Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Tormenta de Sombras

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Tormenta de Sombras

Mensaje por Azuru Nightray el Lun Feb 11, 2013 6:58 am

Recuerdo del primer mensaje :

El sol empezaba a ocultarse, los débiles rayos de naranjas empezaban arrastrarse por el lugar, dando una ultima caricia a todo aquel que estuviera fuera, a su alcance, despidiéndose de ellas de forma amable, un ultimo vistazo antes de que las sombras empezaban a cubrir todo a su paso, caminar por donde la luz antes estuvo, cubriendo cada rincón del lugar, sin compasión. Las farolas empezaban a encenderse, haciendo que sus apenas rayos rubios alumbraran lo suficiente para guiar a las personas a sus casas, la luna hubiera servido de igual forma, de no ser porque las nubes negras la cubrían con recelo, queriendo que nadie le viera, siendo celosa y posesiva con el cielo y los plateados rayos, la tormenta se acercaba, las personas corrían, tratando de llegar a su casas antes de que la lluvia se desatara y antes de que oscureciera, porque en esos barrios, estar de noche no era una de las mejores ideas, no se tenía que ser un genio para saber que estar allí en medio de la oscuridad sería como suicidio, las personas cuerdas lo decían, lo repetían y lo advertían -no faltaba mucho para que también lo cantaran- pero para ella, eso no era problema, o eso era lo que decía.

-Tks- chasqueo con la lengua cuando un golpe dio directo a su estomago, tembló de forma descontrolada cuando su cuerpo lucho por doblarse, queriendo mitigar el dolor que sentía, pero no se lo permitió, tropezó con sus pies cuando retrocedió para esquivar un ataque y fue allí que lo vio, lanzo una patada a su estomago y un puñetazo a su mandíbula, haciendo que cayera, eran cinco contra una, nada de otro mundo. Golpe tras golpe, las pequeñas gotas rojas caían salpicando todo a su paso, fuera persona o objeto, después de unos 10 minutos todo acabo -Eso... les enseñara a no meterse conmigo, bastardos- miro el grupo, tres chicas y dos chicos, habían ido a buscarle pleito y lo encontraron, se irguió con orgullo no mostrando el dolor que su cuerpo resentido estaba demostrando, se dio le vuelta, limpiando la sangre que resbalaba de su labio partido, camino unas cuadras más antes de derrumbarse, gimoteo como un gato herido ¡Joder! Que dolía.

Ladeo la cabeza y pudo ver la calle principal, había caído en buen lugar -Esto... No puede ir peor...- sonrió de medio lado y en ese momento la lluvia se desato, gruño, mientras se aferraba a sus costillas resentidas, no las tenía rotas, lo sabía por experiencia, dejo que las gotas se llevaran los rastros de sangre, tenía el labio partido, la mejilla morada y uno que otro corte sobre su nariz y mejilla, golpes, raspaduras y moretones sobre sus brazos, torso, costillas, espaldas y piernas, nada roto -Algo bueno- se arrastro hasta recargar su cabeza sobre la pared húmeda, ya estaba empapada de todas formas y no podía correr, solo esperar a recuperar fuerzas, suspiro, cerrando sus ojos...
avatar
Azuru Nightray
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 40
Monedas Monedas : 2629

Volver arriba Ir abajo


Re: Tormenta de Sombras

Mensaje por Hiroshi Anzai el Miér Mar 13, 2013 6:14 am

Justo mientras abría la puerta había escuchado la dulce voz de la loba gritar “entra de una vez” melodiosamente. Al entrar vi como la mujer se terminaba de acomodar la camisa, e intuí que tal vez estaba revisando sus vendas o algo parecido. – Gracias por la bienvenida, loba furiosa – solo respondí a su saludo sonriendo. – Tu gallardo lobo castaño te trajo lo único que pudo pagar: Un pan preparado y un jugo de frutas – dije bromista. Pero si era cierto que no era la gran cosa, sabía que algo de alimento era mejor que nada.

Noté como los pasos de la chica se veían algo torpes, aunque preferí preguntarle al respecto luego de darle su desayuno. Mientras le ofrecía su pan preparado y su jugo de frutas, solo bromeé – Como no es temporada de venados, no pude traer otra cosa más que esto… -. Sin embargo, luego le sonreí algo emocionado y dije mucho más serio – Pero me dieron cierta información acerca de un grupo de gorilas que nos son familiares. Dicen que su grupo se hace llamar “la mano del mono oscuro” y cierto neandertal es el líder… Estoy seguro que con ese pequeño nombre podrías conseguir información que nos sirva para nuestra futura venganza –. Estoy seguro que mis ojos brillaban ante semejante propuesta. Vi como los ojos esmeraldas de la chica me pusieron atención con mucho interés en el asunto.

Tomé mi pan y comencé a comerlo con cierto desespero. Después de todo, llevaba más de 15 horas sin probar alimento. Me senté en la orilla de la cama en la que había dormido, y miré a la peliplata curioso. - ¿Cómo dormiste anoche? Veo que te cuesta un poco caminar… - pregunté con algo de preocupación. No puedo evitar confesar que le había tomado cierto afecto después de la conversación que tuvimos anoche. Aunque para ser francos, nunca tuve nada en contra de ella. Creo que mi único asunto inconcluso con la guerrera era la única pelea que tuvimos y lo cerrada que estuvo. Al ser algo parecidos, seguramente ella debía sentir lo mismo al respecto, pero nunca conversamos al respecto, así que no estaba seguro de aquello.

OFF-rol:
No te preocupes por eso. En realidad, te lo había dejado algo dificil también. El asunto es que no quería escribir sobre la reacción de Azuru adivinando que podría pasar, y por eso me vi forzado a terminar en ese punto. Espero ahora haya dejado mejor terminado mi mensaje...



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 26040

Volver arriba Ir abajo

Re: Tormenta de Sombras

Mensaje por Azuru Nightray el Vie Mar 15, 2013 1:17 am

Miro la puerta, sonriendo de medio lado por algunos segundos antes de poner atención a su prenda, de cierta forma, agradecía que el lobo de melena castaña tuviera esa consideración con ella, porque siendo de otra forma,lo más seguro es que le hubiera lanzado o el frasco de crema con el que le había golpeado la noche anterior en venganza, o hubiera lanzado una de sus dinamitas, cosa que hubiera hecho que empeorara su situación, se acomodo mejor la camisa al tiempo que observaba a su ahora compañero de pelea (?) entrar por la puerta, le observo fijamente, era como si buscara una señal de que hubiera sucedido algo malo, pero su andar era normal, suspiro, algo aliviada, tal vez, no odiaba tanto al lobo como pensaba, aunque a decir verdad, prefería tener su distancia, no deseaba encariñarse con alguien de ninguna forma, porque después uno podría llegar a sufrir las consecuencias. -Agradece que no te recibí de forma "animada" lobo pulgoso- sonrió de medio lado, mirando al mayor desde la cama. -... Que lobo tan tacaño... ¿O debería decir pobre? Pudiste tomar mi dinero- dijo, bufando, ella que tenía un hambre de los mil demonios, pero bueno, era mejor que nada.

Se levanto con movimientos torpes y lentos, aun dolía, tenía que ser paciente para que la medicina hiciera su trabajo, se acerco, tomando uno de los panes y dando la primera mordida, por alguna extraña razón le supo a gloria, supuso que era por no haber comido ni cenado nada desde el día anterior -Pudiste traer conejo por lo menos... Haces pésimo trabajo como macho alfa ¿sabes?- se burlo, riendo entre dientes, dando un largo trago al jugo. Después le puso toda la atención que merecía, levanto una ceja, entre sorprendida, divertida ¿Como diablos podía llamarse así? -No se porque eso no me sorprende, aunque el nombre en si es ridículo- murmuro, divertida, mordió el pan antes de volver su atención al chico ¿Había dicho venganza? ahora si le interesaba.

Se termino el primer pan en cosa de segundos, tomando el segundo, hasta ese momento se había dado cuenta lo hambrienta que estaba ¿Como demonios pudo ignorar todo anoche? Tal vez había quemado sus ultimas energías cuidando de aquel lobo, dio tres mordidas más antes de pasar su lengua por sus labios y mirar al mayor, parpadeo algunas veces, antes de chasquear con la lengua -Dormí bien, estaba cansada después de todo- respondió, llevando una mano a la zona vendada bajo su ropa -Me duelen las costillas, pero es algo soportable- levanto su mirada verde, con el ceño ligeramente fruncido, aquello no le había gustado del todo -¿Como sigues tu?-
avatar
Azuru Nightray
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 40
Monedas Monedas : 2629

Volver arriba Ir abajo

Re: Tormenta de Sombras

Mensaje por Hiroshi Anzai el Vie Mar 15, 2013 6:00 am

– Discúlpeme, oh gran loba plateada, pero olvidé mi billetera en casa y soy un lobo, no una rata – contesté divertido a su comentario sobre ser tacaño o pobre. No tenía intenciones de venir a este lugar con pertenencias personales como billeteras o teléfonos móviles. Después de todo, había sido citado a una pelea y lo mejor era mantener tu identidad personal resguardada. Por ello, era conocido como “Kurayami” en estos lados.

- Tenle consideración a los pobres neandertales. Después de todo, pueden ser considerados los primos retrasados de los homo sapiens… Pero si, el nombre es demasiado ridículo para siquiera considerarlo “acto” para una pandilla – mencioné bromista. Aunque, una vez que termináramos con ellos, ya no importaría el nombre, sino el número de fracturas con las que saldrían del lugar.

Continué comiendo mi pan mientras escuchaba el diagnostico actual de mi compañera. Recordé que al encontrarla ella ya estaba bastante herida, así que el hecho de que lo hubiese arrastrado por el lugar demostraba que al final del día anterior, ella estaba en mejores condiciones que él. Eso generó algunas dudas que no quise indagar por el momento. – Me duele un poco la parte baja de la espalda. Creo que allí tuve los peores golpes, después de todo. Pero fuera de eso, me siento bastante bien. Supongo que se lo debo a mi enfermera personal… Si sigues así de tierna y dulce pronto tendrás un novio – lo último fue mencionado con cierta sonrisa picara en el rostro mientras me preparaba para esquivar algún posible ataque por ese comentario.

Antes de que me golpeara por mi sacrilegio, le dije en voz seria – Cumpliré lo que dije anoche. Te debo una, Azuru Nightray, y hasta no pagarte ese favor, no estaremos a mano -. Aunque fuera mi rival, sabía que ella se llevaba por la ética del honor. Yo mismo me llevaba por ese honor muchas veces y por eso hice esa promesa.

Caminé hacia la ventana y asomándome a esta pregunté - ¿Alguna idea de que hacer ahora? Obviamente sería buena idea que descansáramos bien nuestras heridas antes de atacar en busca de venganza. Supongo que lo más inteligente sería salir de esta zona antes de que nos localicen los demás miembros de la pandilla de los monos idiotas -. Aquel análisis en voz fría y sincera daba a denotar que estaba considerando varias opciones, pero esa la elegí como la más viable. De todos modos, quería escuchar lo que la loba plateada tenía que decir al respecto.



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 26040

Volver arriba Ir abajo

Re: Tormenta de Sombras

Mensaje por Azuru Nightray el Dom Mar 17, 2013 6:53 am

Su ceja se levanto suavemente ante su comentario, ¿Porque carajos no llevaba dinero? Ella siempre cargaba con su billetera, dinero suficiente para poder hospedarse en un hotel de mediana calidad así como para poder desayunar al día siguiente, si bien cargaba dinero nunca cargaba con tarjetas de identificación, no quería que el nombre de "Arashi" (Tormenta) desapareciera tan rápido. -¿Acaso el lobo no se tiene suficiente confianza para cuidar de su dinero?- pregunto burlona, levantando una ceja -Tks, con esta nota hubiera sabido si me faltaba dinero torpe- murmuro, mientras se estiraba un poco, el crujir de sus huesos fue tanto doloroso como un tanto agradable. Se acerco donde se encontraba la bolsa escuchando atentamente lo que el mayor había podido investigar, no pudo evitar burlarse del nombre que al parecer tenía aquella pandilla y por alguna razón, no pudo resistir en estallar en risas, porque carcajadas no podía. -Ah! Pobres idiotas, no tienen imaginación para nombres- murmuro, suspirando -Pero supongo que es normal, de seguro sus madres debieron haberlos dejado caer por lo menos un par de veces para que quedaran descerebrados- alzo los hombros de forma despreocupada.

Más aquello dio un giro drástico, mastico de forma algo agresiva el pobre pan que no tenía culpa de nada, aunque de igual forma iría a dar a su estomago hambriento, trago, bufando y lanzando gruñidos por lo bajo, mirando de forma amenazante al castaño -Quieres dejar mi vida amorosa de lado- le miro con ojos centelleantes -Se que te mueres por mi, pero no seas tan evidente ¿Quieres?- pico, sonriendo de medio lado, más sin embargo, sin poder evitarlo, tomo el pequeño frasco donde tenía su jugo sin abrir aún, dispuesta a lanzar su proyectil contra su "enemigo" quería desfigurar su rostro.

Antes de tan siquiera hacer un movimiento, tenso sus músculos, observando fijamente al lobo macho frente a ella, frunciendo el entrecejo, odiaba aquello, pero también la ética de honor que sin duda algunas veces era tan desagradable, chasqueo con la lengua, bajando su "arma" y comiendo de forma tranquila, no diciendo nada más. Durante unos segundos estuvieron en silencio, ella escucho su pregunta y tragando el último bocado tomando otro pan, pudo responder -Bueno, lo principal es conseguir información y ya que todo esto es mi territorio- se refería a los barrios bajos, peligrosos y oscuros -Puedo conseguir información, aunque claro, alguna será más fácil de conseguir que otras- murmuro pensativa, con un aire de análisis -Mañana empezare a ponerme en contacto y según sea la información, te la proporcionaré, así cuando tengamos lo necesario, tu los golpeas y yo los vuelo en mil pedazos- se rió entre dientes con un aire ligeramente sádico.
avatar
Azuru Nightray
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 40
Monedas Monedas : 2629

Volver arriba Ir abajo

Re: Tormenta de Sombras

Mensaje por Hiroshi Anzai el Dom Mar 17, 2013 5:14 pm

Escuché atentamente a la peliplata y su plan de acción mientras conservaba la mirada en las calles que anoche fueron crueles con ambos. Curiosamente el día de hoy el sol estaba en todo su apogeo y ni siquiera quedaba leve marca de la lluviosa noche que nos acompañó en nuestro viaje a la seguridad. Las personas recorrían las calles con tranquilidad en sus pasos, una calma que me provocó mucha curiosidad.

- Supongo que la información básica como el número de integrantes o donde queda el cuartel de la pandilla debe ser relativamente fácil de conseguir. Sin embargo, descripciones detalladas de sus miembros y posibles debilidades son la mejor información posible para no solo destruirlos físicamente, sino destrozar su confianza y su alma en el proceso - mencioné frío y analítico. No solo buscaba dejarlos heridos, ¡oh no! Si me era posible, los traumaría y les haría arrepentirse del día que decidieron meterse con el guerrero Kurayami. Y no me importaba si habían “inocentes” dentro de esa pandilla, todos caerían bajo nuestra venganza y probarían la fuerza de nuestros puños.

Caminé hasta la mesa y tomé nuevamente la libreta. Utilizando el lapicero, anoté mi número de teléfono móvil en la parte baja del papel, para luego arrancar ese pequeño pedazo y dárselo a la loba. – Este es mi número de teléfono. Llámame para lo que sea allí – le dije un poco más cálido pero aún serio. Una vez que lo tomó, miré la bolsa de panes y saqué otro de los deliciosos bocadillos, mordiéndolo calmadamente.

- Ok, creo que el siguiente paso sería ir a nuestros hogares y terminar de descansar allí. Después de todo, la habitación solo está paga hasta las 11:00 am. ¿En qué parte de la zona residencial vives? Yo estoy en la zona de clase media, pero igual te acompañaré hasta tu hogar y de allí me voy al mío – dije con cierta firmeza que denotaba que no cambiaría de parecer aunque refutara mi compañia. No me quedaría tranquilo hasta ver que la mujer entrara por la puerta de su casa y cerrara la puerta...

Además, todavía estaba el pequeño obstáculo de salir de aquí ilesos. Si aquellos cuatro gorilas pertenecían a una pandilla, no me extrañaría que el resto estuviera buscándonos por esos lares, más aún porque humillamos el honor de su querido líder. A pesar de haber pasado más de 12 horas, todavía existía la posibilidad de que estuvieran aún patrullando las calles esperando nuestra oportuna aparición.



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 26040

Volver arriba Ir abajo

Re: Tormenta de Sombras

Mensaje por Azuru Nightray el Lun Mar 18, 2013 7:21 am

Mordió suavemente su bocadillo, mirando el pan antes de mirar hacía la ventana, observo el paisaje del cielo azul, con sus nubes blancas y sin señal de la tormenta que se desato la noche anterior, tal vez uno que otro charco por el lugar, adornando las calles, los rayos de sol pasaban por la ventaba, iluminando una de las camas aun sin tender así como el suelo que de seguro ya sería tibio, algunas avecillas pasaban cantando una suave melodía que para algunos era relajante y para otros era algo molesto, suspiro suavemente, los días si que tenían un clima extraño últimamente o ¿Sería ella que aun no se acostumbrar del todo a ese lugar? Como fuera. Mastico lentamente, mirando al lobo fijamente, pasando su lengua por sus labios antes de levantar suavemente una ceja -¿Por quien me tomas?- pregunto algo molesta, ¿Acaso no confiaba en ella? -Puedo conseguir igualmente esos datos, aunque puede que me tome uno o dos días mas, mis fuentes siempre son confiables- sonrió de medio lado -Ellos saben que si no es cierta la información, las consecuencias son graves- mordió de nuevo su pan, abriendo por fin el jugo dando un largo sorbo a el liquido.

Miro como tomaba una libreta y una pluma del lugar, escribiendo algo, más no le tomo importancia, estaba más ocupada en pensar que clase de tortura sería la adecuada ¿Física? Na~ terminaría demasiado rápido su tortura ¿ Psicológica? Pudiera ser, así se les quedaría grabado que con "Arashi" nadie se metía, una pequeña sonrisa empezaba a formarse hasta que miro como el chico le tendía un pedazo de papel, parpadeo algunas veces antes de levantar la mirada tomando insegura el pedazo de papel. -... De acuerdo- suponiendo que solo lo usaría por esa vez, lo guardo en uno de sus bolsillos, solo esperaba que luego no se le perdiera.

Dio un largo trago a su jugo haciendo que casi se atragantara con su comentario ¿Que demonios? ¿Que quería hacer que cosa? Elevo suavemente una de sus cejas. mirando al lobo como si le hubiera salido otra cabeza -¿Ah? ¿Disculpa que? No necesito de tu ayuda para regresar a mi casa, no me pierdo- gruño malhumorada, frunciendo el ceño ¿Porque? ¿Ahora quería hacerle de caballero? El era un perro pulgoso que se creía un hermoso lobo -así lo veía ella- no quería alguien así cerca de ella, le miro fijamente desafiante -Apenas salgamos de Mi territorio, cada quien toma un rumbo diferente- dijo de forma decidida, estando un tanto a la defensiva, siendo sincera, la amabilidad de otra persona le ponía nerviosa, le asustaba, no sabía realmente como reaccionar, bufo, mientras dejaba las cosas sobre la pequeña mesita, de repente, el apetito lo había perdido.
avatar
Azuru Nightray
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 40
Monedas Monedas : 2629

Volver arriba Ir abajo

Re: Tormenta de Sombras

Mensaje por Hiroshi Anzai el Lun Mar 18, 2013 6:34 pm

Al escuchar las afirmaciones de la loba plateada acerca de su confiable red de información, sonreí levemente conforme y dije con tono algo sarcástico – Me alegra saber que tus mascotas están entrenadas y harán lo que tú quieras –. Luego de eso, cambié mi tono de voz a uno serio y agregué – Programemos todo para el Sábado que viene. Así tendrás suficiente tiempo para conseguir la información y estaremos en más que excelentes condiciones para el combate. Además, quiero que el neandertal también se recupere, o no será divertido partirle una pierna –. Reí ante lo último por haberme imaginado aquel panorama.

Después de darle el pedazo de papel con mi número telefónico y proponerle el acompañarla hasta su hogar, la mujer peliplata mostró su total negación a la idea y declaró que solo estaríamos juntos hasta salir de la zona peligrosa que era su territorio. “Definitivamente somos muy parecidos…” pensé al escuchar su tono de voz decidido. Cruzamos una mirada fiera que parecía una lucha de dominio, para saber quien se echaría hacia atrás en su plan.

- ¿Por qué eres tan complicada de tratar, mujer? – reclamé con un tono autoritario. Si era parecida a mí, sabía que no se echaría atrás y estaríamos allí hasta el fin del mundo. Pero, en realidad lo que me molestó fue el hecho de que pareciera no tenerme nada de confianza luego de mis actos y nuestra conversación de anoche. “Quizás me equivoqué al pensar que podría ser amable con ella…” pensé en reproche personal a mi actitud reciente.

Solo cerré los ojos y dije molesto – Demonios. ¡Haz lo que te dé la gana! –. Aún con los ojos cerrados, mordí con furia el pan que sostenía en mis manos una y otra vez. Solo me mantuve en silencio hasta terminar mi alimento y tomar mi jugo, para luego levantarme de la cama y salir de la habitación diciendo – Necesito aire fresco. Te espero afuera –

Caminé hasta la acera frente al hotel y suspiré lleno de frustración por mi nueva molestia. Solo me quedé recostado junto a la puerta con los brazos cruzados, esperando a que la chica saliera del lugar.



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 26040

Volver arriba Ir abajo

Re: Tormenta de Sombras

Mensaje por Azuru Nightray el Mar Mar 19, 2013 4:52 am

Solo sonrió complacida, jugando con la botella que tenía en sus manos, dando un último mordisco a su pan que estaba relleno -Ja! Claro~ Mis mascotas saben como deben comportarse si no quieren que los entrene de nuevo- murmuro, riendo entre dientes, si bien podía sonar mal y hasta cruel, no era tanto así con los chicos, mientras obedecieran, tenían ciertas recompensas -bueno, si algunas veces los trataban como animales- así como castigos fuera como fuera la situación, aunque también ella sabía cuando y como defender a los chicos-porque si, ella defendía a sus "mascotas"- si era necesario, aunque claro, trataba de que ellos no se enteraran -más siempre por alguna razón, se enteraban- porque tenía una reputación que cuidar, no por nada era conocida como "Arashi; La tormenta que todo destruye" le había costado, sudor, sangre y Mucha dinamita hacerse de ese nombre. -Sábado, lo tengo apuntado, el viernes en la tarde te mandaré la información que necesitas- y era un echo que llegando a su hogar, tendría que mandar muchos mensajes.

Miro el pedazo de papel que le había dado, con algunos números apuntados, era extraño, pero bueno, solo sería una ocasión ¿No? y aquello le causo una extraña sensación de... ¿Desagrado? A decir verdad, en el fondo -muy en el fondo- le gustaba el hecho de llevarse bien con el lobo, eran tan parecidos, compartían cosas que de alguna forma, le hacía sentir bien, no tan solitaria, más al mismo tiempo, se regañaba por eso, porque ella debía estar sola, no debía encariñarse con nadie más, porque terminaría mal, era una sensación tan contradictoria. Y de repente, toda esa aura tranquila paso a una más hostil, no dudo en ponerse a la defensiva de nuevo con aquella muestra de amabilidad, aun temía y eso era notorio por el brillo de molestia y confusión que sus esmeraldas mostraban, se ponían turbias. -Tks- solo chasqueo la lengua ante su comentario ¿Porque de repente le trataba así? Ella... No sabía como responder correctamente y por eso se volvía agresiva.

Sus orbes le siguieron, no le afecto el grito solo se mantuvo allí, sentada, observando como se movía hasta que por fin salió, lanzó un pesado suspiro mientras pasaba de forma suave, sus dedos entre sus plateados cabellos ¿Porque tenía que ser todo tan complicado? No lo entendía, metió una mano a sus ropas y saco sus cigarrillos, llevo uno a sus labios y lo prendió -Carajo, creo que acabo de echar todo a perder- llevo una mano a su frente, acariciando aquella zona, todo por el ridiculo miedo ¿Que se le podía hacer? Se levanto de forma perezosa, golpeando una silla que cayó al suelo en un sonido sordo, bufo, mientras se dirigía al baño, tomo una bolsa perdida por allí y metió su ropa, miro alrededor, buscando algo más, los medicamentos ya los llevaba y lo demás.

Salió de aquel hotel, mirando a su compañero, cruzo la calle, mientras exhalaba una suave cantidad de humo antes de pararse frente al chico -Vamos a movernos rápido, no sabemos si los grandotes sigan por aquí- empezó a caminar, mirando los callejones, buscando uno en especial -Por cierto... Lo s... Lo s... sient... siento- se sonrojo suavemente desviando la mirada -No estoy acostumbrada actos de amabilidad y tipos caballerosos hacia mi persona- ¡Diablos! era tan vergonzoso y difícil -Mueve tus patas Anzai- gruño malhumorada, empezando adentrarse a un callejón que sabía les llevaría a su destino.
avatar
Azuru Nightray
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 40
Monedas Monedas : 2629

Volver arriba Ir abajo

Re: Tormenta de Sombras

Mensaje por Hiroshi Anzai el Mar Mar 19, 2013 6:02 am

No sé cuánto tiempo pasó desde que salí de aquella habitación molesto, pues estaba con la mirada baja inmerso en mis pensamientos y me concentraba en tratar de calmar mi enojo buscándole algún sentido a lo ocurrido entre ambos. Alcé mi vista y vi salir a la chica peliplata del hotel, quien cruzó la calle hasta detenerse frente a mí. Esta vez la miraba con cierta indiferencia en mi rostro cuando comenzó a hablar. Solo asentí a su afirmación de apresurarnos y comencé a caminar a su lado.

Sin embargo, su repentina y entrecortada disculpa me sacó totalmente de cuadro. Parpadeé un par de veces en asombro mientras observaba el rostro sonrojado de la loba. Y como si hubiese leído mi mente al reencontrarnos en la calle, simplemente me dio la respuesta que estuve buscando por mi cuenta. Culminó aquello con un gruñido que sonó más aullido defensivo que otra cosa.

Continuamos caminando, esta vez por un callejón elegido por mi compañera, y fui yo el que rompió el silencio en el que habíamos entrado, mencionando sincero – Comprendo tu incomodidad… En lo personal, detesto que me vean en mis momentos débiles, sin importar la razón de ello… Por eso no le cuento a alimañas sobre mis experiencias y vivencias, o me alejo de todos si estoy herido… Si no es una persona que valga la pena, no me interesa en lo absoluto ser franco -. Le di a entender, a mi manera, que le ponía atención a ella porque la encontraba interesante, y no me molestaba mostrarme tal y como era ante ella. Bueno, en realidad fui bastante sutil, y la verdad no sé si entendió o simplemente pasó sobre su cabeza mi comentario.

Aquel callejón desembocaba en una calle secundaría que Azuru tomó brevemente. Seguía a la loba guía observando a nuestro alrededor de manera discreta, en busca de algún sospechoso que tratara de sorprendernos. – Nunca estuve en este territorio tan temprano… ¿Es normal tanto movimiento de gente a esta hora? – pregunté con voz baja y curiosa. Después de todo, ella conocía mejor que yo aquel lugar.



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 26040

Volver arriba Ir abajo

Re: Tormenta de Sombras

Mensaje por Azuru Nightray el Miér Mar 20, 2013 6:09 am

Verlo salir con esa aura pesada, con ese ceño fruncido y esas orbes centelleantes con un sentimiento extraño fue algo que no llego a gustarle del todo, y eso le desagradaba aun más, el saber que había hecho enojar alguien que de alguna forma se había echo alguien "Cercano" a ella -Cabe destacar en poco tiempo- tal vez no quería perder esa cercanía, esa rara amistad que había adquirido en tan poco tiempo, por el simple hecho de que tenían algunas cosas en común y pensaba que el podría comprender un poco su comportamiento, más sin embargo, no podía ser todo tan... ¿Bueno? Ella no podía estar tanto tiempo en un lugar donde el aura no fuera hostil, si no había alguien queriendo atacarle no podía estar tranquila, no era masoquista -sádica tal vez, masoquista no- pero se sentía nerviosa y le asustaba el que alguien le tratara tan amable como el lobo castaño lo había hecho, se sentía desprotegida y le daba miedo, que el, después de aquello, pudiera atacarle por la espalda, lanzó un gruñido, pateando lo que tenía a su paso, saliendo de la habitación y el edificio, cruzando la calle y explicando la situación y claro pidiendo disculpas -que le costo un poco de trabajo, sobretodo una pobre palabra- a u manera, desviando la mirada, empezando avanzar dando grandes zancadas, con su ceño fruncido y sus pálidas mejillas con un toque rojo que tanto le desagradaba, porque odiaba de sobremanera verse débil ante alguien más.

Avanzaron por los largos y en ese momento iluminados pasillos que eran los callejones en ese momento, teniendo cuidado al moverse, no quería llevarse una mala sorpresa. Escucho sus palabras y solo sonrió de medio lado, le miro de reojo, con un brillo curioso en sus orbes, mostrando un poco de su dentadura en una risa un poco más fluida, antes de volver su mirada hacia adelante, era una muestra de que ella había entendido todo aquello. Y de alguna forma, le agradaba su forma de decir las cosas, aunque sonaran duras y crueles, pensaba que era lo mejor. Después de algunos minutos se escucho el susurro de la gente y suspiro, al parecer estaba el mercado en aquella calle secundaría, salió mostrando su porte elegante, aunque al mismo tiempo tratando de ser lo más discreta posible.

-Si, en este lugar se pone una especie de mercado, venden cualquier tipo de baratija que quieras- murmuro suavemente, observando tanto puestos de frutas, verduras, ropas como personas vendiendo algún objeto, ya fuera un arma blanca o algún articulo que anteriormente hubiera sido robado -Si algo te robaron, ten por seguro que fue a dar a este lugar- dijo de igual forma -Aunque también puedes comprar o vender información... claro si te acercas a la persona correcta- dijo, mientras miraba discretamente a una esquina donde un chico sonrió y levanto la mano, saludando a la joven peliblanca que solo movió la cabeza -Entraremos más al centro de esto- bufo, odiaba el mar de gente, tomo la muñeca del chico -No te separes y... asegura lo que quieras conservar... también entra la ropa- sonrió de medio lado, mientras empezaba a escuchar más los gritos, risas y música antes de que una avalancha de gente los golpeara.
avatar
Azuru Nightray
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 40
Monedas Monedas : 2629

Volver arriba Ir abajo

Re: Tormenta de Sombras

Mensaje por Hiroshi Anzai el Jue Mar 21, 2013 12:18 am

Después de mi mensaje sincero, observé como la chica rió complacida ante mis palabras, lo cual respondí con una sonrisa de medio lado llena de confianza. “Ahora parece que si nos comprendemos” pensé complacido ante ese pequeño intercambio de expresiones faciales.

Tras salir a la calle secundaria y encontrarnos con aquella cantidad de personas, Azuru confirmó que era normal el ver tantas personas aquí, ya que era una especie de mercado improvisado donde podías encontrar cualquier cosa. Atentamente seguí a la loba, aunque no pude evitar mirar discretamente los alrededores, incluyendo los puestos de venta de artículos tan peculiares como cuchillos militares, teléfonos móviles de última generación, e incluso exóticos animales como mascotas. – Supongo que la calidad de la información también depende de la fuente y el precio – comenté ante su explicación acerca de las redes de información del mercado.

Ella explicó luego que entraríamos al centro de la concentración y que me preparara para asegurar todo lo que tenia. En mi caso, me quedaba solo una miseria de dinero y la ropa que tenia puesta. La loba había sujetado con fuerza mi muñeca y como una ola estrellándose en la orilla, una avalancha de gente chocó contra nosotros.

- ¿Qué demonios? – exclamé con mucha sorpresa ante el caos que reinaba ahora aquella calle. La gente se movía en todas las direcciones chocando unos con otros. Curioso era el hecho de que habían personas de todas las edades en aquel tumulto, pero todos eran igual de desbocados y alocados como el ganado sin guía.

De un momento a otro, un hombre gordo se atravesó entre Azuru y yo, e hizo que el agarre de la mujer sobre mi muñeca se soltara. Temiendo perderla, golpeé fuertemente al gordo en el estomago con ira y lo rodeé apresuradamente para tomar la mano de mi compañera con fuerza. – Gordo bastardo – musité para mí mismo. Intenté caminar lo más cerca de mi guía como me fuera posible sin entorpecerle el paso. Pero igual íbamos recibiendo golpes en todo el cuerpo. Mi pobre espalda terminó amortiguando múltiples codazos y golpes que sentí como cuchillos penetrando mi piel.

Finalmente ella giró en una de las esquinas y pudimos entrar a otro callejón de la zona. Este estaba poco poblado y sentí un alivio increíble al salir de aquel zoológico del caos. Solté la mano de Azuru y respiré profundo con una mano sobre la espalda. – Si, ya sé que me dijiste que no me separara… Ese gordo nos bloqueo… Al menos se llevó un recuerdo de mi el bastardo – dije en un tono de quejido ante la mirada que me dio la chica.



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 26040

Volver arriba Ir abajo

Re: Tormenta de Sombras

Mensaje por Azuru Nightray el Jue Mar 21, 2013 5:54 am

A decir verdad se sentía un poco mejor por haber hecho de alguna forma las pases con el lobo, le había permitido ver al mayor una parte de ella que extrañamente se dejaba ver en ella, una que muy pocas personas -por no decir nulas- habían visto de ella, además de que habían al parecer quedado en buenos "Términos" y seguían siendo... ¿Amigos? aunque claro, ella no le aceptara tan libremente como se esperara, después de aquella sonrisa, volvió su mirada hacia adelante, con una expresión más tranquila sin fruncir tanto el ceño, claro hasta que empezó a salir de aquellos callejones hasta la calle secundaría, el susurro de las personas, las risas y demás hacían que sus sentidos se agudizaran, si bien el lugar y ambiente podía llegar a parecer ameno, no podían bajar la guardia, ya que en aquel lugar las apariencias engañaban, bufo, siguiendo avanzando, mientras una que otra persona se giraba para verle, después de todo, "Arashi" iba acompañada de alguien y eso era un acontecimiento nuevo y entretenido, rodó los ojos, por alguna razón sentía que las bocas empezarían a moverse dentro de poco -Así es, entre más pagues, mejor sera la información o la calidad del producto, aunque... estafadores no faltan- murmuro, observando de reojo algunos puestos, antes de poner atención adelante.

Su mano se aferro a la mano del chico, mirando hacia adelante, la gente empezaba a ser más y más conforme se acercaban al centro de aquel lugar, tomo un poco de aire "Limpio" -bueno, no olía tan mal- y siguió andando hasta que la primera avalancha de gente les golpeo, apretó la mandíbula cuando sintió los empujones y golpes contra sus costillas -"Mierda"- pensó, mirando a su alrededor, buscando las salidas que a decir verdad, era algo difícil de localizar.

Y de repente, sintió una mano grande y grasosa sobre su muñeca, abrió sus orbes y labios de sorpresa, parpadeando y soltando la muñeca de su compañero ¿Que demonios? Apoyó con fuerza sus pies sobre el suelo y miro al hombre gordo frente a ella, haciendo que frunciera el ceño ¡Joder! ¿Ellos de nuevo? Iba a quejarse cuando miro como el hombre mayor se doblaba de dolor, soltando un quejido lastimero, elevo una ceja confundida, tuvo que seguir avanzando entre ese mar de ir y venir, aferrándose de alguna forma a su compañero, trato de abrirse paso, pisando y golpeando con sus rodillas, codos y brazos, más sin embargo, ella también recibía uno que otro golpe doloroso.

Minutos después de aquella asfixiante carrera salieron, por su parte estaba agitada, buscando aire -además de limpio- necesario para poder respirar adecuadamente, sus costillas punzaban ante cada respiración, era como si en vez de aire inhalara agujas, trago en seco, mirando fijamente a su compañero, miro sus acciones y sintió un ligero pinchazo de preocupación que murió cuando se mordió sus labios ligeramente -Tks, como sea, me hiciste un favor- musitó tratando de ponerse recta, aunque ese movimiento hacía que se sintiera doloroso -y creo que... estamos a mano- dijo pensativa, para después desviar un poco la mirada-Por lo menos salimos por el correcto- miro el callejón iluminado -Si seguimos derecho saldremos en los parques principales de la ciudad-
avatar
Azuru Nightray
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 40
Monedas Monedas : 2629

Volver arriba Ir abajo

Re: Tormenta de Sombras

Mensaje por Hiroshi Anzai el Jue Mar 21, 2013 9:52 pm

Tras entrar al callejón, sentí un gran alivio por haber salido de aquella estampida de personas. Por desgracia, parecía que ambos lobos llevamos más golpes de los esperados ante semejante manada de animales. En mi caso, la espalda volvía a sentirse llena de agujas punzantes y aquello mantenía mi sistema nervioso en continuo funcionamiento. Mi compañera parecía tener algunos problemas para erguirse, y es que seguramente recibió golpes erráticos pero dolorosos en su abdomen.

Escuché sus palabras y le di una mirada llena de confusión. No creía que aquel leve comportamiento fuera equivalente como pago a sus cuidados. Estuve a punto de quejarme, pero la chica habló nuevamente, señalando que habíamos tomado el callejón correcto para completar nuestro escape. – ¡Excelente! Mejor comencemos a caminar antes de que nuestra suerte cambie… - señalé con cierto apuro. Ya mencionaría luego el asunto del pago adecuado del favor …

Dimos una decena de pasos con algo de dolor en el cuerpo cuando escuchamos una voz gruesa y masculina detrás de nosotros. - ¡Arashi!, ¡Kurayami!, ¿A dónde creen que van? -. Giré para observar el origen de aquellas palabras y para mi sorpresa era el mismo gordo que golpeé dentro de la estampida. – Grandioso, el elefante nos siguió hasta aquí – murmuré para mi compañera con un tono sarcástico.

- No puedo dejarlos salir de este territorio por lo que le hicieron a mi jefe declaró con cierta soberbia. Reí fuertemente ante su comentario, a pesar de que generó una leve punzada en mis costillas. – ¿El elefante imbécil es dominado por un gorila? Son una sociedad de retrogradas -

Antes de comenzar a caminar hacia el elefante, le dije en voz baja a la loba plateada – De este me encargo yo -. Paso a paso me acerqué al gordo, quien parecía ser más alto que yo, y obviamente mucho más pesado. Sin embargo, aquella sonrisa confiada no había desaparecido de mi rostro en todo el trayecto. Una vez frente a él, declaré rápidamente – Antes de beses el suelo, tengo un mensaje para tu jefe, el neandertal: Dile que no podrá escapar de la ira de “Los Lobos” y que sus días están contados –. El elefante rió en una fuerte carcajada y solo respondió Ustedes, perros inútiles, no saldrán de este callejón. Sus cabezas serán un trofeo para el jefe

Sin previo aviso lanzó un gancho de derecha que pude detener con mi antebrazo, aunque me sorprendió un poco la fuerza de aquel golpe. De repente sentí una bola de demolición estrellarse con mi abdomen, seguido de un puñetazo en el rostro. Caí de rodillas por el último impacto. “Qué demonios…” pensé mientras sentía un sabor a sangre en mi boca. El gordo me había jugado con inteligencia sabiendo que cubriría el primer golpe y terminó dándole dos buenos golpes sin oposición de mi parte. Lo ves perro inútil, eres solo un hablador remarcó burlonamente.

En ese instante se me había acabado la poca paciencia que tenia y la adrenalina hizo que mi cuerpo reaccionara como si no tuviera ninguna herida. Mi mirada estaba llena de ira y apretando mi puño derecho, me fui al hombre con un grito de combate buscando golpearlo en el rostro. Vi como se cubrió con ambas manos y sonreí conforme. Lo siguiente que sintió el imbécil fue como le partía las pelotas con una patada directa a la ingle. A pesar de su cara de sorpresa tan satisfactoria, no me detuve allí. Tomé con ambas manos su cabeza y halándola hacia abajo le di un rodillazo directo a la nariz, lo suficientemente letal como para hacerlo caer al suelo semi-inconsciente.

Me acerqué a él y sentencié la pelea con un par de frases en un tono frío – Dos cosas, elefante descerebrado: Nunca te detengas a media pelea callejera, y siempre remata al hombre caído -. Cerrando mi puño derecho con toda la ira contenida, terminé de desfigurarle la nariz con un puñetazo directo y el gordo quedó inconsciente en el suelo. Luego murmuré para mí mientras ponía mi mano derecha en el abdomen – Gordo bastardo, golpeas como una mula -. Al acabarse la adrenalina, empecé a sentir los efectos de mi descuido.

Escupí la sangre acumulada en mi boca a un lado del inconsciente, para después girarme y regresar con mi compañera. Al estar a su lado, puse mi mano izquierda en su cabeza de manera cariñosa y suavemente revolví sus blancos cabellos mientras decía con una media sonrisa – Tienes razón, estamos a mano -. Después de ello, seguí mi paso lento hacia la salida mientras le decía – Salgamos de este lugar… Estoy harto del panorama… –

OFF-ROL:
Supongo que, con la salida tan cerca, ya solo resta que lleguen al parque y se despidan (serían quizas un par de mensajes más para cada uno). No se que opinas al respecto.

De todos modos, lo siguiente que tendríamos pendiente al terminar sería planificar nuestro siguiente rol, en donde podemos rolear el ataque a la guarida de los monos y la venganza de los lobos =) Prometo dejarle el jefe gorila a Azuru mientras Hiroshi tiene su segundo encuentro con el elefante jajajaja

Esperaré tu opinion al respecto.



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 26040

Volver arriba Ir abajo

Re: Tormenta de Sombras

Mensaje por Azuru Nightray el Vie Mar 29, 2013 9:21 pm

Tal vez estaba exagerando, pero era mejor que nada, no quería que alguien sintiera que tenía deudas con ella, porque era extraño, no quería que pasara algo malo para que digiera "Estamos a mano" sus ojos rodaron ligeramente de forma suave y siendo lo más discreta posible, al parecer se estaba ablando más de lo normal o enserio tenía un derrame cerebral por pensar semejantes cosas, tendría que irse hacer un chequeo en el cráneo por las dudas, aunque también podría ser que sus preciados cigarrillos estuvieran haciendo efecto, en ese caso, no importaba, porque no pensaba dejarlos por nada del mundo, eran parte de su vida, parpadeo y negó algunas veces, mirando hacia adelante, observando el callejón iluminado, así como el susurro detrás de ella donde se encontraba el mercado, tenían que seguir avanzando, detenerse allí no era algo bueno -Mejor quédate en silencio Anzai- por alguna razón, cada vez que alguien decía "Las cosas no pueden ir peor" empeoran aun más y esperaba que esas cosas solo fueran de película... porque si no golpearía Anzai aunque estuviera desvalido.

Avanzaron bastante del tramo, estaba segura de que no tardarían en salir, bufo, aunque estuviera herida amaba ese tipo de lugares, la adrenalina y sobretodo el hecho de que olvidaba todo a su alrededor, que no le dejaba pensar claramente y eso era algo tan... agradable, más sin embargo, antes de poder salir, alguien se les atravesó, gruño entre dientes mientras miraba por encima de su hombro ¡Genial! el elefante les había alcanzado, tenía que decir que era sorprendente que un animal como el pudiera caminar tan rápido. -¿Sabes que es más sorprendente? Que corriera, ¿Como demonios un animal de ese tamaño y con esa panza puede correr tan rápido?- murmuro sobre su mejilla, divertida aunque también sería, observando al mayor, formulando de alguna forma un plan, su cabeza trabajaba a todo lo que daba, con sus actuales heridas no saldrían bien librados, porque perder no estaba en sus planes.

-Entonces... ¿Vienes a Vengar a tu Novio? Quien lo diría, un elefante y un gorila- se burlo del hombre que apretó la mandíbula y se puso rojo, tanto de vergüenza como de enojo. Lanzó un suspiro mientras se tronaba los nudillos, sabía que su cuerpo se quejaría pero que más daba, iba avanzar cuando el mayor le tomo por sorpresa, le miro con sus grandes esmeraldas, sorprendidos y porque no, dentro de ellos, había un poco de preocupación, no podía evitarlo, el estaba mal de su espalda -Tks, has lo que quieras- tampoco su personalidad ayudaba mucho, retrocedió unos pasos, cruzando sus brazos bajo su pecho, observando fijamente ambos hombres. -Oe! A mi no me metas!! No soy Loba! Soy Leopardo! (?)- bueno, gustaba de llevarle la contraria al chico y entonces se mantuvo callada, observando la pelea, sus labios se hicieron una linea recta al ver como el castaño recibía una paliza -¡¿Que estas haciendo Anzai?!- Chillo, molesta, preocupada, ¿Que no era un buen peleador? ¡Que se lo demostrara entonces!

Se mantuvo a la defensiva, más relajo sus músculos y suspiro aliviada al ver que ganaba... ¿Esperen? ¿Que? Parpadeo algunas veces para luego negar, demonios, necesitaba urgentemente llegar a su hogar, se sobresalto al sentir una mano en sus cabellos plateados, levanto la mirada y observo al chico, un ligero color rojizo empezó a extenderse por su rostro blanco, le había tomado por sorpresa, tardo un poco en reaccionar y solo asintió ante su comentario, se acerco insegura, una de sus manos lentamente se deslizo por su cintura y la otra hizo que la pasara por sus hombros, no le miro, simplemente observo hacia adelante, avergonzada, lo mostraba ese lindo color cereza en su rostro y su ceño fruncido -Solo falta poco... y creo que seré yo quien te lleve a casa, Anzai- se medio burlo, avanzando lentamente, no faltaba demasiado por salir, por lo menos y a ese paso, en 15 minutos estarían fuera de los callejones.

Spoiler:
{Off: Creo que tienes razón, unos post más y esto se termina Jejeje.

Si gustas para eso nos ponemos de acuerdo por medio de MP, para ser más sencillo y poder ver donde abriríamos el siguiente rol~ A ¡Gracias! Azuru promete no ser damisela en apuros... Bueno, no toda la trama jajaja. Por cierto lamento la demora, tuve algunos asuntos que atender estos días. Espero te siga interesando la idea de seguir roleando ^^

Un saludo~}
avatar
Azuru Nightray
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 40
Monedas Monedas : 2629

Volver arriba Ir abajo

Re: Tormenta de Sombras

Mensaje por Hiroshi Anzai el Sáb Mar 30, 2013 5:41 pm

Había reído suavemente ante el intercambio de comentarios sarcásticos con mi compañera de viaje sobre el elefante que teníamos al frente, y aquello fue en aumento ante su reacción de vergüenza y furia hacia nuestras palabras. Sin embargo, una vez que me enfoqué en la pelea la voz de la chica peliplata se había vuelto un suave susurro al que realmente no le puse mi total atención, y es que mi concentración total estaba en aquel cuerpo lleno de manteca y grasa que intentaba derribar.

Una vez que ese bastardo estuvo en el suelo, tuve un leve momento de satisfacción. Y digo leve porque al acabarse mi adrenalina sentí una punzada en el abdomen y la espalda. Aquellos golpes pesados habían tenido más efecto en mí de lo que consideré. Simplemente caminé hacia mi compañera y con las energías que me quedaban le hice un pequeño gesto de cariño.

Me sorprendí un poco ante su reacción, pero no mencioné nada al respecto. “¿Por qué se habrá sonrojado?” pensé antes de decirle que nos fuéramos de aquel lugar. Mi acción no fue nada especial, quizás solo no estaba acostumbrada a ese tipo de muestras de cariño o solo la sorprendí por ser la primera vez que actuaba de esa manera.

Comenzaba a percibir un poco de debilidad en las piernas y mi paso se hizo algo lento y torpe. Repentinamente sentí una mano posarse sobre mi cintura mientras tomaban mi brazo izquierdo y lo descansaban sobre unos hombros que se sentían familiares y cálidos. Miré a la persona algo sorprendido, aunque sabía muy bien su identidad, y noté que su rostro aún tenía ese color cereza de hace unos momentos, aunque su expresión era la de siempre. - ¿Por qué siempre termino yo en tus brazos como una princesa desvalida? – bromeé con cierta resignación en mi voz. Aunque generalmente me molestaba ser visto de esta manera tan vulnerable e indefenso, extrañamente me sentí tranquilo junto a la mujer de cabellos blancos y brillantes.

Unos 15 minutos después, estábamos en un nuevo y tranquilizante panorama. Aunque la acción tendría consecuencias, respiré profundamente y aliviado de haber llegado a la seguridad del parque de la ciudad. Sonreí de medio lado a la loba y dije – Aunque me divertí mucho golpeando a todos, siento mucho alivio de estar aquí –. Miré a los alrededores y separando mi mano derecha del abdomen, señalé el lugar que debía ser nuestro objetivo.

- Esa es la parada de autobuses. Es la forma más fácil de llegar a nuestros hogares – exclamé suavemente. Tras regresar nuevamente la mano al abdomen, caminamos el corto tramo hasta nuestro objetivo. La gente que recorria la calle nos miraba con rostros de curiosidad, de menosprecio, e incluso un par se horrorizaron. Nunca me importó lo que pensaran esos ignorantes, así que mi expresión neutra con señales de dolor no cambió ante su presencia. ¿Para qué molestarme con basura que no me entendía?

OFF-ROL:
Primero que nada, no te preocupes por el tema de la demora. Supuse que se habría presentado algo, considerando que siempre fuiste muy constante en responder a nuestro tema. Así que no me molestó la espera en lo absoluto.

Segundo, por supuesto que aún estoy interesado en rolear contigo =) Nuestros personajes ya son aliados de guerra y expertos en molestarse mutuamente jajaja. Considero a Azuru una persona importante para Hiroshi, ya que él se puede relacionar mucho con ella y en verdad parece entenderle (aunque ambos tienen ideas distintas respecto a esa amistad, supongo que a medida que interactuen más todo ira encajando mejor).

Tercero, una vez que terminemos este rol, te escribiré por mensaje privado para coordinar el siguiente tema. Allí podremos hablar más tranquilos de que queremos desarollar luego.

Saludos.
-Hiroshi-



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 26040

Volver arriba Ir abajo

Re: Tormenta de Sombras

Mensaje por Azuru Nightray el Dom Mar 31, 2013 8:08 am

Diría que provocar todo aquello se volvía irritante, pero a decir verdad, si bien le incomodaba un poco, también llegaba agradar, tal vez se sentía identificada con el Joven lobo y por esa razón le daba el permiso de verle un poco más a fondo, de conocerla y de verle débil cuando la mayoría de las veces actuaba como la chica fuerte que si bien lo era, algunas veces no podía mantener al 100% y de igual forma, llegaba a preocuparse por el, suspiro profundamente, de seguro si se había golpeado muy fuerte la cabeza. Los colores rodearon su rostro al sentir aquella expresión de amabilidad, una muestra extraña de cariño, parpadeo algunas veces sorprendida, le había tomado con la guardia baja, su cuerpo se tenso y desvió el rostro con los colores tratando de aumentar en su rostro, pero de alguna forma logro detenerlos, trato de distraerse y lo logro, sobretodo cuando había un chico con piernas débiles, lo sabía por como se tambaleaba y temblaba, suponía que se había esforzado demasiado, bufo, mientras se acercaba al chico y le ayudaba a estabilizarse, puesto que su andar no presagiaba nada bueno -Porque eres una señorita Anzai- Canturreo divertida, sonriendo de medio lado -Y necesitan que te cuiden~ Rió suavemente, animada, empezando andar, más no ponía un paso apresurado, dejaba que el lobo castaño impusiera el paso, después de todo, el se había echo cargo de todo y de seguro su espalda y su cuerpo estaban gritando de dolor.

Y 15 minutos después el panorama desolado cambió a uno diferente, las calles se vieron más claras y pobladas, los murmullos volvieron y suspiro cuando por fin, los rayos de sol acariciaron su pálida y fría piel, calentando y dando un poco de vida a su entumecido cuerpo -De cierta forma, en mucho tiempo, me siento aliviada de salir de ese mundo- murmuro, extrañada, pero no le tomo mucha importancia, miro hacia donde apuntaba y camino de nuevo hacia el lugar, durante el trayecto corto que era del parque a la parada pudo ver los diferentes tipos de expresiones de las personas a su alrededor, algunas les miraban curiosos, otros aterrados y sorprendidos, unos se abrían paso, rodeándolos, como si temieran que los golpearan o algo por el estilo, sonrió divertida, negando ligeramente con la cabeza. Se detuvo en el lugar, mirando como algunos se retiraban igualmente, más no le presto importancia, solo esperaba a que su transporte llegara para poder ir a su hogar.
avatar
Azuru Nightray
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 40
Monedas Monedas : 2629

Volver arriba Ir abajo

Re: Tormenta de Sombras

Mensaje por Hiroshi Anzai el Dom Mar 31, 2013 11:58 pm

Estábamos allí, en la parada del autobús, sentados en las bancas mientras esperábamos los transportes para irnos a nuestros hogares. El cansancio comenzó a hacer acto de presencia nuevamente en mi cuerpo, pero sabía que no podría descansar tranquilamente hasta pisar el suelo conocido de mi departamento. Mientras tanto, me entretuve pensando en la última pelea que tuve, y como el elefante por poco me deja allí tirado en el suelo por ir de cabeza a la pelea.

Suspiré algo resignado y le dije a mi compañera – Ese elefante no solo corre rápido, pega como un rinoceronte… La próxima vez que lo enfrente deberé tener más cuidado con sus ataques -. Simplemente estaba pensando en voz alta, pero al mismo tiempo esperaba alguna respuesta de la loba plateada al respecto.

Luego solo apoyé mi espalda en la silla y musité suavemente entre el dolor que se expandía a lo largo de mi cuerpo – Supongo que tengo una semana para encontrar la respuesta al problema con el mastodonte… No creo que caiga dos veces en el mismo truco de niños que use hoy… Será una pelea interesante… -. Lo último lo mencioné con una sonrisa serena en mis labios y cierta expectación en mi voz.

Mientras conversábamos, uno de los transportes públicos llegó, y por el número que pude observar a uno de sus lados, era el bus que me dejaría en casa. – Este es mi autobús, Azuru. Me llevará hasta la zona de clase media donde vivo... Supongo que aquí nos separamos – mencioné tranquilo mientras me levantaba torpemente de mi asiento, con la mano derecha en el abdomen, y caminaba lentamente hacia el vehículo. No iba a insistirle con aquella idea de acompañarla a su hogar, ya que aquello fue la razón de nuestro enojo mutuo. Prefería terminar aquella aventura en buenos términos y dejar a la loba tranquila por el día.

A medio camino, me detuve para girar a verla. Me despedí con leve movimiento de mis manos mientras le sonreía tranquilo, a pesar de todo el dolor que sentía en el cuerpo. Y solo subí a mi autobús, para sentarme en uno de los asientos cómodos. Todo se había terminado por el día de hoy...


Última edición por Hiroshi Anzai el Lun Nov 24, 2014 9:57 pm, editado 1 vez



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 26040

Volver arriba Ir abajo

Re: Tormenta de Sombras

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.