Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Bajo un mar de nubes [Priv. Claudette]

Ir abajo

Bajo un mar de nubes [Priv. Claudette]

Mensaje por Hans Hoffmann el Miér Ene 24, 2018 12:15 am

Llegar hasta ese lugar no le resulto nada sencillo. Pero necesitaba un lugar que no fuesen los malolientes baños para pensar un poco a solas y la azotea era el lugar perfecto. Termino más que rápido todos sus deberes en clases de ingeniería industrial y partió furtivamente en dirección a la azotea. Sabía que a esa hora la mayoría estaba en clases así que solo los pasillos vacíos serian el testigo de lo siguiente que haría. Al llegar a la escalera que daba hacia la azotea miro disimuladamente todo a su alrededor buscando algún ojo mirón o alguna cabeza que se asomara desde una de las salas. Una vez que comprobó que no había testigos subió a zancadas largas las escaleras y en menos de cinco segundos estaba frente a la puerta de la azotea.

- No debería estar aqui, lo sé. —Susurro para sí mismo al tiempo que sacaba su multi-herramienta de la chaqueta— Pero necesito poder estar en un lugar en paz sin tener que ir a casa. Se que lo entenderás conciencia.

Abrió la pequeña caja que no era más grande que una navaja suiza y haciendo uso de una ganzúa logro forzar la cerradura sin esforzarse demasiado. Rápido entro y cerró la puerta tras de sí teniendo cuidado de no hacer demasiado ruido. Una vez estuvo dentro espero hasta escuchar el “click” metálico que le indicaba que estaba cerrada y por fin soltó un respiro aliviado.


- Ahora el problema será volver…  —Dijo mirando la puerta mientras caminaba hacia atrás— … pero ya me las arreglare.


Sonrió mirando hacia el cielo, una enorme “manada” de nubes cruzaba el cielo cubriendo por ratos el sol que se empeñaba en temperar un poco aquel fresco día. Hacia algo de frio, pero no era que a él le desagradaba.

Acto seguido guardo la multi-herramienta en su chaqueta y enseguida saco una libreta pequeña de esta con hojas amarillentas repletas de anotaciones que cualquiera que no estuviese en su loca, pero creativa cabeza jamás entendería.

Se le había venido una idea apenas termino la clase, pero el bullicio de sus compañeros hizo que perdiera esta, cosa que le frustraba mucho. Sabía que estando allí se metería en problemas si algún profesor lo descubría, y más aún si se enteraban de que “el primero de la clase” hacia esos actos delictivos. Sería un “adiós” a los favores y confianza que se había ganado de profesores y demás compañeros. Pero valía la pena el riesgo… Llevaba meses trabajando en un invento que tenía que ver con un dron, y ahora se había estancado en algo, algo que lo traía intrigado hace semanas.  Una fugaz idea se le cruzo por la mente mientras estaba en clases, pero no había podido retenerla del todo.

- Como era… ¿Qué era lo que pensaba en ese momento? ¿O fue algo que escuche? —Se repetía a si mismo sosteniéndose con la diestra la frente— ¿Y si me pongo de cabeza? —Dijo buscando una pared a su alrededor.


Se acerco a una de las paredes de la azotea y puso sus manos en el suelo. Rápidamente elevo sus pies haciendo “el pino” al tiempo que avanzaba caminando con sus manos hasta dejar su espalda pegada completamente a la pared. Inhalo aire hasta que sus pulmones se llenaron casi completamente, cerró los ojos y exhalo repitiendo el procedimiento una y otra vez, dejando que su mente se perdiera en la negrura de la “nada” procurando recuperar aquella idea de los rincones más lejanos de su cabeza con aquella meditación. Sintió como de pronto su cerebro se desconectaba del mundo y tan solo existían él y sus pensamientos.
avatar
Hans Hoffmann
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 10
Monedas Monedas : 413

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo un mar de nubes [Priv. Claudette]

Mensaje por Claudette Renaud el Dom Feb 04, 2018 6:18 am

"¿Cómo acabé en una situación
tan desafortunada como esta?"

Era una pregunta que se formulaba la joven rubia, atrapada en la azotea de la universidad de la cual era ilegal el acceso al menos que no sea por una buena causa. Claudette no era de las chicas que buscaría problemas apenas tuviera la oportunidad, sólo que se puede decir que el destino hace jugadas muy malas o trolleos mejor dicho en el argot de la sociedad millennial actual, se había quedado encerrada ahí sin posibilidad de salir porque había olvidado su móvil, pero ¿Cómo llegó a quedarse ahí?

Resulta que apenas había iniciados las clases, sus profesores no les tardaron en informar sobre la Feria Semestral de Mecatrónica en donde los alumnos expondrían sus proyectos ante el alumnado y la gente común que además de contar para su calificación final, el ganador de dicha feria era merecedor de tener entradas gratis para el parque de diversiones además de un trofeo. Claudette aunque no tenía en sí un amigo o alguien con quien ir, le daba igual porque ella quería hacer algo sorprenderse, en este caso ella aplicaba la frase de ‘No pienses en el destino y disfruta el viaje’, le era totalmente indiferente ganar o no.

Por ello empezó a planear desde una buena vez a diseñar algún mecanismo ingenioso que robara la atención de muchos, sus tres ideas era una mano robótica hecha con materiales simples que hacía algo curioso, un grupo de robots bailando el Gangnam Style o alguna astucia que se le ocurriera en el camino. El asunto que para ello primero solía dibujarlo en una hoja de papel en donde plasmaba lo que deseaba a llegar y una vez hecho podía empezar a trabajar en ello. Pero el destino como se había mencionado con anterioridad, tenía otras cosas planeadas a la joven chica y entonces su hoja donde tenía todas sus ideas fue arrebatada de su mesa por una brisa traviesa del viento que la llevó afuera de la biblioteca donde estaba. Claudette suspiró pero no era nada que no tenía reparo, dejó sus cosas en el asiento y fue por la hoja de papel que estaba en la entrada de la biblioteca, pero apenas fue su intención tomarla nuevamente voló hacia otro lado. La rubia bufó y en una carrera de tomarla, el viento no le quería devolver lo que sería una gran idea.

Para infortunio de la muchacha, la hoja atravesó lugar impensables, si no era el viento que la transportaba era un montón de alumnos de los talleres de danza o algún skater dentro de la institución o se le pegaba a la pata de un perro que se había metido rebeldemente corriendo por los pasillos haciendo a Claudette subir las mortales escaleras hacia la azotea. Como si el ejercicio de la mañana no fuera suficiente, subir las escaleras como desquiciada definitivamente justificaría ingerir un poco más de calorías el día de hoy. Al final de la exhaustiva persecución, terminó dentro de la azotea donde el perro tan solo miró a la rubia arrinconado en una esquina y nuevamente se fue, pero la buena noticia que la hoja de papel de sus dibujos aburridos permaneció en el suelo lo cual hizo a la rubia emitir una sonrisa de oreja a oreja. Tomó el papel de nuevo en sus manos y lo alzó en son de victoria, pero en eso el aire sopló fuerte y nuevamente arrebató el plano llevándoselo más allá del instituto en algún lugar de la ciudad.

La cara de decepción no se hizo esperar en la ojiverde y quiso llorar en ese mismo instante, todo lo que había planeado el viento se lo había llevado, pero para su mala suerte nuevamente otra ráfaga de viento atacó y cerró de un azotón la puerta de la azotea. Apenas percatándose de ello, Claudette miró preocupada y corrió hacia la puerta intentado abrirla desde la manija, pero claramente esta misma tenía seguro. Siguió forcejeándola desesperadamente hasta llegar a patear y golpear a la puerta en señal de frustración. No sólo había perdido su posible idea de trabajo, si no que estaba atrapada en la azotea:

— ¡HOOOOOLAAAAAA! ¡¿HAY ALGUIEN AHÍ? ¡AYUUUUUDA! — golpeó a puños alzados la puerta, pero sólo las aves que estaban en el borde de la barda de la azotea escucharon el ruido hecho por la chica. Al final, ella se rindió y se dejó caer de rodillas al piso sintiendo un poco fuerte el golpe ya que la falta que le llegaba por las rodillas se había subido un podo dejando estas desnudas:

— De milagro alguien viene acá. Pero ¿Por qué me suceden estas cosas? —
comentó desanimada.

Al menos la vista no era tan mala, se acercó hasta la red metálica en donde se podía ver casi toda la ciudad, al ver aquellos alrededores podía ver hasta su casa desde ahí, era impresionante como de un momento malo, había algo bueno. Claudette sonrió, quizás no era del todo malo. Pasó unos minutos parecía ser que la tormenta se había calmado hasta que escuchó que alguien intentaba abrir la puerta, de inmediato sintió nerviosismo que se tratare de alguna autoridad por lo que corrió como rayo a esconderse detrás de unas cajas y recipientes metálicos vacíos. Miró discretamente detrás del borde de una caja abierta que contenía papeles varios.

Lo que vio entrar era a un chico rubio, atractivo al parecer y observó que había entrado. Por un momento pensó si el sujeto dejaba la puerta abierta mientras hacía algo podía irse rápidamente de ahí pero este mismo la cerró, una pena. Pero no debía dejar que la viera ¿Y qué tal si se trataba de alguien muy poco amigable? Lo mejor era esperar ahí hasta ver el modo de regresar a la biblioteca. La rubia miró detenidamente al muchacho, parecía que intentaba recordar algo pero las acciones que venían por adelante era lo que le empezó parecer fuera de lugar. De pronto el muchacho se puso de cabeza en una posición poco peculiar la cual cerró los ojos. ¿Qué quería lograr con esa posición? ¿Estaba haciendo yoga por si acaso? ¿O era uno de esos de la Facultad de Artes que tenía métodos extraños para ‘inspirarse’? Como uno que conocía que para que le salieran sus pinturas ladraba como perro mientras caminaba como pato con el pincel de la boca, nunca entendería a los artistas la verdad, pero el chico tenía toda la pinta de ello.

— Qué tipo tan más extraño —
dijo para sí misma, en un susurro que sólo ella apenas pudo percibir. Quizás lo mejor era sentarse un rato porque le daba un poco de pena seguir viendo al rubio, pero por desgracia, la chica pisó una cáscara de plátano y tropezó cayéndose de espaldas haciendo tirar al instante los recipientes metálicos y creando gran ruido. Apenas cayó en el piso cerró los ojos y se tensó por la cosa que había hecho. Podría esconderse en la otra pared de la azotea, solo tenía que levantarse rápido y correr. Y así fue pero en su camino pateó por accidente una cubeta de metal y volvió a tropezarse con una botella de agua vacía, cayendo en el piso y además cayó sobre ella una caja con disfraces viejos. Al menos no tenía algo pesado:

— Ayyy… — se sobó su espalda y trasero. Se quitó la caja que tenía encima y los disfraces viejos que terminaron en ella…

avatar
Claudette Renaud



Mensajes Mensajes : 14
Monedas Monedas : 499

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo un mar de nubes [Priv. Claudette]

Mensaje por Hans Hoffmann el Sáb Feb 17, 2018 3:08 am

La sangre comenzaba a subir a su cabeza mientras el respiraba de manera profunda pero calmada. Trato de reordenar sus ideas y, tal como esperaba, sus ideas comenzaron a fluir mas claras. Se sentía como corriendo por un sendero y en el fondo una enorme luz casi tan brillante como una estrella le esperaba en forma de meta. Corrió tan rápido como pudo a esa luz, con todas sus fuerzas y ocupando su absoluta concentración en ello. Casi podía tocar con sus dedos, mentales, esa ansiada luz, pero cuando estaba apunto de llegar a la solución de aquel dilema todo se derrumbó. Y no solo mentalmente. De pronto se vio en el suelo mientras agitaba la cabeza, aturdido por el golpe que se había dado. Sus oídos percibieron un estrepitoso ruido haciendo que volviese a la realidad. En su mente, presa del pánico porque fuese descubierto, ya comenzaba a trabajar a toda maquina una disculpa hacia alguna autoridad mayor que lo hubiese encontrado en aquella zona prohibida. Pero no se trataba ni de un profesor ni nadie que pareciese menos asustado que él mismo. Una chica rubia se cruzó en su mirar corriendo a toda marcha y apenas llegado a donde pretendía llegar tropezó otra vez haciendo que unas cajas cayeran sobre ella.

- ¡Cuidado! −Exclamo asustado incorporándose para socorrerle.

Se apresuro hacia donde la joven, preocupado porque en aquella caja hubiese algo que le causase un daño grave a causa del peso. Pero se sintió aliviado al ver que la chica la quito con facilidad de sobre si revelando una cantidad considerables de ropajes que parecían utilería de una obra teatral.

- ¿Te lastimaste? −Pregunto mientras la sostenía de una mano y el brazo ayudándola a incorporarse− Que susto me has dado. Pensé que esas cajas habían hecho un "puré rubio" allí abajo −Dijo riendo divertido.

De pronto se le paso otra idea por la cabeza… ¿Y si la chica lo delataba? Quizás era una guardia que habían encargado cuidar de esa zona, al llegar no vio nadie dentro y la puerta el mismo la había cerrado. Tenia que tener la llave para subir allí, y dudaba que se la hubiera robado a alguien. De seguro la habían mandado a buscar algo en aquellas cajas y demás cachivaches que había allí. Tenia que pensar en algo… Pero mentir no era una opción, era pésimo mintiendo, la chica se enteraría enseguida.

- Escucha… Se que tal vez no debería estar aquí… Lo sé. No voy a mentirte con patrañas como “encontré la puerta abierta” o algo por el estilo… Así que… −Musito casi en un susurro sonriendo nervioso− comprare tu silencio con… ahh…  −Busco en su chaqueta tratando de encontrar algo, pero solo logro encontrar con los nervios un chocolate− …chocolates.

“¿Chocolate?”, pensó enseguida, “¿Acaso parecía una chica de jardín de niños?”. Si esa era su forma de sobornar a alguien era pésima. Pero necesitaba que la chica guardara el secreto para que no delatara aquella falta.
avatar
Hans Hoffmann
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 10
Monedas Monedas : 413

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo un mar de nubes [Priv. Claudette]

Mensaje por Claudette Renaud el Vie Mar 02, 2018 7:04 pm

— Estúpida ropa… — decía mientras luchaba por quitarse la prenda que tenía en la cabeza sacudiéndosela rápidamente hasta que logró quitarla con sus manos. Al ver que tenía el chico rubio frente suyo, quiso huir pero este mismo fue amable y hasta bromista. Pensó que quizás había emitido un juicio apresurado mentalmente respecto al muchacho pero al menos le daba alegría saber que por ahora alguien se preocupaba por su bienestar. Recibió su ayuda para levantarse y respondió a su cuestión hecha anteriormente: — Estoy bien… — dijo mientras se sacudía la ropa.

En aquél momento empezó a escuchar todo lo que le vino diciendo el chico mientras se acomodaba su peinado y ropa, le dio alivio saber que no era una autoridad o alguien importante o menos un estudiante amagado por la vida, pero al igual que el compartían el nerviosismos de ser atrapados por alguien que si tenía permitido tener acceso a esta zona y ser deportados por ello. Iba a comentarle algo al respecto pero en ese momento el rubio sacó una deliciosa barra de chocolates. Los ojos de Claudette se hicieron grandes como platos, parecían que salían estrellitas de ellos, miraba como niña pequeña un dulce y tomó el dulce gustosamente:

— Compra lo que quieras… — sonrió divertida y de forma traviesa — No diré nada… — abrió el dulce sin más que decir y lo introdujo a su boca. Al darle la primera mordida y masticadas sintió una explosión de sabor cremoso y crujiente en su boca, tenía pedacitos de avellanas, sus preferidas, por lo que puso una cara de felicidad al estar masticando y miró al muchacho muy agradecida.

Una vez finalizado el éxtasis del chocolate, arrugó la envoltura en su mano y se la guardo el bolsillo pequeño de su falda. En eso, como al parecer él y ella estaban solos y encerrados ahí, no podía hacer mucho al respecto: — Te diré la verdad… — pausó — Yo estaba haciendo mi tarea, pero por obra del destino el papel donde lo estaba haciendo voló fuera de mí y me trajo aquí. ¿El final? No recuperé mi tarea, se fue volando hacia allá — señala la vista a la ciudad —Y me quedé encerrada aquí, sin alguna posibilidad de salir — suspiró pesadamente — Ahora sabes mis historia… pensé también que eras una autoridad, te vi entrar aquí y no fue mi intención espiarte…. ¡Quiero decir! ¡Ni siquiera sé quién eres! ¡No pienses que soy una acosadora! — agitó vigorosamente sus manos, el chico era atractivo y podría prestarse a mala interpretación lo dicho por la chica:

— A propósito ¿Cuál es tu nombre y que carrera estudias? Yo soy Claudette y estudio Ingeniería en Mecatrónica — extendió su mano en afán de ser amigable con el sujeto…
avatar
Claudette Renaud



Mensajes Mensajes : 14
Monedas Monedas : 499

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo un mar de nubes [Priv. Claudette]

Mensaje por Hans Hoffmann el Vie Mar 02, 2018 8:44 pm

Pues al parecer si le gustaba el chocolate ya que no tardo nada en desaparecer de su mano. Aunque ¿Quién seria capaz de resistirse a un buen chocolate con avellanas? Ni un niño de jardín de niños ni un adulto… por lo que veía. Aunque pensaba que esas cosas solo funcionaban con adultos con mentes infantiles como la de él.

- El buen chocolate… nunca falla —Susurro mirando a la chica.

Se quedo mirando a la chica unos instantes mientras comía el chocolate sin saber bien que decir. Ya de por si era extraño que se hayan encontrado en aquel lugar ambos, pero seguía sospechando que ella pertenecía al club de teatro. Habían pasado unos “eternos” tres minutos desde que la chica había empezado a comer el chocolate hasta que termino. Se veía tan bien disfrutando de este que no quiso interrumpirle. Pudo entonces verla con mas detalle. No parecía una chica mas “vieja” en edad que él, no pasaría de los 20 años o eso sospechaba y a su gusto era muy atractiva y la forma en que comía y disfrutaba aquel chocolate se le hacían adorable. De un momento a otro se percato de que la estaba mirando demasiado y hasta se había sonrojado levemente y disimulando aclaro la garganta mirando hacia otro lado y acabando con aquel silencio y “romance” entre la rubia y el chocolate. Apenas hizo aquello la chica comenzó a hablar mientras Hans se giro a escucharle atentamente. Cada palabra que salía de su boca la escucho con claridad y hacia caras cada vez que ella hacia muecas o apuntaba hacia una zona en concreto interpretando su historia. No parecía una mentirosa o tal vez él simplemente quería creerle.

- Que mala pata... — Dijo cuando esta termino.

No pudo evitar sonreír y reír divertido cuando trato de excusarse sobre lo de la “acosadora”. Y la forma nerviosa y rápida con lo que movía sus manos se le hicieron aún más graciosa.

- Menos mal que me interrumpiste antes. Pensaba quitarme los pantalones y la camisa para estar mas fresco —Musito en tono serio mientras su “yo” interior trataba de contener la risa— ¡Te estoy tomando el pelo! —Carcajeo al fin dándole unas palmadas en el hombro a la chicas— Esas cosas solo las hago en la comodidad de mi hogar… —Menciono en voz muy baja mientras tosía disimulando.

Luego de esto la rubia se presentó al fin y estiro su mano en señal de saludo la cual el estrecho con la suavidad necesaria como para no romperle los dedos como lo hacia a diario con sus amigos en señal de “camaradería”.

- Hans Hoffman, tercer año de Mecatrónica también. Nunca te he visto en ninguna clase así que asumo iras unos cursos abajo —Se expreso soltando la suave mano de la chica—  Igual soy bien despistado. Con decirte que me olvido hasta de quien soy yo. Vieras los sustos que me pego cada vez que voy a lavarme la cara en las mañanas —Dijo mientras reía.

De pronto se acordó de todo lo que le había contado antes con respecto a su tarea. Casi lo había olvidado con lo de “espiar”.

- Apropósito… Me dices que se te voló tu tarea y que era una hoja… —Musito mientras miraba hacia la dirección que antes la chica le había dicho que se perdió la susodicha hoja—  … Ahora que lo pienso mejor… Solo era una hoja ¿no? Y estamos en pleno siglo veinte uno así que dudo que la hayas escrito a puño y letra ¿Qué desquiciado pediría a sus alumnos a estas alturas que no escribiera su tarea por computador? Así que… —Miro otra vez a la joven fijamente a sus orbes azules—  … debes de tener respaldo en algún ordenador o algo ¿No? ¿Y si lo imprimimos de nuevo simplemente? Te ayudaría a buscar tu hoja por toda la ciudad… pero a estas alturas estaría más sucia que confesionario de político… —Sonríe mirando hacia el frente—  Conozco a la persona que se encarga del Laboratorio de Computación. Podemos pedirle que te imprima una copia nueva si es que traes respaldo —Miro a la chica de reojo esperando su respuesta.

Dudaba rotundamente que el encargado de los ordenadores le molestara que le pidiera ese favor. Mas de alguna vez lo había sacado de apuros y no solo con los ordenadores de la universidad si no con problemas de él mismo. No le agradaba cobrar favores, pero dado que la chica parecía interesada en recuperar esa tarea le era imposible no pensar en ayudarle. Era lo que cualquier persona en su lugar haría, o al menos eso esperaba.
avatar
Hans Hoffmann
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 10
Monedas Monedas : 413

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo un mar de nubes [Priv. Claudette]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.