptamente de su mundo perfecto dentro de su cabeza, siguió corriendo sin perder de vita la hermosa escena de un buen fin de semana en familia.
“Si tan solo pudiera tener la suerte de esa mocosa, mi familia es… no es mi familia, es de esas personas que se enferman a diario y no pueden mantenerse sanos… por excepción de Axiel el siempre esta ahí, es mi familia mas cercana, y yo soy la suya… ¡un momento!, lo llevare a acampar y pasaremos un día emocionante, habrá mucho por hacer, seguro le encantara el aire fresco y cocinar sobre una fogata, es perfecto, no puedo esperar a arrastrarlo hacia la sima de un risco en rapel, o pasar un rio nadando a contra-corriente.” – Pensaba el mientras corría alrededor de la escena familiar que le había dado la idea perfecta.
Llego rápida mente a casa, después de golpear accidentalmente a un joven en bicicleta del cual ni se percató de su existencia, planeando que debía llevar en su mochila especial que había comprado por su enorme tamaño. Al  entrar vio a su amigo y no pudo evitar imaginarlo vestido con la ropa de excursión, con una gorra verde y una vara en la mano, pensando además en la adrenalina que un buen paseo puede liberar. Este pensamiento le dibujo una sonrisa en el rostro sin que el se diera cuenta. Subió inmediatamente a buscar las cosas que debían llevar, corría de un lado a otro, encontró todo lo que según el podría ocupar y además empaco la mochila de su compañero con todo lo que pensó el podría ocupar. Bajo de nuevo a contarle los planes pero  la emoción le sobrepasaba, por lo que prácticamente gritaba y parecía aturdir a buen amigo. Realmente en ningún momento paso por su cabeza que tal vez Axiel tuviera otros planes o que quizá no quisiera ir, simplemente el tenía que hacerlo y así fue, como siempre su amigo accedió.
Fueron a buscar las bicicletas, la de Leo llevaba un carrito pegado por si Axiel se resistía a hacer ejercicio de nuevo. Le quito dicho carrito y subió las bicicletas en el auto de su madre quien se había ido en taxi al aeropuerto por lo que dejo su auto a disposición de los chicos.
Viajaron al sur de Francia en busca de aquellas montañas alpinas de las que tanto había leído Leo durante el viaje en avión desde México. Si justo ahí era a donde el deseaba ir sin lugar a dudas.
avatar
Leonardo Bouffard
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 33
Monedas Monedas : 2164

Volver arriba Ir abajo

Re: Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Axiel Suarez el Miér Abr 23, 2014 9:06 pm

Estaba condenado, eso lo sabía desde que tenía seis años y ese infernal balón había azotado su rostro dejándole una horrenda marca hexagonal color rojo, nunca pensó que de toda esa experiencia le quedara como regalo, semejante amigo, sabía que su relación era extraña, ambos eran muy tercos, ambos detestaban que les contradijeran y por sobre todo odiaban recibir órdenes, la diferencia era que Axiel no lo hacía notorio, Leo sí, siempre, Leonardo era como una fuerza de la naturaleza, llegaba azotaba, destruía y se marchaba, él era como los brujos de las tribus indígenas, solo tenía que convocar a su tempestad favorita y esta destruiría todo por él, en su caso esa tempestad era Leo.

Hoy decidía dejar que la tempestad le arrastrara como un huracán hacia el mero centro del mismo, ¿Por qué?, eso es fácil, porque es el lugar más seguro cuando este se desata, y ahí estaba mirando con aburrimiento por la ventana mientras de fondo se podía escuchar una de las canciones favoritas de Leo, “Molinos de viento” de la banda Mago de Oz, suspiro por enésima vez al ver las cordilleras acercarse cada vez más incrementando su imponente tamaño

” ¿Y este demente espera que suba los Alpes?..¿Está loco?, no subo ni las escaleras de los centros comerciales y quiere que suba una montaña, ¿En qué rayos está pensando?”

Miro de reojo a Leonardo sin apartar su rostro de la ventana, sabía que el otro estaba concentrado mirando la carretera, en silencio le vio tararear mientras manejaba, era los pocos momentos en que Axiel se permitía contemplarlo descaradamente, cuando el otro no sabía que le veía, o al menos eso creía Axiel, al menos hoy no hay otras cien personas mirando a su amigo, como le reventaba el hígado que todas esas niñas tontas gimotearan, suspiraran y gritaran por el otro, peor aún en su presencia, era ridículo, sentía ganas de convertirse en genocida, ¿o seria en misógino?, no, misógino no, eso no podía ser, ya que no las odiaba, solo quería hacerlas desaparecer para que dejaran de babear el suelo que su amigo pisaba, además también había ocurrido con algunos hombres que hacían lo mismo, y prácticamente les había quitado del camino con pequeños “accidentes”.

Así era Axiel, silencioso, a simple vista adorable, pero completamente peligroso y si se lo proponía también letal, tas unas dos horas de estarse achatando el trasero en el asiento del auto, llegaron a las cabañas de registro de campistas para entrar a la conserva natural de las montañas, no hubo estacionado apenas Leonardo el auto cuando el salto por la puerta cual corcho de sidra, se puso a dar saltitos para poder sentir las piernas y se encamino en leves trotes a la cajuela del coche, ojala el día pudiera trascurrir más aprisa y escapar del sol del medio día que comenzaba a quemarle la piel del cuello y calentar la tela de su playera por la espalda.
avatar
Axiel Suarez
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 50
Monedas Monedas : 2494

Volver arriba Ir abajo

Re: Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Leonardo Bouffard el Jue Mayo 01, 2014 6:43 pm

-¡Listo!, Axiel vamos a armar la tienda en este lugar -, dice Leo señalando un lugar en el mapa, sin permitirle ver bien a su amigo, y continuo –No esta tan lejos ni tan alto, nos tomara unas 2 o 3 horas llegar hasta ahí, así que cuando despertemos mañana seguiremos escalando-

A veces le resultaba increíble a Leo lo lento que su amigo podía caminar después de una hora completa de ejercicio, por lo que siempre lleva una especie de asiento con ruedas, para arrastrarlo cuando no quiere caminar, solo que esta vez no lo hecho, y con el se pensamiento Leo sabía que estaba obligado a descansar lo necesario para su siempre cansado amigo, cada cierto tiempo para evitar el impulso de cargar a Axiel  o arrastrarlo. Todo esto estaba en su cabeza mientras miraba a su amigo descargar sus cosas.
-Vamos, nos espera un gran día –

Salieron del estacionamiento y empezó su caminata, no les tomo mucho tiempo llegar al sendero que los llevaría al circo glacial de Dalmazzi, ambos caminan silenciosamente, exceptuando cuando Leo o Axiel ven algo que les parece lindo o extraño y lo comentan al otro. No es muy normal que Leo salga a expediciones por la tarde ya que siempre se trata de aprovechar la mayor parte del día  en el ejercicio, pero el alpinismo en estas montañas nevadas era realmente nuevo para el, y estaba demasiado emocionado, no solo por la nueva experiencia sino también por pasar su día en “familia”, ya había decidido que Axial era su única familia cercana.

Llegan hasta un rio que deben cruzar por medio de un puente, Leo iba por delante, ya que Axiel se encontraba caminando ya algo lento, cuando accidentalmente  Axiel resbala al pisar algo hielo un tanto derretido, justo al lado del rio a un paso antes de llegar al puente. Apenas comenzaba el viaje y un accidente así con el frio que hacía era lo menos conveniente que podría pasar para que fuera un buen día. Al resbalar Axiel grita y logra llamar la atención de Leo justo a tiempo,  Leo ve a su amigo al borde del rio, tan cerca de esas aguas heladas, y casi le da un infarto al pensar que caería al rio, su amigo logra evitar caer al agua, pero cae sobre su brazo izquierdo y se lo lastima un poco. Leo corre asía el como una manada de antílopes asustados.

-¿Estas bien?, ¿te rompiste algo?, ¿te duele algo?, ¿necesitas un doctor?, si necesitas primeros auxilios traje el botiquín, dime ¿que te duele? – le dijo a Axiel como si  lo arrollara con las preguntas mientras le revisaba si se le había roto algo, no era normal que leo se preocupara tanto por una caída tan simple como esta, siempre esperaba Leo que su amigo aguantara mas, pero el accidente lo pesco en un momento sentimental dentro de sus pensamientos, en el que Leo quería protegerlo de cualquier cosa que pudiese dañar a querido y débil amigo.
Su amigo le asegura estar bien aunque un poco adolorido del brazo y pierna izquierdos. Leo lo mira a los ojos con una expresión de alivio apenas salido de la preocupación, cuando impulsivamente lo abraza apretujándolo, - ¡Estaba tan preocupado! No vuelvas a hacer eso, realmente me asustaste, so se que aria si te perdiera- Esto lo dice sin soltar a su amigo, quien cambio su cara de “estoy siendo asfixiado” por una de sorpresa, Leo no acostumbraba ser tan exagerado ni tan cariñoso, pero el no sabia que su amigo estaba realmente muy sentimental en aquel viaje.
avatar
Leonardo Bouffard
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 33
Monedas Monedas : 2164

Volver arriba Ir abajo

Re: Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Axiel Suarez el Vie Mayo 02, 2014 10:36 pm

Axiel suspiro caminando en silencio tras Leonardo, sus pasos comenzaron a hacerse mas lentos transcurridos el primer par de kilómetros, de donde sacaba Leonardo que lograría subir tanto, podía ver la espalda del otro, la enorme mochila que cargaba su compañero le era exagerada, y cargar el una similar comenzaba a ralentizar su andar, tenia que admitirlo el aire ahí era estupendo, pero jamás seria una buena mula de carga, y proponérselo ahora era pensar utópicamente.

Estaban cerca de un puente, claro que el casi rubio estaba muy delante de él, estaba con la mirada fija en aquella enorme mochila, y tras hacer un intento de alcanzarlo, dio un mal paso y resbalo, trato de aferrarse al caer, pero azoto cual saco de patatas sobre su costado izquierdo, cerro los ojos al sentir el frio impacto, era doloroso, y rezo con pánico en su cabeza por no terminar rodando los escasos centímetros que le separaban del agua helada, cuando abrió sus ojos ya tenia a Leonardo escrutando cada centímetro de el, arrojando en una verborrea de preguntas, el solo balbucía, que estaba bien, verlo tan preocupado por su persona era poco normal, sintió el fuerte abrazo y quedo en estado de shock, no sabia que hacer, tratando de hacer mas ligero el ambiente puso gesto de asfixia, pero oírle decir aquello le sorprendió, sus mejillas se sonrojaron enormemente y sus manos por fin se aferraron al poco espacio de los hombros de Leo que podía tocar, escondiendo el rostro en su cuello, para que no viera que estaba muy rojo

-Estoy bien, solo…solo dame un momento-

Recargo su frente contra la tersa piel del cuello de sus amigo y suspiro con suavidad, esto estaba mal, y el lo sabia, no podía hacerle eso a su amigo, por lo que por fin lo soltó parándose lo mas rápido que pudo, se sacudió mirando el piso con algo de resignación y aire de tristeza, pasara lo que pasara, siempre debía ser su amigo fiel, no traicionarle con ideas tontas, suspiro una vez mas levantando el rostro con una sonrisa dulce y hermosa

-Bien, estoy listo, vámonos o no llegaremos, ¿ne?-

Le tendió la mano para que dejara de estar arrodillado viéndole con esos ojos tan verdes, tan hermosos, y que le veían con ese brillo extraño que salía a relucir muy pocas veces, y si era honesto le hacia sentirse incomodo, nunca había visto que viera a nadie mas así, y solo pasaba cuando a el se le ocurría hacerle esas burradas a Leo, lo había visto molesto, si, pero esos ojos no eran de molestia, y en estos momentos que no sabia que significaba esa mirada solo quería que dejara de verle tan fijamente, para logar su objetivo de que dejara de mirarle, le metió un leve golpe en la pierna con el costado de su botín

-Anda ya, dame la mano y deja de verme así-

No pudo evitar desviar levemente la mirada para ocultar ese leve tono rosa que quería formarse en su cara.
avatar
Axiel Suarez
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 50
Monedas Monedas : 2494

Volver arriba Ir abajo

Re: Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Leonardo Bouffard el Sáb Mayo 03, 2014 8:57 am

Volvió a el esa sensación de tranquilidad al escuchar las palabras “Estoy bien” de la boca de su amigo, había tanta paz estando en los brazos de su amigo, era un sentimiento de comodidad realmente grato. Cuando Axiel se levanta y lo mira con esa sonrisa que solo el podía hacer, Leo queda completamente hipnotizado, inmóvil e indefenso, realmente no podía dejar de mirarlo, siquiera escucho las palabras que de aquellos labios salieron, como es costumbre cuando Leo se concentra en algo, el resto del mundo para el queda en silencio o desaparece.

En este caso Leo volvió a la normalidad por un golpecito en su pierna, pero, el aun deseaba ver el rostro de su apenado acompañante, al verlo girar levemente su rostro hacia otro lado se levanta con rapidez, y se acerca a el, tomándole cuidadosamente el mentón como si de algo muy frágil se tátara, le regresando suavemente el rostro de Axiel hacia el.
Leo contemplo el rostro de su amigo levemente sonrojado durante varios segundos, lucia tan tierno y dulce, el no quería dejar de verlo, en esa mirada oculta tras las lentillas de color violeta, el se sentía en su hogar, ese chico era su familia y la única persona tan cercano a el, “Realmente no quiero perderlo”, ellos estaban tan cerca el uno del otro, por lo que Leo simplemente tomo la mano de su amigo y dijo:

-Tienes razón, debemos continuar, pero esta vez te cuidaré de cerca-

Así continuaron avanzando tomados de la mano por la vereda, Leo se concentró en cuidar a Axiel lo mas que pudo, noto como su amigo se veía avergonzado desde que tomo su rostro, por lo que trato de hacerle sentir mas cómodo sacándole platica de cualquier cosa sin sentido, pero seguía tomándole la mano para guiarlo por el camino. Este gesto le provocaba un sentimiento de felicidad muy extraño en su interior algo que no había sentido antes, era algo especial.
avatar
Leonardo Bouffard
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 33
Monedas Monedas : 2164

Volver arriba Ir abajo

Re: Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Axiel Suarez el Sáb Mayo 03, 2014 11:59 pm

Era tan extraño, tenerle tan cerca y saber que no debía hacer nada, respirar su aliento y solo poder sentirse mas incomodo por ese cosquilleo que bajaba por su garganta asta su pecho, descendiendo hasta su estomago y de este a su entre pierna y eso, eso era horrorosamente placentero e incomodo, en formas que el otro no se imaginaba, cuando por fin emprendieron el camino, no estaba prestando atención a nada de lo que el otro decía, estaba buscando la manera de escabullir su mano de la calidez ajena, estaba demasiado alterado, y eso era mucho para su hormonal persona, caminar el trayecto estaba resultando demasiado difícil para el, no por el hecho de que no pudiera, sino porque su cabeza estaba mas ocupada en decirle que esto era demasiado placentero y excitante como para que su cuerpo lo ignorara, de pronto encontró la escusa perfecta para escaquearse del otro, se soltó hincándose en el piso para abrochar una cinta que jamás se soltó, pero necesitaba respirar.

Y con eso se refería a poder respirar aire que no tuviera ese aroma tan característico del otro, porque si seguían con estas, tendría una tienda de campaña haciendo controversia en sus pantaloncillos y eso no era bueno para ninguno de los dos, estando hincado en el suelo cerro los ojos y concentro su rostro en las cintas, mientras fingía abrocharlas, respiro hondo un par de veces y se puso en pie por fin caminando de una vez ganándole terreno al otro, necesitaba distancia del cuerpo ajeno si no quería cometer alguna estupidez, eso no era razonable, en mas de un sentido Axiel estaba a escasos milímetros de romper y llegar a muchos de sus limites humanos y entrar a sus márgenes tántricos y Karmicos, eso era tortura hasta para Buda, a veces se preguntaba si Leo tenia idea de las reacciones que causaba en su persona, o si era tan lerdo como para no notarlo, en cualquiera de los casos estaba jugando con el de un modo cruel, si no lo sabia resultaba un idiota ciego, y si lo sabia era un idiota abusivo por no ser mas compasivo con un cuerpo al que la carne le flaqueé, si Axiel no era un santo, menos un mártir, lo de virgen si, pero lo demás no.

A todo esto de caminar y divagar, los pensamientos de Axiel le llevaron a preguntarse por que nunca trato de perder su virginidad, el era hombre, no era como si tuviera que guardarse para alguien especial, y aun así lo hacia, claro que a este paso, tendría que buscar a alguien mas o morir virgen, mártir y santo, por que no se imaginaba algo diferente.

Se sorprendido de notar que había logrado mantenerse delante de Leonardo, durante el trayecto y que estaban ya llegando al sitio de a campaje, giro el rostro para ver a Leonardo y se volvió a sonrojar, demonios por eso odiaba acompañarlo a sus ejercicios.

¿Por qué siempre luce tan putamente sexy? Un día no tendré voluntad y entonces si me dará una paliza por traicionar su confianza, jodida suerte”

Suspiro al entrar a la zona plana y dejo caer su mochila y el se dejo ir de sentón al suelo, estaba agotado y hasta ahora se daba permiso de sentirlo, le palpitaban las pantorrillas con un calor intenso y las piernas parecían temblarle a pesar de estar tirado al suelo, miro al otro acercarse y decidió no verle, y es que la brisa y su propio sudor habían terminado por pegarle la camisa el torso y era demasiada sugerencia para su ya despierta mente sucia, por lo que contemplo sus botines como si fueran lo mas interesante del mundo.
avatar
Axiel Suarez
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 50
Monedas Monedas : 2494

Volver arriba Ir abajo

Re: Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Leonardo Bouffard el Jue Mayo 08, 2014 4:06 pm

Leo que parecía ignorar el disgustó de su amigo, de repente se sorprendió por el empeño que este por ir a la delantera, le pareció divertido observarlo en silencio desde atrás, viendo como un principiante pero con buenos instintos caminaba por terreno desconocido para el, ya casi llegando al lugar donde pasarían la noche, se detuvo un momento a contemplar el paisaje, para luego notar que su amigo lo miraba, Leo solo le sonrió, y alcanzó a notar un tenue cambio de color de Axiel de rojo cansancio a rojo, como si sintiera algo de vergüenza, Leo pensó que debía ser el cansancio.

Leo vio a Axiel desplomarse en el suelo, segur estaba agotado, pero aun quedaba mucho por hacer, debían juntar leña o algo que les ayudara para prender fuego y así poder hacer la cena, además de levantar la casa de campaña, en fin habían unas cuantas cosas necesarias que hacer antes de sentarse a descansar, pero seguro había tiempo para un momento de paz.
Leo se acercó a su amigo y se sentó a su lado, para contemplar el bello entorno que les rodeaba y que aun era alcanzado por la luz.

-Axiel te pierdes el paisaje- le dice dándole un codazo leve en un costado – Levanta la mirada, se que estas cansado pero aun hay que cenar, antes de dormir, traje algunas cosas no se que se te antoje, escoge algo y lo hacemos o haces - Se levanta y revuelve el cabello del otro. Despues de sacudirse la tierra, saca de su mochila una lona que en ese instante clava al suelo, ahí es donde se pone la casa de campaña, pero no piensa ponerla en ese mismo momento, por que decide que es prioridad ir por leña antes de que anochezca.

-Iré por algo para encender, ¿vienes conmigo o te quedas a cuidar las cosas?- Axiel prefirió quedarse con las cosas y a descansar recostado en la lona del suelo.
Leo vacío su mochila para poderla cargar de leña y se fue a caminar por el bosque pensativo, aun le atormentaba que sus padres le hayan abandonado en su día familiar, cuando diviso a lo lejos el camino que habían recorrido el y su amigo, no pudo evitar sonreír al recordar el rostro sonrojado de su amigo después de que el lo había abrazado. Termino de llenar la mochila cuando vio a lo lejos un tronco de buen tamaño, se veía seco y algo viejo, era perfecto para el fuego, lo recogio y lo llevo cargando hasta el campamento.

Al llegar al campamento deja caer el tronco y con una de las ramitas que le salían se rasguña una mano era algo leve, asi que continuo con el proceso de hacer la fogata, prende el fuego y ya era momento de colocar el tronco mayor, al ir por el se lastima de nuevo y esta vez si sangra los suficiente como para creer necesitar los primeros auxilios, acomodo el tronco para luego lavarse y desinfectarse, mientras el iba por los primeros auxilios vio a Axiel recostado de lado, dándole la espalda a Leo, no era de extrañarse que Leo no lo haya notado donde estaba su amigo desde que volvió de la leña ya que cuando este se concentra en un objetivo el resto de las cosas desaparecen y no reaparecen ante sus ojos hasta que algo no lo distraiga o se llegara a su cometido, en este caso la meta era encender la fogata.
Axiel parecía dormir sobre la lona usando su mochila de almohada, Leo lo contemplo por unos momentos y un puñado de ideas raras pero tiernas y cálidas a la vez pasaron por su mente. “oh pero que cosas mas extrañas pasan por mi cabeza, este clima debe estarme afectando mucho, pero Axiel luce tan cómodo ahí, debería despertarlo” – seguido de esto se acerca lenta y silenciosamente a Axiel, se arrodilla con cuidado de no despertarlo, la idea era agitarlo un poco para despertarlo asi que Leo se coloca ensima de el y apenas iba a tomarlo de los brazos para zarandearlo, cuando descubre que Axiel no estaba dormido, pero como había dejado de escuchar a Leo hacer sus cosas, se voltio a ver donde había quedado, y en eso Leo se desequilibra y esta vez si queda completamente ensima de su amig, en una posición algo comprometedora.

-Ya encendí el fuego, ¿vienes a ayudar con la cena?- Le dice sonriendo como si la posición en la que ambos se encontraban fuera de lo mas normal y nadie estuviese siendo invadiendo el espacio personal del otro.
avatar
Leonardo Bouffard
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 33
Monedas Monedas : 2164

Volver arriba Ir abajo

Re: Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Axiel Suarez el Jue Mayo 08, 2014 8:22 pm

Acompañarlo habría sido un error, por lo que se quedo tendido en la lona, escuchando como se desaparecía por entre la escasa espesura para buscar la leña, escucho un montón de pasos ir y venir, estaba tratando de ignorar a su amigo al menos en lo que conseguía calmarse, se encogió sobre si mismo recostándose de costado de espaldas al bosque. Escucho tras unos momentos el comienzo del crepitante fuego y de pronto ya no escucho nada, cerró fuerte los ojos y espero que el otro se marchara pero no fue así.

“Pero porque rayos viene para aca”

Se iba a girar para que se diera cuenta que estaba despierto y no necesitaba venir a levantarle, pero Leonardo había caminado tan sigiloso como siempre que se lo proponía que no se dio cuenta que ya lo tenia encima, y bingo, ahora estaban de cara al otro con un espacio personal de no mas de tres centímetros.

Se quedo mirándole a los ojos y enarco una ceja con obvia molestia, zafo uno de sus brazos, para se exactos el derecho del encierro que ejercía el otro entre su cuerpo y el piso, dejando a Axiel arrinconado en medio, una vez conseguido esto estampo su mano en la cara del otro, y lo empujo lejos de si, no lo quería cerca, que no lo notaba, no podía soportar tenerle cerca y el otro viene y se le tira encima, que clase de fortuna jodida era esa, acaso la diosa afrodita y su hija Hestia tenían ganas de jugarle una mala pasada, porque a el no le estaba haciendo gracia.

-Si, si ya quítate, muévete, apártate, déjame levantar-

Sabia que estaba siendo algo brusco pero sus nervios estaban muy alterados por sus propias necesidades físicas, de pronto noto una mancha oscura en la lona y tomo rápido la mano del otro viendo la cortadura, y entre las cosas esparcidas en la lona vislumbro el botiquín, con eso logro distraer sus hormonas, la sangre tiene una jerarquía mayor que las fantasías sexuales, así que una descarto a la otra por arte de CTRL+Z y nuevo comando.

Tomo la mano del otro entre las suyas extendiéndola con suavidad, acerco el botiquín y vertió un chorrito de agua oxigenada, dejando que esta hiciera espuma para poder limpiar la sangre, limpio con un algodón dando leves golpecitos, después limpio con otro algodón que tenia alcohol para desinfectas, soplo con suavidad al ver la expresión de dolor en el otro al sentir ardor en su herida, puso un poco de bamitol en la herida, después la cubrió con una gasa y beso la palma de la mano por sobre la gasa, le sonrio a Leonardo con un aire inocente e infantil y prosiguió a vendarla, una vez termino su tare le señalo que se quedara sentado mientras el se puso en pie sacudiéndose

-Listo, ten mas cuidado tonto, ahora ya que tu hiciste todo, yo te lo compensare haciendo la cena, ¿te parece bien una ensalada y un lonche de pavo y queso?-

Pregunto antes de ponerse a hacer la comida, sabia que Leo era algo estricto con su comida, y siempre quería comidas saludables, Axiel por el contrario amaba toda la comida, y sentía cierto desprecio por la lechuga, un particular odio nacido de las temporadas dietéticas de su madre, que le obligaba a llenar sus antojos y hambre con ensaladas, ya que siempre seria mas saludable que otra cosa, sonrio con suavidad, desde que había aprendido a cocinarse comía lo que a el le gustaba, y siempre terminaba separando platillos, ya que Leo era igual de saludable que su madre.
avatar
Axiel Suarez
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 50
Monedas Monedas : 2494

Volver arriba Ir abajo

Re: Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Leonardo Bouffard el Mar Mayo 13, 2014 5:10 am

“Cierto, olvide por completo mi herida, espero no haber manchado la lona mucho”, Piensa Leo mientras permite que su amigo le cure y vende sus heridas. Al final de ese vendaje hubo algo que no pudo dejar de pensar, Axiel acercó su rostro a su mano herida y le dio un suave beso por encima de las vendas, Leo sintió como todo se detuvo, por un instante, pudo sentir la sangre recorrer todo su cuerpo, también esa extraña pero a la vez agradable sensación de electricidad que recorre desde el estomago a su pecho, muchos le llaman mariposas, su mente divago perdida en las nubes y cuando volvió a caer en la tierra, ya había recibido la orden de sentarse y esperar la cena.

El no tuvo mas remedio que obedecer a su amigo, el su compañero de toda la vida, era su única debilidad, - claro lo que quieras estará bien-, respondió. Pero el no podía dejar de pensar en ese toque tan magnifico que acababa de suceder, se preguntaba si eso había sentido atraves del vendaje, que se sentiría entonces si no hubiera nada que lo obstaculizará, si ambas piles se tocaran, y ¿qué si fuera boca con boca?. Esto le rondaba pro la cabeza, pero no estaba seguro de si era lo correcto.

De alguna forma logra hacer que Axiel le permita armar la casa de campaña, era una nueva de esas que tienen integrados colchones inflables en su interior, pro lo que se distrajo pensando en las instrucciones, la estructura no el fue difícil pero en la parte interior algo no salió del todo bien y no lograba inflar dichos colchones, y es que no encontraba es aparte en el manual, sin querer poncho uno, tratando de sujetar firme la boquilla para clavar la aguja con la que se inyecta el aire, aparentemente apretó y jalo demás dicha boquilla y la arranco de su lugar, eso definitivamente era un accidente no parchable, tomo la decisión de que Axiel y el dormirían dentro de sus bolsas de dormir por lo que no se preocupó de tratar de inflar el otro colchón.

Regreso de nueva cuenta con Axiel a esperar la cena y cuando al fin su amigo termina de cocinar perfectamente el pollo, se dispuso a comer primero su ensalada, siempre las verduras y cosas verdes deben ir primero antes de la comida fuerte, de bebida solo toma agua ya que no debe consumir tanta azúcar antes de dormir.

Leo no es de los que usen tantos condimentos en su comida, pero sabe que Axiel si por lo que llevo distintos tipos de condimentos en presentaciones muy pequeñas para complacer a su amigo. Toma la minibotella de mostaza y la mira fijamente por algunos segundos – ¿Crees que la Mostaza este hecha solo con grano de mostaza o que le pongan algo mas para darle espesor y textura? -
avatar
Leonardo Bouffard
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 33
Monedas Monedas : 2164

Volver arriba Ir abajo

Re: Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Axiel Suarez el Mar Mayo 13, 2014 5:32 pm

Estaba concentrado en buscar en la mochila que le habían cargado a él, encontró el sartén y una especie de hornilla que se ponía sobre la fogata para no quemar las ollas y lo puso todo en orden para poder cocinar, empezó por dejar que el sartén se calentara para poder cocinar el pavo, seria sencillo si lo dejaba a vapor unos momentos, era pavo ahumado, pre cocido, por lo que no tardaría mas de 15 minutos, en lo que eso estaba listo, comenzó por sacar de una hielera que el otro cargo en su mochila una bolsa de ensalada mixta, y solo le agrego tomate, pepino, mas zanahoria y listo, el no planeaba comer eso, por lo que solo hizo una porción, viendo con su odio acostumbrado toda esa lechuga.

Reviso rápido el pavo, aun le faltaba, por lo que saco el pan y para su desgracia ocupaba mas lechuga, ¿Cómo era que las personas podían comer tanta de esa cosa verde?, escucho como el otro empezaba con su idea obsesiva por armar la tienda, sabia que si no lo dejaba lo escucharía como un niño pequeño que pregunta si ya han llegado, lo tendría insistiendo cada dos o tres minutos, por lo que decidió agitar su mano en aceptación como diciendo “Si, si, ve, haz lo que quieres y cállate, estoy ocupado”.

Termino la preparación de la cena de Leo y se la tendió pues el otro ya había terminado de acomodar la tienda, enarco una ceja al ver la boquilla de uno de los colchones en el suelo al lado de su compañero, negó con la cabeza y comenzó a preparar su lonche, el lo quería solo con mayonesa, aguacate, queso y pavo, por lo que no tardo mucho se sentó enfrente del otro en el suelo con las piernas en posición de loto, sonrió con suavidad al escuchar la pregunta del otro.

Si el conocía esas respuesta, le dio una mordida a su lonche, enarcando una ceja, y masticando con tranquilidad, saco de la hielera un te negro con jugo de durazno, y le dio un trago tras pasarse lo que masticaba.

-Bueno, por lo que se, si le ponen una espesante, y además del amarillo pálido que obtienen del grano de mostaza blanca, le agregan algunos colorantes, ¿Pero a que viene semejante pregunta boba?, yo me preocuparía mas por la harina de grillo que le ponen a tu yogurt natural para hacerlo blanco que de los granos de mostaza-

Sonrió con un aire de malicia y siguió comiendo, sabia que Leonardo adoraba el yogurt natural, y lo que había dicho no era una mentira, podía investigarlo si quería, cuando el había descubierto eso, había escupido el vaso de leche que estaba tomando aquel día, para estallar en carcajadas, se había prometido que lo guardaría para una ocasión especial, en que el otro quisiera darle consejos sobre lo que comía.

Noto como su amigo empezaba a atragantarse con la ensalada, terminando con la cara manchada de aderezo, de ese que le hacia preparar cada fin de semana, una vinagreta de vino tinto y ajo, que parecía ser de sus favoritos, rio por lo bajo y se acerco al otro estirando su mano a la cara de sus amigo y con el pulgar limpio la comisura de la boca contraria. Se llevo el pulgar a la boca y lambio el aderezo, sintiendo el sabor acido y dulce de este. Sonrió y se acerco al rostro de su amigo levanto su mano y acaricio su cabello, besando su mejilla, se separa enderezándose.

-Eres como un bebe, aprende a comer, siempre te atragantas y terminas todo sucio de la cara, terminare por comprarte un babero-

Rio y se encogió de hombros sacándole la lengua mientras le guiñaba un ojo; decidió después de esto terminar con su lonche, esa era otra de las cosas en que se diferenciaban, era cierto que Axiel adoraba la comida chatarra, pero comía poco, esto era por que las dietas de su madre y tanta maldita lechuga habían terminado por encogerle el estomago, comía todo el día, si, pero en pocas cantidades, y Leo no, Leo comía cinco veces al día, dos de ellas eran un tentempié, de frutas o botanas naturales, o barras nutritivas y las otras tres eran mucha comida, la mayoría de ellas frutas o verduras y una ración equilibradamente grande de proteínas y carbohidratos, por ende ninguno de los dos era gordo, además con el ejercicio que hacia Leonardo, era de esperarse que tuviese que comer tanto, el por otro lado era medianamente sedentario, se negaba a hacer ejercicio de la misma manera que su amigo, odiaba el sudor, y detestaba el sol sobre su nuca a media tarde, aunque el sol era menos fuerte, aun así le picaba y le daba calor, era estúpido a si ver hacer esas cosas, pero nunca…JAMAS, se lo diría a Leo, solo seguiría resistiéndose a semejantes entrenamientos.

Por otro lado a pesar de todos los por menores de la excursión de ese día, se había divertido de estar solo todo un día con su amigo sin que nadie estuviera ahí para hacerle sentir que debía estar cuidando a Leonardo, era ridículo que el otro no notase como se lo comían con la mirada, y el terminaba teniendo que espantar moscas, y resultaba mas ridícula que el otro lo mosqueara a el, cuando creía que hablaba con alguna de sus muchas fans para coquetear con ella, cuando en realidad las corría para que dejaran a Leo en paz, era demasiado lento para notarlo, pero bueno así lo que…nop, eso no, agito la cabeza, y se dio cuenta que se había perdido en sus divagaciones otra vez, y que incluso había logrado acabar de comer sin darse cuenta, por lo que levanto la mirada, para buscar la de su amigo.
avatar
Axiel Suarez
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 50
Monedas Monedas : 2494

Volver arriba Ir abajo

Re: Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Leonardo Bouffard el Dom Jun 01, 2014 9:41 am

Al escuchar la escalofriante respuesta de Axiel intenta responderle –No importa, igual es la carne mas saludable- pero casi se pasa la lechuga sin masticar, acto seguido a esto pierde nuevamente el aliento, debido a la acción de su amigo.

Por un momento todo se puso cálido, el tiempo se detuvo o tal vez solo iba mucho mas lento, todos lo sonido de ensordecieron, los olores se diluyeron, su mente se llenó de nada, no podía hacer conexión  con ningún pensamiento, sintió de nuevo esas cosquillas eléctrica que le recorrían todo el cuerpo, de punta a punta. Su cuerpo estaba completamente estremecido, algo pedía más.

No era la primera vez que recibía un beso en la mejilla de los labios de su amigo, claro que por bromas, juego, apuestas, pero esta vez había algo diferente, podría ser el aire fresco de la montaña o lo romántico de ese hermoso cielo estrellado o tal vez fue la sorpresa de la acción o quizás fue que estaba completamente sentimental aun, pero algo había diferente en esta situación y Leo no podía descifrar que era.

Esa sonrisa tan tierna, tan pura, tan magnifica sonrisa, era lo que comenzó a llenar su mente antes de reaccionar al mundo real, vagamente escucho las palabras que de esa boca tan abrumadora salieron, no pudo responder nada, se había quedado sin palabras, se limitó a observarlo terminar de comer, el ya no podía comer solo pensaba en una cosa. ¿Acaso había algo mas en su amigo que el anteriormente no había notado?, ¿se trataba todo eso de un sentimiento?,  ¿si era un sentimiento de cual se trataba?, ¿qué sentía el ahora?, ¿sería que también Axiel lo sentía?.  “¿Axiel qué piensa?”, Leo lo observo tratando de leer su mente, y averiguar si Axiel también estaba perturbado, pero era obvio que no eso no le había afectado.

Ve como agito la cabeza su amigo, estaban sentados en sus rodillas solo sobre la tierra y en algún momento Leo se dejó llevar por sus pensamientos y se levantó aun estando de rodillas, como para caminar de esa forma solo se levantó un poco, sin pensarlo se acercó a él haciendo su comida a un lado, y a la vez que Axiel levanto la mirada, Leo le tomo del rostro para inclinar lo hacia el, y finalmente en un impulso inesperado, junto sus labios con los de su amigo, entonces cerro los ojos mientras lo sostuvo de la cintura con la otra mano, para apretarlo y acercarlo a el.

Sin escapatoria alguna esto estaba sucediendo, ya no había vuelta atrás, para Leo era un momento mágico y perfecto, tal vez era solo un suceso que se quedaría en secreto respaldado por esas hermosas estrellas sobre sus cabezas.
avatar
Leonardo Bouffard
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 33
Monedas Monedas : 2164

Volver arriba Ir abajo

Re: Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Axiel Suarez el Lun Jun 02, 2014 7:19 am

Eso no podía estar pasando ¿o si?, Leonardo le estaba besando y Axiel solo podía abrir los ojos abrumado por la exquisita y a la vez inquietante sensación era como no saber si reír a carcajadas o llorar a mares, era aterrador y excitante, podría hace cualquier cosa menos moverse, de pronto no supo porque mira la nariz de su amigo y empezó a reír al notar ese tono rosado que se instalo en el puente de ella.
Sus mano se apoyaron en los hombros del mas alto y se separo riendo, no podía dejar de hacerlo, estaba demasiado asustado y avergonzado como para reaccionar diferente, recargo su frente en el hombro de Leo y su risa se volvió un llanto incontrolable, se aferro fuertemente a los bíceps de su amigo y meneaba su cabeza como negando, mientras su frente estaba pegada al hombro de su mejor amigo, sus propios hombros se agitaban al llorar, lloraba con mucho sentimiento y se aferraba mas a Leonardo, se había vuelto muy frágil, como si aquel beso hubiese roto todas sus defensas.

-Perdona me, yo no…yo no…perdóname, nunca quise hacerte sentir que debías… YO LO SIENTO-

Tras esto estallo en una nueva oleada de llanto, un llanto lleno de culpabilidad, sentía que tal vez había terminado por presionar a su amigo sin ser consiente de ello, no estaba del todo en sus cávales como para ser racional al respecto de lo que Leonardo había hecho, solo podía pensar en sus propios deseos y pensamientos, estaba algo así como ensimismado.
Entre llantos y sus intentos de aferrarse a sus amigo termino por sentarse en el regazo ajeno de frente, y abrazándole con fuerza como esperando que el otro le protegiera entre sus brazos, en verdad se sentía demasiado frágil, poco a poco se fue calmando y empezó a hipar como niño chiquita su fuerte agarre se aflojo completamente y todas sus fuerzas le abandonaron haciéndole quedar dormido entre los brazos de sus amigo.
avatar
Axiel Suarez
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 50
Monedas Monedas : 2494

Volver arriba Ir abajo

Re: Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Leonardo Bouffard el Lun Jun 02, 2014 6:56 pm

“¿Pero qué sucede?, ¿es esto gracioso?”  Se preguntaba Leo a si mismo, estaba tan confundido, no sabía que pensar, no sabía que hacer, no sabía si debía seguirle la corriente y reír, el simplemente miro a su amigo reír hasta quebrarse en llanto. Se sintió aún mas confundido ahora.

Comenzó a pensar que haber besado a su amigo había sido una equivocación. Después de todo Axiel había sido su amigo desde hace tanto tiempo, eran casi hermanos, no podían vivir el uno sin el otro, el ya no podía recordar cual había sido el último día que había pasado sin saber absolutamente nada de su  amigo, era el Axiel su única familia cercana… era por eso su viaje familiar tan esperado. “¡Eh arruinado el viaje!, ¿Cómo pude besar a mi casi hermano?”, se cuestionaba una y otra vez a si mismo, mientras su amigo sollozaba en su hombro, lo escucho balbucear pidiendo perdón  y escucho un ‘yo no…’, nada pudo haberle perturbado mas.

Su amigo estaba disculpándose tal vez porque el no había como decirle que no lo veía de esa forma, una forma romántica tal vez, pero era de esperarse ellos eran amigos, los mejores amigos, su hermandad era ya muy solida y seguro Axiel pensaba que se perdería tan buena amistad al rechazar a su amigo, seguro era esa la razón por la que este lloraba sin consuelo. Al entender esto Leo lo abrazo para consolarlo y le susurro al oído.

-Perdona me tu a mi amigo, no era mi intención alterarte-

Al pronunciar estas palabras noto que su amigo ya había dejado de llorar, y esperaba una respuesta tranquila seguida de alguna que otra broma, pero al tratar de mirarle la cara noto que Axiel había llorado hasta quedar dormido, el día fue muy agotador, hicieron bastante ejercicio y eso sumado a la extraña situación en la que Leo los había metido, seguro fueron demasiadas para el pequeño y frágil cuerpo de Axiel.

Leo cargó en brazos a Axiel, cualquiera diría que como aun bebe, pero se veía mas como un caballero llevando a su doncella, cuidadosamente lo acomodo dentro de la tienda sobre la bolsa de dormir que anteriormente preparo para el. Tan solo se detuvo a mirarlo dormir por unos momentos después de cubrirlo con una manta, cuando recordó que había tanta comida afuera que podría traer a un puñado de insectos y a otro tanto de animales, así que se apresuró a guardar las cosas.

Mientras el guardaba lo que pudiese perderse o ser robado por pequeños animales curiosos, encontró su plato de comida, aun no lo terminaba del todo;  tomo su lonche y lo coloco en su boca para comerlo mientras lavaba los platos. Estaba realmente delicioso, Axiel si que sabia cocinar bien, o tal vez era que Axiel sabia exactamente lo que le gustaba a Leo.

Al fin dejo todo listo como para despertar en la mañana recoger la tienda y seguir su camino, aun tenia demasiados pensamientos en la mente cuando entro a la tienda, y todo desapareció al ver dormir a su amigo, tan tranquilo y quieto en su bolsa de dormir, parecía tener algo de frio, por lo que lo arropo nuevamente. Su rostro era dulce y tierno que le recordaba al de un bebe durmiendo, ¿cómo era posible que el le hubiese causado tanto llanto a una criatura tan gentil como lo era su amigo?, leo no podía dejar de mirar lo, y hasta que recordó sus propias palabras dichas hace rato, ‘no era mi intención alterarte’, si esa no era su intención ¿cuál había sido?, fue solo un beso,  pero ¿qué era un beso? , un beso en los labios para Leo siempre fue un símbolo de amor, un signo de que la otra persona te importa tanto que le permites estar realmente cerca para mirarte, para sentirte, casi podías tocar el alma de tu pareja al besarlo, solo había un acto que demostraba un mayor grado de amor y unión, pero el66abía besado a su mejor amigo y no podía sacarse eso de la mente, no podía dormir.

“Entonces, ¿significa que estoy enamorado de Axiel?, claro, tal vez, es mi familia, pero no de la clase de familia a la que estas unido por la sangre y no puedes hacer nada, el es para mí de esa familia que es escogida por el corazón y por eso no hay nada que no quiera hacer junto a el”.

Listo, ya estaba la respuesta a sus dudas, pero y también estaba convencido de que Axiel no lo quería de esa forma, pero el no iba a alejarse de su recién descubierto amor, y tampoco iba a presionar al otro por algo que no quisiera hacer. Aunque… ya lo presionaba para otras cosas, por qué no saciaba un poco esa necesidad de su cuerpo de estar cerca de aquel ser.

Se levantó, y se colocó junto a su amigo, lo abrazo por la espalda y le susurró

-¿A caso beso tan mal?-

Le besó la mejilla y se recostó, en unos pocos instantes se quedó dormido, abrazando a su amigo, en total calma.
avatar
Leonardo Bouffard
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 33
Monedas Monedas : 2164

Volver arriba Ir abajo

Re: Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Axiel Suarez el Lun Jun 02, 2014 11:54 pm

Al estar dormido sintió un calor muy reconfortante cerca de si, por lo que busco sentirlo con mayor intensidad, al moverse su espalda choco con el pecho de Leonardo, por lo que soltó un suspiro al sentir ese calor en su espalda, complacido sonrió entre sueños acurrucándose pegado a el, su cabeza se metió en el hueco que hacia la barbilla y el cuello de su amigo dejando que su cabello tocara el mentón del mas alto, la noche paso mas tranquila de lo esperado.

A la mañana siguiente despertó con un fuerte dolor de cabeza, causado por el llanto de unas horas antes, suspiro con molestia frotándose los ojos, sintió un picor extraño en el ojo derecho, por lo que empezó a parpadear hasta sentir que se el pupilente que se había desacomodado mientras dormía volvía a su lugar.

De pronto se percato de ese brazo que le rodeaba, giro el rostro observando a Leonardo aun dormido, sintió un vuelco en el corazón y la boca del estomago, era como si un enjundioso enjambre de mariposas revoloteara desde su vientre bajo hasta su garganta agolpándose en ella dejándole sin respiración, se sintió avergonzado de su arranque del día anterior.

Despacio y con cuidado escapo del agarre del mas alto y salió de la tienda, hurgo en las mochilas y preparo dos omelette de huevo y jamón de pavo, además de un delicioso queso suave de cabra que le gustaba a Leo, los sirvió en platos y se regreso a la tienda tras dejar todo lo demás de nuevo en su lugar, una vez dentro de la tienda se sentó frente a Leo y le removió por el brazo

-Eh, Leo, ya es de día, a desayunar-

Sonrió al ver al otro despertar y le tendió su plato, aun no sabia como se disculparía por lo de la noche anterior, pero sabia que tenia que hacerlo.

- Leo, acerca de ayer, yo…amm lamento haberme puesto así, es solo que no quiero que sientas que necesitas corresponderme, yo se que solo somos amigos y que te celo mucho, pero… no tienes que obligarte a nada, mas que a tragarte todo lo que cocino para ti, de lo contrario te lo meteré por lavativa, en fin perdón por lo de ayer y eso, ahora traga-

Al fin el chico había dicho lo que quería y se concentro en ya no decir mas y comer, no sabia que pasaría después de eso, pero de momento solo se dedicaría a comer, para evitar otro pedo grande como el de la noche anterior.
avatar
Axiel Suarez
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 50
Monedas Monedas : 2494

Volver arriba Ir abajo

Re: Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Leonardo Bouffard el Mar Jun 10, 2014 6:41 pm

Fue una gran noche sin duda, y la mañana parecía mejorar, fue despertado por su voz favorita y un olor exquisito, era de esperarse, traía a su cocinero personal para todos lados, así que no había razón para sorprenderse de un delicioso desayuno al despertar, sin embargo en su mente aun estaba su recién descubrimiento del día anterior, el gesto le pareció diferente esta mañana, algo así como especial, había algo distinto un sentimiento incluido en todo ello.

Mientras comía noto que su chef le decía algo trojezadamente, de lo cual casi no entendió nada ya que estaba penando en sus propias cosas y comer lo distraía mucho, además de que la forma avergonzada de su amigo al hablar en algunos momentos sonaba realmente muy baja y casi inaudible, por lo que solo escucho ‘Leo’, ‘ayer yo’, ‘lamento’,  ‘quiero’, ‘amigos’, mucha interferencia,  y al final claramente escucho una extraña insinuación de su amigo a querer meterle algo por la lavativa y una disculpa por lo de ayer.

El mensaje no muy bien recibido, enviado por parte de su amigo tenia que ser procesado pro  su mente, asiq ue dejo pasar unos segundos  para hacer las conexiones “dijo lamento 2 veces y una explicación algo rara… mmm… ¿qué fue lo de ayer? ¿Qué hizo para que lo tenga yo que perdonar?, oh es verdad se puso a llorar frente a mi, debe estar avergonzado por eso, tal vez a fin de cuentas si le gusto el beso, ¡un momento! Me quiere meter algo por… vaya bueno, no lo había pensado asi, tal vez le gusto mucho el beso… definitivamente así no puede ser, el no diría eso…”.

Algo confundido decide hablar al fin – Entonces… no entiendo por qué lloraste, ¿te gusto o no te gusto?, puedo hacerlo mejor si gustas, pero definitivamente no te dejare meterme nada, ¿es aparte me toca a mi no crees? – Desconsideradamente le dice esto a su amigo mientras acaba con su desayuno y se inclina al plato de su amigo, toma un trozo del omelette ajeno y lo coloca en su boca, mas bien entre sus dientes dejando una buena parte de la comida por fuera y aun sujeta al tenedor, mientras se señala la boca con su dedo.
avatar
Leonardo Bouffard
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 33
Monedas Monedas : 2164

Volver arriba Ir abajo

Re: Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Axiel Suarez el Sáb Jun 14, 2014 6:22 am

“¿Pero que? ¿De que diablos habla?

Los ojos de Axiel estaban fijos en Leo, era alguna especie de broma cruel, o Leonardo era muy idiota, solto un suspiro resignado, estiro una mano atrapando la mejilla de su amigo jalándola cual si fuera de goma, agitándola de un lado al otro

-Callate, no seas bobo, no quiero hablar de esto de nuevo, nunca, entendiste, y si lo mensionas no volveré a hablarte-

Esa fue la escueta respuesta del chico, se concentro de nuevo en su comida y dejo de pensar en esas cosas, actuaria como si nunca paso, no hubo beso y no hubo llanto, listo, y si Leo lo mensionaba, lo ignoraría, hasta que dejara de hablar sobre ello, ya tenia practica con eso, noto que su amigo le miraba fijamente

-Come, calla y deja de verme asi, me irritas-

Le dio la espalda y termino de comer, guardo todo en la mochila que el traía y se puso en pie colgándosela en la espalda, miro a su amigo y salio de la tienda de campaña, no sabia porque su comentario le había puesto a la defensiva y de un humor peligroso, por lo que termino retrayéndose en su interior para evitar arrojar todo el veneno que sentía, le estaba amargando la boca y quería regresar ya, sin decir nada, emprendio camino de regreso por donde habían llegado, viendo a los demás campistas ir y venir por los senderos igual que el, vio un grupo y les dio alcance trotando, pregunto si podía bajar con ellos y el grupo le acepto, no tenia ganas de hablar con Leo y se hizo el que no noto como el rubio castañozo salía en su búsqueda, se entre mezclo con los del grupo y se puso una gorra para tapar su cabello, se encorvo quedando mas bajo, y gracias a la mochila no parecía el, se veía mas bajo de lo que era, y su cabello no era distinguible, uno de los campistas se ofrecio a cambiar mochila con el solo hasta llegar abajo y el acepto por lo que termino camuflajeandose, metion rapidez junto con el grupo, perdiéndose montaña abajo.
avatar
Axiel Suarez
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 50
Monedas Monedas : 2494

Volver arriba Ir abajo

Re: Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Ryan Koufman el Vie Jul 11, 2014 10:23 pm

Cerrado
Cerrado por ausencia de rango de los integrantes. Si se desea abrir nuevamente ir al tema de reapertura de temas.
avatar
Ryan Koufman
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 2734
Monedas Monedas : 9298

Volver arriba Ir abajo

Re: Excursión a la montaña con Leo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.