Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Y cuando menos te lo esperas... [Privado: Barnaby Brooks Jr.]

Ir abajo

Y cuando menos te lo esperas... [Privado: Barnaby Brooks Jr.]

Mensaje por Amelie Broussard el Jue Jul 25, 2013 2:42 am

Estaba totalmente aburrida ese fin de semana, a pesar de estar en pleno verano su habitación estaba fresca pero aún así el aburrimiento no le dejaba moverse de la cama. Observaba fijamente el ventanal de su habitación, no podía ver a través de éste ya que las cortinas lo cubrían totalmente, pero su vista se deleitaba era con el halo de luz que producían los rayos del sol a través de la fina tela. No supo cuánto tiempo pasó en esa posición pero un recuerdo lejano de alguna película que había visto los meses pasados le hizo removerse en las sabanas y de decidir de una vez por todas abandonar el lecho.

Tomó una refrescante ducha, vistió con prendas sencillas acorde a la estación y en un par de minutos estaba lista para huir a la aventura. Exploraría la ciudad en busca de algo nuevo y entretenido, no tenía mucho trabajo, así que el fin de semana lo tenía sólo para ella. Como de costumbre llevó su cámara consigo, nunca la dejaba sola en casa. El sol estaba terrible afuera, sin embargo no fue impedimento para que Amelie Jones, es decir, Amelie Broussard se lanzara a la selva de concreto. Se imaginaba a sí misma como el explorador y protagonista de las películas de ficción “Indiana Jones”, era curioso sentirse como él, quizás el aburrimiento le ponía más creativa y ocurrente que de costumbre.

Paseando entre las calles un recuerdo invadió su mente repentinamente. Hace algunas semanas había sido víctima de la famosa delincuencia común, sí… Común. Un ladronzuelo intentó robarle sus pertenencias mientras caminaba por las abandonadas calles nocturnas de la ciudad. Amelie y su terquedad no le permitieron al muchacho –no mayor de 18 años, quizás un adicto– robarle sus cosas, por lo que la situación se iba a poner algo tensa sino habría sido por un joven policía que le ayudó en ese preciso momento. No tuvo ni idea de dónde salió pero al parecer el sujeto estaba vigilando las calles esa noche y fue, digamos que un héroe para la terca francesa. Notó de inmediato la nacionalidad del rubio policía en cuanto éste le habló, era un simpático norteamericano. Estuvieron conversando gran parte de la noche, pese a ciertos roces en sus temas de conversación pero nada desagradable para ambos.

Esa noche había obtenido a un nuevo conocido en su vida, fue un encuentro inesperado pero que no dejaba de causarle gracia. Mientras recordaba aquella noche una sonrisa se dibujo en sus labios, continuó avanzando sin darse cuenta a las zonas menos atractivas de la ciudad. Caminaba con cautela y al notar que se había perdido entre las callejuelas, no pudo evitar sentir cierto temor. Trató de guardar la calma y de hallar rápidamente la salida antes de que el día se le arruinara por completo, quizás no correría con la misma suerte de la noche cuando conoció al simpático y rubio policía pero bueno, a Broussard la perseguían las situaciones raras y problemáticas, y lo peor era que le gustaba cuando le pasaban estas cosas.
avatar
Amelie Broussard
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 80
Monedas Monedas : 3725

Volver arriba Ir abajo

Re: Y cuando menos te lo esperas... [Privado: Barnaby Brooks Jr.]

Mensaje por Barnaby Brooks Jr el Jue Jul 25, 2013 4:57 am

Una noches mas el joven novato tenía que hacer guardia por  el mismo lugar, no podía creer que debiera ser doble turno por un policía que valla saber que escusa se armo para no estar aquí, se sentía muy molesto de reemplazarlo ya que no podía hacer tiempo para investigar el caso que lo mandaron en secreto su propio país, era muy frustrante hacer la misma cosa y a la vez recordaba estúpidos momentos con su compañero idiota medio oriental molesto que no paraba ni un segundo de podarlo repetidamente sin caso de corregirlo, hasta lo hacia pasar vergüenza con sus rarezas, desobediencia y terqueo. Esos momento a veces lo hacia sonreír porque después de todo terminaba bien, pero no a veces por las razones de que ninguno de los dos jamas estaba de acuerdo que hacer, uno decía seguir el instinto y el otro la estrategia, era un problema mediato pero todo acabo cuando el jefe decidió el cambio.
El joven ya elegido por sus buenos logros y experiencia de varios idiomas mandado a Francia para su ultima prueba de ser aprobado como agente secreto oficial para estar a la altura de su compañero molesto que ni siquiera sabe hablar otro idioma mas que su natal y descendencia.

Bajando de sus recuerdo vuelve a la realidad donde esta y mira para su lado derecho y nota a la mujer de la noche anterior muy perdida y con un poco de pavor, noto que buscaba algo y pensó de repente con una sonrisa -me estará queriendo cruzar de nuevo- mas río con suavidad acercándose tranquilamente a ella con seguridad y cautelo a pasos tranquilos como si fuera pretenderla poniéndose por detrás de ella acercándose a su oído susurrando con gracia y dijo-: -"¿te perdiste, busca que te guié a la salida de este barrio señorita o una aventura?"- era de lo mas común para él a veces que las chicas lo buscaran o quisieran encontrarse con él por solo tener la oportunidad de hablar o pretenderlo, pensó muy mal que esta vez en esta ciudad estaría con paz pero no fue así y aquí esta ella una nueva seguidora en esta ciudad tan modesta y casi tranquilo.
avatar
Barnaby Brooks Jr
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 303
Monedas Monedas : 2131

Volver arriba Ir abajo

Re: Y cuando menos te lo esperas... [Privado: Barnaby Brooks Jr.]

Mensaje por Amelie Broussard el Vie Jul 26, 2013 1:12 am

Tenía que buscar la manera de salir de ese barrio cuanto antes, no estaba muy acostumbrada a estar por esos sitios, aunque internamente le emocionaba, pero ese día realmente no estaba de ánimos para buscar problemas a pesar de saberse algunas cuantas cosas de kick boxing. Estaba tan distraída en su caminata que ni se percató por donde había ido a meter las narices, algo natural en ella. Se pateaba mentalmente por su descuido, quizás con suerte saldría de ese laberinto. Tenía poco tiempo en aquella ciudad, muy poco la conocía, incluso su apartamento se hallaba justo en el centro, muy cercano a su estudio fotográfico. Se la pasaba más tiempo trabajando que paseando, así que era de suponerse que poco conocía los desagradables rincones de Sweet Valley.

—Claro Amelie, de entre todos los lugares sólo viniste a entrar a estos… Los problemas te siguen mujer —se decía internamente mientras bufaba algo molesta. De entre todas las personas del lugar ¿por qué le pasaban estas cosas a ella? Quién sabe, el destino suele divertirse con sus piezas en la mayoría de los casos. Un profundo suspiro escapó  sus labios, tal vez resignándose y echándose a la suerte, que sorpresivamente movió las cosas a su favor.

Un susurro en su oído y una preculiar voz le erizaron la piel. Se quedó estática por unos segundos guardando la calma, evitando actuar de mala manera ante el personaje que se encontraba a sus espaldas. Cerró lentamente sus orbes, y en un abrir y cerrar de ojos se volteó veloz, quedando frente a frente ante el sujeto que se hallaba detrás de ella. Retrocedió unos pasos y al darse cuenta de quien se trataba se quedó perpleja observando al hombre que le había hablado un par de minutos atrás. ¡Qué sorpresa! Era de nuevo aquel policía con el que se había topado noches antes. Suspiró aliviada estando un poco más tranquila.

— ¡Vaya! No esperaba encontrármelo de nuevo por aquí… Señor… ¿Bunny? ¿Así era que se llamaba? —comentó la francesa a la vez que esbozaba una suave sonrisa. Daba gracias a los dioses de que se trataba de un conocido y no de otro sujeto poco agradable. Aunque, sentía un tanto de vergüenza por el hecho de no recordar su nombre y sólo había mencionado cualquier palabra al azar.—Y para serle sincera… Sólo me he perdido. Me distraje tanto en el camino que llegué a este lugar —mencionó la muchacha a la vez que una breve risita escapaba de su boca y sin poder contenerse una última frase saldría de entre sus labios —aunque… La idea de una aventura se oye bastante interesante… Supongo que los policías deben vivir al extremo.
avatar
Amelie Broussard
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 80
Monedas Monedas : 3725

Volver arriba Ir abajo

Re: Y cuando menos te lo esperas... [Privado: Barnaby Brooks Jr.]

Mensaje por Barnaby Brooks Jr el Lun Jul 29, 2013 5:57 am

Las damas de la noche, son de muchas clases, aunque no quisiera nombrarlas, sería perdida de tiempo valioso en mi patética vida llena de raros, de lo único que quiero pensar es cómo convencer a una chica linda en este momento y e instante a la que he sorprendido directamente que no me haga perder el tiempo de mi vida asiendo una segunda aparición de esta forma nuevamente queriendo meterse en problemas, lo sé, no debería pensar así antipática mente pero yo fui siempre así y no me van a cambiar, es una suerte que tenga paciencia y sepa arreglar estas cosas raras como he dicho en un principio, pero no puedo cantar grito de victoria, porque aun no la conozco bien, ayer apenas la conocí, debo estudiarla como a todos los demás para no tener sorpresas desagradables, bueno, también debo ser optimista, no puedo pensar mal al principio, pero eso no quiere decir que no haya un problema, ¿pues cuál es la queja ahora?...mi nombre, que le pasa a la gente de mi edad que no puede decirlo bien en este lugar, y eso que solo conozco a una persona que no sabe bien decir mi nombre, ¿acaso ese viejo raro tiene contactos aquí para que nombren de esa forma a propósito?.
Si, yo y mis suposiciones tontas, no se para que protesto la verdad y me apeno de todo lo que me pasa, así que solo debo seguir actuando y hacer que me siga la corriente hasta ver su supuesto problema de perdida de camino de esta dama, aunque ella no lo diga de manera nada sería ni siquiera acordarse bien como se pronuncia mi nombre y solamente como un juego, aunque también me incluyo, porque comencé jugando con el tema, pero no me arrepiento de comenzar así, pues la verdad si no arriesgo no podré solucionarlo nada y pues cambiando mi cara y asiendo un suspiro mientras posaba una cara larga de decepción le dije: -nadie espera encontrarse con un policía, siempre aparecemos cuando menos nadie se lo espera, pues mira, en donde vivía participaba como s.w.a.t un tiempo hasta que me mandaron aquí y mi nombre es Barnaby, no es bunny-respondí sus primera preguntas pero después la volví a sonreír como muestra de perdón a su equivocación y le pregunte con curiosidad -¿para donde usted quiere ir o encontrar?, podría guiarte si es necesario pero viendo estas hora la podría acompañar pero solo hasta cierto lugar, porque no puedo dejar mi posición que me asignaron demasiado tiempo-
avatar
Barnaby Brooks Jr
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 303
Monedas Monedas : 2131

Volver arriba Ir abajo

Re: Y cuando menos te lo esperas... [Privado: Barnaby Brooks Jr.]

Mensaje por Amelie Broussard el Mar Ago 06, 2013 1:13 am

–¿Por qué los chicos atractivos siempre tienen que ser tan insoportablemente antipáticos? –Se preguntaba la francesa mentalmente mientras observaba al policía algo apenada. Se alegraba de ver a alguien familiar pero nunca se conoce bien a las personas a decir verdad. Extrañamente ya no sentía la necesidad de escapar de aquel lugar, a su vida le hacía falta algo distinto, estaba un tanto agobiada por la rutina, y no todos los días se conocía a un policía guapo e irresistiblemente odioso. Aquello era un reto para Amelie. Obviamente él también buscaba de hacerse el interesante, acercarse a la pelinegra de esa manera y más susurrándole al oído no fue algo que haría un conocido. Qué estaría pensando aquel rubio en hacer eso, pues quién sabe. La muchacha se mantenía prudente lo más que podía, se notaba que aquel no poseía un genio nada agradable así que lo mejor era evitar malos ratos.

Era una experta cazando problemas. Las situaciones curiosas en donde siempre tenía que haber algún hombre interesante de por medio parecían seguirla, aunque, sinceramente estaba poco interesada en algún chico en esos momentos. No recordaba haber tenido alguna buena experiencia con alguno así que mejor prefería mantener la distancia. Aunque, el sujeto que se había topado hace minutos podría convertirse muy bien en el fruto prohibido del Edén. ¡No! Ni pensarlo, no se traicionaría a sí misma de esa manera. Lo mejor era dejar de hacerse ideas raritas en la cabeza.

¿Qué era esa cara de decepción en él? ¿Qué había dicho la francesa que causó esa reacción el policía? No lo sabía, pero podría cambiarlo de alguna manera aunque, no sabía cómo. Estaba siendo sincera, se había perdido realmente, aunque él otro no parecía creerle mucho. Y las cosas se tornaron distintas. Al parecer la reacción fue causada más por su nombre que por lo otro. Suspiró aliviada, guardando cada detalle de sus palabras. Amelie aguardó educadamente que el rubio terminase de hablar, no quería interrumpirle, su voz le parecía ya muy sensual y le asustaba, pero jamás flaquearía ante el pecado, eso nunca.

– ¡No me guíes al pecado mortal! –Pensó evitando que aquellas palabras escaparan de su boca. Obviamente él se refería a acompañarle para sacarla de ese lugar de mala muerte aunque, ella y su alborotada mente pensaban en otras cosas.  Tampoco quería incomodarlo ni nada por el estilo, se le veía bastante ocupado y mencionó que estaba justo trabajando en ese momento. –Malditos trabajos… –se dijo mentalmente luego de saber aquello, pero ni modo, debía resignarse.

—Barnaby… —Murmuró la francesa, como degustando su nombre, a la vez que esbozaba una suave sonrisa —disculpa, no quiero causarte problemas y menos en tus horas de trabajo. Lo siento. Que tengas una feliz tarde —mencionó la chica mordiéndose el labio inferior por haber tomado la decisión de retirarse. Quería estar más tiempo al lado de ese simpático y odioso ser. Al momento que iniciaba su caminata más problemas surgieron. Se quedó inmóvil al notar como un perseguido vándalo corría justo hacia donde ella se encontraba, atrás dos oficiales lo perseguían. Retrocedió unos pasos tropezándose con el rubio sin siquiera haberlo notado. Su cuerpo y su mente no reaccionaban y más por ver el arma que tenía aquel bandido en sus manos.
avatar
Amelie Broussard
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 80
Monedas Monedas : 3725

Volver arriba Ir abajo

Re: Y cuando menos te lo esperas... [Privado: Barnaby Brooks Jr.]

Mensaje por Barnaby Brooks Jr el Miér Ago 21, 2013 8:53 am

¿Pero que tanto ella no podía aceptar mi ayuda?, que mujer tan caprichosa y retadora -pensé molesto- empece sin motivo alguno viéndola de arriba para abajo, su ropa era atrayente para estos tipos babosos que rondaban por ahí, ni siquiera me había fijado bien en eso y ahora lo hago, pero que tonto soy, aunque admito que yo de mirar polleras como los demás hombre no me atrevo para nada, ni lo ice en mi adolescencia pensando solamente en mis padres y mi nana pero eso ya es otra historia y la verdad siempre estoy ocupado que andar pensando cosas lujuriosas provocando que los otros imbéciles crean que no me gusta las mujeres, me siento un santo al decirlo a como vivo mi vida así y sigo viviendo todo este tiempo hoy en día, pero debo admitir que esta vez me he fijado en algo hermoso en toda mi vida solitaria aunque retiro inmediatamente ese deseo ya mismo porque ahora estoy trabajando y no quiero andar perdiendo el tiempo con ligar a alguien.
Acá ahí un problema infantil y tonto, esta mujer que me esta rechazando mi buen favor ni que queriendo entender que este lugar es mi complicado y a veces hostil como me habían contando mis compañeros de trabajo además de que me alardeen de que también ahí lugares donde me puedo divertir si me aburro de estar trabajando tan duro; si ya lo sé, tengo "lindos compañeros decentes y trabajadores" diciéndolo así de forma sarcástica, ni yo me lo creo mi cuento lastimosamente, solo si se cumple lo creeré.
Mirándola seriamente la empece a escuchar diciendo que no es necesario y que puede sola encontrar el camino pero eso ni me lo creo cuándo vi que se alejaba casi rápido de mi lado yendo a una parte de la esquina donde de repente sale un maleante armado empujándola, ella se echaba atrás toscamente y por mi reacción a como ella podía caerse fui directamente alcanzarla y terminado cayéndose sobre mi pecho su espalda y a la vez tome sus hombros dándole la vuelta gentilmente y la sonríe como si nada diciéndole:¿y ahora quiere que la acompañe o quiere ir sola?, tú decides...-le dije con seguridad sabiendo y asegurando que ella no iba negarse esta vez mientras le seguía posando esa sonrisa antipática y modesta-,valla mujer que me encontré, estos compañeros no sabrán nada de mi ocurrido, si es que esos dos que corrían al maleante no era uno de ellos conocidos.
avatar
Barnaby Brooks Jr
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 303
Monedas Monedas : 2131

Volver arriba Ir abajo

Re: Y cuando menos te lo esperas... [Privado: Barnaby Brooks Jr.]

Mensaje por Amelie Broussard el Mar Ago 27, 2013 7:30 am

En ese momento mientras observaba a aquel ladronzuelo con aquella arma de fuego en su mano, creyó que sería el último día de su vida. Su mente se le nubló por completo y sus latidos se le aceleraron, no había sentido tanto miedo en su vida. Su única acción fue retroceder como si huyera de aquel ser que simplemente la apartó de en medio sin prestarle mucha atención, el sujeto pensaba más en huir que en andar contemplando damiselas. Se quedó sin palabras. Su único pensamiento era el de que moriría en cualquier momento a pesar de que el peligro sólo se alejaba más y más. Había tropezado con la espalda de aquel apuesto policía pero ella no prestó la más mínima atención, en esa situación le daba totalmente igual, estaba muy asustada, lo suficiente como para no recordar los minutos pasados. Sus manos estaban posicionadas a la altura de su pecho, levemente empuñadas. Su mirada parecía totalmente perdida. Y su corazón latía desesperadamente en el interior de su pecho. Parecía una frágil muñequita en ese momento.

Él la había tomado de hombros ligeramente para que no cayera, cosa que Amelie no notó. Su mente estaba en un estado en el que no procesaba información, sus ojos sólo siguieron el paso de aquel ladrón –que no se percataba de la mirada de la muchacha– pero luego se posaron en los orbes de color verde de aquel policía tan simpático y a la vez tan odioso. Estaba frente a él y ni supo en qué momento la giró hasta que sus miradas se cruzaron. La francesa no reaccionaba, seguía perdida en sus pensamientos tratando de calmarse e incorporarse nuevamente. Él mencionó algo pero la chica sólo se limitaba a observar los labios del hombre moverse lentamente para luego ascender su vista hasta la mirada de él, quedándose así unos minutos más.

Sabía que era mala idea estar en un sitio como ese, últimamente se asustaba por nada. El trabajo le tenía con los nervios de punta y cualquier cosa le hacía asustarse fácilmente, y aún más ese tipo de situaciones como la que acaba de experimentar. Estaba pensando con un poco más de claridad pero sus palabras simplemente se atascaron en su garganta. Sudaba frío y sentía un nudo en su garganta. Maldecía internamente su mala suerte –que no era tan mala, estaba siendo escoltada por un guapo policía aunque, ella había olvidado eso con el susto–. Seguía mirando al rubio a los ojos como queriendo darle entender que estaba asustada y confundida pero sus nervios atacaron de nuevo y la impulsaron a quererse refugiar en el pecho de él sin decir nada más. Encogió levemente sus hombros mientras sus manos se empuñaban sobre el pecho del policía. No lo hacía por coquetear, estaba tan nerviosa que sólo pudo actuar como un asustadizo niño que busca refugio en los brazos de su madre. —Creí que moriría... —Mencionó la chica en un hilo de voz aún refugiada en el pecho de aquel hombre. Sentía que su cuerpo temblaba aún.
avatar
Amelie Broussard
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 80
Monedas Monedas : 3725

Volver arriba Ir abajo

Re: Y cuando menos te lo esperas... [Privado: Barnaby Brooks Jr.]

Mensaje por Barnaby Brooks Jr el Sáb Sep 21, 2013 11:25 am

Al terminarle la razón noto que ella esta en pánico y con mucho temblor sobre mi pecho,...-¿p-pero que significa esto?-me dije a mi mismo -bien que se hacia la valiente y me sale como un cachorro inofensivo queriendo meterse en mis brazos o dentro de mi chaqueta- me siento incomodo en este momento porque yo nunca tuve un acercamiento con una chica así, supongo que es mi primera vez alguien como ella se atreva tocarme mas un extraño que apenas conoció una noche, esto están vergonzoso, espero que no me estén viendo estos idiotas de esta forma.
En esta primera situación que tuve no sabia que hacer, ella se aferro mucho hacia mi y no me suelta, sus brazos están alrededor de mi pecho casi sintiendo esas uñas que arruinan mi traje pero esto no es todo el problema, desde esa esquina donde estoy mas allá de la otra noto luces de un auto policial viniendo lentamente para acá, me quede sorprendido, sabia que a esta hora ellos vienen para ver si estamos cumpliendo nuestro trabajo o preguntar novedad del estado de la calle.
mire a todos lados para saber a donde poner a esta mujer y que no crean que ando de polleras, esto sería una ruina para mi estatus que tengo, miro nuevamente la calle y lastimosamente es tarde para mí, ellos se acercaron -¡¡¡pero que mala suerte tengo!!!- pensé a los gritos y ni bien se acercaron me vieron muy mala cara y con seriedad y luego vieron como estaba ella y empezaron a hablar entre ellos con susurro. Eso ya me extraño asique antes de que dijeran ellos algo yo hable muy conmocionado y alterado a la vez hice ruido con mi garganta tragando saliva mientras posaba fruncía las cejas apenas a la vez mostrando seriedad: ¡¡¡no es lo que parece, ella esta asustada porque un ladrón nos pasó encima y la empujo, igual el ladrón ya habrá sido capturado porque otros dos policías estaban siguiéndolos con agilidad, no mal interpreten!!!
ni bien me escucharon me miraron nuevamente serio y luego murmuraron otra vez entre ellos, ahora si que ya no les creo esa seriedad, se están burlando de mi: -¡¡¡ya deje dejen de murmurar no es chistoso!!!- luego ellos giraron hacia mi para verme y empezaron a sonreír y luego se rieron como si nada pero muy exageradamente, se lo estarán imaginado como: aaaawww...el chico creció!!! -hablo el policía que conducía el auto poniendo una cara de mimoso- pero mírenlo...es un gran matador y todos lo deben saber hasta el jefe, todos deben saber que el chico creció al fin!!!.
En ese momento me puse todo rojo, mi cara estaba muy roja pero de furioso mas que nada, mire a la chica y la tome de los hombros al frente y le reclame: ¡¡¡dile lo que paso porfavor!!! pero ella no volvía en sí bien todavía solo balbuceaba...y luego nuevamente los miraba: ¡¡¡ven que no me contesta, esta asustada!!! pero ellos no tomaron enserio lo que dije y me dijeron otra cosa: asustada, no sera que se enamoro de ti a primera vista y no sabe que decirte???- lo dijo con mucha burla y sin creerme al parecer, asique tome todo por rendido la situación y la mire otra vez a ella y acerque mis labios hacia su oido izquierdo y le dije en alto pero no tan exageradamente....¡vuelve, me estas asiendo quedar mal mujer!
avatar
Barnaby Brooks Jr
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 303
Monedas Monedas : 2131

Volver arriba Ir abajo

Re: Y cuando menos te lo esperas... [Privado: Barnaby Brooks Jr.]

Mensaje por Amelie Broussard el Sáb Sep 28, 2013 7:44 am

Quizás estaba demasiado conmocionada por aquella repentina e inesperada situación que no pensaba con claridad, aún se mantenía muy cercana al rubio buscando protección en su pecho, no a propósito, sino que se convirtió en una acción inesperada para ambos y la cual la francesa no había controlado a causa de sus nervios. Siempre se la pasaba protegida de todo peligro en aquel santuario que era su espacio de trabajo, no era chica de estar involucrándose en cosas como aquella por la que estaba pasando en esta ocasión. Le gustaban las aventuras pero esta vez estaba demasiado sumergida en sus deberes profesionales dejándole pocos ánimos, ni siquiera para ir a molestar un rato a su mejor amiga. Aquella tarde simplemente quería disfrutar de su tiempo libre, deseaba hacerlo de manera tranquila, pasiva y sin preocupaciones.

La calma en su cuerpo iba surgiendo lentamente dejando un poco las secuelas del susto atrás, ya su respiración empezaba a tranquilizarse paulatinamente brindándole una extraña sensación de seguridad y bienestar. Cerró sus ojos lentamente aún con sus manos empuñadas, ignoraba todo a su alrededor, si que había pasado un gran susto y justo en la tarde menos indicada, maldecía una y otra vez su mala suerte, hasta pensó en tratar sus nervios, aquello sencillamente no le parecía nada normal, todo producto del siempre tan famoso y poco agradable estrés. Todo el mal rato iba pasando de manera lenta, encerrándola mientras tanto en una burbuja en donde estaba aislada del exterior. Amelie sólo quería recobrar la confianza en sí misma sabiendo que la muerte había pasado frente a sus ojos deseando llevársela consigo pero no sucedió. Tendría que asistir a clases de Yoga, meditación… Lo que fuera, siempre y cuando controlara su nivel de estrés que le dejaba los nervios de punta ante cualquier cosa.

Era momento de hacer estallar esa absurda burbuja, aunque tardaba un poco. Debido a su extraño letargo ni se percató de la presencia de otros agentes policiales que se hicieron presentes en el lugar, algunos compañeros de trabajo del policía rubio al que se aferraba luego del incidente. La francesa sencillamente no notaba que ellos estaban presentes, incluso había metido al joven policía en una situación algo vergonzosa sin quererlo y sin saberlo debido al ataque de pánico –un extraño pánico- que había invadido su ser. Las personas pueden reaccionar de maneras inesperadas con ciertas situaciones un tanto inesperadas que se les presentaban, pero es así, la vida siempre guarda muchas sorpresas.

Bromas… Sí. Ellos le hacían pequeñas bromas al rubio y éste simplemente reaccionaba enojado a causa de su mal carácter. Amelie permanecía ajena a esto a pesar de estar un tanto más tranquila recuperando su cordura y tratando de deshacer el nudo que el atascaba las palabras que sus pensamientos le proferían. Él exclamaba intentando explicar la verdad pero sus colegas hacían caso omiso y continuaban fastidiando y más por ver que la pelinegra no se separaba del joven hombre rubio. Trató de hacerla caer en sí pero sólo logró extraer algunos balbuceos de su boca, la escena del sujeto corriendo hacia ella con una poco agraciada arma en sus manos y con una mirada penetrante y maligna no se borraba de su mente pero ella luchaba con dejarla atrás, entendía que ya todo había pasado, estaba sana y salva. Sí eso, estaba viva… Y todo simplemente pasó. Aquel pensamiento le hizo reaccionar haciendo que volviera en sí luego de unos breves segundos. Ladeó su cabeza de un lado a otro lentamente tratando de acomodar sus ideas.

Sentidos agudizados, exterior que empezaba a irrumpir de nuevo en ella y mucho más al oír algo que la dejó absorta — ¿Enamorada…? —Pensó un tanto extrañada apenas notando la presencia de otros policías a su alrededor. Y para mayor sorpresa había notado la cercanía con aquel hombre rubio que había conocido alguna de esas noches en la que deambulaba por ahí. Aunque, todo ocurría en breves minutos, simplemente parecía haber pasado una eternidad. Todo se hacía más claro para la francesa, ese comentario la dejó fuera de sí por breves segundos pero finalmente reaccionó, liberándose de las ataduras de sus nervios y más cuando el rubio se acercó para decirle algo al oído. Sintió vergüenza pero tampoco quería culparse por ello, la atacaron los nervios y bueno, pasó lo que tenía que pasar.

Observó atentamente al policía y se apartó lentamente de su lado, no tanto pero si lo necesario. Se giró notando con mayor claridad la presencia de todos aquellos hombres con sonrisas burlonas, no pudo evitar rotar sus ojos dejándolos en blanco mientras un pesado suspiro escapaba de sus labios —idiotas —se decía mentalmente a la vez que adoptaba una posición con su cuerpo mientras sus brazos se entrelazaban entre sí, observándolos esta vez con una mirada fulminante y denotando claramente lo absurdo que eran por semejantes burlas para el rubio al que había usado de terapia para liberarse del miedo y refugiarse por un instante en el que sus pensamientos se nublaron.

—A ver… A ver… ¿Qué clase de idiotas se creen que son para estar haciendo comentarios sin sentido en una situación como esta? Alguien pudo haber salido lastimado y ustedes simplemente hacen bromas absurdas… Al menos este chico tuvo la decencia de ayudarme mientras todos ustedes engordaban como unos cerdos comiendo donuts —expuso abiertamente Amelie sin ningún tipo de contemplación. Dejó ver su enojo. Le disgustaba que aquellos estuvieran con bromas mientras ella había pasado por el peor susto de su vida en el que pudo haber muerto. El silencio se hizo participe en el lugar, los demás oficiales quedaron de cierta manera aturdidos por el comentario de la francesa, les había dado en el ego. Se dio la vuelta viendo de nuevo a Barnaby, aquel rubio policía que permanecía callado.

—Le agradezco mucho que me haya ayudado, Barnaby… Usted si es un policía honorable —le sonrió luego de haberle comentado aquello de manera sutil, quebrándoles más el ego a aquellos que hacían jueguitos cuando no debían hacerlo.
avatar
Amelie Broussard
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 80
Monedas Monedas : 3725

Volver arriba Ir abajo

Re: Y cuando menos te lo esperas... [Privado: Barnaby Brooks Jr.]

Mensaje por Barnaby Brooks Jr el Mar Oct 29, 2013 11:39 am

La mujer que tenía en mis brazos de repente se había aislado de mi unos pasos atrás muy cortos, con furia reto a mis supuestos encargados de mi trabajo, los tontos quedaron perplejos y tenía ganas de reír pero me aguante y sonreí un poco, ella no se dio cuenta pero después me puse algo serio y distante, les mire muy atrevida mente de mala forma suspirando de la vergüenza por tener encargados así y ya me daban ganas de volverme a mi país por eso, donde yo si tenía el mando y era el policía mas joven que tomo un gran rango en poco tiempo y nunca pasaba esto y si lo hacían se metían en graves consecuencias, espero que mi compañero encargado ahora después de que me fui no este siendo usado por ser mas simpático tonto, este viejo que tiene ese sentido de ser a veces engañado o ser torpe mas su sordera incluida, para entender ya las cosas nuevas, pues ahora me pregunto por él, ¿lo estará asiendo bien?, pero al final de cuenta para que preocuparme, de lo único que debo conseguir lo mas posible es ahora un buen rango, pero valla saber porque no estoy pasando la mitad de ello, supongo que mis colegas y mis jefes son envidiosos o se vengan porque las chicas vienen a verme a veces y a ellos no les visitan, valla vida de mala suerte que tengo aquí en este extraño país.
Ella después se dio la vuelta a mirarme hacia mi y me agradeció de buena forma con una sonrisa impecable, al ver como sonreía no creí que se viera así también, pues nuevamente no admitiré que me gusto y ni siquiera lo sabrá, asique le sonreí también de buena formar aun mas por el halago y que ella sepa que no soy cualquier cosa, después de eso me exprese a los señores encargados a la vez recordando un favor que me debían: -ya que están aquí, háganme de devolverme el favor de quedarse acá vigilar unas horas por mi mientras la llevo a ella a su hospedaje y acuérdense que ustedes me deben muchos favores, algunos de ellos tiene que ver con el trabajo que no tenían ganas de ir o hacerlo y yo me tuve que encargar por ustedes, asique cuando vuelva los quiero ver en ese mismo lugar o este novato los meterá en problemas-; los tontos después quedaron impresionados al saber que me acorde de cosas de ellos y no tuvieron opción de hacerlo o quedarían mal, como que ya se me ocurre la forma de tomar mi rango merecido por lo menos a las amenazas de estas cosas, solo tendría que saber que lió meter al supuesto jefe que me controla para saber que el superior que me ha adherido aquí sepa de estas cosas y lo arregle de una vez.
Me fui con ella les salude sin mirarlos, y les grite muy cruel de mi parte usando sus favores: -¡y que ni se les ocurra no hacerme caso o ya verán!- pose una cara muy furiosa por todo el detalle que pase, en ese momento me sentí como un policía corrupto y que bien se sentía dominarlos a todos, ahora se lo que sienten esos policías engañosos.
avatar
Barnaby Brooks Jr
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 303
Monedas Monedas : 2131

Volver arriba Ir abajo

Re: Y cuando menos te lo esperas... [Privado: Barnaby Brooks Jr.]

Mensaje por Ryan Koufman el Vie Ene 03, 2014 10:47 pm

Cerrado por inactividad. Si se desea abrir nuevamente ir al tema de reapertura de temas.
avatar
Ryan Koufman
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 2734
Monedas Monedas : 9512

Volver arriba Ir abajo

Re: Y cuando menos te lo esperas... [Privado: Barnaby Brooks Jr.]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.