Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

La vie en rose [Privado] [+18]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

La vie en rose [Privado] [+18]

Mensaje por Claire Black el Jue Sep 21, 2017 10:56 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Silvano nos invitó a ir a una cena entre dueños de exclusivos bares de Paris y obviamente como buen amigo y socio nos invitó. Según él iba a ser una cena sencilla, pero cuando Soraya me enseñó una foto de su vestido casi escupo lo que estaba bebiendo porque eso para una cenita normal no era. ¡Iba a ir despampanante de la mano de su esposo! Como no quería desentonar entre toda esa gente, tuve que abortar la decisión de llevar un vestidito sencillo. Fui a mi vestidor de inmediato para buscar uno más elegante... Pero no conseguí decidirme. Natzu que pasaba por el pasillo me escuchó decir "no tengo NADA que ponerme" y como ella tenía ropa más sofisticada me prestó un vestido azul marino de dos piezas que nunca se puso.

Más feliz que una perdiz llegó el día acordado... Pero yo tenía planes también para los días siguientes. Como era nuestro aniversario justo un día después de la cena, reservé tres noches en la suite un hotel de los mejores de Paris solo para él y para mi. Iríamos a hacer turismo por la ciudad del amor, crear momentos inolvidables, disfrutar de champán, jacuzzi en la teraza, impresionante piscina interior y una cama King size entre otras muchas cosas más. ¿Me costó un riñón? Si. ¿Tuve que pagar adicional por spa privado, champagne, el paquete especial romántico y el desayuno buffet incluido? También. Pero no me arrepentía porque tenía ahorros más que suficientes y hacía tiempo que no compraba nada. Se localizaba a quince minutos a pie de la Torre eiffel, lo cual le inflaba algo más de precio. Ese mismo día en secreto hice dos maletas, una con mis cosas y la segunda con las de mi chico. Las metí sin que se diera cuenta de nada, aunque se extrañó mucho en la tarde ver como su ropero estaba la mitad vacío... Le monté una excusa que no se si creyó... ¡Prometí ser sincera pero no quería aguar mi sorpresa de aniversario!

- ¿Te he dicho ya hoy que te quiero comer a besos? -Dije mientras le ponía una corbata con una sonrisa pícara- Te ves tan bien con traje que ya te lo quiero quitar.

Pero ya se lo quitaría esa misma noche con paciencia. Antes de salir de su apartamento en vez de ponerme mis taconazos me calcé unas deportivas, pues conducir con tacones estaba prohibido y podían multarme. Fuimos a París en mi coche Stevie sin ningún problema, menos mal el sitio tenía aparcamiento privado que si no... Me puse los tacones al bajar y entramos al lugar de la cena, super elegante. Aquello parecía una fiesta VIP, porque hasta un portero nos pidió el nombre y dni para poder entrar a ver si estábamos en la lista. Por fin que nos dieron permiso entramos en la zona de la cena... Había mucha gente. Había mesas redondas con diez sillas cada una, nos sentaron en la mesa de Silvano y conocimos a bastante gente influyente y sobre todo inteligente para los negocios. Algunos hasta nos dieron su tarjeta porque les caímos bien. Los menús fueron deliciosos y no me quedé con nada de hambre. ¡Al final y hasta me lo pasé bien! Obviando las preguntas de "¿Estáis casados?" o la favorita de Soraya "¿Y cuándo os vais a casar?".

Nosotros fuimos de los primeros en irnos, alegando que teníamos que volver pronto para no conducir tan entrada la madrugada. Para ir al hotel tenía que desviarme del camino de vuelta a Sweet Valley, asique así lo hice y llegamos hasta el hotel. Al aparcar saqué las dos maletas del maletero.

- ¡Sorpresa! -Dije al bajar la puerta del maletero- Este será nuestro lugar de descanso hasta dentro de tres días.

En el hotel nos acercamos al mostrador para comprobar lo típico y nos dieron dos tarjetas, que habrían la puerta de la suit. Estaba living por ver la reacción de mi hombre con mi sorpresita de aniversario, aunque faltaran solo un par de horas para que eso sucediera. Pasamos al ascensor y le di a la planta más alta de todas, llevándonos al poco a un elegante pasillo. Busqué la habitación y metí la tarjetita en la ranura que nos dejó entrar. Pasamos y la introduje en el hueco para que diera la electricidad y se encendió la luz, dejando la magnífica suit iluminada. Dejé la maleta y mi bolso al lado de la puerta para inspeccionar todo.

- ¡Wow es mucho más espectacular que en las fotos! -Fui corriendo a ver el baño, el balcón los sofás, pero sobre todo la cama. Me quité los taconazos color crema y me tiré a la cama gigantesca. - ¡Si cupiera en mi habitación me compraría una cama de estas!

Grité muy feliz, disfrutando de la reacción de mi novio. Me levanté y le enseñé una botella de champán caro que había al lado del minibar, dentro de un cubo con hielo.

- ¿Te apetece probarla ahora o... después de que te quite la corbata?

Pregunté abrazando a mi hombre bello. Entre besos lentos, comencé a desabrochar algunos de los botones de su camisa. Pero sonó el tono de correo electrónico de mi teléfono móvil. Como los móviles solo iban a molestar decidí ir a cortar el problema de raíz.

- Voy a ponerlo en silencio. -Volví al lugar donde dejé mi bolso y cogí mi móvil poniéndolo en silencio. El correo electrónico no me sonaba familiar y casi nadie tenía mi email personal, asique lo abrí para echarle un ligero vistazo. Quedé sorprendida al ver que el remitente era de una de las personas que más me desagradaban en el instituto- ¿Nellie Gossip nos espiaba y grababa peleando?

Dije perpleja, viendo un montón de archivos de video numerados por fecha. En las miniaturas se podía ver perfectamente el primer fotograma del video y si, salíamos nosotros. Mientras ponía la contraseña que nos dieron del wifi gratuito del hotel me tiré a la cama descargando el primer video para verlo en pantalla completa... Esto prometía. Cogí uno de los pétalos de rosa y me lo puse en la nariz, aunque eran artificiales olian muy bien... y ya estaba deseando ver que traia el pack romántico para disfrutar con mi hombre...

vestido:

suite:


















La White Suite está ubicada en la última planta del hotel: el Sky Floor (planta al cielo abierto). La combinación del diseño y la gran naturaleza de la suite de Olivier Lapidus le ofrece una experiencia única.
Esta luminosa suite se compone de un salón separado, un dormitorio, un cuarto de baño con una bañera de diseño Aquamass creada por Olivier Lapidus y una ducha. Unas escaleras comunican su habitación con una terraza privada equipada con una cubierta superior y un jacuzzi.

36,5 m2
Terraza
Bañera y ducha
Caja de seguridad
Minibar
Secador de pelo
Televisión de pantalla plana
Wifi gratuito
Máquina de café Expresso
Acceso al balneario




                                 

    ●FichaCronologíaRelacionesVoz●                  

:All of me loves all of you:
:Cositas lindas:

avatar
Claire Black



Mensajes Mensajes : 10826
Monedas Monedas : 65151

Volver arriba Ir abajo


Re: La vie en rose [Privado] [+18]

Mensaje por Hiroshi Anzai el Jue Dic 07, 2017 12:19 am

Luego de que me entregara la esponja y así le ayudara a enjabonarse, soltó ese comentario acerca de lo insaciable que era, lo cual me hizo reir divertido, sobre todo porque dijo que le gustaba complacerme. ¡Demonios, como sabe excitarme esta bella mujer!. - Que bien que me conoces, Gatita. Y solo tu me pones así de cachondo todo el tiempo - respondí guiñándole un ojo con coquetería, justo antes de darme la vuelta para que ella me lavara ahora la espalda.

Por su risa, supuse que me había dejado más rayas que a un puto tiger en nuestro más reciente encuentro de placer y lujuria. Va, no me molestaba en lo absoluto aquello, ni que alguien me fuera a ver la espalda para comprobar que tan duro y salvaje era nuestro sexo juntos... Lo gracioso es que pasamos el resto del rato en la ducha, entre decir tonterías y reir de forma despreocupada mientras terminábamos de echarnos jabón y quedarnos totalmente limpios. Parece mentira, pero son esos momentos los que más aprecio de nuestra relación. ¡Eso y la grandiosa vida sexual que llevamos!

Salimos de la ducha y nos vestimos los albornoces que traje, caminando hasta la cama y acostándonos allí totalmente relajados. No pude evitar preguntar como demonios hizo para hacer mi maleta sin que me enterara, y vaya que por momentos me olvidaba de lo desquiciada y perspicaz de mi mujer... Al poco rato dijo que iría por su bata, y yo inmediatamente respondí con mucha convicción - Espero que no sea la bata de "los pollos hermanos" cortarollos... ¡Aunque hoy creo que ni ellos podrán detenerme! -.

Le vi desaparecer tras entrar al baño, y comencé a preguntarme que podiamos hacer ahora. Bueno, todavía quedaban como quince minutos para el segundo round, así que tal vez un juego previo no estaría mal... O quizás otro poco de champán para ponernos en buena sintonía... O tal vez... - ¡Demonios! ¡Te ves espectacular! - fue lo primero que dije al observar a mi mujer tras que regresara e interrumpiera mis pensamientos con aquel conjunto sensual que llamó mi atención más rápido de lo que esperaría cualquiera.

Joder, y para rematar se suelta el cabello y me hace esa pose sexy mientras llevaba aquella ropa interior roja. En ese instante solo le observé de arriba a abajo, comiendomela con los ojos y casi seguro que incluso me relamí los labios... ¡A la mierda el tiempo que faltara! ¡La quiero hacer mía de nuevo ya mismo!.

+18:
Me levanté de la cama y me coloqué a su lado, soltando el amarre que mantenía mi albornoz totalmente cerrado, lo que hizo que se entreabriera para mostrar mi cuerpo desnudo. Mi amigo mostraba lígeras señales de querer participar, pero aún es muy temprano para gozar enteramente aquel escultural cuerpo. Me lo tomaría con calma en esta ocasión, disfrutando cada segundo del contacto de su suave y pura piel.

Le tomé el rostro con mi mano derecha e hice que me mirara directamente a los ojos. Sonreí con mucha coquetería, y acerqué mis labios para darle un beso que empezó lento y suave, y se convirtió en una tormenta de pasión violenta, en donde nuestras lenguas luchaban por regalar la locura al ser ajeno. Pero ya no solo me conformaba con tener su boca, así que mis labios empezaron a recorrer su mejilla y terminaron en su sensual cuello, en donde los besos traviesos llenaban cada centímetro de su piel, e incluso le acariciaba con la lengua con mucha lujuria. Con mi mano libre hice que la bata roja de seda se deslizara por sus hombros, permitiéndome tener mejor acceso a su cuerpo.

Tras aquello, la cargué entre mis brazos como una reina y la acosté en la cama con delicadeza. Frente a sus ojos, dejé caer la bata de baño que cubría anteriormente mi cuerpo, y luego me eché justo a su lado. Tomé una de sus manos y la llevé a mi pecho desnudo, justo porque sabía lo mucho que le encantaba recorrer con sus dedos mis músculos. Luego de ello, mis dedos empezaron a recorrer sus gloriosa cintura, y jugaban con sus firmes glúteos mientras le observaba con deseo. - Creo que tengo un par de ideas divertidas para este momento. ¿Quieres probar alguna, Gatita? - le dije con tono sensual.



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 25975

Volver arriba Ir abajo

Re: La vie en rose [Privado] [+18]

Mensaje por Claire Black el Jue Dic 07, 2017 5:36 pm

+18:
No me extrañó en lo absoluto que saltara de la cama y se quitara el albornoz en menos que canta un gallo cuando me vio con ese conjunto rojo más el gesto de mi cabello. Incluso su amiguito estaba esforzándose en querer participar de nuevo en la aventura por mi piel. Nuestros ojos entraron en contacto y me besó con dulzura hasta convertirse en algo totalmente opuesto a eso, nos comíamos el uno al otro con pasión... Luego decidió que recorrería mi cuello a besos lentos y yo me dejé hacer, echandome a reír cuando me trató como la gran reina que soy tomándome en volandas hasta llevarme a la cama. Recorrer sus músculos y perderme entre su piel era lo que más quería, pero antes...

-  Nada me encantaría más que me mostraras tus ideas divertidas, pero debes esperar un momento... -Dije sonriendo, en un tono pícaro que se podía entrever que la siguiente acción no sería para nada inocente-  Tengo otro regalito para ti muy especial que espero que te haga mucha ilusión...

Me levanté de la cama y le lancé un besito cuando caminé unos pasos. Me acerqué una vez más a la maleta y de ahí saqué una caja de regalo con un lazo rojo muy llamativo. Regresé y me senté en la cama sentándome en el centro, entregándole el regalito. Dentro la cajita se encontraba un botecito de lubricante a base de agua, un mando con tres botones y una cosita con forma de huevo de silicona de color rosa a prueba de agua. Ese aparato con forma de huevo atado con un hilo resistente servía para que se entretuviera con dándome estimulación externa de miz zonas erógenas y mi intimidad. Lo genial era que llevaba un mando a distancia para controlar la vibración del aparato, y podía hacerlo en cualquier lugar sin que nadie se diera cuenta. El mando permitía cambiar de velocidad, intensidad y de patrones de vibración... Vamos, que se iba a divertir de lo lindo. Lo más seguro es que de juguetitos existentes solo compraría ese, ya que para llegar al cielo no necesitaba nada más que a mi hombre sensual que me volvía loca.

-   Espero que te guste tanto como a mi. Lo probé yo misma el otro día pensando en ti...

Fue... Interesante. Muy interesante. Tanto que no duré ni cinco minutos cuando me lo puse en el clitoris.




                                 

    ●FichaCronologíaRelacionesVoz●                  

:All of me loves all of you:
:Cositas lindas:

avatar
Claire Black



Mensajes Mensajes : 10826
Monedas Monedas : 65151

Volver arriba Ir abajo

Re: La vie en rose [Privado] [+18]

Mensaje por Hiroshi Anzai el Vie Dic 08, 2017 11:44 pm

+18:
Demonios, hoy mi mujer estaba más juguetona y sensual que de costumbre, y siendo honesto, no me molestaba en lo absoluto aquello. Estaba disfrutando cada momento de esta noche, rápidamente se convertía en mi favorita de todos los tiempos. - ¿Así que otro regalo, eh? Prometo que me quedaré aquí tranquilito mientras espero - respondí con una sonrisa pícara en los labios, para luego verle levantarse de la cama y caminar una vez más hacia su maleta. A saber que otra "sorpresa" habrá preparado para mi...

No tardó demasiado en regresar con una misteriosa cajita con lazo rojo, lo cual me tenía intrigado. La tomé entre mis manos y la abrí con una sonrisa llena de expectativas. Joder, ¡y bien que valió la pena esperar!. - Vaya, vaya. Esta si que es una agradable sorpresa - dije en tono pícaro mientras tomaba entre mis manos un famoso huevo vibrador. Por supuesto que no era la primera vez que veía uno de estos, aunque seguramente si sería la única que no me molestara que una mujer me pidiera utilizarlo con ella. - Como soy bueno contigo, te dejaré tener el mando un ratito - agregué con total confianza mientras le extendía la caja para que tomara el implemento que controlaba las vibraciones del emocionante aparato.

Claro que, antes tenía que hacer algo con la sensual ropa que cubría mis puntos de interés para utilizar el juguetito. Pero primero... - Necesito un par de cosillas para hacer todo más interesante. Tu ve a buscar uno de esos endemoniadamente deliciosos preservativos super delgados, que yo me encargo de buscar las otras dos para complementar - le pedí con un aire de lujuria que posiblemente dejaba entrever parte de mi plan de entretenimiento. Una vez que aceptó, le tomé del rostro como lo hice antes y le di otro beso apasionado antes de separarnos en busca de aire y los divertidos implementos.

Yo fui como una veloz liebre al baño, y encontré sobre la encimera la famosa venda de satén negra, la cual tomé de inmediato. Salí de allí y encontré con la mirada el bote en donde se encontraba la otra, haciéndome con ella al instante. Para cuando mi bella novia regresó a mi lado, me encontró sentado en la silla del escritorio en dirección a la cama, totalmente desnudo y jugando con las vendas en mis manos. Me entregó el preservativo que le pedí, y entonces pregunté con total descaro y tono sensual - ¿Me regalas un sexy strip tease? Me muero por verte hacer uno -. Esperaba que accediera a hacerlo, porque en verdad me excitaba solo pensar en verle en un baile erótico solo para mi.



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 25975

Volver arriba Ir abajo

Re: La vie en rose [Privado] [+18]

Mensaje por Claire Black el Sáb Dic 09, 2017 5:12 pm

+18:
A Hiro le encantó el regalito, lo cual era de esperar... y lo íbamos a utilizar bastante a lo largo del tiempo. Cogí el mando de su nuevo entrenamiento, ya que me ofreció tenerlo por un rato y no iba a desaprovechar la oportunidad de usarlo.

- De acuerdo, así te muestro cómo funciona.

Pero él ya tenía preparado un plan antes que ese y lo llevaríamos a cabo en breves. Me mandó a por otro preservativo de los de antes mientras él preparaba su plan. Asentí y antes que nada me dio un beso que casi me deja sin respiración de lo rico que fue. Marché hacia mi maleta y saqué de la cajita de cartón que los protegía otro de los preservativos que tanto le gustaron a mi hombre y regresé a donde se encontraba. Llevaba en las manos las dos vendas negras del pack de bienvenida. Le entregué la fundita de latex y me quedé pensativa ¡Como me atara las manos le iba a matar, con lo que me gustaba a mi sentir todo con las manos...! Y entonces me pidió que le bailara para sacarme la poca ropa que llevaba puesta.

- Espero que disfrutes la función especial solo para ti, mi fiera...

No es que me apeteciera demasiado y menos sin música de fondo, pero si a mi hombre le ponía a mil pues yo iba a complacerle con mucho gusto. Sin perder el contacto visual comencé con un bailecillo improvisado moviendo las caderas y tocandome el cuerpo, me quité la bata tirándola por algún lugar del cuarto. Me perdí por el pasillo dejándolo una vez más solo y saqué de la maleta un iPod viejo y un pequeño altavoz que traje por si pasaba una cosa así... Y ya tenía una canción en mi cabeza. Fui hacia él y dejé ambas cosas en el escritorio, las conecté y puse "The Grind" de Aerosmith. Y ahí comenzaba la fiesta de verdad, mientras susurraba la letra de la canción.

Me acerqué coqueta, yendo poco a poco bajando mi cuerpo entre sus piernas moviendo las caderas, de frente y sin tocarle en ningún momento con la parte de mi intimidad- I never thought a first time love would ever last-Me quité de encima y me di la vuelta, abrí sus piernas y me posicioné sin tocarlo en el hueco que quedó libre delante de él moviendo en círculos ese culito que tanto le gustaba ver... Y tocar- How could a kiss like that knock me flat on my ass, Heh hea... The burning bed, The roses dead, And now I'm dancing with myself -Me levanté y di una vuelta sobre mi misma, bajando lentamente hasta quedar agachada, acercar mi rostro a su cuerpo y subir de forma pausada nuevamente. Pude ver muy de cerca como su amiguito se volvía a poner contento por momentos. Estuve un ratito provocándole con miradas mientras subía y bajaba por su torso desnudo- Yeah... I'm missing you, Just like you want me to, You made me trip into the grind, Now I can't get'choo off of my mind -Me lenvante, fui quitandome el sujetador mientras daba vueltas lentas despampanantes para que no se perdiera detalle ni por adelante ni por atrás.- Yeah... your sweet talking hip shaking wobble gonna blow a man away, Kiss butt... and guess what,  Even double crossin' dogs have their day... ha-Lancé la prenda hacia atrás- So forget about... regret about... you're right I ain't afraid to say, Yeah... I'm missing you, Just like you want me to -Me senté de espaldas en el hueco libre que dejó al abrir las piernas y tome sus manos desde atrás para que acariciara desde mis pechos hasta mis caderas- You made me trip into the grind, Now I can't get'choo off... -Me deslicé hasta el suelo quedando de rodillas con las piernas abiertas - And the more I try, Leads to the same old why -Gateé hasta avanzar un poquito y me di la vuelta tumbada en el suelo- You made me slip into the grind, Now I can't get'choo off of the cloud we was on-Subí ambas piernas tocándolas y me arrastré hacia alante posicionando mis piernas abiertas en las suyas, dejándolas caer a los lados- And now it's all gone
Tell me why... why... why... why..., Why ain't I getting thorugh
-Me acaricié los muslos mirándole fijamente, le guiñé un ojo y después di una voltereta hacia atrás - Ain't no lie there out of love... love... love Tell me was it good... for you Tell me what'choo want -Me levanté y recorrí el lado izquierdo de la silla poniéndome detrás de mi hombre acariciando su pecho. Volví unos pasos sobre mis pies y subí el pie derecho hasta posarlo en el hueco libre de la silla, acariciandome la pierna justo después. Volvi frente a él, de espaldas, y comencé a bajarme las braguitas lentamente - Yeah... cause I'm missing you, Just like you knew I'd do, You made me trip into the grind -Las tomé y las lancé hasta donde cayó el sujetador. Me subí a la silla, y bajé moviendo las caderas en círculos, casi hasta tocar a su amigo despierto, apoyando las manos en sus hombros. - Now I can't get'choo off... And I know I tried, Leads to the same old why, You made me trip into the grind, Now I can't... can't... can't get you... Get you... Get you... Get you... Get you... Get'choo... Get'choo... Get'choo... -Más de esos sensuales movimientos hasta que bajé de nuevo hasta abajo, moviendo mi cabeza para que mi pelo se moviera descontrolado y me levanté inclinando mi trasero hacia él para que me lo azotara- Off of my mind... mind... mind... mind... mind...

Acabó justo ahí la canción y sentí la nalgada, a lo que exclamé un grito divertido y comencé a reír. ¿¡Me había lucido o no!?
Spoiler:


Ver desde el segundo 10, quitale el volumen y dale play a la canción.





                                 

    ●FichaCronologíaRelacionesVoz●                  

:All of me loves all of you:
:Cositas lindas:

avatar
Claire Black



Mensajes Mensajes : 10826
Monedas Monedas : 65151

Volver arriba Ir abajo

Re: La vie en rose [Privado] [+18]

Mensaje por Hiroshi Anzai el Sáb Dic 09, 2017 7:00 pm

+18:
Sonreí de oreja a oreja cuando dijo que lo haría para mi. Y me quedé pacientemente sentado mientras ella se acercaba una vez a su maleta y ahora traía un conjunto musical para acompañar sus sensuales movimientos. - Demonios, ¿qué NO traes en esa mágica maleta? - mencioné en tono algo bromista, para luego guardar silencio totalmente el momento que la música y el espectáculo comenzó.

Me quedé quieto como un buen niño, aunque verle mover así las caderas y sentir la confianza que desprendía con total sensualidad me lo hacía muy complicado. Cada segundo me la comía con la mirada de mil formas distintas, y estuve seguro que ella lo notó en más de una forma, porque mi miembro empezaba a ganar firmeza con cada nuevo movimiento de su ardiente cuerpo. La curva que vivía en mis labios en aquel instante quemaba tanto como su mirada coqueta, y para que negar que más de una vez me relamí los labios indicándole que estaba disfrutando del show plenamente.

La ropa interior voló por el aire, y ahora su cuerpo estaba totalmente libre y en toda su gloria. Claro que, seguía yo allí portándome bien y esperando a que acabara el baile para hacerle mi crítica personal... Gocé muchísimo el recorrer su cuerpo de arriba a abajo cuando ella misma me lo permitió, y mierda, ¡más excitado no podía estar!. Y cuando me puso su hermoso culito al frente, no pude evitar darle una nalgada pícara que le hizo gritar y reir. - Por un demonio, ¡eso fue espectacular! - dije mientras me levantaba de la silla, y con el preservativo, el huevo y su mando, y las cintas firmemente agarrados, utilicé mi mano libre para tomar la suya y llevarla a la otra estancia de la habitación, la cual funcionaba como una especie de salón.

- Ahora es mi turno de divertirte un poco - declaré mientras dejaba las cosas que necesitaba sobre el posamanos del sillón, para luego colocarme a su espalda y vendarle sus ojos con una de las cintas negras de satén. Después de terminar esa tarea, empecé a comerle el cuello con besos sensuales mientras mis manos recorrían sus pechos eróticamente, jugando con sus pezones con pellizcos suaves para hacerles sentir un poco de electricidad.

Una de mis manos bajó traviesamente hasta su pelvis, y los dedos recorrieron la zona del clítoris que tan bien conocía. En ese mismo instante mi boca se encontraba mordisqueando sensualmente su oreja. Podía sentir como el calor de nuestros cuerpos se elevaba, y para que negar que yo ya estaba listo para la siguiente parte de este juego. - Ahora viene lo mejor - susurré en su oido, para luego separarme por un instante y preparar lo siguiente.

Estando tan excitado, aproveché para ponerme el preservativo super delgado, para después tomar la mano de mi mujer y sentarnos en el sillón. Primero yo, luego ella de espaldas a mi. Mi pene quedó entre sus piernas, y estaba seguro que ella lo notó de inmediato por lo erguido que se encontraba. - Tendrás que apoyarte un poco el posamanos, pero te aseguro que valdrá la pena - le dije con tono sensual, mientras le ponía el pequeño mando entre sus dedos.

Con la mano izquierda tomé el huevo vibrador y empecé a recorrer los alrededores de su ingle, y ella supo de inmediato de que se trataba todo, por lo que encendió el divertido aparatito. Podía sentir entre mis dedos como vibraba suavemente en un comienzo, y por ello lo coloqué muy cerca del clítoris. Con la mano derecha comencé a masajear suavemente los labios de la vagina, que poco a poco se sentía más húmeda. - Cuando tu quieras, hay alguien que quiere visitar a su amiga una vez más y está esperando deseoso - mencioné con total confianza, introduciendo el dedo del corazón de mi mano derecha como un pequeño preliminar al futuro encuentro.



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 25975

Volver arriba Ir abajo

Re: La vie en rose [Privado] [+18]

Mensaje por Claire Black el Dom Dic 10, 2017 10:03 am

+18:
Y tanto que le gustó que sin rozarme ya me estaba comiendo con la mirada... La que me esperaba pensé cuando le vi con todos esos implementos divinos. Me vendó los ojos con la misma cinta con la que le tapé los suyos hace un rato y sonreí con diversión esperando a ver qué iba a hacer.

- Diviértete conmigo todo lo que quieras, mi amor.

Sus besos encendían mi piel y sus caricias me quemaban por completo... Sobre todo cuando me metía mano con total libertad. Ronrroneé por su mordisqueo y el surrurro en mi oído mientras me tocaba mi intimidad... Como sabía como ponerme a mil el desgraciado. Me guió hasta sentarme encima de él en el sillón negro, posé una mano donde me dijo para no caer y con la otra me dio una cosita rectangular que recorrí con mi dedo pulgar, reconociendolo por los tres botoncitos como el mando de su regalo.

- Estás deseando que lo pruebe eh... Si tanto insistes por mi no hay ningún problema.

Pasó la bola de silicona por los alrededores de mi entrepierna y encendí el aparatito que en ese momento se hallaba en una zona muy sensible. Suspiré de forma placentera por el roce vibrante que no cesaba. Sin avisar metió un dedito en mi vagina, haciendo que casi diera un pequeño salto de la impresión.

- Pero mira que eres malo... Cómo sabes que eso me pone "cariñosa", sin vergüenza

Abrí más las piernas para que su dedo tuviera más acceso a mi interior, que cada vez estaba más lubricado. Llevé mi mano libre hacia su pene y para que no perdiera su robustez comencé a masturbarlo con delicadeza. Todavía no era hora de cabalgar hasta quedar exhaustos.

- Índice -supo a lo que me refería al instante y accedió sin chistar, siendo penetrada esta vez por el índice y el corazón a la vez. Solté un suspiro de satisfacción al sentirlos juntos por primera vez, excitandome cada vez más... Entre eso y el juguete me estaba volviendo loquita- Sigue... Lo haces tan bien... -Mis suspiros se convirtieron en jadeos, y los jadeos en gemidos cuando subí la velocidad de vibración al segundo nivel. Aquello era una delicia y sinceramente no tardaría en terminar a ese paso.  - Tus dedos son pecado, me encanta que los uses... Todo tú eres mi pecado... Ojalá pudiera explicar con palabras lo jodidamente genial que se siente tenerte dentro de todas las formas posibles. -Subí dos niveles de intensidad al aparatito rosado- Mmm Hiro... Dios... sigue...sigue... ¡Sigue! por favor... ¡N-NO pares ahora!

Entre los dedos de mi hombre que seguía dándome placer y yo de bestia que puse el huevo al nivel diez, mis gemidos se tornaron desesperados. La explosión de sensaciones no fue pequeña precisamente cuando llegué al climax final en un abrir y cerrar de ojos... Ese vibrador era el diablo, me ponía muy cachonda. Me quedé sin aliento temblando por el orgasmo tan maravilloso que acababa de tener.  ¿Y pensaba que se iba a quedar sin juego con su amiguita? ¡Ni de broma! Su  campeón no se iba a quedar sin fiesta. Dejé el mando a un lado del sofá no son antes apagarlo para no utilizarlo más por esta sesión.

- Si supieras las veces que he pensado en ti mientras me toco a solas en mi habitación para practicar cómo tener multiorgasmos... -Dije, dejando entrever que iba a montarle de un momento a otro- Que pícara soy ¿No crees?

Totalmente cegada por la cinta con ayuda de mis manos subí un poco el cuerpo y lo bajé cuando estaba rozando la punta de su miembro con mi cavidad. No costó demasiado trabajo la penetración por lo mojada que estaba y no tuve ninguna molestia a pesar de que estaba más sensible a las sensaciones que me provocaba en mi cuerpo aquel hombre sensual.

- Una vez que consigo el orgasmo, si sigo con la estimulación antes de que disminuya la tensión sexual, puedo conseguir llegar a otro. Si empiezo lento, si no solo hará otra cosa que hacerme daño. -Sonreí comenzando a moverme de arriba hacia abajo, muy lentamente- Todo está en la concentración. Que me trates dulcemente con gentileza. Cuando empiece a gemir ir aumentando el ritmo... Hasta que vea que no puedo más y me penetres como tú sabes hacerlo... Y por último tener otro orgasmo más intenso y largo. -Mi sonrisa se ensanchó, sin parar de moverme hacia arriba y hacia abajo- O mi amiguita está muy estrecha o tu chico está deseoso por querer cabalgarme de una buena vez, porque lo noto más duro que cuando te estaba tocando mientras me dabas placer... ¿Lo notas Hiroshi?

Puse la mano izquierda en el posabrazos para tener algo de equilibrio y con mi diestra comencé muy suavemente a acariciarme el clítoris soltando un gritito de placer por lo bajo. Ya conocía como me gustaba para volver a excitarme en una situación así...




                                 

    ●FichaCronologíaRelacionesVoz●                  

:All of me loves all of you:
:Cositas lindas:

avatar
Claire Black



Mensajes Mensajes : 10826
Monedas Monedas : 65151

Volver arriba Ir abajo

Re: La vie en rose [Privado] [+18]

Mensaje por Hiroshi Anzai el Mar Dic 12, 2017 1:17 am

+18:
Reí sensualmente travieso cuando mencionó que era malo con ella. Vamos, que ella sabía que solo me encantaba hacerle ver el paraiso todo lo que fuera posible. No solo tengo a mi fiel amigo que estaba siendo frotado en ese instante por las suaves manos de mi mujer, sino que soy un hombre de muchos recursos para lograr mi cometido, y Clay lo tenía muy claro. O de otra manera no habría solicitado el famoso "índice" para tener un poco más de diversión. - Tus deseos son órdenes, Gatita - susurré en su oido para seguir mordisqueando el lóbulo mientras el segundo de mis dedos penetraba su vagina como fue solicitado.

La humedad de su interior se sentía deliciosa, y eso solo me ponía a mí más lujurioso. Ahora el huevo fue posicionado más cerca de su clítoris, aumentando el efecto erótico en una gran proporción. Y ella pedía más... Me excitaba escucharle decir que continuara, que no me detuviera, que siguiera dándole placer, sus jadeos, sus gemidos. - No te contengas. Vive el placer con todo - le dije con total perversión y locura, y la castaña no tomó medidas en cumplir ese deseo, incluso elevando el nivel de vibración del aparato a un punto de perdición.

Por los temblores de su cuerpo supe de inmediato que el orgasmo que tuvo fue uno de los más intensos que le provoqué, y vaya que conocía muy bien cada rincón de su sensual figura. - Parece que te has divertido mucho, ¿eh? - exclamé con picardía mientras le sostenía por las piernas para que no se cayera del asiento. Para mi propia sorpresa, ella había estado preparándose para una ocasión como esta, y su confesión solo me calentaba más y más de lo que estaba en ese instante. - Demuestrame todo lo que tienes para mí, mujer pícara - le reté con aire cachondo, dejando el vibrador a un lado del sillón en el que estábamos. Necesitaría ambas manos libres para lo grandioso que viene a continuación.

En poco tiempo experimenté con mi propio miembro lo mojada que aún seguía mi novia, incluso siendo envuelto en las llamas de pasión de su vagina. Fue una penetración muy profunda, lo que solo aumentó el placer para ambos. Le escuchaba hablarme de su propia experiencia, aunque el lento movimiento de su cadera de arriba a abajo era muy distractivo para mi pobre cuerpo lujurioso. Creo que nunca antes estuve tan jodidamente excitado como en este momento, porque incluso Claire notó como mi pene se mantenía más firme que de costumbre. - Demonios, eres tú que me hace perder la maldita cabeza como ninguna otra mujer - confesé con una sinceridad brutal y un tono que no daba lugar a duda alguna.

Mis manos volvieron a su pecho descubierto, y con la yema de los dedos recorrí sus senos dulcemente, jugueteando con los pezones muy delicadamente. Sin embargo, era yo el que ahora comenzaba a jadear de placer con todo el movimiento de cintura que ritmicamente ejecutaba. - No te imaginas como deseo esto... Cuanto demonios me satisfaces, y como disfruto que me hagas sentir como un loco... Demonios, ni siquiera sé como diablos lo haces... Solo sé que tu eres la única que me enloquece, que puede calmar este fuego, con quien quiero esto... - dije enmedio de la puta sensación a gloria que recorría mi piel como electricidad, sin pensar previamente en que podría significar aquello.

La llama de su lujuria seguramente iba en aumento, porque sus movimientos de cadera iban acelerándose cada vez con más constancia. Pellizqué sus pezones con perversión, porque sabía que eso le pondría más cachonda. Podía escuchar su jadeo, casi sincronizado con el mio. Alcanzábamos un nuevo umbral celestial, y mi piel quemaba por vivir esa experiencia como ninguna otra. - Si... Si... Sé que quieres más rápido. Tu cuerpo me lo dice... - susurré a su oido, decidiendo tomar el control del momento, sujetando con mis manos cada una de sus piernas y siendo ahora el que controlaba la velocidad de penetración con mis movimientos de pelvis.

Solo esperaba una instrucción para asalvajarme... Una sola palabra que ella bien sabía que lograría desencadenar a la bestia interna que habitaba mi ser. Y entonces lo escuché como un puto coro de ángeles, y di rienda a todo lo que tenía dentro. Las penetraciones de mi miembro aumentaron de ritmo con una velocidad  más desenfrenada, y mis gemidos no se hicieron esperar, dejándole ver que estaba disfrutando demasiado de aquello. Me aferraba con más firmeza a sus piernas, y es que el placer no quería que se fuera. No estando tan cerca del maldito clímax más intenso de esta puta vida...

Iba más rápido que incluso cuando la puse contra la pared del baño, o cualquier otra ocasión en donde consumamos nuestra pasión con sexo intenso. Aún no lo sentía cerca, así que seguí y seguí durante interminables segundos. Pero sus gritos y gemidos eran el combustible de mi fuego, y no me detendría por nada... - Aaaaaahhhh - gruñí como poseido repetidamente... Y fue entonces que lo comencé a alcanzar, estaba casi a la puerta del endemoniado nirvana. Y ya no hablaba nada en absoluto, tan solo gemía mientras la respiración se entrecortaba de todo el esfuerzo lujurioso.

- ¡Demonios! - grité antes de sentir el temblor más hijo de puta de mi vida. Jamás en mi desgraciada vida como Don Juan llegué a este nivel de placer, ni siquiera en mis encuentros anteriores con la fogosa y bella mujer que era mi pareja. Estaba exhausto y completamente satisfecho, como si hubiese encontrado mi nueva religión en este tiempo que llaman existencia terrenal. Respiraba totalmente agotado, y ni siquiera tuve fuerzas para seguir sosteniendo a Claire como lo hice antes. - Demonios... ¿Qué... fue... eso? - le pregunté entrecortadamente a mi Gatita, quien también parecía tan cansada como yo.



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 25975

Volver arriba Ir abajo

Re: La vie en rose [Privado] [+18]

Mensaje por Claire Black el Mar Dic 12, 2017 11:37 pm

+18:
Mi hombre estaba prácticamente alucinando por mi aguante en la cama, tanto que ya empezaba a soltar por su boquita bonita que era la única para él, que le volvía loco... Sus caricias quemaban sobre mi piel muy receptiva por el estado en el que me encontraba y solo el simple roce de sus dedos sobre mis pezones me hacía gemir por lo bajo.

- Se que te vuelvo loco, me encanta... y el sentimiento es mutuo... Sacas mi lado lujurioso con cada roce que le dedicas a mi cuerpo que se estremece cada una de tus caricias.

Sintiendo ya mi zona más caliente, no paré de mimar mi punto clave mientras subía y bajaba el cuerpo un poco más rápido, que delicia marcar el ritmo en esa posición mientras me tocaba todos los puntos débiles de mi torso. Me agarré bien fuerte a los brazos del sillón antes de contestar a su provocación ¿Que si quería mas rápido? Ay por Dios... Iba a llevarme al paraíso por tercera vez en una noche.

- Cómeme.

La deliciosa palabra que utilizaba para que entendiera que estaba lista para alcanzar el éxtasis salió de mis labios con tono sensual. Después de eso mi hombre fuera de control me hacia suya de manera incesante perdiendo ambos totalmente la razón, a la vez que jadeábamos y gemíamos como nunca antes. Las sensaciones en mi intimidad eran totalmente indescriptibles a ese punto, no sentí algo así solita en mi habitación. Gritaba su nombre y mentaba a Dios en vano rogando que no parara... Y pasó lo más esperado: la primera en alcanzar la cima fui yo, con un orgasmo explosivo que hacía que sintiera por completo las contracciones de mi intimidad que envolvían la suya haciendo las penetraciones más eróticas de la vida. Normalmente un orgasmo duraba como tres o cuatro segundos... Pero se prolongó mágicamente como mínimo diez segundos... Diez putos, intensos y gloriosos segundos gimiendo como una desquiciada mientras me retorcía de puro placer. Los dos acabamos totalmente agotados y yo no tenía palabras, me faltaba el aliento. No podía hablar, solo tomaba aire apoyada en el pecho de Hiro. Me preguntó que fue eso, a lo que me sacó una sonrisa en medio de mis intentos de tomar aire.

- Tú y yo. Eso es lo que fue.

Estuvimos un ratito sentados ahí para recuperar fuerzas y finalmente con mucho cuidado me levanté haciendo una breve pequeña mueca cuando salió de mi interior. Me incliné hacia él que aún se encontraba sentado y besé sus labios suavemente con cariño.

- Te espero en el baño.

Le di un último besito, tomé nuestro juguete del diablo y saqué de la maleta un pequeño botecito para hacer espuma en la bañera, un gel especial para lavar al huevito y un trapito suave. Mientras lavaba el vibrador con mucho cuidado puse a llenar la bañera. Lo sequé con el trapo cuando ya lo vi limpio, dejé ambas cosas en la encimera al lado del grifo.
 

Agregué la espuma de baño debajo del chorro de agua y comenzó a hacer burbujas... Y luego espuma ¡Ups me pasé de mano! La bañera se empezó a llenar de espuma hasta arriba. Me puse un moñito en el pelo para que no se me mojara este.

- ¡Ven aquí dentro culito sexy!

Le dije animada, metiéndome en la bañera de agua templada. Para que no se escapara el agua o la espuma cerré la cristalera y saludé a mi hombre con la mano desde allí con la espuma por el cuello.




                                 

    ●FichaCronologíaRelacionesVoz●                  

:All of me loves all of you:
:Cositas lindas:

avatar
Claire Black



Mensajes Mensajes : 10826
Monedas Monedas : 65151

Volver arriba Ir abajo

Re: La vie en rose [Privado] [+18]

Mensaje por Hiroshi Anzai el Jue Dic 14, 2017 11:23 pm

+18:
Vaya, pensé que nada de lo que respondería a la tonta pregunta que hice me haría sonreir, pero el "tu y yo" fue tan cliché pero tan jodidamente correcto que no pude evitar curvar los labios con aire de satisfacción a la frase. - Vale, te doy la razón - agregué totalmente de acuerdo con lo dicho, abrazándole por la cintura mientras seguíamos muertos del cansancio en ese puto sillón que nos sirvió bien.

Para cuando recuperó sus fuerzas, se levantó del asiento teniendo mucho cuidado de no hacer un reguero, pues aún mi miembro estuvo dentro de su vagina. Tendría que limpiarlo una vez más en el baño, aunque por cojones seguía sin ganas de dejar el sillón. Eso si, me animé un poco más con el beso y la invitación que me hizo mi novia. - Estaré allí en un minuto - respondí con una sonrisa de medio lado, mientras observaba como caminaba por la habitación totalmente desnuda. Le silbé sensualmente como piropo, y hasta un guiño coqueto de ojo le regalé.

Vaya, así que el puto Don Juan con mil experiencias previas encontró una que todavía era nueva para él. Me pregunto que habría pensado el Hiro de hace cinco años si le contaba que tendría una relación amorosa estable y el mejor jodido sexo de su vida gracias a ella... Acabé levantándome de mi asiento y caminando hacia el baño, pues tenía que limpiar a mi amigo para evitar accidentes.

Abrí la puerta y de repente me encuentro a mi mujer sensual y una bañera llena de espuma. ¡Demonios, esto es tener una puta vida en el paraiso!. - Deja que me limpie bien y me meto contigo, Gatita - respondí mientras le observaba dentro del agua. Como hice anteriormente con su gemelo, saqué el preservativo y lo amarré antes de botarlo en el bote de basura. Luego limpié mi pene con un poco de agua y jabón, y finalmente con una toallita de papel. Ya totalmente libre de cualquier agente peligroso, podía disfrutar de un baño con mi novia.

Finalmente entré a la tina, lo que hizo que el nivel de agua subiera un poco y parte de la espuma cayera en el piso del baño. - Creo que te has pasado un poco con el jabón, Clay. No puedo ni verte los pechos entre tantas burbujas - me quejé arqueando una ceja, aunque fue más una broma que otra cosa. Estábamos ahora uno frente al otro, y aunque tuvimos que acomodar nuestras piernas para estar cómodos, no hubo demasiado rollo. - Se está muy a gusto aquí, debo reconocerlo - mencioné en tono relajado y con una sonrisa tranquila en los labios.

Cerré los ojos por un momento y por poco me quedo dormido, ¡así de endemoniadamente bien se está aquí!. Para cuando volví a abrirlos, encontré los ojos de la mujer bella que me acompañaba, e hice una pregunta curiosa que tenía en mente desde hace un rato - Si pudiera conversar con la Clay de hace unos seis años, ¿cómo describiría ella a su hombre ideal?. Seguro que rubio, porque SÉ lo mucho que te encantan los rubios -. Lo último fue una broma divertida, pues sabía muy bien que no le gustaban los rubios. De hecho, a veces por joderle le decía que me pintaría el cabello de rubio para "parecerme a mi madre y mi hermana", y siempre amenaza con cortar conmigo si lo llego a hacer.

- Esos estúpidos vídeos de Nellie me hicieron recordar una época distinta para ambos, y creo que ninguno de los dos habría concebido el presente que tenemos ahora. Es muy idiota y gracioso eso - agregué explicando un poco el porqué de mi pregunta tan repentina. Aunque, ¿importaba eso a largo plazo?. Para nada, pero mi puta curiosidad es un mal que no puedo corregir, y mejor satisfacerla para luego poder estar tranquilo.



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 25975

Volver arriba Ir abajo

Re: La vie en rose [Privado] [+18]

Mensaje por Claire Black el Dom Dic 24, 2017 11:49 am

Me entró la risilla floja al ver cómo el suelo se llenaba de jabón al entrar mi hombre a la bañera. Le saqué la lengua cuando mencionó que no podía ver mis pechos ¡Pero si me los ha visto mil veces! Pero mi chico era así de pícaro.

- No los podrás ver pero si quieres los puedes tocar. -Le lancé un beso medio coqueteandole. Dijo que se estaba bien ahí dentro, asentí con la cabeza- Y tanto... Tenemos que repetirlo en casa.  

Vi a mi hombre cerrar los ojos, a lo que tan solo me quedé observándolo... ¿Se encontraba tan cansado y relajado que se iba a quedar dormido? Pues casi, pero consiguió vencer al sueño. Esbocé una sonrisa mientras tocaba la espuma cercana a mi para que no se me metiera en la cara. Su pregunta me hizo recordar cuando era una renacuaja recién entrando al instituto. ¡Parecía como si fuera ayer!

- Pues supongo si me gustaban los rubios por aquella época. Mi "primer amor" o llámalo como quieras es rubio de ojos azules. Ya conoces de vista a Nath de mis tiempos en el instituto, un muchacho ratita de biblioteca, estudioso, inteligente, delegado principal, atento, recto al seguir las normas... Un Don Perfecto en toda regla.

La verdad es que los videos de Nellie me parecían algo nostálgicos, se notaba que nos conocíamos bien el uno al otro. ¡Eso era super gracioso! Y ver al director partirse de risa a nuestra costa me pareció un detalle muy gracioso. Me cambié de lado ahora echándole hacia delante, quedando acostada encima de Hiro pecho contra pecho.

- Si me llegan a decir en cualquier momento del instituto que estaría loquita por mi nemesis me hubiera muerto de la risa y después le diría que necesitaba un manicomio con urgencia. Tenías muchísimas cosas de lo opuesto a lo que a mi me gustaba, la verdad.

Seguimos charlando, dándonos besos de vez en cuando y jugando con la espuma hasta que se disolvió y nuestras yemas de los dedos quedaron totalmente arrugadas. Decidimos en ese momento abandonar el baño y poner fin a nuestro día de momento. Salí de la bañera con cuidado de no resbalar con el suelo mojado y fui a la cama, donde estaban nuestros albornoces. Regresé al baño y le entregué el suyo al chico sexy que me acompañaba,mientras yo me liaba con el mio y empezaba a secarme el cuerpo. Cuando por fin estuvimos sin agua en la piel fui a mi maleta y me puse unas braguitas y un camisoncito violeta bien sensual para que cuando despertara el quitarmelo fuera lo primero en lo que iba pensar. Me metí entre las sábanas y cuando estuvo a mi lado apagué la luz y me abracé a él, apoyando mi cabeza en su hombro derecho.

- Estoy tan cansada...-Bostecé poniendo mi mano en la boca- Hoy dormiré como un bebé. -Nos dimos un último beso. Ya estaba entrando rápidamente en calor gracias a la ropa de cama y su cuerpo lo que me estaba dejando más adormilada- Buenas noches Huskyto, duerme bien para que mañana estés con las pilas bien cargadas.
No pasó mucho rato hasta quedarme totalmente dormida.


Por la mañana



Los rayos de sol parisinos que entraban por el ventanal y se filtraban por las cortinas fue lo primero que noté al despertar en la cama más cómoda que usé en toda mi vida. Cuando mis ojos se acostumbraron a la luz lo primero que vi fue la espalda toda arañada de mi hombre, sonreí con picardía recordando la noche anterior. Recorrí cada línea lentamente con suaves besos hasta llegar a su cuello, donde hice lo mismo.

+18:

- Hiro ya es de día -Susurré muy bajito cerca de su oreja, mordiendo delicadamente el lóbulo- Huskyto... Despierta...

Seguía susurrando, pero no conseguía despertarle. Pasé mi brazo izquierdo por su cintura acariciando su pecho y cuando se me ocurrió bajar la mano hacia su muchacho la sorpresa que me llevé al comprobar que el que se estaba despertando primero era el. Totalmente complacida seguí dándole besos por el cuello a la vez que acariciaba lentamente su entrepierna sobre la tela de su ropa interior... Ya estaba empezando a medio despertar cuando su entrepierna reaccionó completamente a mis caricias y besos, por lo cual sin ningún tipo de aviso levanté las sábanas y me colé, volviendo a bajarlas después. Riendo suavemente hice que se moviera hasta quedar tumbado, le bajé la ropa interior y lamí su deseo, metiéndolo después lentamente en mi boca. ¡Hasta por las mañanas mi hombre estaba preparado para más acción!




                                 

    ●FichaCronologíaRelacionesVoz●                  

:All of me loves all of you:
:Cositas lindas:

avatar
Claire Black



Mensajes Mensajes : 10826
Monedas Monedas : 65151

Volver arriba Ir abajo

Re: La vie en rose [Privado] [+18]

Mensaje por Hiroshi Anzai el Mar Ene 02, 2018 12:52 pm

Así que a ella le gustaba un rubio, después de todo. Lo que quizás no me sorprendió tanto fue el hecho de que se tratara del gilipollas delegado mayor que alguna vez también quiso tocarme los huevos. Era muy simple eso, como sumar dos más dos: Los dos fastidiosos del orden casi siempre iban juntos por allí, con esa actitud de "tienes que hacer lo correcto" que me sacaba de mis casillas, y pertenecían al "selecto grupo" de los tocapelotas con permiso. Sonreí algo divertido con todo ello, aunque no es que fuera una revelación que le diera la vuelta a mi vida. Después de todo, esta bella mujer me eligió a mí sobre cualquier otro hombre para estar a su lado.

- No sé porque, pero me lo imaginé por alguna razón. Aunque, me alegra que al final no persiguieras a ese "primer amor", si sabes a que me refiero - mencioné acerca de ello, con una sonrisa traviesa en los labios. La pérdida del rubio, ¡la ganancia de este moreno!

El resto del tiempo tan solo conversamos de forma tranquila, y vaya que a pesar de compartir tanto tiempo juntos, eran pocas las oportunidades que teníamos de realmente desconectar del resto de nuestras vidas para hablar despreocupadamente. Incluso estuvimos dentro bromeando con la espuma y de vez en cuando intercambiamos besos bastante apasionados. Sin embargo, comenzaba a sentir el cansancio del día, y bueno, las dos divertidas y emocionantes sesiones de sexo; por lo que decidimos salir de la tina y dar por acabado el día.

La hermosa castaña salió primero, y le vi desaparecer por la puerta del baño, tan solo para que segundos después regresara aquí y me ofreciera el albornoz. Me salí del agua y me coloqué la prenda, concentrándome luego en sacar el tapón de la bañera y dejar correr el líquido que aún quedaba en la misma. Fui entonces hacia mi maleta y al abrirla encontré una de mis pijamas color azul marino con una camiseta que intercalaba dicho color con rayas grises, la cual vestí inmediatamente. Al dirigirme a donde estaba la cama, ya Clay se encontraba allí. - Así que ya estás metida dentro, sin siquiera dejarme verte en ropa de cama. Aunque seguro te habrás puesto el camisón del pollito - dije con tono divertido, aunque aun así no me mostró como le quedaba.

Sin más que hacer, me acosté a su lado y me metí bajo las mantas, en donde nos dimos las buenas noches justo después de que apagara la luz y se acomodara en mi hombro como a ella le gustaba. - Pues ha sido un día interesante, sin lugar a dudas. Así que, ¡a dormir en una jodida nube! - mencioné tras escuchar que su afirmación acerca del cansancio. Eso si, reí suavemente ante la afirmación de que necesitaba recargar mis pilas - Yo siempre tengo mis pilas cargadas, Gatita -. Y tras decir aquello, bostecé con cansancio y terminé cerrando los ojos hasta sentir como perdía la consciencia completamente...

<========== A la mañana siguiente ==========>

Un suave cosquilleo sobre mi piel... A lo lejos escuché una voz que sonaba muy familiar... Pero todavía quería dormir un poco más, y me quejé con sonidos de pereza... Me acomodé mejor para continuar mi descanso, pero de repente una sensación muy jodidamente maravillosa comenzó a invadir mi cuerpo...

+18:
Impulsos de electricidad pura provenían de un lugar muy particular, y es que podía sentir el miembro muy tenso y húmedo... Pero lo último no de mala manera, como si un calor peculiar le envolviera... Un corrientazo hizo que mis ojos se abrieran de golpe, y con una vista algo borrosa, notara un gran bulto bajo las mantas. Por supuesto que solo podía ser una persona, y si lo que estaba haciendo era lo que me imaginaba...

Un delicioso escalofrío recorrió mi espalda, pero no por desagrado, sino por la cantidad de placer que estaba sintiendo. Removí entonces las sábanas y se reveló a mi hermosa mujer con una endemoniadamente sensual camisón... ¡Por un demonio!. - Si así me darás los buenos días siempre, ¿dónde demonios firmo? - mencioné con una voz que dejaba entrever lo bien que me la estaba pasando en ese instante. Sin embargo, no podía dejar que solo yo disfrutara de un saludo mañanero...

Su lengua rodeando mi pene y la calidez de su boca es una sensación muy excitante, y por momentos me removía en mi sitio. Le miré con deseo, y le solicité con voz sensual - Porque no me dejas darte los buenos días de la misma forma tan divertida -. Es una orden simple, y se trataba de que se acomodara de tal forma que pudiera lamer su clítoris y los labios de su vagina para darle ese mismo chispazo. Ella por supuesto lo entendió y no tardó demasiado en acomodarse de tal forma que ella tenía acceso a mi miembro y yo a sus partes íntimas. Claro que, antes le había quitado las braguitas, y ahora estaba frente a mi en toda su gloria.

No dudé ni un segundo en llevar mis manos a sus curvilíneas nalgas y acariciarlas con lujuria, mientras mi lengua humedecía con habilidad su clítoris gracias a sus movimientos finamente estudiados. Aunque estaba ocupada en mi propio placer, podía escuchar sonidos de satisfacción a medida que intensificaba el contacto físico. Después de ello, mi boca se acercó a los labios, y suavemente fui jugando con ellos, chupando y lamiendo la dulce piel, lo que seguramente enloquecería a mi Gatita poco a poco. Aunque al ritmo que íbamos, sería yo el primero en tener su cabeza explotada...

No sé cuanto tiempo pasó desde que empezamos este juego, ¡pero ya estaba a mi puto límite!. Ella también estaba muy emocionada, lo podía percibir gracias a la humedad de su vagina, detalle que me quedó claro momentos antes cuando introduje mi lengua en la misma para continuar mi masaje erótico. Yo quería pasar al próximo nivel, y no esperaría ni un segundo más... - Te quiero en cuatro patas - declaré con firmeza y una maldita lujuria que me carcomía el cuerpo. Ella entendió que me refería a la posición de perrito, y en un instante comenzó la preparación para la misma. Claro que, tomé el primer jodido preservativo que estaba por allí y de inmediato lo abrí con los dientes para luego colocarlo sobre mi miembro.

Una vez vestido como era apropiado, me acerqué a ella desde atrás y la penetré en su vagina con toda mi gloria. Mis manos fueron a su cintura y poco a poco los movimientos pélvicos hicieron que entrara y saliera con buen ritmo. ¡Demonios, que excitante!. Me concentré tanto en ello que en poco tiempo iba a ritmo asalvajado, haciendo sonar mi ingle al chocar con su cuerpo de manera peculiar. Le di una nalgada suave, viendo como la firme piel se tintaba de un rosado claro... - Dime que te gusta más rudo - dije con una voz llena de pasión, regalándole más potencia en mis movimientos.

Pero quería tocarle entera, así que mis manos fueron a sus senos y dulcemente le levanté el tronco, presionándolo contra mi pecho. Ahora mis dedos tenían total acceso a sus pezones, y mis caricias acompañaban perfectamente las entradas y salidas de mi pene. ¡Esto era la puta gloria!



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 25975

Volver arriba Ir abajo

Re: La vie en rose [Privado] [+18]

Mensaje por Claire Black el Sáb Ene 13, 2018 9:03 pm

+18:
Menos mal que quitó las sábanas, porque la realidad era que iba a asfixiarme si seguía allí abajo sin entrar aire. El despertar le pareció tan bueno que hasta me pidió donde firmar para despertar todas las mañanas de la misma manera, lo que me hizo soltar una leve risilla... Y no me extrañaba, porque le encantaba que mi boca le dedicara tiempo a su amigo de vez en cuando. Y a mi me encantaba complacer todos sus deseos al pie de la letra. Seguidamente me pidió una postura compuesta por dos números, cumplí su deseo sin rechistar y volví a mi amiguito con afán. El placer de mi entrepierna iba subiendo después de deshacerse de mi ropa interior, hasta que a veces tenía que sacarlo de mi boca unos segundos para gemir suavemente.

Justo cuando creía que tan solo sería un divertido sexo oral mañanero hasta que llegáramos a la cima, mi hombre me pidió que me pusiera en cuatro. Santa Madonna, sería un sexo mañanero como Dios manda, y yo que me alegraba ¡Hoy era nuestro aniversario después de todo! Mientras él buscaba la caja de preservativos que dejé por la habitación esa misma madrugada. Las sensaciones que provocaba en mi piel eran espectaculares, tanto que agarré con los dedos con desespero las sábanas blancas.

- Sí, me gusta más rudo... ¡Dame más de ti! Hazme estremecer, poseeme con tus caricias, mátame de placer... ¡Haz lo que quieras conmigo, soy toda tuya!

Mi camisón estorbaba su vista, y para arreglar ese detalle me lo quité echándolo hacia atrás, dejando mi cuerpo al descubierto. Elevé mis caderas hasta posicionarme sobre su miembro, y ayudándose con las manos entró una vez más en mi interior. - Mírame ¿Te gusta ver como me divierto? - Sin miramientos comencé a moverme de arriba hacia abajo, cabalgandole sin piedad como una amazona, tocandome para darme placer a mi misma una una mano los pechos y con la otra el clitoris. El colchón tembló sin escucharse ningún chirrido al ser una cama de alta calidad, pero de un momento a otro comenzó a moverse por mis movimientos incesantes. En la habitación se podían escuchar mis gemidos de placer y los suyos. Hasta acabar con gloria teniendo un orgasmo delicioso. Me dejé caer lentamente encima, apoyando la cabeza en su hombro. Estaba agotada pero valió bien la pena.

- Buenos días Hiroshi -Dije una vez que mi respiración volvió a la normalidad, con carita de inocencia totalmente fingida- Como no me hacías caso cuando te llamé tuve que despertarte de otra manera...

Me quité de encima y fuimos al baño. Mientras él limpiaba a su amiguito yo me lavé las manos y me cepillé los dientes con un cepillo y pasta del hotel, pues me daba mucha pereza... Y más meterme a ducharme. En un ratito mejor, ahora solo me apetecía acostarme en la gran cama y hacer el vago.

Me tumbé nuevamente y me estremecí del frío, por lo que me tapé hasta por debajo de los hombros esperando a que llegara mi novio. Le recibí con los brazos abiertos y me acurruqué a su lado .

- Feliz aniversario, cariño.

Me incliné un poco hacia arriba hasta besar sus labios con ternura una y otra vez, después le hice cosquillas, vino su verganza y acabamos rodando por la cama hasta darnos una tregua. El escenario parecía como de una película, porque los rayos de sol de las puertas de cristal iluminaban la habitación de una forma bastante hermosa, bañandonos a ambos también de su luz. París y sus detalles mágicos suele me gustaron. Sonriendo jugué con una de sus manos, disfrutando en silencio de su presencia. Ahora no existía nadie más en el mundo.




                                 

    ●FichaCronologíaRelacionesVoz●                  

:All of me loves all of you:
:Cositas lindas:

avatar
Claire Black



Mensajes Mensajes : 10826
Monedas Monedas : 65151

Volver arriba Ir abajo

Re: La vie en rose [Privado] [+18]

Mensaje por Hiroshi Anzai el Sáb Feb 10, 2018 9:16 pm

+18:
Demonios, ¡como me excitaba escucharle hablar de fiereza y que lo quería con todo! Eso me enloquecía y tan solo le daba lo que quería, con más pasión, con más descontrol... Pero si había una cosa que me elevaba al éxtasis, es cuando ella tomaba la iniciativa y se apoderaba de la situación. Así que sonreí salvajemente satisfecho cuando decidió echarme sobre la cama y cabalgarme como si no hubiese un mañana. - Me encanta ver como te diviertes conmigo. Así que domina a este potro como una jodida amazona - exclamé cual hombre sensual. Eso si, cuando empezó a brincar sobre mí, le tomé por encima de la cintura y agarré firmemente sus nalgas, ayudándole a coger un ritmo desenfrenado.

La puta cama se movía a todas las direcciones, y el ruido que estábamos haciendo no era para nada sutil, pero me importa una mierda el desgraciado mundo. Gozábamos como dos dioses en el acto más increible de este universo, y nadie jodería eso. Lo podía sentir una vez más, un orgasmo magnífico que se estaba asomando. Me aferré más aún a su cuerpo, y finalmente me corrí del placer ya incontenible. Fue incluso mejor al sentir que ella también alcanzó el objetivo delicioso, y acabó recostada encima de mí en busca de sus fuerzas perdidas. Yo mismo estaba recuperando un poco el aliento.

- Buenos días, Claire - le saludé de vuelta al escuchar su voz. - Pues yo no tengo problemas en que me despiertes así todos los días que quieras - señalé con un tono y una sonrisa sensual y pícara, invitándole a hacerlo las veces que le diera la gana. Yo no me opondría para nada...

Después de descansar un rato, ambos fuimos al baño y nos aseamos un poco. Bueno, siempre tengo que estar limpiando mi miembro para que no queden rastros de semen. Esta vez no nos duchamos, sino que Clay fue de vuelta a la cama y se cubrió con las mantas. Después de colocarme ropa interior, me uní a ella, imitándole al meterme bajo las sábanas.

- Feliz aniversario, Gatita - respondí a sus palabras con una sonrisa tranquila poco característica de mí. ¿Es acaso que con ella, a diferencia de otras anteriores, soy capaz de compartir un momento tierno juntos? Porque tan solo me estaba dando besos tiernos y no me molestaba en lo absoluto. No lo sé, pues nunca tuve una mejor relación que esta...

Tras una guerra de cosquillas y un desorden infantil en la cama, nos calmamos un poco y tan solo estuvimos en silencio un rato. Nunca me consideré alguien meloso, pero me gustó la manera como la hermosa castaña se puso a jugar con mi mano. Un aire de tranquilidad y cariño nos rodeaba, y tan solo podía sonreir. Al final, supongo que momentos así también forman parte de una relación amorosa.

- Una pregunta curiosa: ¿Crees tú que a esto se refieren todos con "un amor verdadero"?. No es como si tu y yo creyéramos en esas cosas, pero tan solo me cuestiono a que demonios hace referencia el resto del mundo con ello - rompí el silencio con mis pensamientos puestos en palabras. Ella y yo vivimos el día a día, y eso no significa que carezcamos de un lazo sentimental fuerte. Claro que, muchos piensan que somos una pareja de locos, porque no nos comportamos como "dicta" la sociedad...

Luego de su respuesta, cambié el tema y pregunté - Ya que estamos en París, ¿qué te gustaría hacer? -. Conociéndola, seguramente ir a algún museo o pasear por allí. Bueno, es nuestro aniversario, así que no le negaré ese deseo si me lo afirma. - Hace tiempo que no venía para acá, mucho menos a quedarme un fin de semana entero. Creo que la última vez que estuve aquí fue en mis vacaciones... Unas que tomé hace tres o cuatro años - dije totalmente sincero sin pensarlo, y es que, iba a decir "en las vacaciones del año pasado", pero ni de coña quería que recordara ese tema en este momento.



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 25975

Volver arriba Ir abajo

Re: La vie en rose [Privado] [+18]

Mensaje por Claire Black el Dom Feb 11, 2018 9:45 pm

La pregunta que me hizo fue muy inusual de su parte, nunca me la formuló anteriormente. Es cierto que creía que nuestra relación es diferente a la del resto de parejas. Habíamos pasado por tanto que me sorprendía de todos los arcoíris y todos los grandes baches que nos tocó vivir juntos.

- ¿Amor verdadero en plan pelis románticas? Hum... Supongo que hay algo de verdad en eso. Nos casamos de mentira en Disneyland ¡y además hoy me convertí en tu príncipe, bello durmiente! Solo que mis métodos para despertar con energía al "amor de mi vida" no son los mismos que los del príncipe del cuento... ¿Hay mejor prueba que esa?

- ¡Tengo un plan para hoy! Espero que estés de acuerdo en todo. Pero mañana haremos lo que queramos, sin planear nada ¡Disfrutando París sin nada en mente que hacer! A ver, te cuento. -Me aclaré la garganta haciéndome la interesante- Lo primer nos damos una pequeña ducha, nos vestimos y vamos abajo a desayunar. Después iremos a la Avenida de los Campos Elíseos. Avanzamos hasta la zona más baja de los Campos Elíseos, paseamos por la Plaza de la Concordia que se encuentra rodeada de jardines y vamos al Petit Palais, pues compré unas entradas para ver una exposición de pinturas a pastel. También compré entradas para otra exposición esta vez de fotografía en el Grand Palais que está cerca.-Esperaba no cansarnos demasiado, aunque nosotros aguantabamos bastante las caminatas - Pasamos junto al Arco del Triunfo para verlo desde abajo ¡Pero tranquilo después no te llevo a las tiendas de lujo o a los grandes almacenes! ¡Tendremos que comer! Por eso vamos a ir al barrio latino en metro, allí habrá algún restaurante con precio asequible y comida ligera. -Si nos quedábamos por los jardines seguro me darían ganas de comprar alguna cosita, y mi tarjeta de crédito estaba considerablemente más vacía de lo normal. -Recuperaremos fuerzas y si te apetece, para bajar un poco el almuerzo vamos a ver la plaza de Saint Michel, recorrer las callejuelas del bonito barrio latino ¡Y porfa pasamos si o sí por la librería Shakespeare And Company! Solo he ido una vez y me gustó mucho. Es tan genial que existe una sección de la librería llena de libros que puedes sentarte a leer el día entero si te apetece.-Me estiré desperezandome, subiéndome ligeramente encima de mi hombre, acariciandole el cabello- Luego caminamos cerca del museo louvre ¡Pero no a ver el museo, para verlo se necesita ir por la mañana para no tragarse una cola de tres horas! Sino para ir a una deliciosa cata de vinos, en unas antiguas bodegas construidas en el siglo XVIII, Caves du Louvre. Te explican la historia del vino y los secretos de fabricación de un grand cru gracias a un itinerario de casi una hora, después de eso podremos probar tres vinos y te ponen hasta queso para acompañar. -Hacía tiempo que no bebía vino, aunque tampoco es que lo necesitara... Esta sería una excepción a la regla-Compré unas entradas para un musical a las siete, podemos entrar a alguna otra tienda ir caminando hasta allí pasando por el puente para ver el atardecer desde el río Sena. Y después del musical para el hotel a cenar ¿Qué te parece el plan?

Después de todo aquello me dio su opinión y sonreí muy contenta de comenzar el día soleado. Nos dimos una ducha rápida, nos vestimos, guardamos lo de valor en la caja fuerte por si venía el servicio de limpieza. Nada mejor que regresar a la habitación por la noche con la cama bien hecha, papelera vacía y albornoz y toallas limpias. Para el recuerdo guarde todo lo gratis que daba el hotel y lo guardé en la maleta para que lo repusieran antes de irse. Tomamos todo lo necesario y la tarjeta, bajamos a la zona de cafetería y me fijé en el comedor.

- ¡Anda, tienen piano! Eso no lo vi en la página web ¿Habrá algún evento especial esta noche o lo habrán agregado recientemente...? -Señalé el piano de cola gran comedor, en el que cenariamos esa misma noche- ¡Sería genial que alguien tocara mientras cenamos! ¿Te imaginas? ¡Ojalá!

Como el desayuno era un bufet me cogí unas cinco tortitas con caramelo por encima, porque gorda, un cuenco con fresas y arandanos, dos tostadas para echarle mermelada y mantequilla y un zumo de naranja recién exprimido. Casi al terminar con mucho disimulo me tomé mi pastilla con un trago del zumo... Ya me había acostumbrado a aquello. Al acabar me volví a poner el bolso en el brazo y salimos a la calle hacia nuestro primer destino, agarrada del brazo de Hiro.

ropa:




                                 

    ●FichaCronologíaRelacionesVoz●                  

:All of me loves all of you:
:Cositas lindas:

avatar
Claire Black



Mensajes Mensajes : 10826
Monedas Monedas : 65151

Volver arriba Ir abajo

Re: La vie en rose [Privado] [+18]

Mensaje por Hiroshi Anzai el Jue Mar 01, 2018 11:21 am

Su respuesta a mi pregunta curiosa me hizo sonreir divertido, ya que su manera de despertarme no fue para nada desagradable... - No, si yo no me estoy quejando. Es más, puedes despertarme de la misma manera todas las veces que quieras, que nunca me quejaré de ello - acabé señalando con el tono de voz más erótico de mi vida. Claro que, en verdad no sabía a que demonios le llamaban "amor verdadero" como para asegurar lo que ella misma dijo. De hecho, la verdad es que tampoco me interesa en lo absoluto encontrar esa respuesta. Yo soy feliz con lo que sea que tenemos y eso es más que suficiente.

Me arrepentí de hacer la pregunta respecto a lo que quería hacer en París, porque tuve que escucharle hablar como diez minutos sobre todo lo que iríamos a ver y como planificó al pie de la letra este día en particular. Pero bueno, por una vez cerraría el pico y le daría el placer de cumplir su paseo soñado. Es nuestro aniversario, después de todo... - Tu si que has tenido tiempo para pensar en lo que haríamos hoy. Me gusta el plan, así que manos a la obra. Eso si, seré yo el que pague todas las comidas, que seguro te dejaste ya un ojo de la cara en los gastos que has hecho hasta ahora - respondí tranquilo a su elaborado itinerario, lo que le hizo sonreir. - Y como me siento alegre, te dejaré comprar un presente que pagaré... ¡Pero solo uno y que no sea precio "coche", eh! ¡Que te conozco bien! - agregué al principio sin preocupación alguna, pero aclaré al final que no quería que me arruinara financieramente con el regalo que le haría.

Total que después de aquella conversación nos preparamos para empezar el día planificado por la morena, tomando una ducha rápida y vistiéndonos para bajar a tomar el desayuno ya incluído en el precio de la habitación. Fuimos al área de la cafetería en donde se daría el buffet, y aunque lo primero que llamó mi atención fue la comida, un piano fue lo que atrapó la mirada de mi sensual novia. - Me imagino que será una presentación en vivo para la cena, como es típico en los hoteles lujosos. O al menos en los pocos a los que he ido - respondí con normalidad, aunque si veía de cerca el instrumento, parecía uno bien costoso. - Sería muy divertido, si - respondí a su último comentario, sonriendo de medio lado. Quizás eso se pueda solucionar esta noche...

Nos acercamos a las mesas con comida, y acabé tomando un poco de todo: Tortitas con miel, un par de croissant con mermelada de naranja, un café con leche, un omelette con jamón, y alguna que otra cosa adicional. No tardé demasiado en comerlo todo, y mi mujer también acabó con su desayuno en poco tiempo. Luego de ello, estuvimos listo para comenzar nuestro paseo por la ciudad, así que nos dispusimos a salir del hotel para encontrar una calle llena de personas.

- Dijiste primero ir a la Plaza de la Concordia, ¿verdad?. Si no me equivoco, debería de estar en esa dirección. ¿Cómo lo sé? Pues vi el letrero de allá - al principio lo mencioné todo muy serio, y luego relajé el tono para hacer uno bromista. Si, lo primero que había visto fue el letrero. Bajamos entonces caminando hacia la dirección escogida, y nos encontramos con la avenida de los Campos Elíseos, la cual estaba rodeada en esta zona por unos jardines que todavía estaban verdes, pues el otoño no había entrado completamente. Es un panorama bastante agradable y tranquilo, y para que negar que todo esto me estaba gustando. - Creo que es la primera vez que camino de esta forma por París. Nunca antes me detuve a ver los detalles de la ciudad, o simplemente tenía otras cosas en la cabeza y no me apetecía - mencioné a Clay con total honestidad. Bueno, también andaba más tranquilo porque estaba con ella en esta aventura poco común.

No tardamos demasiado en llegar a la plaza, y lo primero que llamó mi atención fue la fuente finamente adornada que estaba a su costado. - Joder, ¿cuántas veces pasé por aquí en moto y nunca noté los detalles de esa fuente? ¡Que loco! - dije mientras nos acercábamos a ella. Las imágenes en piedra tenían adornos dorados que resaltaban a la vista, y solo hacía más llamativa la endemoniada fuente. - ¿Cómo crees que se llame esta? - pregunté curioso a mi mujer, quien seguramente sabía la respuesta sin problema alguno.

Estuvimos algunos minutos más allí, y luego fue el turno de continuar nuestro paseo. - Vale, dirígenos al siguiente lugar, guía turística - solicité con un tono juguetón y sonriendo a mi novia, para tomar rumbo al siguiente lugar que ella quería visitar. Lo menos que podía hacer es cumplir su deseo de recorrer París en nuestro aniversario.

Vestimenta:
Plaza de Concordia:







:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 25975

Volver arriba Ir abajo

Re: La vie en rose [Privado] [+18]

Mensaje por Claire Black el Jue Mar 01, 2018 6:24 pm

No nos tomó demasiado tiempo llegar a la avenida de los Campos Elíseos, ya que ambos sabíamos por qué camino tomar, y aparte había estudiado el plan a la perfección para saber dónde estaba situada cada cosa, como desplazarse y todas las cosas esenciales para este viaje.

- Y pensar que en esta bonita plaza se estima que unas 1.119 personas fueron decapitadas públicamente en la plaza durante la Revolución Francesa... Aquí estaba ubicada la famosa guillotina de la era del terror. -Mi sed de conocimiento nunca se acabaría, y eso mi sabían bien mis conocidos. La típica listilla en clase... Pues eso, que no me pude aguantar en explicarle cuando dijo que nunca se quedó mirando lo detalles de la hermosa fuente parisina. - La Fuentes de la Concordia fueron diseñadas por Jacques Ignace Hittorff, y completadas en 1840 durante el reinado del rey Louis-Philippe. La fuente sur conmemora el comercio marítimo y la industria de Francia, y la fuente al norte conmemora la navegación y el comercio en los ríos de Francia. Antes de la Revolución Francesa, durante el período 1753 al 1772, cuando la plaza se llamaba plaza de Luis XV, el arquitecto Jacques-Ange Gabriel diseñó un plan para una monumental estatua de Luis XV con dos fuentes, pero debido a la falta de agua, nunca se llevó a cabo. En agosto de 1792, la estatua de Luis XV es derribada de su pedestal y luego enviada a la fundición y Plaza de Luis XV es entonces rebautizada «plaza de la Revolución».

Teniamos enfrente el Petit Palais, situado en la avenida de los Champs-Élysées, es una joya de la arquitectura de los años 1900... ¿Parecía una niña en una tienda de dulces? Pues sí, adoraba París y todas las paradas emblemáticas que pudiers tener la romántica capital.

- ¿Sabías que el edificio fue construido con ocasión de la Exposición Universal, tal como el Grand Palais que está frente a él, y alberga el museo de Bellas-Artes de la Ville de Paris? ¡Las 1.300 obras del museo entreesculturas, pinturas, tapices, objetos de arte e iconos proponen un gran abanico del panorama artístico! Entre colecciones de arte medieval y de la antigüedad, obras del Renacimiento francés e italiano, pintura flamenca y holandesa, cuadros pintados por los más grandes artistas franceses del siglo XIX como Delacroix, Monet, Sisley, Renoir, Toulouse-Lautrec, Courbet… OH y ni te cuento de la belleza de un paseo por el patio semicircular ajardinado que se sitúa en su centro... ¡le suma encanto a este lugar!

Al llegar tomé un folleto del mostrador de la recepción, mostrando las entradas al hombre para que nos dejara pasar a la exposición. Comencé a leer el folleto con tono divertido para que sonara más gracioso.

- Desde los impresionistas Berthe Morisot y Auguste Renoir al simbolista Odilon Redon, pasando por la pintura mundana de James Tissot, la pintura al pastel resurge con ímpetu en el siglo XIX. El Petit Palais reúne en una misma exposición casi 150 pinturas al pastel, procedentes de todas las corrientes artísticas. Este se trata de un evento único por su gran sensibilidad a la luz, no se suelen exponer un número tan elevado de este tipo de obras ¡Es una visita indispensable, no podía irme a casa sin venir!

Mientras caminabamos hacia dentro guardé el papelito en el bolso. Empezamos a recorrer los pasillos con las obras que eran super bonitas y bien recreadas. ¡Me encantó absolutamente todo! Eché bastantes fotos en todo el recorrido para tenerlas de recuerdo y otras tantas a Hiro para ponerlas en un álbum o algo, porque hoy estaba especialmente guapo.

Después de pasar no se cuanto tiempo allí caminamos a Grand Palais para ver la exposición de fotografía de Irving Penn. Hicimos justo lo mismo, le eché un rollo de guía turística sobre fantástico lugar, hicimos cola y entregué las entradas imprimidas en mi casa. Tomé un folleto y leí.

- 2017 celebra el centenario del nacimiento de Irving Penn, uno de los fotógrafos más grandes del siglo XX. En asociación con el Museo Metropolitano de Nueva York, el Grand Palais rinde homenaje a este talentoso artista, famoso por sus fotografías de personalidades como Pablo Picasso, Yves Saint Laurent, Audrey Hepburn o Alfred Hitchcock. Su obra se caracteriza por una elegante sencillez y un rigor notable, desde el mismo estudio hasta el revelado, que Penn trataba con meticuloso cuidado. Fiel a la fotografía de estudio, supo crear en cada uno de sus retratos una intimidad auténtica con su modelo, lo cual acabó constituyendo su firma.

Pasamos un rato muy agradable en la exposición, viendo las fotografías de ese señor. Había escuchado ya de él antes de comprar las entradas y por eso estaba emocionada por venir del brazo de Hiro en nuestro aniversario ¡Geeenial!

- ¡Que sed y que hambre tengo! -Comenté al salir a la calle. Mientras nos poníamos de nuevo a caminar en dirección al arco del triunfo caminábamos sin cansancio... O por lo menos yo- ¿Y a qué me va a invitar a comer mi hombre? Te advierto que hoy no me conformo con una hamburguesa eh, no seas tacaño.

Bromee, pues tenía que admitir que entre el hotel, las entradas a los eventos y las "sorpresas pícaras" me había gastado un pastón... Pero no me arrepentía. Sonreí contenta sin preocupaciones, me había dejado el móvil apagado en la habitación y no tenía ataduras para revisar si me enviaron algún mensaje o recibía alguna llamada... Hasta el lunes no iban a saber de mi.




                                 

    ●FichaCronologíaRelacionesVoz●                  

:All of me loves all of you:
:Cositas lindas:

avatar
Claire Black



Mensajes Mensajes : 10826
Monedas Monedas : 65151

Volver arriba Ir abajo

Re: La vie en rose [Privado] [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.