Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. Sería tener muy poca verguenza copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Tengan originalidad y hagan sus cosas vosotros mismos.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List The Top 100 Dangerous Sites Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Pasando tiempo en las montañas (Priv. Kayonara Utaite)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pasando tiempo en las montañas (Priv. Kayonara Utaite)

Mensaje por Emma Roux el Dom Dic 15, 2013 4:59 pm

-Sip....Si...claro....bien....listo....está...-decía mientras controlaba mi lista de cosas para llevarme, sí, me iba a pasar unas mini-vacaciones a las montañas, un tiempo entre la nieve para enfríarme el cerebro y dejarme de decir tantas tonterías por unos días, aunque de seguro nada cambiaría, solo nuevos recuerdos y alguna que otra foto de testigo. Llevaba una pequeña maleta floreada color morado muy normal, tenía mi ropa y todo lo mio ya acomodado bien doblado y todo. Miré en mi cartera y llevaba los horarios de cuando llegaban buses a las diferentes paradas, uno iba a las montañas dentro de media hora, para esto, coloqué la comida de Syo en la valija y dejé al gatito en una de esas cajas de plástico resistentes con rejas en la delantera para ver al gato, así este no armaba escándalos en medio del bus,con todo ya contado,revisado,preparado,guardado,tomé mi abrigo y cerré la puerta de mi departamento mientras caminaba a la parada.

Allí al cabo de unos minutos arribó el transporte que me llevaría,saqué el boleto para el viaje y se lo mostré al conductor, subí al bus y me coloqué en un asiento del medio del lado de la ventana, un lugar tranquilo y silencioso,saqué mis auriculares y mi móvil,los conecté y comencé a escuchar música mientras la gente terminaba de subir y colocarse, no habia tanta gente como para llenar por completo el transporte asi que de casualidad el asiento a mi lado no lo ocupaba nadie, se encendió el motor y así comencé a viajar hacia un espléndido tiempo en las montañas, ya por fin la escuela había entrado en época navideña asi que tenia tiempo de sobra para pasármelo bien,Syo permaneció quieto y durmiendo como marmota durante todo el rato.

Tomo un par de horas pero por fin llegamos, bajé y tomé mi valija y me instalé en un hotel pequeño pero cómodo mientras la fría brisa jugaba locamente con todo mi cabello, hacía mucho más fresco que en la ciudad,me coloqué mi abrigo y mientras terminaba de liberar a Syo, cerré la puerta dejándolo dentro de la habitacion asi no se escapaba, y yo, salí a explorar con una sonrisa picara en los labios,-Nieve,¡Aquí voy!-dije victoriosamente al ver la blanca nieve, con los ojos cerrados, al abrirlos, vi una colina extremadamente grande para bajarla esquiando,mis ojos se abrieron cual platos,era bien alta pero tenía que acabar el día habiendo pasado por allí.

Habitacion del hotel,vista del lugar:

avatar
Emma Roux
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 249
Monedas Monedas : 2829

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando tiempo en las montañas (Priv. Kayonara Utaite)

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 28, 2013 4:26 pm

¡Diciembre!  El mes de la nieve y de las vacaciones en las montañas heladas. Kayonara todos los años, al inicio del mes se iba ahí. Salía de la ciudad y de todo el tumulto de la misma y con una maleta llena de ropa de invierno se iba de viaje por las dos primeras semanas de Diciembre. También llevaba su guitarra clásica ya que mayoritariamente hacía ese viaje para componer. Y sin faltar llevaba su pequeñita bola negra: Shuyt.
Llegó a medio de la tarde al hotel en un taxi después de bajar del avión Obviamente, que se fue de avión, no quería perder horas y horas metido en un bus sentado sin poder hacer nada. Hacía un frío glacial y miró por la puerta del trasportador donde estaba su mascota: lo había arropado antes con una mantita pequeña. Se dio de alta en el hotel que había reservado hacía unos días. Era una pequeña posada rustica pero muy cómoda y en un punto central del lugar.
Una vez instalado en su habitación, dejó la guitarra sobre la cama, la maleta de ruedas en el suelo sin preocuparse en sacarse algo de ahí. Y luego soltó a su aire al gatito negro que tenía como compañero. Lo observó y de la mochilita que tenía reservada para als cosas de su gatito sacó cuatros calcetines de gatito de lana, un gorrito con dos ojuelos para las orejas de su mínimo y se las puso. AL inicio al gatito no el agradó la idea y se veía bastante torpe caminando con tal cosas. Pero dándose cuenta que por más ronroneara y mordiera la lana, su dueño no quitaría esas cosas. Kayonara no lo haría, sabría que después Shuyt le agradecería ya que iban para fuera.

Al fin salió de la habitación hundido en un abrigo polar con un gorrito con una bolita de lana cubriendo la cabeza. Iba con el gatito en brazos, pero llegando afuera lo piso en el suelo nevado. Necesitaba estirar las patas porque estuvo todo el viaje metido en su casita portátil. Entre pasitos curiosos y torpes el gatito se alejó un poco, desde luego con sus calcetines de lana estaba mejor que con las patas desnudas.  Más convencido con el terreno empezó a saltar un poquito hasta que terminó de hocico metido contra unas piernas de una conocida.  Kayonara se quedo mirando con una gotita en la sien, si fuese un chico obviamente no tenía problemas de acercarse y sonreír lo más encantadoramente posible. Pero es una chica, las chicas no eran lo suyo y tenía cierta aversión a las mismas. Sus amigas se contaban por los dedos de las manos, eran poquísimas.
- Eso…es mío… - señaló con la mano enfundada en un guante al acercarse receloso a la desconocida ya que ella había cogido el gatito y empezado a darle mimos mirando por todos los lados. Seguramente buscando el posible dueño del bichito que era nadie más y nadie menos que Kayonara Utaite.

OFF ROL:
Lo siento por tardar, user tuvo unos percances. >.<
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando tiempo en las montañas (Priv. Kayonara Utaite)

Mensaje por Emma Roux el Sáb Ene 04, 2014 6:27 pm

Las brisas frescas de las montañas me despeinaban un poco pero el paisaje valía la pena, miraba lo más que podía explorando con la vista los alrededores,pensé que a Syo le hubiese gustado ver lo mismo que yo pero se hubiese dormido antes de salir de la habitación del hotel. Dudé si traerle o no hasta decidirme por dejarle descansar, tomé mi cámara de fotos y saqué un par al paisaje,cualquiera que me viese pensaría que estaba loca, parecía una niña por mis aires infantiles pero me resultaba indiferente con tanta nieve alrededor.

Tanta fue la emoción que no noté cuando una pequeña bola de pelos se acercó a mi hasta que su hocico tocó mi pierna,bajé la mirada y vi al gato cubierto de lana jugueteando entre mis piernas. Era muy cómico ya que estaba bien incómodo con la ropa que le habían puesto pero era para que no tomase frío. Me miró con ojitos tiernos y ya para esto había acabado en mis brazos mientras le mimaba y buscaba en los alrededores a su posible dueño, el gatito parecía estar a gusto y en aquel instante me dio lástima que Syo no estuviese allí para hacer un nuevo amigo. Mientras buscaba a su dueño un joven más mayor que yo se acercó señaló al gatito diciendo que era suyo; por su voz me di cuenta que estaba algo...¿incómodo? No encontraba una palabra pero yo solo sonreí bajando al gatito,quien se dirigió a los pies de su amo con ronroneos -Ehh...perdona apareció de la nada y bueno...es una lástima que mi gato esté durmiendo como un tronco en estos momentos,de no ser así de seguro ambos serían grandes amigos -mencioné con una disculpa al joven, si alguien estuviese mimando así a Syo mi reacción hubiese sido parecida así que comprendía la situación. Observando bien al chico,parecía estar solo, a juzgar por su apariencia parecía ser de esos chicos que sólo revelan su naturaleza cuando están en confianza, todo lo contrario a mi manera de ser -Soy Mynn,espero me disculpes, no sabía que el gato era tuyo -dije dándole la mano a modo de saludo con una sonrisa -¿Tambien estas de vacaciones por aquí? Parece un lugar genial, ¡y eso que solo estoy aquí hace no mucho tiempo! -dije riendo amablemente.

Offrol:
T.T Perdona la tardanza!!!!!
avatar
Emma Roux
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 249
Monedas Monedas : 2829

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando tiempo en las montañas (Priv. Kayonara Utaite)

Mensaje por Invitado el Vie Ene 17, 2014 4:03 pm

Shuyt, el gato enlanado sabía lo que le convenía. Y mal la desconocida lo soltó se fue directo a los pies del músico. Bueno, algo torpemente andaba por sus botitas de lana, peor era algo necesario. El muchacho sonrió satisfecho y creído por el inmediato acercamiento de su mascota y lo tomó en brazos.  Tal como era castaño no era de sorprender que no estaba prestando atención a lo que muchacha estaba parloteando. De hecho, estaba para girarse y marcharse sin más. Sin embargo, dos palabras ha hecho clic en su mente: “mi gato”. Repentinamente la extraña le parecía interesante aunque fuese un chiquilla. – ¿Tu gato? – indagó volviendo a mirarla – Por eso, Shuyt se acercó a ti. Debes oler a tu gatito. – concluyó con una sonrisa de oreja a oreja. La incomodidad se le había ido del modo que ni se recordaba que se había molestado un poco antes.  La muchacha tenía un gatito y del modo como hablaba parecía querer y cuidarlo ya que no lo molestó para que saliera a pasear dejándolo mimir en paz.  Detalles como esos eran suficientes para que alguien le cayera bien a Kayonara. Vamos, el músico puede parecer muy complejo e incongruente, pero basta conocerlo y le sacas el truco al tipo. – Shuyt como es un  gatito de piso nunca he estado con otros gatitos. Tampoco me gusta que salga sin mí. Hay muchos tarados que no les gusta los gatitos. – hizo un mohín de desagrado y mimó la cabecita negra de la mascota - ¡Ah! – alzó el gatito en manos tomándolo por debajo de las piernas delanteras – Es Shuyt él. – aclaró por si las dudas. – Me gustaría conocer tu gatito. ¿Cómo se llama? Yo amo los gatitos. – soltó enseñando todo su entusiasmo en su voz infantil.

Volvió acomodar su bolita negra en los brazos y miró dubitativo la mano de la chica: que le cayera bien porque tenía un gato era una cosa, que le fuera a estrechar la mano era otro cuento. Kay era el típico quisquilloso, maniaco y paranoico que no actuaba como una persona vulgar. No le gustaba que le tocasen cualquiera y saludar con un simple estrechar de manos ni pensarlo. Simplemente sonrió con suficiencia observando la mano con superioridad. Ni siquiera se inmutó en explicarse – Me dicen Kayo o Kay. Normalmente como les sale de la gana.  – se encogió los hombros restando importancia a su nombre. La verdad le daba igual como le denominasen. – Mynn…nombre corto. ¡Me gusta! – le salió tal como pensaba después de hacer una pausa teatral y coger aire. Al hablar se dio cuenta como pequeñas nubes de vapor salía de la boca. El dióxido de carbono caliente que expulsaba su boca contrastaba con el aire helado de afuera quedando en estado gaseoso.  – Mmm… - las orbes se quedaron arriba después de rodarlas un poco y así su mirada quedó alzada. - ¿Vacaciones? La verdad…vengo para componer…Estamos en el inicio del año…necesito de grabar algunas melodías nuevas… - musitó y volvió posar la mirada en la chica, la observó de arriba abajo. Solo ahora tenía la curiosidad de mirar la persona que tenía delante. - Eres estudiante, ¿verdad? – Sonrió con simpleza y le guiñó un ojo – Está bien. Normalmente no me gusta que toquen a Shuyt. Pero sigue de atenuante que fue él que se te acercó y tienes un gatito. – volvió a restar importancia así sin más. Kayo podría ser un ogro cuando le tocaban la mascota, pero si la persona le caía bien, era bastante subjetivo. En este caso la chica por el momento le daba buena espina, obvio.

mIau~~:
No pasa nada. También he tardado, mi usser tiene una vida incansable: trabaja, las clases han empezado de nuevo y tiene más cosas. Para más tuvo que estar preparando un cumple y se le fue el tiempo. Lo siento. Uu
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando tiempo en las montañas (Priv. Kayonara Utaite)

Mensaje por Emma Roux el Mar Ene 21, 2014 6:17 pm

Aquel chico sonrió algo satisfecho con el acercamiento que hizo el gatito y lo tomó en brazos mientras yo me "disculpaba", pero claramente no me oía ni una palabra, -¡Con esas pintas no es más maduro que yo! -pensaba, ambos parecíamos ser unos inmaduros e infantiles y obviamente le importaba un pepino dejarme hablando sola, pero cuando parecía que se marcharía adaptó una reacción diferente y me preguntó por mi gato -¿Eh? ¡Ah si,Syo! Es algo perezoso y gordito jeje somos inseparables -dije sonriente,en realidad si nos separabamos ya que no lo llevaba conmigo cuando salía a divertirme pero me refería más que nada a lugares más lejanos como este  -Sip, tienes razon, hasta hace unos minutos lo cargaba en brazos pero le dejé en una habitación de aquel hotel -Dije señalando el hotel con el dedo índice -De seguro debe estar descansando justo ahora -dije sonriente, el chico parecía haber cambiado brutalmente a alguien completamente distinto y agradable, ¡Y amaba a los gatos! Eso era más que suficiente para que me cayera bien. -La verdad es que yo tampoco suelo estar con otros gatitos y siempre le dejo descansar con todas sus comodidades en casa, me preocupa que uno de esos imbéciles le toque o le hagan daño, ¡a decir verdad le mimo mucho! -exclamó algo seria para terminar sonriente de oreja a oreja, el joven le presentó a Shuyt, el gatito negro -¡Un gusto Shuyt! -dijo acariciandole la cabeza suavemente -Ehmm...Se llama Syo y como te dije es algo holgazán, Shuyt se convertirá en uno de sus primeros amigos y de seguro se lo pasan bien-mencioné mientras buscaba en mis bolsillos la llave de mi habitación, la encontré y la guardé en el bolsillo de manera que más tarde fuese fácil de sacar -¿Quieres acompañarme a buscarlo a mi habitación o prefieres esperar por aquí cerca hasta que lo traiga? -pregunté.

Le extendí la mano a modo de saludo como un simple apretón, el joven me miró la mano algo desconfiado, al parecer no le hacía ninguna gracia ese tipo de cosas, retiré mi mano y se presentó como Kay o Kayo, simplemente como gustase decirle, cuando hablabamos se notaba leve vapor que salía de nuestras bocas, sí que estaba fresco allí. Me comentó que su objetivo allí era la composición de nuevas canciones, iba en busca de inspiración -Inspiracion eh...cuando llegue el atardecer podrías sentarte con Shuyt en una montaña cubierta de nieve y mirar el paisaje desde lo alto para relajarte, de seguro se te vienen ideas en un momento así -le aconsejé sonriente mientras oía su pregunta -¡Si! dieciséis años de edad, primer curso del instituto Sweet Amoris-dije llevandome una mano a la frente como soldado mientras le daba mi información básica con una sonrisa y escuchaba lo que me decía -La verdad soy como tú, quien le ponga un dedo encima a Syo tiene una entrada gratis al infierno -dije levantando mi pulgar arriba con una sonrisa angelical, aunque mis palabras y acciones no concordaban en nada -Ehh...como pregunté antes, ¡Tengo ganas de que conozcas a Syo! ¿Me acompañas a buscarlo o esperas en algun lugar de por aquí a que lo traiga?-pregunté nuevamente, no estaba hablando con un idiota que no oía lo que decía,solo que estaba curiosa y ocupada pensando la reacción de Syo al conocer a Shuyt y de lo bien que podríamos pasarlo.
avatar
Emma Roux
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 249
Monedas Monedas : 2829

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando tiempo en las montañas (Priv. Kayonara Utaite)

Mensaje por Invitado el Mar Ene 28, 2014 9:09 pm

Frunció el ceño con rabia contenida y bufó – Sipo, hay mucha mala gente por ahí. Y que se la toman con los gatitos pensando que son bichos del infierno. – hace un mohín pero no en un gesto tierno y apapacha un poco más su minino negro. – Por eso, he elegido vivir en un ático; así Shuyt  no tiene la tentación de salir a la calle y no me siento mal por prohibirle la libertad en ese caso. – frota la espalda de la mascota bajo su barbilla de forma mimosa. – Serán ambos los primeros amigos gatitos uno del otro, ¿verdad Shuyt? – recibió como respuesta un maullido mezclado con un ronroneo. Podría parecer algo imposible, pero realmente su gatito parecía entenderlo a menudo. Asintió animado decidido acompañar a la chica que recién conocía. Total ella no parecía temer llevar un chico a su cuarto y tampoco era para temer, Kayonara era gay en toda la regla. Y uno bastante asumido y orgulloso de su condición y elección sexual. –Shuyt es muy curioso cuando salimos. Sin embargo, cuando estamos por casa también es un flojo, se la pasa ronroneando y mimiendo. Excepto cuando está mi novio por casa, siempre lo anda molestando. – se ríe por lo bajo sin dejar de seguir a la muchacha después de acceder ir con ella en busca de su gatito.

Ahora si le tomaba suma atención a lo que la chica le decía, le habló de un lugar reservado en lo alto de la montaña donde podría apreciar las vistas del sol a ponerse y a lo mejor podría ganarse algo de inspiración. - ¡Perfecto!  - sonrió de oreja a oreja totalmente sincero. – ¡Gracias por el consejo! – no era un agradecimiento falto de sinceridad, el músico nunca, pero nunca actuaba o hablaba por cortesía o por los buenos modales aceptados por la sociedad. Nunca agradecía por conveniencia y mucho menos se disculpaba. Por lo tanto, cuando lo hacía era totalmente sincero. – ¿Sweet Amoris? – enarcó las cejas totalmente sorprendido e interesado - ¿Francia? – si no tuviera el gatito en brazos había golpeado el puño cerrado en la otra mano abierta - ¡Ostras! Yo vivo en la ciudad dónde está ese instituto. De hecho, mi mejor amiga estudia ahí y mi novio estudia ahí, ambos cursan el mismo año. – informó todavía preso de la sorpresa – El mundo es tan pequeño. – se rió con un aire de ironía pero no malicia por las palabras que acababa de pronunciar.
- Yo la verdad… - hizo una pausa teatral – Creo que si pudiera acabaría con todos los que maltratan los animales. – en efecto, el músico era más amable y cercano a los animales en general que a los humanos. A la mayoría de los humanos les tenía lastima, a los demás animales les tenía compasión. La diferencia entre estas dos palabras es abrumadora gigantesca como fina a la vez. Se volvió a reír como por el gesto de la chica con el pulgar y su sonrisa que parecía de lo más mona del mundo. Kayo conocía esas sonrisas, las sonrisas engañadoramente afables, pero que por detrás cubren pensamientos más implacables que una bala. Lo sabía porque él también era así, era alguien que se le podría ir la pinza si su cerebro daba determinado clic.
No fueron por el ascensor, Kayo se negó. Acabó por explicar a la chica que solía marearse en los ascensores desde pequeño. En cierto modo, el joven tenía un cuerpo delicado, si no tuviera cuidado y no tomara una pastilla para el mareo también tenía nauseas en los coches. Por eso, evitaba el coche. Aunque solo era una pequeña razón, la verdad tenía una razón mayor para evitar ir mucho de coche. - ¿De qué color es el pelo de tu gatito? – preguntó iluminándose el rostro al alcanzar la planta donde estaban los aposentos ajenos.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando tiempo en las montañas (Priv. Kayonara Utaite)

Mensaje por Emma Roux el Dom Feb 02, 2014 3:25 pm

Tras achuchar a su gato,comentó que vivía en un ático para que el pequeño no tuviese curiosidad por el exterior -¡Que considerado! -sonreí y él comentó que ambos serían el primer amigo del otro y mis ojos se llenaron de un brillo ilusionado cuando me lo recordó,Syo podría ser muy perezoso pero aquella estudiante no dejaba de apapacharlo cada vez que lo veía, le abrazaba, corrían por la casa y hacían de todo juntos, en los fines de semana me tomaba mi tiempo para hacerle compañía y jugar con el,simplemente era genial saber cómo reaccionaría al conocer a Shuyt. Kayo-kun asintió entusiasta en acompañarme, estaba tan ansioso por ver cómo ambos felinos reaccionarían que ni se lo pensó dos veces al igual que yo para invitarlo.

Comenzamos a caminar hacia el hotel y él comentó que su gatito tambien es algo perezoso a menos que su novio esté en la casa,al escuchar la palabra "novio" detuvo el paso, suspiró y sonrió metiendo sus manos en los bolsillos mientras volvía a caminar -Sería divertido tiraros rosas cuando os vea juntos -mencioné con una sonrisa divertida y algo aterradora, imaginarlo era cómico aunque obviamente yo no estaría presente cuando se viesen. Al final mi parloteo sobre el lugar ideal para obtener inspiración le gustó e incluso le agradeció el consejo,pero al oír a qué instituto iba se asombró un poco, ¡Vivía en mi ciudad! Su novio y su mejor amiga vivían allí como compañeros de curso, aquella información respondió una de mis dudas: ¿Y si va a mi instituto? -¡Wow! Me tomas por sorpresa no esperaba ver a nadie con conexiones a mi ciudad por aquí,¡Esto será aún más divertido!-exclamé con ilusión.

Mientras estabamos llegando mencionó que también odiaba el maltrato animal -Tienes razon,tantas campañas hoy en día y nada mejora...-dijo con aires serios y luego pareció pensar en algo -Definitivamente crearé una campaña algun día y te ataré como aliado VIP -dijo sonriente mientras ingresaban al hotel,pero no fuimos en el ascensor ya que Kayo se negó, el pobre se mareaba allí desde niño, la joven asintió sin problemas, no estaba mal subir las escaleras de vez en cuando. Una vez estabamos en mi piso, el muchacho preguntó por el color de pelo de mi adorado Syo y mi rostró se puso serio como si estuviese hablando sobre un dios -Es el típico gatito gris oscuro y ...-luego se cortó y busco en sus bolsillos algo, y saco una foto en perfecto estado -¡Aqui tengo una foto! La llevo conmigo a todas partes -comenté enseñándole la fotografía,era algo pequeña pero de seguro le entraría aún más curiosidad. Caminamos hasta que vi mi habitación y sonreí -¡Aqui es! ¿Listos? -dije emocionada, tampoco era como si fuese a invitarles al paraíso de los dulces pero deberas quería ver la reacción de Syo,coloqué la llve y le di sus vueltas, abrí la puerta y corrí hacía el gatito que estaba recostado panza arriba durmiendo,lo cogí en brazos y lo abrazé fuerte, se despertó de un salto y me lamió la mejilla mientras Kayo y Shuyt pasaban,ambos observando al gatito gordo. Lo acomodé mejor en brazos y me acerqué a Kay -Chicos...-dije haciendo una pequeña pausa -¡Él es Syo! -exclamé sonriente presentandolos.

Fotografía de Syo:
avatar
Emma Roux
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 249
Monedas Monedas : 2829

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.