Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

En otoño no solo caen las hojas [Piv. Kirtash]

Ir abajo

En otoño no solo caen las hojas [Piv. Kirtash]

Mensaje por Mikaela Hisaki el Lun Nov 13, 2017 3:18 am

Las tardes de otoño son los mejores para estar tranquilamente en la plaza, el momento se presta para poder leer o admirar el bello paisaje entre las hojas que caen lentamente a causa de la estación. Era el día con la temperatura más baja de la semana, el viento era aleatoriamente fuerte, pero cada tanto menguaba su ventisca. La paz que rondaba el lugar era placentera, más para aquella muchacha sentada en uno de los bancos de madera de la plaza. Sosteniendo con su diestra un libro, su vista se centraba en la lectura tan fascinante sobre la época de los gladiadores, reconocer la gran historia de aquellos hombres esclavos de la arena, su lucha para el disfrute de la multitud y engrandecer el nombre del emperador; todo interesante para la joven. En su mano zurda sostenía una taza térmica que llevaba alguna bebida caliente que cada tanto bebía mientras que se dejaba atrapar por la imaginación que otorgaba la escritura. Su bolso estaba sobre sus piernas, no había de que preocuparse, la joven pelinegra llevaba consigo una guardiana de feroces quijadas llamada Ro, pero más allá de la seguridad que sentía con aquel animal tan bello, este se encontraba retozando al lado de su dueña, recostada ambirando los pequeños pájaros que picoteaban el verde suelo en busca de alimento.

El tiempo pasaba y a su alrededor la gente caminaba sin detenerse, cada uno en sus asuntos. Pero nada la hacía detener la lectura. Fue en ese momento en el que tras abandonar en las últimas palabras del capítulo XV decidió dejar su lectura para otro momento. Bebiendo el último sorbo de té que llevaba, se dispuso a ponerse de pie, dejó su libro a un costado del banco y acomodando su vestimenta, tomó su bolso para guardar su taza y el libro, pero en cuanto terminó de guardar todo correctamente, tomar en sus manos la correa de su perro y el bolso, el animal se levantó rápidamente tras  escuchar un extraño ruido algo agudo ladró con fuerzas y sin recordar que estaba su dueña salió corriendo de manera estrepitosa. La joven sintió el tirón, no había sostenido la correa lo suficiente como para evitar que se alejara, su equilibrio falló y dejo caer su bolso al suelo. Como este último no estaba cerrado aun como debería, muchas de las cosas que llevaba, entre ellas el libro, la taza y sus anteojos, salieron disparados al suelo, al menos agradeció no caer junto con todo lo que llevaba. La cuestión ahora era juntar las cosas con rapidez y poder encontrar al can.

En cuestión de segundos sintió las miradas ajenas atentas a lo sucedido, ella solo suspiro y se dispuso a levantar las cosas, el resto de la gente tras observar unos instantes seguía con lo suyo. Había juntado gran parte de las cosas que se cayeron, solo faltaban sus anteojos, pero no encontraba el paradero de estos. Guardó nuevamente las cosas en su bolsa y  cerró la misma para que no ocurriera lo mismo. Ahora solo quedaba encontrar al perro y sus anteojos, los cuales sin ellos no podía ver nada.
avatar
Mikaela Hisaki



Mensajes Mensajes : 798
Monedas Monedas : 1358

Volver arriba Ir abajo

Re: En otoño no solo caen las hojas [Piv. Kirtash]

Mensaje por Kirtash Leonhart el Vie Nov 17, 2017 1:21 pm

El día había iniciado como cualquier otro o al menos así resultaba ser a la percepción de Kirtash quien movido por los hábitos que ya estaba comenzando a adquirir, se dirigió al gimnasio como todas las mañanas cuando no debía ir a su trabajo como profesor en el instituto. Todo se desarrollaba con normalidad al punto en el cual comenzaba a resultarle aburrido, la ciudad siempre parecía estar en calma aunque esa forma de sentir se debía al ritmo de vida que estaba acostumbrado a llevar en Italia, estar lejos de los problemas, las peleas, el estrés y el constante enojo sin duda resultaba ser algo completamente extraño para él quien no estaba acostumbrado a esa aparente tranquilidad. Fue por ese motivo que al salir del gimnasio se decidió a explorar a fondo la ciudad, aun le costaba ubicar algunas calles y lugares por lo que se dispuso a conocer de mejor forma el sitio donde por voluntad propia quiso vivir. De esa forma y con la idea en su mente decidió regresar a su departamento para darse un baño y cambiarse de ropa antes de salir a ¨pasear¨ por la ciudad, se vistió con un pantalón de mezclilla, botas café, una camisa de manga larga color blanca y por ultimo una chamarra de color café pues la temperatura había descendido considerablemente ese día en comparación a los anteriores, no era algo que le desagradara en realidad pues prefería mil veces el frio que el calor.

No tenía nada concreto en su mente, simplemente tomo las llaves de su Audi Rs7 y sin perder más tiempo al salir de su casa e ingresar a su auto, comenzó a manejar sin un rumbo en específico, simplemente se estaba dejando llevar en un intento por mejorar esos días monótonos a los cuales se estaba sometiendo por el simple y sencillo hecho de no conocer la ciudad, estaba dispuesto a acabar con esa monotonía y a su forma de verlo aquella resultaba ser la única manera de lograrlo. Fue de esa forma que al ir manejando sin rumbo pudo vislumbrar aquella plaza, por un instante pensó en pasar de largo sin embargo se arrepintió al último segundo, caminar un instante y despejar su mente resulto ser una idea tentadora la cual no dudo en poner en marcha nada más encontrar un lugar donde estacionar el coche.

Aquella caminata había empezado bien, todo parecía estar en calma pues las personas que transitaban el lugar estaban inmersas en sus propios asuntos, sin embargo después de unos minutos de caminar en calma, un ruido repentino rompió la armonía del lugar, pudo escuchar a lo lejos un ladrido aunque no le dio la importancia debida, al menos eso fue hasta que tuvo casi encima de él al can. Lo había hecho retroceder sin duda aunque no fue suficiente para hacerlo caer, la sorpresa de lo sucedido lo desconcertó unos segundos pero reacciono a tiempo para tomar la correo del perro antes de que se escapara. Kirtash no podía considerarse una persona altruista o al menos no en el sentido extenso de la palabra, sin embargo tampoco resultaba ser una persona tan ruin como para dejar que un animal se perdiera si podía evitarlo. —Vamos a encontrar a tus dueños— se limitó a decir sin arriesgarse a tocar directamente al can al no saber realmente que tan dócil era, lo mejor en ese momento era no correr riesgos y limitarse a buscar a la persona a la cual se le perdió su mascota.
avatar
Kirtash Leonhart
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 18
Monedas Monedas : 1041

Volver arriba Ir abajo

Re: En otoño no solo caen las hojas [Piv. Kirtash]

Mensaje por Mikaela Hisaki el Sáb Nov 18, 2017 12:45 am

La pelinegra tras unos minutos al fin logró encontrar sus anteojos, pero estos estaban algo sucios por la caída. Sacando de su bolso un pañuelo de papel los limpió como pudo en ese momento y los guardó. Ahora estaba más preocupada por su mascota, no suele ser así, ella es tranquila y pocas veces se altera, era extraño, pero tal vez como todo animal tenia instintos cazadores y eso a las ardillas que merodean por el lugar le aterroriza.  

Era momento de buscarla, se dirigió a paso veloz en contra de la ventisca que cada tanto aparecía. Lo mejor fue seguir el camino por donde huyó. Observando cada lado por si la encontraba, preguntó a algunas personas que pasaban cerca, dando a detalle el estilo de su pelaje, tamaño y el color de la correa.  Pero lamentablemente nadie la había encontrado. La muchacha ya estaba preocupada, pero no perdía la esperanza. Silbaba cada tanto y la llamaba por su nombre.

Tras recorrer parte de la plaza ve a lo lejos un montón de perros, todos con sus respectivos dueños, un suspiro de tristeza surgió de ella, quería tenerla a su lado nuevamente y verla jugar y mover la cola cada vez que se alegraba.  Decidió pasar por allí y preguntarles si la habían visto. Tal vez no pasó mucho tiempo pero realmente la quería de vuelta. Ninguno le daba la respuesta que quería hasta que uno reconoció las características del perro. Según una muchacha el perro iba junto con un hombre de cabello castaño y alto que llevaba una chaqueta marrón.  El último dato que dijo fue que se dirigían hacia la dirección contraria de su actual posición. Agradeciendo a la joven, Mikaela siguió camino para poder alcanzar al joven que llevaba al perro. Ahora sus esperanzas volvían con más fuerzas. Tras unos minuros pudo divisar al hombre que iba con su mascota, una alegría inundaba a la joven y apresurando su paso logro acercarse lo suficiente.

-¡Ro! ¡Ro!- Gritaba con algo de emoción y alivio. El perro respondió ladrando y moviendo enérgicamente su cuerpo. Ambos se reconocieron al instante. La ojiverde se acercó y sin miedo acaricio a su mascota, la misma alegre se dejaba.

-Disculpe, pero este es mi perro, se ha escapado hace unos momento cerca de la zona en donde se encuentra la fuente- Le comento al joven que llevaba consigo la correa de Ro, a pesar de mostrar un aspecto tranquilo hacia el ajeno, la muchacha estaba muy aliviada de encontrarla. -Agradezco que la haya encontrado...- Terminó diciendo.
avatar
Mikaela Hisaki



Mensajes Mensajes : 798
Monedas Monedas : 1358

Volver arriba Ir abajo

Re: En otoño no solo caen las hojas [Piv. Kirtash]

Mensaje por Kirtash Leonhart el Vie Nov 24, 2017 11:32 am

A simple vista el peludo no parecía ser agresivo aunque Kirtash era de aquellos que no confiaban ni en su propia sombra por lo que solo se limitó a observar los alrededores esperando encontrar a alguna persona que se viera lo bastante desesperada para indicarle que había perdido algo o a alguien. Sin embargo poco duro su escrutinio del lugar buscando alguna pista pues al parecer el can tenía sus propios planes y comenzó a avanzar ¨tal vez sea lo mejor seguirlo¨ pensó al creer que el perro lo guiaría por instinto a donde se encontraba su o sus dueños.

Fue de esa forma que llego a una zona donde se encontraban varias personas con sus respectivas mascotas, evito cruzar por el miedo y considero que sería lo correcto rodearlos y evitar una posible pelea entre perros, aun así no perdía la oportunidad de preguntar a los transeúntes que se cruzaban a su paso —¿Han visto a alguien que esté buscando un perro?— Cuestionaba aunque nadie le daba una respuesta positiva a lo que siguió avanzando sin dejar de preguntar a todo aquel con el que se cruzaba en el camino. Y mientras caminaba siendo guiado por el can, Kirtash pensó de manera fugaz en la posibilidad de adquirir una mascota aunque desistió pronto de la idea pues no consideraba que tuviera el tiempo suficiente como para hacerse cargo de un perro.

Pronto sus divagaciones mentales respecto a las ventajas y desventajas de tener un perro se vieron abruptamente interrumpidas al escuchar como alguien gritaba con extrema energía la ¿palabra? ¿Nombre? ¨Ro¨, pero no tardó mucho en hacer caso al llamado cuando el perro comenzó a ladrar y mover su cuerpo con demasiado ímpetu para su propio gusto, aunque eso podía significar solo una cosa y no hubo duda cuando la joven frente a él se acercó a acariciar al can.

Cualquier muestra de escepticismo respecto a la veracidad de sus palabras fue erradicada al observar como ¨Ro¨ -como había escuchado a la joven llamarle- se mostraba de lo más alegre al reencontrarse con su dueña —Se podría decir que ¨Ro¨ me encontró a mí, se me hecho encima— Admitió con voz calma al tiempo que le tendía la correa a la joven, al final de cuentas el motivo de llevarla era para encontrarla así que no había sentido a que continuara sosteniendo la correa del perro —La fuente…— Musito para sí mismo y no recordaba haber visto dicha fuente lo que explicaba porque se había alejado tanto de la misma dejándose guiar por ¨el instinto¨ de su cuadrúpedo acompañante momentáneo.
avatar
Kirtash Leonhart
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 18
Monedas Monedas : 1041

Volver arriba Ir abajo

Re: En otoño no solo caen las hojas [Piv. Kirtash]

Mensaje por Mikaela Hisaki el Vie Dic 08, 2017 12:08 am

“Se podría decir que ¨Ro¨me encontró a mí, se me echó encima”  Al escuchar eso la muchacha se preocupó un poco por el hombre. –Lo lamento mucho, no suele hacer eso, pero no entiendo el porqué se alteró anteriormente- Comentó mientras que sujetaba con fuerza la correa de su mascota. Era preocupante si ese incidente podía tomarlo de manera más grave. –Disculpe las molestias causadas, espero que no le haya golpeado o mordido, desconozco lo que pudiera hacer si se altera, generalmente es más tranquila- Agrega mientras que busca en su bolso una galleta para perros y se la entrega a su perra agachándose hasta su altura mientras le acaricia cuando con delicadeza le toma la galleta con su fauces.

-¿No ha causado problemas?- Preguntó mientras se ponía nuevamente en pie. Ro se sentó a su lado mirando al hombre y ladrando de tal manera que la pelinegra observará rápidamente a su mascota. –Vaya, le ha agradado- comenta de manera  sutilmente sorprendida mientras acariciaba la cabeza de su mascota nuevamente. –Lamento no presentarme, mi nombre es Mikaela, y vuelvo a agradecerle por mantener a Ro controlada- Tras presentarse de la manera educada común de la muchacha sintió otra vez el tironeo de su mascota, éste se volvió a alterar  ladrando el lado contrario de su dueña, los constantes tironeos de Ro hacían que Mikaela extendiera el brazo de manera involuntaria, la fuerza del perro era mucha incluso para ella.

La joven estaba algo confundida por la razón de tanto ruido, miró en dirección hacia donde Ro ladraba y se percató que a lo lejos se veía una mujer peleando con un desconocido. Tal vez era alguien que quería robarle algo. La pelinegra con seriedad se acerca a la correa del perro y la suelta. Apenas la mascota sintió que fue libre, corrió en dirección de lo que sucedía ladrando con fuerza mientras que parecía capaz de devorar al desconocido. Desde lejos la joven veía la escena y notaba como el rufián escapó en cuanto notó que el perro se acercaba sin miedo.

-Si me disculpa…- Dijo con tranquilidad antes de ir hasta el lugar donde estaba por suceder  algo. Al llegar con la mujer conversó de manera rápida con ella, solo preguntando si estaba bien y si no le habían quitado nada. Por suerte Ro espantó al hombre a tiempo, Mikaela volvió a colocarle la correa a su mascota y saludando a la mujer camino nuevamente hasta donde se encontraba el hombre con el que hablaba anteriormente.
avatar
Mikaela Hisaki



Mensajes Mensajes : 798
Monedas Monedas : 1358

Volver arriba Ir abajo

Re: En otoño no solo caen las hojas [Piv. Kirtash]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.