Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Ir abajo

Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Emily Lawliet el Mar Mayo 21, 2013 6:36 am

Es tarde. Es de noche. Es un lugar peligroso. Yo no debería estar aquí.
No estoy del todo segura como es que acabé aquí. Bueno, sí en realidad, acababa de salir de un ensayo en la clase de teatro que tengo después del instituto, y como siempre, distraída que soy la verdad, me topé con un gatito blanco en uno de los callejones. Yo como soy idiota, empezé a llamarlo y a perseguirlo por entre las calles, hasta terminar aquí; un lugar que hace mucho no pisaba, que mi padre me tenía prohibido cruzar (aunque él no estaba aquí), que mi hermano le tenía miedo, y que yo atravesaba todos los días, desobedeciendo, cuando llegaba tarde a mi antiguo instituto. Una de las zonas más inseguras de la ciudad. Y claro, yo no le pedí a ninguno de los chicos que me acompañara a mi casa, y ahora estoy en este sector, yo sola.

La verdad es que tampoco tenía intención de regresar pronto a casa, mi hermano menor estaba durmiendo en casa de una de mis primas, y yo estaba viviendo sola ahora. Pero tampoco tenía intención de acabar persiguiendo a un gato, y terminar en un lugar como este. Aunque tengo la ventaja de que no es un lugar desconocido para mí, así que supongo que estaré bien, pero la verdad es que hacía mucho que no venía por estos lados. Antes lo frecuentaba, cuando mi padre no estaba en la ciudad. Paseaba por los bares, por lugares de conciertos de punk, y cosas de ese estilo. Algunas personas aún me veían y me saludaban.

Hoy, para completarla, venía con el traje rojo con volados, las bucaneras rayadas y los zapatos que parecían borcegos. Creo que no era una vestimenta muy adecuada para usar por estos lados, pero bueno, sabía defenderme-un poco al menos- y mi traje no enseñaba nada fuera de lugar, así que seguramente estaría bien. O al menos eso me estaba forzando a creer.

Pasé por un drugstore. Sentí el impulso de comprar algo para tomar, así que me acerqué a la ventanilla, viendo salir a una chica... tal vez un poco menor que yo. Le pedí un speed. Andaba con sueño, y algo así me levantaría un poco la lucidez.

Sería divertido hablar con alguien. No quería volver a casa, y este... era un lugar interesante.

Spoiler:
Por las dudas, este es el traje:
avatar
Emily Lawliet
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 229
Monedas Monedas : 5543

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Ryou Bakura el Mar Mayo 21, 2013 8:49 am

Nunca se podía negar el atractivo de la noche. Tal como en ese lugar, a falta de luz de día, todo se hacía inexplicablemente más brillante, más cegador. Casi le daba la impresión de estar recorriendo por el camino de una película en alta definición. Incluso si aquél fuera el caso, seguramente el mantendría la discreción como personaje secundario. ¿Quién iba a fijarse, acaso, en un simple muchacho vestido con una gabardina negra andando por el pavimento?
Sabía que era un lugar no del todo seguro. Sólo un estúpido se vanagloriaría por allí exhibiendo un teléfono móvil de última generación, o pendientes resplandecientes que llamarían la atención desde la acera contraria. Sentido común, pequeños. Simple y llano sentido común.
(Él mismo llevaba un peculiar collar dorado bajo su camiseta a rayas, pero nadie tenía porque enterarse de eso. Discreción, discreción...).

Mentiría si dijera que su recorrido fue planeado. O que siquiera sabía con exactitud dónde se encontraba. Tan sólo... sintió deseos de caminar. Caminar a algún lugar que no fuera la plaza frente a su casa, por una vez. Ni el sendero a la tienda de víveres. Se estaba aburriendo últimamente, y le irritaba un poco no encontrar el por qué de su predicamento. ¿La escuela? ¿Las casi dos únicas personas que le hablaban durante el día?

Pateó una lata frente a su camino, como si tal acción pudiera liberar todo su mal humor, abandonándola rápidamente a un costado de la acera después de un par de golpes más. ¿Qué podían hacer los indefensos residuos reciclables contra la ira de un pie asesino? ¡Nada!
Distinguió de reojo la figura de un gato correr por el pavimento, no demasiado alejado de su posición. Su color le recordó un momento a su propio cabello blanco, aunque no tardó en distanciarse del pensamiento como se acercó a lo que aparentaba ser una especie de tienda. Aunque no identificaba cuál. Notó a una muchacha parada fuera de ésta. Detuvo sus ojos en ella tal vez más de la cuenta, sin poder evitar fijarse en las vestimentas de la chica.

Ladeó la cabeza hacia ambos lados, considerándolo. ¿Qué podía perder?
Tu vestido me recuerda a un juego de naipes ingleses —le comentó con diversión en la voz, acabando por avanzar unos dos pasos en su dirección. Tenía ganas de platicar con alguien, por alguna razón. Y de todas maneras, casi cualquier cosa era mejor que continuar ejerciendo un reino de terror contra indefensas latas de aluminio en la calle.

avatar
Ryou Bakura



Mensajes Mensajes : 6766
Monedas Monedas : 16495

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Emily Lawliet el Mar Mayo 21, 2013 9:25 am

Mientras le daba de a tragos a la famosa lata de speed, recién comprada con la plata que debía de usar para el colectivo (aunque ya me había asumido que me iría caminando de aqui), me quedé apoyada en la pared del susodicho negocio y empezé a mirar a mi alrededor. Sí, definitivamente, creo que nadie con dos dedos de frente se hubiera metido en estas callejuelas a propósito. A menos que estuviera buscando algo para variar una vida rutinaria, algo que creo que casi todos los que estamos aquí, yo incluída, estamos haciendo. Pero ya me estaba metiendo en divagaciones y suposiciones de cosas de las que ni siquiera yo tenía idea.

Miré a mi costado, y vi aparecer al gatito blanco que había estado siguiendo. Saqué algo de pan de mi mochila, si es que a este bolso rotoso se le podía llamar mochila, y extendí la mano, agachándome para que él comiera. Por un segundo pensé que no se acercaría, pero lo hizo. Incluso ronroneó cuando lo empezé a acariciar. Cosa extraña, normalmente los gatos salen corriendo.

-Mishi, mishi... ¿Tienes hambre? ¡No temas!

En fin, apenas volví a enderezarme y a apoyarme contra la pared, con el pequeño gatito aún moviéndose entre mis piernas (¿y si me lo llevara a casa?), miré hacia mi costado, y vi aparecer a otra persona. Un muchacho. Lo observé mientras se acercaba por estos lados, venía pateando una lata de aluminio. Pobre lata, debería estar azotándola con tanta fuerza, para ella sería una gran tortura, pensé, casi riéndome por mi idea. Vestía ropa normal, remera rayada, pantalones, nada del otro mundo, pero a la vez, nada que se viera mucho por este sector. Seguramente no vivía por aquí. O tal vez vivía cerca, es otra posibilidad. Cabello blanco, sin raíces oscuras, al parecer natural, y ojos avellana. Se veía menor que yo. Tal vez solo por uno o dos años.

Era alguien muy particular, no había duda. Y siendo sincera conmigo misma, era atractivo, bastante. Mis pensamientos se mezclaron ante esa idea; no tenía nada de malo que te gustara alguien más chico, pero ni siquiera lo conocía. Me plantee en hablarle, pero no estaba segura de si estaría haciendo bien. Y lo más cómico es que ni siquiera hizo falta. Él también me observó, y se acercó a mi, solo un par de pasos. Nos miramos mutuamente, por un rato, tal vez un poco largo.

No puedo negar que su comentario de que mi vestido parecía hecho de naipes ingleses me causó gracia. Sonreí. Al parecer, conocería a alguien mientras deambulaba por estas calles sin nombre. Y la verdad, sería entretenido.

Ahora que lo pienso, creo que su cara me suena de otro lado...

-Es un poco exótico, no lo niego.- comenté -Pero la verdad es que me gusta. Al menos en algunas ocasiones.- agregué, y supuse que me tocaría presentarme. -Me llamo Emilia, pero todos me dicen Emily, mucho gusto.

¿Y ahora que se supone que vendría? Esperaba que fuera un encuentro interesante, si saben todos a lo que me refiero.-en mis sueños-
avatar
Emily Lawliet
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 229
Monedas Monedas : 5543

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Ryou Bakura el Miér Mayo 22, 2013 2:59 am

Asintió con la cabeza ante el comentario de la chica, formando una sonrisa divertida en su rostro—. Es bastante llamativo —agregó a la vez, excrudriñando por segunda vez el traje de volantes rojos. Sí, definitivamente aquella muchacha se veía como una baraja de naipes. Cosa curiosa, no iba a negar cuánto le gustaban los juegos de cartas. Diría incluso que fue lo que le motivó a hablarle, en primer lugar—. De todas maneras, te queda bien ese traje. ¿Vienes de una obra de teatro? —preguntó, dejando un pequeño brillo de curiosidad reflejarse en sus ojos, pero tratando de mantener un mínimo de cortesía en la voz. No quiso referirse de forma burlona, y esperaba que su interlocutora no se lo tomara de esa forma.

Un pensamiento fugaz cruzó por su cabeza. ¿Desde cuándo era capaz de hablar con tal naturalidad a las personas? No lo sabía, supuso que probablemente sería el cambio de ambiente. No valía demasiado la pena ensimismarse por eso. Regresó su atención a la muchacha, fijándose por vez primera en el color de los ojos de la chica. Verdes, bastante brillantes. Tal vez resplandecían más en la oscuridad. Habían muchos detalles que no se notaban a simple vista, pero se obligó a sí mismo a volver a la realidad al escuchar a la muchacha presentarse—. Un placer, Emily —le ofreció la mano derecho en señal de saludo, quedando ésta unos segundos en el aire a espera de ser aceptada—. Puedes llamarme... Bakura —decidió a último instante, después de una breve pausa. En otro contexto, por costumbre, habría dado su nombre completo. Pero aquella era una situación, creía, más... ¿informal, tal vez?

Fue entonces cuando una figura familiar salió de entre las sombras, o más específicamente, de entre las piernas de su interlocutora. Nada más ni nada menos que un curioso mínimo de pelaje blanco, probablemente se tratara del mismo que había visto andar por el pavimento hace solo unos cuantos minutos. Se agachó a su altura, con cautela, ofreciéndole al felino un dedo para que olfateara—. ¿Es tuyo? —quiso saber, refiriéndose al pequeño gato que mantenía una distancia prudente a su presencia.

avatar
Ryou Bakura



Mensajes Mensajes : 6766
Monedas Monedas : 16495

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Emily Lawliet el Miér Mayo 22, 2013 4:35 am

Sonreí cuando me dijo que mi vestido era bastante llamativo, y de hecho, noté que se encontraba mirándolo con bastante curiosidad. Mientras él se distraía mirando mi vestido, escudriñé en su cabello con los ojos. Sí, se notaba que, a diferencia de varios chicos en el instituto, el cabello de él era natural, no teñido. Por alguna razón, para mí, ese hecho lo hacía alguien bastante interesante. No es común encontrar un albino natural, por lo cual, este hecho hizo que el muchacho me llamara aún más la atención. Me dijo que me quedaba bien, y lo observé, agradeciendo el cumplido. Me preguntó si venía de una obra de teatro, lo cual literalmente era verdad, de hecho, terminé aquí por eso.

-Sí, o bueno, en realidad vengo de un ensayo.- le comenté -Estamos ensayando la historia de Alicia en el País de las Maravillas. Tal vez dentro de unas semanas, o como mucho un mes, vamos a presentar la obra.

La verdad es que me estaba esforzando por llevarme bien con él, aunque obviamente, sin dejar de lado mi comportamiento natural. Era el tipo de persona con el que particularmente yo podría tener una muy buena amistad, o al menos eso parecía por el momento, a lo mejor me estaba dejando engañar por las apariencias, o que se yo. Soy un poco enroscada en estos asuntos.

De repente, fijó su vista en mis ojos, y yo hice lo propio con él. Ojos avellanas, marrones claros. Pequeños, y sin embargo, con un ligero brillo de inocencia que se me hizo extraño. No sé cuanto tiempo nos estuvimos mirando, creo que fueron solo un par de segundos, de lo contrario habría sido raro. Regresé a la normalidad cuando se presentó él también... Bakura. Curioso nombre. Japonés, eso era seguro.

-Es un gusto conocerte, Bakura.- sonreí. No le había dicho mi apellido, él no me había dicho el suyo. Era una situación un poco informal, menos seria que en otros lugares. A diferencia de las ocurridas día a día en el instituto.

De repente, el pequeño gatito surgió de entre mis piernas, donde se encontraba escondido hasta hace unos segundos, y empezó a caminar entre nosotros dos. Lo vi enseguida agacharse hacia donde estaba el gatito, y acercarle un dedo para que el minino olfateara. Vaya, al parecer a él también le agradan los gatos. Me agaché para acariciar un poco al pequeño felino, y para después ver como él se acercaba a Bakura con cautela, y olfateaba un poco su dedo, para luego lengüetearlo un poco. Me preguntó si el gatito era mío.

-La verdad es que no...- y reí un poco -De hecho, por él terminé en este lugar. Cuando salí de la clase de teatro, lo perseguí entre los callejones, y terminé aquí con él.- le confié -Estoy pensando en llevármelo a casa, estoy viviendo sola con mi hermano menor, aunque él en este momento no está... Además no tengo mascota, y es el primer gato callejero que después de que yo lo persiga no se escapa.- y dudé unos segundos -Me gustan mucho los gatos. De hecho, sigo mucho a los gatos callejeros. De más pequeña, a veces me perdía por perseguirlos.- y creo que hablé de más -Perdón. A veces me suelto demasiado hablando.- sonreí, y acaricié un poco las orejas del diminuto gatito. Creo que tenía algo de hambre, le di muy poco pan, y es muy pequeño. Tal vez debería haberle comprado un poco de leche en el negocio.
avatar
Emily Lawliet
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 229
Monedas Monedas : 5543

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Ryou Bakura el Miér Mayo 22, 2013 6:53 am

Una sonrisa se deslizó por sus facciones cuando el pequeño minino se acercó finalmente a él, y dio una pequeña lamida a su dedo. Siempre había notado, pese a lo suave del pelaje de los gatos, su lengua era muy áspera. Le causó un ligero cosquilleó en la piel, y él devolvió el gesto acariciando delicadamente la cabeza del felino, hasta que éste empezó a ronronear. Emily también se había agachado para quedar a la altura del pequeño minino. Ella aseguró que no era de su pertenencia, pero que gracias al felino acabó en ese lugar—. ¡Qué coincidencia! —exclamó de inmediato, reteniendo una alegre carcajada—. Como Alicia, llegar aquí persiguiendo al conejo blanco... o gato, en este caso —sin duda, el detalle se le hacía de lo más divertido. Por supuesto, en plena ciudad, encontrar un conejo blanco deambulando por las calles sería un milagro, un minino era más plausible. Tuvo que ahogar otra molesta risita involuntaria de su garganta al pesar en ello—. Sin duda alguna, te queda el papel.

Escuchó con atención la voz de su interlocutora, que le platicaba sobre la posibilidad de llevar a casa al pequeño animalito. Se sintió en la necesidad de agregar algo a la charla—. Si te sirve de consuelo, yo tampoco tengo mascota. Vivo en departamento —comentó, todavía sonriendo en dirección al gatito. A decir verdad, a él también le agradaban bastante los gatos y animales en general. Sólo consideró que, al vivir en un lugar un tanto estrecho, lo mejor que podría hacer era conseguirse un canario. O un hámster. Tal vez llamarlo Pepe (?).

Se levantó del suelo, enderezando su espalda y sintiendo un poco de alivio al hacerlo. Sus ojos se encontraron nuevamente con los de la Emily—. No te disculpes. Supongo que hablar es la forma más sencilla de darse a conocer —le aseguró, empleando un tono de voz consolador, aunque sabía que no era necesario. En los segundos siguientes, observó a Emily interactuar con el felino, acariciándole las orejas. Otro pensamiento apareció en su mente, dudando un momento si comunicarlo o no. Tal vez ella ya lo había hecho antes, o no; existían altas probabilidades de que también haya notado la ligera delgadez del minino—. ¿Y si le compramos algo de comer a nuestro amigo? Tengo algo de dinero en el bolsillo, por si hace falta —para enfatizar su punto, palpó con ambas manos los costados de su chaqueta.

Spoiler:
Aprovecho para avisar, ya que oficialmente terminó el fin de semana largo, tardaré uno o dos días en responder. Aun así, intentaré no desesperarte mucho. xD


Última edición por Ryou Bakura el Vie Mayo 24, 2013 6:04 am, editado 1 vez (Razón : ¡"Mínimo"! ¡"Mínimo"! ¿Cómo fue posible que se colara tantas veces en el post?)
avatar
Ryou Bakura



Mensajes Mensajes : 6766
Monedas Monedas : 16495

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Emily Lawliet el Miér Mayo 22, 2013 7:13 am

Tenía que admitir que me causó algo de gracia la relación que tenía Alicia con el Conejo Blanco, a la mía con este diminuto minino blanquecino. Albino, igual que el muchacho que estaba frente a mí. También debía admitir que su comentario fue ingenioso. Noté que tuvo que reprimir una pequeña risa, y sonreí. El asunto en si, causaba un poco de gracia. Supongo que de haber sido otra la situación, a nadie se le habría ocurrido vincular ambas cosas.

-Me perdí persiguiendo a mi pequeño amigo, y me encuentro contigo, por estas calles sin nombre. Sin duda serías un Sombrerero Loco perfecto.- mencioné, pensando en que la verdad, alguien como él sería mejor que el muchacho antipático que hace del sombrerero. Nada que ver con el personaje real. Pero bueno, ese no era el punto de la historia. -Gracias por lo de que el papel me queda. La verdad es que espero poder actuarlo bien a la hora de la verdad.- añadí. ¿Y ahora?

Luego de comentarle de que pensaba llevarme al pequeño a casa, me contó que el vivía en un departamento, y que tampoco tenía mascota. Bueno, eso se asemeja un poco a mi situación, ya que ahora que estaba siempre ocupada, mi hermanito se la pasaba con mis primas. Pero cuando mi padre volviera a casa, tendría que salir a buscar algún compañero de departamento, y dejar al gatito con mi hermano menor, o llevármelo conmigo a cuestas.

-Estamos prácticamente en la misma situación, entonces.- comenté, mientras acariciaba las orejas de mi pequeño amigo felino, para acto seguido levantarme y alzarlo en mis brazos, cobijándolo un poco con mi chaqueta. A esta hora, seguro estaría pasando frío. -Aunque creo que dentro de poco tendré que empezar a buscar departamento, cuando mi padre vuelva a la ciudad. Si no puedo llevármelo conmigo, tal vez le deje al pequeño felino a mi hermano menor.- añadí.

Bakura opinó que el hecho de hablar mucho ayudaba a conocerse mejor, a lo cual asentí con la cabeza levemente, ya que ese era exactamente mi pensamiento. Por el mismo motivo, siempre había intentado ser muy extrovertida, y poco tímida. Me parecía aburrido el silencio, a menos que fuera necesario, teniendo uno tantas cosas sobre que hablar. Como los unicornios por ejemplo, su cuerno, su pelaje, su... lo que sea.

Al parecer, Bakura estaba pensando también en la delgadez del pequeño gatito, ya que me propuso si comprábamos algo para comer para él, aclarándome que tenía dinero. Con mi mano libre, busqué también dinero en uno de mis bolsillos.

-Yo también me estaba planteando comprarle algo, tal vez un poco de leche.- comenté, y le alcanzé el dinero, ya que yo tenía al pequeño felino en brazos -Después de todo, todavía es pequeño, no debe tener más de dos meses de edad.- agregué, pensando en lo que habría tenido que pasar el pobrecito.

Spoiler:
No hay problema, yo la verdad estoy aquí muy seguido porque no tengo taaaanto que hacer :B Pero no hay problema, trataré de ser paciente nwn# (?) xD
avatar
Emily Lawliet
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 229
Monedas Monedas : 5543

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Ryou Bakura el Vie Mayo 24, 2013 5:59 am

Sus labios se curvaron en lo que sería una sonrisa divertida, al escuchar la respuesta de Emily a su comentario. Causando que otra pequeña risa se le escapara, sólo que esta vez no se molestó en retenerla—. El sombrerero, ¿eh? —repitió, sin ocultar un pequeño toque de travesura en su voz mientras se inclinaba ligeramente hacia adelante—. Me halagas. Quizá vaya a seguirte hasta un ensayo un día de estos —bromeó, dando una mirada de complicidad a su interlocutora. Luego agregó, con un tono bastante más solemne que el anterior—. Seguramente serás una Alicia de maravilla —remarcó, jugando un poco con las palabras y el nombre de la obra en cuestión, a la vez le regaló a su interlocutora una sonrisa sincera.

El pequeño minino ahora se encontraba cobijado entre los brazos de Emily, quien lo resguardaba del frío del ambiente con la tela de su chaqueta. Le causaba alivio oír que, probablemente, pronto aquel felino no estaría más desamparado en las calles sin nombre, como antes las había nombrado la chica. Vaya, reflexionó con algo de sorpresa, se escuchaba hasta poético dicho de esa manera. Se preguntó qué pasaría por la mente de la muchacha de ojos verdes en ese momento. ¿Unicornios, tal vez? Negó mentalmente con la cabeza, sin evitar sentirse genuinamente divertido con la idea.

Como respuesta a su propuesta, Emily deslizó su mano libre hacia el bolsillo de su chaqueta, y acto seguido le alcanzó algo de dinero, con todavía el pequeño gato en brazos. Sonrió. Una porción de leche se notaba como una buena opción, pese al cliché de la misma—. Eso te gustaría, ¿no es así, amiguito? —inclinó su rostro hacia donde se encontraba el minino, y suavemente rozó su nariz y bigotes con el dedo. Al escuchar un maullido en protesta, volvió a dirigir su atención a la muchacha—. Eso se oye como un sí —asintió con la cabeza, luego miró alrededor, y de inmediato se sintió desorientado—. La de allí es una tienda, ¿verdad? —preguntó en confirmación, torpemente apuntando con su índice al negocio señalado, a sus espaldas. ¿Venderían leche en ese lugar? Realmente no tenía ni la menor idea. Se excusó con una mueca apenada—: Lo lamento. En verdad, no vengo muy seguido por aquí...por no decir nunca, agregó en su mente.

Spoiler:
Oh, bien, que si no respondía hoy, sería por negligencia. xD
Conste, dije intentaré no desesperarte mucho. (?)

¡Acabo de notar que escribí mínimo en vez de minino en el post anterior! Shocked *corre a esconderse bajo una piedra*
avatar
Ryou Bakura



Mensajes Mensajes : 6766
Monedas Monedas : 16495

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Emily Lawliet el Sáb Mayo 25, 2013 8:55 am

Tenía que admitir que me sorprendía de cierta forma como habíamos llegado en tan poco tiempo a tener ese leve grado de complicidad que nos permitía bromear entre nosotros, como cuando le dije que sería un sombrerero perfecto, y el me miró suspicaz, añadiendo que posiblemente me iría a seguir a un ensayo un día de estos. No niego que me gustaría que alguien alguna vez me acompañe a mis ensayos, o a lo que fuese, pero ese no es el punto. Acto seguido, él mencionó que yo seguramente sería una Alicia de maravilla. Creo que el halago hizo que mis mejillas se ruborizaran, sin mencionar que luego ver su sonrisa me hizo desconcertar un poco. Demonios que tiene una sonrisa hermosa el chico.

-Gracias...- hablé, y en mis labios también se formó una sonrisa -No es muy común para mí recibir halagos.- pero he de mencionar que no se sentía nada mal.

Admito que, muchas veces, sentí ganas de tener a un amigo, o grupo de amigos que me acompañaran a hacer cosas distintas, o que vinieran conmigo a teatro, o a mis clases de bajo, pero la verdad es que nunca había tenido amigos así. Mi amigo imaginario hasta los 8 años era un Pikachu, de ahí pueden imaginarse. Pero, mientras me encontraba medio divagando, sumida en mis pensamientos, alcanzé a ver de reojo que, por la calle que estabamos transitando nosotros dos, venían un grupo de tipos, que de ser sincera, no se veían de pinta muy agradable. Alzé una ceja, y me puse en alerta. Esperaba no tener que salir corriendo y terminar escondida entre las paredes del callejón otra vez; aunque al menos, tenía la ventaja de conocer un poco este lugar.

Luego de que le hice mi propuesta sobre comprar leche, Bakura se agachó un poco para decir que seguramente a nuestro amigo felino le gustaría, y acto seguido, pokearle levemente con el dedo la nariz y los bigotes, recibiendo como respuesta un maullido, para luego decir que eso sonaba como un sí. Apoyé mi mano en mi barbilla, y emití una pequeña risa, para luego pasarle con disimulo el dinero (que no se me olvide que hay un grupo de tipos que no se ven confiables).

-Seguro que le encantaría.- comenté, mirando al pequeño gatito.

Inmediatamente, Bakura me preguntó si lo que estaba atrás nuestro era un kiosco, precisamente, donde yo compré la leche. Menos mal que esa cosa está abierta las 24 horas, y que yo sabía que tenía leche, o estaríamos en problemas. Sin embargo, todavía me sentía insegura, y me acerqué un poco a Bakura para intentar avisarle (de hecho creo que me acerqué demasiado, si no fuera porque me sentía bajo presión, y con bastante miedo, creo que me hubiera sentido incómoda).

-Sí, es un kiosco.- mencioné, y luego añadí en voz baja, cerca de su oído -No quiero alarmarte, pero desde hace unos momentos que estoy viendo a esos tipos que se acercan hacia acá, y la verdad, no tienen buena pinta.- añadí, esperando que entendiera mi preocupación. No estaba dispuesta a que me robaran algo por estos lados. Tal vez tendríamos que disponernos a salir corriendo, y escondernos por alguno de estos pasadizos entre calles.

Definitivamente, este no estaba siendo mi día. Todo uno.

Spoiler:
Bien, esta es la quinta vez que escribo este post. Se me borraba a cada rato. Espero que haya quedado bien, porque casi nada que ver con lo que originalmente pensaba responder T^T (Y lo tuve que revisar porque escribí como 5 veces la palabra "mencioné")

LOL, no me había dado cuenta de lo de "minino" y "mínimo" xD Igual no hay problema con lo de la demora, estuve haciendo tiempo sabático (??)
avatar
Emily Lawliet
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 229
Monedas Monedas : 5543

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Ryou Bakura el Lun Mayo 27, 2013 12:54 am

Aunque encontrarse en un cajellón oscuro de noche, probablemente no era la mejor manera de conocer personas, debía admitir, la muchacha le estaba cayendo de maravilla. No podía evitar sentir curiosidad por cumplir su broma de seguirla hasta el teatro -con su permiso, claro está- y, quizá, ver la actuación principal de la obra. Sin duda sería interesante. Quizá le preguntaría sobre eso más tarde. ¿Qué podía perder?
Cayó en cuenta que no conocía mucho de Emily, a parte de su nombre, singular vestimenta y gusto por los felinos. Y era difícil calcular una edad precisa sólo con la luz de una farola lejana. Se imaginó que no difería de la suya por más de uno o dos años. Humildemente, la muchacha comentó que no era muy común para ella recibir halagos, pero a juzgar por la sonrisa en su rostro, no le era incómodo tampoco. Él infirió que un "No hay de qué" sobraría en la charla.

Efectivamente, el local a sus espaldas de trataba de una tienda. Una tienda en la cual esperaba habría leche. Emily le facilitó el dinero con discreción. Tanta, que hasta se le hizo extraño. Trató de deshacerse del pensamiento, tal vez estaba siendo paranoico, aunque un presentimiento le decía lo contrario. Sus sospechas fueron confirmadas, cuando escuchó la voz de la chica cercana a su oído, señalando la presencia de unos sujetos de aspecto dudoso. Detectó inmediatamente la preocupación en su tono.

Por supuesto, en esos lugares, no era de extrañar que ese tipo de personas deambularan. Sin embargo, eso no era excusa para bajar la guardia. Esos tipos podrían estar acechándolos, y aquello era peligroso. Se apresuró a completar el trámite de la leche, cuando la dependienta de la tienda le entregó el cambio y el envase lácteo en cuestión, se volvió a su interlocutora—. Tenemos que movernos de aquí. En caso de que nos sigan, correr —ordenó, con una voz un poco más severa de lo que le hubiese gustado en primer momento, dirigiendo una mirada de reojo a los sujetos en cuestión. Le preocupaba la seguridad de la chica, tanto como la del pequeño minino. A él no le robarían más que algunos dólares, los zapatos tal vez, pero tenía plena consciencia de lo que algunos depravados hacían con las mujeres en esas situaciones.

A veces, en verdad deseaba que andar con un arma blanca por las calles no fuera ilegal. Pero habría que conformarse.


Spoiler:
Sé lo que es perder un rol. Es horrible. Por eso me paso copiando y pegando cada vez, antes de previsualizar todo y enviarlo. xD
avatar
Ryou Bakura



Mensajes Mensajes : 6766
Monedas Monedas : 16495

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Emily Lawliet el Lun Mayo 27, 2013 8:04 am

La verdad es que, si tenía que ser sincera, hasta hace unos momentos me estaba alegrando de entrar en confianza con alguien que no fuera dentro de los parámetros de la escuela, y mejor aún, sin alguien de por medio interrumpiendo el asunto, como los profesores. Sin embargo, no todo el encuentro podía ser a la perfección, y menos en un lugar como este, en el que si no te cuidabas, en cada esquina podían llegar a robarte, o en mi caso, podía terminar hasta siendo violada por estos hombres, que nos estaban echando la mirada desde hace rato. Más allá de mi misma, y del pequeño felino que me acompañaba, escondido entre mi campera, me preocupaba Bakura. Estos tipos eran bastante grandotes, y tal vez por quererle robar a él, o a mí, podrían golpearlo. Y no quería tener problemas de ese estilo, menos con él.

-Entonces es mejor salir lo más pronto posible de aquí.

Bakura inmediatamente fue hacia el local a completar velozmente el asunto de comprar la leche para el gatito que tenía entre mis brazos, y cuando acabó la compra, se dirigió hacia mí, para decirme que era mejor moverse de aquí, y en caso de que los sujetos nos siguieran, poder empezar a correr. Menos mal que tenía los borcegos puestos, porque de tener los zapatos de taco, estaría realmente en problemas a la hora de correr. Abrí un poco mi bolso, para depositar en él al pequeño gatito y que no se asustara, y luego lo refugié bajo mi brazo, para asegurarme de tanto en tanto que estuviera bien, en caso de tener que salir disparada.

Apenas terminé de colocar todo en su lugar, tomé el hombro de Bakura, para empujarlo a que nos fuéramos caminando de ahí. No habría dado ni veinte pasos, cuando la voz de uno de los sujetos me paralizó, preguntándome si teníamos hora. Ah, no señor, no caería en esa técnica tan barata para que me saquearan mi celular.

-No, no tenemos hora.- mencioné cortante, y no sé en que momento, teníamos al sujeto particularmente cerca, tal vez a unos tres o cuatro metros. ¿Es que se teletransportan o que? El tipo me observó, y me llamó con la mano.

-Chst, vení, nena.- alcanzó a decirme. Y con un rápido movimiento de ojos, vi que los otros dos hombres se disponían a venírsenos encima.

Sujeté mi bolso con más fuerza, y prácticamente sin darme cuenta, sujeté la mano de Bakura con fuerza. Me estaba comportando como una completa cobarde, y lo sabía, pero en estas situaciones, siempre me quedaba sin saber que hacer. Tendríamos que salir corriendo, pero ¿y si tenían con que dispararnos? En ese segundo, escuché la persiana del kiosco bajarse.

Creo que estamos en serios problemas.

Spoiler:
No estaba segura de como continuarlo, si salir corriendo, o que cosa, así que lo dejo a disposición tuya, por si tienes alguna otra idea
avatar
Emily Lawliet
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 229
Monedas Monedas : 5543

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Ryou Bakura el Dom Jun 02, 2013 12:08 am

No era de extrañar que ese tipo de problemas de diera en esos lugares. ¿A quién en su sano juicio se le ocurriría deambular por allí, de noche? Por supuesto, el sentido común ya no es tan común como se puede pensar. El aprieto en que ambos se encontraban era la prueba perfecta.
Sin embargo, ya no tenía validez cuestionarse. Ya estaba pasando. Lo mejor que podían hacer era desaparecer del campo de visión de esos sujetos, y esperar que no los siguieran. Luego se las arreglarían de alguna manera, probablemente él se ofrecería para escoltar a Emily hasta su casa. E insistir en ello, de ser necesario.

No fueron necesarias más palabras. El trámite de la leche fue éxitosamente completado. El pequeño minino había sido resguardado por la muchacha de ojos verdes. Un ligero toque en su hombro le indicó que debían empezar la caminata. Supo que las cosas no irían bien, al escuchar la voz grave de unos de los sujetos a sus espaldas, preguntado de "forma casual" una trivialidad sencilla como la hora. Detuvo su andar a la par que Emily le espetaba al tipo en cuestión que no, no tenían la hora. Era en realidad un truco demasiado viejo para caer.

El primer sujeto llamó a la chica con un gesto de la mano, sonriendo estúpidamente como si pensara que ella obedecería la orden sin chispear. Sintió la mano de la muchacha agarrarse fuertemente a la suya. Por reacción automática, le devolvió el apretón.
No tenemos dinero —habló con tono suficientemente alto para que el hombre frente a ellos escuchara. Trató de mantener la compostura, por la situación, Emily y la integridad física de ambos. Aunque el corazón le latía a una velocidad considerable.

No le sorprendió en absoluto cuando uno de los tipos de atrás soltó una carcajada burlona, y avanzó hasta quedar a la par con su amigo—. No siempre es el dinero —y le dirigió una lasciva mirada a la vestimenta de la muchacha, colocando en su rostro una sonrisa que no era más que perversa—. Los hombres tenemos otras necesidades...

Una alarma se activó en su cabeza. La ventana de la tienda estaba cerrada. Se encontraban totalmente solos frente a tres sujetos que fácilmente los vencían en fuerza y tamaño. Uno de ellos comenzó a caminar en su dirección, sin apartar la vista de Emily.

Algo tenía que hacer.

Lo primero que se le vino a la mente fue buscar con los ojos una piedra en el suelo, tomarla con su mano libre y arrojarla a la cara del sujeto con tanta fuerza como le fue posible a una ventajosa corta distancia. Lo siguiente, agarrar incluso con más fuerza la mano de la chica y correr. No voltear al escuchar el grito del hombre, maldiciones e improperios que siguieron después.
¡Pendejos de m*erda!

Tan sólo, dedicarse a correr más rápido.

Spoiler:
Lamento la demora. Me gusta desaparecer sin dejar rastro alguno y que la gente me extrañe (?). Si sirve de consuelo, mi semana de exámenes terminó, y ya pronto podré tardar en responder por mi propia negligencia. Cool

Dame un par de días de vida. ¡El lunes es mi cumpleaños! xD
avatar
Ryou Bakura



Mensajes Mensajes : 6766
Monedas Monedas : 16495

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Emily Lawliet el Dom Jun 02, 2013 5:33 am

Claro, lo cierto es que había sido una idiota, tendría que, apenas hablamos un poco, haberle sugerido irnos a un lugar menos peligroso, así podíamos conocernos mejor sin estarnos comiendo estos sustos de muerte, como el que estamos pasando ahora enfrente de estos tipos. De hecho, no sé si tenía más miedo por mí, por Bakura, o por el pequeño felino que estaba conmigo. La verdad es que no me importa mucho tener que salir yo huyendo, pero si ellos tenían que pasar por algo culpa mía, creo que no me lo perdonaría.

En el momento en que el sujeto me llamó, y me quedé congelada donde estaba parada, sujetando con fuerza la mano de Bakura, y, en respuesta, sintiendo que él me devolvía el apretón. Si no fuera por la situación suicida en la que ambos estábamos, hubiera sentido vergüenza. En seguida, él se les paró de frente, diciéndoles que no teníamos dinero, cosa que no era mentira, se nos había ido todo en comprarle la leche a mi pequeño felino, quien, gracias al cielo, seguía escondido en mi bolso, tal vez durmiendo. Podía ver a mi acompañante firme frente a los sujetos, con una compostura sorprendente, pero yo, que lo tenía sujeto de la mano, podía sentir los latidos de su corazón.

En cuanto escuché la frase del otro sujeto, y lo vi dirigir su mirada hacia mí, sentí que hasta el cabello se me paraba de puntas. De hecho, estaba incluso preparando el pie para salir corriendo, así tuviera que llevar arrastrando a mi amigo conmigo. Pero no pasó nada de eso. De hecho, pasó algo que yo no esperaba, teniendo en cuenta que no lo imaginaba como a alguien violento, en absoluto. Pero pasó. Bakura levantó una piedra del suelo, y con sorprendente fuerza, y puntería, se la dio en la mitad de la cara. No pasó ni una milésima de segundo en que él me oprimió la mano más fuerte, y me empujó a salir corriendo. Y eso fue lo que hicimos. Sin hacer caso a los insultos y gritos de los tipos.

Luego de unas cuadras de correr, noté que aún nos venían siguiendo. Así que por una vez, decidí hacer algo por nuestras vidas, y usar mi conocimiento del área. Apreté un poco mi bolso, frené de repente, y nos hice entrar entre varios callejones, de calles cortas, hasta entrar en uno que tenía salida a otra calle, y que tenía un basurero enorme. Nos escondimos detrás de él. Y desde ahí, llegué a ver que los sujetos nos perdían de vista. Era un callejón muy estrecho, y poco conocido, así que no nos encontrarían. Me senté en el suelo, junto con Bakura, y con la espalda apoyada en el basurero, recuperando el aliento. Miré mi bolso, dejándolo a mi lado en el suelo, entre nuestras piernas, y el pequeño felino seguía durmiendo (¿cómo rayos hacen?). En ese momento, noté que Bakura y yo aún teníamos las manos apretadas. Sin embargo, por la agitación, y el aún presente miedo, no dejé de sujetársela. Es más, coloqué la otra mano sobre la suya.

-Sé que no es momento para decir esto.- hablé, en voz baja, y con dificultad para respirar -Pero eres una persona genial... y gracias, nadie me hubiera defendido así. En serio, eres... muy valiente.- añadí, mirándolo a los ojos. Tenía una pequeña sonrisa en los labios. Y por un segundo sentí la tentación de acercarme más... pero no lo hice.

De verdad que él estaba empezando a entrar en mi vida (y en mi cabeza) de una forma poco convencional, pero aún así, no es que me molestara precisamente.

Spoiler:
Olvidé el spoiler xDD Menos mal que acabaste con los exámenes, yo el Jueves ya di todo por finalizado, al menos por un tiempo -w-
Te regalaré algo el lunes (??) xD
avatar
Emily Lawliet
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 229
Monedas Monedas : 5543

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Ryou Bakura el Lun Jun 03, 2013 1:56 am

Era una suerte que ambos tuviesen zapatos para correr. Su compañera reaccionó con igual rapidez, y en cuestión de unos varios minutos ya habían avanzado varias cuadras. Pero a juzgar por los trotes que venían de atrás, los sujetos desagradables que los acorralaron hace no más de unos minutos, casi les pisaban los talones. No quería pensar que pasaría si los alcanzaban esta vez. Seguramente, una piedra no bastaría para enfrentar a tres enormes gorilas.
Emily se encargó que eso no pasara. Se desvió del camino para avanzar por varios callejones estrechos, llevándolos a refugiarse tras un contenedor de basura. Los tipos pasaron de largo, y entones se encontraban a salvo una vez más.

Soltó un suspiro de alivio, del aire que no sabía estaba conteniendo. ¡Qué adrenalina! Su respiración tardó unos minutos en normalizarse, repasando en su cabeza todos los sucesos anteriores. ¿Aún tenían la leche?
Todavía se encontraban recuperando el aliento, sentados a un costado del basurero, y con las manos entrelazadas. Las palabras que siguieron en la oración de su interlocutora lograron que sus mejillas se tiñeran de un suave rojo, aunque no sabía si era por la vergüenza o el maratón que acababan de correr—. No es nada —sonrió con sencillez—. Un sombrerero debe hacer lo que un sombrerero debe hacer, ¿no? —enfatizó con un ademan de dedo, en tono de broma al recordar la amena charla que tenían antes de que todo se complicara. Secretamente aliviado de que ninguno de ellos terminara apaleado... o algo peor—. Espero que no creas que soy una persona violenta. Pero esos tipos realmente merecían que una piedrita justiciera les diera en la cara —agregó, sin poder evitar remarcar con algo de desprecio su oración. No le hubiese molestado que esa piedra justiciera también les sacara un diente, o algo por el estilo. Tomó una bocanada de aire, recuperando su semblante normal para mirar a la muchacha de ojos verdes—. El resto del tiempo, soy tan manso como un gatito —rió.

Después de lo que acababan de pasar, no le incomodaba el contacto físico con Emily. Era reconfortante encontrar quietud. Continuaban en la misma posición, aunque ya ninguno necesitaba recuperar el aliento. Desvió la vista hacia el bolso que reposaba en el suelo, con el pequeño minino dentro—. ¿Y cómo sigue nuestro amiguito? ¿El paseo lo despertó?

Spoiler:
Mi madre me preparó un brownie. ¡Y está delicioso! Brillitos
avatar
Ryou Bakura



Mensajes Mensajes : 6766
Monedas Monedas : 16495

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Emily Lawliet el Lun Jun 03, 2013 7:08 am

Jamás pensé que me iba a agitar tanto por una corrida como esa, pero creo que más que nada, el hecho de que me costara respirar se debía al miedo, no a la picada que nos echamos, ni a la adrenalina que por esos momentos llenó mi cuerpo. Recuerdo que casi llevé arrastrando a Bakura entre los callejones, para perder de vista a los sujetos. Aunque ahora, tendríamos que esperar unos momentos aquí escondidos antes de salir, así estábamos seguros de que se habían ido. Pero estábamos a salvo, y era algo por lo que de verdad estaba agradecida. A todo esto, ¿no habíamos perdido nada en el camino?

Cuando me mostré agradecida frente a mi acompañante, noté que sus mejillas se comenzaron a teñir de rojo; y maldición, se veía demasiado adorable. No sabía si quedarme quieta, o estrujarlo en un abrazo, cuando él me dijo que, y cito, "un sombrerero debe hacer lo que un sombrerero debe hacer". Una sonrisa de alivio cruzó por mis labios, y dejé caer suavemente mi cabeza en su hombro, aún tomando su mano, y escondiendo, levemente, y casi sin darme cuenta, mi rostro contra su cuello. Me dio un bajón de adrenalina y casi colapso ahí, menos mal que estaba él conmigo.

-Gracias...- fue lo único que pude musitar, mientras me encargaba de recuperar energías.

Acto seguido, me comentó que él no era así de violento (que ya lo sabía), sino que esos tipos realmente merecían ese escarmiento. Que el resto del tiempo era manso como un gatito. Me retiré un poco de su hombro, y me giré a observarlo. Acto seguido, deposité un pequeño beso en su mejilla. Normalmente no tengo tanto contacto físico con alguien a quien acababa
de conocer, pero lo cierto es que aún me duraba el susto, y no quería
alejarme de él, por el mismo motivo. Y él... era distinto. No me incomodaba su cercanía, en absoluto.

-Supongo que una piedrita justiciera puede salvarnos la vida.- comenté, casi como al descuido, y me causó gracia imaginarme a Bakura tan tierno como un gatito. Y hablando de gatitos...

Giré mi vista hacia el bolso, y lo entreabrí con la mano que tenía libre. El pequeño gatito blanco ronroneaba, y tenía los ojos cerrados, en un profundo sueño. Tanto, que casi me sorprendió.

-No se como hizo, pero sigue dormido.- comenté, con algo de gracia en mi voz.

Spoiler:
Aquí son más de las 12, feliz cumpleaños! -le tira confeti- (?) Ya se me ocurrirá que regalo hacerte [no me pidas el rompecabezas, no se lo quiero ir a robar al Faraón idiota (?)] En fin... Brownies -empieza a perseguirlo- Quiero, quiero!
avatar
Emily Lawliet
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 229
Monedas Monedas : 5543

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Ryou Bakura el Jue Jun 06, 2013 6:23 am

La muchacha dejó posar su cabeza en su hombro, y un pequeño escalofrío agradable le recorrió desde el cuello hasta la espalda. No le desagradaba esa posición, en absoluto, aunque una ola de calor volvió a subir a sus mejillas casi al instante. Intentó esta vez que Emily no lo notara, desviando el rostro hacia el lado del basurero, como si de repente fuera la atracción más interesante del mundo. Sentía una ligera sensación de alivio instalarse en su pecho. La conocía de hace apenas una hora máximo, pero ya habían congeniado de varias formas posibles. Después de una experiencia como la anterior, ¿quién no lo haría?

La muchacha de ojos verdes susurró un "gracias" tan suave, que casi podría pensar que se estaba quedando dormida.

A pesar de todo, esa chica con vestido de naipes ingleses lo había sacado de su rutina. Y por eso le agradecía. Cuando Emily levantó la cabeza de su hombro para mirarle a la cara, extrañó un momento su calidez. Entre tanto alboroto, ni siquiera notó el descenso de temperatura según avanzaba la noche. Abrió los ojos un poco sorprendido al sentir un tímido beso en su mejilla, llevando su mano libre hasta el lugar afectado como para comprobar que en verdad había sucedido. No pudo evitar sonreír al hacerlo.
Como hemos comprobado, tener una piedrita justiciera cerca siempre es muy conveniente —comentó con ligereza, igual de divertido que su interlocutora. Después de eso, Emily centró su atención en el pequeño minino, quien se entretenía en seguir con su siesta. Sus bigotes sobresalían graciosamente, y su pecho subía y bajaba a la par de su respiración. Se veía tan relajado y cómodo, que hasta a él le daba envidia. Rió un poco antes de responder.

No lo culpo. El ajetreo del viaje... —dejó la frase sin acabar, ladeando la cabeza hacia un costado, cerrando los ojos un momento y pensando. Algo se les escapaba, algo importante. Algo que no podía identificar... ¿se les había caído algo en los callejones?

La respuesta llegó prácticamente como un balde de agua fría en la cabeza—. Demonios —maldijo en voz alta, hundiéndose en el asiento para mirar con algo de nerviosismo a su interlocutora, casi pánico, ¿alguno de nosotros trae la leche?

Spoiler:
No te aflijas, no es necesario el puzzle. Con la cabeza cercenada sobre una bandeja de plata me conformo (?).
¡Mis brownies! *huye valientemente*

Lamento la demora. Digamos... escribo al ritmo de un gordo caracol zombie con bastón en día sabático... y tengo sueño... y muchas excusas más...
avatar
Ryou Bakura



Mensajes Mensajes : 6766
Monedas Monedas : 16495

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Emily Lawliet el Jue Jun 06, 2013 8:07 am

La verdad era que, después de semejante susto que nos habíamos pegado, y del simple y llano hecho de que casi nos habíamos muerto de un ataque cardíaco (ambos, a mi parecer, ya que tanto él como yo habíamos tenido a mil el corazón), ahora estaba volviendo a tener la energía que anterior, y tal vez, hasta un mejor humor. No me malinterpreten, no es que estoy feliz de que casi me hayan violado, o que casi hayan matado a Bakura, sólo que después de algo como esto, lo mejor que se puede hacer es calmarse y tomárselo con humor. Maybe.

Creo que estuve un buen rato tirada en su hombro. Aunque la verdad es que no lo sé. No estaba tan agotada como para quedarme dormida, ni tan avivada como para pararme de golpe y no caerme hacia el costado. Lo único que puedo decir, es que no era en absoluto incómodo, y creo que a él tampoco le molestaba. Al menos, todo se quedó en calma por un buen par de minutos. Él me había hecho sentirme distinta, cosa que me gustaba.

Tengo a confesar, aunque se escuche de terrible niña fanática de los chicos cutes, cuando luego de que le di un beso (en agradecimiento, creo, o vaya a saber que me impulsó a hacerlo), se llevó la mano al lugar en cuestión, algo ruborizado, y sonrió. Cuando tenía 12 años, lo hubiera estrujado diciéndole que se veía muy dulce, pero ya con 18, creo que no era momento de tener esos comportamientos tan... fuera de lugar. Sonreí con el comentario sobre la piedra justiciera.

-Podríamos hacer que una legión de piedras justicieras gigantes ingresara por estos lados, eso sí que seria algo bizarro.- y... ¿Qué estoy diciendo? Ya me estaba volviendo loca.

Apenas centramos ambos nuestra atención en el felino, que seguía durmiendo feliz de la vida, Bakura mencionó que no lo culpaba, después de todo, con lo que había pasado, no era pecado quedarse dormido, cosa en lo que concordé, interiormente. No habrán pasado ni 10 segundos, cuando él se giró hacia mí, casi con pánico, preguntándome si alguno de los dos traía la leche. Parece que con el mareo del asunto, no había notado que la había retirado de su mano, y guardado dentro de uno de los bolsillos de mi vestido (al ser un envase de leche pequeño, entró perfectamente. Simplemente le sonreí, y metí la mano en mi bolsillo, sacando el pequeño envase de cartón.

-Tranquilo, yo tengo el control.- bromeé, ofreciéndole una sonrisa. Acto seguido, busqué un pequeño cenicero en mi mochila (siempre llevo uno a los ensayos, muchos de allá fuman), al que luego limpié, y en él deposité algo del envase en cuestión. Luego, golpeé la nariz del pequeño felino con el dedo, quien maulló algo molesto, hasta que notó la leche; acercándose a ella a beber. -Creo que con un poco de esto se sentirá mejor.

Spoiler:
Muahahahahaha (?) Posiblemente lo cree on-rol después de un tiempo, así que podrás cercenarlo tú mismo (?) Yo coopero con la bandeja xDD

No hay problema, yo a veces me tardo si mi inspiración se demora en volver. Hoy, por ejemplo, me ha venido muy tarde. La maldigo D:

avatar
Emily Lawliet
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 229
Monedas Monedas : 5543

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Ryou Bakura el Lun Jun 10, 2013 6:25 am

Por la forma en que la muchacha se le quedó viendo unos segundos, podría casi jurar que tenía ganas de estrujarlo de un momento a otro. Se encontró a sí mismo entre divertido y nervioso. Seguramente no eran más que imaginaciones suyas...
Y los comentarios de la piedrita justiciera continuaban en sintonía. Una suave carcajada salió de su garganta al escuchar las palabras de su interlocutora. Una legión de piedras justicieras gigantes no se oía nada mal—. Podría ser —ladeó la cabeza, considerando con fingida seriedad la idea—, pero hay que conseguir alguien para financiar nuestra empresa primero —enfatizó con un ademan de dedo, manteniendo los ojos cerrados. A continuación, soltar un suspiro abrumado—. Ya sabes lo difíciles que son todas esas gestiones hoy en día...

A su absoluta perplejidad, a la sola mención del envase de leche probablemente extraviado, Emily se limitó a sonreír con diversión y, ante la perplejidad de los ojos del chico de cabellos blancos, sacar grácilmente el dichoso producto lácteo de uno de los bolsillos de su vestido. Él la miró en confusión unos instante. ¿Cómo? ¿En qué momento?

Casi al instante, sus mejillas se volvieron rojas de vergüenza. Se había hecho un lío solo, otra vez. Frente a Emily, que era lo peor. Sin hallar más que hacer, sintió al comentario de la joven de ojos verdes. No atreviéndose a reír muy fuerte, quería esconderse bajo una roca ya mismo. Trató de disimular, como la muchacha se las arreglaba para servir en un pequeño platillo algo del contenido de la leche y, a continuación, servírselo al minino.

Parpadeó a la par que fruncía el ceño al notar que el pequeño platillo se trataba de un cenicero. ¿Emily fumaría? ¿Era acosa más que unos años mayor que él? Deshizo esos pensamientos tan pronto como surgieron en su cabeza. Eso no era importante en aquel momento. Sonrió al observar al gatito lamer la superficie del líquido, sorbiendo su contenido.

Ja, su pelaje es del mismo color que la leche —rió en voz baja, sin poder evitarlo. Por alguna razón, luego de todas la experiencias abrumadoras del día, un detalle simple como ése le era excusablemente hilarante. Se giró en dirección a su interlocutora, todavía mirándose ligeramente divertido—. Tal vez debieras escogerle un nombre —sonrió con solemnidad, guiñando un ojo—. Tú lo encontraste primero, después de todo. Eso hace tener total y absoluto derecho sobre la forma en que será llamado.

Spoiler:
¡Y así, finalmente derrotaré al Faraón y hundiré al mundo en las sombras! ¡Wuahahaha!
[modo malvado: desactivado]
.

En ese caso, vendería la vara del milenio de Marik por escoger la versión yami del personaje en lugar de éste, demonios xD. Y le preguntaría cuántos frascos de loción para el cabello usa a diario para tenerlo en punta (?).
Al menos, siempre podremos jugar un juego de cartas para niños. Smile

avatar
Ryou Bakura



Mensajes Mensajes : 6766
Monedas Monedas : 16495

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Emily Lawliet el Dom Jun 16, 2013 9:44 am

Definitivamente, cualquier persona que anduviera por ahí cerca y nos viera, si no supiera lo que había pasado previamente, seguramente pensaría cualquier estupidez acerca de nosotros. Lo único que podía pensar es que, realmente, estas bromas estúpidas que estábamos haciendo me hacían recuperar -relativamente- la calma, y sacarme el terror que unos momentos antes habíamos sentido. Empezamos a hablar acerca de financiar una empresa para crear piedritas justicieras, como la que Bakura lanzó al rostro de aquel sujeto; y empezamos a irnos de golpe por las ramas.

-Podríamos hablar con alguien que tenga la idea de hacer una empresa sobre arena que se lanze contra el enemigo, y ambos crear una sola empresa gigante de repele-ladrones.- comenté, colocando en dedo índice sobre mis labios, señal de que estaba pensando. -E ir a hablar a una empresa con un gran capital para tenerlos de socios y financiar nuestra empresa vendiendo acciones...- añadí, prácticamente riéndome. Estábamos hablando muchas incoherencias.

Luego, tuve que proseguir a descubrir el envase de leche, que, gracias a Dios, no se había caído y estaba a salvo en mi bolsillo. Menos mal. Observé de reojo a Bakura mientras buscaba un envase para el lácteo en cuestión; parecía estar hecho un lío, y tenía las mejillas teñidas de rojo. Me provocó una ternura tan excesiva que casi me le lanzo encima, pero logré contenerme, por suerte. Luego de que limpié el cenicero, y le servía leche al pequeño gatito, observé que Bakura miraba extrañado el "plato" en cuestión. Debía de preguntarse que hacía yo con un cenicero, así que procedí a responder su "inquietud", en caso de que en serio se preguntara si yo fumaba.

-Por las dudas, te aclaro que no, no fumo.- le sonreí. -Es sólo que en los ensayos del teatro, casi todos están fumando, y como nadie lleva cenicero, tiran las cenizas por ahí, y ensucian todo, y después nos echan la bronca.- comenté -Así que llevo un cenicero para esos casos.

¿Me creería? Esperaba que sí. Lo cierto es que no era que no fumaba, algunas veces lo hacía, aunque eran contadas con los dedos de la mano, y de hecho, me había propuesto dejarlo.

Bueno, como fuese, de repente, ambos nos giramos a ver que el pequeño felino ya se había acercado a tomar la leche. Enseguida lo escuché mencionar que el pelaje del gato era blanco como la leche, y luego, mencionó que debería buscarle un nombre. Me quedé pensando unos momentos. Es blanco, como la leche, como el conejo blanco, y como... la nieve.

-Bueno, nieve en japonés se pronuncia Yuki. Y él es blanco como la nieve.- dije en voz alta, y me giré a mirar a Bakura -¿Te parece un buen nombre? No soy muy buena para esto, que digamos.- añadí, sonriendo.
avatar
Emily Lawliet
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 229
Monedas Monedas : 5543

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Ryou Bakura el Lun Jun 24, 2013 2:31 am

Spoiler:
Ahora, dejaré de leer creepy-pastas para contestar esto antes de que me asesinen... Smile
Sí... a contestar esto... disculpa la dispersión, el café hace efecto a malas horas.

Contrario a lo que se podría pensar a simple vista, la plática sobre un tópico tan banal como la creación de una empresa de piedras justicieras estaba resultando encantadora. La lluvia de ideas resultaba tan productiva, que casi daban ganas de sacar una libretita y anotarlas antes de que se les escapase la inspiración (?).

¡Arena en los ojos del enemigo! —exclamó de golpe, tal como si la iluminación le hubiera caído del cielo. Junto sus manos con las de Emily, mirándola directamente a sus ojos verdes—. Con nuestras empresas fusionadas y la venta de acciones, ¡seremos prácticamente invencibles! —finalizó, y lo único que faltaba ahí era soltar una carcajada maligna al mejor estilo del antagonista principal de una serie. Al cabo, hace rato se les habían ido las cabras al monte.

Quizá la muchacha había notado su inquietud anterior al ver el cenicero. Ante las palabras que dedicó a pronunciar para aclarar que ella no fumaba, sintió cierto alivio culpable. Por una parte, culpa por haberla juzgado antes. Y alivio de estar equivocado. Todas las charlas anti-tabaco que los profesores se esforzaban en hacer aprender a los niños desde el kinder eran probablemente una de las causas de su rechazó a los cigarrillos. Otra, era que ese olor sencillamente le desagradaba y hasta mareaba un poco.

El pequeño felino todavía bebía pausadamente el producto lácteo, en que Emily meditaba sobre el posible nombre que podría concederle al minino. Como si supiera de alguna forma que estaban hablando de él, el gato dirigió una mirada curiosa a la chica, esperando una respuesta con un maullido impaciente.

Yuki, ese nombre le resultaba familiar de alguna parte. Supuso que era porque su origen es japones. Embozó una sonrisa antes de hablar a su interlocutora—. Sí, me parece un nombre apropiado —rió un poco, acomodando su espalda en la pared de ladrillo. No sabía cuánto tiempo habían permanecido ocultos allí, pero ya ni siquiera le resultaba incomoda la posición en el suelo—. Tú al menos buscaste un significado apropiado, yo le hubiera puesto algo como Micifus, Fígaro...  Fluffy —tomó entre sus brazos al pequeño felino, acunándolo en su regazo y deteniéndolo ahí los segundos necesarios para picarle la nariz con un dedo—, y eso no te hubiera gustado nada, ¿verdad, Yuki? Claro que no, nadie llamado Esponjoso puede conservar su dignidad intacta —sentenció con fingida seriedad, finalmente dejando ir al felino, quien gustoso retomó su anterior actividad de beber la leche.

Tal vez sea hora de salir —comentó en voz alta, volteando a ver a ambos costados para asegurarse que no hubiesen moros en la costa. Cada minuto que pasaba era más tarde, y el ambiente se helaba con igual constancia—. ¿Los acompaño a casa a ti y a Yuki?
avatar
Ryou Bakura



Mensajes Mensajes : 6766
Monedas Monedas : 16495

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Emily Lawliet el Lun Jun 24, 2013 8:06 am

Arena en los ojos del enemigo. Apenas esas palabras salieron de la boca de Bakura, se acercó hacia mí y me tomó de las manos, mirándome a los ojos, para luego detallarme completamente todas sus ideas respecto a nuestra empresa multimillonaria de la que sacaríamos muchísimo dinero y jamás tendríamos que trabajar. Pegué suavemente mi frente con la de él, y solté una risa malévola, esperando que él se uniera a mí, y creo que al final terminamos los dos riéndonos como si estuvieramos chiflados.

-Si dijeran que van a cortarnos la cabeza, podríamos asegurar que ya la perdimos... Sombrerero.- susurré esa última palabra, todavía con mi frente pegada a la suya. Acto seguido me percaté de lo excesivamente cerca que estaban nuestras caras, y me aparté lentamente, con un ligero rubor en las mejillas. No sabía porque, pero me estaba comportando diferente con él; no es que no me agradara, solo me resultaba ligeramente extraño.

Luego de eso, y después de comentarle sobre mi asunto de fumar, y de discutir sobre el nombre del gatito, pude ver que Bakura alzaba al pequeño gatito, que casi lo rasguña por alejarlo de su hermosa leche, y acunarlo en su regazo, para luego picarle la nariz con el dedo, a lo que el gatito alzó la pata sacando las uñas, pero unas uñitas tan pequeñas de milagro y hacen un rasguño. Sin darme cuenta, me quedé colgada mirándolo por unos momentos, hasta que volví a la realidad cuando él me observó, y aparté la mirada, hallándome descubierta.

-Yuki será, entonces.- sonreí, mientras veía al pequeño felino volver a acercarse a tomar su leche. -Y la verdad, no sería raro tener un gato llamado Esponjoso; esa era la segunda opción.- añadí, mirando al gato, que parecío haberme escuchado, alzar su pata para tirarme un zarpaso. -Tranquilo, pequeño, que opté por el otro nombre, al fin y al cabo.

Bakura mencionó que tal vez fuera hora de irnos, después de todo, no había nadie más por estos lados. Añadió si quería que él me acompañara a mí y al pequeño gatito a casa, pero la verdad, no quería llegar a mi casa. Además, ¿que sabía de él? Sólo su nombre. Ni su edad, ni donde estudiaba, vaya a saber si volvería a encontrármelo. Y no quería marcharme sin saber un poco más de este misterioso chico. O la duda me mataría por semanas.

-Si gustas.- sonreí, poniéndome en pie, y estirándole mi mano para que la tomara y así levantarse. -Pero si tienes todavía algo de tiempo, podríamos marcharnos a otro lado, si caminamos un poco, podríamos llegar al parque, a los bosques, o incluso a la playa.- comenté solo buscando una excusa para estar más tiempo con él; tenía tiempo de pedírselo hasta que el gatito, aún en el suelo, terminara su leche. -¿Qué dices?

OFF ROL:
Si quieres seguir el rol, tenemos esos tres lugares, así que dime donde, y si quieres, yo hago el tema ^^ Si no quieres seguir, simplemente di que no tienes tiempo, vamos a mi casa y listo :3 En caso de esto último, haré el tema de mi casa, así vamos para allá :3
avatar
Emily Lawliet
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 229
Monedas Monedas : 5543

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Ryou Bakura el Jue Jun 27, 2013 7:00 am

Tal y como se esperaba del momento, la carcajada malvada no tardó en aparecer. Pronto se unió a Emily, y acabaron ambos riéndose en la nada. El ligero eco que se producía en el callejón agregaba un perfecto ruido de fondo, que lo volvía un lugar aún más tétrico, si es que era posible. Guardaron esa distancia unos segundos, en los que la muchacha de ojos verdes aprovechó de comentar que a esa altura, ya habían perdido la cabeza.

Al contrario —repuso, dando una digna y apropiada sonrisa del gato Cheshire—, apostaría a que nunca la tuvimos en primer lugar, mi estimadísima Alicia —musitó en el mismo tono que su interlocutora, para luego volver a largarse a reír hasta que la falta de aire en sus pulmones se lo impidió.

Al parecer, el recién bautizado Yuki no gustaba cuando alguien le interrumpía en el sagrado acto de alimentarse. Sin embargo, sus intento de "arañar" en protesta por el abuso de poder que se estaba cometiendo, causaban más ternura que temor. Rió en voz baja, como solía hacer cuando planes malvados de conquista empresarial de piedritas justicieras no se encontraban implicados; y sonrió tímidamente en dirección a Emily al encontrarla también observando al pequeño felino.
El gatito defendió sus derechos, alzando su diminuta pata contra la chica a la mención que Fluffy era la segunda opción entre la lista de nombres. Pero, otra vez, tal acto sólo aumentaba el índice de ternura del minino.

A su propuesta de acompañarla a casa, Emily lo meditó un poco. Para luego levantarse del suelo, y sonreír, ofreciéndole una mano. Parpadeó, pues sus palabras lo tomaron por sorpresa. A decir verdad, él no planeaba salir a más lugares en la noche. Sin embargo, la idea en sí era emocionante, y rápidamente se deshizo de todo rastro de cansancio que por la hora pudiese tener—. Quiero decirle, mi estimada, que tenemos un trato —le devolvió la sonrisa, juntando su palma con la de la muchacha al momento que, igualmente, se paraba del callejón—. Así aprovechamos de conocernos mejor, ¿no? —bromeó ligero, ejecutando un guiño con su ojo derecho mientras ladeaba la cabeza hacia un lado.

Aunque sí sentía curiosidad por la chica, no lo negaba. Por suerte, ahora tendrían mucho tiempo libre para platicar y conocer más de ella aparte de su nombre y rostro. Y volvió a sonreír al tener esa idea en la mente: mientras no se perdieran en medio de un bosque, se les apareciera Slender o los tragara un Kraken en la playa, todo estaría bien.

Spoiler:
Entonces, voto por seguir el rol. Cool
Sólo un detalle, y espero que me disculpes si opto por dejarte elegir a ti el lugar -y crear el tema, cof cof...
¡Muahahaha! Presión psicológica. (?)
avatar
Ryou Bakura



Mensajes Mensajes : 6766
Monedas Monedas : 16495

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Emily Lawliet el Vie Jun 28, 2013 6:54 am

¿Alguna vez han escuchado esa frase que dice que dentro de nosotros tenemos a un otro-yo en tamaño miniatura (como de la altura de nuestra mano), que mientras nosotros no expresamos físicamente nuestras emociones, ellos lo hacen dentro nuestro? Bueno, en este momento, mi otro yo miniatura estaba bailando cha-cha-cha, al ritmo de la cancioncita de Crazy Frog, mientras tiraba los puños para arriba, y cantaba a viva voz la canción de Poker Face. O la de Boys, Boys, Boys, definitivamente, esa última era mejor para describir mis emociones internas, que mi otro-yo estaba festejando a vivo grito. Mientras tanto, mi apariencia estaba inmutable a lo que mi interior sentía. ¡Me dijo que sí, me dijo que sí! estaba gritando.

Después de mantenernos los dos riendo como unos completos desquiciados por un buen par de minutos, y de que él dijera que era su Alicia, y de ver su sonrisa digna del propio Cheshire; nos volvimos a concentrar en el pequeño gatito, que parecía darse cuenta de que lo estábamos tomando como nuestro humorista personal; aunque sus intentos de mantener su orgullo eran lo que más lo arruinaba, pobrecito.

-Tranquilo, Yuki.- dije alzándolo, y alzando el cenicero, ya vacío, para limpiarlo un poco con el borde de mi vestido, y meterlo a mi bolso/intento de mochila -Ya se acabó la comida.- cuando dije eso, pareciera que el pequeño me entendió, ya que se introdujo a mi mochila a buscar más leche, y al no encontrar, se tiró directamente a dormir. Suspiré. -Lo único que hacen los gatos, comer, dormir, comer, ronronear, comer, dormir...

Luego de ayudarlo a ponerse en pie, me dijo que sí, tenía un rato para estar conmigo. Y eso explica a mi "alterego", que actualmente está bailando merengue. Y recitó lo que yo pensaba, podríamos conocernos mejor. Le sonreí.

-Por supuesto, Kura.- mencioné, diciéndole el sufijo de su nombre, como un pequeño apodo. -¿No te molesta que te llame así, no?

Sin siquiera esperar su respuesta -por impulsiva-, tomé su mano, y al tiempo que sujetaba con más fuerza el bolso, para prácticamente arrastrarlo a recorrer las calles conmigo. No tenía fijo nuestro destino, pero tarde o temprano, nos encontraríamos con algo.

Continúa en: Sombrerero, ¿es por aquí?

OFFROL:
Ryou Bakura se transformó en su Yami (?) -user muere- Asdslkjf Muri (?)
Bueno, volviendo al asunto, no tengo problema en abrir el tema Cool Ahí arriba está el link directo, y eso Pff...
avatar
Emily Lawliet
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 229
Monedas Monedas : 5543

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugiados en la Oscuridad [Privado/Ryou Bakura]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.