Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. Sería tener muy poca verguenza copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Tengan originalidad y hagan sus cosas vosotros mismos.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List The Top 100 Dangerous Sites Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Escapando de la realidad ~ Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Escapando de la realidad ~ Privado

Mensaje por Theyaly Grey el Lun Jul 15, 2013 4:30 am

Shinji

¿Por qué las cosas tenían que ser así...?

Desde hace una semana que su padrastro le golpeaba por casi cualquier cosa, era como ver a su padre allí mismo, con la única diferencia que su padre solo le golpeaba cuando estaba ebrio y su padrastro... le golpeaba ebrio, sobrio, como fuera, con solo tener la más pequeña provocación era suficiente para dar golpe a la menor. Dolía pero no podía hacer nada al respecto... pero esa noche fue diferente, discutió con su padrastro al ya no querer tolerar más que le golpeara, intentó hacerse la fuerte por un instante... y pareció que lo había logrado, después de todo su padrastro solo le sonrió cinicamente y la dejó en paz ¿Había ganado? ¿Por fin esa noche no le haría daño? Eso fue lo que creyó... y estaba tan equivocada, la calma solo venia antes de la tempestad.

Eran aproximadamente las dos de la madrugada, ella como siempre estaba en cama profundamente dormida, todo estaba normal hasta que alguien entró en su habitación, se removió un poco al sentir una segunda presencia en su cama, fue el miedo que siempre guardaba en su interior lo que hizo que se despertara y casi brincara de la cama al ver a su padrastro allí, gritó y forcejeó y de no ser porque su hermano, alarmado por los gritos de su hermana entró al cuarto, quien sabe lo que su padrastro hubiese hecho con ella. A pesar de que su hermano quería arrancarle la cabeza a aquel hombre por lo que estuvo a punto de hacerle a su hermana se contuvo, decidió consolar a Theyaly, después de todo sabía que si le hacia algo a aquel hombre él terminaría pagando las consecuencias ya que estaba amenazado con ser mandado a un internado militar si llegaba convertirse en una molestia.

Esa noche Theyaly durmió con su hermano y digamos que nisiquiera durmió, no pudo cerrar los ojos en toda la noche, el forcejeo anterior le había dejado dolorosas marcas en sus brazos -cuando aquel hombre intentó someterla-, cuello -en un intentó por sofocarla y que dejara de gritar- y piernas -la explicación de porque le agarró las piernas sobran- y fue ese mismo dolor lo que le prohibía descansar. "No vayas a la escuela" le había pedido su hermano pero ella prefería mil veces salir de esa casa que quedar a voluntad de su padrastro, después de todo su hermano iría a la univerisdad más tarde y su madre como siempre se haría oidos sordos de todo lo que pasaba. Así que tras arreglarse, se fue lo más temprano que pudo a la escuela.

Llegó a la escuela sumamente temprano así que como siempre, solo se sentó a leer, intentar olvidar todo lo que había pasado en la noche... poco a poco los alumnos fueron ingresando, incluyendo a Shinji a quien extrañamente no saludo por estar leyendo y finalmente las clases dieron inicio. Ella no prestó atención a la primera clase ni a lo que había a su alrededor, tenía los ojos pegados en el libro leyendo como si de eso dependiera su vida, no se dio cuenta que su profesor le estaba llamando hasta que uno de sus compañeros le jaló de la manga para llamar su atención. El solo toque de la mano ajena contra su brazo fue doloroso para ella, quitando de inmediato su mano y poniendose de pie como si acabaran de darle una descarga.

-Theyaly ¿Qué te sucede? -preguntó el profesor a lo que finalmente la chica regresó a la realidad, una realidad que no quería aceptar, las lágrimas comenzaron a caer por sus mejillas. -¿Theyaly? ¿Qué te pasa? -el profesor alarmado se acercó a la estudiante, y ya estando en aquella poca distancia pudo notar una marca en su cuello. -¿Eso es un moretón? -

Theyaly agradeció mentalmente estar usando una blusa roja de cuello de tortuga, por lo que tan solo estiró la tela un poco para cubrir por completo su cuello.

Lo... lo siento, no me encuentro bien, iré a la enfermeria, permiso. -Hizo una rápida inclinación y sin esperar a que su profesor le negara el permiso, tan solo tomó su mochila, el libro y salió corriendo del aula secandose las lágrimas en el camino, no podía soportarlo más. Iba a ir a la enfermeria, decir que se había caído y ver si así conseguía que la atendieran... pero las marcas de sus brazos y el de su cuello tenían la forma de una mano grande... no le iban a creer, así que prefirió escapar ¿Donde podía encontrar un escape? Sus ojos se posaron en una escalera que iba a la azotea... ¡Muy bien! Ignorando a los estudiantes que la reconocian y le preguntaban porque lloraba, simplemente subió las escaleras hasta llegar a la azotea, por ser horas de clases nadie estaba allí... perfecto lugar para poder estar a solas.

Dejó caer su mochila y se fue hasta el barandal, apoyandose en el mismo, mirando hacia la nada, era una altura considerable... una muerte segura de quien saltara desde allí. ¿Qué estupidez estás pensando...? musitó a la vez que se iba de rodillas, no quería seguir llorando ni demostrar debilidad, tenía incluso miedo de que Shinji hubiera notado que lloraba en el salón... él le había enseñado días atrás a enfrentar su miedo, pero es que esa noche había llegado a su limite. Apretó las barras del barandal y ahogó los sollozos, deseaba ser tragada por la tierra, desaparecer del mundo aunque fuese por un instante.
avatar
Theyaly Grey
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 343
Monedas Monedas : 2344

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando de la realidad ~ Privado

Mensaje por Shinji Roswell el Lun Jul 15, 2013 5:47 pm

OFF: ¿Me das permiso para reventar a tu padrastro? ¿Puedo, puedo? ¡Di que sí! ¿Me dejas? xDDD
____________________

De camino al instituto no pensaba en nada, estaba absorto en mi mundo, con mi música y con mis pensamientos. Con la mirada clavada en el suelo y las manos guardadas en los bolsillos, iba avanzando como un autómata al lugar en el que pasaría el resto de la mañana. Estaba callado, ajeno a mi alrededor, aún con el sueño pegado en los párpados. Quizás era la poca costumbre de levantarme tan temprano, estaba apático pero era mi obligación y mi responsabilidad, así que llegué a mi hora junto con el resto de estudiantes. Saludé con un gesto de la cabeza a las personas que conocía, a las otras simplemente las ignoraba. Bostecé y desconecté la música; hora de entrar en clase. Esperaba no dormirme en medio de la lección, porque sinceramente, lo hubiera dado todo por echar una cabezada sobre la mesa.

Al entrar al aula Theyaly ya estaba sentada en su lugar, aislada completamente de todos los demás alumnos -incluyéndome- al encontrarse metida hasta el fondo en su lectura. Me preguntaba qué clase de historia sería para tenerla tan distraída, aunque supuse que un amante de los libros como ella tenía más facilidad que los demás para perderse entre las palabras. No quise sacarla de su fantasía y simplemente me senté en mi lugar: algunas mesas por detrás de ella.

Y empezamos el día. Intenté prestar atención, de verdad que lo hice, pero tras el primer cuarto de hora el monólogo del profesor empezó a cruzar mis oídos en un idioma desconocido que no podía ni quería entender. Me recosté en la silla y adquirí una posición casi horizontal, empezando a garabatear en mi libreta estupideces sin sentido y sin pensar demasiado, que poco a poco empezaron a tener forma según las ideas acudían mi mente. Páginas y páginas estaban repletas de dibujos, bocetos de todos los tamaños y de todos los estilos, ilustraciones abstractas, personas, animales, palabras... algunas estaban coloreadas, otras no. En otros tiempos hubiera pasado alguna de esas ilustraciones a la pared de cualquier edificio, dándole un toque de color a un barrio triste y oscuro, haciendo que los transeúntes dejasen de caminar por unos instantes para sonreír.

Alcé la cabeza cuando la palabra "Theyaly" salió repetidas veces de los labios del profesor, e inmediatamente mis ojos se posaron en la susodicha. Cuando uno de los compañeros quiso espabilarla con un ligero toque, reaccionó como si el brazo le hubiera quemado. Inmediatamente recuperé la posición en la silla y presté atención con el entrecejo arrugado; le pasaba algo. Se puso de pie excusándose ante el profesor, no podía ver su rostro pues estaba de espaldas a mi, pero me pareció escuchar... "moretón".

En ese instante se me congeló el cerebro, o no sé qué mierda me pasó que dejé de respirar por unos segundos. Cuando quise darme cuenta Theyaly ya había salido del aula, por lo que tardé cero coma en levantarme con mis cosas.

- ¿A dónde crees que vas, Shinjiro? -exclamó el profesor, los alumnos ya empezaban a murmurar entre ellos la extraña actitud de la morena-
- A la enfermería, yo también me encuentro mal -respondí cortante-
- ¡Vuelve a tu lugar, no tienes permiso para...!
- ¡Pues póngame falta de asistencia! -grité antes de abandonar el aula, dejando al profesor con la palabra en la boca-

Theyaly había desaparecido del pasillo, así que me apuré en alcanzar la enfermería. Sin embargo, al llegar ahí la enfermera me dijo que ninguna alumna había entrado desde que iniciaron las clases, y empecé a temerme lo peor. Me dirigí a una de las ventanas frontales del edificio, ¿quizás habría decidido fugarse por su cuenta? No la vi en el patio exterior, el portón de entrada estaba cerrado y tampoco la localicé en la calle, al menos hasta donde me alcanzaba la vista. Cerré el puño con fuerza pues empezaba a cabrearme aún sin saber el verdadero motivo, pero la palabra "moratón" no dejaba de hacer eco en mi cabeza, y cuanto más lo pensaba, más me encendía. Fui a buscarla a la biblioteca, uno de los lugares donde pensé que estaría, pero no fue así. Tampoco estaba en la cafetería, e incluso me atreví a entrar en el baño de las chicas -por suerte para mi estaba vacío en ese momento-, pero tampoco la localicé. Se me acababan las opciones.

"Vamos Shinji, piensa... ¿a dónde irías cuando necesitas esconderte?" -me dije a mi mismo-

Claro, la azotea, ahora mismo estaría desierta. Retrocedí sobre mis pasos y empecé a subir los escalones de dos en dos, pues estaba casi seguro de encontrar ahí a la morena. El instinto no me falló y al llegar arriba suspiré pues por fin había dado con ella. Se encontraba caída de rodillas, encogida al lado del barandal, en una posición de derrota. Avancé hasta ella, solté la mochila y me puse de cuclillas a su lado, preguntas como "¿estás bien?" o "¿te pasa algo?" eran completamente obvias, y hasta un idiota podría haberse dado cuenta de sus lágrimas con sólo mirar sus ojos encarnados y humedecidos.

Entonces, antes de pronunciar cualquier palabra, le desplacé levemente el cuello de su blusa; quería ver lo que el profesor había visto. Y ahí estaba, una marca oscura que le manchaba la piel de lado a lado.

- Dime que ésto no es lo que estoy pensando... -musité con la voz quebrada, pues conocía muy bien aquella clase de marcas... demasiado bien, por desgracia-

Hoy... ardería Troya.
avatar
Shinji Roswell
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 312
Monedas Monedas : 2453

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando de la realidad ~ Privado

Mensaje por Theyaly Grey el Lun Jul 15, 2013 7:44 pm

Off: Me encantaría xDDDDD pero... me dejarías sin casa (porque de seguro el tipo me corre) así que creo que no 8D.

___________________

Estaba completamente hundida en sus pensamientos como para darse cuenta que ya no se encontraba sola, tan solo tenía la cabeza agachada aguantando las lágrimas... ¿Por qué tenía que vivir lo mismo dos veces? Desde hacia tiempo había pensado el conseguir un empleo e irse a vivir a un departamento... incluso llegó a considerar el consejo que su hermano mayor -ya casado y con hijos- le había dicho... conseguirse una pareja, casarse y tener así la mejor excusa para irse de casa, pero siempre consideró como algo estúpido el casarse por ese motivo, el colmo de todo sería que hasta su esposo fuera un golpeador o algo parecido.

El dolor en su pecho era insoportable, quizá mayor al que sentía en sus brazos y piernas a causa del moretón, soltó el barandal para acariciarse los brazos, ardían, debería ir al menos por algo frío para poder rebajarse lo inflamado y sentirse aunque fuera un poco mejor... pero lo dificil era conseguirlo, no podía ir a su casa, allí estaría él... tampoco podía ir a la enfermería, le interrogarían sobre los moretones y no quería confesar lo que había pasado, no quería llamar la atención de nadie, además, seguramente su madre como siempre preferiría mantener el abuso hacia su hija en el anonimato que confesar que su esposo golpeaba y casi abusaba de su hija, después de todo, así como su madre decía "¿Qué pensarían los demás si se enteraban?".

Dejó de pensar en todo, porque si, estaba tan desesperada que hasta saltar de aquel último piso era una idea tentadora para acabar con todo... si, un medio desesperado y por demás cobarde, por lo mismo la había dejado de considerar al poco tiempo que entró a su mente la idea. Volvió en si al sentir que alguien jalaba de su camisa, reaccionó casi como lo había hecho momentos antes en el salón, haciéndose bruscamente a un lado cayendo incluso de sentón y mirando a quien le había tocado... ¿Shinji? ¿Qué hacia él allí? Volvió a acomodarse el cuello de la blusa pero ya era tarde, él había visto el moretón.

No... Esto es... yo solo...

Se mordió el labio inferior, en esos días que llevaba como amiga de Shinji ya le había compartido pequeños fragmentos de su vida, simplemente lo básico... que su padre le estuvo golpeando desde los diez años, su hermano más grande harto del maltrato se había casado con su novia e ido de casa, seis años después su madre se divorció de aquel hombre y a los pocos meses se volvió a casar y finalmente se habían ido de la ciudad cuando se enteraron que su padre los estaba buscando para "volver a ser una familia", aunque claro, lo único que necesitaba ese hombre era alguien que pudiera cubrirle el gasto de su vicio. Y mencionó de manera vaga que a su padrastro no le caía bien y le trataba de manera indiferente al igual que como trataba a su otro hermano, pero lo había mencionado como si no tuviera importancia alguna.

No tuvo el valor de decirle que su padrastro hasta hace una semana había comenzado a golpearle, al principio era tan solo una cachetada cuando alzaba la voz pero pasaron a golpes más fuertes cuando intentaba evitarlo... sabía muy pocas cosas de Shinji, las pocas que él le había compartido aquella vez que lo conoció que dijo que su padre también era alcohólico, así que supuso que si llegaba a mencionarle que su padrastro le golpeaba se iba a enfurecer, además, había veces en que la tormenta se calmaba y no quería hacer el problema aún más grande y por eso lo ocultaba...

A esas alturas ¿Cómo poder ocultarle lo que le estaba sucediendo en casa? ¿Decirle que solo se había caído o golpeado contra algo? Shinji no era idiota, él conocía perfectamente los moretones por agresión física, decirle que era un golpe por objeto sería intentar tomarlo por idiota, además, mentirle a su primer amigo de la ciudad no era algo que le agradara mucho, por lo que bajó la mirada y comenzó a derramar unas pocas lágrimas, ya no podía ocultarlo por más tiempo.

Hace una semana... Dudó por unos segundos en decírselo o no, pero ya había comenzado, ahora tenía que terminar. Mi padrastro comenzó a golpearme... eran... golpes leves... cachetadas, manotazos... solo para hacer "valer su autoridad" y que yo ya no me defendiera ante sus gritos... pero ayer... Su voz se quebró al instante, hablarlo era como revivir el recuerdo, en su mente pasó lo que había sucedido, ver aquel hombre en su cama, aquellas caricias que quemaron su piel y después aquellos golpes que la destrozaron. En la noche... entró a mi cuarto cuando dormía... e intentó... No pudo continuar, se cubrió el rostro con las manos, era más que obvia la continuación de la frase. De no ser porque mi hermano me escuchó gritar y fue por mi... él lo hubiera logrado...

Apretó los dientes para poder contener el llanto, se sentía destrozada, quería romperse en llanto pero no quería demostrar debilidad delante de Shinji, respiró muy profundamente y se secó las lágrimas, sin animarse a mirar al rostro de Shinji, se sentía avergonzada consigo misma, utilizada, como si hubiera sido un mero objeto para su padrastro.
avatar
Theyaly Grey
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 343
Monedas Monedas : 2344

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando de la realidad ~ Privado

Mensaje por Shinji Roswell el Miér Jul 17, 2013 12:14 am

OFF: Eso da igual, sabes que Shinji te adopta xD Vaaa, déjame pegarle, sí? xDDDD
___________

Theyaly bajó la cabeza y un par de lágrimas más mancharon sus mejillas, aquello era descorazonador y me sentía desgarrado por dentro aún sin haber escuchado su explicación. Rezaba en mi interior, suplicaba e incluso lo hubiera dado todo por oírla decir que se había golpeado sin querer contra algo, y que lloraba porque de camino a la escuela algún vándalo le había robado la cartera. En realidad, deseaba cualquier cosa menos la que figuraba en mi cabeza... pero era difícil pensar en otra cosa, cuando aquellas marcas en su cuello eran claras secuelas de un ahogamiento.

Cuando por fin se dispuso a hablar apreté los dientes y me preparé para el golpe, pues sospechaba que sería algo fuerte... y no me equivoqué, es más, decir fuerte era quedarse corto. Mis temores se cumplieron cuando admitió que su padrastro la había golpeado, y por un momento me extrañó ya que creía que su padre era el único hijo de puta que osaba levantarle la mano. Recordaba ciertas cosas que me había contado de él, sabía que no se llevaban bien pero nunca me mencionó que era otro maltratador... y al parecer no sólo había ocurrido hoy, sino toda la semana anterior. ¿Acaso llevaba una semana soportando los golpes y hasta ahora se confiaba a decírmelo?

Por desgracia ahí no acabó la cosa... la explicación siguió su curso, y de verdad hubiera deseado no escuchar lo que salió de sus labios. Cuando terminó de hablar mi cuerpo ni siquiera reaccionaba, temblé ligeramente y sentí la sangre caliente correr por mis extremidades a gran velocidad. Me costaba horrores mantener la postura, pues me encontraba con un pie en el abismo de querer salir corriendo a matar a alguien... literalmente.

- ...que tu padrastro ha intentado... ¿qué?... -mi voz sonó temblorosa, contenida por la ira que empezaba a dominarme y a nublar mis sentidos-

Todo quedó en eso; en un intento gracias a la intervención de su hermano, pero independientemente de haberlo conseguido o no, aquello no tenía diferencia para mi. Había querido someterla, mancillarla de la forma más sucia y rastrera que se le puede hacer a una mujer. Empecé a respirar rápido y profundo, necesitaba tranquilizarme lo antes posible o acabaría haciendo alguna estupidez de la que luego podría arrepentirme. Tenía los puños tan apretados que mis nudillos se tornaron blancos por la presión, y de un sólo golpe hubiera podido agrietar una pared de haber tenido una cerca. Cálmate Shinji, enfoca la ideas, relájate. Piensa en Theyaly, mírala, ella es lo primero ahora.

- Ven aquí...

Me senté a su lado, apoyé la espalda en el barandal y la envolví entre mis brazos, acunándola con cuidado de no producirle más dolor físico del que ya tenía. Quería protegerla, pero me sentía totalmente impotente al no saber cómo. Acaricié su cabello y me mantuve en silencio, pues me veía incapaz de consolarla con palabras. ¿Para qué? ¿Para decirle que todo estaba bien, cuando no lo estaba? ¿Mentirle para hacerla sentir mejor? No era un maldito genio de la lámpara que hacía milagros, y aquello no iba a solucionarse solo.

- No dejaré que vuelvas a esa casa, al menos por unos días -dije al cabo de unos minutos, con voz firme- Te vienes conmigo. Es más, hoy mismo iremos a recoger tus cosas.

Quizás la cólera me tenía nublado el juicio, pero no bromeaba cuando dije aquello. Hubiera sido de locos hacerla volver al hogar que compartía con su casi-violador, porque quién dice que no lo iba a intentar por segunda vez... y puede que en esa ocasión no estuviese su hermano para intervenir.

- ¿Le has denunciado? -pregunté ya algo más calmado-

En mi caso sólo éramos mi padre y yo, nunca llegué a denunciarle pues si lo hacía y acababa en la cárcel, no tenía a nadie que me respaldase, me quedaría sin tutor legal y muy posiblemente hubiesen venido los asistentes sociales para llevarme a algún orfanato hasta cumplir la mayoría de edad. Nunca me hizo falta acusarle ante las autoridades, y mucho menos desde que aprendí a defenderme de sus palizas. Pero Theyaly... ¿Qué hay de su madre? ¿Y de su hermano? ¿Tomarían cartas en el asunto? ¿La defenderían? Lo único que tenía claro es que no la dejaría afrontar aquello sola.
avatar
Shinji Roswell
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 312
Monedas Monedas : 2453

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando de la realidad ~ Privado

Mensaje por Theyaly Grey el Miér Jul 17, 2013 12:51 am

OFF: Dale con confianza entonces (?) XD
____________

No se animaba a mirar a los ojos a Shinji, se sentía completamente humillada y avergonzada, era la primera vez en su vida que le ocurría algo de esa magnitud, ni siquiera su padre estando ebrio se había sobrepasado con ella de esa forma... lo que no hace menor ni justifica el delito que cometió al golpearla a su corta edad. Se limpiaba las lágrimas y ahogaba el llanto en su garganta, ocultando sus rostros detrás de sus manos, hasta que finalmente le escuchó y sintió como le atraía hacia él... Era curioso pero solo podía aceptar el contacto con Shinji, si fuese otro hombre hubiera rechazado el toque y se hubiera alejado lo más posible por aquel ridículo miedo que su padre había dejado y que ahora su padrastro había reforzado, era casi como haber avanzado un paso y al final haber retrocedido varios pasos más ante el hecho de intentar superar su odioso miedo.

Se refugió en los brazos de Shinji intentando olvidar todo lo que había pasado, pues era irónico que al ser abrazada se sintiera aún más frágil y por ende, las ganas de llorar aumentaban, quien sabe, ¿No han escuchado que uno solo puede aguantar las lágrimas pero cuando es abrazado se rompe la barrera y llora? Pues eso le estaba pasando a Theyaly. Se aferró a las ropas de Shinji pidiéndole de aquella muda manera que no le soltara, que no se alejara de ella y no la dejara sola, igual que aquella vez cuando se encontraron con el hombre ebrio.

No lo iba a ocultar, se alarmó al escuchar lo que más que un pedido era una orden... quedarse en la casa de Shinji por unos días y no regresar a casa, es más, ir ese mismo día por sus cosas... ¿Hablaba en serio? Sintió una fuerte angustia aferrarse a su pecho, su padrastro esos días se estaba quedando más tiempo en la casa que de costumbre, más que nada porque al ser gerente de la prestigiosa empresa que dirigía ya tenía varios asistentes que hacían en si el trabajo de él... seguramente al ir a su casa él estaría allí y dudaba mucho que le fuera a dejar irse... bueno, en realidad había de dos, esa primera que no le dejara irse y le diera una reprimenda por haberlo considero, o dos... que le diera completamente igual y hasta le alegrara el tener una "carga" menos de que preocuparse, después de todo siempre la vio como un peso innecesario y un gasto extra en la casa. Apretó las ropas de Shinji y ocultó su rostro en el torso de este, respirando casi de manera agitada.

No respondió, al menos no por el momento, seguía pensando en si era una buena o mala idea irse... si se iba era decir adiós a ese enorme problema que tenía, ya no iba a tener que lidiar con su padrastro, ya no iba a ser maltratada, después de todo Shinji estaba lejos de ser un golpeador, al contrario, era el único que le protegía y se preocupaba de ella desde el primer momento en que le conoció... pero estaba aún el temor de lo que pudiera hacer su padrastro si decidía irse... ¿Levantar una denuncia? Se estremeció al instante y negó con la cabeza.

Será lo mismo que con lo que pasó con mi padre... mi madre dirá un "imagínate lo que pensaran los demás si se enteran que un miembro de la familia ha cometido tal barbaridad" y preferirá mantener todo en secreto... además, si lo denuncio pueden pasar dos cosas... la primera, que logren meterlo a la cárcel y mi madre pierda su cómoda vida... al igual que mi hermano ya que él nos brinda de todo y me culpen por eso... o dos, no lograr absolutamente nada ya que él podría conseguirse sin ninguna dificultad al mejor abogado por todo el dinero que posee y a saber lo que me haría después de todo.

Se secó las lágrimas y cerró los ojos, recordaba aquella primera vez que despertó en un hospital tras los golpes de su padre ebrio, al abrir los ojos estando en aquella habitación de blanco su madre llegó hasta ella y en lugar de preguntar como se encontraba como cualquier madre preocupada haría... ella de inmediato le dijo un "si te preguntan, te has caído por las escaleras, ni se te ocurra mencionar lo de tu padre", y desde entonces tuvo que callar todo lo que le hacían, ahora las circunstancias la obligaban a repetirlo, callar lo que su padrastro hacia para poder complacer a su madre, después de todo, mientras su hermano estuviera bien, a ella no le importaba mucho, siempre se decía "es temporal... pronto todo acabara" y claro, si no hacia algo al respecto pronto acabaría pero muerta o con algún problema severo a causa de la agresión.

No quiero regresar a casa, por eso aunque no perteneciera a algún club... o no tuviera tarea, me quedaba horas extras en la escuela y en las mañanas siempre llego muy temprano por lo mismo, para no estar en casa pero... Shinji, ese hombre me trataría peor si sabe que me voy con un compañero de la escuela... o en el peor de los casos te haría algo a ti por salvarme de él... no quiero más problemas... mucho menos pasártelos a ti, quiero estar contigo porque tú si me cuidas... porque así él ya no me haría nada, pero el precio a pagar puede ser muy caro.

Se separó un poco de Shinji para poder mirarle el rostro, realmente lo último que quería era que su amigo terminara afectado por su culpa.
avatar
Theyaly Grey
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 343
Monedas Monedas : 2344

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando de la realidad ~ Privado

Mensaje por Shinji Roswell el Miér Jul 17, 2013 4:59 pm

OFF: Gracias *-* Va a ser una paliza, ya te aviso xD
_____________

Pasaron varios minutos antes de que Theyaly pronunciara alguna palabra, pues pareció descargar todo lo que tenía encima apenas mis brazos la rodearon, como si hubiera estado guardando todo ese llanto para finalmente expulsarlo de su cuerpo. Igual que un cachorrito asustado buscando desesperadamente un escondite donde refugiarse del mundo, donde poder estar a salvo. Y la verdad es que agradecía la tranquilidad que nos brindaba el hecho de haber salido del aula antes de tiempo.

Cuando le pregunté si le había denunciado se quedó callada por un momento y pareció dudar en responderme, haciéndome sospechar que aún no. Bien, supongo que era lógico, tenía el trauma demasiado reciente pero no había problema, al salir del instituto pasaríamos por alguna estación de policía y asunto arreglado... o eso creía yo. Cuando me contó el verdadero motivo del porqué no lo había hecho, se me heló la sangre y me quedé de piedra. Aquello era tan sobrecogedor como abominable; resultó que su madre prefería guardar silencio para no manchar la reputación de la familia. y mucho menos para arriesgarse a perder las comodidades del dinero. ¿Qué mierda estaba diciendo? ¡Déjate maltratar para que nosotros podamos seguir viviendo bien!. Darme cuenta de eso me dolió incluso más, pues comprendí que ni siquiera en su hogar encontraba respaldo.

- ¿Cómo puedes seguir viviendo en una casa donde tienes el mismo valor que una alfombra? -le pregunté, porque sinceramente no lo entendía. De haber estado yo en su lugar, hace tiempo ya me habría escapado- ¿Cómo es posible que una madre... tu propia madre ponga el dinero encima de ti? ¿Qué pasa, acaso no sabe trabajar para sacarse ella misma la plata? ¡¿No puede agarrar y hacer algo por sus hijos, como haría cualquier madre decente?! -elevé la voz al decir esto último porque de verdad me enfurecía. Ya no era su padrastro el único que la maltrataba... también su madre, e incluso su hermano hacían su parte al callarse como zorras-

Resoplé para liberar tensiones, me parecía increíble el comportamiento de esa familia. Mi madre siempre fue algo sagrado para mi, y aunque sólo la recordaba por las fotos, su amor y su cariño permanecían intactos en mi interior. Luchó por mi bienestar durante toda su vida, y aún en su lecho de muerte su única preocupación seguía siendo mi futuro. Le hizo prometer a mi padre que cuidaría bien de mi, promesa que rompió al cabo de algunos años cuando el alcohol hizo mella en él, y siempre le odié por eso... ya no sólo por los maltratos físicos, sino por haber incumplido la última voluntad de mi madre.

Theyaly se separó un poco y me miró, casi suplicándome que no me involucrara porque las consecuencias podrían ser graves. ¿Pero qué podía hacer? ¿Cruzarme de brazos y verla aparecer con un moratón nuevo cada día? ¿Ignorar el asunto y dejar que los maltratos y la indiferencia hacia ella por parte de su familia siguieran su curso? ¿Qué clase de persona sería si permitiera tal atrocidad? Le tomé el rostro con las dos manos y le limpié las mejillas con los pulgares, estaban demasiado húmedas.

- No es justo que cargues con el problema tú sola -le dije con voz suave- Tu padrastro no me asusta, y ya puede contratar un ejército de abogados que le defiendan porque ni la justicia más corrupta podrá ignorar las marcas de tu cuerpo -y si el grandísimo problema de su madre era perder su estabilidad económica, me aseguraría de que su padrastro recibiera lo que se merece sin necesidad de presentar denuncia, para que ella siguiera disfrutando de su podrida vida llena de comodidades- Confía en mi, ya se me ocurrirá algo -sonreí un poco, más que nada para hacerle comprender que por mucho que me dijera que no lo hiciera, lo haría de todas formas. Era muy cabezota- Si sigues así, acabarás ingresada en un psiquiátrico o en el peor de los casos, terminando con tu vida. Y si eso ocurriera, ¿a quién le voy a pedir los apuntes cuando me quede dormido en clase? -le pellizqué la mejilla y sonreí, aunque en mi interior se estaba gestando el mismísimo infierno... y era cuestión de tiempo que acabase expulsándolo de mi cuerpo como un alien-
avatar
Shinji Roswell
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 312
Monedas Monedas : 2453

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando de la realidad ~ Privado

Mensaje por Theyaly Grey el Miér Jul 17, 2013 7:19 pm

Entendía porque Shinji se encontraba tan molesto tras la confesión del porque no lo había denunciado y porque prefería mantener las cosas en secreto, ella igual lo consideró una injusticia desde que todo comenzó con su padre pero ¿Qué más podía hacer? Simplemente era sumisa por naturaleza y el obedecer a su madre era la única opción que tenía ¿Por qué seguía viviendo bajo esas circunstancias? Lo pensó durante unos segundos hasta que la respuesta más obvia salió de sus labios.

Es que no tengo otro lugar a donde ir...

Así es, si aguantaba todo era única y exclusivamente porque no tenía otro lugar a donde ir, en esa ciudad no tenía más familiares que pudieran tenerla, su hermano mayor que estaba casado trabajaba demasiado duro para mantener a su esposa e hijos, no quería convertirse en un peso extra para él, y la última opción que le quedaba era el regresar con su padre... crean o no, la verdad eso ni siquiera lo consideraba por más mal que le tratara su padrastro... la otra opción mas viable era el comenzar a trabajar y estar en un departamento por su cuenta, pero para eso necesitaría aguantar a su padrastro un tiempo más en lo que ahorraba lo suficiente para poder estar sola.

Al parecer, lo que más le molestaba a Shinji era el hecho de que su madre fuera tan irresponsable como para no hacer nada por ella, la verdad no encontraba justificación para todo lo que hacia, suponía que siendo sus hermanos los más amados, era por eso que no le importaba tanto si ella sufría o no, su madre era de esas típicas mujeres formadas a la antigua que crecen con la mentalidad que una mujer solo esta para servir al hombre... por lo mismo es que no trabajaba y obedecía ciegamente lo que su padrastro dijera.

Dejó que le secara las lágrimas y simplemente suspiró ¡Cabeza dura! simplemente no iba a desistir ante la idea de dejarla sola... y la verdad no le molestaba, al contrario, agradecía que quisiera ayudarla de una u otra manera. Presiento que sin importar que diga tú insistirás en ayudarme... así que mejor ya no digo nada, esta bien Shinji, haz lo que creas mejor... solo no te metas en problemas ¿De acuerdo? Sonrió ligeramente, sujetando la mano que le había pellizcado la mejilla, ¿Qué sería de ella sin un amigo como él? Sin duda haberle conocido aquel primer día de clases fue en si como conocer a su ángel.

¿Cómo le harías? Pues mira, si yo muero le puedes pedir los apuntes a Micaela, si mal no recuerdo, se te declaró hace dos días ¿No es así?

Y emitió una corta risa, aquella joven que mencionaba era una chica que iba a su misma clase, se sentaba justo a lado del rubio con toda la intención del mundo de poder estar con él, y durante algunos días le estuvo interrogando sobre Shinji, típicas preguntas de "¿Cual es su platillo favorito? ¿Qué es lo que más le gusta hacer? ¿Donde vive?" y que Theyaly realmente no sabía como responder al no conocerlo tanto como otros creían, al final la chica sin haber hablado una sola vez en la vida con el rubio, fue a darle la cara y decirle cuanto lo amaba... oh, lo que hubiera dado por tener una video cámara y grabar el momento, la primera declaración que le hacían al rubio llevando tan solo un par de días en la escuela, que lindo~.

Si llegara a vivir contigo tus admiradoras me odiarían ¿Sabes?

Y volvió a reír, realmente le sorprendía el poder de Shinji de hacerle olvidar los malos ratos con tan solo decir unas pocas palabras. Lo abrazó como si se tratase de un oso de peluche y tras sentirse mejor, lo fue soltando. Gracias por estar aquí Shinji. Musitó realmente agradecida, terminando por plantar en la mejilla del rubio un beso como ya era costumbre para ella, quizá él no fuera el ser más cariñoso del universo... pero al menos de vez en cuando se dejaba querer por ella, así que algo era algo.
avatar
Theyaly Grey
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 343
Monedas Monedas : 2344

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando de la realidad ~ Privado

Mensaje por Shinji Roswell el Dom Jul 21, 2013 6:32 pm

OFF: Perdona por haber tardado, me raptaron unos días a la playa e.e
__________________

Era lo mismo de siempre, cerrar los ojos e ignorar el problema porque simplemente no tenías otro lugar a dónde ir. La comprendía más de lo que ella pensaba, pues desde mi nacimiento jamás supe de la existencia de otros familiares aparte de mis abuelos maternos, que fallecieron pocos años después de mi madre. La verdad es que nunca me até a ninguna ciudad, mi vida había sido un constante viaje.

- ¿Quieres que te cuente mi historia? -le dije, ya que veía justo destapar algo de mi pasado después de que ella se sincerase conmigo contándome el suyo- Cuando mi madre y mis abuelos murieron, mi padre se perdió por completo. Nada le retenía en Japón, así que regresamos a Los Ángeles, su ciudad natal. Tres años, luego nos trasladamos a Australia porque unos contactos habían prometido financiar parte de la inversión. La cosa no funcionó como él esperaba, y por culpa de unos fraudes fiscales nos expulsaron del país varios meses después -solté una pequeña risa patética- Para evitar la cárcel huimos a Italia, también a Rusia, Irlanda, Canadá y algún tiempo en Brasil, incluso estuve viviendo unos meses en Bangkok y Nueva Delhi, siempre escapando de la ley -hice una pausa para organizar mi cabeza- ¿Sabes que un tipo quería comprarme por diez vacas? ¡Sólo por tener el pelo rubio y los ojos azules! Decía que le traería fortuna, y creo que fue en ese país cuando me aficioné a llevar gorro -me reí, pero en aquel momento temí que mi padre me vendiese... suerte que no lo hizo, aunque si le hubiesen ofrecido oro en vez de vacas, quién sabe lo que hubiera pasado- Luego de eso nos mudamos a Francia... y fue ahí cuando empecé a reunir dinero, dejé de ir al colegio para trabajar a escondidas, a veces dormía en la calle o con algún amigo. Hace un año que me marché de casa, cambié de ciudad y no sé nada de él desde entonces.

Y para ser sinceros, esperaba no volver a verle la cara. Por suerte mis ahorros habían sido suficientes para alquilar un pequeño departamento en la zona mediocre de la ciudad, y podría aguantar un tiempo hasta encontrar un trabajo que pudiese compaginar con los estudios. Me hubiera gustado tener a alguien con quien contar, alguien en quien poder apoyarme... y quizás por eso la insistencia de ayudar a la muchacha, porque sabía bien por lo que estaba pasando.

- ¿Micaela? -alcé una ceja cuando mencionó el nombre, luego me acordé- ¡Ah! ¿Te refieres a esa chica pelirroja? Sí, supongo... parece simpática, si la conozco mejor y me gusta, puede que te sustituta bien -comenté desviando la mirada inocentemente como si en verdad hablase en serio- Pero nah... temo que sea una acosadora stalker que vigile todos mis movimientos oculta entre los árboles, sepa qué hago y a dónde voy, e incluso el color de mi ropa interior -solté una carcajada- Además, prefiero las morenas.

Tras darme las gracias me plantó un beso en la mejilla. Me alegraba ver a Theyaly más animada, y eso quieras que no también me tranquilizaba. Por supuesto, no quitaba el hecho de que su cuerpo seguía dolorido y lleno de marcas; sólo había visto la de su cuello y no quería imaginarme cómo estaría el resto. Pero bueno, tal como había dicho, no me gustaba el drama y mucho menos ver a una chica guapa llorar, y haría todo lo que estuviese en mi mano para alejar esos pensamientos de ella... al menos por unos minutos.

- Mis admiradoras te odiarían si tuviese alguna. Eso, o es que se ocultan demasiado bien, porque hasta la fecha no he visto ninguna -comenté con tono divertido- Y no me des las gracias, sabes que haría cualquier cosa por ti -me sorprendí a mí mismo diciendo aquello e inmediatamente quise morderme la lengua, lo había dicho sin pensar. Vaya, hacía tiempo que no me ruborizaba-
avatar
Shinji Roswell
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 312
Monedas Monedas : 2453

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando de la realidad ~ Privado

Mensaje por Theyaly Grey el Dom Jul 21, 2013 8:32 pm

Off: XD ok no te preocupes, ya había pensado que te habían secuestrado los extraterrestres o algo parecido (?).

___________________

Cuando Shinji decidió contarle un poco de su pasado, le miró con tranquilidad pero atenta como una niña pequeña a quien le van a contar la historia más interesante del universo, y como no, siempre tuvo curiosidad sobre lo que había pasado con Shinji pero por respetar su privacidad es que no le preguntaba nada, así como él respetaba su vida ella igual lo hacía, además, era mejor cuando uno se sentía listo para contarle al otro algo que por sentirse forzado, al menos así lo sentía ella, pues siempre que le contaba un fragmento de su vida se sentía mucho mejor y sin la presión de un "Es que me lo preguntó y no me quedaba otra opción". No pudo ocultar la sorpresa en su expresión cuando escuchó todos los lugares en los que había estado, sin duda eran muchos lugares... pero el detalle de ser vendido por diez vacas le hizo incluso fruncir ligeramente el ceño, vamos, a ella igual le había intrigado el cabello rubio del muchacho pero se le hacia una exageración el querer comprarlo para tener fortuna... Y finalmente el final de la historia, dejó la escuela para comenzar a trabajar, reunir el dinero suficiente para emanciparse de su padre y poder librarse de su pesadilla.

Tenía que aceptarlo...  se sentía patética, pudo haber hecho lo mismo que Shinji y cuando su madre se divorció de su padre, buscar un trabajo y así cuando su madre se volviera a casar ella podría haberse ido por su lado, no tenía excusa así que solo suspiró profundamente.

Vaya... que curioso, hace un año que mi madre se volvió a casar con mi actual padrastro, si hubiera seguido tus pasos, en lugar de vivir este infierno estaría viviendo de forma muy diferente. Sonrió muy ligeramente agradeciendo con la mirada el hecho de que hubiera compartido parte de su historia con ella, la verdad de tan cerrado que era respecto a su pasado pensó que jamás llegaría a decirle algo más allá de su padre alcohólico. Cuando comentó lo de ser sustituida por la otra chica, le miró casi de manera amenazadora como si dijera un "¡Ni se te ocurra!", pero al desmentirse tan solo suspiró y sonrió para sí misma. Ni lo dudes que si la creo capaz, además, si no lo investiga por su cuenta, terminará preguntándome a mí de que color es tu ropa interior como siempre me interroga de ti y créeme, yo no pienso averiguarlo... Y pues... eres un chico, es normal que no te des cuenta de tus admiradoras, pero estoy segura que en San Valentin tu casillero estará lleno de cartas, mientras no me dejes de lado por alguna novia o "free"... entonces no me importaría, solo cuidado que si no me pondré celosa ¿De acuerdo? Se ruborizó ligeramente tanto por el tema de la chica stalker como la preferencia del chico por las morenas... mejor no decir nada al respecto... aunque claro, ese "ligeramente" pasó a un intenso carmesí cuando mencionó aquello último... ¿Así que haría cualquier cosa por ella? sonrió tras mirar el rubor de Shinji... Vaya, ¿Así que él también se podía colorar? Esa si era una novedad. Bajó la mirada y abrazó sus piernas.

¿Cualquier cosa...? Musitó. Entonces te pido... que nunca me vayas a dejar. Suspiró algo acalorada regresando la mirada hacia el cielo, realmente se sentía cómoda estando con Shinji, como ya se había dicho, era el único hombre al que no le temía cuando se acercaba a ella. Estiró las piernas dejando sus brazos a sus costados. Mmmm... ¡Ya sé! Miró a Shinji y le sonrió. Vamos a brincarnos las clases y vayamos a comprar otro helado como la vez que nos conocimos.... Nunca haría algo así pero... hagamos una excepción hoy, además, si llego tarde a casa no me imagino lo que mi padrastro me haría... por eso después de clases no podría.

Volvió a bajar la mirada ahora hacia sus brazos. Y hagamos primero una parada a la farmacia para comprar un anti inflamatorio... esto me está molestando mucho. Y al decir "esto" se levantó la manga de su brazo derecho donde se podían apreciar algunos moretones, comenzaban a arderle, lo mejor sería atenderse los golpes. Volvió a bajarse la manga y se acomodó un poco la falda, esta al haberse levantado igual había mostrado algunas marcas de agresión, no quería que Shinji viera todas sus marcas o terminaría enojándose más.
avatar
Theyaly Grey
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 343
Monedas Monedas : 2344

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando de la realidad ~ Privado

Mensaje por Shinji Roswell el Vie Jul 26, 2013 9:34 pm

OFF: Mátame, no me dejan en paz xD... No en serio, siento el retraso de los post, pero casi no ando en casa estas semanas ^^ cuando acabe volveré a molestar como hacía antes, todos los días :P
____________________________

No quise darle más vueltas a las historias del pasado, pues eso es lo que eran, situaciones que habían ocurrido y que no podían ser alteradas. Lo único que quedaba era sacar pecho y llevártelas contigo, pues aunque las desgracias sean inevitables el sufrir por ellas es algo opcional. Y sobre eso no podía reprocharle nada ya que apenas conocía en profundidad su problema, aunque seguía sin entender cómo es que soportaba seguir viviendo en una casa donde su madre la ninguneaba y su padrastro la maltrataba. Era una chica amable y simpática, quizás una de las pocas personas, por no decir la única, con la que me identificaba y me sentía realmente cómodo en esta maldita ciudad... y no se merecía lo que estaba pasando, era demasiado injusto.

Me lanzó una mirada envenenada cuando bromeé sobre sustituirla por mi supuesta nueva admiradora, y eso me arrancó una carcajada.

- ¿Qué pasa, te pusiste celosa? -alcé una ceja y la miré con atención, sin dejar de reír- Hmm... No creo que te pregunte por el color de mi ropa interior... porque si supieras la respuesta, empezaría a hacerse ideas equivocadas del porqué lo sabes e inmediatamente te ficharía como contrincante y rival -sonreí divertido-

San Valentín, ufff... qué dolor de cabeza me daban esas fechas. Aunque sí es cierto que hubieron años en otros institutos donde me inflaron a chocolates con forma de corazón, pero tampoco llevaba tanto tiempo aquí como para agenciarme un ejército de fans. Es más, con una ya me bastaba, y no me refería a la tal Micaela.

- ¿Y qué me dices de ti? -ya puestos en el tema de los admiradores- Eres muy linda, estoy seguro que tienes a varios buitres detrás tuyo.

Formé una sonrisa, es más, podría apostar cualquier cosa a que tenía razón. Era imposible no fijarse en alguien como ella, no le hacía falta ser el alma la fiesta... bastaba quedarse unos minutos a su lado para darse cuenta. Quizás por ese motivo me salía la vena protectora, con sólo mirarla me inspiraba el deseo de cuidarla, de alejarla de todo aquello que le hacía daño. Es posible que en el fondo, lo único que quería era darle la protección que yo no había tenido. Quizás era eso... o quizás otra cosa, no lo sé.

Me sacó de mis pensamientos cuando me pidió que nunca la dejase, e inmediatamente giré el rostro hacia ella. Me sorprendió un poco, aunque al final acabé por sonreír para mis adentros.

- No pensaba hacerlo -le respondí, y que me caiga un rayo encima si estaba mintiendo. El tema de saltarnos las clases y comprar helado se me antojó muy apetecible- Hecho, pero esta vez me compraré uno de chocolate, la vez anterior admito que me diste envidia -reí-

Ver los moratones en sus brazos no me sorprendió, es más, me lo esperaba. Eran las marcas usuales de un forcejeo, y cuando comentó de ir a la farmacia asentí sin problemas, sabía muy bien lo que dolía incluso el hecho de mover el cuerpo después de una paliza. Me cargué la mochila al hombro y aprovechamos la quietud del instituto para avanzar por los pasillos desiertos sin hacer demasiado ruido, aunque uno de los profesores abordó de improviso nuestro camino y por poco nos pilla, tuvimos que aguardar quietos detrás de una esquina a que pasara el peligro. Una vez fuera en la calle ya pudimos respirar con tranquilidad.

- Ah, una cosa -me giré hacia ella con aparente calma, aunque lo cierto es que estaba tranquilo- Me gustaría... "hablar" con tu padrastro, así que si no hay problema, te acompañaré a casa cuando vuelvas. Así de paso te despides de él.

Al menos, hasta que Theyaly se recuperase de sus golpes pero sobre todo, hasta que el hijo de perra asimilase que si volvía a levantarle la mano, le iban a pasar cosas muy malas.
avatar
Shinji Roswell
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 312
Monedas Monedas : 2453

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando de la realidad ~ Privado

Mensaje por Theyaly Grey el Sáb Jul 27, 2013 11:56 pm

avatar
Theyaly Grey
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 343
Monedas Monedas : 2344

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando de la realidad ~ Privado

Mensaje por Ryan Koufman el Sáb Sep 14, 2013 6:27 pm

Cerrado por ausencia de rango. Si se desea abrir nuevamente ir al tema de apertura de temas.
avatar
Ryan Koufman
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 2734
Monedas Monedas : 9216

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.