Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. Sería tener muy poca verguenza copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Tengan originalidad y hagan sus cosas vosotros mismos.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List The Top 100 Dangerous Sites Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Jared Di Vogli el Sáb Jun 29, 2013 4:05 am

La noche había llegado, presentándose fascinante como siempre, sin olvidar la luna que la acompañaba con su gran resplandor. Yo en aquel auto deportivo, observaba desde la ventanilla aquel ambiente, un tanto desagradable para mi gusto. Música alegre, globos de colores, juegos mecánicos, puestos de comida como un escenario y un sin fin de cosas que uno se puede imaginar. Tome con mi mano izquierda un momento mi cigarrillo que tenia en mis labios, para llevarlo a través de la ventanilla y recargar a la vez mi brazo dando un suave golpe en el cigarrillo para que este tirara las cenizas. La feria, el lugar indicado según lo planeado, para esfumar, algunos comentarios muy peculiares que andaban fluyendo por la institución. Un corte en el cuello seria fácil para mí, y terminar de una maldita vez, con los bocones.

Sin embargo me estaba colocando yo mismo, la soga al cuello. Desde hace un par de días, andan circulando rumores acerca de los trabajos que realizo junto a Hans y Marceline, supuestamente un chico de primer grado, observo cuando le dábamos una paliza a un sujeto. Claro no puedo negar tal acción si ocurrió, sin embargo lo extraño es, que diablos hacia un mocoso de primer grado en los barrios bajos de Francia? Y más, a tardes de la noche?. Sin olvidar que soy cuidadoso en esos aspectos, tal vez se me escapo una cucaracha por esta vez. La música clásica que sonaba en el interior del auto me acompañaba, mire por un momento mi reloj de muñeca, aun era temprano las 8:00 pm aproximadamente y ya había tardado aquella sabandija. Ya quería terminar de una vez con este teatro. Esta tarde recordaba, este asunto, no deseo que en la maldita institución se circule esto, por eso ingrese a el, por que supuestamente debía aparentar ser un chico normal y corriente que esta muy interesado en sus estudios. Y manejar los negocios debajo del agua, por llamarlo de esa forma. Una exclamación de mi mayordomo esta tarde, me trajo hasta aquí, al principio reí a carcajadas, como era posible que yo estuviera en esta clase de ambientes, por favor a caso era una broma? Sin embargo procedí a que continuara con su sugerencia. Después de escuchar a Walter, decidí llevarlo a cabo, podría funcionar y como dicen el que no arriesga no gana. En ese justo momento envié un mensaje de texto, a la sabandija explicando brevemente el lugar donde nos veríamos, para llevar a cabo este ridículo teatro. Volví a fijar mi mirada al reloj, ya era un poco mas tarde. Abrí la puerta de mi auto para bajarme apagando el estero y llevando el cigarro a mis labios mientras tomaba un saco negro que estaba en el asiento de a lado. Seguido cerré la puerta  para luego recargarme en el auto, estaba a unos cuantos metros de la Feria, para ser exactos estaba cruzando la calle. Cruce mis brazos mientras cerraba mis ojos un momento, esperando a que llegara la sabandija.
–Maldita sea! Murmure con el cigarro en la boca.

 
avatar
Jared Di Vogli



Mensajes Mensajes : 688
Monedas Monedas : 8858

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Marceline Abadeer el Dom Jun 30, 2013 10:22 pm

Temprano había recibido un mensaje de Jared, el líder del grupo de mafiosos quería que nos encontráramos, al parecer su falsa fachada de estudiante normal se estaba viniendo abajo y eso no nos convenía a ninguno de los integrantes del grupo. Suspiré al pensar en cómo se manejaban las cosas en nuestra organización, Hans y Jared pasaban mucho lo de ocultar su verdadera identidad, no recordaba haberlos visto nunca por el Institutito en horarios de clases y mucho menos había escuchado que tomaran una clase en verdad, pero no se le podía hacer nada, yo tenía muy bien armada mi reputación, una falsa pero bien acomodada, no era nada sobresaliente, debía admitirlo, todos me veían como una chica sencilla, tranquila y sobre todo, común, muy parecida al resto de personas que se encontraban en el Instituto, eso me iba bien y me ayudaba bastante en los casos en los que se nos terminaban escando soplones que por uno u otra manera nos veían trabajar, la cosa ahora era que no me gustaba para nada tener que ayudar a otros a cubrir sus errores, bastante obvio había sido el mafioso hasta ahora. Guarde el móvil y seguí con las labores que estaba realizado hasta antes de recibir el mensaje, había estado encargándome de algunas negociaciones sobre la nueva “mercancía” pues últimamente había más vendedores, pequeños estúpidos que creían que vender hierva era la cosa más sencilla de mundo, lástima que no sabían que uno debe respetar siempre el territorio de otro vendedor. En fin, me levante de la silla desde donde había estado contemplando la escena cómodamente, frente a mi estaban los hombres que trabajaban para a mí, aunque les pagará Jared, respondían a mis órdenes así que eran básicamente trabajadores y nos mis compañeros, en el suelo al menos 4 chicos, con los rostro ennegrecidos por la tierra y el polvo que al mezclarse con su sangre, ahora seca, había dejado asquerosas manchas en sus rostros. Me encogí de hombros mientras caminaba entre ellos, esa era una lección bastante blanda, en cierta forma sentía que estaba haciéndoles un favor, cualquier otro los habría mandado a matar de inmediato, yo por otro lado les estaba dando solo una advertencia, estaba salvando sus vidas, ¿no? Eso me hacía buena persona, por lo menos desde mi punto de vista. –Vuelvan a la escuela mocosos, déjenle el trabajo de verdad a los mayores – Mencione con una voz tan fría y cortante como un pedazo de vidrio roto y Salí por fin del pequeño cuartucho donde todo había tenido lugar, mire el reloj del móvil, no entendía porque Jared quería verme en la feria, había muchos lugares a los que podría ir para aparentar ser un estudiante común, sabía bien que la feria estaba de moda, por así decirlo, entre los jóvenes, era el inicio del verano y no parecía haber mejor sitio para una cita pero me costaba imaginarme a Jared, el hombre pues no lo veía como un chico desde hacía mucho, subiéndose a la montaña rusa. Sonreí con ironía mientras me lo imaginaba montado en la atracción, camine lo más rápido que pude hasta mi hogar, solo iba de camino, no podría presentarme como estaba a la feria o todo quería mal. Era fácil imaginar el plan después de todo, no había nada que no se supiera dentro de la organización, así era más fácil encontrar a los posibles cotillas.
Elegí un atuendo sencillo, ropa popular entre las chicas, ropa demasiado femenina y adorable para mi gusto pero ropa que siempre usaba, me esforzaba en cada detalle para ser igual que el resto y eso incluía estar al tanto de las modas, tendencias, artistas, accesorios, todo como una adolescente normal, incluso mis conversaciones con las personas dentro del instituto estaban fríamente calculadas, ni un comentario de más, después de todo, unas palabras de más podían ser mortales. Con el atuendo listo, salí a gran velocidad con rumbo a la feria, tome un taxi y me dedique a mirar por la ventana del vehículo mientras llegábamos, esta podía ser una buena oportunidad para pedirle un aumento a Jared y si era posible un auto, eso no me vendría nada mal, estaba siendo útil, creía que ya mucho había hecho como para merecérmelo y por supuesto, era la única que podía ayudar con la facha de adolescentes normales, Hans no sería, con su estúpido tatuaje no lograba dar una imagen adecuada. Resoplé mientras bajaba del vehículo y pagaba, a unos pasos estaba Jared, apoyado en la puerta de su auto, la feria estaba frente a nosotros, solo había que cruzar la calle. Me acomode el cabello con delicadeza y me apresuré hacia él, llegaba tarde, lo sabía pero no se podía evitar con el tráfico de la ciudad, era bien sabido que el tráfico en Francia era uno de los peores del mundo, en especial con el transporte público, otra razón para pedir un auto, pensé mientras sonreír. –Hola, lamento la demora– Sabía que a él le molestaba esperar y lo más seguro es que estaría hecho una fiera pero rara vez lo mostraba y no lo haría frente a tantos estudiantes que caminaban entre grupos de amigos y parejas por la feria nocturna, en cierta forma era una buena oportunidad de molestar un poquito a Jared, lo quería pero aun no olvidaba el trabajo del bar, no lo dejaría pasar así como así, una pequeña venganza sonaba muy bien. Si quería pasar por un chico común y corriente, lo haría, lo obligaría a hacer todo lo que un chico normal hacía en una cita en la feria.
avatar
Marceline Abadeer
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 702
Monedas Monedas : 20788

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Jared Di Vogli el Vie Jul 05, 2013 3:19 am

Maldita sea murmuraba entre si, con saco en el brazo esperaba aquella chica. Mi vestimenta era la usual que me identificaba, una camisa de vestir en tono vino, pantalón y calzado en color negro. Era demasiado formal para un simple paseo en la feria, aunque ya era demasiado estar parado aquí, como para vestir ropa casual. Tome entre mi dedo índice y dedo mayor aquel cigarrillo, para luego dejar fluir de mi boca en dirección hacia arriba el humo. Una vez mas observe el cielo, era una distracción, mientras seguía como idiota recargado en el Ferrari Enzo. Detestaba la impuntualidad, pero por otra parte debía ser paciente y relajarme un poco, aunque una parte ya lo realizaba la nicotina, aquella sustancia adictiva. Volví a mirar el reloj, el tiempo avanzaba cada vez más rápido. Si no hubiera surgido este maldito asunto, estuviera haciendo cosas más importantes que estar actuando como un maldito adolescente normal y corriente.

 Era sorprendente como un simple rumor se haga tan grande y pueda perjudicar toda la organización. Tenia cuidado en ese aspecto, asistía a clases y tomaba uno que otro apunte, entre comillas tomando un disfraz que al parecer si me estaba saliendo de las manos. Walter me dio su punto de vista después de escuchar, tome la decisión de hacer esto, era simple había llegado la feria a la ciudad, por época de verano donde todos los jóvenes asistían, y que mas da hasta los de la institución no podían faltar, un simple comercial en la televisión, hizo que mi mayordomo exclamara su opinión. Llevar a la sabandija como acompañante, para disimular un simple paseo de adolescentes, era simple lo se, sin embargo podía modificar uno que otro pensamiento de los presentes. Al principio me negaba completamente, crear un teatrito para un maldito rumor de niños de preescolar, que absurdo. Sin embargo después de analizarlo no sonaba tan mal. Hans como siempre reprocha, una mujer no es necesario que este en el grupo, no sirven para nada y un sinfín de cosas que no es necesario mencionar. Pero para algo la reclute o no? Al fin y al cabo todos tienen su misión, como un simple juego de ajedrez. Unas luces de un auto se acercaban rápidamente, definitivamente era la chica, que había llegado algunos minutos tarde. No duro mucho en bajarse de aquel taxi y acercarse hasta donde estaba yo. Un saludo y una demora exclamo. Por mi parte me coloque el saco que cargaba mientras la esperaba, trate de relajarme lo mas que pude, no podía echar todo a perder, mucha gente se encaminaba a la feria y armar una escena no me convenía en nada.
–No hay problema. Dije en tono tranquilo mientras  tiraba el cigarro al suelo y lo apagaba con una pisada de mi zapato. Solo faltaba cruzar aquella calle, di un par de pasos, para poder cruzar hasta el otro lado de la calle, el cual estaba un poco solo, unas cuantas personas llegaban y se dirigían a la feria, pero nada de automóviles circulando. Unos cuantos faroles iluminaban la calle, me detuve un momento para esperar a la chica, estando a mi lado, camine hasta la entrada del lugar. Música, comida, juegos mecánicos se apreciaban mejor. Dueños de los juegos u otro puesto de comida te invitaban a disfrutar un poco de los servicios que brindaban. Niños corriendo con globos de colores, parejas abrazados o simplemente compartiendo algodones de azúcar. Cada vez me sentía intranquilo estando en este maldito lugar, solo lo demostraba con actitud seria, pero debía comportarme lo mejor posible. El plan era dar algunas vueltas e irnos del lugar, voltee a ver a Marceline y le mostré una sonrisa. –Te apetecería comer algo? O prefieres caminar un poco? Dije en tono amable a la chica. Sin embargo por dentro estaba fastidiado y eso que aun no recorríamos el lugar. Últimamente Marceline a realizado y seguido mis indicaciones y espero que esta noche no me falle.
avatar
Jared Di Vogli



Mensajes Mensajes : 688
Monedas Monedas : 8858

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Marceline Abadeer el Lun Jul 08, 2013 1:35 am

Sonreí al ver que Jared no estaba reaccionando con molestaría, al parecer sí que se estaba tomando a pecho el papel de chico de instituto, ladee la cabeza sin dejar mi sonrisa de niña amable y tierna, eso sí que iba a ser divertido. Caminamos hasta la feria, apenas cruzamos la calle, pasé mi brazo por debajo del brazo del chico, no dejaba de sonreír y caminaba con alegría por fin y aunque fuera por un solo día estaba en una posición más ventajosa que mi jefe, estaba dispuesta a hacer que su papel de niño bueno se explotara al máximo, él quería una cuartada y yo quería venganza, aún tenía muy fresco lo que había tenido que hacer en el bar, la forma tan baja en la que se me había tratado, terminando por actuar como nada menos que una puta, había sido demasiado, yo no tenía la misma cabeza que el resto de las personas con las que trabajábamos, la falta de orgullo del resto les facilitaba el olvidar los trabajos pues el pago era bastante bueno pero eso no me sucedía a mí, era vengativa y rencorosa, por mucho que me importara Jared al ser quien firmaba mis cheques, por así decirlo, me vengaría de a poco. Lo escuche a penas pues recién salía de mis ensoñaciones, mire a los lados, había un pequeño puesto donde un hombre que no dejaba de sonreír entregaba algodones de azúcar gigantes a un grupo de niños, Jared odiaba el dulce, todo el mundo lo sabía y era perfecto ahora. Señale con emoción hacía el puesto pues era la mejor forma de empezar mi venganza, una venganza que sería lenta y muy pero muy dulce. –Vamos por algodón de azúcar, uno no puede venir a la feria sin comer uno – Casi tirando del brazo de mi acompañante, lo arrastre hasta el puesto y pedí uno de los algodones al hombre quien me entrego tras unos segundos un enorme algodón de azúcar rosado, no sin antes hacernos un cumplido por ser tan linda pareja, típico de los vendedores para parecer más amables de lo que realmente eran, igual me importaba poco parecer o no una pareja linda junto con Jared, si estaba allí era por trabajo y diversión no por amor, aunque si miraba bien, la feria estaba en su mayor parte llena de parejas, mucho mejor para mí, podría usar esa falsa cita como una excusa más para mi pequeñísima y pausada venganza, era poco mi enojo pero existente, solo un poco más y lo dejaría. Le sonreí en agradecimiento al hombre y este nos sonrío a su vez. Arranque un trozo del dulce para metérmelo a la boca, de inmediato el azúcar se desuco en mi boca, ese típico y artificial sabor que tantas personas amaban, no tenía nada en contra de él aunque no fuera mi favorito pero no me importaba en ese momento si tenía buen sabor o no, seguí esperando hasta que el caballero que me acompañaba pagará el algodón; luego arranque otro trozo y se lo ofrecí a Jared. –Está delicioso, come un poco… Aaaah – Le dije abriendo un poco la boca e imitando el tono empalagoso y gracioso del que tantas veces me había burlado, el mismo tono que usaban las chicas con sus enamorados. Miré a mi derecha sin dejar el algodón, no lo dejaría hasta que Jared comiera aunque fuera un poco, a nuestra derecha se levantaba la gigantesca montaña rusa, un aparato bastante descuidado y que no se veía nada seguro pero que igual forma servía para subirle la adrenalina a cualquiera, tenía bastantes vueltas y caídas, cosa que me encantaba, desde donde nos encontrábamos se podían escuchar los gritos de las personas que ya estaban montado la atracción, según mi opinión personal, mientras más gritaba la gente en uno de esos juegos, mejor era este mismo así que me encontré deseando con todas mis fuerzas subirme a ese juego, hacía mucho que no estaba en una feria, la última vez que había entrado a una había sido hacia años, tantos que casi no recordaba mi visita, esta era una gran oportunidad, la noche apenas iniciaba y yo me sentía con mucha más confianza que nunca, estaba dispuesta a divertirme de lo lindo, me aprovecharía de cada oportunidad que se me presentara. –Subamos a esa atracción después, se ve que es bastante emocionante – Le comete a Jared sin preocuparme por ocultar la emoción tan infantil que sentía por encontrarme en la feria.
avatar
Marceline Abadeer
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 702
Monedas Monedas : 20788

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Jared Di Vogli el Lun Jul 22, 2013 1:23 am

El plan había iniciado espere a la sabandija al otro lado de la calle, lo cual se demoro en llegar. Lo sabe que me molesta que no lleguen a la hora indicada, sin embargo debía relajarme. Algunos minutos después se le ocurrió aparecer, que mas da tenia que continuar con mi estúpido disfraz de niño bueno. Aquella chica mostraba una sonrisa como una niña inocente, y más con el atuendo que traía puesto, esos que andan de moda entre las adolescentes. No podía dudarlo estaba haciendo bien su papel o al menos eso pensaba. Cruzamos la calle para dirigirnos a la entrada del lugar, sin molestia alguna deje que pasara su brazo por debajo del mío. Marceline no era una chica nada idiota, y sabia bien que este tipo de lugares no eran mi fuerte, sin dejar la posibilidad atrás de que aprovecharía el día de hoy, por lo ocurrido en el bar días atrás. Detrás de esa cara dulce que muestra, esta una maldita chiquilla. Olvidando lo anterior nos adentramos a la feria lo cual me estaba irritando cada vez mas, sin embargo debía guardar compostura y seguir con el plan. Con una sonrisa fingida pregunte a la chica que si le gustaría comer algo o solo caminar. Ella volteaba a los lados buscando lo que se le apetecía. Seguí sus miradas con rostro de enfado y no tarde en descubrir cual era su blanco, no podía ser, todos menos eso, un estúpido puesto de algodones de azúcar! Odiaba el azúcar, lo detestaba, tener esa sensación dulce en mi paladar era realmente repugnante. La mire mientras señalaba el puesto. –Es una broma? Dije con seriedad ante su petición. –Pero sabes que detesto el dulce……. No me dejo terminar aquella chica por que ya me había jalado hasta el puesto de algodón, con irritación esquivaba a los niños que pasaban con sus enormes algodones de azúcar de diferentes colores desde azules, rosas y morados. Aquel tipo entrego un algodón rosa a la chica y que más da debía ser rosa, escuche el cursi cumplido hacia nosotros, solo cerré los ojos un momento y con media sonrisa saque un poco de efectivo, para pagar el algodón. –No le han dicho que callado se ve mejor? exclame al vendedor con tono de seriedad en mis voz mientras lo miraba. –Guarde el cambio finalice con una media sonrisa, mientras guardaba mi cartera en mi bolsillo trasero. El tipo sonrió, yo ya no le di importancia,  me gire para darle la espalda aquel sujeto sin embargo enfrente de mí, estaba un niño que me miraba con curiosidad. Yo levante una ceja preguntándome que rayos quería? Bien podría decirle Quítate que estorbas o simplemente Se te perdió algo? El me seguía viendo sin decir nada, tal vez esperaba a que le dieran un algodón u otra cosa. Cada vez que me miraba, cada vez que me irritaba mas, por que diablos no dice nada? –Que pasa? Te perdiste? Pregunte aquel infante que estaba como estatua enfrente de mi, no podía arriesgarme a contestarle algo grosero estaba en riesgo, había mucha gente alrededor. –Tu novia es muy bonita… dijo el niño con voz chillona e infantil mientras apuntaba a la chica. Yo por mi parte volví a cerrar mis ojos y hacer una mueca de irritación, este niño me había sacado de mis casillas. –Anda ve con tus padres, deben estar buscándote. Dije con tono amable fingiendo una gran sonrisa mientras jugué un poco con el cabello del chico. –Que chico tan más………curioso……. Procedí a continuar mientras retiraba mi mano de su cabeza. Aquel chico se fue corriendo mientras me sacaba la lengua. Me daban ganas de meterlo en un horno como aquellos cuentos infantiles sin embargo ya se había largado que mas podía pasar después de eso? Voltee hacia la chica mientras esta arranco un pedazo de aquel dulce e intentaba que comiera un poco. Retrocedí un poco la cabeza hacia atrás negando que no comería eso. Sin embargo a lado de nosotros pasaron una pareja de la institución, de 4 grado aproximadamente, yo para seguir con el juego, con todas mis fuerzas comí un poco de aquel dulce. –Muy sabros……. No termine ya que en mi rostro mostraba una expresión de desagrado ante el dulce. En un descuido por parte de ella al dirigir su mirada a la montaña rusa, aproveche para escupir, el dulce, aunque ya era poco ya se había desecho en mi boca. -La montaña rusa? Pensé un momento, de todos modos no eran tan repugnantes como el dulce. Solo esperaba que se callera una persona de haya arriba. –Emocionante si claro comente sin ánimos a la chica mientras caminaba a la dichosa montaña. En una pequeña casilla se pedían los boletos me acerque para pedir dos boletos para subirnos a la montaña, rápidamente pague mientras me entregaban dos entradas en color rojo. –Que pasaría si te aventara de haya arriba? dije a la sabandija en tono divertido mientras apuntaba a lo alto de la montaña rusa. Me acerque donde se hace fila para entrar, un joven pedía los boletos la mayoría eran jóvenes que subían, claro estaba que los niños no podían subir por las reglas de seguridad. Entregue a aquellos boletos rojos al joven mientras veía que Marceline se sentaba, seguido hice lo mismo esperando que se llenara completamente para que iniciara el juego.
avatar
Jared Di Vogli



Mensajes Mensajes : 688
Monedas Monedas : 8858

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Marceline Abadeer el Miér Jul 31, 2013 7:37 am

Disfrute con una sonrisa encantadora y con el alma tan acida y retorcida como siempre el ver a Jared, el magnífico y encantador, el peligroso y al que muchos temían, Jared, el pobre chico al que ahora se le retorcía el rostro al tener la boca llena de azúcar. Tuve que hacer uso de toda mi fuerza de voluntad para no ponerme a reír, esa pequeña acción hacia que mi noche fuese un poco más alegre, sabía que confiarme demasiado sería malo también, al igual que yo, él podría quedar vengarse por lo que acababa de hacerle y claro, eso se notaba por su comentario respecto de la montaña rusa sobre el cual no mencione nada y solo incline la cabeza con una sonrisa como si no entendiera su broma, aunque bueno, conociéndolo, bien podía no ser una broma. Me deje guiar mientras compraba los boletos y los entregaba, tome mi lugar en la orilla de una de los carritos de la atracción y esperé a que Jared se sentará, una vez que el tubo de seguridad bajo y mientras uno de los muchachos de asistencia revisaba cada uno de los asientos, mire a mi acompañante y sonreí como si fuera una niña pequeña, con la voz dulce pero baja para que solo él me escuchara. –Imagínate como sería si los carritos se salieran de control y cayeran justo cuando estamos en la punta. Todas las personas cayendo, la sangre saliendo y manchando a todos los de abajo cuando sus cuerpos golpeen contra los hierros, los huesos de aquellos más afortunados rompiéndose al estrellarse contra el asfalto – Me pase las manos con el cabello, suspiré mientras me imaginaba todo aquello y ponía mi mirada al frente con alegría mientras el juego comenzaba su lenta marcha para empezar con la primera bajada, muchos chicos detrás de nosotros vitoreaba y gritaban, la adrenalina ya corría por sus venas mientras el juego llegaba casi a la punta, era una latina que no fuera suficiente para mí, amaba ese tipo de atracciones pero el vértigo en el estómago que se sentía al caer no era suficiente como para emocionarme. Antes de que el coche cayera hacia el supuesto vacío, comente con voz sedosa, aún seguía con mi ensoñación de cómo sería el accidente en el fuego. –Sería tan hermoso – La gravedad le gano al empuje del carro y el juego comenzó, las vueltas y caídas eran rápidas, las personas gritaban con alegría y otras aterrorizadas, levante los brazos en varias de las bajadas, al igual que hacían muchos adolescentes, no deje de sonreír en ningún momento. El carro se sacudió en una vuelta, muchos se sujetaron del tubo de seguridad, al parecer esa sacudida no era parte del juego, debía deberse al mal cuidado que le daban a esos juegos pero esa era parte de la diversión, al menos para mí, el descuido de los asistentes del juego, el peligro que significaba subirse a esos juegos tan inestables, todo eso mezclado eran lo mejor que uno pudiese pedir. Lastimosamente el juego termino sin problemas, las personas descendieron con rapidez siguiendo las instrucciones de los asistentes. Mire a Jared mientras me levantaba y me sacudía la ropa. –Lastima, quizá la próxima vez sí ocurra algo – Caminé con emoción fuera de la atracción y cuando Jared estuvo a mi lado, me tome de su brazo de nuevo, observe a mis costados buscando otra atracción igual de emociónate pero como era de esperarse todas estaba repletas de gente, cosa que no era mucho de mi agrado. Eso de pasarse media hora haciendo fila para un fuego de unos minutos no era algo que me apeteciera mucho. Suspiré y mire al chico. –Bueno… ¿A dónde vamos ahora? Te toca elegir la atracción. Sonreí con inocencia mientras tomaba un mechón de mi cabello y jugueteaba inocentemente con él en mi dedo índice. –Recuerda que siempre podemos volver por más algodón de azúcar o incluso ir por manzanas acarameladas – Reí ligeramente sabiendo bien que me odiaría por mi tonta broma pero daba igual, yo también había odiado usar ese vestido negro en el bar, recordarlo me hizo recordar de nuevo la razón principal de estar allí. Mientras esperaba la respuesta de Jared, miré a una chica que disfrazada de payazo, regalaba a los niños y a algunas parejas unas tiaras con orejas de gato pegadas. –Ahora vuelvo – Le dije a Jared sin mirarlo y me apresuré hacia donde estaba la chica, le pedí dos juegos y aunque me miro con extrañeza puesto que era un regalo para niños pequeños, cuando señale al muchacho, acepto sin decir más, me dedico una sonrisa y yo le respondí de la misma forma, me coloque una de las tiaras, las orejas negras pegaban con mi cabello. Corrí hacia Jared y estire los brazos para alcanzar su cabeza, de puntillas le coloque la tiara, antes de que pudiese quejarse o quitársela, me acerque a su odio y pase mis brazos por su cuello. –Te quedan geniales las orejas, es de lo más común entre las parejas así que para ayudar al acto de parejita deberías conservarlas aunque sea por un corto tiempo–
avatar
Marceline Abadeer
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 702
Monedas Monedas : 20788

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Jared Di Vogli el Vie Ago 02, 2013 6:39 am

Los espectáculos comenzaban, el vocero presentaba, los diferentes olores se percibían en el lugar, niños corriendo como si fuera navidad, buscando juguetes, como globos de fastidiosos colores y dulces a todo lo que da, era el ambiente que percibía en este momento en la fastidiosa feria de la ciudad. Marceline cumplió su capricho de que comiera algodón de azúcar, esa mezcla de dulce con colorantes, que detestaba desde que tengo memoria. Si no mal recuerdo solo asistí una vez a este tipo de lugares con la excepción que fue en mi infancia, y ya no volví a poner un pie en dichoso lugar, solo para unos trabajillos ¨serios¨, eso si era divertido pero en fin. Después de aquel dulce que se derritió en mi boca, hice una mueca de desagrado hacia esa sensación repugnante. Mientras tanto la chica dirigió su mirada hacia un juego mecánico en este caso selecciono la montaña rusa, la pista estaba un poco larga, con varios círculos incluyendo un rizo que deja a los pasajeros cabeza abajo brevemente. Seguramente uno que a otra persona se les saldrá de sus bolsillos su cartera o celular, y si la suerte  no esta de su lado, uno de ellos. Camine hasta la taquilla para comprar un par de boletos, para el juego seleccionado, mientras observaba el lugar, Marceline creía que estaba en una zona fuerte, ya que no acostumbro a dicho lugar. De igual me preguntaba si aun estaría ¨molesta¨ por lo que ocurrió en el bar, no estaba seguro completamente pero era probable que fuera así. Me da risa lo que puede ocasionar un simple vestido y una pequeña actuación en una chica. Hasta me recordó cuando Hans insiste que una mujer no tiene sentido que este en el grupo, una de estas razones pueda que se refiere el. Bien, la jugada se cambiaria completamente, Marceline quiere que la pase como adolescente normal y corriente, así que pasaremos una excelente velada. Al fin y al cabo fingir ser un chico normal y corriente daría frutos, con la excepción que seria a mi estilo. Aquellos boletos fueron entregados y camine hasta la fila para subir a la montaña rusa, con una sonrisa dibujada en mi rostro le pregunte a la chica, que si que pasaría si la lanzaba al momento que estuviéramos arriba. Ella no contesto nada en absoluto, la abrace por un momento mientras reía –Es una broma cariño, como puedes creer que haga semejante cosa? Comentaba riendo tranquilamente a su pausa de silencio. Entregue los boletos al encargado del juego, mientras Marceline se sentaba en la orilla en uno de los carros vacios. Luego procedí a sentarme a su lado, el chico encargado bajo el tubo de seguridad, mientras revisaba que todo estuviera en orden. No quieren que pasen accidentes, seria desastroso y dejarían uno que a otro niño con traumas severos. Cruce los brazos por un momento mientras iniciaba el bastardo juego, Marceline con una voz dulce mencionaba como seria de fantástico un accidente provocado por el juego mecánico, volví a sonreír, primero se tomaba muy a pecho su papel, no era común que hable de esa forma, seria un ¨milagro¨ que alguna vez en su vida la escucharan hablar así  Segundo me hacia imaginar tal escena, seria algo increíble. –Seria magnifico la combinación de la fuerza G con el Rizo, y un resultado que quedara marcado en la historia. Sonreí tranquilamente para responder para luego mirarla y continuar –Pero por que piensas eso? No quiero que mi chica, caiga del carro y tenga un trauma craneoencefálico, eso me pondría muy triste. Volví a sonreír con burla.  De repente el juego comenzó a andar, con una velocidad mínima, para luego estar subiendo un poco mas, hasta el punto de sentir el riesgo, con la velocidad, subir la adrenalina y todas aquellas reacciones que se produce el cuerpo al momento de estar en una situación como esta. Las personas que estaban detrás de nosotros gritaban mientras las curvas se sentían, era algo molesto, pero tenia que guardar compostura. Entre el trayecto escuche a la chica mencionar que era hermoso, no se a que se refería, así que no puse mucha atención, algunos minutos después de adrenalina el trayecto del juego había llegado a su fin. Espere a que las personas bajaran para luego hacerlo yo, Marceline menciono que fue una lastima que no ocurriera algo. –Si, haber si la próxima ocurre algo, y te prometo que estarás presente. Volví a sonreír hacia la chica. Camine a lado de ella hasta afuera de la atracción, mientras colocaba su brazo con el mío, miraba emocionada a los alrededores buscando una nueva atracción, no creo que sea real su emoción , seguramente fingida, al menos que inconscientemente no sea así. Todos los juegos estaban llenos de gente, que daba pereza esperar a que terminara la fila, al menos que fueran amenazados para abrir paso, eso seria una magnifica idea. –Que te parece si me sigues, primero a este local dije a la chica mientras tome su mano como si nada. La iba a dirigir a un típico juego de Tiro al blanco donde debes reventar el numero de globos dichos por el encargado para obtener un  patético regalo, debíamos parecer chicos normales y esto es una cosa que se hace. –Algodón de azúcar? Prefiero una manzana cubierta de chocolate, te gusta el chocolate? O prefieres algo ácido  Conteste a la exclamación de Marceline, no vendría nada mal un poco de azúcar, así debe ser el momento en dicho lugar. Cercas del local que seleccione la chica me dijo que volvía, no se a donde iba tal vez al baño o a comprar mas cosas con estúpida azúcar, al encargado le pedí el numero de dardos para iniciar su juego. Lance el primer dardo a la pared de globos, reventando uno de ellos, restaban cuatro para obtener un obsequio. Volví a lanzar tres mas, dando a los siguientes globos, solo me restaba uno, sin embargo sentí que me colocaban algo en la cabeza, me detuve para mirara a Marceline traía puesta unas orejas de gato, quería reír, pero me contuve, sus brazos rodearon mi cuello, pues me había puesto también esas patéticas orejas. –Yo también te tengo un regalo dije tranquilo mientras me soltaba de ella para lanzar el ultimo dardo dando el blanco de nuevo. –Joven tome el que guste dijo el encargado señalando a unos enormes peluches, tome un peluche de gran tamaño, era un gato en color negro. –Gracias dije con sarcasmo al joven. Mientras se lo entregaba a Marceline. –Un regalo perfecto para mi dulce chica dije sonriendo divertido. Seguido tome su mentón y me acerque a una escasa distancia de su rostro. –Por que no matamos lindos patitos ahora? Susurre mientras la soltaba.
avatar
Jared Di Vogli



Mensajes Mensajes : 688
Monedas Monedas : 8858

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Marceline Abadeer el Dom Oct 13, 2013 9:16 am

Cuando menciono el chocolate, sentí una escalofrió recorrerme la espalda, hasta donde recordaba jamás le había dicho o había mostrado a Jared mi asco por ese dulce, eran pocas las personas que sabían eso sobre mí, incluso podía contarlas con los dedos de una sola mano. Fue bueno ver las orejas de gato porque sirvió de distracción para no tener que contestar a la pregunta, en tono caso ninguna de las respuestas sería satisfactoria ni provechosa para mí.
Cuando volvía hacia donde Jared, lo vi jugando a lanzar dardos, uno de los típicos juegos de feria y una muy buena opción al estar el resto de las atracciones tan llenas de gente. – Miauw, miauw – dije en broma y tras ponerle las orejas de gato a Jared, me quede unos segundos esperando su reacción, algún tipo de señal sobre su molestia o desacuerdo pero no hubo nada, en cambio sonrío como si nada. No pude evitar levantar una ceja en señal de desconfianza, no era normal, debería están furioso, él odiaba esas cosas, las aborrecía y aun así… bueno, era temprano para juzgar. Espere a ver como lanzaba el dardo y daba con facilidad al globo, no era de extrañarse con toda la práctica que tenía gracias a sus dagas. El hombre encargado del juego le ofreció su premio, me sorprendí al ver que me daba el peluche de un gato negro, bueno debía darle puntos por eso, era muy típico de las citas adolescentes, no lo esperaba es cierto y la sorpresa era notoria en mi rostro, tarde unos segundos en volver a parpadear, así podía recobrar mi mascara de tranquilidad y lindura, la personalidad que toda la escuela creía conocer. – Aww, esta hermoso – comente con una gran sonrisa mientras abrazaba el peluche de gato. Me sorprendí de nueva cuenta cuando Jared tomo mi mentón y acerco su rostro al mío, demasiado para mi gusto, hay estaba la prueba, él no era así y era poco creíble que se metiera en el papel de la parejita así de rápido, algo debía de haber planeado mientras yo no estaba. Sí, tenía que actuar pero no era propio de él ceder tan fácil a la actuación y bien sabía yo que poco le importaba interpretar correctamente su papel, sentí un escalofrió cuando me soltó, ladee la cabeza sin dejar se sonreír, tratando de no notarme demasiado nerviosa, sería un fallo muy grande hacerlo. – Claro, vamos a los patitos ca-ri-ñi-to – me asegure de recalcar cada una de las silabas de la última palabra, no me dejaría ganar tan fácil, tenía un plan, estaba segura de poder cumplir con esa noche. – ¿Después podemos ir a la casa embrujada? Esos sitios me encantan –. Lo tome de la mano mientras trataba de abrazar el peluche con un solo brazo aunque era demasiado grande para mí, tenía que seguir con la actuación de niña pura, seguir mis propias reglas, ellas siempre me había salvado de ese tipo de situaciones y aunque sabía que bromear con Jared era como jugar con fuego, no podía dejarlo ahora, tenía las manos dentro de la fogata, no podía retirarlas ahora. Caminamos un poco hasta el siguiente puesto de juegos, el puesto de tiro, estaba adornado igual que los otros; luces por todos sitios, colores brillantes y algunos listones. Había al menos 5 filas de pequeños patos de goma que giraban sobre una cinta constantemente, me quede mirando los patos y luego mire a Jared, él era bueno con las armas y este juego debería ser muy fácil para él pero yo también lo era, tenía una puntería excelente y si se trataba de disparar, incluso si era un pato de goma, no cabría duda que lo haría sin problemas. Mientras él hablaba con el encargado de este puesto, gire para buscar con la mirada la casa embrujada, era fácil reconocerla pues tenía una gigantesca cabeza de payaso con una macabra sonrisa, como era de suponer, había pocas personas, la entrada era grande y al ser una feria repleta de adolescentes, solo algunas parejas se adentraban, los hombres para probar su valía y aprovechar de abrazar a su chica, lo típico. Lo único que valía la pena para mí era la falta de luz del sitio, uno no sabía bien por donde pisar, quien sabe y alguien podía “caerse” por “accidente” allí dentro. Regrese mi vista a los patos y le sonreí al encargado. – Yo también quiero jugar – estiré la mano esperando a que me diera uno de los rifles cargados con balines, el hombre me miro con una ceja levantada, sorprendido, era lógico, admitiéndolo, no me veía como una chica capaz de sostener un arma, demasiado baja, demasiado delicada, demasiado femenina pero esas eran mis ventajas ¿no? Por algo me había contratado Jared. El hombre me entregó el rifle y yo apunte sin dificultad al primer pato, apreté el gatillo sin tener que pensarlo mucho y el balín se estrelló en uno de los patos, volteándolo. Sonreí un poco ante el asombro del encargado, mire a Jared y sonreí como una niña pequeña. Sin duda las armas  eran mi especialidad.


Última edición por Marceline Abadeer el Lun Nov 18, 2013 6:33 pm, editado 1 vez
avatar
Marceline Abadeer
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 702
Monedas Monedas : 20788

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Jared Di Vogli el Sáb Nov 02, 2013 7:12 am

La negra noche seria larga, hace unos momentos pise este maldito lugar lleno de diversiones y porquería y media. Mi paciencia podría habar terminado y causar algo indebido, sin embargo también me se controlar. Por que ver todo con fastidio si podemos sacar algo de provecho al dramita y actuación ridícula de esta noche. Y las intenciones de la chica no se hicieron esperar, azúcar? algodón de azúcar? bien sabe que odio las cosas dulces, las detesto y solo de sentirlo en mi paladar fue un maldito desagrado. Mis reacciones ante tales acciones no serian muy buenas que digamos, así que hay que darle una vuelta inesperado a la ruleta. Por que hablar de algodón de azúcar si podemos cambiarlo por chocolate? Con tal comentario Marceline solo quedo en silencio, era de esperarse la chica tiene repugnancia a tal cosa. Por un momento se retiro Marceline, mientras me acercaba a un local del típico tiro al blanco, donde la dinámica es simple solo se debe lanzar dardos a un numero de globos donde al finalizar se entrega un patético premio. Sin dificultad lance los dardos al grupo de globos como podía fallar si esto era mi hobby siempre darle al blanco, solo me faltaba uno para finalizar el juego sin embargo sentí que me colocaban algo en la cabeza con un simple desvió observe a la chica colocarme unas estúpidas orejas de gato que igual manera ella poseía. Fue realmente gracioso cuando hizo el sonido de un felino, su actuación iba de maravilla al parecer, sin perder mas tiempo en ridiculeces lance el último dardo como era de esperarse reventó aquel globo rojo. Con tranquilidad le mencione a la chica que yo también le tenía un regalo, agradeciendo al tipo de no buena manera tome un peluche de un gato negro y se lo entregue a ella. Con sonrisa divertida le mencione que era un regalo perfecto para ella. Su reacción fue de asombro a tal acción, que? Se supone que esta acostumbrada a todo esto es la mascara que lleva puesta todos los días en la institución. Aparte no podre saber todo sobre las mujeres sin embargo, si puedo hacerles pasar un agradable momento. Marceline volvió hacer la linda chica que aparenta ser y menciono que estaba hermoso. –Un gatito para la gatita mencione riendo suavemente haciendo referencia a las orejas que traía puestos. Observe a los diferentes juegos mecánicos como locales para ver con que otra estúpida cosa mataríamos el resto de la noche. Un lugar un poco agresivo me pareció buena idea para divertirse, así que le mencione a la chica que fuéramos a matar algunos patitos. Antes de mencionarle sobre el próximo lugar exclamo que quería visitar la casa embrujada ya que le encantaban. – Si, por que no Comente a la chica con tranquilidad, me daba igual además que puede salir ahí mas que un sujeto con un disfraz estúpido tratando de sacarle un maldito infarto a todo adolescente que entra ahí aunque seria muy divertido ver esas ridiculeces. Alejándonos del juego de los dardos, nos encaminaríamos a la siguiente atracción, Marceline tomo mi mano y con uno de sus brazos intentaba llevar el peluche, con una de mis manos desocupadas arrebate de su brazo el peluche. –Yo me llevo…. Mencione tranquilo mientras lo alzaba un poco y lo miraba, un peluche de gran tamaño y con unos ojos color miel que pareciera que te miraba el alma. –El estupi…….. Exclame con un tono de fastidio mientras sonreía de medio lado aunque hice una pausa y después continúe. –Al señor bigotes o como piensas llamarlo? Pregunte a Marceline la mayoría de las chicas le colocan nombre a sus objetos. Comencé a sujetar el peluche con mi brazo y solté la mano de la chica, para direccionarla a su cintura y apegándola un poco a mi. –En todo caso es una simple actuación. No hay que ponerse tensa Exclame en voz baja para finalizar con una suave risa de burla. Continuando con el ¨plan¨  nos dirigíamos a ¨supuestamente¨ matar patitos. Sin embargo no era el local indicado al cual yo quería ir, en el lugar que llegamos era el típico con los patitos amarillos de bañera de niños. Solté a la chica y luego señale un lugar que no estaba muy lejos era un campo de Paintball, no era muy grande pero si bastaba para pasar un rato. –Eso es cacería de patos sin embargo no estaría mal desplumar a unos cuantos patos de bañera. Mencione tranquilamente mientras dejaba a Marceline y caminaba hacia el dueño del lugar pidiendo la primera ronda del juego. El sujeto inicio el juego, tome uno de los rifles que posan en la superficie de la barra mientras dejaba el peluche cercas de algunos premios del lugar, los ridículos patos eran jalados mecánicamente, sin esperar mas apunte a cada pato que pasaba no era algo difícil, así que solo jalaba el gatillo para que los balines hicieran su trabajo. Deje de apuntar cuando Marceline menciono que quería jugar así que solo quedaba un solo pato en la línea. –Que ella derribe el último Exclame al encargado cuando bajaba el rifle y lo colocaba en su lugar. El sujeto entrego un rifle a ella dando al blanco sin fallar. El dueño quedo sorprendido ante tal acción, claro como una chica podría hacer semejante cosa, primero estaban sus uñas que cargar una pesada arma. –Consejo amigo, cuidado con las mujeres que un día le pueden volar la cabeza. Exclame riendo suavemente al dueño mientras tomaba de nuevo al gato. Marceline sonreía como niña pequeña ante su acción como si nunca hubiera realizado tal cosa, esperando una respuesta positiva ante su hazaña como niño pequeño esperando que su madre le diga ¨Muy Bien¨ cuando saca una buena calificación. –Esa es mi chica, ahora por que no tomas tu premio antes de ir a la siguiente atracción. Comente a Marceline dándole un suave golpe en su cabeza como si fuese una niña pequeña dejándola escoger su premio ganado mientras yo daba algunos pasos alejándome del local. Lleve mi mano a mi bolsillo para sacar mi encendedor, solo me faltaba un cigarro deseaba quitar de una vez de mi paladar aquel sabor dulce de hace unos momentos.
avatar
Jared Di Vogli



Mensajes Mensajes : 688
Monedas Monedas : 8858

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Marceline Abadeer el Lun Nov 18, 2013 6:32 pm

Jared no necesito mucho para ganar el peluche del gato, “señor bigotes”, vaya nombre más tonto, jamás habría imaginado a Jared con ese tipo de cosas, tuve que hacer uso de toda mi voluntad para no voltear los ojos con sarcasmo, asentí y sonreí. – Señor bigotes suena bien, es lindo – dije con la voz más linda que pude aunque en realidad esa sí que era de las pocas ocasiones en que me daba asco ese tipo de situación. Él soltó mi mano y me atrojó hacía sí, ¿se suponía que debía sorprenderme?, su comentar lo confirmo, sí debía sorprenderme, esa situación se volvía a repetir, ¿por quién me tomaba? No sabía si era una broma o realmente creía que me pondría nerviosa por tenerlo tan cerca de mío, como si no me hubiese metido en situaciones más extrañas e incomodas que esa, reaccionar como una chica cualquiera por eso no era para nada algo que pudiese actuar tan bien.

Mientras había estado apuntando al pato en el juego ese, escuche al chico hablando con el propietaria de la atracción, así que él también tenía sus momentos de tonterías, llevaba contados al menos dos hasta ese momento. El juego acabo y Jared no parecía muy interesado en mi demostración de puntería, bueno no podía esperar mucho más de alguien como él, quizá si había estado deseando aunque sea un poco de reconocimiento pero no sería necesaria, ya había tenido bastante de ese juego, su mirada lo decía todo. Acepte las palmadas en mi cabeza sin dejar de sonreír, Jared parecía hacerlo para irritarme, como si me tratara como una niña o peor, como un perro. Aproveche que se alejó para pensar en algo, fingi estar mirando los juguetes para que no se notará mucho, qué podía hacer ahora, no podía quejarme, me molestaba pero no podía hacer nada, estaba rodeada de eso, “no poder hacer nada”. Tome aire y señale cualquier cosa, necesitaba calmarme, no se trataba de una venganza muy fuerte y no podía dejarme llevar por la molestia que me causaba el chico, debía actuar con inteligencia, hacer cosas molestas pero fáciles de olvidar, si me metía demasiado con él terminaría muerta en algún callejón, lo sabía muy bien, tome unas cuantas bocanadas de aire antes de regresar mi atención al duelo del juego quien termino dándome unas esposas de juguete de esas que usan los niños para jugar a los ladrones y policías; levante una ceja y no pude evitar que una pequeña sonrisa se me escapara, la elimine de inmediato, tome mi “premio” y me aleje corriendo hacía donde se encontraba mi acompañante.

Aprovechando que él parecía distraído con falta de tabaco, el encendedor le delataba, abrí las esposas y como si fuese a tomarlo de la mano, la cerré alrededor de su muñeca, podría aprovechar y cerrar la otra alrededor de algún tubo o algo por el estilo después. Me pare frete a él con las manos extendidas como si ya estuviese esperando algún regaño que sabía bien no llegaría. – ¿Qué te parece mi premio? Bastante extraño, ¿no? – Le sonreí con inocencia y señale hacía mi espalda. –¿Por qué no vamos a la casa embrujada? No me digas que ya te cansaste – Ladee la cabeza mientras esperaba que contestará, llevábamos poco en la feria esa y aunque el plan era que nos vieran muchas personas, cosa que sin duda sería difícil en la casa embrujada, era una buena oportunidad de relajarme un poco, seguro el también aceptaría, después de todo, dentro de esa casa, donde nadie vigilara, podría dejar el acto de niña linda que ya me estaba cansado, necesitaba un respiro y esa atracción podría dármelo.

off:
Perdooooooooon, la mardita tarea me mata, mardito final de semestre Picha ToT 
avatar
Marceline Abadeer
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 702
Monedas Monedas : 20788

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Jared Di Vogli el Miér Dic 04, 2013 6:57 am

En todo lugar, esta impregnado ese maldito olor a caramelo, música fantasiosa e infantil para los infantes que corrían de un lugar a otro, intentando ganar un premio o simplemente probar los juegos mecánicos del momento. Necesitaba alejarme de toda esas estupideces, ya tenia suficiente con aparentar y hablar como idiota, con cada imbécil de los locales hasta colocando nombre al gato de peluche de Marceline. Podría seguir un rato más con el papel el cual venimos a interpretar en este maldito lugar. Sin embargo mi paciencia se estaba agotando de tanta niñería, buscando el encendedor entre mis bolsillos para poder relajarme un momento con un cigarro y que la nicotina hiciera su efecto, mas pronto nos moviéramos en el lugar mas, pronto terminaríamos con esto, para largarme una vez por todas. Encontré el encendedor el cual sostuve con mi mano, solo faltaba la caja de cigarrillos los cuales solo palmeé uno de mis bolsillos de la camisa para poderlos tomar. Desvié la mirada hacia el local de hace un momento, la chica tardaba demasiado, que tomara cualquier estupidez para seguir con el recorrido, solo se encontraba observando los objetos que daban como premios. Mi enfado e irritación se apoderaban de mí cada vez mas, deje de mirar hacia atrás para tomar un cigarro de la cajetilla con mis labios, el cual solo guarde la cajetilla en su lugar y cuando proponía a encenderlo, sentí como sujetaban mi muñeca con algún objeto, levante mi brazo observándolo y para tal estupidez Marceline había colocado unas esposas de juguete. Levante una ceja, mirando el objeto para luego mirar a la chica que se coloco enfrente de mí, esperando mi reacción a tal hazaña, sin decir absolutamente nada lleve mi mano hacia mi frente dándome un ligero masaje, y con los ojos cerrados solo mostré una ligera sonrisa. Seguido baje mi mano y solo encendí el cigarro que aun poseía en mis labios, para darle una calada. Observe de nuevo a la chica sin decir nada, hasta el punto en que comencé a reír con burla por su juego. Tome el cigarro entre mis dedos dejando fluir el humo hacia arriba, solo di un paso acercándome a Marceline, la cual la tome de la muñeca con fuerza  y la apegue a mi cuerpo. –Acaso la niña quiere jugar a los policías y ladrones? Pregunte con seriedad a Marceline mientras la observaba con la misma intensidad, sin esperar su respuesta me acerque a su oído y con el mismo tono continúe. –Por que si tu eres el policía y yo el ladrón, seria una lastima que tu.. Terminaras como ellos, y sabes que es posible mi paciencia pronto se esfumara y no sabemos que pueda pasar. Y si……me estoy cansando, así que es mejor que vallamos a la estúpida casa embrujada. Finalice soltándola de la muñeca para caminar hacia el siguiente lugar el cual no estaba muy lejos de nosotros. Una chica se encontraba casi en la entrada del lugar cobrando los boletos, me acerque a ella. –Dos entradas… La chica con una sonrisa menciono el total, por mi parte con tranquilidad entregue el efectivo para que nos dejaran entrar al lugar. Subí un par de escalones hasta la puerta principal con telarañas y papel decorativo color negro. -Que miedo provoca esto…. Mencione con sarcasmo mientras tome aquellas orejas de un principio y las colocaba a un esqueleto de plástico que se encontraba en la pared sujetado como si fuese un prisionero. Voltee a ver a Marceline –Esto te divierte? Comente con tono de aburrimiento.
avatar
Jared Di Vogli



Mensajes Mensajes : 688
Monedas Monedas : 8858

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Marceline Abadeer el Lun Dic 23, 2013 4:15 am

A Jared no pareció gustarle la broma, termino acercándome a él y diciéndome cosas que no podía aceptar como menos que una amenaza. Si bien é estaba cansado, yo seguía divirtiéndome y honestamente poco me importaba si no le gustaba la idea, él era terco pero también lo era yo; la diferencia era que incluso en esa situación en la que sabía que estaba hablando enserio y que las cosas que había dicho no eran sino cosas que realmente no temería en llevar a cabo, yo mantenía el papel. Esa era mi excusa, incluso si las bromas iban demasiado lejos, tenía una excusa, un cumplimiento de mi trabajo. Al fin de todo, no pude contestarle nada, él se adelantó hacía la compra de los boletos, lo seguí sin decir nada, arrastrando los pies hacia la casa embrujada, necesitaba cambiar un plan pero sobre todo y sobre mi pequeño gusto de tener un poco de venganza por lo ocurrido en la anterior misión, sabía que tenía que poner las cosas claras con el “jefe” ese. Desde el momento en que él había sacado el cigarrillo mi plan se había detenido, ¿no estaba pensando en las consecuencias? Ese pequeño detalle, si se escapaba aunque fuera solo ese pequeño detalle, todas las tonterías y el absurdo paseíto de estilo parejita que estábamos haciendo no servían de mucho. Los detalles eran importantes y ese era un común error que había encontrado muchas veces no solo en la actitud de Jared sino también en la del resto de los integrantes del The Dawn; no pensaban en los detalles durante las misiones.

Escuche un “click” y de inmediato miré hacia la derecha, no moví la cabeza, solo los ojos, de lo contrario sería muy obvio. Cerca de uno de los puestos de juegos había una figura, quizá masculina; ropa cómoda, una gorra que ocultaba su rostro y lo más tonto de todo, una cámara apuntando hacia donde nos encontrábamos. ¿Era un acosador? No, el sitio donde estaba parado, el esfuerzo que ponía en no ser descubierto, era alguien más pero no era lo suficiente mente bueno como para ser un profesional. De un espía no se trataba, así que la única opción factible era que se tratara de uno de los chicos que había estado soltando rumores, quizá trataban de encontrar pruebas para inculpar a los de la organización. Tome aire mientras me frotaba la muñeca por la cual me había tomado Jared. Detalles, siempre eran los detalles, tendría que pensar en otra forma de vengarme pero sería luego, ahora ya no podría jugármela por muy frustrante que eso resultara.

En fin, no era momento de eso y dejando de lado mi rabieta, tendría que concentrarme en la misión, ya había sido bastante, la actitud aunque siempre un poco acida de Jared, lo demostraba. Suspiré y corrí a alcanzarlo, ni siquiera había dejado el cigarrillo. De nuevo detalles; era demasiado consiente de estos como para dejar pasar uno a mi propio jefe; por algo a mí nunca me habían atrapado, no antes de conocer a Jared, no antes de unirme a The Dawn, no antes de estar con otros grupos, jamás me habían atrapado y no lo harían ahora unos mocosos. A penas entramos en la atracción, bastante más simple de lo que esperaba, el chico comenzó a burlarse de las cosas allí, encima su pregunta; le sonreí con sarcasmo en lugar de responder. ¿Qué si me gustaban? Por supuesto que no, pero eso no era lo importante, lo importante era deshacerme de todos los detalles que pudiese evidenciar la farsa. Tome aire y me tome de su brazo como si me diera miedo el sitio. – Estos sitios son un poco interesantes, me gustan los detalles que hay y eso –. Con delicadeza comencé a empujar a Jared hacía una de las esquinas del lugar, era una casa embrujada, podía usar eso a mi favor, así podría hablarle aunque fuera en susurros, no quería arriesgarme a nada. – Por cierto, no deberías fumar, solo los chicos malos fuman, es malo para el cuerpo –. Le sonreí con inocencia y termine de empujarlo hacía una de las esquinas, luego me coloque yo entre la pared y el chico. Me abrace de su cuello y me acerque a su oído. Sí, se veía mal pero era bueno que ese sitio fuera famosillo por ser la atracción que muchos adolescentes usaban para sus besuqueos. Como sea, me acerque lo más que pude a él, de manera que su mismo cuerpo me cubriera y la tontera de las parejillas realmente funcionara. – Ok, me pediste que dejara los juegos pero están tomando fotografías, unos idiotas, niñatos, pero pueden llegar a causar problemas. Si estuviste de acuerdo con esta tontería de la parejita será mejor que actúes tu papel correctamente porque yo también me esto jugando el cuello aquí… jefe –. Alargue la última palabra solo para remarcar el sarcasmo en mi voz. Me separe un poco, le di un beso en la mejilla y sin soltar su mano seguí caminado por la atracción.
avatar
Marceline Abadeer
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 702
Monedas Monedas : 20788

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Jared Di Vogli el Lun Ene 20, 2014 12:06 pm

Ver aquel esqueleto colgado en la pared parecía una total broma, que estúpido y más aun que imbécil se asustaría con esta porquería de lugar? Esto le divertía a la chica, vaya diversión tenemos aquí, seguí el paso con tranquilidad por el pasillo oscuro, manos con garras ensangrentadas salían de una parte de la pared tomando cadenas en las cuales colgaban cabezas mostrando sufrimiento en su rostro, mascaras con rostros deformes se encontraban en otra sección de los diferentes pasillos que se daban a mostrar incluyendo letreros con frases un tanto macabras, escritas con sangre artificial. Lobos aullando se escuchaban, mientras que pasos nerviosos entre la madera rechinante se apreciaban en otro cuarto, en otro pasillo un camino de sangre se miraba entre la luz opaca como tintineante escuchándose de nuevo esta ves un grito de una mujer con desesperación. Solo faltaba el estúpido carro que nos daría el paseo por el lugar, sin embargo en esta casa no se encontraba, otras figuras hicieron presencia los típicos monstruos de las películas mas conocidas de terror. Con el audio escondido entre sus ropas imitaban el sonido de gruñidos como sus frases típicas. ¨Beberé tu sangre¨  ¨Maldito sea mi creador¨  ¨Te devorare¨ y un sinfín de idioteces mas. Esperaba que este recorrido terminara rápido era un total fastidio estar aquí, prefería estar comiendo cosas dulces que pasar un rato mas en el lugar, se notaba que todo el mundo quisiera entrar y debería ser un chiste malo por que estaba mas muerto que el cadáver que se encontraba junto a mis pies en una parte de los pasillos en los cuales recorríamos la chica y yo. Una vampiresa se encontraba sentada en un sofá victoriano sosteniendo una copa llena de sangre que se deslizaba por su brazo y portando un revelador vestido. Me acerque a la figura subiendo un par de escaleras para solo sentarme entre sus piernas y llevar mis brazos a mi nuca mientras me recostaba levemente en el borde del sofá, desvié la mirada observando que la chica se había quedado atrás. Tome el cigarrillo de mi boca y solté el humo hacia arriba. –Es mejor cortar la lengua de los soplones que estar jugando al teatro no lo crees? Exclame al aire mientras observaba por un momento el rostro de la vampiresa y reía a carcajadas. Luego me levante de aquel sofá victoriano dejando de jugar para bajar las escaleras y estar en el pasillo de nuevo. –Muévete que no tenemos todo el tiempo Mencione a Marceline con seriedad dando una calada al cigarro ya que está se había quedado atrás. –Claro…… comente con sarcasmo a Marceline hacia mi pregunta de que si le agradaba este estúpido lugar, por un momento tomo mi brazo fingiendo ser una niña débil que le teme a todo lo que se apreciaba en el ambiente oscuro sin embargo no duro mucho antes de empujarme hacia una esquina. –Anda chica Policía arréstame Exclame riendo, levantando el brazo para mostrar la esposa con la cual realizo su broma y mas por lo de que era malo fumar. Seguí caminando entre los leves empujones de Marceline, dando una última calada al cigarro, lo cual coloque en un sonriente cráneo que colgaba en una de las paredes. –Sujétalo bien, que puedes incendiar la patética casa…… Mencione con leve burla hacia la calavera de plástico. Dejando atrás tal muñeco llegamos hasta la esquina elegida por Marceline, se acerco a mi, y como si fuese acorralada entre la pared y yo, se abrazo de mi cuello. Sonríe con diversión ante su acción y cuando escuchaba lo que susurraba a mi oído. -Desde cuando debemos preocuparnos  de los problemas y mas de unos estúpidos niñatos? Relájate…….o es que acaso tienes miedo? Comencé a susurrarle mientras está seguía abrazada en mi cuello, pasando mi mano sobre su largo cabello. Deje de hacer tal acción cuando se separo, dándome un beso en la mejilla. Sin soltar su mano Marceline quería seguir caminando por la atracción sin embargo solo quedo su brazo estirado con el mío, mostré una sonrisa a espaldas de ella, dando un jalón para que estuviera acorralada en la pared como hace un momento, lleve su mano sujetada con la mía hacia la pared recargándola con fuerza, con aquella mano desocupada tome uno de los mechones de Marceline que se deslizaban en su hombro, para inhalar el suave aroma que desprendía, seguido solo la observe a los ojos con seriedad. –Hay que actuar entonces…….. Exclame susurrando mientras deslizaba los labios con los ajenos por un momento sin embargo me aleje mostrando en mi rostro una sonrisa de malicia. Sin soltarla la atraje a un lado de mí para seguir caminando por la atracción. –Debemos apresurarnos, ya que mañana tenemos examen……Mencione con sarcasmo observando el reloj de mi muñeca. Debíamos seguir con el papel, entonces en ese caso, el telón se abre para el segundo acto…………..        
avatar
Jared Di Vogli



Mensajes Mensajes : 688
Monedas Monedas : 8858

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Marceline Abadeer el Sáb Feb 15, 2014 7:11 am

Escuché la respuesta de Jared, ¿cómo que desde cuando? La respuesta era obvia, desde que había gente hablando, siguiéndonos y tomando fotografías. Claro, en una situación normal se podría mandar a dormir con los peces a los o muy tontos o muy valientes que intentaran hacer lo mismo pero esa no era la situación, más bien no quedaban muchas opciones y se debía actuar de la forma más fría e inteligente posible. Debimos conocer al enemigo -en mi caso, todos eran enemigos a mi parecer- para poder realizar un buen trabajo; este tipo de trabajos se trabaja de eso, no solo inteligencia sino astucia, saber cuando era necesario o más ventajoso dejar pasar algunas cosas, incluso parecer débil y cuando era el momento de volar algunos sesos. Ahora, estábamos en un parque de diversiones, no podíamos hacer uso de la segunda idea pues aunque acalláramos los problemas en ese momento, los rumores aumentarían y las sospechas se harían más grandes, así que lo mejor era ser más listos, atacar la raíz del problema, fingir ser una pareja algo tétrica a ojos de los estudiantes, sí, pero una simple pareja al final; por eso era importante terminar el paseo en la feria, así los rumores comenzarían a correr, pues era obvio que no se detendrían, pero correrían a nuestro favor.

A pesar de todo, no podía poner a explicarme todo eso en ese momento, debía seguir como si nada, por eso, solo puse los ojos en blanco con sarcasmo. Solo después de notar al chico tan cerca mío fue que salí de mis pensamientos, me tomó por sorpresa la actuación de Jared, tanto que incluso me provocó un escalofrío pero sin embargo era solo eso, ¿se suponía que debía sonrojarme? ¿alegrarme? ¿sentir algo a fin de cuentas? Suspiré al final, sonríe como si se tratará de una simple chica enamorada disfrutando de la noche y me deje arrastrar por el chico. Me acerque a él como acaramelada y con una boba sonrisa que esperaba no dejara ver mi genio actual. – Pero aún es temprano – Dije con una voz de niña buena que hace un poco de berrinche y continué mientras miraba con los ojos brillantes a Jared, consiente por supuesto que al tiempo que comenzábamos a movernos, los estúpidos chicos -perseguidores- también lo hacían. – Además no me gusta estudiar –.

Seguimos caminado un tramo más, los pasillos de hacían más estrechos pues al parecer trataban de simular un pasillo embrujado por el cual asustaban a los visitantes al momento de que estos se pegaban en grupo para poder avanzar. Esto lo hacían a través de los marcos de supuestas pinturas que había allí, era de suponer que alguna persona o juguete saldría del "cuadro" para asustar. Sin embargo no avanzamos mucho por el pasillo pues una mano salió y atrapo mi tobillo, sin embargo no me soltó lo suficientemente rápido por lo que termine tropezando y arrastrando a Jared conmigo al suelo. Quedando así en una incomoda situación en la que él estaba sobre mi, vergonzoso pero útil. ¿Lo estarían viendo los perseguidores? Deberían tomar una foto de alguna de esas cosas y luego lardarse ¿no? Como sea, me abrace de Jared, siguiendo con el papel de adolescente normal. – ¡Que miedo! Pensé que iba a morir – Dije con los ojos brillando, húmedos, como si estuviese a punto de llorar. Nada más lejos de la realidad.
avatar
Marceline Abadeer
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 702
Monedas Monedas : 20788

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Jared Di Vogli el Vie Mar 28, 2014 9:23 am

Continúe caminando junto a la chica, observando con desdén aquellas figuras plásticas, marcadas con extraños símbolos tal de alguna secta, marcas en su artificial piel, por quemaduras o algún zarpazo de bestias monstruosas, uno por uno se asomaban entre el pasillo, de esta porquería que se hace llamar una tenebrosa casa embrujada. No me quedaban ganas de solo desgraciar la cabeza de aquellas escorias que interferían en asuntos ajenos, sin embargo era demasiado precipitado y más, para tal calidez de información que se pasaba de boca en boca. Todo a su tiempo, todo a su maldito tiempo, solo quería beber un vaso de whisky y terminar con este jueguito, bien acepte seguir la corriente hace unos minutos atrás, aunque con el paso del tiempo en este lugar, las cosas se podrían interesantes, y como no sacar provecho de lo que sucede en este momento, fingir, disimular, aparentar, puede abarcar muchas cosas, y si estas cucarachas quieren pruebas, hay que dárselas o no?

Hay que relajarse un momento, las acciones impulsivas pueden cometer un par de errores, y no puedes tener una pieza de ajedrez mal acomodado en la tabla. Así que hay que acelerar este asunto para finalizar rápido o al menos a su debido tiempo. Después de ver las ¨maravillas¨ que surgían a cada paso que daba en la casa junto a Marceline, el cual se suponía que debían asustar a los presentes, aunque debo mencionar que he visto cosas mucho más peores. Caminamos hacia un rincón, lugar perfecto para que las escorias tomaran sus fotografías, ya que Marceline se percató que existía alguien más, aparte de nosotros en la casa, claro estaba que nos observaban desde que pisamos la maldita feria, pero no se conforman con el show que se les dio afuera, querían más aquellos imbéciles.

Con sarcasmo comentaba a la pelinegra que debíamos apresurarnos ya que tendríamos un examen, y esas estupideces que se debe hacer como estudiantes normales y corrientes en una institución, sin embargo por otra parte, moría en el interior de risa, solo de ver la cara que aparentaba Marceline, debía darle puntos extra, era buena fingiendo sus emociones. Observando el reloj, le daba entender que debíamos continuar con el recorrido, sin más la chica se acercó como joven enamorada, aunque en el interior bien se sabía, que debía hacer su trabajo. Continuando con el papel, mi mano se deslizo hasta su cadera, acercándola hacia mi cuerpo, mientras escuchaba su respuesta, el cual solo hizo que levantara una ceja al ver su mirada y su tono de voz infantil.

-Tú, solamente sabes, cómo hacer que cambie de parecer. Exclame con tranquilidad hacia ella, mientras tomaba su mentón un momento con mi mano izquierda, sin que estorbara aquel peluche de gato. – Esa mirada, Esa mirada….  Continúe exclamando ante ella en voz baja, mientras mostraba una sonrisa de diversión. A una dama se le debe hablar como tratar de una manera especial, el cual esta situación me hizo recordar el  Chaise longue. Que agradables visitas se reciben ahí, sin embargo eso es otra historia. Solté su mentón para voltear a ver nuevamente mi reloj de muñeca. – Aún es temprano y los estudios pueden esperar. Finalice levantando suavemente los hombros sin preocupación. Continuando con el camino que cada vez se hacía más estrecho, parecía que en cualquier momento saldría una bola de papel mache, haciendo referencia a una gran roca peligrosa que avanzaba desde nuestras espaldas.

En cada paso que se daba, se escuchaba de nueva cuenta los rechinidos de la madera podrida, como los sonidos supuestamente más escalofriantes que deberían sacarte un susto, al menos esa era la idea, igual me parecía absurdo y una pérdida de  tiempo. Mas cuadros aparecieron en el recorrido, con pinturas un tanto extrañas, el cual solo esperaban que alguna persona pasara para activar el sensor de movimiento, y como sorpresa alguna criatura saldría desde las entrañas del lienzo para tomar tu brazo o cualquier parte de tu cuerpo. De un momento a otro sentí como la chica me jalaba del brazo, cayendo los dos al suelo, una de las manos que salían entre el recorrido atrapo su tobillo, al menos lo ocurrido se puede aprovechar para los ojos ajenos de las escorias que venían atrás de nosotros.

Marceline inmediatamente en su papel, abrazo mi cuello, mencionando que tenía miedo por lo ocurrido, por un momento solo me tranquilice antes de reír por tal cosa. –No digas eso. Mencione con un tono de preocupación hacia ella, fingiendo mi papel del novio protector que no deja que a su noviecita la toquen con el pétalo de una rosa. –No tengas miedo…. Susurre con tranquilidad, mientras seguía observando a la chica a los ojos, encontrándose de nuevo en su papel de niña inocente, mostré una media sonrisa, era irritante para mí, encontrarme con chicas lloronas, y debo decir que solo es una maldita actuación. Al mostrar mi sonrisa, comencé a inclinarme hacia el rostro de Marceline, para ser exactos en la base de su cuello, comencé a lamer hasta la parte superior con un poco de lentitud hasta detenerme a centímetros de su oreja, seguido separarme y hablar cercas de su oído. –Las señoritas, deben sonreír cuando son captadas en una fotografía, no lo crees?  Exclame con seriedad acompañando al final una sonrisa de diversión, ante lo que sucedía. Seguido acerque mi rostro a ella, para arrebatar un beso de sus finos labios. Espero que las cucarachas contengan batería en sus cámaras o celular, para que capten lo que están presenciando y acabar con una vez de los rumores, que me están comenzando a fastidiar.
avatar
Jared Di Vogli



Mensajes Mensajes : 688
Monedas Monedas : 8858

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Marceline Abadeer el Vie Jun 13, 2014 9:39 am

En el suelo, con los brazos alrededor de Jared y la espalda contra el frío concreto, me mantuve en mi papel, tenía que admitir que ver la frustración en los ojos de Jared y al mismo tiempo su actuación como niño bueno era superior a la diversión, era el pago perfecto por lo que paso en el bar, esa mirada, ese cansancio que se reflejaba en sus pupilas era lo que tanto había estado deseando, sentía una sonrisa de victoria dibujándose sin querer en mi rostro pero antes de poder dejar arla nacer, el chico se acercó a mí y lamió mi cuello. Por un segundo no supe como reacción, esperaba todo tipo de reacciones por parte de Jared pero esa en especial no figuraba en mi lista mental; me quede como piedra, escuche sus palabras sin saber que contestar, había sido demasiado desatinad mi calculo, no era lo propio en una actuación como la que se esperaba, aunque tomando en cuenta que era yo la que se dedicaba a aparentar y crear las cubiertas, la falta de razón en los actos del jefe no eran de extrañar.

Escuché un click, eran los chicos que nos seguían, bien, otra fotografía, por lo menos esa parte era perfecta. Sonreí con más confianza, seguía con la sonrisa inocente pero no podía evitar quitar la mirada de boba; examine el rostro de Jared con una mirada más aguada, más oscura y traviesa; pestañe despacio y ladeé la cabeza. – Sí, debería sonreír un poco más – Susurré tan bajo que solo él debería ser capaz de escucharme aunque el que no lo hiciera en realidad no suponía ningún problema para mí. Me abracé aún más a él, como lo haría una chica enamoradiza y avergonzada ante tal acto de su novio, escondí mi rostro en su cuello solo para darme tiempo para pensar, hacer una lista mental que me facilitará decidir los siguientes pasos que debería realizar. Si lo analizaba de manera coherente ya tenían suficiente material para desmentir a Jared y sus rumores como líder de la mafia, graciosamente ciertos, en lugar de eso se vería como un chico cualquiera, saliendo con una chica cualquiera, ambos hormonales como es de suponer por la edad y la situación en la que se encontraban, por lo tanto el trabajo estaba completo y podía retirarme del lugar sin preocuparme de nada más; sin embargo, era divertido, demasiado. No todos los días tenía a Jared así, entre mis brazos, sin que pudiese reclamarme nada, sin Hans molestando sobre como lo único que me interesaba del otro era el dinero, por supuesto, era el dinero pero a la vez me agradaba Jared, era como tener al mejor jefe y al mismo tiempo el mejor empleo; poder, peligro, emoción, todo en uno, adoraba esa vida. Además no podía dejar de lado que tenía a uno de los hombres más poderosos de la ciudad justo allí, para mí y podía hacer casi cualquier cosa.

Empuje con cuidado al chico, lo suficiente como para ser capaz de levantarme, pensaba divertirme con él y no encontraba una razón para no hacerlo, tenía todo a mi favor para disfrutar del chico pero no lo haría con mi espalda congelándose y con mi ropa arrugada. Ya de pie sacudí mis ropas con cuidado y tiernamente, estiré mi mano en dirección al chico y sonreí con inocencia para que la tomara, como ayudándole a levantarse, típico de una novia sumisa. – Vamos, sigamos adelante antes de que aparezca alguien – Esperé a que tomará mi mano y tiré de él con fuerza, obviamente no tenía la necesaria para levantarle pero contaba con que captara la indirecta y se pusiera en pie, tiré de él con rapidez hacía un punto más alejado de la casa embrujada; era como un laberinto pero uno que conocía bien. Miré detrás de mí para asegurarme de que aún nos siguieran, y así eran, mientras más rápido avanzábamos, más rápidos se movían los seguidores. Dimos una vuelta en una esquina que parecía llevar a un encerrado, la idea era estar en el lugar equivocado y seguir avanzado, al menos eso suponía la atracción.

Solté la mano de Jared, tiré de su ropa hacía mi pegando mi espalada a la pared por segunda vez, la diferencia es que esperaba que los chicos de las fotografías no hubiesen notado nuestro giro erróneo y nos dejaran un poco de tiempo en privado, sabía que no dejarían de buscar tan fácil. –Hey, vamos a divertirnos un poco – Dije con una media sonrisa en el rostro, dejando por completo la mirada de niña buena, dando paso así a una mirada más madura, traviesa y peligrosa. Pasé mis manos por el rostro del chico atrayéndolo con suavidad y sin dejar de mirarlo a los ojos hacía mí; atrayéndolo tanto que le obligase a dar un paso delante, quedando yo bien apoyada contra la pared, y comencé a besarle, no de la forma inocente que se esperaba de la actuación de niña buena, sino con deseo, agresivamente; era un beso hambriento. Seguí mirándole a los ojos mientras le besaba, con la maldad que me caracterizaba reflejada en las pupilas, con el sabor del peligro, la muerte y un toque de desquicio que tenía para ofrecer. No iba a dejar que se escapara tan fácilmente.

avatar
Marceline Abadeer
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 702
Monedas Monedas : 20788

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Jared Di Vogli el Dom Jun 29, 2014 7:41 am

La noche suele acompañar a los mortales en su camino, aunque el manto oscuro del cielo sea el mismo para todos, cada persona lo recibe de diferente manera, ante los ojos inocentes se aprecia placido y ante los ojos de fruición se muestra desquiciado. El aroma a dulce del exterior se desvanecía por completo, de aquella casa que hacía temblar las piernas de sus visitantes, y a la espera de cada paso que daba a su interior los sorprendería un susto de muerte. A través de las escasas ventanas del lugar, traspasaba la carente iluminación del vivido ambiente de afuera y solo las sombras de los dos visitantes dibujaban el frió suelo. Se debía implicar que solo dos personas se encontraban recorriendo el fatídico lugar, sin embargo alguien más pisaba sus talones, un plan surgió para aquel individuo que los seguía, aunque no fuera exacto si existía alguien más. Ese plan debía soportar el pelinegro por una noche, comenzaba a cansarse de aparentar un alumno normal y corriente en la feria, ya tenía suficiente con recorrer los pasillos, de vez en cuando en la institución.

Mientras más avanzaban entre el laberinto de pasillos, no se hacía esperar las trampas para los visitantes, el típico juego infantil de las casa embrujadas de la feria y en un descuido ambos chicos terminaron en el suelo. El pelinegro a pesar de su fastidio de interpretar tal papel, decidió sacar provecho de la situación, pensaba que de todas maneras no debía desilusionar a las ratas que perseguían a Marceline como a él. El plan se enfocaba en desmentir rumores, entonces se los cumpliría, aunque deseaba mandar todo al diablo y solo arrebatar sus vidas como un desquiciado, ya que es lo que disfruta realizar. Aun se encontraba en el suelo con la fémina y corono su rostro con una sonrisa ladina, al observar la reacción de la pelinegra.
–A veces, el silencio es la peor mentira…- Musitó acompañado de una suave risa, al seguir observando el rostro perplejo de ella. Su compañera de noche no debía sorprenderse de las acciones del pelinegro, siempre suele ser un secuestrador diabólico ante las féminas que desean jugar con fuego, un juego inmundo pero excitante.

Procedió a incorporarse mientras sacudía sus manos entre sí, retirando el resto de polvo de su piel. –Claro, que este lugar está por reventar…- Respondió con tono sarcástico a la palabras de Marceline, no podía evitar responder de esa manera, hasta le daba gracia. El lugar se encontraba tan muerto, que lo asociaba con la hermosa y elegante bolsa negra que se encontraba en la cajuela de su Enzo. Sujetó la mano de Marceline para continuar con el recorrido de la casa, al menos la manía por seguirlos cesaría un momento, además se les regalo pruebas para los rumores, y eso que no fueron cobrados. Sus pasos se detuvieron justo delante de una esquina, y como si fueran atrapados en un callejón sin salida, se mantuvieron en ese encerrado. Su mano fue soltada por la fémina, y como si fuera una invitación inocente su ropa fue atraída hacia ella. –Interesante propuesta…- Musitó sin dejar de sonreír ladino, y con la mínima separación de sus cuerpos, observo los ojos ajenos, pocas veces puede presenciar ante una mirada ajena, la sed de peligro. Un gusto que no puede negar, ese carácter que suele llamar su atención.
 
Un paso adelante basto para unir sus labios con los ajenos, como si le invitaran a beber el veneno de la vida y la muerte, como vaso de cristal que invita a humedecer los labios, regocijándose con el mero placer, de que se pierda en su licor carmesí.  El beso hambrienta fue correspondido, el cual sencillamente dos bocas se entrelazaban, pidiendo más uno del otro. –Deseas jugar con fuego? Porque si es así, sabes las consecuencias…..Puedes quemarte o no?- Dio paso para separarse con lentitud y susurró cada palabra con tono incitante. –Quién no, nunca conocerá el placer que conlleva el riesgo de hacerlo…- Continuó, mientras llevaba sus manos a los brazos ajenos, recorriendo la piel blanquecí de la fémina y deteniéndose en sus muñecas, seguido las sujeto con firmeza. Las llevo hasta la fría pared, recargándolas sin soltarlas, el dulce aroma de su piel se disolvía en el aire, el cual provoco al pelinegro acercarse hasta el cuello ajeno, sin embargo procedió a susurrar palabras a su oído. – ¿Qué es lo que buscas?, ¿Qué es lo que tu cuerpo anhela?, O acaso es el dinero que no has recibido…- Finalizó con una suave risa ante ella, recordando su ultimo deber en aquel bar, donde la voz femenina le menciono que debía pagarle mejor. Aunque no terminaba todo en aquellas palabras, como si fuera un tablero en un salón, donde los reyes juegan y cazan a la vez, procedió a besar su cuello en forma descendente, hasta llegar a su clavícula y sin olvidar hasta donde le permitía la blusa de Marceline, ya que sus manos sujetaban sus muñecas contra la pared.
avatar
Jared Di Vogli



Mensajes Mensajes : 688
Monedas Monedas : 8858

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Marceline Abadeer el Lun Jul 07, 2014 5:53 am

Se dejó llevar por el pelinegro, era divertido, no lo podía negar, ni siquiera contesto a sus preguntas, ¿eran insinuaciones? No dejaba de sonreír. Pasó su lengua por sus labios y se soltó del chico. – Tranquilo tigre, estamos en una zona infantil– Dijo entre risas, se soltó del agarre y en lugar de alejarse abrazó el brazo del contrario. Lo jalo fuera del rincón donde se encontraba justo a tiempo para encontrarse con otro grupo de chicos que paseaban por la atracción, al parecer se habían demorado lo sufriente como para que les alcanzara otro grupo. El grupo nuevo dio un grito, lo que la sorprendió un poco pero solo sonrió y con la voz más amistosa e inocente que pudo les hablo – Oh, lo siento, creo que tomamos el camino equivocado – Sonrió con ternura y siguió caminado con Jared. Conocía a los chicos de antes, eran del instituto, tenía buena suerte, más testigos de la “normalilla” cita. Una buena mentira se basaba en los detalles, mientras más de ellos más creíble era y en ese preciso momento los detalles eran esas personas que al día siguiente, en clases, podrían soltar mil rumores de adolescentes tontuelos y enamorados, rumores que no le importaban realmente a nadie pero que les servían para entretener sus aburridas vidas día a día. Lamentaba tener que cortar así la cosa con Jared pero bueno, conseguiría seguir luego y sobre todo, no era una chica tan especial como para pedir una cama con rosas y esas cosas pero unas paredes hechas realmente de cartón, tampoco le daban mucha confianza, además si alguien los atrapaba no solo la tontería de plan que tenía se iría a bajo, su reputación de chica tranquila y buena compañera también, esa era la cuartada que la protegía, no podía perderla.

Siguieron caminando entre personas disfrazadas y muñecos que saltaban cuando uno pasaba por su lado hasta salir por fin de la atracción, las luces de la feria la deslumbraron por unos segundos pero después de parpadear unas cuantas veces pudo acostumbrarse a la luminosidad del exterior de la casa. Tenían al grupo de chicos pisándoles los talones aquí que no mencionó nada durante esa caminata y se limitó a abrazarse al pelinegro a momentos y fingir que se asustaba. – Vamos hacía allá – Dijo con una sonrisa e inocencia mientras arrastraba al chico hacía el carrusel, no quería subirse, la simple idea de dar vueltas y vueltas en un monótono juego como ese le revolvía el estómago, no lo admitirá pero se mareaba con facilidad. Además No podía terminar de imaginar a su jefe montado sobre un caballito bien decorado, era demasiado, solo pensar en eso le hacía querer romper a reír. Pero a pesar de eso lo arrastro hacía allí, esperando que el grupito con el que se habían topado se alejada rápido y deseando que los chicos de las cámaras de hubiesen cansado ya.

Se detuvo en la fila del juego, no le costó mucho localizar a los chicos de las cámaras, suspiró sin poder evitarlo ¿cuándo se cansarían? Tenían pruebas para armas una revista, eran demasiado insistentes. Buenos trabajadores, tenía que decirlo pero demasiado molestos. Miró hacía el juego y con los ojos llenos de falsa inocencia le hablo a Jared. – ¿Esta bien este juego? Podemos ir a otro si es demasiado – Dijo con las mejillas sonrojadas, como si realmente le diera vergüenza o nerviosismo tener que pedirle esas cosas a su “pareja”. Se merecía un Óscar a opinión propia, quizá si no lograba vivir de la venta de drogas y el trabajo con el chico, podría dedicarse a la actuación.
avatar
Marceline Abadeer
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 702
Monedas Monedas : 20788

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Fuera de Planes++[Priv. Marceline Abadeer]

Mensaje por Jared Di Vogli el Jue Jul 31, 2014 8:04 am

Entre la oscuridad se quedaron ambos por un momento en aquella esquina, de la dichosa casa embrujada, aunque el silencio reino por un momento deseaba escuchar la respuesta ante sus preguntas, aquellos gestos y palabras que deseaba escuchar de la fémina, no solamente se entendía como una insinuación de realizar algo divertido aparte de andar caminando por toda la casa en busca de la supuesta salida, claro que no, deseaba algo más ante las palabras ajenas. Comenzó a reír suavemente después de que ella se soltara de él, si lo deseaba podría no soltarla sin embargo debían continuar con lo planeado. – Claro, pobres niños, debo pensar en su salud mental… - Respondió fingiendo preocupación por los infantes que visitaban la zona. Seguido se encamino junto a Marceline  y otro grupo de jóvenes que se perdieron entre el trayecto de la casa, de un momento a otro la casa comenzó a tener más visitas eso era perfecto para ambos, las cosas supuestamente saldrían lo planeado hasta el momento. El grupo comenzó a gritar como si fueran a matarlo, lo cual hizo que el pelinegro comenzara arquear una ceja y observándoles con si fuesen una bola de dementes, no era para tanto, además la casa no era tan aterradora que digamos. –Sigan el camino de la derecha.- Comentó ante los chicos fingiendo lo más que pudo aquella amabilidad que debía presentar ante los ajenos de la institución, pensaba que era más que suficiente con ese grupo, y ya poseía comentarios positivos de lenguas largas a su favor.

Faltaba poco para salir de la atracción y en ese trayecto a la salida, sintió que uno de los chicos del grupo que también se dirigía a la salida, piso su talón, lo cual hizo que el pelinegro se detuviera e inmediatamente volteo hacia el chico, observándolo con seriedad, sin embargo luego mostró media sonrisa ante él.
–Deberías tener cuidado, a quien pisas amigo..- Dijo rápidamente para continuar caminando hacia la salida, pensaba que era un pobre idiota y antes no lo tomo en su peor ánimo. Una vez fuera se dirigieron hacia un juego mecánico que se encontraba cercas. –Claro….- Dijo solamente con tranquilidad, sin embargo se decía en sí, que si acaso era una broma?, ir al carrusel, un estúpido juego de niños donde las luces eran de colores y adornados con tanta ¿cursilería? Ni él poseía una palabra exacta para describir lo que miraba.

-¿No prefieres comer?- Preguntó después de la pregunta de Marceline, intentado alejarse de ese maldito juego mecánico, una cosa fueron las orejas de gato de un principio pero ahora caer hasta abajo por subirse en un caballo adornado, claro que no, existen los sacrificios sin embargo tampoco iba a exagerar, bien prefería darse un balazo que subirse al caballo del carrusel. -Si deseas puedes subirte tú, y yo por mientras busco algo que comer.- Continuó con su papel de chico amable. –O mejor te espero en esa banca- Continuó después de ver una banca vacía a poca distancia de ellos. Al esperar la respuesta de la gran actriz Marceline, que poseía talento para la actuación, camino hacia la banca y procedió a sentarse. –Necesito un cigarro.- Se dijo mientras buscaba su encendedor y colocaba a un lado el gato de peluche de Marceline, que casi olvidaba que lo traía cargando todo el recorrido.

+18:
Disculpa la tardanza (?
avatar
Jared Di Vogli



Mensajes Mensajes : 688
Monedas Monedas : 8858

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.