Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Gâteau de meringue, Une idée mauvaise ou brillante?

Ir abajo

Gâteau de meringue, Une idée mauvaise ou brillante?

Mensaje por Miyaji Ryunosuke el Lun Ene 29, 2018 5:52 pm

Pese a que faltase poco para terminar de cursar el último año en el instituto no estaba por fuera las actividades que conllevaban que para su mal tenían que ser en grupo lo cual no era de su agrado más no pudiendo rechizar pues era parte obligatoria de la nota y si deseaba obtener una beca en la universidad debía presentar buenas calificaciones de las cuales estar orgulloso Más aparte sus padres esperaba que así fueraRyunosuke tenía que guardar la mayor parte de su mal carácter para ser al menos llevadero y no surgiera problema alguno. Esta vez tocaba formar grupo con alumnos de menor curso y la decisión de quien estaría en cada uno era sorteada con la única regla de ser tres estudiantes de último y tres de segundo curso siendo en total seis.

Si bien ya había hecho este tipo de cosas con anterioridad tocándole de compañero YukineQue en ese momento se llevaban medianamente "bien"continuaba sin acostumbrarse y esto era peor cuando los adolescentes tenían menor edad, sabía que no todos eran unos completos inmaduros e irresponsables pero tampoco se iba a estar poniendo a ver si los que le tocaban en el sorteo podían serlo prefiriendo apartarlos por igual.

En su grupo fueron todos varones a excepción de una chica, bufo con sorna pues sus propios compañeros decían que eso había sido una catástrofe ya que no "cayeron" más chicas lindas y así tener cada uno su compañía teniendo así que batallar por quien le haría compañía a la morena, ¿Pelear?, quizás ellos pues Miyaji no estaría involucrado dejando hasta que se matasen entre si mientras los observaba divertido, de haber sido como ellos decían igualmente le hubiera importado un bledo sea como sea, mujer u hombre le figuraban igual y los trataría así mismo.

Tras todo decidido los grupos se dividieron para ver la mejor forma en la que ganarían dinero, mientras unos acordaban vender comida, dulces, hacer sorteos o un campeonato de futbol, su grupo tuvo la "maravillosa" idea de... vender platos con merengue pues a todos les parecía una idea "divertida" frunció el ceño en disgusto mientras pasaba una mano por su cabellera tratando así de relajarse, ¿Era broma?, según el plan algo torcido es que muchos lo comprarían para estrellárselos en la cara a otros, todo el tiempo se mantuvo callado como si fuera un mudo ya que si hablaba no sería precisamente para felicitarlos, y ahí, se fue su esperanza de conseguir el premio al mejor grupo que obtuviera más ganancia. Debido a que la feria escolar comenzaría dentro de una semana era necesario dar un fondo sueldo, calcular cuando se invertía ponerle el precio al producto y lo que "ganarían" restarlo con el primer monto finalmente dividiéndolo, curiosamente no le impresiono que ese trabajo de contaduría se lo dejaran a él, más bien ya se lo esperaba.

Una vez pasando aquella semana la feria comenzó viniendo a tempranas horas para prepararse, quería reír de frustración al ver la cantidad exagerada de platos con merengue que traían los dos muchachos encargados los cuales pusieron en mesas que uno de ellos llevo, todo aparentaba estar listo solo faltaba dividirse, dos que se quedaran cuidado y vendiendo los pasteles siendo los cuatro restantes también en dosirse por todo el instituto ofreciendo el producto que una vez con manos vacías, volver al puesto así sucesivamente hasta no tener más, optaron por algo más justo decidieron rifarlo con pequeños papeles, el castaño pedía a los dioses que lo dejasen en el lugar estático pero como si estos se burlaran en su cara le toco de ambulante inmediatamente chasqueando la lengua con mal humor.

Ahora faltaba quién iba a acompañar a quién y aquellos dos compañeros le dejaron escoger a la morena con quién quería ir, se cruzó de brazos mientras dirigía su vista a otro lugar no le interesaba en absoluto formar parte del dúo de buitres que le enmelaban el oído con palabras bonitas para que los escogiera.
avatar
Miyaji Ryunosuke



Mensajes Mensajes : 271
Monedas Monedas : 3725

Volver arriba Ir abajo

Re: Gâteau de meringue, Une idée mauvaise ou brillante?

Mensaje por Loreley Beilschmidt el Lun Ene 29, 2018 10:05 pm

Me sorprende que haya este tipo de cosas en el instituto, pero no había de otra ya que nos era algo obligatorio, si hubiera sido por mí, me quedaría en casa disfrutando de una buena taza de chocolate caliente. Pero como el profesor encargado de esta grandiosa idea, los que participan –Sea obligado- tendrán puntos extras y que también era parte de las notas. Mis punto de vista cambio, ya me había interesado el hecho de poder adquirir los puntos necesarios para matematice, sé que soy muy buena en ello, pero cuando tengo desinteresa, soy como mi hermano Gilbert.

La unión entre el ultimo año con el que estaba, era principalmente para que haya un mayor número de gente, muchos se veían agradables , parecía que todos tenían grandes ideas con respecto a lo que se realizaría, uno sobre todo me llamó la atención, se trataba de cuidar las mascotas y pasearlas por un módico precio, me hacía ilusión. Pero como si la marea hubiere dado vuelta mi pequeño bote de esperanza, el sorteo de los grupos me hizo tocar con todos, absolutamente todos hombres, suspiré, ya me había acostumbrado, pero el hecho de que haya dos que esperaban más chicas me dio una idea muy mala de cómo sería esto.

En el transcurso del tiempo para planear todo, yo quería aportar una idea, el de poder ayudar a las personas cuidando a sus mascotas o tratando de encontrar a los animales perdidos, algo con animales o plantas. Pero la idea mas votada fue la de hacer merengues, ¿Era una broma?. Tanto potencial solo dedicado a claras de huevo batidas y colocadas en un plato de aluminio. Sonreí dando el visto bueno, aunque realmente era todo lo contrario, lo peor era que no se pusieron a pensar que con el merengue se podía cocinar y preparar deliciosos postres. Pero en cambio lo tomaban para que los mismos alumnos puedan divertirse lanzándolos. ¡Gran desperdicio de comida! No había de otra.

La próxima semana era el gran día de la feria, mientras que el tiempo pasaba yo me dedicaba a lo mío, estudiar, salir del colegio, escaparme de casa, darle de comer comida “prestada” a los pequeños gatitos que vivían cerca y escalar arboles, antes de que Vati me regañe y obligue a realizar la tarea.

Los días pasaron como siempre, la feria ya estaba punto de comenzar, debía llegar temprano al colegio, y por poco olvido colocarme el calzado, aunque no me molestaría ir a pies desnudos, pero me enfermaría. Llegando allí, salude a todo el grupo con buen humor –aunque me moría de sueño-. Me dediqué a ayudar a colocar el stand, ordenar los platos para finalmente tener el puesto como se debía. Me sentía orgullosa de mi trabajo, aunque no fuera mucho.

Ahora lo que tocaba era el sortear quienes iban a merodear por todo el lugar y quienes se quedarían a atender el puesto. A mí me daba igual, de todas formas iba a dar mi mejor empeño para adquirir esa nota. Pero había un… mejor dicho dos problemas, esos dos muchachos que ya los tenia de punto negativo. Como si fuera una decisión crucial trataban de embelesar las palabras, como si sus cantos de sirena me atrajeran a quedarme con ellos ¡Definitivamente no!

-Iré con él- Señalé al muchacho de cabello castaño que parecía ser su compañero. –Ustedes que tienen mucha energía podrían demostrar que tan bueno es el hecho de comprar un plato con merengue- Sonreí tratando de alejarme poco a poco de ese par. Ya a salvo me acerque al chico que había señalado anteriormente y poniéndome en frente suya me presente con alegría. -¡Hola! Soy Loreley- Dije con una radiante sonrisa. El muchacho desbordaba disgusto, pero lo que menos me importaba era lo que pensara, mientras se mantenga al marguen de lo que se debía hacer estaba todo bien.

Finalmente tras decidir la tarea de cada pareja, me dirigí con el joven que bufaba cada tanto hacia la zona este del instituto. Yo llevaba la bandeja con algunos platos y él solo de dedicaba a caminar. Cuando me acercaba a ofrecer lo que vendíamos, algo alejaba a la gente, sencillamente era la cara de pocos amigos que el muchacho de 4to curso tenia. Suspiré y le obligue de manera amable a que llevara la bandeja. –Mira si tu no sonríes, nadie comprara y tardaremos más en dejar de pasear con esta bandeja, así que decide, o sonriese y encantas a la gente para que compre esto, o llevas la bandeja y me encargo de las ventas- No quería quedarme todo el día paseando como burra por el instituto con esa bendita bandeja, quería irme a casa en cuanto pueda y ese castaño amargado no ayudaba.
avatar
Loreley Beilschmidt



Mensajes Mensajes : 14
Monedas Monedas : 452

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.