Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List The Top 100 Dangerous Sites Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

You Again?...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

You Again?...

Mensaje por Nicholas S. Lehner el Miér Dic 05, 2012 7:36 am

Las semanas de un viejo calendario se agotaban al paso de un buen número de tachados en las casillas producido por un joven, ya faltaba pocas semanas para que se acabara otro año más. Realmente el desinterés predominó en su pensamiento, al fin y a cabo solo era un cambio notorio que no le afectaría. Se había levantado de la cama hace poco tiempo y volvió a mirar el lunario colocado en la pared « No ha cambiado nada en absoluto... » pensó mientras sonreía, regresando a la habitual cara después de unos segundos. Tenía que volver de nuevo a la monotonía de su vida, refiriéndose más a los sucesos de un alumno común, para ser sincero con él no le agradaba de cierta manera, tenia en cuenta que esto era lo que quería pero desafortunadamente tenia una visión distinta ni siquiera lo que vivía se acercaba.

El ligero frío recorrió su piel durante su llegada hacia el Instituto, aquel chico estaba tan tranquilo observando a su alrededor o al menos eso creía cuando un tenue golpe cerca de sus piernas sintió, clavando la mirada a lo que hubiera ocurrido, para poco seguido escuchar el llanto de una infante en el suelo — Me dolió mucho y se ha arruinado mi ropa... — las lágrimas surgían sin parar de los ojos ajenos mientras el muchacho resistía no enojarse. — No deberías hablarle a un extraño — dijo con un tono insensible que asustó la pequeña y el intento de quedar las cosas tal y como estaban era imposible.

Dió un suspiro largo, se agachó estando a la altura de la mujer que visualizó atentamente. No pasó nada malo con ella, era tal y como dicho con anterioridad. La sujetó de ambos brazos para levantarla y sacudirle sus ropas con escasas porciones de tierra... mejor dicho ninguna, seguido le acomodó su suéter. Un gesto de alegría tuvo ella que se le abalanzó a Nicholas para darle un amistoso abrazo. Los niños en verdad eran inocentes que no inmutó ni una palabra de queja. Se despidió la joven y el muchacho de cabello alborotado emprendió nuevamente sus andares.

Era tarde.. ni siquiera sus pies apresuraban el paso, en verdad no le importaba si llegaba a tiempo, había planeado saltarse algunas clases porque no le apetecía unas extensas horas de estudio especialmente soportar la compañía de alguien en especial, James.. un tipo que le interrumpia en su lectura o simplemente lo molestaba ocasionalmente con una idiotez suya. Posteriormente en una media hora se reencontró con el sitio indicado. Su alrededor estaba solitario como predijo — Me convertí en un impuntual — susurro para si mismo aunque si alguien lo escuchaba no era ningún problema. Entró y subió por las escaleras para poder llegar al pomo de una puerta ubicado en la parte superior del edificio.

Giró el picaporte hecho de metal y sin esfuerzo alguno estaba en la azotea. Vaya que era una vista que lo relajaba. Recargó sus antebrazos sobre el metal de las rejas y aun estaba aburrido... parecía que el día de hoy no sucedería nada fuera de lo común, pero aprovecharía el rato de paz. Su calma parecía no perderse ante nada ni aun cuando la puerta se abria otra vez tratándose de la presencia de un sujeto. Sin embargo el continuaba ignorándolo al menos de que hiciera algo que lo "molestara".
avatar
Nicholas S. Lehner
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 100
Monedas Monedas : 4523

Volver arriba Ir abajo

Re: You Again?...

Mensaje por James X. Butterfield el Dom Dic 30, 2012 8:19 am

No había peor ambiente que la escuela en periodo de exámenes, tener que soportar todas las peticiones para que prestara sus apuntes de ciencias, sabiendo que él nunca anotaba algo en su cuaderno y que solo escucharían un rechazo. Aguantar a los profesores hablar como si sufrieran de verborrea y, además, estaba ese frío infernal que no lo dejaba pensar muy bien. James pateaba el suelo sin descanso esperando que sus dedos se mantuvieran con vida hasta el final de las clases, tenía unos deseos incontrolables de fumar un buen cigarro, acompañado de una taza de café o un vodka, pero ese día no se encontraba con nada de eso; Ajustó su bufanda al cuello. Su reacción frente al frío era un poco exagerada, debía haber por lo menos unos quince grados Celsius, pero él es un amante del calor y fiel enemigo del frío. Con el avanzar de las horas el sol se fue apoderando del día, dejando que unos pequeños rayos llegaran a la tierra y permitieran calentar el ambiente, pero aun así James se rehusaba a abandonar el salón de clases y perder el calor que estaba ganando. Mandaba a las chicas a comprar o al pequeño Gaël cuando necesitaba algo más personal.

Durante las clases se dedico a observar a sus compañeros, fijando su mirada en un chico en particular, a quien no podía llamar “amigo” sino una “victima”, un juguete para sus momentos de aburrimiento. Le observaba con gran afán, chasqueando la lengua para captar su atención, indiferente al resultado. El profesor se percato de su actuar y le expulso de la clase, sin una advertencia previa o un castigo menor. Una vez mas chasqueo la lengua, esta vez molesto. Cerró los ojos y se pellizco el caballete de la nariz, dedicándole una grosería modulada solo para llamar la atención de los demás ¿Qué podría hacerle? ¿Golpearlo? Eso no pasaría, ademas había sido muy lento para leer los labios de James. Contento con las risas que escuchó, se dispuso salir de la sala en busca de un café caliente.

La cafetería se encontraba vacía, salvo por las tristes almas de las cocinaras, que no tenían ni un momento de descanso. James no sintió penas por ellas. Se acercó un poco y forzó una sonrisa.- Hola jovencitas ¿Cómo están? El profesor Dylan me manda a pedir un café, está muy ocupado y por eso no pudo venir.- Comento con un tono de lastima hacia su hermano, siendo todo una simple mentira; imperceptible engaño. Las mujeres rieron y en menos de cinco minutos su café estaba listo. Movió la cabeza sutilmente, pudiendo tomarse como un tic o una despedida. Era frustrante tener que seguir en la escuela. Antes de que acabara de tomar, el timbre sonó para indicar el receso, James aceleró el paso y sin querer (supuestamente) chocó con el profesor que lo había expulsado de la sala. Su chaqueta se mojó, su camisa quedo un espuma batida y unos papeles de su posesión terminaron manchados.- Lo siento profesor.- La sonrisa sarcástica se apoderó de él, no lo sentía en lo mas mínimo e incluso en orgullecía de su deplorable actuación.

Antes de sentarse busco a Nicholas para seguir observándolo, pero él ya no estaba ¿Dónde se escondía? Un peligroso acaloramiento persistía en su sangre, no producto del café o por ver la ropa interior de una compañera, era la emoción de buscar a su presa. Se relamió los labios y poniendo sus manos dentro de los bolsillos comenzó su búsqueda. Partió por el único lugar al que jamás iría en un día frío: La azotea. No necesito buscar más porque allí lo encontró.

¿Se estaba saltando la hora de estudio? No se lo esperaba de él además… ¿Le ignoraba? Eso era un grabe golpe a su orgullo pero, por alguna razón, no le molestaba. Algo que siempre había destacado en su compañero era su capacidad para rechazarlo sin discreción. Agradecía ese gesto, pensando que así era mucho mas entretenido molestarlo y “acosarlo”. Caminando al ritmo de un vaivén musical interno se acercó al foráneo, mirándolo de pies a cabeza sin hablar, emitir un juicio o siquiera respirar. Echó un vistazo alrededor para cerciorarse que se encontraran solos. Analizó la mejor forma para romper el hielo pero, como se mencionó, James no es muy bueno pensando con frío y al final solo hizo lo que le dio la gana, dejando las formalidades a un costado. Se apoyó de espaldas en la rejilla y le miro a los ojos.- No es divertido cuando una presa se esconde, y es peor cuando lo hace en el frío.- Tembló un poco, teatralizando en un momento de diversión. Apenas lo rozo con el codo, dispuesto a sacarlo de sus casillas y hacerlo exasperar.- Un poco mas.- Pensó, viendo que otra cosa podía hacer. Aprovechando que el otro se encontraba apoyado en la rejilla decidió acorralarlo, golpeando con fuerza junto al lado izquierdo de su rostro, a unos cuantos centímetros de la oreja y aproximó su rostro para acortar las distancia, inspirando su aroma. James siempre tenia intenciones oscuras pero esta vez ni siquiera tenia deseos de besarle, con solo incomodarlo se conformaba... por esta ocasión.


Posdata; Perdón por la tremenda demora,
entre mis exámenes y las festividades me secaron el cerebro.
avatar
James X. Butterfield
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 57
Monedas Monedas : 2014

Volver arriba Ir abajo

Re: You Again?...

Mensaje por Nicholas S. Lehner el Miér Ene 09, 2013 8:33 am

Disfrutaba el frío recorre por todo su cuerpo raramente se quejaba del clima “acogedor” que persistía. Las mínimas temperaturas eran sus mejores aliadas y su temporada favorita para alejarse de los demás. Muchos preferirían pasar el rato bebiendo un exquisito líquido para calentarse que charlar en pleno sitio en donde el invierno atacaría. No sabía con exactitud el tiempo que era, pero no es que le importará mucho entrar al aula así que seguía persistiendo perder las horas de estudio. Pasó sus dedos de la mano derecha por el metal, delineando las rejillas con aburrimiento alguno. No era del malo todo, continuaba viviendo una relajante tranquilidad sin llena de ruidos ni olores extraños que rondaban en el Instituto, aclarando bien esa idea le obligó a sonreír de lado. Deseó que nadie se le ocurriese la idea de venir aunque su petición era destruida por unos minutos después.

El leve sonido del metal retumbó sobre sus oídos y sinceramente no quería darle la cara a quien estuviera cerca de él. Sin nada más y menos, aquella persona le dirigió palabras; escuchando su vocabulario.. presa como odiaba aquella palabra, solamente un individuo se refería así a Nicholas y no era de sus preferidos. Chasqueó la lengua con desgano, tratando de emitirle un mensaje » Aléjate de mí « no le agradaba mucho su compañero; si tuviera una distinta actitud sería posible llamarlo “amigo”, pero existía otra realidad. El codo ajeno lo puso malhumorado, aguantando sus ganas de darle un fuerte golpe. ¿Qué había sucedido?, ¿Karma? No creía en esas pelotudeces para reaccionar de esa forma tan desconcentrada, ¿Acabo de recibir un impacto en su rostro? Correcto, tambaleando su postura, no pasó de medio segundo para que estuviera tan cerca el albino inhalando su olor.

Repugnancia sentía en ese preciso momento, volteando hacia él, lo empujó fuertemente para que cayera hacia el suelo. Estaba enojado, escupiendo la saliva adquirida al piso. Con solo una pequeña acción podían hacerlo enfurecer con facilidad y esta era una de ellas – Ni te atrevas a llamarme presa, pedazo de mierda.. – no era parte del grupo de víctimas que se dejaba hacer lo que quisiera con él, principalmente por James - Deberías buscarte una maldita puta.. - bufó mientras paso su mano a la nuca. ¿Qué diablos sucedía con él? aun no estaba satisfecho con sólo haberlo derribado pero si avanzaba con la intención de una golpiza, no terminaría en un buen rato y se encontraría en problemas, el pensar concretamente lo detuvo a patearlo cerca del estómago. Dio media vuelta viendo su posición – .... – no inmutó nada, comenzando a calmar su actitud, colocó sus manos a los bolsillos gabardina obteniendo algo de calor. ¿Qué es lo seguiría ahora? probablemente nada bueno surgiría de sus "cariñosos" actos.

No le interesaba mucho así que era mejor irse y tomar que esto nunca pasó entre ambos, se lo "perdonaría" por esta ocasión. Sus pies se dirigieron hacia la salida, topandosé con la puerta volviendo a tocar la manilla, la giro para abrir pero la sorpresa fue que no funcionó. - ¿Qué sucede?.. - intentó nuevamente hacer lo mismo pero sin conseguir éxito de que se moviera, no se rindió y siguió sin parar hasta que de simples giros se convirtieron en bruscos golpes contra el objeto - ¡Scheiße! - exclamó desesperado y sin ver algún cambió paró, pateando con fuerza. ¿Por que estaba atascada? no había nada que obstruyera su paso. Se apoyó con la puerta, bajando lentamente hasta quedar sentado fijando su mirada a bajo, ¿Por qué de todas las personas del mundo acabó con James?. Bien, ya pensaría en algo después, escuchó un ruido y miró de reojo al muchacho albino - ¿Qué quieres?... -

PD: Descuida.. No hay problema alguno que tardarás.
Lo siento si esta del asco, no se me ocurrió mucho...
trataré de imaginar más en la próxima~
avatar
Nicholas S. Lehner
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 100
Monedas Monedas : 4523

Volver arriba Ir abajo

Re: You Again?...

Mensaje por James X. Butterfield el Mar Feb 05, 2013 2:25 am

¿Quién podía resistirse a un ser como Nicholas? Seguramente tenia miles de fans aclamando su nombre en la oscuridad, hablando de él, poniéndolo a la altura de un príncipe gracias a su inteligencia y buena presencia. Pero a James eso no le importaba. Le encantaba su constante resistencia, que dijera no ser una presa pero que, a la vez, actuaba igual a una, al enojarse por un insignificante acoso bien intencionado. Molestarlo era simplemente delicioso, un placer irresistible para James. Contestó a sus insultos con una sonrisa discreta, ladeando su cabeza de vez en cuando y permitiendo incluso recibir su golpe sin quejarse. La fuerza del muchacho no se comparaba con la de su hermano menor. Se negaba a reír, esperando el momento adecuado para volver a atacarlo, observando como un sujeto pasivo en la historia con final incierto; Si era un humano, debía bajar la guardia prontamente. A punto estuvo de levantarse y seguirlo cuando lo vio partir pero, una vez más, el destino se puso de su lado al impedir dicha huida ¿Qué otra señal esperaba? Con algo de cuidado se levantó del suelo, viendo los labios ajenos y lamiendo los propios, una actitud provocadora digna del animal que era. Su pregunta le tomó por sorpresa, suponía que su presa no era un idiota cualquiera y que lo había seleccionado bien. Se encogió de hombros como respuesta primera antes de añadir palabras llenas de burla.- No puedo creer que preguntes algo tan obvio.- Pisoteo la colilla de un cigarro, mostrando compasión en su mirada.

Avanzó un paso y retrocedió cuatro instantáneamente, dudando si era el momento de acercase o no. Intimidarlo mas era una apuesta ciega y un salto al dolor. Pensar en una buena mentira pasó a ser una prioridad para aminorar la tensión ambiental, la cual era palpable. Al verlo sentado se acerco a él, no rozó siquiera su sombra aunque lo deseaba profundamente; las victimas precavidas eran entretenidas. Abrazó sus piernas en un intento por mantener el calor. James no supo que decir, si bromear o actuar seriamente… quizás lo último era imposible. Escuchaba su respiración e intentaba copiar su ritmo, evitando que el castañeo de sus dientes fuera excesivamente sonoro, sin embargo era un asunto que no podía manejar.- Puedes tranquilizarte, no podría atacarte con este frío.- Mentía, claro que podía hacerlo, pero desnudarse no estaba en sus planes aun. El frío seguía aumentando con el paso de los minutos. Miró al cielo en busca de alguna señal de lluvias.

El teléfono celular comenzó a sonar, vibrando, molestándolo. Llevaba al menos tres capas de ropa y el artefacto se encontraba en la primera. Se subió un poco la chaqueta para alcanzarlo aunque no contesto, nunca contestaba la llamada de una mujer. Chasqueó la lengua. Sin levantarse del suelo se acerco a Nicholas, apoyando la cabeza sobre su hombro y cerró los ojos.- Al menos podrías darme un poco de calor, estoy muriendo aquí afuera ¿Sabes? Y con el golpe que me diste todos dirían que fue un asesinato.- Si mas, rodeo su brazo con el propio, aun castañeando los dientes. No vendrá nadie en un buen rato, ningún otro ser humano vería su debilidad y aunque eso pasara, no le importaba lo que otros pobres idiotas dijeran de él, los haría callar de cualquier modo.

El celular siguió sonando otro par de minutos.

- Sería lindo si pudieras sonrojarte un poco.- Susurro sin ánimos de ofender, bostezó al sentir un poco de tranquilidad en el aroma ajeno, similar al de un adulto pero mucho más suave, puro.
avatar
James X. Butterfield
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 57
Monedas Monedas : 2014

Volver arriba Ir abajo

Re: You Again?...

Mensaje por Nicholas S. Lehner el Miér Mar 27, 2013 6:25 am


Poco a poco el cansancio le comenzó a invadir por todo el cuerpo, no es como si hubiera hecho demasiadas actividades sin embargo evitar constantes acosos era algo que de rutina a rutina recibía pero el tiempo hace que se acostumbre uno fácilmente. Se mantuvo atento a James, sus ligeros pasos hasta el rodear sus propias piernas, quizás parecía inofensivo ¿Debería darle una oportunidad? tantas veces que se pasaba por buena persona se iba en contra suya, solamente era momento de esperar su actitud. El invierno un total contraste con el verano, sabía perfectamente que uno no esta acostumbrado al helado clima, se dio cuenta ante el continuo sonoro que provocaba la dentadura ajena. - ... - no contestó, tampoco conseguiría algo de su beneficio, quizás un comentario molesto para recibir no esta de buenos humos.

Arqueó la ceja ante el sonido del teléfono celular, sonriendo de lado a lado le serviría de gran manera si lo descuidaba un segundo para robarlo, solo una llamada rápida a quien sea para sacarlo fuera de la azotea, tampoco le dio una gran curiosidad sobre su artefacto; de seguro había fotos de las bragas de sus compañeras de clase. Lo miró de reojo dando un suspiro pesado, no sería sencillo como imaginaba. Sin un percato rápido, ya posaba la cabeza sobre su hombro, una incomodidad profunda tenía, deseaba empujarlo, quitárselo de encima pero esta vez actuó de una manera distinta hacia el chico, no como el Nicholas arisco de todos los días sino recibiéndolo con los brazos abiertos sin queja alguna - Como desearía dejarte morir, James.. - cerró un poco los ojos, queriendo con todo su ser descansar en eterna paz.

Su celular era tan molesto, le sería de gran ayuda para salir pero el desgano de cogerlo era inmenso. Se río un poco por el comentario, le había molestado un poco, no obstante, lo tomo de un buen humor - ¿Para usarlo en tus sueños húmedos?, No lo haría.. - confesó con un tono burlón. Pero en un par de minutos dejó de sonar el teléfono móvil, agradeció que pasará porque le estaba a punto de provocar un dolor de cabeza.

Involuntariamente comenzó a temblar, era cierto que sentía su cuerpo congelarse pero no era algo que le agradará. No tenia opción la única forma de calentarse era estar unido a su irritante compañero. Se aferró al brazo que tenia con el pero al caso eso no sería suficiente. Se dio por vencido, esperaría que alguien abriese la puerta y lo sacará de ahí. A menos que tomara un giro inesperado eso sería imposible, los rayos solares serían nulos y si el clima haría cualquier otra cosa, terminaria jodiendo la temperatura de su cuerpo.

- Hey, tú dame tu celular - ordenó un poco, moviendo su hombro para levantarlo - Te agradecería que lo hicieras, y a cambio haré cualquier cosa que quieras - se estaba arrepintiendo, pero lo dicho ya no se puede silenciar - Es un trato justo, ¿No te parece?-
avatar
Nicholas S. Lehner
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 100
Monedas Monedas : 4523

Volver arriba Ir abajo

Re: You Again?...

Mensaje por Ryan Koufman el Vie Ene 03, 2014 11:45 pm

Cerrado por ausencia de rango de los integrantes. Si se desea abrir nuevamente ir al tema de reapertura de temas.
avatar
Ryan Koufman
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 2734
Monedas Monedas : 9219

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.