Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

La moneda y el fuego. [Priv. Annie Musunde]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La moneda y el fuego. [Priv. Annie Musunde]

Mensaje por Charlotte Ross el Dom Jun 02, 2013 8:27 pm

Era un día nublado, había estado lloviendo sin parar un par de semanas por lo que este tiempo me mantenía de buen humor. Me quería saltar las clases por lo que en lo que sonó el primer timbre que indicaba el final del primer período, me escabullí entre los pasillos hasta llegar a unas escaleras oscuras. Empecé a subirlas mientras jugaba con las llaves de mi motocicleta y respondía un e-mail a un chico que había conocido en una discoteca la noche anterior, abrí una puerta que indicaba el final de las escaleras y entré, había llegado a la azotea.

- Finalmente estoy sola - musité dejándome caer en una de las esquinas que había allí y sacando mis cascos de música, amaba escuchar rock y más cuando estaba sola. Empecé a escuchar My Chemical Romance y me dejé llevar en mis pensamientos, recordé a mi familia, a mi hermana, los problemas que habíamos tenido y todo lo que había dejado en Inglaterra. Era increíble la preferencia que tenían mis padres sobre Luna, era como si yo no existiera y cuando ella murió, fue como si recordaran que su error estaba ahí y que todo estaba terminado. Parecía como si Luna fuese la razón de la felicidad que emanaba mi familia, estar en esa casa, en ese país, era como cortarse con un cuchillo y disfrutar del dolor, puro masoquismo.

"Entiende, fue una sola noche" escribí en el e-mail y se lo mandé al fastidioso que había conocido la noche anterior. No soportaba la gente empalagosa y mucho menos los que esperan afecto por mi parte, si estás en una discoteca es para divertirte y emborracharte, no para encontrar pareja, ni que eso fuera un salón de citas o algo así. Suspiré después de darle a "enviar" y bloqueé el número del maniático, odiaba que me persiguieran, si alguien me llamaba la atención yo lo buscaba y listo.

Tenía la música en el volumen máximo, no quería que nadie me interrumpiera ni me molestara, llevaba dos años en Francia y ya estaba harta - Estúpido país "del amor" - pensé y resoplé por mi pensamiento. Rechazar al amor era mi día a día, desde que me independicé, dejé de ser esa chica tímida y estúpida que era antes, seguía siendo amable y ayudaba a las personas pero no como antes, y sólo cuando lo veía necesario.

Me quité los cascos un minuto y empecé a escuchar una voz que venía cerca de mí, sonaba como pequeños reproches. Sin dejar que me vieran, salí de mi esquina y traté de visualizar dónde dónde veía aquella voz y me encontré con una chica de cabello verde con ropajes oscuros que maldecía sin parar un montón de cosas. La miré seria pues no me sorprendía que la gente viniera a la azotea a desahogarse. Esperé que no se percatara de mi presencia y volví a mi esquina como si nada hubiese pasado.
avatar
Charlotte Ross
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 410
Monedas Monedas : 987

Volver arriba Ir abajo

Re: La moneda y el fuego. [Priv. Annie Musunde]

Mensaje por Annie Musunde el Dom Jun 02, 2013 10:02 pm

Había estado caminando por los pasillos del instituto en todo lo que duraba el recreo, de aquí para allá con unos libros en sus brazos, viendo alegremente a todos con una sonrisa amigable en su rostro. Aunque el tiempo no fuera el mejor, Annie sostenía su mueca de felicidad ante todos. Sin embargo esto no duro mucho más que cinco minutos.
Mientras iba caminando a paso lento directo a su próxima clase; la de música, comenzó a tener fuertes dolores de cabeza, de tal manera que dejo caer los libros al suelo para poder ponerse las manos en la cabeza, como si eso calmara el dolor. Se retorció hacia un costado y cayo contra la pared que tenia junto a ella, dejándose resbalar hasta el suelo donde se sentó en posición fetal escondiendo su rostro contra sus piernas, sin quitar las manos de su cabeza. Varios minutos se paso en esa posición, y para su suerte todas las personas se habían ido a sus respectivas aulas, dejándola sin posibilidades de que alguien la viera.
Bajo sus manos hasta su rostro, a la altura de sus ojos, y de esta forma abrió los mismos para poder mirar a su alrededor. Se levanto del suelo y embozo una sonrisa divertida que se borro al instante que vio la ropa que llevaba.- Que asco...- ¿ Que clase de psicópata amante de los unicornios se podría una ropa con tantos colores llamativos? Sin duda su otro yo era la única estúpida de hacer algo como eso. Estaba dentro del instituto, no podía irse a su casa a cambiarse y lo más probable era que en la taquilla hubiera más ropa de la misma, no tenía más remedio que quedarse allí .

Chasqueo la lengua molesta y se dio la vuelta para comenzar a caminar en dirección contraria a la clase, dejando los libros tirados en el suelo sin darle importancia a eso. No iba ir a encerrarse entre cuatro paredes, con un viejo que lo único que hacía era decir palabras que de memoria sabía e incluso, vestida como una niña de circo. Camino sola por todos lados, escuchando el eco de sus pasos y los murmullos de los críos que estaban en clase. Paso a paso llego hasta una puerta que tenía el cartel de ‘’prohibida la entrada al alumnado’’ esa simple frase era un texto de luces que decía ‘’ ¡ entra aquí, hay cigarros y mucho alcohol !’’ más que una invitación para Annie en su estado actual. No hizo más que arrancar el cartel y abrir la puerta que llevaba a unas escaleras, las subió a regañadientes y finalmente salió al exterior. Atino a cerrar los ojos en cuanto una ola de viento se le vino a la cara, y así, con los ojos achinados, comenzó a caminar por aquel lugar.
Se apoyo contra la pared dejado caer su peso en ella y puso ambas manos en los bolsillos del pantalón, buscando un cigarro, pero por más que sus dedos buscaran no había. .- ¡Demonios!.- Por más que quisiera, los cigarrillos no aparecerían así de fácil en sus manos, tenía que salir de ahí e ir a comprar, cosa que no haría porque no tenía dinero. Mordió su labio inferior con enojo y comenzó a caminar, otra vez. No tenía más que esperar a que pasaran las horas e irse de ese lugar molesto, al menos la azotea era un lugar tranquilo o eso pensaba ella hasta entonces. Cerró los ojos y siguió caminando ignorando a medio mundo, y de esa forma llego a patear algo en su camino, por dicho motivo abrió los ojos y puedo ver a una pelirroja en una esquina.
No hizo más que mirarla y no mostrar reacción alguna, hasta que por un momento de adicción dijo las siguientes palabras. - Y tú, ¿tienes cigarrillos?-

avatar
Annie Musunde
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 39
Monedas Monedas : 2396

Volver arriba Ir abajo

Re: La moneda y el fuego. [Priv. Annie Musunde]

Mensaje por Charlotte Ross el Jue Jun 06, 2013 12:31 am

Chasqueé la lengua cuando la chica de cabello verdoso se acercó a mi esquina encontrándome y preguntando si tenía un cigarro. Busqué en mi bolso y encontré la caja de cigarros que había comprado esa mañana antes de venir al instituto, ni siquiera la había abierto y me cabreaba el hecho de que tuviera que abrirla por alguien más. Sin dirigirle la mirada, abrí la caja y saqué dos cigarros colocándome uno de ellos en entre los labios y entregándole el otro, saqué mi encendedor personal, prendí el cigarro y se lo tiré para que encendiera el suyo.

- ¿Acostumbras a fumar aquí? - pregunté luego de darle la primera jalada a mi cigarro, soltando lentamente el humo hacia arriba. La música seguía sonando en mis cascos y por el volumen en la que la estaba escuchando, vibraban lentamente. Agarré el iPod y le puse pausa a Helena, de My Chemical Romance, y me dispuse a por fin mirar a la otra. Tenía una expresión arrogante y molesta, cosa que no me interesaba en lo absoluto. Sin esperar su respuesta me levanté saliendo de mi esquina para dirigirme a la baranda que se encontraba más adelante y me apoyé en ella, con el codo derecho levantado, pues mi mano derecha era con la que sostenía el cigarro. Le di otra jalada a mi cigarro y suspiré resignada, no me apetecía fumar en ese momento pero era una falta de respeto para un fumador abrir una caja de cigarros nueva y que no sea para él

No me importaba si la chica me respondía o no, después de todo yo había ido a la azotea a estar sola, no a encontrar una compañera con quién fumar. Permanecí en silencio sin volver a mirarla, volviéndome a colocar los cascos y poniéndole play de nuevo a la canción, empecé a tararearla por lo bajo sin importarme que me escucharan.

Empecé a meditar el horario escolar de ese día, tenía matemáticas en el tercer período por lo que vi mi reloj y me percaté de que todavía faltaban dos horas para empezar esa clase, por lo que todavía tenía dos horas para vaguear. El profesor de matemáticas era un total fastidio y si llegabas a saltarte su clase, te podías ir olvidando de tener buenas notas con él, haría lo posible por bajarte puntos durante su clase, por reírte podría bajarte puntos en la nota total. Preferí ahorrarme ese problema y acudir a su clase tragándome todo el fastidio, no me costaba resolver los ejercicios por lo que los terminaba en un santiamén y eso hacía que no tuviera qué hacer por el resto de la clase.

Le di otra jalada a mi cigarro y solté el humo en forma de aros, me gustaba mucho hacer eso pues no es algo que le salga a cualquiera. Había visto apenas a tres personas que podían hacerlo mientras otras intentaban hacerlo en vano. Sin darle más vueltas al asunto, me volteé dándole la espalda a la baranda y sentándome apoyándome en la misma.
avatar
Charlotte Ross
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 410
Monedas Monedas : 987

Volver arriba Ir abajo

Re: La moneda y el fuego. [Priv. Annie Musunde]

Mensaje por Annie Musunde el Mar Jun 11, 2013 10:46 pm

Agarro el encendedor que la pelirroja le había lanzado, encendiendo el cigarro como acto seguido. Cubrió con su mano la punta del pucho a una distancia favorable, para no llegar a quemarse con el fuego de esa forma impidiendo que el viento hiciera de las suyas. Una vez hecho eso, dejo el cigarro prendido en su boca, permitiéndole al humo esparcirse por donde quisiera. Se giro, miro a la chica y tomo el cigarro entre sus dedos para poder responder a su pregunta. – No, esta fue un excepción .- Dijo con indiferencia, mirando a la contraria.
Dio un paso hacia adelante y se apoyo contra la pared donde había estado la otra antes, dejándose deslizar hasta quedar sentada en el suelo. Dejo a su lado el encendedor y le dio una jalada al cigarro, mirando adelante. Retuve el humo por unos segundos y abrió la boca, haciendo que este saliera bruscamente tras que ella exhalara.

Miro de reojo a la pelirroja, viendo como ella suspiraba de esa forma. Se encogió levemente de hombros en forma de burla, no era problema de ella que la chica no quisiera fumar y solo seria divertido que se enojara por el motivo de que Annie estuviera allí. Probablemente la reacción de la muchacha no fuera buena ante su gesto de broma, no tenia apariencia de ser la típica chica tímida e ingenua, todo lo contrario, aunque eso fuera neutro y con muy poca importancia para Annie.

¿Y? ¿Te has saltado de clases también?.- Musito en voz alta viendo que no salía tema de conversación y que el silencio comenzaba a ser incomodo en ese momento. No sería raro si esa fuera la razón de que la chica estuviera allí, en cambio, seria la mas lógica.
Quito el cigarro de su boca, y le dio unos golpes pequeños para que las cenizas cayeran al suelo, a un lado de donde estaba ella. Lo coloco nuevamente en sus labios y puso un dedo en las cenizas, ignorando el hecho de estuvieran calientes y comenzó a esparcirla en forma de circulo por el suelo. Volvió su mano hacia su cuerpo y limpio su dedo en su ropa, después de todo era lo más horrible que podía llevar puesto en ese momento, y ensuciarlo sería lo que más le gustaría hacer.

avatar
Annie Musunde
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 39
Monedas Monedas : 2396

Volver arriba Ir abajo

Re: La moneda y el fuego. [Priv. Annie Musunde]

Mensaje por Charlotte Ross el Sáb Jun 15, 2013 2:48 am

Reí por lo bajo mientras veía que se sentaba en la esquina donde yo estaba antes, sonreí ladina por los círculos de ceniza que había estado haciendo aquella y las manchas que le quedaron en los coloridos ropajes por limpiarse los dedos en los mismos. Mi sonrisa se ensanchó cuando divisé el encogimiento de hombros de la otra y la miré con diversión, si bien quería estar sola, esa chica de cabellos verdosos, expresión arrogante y ropajes coloridos me parecía interesante. Se veía inocente pero una vez que habla notas que es increíblemente astuta.

- ¿No es obvio? – la miré e inspiré un poco de la nicotina de mi cigarro, luego de un largo silencio. Era una pregunta estúpida, pero me daba igual. Era normal que preguntara viendo que no había ningún tema de conversación – Tengo matemática al último período, por lo que tengo dos horas cualquiera que saltarme – concluí exhalando el humo del cigarro y poniéndomelo entre los labios para dejarlo ahí. Desvié la mirada a las nubes negras que habían sobre nosotras pensando qué decir y volví mi mirada a ella, observando con cautela cada pequeño detalle de sus ropajes - ¿Por qué una tía tan tierna y dulce como tú anda fumando y saltándose las clases? – dije molestándola. Estaba claro que algo no cuadraba en ella, su manera de vestir y actuar eran muy diferentes. Chasqueé la lengua sin darle más importancia a su apariencia y me concentré en poder hablar sin que se me cayera el cigarro de la boca.

- No te ofendas que sólo era una broma – reí divertida y crucé los brazos y las piernas, mientras esperaba su respuesta. No parecía alguien que se ofendiera por algo tan ridículo pero uno nunca sabe. Tenía buena observación y a veces podía detallar cosas en las personas al instante que otras tardarían días, semanas, quizá meses en descubrir pero  con esta chica había algo que no me permitía descifrarla bien, por lo que me llamaba la atención.

Aparté la mirada de ella y me quité el cigarro de la boca para que todo el humo pudiera terminar de salir y acto seguido sonreí, habían personas saliendo del instituto antes de tiempo por lo que no pude evitar reírme de lo patéticos que se veían pasando por el umbral de la puerta principal del instituto como si se creyeran espías, todos escondidos como si los profesores no supieran ya que se habían escapado – Patéticos – musité volviendo mi vista a mi acompañante y poniéndome el cigarro de nuevo en la boca, dando otra jalada al mismo.
avatar
Charlotte Ross
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 410
Monedas Monedas : 987

Volver arriba Ir abajo

Re: La moneda y el fuego. [Priv. Annie Musunde]

Mensaje por Annie Musunde el Miér Jun 26, 2013 4:50 am

Hizo un movimiento de cejas con la vista perdida en el suelo, aun escuchando lo que aquella decía. No tenía ni pisca de interés de porque estaba allí, pero estar ahí en silencio tampoco seria de lo más agradable. Era algo predecible que fuese por alguna materia el motivo de estar ahi, matemática era la asignatura que se llevaba la corona de oro en cuanto a problemas se trataba. Si bien su ‘otro yo’ era completamente tímida y callada; por lo que muchas veces en esa materia  tendía a estar callada, cuando estaba de esa forma solía hacer rabia al profesor, y verlo enojado no más que un simple gesto que le animaba a seguir haciendo problemas. 

No hizo más que ignorar una de sus preguntas, para luego girar el rostro con una mueca sarcástica y responder a otra.  – ¿ Tierna? .- Hizo una pausa con un sonrisa en sus labios, para tomar aire y seguir hablando .- Si te refieres estas ropas, no es algo que yo usaría. .- Dijo sosteniendo su sonrisa mientras apuntaba a su ropa.


Ya era hora de que le mencionara algo sobre ese punto, después de todo era lo que primero saltaba a la vista, la diferencia entre su forma de vestir, la de hablar y expresarse.  Era algo con lo que, más de una vez, había tenido problemas con algunos preceptores y docentes. En otros colegios que había estado, o al menos la mayoría, obligaban a los alumnos a vestir todos de una misma forma, mas aun si la institución era una escuela pública. Todo era para que no se dieran a conocer las diferencias económicas entre cada chico del instituto. Pero, Annie siempre había sido  una persona con el pensamiento de ‘las reglas están para romperse’, y esto era estando en sus dos personalidades, es decir, que sin importar con cuál de estas dos este, nunca iba con el atuendo adecuado, por lo que más de una vez había llevado una sanción. 


Amplio su sonrisa escuchando lo otro de la contraria, se notaba que aun ella no le conocía de nada, simplemente el hecho de pensar que Annie se enojaría por algo así lo demostraba. – Como si me fuera a enojar por algo así .- Susurro por lo bajo volviendo la mirada al suelo, donde había quedado mirando antes. Llevo su mano nuevamente al cigarro que había sacado antes de su boca para hablar, y volvió a colocarlo en la misma, aspirando con una jalada y soltando el humo por sus fauces. Asi mismo; mientras exhalaba el humo, giro el rostro viendo como la pelirroja rezongaba con algo que veía desde su punto de vista.
avatar
Annie Musunde
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 39
Monedas Monedas : 2396

Volver arriba Ir abajo

Re: La moneda y el fuego. [Priv. Annie Musunde]

Mensaje por Charlotte Ross el Lun Jul 01, 2013 7:08 pm

- ¿Entonces qué haces usándolo? – Dije seca y directa. Aquella chica no parecía alguien común, se podría decir que encontraba cierto parecido entre nosotras. Volví la mirada a ella inhalando la nicotina de mi cigarro y disfrutando el humo que entraba y llenaba mis pulmones, esta conversación no iba a ninguna parte y yo no iba a seguir tratando de sacar tema de conversación, si bien me llamaba la atención la extraña forma de vestir y su forma de actuar completamente ajenos la una a la otra, no iba a seguir fingiendo interés por una conversación de aquel tipo.
 
Una sonrisita se asomó por la comisura de mis labios cuando la contraria dijo que no se iba a molestar por mi broma anterior. Mi suposición era correcta, yo tampoco me molestaría por algo tan insignificante como un comentario de otra persona. Me levanté de mi asiento y me exhalé por las fosas nasales todo el humo que tenía contenido, le di una última calada a mi cigarro y lo tiré por la azotea finalizando este en el patio delantero del instituto. Poco me importaba que alguien lo consiguiera, no era la única fumadora en este instituto y no sería la última que hiciera algo así. Apoyé mis brazos en la baranda de acero que se encontraba rodeando lo que sería todo el techo del instituto y miré sobre mi hombro a la que se podría decir, era mi acompañante.
 
- No me has contestado. – Volví mi mirada al frente sin ver nada pero al mismo tiempo algo, esperando a que finalmente empezaran a caer las frías gotas de lluvia. Finalmente el cielo se había puesto lo suficientemente lleno como para no encontrar por ningún lado el sol y poder estimar una tormenta eléctrica. – Te he dicho anteriormente que qué haces aquí fumando conmigo. – Murmuré con indiferencia. Quedarse callada no era la mejor opción y aunque ninguna de las dos parecía mostrar interés alguno en la conversación, algo teníamos que hacer, o por lo menos yo. Saqué mi móvil y empecé a revisar el calendario, había decidido salir aquella noche con unos tíos que había conocido en un bar un par de semanas atrás y no pensaba faltar. - ¿Tienes algo que hacer esta noche? – Mencioné alto, pero sin mirar a la peli-teñida, tal vez si íbamos juntas al bar, podría saber qué es lo extraño que hay con ella. Pero algo debía de saber primero y era si esa era de verdad ella. – Pero antes, dime, ¿quién eres en realidad? - ¿Era la que usaba aquellas ropas coloridas o la que fumaba conmigo y le sabía a poco el saltarse las clases? Mi observación había aumentado según mi curiosidad y me había dado cuenta que aparte de que algo no cuadraba entre su vestimenta y su forma de expresarse, tampoco lo hacían sus acciones. Me volteé a ver a la contraria apoyando mis caderas de la baranda esperando su respuesta con una ceja alzada.
avatar
Charlotte Ross
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 410
Monedas Monedas : 987

Volver arriba Ir abajo

Re: La moneda y el fuego. [Priv. Annie Musunde]

Mensaje por Annie Musunde el Jue Jul 11, 2013 6:29 am

.- Es una larga historia .-  Respondió sin mucho interés respecto al tema, no era algo que fuera fácil de explicar y menos en ese momento.  Según varias experiencias que había tenido referentes a ese tema en particular, muchas veces la tachaban de loca al explicar el por qué , y no era para menos, tenía todas las cualidad para poder considerarse una loca de pie a cabeza, y podría decirse que estaría orgullosa de serlo.

Giro el rostro con un poco de amargura al escuchar lo que la pelirroja decía, que le insistieran tanto en un tema no le comenzaba a agradar y su mueca lo podía decir todo sin tener que mencionar una simple palabra. – No quería ver la cara de los que están clase, ¿algún problema con eso? .- Menciono inexpresiva con un poco de frialdad en sus palabras, sin que le importara mucho eso.  No tenía obligación de decirle el motivo a la chica, podía fácilmente decirle una mentira y se la podía creer sin pretextos, puesto que no la conocía de nada y seria de lo fácil que se lo creyera, pero le parecía más sencillo decirle algo que de verdad paso a que contarle una mentira con la que quizá luego tendría rollo, si era que así pasaba.  

Ignorando lo que la contraria hacia con su celular, se levanto del suelo para luego tirar su cigarrillo terminado y pisarlo con su pie derecho.  Miro los restos del mismo por unos segundos para luego sonreír y mirar a la otra. – No .- Respondió  inhalando aire con ganas de soltar una leve risa.- ¿ Por qué? ¿Me quieres invitar a algún lado? – Sin poder evitarlo muchos mas soltó una pequeña risa de sus labios, sin llegar a ser esta muy exagerada como para llamar la atención. Sin embargo su sonrisa no perduro mucho escuchando lo último, se transformo en una risa a una mueca bastante inexpresiva de su parte.  Dejo que su cuerpo de fuera para un costado y así termino apoyándose en la pared que estaba junto a ella en ese momento, haciendo que su peso quedara en su hombro.

.- Es una buena pregunta… – Asintió pensativa mirado el suelo, con una mueca de duda en su cara. – Ni yo sé quien soy .- Era la pura verdad. Su mente era lo más enredado del mundo, y eso le hacía dudar muchas veces que personalidad era ella.  Pero de todas formas esa respuesta no era algo coherente que la otra pudiera entender sin una explicación, así que no dejando pasar mucho más tiempo luego de haber dicho eso, abrió nuevamente su boca para decir algo . – Me llamo Annie, pero no siempre me veras como estoy ahora . – Eso, definitivamente haría sacar mas preguntas y dudas de lo que ella puede llegar a soportar .
avatar
Annie Musunde
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 39
Monedas Monedas : 2396

Volver arriba Ir abajo

Re: La moneda y el fuego. [Priv. Annie Musunde]

Mensaje por Charlotte Ross el Mar Jul 16, 2013 7:56 pm

Alcé una ceja ante la respuesta de la contraria, “una larga historia” ¿eh? Sonreí de lado ante lo interesante que sonaba pero no le daría más vueltas al asunto, si había dicho aquello significaba que no quería hablar del tema y tampoco tenía ganas de insistir. Mi sonrisa se ensanchó un poco más ante la siguiente respuesta ajena, ¿agallas? Las tenía y sabía que las tenía, esa chica sabía cómo contestarle a cualquiera y era algo que me gustaba pues era algo que teníamos en común, giré el rostro para verla y solté una carcajada sin más al ver su expresión. – Venga, que no te he dicho nada malo, sólo quería saber. – Dije y me acerqué a la otra sentándome cerca de ella, pero no a su lado, saqué otro cigarro y me lo coloqué entre los labios buscando mi encendedor personal entre los bolsillos de mi chaqueta y del short, miré hacia donde se encontraba la contraria y pasé la mirada de ella hasta el suelo encontrándome con el encendedor. Estiré un poco la mano y agarré el encendedor para encender el cigarro y lo guardé en el bolsillo izquierdo de la chaqueta, para que no volviera a suceder aquella estupidez de no encontrarlo.
 
Le di una fuerte calada al cigarro y mantuve el humo en mis pulmones por unos segundos. Abrí la boca para hablar sin mirar a la que me acompañaba. – Te estoy invitando a salir, pero no te emociones, que no es una cita. – Bromeé sin más y miré de reojo a la otra y sonreí ante su expresión, al parecer la mayoría de mis comentarios le habían hecho poner esa cara, quería decir que mis observaciones habían dado en el clavo. Alcé de nuevo una ceja al escuchar lo que la otra decía, aunque no pareciera le estaba poniendo atención a sus palabras, ¿no saber quién eres? Eso ya es otra cosa. Finalmente se presentó como Annie, alcé la cabeza en forma de saludo y volteé el rostro para verla. – Charlotte. – Comenté sin más.
 
Una pizca de curiosidad me vino cuando ella finalizó su frase: “Pero no siempre me encontrarás como estoy ahora.” Es daba mucho en qué pensar, pero no le di importancia, más adelante descubriría qué era lo que sucedía con esta chica la cual respondía al nombre de “Annie”, dejé que todo el humo que tenía contenido saliera, tanto por mis fosas nasales como mi boca, mi expresión se había vuelto pensativa, miré de nuevo a Annie y sonreí de medio lado. - ¿Y a mi qué? – Respondí manteniendo la sonrisa pero en un tono seco y directo. – No me importa si te voy a encontrar de diferentes maneras, ya descubriré más adelante qué sucede contigo si no quieres contármelo. – Concluí y saqué mi celular para chequear si finalmente íbamos a salir esa noche o no, sonreí al ver que la respuesta era afirmativa. – Te vienes conmigo después de que acaben las clases, nos vamos de fiesta. – Concluí y sonreí divertida de nuevo, esperando la reacción de la otra. 
avatar
Charlotte Ross
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 410
Monedas Monedas : 987

Volver arriba Ir abajo

Re: La moneda y el fuego. [Priv. Annie Musunde]

Mensaje por Annie Musunde el Sáb Ago 10, 2013 6:45 am

No dijo ni hizo nada ante lo que la otra hacia, casi la ignoraba por completo, con la excepción de que miro de reojo a la pelirroja que reía con lo que ella había dicho. No le había enfadado, había que admitirlo, pero era muy fácil fastidiarla cuando se le insistía con un tema en particular, era inevitable que tuviera esa reacción, pero no era tanto como para llegar al punto de enojarse e irse. Giro el rostro un poco más hacia el lado que estaba la chica, para poder ver lo que ella hacía. Simplemente notando que fue a tomar el encendedor que estaba junto a su pie, corrió este hacia un lado como reflejo. Sonrió de lado ante lo que respondió la otra  .- Ya quisieras que fuera una cita .- Dijo lo más bajo que pudo, para que no la pudiera escuchar. Era bastante normal que se guardara sus pensamientos para ella misma y no dijera ni una palabra sobre ellos, pero en esa ocasión le había dado bastante gracia y no evito decirlo, aunque con voz baja, no sabía cómo sería la reacción de la chica.
En cuanto la pelirroja se presento, no hizo nada. Su nombre era lo que menos le interesaba saber, pero era más fácil que estar tratándola siempre de ‘’tú’’.

Volvió a girar el rostro, ahora sin su sonrisa. Miro a Charlotte y después de unos segundos estando callada abrió finalmente su boca para hablar  .-  Creeme, no será lindo si no me encuentras como estoy ahora .- Respondió. Era la verdad,  encima de que su otra personalidad era todo lo contrario a ella, en un lugar como al que iría podría montar un gran lio de nervios o cualquier otra cosa. Si ella chica quería descubrirlo por si sola seria un peso menos para ella, el tener que contarlo y explicarlo siempre esa cansador entre todas las preguntas que surgen. ‘’Entonces ¿Por qué no? Atrévete a averiguarlo por ti misma’’ Pensó en su interior, con muchas ganas de decirlo en voz alta.

Sonrió de la misma forma que ella lo hacía en el momento que dijo su última frase.- Esta bien.- Dijo asintiendo y soltando una risa por lo bajo. Meter en problemas a su otro yo sería muy divertido, más aun teniendo en cuenta la personalidad que esta tenía. Sería la oveja negra del grupo, aunque se podía equivocar. Tal como la personalidad en la que estaba actualmente, la otra también era bastante rara y quizá se enganchara en el lio de la fiesta, sería divertido. Y si se equivocaba… ¿Qué más da?, equivocarse a veces es divertido.
avatar
Annie Musunde
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 39
Monedas Monedas : 2396

Volver arriba Ir abajo

Re: La moneda y el fuego. [Priv. Annie Musunde]

Mensaje por Charlotte Ross el Vie Ago 23, 2013 6:46 pm

Tener varias cosas en común con alguien que acabas de conocer era algo de 50/50, puede ser problemático y a la vez beneficioso, pero no me importaba en lo absoluto, a pesar de lo extraña de la situación y que ambas parecíamos ignorar la presencia de la otra, seguíamos manteniendo una conversación que parecía no llegar a ningún lado. Mantuve el cigarro entre mis dedos índice y corazón de la mano izquierda, viendo como mi nueva acompañante empujaba con el pie el encendedor para que pudiera alcanzarlo y así disfrutar de la nicotina que mi cigarro contenía y quería que consumiera con tantas ansias. Luego de mi broma, que acostumbro hacer cada vez que encuentro la oportunidad, aunque no pareciera la escuché decir unas cuantas palabras que me resultaron de lo más divertidas, no pude evitar soltar una carcajada por ello, sí que lo había dicho en un susurro prácticamente, pero de igual forma pude apreciar aquellas palabras como si me las hubiera gritado.
 
- ¿Deberé empezar a cuestionarme qué usar para nuestra cita? – Pregunté con claro sarcasmo en un tono de adolescente teniendo su primera cita, echándome a reír después, puede que no lo pareciera, pero honestamente no me gustaba hacer amistades con nadie, por mucho que dijeran que podía ser divertida y demás, odiaba tener que mantener lazos con las personas que probablemente después les sabría a tres pepinos.
 
Ciertamente me daba absolutamente igual lo que sucedía con ella, estaba empezando a preguntarme cuál sería su condición o si tenía algún tipo de problema tanto emocional como físico, pero como ya había planteado antes, ya lo descubriría en un futuro, tal vez en la noche de hoy, ¿quién sabe? Las palabras que soltaba se volvían más y más interesantes, como si de verdad estuviese intentando que yo descubriera lo que le sucede, o el por qué de sus palabras tan interesantes. Giré el rostro para verla y me encontré con que ella también estaba viéndome a mí, sin una sonrisa en su rostro y con claro semblante serio.
 
- Más palabras interesantes, definitivamente eres alguien poco usual. – Comenté luego de sus palabras, dando un leve suspiro y acto seguido dándole una calada al cigarro que casi no había tocado desde que lo había encendido. – Ya descubriré qué sucede contigo, ya te lo dije. Será entretenido ver lo que sucederá en cualquiera de los casos. – Añadí para luego empezarse a dibujar una sonrisa traviesa de las mías en mi rostro. Escuchando como aceptaba mi invitación, saqué mi móvil para revisar la hora notando que todavía teníamos más tiempo de vagar aquí, solté el humo del cigarro por las fosas nasales y recogí las piernas para apoyar mis brazos en ellas, dejándome el cigarro entre los labios.
avatar
Charlotte Ross
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 410
Monedas Monedas : 987

Volver arriba Ir abajo

Re: La moneda y el fuego. [Priv. Annie Musunde]

Mensaje por Annie Musunde el Jue Sep 05, 2013 1:09 am


-  Quizás deberías hacerlo  .- Respondió con una sonrisa al ver que Charlotte no se había tomado a mal sus palabras, todo lo contrario. Ya comenzaba a gustarle esa situación, pero tampoco se sentía tan a gusto con todo, cada cosa tiene sus pro y sus contras. Pero para pensar en eso ya habría más tiempo, ahora lo importante que, al menos para ella en ese momento lo era,  sería como se las arreglaría para guardar esas palabras a las que Charlotte llamada ‘’ interesantes’’, la verdad que no estaba haciendo nada para que pensara de esa forma. Si seguía hablando de esa manera en que lo hacía, terminaría haciendo que por curiosidad la otra comenzara a insistir o averiguar por su cuenta, que era lo más probable, pero en fin.

Con un suspiro bastante notable y fuerte, cambio el aire lleno del humo de cigarro para inhalar uno un poco mejor, si se podía decir así, ya que el ambiente en si estaba completo de ese olor a cigarrillo. Con cara de pereza hizo una leve estirada de brazos y miro a Charlotte, logrando ver que esta mirada su móvil, posiblemente la hora. Eso le hizo darse cuenta del silencio que habia y que era demasiado incomodo ese problema. - ¿ Y bien? ¿Qué quieres hacer ahora? – Pregunto como si  nada mirando a la otra. Seguidamente se apoyo contra la pared esperando la respuesta.

En ese momento lo único que paso por su mente era si volver a su casa o no, era muy fácil irse a otro lado y no asistir a esa dichosa fiesta a la que la habían invitado, después de todo quizá era la primera y última vez que se encontrara con esa pelirroja.  Sin embargo tenía muchas emociones que le daban el impulso de ir, el por qué no lo sabía, pero era algo irresistible. Hacía mucho que sus labios no tocaban una gota de alcohol ya que en la casa nunca había de eso, vaya buena persona que quería ser su otra personalidad y ni siquiera le salía. Repugnancia era lo que sentía ella de su otro yo, asco. Esa personalidad inocente, amable y gentil era completamente horrible para ella en ese momento, y puede que sea a viceversa con su otra faceta.

Con un leve movimiento de cabeza volvió su vista a su acompañante para ver lo que decía, cualquier cosa seria más interesante que buscarle defectos a su otra personalidad cambiante, eso era más que seguro.
avatar
Annie Musunde
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 39
Monedas Monedas : 2396

Volver arriba Ir abajo

Re: La moneda y el fuego. [Priv. Annie Musunde]

Mensaje por Charlotte Ross el Miér Sep 25, 2013 12:09 am

— Tal vez sea suficientemente sensual lo que tengo puesto, ¿no crees? — Pregunté divertida, siguiéndole el juego. Ya me estaba empezando a dar ganas de tomarme un café, o algo. Todo con tal de salir al menos unos momentos del instituto y si bien estaba en lo correcto, había un café bien cerca del mismo que estaba segura a mi nueva amiga no le molestaría acompañarme. Me terminé el cigarro tirando la colilla al suelo y pisándola con el pie para luego revisar mi monedero por unos momentos, hacía unos días había estado apostando en las bajas calles y había apostado bastante dinero en una carrera de motocicletas, por lo que no estaba segura de si tenía efectivo y realmente no me daban ganas de sacar la tarjeta negra* para comprar un café. Solté el poco humo que quedaba en mis pulmones por medio de un suspiro y aspiré el olor a cigarro que había quedado alrededor, ¿los dueños de este mugroso instituto no se darían cuenta de la cantidad de personas que fuman en sus instalaciones? Me reí por mis comentarios y no le di importancia si la chica que tenía al lado se habría dado cuenta o no.
 
La miré de reojo al escucharla hablar nuevamente, parecía que me hubiese leído la mente con eso de qué íbamos a hacer. Sonreí de lado y giré mi rostro hacia ella guardando el monedero y cerrando el bolso. — ¿Qué, te parece ir por un café? — Pregunté tranquilamente, mirándola por un momento y luego desviando la mirada de nuevo al frente, girando mi rostro de igual manera. — Me fastidia tener que esperarme las jodidas tres horas hasta la clase de matemáticas aquí sin hacer nada —. Añadí con un tono de indiferencia bastante claro.
 
Mis pensamientos se desviaron a pequeñas divagaciones, había invitado a Annie por simple fastidio y porque me daba bastante aburrimiento ir sola junto a un montón de tíos que de seguro desearían todos que me liara con ellos esa noche. Lástima que ninguno recibiría ese trato a menos que yo lo quisiera. Suspiré suavemente, casi era un suspiro invisible, sin que nadie lo notara, y giré nuevamente mi rostro a la peli-teñida cuando sentí su mirada posada en mí, sonreí de lado y apoyé la cabeza de la espalda mientras pensaba si debía pararme o no y dejar a la chica ahí. Aunque la había invitado a tomar un café y a salir esa noche, era cuestión de ella si quería acompañarme o no.
 
— ¿Y bien? ¿Vas a venir o no? — Pregunté mirándola de reojo, prácticamente con pereza y levantándome de mi asiento. Pasé mi mirada a mi alrededor y luego la volví a posar en ella, esperando su respuesta así como ella había esperado la mía hace un par de minutos atrás.
avatar
Charlotte Ross
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 410
Monedas Monedas : 987

Volver arriba Ir abajo

Re: La moneda y el fuego. [Priv. Annie Musunde]

Mensaje por Shizuka Yurioka el Miér Oct 09, 2013 3:25 am

~~Cerrado~~ por pérdida de rango.
avatar
Shizuka Yurioka
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 2174
Monedas Monedas : 9772

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.