Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Aterrizaje forzoso

Ir abajo

Aterrizaje forzoso

Mensaje por Naomi Oshiro el Jue Mar 13, 2014 5:43 pm

Aquella mañana el cielo estaba completamente despejado. No era sorprendente que el invierno dejara algún día soleado, pero si lo era que que fuera un día caluroso. La primera parecía haberse adelantado, ansiosa por ser la protagonista de nuestros días. Podían verse los árboles recuperando su hermosura y las flores empezaban a decorar todos los jardínes y parte de la ciudad, era un paísaje digno para pararse a observarlo.
En realidad creo que yo quería mantener mi mente ocupada en esa maravilla de la naturaleza para no pensar en mi misma. Estaba nerviosa, si, hacía años que no me sentía así. El corazón me latía con fuerza y todo lo que intentaba hacer me salía mal. Había roto la cremallera de los pantalones que había elegido en un principio, me había manchado la camiseta de café y había tenido que pararme a recoger todos los libros que había tirado de la mesa del salón al suelo. Por suerte me había levantado con tiempo y no llegaría tarde, debía ser lo único bueno que tenía el día.

Hoy comenzaba a dar clases en el instituto Sweet Amoris, y mas que el hecho de que fuera mi primer día lo que de verdad me ponía nerviosa era que era mi primera clase sin otro profesor, solo yo ante el peligro de unos alumnos adolescentes a los que no le sacaba tantos años. Me preguntaba si eso era una ventaja por no haber pasado tanto tiempo desde que yo tuve su edad, o si era un inconveniente por que podrían verme como a una más y no como a una profesora y no tenerme el suficiente respeto. De nuevo tuve que mirar a mi alrededor para centrarme en lo que me rodeaba y no en mis pensamientos que me ponían mas nerviosa.
No vivía muy lejos del instituto. Mi sueldo no era como para vestir de Chanel, pero podía permitirme un pequeño piso para mi sola a unos 15 minutos de mi trabajo. Aún tenía algunas cosas en cajas, pero podía decir que estaba adaptandome bien. No tarde demasiado en ver la entrada a las instalaciones de la que iba a ser mi segunda casa. El instituto era impresionante, o quizás me lo parecía a mi porque estaba muerta de miedo. Me pare a escasos metros de atravesar el umbral de la puerta y suspire. Me repase bajando la mirada. Llevaba unos pantalones tejanos, no demasiado ajustados, y una blusa blanca con una flores rosas pastel dibujadas, una chaqueta básica del mismo color que las flores cubría mis hombros y me había puesto una manoletinas blancas. Me pase la mano libre por el cabello suelto que caía en suaves bucles por mi espalda y me ajuste la cinta que decoraba este. Con la otra mano aprete el maletín de color marron que llevaba en la mano con mis libros y el material que utilizaría ese día. Cogí aire, e intente sonreír debilmente, no podía dejar que vieran que estaba asustada o mi primer día sería un desastre.
Deje de pensar y mis pies parecieron retomar el camino por si solos, mientras mis ojos comenzaban a repasar el jardín que decoraba aquel instituto.

Decir que era hermoso era no hacerle justicia. Flores, árboles, bancos, cesped... los alumnos se reunian en el, algunos en grupo, otros en solitario, y algunos otros eran parejas que se saludaban cariñosamente antes de las clases. Sentí una puntaza en el corazón al mirarlas. Yo me había perdido estas cosas en el instituto, y en la universidad, en realidad me había perdido muchas cosas en la vida. Seguí caminando con suavidad, quería que todo aquello se quedara grabado en mi cabeza. Al menos hasta que, tal como presagiaba el comienzo del día, la mala suerte me sacudio, está vez con forma de balón golpeando mi cabeza y haciendo que me tambaleara hasta terminar en el suelo junto con mi maleta abierta y mis libros esparramados en el suelo.-Auch!!-Apenas me di cuenta cuándo el pequeño grito de dolor salio de mi garganta mientras me llevaba una mano a la cabeza para frotar la zona dolorida. El balón había dado con tanta fuerza en mi cabeza que me sentía ligeramente mareada. No sabía si suplicarle a la tierra que me tragara o volver corriendo a mi casa para no salir nunca, aunque sin trabajo dejaría de ser mi casa en un mes cuando no volviera a pagar el alquiler. Cerre los ojos y tome aire intentando calmarme justo cuando escuche una voz preguntandome si estaba bien...
avatar
Naomi Oshiro
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 24
Monedas Monedas : 2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Aterrizaje forzoso

Mensaje por Rayne Kavalier el Sáb Mar 15, 2014 12:07 am

Era muy temprano demasiado diría, pero que se le puede hacer tal vez era el nuevo ambiente o el ansias de ser libre de las exigencias de los demás y vivir mi vida. No obstante, dormí poco la noche anterior, pues el sol todavía no salía cuando decidí levantarme a tocar el violín. No era malo al contrario era excelente pues en el internado los adultos me aplaudían y me decían que era un “genio” ya que en cualquier ámbito que quería me destacaba. Tras mi mañana tocando el violín, mi compañero se despertó bastante irritado gritándome - ¡Son las cinco de la mañana! - a lo que respondí - ¡Buen chico! – fingí un tono animado, peor se notaba que era forzado - Ya aprendiste a leer el reloj, ¿acaso quieres un premio?- dije sarcásticamente y comencé a hacer el desayuno, el cual comencé poniendo el sartén y prendiendo el fuego a la estufa. No era ni la más moderna pero tampoco era tan vieja. Acto seguido en lo que se calentaba el sartén fui a la nevera y tomé un par de huevos y tocino de ello. Revisé que más veía para tomar hasta abajo; al fondo se encontraba una botella con jugo de naranja. A pos eso fui de nuevo a la estufa poniendo el jugo lejos y abriendo los huevos dejé caer la clara y la yema dentro del sartén. Hice unos huevos estrellados a la perfección acompañado con tocino en lo que se terminaban de cocinar, puse a tostar pan para un desayuno americano.
Tras desayunar me fui a dar un baño para vestirme, mi conjunto consistía en una ombliguera verde ajustada para mostrar mi torso bien trabajado, unos pantalones negros algo ajustados, un cinturón bastante grande, mis dos collares y mi chaqueta roja con negra. La verdad me veía bastante bien a mi gusto así que decidí salir un poco antes y me encaminé a la escuela diciendo - El mismo cielo, las mismas nubes, el mismo sol, solo cambian los rostros y los edificios no hay más. Pues todo esto se ha creado en un ambiente de hipocresía, donde el más inteligente es asqueado y odiado como bicho raro. - a pesar que decía eso realmente no lo sentía pues aun recordaba a Angelique y a su amigo el soldado. Siguió caminando observando cómo la gente pasaba, suspirando a cada paso mientras me acercaba a la nueva escuela; era bastante grande a decir verdad. Así que decidí ir a caminar un poco observando cada rincón hasta que llegué a los jardines en el momento justo donde una chica había sido golpeada por un balón en la cara -Vaya tontería. - suspiré acercándome a la maestra.

Al llegar con ella le extendí la mano diciendo un simple – ¿Esta bien?- pregunté con cierto tono de preocupación para después volver a mi estado apático y sarcástico - La verdad fue un gran cabezazo pero la próxima vez dele con la frente y no con la cara. - sonreí levantando los libros que le habían caído y la observé de arriba abajo mirando su estilo. Aprecié que ella no era mucho mayor que yo -Usted es bastante joven juzgando a simple vista y su forma de vestir creo que usted está entre los 25 o 26 años. También lo torpe que es demuestra que es de sus primeros días: usted es nueva igual que yo. - mientras terminaba de revisar y recoger los libros dije - Usted es mi profesora de español por lo que veo. Aunque es bastante fácil de deducir por los libros. - dije con apatía colocando los libros en la mochila para después sentarme a una banca leyendo una novela de misterio.
avatar
Rayne Kavalier
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 21
Monedas Monedas : 2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Aterrizaje forzoso

Mensaje por Naomi Oshiro el Sáb Mar 15, 2014 12:53 am

Si pudiera retroceder en el tiempo lo haría, no se quizás para venir a clase con una armadura, que el café destrozara mi primer atuendo era una advertencia. Debería tener miedo? Si el día había comenzado así como iba a terminar? A lo mejor los alumnos me encerraban en un armario como si fuera la novata de primer curso, o me quedaba encerrada en la sala de profesores, o mis compañeros de trabajo se burlaban de mi por mi corta edad. Dios, de verdad que adoraba esta oportunidad y mi trabajo, pero empezaba a pensar que meterme debajo de la cama en casa de mis padres era lo único que deseaba hoy. Aunque cuando recordaba aquella última carta anónima que había recibido creía un balonazo en toda la cara era mucho mejor, incluso aunque me lo dieran todos los días.

Iba a regañar al chico que había lanzado el balón sin mirar a su alrededor, pero como aquel era mi día de suerte de repende el balón se había quedado sin dueño, triste y abandonado en un rincón del jardín donde había ido a parar después de rebotar unas cuantas veces. Me di cuenta que algunos alumnos iban a acercarse a ayudarme pero se retiraron en cuanto un chico se acerco a mi. Amablemente me pregunto si estaba bien, y por un momento pense que el día podía mejorar, quizás aquellos adolescentes llenos de hormonas locas alteradas por la proximidad de la primavera no eran tan malos.

Estoy bien gracias-Respondí casi en un susurro, quería olvidarme del dolor, no pienses en ello, no pienses en ello... era practicamente imposible, al menos no sangraba y mi cara estaba entera, el golpe solo iba a dar paso a un chinchon que seguramente me dolería cada vez que lo tocara. Lo que dejaba muchas posibilidades de que eso ocurriera, estaba cientificamente demostrado que solo cuando te dolía una zona del cuerpo absolutamente todo y todos iba a tocar de ahí.

Mire al chico para sonreirle y darle las gracias, pero su siguiente comentario me dejo con la boca abierta literamente. Arrugue un poco la frente sin apartar la mirada de el mientras recogía mis libros. Pude ver una sonrisa en sus labios, y mi gesto confuso dejo paso a otra sonrisa mientras me ponía en pie, intentando mantener el equilibrio y no volver a hacer el ridiculo frente a las personas que tendrían que tener un cierto respeto hacia mi.
Tendré en cuenta tu consejo, nunca fuí buena en deportes, creo que olvidé como parar un balón...si es que alguna vez paré alguno por voluntad propia-Musité las últimas palabras, mas para mi que para el. Odiaba el futbol, vaya si lo odiaba. Podía sentarme a ver un partido, claro que nadie que me rodeara podía esperar que supiera algo mas que un equipo debía marcar en la portería del contrario. En mi cabeza el circulo del medio del campo seguía llamandose la galleta, tal como nos lo decía la profesora de educación física del colegio. En cuanto a jugar... eso simplemente no era ni planteable.

Mi futuro alumno me observo, dandose cuenta que no era mucho mayor que el, acerto mi edad y que era mi primer día, pero sobre todo, se dio cuenta que era torpe y ni siquiera el balonazo había sido culpa mía, aunque quizás tenía una especie de campo magnetico que atraía la mala suerte y todos los desastres a mi, después de todo podía contar con los dedos de una mano las cosas buenas que me habían ocurrido y que en realidad después habían desaparecido de mi vida, así que suponía que algo bueno que no se queda tampoco es digno de contar como bueno.

Cogí la maleta con los libros que el había recogido. Por supuesto se dió cuenta que yo era la nueva profesora de Español, los libros me delataban. Notaba cierta apatía en su tono de voz, no pude evitar observarle mientras se iba a sentar a un banco cercano con un libro.
Era alto, muy alto, por supuesto mucho mas alto que mi pequeño metro 56. Su cabello era pelirrojo, el sol lo hacía brillar intensamente, pero lo cubrían unos mechones blancos que imaginaba que el se había puesto. Quizás era una moda, o a el le gustaba. No parecía feliz, todo lo contrario, parecía un chico solitario que no tenía ningún interes en tener a nadie a su alrededor, y sin embargo, algo me decia que quizás solo necesitara ser entendido, aunque tampoco es que yo fuera psicologa, en realidad sería una pésima psicologa, siempre suelo equivocarme con la gente.

Camine hacia el, estaba leyendo un libro de misterio, me sonaba el título, había estado a punto de comprarme ese libro hacía tiempo.
Oye, dado que has dicho que eres nuevo, igual que yo, y ya que parece que voy a ser tu profesora, porque no me acompañas a clase? Puedes hablarme de ese libro que estás leyendo, si te está gustando, o podrías recomendarme alguno que te guste o quieras leer, es posible que os mande leer alguno en Español, para luego hacer un trabajo, ya sabes esos royos que os quitan tiempo, y había pensado que un libro que os guste es mucho mejor que un rollo que no leería nadie...que me dices? vamos juntos? -Intente mostrar un tono cordial, pero no demasiado amigable, no quería ser su amiga, era su profesora, pero tampoco quería que me viera como una enemiga. La verdad es que hubo una epoca en la que yo hubiera necesitado tanto a alguien de mi lado, que creo que quiero ser una maestra a la que puedan acudir si necesitan algo, por tonto que sea. Quizás el rechazara mi invitación y de ser así me tendría que conformar con verle en clase, pero tampoco perdía nada por intentarlo.
-Por cierto, soy la señorita Oshiro. Naomi oshiro.-
avatar
Naomi Oshiro
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 24
Monedas Monedas : 2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Aterrizaje forzoso

Mensaje por Rayne Kavalier el Lun Mar 17, 2014 11:28 pm

Tras mis diversas acciones pensé que sería mejor ignorar a esa profesora pues solo traería problemas ya que había convivido demasiado con ella. Al ver que respondió mi sarcasmo no pude evitar reírme, pero no amablemente, sino en un tono burlesco. Ese tono que irritaría a cualquiera - Usted merece el premio a la obviedad. - dije sin mucho tumulto ni duda en mis palabras - Si no me hubiera dicho que era mala en deportes jamás lo hubiese imaginado. - mi tono sarcástico era bastante evidente tratando de dejar en ridículo a la chica. No obstante, de mis palabras era lo contrario de lo que pensaba en el fondo quería ayudarla pero no cometería el error de nuevo y mucho menos con alguien que era mayor que yo. Así que tras eso decidí no volverle a decir una palabra. Cuando me encontraba en el banco leyendo mi libro plácidamente aquella chica de pelo rubio o a mi parecer dorado, pues el sol brillaba sobre ello haciendo ese esplendido efecto, ella se acercó tratando de hacerme la plática. Tuvo el efecto contrario, porque tal cosa solo me irritaba. Por lo tanto y después de escuchar todo lo que mi profesora dijo cerré el libro abruptamente para enseguida guardarlo en mi mochila. Tras esas acciones comencé a aplaudirle, riendo – ¡Bravo! Solo déjeme responderle las preguntas en el orden estipulado que las hizo: sí, soy nuevo. Pero no necesito de nadie. Y mucho menos de la reina de la obviedad que hace énfasis en algo que he dicho para tratar de hacer una plática afable para ambos tras una máscara de cordialidad en una relación maestro alumno. Una vez dicho esto, la respuesta a la pregunta es más que evidente, pero por si las dudas le he de decir que a menos que no sea una orden usando su autoridad como maestro; no lo haré. A su segunda pregunta: el libro se llama ‘El sabueso de los Baskerville’ de Arthur Conan Doyle. Y sí me gusta, aunque hablando de mis gustos no va poder llenar al vacío que siente al verme. Si no, ¿por qué otra razón está aquí? – dije fijando mis ojos en los suyos mostrando un enojo que pocos se darían cuenta que es falso - Yo siempre me siento feliz, ¿sabes por qué? – no esperé que me replicara y proseguí ya que era una pregunta de retórica - Porque no espero nada de nadie, esperar siempre duele. – cité una frase de William Shakespeare para después posar la mirada en el cielo - A su última pregunta…- hizo una pausa sin dejar de mirar el cielo diurno - …es la misma que la primera, pero por si se te han olvidado mis palabras, te he de decir no. Y siendo que no tengo la necesidad de presentarme, pero tú ya lo has hecho, te daré mi nombre con presteza. Aunque también te pido olvidarlo de igual forma. Mi nombre es Rayne Kavalier, voy en tercero. - no me escuchaba con demasiados ánimos y mucho menos me importaba lo que ella pensara de mí, no caería en las manos de alguien más para que me dañasen
avatar
Rayne Kavalier
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 21
Monedas Monedas : 2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Aterrizaje forzoso

Mensaje por Naomi Oshiro el Miér Mar 19, 2014 7:33 pm

No esperaba una super bienvenida, ni nada por el estilo, y sabía que tratar con adolescentes iba a ser difícil, si era difícil entenderme a mi misma...incluso llamarlos adolesncentes me parecía extraño pero apenas hacía unos años yo estaba en su situación, el mundo estaba en mi contra, y mi mundo tenía nombre propio, se llama Sakura, así que en cierto modo si que el mundo estaba en mi contra. Sabía lo duro que podía llegar a ser el instituto mezclado con las relaciones personales, todos teníamos una historia, yo era la primera en ocultar la mía, todas las decepciones y mi corazón roto, para que contar nada? Yo sabía que la gente solo se acercaba por interes y luego? Luego nada.

Pero aunque era una chica que no confiaba en nadie, al menos no para cosas importanes, no había decidido alejar a todo el mundo de mi. Me gustaba conocer gente y poder hablar de cosas sin importancia, sin llegar a crear una confianza demasiado obvia, no quería preguntar incomodas sobre mi, ni que nadie me conociera más de la cuenta, tampoco yo quería conocer a nadie mas de lo normal. Así que en el fondo podía entender a mi nuevo alumno. Su forma de querer alejarme a toda costa siendo tan sarcastico me decía que no quería tener ningún tipo de confianza, y suponía que el hecho de estar leyendo a mi querido Sir Arthur Conan Doyle en un baco antes de clases y solo me decía que quizás no tenía demasiados amigos.

Sonreí, sus palabras no me dolían, en realidad no podían ya dolerme las palabras de nadie, pero las de un chico que no me conocía y no podía juzgarme ni siquiera conseguían enfadarme. Esa era la gracia de la juventud, poder culpar al mundo de todo y poder enfadarte con el, cuantos más años ibas cumpliendo, más cuenta te dabas que tú eres el único culpable de las cosas que te pasan, y entonces ves que solo puedes enfadarte contigo y es bastante más frustrante.

-Vaya, lo siento mucho Rayne Kavalier, solo pretendía ser amable para agradecer tu ayuda, pero no es mi intención molestarte. Por supuesto no ejerzo de mi autoridad para nada, estas en tu total libertad de rechazar mi oferta, después de todo vas a tener que soportarme todo el año en clase-me gire, iba a continuar el camino para entrar en el edificio en busca de la sala de profesores y de mis horarios, y después a mi primera clase, pero me detuve, y mire una vez más a mi futuro alumno

-Esperar duele, es verdad, todos los que hemos esperado algo alguna vez lo sabemos, pero eso no quiere decir que tengamos que alejarlo todo de nosotros, nos esperaría una vida demasiado aburrida y pobre si no dejamos que absolutamente nada se nos acerque... se que te reiras de lo que estoy diciendo, pero en el fondo te lo plantearas...Le sonreí de una forma suave, y me di la vuelta-Si cambias de opinión estaré en la sala de profesores hasta que empiecen las clases-Levante la mano en señal de despedida, y continue con mis pasos. Iba a ser un año demasiado duro.
avatar
Naomi Oshiro
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 24
Monedas Monedas : 2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Aterrizaje forzoso

Mensaje por Tema Cerrado el Vie Abr 04, 2014 2:04 am

Cerrado por ausencia de rango
Para apertura del tema pedir personaje en recuperación de rango y después postear en reapertura de temas.
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1639
Monedas Monedas : 19368

Volver arriba Ir abajo

Re: Aterrizaje forzoso

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.