Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Entre dulces y desastres. [Priv. Takashi A.]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entre dulces y desastres. [Priv. Takashi A.]

Mensaje por Invitado el Dom Ene 12, 2014 8:53 pm


Entre dulces y desastres.

No paso ni una semana de mudarme a Francia y ya tengo a una de mis molestas primas en mi departamento, viviendo con migo por al menos otra semana mas. No es que no la quiera, es mi prima y la adoro,  pero cuando adopta su personalidad típica de adolescente presumida la detesto con creces. Ademas de su horrenda personalidad, es alguien sumamente hiperactiva, se mueve de un lado a otro y me obliga a salir de mi departamento prácticamente todos los días a todas horas. El cine, la feria, el parque de diversiones, el centro comercial y finalmente, donde me encuentro justamente ahora, el zoológico.

Llevamos al rededor de una hora aquí y lo único que vemos son a los pobres animales en cautiverio y personas que disfrutan de ello, ademas de que es un día totalmente frió y tengo desde la raíz del cabello hasta la punta de los pies todo,congelado. Definitivamente, venir al zoo en invierno no es una maravillosa experiencia. Pero si hay que adoro de los zoos, son los tigres y leones. Esos magníficos felinos llaman mi atención mas que nada en este lugar y es que son como gatos pero cien veces mas su tamaño, tan majestuosos, tan temidos, tan imponentes que con un solo rugido hacen callar hasta el mas valiente, pero al parecer a Cassie, mi prima, lo único que le importa son los chicos que puedes encontrarte allí, pequeña zorra, pensé en mi fuero interno.

Resople, cansada de estar parada sin hacer nada, quería ver a los leones y no iba a quedarme allí. Me moví del lugar en donde estaba y me acerque a mi prima y su acompañante. -Cass, iré a dar unas vueltas, llámame cuando sea la hora de irnos. -Mire a su acompañante, podía jurar que hace 10 minutos el chico era distinto. Le reste importancia y gire mi rostro hacia Cassandra con impaciencia. -Claro, lo que tu digas primita. -Ni siquiera me dedico una mirada la muy zorra. Resople otra vez y me di la media vuelta arreglando mi bufanda de color rojo.

Camine por lo menos diez metros cuando me di cuenta de que no tenia ni idea de donde estaban la jaulas de los felinos, hoy parecía no ser mi día de suerte. Divise a un costado unos de esos carteles gigantes donde ponen un mapa y me acerque con una sonrisa a el, me incline y comencé a buscar. -Bien, estoy en este lugar, vamos a ver... Monos... Aves... Acuario... ¡Leones! ¡Aquí estan! -Dije susurrando para mi misma. Volví a mi posición inicial y junte las manos, no estaba tan lejos como pensaba.

Me encaminaba hacia allí cuando mis ojos divisaron algo espectacular, ¡Una tienda de dulces!. Camine apresurada hasta allí mientras verificaba cuanto dinero tenia y una vez allí adentro agarre una bolsa de esas para elegir y comencé. -Si, un poco de esto, unas paletas, ¡ah! y un poco de esto también. -Al finalizar me dirigí hacia la cajera y pague la bolsa repleta de dulces. Me encamine hacia afuera con una paleta de fresa en la boca y una sonrisa infantil, amo los dulces. Camine un poco mas, dispuesta a ver a esos felinos, iba metida en mis pensamientos mirando todo a mi al rededor hasta me sentí chocar contra algo duro. -¡Ah, mierda!. -Me aleje un poco confundida y mire el suelo. Estaba repleto de dulces partidos y sucios y por un momento temí que fueran los míos. Mire mis manos y los dulces seguían allí. Levante el rostro y me encontré con un chico de cabello castaño y con una mirada que expresaba puramente ira. -¡Ay no! -Tape mi boca. -Lo siento, en verdad lo siento juro que te compensare, lo lamento mucho. -Moví mi manos de arriba hacia abajo, parecía una idiota pero esa mirada me ponía nerviosa. Realmente salir con Cassie traía muchos problemas...


Última edición por Yume Mizuko el Miér Feb 19, 2014 6:35 am, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dulces y desastres. [Priv. Takashi A.]

Mensaje por Takashi Asakura el Mar Ene 14, 2014 6:20 am

Takashi se había levantado temprano ese día, tenía que trabajar por lo que se ducho y bajo a toda prisa encontrándose vacía la cocina ya que por la hora seguramente sus compañeros seguían durmiendo. Se preparó un sencillo desayuno con pan tostado y algo de jugo, no se podía permitirse nada más dado su escaso tiempo pero aun así ya comería algo allá. Salió a toda prisa y tomando el bus no tardó en llegar al trabajo solo para darse cuenta que estaba cerrado debido a remodelaciones.

- Genial vine aquí para nada- dijo un poco molesto metiéndose las manos en los bolsillos- supongo que volveré a casa y veré que hago-.

Se dio la vuelta resignado y empezó a caminar por la calle decidido a irse a pie para por lo menos gastar un poco de su tiempo, apenas había avanzado un par de calles cuando una persona se acercó a él ofreciéndole un panfleto. Al parecer el zoo de la ciudad había remodelado sus instalaciones y por su nueva reapertura invitaba a la gente a visitar a los animales aunque contenía también la advertencia de que no debían alimentarlos. Takashi reviso su reloj, aun no era ni siquiera las 9 de la mañana y el zoo estaba cerca así que le quedaban dos sencillas opciones se iba a casa a aburrirse o ir al zoo a visitar a los animales. Bueno después de ver su reloj y el panfleto la respuesta era bastante obvia así que girando sobre sus talones dio media vuelta y empezó a caminar con rumbo a la parada de autobús.

Ciertamente hacía mucho tiempo que no iba al zoo por lo que cuando llego miro a su alrededor sorprendiéndose de la cantidad de gente que había en el lugar, digno de una reapertura o eso suponía ya que en realidad nunca había ido a una. Avanzo entre la gente deteniéndose a ver algunas de las instalaciones sorprendiéndose lo bien hechas que estaban y lo cómodos que estaban, en realidad no le gustaba mucho ver a los pobres animales enjaulados pero el menos parecía que se esforzaban por mantenerlos cómodos y felices, continuo caminando un poco sintiéndose un poco fuera de lugar por la cantidad de gente que iba acompañada encontrándose con parejas y familias por todos lados. Le quitó importancia al hecho olvidándose por completo de eso cuando vi un kiosco donde vendían dulces por lo que feliz de la vida me acerque a comprar una bolsa llena de toda clase de gomitas y chocolates.

- Bien ahora puedo decir que es una gran mañana- dijo emocionado mientras empezaba a comer sus dulces.

Miro el mapa del zoo, era realmente grande ya que en realidad no había recorrido ni una cuarta parte del mismo por lo que completamente sorprendido di la vuelta chocando contra una chica rubia. Todo paso en una fracción de segundo y a sus ojos en cámara lenta, vio como la bolsa de dulces volaba de sus manos cayendo lentamente viendo cómo se arruinaba todo en su interior al caer contra el piso y romperse todo en pedacitos. Miro a la culpable con ojos acusadores mientras esta empezaba a disculparse, había cometido un gran delito al tirar su posesión más valiosa, por lo menos en ese momento, por lo que se revolvió el cabello intentando relajarse mientras la chica se disculpaba agitando las manos como una cría que acabara de ser atrapada haciendo algo malo.

- Eres un tonta –se quejó molesto- ¿Qué acaso no puedes ver por dónde caminas? ¿Para qué tienes los ojos? Seguramente eres de esas mocosas que se la pasan buscando chicos guapos en lugar de ver al frente-.

Estaba realmente molesto sus preciados dulces que acababa de comprar habían terminado en el piso sin que pudiera comer siquiera la mitad y eso era algo que no podría perdonar fácilmente por lo que se quedó con los brazos cruzados molesto.
avatar
Takashi Asakura
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 525
Monedas Monedas : 1847

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dulces y desastres. [Priv. Takashi A.]

Mensaje por Invitado el Miér Ene 15, 2014 7:36 am

Observe al muchacho mientras se revolvía el cabello y lanzaba palabras con veneno hacia mi. Ya no estaba avergonzada, estaba cabreada. ¿Quien se creía que era aquel extraño para decir estupideces sobre mi? Nada mas alejado de la realidad. Claro que buscaba chicos, ¿Que mujer no lo hacia? Pero eso no significaba que no tenga los sentidos bien puestos, soy una chica que primero se fija en las cosas importantes antes de los hombres, el no me conoce y no tiene derecho a decir nada sobre mi. Ademas, me disculpe con el, ¿Qué más quería?.
-¡Oye!, ¿Quien te piensas que eres? No puedes decir ese tipo de cosas de una mujer, idiota. Te mereces que se te hayan caído todos tus dulces. ¡Retiro mi disculpa!. -Cruce los brazos al igual que el en forma infantil y mire hacia el lugar contrario. Las palabras salieron casi sin pensarlo y una vez que termine de decir todo lo que quería mire hacia el suelo con algo de pena. Los chocolates son uno de los placeres que mas me gusta darme y verlos hechos trocitos y todos sucios en el suelo me daba lastima, y mas sabiendo que yo fui la culpable de que terminaran en tal estado.

La vergüenza volvió al percatarme que la gente al rededor nos miraba. Algunas personas se pararon a ver que es lo que sucedía y es que no todos los días te encuentras con una pelea por dulces en un zoológico ¿Verdad?. Estoy siendo infantil, lo se, pero no puedo evitar cabrearme por tales palabras y mas si vienen de alguien a quien no conozco.
-No seas grosero, si vas a insultarme al menos dime tu nombre. -Dije de forma prepotente. Volví a mirarlo pero en seguida viré la cabeza a la posición anterior. ¿Para que quiero saber su nombre? No lo sé, me gusta conocer a la gente que tiene es descaro de insultarme.

Recapacite un poco al volver a observar a la gente al rededor que ya comenzaba a susurrar cosas de nosotros dos, me dio pena e inconscientemente un sonrojo se poso sin permiso en mi cara, el cual oculte con mi cabello. Mi vista se puso otra vez en el y me quede mirándolo por un tiempo, como si estuviera examinándolo, cuando en realidad no miraba un punto fijo. Me acaricie las sienes con un poco de pesar y largue un suspiro.

-Vamos, no te enojes, en verdad lo siento ¿Si? Ten los míos, o si quieres te comprare mas, pero ya deja de mirarme como si fueras a matarme. -Débil, me dije a mi misma. No puedo soportar cuando alguien clava fijamente la mirada en mi y finalmente siempre termino rindiendome. De todas formas, mi actitud era de una pequeña niña y tenia que sentar cabeza, no podía comportarme así, tenia que ser madura. Le estire la mano que sostenía la bolsa repleta de dulces y espere a que la tomara mientras la miraba con melancolía, allí van todos mis chocolates. -Vamos, tómalos antes de que me arrepienta. -Gire hacia un costado con una mueca de vergüenza y enojo, el cual aun no se borraba... por completo, estoy actuando como una patética tsundere.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dulces y desastres. [Priv. Takashi A.]

Mensaje por Takashi Asakura el Jue Ene 16, 2014 7:58 am

Bien al parecer no le había agradado mucho a la rubia la reacción del chico ya que empezó a gritar y reclamar lo que el había dicho, ciertamente tenia razón en parte pero nada le quitaba el hecho de que hubiera cometido el mas grande crimen,al menos a los ojos de el, y eso no se lo perdonaría ni a su madre. Se quedo mirandola mientras hablaba cada vez mas confundido mientras primero gritaba luego pedía su nombre luego se disculpaba, vaya chica mas bipolar. El suspiro mientras se cubría el rostro con una mano sacudiendo al cabeza sin idea de que estaba pasando ni como debía reaccionar.

- ¿Quien soy?Soy al que le acabas de tirar el dinero de 3 días en dulces creo que tengo derecho a quejarme- replico señalando los destrozados dulces- Y por mi puedes quedarte con tu disculpa dudo que solo con tenerla caigan del cielo mas dulces para mi o que con llegar con vendedor y decirle "Una rubia me tiro mis dulces pero se disculpo ¿Me puede dar una nueva bolsa solo con eso?" realmente acepte y me de mas-.

La miro por unos instantes, tonta niña tsundere por su culpa sus ahorros habían sido destruidos sin que pudiera disfrutar siquiera la mitad y aun decía que el era un grosero y quería conocer su nombre, sencillamente todo un caso esa niña. Se inclino hacia adelante mirándola mas de cerca ignorando de momento la bolsa de dulces que ella le tendía, ahora lo que le importaba era decidir si le diría su nombre o no a esa enana destruye dulces.

- Me llamo Takashi y lamento decepcionarte pero la grosera eres tu ¿No sabes que antes de preguntarle su nombre a alguien debes presentarte tu?- pregunto mirándola ya sin estar tan molesto pero aun con una mirada infantil-

Se quedo callado, no había notado hasta ahora que la gente que estaba en exposiciones cercanas y en la que iba pasando se les quedaba mirando y cuchicheaban entre ellos señalándolos, solo eso le faltaba al chico ser el centro de atención. Eso era bastante molesto, odiaba a la gente burlona, a la gente que hablaba sin conocer a las personas y la gente que cuchicheaba enfrente de los demás así que el tener esas 3 cosas juntas y que fuera sobre el lo sacaba de quicio.

- Vamonos, ya llamamos suficiente la atención- dijo mientras la tomaba del brazo con una mano y la bolsa de dulces de ella con la otra, para evitar que también se cayeran, antes de empezar a caminar lejos de esa gente- Ya nos arreglaremos cuando lleguemos a un lugar mas tranquilo-.

Caminaron sin rumbo fijo con el pelinegro arrastrando a la chica hasta que estuvieron en la sección africana, se detuvo frente a las cebras que ya que en ese momento esa zona estaba vacía a excepción de un par de niños con un adolescente, su hermano mayor o su niñero, que veían saltando emocionados a los animales. Se dejo caer sobre la banca cercana y suspiro mas feliz, por fin estaba en un lugar tranquilo donde no había nadie que hablara a espaldas de los demás, estaba tan relajado que hubiera olvidado el incidente de los dulces si no hubiera sido por la presencia de la rubia.

- Ya te dije mi nombre ¿Me dirás el tuyo destructora de dulces?- pregunto mirándola de reojo.
avatar
Takashi Asakura
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 525
Monedas Monedas : 1847

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dulces y desastres. [Priv. Takashi A.]

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 18, 2014 10:51 pm

Cunado me paro a pensar en la situación en la que estamos no puedo evitar reírme mentalmente. Era bastante cómico y desde la perspectiva de los demás nos debemos ver bastante ridículos peleando por trozos de azúcar. También llegue a la conclusión de que si algún idiota tirara mis dulces reaccionaria de la misma forma, o peor. Como dije anteriormente, los dulces son algo que me encanta y si alguien osaría tocarlos sin mi consentimiento con sus sucias manos, no respondería a mis acciones, por eso comprendo al chico y no puedo enojarme con el, me calmare y tratare de ser lo mas compresiva posible.

-Ya, ya, no seas tan enojon, no es para tanto. -Lo mire y puse cara de "No es tan grave" mientras el seguía hablando. La risa salio casi al instante al imaginarme la situación. -Jajajaja, ya vale, te estoy dando mis dulces que es casi la misma cantidad de lo que tenias, no te pongas gruñón y acéptalos, así ya no tendrás de que quejarte. -Dije finalizando con una sonrisa involuntaria.

¿Grosera? ¿Me había dicho grosera? La comprensión se fue por la cañería y con el ceño fruncido me acerque refunfuñando a el y alce la cabeza para mirarlo ya que es mas alto que yo. Lo señale con el dedo y hable. -¡Oye! ¡Yo no soy grosera, deja de insultarme, tonto! -En realidad no estaba enojada, solo ofendida, reacciono de manera casi mecánica cuando escucho algún insulto, no puedo evitarlo. Takashi, el chico, se quedo callado observando su al rededor, al parecer se percato que estábamos en medio del zoo gritando y actuando como un par de idiotas, su cara se desfiguro en una mueca de desagrado y seguidamente me cogió del brazo prácticamente arrastrándome fuera del lugar. -¡E-espera, con mas cuidado! -Dije mientras el arrancaba la bolsa de mis mano.

Una par de minutos después finalmente llegamos a un lugar tranquilo. La sección africana estaba bastante apacible y solo había algunos niños por lo que podríamos hablar con mas tranquilidad. Takashi se dejo caer en una banca y suspiro, parecía mas relajado. -¿Ya estas mas tranquilo, gruñón? -puse mis manos en mi cadera y una sonrisa burlona se poso en mi cara. -Yume Mizuko, pero puedes decirme solo Yume o Yu-chan si gustas. -Me acerque a el y me senté a su lado. -¿Cuantas veces tengo que decir que no fue mi intención tirarlos? Los he hecho trocitos, tengo que vivir con ese remordimiento, ¿No es suficiente para ti mi sufrimiento? -Me lleve una mano hacia la frente dramáticamente, abrí un solo ojo y lo observe, aun llevaba la bolsa con los dulces y mi cuerpo pedía con urgencia azúcar. Retire mi mano y abrí los ojos por completo. -Oye Takashi-kun, ¿Me podrías dar algunos? Solo comí una paleta y en verdad quiero un chocolate, se bueno ¿Si? -Señale los dulces eh hice un puchero con la boca, esperaba convencerlo con la faceta "niña buena y dulce", no quería y no esperaba quedarme sin comer un poco de los dulces.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dulces y desastres. [Priv. Takashi A.]

Mensaje por Takashi Asakura el Miér Ene 22, 2014 9:10 am

Bipolar. Ahora Takashi estaba completamente seguro de que lo era, la rubia a su lado era una completa Tsundere, o por lo menos variación de la misma, ya que pasaba de molesta y enojona a amable y deseosa de dulces. El chico ya no sabia que pensar, una chica tan "especial" como ella lo dejaba con la cabeza echa un lió sin saber que haría a continuación ya que era completamente impredecible. La escucho sin decir nada, incluyendo el drama telenovelesco, para el final quedarse con la mente en blanco cuando ella le pidió que le diera de los dulces que momentos antes ella le había regalado.

- No soy un gruñón- se quejo mientas cruzaba los brazos- que tu arruinaras un aperitivo de dulces molesta a cualquiera, ademas ahora no digas que te hago sufrir como si fuera mi culpa ya que fue la tuya por destruir mi preciada compra- dijo aludiendo a su fingido drama- Curiosa forma de pedir las cosas tienes ya que primero me insultas creo que eso es empezar de la forma incorrecta-.

La miro de reojo sin soltar la bolsa de dulces, vaya chica se había ido a topar, empezaba a creer que en aquella ciudad no existía la palabra normal o quizá la misma tenia un significado diferente del que el conocía ya que no existía una sola persona que cumpliera con esa descripción. Suspiro cubriéndose el rostro con una mano, ¿Porque la rareza siempre lo seguía? ¿Que era mucho pedir encontrarse por una vez con alguien común y corriente con quien pudiera platicar de forma normal? Quejarse no serviría de nada así que borro esos reclamos de su mente.

- Bueno yo no recuerdo haber dicho en ningún momento que aceptaría tus dulces Mizuko- aclaro con fingida molesta mientras se los devolvía- Así que puedes comer todos los que quieras son tuyos a fin de cuentas, soy pobre pero no tanto ya podre ir a comprar yo unos mas tarde- añadió cruzándose de brazos.

Si el reclamo que había hecho originalmente había sido solo un berrinche y aunque aun quedaba un poco de eso dentro de el no era tanto como cuando vio toda esa azúcar desperdiciarse. Se levanto estirando los brazos hacia arriba, bien asunto arreglado ahora podía seguir con su pacifico día sin tener que lidiar con enanas torpes ni dulces aplastados por lo que miro a su alrededor intentando saber donde se encontraba ya que aunque sabia que estaba en la zona africana había algunos animales en especifico que quería ver de esa parte ya que había corrido hasta ahi tenia que aprovechar y visitar a algunos de sus animales favoritos.

- Bien Mizuko es hora de marcharme- comento mientras se metía las manos en los bolsillo- Fue un placer ser empujado por ti y perder mis dulces pero vine aquí a ver animales así que eso haré, intenta no volver a tirarle sus cosas a nadie y si lo haces procura que sea algo que no se desperdicie- bromeo despidiéndose con un gesto de la mano y empezando a caminar- Los leones me esperan y como prefiero la compañía de felinos carnívoros gigantes que la de una rubia torpe mejor me pongo en camino- finalizo antes de seguir con su camino.

OFF:
Bueno ahora Taka se va~ y pues ya que ambos van al mismo habitat creo que Mizuko podría ir también para allá y "reencontrarse" en el hábitat para seguir con la amistosa(?) pelea entre ellos o algo por el estilo si tienes otra idea en mente es bien recibida obviamente xD
avatar
Takashi Asakura
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 525
Monedas Monedas : 1847

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dulces y desastres. [Priv. Takashi A.]

Mensaje por Invitado el Mar Ene 28, 2014 7:18 am

Este es uno de los encuentros mas extraños que he tenido hasta ahora. Pelear como una niña no es algo a lo que estoy acostumbrada, suelo dejar pasar las peleas sin sentido, ignóralas como si no fueran nada, pero esta fue algo particular y cabe decir que divertida. Takashi parecía ser del tipo que no se ríen mucho y tal vez fue eso lo que me impulso a continuar inconscientemente la pelea desde un principio. -Claro que eres un gruñón, estas quejándote todo el tiempo de que fue mi culpa, ¡Ya te dicho que lo siento! No puedo ofrecerte nada mas de lo que ya he ofrecido. -Dije con un fingido puchero. No podía evitar sentirme mas culpable cada vez que decía que yo fui la causante de todo aquel desastre. No es como si yo hubiera planeado tirarle los dulces, no fue intencional, tan solo fue un accidente. -No fue intencional, tan solo fue un accidente. -Repetí la ultima frase casi al instante de pensarla y seguidamente solté una sonrisa. 

Me miro de reojo y luego de un momento dejo reposar los dulces que anteriormente le había ofrecido en mis manos. Intercale la mirada entre la bolsa y él con ojos bien abiertos por la sorpresa. Ademas de quejarse, estaba rechazando una bolsa completa de todo tipo de golosinas que amablemente -Y también dolorosamente- le había dado como disculpas por mi torpeza. ¿Por que lo hacia? ¿Por que me los devolvía? El estaba enojado porque había destruido su "preciada posesión" -Según él- ¿Y me devolvía una bolsa llena? -Lamento si te ofendió, no era mi intención hacerte ver como un pobre, solo quería emendar mi error. -Lo mire con una sonrisa algo altiva aceptando los dulces, ya se los había ofrecido una vez, no iba a insistir si él no los quería. Agarre entre mis dedos un caramelo y una vez que ya no tuviera el envoltorio lo metí en mi boca. 

Hubo un momento de silencio donde me quede mirando como los niños que anteriormente
estaban allí se iban con expresiones de felicidad mientras saltaban al redor del muchacho que supuse estaba cuidándolos. La pelea que anteriormente había sido el motivo por el cual estábamos allí en ese momento se aplaco con el tiempo y ambos estábamos mas calmados. Takashi se levanto estirando las manos hacia arriba y se despidió de mi. Tal parece que el "agradable encuentro" llegaría a su fin. -De acuerdo, también fue un placer conocerte y descuida, te aseguro que a partir de ahora no le tirare nada a nadie. -Sonreí con diversión mientras levantaba la mano imitándolo. -¡Oye, espera! ¿¡Como que rubia torpe!? ¡Yo no soy ninguna torpe!. -Grite ignorando todo lo dicho a excepción de "Rubia torpe". -Maldición ya no tiene caso que diga nada. -Dije resignada. Me pare mientras agarraba la bolsa y me dirigía hacia ningún lugar en especifico, esperando encontrar alguna tienda y conseguir un refresco, gritar como estúpida me había dejado la garganta seca. Tal vez, luego de conseguir mi refresco pueda ir a ver a esos felinos, como tenia planeado desde un principio.
Offrol.:
Ok, ya te mande un mp, para arreglar las cosas y aclarar una duda que tengo ^^
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dulces y desastres. [Priv. Takashi A.]

Mensaje por Takashi Asakura el Jue Ene 30, 2014 8:23 am

Al final no todo había salido como el esperaba cuando había decidido ir al zoo, todo se había arruinado por culpa de aquella rubia torpe que el acababa de dejar atrás. La verdad era que su plan de comer dulces y ver animales se había arruinado por que ya no le quedaba mas dinero, pero también porque le habían arruinado las ganas de dulces cuando destruyeron los que había comprado, solo le quedaba como único consuelo el ver a algunos de sus animales favoritos como los leones o quizá los osos. Suspiro mirando a su alrededor, realmente estaba vacía el zoo seguramente los niños de hoy preferían videojuegos que visitar esos lugares. El pelinegro miro su reloj, aun quedaba mucho tiempo por delante así que se limitaría a recorrer todo el zoologico con calma ya que era su primera vez en ese lugar.

Avanzo entre con lentitud metiendo las manos en sus bolsillos, si lo pensaba detenidamente no era mucho de apoyar que se mantuvieran animales en cautiverio en contra de sus voluntad, por eso mismo había dudado tanto en adoptar o no al gato, pero tenia que admitir que los animales del zoologico se veían muy felices ademas que por lo menos estando ahi dentro aseguraban que tendrían comida,agua y si era necesario veterinarios que los cuidaran y medicinas. Paso por varios habitats, cebras,gacelas y leones, también había pasado por su favorito que no era otro que el de los elefantes, amaba esos animales tan grandes y con graciosas trompas. Los encontré mientras tomaban agua con sus trompas y se la echaban entre ellos, se quedo recargado en la valla mirándolos un buen rato hasta que empezó a sentir la boca reseca.

- Me pregunto si aun tengo dinero...-se dijo en voz baja a si mismo mientras sacaba el resto del dinero que tenia en el bolsillo- Parece que aun tengo lo suficiente por lo menos para una botella de agua-.

Aclarada su duda se dio la vuelta y emprendió la gran búsqueda para conseguir una bebida, cruzo lugares inhóspitos y salvajes llenos de animales, o eso pensaba el ya que en realidad solo desando el camino por los diferentes habitats hasta que por fin encontró donde comprar la botella de agua que tanto pedía su garganta. Se cruzo de brazos pensando que hacer ya que aunque el resto del zoológico estaba relativamente vació ese lugar estaba lleno de gente, seria la hora de la comida o algo así, medito durante unos segundos hasta que decidió que se abriría paso como pudiera hasta llegar al frente y comprar su agua. Se metió entre la gente empujando a todos para abrirse paso hasta que sintió como su codo chocaba contra algo e instantes despues sentía como algo le humedecía la parte de los pantalones. Giro lentamente en la dirección que había empujado para encontrarse para su sorpresa con una chica rubia que se le hacia bastante familiar y que ahora,por su culpa, estaba empapada del cuello hacia abajo.

- ¡Rubia torpe!- fue lo único que alcanzo a decir cuando reconoció a la chica que había mojado y se quedo de pie mirándola sorprendido sin saber que hacer o decir.
avatar
Takashi Asakura
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 525
Monedas Monedas : 1847

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dulces y desastres. [Priv. Takashi A.]

Mensaje por Invitado el Lun Feb 03, 2014 1:21 am

Camine de regreso  por el camino hacia donde estaba el mapa del zoológico, el lugar donde había tenido el percance con aquel chico del que acababa de despedirme. Haber tenido ese encuentro no era lo que esperaba cuando mi prima me dijo que venir al zoo en un principio, no planeaba tener un encuentro con alguien a quien no conocía y que terminara en algo desastroso, pero fue algo fuera de lo rutinario al venir a un zoo y ver solo animales. Al llegar pasee la mirada por el mapa otra vez, aunque con un objetivo diferente, el patio de comidas, el cual quedaba unos habitas mas adelante. Con un suspiro cansino me enderece de vuelta y emprendí mi camino hacia el patio de comidas para comprar el bendito refresco.

El viento corrió furioso, como si quisiera llevarme de paseo. Arregle un poco más la bufanda de color rojo que envolvía mi cuello y suspire mientras temblaba por el pequeño escalofríos. Mire a mi alrededor, notando que había pocas personas, menos de las que esperaba. A mi costado había unas mesas redondas donde algunos niños jugaban con la comida y se desesperaban por terminar pronto y ver mas animales; a los otros costados estabas algunas personas ya adultas disfrutando de la salida, sonreí al verlos y mentalmente desee que mi padre y mi madre estuvieran aquí como cuando era pequeña, aunque era algo imposible. Me acerque al mostrador y con una mueca de duda me quede mirando si solo debía pedir un refresco o algo más; finalmente me decidí solo por el refresco, no tenia tanta hambre luego de terminar los dulces.

-Buenos días, quisiera un refresco de cola por favor. –le sonreí a la muchacha detrás de la caja y me moví de la fila para que pudiera atender a los demás. De un momento a otro el lugar se había llenado de personas, una multitud gigante que estaba deseosa de comida que pudiera saciarla. –Maldición, como rayos saldré de aquí ahora. –Me pregunte en un susurro.

El pedido se tardo un poco pero al fin llego, la cuestión ahora era tratar de salir ilesa de aquel lugar y con el vaso todavía en las manos y lleno. Camine unos metros dando codazos y empujones, recibiendo algunos insultos; casi estaba por salir del tumulto de gente cuando repente siento algo frío que empapaba mi cuerpo. El vaso en mi mano estaba tirado en el piso y el liquido que anteriormente estaba adentro de el, ahora estaba regado por completo en mi, desde el cuello para abajo, definitivamente era el día de “choquemos a las personas”.

-¿Rubia torpe? El torpe aquí eres tú ¿Por qué no te fijas por donde vas? Esta bien que sea pequeña pero no es para que me lleves por delante. ¿Qué voy a hacer ahora? Estoy totalmente empapada y muerta de frio. –comencé a gritar a todo pulmón, enojada a mas no poder. Ahí iba otra vez, otra pelea en el zoológico. El viento corrió otra vez con furia y no pude evitar temblar como un pequeño chihuahua. Mire al idiota que me había empujado y vaya fue mi sorpresa al encontrarme con una cara bastante conocida. Me quede perpleja mirando a Takashi mientras mi mente se tranquilizaba y de repente, comencé a reír como idiota. –Jajajajajaja, no puedo creerlo, ¿En verdad eres tú? ¿No podía ser otra persona? Jajajajaja, claramente no es nuestro día suerte ¿Verdad? –si, tranquilamente podría pasar por una loca tsundere en este mismo instante, enojándome como si de un demonio fuera y al segundo riendo a carcajadas, pero no importaba, no podía creer aun que Takashi fuera aquel idiota que me empujo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dulces y desastres. [Priv. Takashi A.]

Mensaje por Takashi Asakura el Vie Feb 14, 2014 10:48 am

Takashi se sorprendió bastante de que despues de todo lo que había pasado sus pasos terminaran llevándolo de nuevo a aquella rubia. Sonrió mas tranquilo una vez pasada la sorpresa inicial, ella tenia razón en parte ese no era su día de suerte y el chico empezaba a pensar seriamente que debió haber ido a casa cuando tuvo oportunidad. Miro a la afectada de arriba a abajo notándola completamente empapada, sin duda eso tenia mala pinta y aunque en realidad prefería solo ignorarla e irse en el fondo era una buena persona por lo que se vio obligado a cruzarse de brazos mientras pensaba que hacer.

- Bueno no es como si yo quisiera encontrarme contigo de nuevo rubia torpe- respondió el molesto- Solo buscaba algo de beber antes de continuar paseando no es mi culpa que no sepas nisiquiera sujetar una bebida-.

Dijo con aparente seguridad pero por dentro sabia que era su culpa, el había llegado empujado gente y sin duda provoco ese accidente. Suspiro lleno de resignación,ahora tendría que disculparse y gastar lo ultimo de su dinero en comprarle otra bebida lo cual era una reverenda tontería eso sin contar que tendría que pensar en algo que hacer con su ropa mojada. Vaya mal día estaba resultando ser este sin duda el peor de todos los que había tenido recientemente pero aun así tendría que aguantar un poco mas ya que aun era temprano y quedaba un largo día por delante.

- Otra bebida igual a la que acaba de comprar ella- pidio a la vendedora,una vez que por fin pudo abrirse paso hasta adelante, señalando a Mizuko- Bien te comprare tu bebida así que ahórrate las quejas, ha sido un día con muy mala suerte- suspiro.

Bien ahi iba todo su dinero, por lo menos hasta donde recordaba el chico aun tenia dinero suficiente para volver a casa. Tomo la bebida que ofrecía la dependienta y le pago para despues salir del gentío llevando a la rubia sujeta de la muñeca para no perderla de vista, una vez que estuvo en un sitio mas tranquilo se quedo mirando a la chica.

- Lamento que terminaras empapada- se disculpo encogiéndose de hombros para despues ofrecerle la bebida- Espero que con esto ya no haya rencores entre nosotros...¿Te parece si seguimos paseando por aquí juntos?-pregunto de repente ya que la idea había surgido de la nada en la cabeza- Al parecer tenemos la maldición de chocar continuamente, si nos mantenemos juntos por lo menos podremos mantener a la vista al otro para no golpearlo accidentalmente-.
avatar
Takashi Asakura
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 525
Monedas Monedas : 1847

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dulces y desastres. [Priv. Takashi A.]

Mensaje por Invitado el Miér Feb 19, 2014 7:32 am

Sonreí inconscientemente a la par de el; desde que había comenzado el día no  tuve otra cosa que no sean problemas y si no sonreía seguramente me enojaría y no quiero volver a gritarle al chico que esta ahora en frente a mi con una sonrisa pacifica. Restregué las manos en el pantalón buscando inútilmente que estén menos pegajosas y preste atención a Takashi  que de repente parecía molesto.  

-Deja de decirme rubia torpe, castaño grandulon. -¿En serio mi cerebro no podía pensar algo mas inteligente? Realmente soy una rubia torpe. –Además, tu eres el torpe, tu me chocaste esta vez –dije cruzándome de brazos e inflando los cachetes, como si fuera una niña pequeña haciendo una rabieta. Al alzar la vista veo como Takashi  se dirige hasta adelante y pide una bebida igual a que antes tenia en mis manos –Oye, no es necesario… -intente decir, pero fui inútil; lo siguiente que sentí fue su mano arrastrándome a algún lugar, sacándonos a ambos del tumulto de gente que anteriormente nos miraba con gracia y algo de enojo.

-Esta bien, no hay rencores no te preocupes, ya estamos a mano, jajaja. –dije una vez que paramos, reí un poco mientras tomaba entre mis manos el vaso que me extendía. Mire a mi alrededor y lo único que puede observar es un par de personas con algunos niños, pero solo eso, el zoo estaba bastante desolado, seguramente la mayoría esta en el lugar que dejamos atrás. –Claro, de todas formas no se donde esta mi prima y no es divertido estar sola en un lugar tan grande. –acepte su propuesta, sonreí y le di un sorbo al vaso, pensando en donde se podría haber metido Cassie y porque no había llamado aun. De repente, llego a mi memoria el propósito inicial por el cual me había separado de mi prima; mire a Takashi con una sonrisa y seguidamente lo tome de la muñeca. -¿Has visto a los leones ya? Bueno, no importa de todas formas acompáñame. –sonreí calidamente. Esta vez era mi turno de arrastrarlo como un muñeco de trapo y sin esperar una respuesta lo lleve conmigo a la sección de los leones.

Cuando paramos en frente del barandal que separaba el habitad de los felinos y nosotros, me situé a un lado de él y los señale. – ¿No son preciosos, no te encantan? –tome su brazo y lo zarandee infantilmente, me quede un rato mirándolos como si de oro se tratase y si no fuera por la ráfaga repentina y el escalofríos que me recorrió la espalda, me hubiera quedado mirándolos por mucho tiempo. Con la mano que tenia libre tome la bufanda y trate de secar el sweater que estaba un poco húmedo para no pasar mas frío. Gire la cabeza a un costado y al mirar a Takashi recordé que él había gastado dinero en la bebida que ahora sostenía, era contra mis principios dejar que alguien gastara dinero en mi, y no permitiré que él lo haga. Deje la bufanda –que quedo húmeda también- sobre el barandal y metí la mano en mi bolsillo para sacar un par de billetes. –Toma, no era necesario que me compraras otra, yo tenia mas dinero, jajaja. –reí extendiéndole la mano con los billetes. –No se cuanto saque, si falta me dices. –termine de decir, volteando otra vez la cabeza hacía los magníficos felinos.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dulces y desastres. [Priv. Takashi A.]

Mensaje por Takashi Asakura el Mar Feb 25, 2014 10:24 am

Takashi miro a la rubia mientras esta aceptaba la bebida y la invitación, ¿Quién hubiera pensado que era tan fácil socializar con alguien? En realidad estaba tan abstraído pensando en eso que no le presto atención al “brillante” insulto que ella pensó para él. Una vez se alejaron del tumulto la chica, aun completamente empapada, pregunto alegremente si ya había visto el hábitat de los leones pero sin esperar respuesta lo tomo del brazo y lo arrastro hacia allá. Realmente esta chica era todo un caso y sin duda una completa Tsundere que podía estar molesta en un momento y al siguiente actuar como una niña pequeña completamente emocionada por recorrer el lugar. Podía ver como los hábitats pasaban mientras la chica continuaba arrastrándolo, ¿Ahora se había convertido en un muñeco de felpa o algo asi? Eso de ser arrastrado de un lado a otro por una chica más pequeña para el no era una sensación agradable pero por lo menos lo llevaba al mismo lugar al que el mismo buscaba ir por lo que no tenía muchas quejas al respecto.

Al final llegaron ante los magníficos felinos, siempre desde pequeño le habían llamado la atención ya que eran fuertes, agiles y a su parecer tan lindos como gatitos, sin embargo no era todo miel sobre hojuelas en su amor por los leones ya que en realidad aunque le fascinaban al mismo le aterraba encontrarse cerca de uno quizá por el hecho de que sabía que si hacia enojar a uno seria lo último que haría en su vida. Apoyos los brazos en el barandal que resguardaba el hábitat inclinándose para recargar su barbilla en los mismos, el ver a los leones lo relajaba y compensaba el mal día que había tenido hasta ahora por lo que sin duda lo clasificaría como un buen día. Al parecer Yume había ido al zoo con su prima ¿Se trataría de una prima menor? Eso sería lo más lógico ya que en realidad no había muchos adolescentes que quisieran ir al zoológico a menos que fuera en alguna cita o algo así, si ese era el caso entonces deberían de estar juntas…¿Por qué parecía tan despreocupada? Eso solo dejaba la opción de que en realidad su prima ya fuera una adolescente o que hubiese venido con sus amigos o alguien más que la cuidara, se mente divagaba en esto cuando la chica hablo atrayendo su atención.

- Si, son de mis animales favoritos junto con los osos, los elefantes, los tiburones y los delfines- respondió el chico mirándola de reojo un tanto sorprendido de que compartieran los mismos gustos- Lamento lo que le paso a tu ropa-.

Esa era una disculpa sincera después de todo a pesar de su actitud infantil y alegre que mostraba aún conservaba su ropa mojada y pegajosa lo que se hizo más evidente cuando la chica tembló de frio y trato de arroparse con la húmeda bufanda hasta que por fin se rindió y la dejo extendida sobre el barandal. Eso solo aumentaba el sentido de culpa en el chico además de confirmar que no estaban a mano ambos como ella había dicho antes ya que el solo perdió sus dulces pero ahora ella estaba completamente mojada lo que no se arreglaría solo con la bebida que le había comprado. Suspiro revolviéndose el cabello cuando la chica le ofreció dinero para pagar la bebida, vaya que esa cría mental sabia como hacerlo sentir culpable.

- No necesito tu dinero- respondió el chico rechazándolo mientras se quitaba la chaqueta- Es lo mínimo que podía hacer por tirártela así que guarda tu dinero no lo aceptare ni aunque me mates- añadió el chico mientras le tendía su chaqueta- Ponte esto te resguardara un poco del frio, lamento haber mojado tu ropa- se disculpó el chico- Si ya terminaste de ver a los leones…¿Podemos ir a la tienda de regalos del Zoo? Necesito comprar algo después podemos seguir viendo todos los hábitats que quieras-finalizo.
avatar
Takashi Asakura
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 525
Monedas Monedas : 1847

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dulces y desastres. [Priv. Takashi A.]

Mensaje por Invitado el Dom Mar 09, 2014 7:15 am

Me voltee a verlo cuando se apoyó en el barandal, imitando mi acción, solo que un poco más calmado.  Estaba tranquilo y parecía pensativo y si lo comparara con el chico de hace minutos atrás diría que no es la misma persona que me gritaba. Reí bajito, ahora que lo pensaba, me resulta chistoso que se haya dejado arrastrar sin ninguna queja o decir algún “rubia torpe, suéltame” mientras lo movía de un lado al otro para llegar al hábitat. Sus palabras interrumpieron mis pensamientos; lo mire con una sonrisa, estaba algo sorprendida de que coincidiéramos en algo, además de ser propensos a tener muchos tropiezos o del amor que tenemos por lo dulces. Volví a reír, esta vez un poco más fuerte, cuando escuche la extraña combinación de tan feroces animales junto con los delfines, animales cuyo comportamiento es tranquilo, no combinaban para nada.

-¿Delfines? ¿En serio? Jajajaja, que extraño eres. –Me carcajee, aun pensando que extraño seria todos esos animales juntos. -¿Uh? ¡Ah! No te preocupes, solo fue un accidente, jejeje. –Aunque este pasando frío o me incomode estar con la ropa toda pegajosa y mojada, en realidad no importaba y no estaba enojada, había sido solo un accidente. A pesar de haberme enfurecido con el desde un principio, sé que no lo hizo a propósito, por lo cual no podía culparlo y simplemente enojarme con el.

Aun seguía con el brazo estirado sosteniendo los billetes en la mano cuando el rechazo mi dinero y me ofreció su chaqueta. Me quede mirándolo por un rato, mientras mi cabeza recalculaba sus palabras; ensanche las comisuras de mis labios lo mas que pude y tome la chaqueta que me ofrecía con la mano libre, normalmente no lo haría, pero tenia mucho frío.

-Eres una buena persona, Takashi-kun, ¡Muchas gracias! –dije una vez que termine de ponerme su chaqueta, “llorando” falsamente, es decir, dramatizando la situación. –No tienes porque disculparte, además no voy a matarte, solo acepta el dinero ¿Si? –tome su mano y deje los billetes allí, obligándolo a que aceptara. Sabia que podía ser algo insistente, pero no dejaría que gastara su dinero en mí, ya lo había dicho.

-¿La tienda de regalos? –puse mi mano en forma de puño sobre mi boca, mirando con tristeza a los leones. Los felinos eran lo único que mas me llamaba la atención de los zoológicos y no quería dejar de verlos, pero también quería comprar algunas cosas. Suspire algo resignada y voltee a ver a Takashi otra vez. -¡Claro, vamos! –lo tome del ante brazo y antes de que pudiera quejarse, volví a arrastrarlo como a un muñeco hasta la tienda, estaba segura de que esta vez ser quejaría. –Oye Takashi-kun, ¿Has venido solo, verdad? –pregunte mirándolo de reojo con algo de curiosidad mientras seguía conduciéndolo hacia la tienda. 
Offrol.:
Lamento la tardanza T-T no tenia nada de inspiración, aun sigo sin mucha de ella, el post no termina de convencerme.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dulces y desastres. [Priv. Takashi A.]

Mensaje por Takashi Asakura el Mar Mar 11, 2014 9:54 am

Takashi miro con recelo al a chica, se había animado a finalmente contarle algo sobre él y responderle la pregunta que había hecho sin embargo solo recibía risas por parte de ella. Eso no le agradaba nada ya que en realidad le molestaba que se rieran de sus gustos, dejo pasarlo de momento ya que aún se sentía culpable por lo que le había hecho a la rubia que permanecía temblando a su lado. Permaneció en silencio escuchando con calma sus palabras, se alegraba bastante de que la chica hubiera aceptado su chaqueta ya que eso ayudaba a disminuir un poco su culpa por lo ocurrido. Su alegría y alivio no duro mucho ya que la terca muchacha se empeñaba en que aceptara el dinero sin importar lo mucho que él se hubiese rehusado hasta ahora, al final le dio el dinero contra su voluntad y no pudo hacer nada el chico al menos de momento para evitarlo.

- No hay de que Mizuko- respondió el chico- después de todo es mi culpa que terminaras empapada-.

Dicho eso la chica acepto ir a la tienda de regalos aunque parecía algo triste con la idea lo que cual lo hizo sentirse un poco mal por haberlo sugerido sin embargo antes de que pudiera cambiar de opinión la chica de nuevo empezó a arrastrarlo como si fuera un muñeco por todo el zoológico lo cual no le hacia ninguna gracia sobre todo por las miradas que le dirigía la gente al verlo sumisamente ser arrastrado por entre los hábitats hacia la tienda. Su mente volvió a la realidad cuando ella hablo de nuevo por lo que la miro sin dejar de caminar.

- Sí, he venido solo- contesto el chico con calma- No tenía planeado venir cuando salí de casa esta mañana así que no pude invitar a nadie a acompañarme-.

La tienda apareció frente a nosotros tratándose de una pequeña habitación cuadrada abarrotada de objetos, en un extremo estaba la puerta por donde ellos acababan de entrar mientras que en el opuesto estaba un pequeño mostrador con un único vendedor tras él. Entro al lugar que se encontraba vacío por lo que no tuvo ningún problema para empezar a revisar entre las cosas que estaban en venta buscando aquello por lo que había ido a ese lugar, había de todo entre las cosas de los estantes como gorras, peluches, camisetas, mochilas, cantimploras, etc.

-¿Tu viniste con tu prima no?- pregunto distraídamente mientras seguía hurgando entre los estantes- ¿Dónde esta ella? ¿No deberías estar con ella?-.

Mientras decía eso había encontrado lo que buscaba y sin perder tiempo ni darle tiempo a la rubia de ver de qué se trataba fue hasta el mostrador para pagarlo usando la tarjeta que tenía. Si incluso el tenía una tarjeta de débito ya que los pagos en su trabajo no eran en efectivo si no por deposito lo mismo que el dinero que le enviaban sus hermanos aunque por lo general prefería no gastarlo ya que lo consideraba sus ahorros de emergencia sin embargo esta vez valía la pena para compensar lo que había hecho. Una vez lo hubo pagado se acercó a la chica dándole la bolsa donde estaba su compra.

-Toma es una conjunto deportivo del zoológico, es de tu talla más o menos y debería estar bien mientras tu ropa se seca así evitaras el frió- explico mientras ponía en sus manos la bolsa y empezaba a empujarla hacia el sanitario de damas que había dentro de la tienda- Cámbiate te esperare aquí afuera y no aceptare un no por respuesta, hazme caso y apresúrate aun nos faltan muchos animales por ver y quiero ir a visitar a los tigres- finalizo empujándola dentro.
avatar
Takashi Asakura
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 525
Monedas Monedas : 1847

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dulces y desastres. [Priv. Takashi A.]

Mensaje por Invitado el Miér Mar 19, 2014 4:38 am

Las imágenes de las personas a mí alrededor se veían casi borrosas debido a que estaba prácticamente corriendo hacia la tienda de regalos. Reí inconscientemente pensando que Takashi aun no se había quejado ni nada aunque fuera la segunda vez que lo trataba como un peluche de felpa. Lo mire entrecerrando los ojos, ¿Qué clase de persona va de improviso a un zoológico?; recordé de repente que la primera vez que chocamos, él no estaba acompañado de nadie, además me había ofrecido pasar los dos juntos hace unos minutos atrás, me di una cachetada mental pensando que la pregunta era algo obvia, tendría que haber deducido que estaba solo.
 
-Buuu, que mal que no pudieras invitar a nadie, suerte que encontraste a una rubia torpe para que tu paseo no sea tan aburrido ¿Verdad? Jajaja –respondí riendo. Llegando finalmente a la tienda solté a Takashi y me dedique a explorar las infinidades de cosas que había allí adentro, me detuve por un momento a mirar los estantes con los peluches de todo tipo de animales, como si fuera una niña pequeña. –Si, he venido con ella –viré la cabeza un poco en su dirección. –Vinimos las dos juntas pero a ella le pareció más divertido estar con chicos que ver animales, así que nos separamos hasta la hora de irnos.-
 
Seguí curioseando entre las cosas, buscando nada en particular, solo mirando las cosas que había en cada estante que parecían ser interminables. Mire otra vez en la dirección en la que Takashi se encontraba pero había nadie. Me di la vuelta para ir a buscarlo, pero algo innecesario ya que al darme la vuelta el se encontraba allí, justo en frente de mi, sosteniendo una bolsa.
 
-O-oye, pero yo… -la oración quedo inconclusa debido a que la puerta del sanitario se cerro justo en mi cara impidiéndome decir algo más. –Le dije que estaba bien así… -susurre para mi misma. El conjunto consistía en una campera ligera y una remera simple donde se leía el nombre del zoológico y tenía un pequeño redondel con la silueta de un canguro con su cría, también tenía un pantalón, todo con los colores del zoo. Me dispuse a cambiarme algo resignada, y guarde la ropa húmeda en la bolsa junto con el pantalón del conjunto, ya que mi jean solo había sido un poco salpicado.
 
-¿Y, como me veo? –dije bromeando una vez que salí del sanitario. –Te apuesto a que me veo de maravilla ¿Verdad? –le sonreí y luego puse mis manos en mi cadera, en forma de jarra. –Bien, como me has comprado algo ahora debo comprarte algo yo ¿No es así? Escoge lo que quieras Takashi-kun –finalice, ampliando más mi sonrisa, esperando a que eligiera algo de las cosas que había en la tienda.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dulces y desastres. [Priv. Takashi A.]

Mensaje por Ryan Koufman el Vie Mayo 02, 2014 2:44 am

Cerrado por inactividad. Si se desea abrir nuevamente ir al tema de reapertura de temas.
avatar
Ryan Koufman
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 2734
Monedas Monedas : 9246

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.