Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
» ¿Qué estás escuchando en este momento?
Vie Ene 11, 2019 6:27 am por Eita Takahara

» Un día lleno de sorpresas /Priv. Miikan Lobelia\
Sáb Nov 24, 2018 12:09 pm por Miikan Lobelia

» ►Petición de personajes
Sáb Jun 23, 2018 11:09 pm por Xion Mitai

» ► ~Reglas Generales~ [OBLIGATORIO LEER Y FIRMAR]
Miér Jun 20, 2018 9:39 pm por Scarlett Aisaka

» ► ● Reglas de la Chatbox ● [OBLIGATORIO LEER Y FIRMAR]
Miér Jun 20, 2018 5:34 pm por Federica Astor

» You're not my order [Libre]
Vie Jun 08, 2018 4:48 am por Aella Nezhra

» Buscando para rolear mi primer rol
Jue Jun 07, 2018 11:32 pm por Aella Nezhra

» por fin llega el buen tiempo
Lun Jun 04, 2018 9:28 am por Matthew W. Clark

» ►Petición de recuperación de rango
Mar Mayo 29, 2018 5:18 pm por Claire Black

Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Cantabile [Privado]

Ir abajo

Cantabile [Privado]

Mensaje por Mirko Joutsen el Jue Sep 12, 2013 3:04 am

El agraciado patio del Sweet Amoris en un día tal vez como muchos otros, no tan despejado, pero lejos de augurar la lluvia. Descanso ha llegado al instituto, y con él un espacio libre tanto para los alumnos como los profesores, un necesario espacio para despejar la mente de la tendencia cuadriculada y a veces tediosa de cualquier clase. Mi copa de té no es dar una clase común y corriente, sino sacarles alguna que otra sonrisa a mis alumnos, sin embargo, el cansancio y el tedio son inevitables, así como en algún momento me entieso estando sentado sin importar cuántas almohadas tenga debajo de mí.

El descanso es necesario, tanto para algo tan simple como comer a tiempo como para regresar a su lugar los tornillos que se van soltando de a pocos por el estrés y otros factores superfluos. Yo por mi parte, por ningún motivo consideraría el desperdiciar éstos espacios libres, ni muerto, puesto que soy lo suficientemente "drama king" para sumirme en el estrés con frecuencia, en aquella necesidad absurda y patológica por encontrar con desespero un espacio en donde pueda gozar de mi soledad.

La maravilla del día trasciende más allá de la superficialidad de su clima. El cielo se decora de nubes, pero el viento nos acaricia con jocosidad, un poco más frío que de costumbre pero no por ello menos agradable. Únicamente en soledad me atrevo a ser otro, ese hombre que difícilmente se destacará por el bullying que le hace a la gente que aprecia (jajaja), sino alguien que aprecia a sus alrededores en su simpleza o complejidad. Y no me molesta pasar mis ratos junto a los demás, pero la soledad es la musa más hermosa y cariñosa, la que con cuidado me pinta mi universo de colores que en otras circunstancias no soy capaz de ver.

No es mucho el tiempo que tengo para ensimismarme en el infinito, y la campana quebrantadora de la plenitud sin duda alguna pronto me invitará a regresar a la rutina. Pero por el momento puedo limitarme a observar en una banca convenientemente dirigida hacia el exterior del instituto, un tanto ajeno y confianzudo frente a los movimientos inciertos de los estudiantes mayoritariamente a mis espaldas. La compañía no es mucha y ello me trae una cierta tranquilidad, pero el tiempo de este goce se acorta y por lo tanto debo enfocarme en disfrutarlo en cada una de sus malditas milésimas de segundo. Y allí me hallo, en silencio, con mis ojos cerrados, sintiendo el masaje del viento en mi rostro y el tratamiento vital del sol. Tal vez completamente elevado, o tal vez discretamente atento.
avatar
Mirko Joutsen
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 15
Monedas Monedas : 2248

Volver arriba Ir abajo

Re: Cantabile [Privado]

Mensaje por Amy Sambron el Jue Sep 12, 2013 1:53 pm

Al fin el sonido del timbre resonó por todo el instituto, dando inicio a lo que sería el receso, el momento más ansiado por tanto alumnos como profesores. Unos minutos que albergaban una libertad absoluta para todos.
Contemplé desde la comodidad de mi silla de profesora como los alumnos se peleaban unos con otros, usando uñas y dientes para conseguir su único objetivo: La puerta que les libraría de aquellas cuatro paredes.
No pude evitar esbozar una media sonrisa ante aquella salvajada, pues una frase llegó de forma inevitable a mi mente: El fin justifica los medios... O eso decía Maquiavelo.
Cuando no quedó ni un alma en la sala decidí que ya era el momento de tomar un respiro yo también. Al ser una profesora nueva, debía dedicarme y trabajar muy duro para dar una buena impresión al director, demostrarle que había hecho bien al concederme el puesto.

Pasé los brazos por encima de mi cabeza, estirándome cual felino, destensando los músculos. Agarré mi chaqueta de cuero marrón y sin más dilación me levanté, empezando a andar por los pasillos,sin saber muy bien hacía donde ir. En días como los de hoy tan solo me apetecía sentarme tranquilamente al aire libre, pues después de tantas horas dentro del Sweet Amoris necesitaba salir al exterior, aunque tan solo fueran por unos minutos.

Por lo que esta vez segura de hacía donde me llevaban mis pasos, abrí la puerta que me conduciría al patio, quedándome ahí por unos instantes. El día sin lugar a dudas no podía ser más ideal. Las nubes no anunciaban lluvia ni tormenta, y tampoco estaba demasiado soleado. Era un clima perfecto.
Sin pensármelo llevó mi mano hasta mi nuca, desanudando la coleta que llevaba, dejando libre mi melena al viento. Me la peino ligeramente con los dedos, intentando que cobre forma mientras disfruto de sentir la brisa de aire en mi rostro.

Bien, era el momento de disfrutar  de esos escasos y valiosos minutos de libertad que me ayudarían a dejar atrás el estrés de las clases y dejar de fingir que era la profesora perfecta. Analizo discretamente cada uno de los lugares del patio, y por un momento sospeso la posibilidad de sentarme en plena hierba. Pero descarto la idea rápidamente, pues no quiero ensuciar mis vaqueros de tierra teniendo que continuar trabajando después. Por lo que mi mirada se centra en los bancos, lugar idóneo donde pasar el receso tranquila.
Un resoplido se escapa de mis labios al comprobar que todos están ocupados, al final, la idea de apoyarme en el suelo no me parece tan mala. Mi mirada recorre todo el patio, e inesperadamente se detiene al lugar más apartado.

Justo allí hay un banco que me llama especialmente la atención. A diferencia del resto, únicamente está ocupado por una sola persona. Se trata de un joven bastante apuesto, me atrevería a decir, de cabello azabache. Por su aspecto, algo en él me hace pensar que no se trata de un alumno... ¿Será un profesor?
Humedezco mis labios ligeramente nerviosa, dispuesta a dirigirme hacia su banco. Puedo oír el ruido sordo que producen mis botas contra la hierba y sé que el hombre ya ha notado mi llegada. Con un movimiento delicado, me aparto algunos mechones de pelo que caen sobre mi rostro mientras esbozo una sonrisa.

-Disculpa...-empiezo a decir en un tono educado, tratando de llamar su atención. Por un momento nuestras miradas se encuentran y logro descubrir que sus ojos son de una extraña pero asombrosa tonalidad dorada. Quizás la intensidad se deba a que el Sol los alumbra pero aquel factor consigue dejarme perpleja por unas décimas de segundo. Sin embargo consigo recobrar la compostura a tiempo.- ¿Te importa si me siento contigo...? O acaso... ¿está reservado?-inquirí dejando entrever la duda que se me acababa de presentar, pues quizás estaba esperando a alguien . Si fuera el caso, definitivamente me sentaría en el suelo.
avatar
Amy Sambron
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 16
Monedas Monedas : 2193

Volver arriba Ir abajo

Re: Cantabile [Privado]

Mensaje por Mirko Joutsen el Dom Sep 15, 2013 5:08 pm

A veces bendigo mi capacidad para casi que igualar mi biorritmo al medio, mimetizar mi humor y anular hasta cierto punto mi humanidad. No me trato de una persona "iluminada" por ningún motivo, que bien lejos me hallo de ser algún tipo de buda o alguien de tal índole, pero sí puedo alardear un poco de que no me cuesta hacerme espectador y a veces intérprete fiel de la naturaleza misma, callar por un instante mi mente y mi cuerpo y llevar que ella, tan hermosa y seductora que es, tome el protagonismo absoluto en mi pequeño, subjetivo y egoísta mundo. Aquel es un estado, a veces perdurable, la mayoría de veces efímero, pero algo a lo que había tenido la oportunidad de llegar en ese pequeño descanso, ese espacio de tiempo inconscientemente dedicado para mí.

Pero ay que soy una persona sensible, porque cuando me conecto con la naturaleza todo lo que a ella le perturba me perturba a mí también, por lo que fue inevitable descontentarme en principio cuando unos pacitos dudosos se acercaron de manera cordial a mi lecho improvisado. Ella se hallaba lejos, tardó en hallarse lo suficientemente cerca como para dirigirme la palabra, pero aún en la lejanía fui capaz de percatarme de cada uno de sus pasos, de las caricias que sus pies atinaban al verde césped, el ser que bajo la luz del sol se cobijaba y se presentaba como el nuevo juguete del viento. No me percataba de quien era realmente, pero a cada instante me embelesaba de sus metódicos pasos cada vez más y más personales, más y más cercanos.

Hasta que estuvo allí. Solo bastó una palabra, un brevísimo sonido que quebrantó totalmente la plenitud de mi mundo. No quiero decir que aquello sea necesariamente malo, de hecho, debo admitir que en cuanto me giré y determiné su finísimo y femenino rostro me animé un poco, provocando que inevitablemente una sonrisa se dibujara tras la comisura de mis labios, sin embargo el hecho que el silencio ahora y por un rato largo (auguraba) se hallaba mitigado era una realidad.

- No, por supuesto que no, puedes sentarte aquí si lo deseas. No dudo que en un descanso los puestos libres en las bancas escaseen, y creo que va en contra de mí permitir que una señorita se quede sin un puesto - Con mi rostro le esbocé una sonrisa cálida pero impersonal, mientras que con mis gestos corporales demostré mi simpatía con su petición. A veces no me comprendo, disfruto más que nada la compañía de la soledad, sin embargo, en cuanto alguien llega y la quebranta jamás presento algún tipo de traba, de hecho, me aventuro a disfrutar la compañía. No estoy seguro del porqué, pero supongo que atesoro de igual manera cualquiera de los dos estados, después de todo, ser cordial con los demás no necesariamente implica llegar a un plano personal.

Y cuando ella, un tanto menos dudosa procedió a sentarse me atreví a continuar - Con todo respeto, tu rostro no se me hace tan jovial como el de todos los alumnos, por lo que me atrevo a especular que eres una profesora. La verdad es que soy nuevo aquí, no conozco aún a la mayoría del personal, sin embargo si lo eres qué fortuna. Por mi parte mi nombre es Mirko Joutsen y soy profesor de italiano, ¿y tú? Ven, si me he equivocado y de hecho eres estudiante ruego me pegues por considerarte mayor, la verdad es que no soy muy bueno en las edades, lo único que sé es que eres menor que yo, y punto - Con ello y una mirada un tanto nerviosa concluí. La verdad es que su rostro sí me daba un tinte familiar, tal vez en la sala de profesores ya me había hallado con la fortuna de encontrarme con aquella hermosa damisela de tonalidad caramelo que me acompañaba.
avatar
Mirko Joutsen
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 15
Monedas Monedas : 2248

Volver arriba Ir abajo

Re: Cantabile [Privado]

Mensaje por Amy Sambron el Dom Sep 15, 2013 7:09 pm

Un suspiro de alivio se escapa de entre mis labios antes de que pueda darme cuenta, pues sale de forma involuntaria, fruto del alivio que me invade justo en el momento que el varón me informa de que el asiento a su lado está desocupado. Por unos instantes me había mantenido con el corazón en un puño, a la expectativa de una respuesta, ya fuera afirmativa como negativa. No podía evitar sentirme feliz de que en efecto, estuviera disponible. Además, aquel hombre estaba siendo bastante galán y caballeroso conmigo, me agradaba el trato cordial que me ofrecía, pues ya no quedaban muchas personas que pudiesen gallardear de un buen vocabulario. Mi instinto me decía que podríamos establecer una buena conversación.
Escuché atentamente a cada una de sus palabras mientras con delicadeza procedía a acomodarme en la banca, justo a su lado. Crucé las piernas de forma elegante mientras me inclinaba ligeramente hacia la dirección del azabache.

-Agradezco que me hayas permitido sentarme, ya que como bien dices, la mayor parte de los asientos están ya ocupados... La próxima vez intentaré ser un poco más rápida en salir del aula.-le agradecí mientras elevaba mi mirada, perdiéndome de nuevo dentro de la inmensidad de sus orbes dorados. Esbocé una tímida sonrisa, acomodándome poco a poco en aquella banca. Sabía que él estaba haciendo todo lo que estaba en su mano para no hacerme sentir incomoda y eso era un gran detalle por su parte que, por supuesto, no me pasó desapercibido.

Realmente esperaba no haberle incordiado con mi aparición, aunque si la situación hubiera sido a la inversa, estaba completamente segura de que yo habría reaccionado de una forma bastante parecida, por lo que decidí no preocuparme más por aquel asunto y simplemente disfrutar del ambiente que me rodeaba. El viento jugueteaba con mis cabellos, haciéndolos danzar de una forma suave y delicada, llevando su aroma floral por todo el ambiente. Me sentía bien, como si estuviera dentro de una pequeña crisálida distante y ajena por un momento del mundo.

Una sonrisa cálida se dibujó en mis labios cuando volví a escucharle hablar. Desde luego el tono de su voz era harmonioso, me transmitía seguridad y confianza, incluso su leve acento era de mi agrado.
Tal y como había sospechado se trataba de un profesor, concretamente de italiano, sin lugar a dudas aquello era interesante,... Me pareció una  curiosa coincidencia que ambos fuéramos “Novatos”, pero en cierta manera me hacia sentir comprendida.
Mirko Joutsen... intenté recordar por todos los medios si lo había visto anteriormente o no, sin embargo estaba completamente segura de que no había visto a nadie con aquella tonalidad de ojos. Seguramente se debía a que andaba despistada la mayor parte del día, apurada con la cantidad de tareas y trabajos a la que me veía sometida.

-Vaya, puedo confirmar que eres muy buen observador. En efecto, como bien dices, no formo parte del alumnado de este centro, sino que desde hace relativamente poco tiempo me han aceptado como profesora para impartir clases de filosofía. Oh, y no te preocupes, la verdad es que no soy de esas mujeres que se avergüenzan de revelar la edad que tienen.-respondí mientras una risa se escapaba de mis labios, ¿que sentido tenía esconder mi edad? Me sentía muy orgullosa de cada uno de los años que había vivido, no tenía porqué ocultarlos.-Es un placer conocerte, Mirko. Mi nombre es Amelia Sambron.-me presenté manteniendo el contacto visual, notando como mis mejillas se ruborizaban, tornándose de una ligera tonalidad rosácea. Siempre ocurría cuando me presentaba a alguien.

-Y aunque hubiera sido alumna no te hubiera golpeado, por mucho que me lo hubieses pedido, no desearía dañar un rostro como el tuyo por esa sandez. Necesitarías algo más fuerte para sacar mi lado violento.-continué dirigiéndole una sonrisa traviesa, cuando otra ráfaga de viento nos azotaba, esta vez de una forma un poco menos suave, que me hizo llevarme una mano a mi cabello, intentando que no se alborotara demasiado.- Espero que no te moleste si te pregunto... ¿Por que afirmas con tanta rotundidad que soy menor que tú?-inquirí sin disimular mi curiosidad, manteniendo mi mirada en la suya, mientras todavía notaba la caricia del aire sobre nosotros.
avatar
Amy Sambron
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 16
Monedas Monedas : 2193

Volver arriba Ir abajo

Re: Cantabile [Privado]

Mensaje por Shizuka Yurioka el Miér Oct 09, 2013 3:05 am

~~Cerrado~~ por pérdida de rango.
avatar
Shizuka Yurioka
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 2173
Monedas Monedas : 10180

Volver arriba Ir abajo

Re: Cantabile [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.