Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Un castigo poco merecido (Priv. Chiga)

Ir abajo

Un castigo poco merecido (Priv. Chiga)

Mensaje por Invitado el Jue Dic 12, 2013 12:27 am

Cerré la puerta con un sonoro bufido, tirando mi mochila al lado de mi asiento y haciendo aspavientos contradictorios hacia todos lados. Llevaba semanas sin aparecer por la clase de Lengua y Literatura, desde que aquel profesor nuevo había decidido que era momento de dejarse caer por ahí, y yo era completamente feliz asi, pues nunca me había echo falta ir a ninguna para sacar buenas notas como se debía.

Esa misma mañana había estado ensayando como de costumbre, horas y horas leyendo partituras, modificando letras y cantando solo como yo sabía hacer. Justo después de eso, en la hora que me tocaba la dichosa clase había decidido salir a la azotea a mirar el cielo, pues a pesar del frío era sumamente hermoso. Había pasado largo tiempo allí tumbado, sin nada que molestase mi "meditación" hasta que la puerta de la maldita azotea se había abierto de golpe, sobresaltándome y pegando un pequeño brinco hasta quedar de rodillas. Pero eso no había sido lo mejor, lo mejor había venido cuando miré la cara del profesor de Lengua que no me miraba precisamente con buenos ojos, mientras que mi cara de sorpresa era difícilmente disimulable.

Mascullé insultos con la boca pequeña mientras que el profesor me daba la charla, me había ganado castigo después de las clases, nada mejor para empezar a conocer a alguien. Me senté en la silla y puse ambos brazos en la mesa mientras escondía mi boca en ambos brazos y giraba la cabeza hacia la ventana, mirando el exterior con deseos de salir. Al menos había una cosa que me agradaba hasta el infinito, allí, en esa sala, reinaba una paz y una tranquilidad envidiables. Cerré los ojos inspirando profundamente y suspirando de igual forma.
Al menos allí no hacía frío y podía descansar todo lo que quería y mas.

Spoiler:
Lo siento por la tardanza! como estamos a final de cuatrimestre en la universidad me tienen frito a trabajos T_______T
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un castigo poco merecido (Priv. Chiga)

Mensaje por Chiga Yusuhi el Lun Dic 16, 2013 7:04 pm

Otro día en el trabajo, niños revoltosos creyendo que podían superar al maestro, o aun peor... escapar de él. Claro, todos tenían la intención de saltarse horas, lo que no se esperaban es que si alguien los había visto deambular por el instituto antes de las horas, y no se presentaban en el aula, los directivos y hasta los mismo alumnos avisarían al profesor a cargo de las horas sobre la ausencia de tales. Su clase comenzó como cualquier otra, paso los presentes y dio las actividades y lecturas del día, sin embargo algo cambio. un hombre de limpieza irrumpió en medio de la clase, pidiendo hablar con el Profesor a cargo del salón, él salio del aula junto con el sujeto y espero una respuesta.

-Uno de los niños de su clase esta en enfermería, pero hay uno mas que ah concurrido a las clases anteriores y ahora no lo encuentro, encárguese, no puede dejarlo deambular, si algo ocurre sera Su problema- El hombre solo hablo y hablo para luego marcharse rápidamente sin dejar que el rubio hablase al menos refutara algo. -Pe..pero... Oiga espe!...tks...- Estiro el brazo para detenerlo pero, maldita sea, el sujeto ya se había ido y le había dejado una carga en sus hombros ¿Y ahora que debía hacer? si dejaba sola la clase todo se volvería un descontrol, podía dejar al chico perdido y nada malo pasaría peor no, si algo ocurría seria su culpa, lo único que faltaba, encontrar a un niño accidentado y el único responsable seria él.

Se adentro nuevamente al aula, parándose en medio - Clase, Me ausentare unos minutos...si hacen algo indebido, puedo asegurarles que lo lamentaran- mirándolos de una manera amenazantes, si, estaba amenazando a sus alumnos, que mejor que el miedo para imponer respeto - Tienes tarea por hacer, comiencen - Serio, se retiro del lugar para ir a buscar al chico. Reviso todos los lugares que e le ocurrieron, los baños, el patio, hasta la misma biblioteca, pero claro, no encontró absolutamente nada, ya estaba cansado de tanto correr, porque no podía dejar mucho tiempo los niños solos así que no le quedaba otra opción que hacer eso, correr por los pasillos del colegia en busca del revoltoso, cada día odiaba más a los críos. Ya habían pasado unos minutos y no encontraba absolutamente nada, ni una señal del chico hasta que se le ocurrió un lugar que no muchos visitaban, pero era perfecto para esconderse, la azotea.

Subió al lugar por las escaleras, abriendo la puerta de un golpe encontrándose con el objetivo… allí estaba, un pequeño rubio en medio de la azotea descansando plácidamente en ves de estar en horas de clases. Estaba molesto por dos cosa, uno, tuvo que tomarse la molestia de encontrarlo y dos, le hizo perder muchísimo tiempo valioso de clase. Se acercó a él con su peor cara y le dio un castigo, luego de clases debía quedarse en sala de detención junto a él, allí arreglarían las cosas. Sin mas se retiró volviendo a su clase, no sin antes informar a los directivos la reprimenda al alumno. Luego de terminar su clase con el curso, se dirigió a la sala de detención para terminar con el tema.

Entro al salón , encontrándose con un solo niño, al parecer el único que se había metido en problemas ese día era este pequeño rubio.  Avanzo en el aula, dejando sus cosas de lado, sentándose en el escritorio de brazos cruzados, observándolo  fijamente Este lugar no es para dormir, por favorPronuncio con un aire de autoridad, aunque en verdad ya ni siquiera estaba enojado con el chico, después de todo él también era así de joven… bueno, a decir verdad la azotea era su lugar preferido en la escuela, el único donde podía fumar tranquilo sin que los directivos se percaten de eso. Suspiro cansado, llevando una de sus manos a la frente, para luego acercarse al pupitre del chico y observarlo desde arriba parándose a su lado Dime, ¿cuál es tu nombre? Tampoco le agradaba la idea de quedarse una hora entera allí , con el chico en silencio, al menos intentaría llevarse un poquito mejor, solo un poco nada más… no podía hacerse odiar por todos sus alumnos, de esos ya tenia varios.
avatar
Chiga Yusuhi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 27
Monedas Monedas : 1801

Volver arriba Ir abajo

Re: Un castigo poco merecido (Priv. Chiga)

Mensaje por Invitado el Mar Dic 17, 2013 12:52 pm

Solté un suave ronroneo. Nada era comparable a aquella sensación de paz y de tranquilidad, bien era cierto que no era el mejor sitio, pero al menos no había ninguna cría gritando por los pasillos, cotilleando con sus compañeras o riendo a carcajada limpia, con una falsa sonrisa en sus caras. Negué con la cabeza un par de veces y un suspiro cansado, apenas había podido dormir la noche anterior y el lugar era demasiado propicio para dejarme caer en los brazos de morfeo.
Recordé las palabras de mi manager por unos instantes y después divagué hasta encontrarme en mis pensamientos con mi pequeño hermano, en las cosas estúpidas que había vuelto a hacer, sin embargo aquello me sacó una pequeña sonrisa, sincera. Seguí divagando largo y tendido sobre el lugar, el momento, la tranquilidad que emanaba el lugar, encandilado por el pequeño rayo de sol que se filtraba por la ventana dejándome un calor merecido. Hasta que poco a poco mi consciencia decidió irse perdiendo, abriendo puertas y alejándose lo mas posible, sin embargo, y cuando la fina y delgada cuerda que unía el mundo de los sueños con la realidad estaba a punto de romperse el sonido de la puerta despertó mis sentidos, aun que si quiera abrí los ojos para mirar al recién llegado, yo bien sabía quien era.

Alcé la cabeza solo y cuando me llamó la atención y abrí los ojos alzando la mirada, hasta que mis orbes azules se toparon con los suyos durante largos instantes. Yo no era muy hablador y todos lo sabían, era el único modo de diferenciarme de todos aquellos, de descansar de la rutina. -Una pena- susurré apoyando mi cabeza en la mano, en una postura algo desafiante, cansada, aburrida, monótona.
Apenas giré la mirada para observarle acercarse, su actitud era la de cualquier profesor, alguien que lo sabía todo, con la autoridad suficiente como para amargar tu existencia, aun que con el no era precisamente amargar la palabra. Una semi sonrisa cínica alumbro mi rostro -Me has castigado tu Chiga-sensei, ¿no deberías al menos aprenderte el nombre de tus alumnos?-comenté maliciosamente. Estaba claro que el no me iba a conocer, no había asistido a ninguna de sus clases. -Valshe Varasnikov- anuncié firmemente con un perfecto acento ruso.

Borré la sonrisa de mi cara- No me explico porque te tomaste tantas molestias en buscarme, que yo no vaya a su clase es casi mil veces mejor para ti, que el que yo asista todos los días. Al menos quienes asisten tienen verdaderas ganas.-Realmente estaba cansado de tanta clase, no me agradaban y había perdido el gusto en poco tiempo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un castigo poco merecido (Priv. Chiga)

Mensaje por Chiga Yusuhi el Mar Dic 24, 2013 5:37 pm

Enarco una ceja al oírlo, parecía estar retándolo, pero claro, ¿Por que debía preocuparse por las palabras de un simple crió?. Suspiro algo agobiado por el día que había llevado , mientras lo miraba un poco mas desafiante desde arriba, se haría imponer ante él, si tenia que enseñarle a respetar... lo haría sin protestar -Mi trabajo es enseñarle mi materia a los alumnos de esta institución, el conocerlos y saber sus nombres ya no es mi problema - serio y firme en sus palabras, no daría el brazo a torcer con un niño. Sin embargo sonrió de lado al oírlo decir su nombre, al menos estaba cediendo su postura de " niño rebelde", él había sido peor en su  adolescencia, así que lidiar con estas personas no era la gran cosa, sabia donde tocarle para hacer que cambien de parecer.

Sus ojos recorrieron disimuladamente la figura del ajeno, no era sorpresa lo oído, su asentó, su nombre, su mismo aspecto decía que no era del lugar. Rubio de ojos claros... típico de los rusos, al igual que un pésimo carácter, no era el primero de esa región que conocía a lo largo de su vida, hacia tenido el placer de trabajar con un par de personas y con la experiencia que tenia, si ese niño era de esas zonas… seria un verdadero conflicto. Pero había algo que no podía olvidar, él era el profesor, y por ende debía “preocuparse” por sus alumnos y ayudarlos tanto en el estudio como también como persona , apoyándolos en lo que necesiten y bla bla bla… ayudar a niños con problemas de críos, ¿Qué podría ser mejor? Odiaba la idea, pero no tenia opción, era como un “juramento” de profesor.

Noto el cambio en el rostro ajeno, sus serias palabras lo hacían prestar más atención. Se cruzó de brazos para oírlo con mas comodidad- Por que es mi trabajo- contesto seco, esas palabras no eran las de un niño cualquiera, se podía ver a simple vista que este no era una persona que se metiera en problemas con facilidad, podía diferenciar entre un vándalo y un simple crio que no sabe hacia dónde dirigir su vida. Suspiro con resignación y se sentó en el pupitre a lado de el –No me interesa cuantos alumnos se presenten a mi clase, mucho menos cuantos de ellos aprenderán y sabrán entender lo que enseño, sin embargo ese no ese no es el problema…- estaba intentando ser lo mas comprensivo posible, no era malo con las personas , pero todos los demás lo veían de esa manera seguramente por su seriedad- El problema es donde te metes, no puedes deambular por la escuela y no acudir a clases, por  mas que no te guste mi materia… ve y siéntate al fondo, duerme si quieres, después de todo el que vendrá a clases en verano serás tu -comento con una sonrisa burlona y una leve risilla que intentaba ocultar.

Lo miro con un poco más de seriedad¿ Por qué no tienes ganas de concurrir a clases?- era mas que evidente que no le gustaba, aunque no sabía si era la materia que el ejercía o simplemente se ausentaba de todas las horas, como era nuevo en la escuela, no conocía a ninguno ni sus historiales, por lo que solo podía juzgarlos por sus acciones, pero este rubio… no parecía ser “culpable” de un castigo severo.
avatar
Chiga Yusuhi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 27
Monedas Monedas : 1801

Volver arriba Ir abajo

Re: Un castigo poco merecido (Priv. Chiga)

Mensaje por Invitado el Lun Dic 30, 2013 12:27 pm

-mmhp- sonreí de medio lado ante su respuesta, al menos no era como todos aquellos plastas que estaban demasiado interesados en la vida de los demás y en como hacer las cosas con ellos. Giré la cabeza aun apoyada en mi mano y le miré sentarse en el pupitre de al lado, haciendo que yo mismo me alejase levemente de su persona, últimamente me había vuelto mil veces mas esquivo a los demás que de costumbre. Cerré los ojos antes de abrirlos y echarme hacia atras apoyando la espalda completamente en la silla, no era una posición normal, no estaba dispuesto a escuchar la mayor parte de las cosas que me dijesen.

-Si el problema es donde me meto que no estoy siempre en clase no tiene de que preocuparse, soy un chico ocupado y tengo que hacer cosas mas importantes que asistir a clase. Me dedico a esas cosas cuando no voy- refunfuñé. Tampoco es que pueda decir nada mas, pues de solo imaginar la cara de mi productor cuando se enterase de que alguien sabía lo que hacía, me entraban escalofríos, ese hombre tenía muy mala leche y de seguro me reprendería y no solo eso, podía ser que repercutiese en mi trabajo y yo no quería eso. -Así que.. no creo que asista a clases, normalmente saco buenas notas por mi cuenta y hasta ahora no me a costado.- Suspiré resignado, era aburrido asistir a clases por no decir que mi forma de ser no cuadraba con los demás. Las chicas eran ruidosas y cotillas, los chicos simplemente se dedicaban en ir tras las faldas de las mismas, los profesores juzgaban por el aspecto la mayor parte del tiempo. Era como vivir en medio de un montón de falsedades y mentiras, era precisamente eso lo que no me gustaba, pero no era exactamente eso por lo que había dejado de asistir a sus clases.

-Por nada en especial-mentí descaradamente. Que podía decir, el profesor era mas que atractivo y joven, eso era un problema para mi y mi forma de entender el mundo.-Mire, yo ya tengo trabajo y un futuro casi labrado. No necesito todas estas cosas-terminé por argumentar- Las clases no me aportan nada nuevo y tampoco tengo ganas de aprender mas- Estaba claro, había perdido toda gana. Me volví a dejar caer en la mesa fijando mi vista a otra parte que no fuese aquel tipo. Tenía una forma de actuar agria y grosera, pero no podía evitarlo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un castigo poco merecido (Priv. Chiga)

Mensaje por Chiga Yusuhi el Dom Ene 26, 2014 1:16 am

Enarco una ceja por las cosas que este le decía- Si claro, se nota que tienes cosas mas importantes que asistir a clases… dormir en la azotea es una de ellas, verdad?- no podía evitar su sarcasmo, el crio estaba descansando en ves de estar en clases, además, era su responsabilidad si algo le ocurría en el transcurso de las horas, y por su culpa había tenido que retrasar a la clase . Sin embargo tampoco podía obligarlo a la fuerza a concurrir , por lo que estaba algo frustrado. Dejo escapar un suspiro de resignación, dejando caer la frente sobre la palma de su mano, recargándola como un signo de frustración- Vale… pero procura pedir los apuntes semanalmente , por favor niño… - comento tranquilo, mientas se sobaba la frente.


Levanto levemente el mentón , mientras se pasaba la mano por el mismo pensando en las palabras del chico, sin desviar su mirada del rostro de este. Le resultaba sumamente interesante, no parecía tener la edad mental que su cuerpo y nivel le decían, claro que no, esas palabras parecían mas cercanas a las de un adulto que a las de un simple crio , además, su curiosidad le gano de mano y antes que pudiera siquiera pensarlo, sus labios ya se estaban moviendo y las palabras se desprendían de sus labios como por arte de magia - ¿ A si? , y dime… ¿Cuál es este “trabajo” al que tu le tomas tanto interés, aun mas que a la misma escuela?- Maldición, no tendría que haber preguntado, se notaba que el chico no se lo diría, y no lo culpaba, después de todo él tampoco le hubiera hablado con confianza a un profesor del instituto. Rápidamente negó con la cabeza, acomodándose las gafas mientras observaba hacia el suelo – eh… lo lamento… - arrepentido de lo que había dicho, se puso de pie frente al pupitre del joven rubio , posando la mano sobre la superficie de esta, creando un golpe seco que invadió la silenciosa habitación. Mirándolo fijamente a los ojos con una expresión seria, le señalo la puerta con un pequeño movimiento de mentón – Vete a tu casa... y procura que nadie te vea la próxima ves que faltes a las clases… si prometes mantenerte al tanto con las clases mediante tus compañeros, te dejo libre para que te marches ahora e intentare cubrirte en algunas de mis clases, no todas… pero pondré presente en la planilla, solo… si sacas buenas notas, pero deberás presentarte en los exámenes, asi que investiga las fechas y horarios, te espero allí - no sabia por que lo ayudaba, pero que mas podría hacer?, mantenerlo castigado por algo tan estúpido como no concurrir a clases no era justo, además, ya había puesto sus condiciones para dejarlo ir y olvidar esa platica, ahora solo bastaba esperar una respuesta.
avatar
Chiga Yusuhi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 27
Monedas Monedas : 1801

Volver arriba Ir abajo

Re: Un castigo poco merecido (Priv. Chiga)

Mensaje por Ryan Koufman el Mar Mar 04, 2014 6:33 am

Cerrado por ausencia de rango de los integrantes. Si se desea abrir nuevamente ir al tema de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo].
avatar
Ryan Koufman
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 2734
Monedas Monedas : 9489

Volver arriba Ir abajo

Re: Un castigo poco merecido (Priv. Chiga)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.