Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
» Un día lleno de sorpresas /Priv. Miikan Lobelia\
Sáb Nov 24, 2018 12:09 pm por Miikan Lobelia

» ►Petición de personajes
Sáb Jun 23, 2018 11:09 pm por Xion Mitai

» ► ~Reglas Generales~ [OBLIGATORIO LEER Y FIRMAR]
Miér Jun 20, 2018 9:39 pm por Scarlett Aisaka

» ► ● Reglas de la Chatbox ● [OBLIGATORIO LEER Y FIRMAR]
Miér Jun 20, 2018 5:34 pm por Federica Astor

» You're not my order [Libre]
Vie Jun 08, 2018 4:48 am por Aella Nezhra

» Buscando para rolear mi primer rol
Jue Jun 07, 2018 11:32 pm por Aella Nezhra

» por fin llega el buen tiempo
Lun Jun 04, 2018 9:28 am por Matthew W. Clark

» ►Petición de recuperación de rango
Mar Mayo 29, 2018 5:18 pm por Claire Black

» [TRAILER] Corazón de Melón en la Universidad
Mar Mayo 29, 2018 3:48 pm por Claire Black

Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Cuando llegas tarde de trabajar (Privado)

Ir abajo

Cuando llegas tarde de trabajar (Privado)

Mensaje por Lianax Naotha el Vie Jul 26, 2013 4:42 pm

Cuando eres un niño siempre te avisan de que hay lugares a los cuales no puedes ir, lugares los cuales pueden llegar ha hacerte verdadero mal tanto por sus sitios, sucesos como gentes. Estos lugares siempre despiertan temor en el infante... o por lo menos casi siempre. Las advertencias de los mayores siempre son las mismas ''Cuidado'' ''No vallas'' ''Es peligroso'' pero en el fondo todos desean ir aunque solo sea para ver con sus propios ojos si aquello es realmente real, o si solo desean mantenerlos cerca para librarse el trabajo de vigilarles.

Aún con lo dicho siempre hay personas que se fían de estas palabras, o por lo menos decide respetarlas, tal era este mi caso, que se me había echo tarde en el trabajo de Maid (Como si eso por si solo no fuera malo ya) y ahora me encontraba con el caso de tener que llegar tarde a casa si no me daba prisa y aunque mi relación con mi progenitora no fuera la mejor, eso no quería decir que ahora que había regresado, fuera a saltarse una de las normas: La puntualidad, puesto que yo era una adicta a la misma.

Cascos de música con diadema de orejas de neko en la cabeza, del mismo color que su ropa, en este caso negro, pues los pantalones y el chaleco que llevaba puestos era de este color, aunque la corbata y guantes fueran de una tonalidad morada, alguna manía en vestir casi siempre de algo así como uniforme, me encontré con la encrucijada de o llegar tarde o pasar por un sitio... poco hospitalario. Con resignación, no me quedó de otra más que pasar por una de las zonas peligrosas de la ciudad, la cual me ayudaría a acortar bastante el trayecto.

Confiando en mis habilidades de artes marciales, y esperando que aunque ya fuera la noche no fuera demasiado tarde como para que el sitio por el cual pasaría, una calle poco transitada de los barrios bajos, fuera potencialmente peligroso. Conecté la música y comencé ha andar por aquel lugar.

Enseguida, aunque por la canción de Serenade de Versailles no lo escuchaba, un ruido extraño, de alguna esquina o cubo de basura comenzaba a escucharse ¿Una persona? ¿Un animal? No tardaría mucho en descubrirlo. La música amortiguaba cualquier otro sonido que pudiera escuchar, envolviéndose con las canciones de aquel grupo que tanto me gustaba y que me alejaba de la aburrida y patética vida monótona. Pero una parte de esta al menos estaba a punto de cambiar, aunque el destino no creía que fuera del todo para bien. En un momento vi  un pequeño gatito así que intenté acercarme para tocarlo... pero el gato salió corriendo hacía mi, desconectando los auriculares de mi reproductor de música al estar yo agachada, dejando que el sonido de la melodia llenase el lugar. En ese momento regresé a escuchar aquel ruido... el ruido de unos pasos, y no eran solo los de una persona. -Genial... Si me meto en una nueva pelea en estos barrios... ¿Qué me toca ahora? ¿Esguince? ¿Rotura de huesos? ¿Alguna torcedura? Si era buena en artes marciales... era malísima cuidando de mi misma y mi salud física.
avatar
Lianax Naotha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 136
Monedas Monedas : 3657

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando llegas tarde de trabajar (Privado)

Mensaje por Kenshi Koizumi el Vie Jul 26, 2013 5:23 pm

Por fin había terminado de hacer los deberes: a diferencia de otros días, esta vez fueron más que complicados. Por suerte, con esfuerzo conseguí superar esa pequeña barrera en forma de texto que amenazaba con amargarme un poco la tarde, aunque, bueno, en cierta forma si que consiguió que le dedicara mas tiempo a los deberes que a otras cosas.

Me alegre, sin embargo, de haberlo terminado. Eso solo significaba una cosa: ya era libre para dedicar mi tiempo a otro tipo de actividades. Aún sentado en mi salón, con el cuaderno abierto de par en par, mi estuche a enfrente de el y mis utensilios -lápiz, goma, bolígrafo...- a la derecha del cuaderno, cerré mis ojos y respire profundamente, dejando que el aire llenase mis pulmones. En ese momento, las ganas de salir a correr me invadieron.

Decidí ir a la cocina para comer algo antes de ponerme a correr. Mi nevera, si se podía llamar así, estaba bastante vacía. Finalmente, un triste, pero no por ello menos apetecible y sabroso sandwich fue mi elección para cenar aquella noche. No tenía dinero para grandes comidas. Bueno, realmente, gracias al apoyo económico de mis tíos, si que lo tenia, pero prefería ahorrarlo para cualquier tipo de emergencia de ultima hora.

Con el estómago un poco lleno, cambié mi ropa por un chándal negro: la sudadera tenía finas franjas blancas desde el cuello hasta la muñeca; asi mismo, una capucha que solía ponerme a menudo adornaba la sudadera; el pantalón era simplemente de color negro. Cogí la mochila que llevaba habitualmente para hacer deporte y, dentro de ella, coloque una pequeña botella de agua, una toalla pequeña -con varios agujeros y rasguños- y las llaves de casa. Una vez todo listo y tras cerrar la casa, ajuste mi mochila para que se adaptara a mi torso y no se moviera, hice unos pequeños calentamientos y empece a correr.

Una de las cosas que no me gustaba llevar era un reloj. Siempre que lo llevaba acababa, de una forma u otra, mirando la hora para ver cuanto tiempo había corrido. Ahora, dejaba el reloj en casa, miraba la hora de salida y luego, al volver, miraba de nuevo la hora y calculaba el tiempo que había estado corriendo. No quería saber la hora, solo quería centrarme en correr y disfrutar haciéndolo.

Mi trayecto solía ser el de cada noche y, esta vez, no lo varíe. Para llegar a mi casa, tenía que pasar por lo que muchos ciudadanos pensaba que era una zona conflictiva. En parte tenían razón, pero la mala fama solo la daban ciertos individuos que frecuentaban la zona a menudo. Cada día pasaba por esa zona y nunca me pesaba nada malo, de hecho, dudaba que algún día me pasase algo malo.

La calle estaba tranquila: gran parte de la calle estaba mal iluminada y algunas de las pocas luces que se la iluminaban parpadeaban, indicando que estaban a punto de finalizar su vida iluminando el camino. Cuando corría, una música detuvo mis pasos: me quede unos instantes parado en el sitio e intente averiguar la procedencia del sonido. Otra cosa no, pero escuchar músicas en esa zona era algo mas o menos poco frecuente de ver.

Caminando, intente guiarme por el sonido hasta llegar a la procedencia de el. En esos mismos instantes, un pequeño escalofrío recorrió mi espalda y, junto a esto, la sensación de que algo malo estaba a punto de pasar decidió hacer acto de presencia en mi cabeza. Unos segundos después, tras girar una esquina, vi como una chica estaba agachada, recogiendo algo del suelo. La oscuridad iluminaba mi parte, por lo que con mi chándal negro sería bastante difícil distinguir mi figura. Sin dudarlo ni un momento, caminé para ayudarla, al menos, antes de que mis pasos se detuvieron.

Al fondo, vi a varias personas acercándose hacía esa chica. En un primer momento pensé que la iban a ayudar, pero luego, al ver un poco mejor el rostro de uno de ellos, esa idea desapareció totalmente de mi cabeza. Lejos de hacer algo, decidí esperar allí, en la sombra, para ver que pasaba con esa chica y si mi sensación de que algo malo iba a pasa era cierto. Solo esperaba que esos no le hicieran nada a aquella chica: no tenía ganas de una pelea.

Bueno... eso no era del todo cierto.
avatar
Kenshi Koizumi
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 215
Monedas Monedas : 1576

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando llegas tarde de trabajar (Privado)

Mensaje por Ryan Koufman el Miér Oct 09, 2013 1:45 am

Cerrado por inactividad. Si se desea abrir nuevamente ir al tema de apertura de temas.
avatar
Ryan Koufman
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 2734
Monedas Monedas : 9659

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando llegas tarde de trabajar (Privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.