Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Gunji Inoue el Lun Dic 17, 2012 8:33 pm

Viernes en la noche, tarde como siempre salí dispuesto a escaparme del reformatorio. Corrí por la puerta trasera hasta la verja que ya estaba gastada de tanto usarla para escalar y salté al otro lado.

-Últimamente me ponen todo muy fácil en este sitio – suspiré mientras corría para alejarme de ese sitio de muerte y desolación.

Sabía a dónde tenía que ir, era el único sitio donde podía sentirme realmente como en casa, la zona roja de la ciudad; ese lugar donde acuden gamberros, yonkis, putas y otro tipo de gente con algún lado oscuro en busca de un poco de diversión y de ahogar las penas de algún u otro modo. Suponía por la hora que ese sitio ya estaría medianamente lleno, aunque fuese una zona bastante alejada de lo que era la ciudad en sí, iba mucha gente de cualquier forma, ya fuese en coche o caminando. En mi caso, era la segunda opción, a menos de que robase un coche, cosa que no me interesaba en ese momento.

Caminé una media hora más o menos hasta llegar al perímetro de la ciudad. Llevaba un poco de pasta encima, así que sabía perfectamente que en cualquier momento entraría en algún bar a gastarla de alguna forma. Llegué a la zona de peaje, si, en este sitio había que pagar por entrar, pero en mi caso era una excepción. Mucha gente me conocía, me había criado muchísimos años por estos lados y era casi como mi hogar. Saludé al negro que vigilaba la calle principal y me devolvió el saludo con un asentimiento de cara.

Seguí caminando por la calle en dirección al muelle, tenía que ir a por mis preciadas compañeras de pelea, ya que si surgía algún imprevisto tendría que verme en la obligación de usarlas. Caminé hasta la orilla del muelle, lejos de las concurridas calles de la zona roja e inspiré profundamente el agua salada del mar, combinada con el olor a muelle antiguo y gasolina de barco. Esta sensación era la que me hacía sentirme vivo. Miré de un lado a otro del muelle, había mucha gente por estos lados, por lo que tenía que darme prisa en buscar mi escondite y sacar mis armas. Fui caminando sin distraerme hasta un viejo almacén que había en uno de los oscuros callejones llenos de ratas y abrí la puerta. Dentro estaba un pequeño zulo que había ido construyendo con el tiempo, a veces con el frío invierno me metía dentro de este almacén para descansar. Lo había aprovisionado de un par de sofás para dormir si hacía falta. Moví uno de los sofás y saqué la caja que guardaba mis garras.

-Os eché de menos, preciosas – dije sonriendo mientras me las enganchaba en la parte trasera del cinturón.

Salí del almacén y cerré la puerta. Ahora solo faltaba decidir a donde iba a ir esta noche.


Última edición por Gunji Inoue el Sáb Dic 22, 2012 11:21 pm, editado 1 vez
avatar
Gunji Inoue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 766
Monedas Monedas : 8434

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Saeko Busujima el Lun Dic 17, 2012 9:07 pm

El reloj de pie el salón se escuchaba por toda la casa. Estaban dando las doce. Era la hora de poner en marcha el plan que había maquinado para esa noche.
Me apetecía salir, tenía ganas de perderme por las calles de la zona roja como cada semana pero eso de tener que ir a pie era un auténtico fastidio. Jamás me había gustado eso de tener que conducir un vehículo, así que si quería ir hasta allí tendría que ser gracias a Mike.
Ese guaperas del instituto por el que todas perdían el culo, ese que tenía un Porsche y al que ya había procurado camelarme durante toda ésta semana.

Salí de la cama, había disimulado perfectamente que continuaba durmiendo y papá y mamá no se habían dado cuenta. Fui hasta el armario y comencé a cambiarme de ropa mientras le llamaba.

-¿Mike? -había cogido la llamada- Si... en la esquina de mi calle en 5 minutos... Ajá... Sí, tranquilo, no tengo hora de vuelta.

Dar falsas esperanzas a un tío para queme lleve en coche. Ya ves tu, cómo si me importara mucho. Es el guaperas, conseguirá a la que le de la gana, así que porque yo pase de él no se morirá.

Colgué y lancé el móvil sobre la cama para poder enfundarme en los ajustadísimos pantalones de cuero negro, esos malditos pantalones que tenía que ir saltando para poder ponérmelos, y para ponerme la camiseta blanca ancha, esa que si te descuidas se te sale una teta. Total, llevaba la chupa de cuero encima, nadie vería nada. Até las dos cadenas de hierro que adornaban perfectamente mi pantalón y para terminar me puse esos tacones de infarto que me daban diez centímetros más de altura.

Me acerqué al espejo y me miré.

-Si mis padres me vieran así les daría un infarto... Siempre intentando que me ponga cositas rosas, vestiditos y mierdas de esas...

Volví a coger el móvil, unos pavos, mi navaja y el tabaco y me acerqué a la ventana. Era un primer piso, pero ya tenía demasiada práctica saltando por aquí. Nunca me dejaban salir, pero eso no significaba que no lo hiciera.
Puse ambas manos en el marco de la ventana y subí mi pierna derecha

-Si me ostio al menos quedará un precioso cadáver... -me dije a mi misma en voz alta antes de dar el salto y caer un poco torpemente sobre el césped del jardín trasero.

Me puse en pie y acicalé un poco mi cabello además de colocarme la ropa bien de nuevo.

-Ale, lista para la aventura.

Caminé a paso rápido hasta la esquina donde me esperaba el flamante Porsche descapotable rojo de Mike. Me saludó con su típico "hola guapa" que yo respondí con un ligero movimiento de cabeza.
Sólo quería que me llevara y se perdiera por ahí.
Entré al coche.

-¿Vamos? -le dije mientras me ataba el cinturón.



El trayecto fue silencioso, poco más que cuatro palabras del salido de Mike intentando ligarme. Yo tan solo iba con la mirada fija en el paisaje, disfrutando de la gran velocidad del coche.

A los pocos minutos ya estaba aparcando. Al salir del coche ocurrió lo de siempre. Varias miradas sobre mi y sobre él, la mayoría insinuaban lo de siempre, que seríamos la típica pareja de guaperas del instituto, otras que yo sería la guarra que se los tiraba a todos y otras que... sencillamente prefería no saber lo que pensaban. Esas miradas lascivas no me agradaban en absoluto...

Mike me cogió de la mano. Odio que hagan eso, es cómo si los tíos estuvieran marcando terreno y demostrando que eres suya. Automáticamente estuve a punto de apartarla, total, ya me había traído, pero tenía que currarme un poco más la manera de escaparme.

Recurrí al plan que había ideado de nuevo. Alcé mi mano libre y señalé un bar de mala muerte. Él asintió con la cabeza y comenzó a caminar hacia ahí tirando de mi.

Una vez dentro, ya sabía lo que hacer.

-Mike... ¿me puedes pedir una cerveza? -simplemente asintió.

Yo me quedé ahí, cercana a la puerta y entre una multitud de gente, la cual aproveché para escabullirme en cuanto lo perdí de vista.

-Dios santo... Que ganas de perderle de vista...

Comencé a caminar con rapidez, tenía un poco de miedo que me pillara escapándome, no me apetecía tener que ponerme a discutir ahora. Mike era un tío demasiado posesivo y se había hecho demasiadas ilusiones cuando le llamé para quedar hoy...

Aquella zona, a decir verdad, después de dos o tres años viniendo me la conocía bastante bien. Empecé a venir cuando no era más que una niña, pero las prisiones de mi casa me ponían demasiado nerviosa. Así que en una situación así, sabía perfectamente a donde ir. El muelle, quedaba cerca y el olor a mar era tan reconfortante...

Decidí perderme entre los enormes almacenes.

Estar tan cerca del mar y en pleno invierno era agradable, pero hacía demasiado frío. Me abracé a mi misma mientras iba caminando dando tumbos, buscando algún lugar en el que sentarme un rato y liarme unos cigarrillos.
Entonces escuché algo, la puerta del almacén que había ante mi se estaba abriendo y salía alguien de dentro. No quería tener que meterme en problemas esta noche, me apetecía tener tranquilidad, así que comencé a caminar lentamente en silencio hacía atrás. Algo que no resultó del todo cómo quería al chocar fuertemente mis cadenas contra un bidón de alguna substancia extraña que había a mi costado.

-Mierda...


Última edición por Saeko Busujima el Mar Dic 18, 2012 1:27 am, editado 1 vez
avatar
Saeko Busujima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 117
Monedas Monedas : 2343

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Gunji Inoue el Lun Dic 17, 2012 9:32 pm

Como dije, estaba saliendo del callejón dispuesto a irme algún garito de mala muerte cuando escuché un ruido en frente de mí. Me fijé mejor y entre tanta oscuridad divisé una figura. No había estado ni 10 minutos ahí metido y ya tendría movida con alguien, algo típico en mí. Al acercarme me di cuenta de que en realidad el ruido lo había provocado una chica, la cual no me sonaba de haberla visto antes por aquí.

-¿Te has perdido? – pregunté mientras la miraba con una mueca en la boca.

La miré de arriba abajo, iba vestida como si acabase de salir de un concierto heavy, las cadenas, los pantalones de cuero, la chupa. Todas esas cosas no eran nada baratas, sería la típica niña de pasta que le gusta vestir así.

-Ten cuidado con ese bidón, no tiene precisamente agua – señalé un tanto preocupado – no creo que quieras que se te deshagan los pantalones con el ácido que hay dentro.

Seguí observando a la chica, tenía el pelo teñido de violeta, un color bastante original a mi parecer y por su forma de estar tenía pinta de pocos amigos. Tal vez, fuese igual de solitaria que yo, eso no podía asegurarlo del todo solo con verle.
Recordé que tenía mis garras escondidas, tampoco quería que las viese alguien así sin más, ya había tenido problemas por culpa de eso y pasaba que la pasma me las quitase. Me crucé de brazos y empecé a caminar en círculos a su alrededor un tanto divertido mientras la seguís observando. No podía calcular que edad tendría, pero no parecía muy mayor. Sonreí para mis adentros, lo que si tenía bien eran los pechos, vaya par. Pero hubo algo que me desconcertó al verle de nuevo las facies de la cara, su rostro era algo familiar para mí, no sabía porque. Negué con la cabeza un momento intentando recordarla, pero nada me venía a la cabeza.

-¿Nos hemos visto antes? – pregunté inmediatamente después de descartar todas las soluciones posibles.
avatar
Gunji Inoue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 766
Monedas Monedas : 8434

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Saeko Busujima el Lun Dic 17, 2012 10:39 pm

Di un pequeño brinco al ver cómo se giraba hacia a mi. No tenía miedo de las peleas, sobretodo si solo era un chico, pero no me apetecía nada meterme en una. Simplemente me quedé callada ante sus palabras, esperando que no fuera ningún busca peleas o algo así...

Me quedé estática e inmóvil en el mismo lugar donde mis cadenas habían chocado contra el bidón. Le miré tal y cómo hacía él, de arriba abajo y analizándole por completo, intentando averiguar qué clase de persona sería.

Iba a dar un corto paso hacia atrás de nuevo ya que parecía acercarse un poco a mi pero comentó lo del bidón y me aparté preocupada. No quería salir ardiendo por culpa de una torpez.

Continuaba callada, mordía mi labio inferior sin darme cuenta, meditando y pensando sobre el chico que había delante de mi. Parecía el típico gamberro, el tipico chico que se ha escapado de casa para robar un coche o... un almacén.

Ya está, le había pillado robando un almacén y ahora me pediría que guardase el secreto, o que le acompañara o algo así... Que pereza... Si no voy a decir nada a nadie, ¿qué más da?

Entonces se cruzó de brazos y a paso lento comenzó a caminar a mi alrededor, cómo si, divertido, estuviera observando a una presa indefensa. Le seguía con la mirada, girando mi rostro para no perderle del punto de mira y no darle oportunidad a pillarme desprevenida, tenía que estar atenta, no sabía qué estaba pasando por su cabeza.

Mantenía la mirada fija en su rostro. Que mostraba desconcierto y algo de confusión al mirarme.

¿Qué pasa? Ni que estuviera cubierta de mugre o viniera de una alcantarilla...

Pero esa mirada, esos ojos me recordaban a algo. Esa manera de inspeccionar algo solo con echar un vistazo, esa manera de fijar la vista cómo si estuviera analizando... Yo esos ojos los había visto en otro lado.

Negué rápidamente con la cabeza. No podía ser, desde los ocho años que vivo con esta maldita familia pija y solo hace dos que voy por estos lares, de tan poco tiempo lo recordaría. Demasiado rubio y demasiado alto cómo para olvidarlo. Así que... tenía que ser imposible.

-No, no lo creo. -respondí ante su pregunta. -Era una completa estupidez...

Llevé una de mis manos al bolsillo en el que guardaba la navaja. Eso me había puesto algo nerviosa, no me gustaba no saber algo. Empecé a moverla entre mis dedos dentro del bolsillo.

-¿Qué haces por aquí? -que pregunta más idiota se me ocurrió decir. Estuviera lo que estuviese haciendo no me lo iba a decir, por aquí nunca se hacen cosas legales a estas horas de la noche.
Di un largo suspiro, asimilando lo idiota que me estaba volviendo hoy. Normalmente de estas situaciones solía salir mejor, pero hoy estamos un poquito cortas de mente eh..


Última edición por Saeko Busujima el Mar Dic 18, 2012 1:31 am, editado 1 vez
avatar
Saeko Busujima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 117
Monedas Monedas : 2343

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Gunji Inoue el Lun Dic 17, 2012 10:58 pm

Parecía que la chica se había quedado un poco como estaba yo, intentando averiguar de qué nos sonábamos mutuamente. La verdad es que tenía mucha curiosidad por averiguarlo, además de eso, la chica era bastante guapa y eso daba pie a que me interesase más aún.

Escuché unas risas de fondo, parecía que se acercaba más gente para este lado del muelle. Pasaba de que los borrachos empezases a molestar asi que la cogí por el brazo y la metí dentro del almacén.

-Siento ser tan brusco – dije mientras cerraba la puerta – pero paso de pelearme hoy con gentuza de mala muerte.

Me acerqué al sofá, no sin antes quitarme las garras y dejarlas a un lado y luego echarme en él. Me quedé observando nuevamente a la chica y le hice señas para que se sentase. Me seguía picando la curiosidad. Volví a repasar todas las chicas que conocía, pero ninguna se me hacía tan familiar como ella. No sabía de qué me sonaba.

-Tal vez de años atrás – susurré para mí – no…es imposible.

No recodaba muy bien mi vida en el orfanato, pero si que me acordaba de los amigos que había hecho ahí. Sabía que tenía una especie de mejor amiga, la cual luego adoptaron y gracias a eso me quedé solo, pero poco más. Eso iluminó mi cara, la volví a mirar…no podía ser, pero tenía que intentarlo.

-Puede que te suene un poco rara la pregunta – dije mientras carraspeaba – pero… ¿por casualidad estuviste en un orfanato?
avatar
Gunji Inoue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 766
Monedas Monedas : 8434

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Saeko Busujima el Lun Dic 17, 2012 11:18 pm

Entrecerré los ojos y coloqué ambas manos en los bolsillos. Empezaba a notarme inquieta, ansiando saber qué ocurría, que escondía su mirada. No podía despegar la mía de sus ojos e incluso sentía el instinto de acercarme y tocar la piel de su rostro, notar si es de verdad. Se me hacía todo tan familiar...

Pero unas risas me sacaron de mis pensamientos, me giré para mirar a mi espalda, esperando no encontrar a nadie y de repente noté cómo tiraba de mi y me hacía entrar del almacén del que había salido.
Mis pulsaciones se aceleraron rápidamente y la adrenalina invadió mis venas. No por miedo ni inseguridad sino... quizá me había gustado.
Quería saber más de él. Quería saber qué era lo que sentía que me ataba.

Mis respiración se había agitado y podía notar cómo comenzaba a calmarse mientras se disculpaba por aquello.

-No importa... -me limité a decir en un susurro.

Me quedé con la espalda apoyada en la fría puerta, notando como traspasaba la chupa de cuero y le miré mientras dejaba algo al lado del sofá en el que se sentó. Tras aquello vi cómo hacía unas señas, indicandome que me acercara a él, pero mi instinto de supervivencia me decía que no. No era más que un desconocido que me había encontrado en una zona desierta en mitad de la noche y me había metido a la fuerza en un almacén... Cuanto menos, sospechoso. Pero en contra de mi instinto más bien sentía paz, tranquilidad... confianza.
Sentía en su presencia lo que no había notado con nadie más en toda mi vida. Y la verdad, eso me estaba acojonando un poco.

Tengo que dejar los porros... -me dije a mi misma mientras caminaba a paso lento hacia él y me sentaba a su lado dejando caer mi cuerpo en el sofá, todavía con las manos en los bolsillos de la chaqueta.

Me quedé mirando el suelo que había frente a mi. Gris oscuro y con algunas manchas sospechosas, probablemente de aceite o de algun producto que guardaran antes aquí. Sentía la mirada del chico rubio sobre mí de nuevo y me daba algo de... cosa girarme y tenerle otra vez cara a cara. Estábamos más cerca que antes y mi pulso se había vuelto a acelerar, al igual que al entrar.

Pero hubo algo que dijo, algo que me paró la circulación, la respiración y cualquier función vital de mi cuerpo.

El orfanato.

Odiaba que me recordaran mi pasado, no me gustaba tener que admitir que provenía del vientre de una mujer que no había formado ni una maldita familia...

Espera... Orfanato. ¿Viene del mismo orfanato que yo? Pero si ahí todos eramos japoneses.... No, calla, que estaba G....Gu.... mierda, cómo se llamaba...¿Cómo puedes olvidar a tu mejor amigo, retrasada? Pero.... no, él no....¡No puede ser!

Saqué las manos de los bolsillos con rapidez y fui directamente a su rostro, sujetandolo entre mis manos. Tenía que comprobarlo, tenía que averiguar si era él....

Miré fijamente sus ojos, esos enormes y traviesos ojos, esa nariz que siempre me había hecho gracia, esos labios que siempre tenían una sonrisa para mi...

-Tú... ¿Se puede saber donde mierda has estado estos años? -le solté y le dí un pequeño golpe en el brazo con el puño.

No era muy dada a las muestras de cariño, más bien no sabía como darlas, pero... si era él, lo entendería, él lo sabía mejor que nadie. El me conocía mejor que mi propia madre... Bueno, la que se hace llamar mi madre.


Última edición por Saeko Busujima el Mar Dic 18, 2012 1:32 am, editado 1 vez
avatar
Saeko Busujima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 117
Monedas Monedas : 2343

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Gunji Inoue el Lun Dic 17, 2012 11:36 pm

Lo sabía, sabía que en el fondo tenía que ser ella y no estaba equivocado. La chica que tenía delante era la misma niña que muchos años atrás había sido mi compañera de fechorías en el orfanato, Saeko. Nunca me pude olvidar de ese nombre, desde que se fue del orfanato mi vida dentro de ese sitio se convirtió en una mierda…un pesadilla, no sabía cómo dejar que me afectase tanto no tenerla a mi lado en el peor momento, pero tuve que hacer de tripas corazón y volverme más fuerte sin tenerla ahí.

Sonreí cuando me cogió la cara y me preguntó dónde me había metido mientras de daba un golpe cariño en el hombro. La cogí con mi brazo por el cuello y le revolví el pelo mientras la acercaba a mi pecho.

-No veas que ganas tenía de volver a hacer esto – dije mientras reía – la pregunta debería hacértela yo a ti, boba. ¿Qué fue de ti después de que adoptasen?

No dejé que se moviese de mi lado, no quería que se apartase de mí. La había echado de menos, mucho, demasiado, pero tampoco estábamos acostumbrados a demostrarnos ese tipo de cariño. Nos divertíamos de pequeños, nos defendíamos mutuamente, pero nunca hubo ningún atisbo de amor más allá del cariño que nos teníamos y eso lo sabíamos.

-La verdad es que mi vida no ha cambiado mucho desde esa época…me escapé de ahí, estuve viviendo varios años por estos lados y luego por razones de la vida acabé en un reformatorio – le sonreí pícaramente – un ciudadano ejemplar como puedes ver. ¿Que hay de ti?

La volví a mirar. Los años la habían cambiado, su color natural había desaparecido y su físico era distinto, más mujer, más todo, pero lo que no cambiaba era su cara traviesa, de niña divertida que haría cualquier cosa por pasarlo bien.

-Te he echado de menos… - susurré un tanto melancólico.

Ponerme sentimental no era mi fuerte, pero era la verdad, ella misma lo sabía aunque no le dijese ninguna palabra, cada uno sabía lo que pensaba el otro solo con una mirada. La tenía por fin a mi lado, de nuevo. Por un momento pensé que estaba en un maldito sueño, el cual me estaba jugando una mala pasada, pero era verdad.


avatar
Gunji Inoue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 766
Monedas Monedas : 8434

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Saeko Busujima el Lun Dic 17, 2012 11:56 pm

Sí, era él, había vuelto a mi lado. Después de tantos años podía volver a hablar con él, abrazarle, tocarle, ver esa sonrisa que tanto echaba de menos en sus labios.
Jamás había querido tanto a una persona en mi vida. Él fue quien me ofreció una mano de ayuda cuando estaba completamente perdida en el orfanato y eso jamás se olvida. Igual que su nombre, me sentía estupida y los nervios no me dejaban recordar, pero al fin vino ese nombre a mi cabeza.

Gunji, ese rubiales que me traía loca de lado a lado, chinchando a todos los niños y metiendonos en peleas cuando ni tansiquiera sabía decir el abecedario seguido.
Quizá mi infancia no fue la mejor, pero los momentos a su lado eran tan geniales...

No quería despegarme de él nunca más. No permitiría que jamás volvieran a separar nuestra amistad.

Hizo lo que siempre, cómo yo era más bajita que él cuando podía me pillaba del cuello y me revolvía el pelo y que lo volviera a hacer me enterneció de mala manera. Estaba tan... contenta de poderlo tener de nuevo a mi lado. Me quedé apoyada en su pecho, volviendo a notar la protección que me daba de pequeña cuando se metían conmigo, volviendo a sentir cómo si tuviera un hogar de verdad aunque estuvieramos en un abandonado zulo.

Escuché su historia. Deseé de verdad que no hubiera sido así. Desde el mismo momento en que me alejaron de él recé y pedí a todos los dioses del planeta que le dejaran venir conmigo, que él tambien fuera adoptado por esa familia y pudieramos vivir juntos, pero nunca fue así. Si hubiera venido conmigo... quizá su vida no hubiera dado tantos tumbos y no estaría ahora en el reformatorio.

Le miraba continuamente mientras sus labios me contaban aquella historia. No podía despegarme de él. Anhelaba tanto volver a ver a ese pequeño rubiales... Bueno, de pequeño ya no tenía nada. Ahora era un chico bastante mayorcito, que yo recuerde tenía un año más que yo, así que tendría 17 y cómo los de su edad había crecido muchísimo, era más alto de lo que jamás habría imaginado que sería y realmente se había vuelto muy guapo. El terror de cualquier adolescente.

Suspiré- Pues me adoptaron ese par de estirados y desde entonces vivo en una casa grande, con habitaciones grandes, ventanas grandes y todo muy grande, pero demasiado aburrido... Mis padres apenas pasan por casa, me duermo en clase y me escapo por las noches. Por lo demás... supongo que una vida normal como las demás... -en ese momento subí mi mano hasta su mejilla, intentando recordar el tacto de ésta al rozarla- Siempre quise volver a verte...

Ya hacía años que me había hecho a la idea de que no nos volveríamos a encontrar. Casi nunca al separar a dos niños de un orfanato vuelven a verse y... sentía que esto era el destino. Él y yo estabamos predestinados a no separanos jamás, el mundo no podía vivir sin nuestros líos. Teníamos que volver a juntarnos tarde o temprano. Lo sabía...

Entonces el impulso se adueñó de mi cuerpo y le abracé. Pasé ambos brazos por su cuello y me lancé sobre él, acortando la distancia que nos había separado tantos años y volviendo a cuando no eramos más que unos niños.

-Cómo vuelvan a separarnos te juro que mato a alguien... -susurré en su oído casi al borde del llanto.

Quizá no era de mostrar mis sentimientos, pero aquello era demasiado... Sentía cómo si algo en mi volviera a aparecer, ocupando el vacío que había tenido desde que marché del orfanato. Sentía cómo si volviera a estar completa ahora que le tenía conmigo.
avatar
Saeko Busujima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 117
Monedas Monedas : 2343

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Gunji Inoue el Mar Dic 18, 2012 2:50 pm

Me contó lo que había pasado desde que la habían adoptado. Ya sabía yo que esa clase vida no encajaba para nada en ella, todo lo contrario, de casualidad no la había destruido.

-Menos mal que no te volviste pija – reí mientras le acariciaba un brazo – hubiese sido un poco extraño y no te pegaría nada.

Pensando en esto, no me di cuenta que inesperadamente saltó a abrazarme. Me quedé un poco tieso ante la reacción, pero seguidamente le devolví el abrazo aferrándome a su delicada espalda.

-Hey… - reaccioné sonriendo - Sabes que no permitiría que nos volviesen a separar – dije en voz baja. Me separé de ella y la miré a los ojos, besé su frente y la apoyé contra la mía – si hace falta hago que rueden cabezas, pero nunca, jamás… aceptaría volver a perderte.

Era por ella por la que había aguantado tanto tiempo en el orfanato, pensando que estaría bien en su nueva vida, por la que noches enteras lloré como un desgraciado cuando ya no la tenía cerca, por la que daría toda mi vida si hiciese falta. Ahora, la tenía a mi lado y nada ni nadie me la iba arrebatar de nuevo.

-No puedo perderte otra vez, Sae... – seguí diciendo mientras le acariciaba la mejilla.

Tal vez sonase un tanto repetitivo a la vez que posesivo, pero era ella la única por lo que lo era. Siempre había sido así, siempre juntos en lo bueno y en lo malo, era lo que podía considerar una perfecta mejor amiga. Le volví a dirigir una mirada, la cual se convirtió en una sonrisa picarona.

-Por cierto, he de decir que estas preciosa – dije con una mueca – ese color de pelo te queda muy bien. Fijo que tienes a muchos tíos babeando por ti.

Miré la hora de mi reloj, ya era medianoche. No quería perder la oportunidad de estar con ella y divertirnos como en los viejos tiempo, aunque en este caso, fuera del orfanato. Me levante y le extendía la mano para ayudarla a levantar.

-Esta noche toca celebrar nuestro reencuentro, así que vamos a tomar algo ¿te parece?
avatar
Gunji Inoue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 766
Monedas Monedas : 8434

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Saeko Busujima el Mar Dic 18, 2012 3:43 pm

Me quedé entre sus brazos un momento, recordando cómo era estrecharle y darle aquellos abrazos que tanto echaba de menos.

Reí ante sus palabras, jamás me hubiera convertido en una pija de esas. Ni por asomo. Eran demasiado repelentes, repipis y amargadas para mi gusto. Yo disfrutaba con el estilo de vida que me había mostrado Gunji. Siendo cómo yo era y mostrándome al mundo tal cual.

Nos separamos, volviendo a tener esos ojos frente a mi mirándome con la ternura de antaño, cerré los míos al sentir cómo besaba mi frente y me hacía sentir una niña de nuevo. -Nunca nos volverán a separar... -murmuré tras sus palabras.

Apoyada mi frente sobre la suya mantuve los ojos cerrados. Aspirando su aroma que tantos recuerdos me traía y tan poco había cambiado. Coloqué mis manos sobre su pecho con delicadeza, cómo si cualquier movimiento brusco pudiera romper este momento.

Sonreí al notar su caricia. Era tan dulce y cariñoso conmigo cómo cuando eramos pequeños. Cuidando de mi cuando me metía en problemas con niños mayores, ayudándome a encontrar mi muñeca y levantándome cada vez que tropezaba.
Era cómo ese ángel de la guarda que todos deseamos tener, pero yo ya lo tenía conmigo, estaba de vuelta. Mi ángel de ojos azules.

Él era la única persona que había estado en mi memoria siempre. Había conocido mucha gente y varias personas habían dejado huella en mi vida, pero no de esa manera. Todos ellos al final los acababa olvidando pero su rostro permanecía en mi día a día aunque no estuviera conmigo. Podía sentir cómo si cada cosa que había aprendido de él de niña me ayudase a salir adelante por mi misma. Era mi punto de apoyo.

Separé mi frente de la suya, para volver a verle. Seguía sin creerme que estuviera frente a mi, pero esa manera de hablar tan suya era inconfundible.

-Tu si que estás guapo -respondí entre risas- El cabello me lo dejé largo y lo teñí, no me gustaba nada como me lo cortaban en el orfanato y... respecto a los chicos, mejor no comento nada. Son demasiados... y pesados. -acabé con una risa y poniendo una mueca de asco.

Gunji miró su reloj e instintivamente fui a mirar la hora del móvil, llevé mi mano al bolsillo de la chaqueta y lo saqué de ahí.

¿Pero qué mierda?

Tenía siete llamadas perdidas de Mike y más de 10 mensajes. Aquello me cortó el momento de golpe. Ese maldito todavía estaba esperándome en el bar, seguro, no se rendía y su obsesión conmigo era bastante extraña. Debería haber escogido a otro para engañar esta noche.

Pero dejé aquello a un lado y me puse en pie tras la frase de Gunji.- Oh si.... hoy toca fiesta, pero de la buena. Vamos a beber lo que no está escrito. -estando en pie y él todavía sentado le agarré el rostro como suelen hacer las abuelas y planté un beso en su mejilla- Ya no te vas a librar de mi y lo sabes, así que apechuga y vamos.

Indiqué con la cabeza la puerta por la que habíamos entrado y me dirigí a ella, poniendo la mano en el pomo.

-Te pienso invitar a un chupito de absenta... A ver cómo soporta el alcohol este Gunji mayorcito. -dije son una enorme sonrisa picarona en los labios.
avatar
Saeko Busujima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 117
Monedas Monedas : 2343

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Gunji Inoue el Mar Dic 18, 2012 4:23 pm

Sonreí al verla decidida hacer esta noche inolvidable, tal vez más que eso, desde ahora empezaría la diversión de verdad, la adrenalina que siempre me hacía sentir bien empezó a brotar de mi interior.

-Y tu procura no emborracharte muy rápido, espero haberte enseñado bien – le saqué la lengua mientras cerraba la puerta del almacén.

Las personas que estaban minutos antes en el muelle ya habían desaparecido, esta hora era la hora punta para empezar el desfase en la zona, todo los bares se llenaban y no había ni un alma por la calle. Además de eso, los fines de semana era cuando más barato se vendía el alcohol y lo que no era alcohol en este sitio.

-Tendré que pillar un poco de maría después – pensé mientras rebuscaba en los bolsillos el paquete de tabaco.

Saqué el paquete y le ofrecí a Sae mientras yo me encendía otro. Una cosa estaba clara, la fiesta empezaba cuando ya me fumaba el primer cigarro de la noche, después de eso, tocaban cubatas y chupitos hasta agotar la pasta.

-Luego te invito yo, no quiero parecer gorrón…aunque la mayoría de las veces intento serlo – empecé a reírme.

Era verdad, casi siempre cuando iba a esa zona intentaba ligar con alguna inocente para ahorrarme la pasta que me daba el tutor y asi gastarla en otro tipo de cosas. Pero en este caso era distinto, era Sae, no otra cualquiera que no me importase.

Seguimos caminando por los callejones hasta salir a la calle principal donde estaban la mayoría de los bares. Miré de un lado a otro. Podíamos ir uno por uno, no era mala idea. Le señalé uno que estaba casi al principio de la calle y nos movimos hasta ahí.
avatar
Gunji Inoue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 766
Monedas Monedas : 8434

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Saeko Busujima el Mar Dic 18, 2012 5:10 pm

Seguí sus pasos con una sonrisa de ilusión en el rostro. Me sentía cómo si fuera la primera vez que salía de juerga, pero en parte era así, era la primera vez que salía con él y seguro que no iba a ser la única. Estabamos a punto de comenzar una nueva etapa en nuestras vidas.

Fuimos dando un tranquilo paseo para salir del muelle y volver a donde había dejado tirado a Mike.

El olor del mar se quedaba poco a poco más atrás y apenas se escuchaban ya las olas.

Un cigarro frente a mis narices me sacó de mis pensamientos- Gracias -musité rápidamente mientras lo tomaba y lo colocaba en mis labios, encendiéndolo con un zippo.

Tabaco normal... hacía tanto que no fumaba de éste.

Me había pasado al de líar hacía ya unos seis meses. Aunque la pasta nos sobraba en casa en realidad me gustaba más el sabor de los cigarrillos liados, bueno, los de la marca que yo compraba. Para un capricho que tengo no me lo voy a quitar.

Caminamos de vuelta hasta la zona donde estaban todos los bares, desde nuestra posición podía ver perfectamente el Porsche de Mike aparcado frente al bar.

Ya podría haberse pirado, mira que es cabezota el muy...

Entonces Gunji señaló justamente el bar donde había dejado plantado a ese guaperas chupa-cámara mientras me iba a pedir una cerveza- Genial -pensé.
En realidad no me importaba en absoluto que estuviera ahí dentro, el bar era grande y seguramente ni nos lo encontraríamos. Así que asentí con la cabeza mirando a Gunji a los ojos y comencé a caminar a su lado hasta el bar.

Entramos con los cigarros, ya que ahí no había ni ley ni orden, cómo para prohibir fumar en una zona así... Lo llevarían claro. Nos acercamos a la barra y me senté en uno de los taburetes libres, dejándome éste a una altura un poco más alta que la mía y llegaba casi a la barbilla de Gun.

-Eh... ¿ves? -señalé la altura a la que llegaba- No soy tan bajita -comenté entre risas.

Le cogí de la cintura con una mano, acercándole a mi ya que el bar estaba atestado y no quería que se alejara, mientras con la otra me apoyaba en la barra, buscando algún camarero que nos trajera un par de cervezas. Tampoco pretendía comenzar la noche con absenta, era bruta pero no tanto.

Tras no ver a ningún camarero volví la vista de nuevo hacia Gunji, con una sonrisa adornando mi rostro que fue cortada por una mano que se apoyó en mi hombro con fuerza. No quería girarme. Sabía que iba a ser él y eso me tocaba u poquito las narices, era demasiado pesado, egocéntrico y celoso. Maldigo el momento en que se me ocurrió llamarle... De verdad.

Puse cara de malas pulgas y me giré para tenerle de frente. Era más o menos de la altura de Gunji, quizá un poco más bajo, y el cabello oscuro que antes llevaba perfectamente peinado ahora estaba todo alborotado.
Había estado bebiendo y, por lo que parecía, mucho.

-Mierda Mike... Vete a casa anda. -dije con un tono suave y bajo, intentando no alterarle.

Pero ignoró por completo mis palabras y tiró de mi, sujetándo mi brazo con fuerza, incluso haciendome daño. Hizo que tuviera que levantarme del taburete casi sin tiempo para poner los pies en el suelo y arrastró de mi hacia la puerta.

¿Qué cojones? ¿¡Qué se creía!?

Me intentaba deshacer de él pero obviamente, una canija cómo yo no tiene fuerza, aún así me las intentaba apañar, no quería meter a Gunji en una estupidez cómo esta.
avatar
Saeko Busujima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 117
Monedas Monedas : 2343

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Gunji Inoue el Mar Dic 18, 2012 5:37 pm

Las luces, la música, la gente. Todo en este lugar era perfecto, por eso me encantaba venir a estos bares, porque sabían realmente lo que necesitaba la gente, desfase. Entramos en el bar y nos dirigimos al a barra, estaba muy atestado de gentuza que al entrar se quedaron mirando a Saeko como si fuese….no quiero pensarlo. Le miré con cara de mala leche y le seguí.

Al llegar a la barra, que por cierto estaba a reventar de gente, esperamos a ver si algún camarero se enteraba de nuestra presencia. Parecía haber demasiado jaleo entre ello por lo que tardarían un buen rato. Yo seguía con el cigarro en la boca observando el lugar. Saeko me había empujado hacia ella de toda la gente que había, eran demasiadas personas para un sitio tan pequeño. Le sonreí, daba lo mismo esperar esta noche.

A los segundos, vi como un tipo posaba su mano en su hombro. La expresión de su rostro cambió repentinamente al sentir el tacto, giró su cuerpo dándome la espalda, del ruido que había no pude escuchar lo que le decía, no parecía para nada contenta. Observe al tío que estaba delante suya e hice una mueca, tenía pinta de ser un hijo de papa, además de que la pinta de borracho que llevaba no se la quitaba nadie.

De repente, sin darme tiempo a reaccionar, vi como arrastraba a Sae fuera del local. Tiré el cigarro al suelo y los seguí. Pasaba de que ese imbécil me arruinara la noche con ella. Intenté adelantar el paso y ponerme en frente de él.

-Eh tu – dije parándole los pies antes de salir al bar - ¿algún problema con la señorita?

El tío se me quedó mirando desconcertado, miró a Sae y luego volvió a dirigirme la mirada, esta vez cambiando a una socarrona y de superioridad.

-¿Acaso te importa? – preguntó intentando esquivarme el paso.

Le volví a parar y le miré fijamente, en mi rostro solo había una mueca de enfado por el momento, odiaba que algo no me saliese bien y menos este día.

-Deja a Saeko o tendremos una buena, chaval… - dije mientras le cogía la camiseta y su cuerpo me inundaba de alcohol.

El tío me empujó intentando zafarse, sin soltar el brazo de Sae. Eso me molestó a un más…sabía que tarde o temprano iba a saltarle con algo peor.

-¿Tú quién eres? – preguntó mirándome de arriba abajo y luego mirando a Saeko buscando un respuesta – ella y yo hemos venido juntos, así que déjanos en paz.

-No tengo porque darte explicaciones de quien soy – dije soplando mi flequillo – además, poco te ha durado si habéis venido juntos, ha estado casi todo el rato conmigo – empecé a reírme.

Eso hizo que el tío se enfureciese más, soltando a Sae y dirigiéndose directamente a mi dándome un puñetazo en la mejilla. Recibi el golpe, tampoco era gran cosa, estaba acostumbrado a cosas peores. Me froté la mejilla y le miré de nuevo, sonriendo socarronamente.

-Pegas como un mariquita – comenté. Miré hacía una de las mesas y cogí una botella que había vacía y se la estampé en la cabeza – aprende a pelear como se hace aquí, imbécil.

Cayó en el suelo, adolorido, pero aun asi insistente. El segurata del garito se acercó al escuchar el impacto, haciéndome señales de que saliésemos fuera, tampoco era plan de dejar muerto al chaval en mitad del bar. Asentí y me dirigí a Sae.

-Vuelvo en un momento – susurré en su oreja antes de guiñarle un ojo y salir arrastrando al tío fuera del bar.
avatar
Gunji Inoue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 766
Monedas Monedas : 8434

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Saeko Busujima el Mar Dic 18, 2012 7:03 pm

En ese absurdo forcejeo el cigarro cayó al suelo, rodando unos centímetros delante de mi, donde ahora estaban los pies de Gunji.
Sabía que iba a hacer algo pero no quería, aquello no le concernía y lo último que me apetecía ahora era tener que meternos en alguna estúpida pelea con el gilipollas de Mike.

-Va...-quise hablar, decirle a Gunji que no importaba, que hablaría con Mike y ya está, no quería estropear la noche pero él habló primero.

Ahí comenzó una discusión. No sabía a donde mirar, ni a donde ir, bueno, a donde ir sí, al lado de Gunji, pero notaba la fuerte mano de Mike rodeándome el brazo casi por completo, ejerciendo una fuerza que apenas me dejaba mover la mano. Parecía que fuera a arrancármelo. Pero tiró de mí cuando empujó a Gunji que le había cogido de la camiseta.

-¡Parad, por favor! -ninguno me hacía caso, me sentía ignorada. Sabía que no me iban a escuchar hasta que alguno se marchara así que simplemente me quedé callada, esperando a que Mike se rindiera de una vez. Se había hecho unas ilusiones vanas.

En ese momento Gunji comentó que habíamos estado juntos este rato, la gota que colmó el vaso. Mike era demasiado celoso para soportar algo así y sabía que se iba a avecinar algo gordo. Noté que la presión en mi brazo cesaba y fue como si me tirara por ahí, me tambaleé dando un par de pasos torpes hacia atrás, intentando recuperar el equilibrio mientras podía ver como se abalanzaba sobre Gunji propinándole un puñetazo.

-¡¡Pero serás cabrón!! -quise lanzarme sobre él y reventarle la maldita cara de niño pijo que tenía pero Gunji se adelantó. En lo que dura un pestañeo le había estampado una botella en toda la cabeza.

Entre el golpe de la botella, mis gritos y los chismorreos que se oían al final teníamos a todo el local con las miradas sobre nosotros. Pero seamos sinceros, me la suda, que miren lo que les de la gana, a mi solo me preocupaba Gun.

Quise acercarme a él, rodeando el cuerpo inconsciente de Mike en el suelo y salir corriendo de ahí pero un segurata que apareció no me dejó.

¿Porqué no me dejan acercarme? Serán mamones...

Ese tío nos indicó a los tres, bueno, a Gunji y a mi que saliéramos del local. Pensaba que ya había terminado y por fin podríamos tener una noche en paz, disfrutando del tiempo que habíamos perdido. Tenía un brillo de esperanza en los ojos que Gunji me arrebató al susurrarme eso al oído.

-Gunji... ¿Cuando cambiarás? -susurré mientras observaba como se marchaba arrastrando a Mike.

Lo conocía demasiado bien, sabía que en el momento que Gunji se metía en una pelea no se rendía hasta salir ganando. Era algo que siempre me había gustado, era una "cualidad" suya, la persistencia y el orgullo. Quizá a los demás les parecía algo estúpido pero a mi me encantaba.

Me llevé la mano a la frente, negando un par de veces con la cabeza. Aún quedaba un rato bastante largo. Pero, ¿Qué voy a decir? Se podría decir que soy una fan incondicional de Gunji, adoraba ver de pequeña cómo se peleaba y estar ahí para cuando terminaba, con un par de tiritas y alcohol. Era tan gracioso ver cómo se quejaba cuando le limpiaba las heridas... Que idiota.

Les seguí, saliendo después de ellos del local y quedándome a una distancia prudencial. La gente de la calle, la poca que quedaba fuera de los locales, comenzaba a cuchichear y a lanzar miradas de superioridad, de curiosidad o de ignorancia hacia nosotros.

-¿Qué miráis, eh? -ya me estaba poniendo de mala ostia.

Y no sé porqué, eso de verle metido en peleas era divertido, pero cuando teníamos 6 5 o 6 años, no con 17. Ahora era más duro, sabía que un puñetazo podía hacerle daño e incluso Mike podría llevar alguna arma escondida, nunca podías fiarte de ese capullo.

Sentía cómo si tuviera el corazón en un puño y a cada segundo estuviera apretando más y más. Estaba nerviosa, no sentía miedo, sabía que iba a ganar, pero no quería ver cómo le hacían daño y menos todavía él.

Si tan sólo hubiera venido caminando, estaríamos librándonos de todo ésto.
En realidad sólo es culpa mía.


-Vamos Gunji, déjalo... Si no se va a -Mike me cortó en seco, pensé que no se iba a levantar, que permanecería en el suelo un rato más pero vi cómo comenzaba a moverse y se tocaba la cabeza con cara de dolor- Mierda, Mike, ¡quédate en el puto suelo, joder! -grité con rabia.
avatar
Saeko Busujima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 117
Monedas Monedas : 2343

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Gunji Inoue el Mar Dic 18, 2012 7:42 pm

Saqué al niñato, hijo de papa a la calle y lo deje tirado en el suelo mirándole desde arriba. Me estaba tocando los huevos, más de lo debido, pensaba que con palabras podría aclarar la situación, pero digamos que yo con la dialéctica era malo, lo único que hacía era provocar a la gente, desde pequeño, ese era el porqué de que siempre terminaba metido en cualquier lío.

Según escuché hablar a Sae, el tío se llamaba Mike. Pues eso, ahí estaba Mike, tirado en el frío suelo de la calle y yo mientras tanto esperando a que se levantase de una vez y estamparle una hostia en la cara. Era una verdadera lástima que no hubiese traído las garras, con la emoción se me habían quedado en el almacén, además pensaba que no las necesitaría. Pero en fin, tocaba divertirme con los puños.

Sae me pidió que parase, que lo dejase así. Negué con la cabeza mirándola fijamente, aunque sin quitarle el ojo a Mike. Ella sabía que en cuanto se me metía algo por medio ya no podía salir hasta acabarlo y en los casos de pelea…mi orgullo podía más que con mi racionalidad.

El tío se empezó a levantar, escuché a Sae gritarle. Le cogí de la mano y la acerqué a mí, haciendo que se pusiese detrás de mí. Al quedarse totalmente levantado, Mike parecía furioso, eso me pareció divertido.

-El color de la sangre te queda bien, chaval – dije en tono de burla mientras me arremangaba las mangas de la sudadera, dejando ver las vendas que llevaba en las manos hasta un poco más debajo de las muñecas, dónde empezaban los tatuajes de color en forma de llamas. Esas vendas solo me las ponía cuando salía a estos sitios, no me gustaba destrozarme los nudillos con hostias o usando las garras.

El tío se limpió el labio, aun sangrando y parte de la cara. Parecía dispuesto a darme una paliza si fuese necesario, eso hizo que mi ego y orgullo aumentasen más. Se fue acercando poco a poco, como preparando un golpe. Yo ya estaba listo, sabía que esto iba a durar poco sabiendo que el tío estaba borracho, además de que no tenía ni idea de peleas.

Intentó darme otro puñetazo pero esta vez lo esquivé sin problemas, no quería volver a darle ese gusto. Mientras hacía esto le inserté un puñetazo en el estómago, habiendo que se retorciese de dolor, pero eso parecía que le daba lo mismo, ya que volvió a insistir pegarme de nuevo. Esto vez de una pelea parecía un circo, la gente se había quedado mirando la escena y los que estaba dentro del bar habían salido a observar y animar un rato.

-No te cansas ¿eh? – dije mientras sujetaba su puño con mi mano – la verdad es que no tenía intención de reventarte a hostias, pero gracias a tu iniciativa no me queda más remedio.

Esa sería la última frase de piedad que tendría con él, porque después de esto, raro sería que acabase con algún hueso sin romper.
avatar
Gunji Inoue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 766
Monedas Monedas : 8434

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Saeko Busujima el Jue Dic 20, 2012 6:51 pm

Me crucé de brazos a poco más de un paso del bar del que acabábamos de salir.
No sabía si quedarme mirando, acercarme a Gunji y decirle que nos fuéramos, patearle la cabeza a Mike con los zapatos o liarme un cigarrillo.
Aunque la opción de pararle era absurda. Así que me decanté por la de liarme un cigarrillo. Pero su mano me atrajo hacia él, poniéndome a su espalda.

-Gunji... ten cuidado por favor. -dije en un susurro teniendo su nuca delante de mi.

Pude ver desde detrás cómo se remangaba la sudadera y dejaba al descubierto unas vendas que escondían una especie de tatuaje. ¿Cuándo se había tatuado? ¿Tendría más? Siempre me habían gustado y tuve la tentación de acercarme y buscarle más en al piel, pero me contuve, la situación no estaba para hacer una tontería así.
Desde ahí podía ver, si me movía un poco a la derecha ya que Gunji era muy alto, a Mike, levantándose pesadamente y con el rostro cubierto de sangre.

-Mike...

En realidad me daba algo de pena. Me había aprovechado de él para que me trajera hasta aquí con el coche, luego le había pedido una cerveza y me había marchado. No había sido muy legal, pero en éste mundo ¿quien lo es? Había escuchado cosas horribles de él. En el instituto era un cabrón, creo que ya se ha tirado a la mitad de mi clase y eso que me saca tres años creo... No estoy muy segura. Pero ¿qué decir? Si son unas cerdas no es culpa de él, bueno... De otras cosas que escuché si. No es normal que vayas siguiendo a chicas hasta su propia casa y luego exijas un polvo. Escoria... Supongo que esta es una venganza de unas cuantas chicas del insti. Pero si es una venganza de mujeres, no es justo que sea Gunji quien luche, además, en realidad me lo he buscado yo, soy mayorcita, puedo defenderme. Cuando era pequeña si que le necesitaba más, no era más que un tapón de medio metro pero ahora soy una mujer hecha y derecha. Algo podré hacer al menos, digo yo...

-Gunji... -dije con la voz firme mientras pasaba por su lado y me ponía delante de él, frente a Mike- Espera un segundo...

Subí la vista, un poco menos que para mirar a Gunji a los ojos y me encontré con los de Mike. Tenía una pinta horrible y parecía bastante cabreado. no estaba realmente segura de poder mantener una conversación medianamente normal con él. Bueno, más que una conversación, quería meterle una ostia, pero si eso le explico porqué, ¿no?

-Mike... eres un cabrón. -buena explicación, si señor.

Quise darle la bofetada que se merecía pero cuando quise levantar el brazo no pude ni reaccionar, antes de poder yo moverme él levantó el suyo propio y todavía no sé como noté un fuerte impacto en el lado derecho del cuerpo haciéndome caer de bruces contra el suelo, dándome directamente en las costillas.
Notaba la falta de aire y cómo si se me hubiera quebrado cada uno de los huesos.

-Mierda....

Apenas podía hablar y todavía no sabía ni qué mierda había pasado.
avatar
Saeko Busujima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 117
Monedas Monedas : 2343

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Gunji Inoue el Jue Dic 20, 2012 7:13 pm

Creo que el corazón de un momento a otro me dio un vuelco al ver a Saeko tirada en el suelo. ¿El por qué estaba ahí? Había sido todo muy rápido. Estaba intentando contener a Mike y ella se puso en medio intentando decirle algo, el imbécil yo no sé qué estaría pensando en ese momento, pero de una patada la tiró al suelo.

Sentí como me ponía rojo de ira, no podía controlarme, ahora no. Pensaba divertirme un rato a su costa pero había llegado demasiado lejos, pegarle a una mujer era demasiado y menos si esa mujer era Sae.

Escuché su respiración agitada, le estaba costando respirar. La cogí en brazos y la llevé a una acera cercana.

-Sae… - le susurré mientras le intentaba ayudar a respirar – joder, voy a matar a ese hijo de puta.

El tío seguía ahí en medio de la calle, como si nada hubiese pasado y eso me estaba poniendo cada vez más cabreado. Quería acabar con esta mierda de una vez y llevarme a Sae de ahí. Nunca en la vida hubiese pensado que tendría que ver a mi mejor amiga tirada en el suelo por culpa de un imbécil como él. En parte la culpa había sido mía, no tenía que haber provocado la pelea, pero creo que era algo inevitable…no quería que la separara de mí ahora que estábamos juntos y por la forma de tratarla en el bar me dio muy mala espina. Sería de los típicos cabrones que van buscando a las tías buenas para tirárselas y luego dejarlas a un lado e ir a por otras. Sae no era tonta, posiblemente no le interesaba, solo le estaba usando de alguna forma.

Miré de nuevo a Sae antes de volver a donde estaba Mike, la sangre me estaba hirviendo y no tenía ganas de hacer otra cosa que no fuese reventarle la cara. Aceleré el paso y le di una patada en el estómago antes de que pudiese levantarse del todo.

-Eres imbécil o te lo haces, chaval – le cogí del pelo y le obligué a mirarme aunque se estuviese retorciendo de dolor – una cosa es pegarme a mí, pero otra más grave es pegarle a una chica… de esta no sales.

Empecé a darle puñetazos en la cara, me daba igual si la gente había empezado a gritar y a llamar a los seguratas del lugar. Este imbécil se merecía lo peor y yo se lo iba a dar. En ningún momento dejé que se levantase o que pudiese defenderse, me daba lo mismo, no se lo merecía.

Cuando quise darme cuenta, Me cogieron por los brazos y me separaron de él. Intenté forcejear para seguir pegándole, pero el tío que me había cogido era demasiado fuerte, se notaba que era un cachas de estos del bar. Me susurró que parase que sino tendrían que llamar a la pasma y no tuve más remedio que asentir.

Me soltó por fin y corrí a donde estaba Sae. Me arrodille y acaricié la mejilla mientras la abrazaba.

-Lo siento… - dije mientras enterraba mi cara entra su hombro y su cuello – ha sido culpa mía…¿estás bien?
avatar
Gunji Inoue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 766
Monedas Monedas : 8434

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Saeko Busujima el Jue Dic 20, 2012 7:52 pm

Sólo notaba el frío suelo rozando la piel de mi mejilla, estaba sucio y olía a alcohol, pero en esos momentos me daba prácticamente igual. Yo solo estaba intentando respirar.

Mis costillas habían chocado directamente contra el suelo de hormigón y no era muy blando que digamos. Se podría decir que había notado como si me estamparan un jodido martillo contra la caja torácica.

Intentaba hablar, llamar a Gunji y pedirle que por favor me ayudara. Estaba empezando a asustarme, no podría respirar hondo por el dolor y tampoco podía moverme. Creo que de mis labios sólo salían flojos gemidos de dolor. Ni palabras podía articular.

Con los ojos entrecerrados noté unos brazos que me cogían, al principio me asusté y me dio un pequeño espasmo, pensaba que era Mike y que iba a hacerme algo peor, pero enseguida pude ver el cabello rubio de Gunji.

-Gracias.... -intenté susurrar entre jadeos.

Sentía sus brazos sujetándome con fuerza, dándome esa protección que tantos años atrás había perdido. No quería bajar, no quería que se fuera, no quería dejar de notar su aroma cerca que tantos recuerdos me traía.

Pero tras unos pasos me dejó de nuevo en el suelo. Tenía que dejar esa pelea ya pero sabía que tras aquello no iba a quedarse de brazos cruzados. Tal cómo dijo... sería capaz de matarlo si nadie le parara.

Tenía miedo, desde ahí no podía ver nada, apenas podía abrir los ojos del dolor.
Le escuché hablar y decir algo que me hizo asustarme. Mike no podría ir a clase en semanas seguramente...
Pero lo que me dio más miedo fue los golpes, escuchaba como los puños de Gunji chocaban contra su rostro con fuerza. Me encogí sobre mi misma como podía, cerrando los ojos con fuerza, no quería escucharlo.
Entonces algo me hizo distraerme, el sonido metálico de unas botas se acercó a mi y noté una suave caricia en la cabeza.

-Levanta la cabeza -me mandó y obedecí.

Tras aquello noté cómo algo blando se colocaba bajo mi cabeza, parecía una chaqueta de pelo de esas cómo un abrigo.
Subí la vista cómo pude para ver quien era. No era más que una chica con cara dulce y aniñada, de rasgos finos pero con ropa punk y cadenas.
Intenté darle las gracias pero todavía no había vuelto mi respiración a la normalidad, aunque ya estaba mejor.
Se sentó a mi lado, acariciando mi cabeza con suavidad mientras todo aquel alboroto acababa.
Escuchaba gritos, diciendo que parara, que estaba loco, que lo iba a matar. Luego voces grabes diciéndole que llamarían a la policía y que saliera de ahí de una vez.

-Te dejo con tu chico. -escuché esas palabras antes de que quitara la chaqueta de bajo mi cabeza. Aquello que dijo la chica antes de irse me dejó algo chocada. ¿Gunji mi chico? Pero si era mi mejor amigo...
Pude notar cómo sus botas metálicas se alejaban y ahora estaba Gunji frente a mi. Eran sus manos las que ahora me abrazaban y me tomaban entre sus brazos.

-No te disculpes -susurré con la respiración normalizada por fin- No es tu culpa Gun.- subí ambos brazos hasta abrazar su cintura con suavidad y aferrarme de nuevo a él, volviendo a tener contacto cómo antes- Estoy bien, no te preocupes, sólo necesito beber algo, siento la garganta seca...

Me separé y esbocé una sonrisa sincera mientras acariciaba su rostro con la palma de la mano, retirando algunas gotas de sangre que le habían salpicado.

-Vamos...
avatar
Saeko Busujima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 117
Monedas Monedas : 2343

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Gunji Inoue el Jue Dic 20, 2012 8:17 pm

Sentí su cálida cuerpo abrazarse con el mío mientras me decía que no era mi culpa. Aunque me lo repitiese, sabía que en parte lo era. Su mano acarició mi rostro y no pude evitar sonreír al ver que ya estaba bien.

-De acuerdo, vamos a algún bar, supongo que tendrán agua o algo sin alcohol que puedas tomar – no sabía si podría caminar o no, de todas formas en ningún momento dude en cogerla en brazos otra vez y llevarla hasta un bar que estuviese más vacío.

Gracias a la pelea, mucha gente se había ido del lugar, suponía que por la pasma o algo similar. Ya Mike daba lo mismo, no sabía que había pasado con él después ni tampoco me importaba. Llegamos a uno que conocía medianamente bien, tenía poco tiempo abierto y el dueño era bastante majo, no había nada que perder. Entré con Sae en brazos y la llevé a uno de los sofás que estaban del otro lado del bar.

-Quédate aquí ¿vale? Ahora vuelvo con algo para beber – le besé la frente y fui directo a la barra.

Al llegar saludé al camarero y le pregunta si podía darme un vaso de agua o coca-cola. Asintió y fue a por él. A los segundos ya estaba yendo con el vaso a sentarme junto a Sae.

-Toma…supongo que con esto te sentirás mejor – dije mientras le entregaba el vaso y la miraba un tanto preocupado – no pensé que las cosas fuesen a salir tan mal…tenía que haber pensado las cosas mejor, pero es que siempre actúo sin pensar – di un golpe a la mesa y suspiré.

Esperaba que por lo menos el resto de la noche fuese mejor. Miré a Sae, parecía que ya estaba mucho mejor, eso me alivió y pude sonreír al final. Le volví a acariciar la mejilla, su suave mejilla, su precioso rostro que cada vez que lo miraba me volvía loco. Negué instintivamente con la cabeza.

¿En qué coño estaba pensando?

Era Sae, mi mejor amiga…no podía creer que estuviese pensando en ella de esa forma. La pelea me había vuelto loco, necesitaba beber alcohol. Me levanté de la mesa inmediatamente y fui de nuevo a la barra a pedirme un cubata, necesitaba empezar a beber ya o sino mis pensamientos me iban a volver a jugar una mala pasada.
avatar
Gunji Inoue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 766
Monedas Monedas : 8434

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Saeko Busujima el Jue Dic 20, 2012 8:47 pm

Volvió a sujetarme entre sus brazos y me alzó del suelo sin tan siquiera tambalearse. Asentí ante sus palabras y simplemente me dejé llevar. No me importaba que nos mirasen o que pareciese raro que un chico llevara así a una chica, me daba absolutamente igual, yo solo pensaba en que por fin había vuelto la calma y estaba todo tranquilo. Podríamos hablar, disfrutar del tiempo juntos y podría abrazarle sin pensar en nada más.

Tenía los brazos rodeando su cuello y mi cabeza apoyada en su pecho, era tan reconfortante estar así. Notando sus pulsaciones cómo se iban calmando y su respiración profunda al caminar. Pero tuve que dejarlo todo cuando me sentó en el sofá de aquel bar.

Nunca había entrado, no lo recordaba, ni tan siquiera me había dado cuenta de cuando habíamos entrado ahora al llevar los ojos cerrados. Pero al sentarme en el sofá y notar cómo se alejaba sentí cómo mi cuerpo le volvía a llamar, pero tuve que contenerme, me sentía idiota. Mis brazos querían rodearle, mis manos acariciarle y mis la.... Eh.... El golpe me ha dejado tocada. Es eso, sí... es eso.

Salí de mis pensamientos de nuevo a la realidad y presté atención a lo que Gunji me decía. Simplemente asentí cuando me ofreció algo de beber y no estuve sola más que un minuto, al volver sujeté el vaso con ambas manos. Estaba frío y me dio un pequeño escalofrío por todo el cuerpo. Aunque en aquel bar hacía un poco de calor, quizá demasiada, probablemente por el frío que hacía fuera y el cambio de temperatura.

Di un sorbo mientras escuchaba sus palabras, al terminar, quise dejar el vaso sobre la mesa y responderle, pero me sobresaltó aquel golpe. ¿Todavía tenía fuerzas? Era un chico incansable... Nunca había conocido a nadie cómo él. Y probablemente nunca lo haría. Era... único.

Me quedé mirándole, todavía tenía el ceño un poco fruncido y los músculos tensos, pero ahora aquello ya me hacía gracia. Todo había pasado y estábamos bien, no teníamos que preocuparnos de nada. Puse el vaso sobre la mesa y comencé a quitarme la chaqueta, me giré un segundo para dejarla a mi lado en el sofá y cuando quise darme cuenta se había puesto en pie en dirección a la barra.

-Seguro que está cansado y sediento... -susurré mientras volvía a llevarme aquel vaso a los labios. Parecía el jugo de los dioses, pero probablemente era porque necesitaba beber algo con urgencia.

Dejé de nuevo el vaso sobre la mesa, sin retirar las manos de él y comencé a echar un vistazo por el bar.
Era algo lúgubre, con un ambiente un poco oscuro y de luces flojas. Había algunas mesas por ahí llenas de gente pero no parecía haber mucho alboroto, más bien era tranquilo. La música estaba suave aunque parecía rock muy duro y la poca gente que había en la barra parecía conversar con tranquilidad.

Entonces noté el móvil vibrar. Me asusté porque pensaba que iban a ser mis padres, no pensé que se hubieran dado cuenta, siempre duermen a estas horas y no se levantan hasta más tarde de que yo haya ido al instituto, quien me da el desayuno siempre es la Nana pero en cuanto miré la pantalla del teléfono me acojoné todavía más.

¿Cómo ha podido escribir ésto? Pero si estaba reventado...

"Vamos al mismo instituto, te voy a buscar y te voy a devolver todo lo que me ha hecho ese media mierda."

Y sin una falta de ortografía oye. Se lo ha currado.
Preferí ignorarlo, no iba a permitir que me jodiera más la noche, si tenía algún problema ya sería otro día, lo que quedaba de éste lo pensaba pasar en tranquilidad con Gunji, sin dejar que nada más me lo estropease.

Volví a guardar el teléfono en el bolsillo cuando noté un peso en el sofá a mi lado. Pensé que era él pero no.

-Perdona... -estaba un poco más tranquila y tímida de lo normal, había sido un rato muy duro y no estaba muy animada que digamos- está ocupado...

Un chico, algo normalito, con una sonrisa en los labios y una copa en la mano se había sentado a mi lado, probablemente imaginándose que estaba sola. No le culpaba, me ocurría siempre que salía de fiesta y cada día tenía comentarios más bordes para los tíos pero no parecía un mal chico.

-Oh.. ¿en serio? -chasqueó la lengua con cara de desilusión- Bueno, no importa, un placer igualmente.

Iba a levantarse y le despedí con una cordial sonrisa.
avatar
Saeko Busujima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 117
Monedas Monedas : 2343

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Gunji Inoue el Jue Dic 20, 2012 9:06 pm

Cogí el cubata que había pedido, estaba un tanto agitado por la situación. Digamos que quería pasarlo bien esta noche sin importar lo que había pasado antes. Me dirigí caminando hasta la mesa donde se encontraba Sae…con otro tío. Espera, me paré en seco e hice una mueca ¿otro tío? Me llevé una mano a la frente y negué con la cabeza.

-Me cago en la puta, si es que salimos de uno para entrar con otro… - susurré mientras respiraba profundamente y volvía a caminar hacía ella.

El tío justo se estaba levantando. Menos mal, pasaba de decirle nada. Se me quedó mirando un momento y luego vió a Sae. Inmediatamente, solté un gruñido y me senté a su lado mientras la rodeaba con mi brazo y le miraba fijamente.

-¿Quieres una foto? – pregunté borde mientras con la otra mano bebía un largo sorbo del cubata.

El tío no dijo nada y se fue del sitio, menos mal, pasaba de pegarme con otro…ya con uno era suficiente. Miré a Sae, no me había dado cuenta que se había quitado la chaqueta y ahora podía ver la camiseta blanca que llevaba debajo, que por cierto…hacía que se le viese todo el sujetador.

Tragué saliva e intenté desviar la mirada intentando pensar en otra cosa. Pero es que era prácticamente imposible, estaba feliz, eso no podía negarlo, tenía a Sae conmigo otra vez pero…la cosa ahora diferente, no se si por el largo tiempo sin verle y ahora que se apareciese como un pivón o…no sabía. La cabeza me estaba dando vueltas, lo único que tenía claro era que quería estar con ella desde ahora y que nada ni nadie nos separase como cuando éramos pequeños.

-¿Quieres una copa? – Pregunté mientras le acercaba mi vaso – iré a por otro igualmente, así que puedes beber del mío.

Me levanté y fui de nuevo a la barra. El sitio tenía poca gente, por lo que era fácil pedir varias veces. Me senté en la silla de la barra y le dije al camarero que me sirviese otro par de copas. Mientras lo hacía sentí que me tocaban el hombro delicadamente. Giré la cabeza y ví a una chica, no me sonaba de nada, la miré curioso mientras ella me dirigía una sonrisa.

-¿Eres tu el chico que estaba peleando a fuera? – preguntó con una voz un tanto picante.

-Si – respondí secamente a la pregunta. No me gustaba que se metiesen en temas que no les importaban.

-Me gustan los chicos malos como tú, te he visto varias veces por estos lugares ¿vives cerca? – se fue acercando más y más a mi y yo intentaba alejarme lo más que podía. Puse los ojos en blanco e intenté ignorar su comentario.

Si hubiese estado solo en ese momento tal vez hubiese aceptado, más que nada porque así tenía quien me pagase las copas. Pero esta era mi noche con Sae y pasaba de que me la arruinase una rubia calienta pollas.
avatar
Gunji Inoue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 766
Monedas Monedas : 8434

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Saeko Busujima el Jue Dic 20, 2012 9:33 pm

Justo en el momento en que aquel chico del que no sabía ni el nombre se marchaba apareció Gunji con una copa. Tal y cómo pensé nada más verle llegar le soltó ese típico comentario borde que yo también le hubiera soltado. Me sentí un poco mal por el pobre chico pero me gustaba tanto que Gunji hiciera eso, me sentía protegida, cómo si tuviera una especie de escudo a mi alrededor.

Simplemente me quedé ensimismada, como prácticamente había estado todo el rato desde que habíamos entrado. Me tenía semi-hipnotizada, quizá era el tiempo que hacía que no nos veiamos o lo guapo y atractivo que se había vuelto, pero la vista no la podía retirar de encima de él.
Imaginando cómo serían los tatuajes que llevaba en los antebrazos y fijandome en esa piel oscura que había en su cuello, seguro que era otro tatuaje. Podría perderme en su piel.

¿Pero qué mierda? Era Gunji, el niño rubito de ojos claros, mi mejor amigo, no podía estar pensando en... ese tipo de cosas. No con él, no era... lógico.

Escuché como me ofrecía una copa, en realidad me había acabado aquel vaso así que quería un poco de alcohol, asentí con la cabeza y cogí el cubata, dándole un largo trago y notando el alcohol bajando por mi garganta cómo cada fin de semana.
Ahora empezaba la noche de verdad.

Y tanto que empezaba la noche, cómo que una rubia asiliconada se había acercado a Gunji. ¿Qué narices estaba pasando?

Antes parecía muy tierno conmigo, cómo antes, era tan... Sí, cómo antes. Antes sólo eramos mejores amigos, cómo ahora. ¿En qué pensabas Saeko? Eres estúpida, lerda y te inventas cosas que te meten en problemas. Seguro que en realidad Gunji venía aquí cada noche a ligar, a juntarse con algunas chicas y pasarlo bien, yo simplemente le había ralentizado la faena de esa noche. Era un lastre. Yo era esa mejor amiga que no te deja tirarte a alguien por no dejarla sola en el bar.

Di el último trago a la copa y la dejé sobre la mesa. Sería la última copa de la noche por lo que veo. No quería ser una molestia, bastante me había ayudado, probablemente podría llamar a un taxi, no importaba que mis padres me vieran, realmente ahora no me importaba nada.

-Es hora de irte Saeko... -me dije a mi misma en voz baja, intentando calmarme.

Me puse en pie sin mirarle tan siquiera. Me sentía tan... despechada. Me había engañado a mi misma con una tontería.
Empecé a caminar hacia el baño, tenía que ir a lavarme la cara. Habían pasado demasiadas cosas esta noche y estaba a punto de explotar. No soy de llorar, nunca lloro joder, pero todos tenemos un límite.
avatar
Saeko Busujima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 117
Monedas Monedas : 2343

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Gunji Inoue el Jue Dic 20, 2012 9:51 pm

Después de unos largos 5 minutos intentando que la tía rubia entendiese que no me interesaba echar un polvo con ella, pude largarme con las dos copas en la mano directo a la mesa con Sae. Estaba harto de que se pusiesen en medio un montón de personas, parecía como si se hubiesen puesto de acuerdo en que no pudiésemos estar tranquilos por un momento. Joder, es que para una vez que estoy con ella me arruinan todo.

Llegué a la mesa y Sae no estaba. Puse una mueca, que raro, podría haberme avisado si tenía que salir o algo, pero nada. Deje los cubatas sobre la mesa y miré de un lado a otro.

-¿Sae...? – pregunté en voz alta, aunque por lo que veía no estaba ahí.

Me empecé a preocupar, más de lo que ya había estado antes. Pregunté a una pareja que estaban sentados a nuestro lado si la habían visto. Al principio me miraron con cara de pocos amigos, pero al explicarles que estaba buscando a la chica, la mujer me dijo que se había metido en el baño.

Salí corriendo a los aseos del bar y vi que la puerta del baño estaba cerrada con llave. Empecé a forzarla y a llamar con el puño haciendo muchísimo ruido.

-Sae ¿estás ahí? – Pregunté un tanto preocupado - ¿estás bien? ¿te duele la herida? – insistí - Por lo menos abre la puerta…

No recibí respuesta, no sabía que era lo que estaba pasando y porque no me contestaba. Joder y yo que pensaba que ya empezaba la noche de verdad con ella, no…tenía que pasar otra cosa. Me estaba volviendo loco, loco por no saber qué era lo que estaba sucediendo y loco por…loco por ella, joder si es que tenía que admitirlo de una vez. Tenía que admitir que en el fondo siempre le había tenido mucho más que un cariño de amigo. Fue la única que me apoyo, la única que siempre estuvo a mi lado. Pensando esto, di un puñetazo en la puerta.

¿Qué mierda me estaba pasando?

No aguantaba más la presión que tenía en el pecho. Me gustaba Sae, si…me gustaba muchisimo. Al verla esta noche, saber que era ella, no solo sentí nostalgia, sino un deseo incontrolable de que fuese mía, solo mía. Verla tan perfecta ante mis ojos, tal vez si hubiese sido una desconocida sin más no estaría planteando este tipo de cosas. Pero darme cuenta de que era ella, ver cómo era ahora…lo preciosa que era, como ninguna pizca de su carácter había cambiado, eso hizo que sintiese algo más que la pura amistad que había estado conservando años y años.

Ahora, impotente, estaba delante de esa maldita puerta cerrada con llave, intentado que me oyese y me abriese, cosa que no sabía si haría.
avatar
Gunji Inoue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 766
Monedas Monedas : 8434

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Saeko Busujima el Jue Dic 20, 2012 10:09 pm

Frente al espejo del baño, observando mi rostro demacrado por la situación iluminado por solo una bombilla centelleante y con la espalda apoyada en la puerta ya no podía negarlo, no podía seguir encerrando en un rincón de mi mente lo que estaba pasando. Después de tantos años tenía que aceptar que no solo le admiraba, no solo le apreciaba y le tenía cariño. No solo... era una amigo. Para mi era mucho más, era mi razón de existir y de caminar cada día, el motivo por el que soy como soy a día de hoy.

Noté la puerta temblar por los golpes. Estaba ahí, al otro lado. Sólo tenía ganas de gritarle, decirle que no estaba, que me dejara y me olvidara, que se fuera con ella. Sabía que simplemente era una maldita molestia en su noche de juerga. Encontrarse conmigo quizá no era tan bueno para él cómo para mi.

Sólo quería poder quedarme con él siempre. ¿Era tanto pedir? Sólo necesitaba su presencia. Que volviéramos a estar cómo cuando niños, sin separarnos más que para ir al baño o a dormir, joder... que incluso algunas noches me escapaba de la habitación para dormir a su lado, si no era acariciando su cabello no podía conciliar el sueño. Aún todavía tengo esa costumbre... Soy patética.
Le he dado más importancia a él de la que me da a mi, lo sé, soy una simple amiga pero yo quiero algo más, joder, quiero... estar con él.

-¡Déjame en paz! -grité con rabia.

Si tan bien se lo estaba pasando con ella que vuelva, no tiene porque venir a mi a darme ninguna explicación ni a tenerme lástima. Puedo cuidarme sola, quizá no tan bien cómo me gustaría, pero si hace falta puedo volver a casa, me las apañaré.

Me erguí y giré sobre mi misma para quitar el pestillo de la puerta y abrir. No me molesté siquiera en mirarle a los ojos, en realidad... no podía.

-Déjame pasar.-dije manteniendo un tono autoritario, seco y frío.
avatar
Saeko Busujima
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 117
Monedas Monedas : 2343

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Gunji Inoue el Jue Dic 20, 2012 10:28 pm

Sentí como mi corazón se hacía pedazos al escucharla gritar que le dejase en paz. ¿Acaso me había ido a otra galaxia? Donde todo era lo contrario a lo que quería. Puse mis manos en mi cabeza. Joder, pero que está pasando.

-¿Se puede saber qué coño te pasa? – grite del otro lado. No obtuve respuesta.

Me puse a pensar y repensar que era lo que había hecho mal. Tal vez, me vio cuando la rubia estaba intentando ligar conmigo, si…podía haber sido eso, pero ¿por qué se había puesto así? Acaso…

No me dio tiempo a seguir pensando en eso, cuando quise darme cuenta el pestillo de la puerta sonó e inmediatamente Sae salió del baño. Quería hablar con ella que me explicase qué era lo que estaba pasando, pero solo me dijo que la dejase pasar.

-Sae… - susurré.

No me dirigía la mirada, ¿acaso lo de antes le había molestado tanto como para ponerse así? Tal vez si intentaba aclarar las cosas, si me creía, podríamos estar como antes. Como…amigos, si eso era lo que quería.

-Por favor, Sae – le supliqué mientras con mis manos la empujaba suavemente a la pared del pasillo del baño – no dejaré que te vayas, hasta que me digas que es lo que te pasa… ¿por qué estas así?

No sabía que más decir, sabía que estaba en todo su derecho de quedarse callada pero creo que no lo aguantaría. Tenía ganas de explotar, ganas de decirle todo lo que sentía por ella, pero sabía que podía ser rechazado de una manera peor si ella solo quería seguir siendo mi mejor amiga. Tenía que pensar mejor las cosas.

¿Yo pensando las cosas?

Venga, ese no soy yo. Me daba igual si me llevaba una hostia, puede que me la mereciera, pero tenía que hacerlo, por lo menos intentarlo. Sin decir palabra la miré fijamente a los ojos y acaricié su mejilla, me encantaba hacer eso.

-Eres perfecta ¿lo sabías? – dije casi en un susurro – desde que te vi hace un par de horas no he dejado de pensar en todo lo que hemos cambiado y a lo que hemos llegado…y no he dejado de pensar en ti desde el momento en que nos separaron – tragué saliva, esto era más difícil de lo que parecía – siento una gran necesidad de tenerte solo para mí, Sae…no sé cómo explicarlo…

En ese momento no pude seguir hablando, la cogí por el mentón y alcé su mirada cabizbaja, para posteriormente acercarme con cuidado a sus labios y depositar un beso, tal vez podría considerarse un beso tímido en ese momento, pero lleno de pasión y locura por ella.
avatar
Gunji Inoue
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 766
Monedas Monedas : 8434

Volver arriba Ir abajo

Re: Diversión es cosa de dos(+18) [Privado - Saeko]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.