Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Un instante de calma. [Libre]

Ir abajo

Un instante de calma. [Libre]

Mensaje por Kirtash Leonhart el Vie Oct 27, 2017 6:28 am

Realmente nunca creyó que dar clases a un grupo de adolescentes resultaría tan estresante, como empresario sabia como manejar a los empleados, imponer orden y respeto algo que sin duda aplico como profesor pero estaba esa variante hormonal característica de los jóvenes, esa inquietud, las ganas de comunicarse, de cuestionar, de retar y de divertirse, sabía que mantenerlos en silencio no era una batalla perdida, lo lograba pero eso cambiaba cuando salía del aula y al regresar se encontraba con el desorden y escándalo que le tomaba alrededor de un minuto calmar. Aun asi pese a que no eran del todo ¨desobedientes¨ al menos no en su presencia a excepción de uno que otro ¨gracioso¨ de la clase, el motivo de su estrés se debía solo a eso, su usual falta para relacionarse, su actitud severa y seriedad que adopto a lo largo de su  vida y la poca tolerancia a ciertos aspectos que con el tiempo no hacia más que disminuir sin mencionar que no soportaba la impuntualidad, más de un alumno ya se había llevado algún castigo por esa falta grave pero no parecía ser suficiente para que los demás comprendieran o escarmentaran y rectificaran su postura de llegar temprano a clases, aunque eso podía corregirlo con el tiempo, existían muchas formas de provocar angustia en los jóvenes y eso solo lo conseguían por sus propias irresponsabilidades y no porque él fuera cruel, o al menos no del todo.

Aun así no podía decir que el trabajo no le gustaba, todo lo que le estresaba a su vez le servía como el perfecto distractor que necesitaba en su vida, un nuevo reto, algo completamente diferente y sin duda no pensaba desaprovechar la oportunidad al menos hasta que encontrara algo que llamara aún más su atención y le obligara a dejar su puesto como profesor, aun así eso estaba lejos de pasar al menos de momento, no podía pedir más pues se encontraba hasta cierto punto a gusto.

Sin embargo había momentos en los cuales necesitaba tiempo para sí mismo y aprovechaba los instantes en los cuales no estaba en clase para subir a la azotea, sabía que muchos aun estarían en clase y él ya había terminado al menos con el primer horario por lo que un momento de tranquilidad no le vendría mal hasta que fuera la hora para la segunda clase, fue así que nada más entrar a la azotea se dispuso a prender un cigarro, ni siquiera se molestó en cerrar la puerta con seguro pues estaba seguro –o al menos creía- que a esa hora todos los alumnos estarían en clase.
avatar
Kirtash Leonhart
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 18
Monedas Monedas : 892

Volver arriba Ir abajo

Re: Un instante de calma. [Libre]

Mensaje por Anastasia Dimitrov el Sáb Nov 18, 2017 10:11 pm

Le dio una última sonrisa al profesor a la vez que éste le devolvía el gesto, salió de la sala con premura y cerró la puerta a la vez que soltaba un suspiro ¿cuánto tardaría él en notar que su estadía en el baño estaba haciéndose demasiado larga? Meneó la cabeza y tomó el celular entre sus manos mientras buscaba el contacto de su tío, quien había tratado de contactarla en horario de clase, no le gustaba tomar el móvil en el aula porque por lo general, tenía muchos problemas, pero siempre podía salir de clases para hacer llamados, ¿no? Escuchó el pitido a la vez que colocaba el aparato en torno a su oreja con su mano derecha, mientras dirigía su caminata hacia una de las máquinas expendedoras.

—¿Ana?

—Tío —Sonrió suave, a la vez que giraba por un pasillo, miraba a lo largo y fruncía el ceño, por un momento se sintió perdida—, me habías llamado.

—Sí, Ana, cuánto lo siento, no insistí cuando me fijé en la hora —hubo una pausa—. Debes estar en clases, ¿estás muy ocupada?

Anastasia se mordió el labio inferior a la vez que giraba por otro pasillo, encontrándose frente a frente con una máquina expendedora.

—¡No, no! —respondió rápidamente, buscó en uno de los bolsillos y sacó una moneda, la dejó caer rápidamente por la ranura, sonriendo al ver que la máquina reconocía el cambio— Puedes decirme, no hay problema.

Hubo otra pausa, más incómoda que la anterior.

—Ana, debo salir del país, debo juntarme con Caitlyn para…

—Es el trámite de divorcio, ¿verdad? —interrumpió sin darle demasiadas vueltas. Un suspiro del otro lado del teléfono le indicó que había acertado—. Oh, tío, cuánto lo siento…

—No es nada, Anastasia, las cosas estaban mal hacía mucho.

La chica se quedó muy quieta por unos instantes, sin apretar botón alguno para elegir el café.

—¿Qué ocurre, tío? —Presionó el botón, mientras escuchaba un suspiro más del hombre al otro lado de la línea—. ¿Qué está mal?

—Anastasia, nada. Sólo que… sé que estás sola en casa, tus padres están fuera de la ciudad por viajes de negocios, ¿verdad? Tú sabes que te quiero como una hija, en casa tenemos un cuarto para ti y… Ana, necesito que cuides a los chicos, ¿podrías hacerlo mientras viajo fuera?

—Oh…—se tensó mientras veía cómo caía el contenido café en un vaso, tragó saliva y miró hacia los lados antes de agarrarlo y caminar nuevamente por el pasillo sin destino fijo. ¿Qué se supone que debía responderle, que sus hijos eran sádicos, unos demonios provenientes del mal y muy probablemente terminarían trastornándola? No podía, su tío había sido incondicional a ella, debía retribuirle. Asintió dos veces antes de notar que estaba hablando por teléfono y que él no podía verle, rodó los ojos antes de responder—. Sí, supongo que no habría problema —musitó, no muy convencida. Una exhalación de alivio del otro lado de la línea le obligó a sonreír—, ¿cuándo te vas?

—En dos días, ya tengo el boleto para abordar avión, lo compré hace una semana por internet.

Genial, ¿y por qué no le avisó antes? Con algo de suerte hubiese encontrado una niñera capacitada para… No, era una idea rápidamente descartable, los trillizos siempre lograban espantarlas a todas y siempre era ella la que terminaba a su cuidado.

“Con algo de suerte, todavía sigo con vida para cuando regrese”, pensó.

Luego de despedirse y recibir repetidamente las gracias de su tío, guardó el celular de su bolsillo y subió lentamente las escaleras con dirección a la azotea, buscando un lugar tranquilo para quejarse de sus amargos días en una soledad pacífica.

Se detuvo justo antes de notar al hombre que se encontraba disfrutando de su cigarrillo y mordió su lengua, parecía ser un profesor ¿podría pasar hasta el borde sin que él lo notase para disfrutar de su café en compañía del viento que pegaba? ¿sería mejor hablarle o quedarse en silencio, mirando a la nada, rogando por no ser reprendida?

—Si tú la dicha buscar sabes…—murmuró al viento, tomando un mechón de su cabello y llevándolo hasta atrás de su oreja.
avatar
Anastasia Dimitrov



Mensajes Mensajes : 268
Monedas Monedas : 7986

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.