Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Lúgubre casa en la colina.

Ir abajo

Lúgubre casa en la colina.

Mensaje por Judai Yuki el Mar Dic 31, 2013 5:43 am

Se encontraba esperando la hora del anochecer, casi con demasiado entusiasmo. ¡Cómo no! Si esa misma tarde, halló un cartel pegado en una de las paredes del instituto, que anunciaba la búsqueda de un compañero para una excursión hacia, nada más ni nada menos, una vieja y aterradora casa embrujada. Ni lento ni perezoso, se encargó de comunicarse con la dueña del número, y desde allí, había acordado ambos reunirse en el sitio indicado, una vez fuera la hora correcta.

Su trabajo consistía nada más que en llevar una cámara digital para "tomar evidencias" en caso de que algún suceso extraño aconteciera. ¡Hasta que pertenecer al dichoso club paranormal había valido la pena, por una vez! No podía ocultar su emoción de sólo pensarlo. Era simplemente... grandioso tener la oportunidad de una aventura así. Casi se sentía como en una películas, de aquellas clásicas, de las décadas de los 90' o incluso menos: adolescentes adentrándose valiente (o estúpidamente) directamente al lugar sospechoso, para investigar o pasar el rato.

Y la diversión comenzaría...

Por supuesto, eso no quería decir que él deseara que una especie de loco-psicópata con una moto-sierra los persiguiera por todo la casa hasta partirlos en miles y miles de diminutos pedazos. No. Pero si esperaba de todo corazón, que algo emocionante pasara. ¡Aunque ir a una casa embrujada de por sí era emocionante! Tal vez se encontraran con cuatros torcidos en la pared, o puertas que crujían con el viento.

Era ya una buena hora para dejar de divagar, y finalmente dirigirse al lugar acordado. Ruby le había dado la dirección con anterioridad: Narváez, 35. Sweet Valley. O para hacerlo más fácil, la lúgubre casa en la colina. ¡Era tiempo!

Apenas estaba anocheciendo, así que contaba realmente con mucho tiempo para llegar, todavía. Visiblemente animado, se despidió de su gato gordo, Faraón, dejándole una lata de delicioso atún para que degustara en su ausencia. Tomó la cámara que había prometido llevar, un teléfono y una linterna a baterías, colocando todo ese conjunto de cosas en una mochila del mismo color que su famoso chaqueta roja. ¡Listo! ¡A la aventura!

Cuando arrivó al sitio acordado, con una gran sonrisa en el rostro. La muchacha ya se encontraba en el lugar. La saludó levantando un brazo desde la distancia—. ¡Hey, Ruby! —le gritó, moviendo su mano de un lado a otro para asegurarse de ser visto mientras se acercaba a paso veloz—. ¡Ha llegado Judai Yuki para hacerte compañía! —sonrió, riendo por lo bajo. Y una vez quedó frente a su interlocutora, fijó su vista en la enorme estructura a sus espaldas.

Muy a su pesar, hizo la pregunta obvia—. ¿Ésa es la casa? —quiso saber, un tanto curioso, señalando la dicha.

Imagen para referencias. (?):
No era realmente obligatorio, pero me gustó lo que me encontré en google.  Smile 
O quizá podría ser una mansión aterradora. Dime tú. xD



Última edición por Judai Yuki el Jue Ene 02, 2014 6:44 pm, editado 1 vez
avatar
Judai Yuki



Mensajes Mensajes : 6001
Monedas Monedas : 18563

Volver arriba Ir abajo

Re: Lúgubre casa en la colina.

Mensaje por Ruby Winchester el Mar Dic 31, 2013 10:40 pm

Alguien había respondido al anuncio que había puesto sobre una excursión a una tenebrosa casa embrujada, una excursión, que se supone haría con una amiga la cual al final llorando me había dicho que no lo haría que tenia miedo y que bla,  bla, bla... bueno eso era valido, no todos tienen sangre de aventurero. era lo que pensaba al momento que guardaba algunas cosas en una mochila, aun no se como es que me deje convencer de llevar la comida y si tendríamos tiempo de comerla, me encogí de hombros y termine guardando lo que faltaba.

Aun quedaba algo de tiempo para el anochecer, con cuidado me asome al despacho de mi padre, el cual estaba vació, sonreí de manera traviesa y me adentre al lugar, hurgue entre los cajones, hasta que encontré lo que buscaba, las llaves de la famosa casa embrujada. mi padre se encargaba de la remodelacion de la casa y había comentado que varios de sus trabajadores le habían renunciado por que pasaban cosas extrañas en ciertos sectores del lugar. guarde el objeto en los bolsillos de mi short y cuando estaba por salir encima del escritorio estaba un plano del lugar, el cual también tome, nos serviría de algún en algún momento.

La hora había llegado así que tomando mis cosas y tras decirle a mis hermanos los cuales no me prestaron demasiada atención por estar con un nuevo videojuegos y compitiendo entre ellos, solté un suspiro y los deje con sus cosas. esa noche llevaba puesto un short corto, mallas, tenis y una suéter tipo pans con gorro, en fin algo cómodo, esperaba que fueran fantasmas en realidad y no un tipo disfrazado con algún arma que quisiera alejar a los curiosos para saquear el lugar.

Cuando llegue al lugar, el chico que había respondido a mi llamado aun no llegaba, así que desde una distancia prudente mire todo alrededor, las sombras y la oscuridad hacían que se viera aterradora, especialmente por las ramas secas que rodeaban la propiedad, definitivamente una buena locación para una película de terror, sonreí divertida y emocionada.

Escuche mi nombre a lo que voltee, hacia mi venia un chico castaño así que supuse el seria mi compañero esta noche, tal vez debí hablarle a Bakura, pero bueno al menos conocería gente nueva y Judai era parte del club paranormal como yo, tal vez si conseguíamos evidencias podríamos mostrárselas a los demás chicos del club -holaaa- salude levantando la mano, sonreí ante su presentación -genial, empezaba a sentirme sola y empezar esta aventura sin evidencia pues como que no- dije cuando estuvo junto ami, ambos volteamos a ver la casa.

-así es- respondí a su pregunta con emoción -mi padre se encarga de la remodelacion, pero ah tenido.. problemas del mas allá, bueno según sus trabajadores- explique un poco lo que sabia -lo que haremos sera averiguar si son fantasmas o alguien tratando de alejarlos- voltee a ver a judai mientras explicaba emocionada la situación, haciendo los ademanes con mis manos mientras lo hacia - no perdamos tiempo y entremos de una vez- solté con entusiasmo, tomando la mano del chico y corriendo hacia la entrada......
avatar
Ruby Winchester
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1730
Monedas Monedas : 1608

Volver arriba Ir abajo

Re: Lúgubre casa en la colina.

Mensaje por Ryou Bakura el Vie Ene 03, 2014 3:49 am

Esa misma tarde, apenas unas horas antes de salir de la jornada escolar del instituto, se encontró con un curioso panfleto pegado en una pared, en el cual pedían por un compañero a una casa embrujada. Por dentro, le dio curiosidad, pero no se animó lo suficiente para contactarse con el número.

Sin embargo, el asunto de la casa embrujada en la colina le quedó rondando en la cabeza incluso después de acabar la jornada en el instituto. ¿Sería malo si acaso iba a echar un vistazo? Era poco probable que la excursión por la que pedía la persona del panfleto se realizara el mismo día en que hizo el anuncio, por cuestión de lógica. Seguramente, en cuando alguien respondiera a su anuncio se arreglarían con la fecha, que bien podría ser dentro de la misma semana o mañana, inclusive.

En pocas palabras, eso significaba que él tenía el camino libre. No, allanar propiedad privada no le era un problema en absoluto. Ya varias ocasiones anteriores había hecho escapadas nocturnas solo por diversión, así como colocarse en un museo por la noche sólo para ver las exhibiciones de Egipto. Sentía que sería algo similar a deambular por el cementerio en plena noche. A decir verdad, si se trataba de una casa embrujada, deseaba que fuera incluso mejor que deambular por el cementerio.

Esta vez, se preparó mejor que la ocasión anterior. Llevaría un candil para iluminar el camino, y varios yesqueros que ocupar. Su infaltable gabardina negra, que también ayudaría a ocultar su figura en la oscuridad. Perfecto.

Al conseguirse la dirección del dichoso lugar, y llegar allí, ya era prácticamente de noche. Podría decirse, era difícil distinguir entre las sombras dónde empezaba y acababa la casa. Los árboles alrededor tampoco ayudaban, pues los rastros de madera muerta daban un aire incluso más espectral al terreno. Y para rematar, empezaba a helar un poco: lógico, era invierno. Se alegró de llevar un abrigo decente.

Se acercó a girar la manija de la gran puerta de entrada, sólo para descubrir después de un débil crujido de la madera, que ésta se encontraba cerrada. Demonios. No tenía llaves, ni nada por el estilo. Y no convendría tratar de forzar la entrada.
Piensa, piensa, piensa... —se susurró a sí mismo, cruzándose de brazos. Hm, ¿qué tal una ventana? La estructura era bastante vieja, seguro podía hallar un vidrio removible e incluse, roto.

Finalmente, fue capaz de entrar, a través de un ventanal, haciendo tal vez un poco más de ruido del necesario en el proceso. Tuvo también que sacudirse levemente el cabello para quitar las esporas de polvo que cayeron en él. Por dentro, si que se veía como una digna casa abandonada...

Off:
De acuerdo, ya entré, veamos cómo va a funcionar esto.  Cool 


Última edición por Ryou Bakura el Dom Ene 26, 2014 1:55 am, editado 1 vez
avatar
Ryou Bakura



Mensajes Mensajes : 6766
Monedas Monedas : 16493

Volver arriba Ir abajo

Re: Lúgubre casa en la colina.

Mensaje por Ruby Winchester el Jue Ene 09, 2014 7:33 am

Había tomado su mano, la cual solté al llegar a la entrada del lugar, voltee hacia el y le sonreí -es linda no crees?- dije al momento que metía mi mano en mi bolsillo sacando las llaves del lugar -entremos judai- me voltee hacia la puerta metiendo la llave en la cerradura y girándola, la cual abrió, empuje la madera y esta hizo un rechinido, pues necesitaban aceite las bisagras. entramos al recito,  lo cual nos dejo en un pequeño recibidor,  a los laterales habían dos entradas las cuales daban al salón familiar y el otro hacia el comedor, sobre nosotros estaba un candil de araña y frente a nosotros las escaleras un poco maltratadas que indicaban el camino hacia el segundo piso, me gire de nuevo hacia mi castaño amigo -solo debemos tener cuidado donde pisamos, según mi papa la estructura es frágil ya que esta algo vieja- di unos pasos y la madera rechino, de mi mochila saque una linterna y mire el reloj en mi teléfono, no pude resistirlo y le mande un msj a bakura, esperando que pudiera ir y no se molestara.

-bien judai, trajiste la cámara- dije emocionada, mirándolo con mis ojos en forma de estrella, no espere mas y entre a lo que seria el salón principal, de la casa, el cual tenia el aspecto abandonado, pero había unas mesas cubiertas por unos manteles blancos, y varios instrumentos de construcción -bueno, según cuentan,- empece diciendo mientras baja la mochila que traia en el piso y me senté en una mesa, mirando al castaño -la casa ha estado abandonada por mucho tiempo, los primero ocupantes, eran una familia feliz, pero un día, después de una fuerte tormenta, cuando las mucamas llegaron hacer su trabajo, encontraron una catástrofe, encontraron,  precisamente en esta sala, a los padres muertos, el papa colgaba desde la lampara- voltee mi cabeza hacia arriba señalando la araña de cristal sobre nosotros - y la madre estaba sentada frente a la ventana, en su mecedora favorita, la cual se mecía aun- señale el gran ventanal de la sala -pero,- levante uno de mis dedos dándole énfasis a lo que decía - su cuerpo estaba desangrado- me puse de pie y me pare en el dintel de la entrada hacia el salón, mirando las escaleras -en las habitaciones de arriba, estaban los cuerpo de sus 3 hijos... nadie sabe a ciencia cierta quien fue el asesino, pero... hay un día al año que las presencias se hacen mas fuertes y ese día es hoy- voltee a verlo de nuevo con una sonrisa -también se dice que se puede ver deambular por la casa una figura oscura, por toda la casa, con una linterna en sus manos, como si buscara algo- me encogí de hombros -jajaja, lo siento no soy buena contando historias- me sonroje rascando mi nuca con mi mano, de una manera nerviosa -pero eso es una pequeña reseña del por que dicen que esta embrujada y es imposible hacer la remodelacion, ya que siempre pasa algo raro que para todo el trabajo... estas listo para comenzar la exploración judai- le sonreí de manera divertida en espera de su respuesta...
avatar
Ruby Winchester
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1730
Monedas Monedas : 1608

Volver arriba Ir abajo

Re: Lúgubre casa en la colina.

Mensaje por Judai Yuki el Vie Ene 17, 2014 6:16 am

Apenas había llegado al lugar, la primera acción de Ruby fue darle un breve resumen de la situación de la casa. Al parecer, ésta se encontraba en remodelación, y los trabajadores encargados reportaban extraña actividad dentro de las cuatros paredes que la conformaban. Sonrió internamente, pues parecía un caso por demás interesante para que miembros del club paranormal investigaran.

¡Andando! —exclamó con igual entusiasmo que la chica a su lado, alzando el puño victorioso en dirección a la casa embrujada. Se veía tan vieja y lúgubre desde allí, que era sencillamente genial. Se habían tomado de las manos, pero ese gesto usualmente vergonzoso no era importante en tal momento. Al llegar a la entrada, Ruby se detuvo para introducir la llave correspondiente en la cerradura. La puerta rechinó de tal manera que le hacían sentir como dentro de un vídeo-juego de terror, estilo Survival Horror que tanto le gustaba. ¿Y si Slenderman se hallaba en la casa? ¿O encontraban notas sueltas por doquier al entrar? ¡La sola idea era emocionante!

Al entrar, observó curioso a su alrededor. El lugar, como era de esperarse, era bastante grande. Estaba dividido en algunos salones que no se molestó demasiado en determinar. ¡Oh! También había una escalera de madera añeja a poca distancia. Sin mucho que hacer, avanzó a la par de la muchacha castaña, escuchando los crujidos provenientes del suelo al pisar. Uh, aquel ambiente daba escalofríos.

Brevemente, Ruby llegó hasta una mesa y chequeó allí su teléfono móvil. No evitó reír con algo de gracia ante la mirada de estrella con que la otra lo vio poco después—. ¡Qué pregunta! Por supuesto que traje la cámara —respondió, inflando pecho, y haciendo ademán de levantar levemente el hombro donde llevaba la mochila con todos los implementos requeridos. Luego, todavía divertido, agregó con una sonrisa pícara—. ¿Qué hay de ti? ¿Trajiste la comida? No creo que sea apropiado esto de ser cazafantasmas con el estómago vacío —replicó, asintió con la cabeza a su propio comentario para darse mayor validez. Algo de alimento nunca sentaba mal, después de todo.

A continuación, siguió un relato breve sobre la historia de la casa. En resumen: familia feliz, muerte horrible. Aunque el detalle con que Ruby señalaba cada lugar respectivo de los cuerpos al ser encontrados le hizo tragar saliva, tal vez un tanto nervioso. No sería de extrañar si las almas de los dueños continuaran rondando el lugar. O el asesino mismo, buscando otra víctima que mutilar.

Sin duda, llegamos en un buen momento —mencionó medio riendo, inmediatamente después de que la otra comentara con la mayor inocencia del mundo que ese día, sí, justo ese día era la ocasión en que las presencias fantasmagóricas se marcaban más en la casa. ¡Vaya suerte! Se rascó la nuca, un poco temeroso. No, no se iría para atrás en ningún momento, nada más necesitaba asimilarlo.

Recuperando algo de energías, con rapidez volvió a dirigirse hacia la muchacha castaña—. Entonces, si completamos la misión, ayudaríamos también a tu padre, ¿no? —quiso saber, un brillo de determinación reflejándose en sus ojos marrones. ¡Ese era motivo suficiente para recuperar la valentía! Esta vez, fue su turno de agarrar por la muñeca a Ruby, quizá con un poco demasiado entusiasmo—. ¡Vayamos primero al segundo piso! Todas las cosas interesantes pasan en las plantas altas —sonrió, diciendo aquello como toda explicación. Las viejas escaleras mohosas no se veían tan mal para empezar.

Off:
Sólo para aclarar, Bakura llegó más o menos pocos minutos después de nosotros, por eso no nos encontramos al entrar. xD
avatar
Judai Yuki



Mensajes Mensajes : 6001
Monedas Monedas : 18563

Volver arriba Ir abajo

Re: Lúgubre casa en la colina.

Mensaje por Ryou Bakura el Dom Ene 26, 2014 6:20 am

Sin saber muy bien por qué, de alguna manera u otra, siempre acababa en ese tipo de situaciones. Husmeando de noche por los pasillos de un museo, deambulando por el cementerio, e incluso el mismo instituto Sweet Amoris o los barrios peligrosos del Sweet Valley. Y ahora, se podía sumar a la lista una casa embrujada. Sí, en definitiva, tenía que hacer algo con su mala manía de salir a sitios estrafalarios por la noche. ¿Podían culparlo? A su parecer, la hora nocturna era infinitamente más interesante que la diurna. La nictofilía ha hablado. (?)

Como había dicho con anterioridad, lo primero era hallar una manera de entrar a la casa. Obviamente, la puerta principal de la entrada se encontraba con cerradura. Claramente, no podía introducir un alambre para tratar de abrir, ni tampoco sabía cómo. Se decidió por lo práctico, es decir, buscar una ventana o ventanal por el cual pudiese pasar. Dando un par de vueltas a la construcción, cuidando de no tropezar con la maleza creciente alrededor de los viejos cimientos de madera, fue capaz de encontrar un ventanal parcialmente removible. Bastó nada más aplicar algo de fuerza para deslizar el vidrio para crear una abertura lo suficientemente grande para introducirse.

Sonrió con satisfacción a sí mismo—. Tal vez deba considerar emprender una carrera en el crimen —bromeó en voz alta, una vez ya estaba dentro de la dichosa casa. ¿Allanamiento de morada? ¿Dónde? Sacudió levemente sus cabellos, que se habían parcialmente cubierto por moléculas de polvo y basuras alrededor. Después de todo, el sitio se encontraba literalmente abandonado. No podía esperarse una inmaculada limpieza allí.

Para despejar su visión, encendió de una vez la lámpara de aceite que llevaba en mano. No, él era demasiado especial para traer una simple linterna a baterías. Complicarse la vida era más divertido. Y deambular con un candil en medio de una lúgubre casa abandonada era casi poético, así como escuchar cajas musicales en el cementerio. Paseó la mirada por el lugar, fijándose en la estructura y los muebles que componían el no-tan-humilde salón. Debió ser lindo y acogedor, en sus tiempos. Ahora eran poco más que madera semi descompuesta devorada por termitas y mugre. Una verdadera lástima...

Empezó a caminar y, cómo no podía faltar, sus pisadas rechinaban en el suelo de madera. En un movimiento casi inconsciente, palpó con su mano libre uno de los bolsillos de su gabardina negra, encontrándose con su teléfono móvil allí. Por costumbre, lo sacó para echar una mirada superficial; pero fue una sorpresa ver que tenía un mensaje de texto sin leer. Parpadeó. ¿En qué momento?

Y bastó apenas ese segundo de mera distracción, para que sin fijarse en absoluto tropezara con el cuerpo grueso de una silla convenientemente ubicada. Que le hizo tropezar, y caer poco elegantemente en dirección al suelo con un ruido sordo, que sin duda pudo haber retumbado por toda la casa. Apenas recuperándose del golpe, intentó volver a incorporarse, afirmándose de la estructura cerca de una mesa. Sin embargo, todo lo que logró es agarrar fue el mantel blanco, causando que volviera a caer al suelo y dicha tela le cayera encima, junto con algunos objetos contundentes sobre la mesa. De forma bastante cómica y poco digna, cabe agregar.
¡¿Qué malditos demonios?!

Off:
Ruby, debo agradecer tu paciencia. xD Allí está la trama, tropiezo y botó cosas mientras ustedes recorren el segundo piso. (?)
avatar
Ryou Bakura



Mensajes Mensajes : 6766
Monedas Monedas : 16493

Volver arriba Ir abajo

Re: Lúgubre casa en la colina.

Mensaje por Ruby Winchester el Jue Ene 30, 2014 3:56 am

Sonreí ante su comentario de mi padre -pues si, es por eso mas que nada que decidí hacer esta  búsqueda- entonces tomo mi muñeca y me jalo hacia las escaleras para ir  a la segunda planta, subimos con cuidado pues la escaleras pues la madera no se veía muy resistente, así que pisamos la orilla de estas para evitar dar un paso en falso -por cierto, claro que traje la comida- añadí, sonriendole, señalando mi mochila en mi espalda -aunque no creo que sea bueno comer mientras realizamos la investigación- puse cara pensativa, llevándome un dedo de mi mano libre hacia mis labios.

Al llegar a la segunda planta, comenzamos a recorrer las habitación, las cuales estaba vacías, tome a judai de los hombros y le susurre al oído ya que iba tras el -debemos ir a la habitación de los niños, estoy segura que ahí habrá mayor Aactividad fantasmal- estaba emocionada, pase al castaño, llendome hacia la habitación al final del corredor, la madera rechinaba a nuestros pasos, y se podía oír el sonido del viento colándose por las gritas de la casa, detuve mi paso y gire quedando frente al chico -saca la cámara y comienza a grabar- le dije con una sonrisa, poniendo mis manos tras mi espalda al decírselo, para luego volver a girar quedando frente a la puerta esta vez, gire la perilla y con un lúgubre sonido esta se abrió al empujarla un poco con la mano, la habitación en si estaba vacía, solo se podía apreciar el paso de los años en ella, por la forma en que donde habían estado las cosas se marcaban. entramos en la habitación, la cual estaba un poco mas fría que los cuartos anteriores, me abrace un poco - se supone que las camas estaba aquí- señale el lugar -y es donde se encontraron los cuerpos- voltee a ver al castaño -no soy demasiado rara verdad?- dije un poco avergonzada, digo a que adolescente le gusta todo ese rollo de lo paranormal  y mas aun disfrutaba de una escena de un crimen tan trágico.

Mientras hacíamos el escaneo del lugar, escuche un ruido -oíste eso?- voltee hacia el castaño haciendo que mi cabello volara un poco, nos quedamos en silencio un momento y nuevamente el ruido se escucho -es en la primera planta- dije, con cuidado pero a una velocidad considerable salimos de la habitación hacia la primera planta, haciendo rechinar la escaleras de nueva cuenta, buscábamos la fuente del ruido y de entre las  sombras, apareció un extraño ser de blanco moviéndose y haciendo gemidos extraños -ahhhh- grite un poco asombrada, abrazando lo mas cercano a mi que resulto ser judai...
avatar
Ruby Winchester
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1730
Monedas Monedas : 1608

Volver arriba Ir abajo

Re: Lúgubre casa en la colina.

Mensaje por Judai Yuki el Lun Feb 10, 2014 6:14 am

¡Por favor! Algo de comida nunca le sienta mal a nadie —se quejó en voz alta, casi ejecutando un puchero infantil ante la negativa de Ruby de comer mientras realizaban la investigación. Aunque la chica tenía algo de razón, él todavía tenía deseos de probar los emparedados que anteriormente había prometido. No es que realmente tuviese hambre en ese momento, pero conociendo a su estómago, seguramente no pasaría más de una hora hasta que se le antojaran.

Al llegar a la segunda planta, apenas después de recorrer un poco del tramo de las habitaciones, sintió el aliento de la muchacha castaña susurras a su espalda, lo que el envió escalofríos por toda la columna vertebral. Ni siquiera notó en qué momento al otra se había adelantado a él, hasta que la vio de pie frente a la gran puerta del cuarto de los hijos de la familia. Obedeció a la orden sin chispear, sacando de inmediato la mochila de su hombro y hurgando en ella hasta encontrar la dichosa cámara—. Empezando la grabación... ¡listo! —informó en voz alta, enfocando levemente el lente para llegar a la abertura de luz correcta, considerando el entorno oscuro.

Acto seguido, su compañera hizo ademán de girar la vieja perilla y empujar la puerta, lo que permitió tener una vista total de la habitación de los niños. Si el resto de la casa por sí era aterradora, ese lugar además de veía un poco deprimente. Hacía algo de frío, también, cosa que pudo comprobar al observar a Ruby abrazarse a sí misma para darse calor. Enfocó la cámara a los lugares señalados por su interlocutora, las camas y los respectivos cuerpos. Ew, daba escalofríos de solo pensar la forma en que los pequeños habían sido asesinados allí, en su mismo cuarto. ¿No habría rastros de sangre en el suelo o algo?

No creo que seas rara —respondió inmediatamente, un poco extrañado por la pregunta, y bajando temporalmente la cámara fuera de foco visible para ver directamente al rostro de la muchacha—. A los dos nos falta un tornillo como para meternos aquí —repuso con ligereza, asintiendo con la cabeza a su propio comentario con gesto alegre.

La revisión continuó por un rato, husmeando cosas aquí y allá. Era increíble pensar que todavía habían viejos juguetes de los niños en la habitación, algunos de madera y hasta soldados de plomo antiguos. Se encontraban centrados en ello, cuando un ruido sospechoso se escuchó, interrumpiendo el silencio sepulcral anteriormente instalado. Ruby voleó a él, preguntando si también lo había oído, a lo que asintió con la cabeza. Ni lentos ni perezosos, apenas dieron cuenta que el bullicio tenía origen en el primer piso, bajaron a toda velocidad, deteniéndose a los pies de la escalera al distinguir entra las sombras a una figura blanca de movimiento errático.

¡¿U-un fantasma de verdad?! —exclamó en voz alta, antes de tan siquiera racionalizar la situación. ¿Sería posible, el espíritu que se contaba recorría el recinto y cuya presencia se hacía más fuerte esa noche? El grito que la chica soltó momentos después le ayudó a volver a la realidad nuevamente, más al sentir a la obra abrazarse levemente a su persona producto del miedo. De ser cualquier otra situación, seguramente se hubiese sonrojado por el contacto repentino, pero teniendo a un ser de ultratumba frente a ellos, no podía darse ese lujo.

Dejando la cámara a un lado, se separó un poco de la castaña, para encarar a la figura directamente; aunque en realidad ésta parecía bastante torpe al moverse—. ¡Vuelve a donde perteneces, fantasma! —dijo, como si de un exorcismo se tratara, sólo le faltaba un traje de cura y agua bendita para arrojar. Sin tiempo para pensar, fue lanzando cosas aleatoriamente al espectro, desde los libros de las repisas hasta unas pocas cajas. La adrenalina era tal, que no le permitía escuchar las palabras que la pobre figura parecía intentar articular entre cada golpe.

Hasta que finalmente fue derribado, cuando un objeto contundente y de considerable tamaño cayó justo a la altura de la cabeza de la figura. Al ver aquello, él volteó alegremente hacia la muchacha—. ¡Lo tenemos, Ruby!
avatar
Judai Yuki



Mensajes Mensajes : 6001
Monedas Monedas : 18563

Volver arriba Ir abajo

Re: Lúgubre casa en la colina.

Mensaje por Ryou Bakura el Lun Feb 10, 2014 7:06 am

Iba admitir, las cosas no estaban saliendo exactamente de la manera en que lo había planeado. En primer lugar, el hecho de tropezar estúpidamente por una minucia como distraerse al mirar su teléfono móvil hablaba muy mal de él. No, una carrera en el crimen no le vendría bien en ningún caso, ahora ya lo sabía. El problema fue, que no se trató sólo de una vez. Sino, al caer, trató de agarrarse de algo firme como una mesa para levantarse. Y lo que hizo en realidad fue jalar el mantel blanco que había sobre ella, causando que la tela le cubriera y otras pocas cosas cayeran al suelo ruidosamente.

Tienen que estar bromeando... —la situación, más que cómica, se le hacía un escenario realmente absurdo. Por ello, el lamentó salió de su boca en forma de un suspiro amargo. ¿Desde cuándo era tan torpe? Es cierto que no se consideraba la persona más grácil del mundo, pero solía tener algo más de habilidad motriz que eso.

Abrió los ojos, y frunció notoriamente el ceño al notar que no podía ver absolutamente nada. Obviamente, la manda sobre su persona obstruía enormemente su visión, y la oscuridad del lugar no ayudaba. Tampoco tenía mínima idea de dónde había quedado el candil que hace poco llevaba en las manos, y perdió al tropezar. En definitiva, no estaba siendo su noche...

Extrañamente, unos ruidos ajenos a su propio escándalo llamó su atención, causando que se levantara inmediatamente del suelo, tambaléandose en el proceso, pues no tenía medio para reconocer qué dirección era cuál, causando que se mareara un poco. Para peor, lo que fuera que hizo el sonido de arriba, con seguridad había también escuchado su bullicio al caer y botar cosas. Pensar en ello le preocupó, especialmente porque él creía que la casa estaría vacía. Y aparentemente, no era así. Cabía la posibilidad que fuera la persona quien colgó el anuncio, o el propietario real de la vivienda haciendo arreglos. De alguna manera, esperaba que la primera opción fuera más fiable, o podría meterse en problemas por el asunto de allanar propiedad privada.

Escuchar los sonidos rápidos de pisadas acercándose no le tranquilizó, mas la palabra pronunciada por una voz masculina le descoló unos momentos. ¿Fantasma? ¿Cuál fantasma? Si no fuera por la sabana que le cubría la cabeza, habría volteado a todos lados en busca de uno. Fue cuando un grito agudo salió de la garganta de alguno allí que cayó en cuenta, finalmente. Él era el fantasma. Por supuesto, no se veía exactamente como una persona así, cubierto por la tela blanca del mantel.

Sin embargo, antes de que pudiera aclarar ese pequeño detalle a los presentes, que obviamente se hallaban un poco alterados con su presencia, la misma voz masculina del principio exclamó algo en su dirección, y a continuación, una lluvia de objetos contundentes cayó sobre su persona. No pudo más que cubrirse con los brazos y retroceder, aunque por supuesto, el hecho de no ver y no tener idea de dónde estaba parado no se lo hacían fácil.

¡No soy... un... fantasma! —trató de articular, pero al parecer, no lograba llegar a un tono muy alto, porque la ráfaga de objetos hacia su persona no se detuvo. La situación se mantuvo así, hasta que sintió un proyectil de considerable tamaño golpearle directamente la frente, causando que cayera inevitablemente sobre su espalda, otra vez. Entonces, la lluvia de cosas se detuvo. Apretó los dientes, visiblemente molesto. ¿Quién era ese idiota?

Desde el suelo, luchó un poco para por fin librarse de la sabana que lo cubría, dejando por cierto sus cabellos blancos totalmente despeinados, dándole un aspecto más mullido de lo usual—. ¡Que no soy un maldito fantasma! —prácticamente gritó colérico, llamando así la atención de los presentes allí, quienes le habían arrojado libros y demás cosas hasta derribarlo, lanzándoles miradas asesinas a ambos. No, aquella no era la mejor manera de conocer gente.

Off:
Dos post en la misma noche. Esto se siente como Navidad ~  Smile 
avatar
Ryou Bakura



Mensajes Mensajes : 6766
Monedas Monedas : 16493

Volver arriba Ir abajo

Re: Lúgubre casa en la colina.

Mensaje por Ruby Winchester el Miér Mar 05, 2014 4:02 am

Había pegado un grito típico de niña de terror y luego me lance a mi compañero había hecho lo mismo del cementerio, judai me aparto y amenazo al fantasma que dicho sea de paso no parecía sobrenatural sus movimientos eran torpes y trataba de hablar o eso me dio la impresión, los objetos comenzaron a volar hacia el ente que le daban de lleno, lo que era mas extraño ya que si realmente fuera un fantasma no deberían atravesarlo?. -Judai?- dije levente tratando de llamare su atención, al ver al pobre espectro al ser atacado de esa manera tan salvaje, una gota de sudor resbalo por mi nuca, el fantasma cayo al suelo.

Cuando eso paso mi compañero sonrió triunfante contagiándome de su alegría a lo que asentí emocionada, mas de repente el fantasma se quito la sabana, revelando un cabello mullido cual gatito —. ¡Que no soy un maldito fantasma! — mirándonos de una forma bastante maligna, mis ojos se abrieron con emoción y  brillaron, haciéndome sonreír de manera algo boba -Kura-chan!!!- grite y pasando a mi compañero castaño corrí hacia el que hace unos momentos fue atacado brutalmente por una lluvia de objetos, lanzándome aunque sonara redundante a los brazos del peliblanco -me alegra verte- dije separándome un poco de el, para luego hacer un puchero y golpearlo un poco en el brazo -te mande varios mensajes- le dije en forma de reproche olvidándome por un momento de judai y mirando directamente a los ojos del otro  -esperaba que me acompañaras a esta aventura, junto  a mi nuevo amigo- hasta ese momento recordé al castaño y voltee hacia el -judai, el es bakura, lo conocí en el cementerio,- señale al peliblanco y luego voltee hacia el peliblanco -bakura-chan, el chico que te lanzo la lluvia de objetos es judai yuki- me hice un lado para que se conocieran entre ellos, aunque por la mirada de bakura hacia el castaño no era muy buena, la tensión estaba en el aire, una gota de sudor bajo por mi nuca, el silencio era sepulcral y no solo era lo tétrico de la casa, suspire y les sonreí a ambos -este...- dije para llamar su atención -que les parece si comemos algo?- señale mi mochila, al menos mantendrían la boca ocupada en algo y el ambiente se sentirá menos pesado... -que les parece?- mire ambos esperando respuesta...
avatar
Ruby Winchester
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1730
Monedas Monedas : 1608

Volver arriba Ir abajo

Re: Lúgubre casa en la colina.

Mensaje por Judai Yuki el Jue Mar 13, 2014 5:47 am

¡Habían prácticamente dado con el dichoso fantasma, nada más que cara a cara! No había más que decir, además que la adrenalina corrió por todo su cuerpo apenas divisó la figura espectral tambalearse delante suyo. Después de escuchar el grito de Ruby, por inercia, se colocó delante de ésta para enfrentar al espectro. ¿Y qué es lo primero que se le había ocurrido, para empezar? Arrojarle cosas. Arrojarle absolutamente cualquier objeto cercano que sirviese como proyectil.

Libros, y algunas cajas convenientemente ubicadas alrededor cumplieron bien con el propósito. Por supuesto, cuando la figura del fantasma cayó al suelo en derrota, soltó una exclamación de alegría, volteando a ver a su compañera de aventuras para celebrar junto a ella. Sin embargo, no se esperaba en lo más mínimo que una voz desconocida les hablara desde el sitio donde el espectro anteriormente había caído. La voz se escuchaba... humana, cosa extraña para un ser de ultratumba. Al girarse otra vez, le asombró distinguir entre las sombras de la habitación el rostro de un chico. Un chico que estaba cubierto por una sábana blanca.

Oh... —musitó, contrariado. Retrocediendo un par de pasos al sentir la intensa mirada de molesta del otro sobre su persona. ¿Qué podía decir? ¿Un "lo siento mucho"?—. ¿En verdad no eres un fantasma? —preguntó, un poco al aire, rascándose la mejilla con nerviosismo, y soltando una pequeña risa torpe en el proceso. Eso era... peculiar. E incómodo, soberanamente incómodo.

Casi al instante después, la muchacha de cabellos castaños prácticamente se lanzó a los brazos del otro muchacho, platicándole cosas que a esa distancia prudencial no era capaz de distinguir. Un momento, ¿acaso ellos se conocían? ¿Dónde? Un signo de interrogación gigante empezó a crecer sobre su cabeza en ese momento. ¿Se había perdido de algo importante los últimos minutos?

Esperó, hasta que Ruby finalmente pareció recordar que también estaba allí, y se dedicó a presentarlos—. ¡Mucho gusto, Bakura! —como era su costumbre, saludó efusivamente, dándole al extraño una amplia sonrisa. Aunque éste no se veía precisamente feliz con su presencia, probablemente, debido al incidente anterior—. Uh... supongo que lamento mucho haberte arrojado todos esos libros, ya sabes. No pensé que fueras... humano —se excusó, colocando una mano tras su cabeza y manteniendo una sonrisa torpe, que delataba su nerviosismo.

¿Ruby lo había conocido en el cementerio? Eso sí era extraño. Principalmente, porque una gran cantidad de residentes de aquél lugar están bajo tierra. Si no fuera porque estaba frente al chico, continuaría pensando que era una clase de espectro. Esa combinación de ropa negra y cabello excesivamente blanco resultaba chocante. Pero decidió no hacer comentarios, o el otro tipo acabaría odiándolo más que lo que ya lo hacía, de momento.

La comida siempre nos viene bien —asintió con la cabeza, una vez su compañera sugirió la pausa para consumir alimentos. ¡Qué bien! Luchar contra fantasmas siempre abre el apetito. En un instante, ya había olvidado por completo cualquier inconveniente que no fueran los emparedados respectivos. A los pocos minutos de que la chica repartiera a cada quien uno, él se encontraba devorando su parte con la mayor felicidad del mundo—. Ahora que somos tres personas, la investigación resultará más fácil, ¿verdad? —comentó animado, mirando con ojos brillantes a los otros dos.
avatar
Judai Yuki



Mensajes Mensajes : 6001
Monedas Monedas : 18563

Volver arriba Ir abajo

Re: Lúgubre casa en la colina.

Mensaje por Ryou Bakura el Sáb Mar 15, 2014 6:51 am

Para empezar, ¿quiénes eran las dos personas que estaban frente a él, presumiblemente culpables de su caída? Obviamente, habían sido atraídas de vuelta al salón principal de la casa debido al ruido, y, está bien, quizá era un poco justificable su exagerada reacción al ver una figura tambaleándose de aquí para allá en una casa embrujada. No es difícil sumar dos más dos.

Pero, eso no quitaba que estaba molesto; bastante, si se podía agregar. Todavía no distinguía bien del todo las siluetas de ambos, pero deducía fácilmente que eran un chico y una chica. La chica había gritado, el chico respondió arrojándole una lluvia de objetos hasta derribarlo. Tan dolorosamente típico...

Obviamente, la gente en cuestión no sabía (ni se imaginaba siquiera) que quien se encontraba bajo la sábana blanca no era exactamente un espectro del más allá. Sino, un humano común y corriente, como ellos. Dirigió una mirada especialmente punzante al muchacho presente, de cabellos castaños y una vestimenta que identificó como rojo, al escuchar su obvia pregunta—. Por supuesto que no soy un fantasma, idiota —contestó, sentenciando la última parte de la oración con algo de molestia. Generalmente afrontaba situaciones de esa índole con más sutileza, pero en esa ocasión, se sentía con especial derecho a expresar su fastidio abiertamente. Y la visión que hasta el momento el muchacho le proporcionaba, no era exactamente la de una persona "brillante", por así decir.

Sin embargo, la voz de la fémina logró atraer su atención. Se le hacía familiar de algún lado, y no tardó en recordar dónde en cuanto Ruby apareció en su campo visual, prácticamente lanzándose a sus brazos en un saludo bastante efusivo. No mentiría, le sorprendió encontrase con su vieja amiga en un lugar como éste, pero a la vez, era grato tener compañía familiar—. Recibí tus mensajes. Fue por ellos que tropecé con una mesa en medio de la oscuridad —comentó, medio en broma, permitiéndose a la vez una risa pequeña. Abriendo ambos ojos con curiosidad apenas detectable, añadió—. ¿Fuiste tú quién colgó ese afiche de búsqueda en el instituto? —quiso saber, presintiendo desde antes la respuesta. De ser el caso afirmado, explicaría bastante bien la cómica situación de todos los presentes.

Lúgubre casa en la colina. Sí, qué linda manera de nombrarlo. Luego de la plática amena, la chica procedió a presentarlos. Frunció los labios, ¿ese chico y Ruby se conocían? No lo admitiría en voz alta, pero no le gustaba ser mal tercio, en caso que esos dos fuesen algo más. Por suerte, no parecía ser así, ya que la muchacha parecía bastante feliz de tenerle allí. Le daba exactamente igual si pasaba igual con el otro chico, o no.

No se sintió capaz de corresponder al saludo de Judai, más que con una sonrisa un poco forzada. Iba a necesitar algo de voluntad para mantener su sarcasmo a raya, por cortesía a la muchacha presente más que nada—. Sí, yo también lo siento —le dio una sonrisa torcida. ¿Lo sentía? Claro que lo sentía, los moretones seguro durarían hasta mañana. Se tomó un tiempo antes de replicar al último comentario—. Sabrás tú, también, los fantasmas de verdad son seres incorpóreos a quienes no podrías moler a librazos tan fácilmente —dijo con fingida ligereza, pero levemente irónico a la vez. No estaba convencido qué tal fiable era una persona que no distinguía un espectro de una sábana blanca.

Los emparedados eran, muy probablemente, una excusa de Ruby para tratar de aligerar el ambiente levemente tenso que se había formado en esos minutos. Aun así, recibió el suyo con una cortés inclinación de cabeza, incluso si no tenía hambre—. ¿Cuánto llevan de la "investigación"? —inquirió, remarcando las comillas de su pregunta con algo de gracia. Se dirigió especial a la chica de cabellos castaños al hablar—. ¿Detalles de los que ponerme al corriente?
avatar
Ryou Bakura



Mensajes Mensajes : 6766
Monedas Monedas : 16493

Volver arriba Ir abajo

Re: Lúgubre casa en la colina.

Mensaje por Ruby Winchester el Jue Abr 10, 2014 9:21 am

Lo oí gritarle a judai que no era un fantasma, me mordí los labios evitando soltar una risa, cualquiera hubiera cometido ese error al verlo con la sabana, definitivamente Bakura tenía un poquito de mal genio, aunque  cualquiera lo tendría en su lugar después respondió mi pregunta sobre los mensajes y dijo que gracias a ello había terminado con la sabana en la cabeza –sip… esperaba que más gente se uniera, pero no todos son aventureros- responde a su pregunta del afiche, ambos nos pusimos de pie.

Judai procedió a disculparse por el ataque de los libros, a lo que el otro acepto por su expresión de mala gana, para luego responder con su habitual tono irónico que estoy segura asustaría a más de uno que no lo conociera, gire los ojos un poco divertida, ahora haría la investigación con dos chicos totalmente opuestos, pero con un mismo gusto, lo paranormal, me había metido entre ellos proponiendo comer de una vez antes de continuar, a lo que ambos aceptaron gustoso, bueno solo el chico de cabello castaño.

No pude evitar fijarme en judai era lindo a su manera, aunque sus modales al comer dejaban mucho que desear –esperemos que así sea judai- respondí con una sonrisa comiendo mi emparedado –jum- voltee hacia Bakura al preguntarnos de la investigación, me agache y tome la cámara, que había caído al momento del ataque, regresando a mi lugar, me acerque a Bakura quedando relativamente cerca de el  -pues no mucho,- empezó a decir al momento que regresaba las imágenes en la cámara, para mostrarle desde un principio lo que habíamos filmado.

-solo hemos revisado la planta de arriba- le di play al aparato y comenzó a pasar las escenas que teníamos hasta ese momento, no habías checado el video antes así que no sabía en si realmente si habíamos logrado captar alguna imagen  de algún ser que ya no perteneciera a este mundo, pero a simple vista todo era normal, pero dicen que entre más ojos mejor – aún falta revisar el sótano y los salones de la primera planta- levante la vista de la cámara para mirar a los dos chicos, sentí como la temperatura bajaba un poco, pero lo asumí que aun así frio afuera y entre más noche se hacia la temperatura solía bajar más.

Cerré de golpe la pantalla hacia la cámara, podían escucharse crujidos de toda la casa –y como le hacemos?- dije – nos separamos o seguimos todos juntos?- no me apetecía separarme, pero de esta manera abarcaríamos más espacio y la noche se estaba acabando, la actividad paranormal aún no se presentaba, tal vez solo eran cuentos para asustar a los niños y que estos no se acercaran a la construcción para evitar alguna clase de accidente. Me abrace frotándome un poco los brazos pues a pesar de traer una sudadera afelpada el lugar se había puesto helado.

Off:
entonces que chico, encontramos fantasmas o no
avatar
Ruby Winchester
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1730
Monedas Monedas : 1608

Volver arriba Ir abajo

Re: Lúgubre casa en la colina.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.