Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Let's rock! {Priv. Kyoshiro L.}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Let's rock! {Priv. Kyoshiro L.}

Mensaje por Nate Barrett el Vie Ene 24, 2014 4:49 pm

Nate despertó esa mañana sintiéndose más ligero y fresco, en realidad estaba más relajado que de costumbre por la sola razón de que asistiría a un concierto por la tarde, aún no había consultado a su padre pero ya lo haría luego. Se incorporó  y miró por la ventana que justamente estaba en la ubicación directa sobre su cama, notó que alguien había levantado ya la persiana y estaba seguro que aquello era obra de su diligente hermana menor. El sol era cálido y radiante, un buen augurio en los días fríos de invierno, el día sería sin dudas agradable. Se escucharon unos suaves golpecitos en la puerta, el adolescente invitó a entrar para que su hermana pudiera ingresar a la habitación. - Buenos días, ya está listo el desayuno, ¿nos acompañas? - le preguntó con su clásico tono de voz, suave y amable, acompañada por una sonrisa. Su hermano mayor le devolvió la sonrisa con calidez mientras afirmaba con la cabeza. La menor abandonó la habitación, cerrando la puerta tras ella, se podían oír sus pasos alejándose por las escaleras hasta el piso de abajo.

El pelinaranja dejó a un lado las sábanas, escapando de las atrapantes garras de su cama para levantarse y buscar ropa en su armario. No era del tipo de chico que se preocupaba demasiado por su atuendo, era más bien algo clásico para vestir, eligiendo lo que a él le gustaba sin importar las opiniones del resto.  Escogió un pantalón marrón, de un tono muy claro, beige, con una camiseta de color blanco, llevando encima una sudadera, la cual se iba a poner cuando estuviera por salir. De momento estaba bien solo con la camiseta y el pantalón claro, ya que en su casa se percibía el calor de la calefacción. Decidió darse una ducha rápida antes de bajar a tomar su desayuno, no tardaría demasiado, de hecho estuvo listo en unos pocos minutos, un poco más de quince. Se sentía mucho mejor después de la ducha, cada vez estaba más seguro de que aquel día sería de los buenos. Por fin, bajó las escaleras llegando al piso de abajo, cruzando la sala principal caminando hasta la cocina. Una de sus hermanas lavaba unos platos mientras la otra los iba secando. Siempre preferían la tarea manual antes de utilizar el lavavajillas, eso era algo que él no comprendía.

- Buenos días - saludó a su otra hermana y se sentó en una silla frente a la mesa para tomar una tostada y untarle cuidadosamente un poco de mermelada de durazno. - ¿Papá ya se fue? - preguntó antes de darle un mordisco a la tostada. - Sí, tardaste un siglo en bajar a desayunar- se quejó su hermana, a la que recién veía. - No tardó tanto, papá estaba apurado - replicó la otra hermana defiendiendo a Nate. Éste siguió desayunando en silencio hasta que terminó. Recogió su plato y lo puso en el lavavajillas.

- Voy a estar en mi cuarto, avisen si vuelve. - diciendo abandonó la cocina, regresando a su habitación. De vuelta en su pequeño refugio, se sentó frente al escritorio y buscó el libro que le habían indicado para una clase de literatura. Ese sería su entretenimiento por largo rato, hasta la hora del almuerzo donde finalmente encontraría a su padre para pedirle algo de dinero. - Te voy a dar dinero si me dices donde vas - respondió su padre con una sonrisa divertida. - Ya te lo dije, me voy a un recital en el límite de la ciudad - respondió frunciendo el ceño, era la cuarta vez que se lo decía. El adulto se acercó y mirando a su hijo como si sospechara de otras intenciones, lo que hizo que Nate frunciera aún más el ceño.

- ¿No estas metido en las drogas ni nada raro, verdad? - preguntó en un tono que indicaba sospecha - Ahora, si vas a salir con una chica...hay un buen motel por esa zona, ¿Quieres saber la dirección exacta? - agregó pensativo para luego guiñarle un ojo, intentando ser cómplice de algo que realmente no estaba en los planes del muchacho. - ¡¿Que ca...?! ¡No! ¡Basta ya! No es ninguna de esas cosas - respondió con un ligero rubor en las mejillas comprendiendo lo que quería decir su padre en segundo lugar. - ¿Me vas a dar el dinero o no? - preguntó molesto, siempre era lo mismo con ese hombre, le daba vueltas y vueltas y siempre terminaba negandose.

-Sí, sí - sacó su billetera y le entregó una cantidad necesaria de dinero - Eso es todo lo que tendrás para tu "recital", pero si vuelves drogado o algo raro te patearé el trasero tan fuerte que olvidaras hasta tu nombre - agregó con una sonrisa desafiante y divertida, no era un padre normal, muchas veces Nate no entendía que pasaba por la cabeza de ese hombre. - Tsk. Como sea, no voy a discutir más el asunto - dijo el joven, tomando los billetes y guardándolos en su billetera. - No se a que hora regresaré, pero no será temprano así que no me esperes para la cena. Nos vemos - agregó tomando la sudadera para salir a la calle, iría a la parada del bus que lo dejaría cerca del límite de la ciudad, específicamente en el estadio lugar donde se daría el recital tan esperado. El viaje duraba unos minutos, así que no iba a tardar en llegar pronto. Prefería vagar por ese lugar hasta que fuera la hora en vez de quedarse en su casa.


Vestimenta de Nate:

avatar
Nate Barrett



Mensajes Mensajes : 128
Monedas Monedas : 1333

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's rock! {Priv. Kyoshiro L.}

Mensaje por Kyoshiro Lowell el Sáb Ene 25, 2014 11:31 pm



El perezoso sol comenzaba a hacer acto de presencia en su ardua conquista del hasta hace poco dominio de la dama plateada en el lejano horizonte. La ciudad comenzaba a despertar y sus habitantes con ella se disponían a iniciar un nuevo día. En una de sus múltiples calles, a la puerta de una peculiar casa que parecía estar fuera de lugar rodeada por todas partes por edificios mas altos que ella, Kyo se encontraba barriendo cerca de la entrada. Reposando en lo alto de la pared frontal se podía ver un discreto cartel con las palabras "Stray Cats Live House", anunciando al mundo la naturaleza del lugar. A diferencia de lo que uno pudiera esperar de un lugar como aquel, durante el día ejercía como cualquier otra cafetería de barrio, por lo que era frecuentada por las mismas caras durante el día. Solo cuando la noche caía podía uno descubrir su autentica naturaleza. Esta era la razón de que el joven chico se encontrara limpiando las cercanías de la puerta principal, ya que como en cualquier otra cafetería se necesitaba empezar con los preparativos de la apertura en cuanto salía el sol.

Bostezando ligeramente, Kyo, portando ahora la escoba sobre uno de sus hombros, entró con tranquilidad en el local y, tras echar un ligero vistazo de comprobación al interior para ver si todo estaba en orden, le dio la vuelta a un pequeño cartel en el cual se podía leer las palabra "cerrado" para dejar a la vista su otro lado.

—¡Tío! !Ya está todo listo¡ —su voz resonó con claridad por, la de momento, vacía sala.
—¡Oído cocina!

La cabeza de un hombre apareció desde la puerta entreabierta que conducía a la cocina, reflejando con sinceridad sus cincuenta y cuatro años en las rígidas facciones de su dueño bien disimuladas por la presencia de una amplia sonrisa, para poco después dejar que el amplio cuerpo sobre el que se afincaba hiciese acto de presencia. Nadie pensaría que una persona como aquella pudiese ser en realidad el dueño de un local que frecuentaban con asiduidad músicos de todos los estratos de la ciudad para actuar.

—Kyo, tienes el desayuno sobre la mesa —habló con una melodiosa voz que claramente difería en gran medida con su aspecto—. No olvides recoger cuando termines.
—Descuida, no soy yo quien acaba dejándolo todo para más tarde porque el día anterior se fue de borrachera con alguien que bien podía ser su nieto.
—¿Porque tienes que recordarme eso todos los días? ¿No crees que ya me llegó con el dolor de cabeza al despertar? Además solo fueron un par de veces.

Las palabras de su tío provocaron que un un ligero suspiro se le escapara.

—Según mis cálculos, ya van veinticinco con las de la última vez. Tendrías que cuidarte más, viejo.
—Ja, aún no soy tan viejo como para no poder divertirme como me de la gana.
—Te lo recordaré la siguiente vez que tengas que subir las escaleras a cuatro patas y necesites mi ayuda para poder abrir por las mañanas —le recordó su sobrino—. Puede que la próxima vez no tengas ninguna entrada con la que sobornarme.
—Déjalo todo en mis manos. Todavía tengo los suficientes contactos en esta industria como para conseguir entradas cuando quiera —respondió socarronamente con una pequeña pincelada de orgullo en su voz y, se golpeó el pecho con su puño.

Dejándolo por imposible, Kyo, se adentró en la cocina en busca de su desayuno. Puede que su tío fuese algo peculiar, pero también era cierto que gracias a él uno nunca se aburría. Dejando a un lado toda su conversación, se dispuso a disfrutar de su comida. Todavía tenía algo de tiempo antes de que  necesitasen su ayuda.

En cuanto los primeros clientes comenzaron a llegar, el tiempo comenzó a fluir rápidamente. La mayoría eran caras conocidas, por lo que el ambiente del local era realmente familiar, consiguiendo que su monótono trabajo se hiciera llevadero. Y así, sin darse cuenta, el camarero del siguiente turno ya estaba allí para darle el relevo. Habiendo así terminado con todas sus responsabilidades del día, se encaminó a darse una buena ducha y quitarse el sudor de encima. Tras terminar con su refrescante ducha, comenzó a ponerse su ropa de calle.

—Umm, creo que hoy me decidiré por la camisa verde y la camiseta negra de Led Zeppelin —murmuró para si mientras terminaba de ponerse el cinturón en sus oscuros pantalones.

Una vez terminó de atarse sus botas, buscó su cartera, el móvil y por supuesto, su entrada. Con todo listo, se dirigió a la parada de buses. En unos minutos, llegó al recinto en donde iba a tener lugar el concierto. Aún era algo temprano, pero prefería no tener que esperar demasiado haciendo cola y como no, cuanto antes entrara, menos problemas tendría a la hora de abrirse paso hasta la primera fila.

Aun quedaba un buen rato para que abriesen las puertas, por lo que decidió buscar caras conocidas. Sin mucha dificultad, pudo distinguir a varios asiduos del local de su tío en uno de los grupos que se había formando. Se acercó sin demasiados preámbulos y comenzó a charlas de nimiedades con ellos para hacer tiempo. En mitad de la conversación no pudo sino fijarse en que uno de los presentes portaba una funda de guitarra.

—¿Qué tal si animamos esto un poco antes de que empiece el espectáculo?

Sus palabras fueron bien recibidas y convencieron al dueño para que le dejase la guitarra. Con esta en sus manos, se acomodó en el suelo y comenzó a improvisar;  los acordes se  sucedían uno tras otro mientras su voz resonaba por los alrededores. Poco a poco se iba formando un pequeño corro de gente a su alrededor al verse atraídos por la música. Unos cuantos minutos más tarde, las últimas notas de la melodía desaparecían arrastradas en compañía de la ligera brisa presente.

—¿Alguien más quiere intentarlo? —alzando la mirada y con una sonrisa en la cara, se dirigió a los presentes—. Si os da algo de vergüenza, siempre puedo acompañaros con mi voz.
avatar
Kyoshiro Lowell
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 59
Monedas Monedas : 2995

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's rock! {Priv. Kyoshiro L.}

Mensaje por Nate Barrett el Miér Ene 29, 2014 7:26 pm

Llegó al predio donde iba a ser el recital, estaba realmente feliz y emocionado por estar allí aunque su expresión no lo demostraba, esa era una de sus grandes dificultades rara vez podía mostrar sus verdaderos sentimientos. Pero en ese momento nada de eso importaba. Caminó unos metros para ubicarse en la fila, era temprano pero aún así había bastante gente y todavía debían llegar más. El estadio permanecía cerrado, así que con seguridad los tendrían allí afuera por más de una hora, pero que más daba, lo bueno era que había desayunado recientemente por lo que no tendría hambre durante un buen rato. Sin embargo el aburrimiento no se hizo esperar, lo atacó al instante y sin piedad alguna. Allí no tenía nada para entretenerse, ni nadie con quien charlar para pasar el rato. Algunos de sus compañeros de curso habían mencionado que probablemente irían, pero era dificil encontrarse a alguien conocido en un lugar tan grande como aquel.

Sacó su móvil y comenzó a escribir un mensaje para uno de sus compañeros, intentando averiguar si ya estaban allí o cuando llegarían. No terminó de escribir, ni siquiera de enviarlo, se distrajo con el sonido de una guitarra y una voz que venía desde un poco más adelante. Nate se asomó para identificar al chico que se dedicaba a animar la fila. Era un muchacho pelirrojo, se lo veía muy tranquilo y amigable, preguntando si alguien más quería intentar tocar la guitarra, él acompañaría con su voz si se lo pedían. Parecía realmente un buen chico.

- Yo puedo intentarlo - se ofreció en un impulso, sabía tocar tenía una guitarra en su casa y se sabía algunas canciones. Dejó su lugar en la fila, sabía que no habría problemas, recordaba donde estaba y si alguien le sacaba el lugar lo correría a los golpes. Se acercó al pelirrojo de llamativos ojos verdes. - Supongo que deberás acompañarme - le dijo como restándole importancia pero la verdad era que no se animaba a cantar, prefería que la atención la tuviera el otro chico. - Sabes la letra de "The man who sold the world", ¿o prefieres cantar otra? - preguntó tranquilamente mientras se sentaba en el suelo para acomodarse mientras sostenía la guitarra. Comenzaba a divertirse un poco más, ahora que estaba libre del aburrimiento que antes lo agobiaba seguramente el tiempo correría más rápido.
avatar
Nate Barrett



Mensajes Mensajes : 128
Monedas Monedas : 1333

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's rock! {Priv. Kyoshiro L.}

Mensaje por Kyoshiro Lowell el Vie Ene 31, 2014 10:02 pm



No habían tardado mucho en aceptar la oferta de Kyo. El chico en cuestión debía rondar más o menos su edad. Seguramente su tono de pelo anaranjado llamaría más la atención en cualquier otro lugar; sin embargo, allí era uno de los menos estridentes.

—Lo raro sería que hubiese alguien que no la conozca aquí —sonrió tranquilamente mientras contestaba a la pregunta del chico— Cuando quieras.

Kyo observó como éste terminaba de comprobar que la guitarra estuviese bien afinada. Los primeros acordes no tardaron en sonar y lentamente la melodía empezó a hacerse tangible. Los particulares sonidos de aquella canción comenzaban a inundar el aire. Marcando el ritmo con su pie, Kyo no tardó en unirse con su voz.



"We passed upon the stair, we spoke of was and when
Although I was not there, he said I was his friend
Which came as some surprise I spoke into his eyes
I thought you died alone, a long long time ago
...
Oh no, not me
I never lost control
You're face to face
With the man who sold the world"
...

A su alrededor, más y más gente se unía; formando improvisados coros. Kyo proyectó su voz con más fuerza para que esta no se viera aplacada por el resto. Siempre lo sorprendía como la música era capaz de unir a la gente. Daba igual la condición económica, la edad, los estudios o la ideología; una buena canción siempre era reconocida por todos, y todos disfrutaban con ella. No le hacía falta más que mirar a todas aquellas personas que los rodeaban y cantaban al son.



"I laughed and shook his hand, and made my way back home
I searched for form and land, for years and years I roamed
I gazed a gazely stare at all the millions here
We must have died along, a long long time ago
...
Who knows? not me
We never lost control
You're face to face
With the Man who Sold the World
...
Oh no, not me
I never lost control
You're face to face
With the man who sold the world"



Ni bien habían terminado de interpretar su versión de la afamada canción cuando los aplausos y algún que otro silbido le demostraron la opinión del público.

—Eso ha estado bien —rió quedamente al tiempo que ofrecía una de sus manos en dirección al chico de la guitarra— Me llamo Kyoshiro, Kyoshiro Lowell; pero todo el mundo suele llamarme Kyo.

Siempre era agradable conocer a gente nueva. Más aún si compartían su interés por la música, y estaba claro que, quien quiera que fuese el joven, lo compartía.

—¿Te ves con fuerzas para otra?

avatar
Kyoshiro Lowell
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 59
Monedas Monedas : 2995

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's rock! {Priv. Kyoshiro L.}

Mensaje por Nate Barrett el Sáb Feb 01, 2014 8:35 pm

La respuesta del pelirrojo sacó sin dudas una sonrisa de parte de Nate, pero la ocultó mientras revisaba que las cuerdas estuvieran correctamente afinadas, hizo unos pequeños ajustes y luego se lanzó a tocar los primeros acordes. Su corazón latía rápidamente, era la primera vez que tocaba fuera de las cuatro paredes de su habitación. Era su más profundo secreto, nadie de su entorno conocía de su talento con la guitarra, lo mantenía oculto para sí mismo hasta ese momento en el cual inevitablemente las notas se escapaban acompañadas por la voz del otro muchacho. Nate estaba realmente concentrado, ni siquiera notó cuando alrededor de ambos se iba acercando más y más gente, siguiendo la letra de la canción, acompañándolos. La magia de la voz y la guitarra estaba llegando a su punto culminante, pronto sonaban los últimos acordes, las últimas notas hasta que se acabaron por completo. El pelinaranja soltó el aire que había acumulado por los nervios y se sorprendió al descubrir que la intepretación había despertado aplausos de un gran grupo de gente a su alrededor. El otro muchacho lo sacó de su burbuja extendiéndole su mano para presentarse adecuadamente.

- Nate Barrett - dijo a modo de presentación, en pocas palabras, mientras estrechaba la mano de Kyoshiro. Aún estaba algo abrumado, a penas podía darse cuenta lo que había pasado, parecía como un sueño. - Sí, claro...¿Qué tal Wonderwall? - preguntó aunque realmente no esperó respuesta, los acordes se escaparon de la guitarra al instante. Nate sonrió divertido, se la estaba pasando realmente bien, por un momento podía llegar a olvidarse por qué razón estaba allí. Parecía un truco del destino, quizás había algo allí, algo que tendría que ver con su futuro.  Así se iban pasando los segundos, los minutos, sin darse cuenta la fila se había extendido mucho más, aún no había pasado una hora pero cada vez faltaba menos para que comenzaran a recibirlos para dar comienzo al recital. Pero de momento eso no importaba, allí las cosas estaban demasiado entretenidas como para pensar en otra cosa, el sonido de la guitarra y la voz de Kyoshiro acaparaban completamente la atención.
avatar
Nate Barrett



Mensajes Mensajes : 128
Monedas Monedas : 1333

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's rock! {Priv. Kyoshiro L.}

Mensaje por Kyoshiro Lowell el Dom Feb 09, 2014 5:29 am




Con su sempiterna sonrisa sobre su palida tez, Kyo, seguía el ritmo de la melodía con uno de sus pies mientras animaba a todos los que los rodeaban a que los siguiesen con sus palmas. Alejando momentáneamente la mirada, se fijo en Nate; quien parecía estar sumido en un estado de semitrance. Realmente debía de amar la música, muy pocos eran capaces de abstraerse o concentrarse de tal manera. Dejando sus pensamientos a un lado por ahora, Kyo, preparó su voz. Buscó el momento justo para enlazar la melodía de la guitarra con su propio sonido y se dejó llevar por la música también.


"Today is gonna be the day
that they're gonna throw it back to you.
By now you should've somehow
realized what you gotta do.

I don't believe
that anybody
feels the way I do
about you now.

Backbeat
the word was on the street
that the fire in your heart is out.

I'm sure you've heard it all before
but you never really had a doubt.

I don't believe
that anybody
feels the way I do
about you now.

And all the roads
we had to walk are winding.
And all the lights
that lead us there are blinding.

There are many things that I
would like to say to you
but I don't know how.

Because maybe
you're gonna be the one that saves me.

And after all
you're my wonderwall."


El coro de voces parecía ir en aumento. Más y más gente, parecía que saliesen de debajo de las piedras, para sumarse a los presentes. Ganando de esta manera, la canción, una fuerza mucho mayor y más penetrante. Parecía que los sentimientos de todos ellos resonaran unos con otros, mezclándose y uniendose para formar un nuevo énte que parecía tener vida propia; dando luz así a una desvastadora vorágine de energía que se tragaba a todo aquel que siquiera escuchara aquella peculiar melodía.


"Today was gonna be the day
but they'll never throw it back to you.
By now you should've somehow
realized what you're not to do.

I don't believe
that anybody
feels the way I do
about you now.

And all the roads
that lead you there were winding.
And all the lights
that light the way are blinding.

There're are many things that I
would like to say to you
but I don't know how.

I said maybe
you're gonna be the one that saves me.

And after all
you're my wonderwall.

I said maybe
you're gonna be the one that saves me.

And after all
you're my wonderwall.

I said maybe
you're gonna be the one that saves me.

You're gonna be the one that saves me.
You're gonna be the one that saves me."



Lentamente, con gran parsimonia, los últimos acordes se perdieron entre el enrarecido ambiente reinante. Una gran letanía de emociones, entremezcladas unas con otras, podrían describir aquella escena, pero le resultaba imposible ponerles nombre. Kyo dejó que todas éstas inundaran su ser para poder disfrutar regodeándose en ellas. Cuando por fin volvió a ser consciente de sí mismo, pudo observar como en la distancia se formaba revuelo. Si se fijaba bien, podía distinguir al personal de seguridad en su epicentro.

—Será mejor que desaparezcamos entre la multitud —comentó divertido dirigiéndose a Nate mientras señalaba al lugar en cuestión—. Me parece que no les a hecho mucha gracia que les hagan la competencia a los grupos... gratis.

Según parecía, o bien habían llamado demasiado la atención o bien las puertas estaban próximas a abrirse. Fuera lo que fuese, seguridad parecía estar empeñándose en que todo el mundo formase una fila de una vez por todas.

Spoiler:
Lamento la tardanza, pero he estado muy liado
avatar
Kyoshiro Lowell
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 59
Monedas Monedas : 2995

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's rock! {Priv. Kyoshiro L.}

Mensaje por Ryan Koufman el Mar Mar 04, 2014 5:27 am

Cerrado por ausencia de rango de uno los integrantes. Si se desea abrir nuevamente ir al tema de reapertura de temas.
avatar
Ryan Koufman
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 2734
Monedas Monedas : 9240

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.