Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Un combat épique arrive ¡Sailor Cancer fait son apparition!

Ir abajo

Un combat épique arrive ¡Sailor Cancer fait son apparition!

Mensaje por Kai Aileen el Dom Feb 18, 2018 1:40 pm


Click, Click, Click.


Era todo lo que resonaba en ese cuarto a las 3 de la madrugada entre de vez en cuando crujidos de papitas Pringles sabor Sour Cream and Onion, un tecleo rápido, pequeñas risas e insultos por alguna idiotez que se asomara, el escenario era algo entre lamentable y gracioso pues el suelo estaba lleno de páginas arrugadas de planes frustrados, envolturas de chocolate y otros Snack que realmente no se sabía desde cuando estaban ahí, justo como cereza del pastel el individuo en la cama que estaba casi envuelto en sabanas con ojeras bajo su vista producto de múltiples desvelos en Dios sabe qué, alumbrado únicamente por la luz que emitía su laptop.

Sí, ese individuo era yo que por más cosas interesantes que tuviera que hacer las ignoraba olímpicamente para ponerle mi atención en tonterías vánales o... demás cosas que por fuerza debían estar ocultas a la vista de un tercero pero eso no importaba, estaba viviendo la maravilla de un vago pues las pocas veces que había salido de ese cuarto fueron para trabajar, ir al baño y de vez en cuando husmear en el refrigerador era como si hubiera entrado en una etapa de depresión de la cual cada día se agravará aún más.


¿Pero cuál era mi verdadero motivo?


Me había enviciado con tres series y deseaba terminarlas ese mismo mes, ya había cumplido mi misión con dos, ahora solo me faltaba 14 capítulos de la última, esa era mi diversión, una muy insana pues los desvelos no es que eran de lo más saludable y aun así hacia caso omiso.

En una de mis pausas comencé a vagar por Internet a ver si me encontraba algún producto para comprar como funkos, figuras, poster, contenido exclusivo que se agotaba en poco tiempo así que tenía que estar muy pendiente pues, la última vez se agotó todo en un minuto pero tampoco lo mío era la oniomanía tenía mis límites y no los iba a pasar por una figura.

Entre tanto más revisaba las páginas de compra me encontré con algo llamativo o algo que a mi ojos lo era, un bonito delantal de Sailor Moon, evidentemente habían otros pero este era el que más me atraía, lastimosamente no habían de una talla más grande aparte no creo poder usarlo pues no me veía a mí misma con algo así. Quizás fue el desvelo, quizás otra cosa pero lo que en mi mente se formuló de un momento a otro me parecía bríllate, espectacular, magnifico y todos lo sinónimos posibles que cabrían aquí, así que sin más remedio le di click en comprar su entrega era en dos semanas justo en una fecha perfecta para lo que tenía en mente y después de haberme regodeado en mi interior volví de nuevo al trabajo de terminar la serie.

Luego de al fin cumplir mi cometido de finalizar los tres anime volví a mi horario normal de sueño y vaya que lo necesitaba pues estar mayormente del día mareado no era algo hermoso, obviamente las horas de sueño no se recuperarían así no más implicando que mi horario normal tampoco era sano pues despertaba entre horas producto de las pesadillas, pero algo era algo así que no me pondría de exigente.

Estaba en la sala de juegos matando el tiempo con Destiny 2 mientras esperaba que el cartero llegase así que exceptué los auriculares y así moderando el volumen lo cual me parecía una lamentable perdida con semejantes bocinas de sonido que estaban siendo mal utilizadas, no obstante, mi principal preocupación era el paquete que llegaría teniendo a fuerzas que ser así. Al transcurso de dos horas el claro sonido del timbre resonó lo que me hizo saltar bruscamente del sillón.

–¡¡Es mío!! –Grite a todo pulmón mientras dejaba atrás el juego corriendo a la puerta como si el mismísimo diablo fuera tras de mi sin importarme la clara consecuencia de caerme de rostro quebrándome un diente o mucho peor agradeciendo también que el suelo no estuviera mojado, al cabo de llegar a la puerta primero me asegure mirando por el ojo mágico de la puerta que realmente era el cartero y no otra persona, al saber que todo iba en orden abrí con cuidado. Tras la entrega de una caja pequeña y firmar documentos me fui directamente a mi cuarto y abrir como todo un niño emocionado su regalo encontrándome con el mismo delantal que estaba en las fotos sin cambio alguno, ahora podía pasar al siguiente paso del plan.

En este hogar hay reglas de limpieza no íbamos a vivir en un cuchitril pese a que la pereza tentaba a pagar servicio de limpieza aunque sacando cuentas al final del mes… la pereza te salía cara –Sí, no había dinero para pagarle a la aseadora pero si para gastar en mierdas como esta–  a cada uno le toca un mes el orden en que se decidió al principio fue primero yo, luego Diavalon y por ultimo Leo –Pero siendo honestos  al fin y al cabo el orden  de cada uno no importaba quiérase o no ibas a pasar a limpiar– ¿Y qué tiene que ver todo esto?, justamente hace una semana comenzó el turno de Leo… si, el delantal era a su medida ¿Qué cómo putas se su medida?, no hay que entrar en detalles solo hay que decir que gracias a un día de lavandería lo descubrí, y ya, así de simple, además quería tomarle fotos con el delantal puesto y poder chantajear reírme cuando lo necesitara.

Ahora siempre hay un “Pero” yo sé que el hijo de su cangreja madre me va a mandar a la mierda apenas me mire sin haberle dicho del delantal pues sabe que cada vez que lo llamo por su nombre no siempre es para algo bueno, y aún así me vale verga y lo voy a obligar a que se lo ponga y pose para las fotos, ¿Cómo?, no tengo ni la más remota idea, así que con lo poco que tenía a la mano baje al primer piso con el delantal en un brazo y cámara colgada en la muñeca izquierda en búsqueda del tipo gruñón sin hacer mucho escándalo y yendo  a apagar también la consola que previamente había dejado encendida, luego de eso pude encontrarlo justo en la cocina, así que era hora de atacar.

–Leo ponte este delantal para tomarte fotos pues necesito referencias para unos dibujos  y si me ayudas hasta te lo regalo para que lo utilices cada que limpies, se lo pediría a Diaval pero él no está así que solo quedas tú.–Mencione de golpe sin dar el tiempo de reaccionar totalmente ya que extendí la prenda con la cautela de no acercarme mucho por si reaccionaba más mal de lo pensando, si esto no funcionaba… que sabía que no, siempre quedaba la opción de la fuerza y dos cubetas que había en mi cuarto.
avatar
Kai Aileen



Mensajes Mensajes : 1942
Monedas Monedas : 10589

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.