Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

〚 明智 吾郎 〛 F l u o r e s z i e r e n d — •

Ir abajo

〚 明智 吾郎 〛 F l u o r e s z i e r e n d — •

Mensaje por Junko Enoshima el Sáb Feb 03, 2018 7:40 am

Junko a veces poseía la manía de entrar a escuelas que consideraba cuando menos un poco prestigiosas, entre las que más le agradaban, o más bien la única importante de este pueblucho era la tal Institución Amoris, ésta parecía ser de las más grandes y más sonada. Tal como suele impartirse la regla, no vería nada mejor a menos que saliera de esa exacta ubicación y dado que no iba a ser el caso de momento a menos que fuera un viaje de semanas, meses, más no el año, pues resultaba que no se iba a dar y de momento había que conformarse con la excusa de que tal vez encontrase nuevos talentos interesantes por ahí si se era medio optimista. No todas las aficiones de Miss Enoshima tenían que ser nocivas que causasen revuelto y temor entre los cercanos a ella, como por ejemplo ahora que estaba en la azotea de la dichosa escuela siendo una más entre los alumnos... Sí, claro—. ¡Oh! Vaya, ¿me dejas intentarlo? —pidió tímidamente, de inmediato cambiando a una expresión y tono burlón más apropiado a su carácter más famoso, sumando un empujón para nada delicado y el arrebato del fusil de francotirador de la pelinegra—. Pff, ¿de verdad piensas que te estaba dejando la opción de pensártelo si sí dejarme o no? A un lado, aficionada —era divertido ya que Mukuro es experta en la materia y aunque Junko era una natural en realizar cosas nuevas de forma bastante decente muy rápido, todavía se atrevía a decirle eso sin sentir ninguna pizca de remordimiento—, puedo hacerlo sin tantos tutoriales de por medio —eso sí, admitía que antes exigió un ejemplo de qué hacer, explicito, para no encontrarse totalmente perdida en momentos "tan importantes".

Seguro que sí era bastante ilegal lo que estaba haciendo por muy falso que fuera todo, ya que no se habían llevado un fusil de verdad a la escuela, ¡por favor! Todavía no era el momento y mucho menos cuando ella estaba tan a la vista y servida en bandeja de oro como para llevarse toda la culpa sin ocasionar antes la discordia de por medio. Era uno especial, bastante bien hecho pero que no hacía daño en lo absoluto, bueno, no tanto ni de forma letal o eso sería lo deseado, más si te llegaba a dar una de las balas de pintura que contenía ya cargadas o de las muchas otras preparadas cuales municiones para una verdadera redada—. ¡Wöah! Veo a un chico... Es, es tan delgado que se me figura un poco a Lucky Boy desde aquí —ajustó un poco más la mira—. Uno, dos, tre--"Junko", la llamó su hermana inoportuna, logrando que la bala no fuese directo a atacar al blanco que ya tenía fijo pero sí para tirar lo que sea que tuviese en sus manos, dejando tanto éso como parte del piso hecho un desastre de color rosa fluorescente—. Aw... Fallé —sus palabras endulzadas a combinación de la mirada fría con la volteó a observar a la contraria hacían obvio que decir que era su fallo era una mera forma de hablar, ambas sabían por qué el tiro fue un asco—. Espero que tengas algo importante que anunciar ahora —por supuesto que a la otra ya no le quedaban ganas de expresarse—. ¿Nada? ¿Para eso me interrumpiste? Mukuro, sé útil en algo y ve a traerme algo de beber mientras arreglo tu desastre.

Ahora la modelo estaba sola en la azotea rodeada de esas nubes grisaseas que apuntaban vendría la llovizna cuando pasase más tiempo, pero de todas formas seguro que el otro notó que alguien le atacó desde las alturas (o le intentaron atacar, mejor dicho). Sería cuestión de tiempo para que viniera a terminar con su diversión, ¿o aumentarla?—. Bueno. De todas formas ya lo sabes —le habló como si el sujeto tuviese el súperpoder de escucharla a esa masiva distancia. Se colocó en posición y comenzó a dispararle de forma casi incontrolada pero nunca dándole directamente, sólo a los costados a propósito para sacar de sus casillas al inocente joven de cabellos castaños.
avatar
Junko Enoshima



Mensajes Mensajes : 551
Monedas Monedas : 658

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.