Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Gatita en la lluvia

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Gatita en la lluvia

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 29, 2013 6:47 am

Ya no hacía ese tipo de diligencias, ya no se encargaba de asuntos directamente desde la ocasión en que casi muere por una mala negociación, pero una cosa era no involucrarse directamente y otra muy distinta perder la pista de aquellas personas que eran útiles para su negocio y que solo podía encontrar en los territorios oscuros y peligrosos de esa zona en particular.

Dentro de su auto un joven ansioso, de apariencia “sucia” y andrajosa que desde luego era sólo apariencia pues el aroma a loción impregnaba su cuerpo y sus modales eran finos y sutiles mientras bebía de la copa que le había ofrecido su jefe, daba un reporte de los movimientos en las calles dela última semana, los nuevos pedidos ya la posibilidad de llegar a un acuerdo con una familia poderosa para hacerles llegar un cargamento fuerte de “mercancía” su lenguaje era educado y de un alto nivel… uno de los mejores espías de su empresa, bueno… de la parte oscura de la misma al menos.

-Entonces eso es todo por esta semana, asegúrate de no pasar nada por alto…-

El chico salió del auto perdiéndose en las callejuelas con la velocidad de un ratón escurridizo, dio una orden silenciosa con un asentimiento y el auto arrancó para salir de aquel lugar, estaban básicamente en el centro del laberinto, pero tenía tantos conocidos en las bandas del lugar que difícilmente se metían con él… además, no era el único auto de ricos internándose en una zona popular por su venta de drogas y muchas otras ilegalidades.

Cuando estaban a unas calles de salir la lluvia comenzó a azotar el techo del auto, hizo que el chofer parase para salir y mirar hacia el cielo gris oscuro del que venían las gotas que arreciaban, pudo quitarse los lentes para disfrutar de la brisa fría…

-Volveré andando hasta el parque de las afueras… espera ahí…- ordenó simplemente internándose en las calles que conocía tan bien, no muy lejos de ahí es donde cierto jovencillo le había encontrado y se lo había llevado como si fuera un gato perdido y bajo la lluvia. Le gustaba la lluvia, anduvo en silencio durante un tramo, topándose sin establecer contacto con grupos pequeños o personas solitarias que buscaban refugio del agua… él no, él disfrutaba ese momento.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Alicia Mad. Ness el Vie Mayo 31, 2013 8:44 pm

Le habían asignado su primer "trabajo". El actual jefe del clan Higurashi le entrego a ella y otros dos chicos una carpeta de esas que se usan para los expedientes, que contenía las fotos del cliente y de la persona de la que deberían encargarse. El motivo, desconocido. La forma en que deberían hacerlo; un robo al azar. El precio de los servicios, eran tantos ceros que una familia podría comer sin problemas todo un año. El abuelo dijo lo que siempre decía, -No fallen-

Toeto que no había matado una mosca en su vida sintió un terror terrible y unos nervios imposibles de ocultar. Sus primos, ya acostumbrados a este tipo de pedidos - Ambos primogénitos- solo la miraron de reojo. El mayor de los tres, líder de la "operación" indicaba los pasos a seguir mientras conducía hacia el lugar que el informante le había dicho se encontraría la desafortunada victima. -No entiendo porque los tres, con uno bastaba Nadie le contesto. Técnicamente no tendría que estar allí, pues como segunda hija se le consideraba no tenía derecho, pero ahí estaba, no solo con ellos a hacer un encargo sino que sería su futura líder. La idea les asqueaba, pero a aguantarse de ha dicho.

Se bajaron del auto a varias cuadras del lugar para no ser notados y se acercaron sigilosamente ayudados de las sombras de los callejones a un hotelucho de mala suerte donde se encontraba el burócrata, al que se les ordeno matar, y su amante. El cuarto no estaba muy lejos de la recepción, vacía. No necesitaban registrar uno a uno los cuartos porque ya sabían en cual se encontraban los amantes. Los dos primeros interrumpieron en la habitación seguidos de una muy temerosa Toeto, todos armados con puñales.

No. el mayor sentó en primer golpe. Basta La pobre mujer pedía piedad No más apuntan a la garganta de la que lloraba. La chica de ojos rojos salió disparada de las instalaciones corriendo a todo lo que podían sus piernas. Ella no era como ellos, ella no podía hacer lo que ellos. La lluvia se desato, como guiada por las emociones de la joven que no paró de correr. La vista se le nublaba, disminuía la velocidad de sus pasos, la respiración se le agitaba. Soy una cobarde.

Solo con el deseo de alejarse de la horrible escena anterior, no pudo permitirse parar, por lo que a consecuencia de la fatiga tubo que empezar a caminar, aun bajo la lluvia. Un poco de sangre había manchado su ropa, y con el puñal en mano todavía. Sentía como la poca gente que estaban en el sitio se alejaba de su camino. Podía sentir sus pesadas miradas sobre ella. Ellos son los monstruos no yo. Al borde de un ataque de pánico, pisando la locura, comenzó a llorar y con la vista puesta solo en sus pasos choco con un hombre, . Levanto la mirada para posarla en él,era alto y bien vestido. Casi igual al cliente, casi. Pero en ese momento para ella no hubo diferencia alguna. dirigió sus ojos directamente a los de él y con una voz casi suplicante le susurro mientras se aferraba con fuerza a este: ¿Para ti, cuanto vale una vida humana?
avatar
Alicia Mad. Ness
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 941
Monedas Monedas : 2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Invitado el Dom Jun 02, 2013 8:23 pm

Caminó lentamente, perdido en sus pensamientos lo que no significaba que no estuviera del todo atento a lo que pasaba, alguien como él nunca se descuidaba y no dejaba de mantener una vigilancia constante en lo que le rodeaba, gente de un lado a otro, parias miserables buscando un techo para cubrirse la cabeza, ocupación tonta a su parecer, el sonido de la ciudad mojándose, desgajándose en decadencia, era agradable…

En ese sitio se congregaba la basura y también los dioses, gente como él que movía los hilos de esa zona baja acrecentando sus límites, sus fortunas y sus negocios a consta de muchas almas que vagabundeaban por ahí, no era raro encontrarte prostitutas o niños abandonados, enviciados y sucios por el mundo… le importaban muy poco tanto unos como otros… él era un verdugo, esa era su clase, un depredador que se ocupaba de sí mismo, los demás eran apenas medios, unos más valiosos que otros dependiendo de lo que podía obtener de ellos.

Miró un bulto tirado en una esquina, un hombre quizá herido… sonrió pensando que él nunca hubiese detenido su camino para cuidar o curar a alguien de esas callejuelas, y pensó en el albino que si lo había hecho, que seguía haciéndolo seguramente… llevándoselo a él a su hogar, limpiándole y curándole… lo admiraba a él por eso, por aparecer así haciendo algo que en su lugar no hubiese hecho, salvándolo, de muchas formas… después de eso, los demás seguían importándole muy poco… salvó uno, que destacaba de todos.

Perdido en el recuerdo de su ángel oscuro particular giró en una esquina, donde una pequeña menuda y llorosa, con los ojos particularmente rojos chocó de lleno contra su pecho; lo admiró todo en un momento, el arma en su mano, las manchas difusas de sangre en sus ropas, la desolación de su mirada… no era peligrosa... por ahora. Dejó que le aferrara porque la consideró inofensiva, comparada con él desde luego que si bien no llevaba un arma en la mano, se sentía seguro no sólo por las que si llevaba ocultas, si no por su propia fuerza.

¿Una vida humana? Bien poco, o realmente nada… depende de qué vida estuvieran hablando, algunos subordinados hábiles valían más que las personas simples… gente de negocios más que ellos, gente de confianza aún más… su “familia” un poco más aún… un chico, más que todo el mundo. Pero esa chica no preguntaba eso, estaba preguntándose a sí misma estaba cuestionando en voz alta su propia cordura… en ese momento él era sólo un reflejo, el espejo donde ella hacía la pregunta a la que asumía no tener respuesta.

-Tanto como yo quiera- o tan poco en todo caso… la sostuvo un momento porque le dio la impresión de que iba a caerse, la lluvia los bañaba por completo… y algo en ella, quizá el tono albino de sus cabellos, le recordó lo bastante a alguien para ser un poco amable.

-A quién debes matar ¿lo vale?- lo decía porque las manchas de sangre estaban en su ropa, no en su arma… así que… ¿una ladrona? ¿una asesina? Podía ser muchas cosas, él no se dejaba engañar por las apariencias.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Alicia Mad. Ness el Dom Jun 02, 2013 9:05 pm

-Tanto como yo quiera- Esa era la respuesta del hombre que tenía en frente, Toeto clavo su mirada en sus ojos, aquellos ojos verdoso rozando el gris, eran tan fríos tan despiadados. ¿Por que yo no puedo ser así? Su hermano en cambio, era tan amable como voraz, en momento podía levantarte y ayudarte solo para hacerte caer otra vez. ¿Por que no soy así? Era una Higurashi, tendría que empezar a actuar como tal, no eran un clan diplomático, ni burócrata, el tener empresas no les hacía empresarios, ellos eran lo que siempre fueron. Asesinos. Cada primer hijo un asesino, los demás no importaban podían hacer lo que quisieran. Yo debería hacer lo que quisiera.

Pero no era así como funcionaban las cosas ahora, debido a la falta de "personal" todo Higurashi debía matar, convertirse en un monstruo. Solo el primer hijo debería ser el líder, pero ahora ella una segunda hija incluso mujer sería la cabeza. Ellos la odiaban y ella los odiaba a ellos.

El agarre de alguien la devolvió a la realidad, un hombre la sostenía mientras le decía: -A quién debes matar ¿lo vale?- No, lo conozco, sé como son los de su clase mentirosos, manipuladores, asquerosos buitres carroñeros. Hacen que otros se manchen las manos por ellos. Cobardes... Entonces ¿Por que dude?

-No, no lo vale, merece morir... Pero no quiero ser el peón de alguien más.- Lo que dije solo tenía sentido para mi, no sabía por que le había preguntado a aquel hombre tal estupidez. Estaba enloqueciendo, me deje caer en sus brazos, ya si me sostenía o me dejaba caer no me importaba. Estaba cansada de luchar, cansada de fingir que era fuerte. Cansada de perderme cada vez más en la locura. Poco a poco fui cerrando los ojos hasta perder el conocimiento.
avatar
Alicia Mad. Ness
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 941
Monedas Monedas : 2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Invitado el Mar Jun 04, 2013 5:10 am

La niña repitió sus palabras como si fuese un mantra, como si al volver a decirlas sus labios pálidos y pequeños pudiesen encontrar un significando oculto acariciando las silabas, esa niña estaba a punto de perder del todo el sentido, se veía en sus extraños ojos que bailaba entre la cordura y la oscuridad constantemente llenos pero al mismo tiempo rebosantes de un vacío profundo, como el de los que se pierden a si mismo… el tipo de vacío que nos consume a todos si contemplamos lo suficiente el abismo… por su parte, él era uno con su abismo.

Confirmó sus sospechas mucho antes de siquiera responder, porque pudo ver en la forma que se aferraba a su arma, en la forma que se aferraba a él y que parecía esforzarse por no soltar los hilos que la mantenían unida y de pie… aunque claro, podía tratarse de simples impresiones de Laurent que reflejado en ella miraba a los más jóvenes de su familia, todos dudaban, todos podían elegir… servir a la familia de una u otra forma según lo que fuesen capaces de hacer… nadie era del todo inútil… o traicionarles y morir… simple, como dejar de respirar.

-Mata sólo cuando tú quieras hacerlo… matar es un acto de placer, de satisfacción… sagrado… no deberías profanarlo- aunque nadie le estaba pidiendo el tipo de consejo que le daría a los menores al entrenarlos, durante un tiempo en Italia se había encargado de hacerlo, ser tutor de aquellos que con el tiempo serian piezas útiles de la familia. La seguía sujetando para cuando notó que su peso se intensificaba… había colapsado de golpe… pensó en dejarla ahí, total era apenas nada para él… pero notaba de reojo los buitres y ratas en forma de personas, ocultos en las sombras, esperando algo débil, algo fácil para atacar, para devorar… era apenas una niña, aparentemente desorientada, delgada y débil, no muy diferente a Mia cuando tenía su edad… Mia, era extraño recordarla justo ahora.

La llevó consigo el resto del camino, porque no pesaba apenas nada, fue sencillo… la lluvia caía sobre ellos constantemente, bañándolos… para cuando salió de los callejones, el auto le esperaba a un par de metros… le tocó el rostro un par de veces dando suaves golpecillos para tratar de despertarla… si no lo hacía… tendría que decidir él que hacer con ella.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Alicia Mad. Ness el Vie Jun 07, 2013 12:31 am

Pude escuchar al hombre de traje pronunciar lo sagrado de matar, ¿Un acto de placer? Sí, podía ser ¿Algo sagrado? También. Todo era muy cierto, muy real. Demasiado real. Las palabras al tiempo que me tranquilizaban me dolían, me destrozaban desde dentro. Yo decía no querer matar, pero lo haría, si yo quisiera matar a alguien lo haría. El problema es que quería hacerlo por mi, no por ellos, por el clan, por los clientes. Pero eso es lo que hacían todos lo Higurashi, matan por que les gusta, porque ellos lo decidieron, porque ellos lo quieren así. ¿Yo quería? Tal vez.

En el velo de la obscuridad y de la luz. Atrapa en la semi-inconsciencia, sentí al hombre llevarme en brazos. ¿me mataría? ¿él querría hacerlo? Y una vez más la respuesta era: Tal vez Podían pasar cualquier cosa, podría dejarme allí y dejar que otros me dañaran, podía llevarme para matarme él o solo podía no hacer nada. Yo ya había sido rescatada por un completo extraño, pero un rayo no cae dos veces en el mismo lugar. Era casi imposible que eso volviera a pasar. Pero hoy en día, ¿que significaba la palabra imposible?

Intentaba abrir los ojos que el cansancio mantenía cerrados. Tuve la sensación de caer y caer pero sin tocar fondo. Tenía miedo de perder la conciencia por completo. De no poder despertar a tiempo, de no sobrevivir, de todo en lo que me rodeaba. Quería gritar pero en su lugar salió un susurro casi inaudible: -Tengo tanto miedo-
avatar
Alicia Mad. Ness
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 941
Monedas Monedas : 2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 08, 2013 7:13 am

Mientras trataba de despertarla no dejó de observar los detalles de su cara, era una niña por completo, con apenas la edad suficiente como para manejar un arma, mientras mantenía los ojos cerrados en verdad que se parecía a ella, el cabello era mucho más claro que el de la pequeña mía cuando la conoció, siendo apenas un niño físicamente pero su forma de ser ya era fría y calculadora, hablaba como un adulto y se manejaba como tal incluso conviviendo con personas de su edad.

Mia había sido siempre educada, reservada, en apariencia al menos, por dentro le hervía la sangre como fuego con el temperamento vivaz de la toscana, coquetería y dulzura mezclados con fingida inocencia… pero también la capacidad de salirse con la suya al precio que hiciera falta, conseguir sus objetivos por encima de cualquiera y siempre, siempre fue un espíritu vengativo e impulsivo incapaz de controlarse a sí misma cuando las emociones le desbordaban… justamente ese descontrol, esa imperfección la hacían una buena mujer. O la hicieron, hasta que les traicionó.

La voz ajena rompió el recuerdo, porque su voz no se parecía en nada a la de esa mujer que no valía la pena recordar… no ahora al menos, le guardaba respeto, estima, un cierto cariño fuerte; pero no se extraña a los muertos, no se nombra a los traidores y no se busca a los completamente perdidos… miedo, aborrecía el miedo por encima de todas las cosas, al menos en sí mismo, en el resto, era el tipo de respuesta que buscaba con ahínco provocar.

-¿Qué familias tuvieron “trabajos” esta noche?- preguntó metiéndose al coche y colocando a la jovencita en el otro extremo del asiento del confortable auto… -Debe pertenecer a alguna de ellas, no venía sola…- mientras revisaba la lista que era corta, ordenó a su chofer avanzar, llevarles a una de las casas de su familia, la más cercana para tomar una ducha y poner a la niña a cuidado de un par de mucamas que la bañasen y secasen mientras él se dedicaba a investigarla… tomó una foto de su rostro dormido cuando llegaron al departamento ya la entregó con aquellas sirvientas.

-Cuando esté presentable envíala al estudio… puede ser útil- si era una asesina, quedaba claro que era una aún en entrenamiento… nunca estaba de mas tener alianzas útiles con familias así.

-Envía tambien comida para dos...- añadió antes de perderse en el pasillo para ir a tomar una ducha antes de perderse en la portatil.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Alicia Mad. Ness el Dom Jun 09, 2013 4:56 pm

Tras pronunciar aquellas palabras la desesperación que había sentido en ese momento fue intercambiada por sueño y las ganas de despertar por simple rendición. Ya no tenía fuerzas para seguir luchando conmigo misma. Poco a poco la obscuridad de mi mente me fue absorbiendo sin embargo no me dejo a solas con mi propio yo sino acompañada de todos los recuerdos que quería olvidar, de todos los rostros en los que alguna vez confié. Pero solo había uno que me atormentaba. Hermano. Me prometí a mi y al clan jamás volver a mencionar su nombre pero no por eso él dejaba de ser mi hermano. Él me dio algo por lo que seguir viva, cuando todos me ignoraban él estaba ahí, en las buenas y las malas siempre me protegió aún cuando no lo necesitaba. Sin embargo cuando realmente necesite de él me abandono, cuando yo gritaba su nombre él se fue dejándome sola con todos sus problemas. Maldito. y a pesar de todo, aún lo quiero.

Me desperté sobresaltada: -Que rayos...-Mire a mi al rededor y me encontré con puras extrañas. Estaba en medio de una bañera llena de agua caliente, no sabía lo que estaba haciendo allí, bueno me estaban bañando eso era obvio pero ¿por que? De pronto recordé el incidente de los callejones obscuros y las mugrosas calles, el trabajo, mi huida. De seguro ese hombre me había traído hasta aquí, al menos sé que no quiere matarme. ¿por que quien haría bañar a alguien a quien pretende matar? Nadie cuerdo probablemente.

Intente levantarme pero las chicas me mantuvieron en el agua y tras un par de forcejos y rabietas me quede tranquila. Si no puedes con ellos uneteles. La quemadura de mi brazo dio un par de problemas, aún no entendía como podía arderme cuando según los médicos del clan ya estaba por completo cicatrizada y curada, estéticamente era verdad pero aún así dolía. Procure ignorarla era un dolor soportable. Tras el baño me levaron a una habitación contigua a él. Buscaba ventanas donde pudiera escapar pero todas estaban bien cerradas y considerando mi fuerza tardaría más de dos horas en abrir una, y ni hablar de querer romperlas. Pedí vestirme sola y para mi sorpresa accedieron. No encontraba mi propia ropa ningún lugar por lo que tuve que ponerme lo que ellas me dejaron sobre la cama. Tienen buen gusto.

Una vez vestida fui arrastrada hacía una especie de estudio. En el lugar parecía no haber nadie. Sin embargo sobre el escritorio habían dos platos por lo que pude deducir que pronto llegaría alguien. Subí mi vista de los platos y vi un gran ventanal, me acerque a el sin dudarlo, estaba muy alto para saltar directamente pero a un lado habían una plantas trepadoras quizás podría bajar por ellas. Ahora solo me quedaba romper el vidrio. Pensé en como romperlo y otra vez allí estaba el obstáculo que implicaba mi falta total de fuerza. Golpee con toda inexistente fuerza el ventanal con mi cabeza más como signo de frustración que como intento por romperlo y ¿que tal? ni siquiera vibró. -Si mi hermano estuviera aquí te destrozaría con puñetazo- Pero no él se fue, él te dejó, te abandonó, toeto. -Traidor- Alejándome del ventanal mire a mi al rededor buscando algo que arrojar. Un jarrón sobre el escritorio parecía prometedor me acerque pero mi torpeza me jugo una mala pasada haciéndome caer y voltear la cerámica al suelo y obviamente esta se rompió, me cubrí la boca por el susto y exhale un aire que ni siquiera sabía que estaba aguantando : -Mierda y parece que era caro, ahora si tengo que salir echando leches de aquí.- Desesperada busque otra cosa que arrojar y de improvisto tome una marco de foto con bordes puntiagudos que a mi parecer serían perfectos para romper el vidrio estuve apunto de arrojarlos cuando me percate que tenía una foto dentro, era una chica bastante mona con una cara dulce e inocente. ¿Será su hija? no, no es posible, no se parecen en nada. Me quedé obvservandola: -Es tan mona, ¿quien será?-
avatar
Alicia Mad. Ness
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 941
Monedas Monedas : 2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Invitado el Mar Jun 11, 2013 1:48 am

Investigó rápidamente, pero se llevó especial atención en los reportes que sus contactos podían darle sobre la familia al a que la joven debía pertenecer tanto por las características que daba de ella como por el asesinato que se había llevado a cabo a pocas calles de donde la encontró esa misma noche de lluvia, los Higurashi, no era la primera vez que se topaba con ellos, generalmente eran confiables para los trabajos que muchos no tomaban, parecían moverse principalmente por el dinero… no lo hubiera esperado, por la fama de ese clan, no creía que esa niña débil fuera una Higurashi.

Fue hacia el estudio y le informaron del estado de la joven, parecía sana, el arma que llevaba con ella y sus ropas estaban limpias y dobladas, las sirvientas se encargaron de ello, pidió que las guardasen en una caja blanca para ropas, se la entregaría a la joven después. El ruido de la cerámica quebrándose atravesó la puerta cuando él estaba a punto de abrirla… un tic la ceja le hizo recordar de nuevo uno de los deportes favoritos de Mia, el de romper adornos costosos cuando se enojaba “por error” claro… suspiró entrando, en el suelo sobre la alfombra descansaban los trozos de su jarrón. La niña que ahora llevaba un vestido de lino blanco, volvió a remitirle al pasado, tenía que despacharla pronto, tan pronto concluyeran sus negocios; descubrió con cierto escalofrío que tenía en sus manos el portarretrato de su esposa, al menos de cuando era niña y la comprometieron con él. Era de las pocas fotos de ella que aún guardaba, nota mental: desecharla pronto.

-Era…- corrigió cerrando la puerta tras de sí –Mi esposa. No lo rompas. Que pena, ese jarrón realmente me gustaba, lo pagarás desde luego, no te preocupes.- fue hasta el escritorio sentándose confortablemente en su silla favorita –¿Tienes hambre?- preguntó mirando a la niña que seguía ahí, ofreciéndole con un gesto suave de la mano el asiento para que pudiesen hablar.

-Relájate, si quisiera matarte lo habría hecho en todas las oportunidades que tuve-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Alicia Mad. Ness el Sáb Jun 15, 2013 3:47 pm

La voz que vino de fondo me sobresaltar, no lo había escuchado si quiera abrir la puerta. Lo miré algo asustada, intente disimular los nervios. Nada de esto hubiera pasado si dejara de ser tan idiota. Continué mirándolo -Losé, lo que no sé es porque no los haz echo aún. No hay mucho que puedas conseguir de mi. No soy nada, nadie importante. Y sobre el jarrón, no parecía ser caro.- Mire hacía la foto y la deje sobre la mesa. El hombre se había sentado y con un gesto de su mano me invitaba a hacer lo mismo. Tenía que salir de allí, pero me intrigaba saber que quería. Después de todo no parecía ser el tipo de persona que recogía de las calles a una loca que murmuraba sobre matar solo por su bondad. Sus ojos eran demasiados fríos para albergar el calor de la bondad, o tal vez me equivocaba. La curiosidad mató al gato pero el gato murió sabiendo. 


Me acerque al escritorio con algo de timidez pero al dar dos pasos la foto que había dejado al borde la mesa cayó al suelo. Escuche el vidrio romperse, un escalofrío recorrió mi espalda y mis mejillas se tiñeron de rojo. Moví mi cabeza hacía atrás pausadamente como un robot y descubrí con horror que había roto el marco de fotos. Miré hacía adelante nuevamente. Y corrí a sentarme frente a él. ¡¡¡Acabo de romper el marco de fotos, con la foto de su ¿ex.esposa? o su difunta esposa!!!. Mientras que dentro de mi una mini toeto se arrojaba del peñasco más alto. La otra real -lamentablemente yo- buscaba una posible solución. -Yo de verdad, lo siento tanto, lo pagaré.- Ya sentada mantenía la vista en mi regazo mientras apretaba los puños sobre mis muslos. Ahora si estaba muerta. -De verdad, no fue mi intención. Realmente lo lamento. No pretendía faltarle el respeto a su difunta esposa. De seguro fue una gran señora.- Ya. Basta toeto. Ya pasó. Seguí mirando hacía abajo esperando algún tipo de respuesta. Mierda toeto, es que naciste maldita ¿o que?-
avatar
Alicia Mad. Ness
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 941
Monedas Monedas : 2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Invitado el Vie Jun 21, 2013 6:15 am

Evitó fruncir el ceño, no había esperado que fuese una de esas niñas que hablara tan impetuosamente, no es que le disgustara de todo el tono de la voz, es que de alguna forma le evocaba recuerdos muy pasados que no resultaban gratos en esos precisos momentos, no le venía bien convivir con esa muchacha, obvió la parte del jarrón… esperaba que una sucesora de un clan pudiera diferenciar al menos una baratija de una antigüedad, pero bueno… la juventud suele otorgar indulgencias… sólo los jóvenes pueden permitirse la estupidez sin que nadie piense mal de ellos.
 
Abrió el expediente que había armado sobre la poca información que pudo tomar de aquel clan y de la muchachita frente a él, y mientras deslizaba su índice lentamente por las hojas el sonido único de un cristal quebrándose le hizo levantar la vista de inmediato… lo había roto al final… miró en el suelo aquella fotografía, otrora querida, ahora silenciosa y abandonada en el suelo. Intentó sonreír sin lograrlo, venció el impulso que le empujaba a levantarse e ir a recoger el marco, logró mantenerlo en raya e ignorar aquel objeto… después alguien lo limpiaría.
 
-Déjalo- indicó entonces para terminar con la disculpa de la niña, menos aún ahora que esa chiquilla hablaba de Mia suponiendo cosas que no venían al caso; una gran señora eh… si, una gran mujer, embustera y traidora… pero audaz y hábil como nadie… lo cierto es que sin ella en el mundo las sombras habían perdido un poco de su horror. –Toeto… Toeto Higurashi… debo decir, que cuando pensaba en el próximo heredero de tu clan, no venía alguien como tú a mi mente… veamos… ¿Sabes quién soy yo?-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Alicia Mad. Ness el Sáb Jun 22, 2013 4:47 am

El hombre solo demostró sorpresa unos micro-segundos acompañados de una evidente lucha interna. Tenías que ser observador para lograr verlo, y rápido para lograr interpretarlo pero debías conocer a la persona para saber que es lo se estaba disputando. Para mi desgracia, era lo último lo que me faltaba. Quería saber, necesitaba saber. Pero no había manera de lograrlo, a menos que me quedará el tiempo suficiente con él y no estaba segura de poder lograrlo. Sin embargo el poder de la curiosidad hacía maravillas. "Déjalo" fue su respuesta a mi torpe disculpa. Pero ahora ya no estaba tan nerviosa por las cosas que rompí sino que ahora toda mi atención se encontraba enfocada en el sujeto que tenía en frente. Parecía ser alguien muy interesante, alguien a quien valía la pena investigar.

El tipo se me adelanto. Escuchar mi nombre salir de su boca hizo que mi sangre se enfriara, perdí todo interés por cualquier cosa que pudiera estar alrededor de mi, incluso mi respiración fue olvidada. Yo no le dije mi nombre. ¿como es que..? A pesar de que me causa un fuerte impacto, no fue para nada comparado con lo que me causa la segunda frase. Eso si era un golpe bajo. Claro que no esperaba alguien como yo como heredera de tal clan, era obvio, era.. era.. era.. Yo no debía estar en ese lugar, yo no debía ser quien lo sucedería. Ese debía se mi hermano. Él tendría que hacerlo. Yo solo era el plan B. Él es el verdadero heredero, yo estoy de más, yo no sirvo para esto, yo no, yo... Sentía mis ojos arder anunciando las lagrimas hasta hubo un "click" en mi cabeza. Eso es, él no me conoce del todo, solo sabe mi nombre. Esta bien. No pasa nada. Esto podría ser más una ventaja que otra cosa. Me clame y escuche atentamente la pregunta con la que remató la frase. 

Fije mi vista en su rostro, estudiando cada facción de él, cada rasgo, mi abuelo me había dado una carpetilla donde estaban las fotos de las personas que era importante que conociera junto con una descripción rápida de los negocios que manejaban. Debí leerla. -No, no sé quien eres, tampoco me importa. Mira gracias por ayudarme, de verdad muchas gracias, no sé lo que podría haberme pasado si no me hubieses recogido, si quieres dinero te lo daré, pero es todo que puedo ofrecer. Además ¿como sabes quien soy?-  De echo si me importaba pero demostrando no ganaba nada.
avatar
Alicia Mad. Ness
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 941
Monedas Monedas : 2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Invitado el Lun Jun 24, 2013 7:21 am

Por un momento le dio la impresión de que la niña ya estaba tomándose las cosas en serio, su rostro denotó atención y no apartó la vista de él, un buen indicio, ya fuera para tratar de sondear en el estado de ánimo ajeno o en su próximo movimiento el ser capaz de guardar la calma en una situación desfavorable en básico, extremadamente necesario para ser alguien merecedor de ser tomado en cuenta. Estaba completamente atento a las expresiones de aquel rostro, para él era necesario, como en cualquier otro tipo de posible negocio hacerse una idea de con quien estaba tratando a priori.
 
Daba la impresión de que se iba a echar a llorar nuevamente, pero luego la impresión terminó, de la nada volvió a la carga hablando esta vez con una tranquilidad que seguramente distaba de sentir, tratando de manejar una situación que la sobrepasaba a leguas… si estaba tratando de crear una distancia y un respeto estaba no solo fracasando terriblemente, estaba demostrando que no tenía demasiado que ofrecerle… se forzó a recordar que estaba tratando apenas con una niña, no podía pedirle a todo el mundo estar igual de habituados a las negociaciones de ese estilo como lo estaba el.
 
-Si dinero es todo lo que puedes ofrecer, no vales mucho- declaró sin más mientras cerraba las hojas frente a él como dando por terminado un capitulo, no valía la pena el tratar de sacar algo más de alguien que da por sentado su valor de una forma tan baja; no se trataba de una ofensa, sólo de una aceptación.
 
-El conocimiento es poder… mi familia ha llegado a coincidir con tu abuelo en algunas ocasiones aunque no tenemos ningún trato como tal…- musitó como respuesta, por un momento había considerado la opción de hacer tal con la chica, pero quedaba claro que ella no estaba capacitada para tomar esa responsabilidad… mientras pensaba en ello se levantaba del escritorio y caminó lento hacia la mesa cercana donde habían dejado servido todo, se trataba de comida fría para que cada quien se sirviera sin necesidad de la irrupción de otra persona en el despacho.
 
-No has comido en varias horas… adelante…- le invitó a hacerlo ahora como forma de cerrar aquel momento, su mente había pasado de los posibles negocios con esa familia a otros temas dejando de lado a la niña, compartir la mesa con ella no le molestaba en lo más mínimo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Alicia Mad. Ness el Mar Jun 25, 2013 10:51 pm

Su respuesta fue seca y cortante pero muy cierta; yo no valía mucho. De echo todo el mundo lo veía así, solo era un adorno a la cabeza de la familia. El día que se muera el viejo me comerán viva. No había nada más cercado a la realidad que eso, yo solo era un estorbo para los verdaderos depredadores que se encontraban debajo de mí. Yo no era como el viejo o mi hermano, ni siquiera le llegaba a las rodillas a ninguno. Ambos fríos, calculadores, fuertes. Ellos eran lideres. Mi hermano si era un verdadero Higurashi. 

El hombre me conocía por haber "coincidido" con mi abuelo. De seguro es un cliente. Eso hizo que mi forma de verlo cambiarla radicalmente. Ya no lo veía tan bueno, ni tan santo y por fin caí en cuenta de la persona que tenía en frente, de como era realmente. Solo era como los demás, como todos los hombres de traje que conocí a lo largo de mi corta vida. Solo es un buitre más... Pero ese buitre te salvo toeto, no lo olvides. Era una verdad que no podía ignorar, de una forma u otra yo sabía perfectamente lo que hubiera pasado si aquel sujeto me hubiese dejado sola y en el estado en el que estaba en ese lugar. Yo le debía algo y no me gustaba deberle a las personas y mucho menos a sujetos como él. Pero la duda aún estaba allí ¿por que me había salvado? ¿por que tantas molestias por una extraña? Después de todo no era posible que supiera quien era hasta después de haberme recogido, no era tan conocida como mi abuelo.

Me acerque a paso lento hacía donde él estaba, sin queres pise el vidrio que aún seguía en suelo, como acto reflejo me agache para tomar la foto, a pesar de algunos raspones estaba en buen estado, la deje sobre el escritorio. La observe solo por unos instantes pero sin la misma alegría ni entusiasmo que la primera vez. Pase un dedo sobre ella y me aleje. Comencé a mirar la habitación con interés, buscando algo que pudiera indicarme con quien estaba tratando, mire los títulos de los libros de la repisa cercana, eran algo viejos con colores no muy llamativos. Seguí mirando a otros lugares, no pude encontrar ningún logo o distintivo familiar que me resultara familiar, hasta que me di con una foto en la pared, era un chico, un par de años más joven que el hombre, pero era obvio que era él, lo recordé de inmediato, yo aún era muy pequeña y mi hermano aún era el heredero cuando lo vi por primera vez. En aquel entonces, las familias solían reunirse para pedirse favores o algo así. Sonreí, lo conocía era un LeBeau no sabía su nombre ni mucho menos en que negocios andaba pero algo era mejor que nada.

La alegría por el recuerdo paso en el mismo instante en el que pose mis ojos en él. Aún le debía mi vida. -No tengo hambre... gracias... ¿Que quieres? ¿hay algo que necesites? ¿un "trabajo" en especial? Nosé que tipo de negocios manejas pero tu si sabes los de mi clan, sabes que son capaz de darte y que no... No quiero irme de aquí si aún estoy en deuda contigo...-
avatar
Alicia Mad. Ness
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 941
Monedas Monedas : 2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Invitado el Vie Jun 28, 2013 7:36 pm

La dejo vagar por el lugar, lo hacía de forma lenta, cuidadosa y al mismo tiempo curiosa… mientras hacía girar el vino en la copa y miraba su color a trasluz recordó la ocasión en que Mia cuando aún era adorable y usaba coletas llegó a la casa con una caja de cartón vieja, sucia y que desentonaba completamente con su encantador vestido de lino, y más todavía con la cara alfombra del estudio de su padre donde Laurent estudiaba en silencio.

Recordó al gato blancuzco, más parecido a un peluche o una bola de pelusa que a un gato que a pasos torpes de cachorro se deslizó por todo el piso husmeando cada rincón, asustándose de las cosas más tontas como el tic tac del reloj de cuerda de una esquina… olfateándolo todo, decidiendo si era seguro o no, comestible o no, aterrador o no… preguntándose quizá en su pequeña cabecita si el sitio donde estaba era nuevo o conocido, su nuevo hogar o un sitio de paso al que nunca volvería… así le daba la impresión Toeto, deslizándose lento tratando de reconocer el sitio o a la persona que estaba en el sitio.

Notó por el rabillo del ojo la chispa de reconocimiento en la muchacha cuando vio una foto que estaba en el estudio, de cuando era más joven y acudía a las fiestas de negocios con su padre, cuando le seguía como sombra aprendiéndolo todo de él… los adultos y su ego… comenzó a servir una porción pequeña de la comida y silenciosamente comenzó una vez que la chica dijo que no estaba hambrienta… o era buena mentirosa o sus hábitos no eran tan adecuados… por la hora, por lo sucedido, debería estar muerta de hambre.

-Descuida Toeto, no tengo intención alguna de negociar contigo o pedirte nada… me parece que aún estas entrenándote y que no estás del todo dispuesta a ser la sucesora de los tuyos… ¿De qué me serviría hacer un trato con alguien que no lo hará valer?- le miró tranquilamente y esbozó una sonrisa, la chiquilla le agradaba una pisca, tan atolondrada y filosa como la mujer del cuadro roto –Quédate en deuda, tal vez un día me devuelvas el favor… si no es así, nada pierdo- era preferible que te deban favores a deberlos tu… era claro.

Bebió el vino y la miró, la primera vez que llegó a encontrarse con ella era apenas una nulidad al lado del verdadero heredero de aquella familia, más niña que nada pero con los mismos impresionantes rasgos –No te pareces a tu hermano tanto como esperaba… has crecido bien, lo reconozco… llegamos a conocernos alguna vez, sé que lo recuerdas… -volvió a llenar su copa -¿Segura que no deseas nada de beber?-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Alicia Mad. Ness el Mar Jul 09, 2013 10:50 pm

Lo mire con ojos dolidos tanto por mi orgullo como por su comentario hacia mi hermano. Era verdad, somos casi iguales y a la vez totalmente diferentes también estaba en lo cierto sobre lo de que yo no estaba del todo dispuesta a liderar a mi clan pero es que ¿ellos querían eso? ¿tenía opción? No era como si ellos estuvieran ansiosos de que alguien como yo sucediera al jefe y tampoco es que pudiera elegir. Era raro, a pesar del dolor y la opresión que sentía en el pecho. No tenía llorar, ni siquiera de lagrimear. Levante la vista otra vez, hacía él. No tengo miedo. No estoy triste. . Además quien era él para decidir si mi palabra tenía valor o no. Lo tenía, lo verdad lo tenía. Sin importar que, si yo prometía algo lo cumplía. Jure - o hicieron jurar mejor dicho- frente a la tumba de mis padres que sería que encabezara el clan y así lo haría, lo demás no importaba.

Me hablo sobre que ya lo conocía, era verdad que lo recordaba pero no lo conocía. Solo tenía un leve recuerdo de cuando era una pequeña. Él saludaba al abuelo y a mi hermano mientras yo me escondía detrás de este, más allá de eso nada.

Me ofreció algo de beber. Me acerque a él.-Usted no sabe el valor que pueda tener mis promesas pero como prefiera.- Mire la copa que tenia en la mano. -¿tiene jugo de ananá? Sí, tenía sed y aunque no quería ser pretenciosa quizás si tenía algo de suerte tendría de esa bebida que tanto me gustaba. -Sabe mucho de mi, tal vez demasiado, no muchos en Francia saben lo de mi hermano. ¿ah tenido contacto con él? ¿sabe si esta bien?... Bueno no importa... Yo no sé nada de usted, solo que es un Lebeau solo tengo un pequeño recuerdo pero no ayuda mucho... ¿puedo saber su nombre? o ¿al menos en que negocios esta?
avatar
Alicia Mad. Ness
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 941
Monedas Monedas : 2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Invitado el Dom Jul 14, 2013 5:51 am

-Tienes razón, no tengo la más remota idea aún de que tan valiosa será tu palabra en el futuro, es por ello que elijo que me debas un favor, pequeña princesa Higurashi… lo habrás aprendido a pronta edad, que siempre es bueno tener una lista de personas a las que puedas cobrarles un favor…- seguía comiendo aunque de forma lenta sin perder de vista discreta a la muchacha, tenía mucho parecido con su hermano y aunque no había tratado demasiado con el joven después de su “desaparición” lo había tenido en un buen concepto, era hábil como el que más y el destino del clan parecía prometedor con ese muchacho a cargo, ahora restaba ver a su hermana menor tomando el cargo… quien sabe… podría estar juzgándola mal y debajo de ese pelambre de gatita temerosa estuviera una leona bien escondida agazapándose a la espera del mejor momento para devorarlos a todos.

-Lo que desees- no estaba siendo pretencioso, se refería a que haría que consiguieran para la pequeña lo que quisiera, después de todo se trataba de una invitada suya, llamó suavemente a una de las sirvientas que se retiró rápidamente con el encargo del mayor… cómo consiguiera lo que le había pedido era problema del jefe de cocina.

-Desde que se fue, no…- la miró interesado, solo había escuchado rumores… pero de primera mano sabía que un rumor no tiene jamás una base por la que valga la pena mover un solo dedo… además tratándose de la familia, los rumores solo lograban debilitar los pilares que sostienen a todos, no se consideraba quien para decirle nada a esa jovencita que pudiera darle falsas esperanzas.

-Mi nombre es Laurent Sylvain LeBeau, disculpe mi descortesía señorita Higurashi… -presentarse con ella amablemente fue la forma de continuar con aquella conversación, le explicó brevemente el negocio de la familia, al menos la punta del iceberg que lograba verse sobre el agua; una sirvienta llegó entonces con un carrito sobre el cual llevaba una jarra de fino cristal con el encargo de la chiquilla, se encargó de servirle un vaso antes de irse, dejándole el resto de la jarra en la mesa frente a la silla.

-Relájate pequeña… ahora eres sólo una invitada en mi casa, no hay de qué preocuparse… si deseas marcharte puedes hacerlo en el instante que lo decidas, la puerta está abierta… tus cosas están en el salón de al lado esperándote-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Alicia Mad. Ness el Jue Jul 25, 2013 11:38 pm

Luego de mi pedido llamó a una sirvienta que se fue luego de que él le dijera su pedido. No estaba muy segura de que pudieran conseguir juego de ananá real, quizás fuera ese que venía en sobre. No importaba realmente, cualquiera que trajeran me sentaría de maravilla.

Me respondio que no sabía nada de mi hermano desde su partida. Era de esperarse supongo; mi hermano no era tan estúpido como para dejarse encontrar tan fácilmente. Tenías que saber buscarlo y el tenía que querer ser encontrado. No tendría que haber preguntado por el, ya debía resignarme a que nunca volvería y que ahora formaba parte del pasado y aunque volviera... No creo que el abuelo estuviera esperándolo con los brazos abiertos ni mucho menos el resto del clan. No. Ya no se podía volver atrás. Donde esta ahora es el mejor lugar para él.

El hombre se presento como Laurent Sylvain LeBeau. La charla había dado un impresionante giro. Ya no estaba "intimidandome" o intentando sacar información. Ahora era una charla formal, como quienes se reúnen solo a tomar el té. Me explico sus negocios pero algo me hacía creer que había más. Siempre había más. La sirvienta llegó con el pedido de su patrón y se fue dejando atrás un carrito sobre el cual reposaba una jarra de un cristal muy fino. Vaya, al parecer este tipo tiene estilo. Por mi con una jarra de simple vidrio bastaba. Tome el vaso que ya estaba servido y le eche un trago; era jugo de ananá totalmente natural y a juzgar por el delicioso sabor era muy fresco, recién echo.

El señor Sylvain siguió hablando: -Relájate pequeña… ahora eres sólo una invitada en mi casa, no hay de qué preocuparse… si deseas marcharte puedes hacerlo en el instante que lo decidas, la puerta está abierta… tus cosas están en el salón de al lado esperándote- Tuve una sensación extraña al escuchar esas palabras. No quería irme aunque no sabía porque. Quizás fuera por la paliza que me esperaba al volver a casa o simplemente por... no sé. No sé. Aun tenía dudas, preguntas. A pesar de todo aun sentía curiosidad por la persona que tenía aquí en frente. -Por favor, no me llames ni princesa y mucho menos pequeña.- Me trae malos recuerdos. -Gracias por el juego. Es agradable... Oye... sobre tu esposa...- Levante la vista para mirarlo a los ojos. -¿Donde esta ella?-
avatar
Alicia Mad. Ness
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 941
Monedas Monedas : 2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Invitado el Dom Jul 28, 2013 6:26 am

Observó con disimulado interés la bebida de la chica que no se veía apetecible en lo más mínimo, en su opinión, llamó para que retirasen sus plantos y se quedó simplemente con una copa de vino que paladeó lento, disfrutando del aroma –Voy a tener que llamarte por tu nombre ¿Prefieres eso? No estoy habituado a llamar así más que a gente conocida o cercana, pero también puedo usar tu apellido, después de todo no eres precisamente alguien que pase desapercibida…- y pensando en ello, ¿no estaría la familia de la chica esperándola en casa? Después de todo la había recogido de un callejón oscuro varias horas atrás.

Levantó la mirada y se guardó sus dudas cuando la niña hizo la pregunta, pos instinto su mirada fue hasta el sitio donde quedaba los restos de aquel portarretratos roto, una sonrisa fugaz sin significado alguno cruzó su cara por escasos segundos, la versión oficial de todo aquello era algo que cada medio de comunicación sabia, ¿Cuál era la diferencia si se lo contaba a esa muchachita? Solo tenía curiosidad después de todo… -Ella murió en un accidente un par de meses atrás…- no era necesario decir mucho más, le divertía que la muerte no fuese precisamente el tema de conversación más recurrido en reuniones de ese tipo, salvo en su familia… aunque bien pensado, la sangre de esa chica después de todo era de asesinos. Le había respondido mirándole a los ojos para dejar claro que era un tema que no le causaba problema, se trataba de agua tan pasada que estaba en proceso de reconstruir su vida, planes que no dejaban de moverse, no era capaz de sentir pena por algo así más tiempo del necesario

-Era una mujer excepcionalmente hermosa y muy joven, me la recuerdas un poco…-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Alicia Mad. Ness el Dom Sep 01, 2013 9:48 pm

Luego probar del jugo levante la mirada y la fije en reloj de la pared. Habían pasado muchísimo tiempo desde que me separe de los míos. No estaba segura si me estaría buscando, lo más probable era que sí. Pero sin duda no por iniciativa propia; el abuelo debía de habérselos dicho. De ser así, estaría furioso. Sin quitar la vista del reloj maldice mi suerte. No estaba de humor para recibir más reprimendas y a mi cuerpo aun le dolía los golpes de anterior.

La voz del hombre llamó a mi conciencia de nuevo a la realidad. Primero no entendí de que lo que estaba hablando luego recordé que anteriormente yo le había preguntado sobre donde estaba su esposa. Me dijo que falleció en un accidente hacia un par de meses atrás; no me convencía si su muerte había sido hace tan poco ¿por que él no estaba destrozado? o al menos debía serle doloroso hablar de ella. Sin embargo solo aquella respuesta de una forma fluida, seguro incluso clavando sus ojos en los míos. La muerte o partida de alguien a quien amas te deje un dolor que no era tan fácil de disimular o al menos no debía serlo.

La describió como "una mujer excepcionalmente hermosa y muy joven" y a juzgar por la foto era cierto. Menciono que yo le recordaba un poco a ella. Sonreí por cortesía como me enseñaron que debía hacer al recibir un cumplido. Hay costumbres que tenía arraigadas en mi que ahora eran más como actos de reflejos. Quise bromear por ninguna razón en particular. -Entonces acéptame como esposa ¿que te parece?- Lo miré y mostré mis dientes en forma de sonrisa algo exagerada como para que supiera que era broma.
avatar
Alicia Mad. Ness
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 941
Monedas Monedas : 2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Invitado el Mar Sep 10, 2013 5:42 am

Noto aquel gesto que denotaba cierta preocupación por la hora pero no hizo referencia en lo más mínimo, después de todo le había dejado claro que no sólo no era una prisionera, si no que podía abandonar el lugar y recuperar sus cosas cuando ella lo deseara; le mantuvo la mirada disfrutando de sus peculiares ojos al tiempo que la dejaba ahondar en su observación, si esperaba encontrar pena o dolor tardaría mucho, no lo había sentido en ningún momento después de la muerte de Mia, quizá en todo caso un rencor grande y una molestia por todo el trabajo que le trajo con ello, no más.

-¿Estas segura? Prácticamente soy un anciano…- comentó respondiendo a aquella broma con un tono tranquilo como si realmente estuviera considerando la idea de tomar a la jovencita como su esposa, acarició su barbilla suavemente y desvió la mirada al techo mientras enumeraba las cualidades en la chica que posiblemente fuesen benéficas en la unión, desde luego lo hacía como mera broma –Belleza, juventud, un linaje familiar sorprendente… creo que empiezo a encontrarle grandes ventajas señorita Toeto ¿Quiere usted una propuesta simple o con pompa y ceremonia?-

Recibió una llamada y se disculpó con la chica, tenía que responder pues se trataba del informante que tenía en las calles al que había visto la noche anterior antes de topársela a ella perdida y llorosa.

-Lo lamento señorita, me han informado del asesinato que llevaron a cabo ayer, parece que además sus parientes se han movido por toda la colonia aparentemente buscándola… ¿Desea llamar a sus parientes? O quizá prefiera pasar un poco más de tiempo conmigo…-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Alicia Mad. Ness el Vie Sep 13, 2013 3:56 am

El señor Laurent bromeo conmigo también, mencionando las ventajas que habían en ese matrimonio luego haber mencionado de que él ya era un anciano. No había nada más lejos de eso, al menos para mi, él no parecía un anciano, estaba en esa maravillosa edad donde eres lo suficientemente joven para hacer lo quieras y era lo bastante mayor como para hacer su vida él mismo, para que nadie le ordenará ni nada por el estilo. Era libre y poderoso. No me refería al dinero, pues nuestras familias estaban en el misma posición tanto social como económica, sino a su personalidad, a su presencia. Yo jamás podría ser como él, fuerte y decidida, siempre me mantuve al margen de todo, escondiéndome detrás de mi hermano, rezando porque él nunca me dejará. Sin embargo desde que nací siempre se hizo oídos sordos de mis plegarías. Aunque odio al jefe, el día en que muera estaré perdida. Al mando de un clan que no me odiaba tanto como los odiaba a ellos.

Un clic sonó en mi mente, quizás esta persona, quizás... podría ser quien los mandará, ellos lo escucharían, yo lo escucharía y no solo eso sino que sería libre, podría ser libre de verdad, él sería mi boleto de escape. Por uno segundo me planteé la boda en serio... hasta que la pequeña voz de mi conciencia hablo: "Que no se te olvide que paso la última vez que intentaste huir" y con ello todo lo que se me había cruzado por la cabeza se fue directo a la basura.

Aun con una sonrisa en el rostro le contesté en tono de broma y con un poco de verdad: -Algo simple y sutil sería lindo, no me gusta demasiado llamar la atención señor Laurent, además también se esta olvidando de algo muy importante, al casarse conmigo usted se hace automáticamente el líder de todos los míos, yo aun no me he convertido en la cabeza oficial del clan a causa de que no soy mayor de edad pero como usted sí, pues bueno, eso.-.

De pronto él recibió una llamada, por lo visto le acaban de informan que me estaban buscando y que ya se sabía sobre el homicidio. Me pregunto que es lo que quería hacer su llamar a mi familia o quedarme un rato más con él. No quería volver a casa, no aun. -¿Podría... podría quedarme un rato más? Dígales que estoy bien y volveré cuando me apetezca pero que volveré por favor...-
avatar
Alicia Mad. Ness
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 941
Monedas Monedas : 2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Invitado el Vie Sep 27, 2013 4:52 am

-En realidad es una posibilidad que he contemplado por completo querida, es parte de las virtudes que tu linaje ofrece- al menos en ese comentario no bromeaba, lo cierto es que de los muchos atractivos que pudiera tener una hipotética unión con alguien, anclarse a una familia tan amplia y poderosa en los círculos bajos de ese mundo como los Higurashi era algo que no se podía simplemente menospreciar… aclarando el punto que desde luego bromeaba completamente con la idea del matrimonio; pero las ventajas eran innegables.

-Desde luego que puedes quedarte, tanto tiempo como lo desees y si lo que te hace falta es una excusa, siempre puedes argumentar que te he solicitado tus servicios… tengo una relación buena con tu abuelo, así que dudo que ponga en tela de juicio mi reputación y nombre- no estaba vanagloriándose, lo cierto es que llevaba una buena relación de negocios con todos los clanes que mereciera la pena conocer en esa ciudad y en todas las principales de un par de continentes, se encargó de hacer la llamada que la chica pedía, aquella que se imaginaba le daría un poco más de tiempo libre… en el fondo, aunque no lo aceptaría estaba familiarizado con ese tipo de presión, al ser el heredero muchos años su voluntad no valía nada chocando siempre con los inamovibles deseos de aquellos que estuvieron antes de él, hasta que llegó a la edad de tomar sus lugares pudo tener voz.

-Todo listo, he pasado tu mensaje querida… aunque dudo que quieras seguir dentro de la oficina todo el tiempo… hoy estoy libre ¿Te gustaría hacer algo en particular?- se estaba excediendo de generoso, por mucho, no era costumbre suya perder su tiempo en nada mas que no fueran negocio o aquellas personas que lo encaprichaban… pudiera ser que Toeto le caía bien, le recordaba un poco su pasado y justo esa ligera y apenas perceptible nostalgia era la que lo movía a ser… cómo decían… amable.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Alicia Mad. Ness el Sáb Oct 19, 2013 2:08 am

Me dijo que hoy estaba libre y que si me gustaría hacer algo en particular. Me tente y quise decirle tantas cosas que podríamos hacer pero aunque le pedí estar un rato más aquí no podía evitar pensar que ya me estaba abusando de su hospitalidad. Tal vez él solo lo estaba siendo educado. No quería estorbar a esta persona, que tanto me había ayudado. Sería lindo volver a visitarlo o simplemente guardar la idea de que podría tener "un aliado" en nuevo mundo que me adentraría dentro de unos años. Se me hacían eternos y a la vez muy cortos. Todavía no podía creer como mi vida había cambiado en tan poco tiempo. De ser completamente invisible a ser el punto de mira de casi todos. Ahora que lo pensaba me sentía más a gusto en las sombras. Me preguntaba si la vida del sujeto que tenía en frente en algún punto fue similar a la mía. Si en algún punto se sintió solo o molesto consigo mismo. Si tal vez se planteo escapar o fue valiente y levanto la frente a todo lo que se presento.  

Levante la mirada con alegría y algo de pena, realmente no quería irme. Pero no quería quedar como una niña cargosa y mimada. -Oiga... Si quiere que me vaya solo dígalo no tengo problemas con ello... No quiero causarle más problemas de los que ya le cause.- Seguía sentada mientras bebía lo que quedaba del jugo de ananá. Aun estaba fresco.
avatar
Alicia Mad. Ness
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 941
Monedas Monedas : 2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Invitado el Jue Oct 24, 2013 5:00 am

-Tienes una idea equivocada de mi amabilidad… para comenzar, no se la otorgo a alguien que no la merezca, no necesitas hacer nada, en todo caso puede ser que me recuerdes un poco algo agradable, es suficiente para mí por ahora- se mantuvo en su asiento mirando hacia las ventanas que daban a los jardines, eran construcciones espléndidas que habían llevado mucho tiempo y dinero. –Si mi deseo fuese que te marcharas de inmediato, te lo hubiese hecho saber sin ningún tipo de contemplación- desde luego que habría sido de una forma educada, quizá sutil si la chica no hacía nada que ameritase que fuese frio o déspota con ella… y hasta ahora, incluso aquel cuadro roto era un pecado menor que ante su carisma inseguro y extraño perdonaba del todo.

-¿Quieres ver los jardines? Son realmente hermosos… puedes llevar tu vaso contigo si lo deseas… hay en ellos un adorable kiosko donde podemos continuar esta agradable conversación al aire libre-

Se levantó acomodándose el saco, dejando sobre su escritorio todo aquello que por el momento no había terminado, no le quitaba nada el darse un momento y continuar con la plática, después si la señorita deseaba irse podía hacerlo, si no también podía permanecer hasta que lo quisiera en la habitación donde estaban sus ropas, en un par de horas el volvería al trabajo y con algo de suerte aquel encuentro agradable sería solo eso, pronto seguiría con su trabajo, quizá dejaría al fin aquel cuadro de Mia lejos de su despacho… quizá fuese el momento de expulsarla del todo de su vida.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gatita en la lluvia

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.