Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Una cervecita [Privado]

Ir abajo

Una cervecita [Privado]

Mensaje por Castiel el Jue Ago 31, 2017 11:58 pm

Aleluya el jefe me había invitado a su casa a tomar una cerveza. A parte de ser mi jefe era el novio de mi prima y como se enterara mi tio que hacían escapadas nocturnas de los dos putos locos se iban a enterar. Seguro le corta el rabo o le hace casarse con ella y ya seríamos una familia forzosa.  Al nivel de una telenovela de mexicana si. Nunca había estado en esa casa la verdad y si no llega a decirme la dirección ni me entero. Aparqué mi moto cerca de la casa y me quité el casco sosteniéndolo entre mis manos. Con una cadena até la moto a un poste que estaba justo al lado, para que no me la robaran las ratas de la calle... aunque se veía un barrio bastante decente. De una tienda de por ahí compré un par de bolsas de doritos picantes y fui al piso del tipo que se follaba a mi prima. Pasó un rato hasta que preguntó quién era.

- Yo.- Pues quién va a ser. Escuché el típico sonido de apertura de la puerta y la empujé pasando dentro. Me subí al ascensor y apreté el botón de la planta correspondiente y cuando subí me estaba esperando en la puerta.- Buenas noches, traigo patatas.- Dije pasándole la bolsa blanca del super con las patatas de chili. Pasé y dejé con confianza el casco en la mesa más cercana que encontré. Esto no parecía un apartamento en el que vivía una sola persona... de hecho había por allí objetos de cierta gata castaña.- Se ve bien tu casa.

La verdad no hacía demasiados amigos y prácticamente solo iba a visitar a Lysandro. Los demás los veía por ahí. Por privacidad a contadas personas les di la dirección de mi nuevo piso como era natural no quería ninguna molestia para Xion.
avatar
Castiel



Mensajes Mensajes : 60
Monedas Monedas : 1953

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cervecita [Privado]

Mensaje por Hiroshi Anzai el Lun Sep 04, 2017 9:36 pm

Bueno, para que negar que el puto troll pelirrojo, que era primo de mi novia, era alguien a quien consideraba una persona interesante. De hecho, el desgraciado me recordaba a mi mismo en una época más rebelde, y por eso me caía bien aunque se la pasara la mitad del tiempo intentando desafiar mis órdenes. Claro que, como yo era el que firmaba sus cheques, siempre terminaba haciéndome caso... Como acababa de remodelar el que antes era el cuarto de mi hermana menor, que por cierto convertí en una sala de juegos con una mesa de billar y un bar a medida, decidí invitar al desdichado pelo de menstruación para pasar un rato allí con algunas cervezas de por medio.

Como unos cinco minutos más tarde de lo acordado, sonó el comunicador del piso. Tomé el telefonillo y pregunté quien era. Mi puto invitado había llegado - Sube, troll - le dije mientras pulsaba el botón para abrir la puerta de la calle. Ahora tan solo le esperé frente a la entrada de mi piso, y como siempre, apareció con una cara de pocos amigos que parecía más un perro regañado que otra cosa. - Hola pelirrojo. Sabes que esas no son patatas, ¿verdad? La puta bolsa dice "Doritos". Son tortillas de maiz - le saludé primero, y luego corregí su estúpida afirmación.

Una vez que el loco pasó dentro, cerré la puerta y dejé la bolsa de las compras sobre la encimera. Me acerqué a la nevera y saqué un par de cervezas del congelador, dándole una al "primito". - Para que no digas que soy un mal anfitrión, toma una cerveza fría. Está tan fría como tus pelotas por falta de sexo - le dije con una sonrisa traviesa en los labios. Claro que me enteraba de algunas cosas gracias a mi Gatita, y como a ella le encantaba quejarse de lo mal comportado que era su familiar, pues mucho no tenía más opción que escucharlo...

Abrí mi cerveza y la alcé la lata para hacer mi brindis - Por el alcohol, líquido divino que tiene la capacidad de volvernos mierda y hacer la vida más divertida. Y que además me hace ganar mucho dinero en el puto bar... ¡Salud, troll! -. Y el primer sorbo refrescó totalmente mi garganta, aliviando la resequedad creada por el verano. - ¡Venga! Te mostraré la habitación que me tiene más orgulloso de todo mi piso. Seguro luego querrás una igual - le dije mientras caminaba al cuarto de juegos.

Apenas atravesé la puerta de la habitación, encendí la luz y se reveló ante nuestros ojos el tesoro oculto de todo este lugar. - Estuve reformando este lugar por dos semanas después de venir del trabajo. Antes era la habitación de mi hermana menor, Natzumi. Así que tuve que quitar el armario, pero me quedó un bar de puta madre para acompañar la jodida mesa de billar. ¡A qué mola! - le presenté el lugar con palabras llenas de confianza y orgullo. Bueno, no me sentía orgulloso de echar a mi hermana de casa... ¡Pero el cuarto estaba de muerte!

- Espero sepas jugar billar, porque si no perderás mucho dinero hoy, pelirrojo - le desafié con una sonrisa divertida, poniendo un euro sobre la mesa, en señal de que apostaríamos eso en nuestra primera partida. ¿Aceptará el reto este troll?



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 25887

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cervecita [Privado]

Mensaje por Castiel el Miér Sep 06, 2017 7:45 pm

El imbécil se pone a decirme que no eran patatas, que eran tortillas de maíz. Y que co.ño importa eso si se las va a comer igual, pero claro se tenía que hacer el listillo.

- Que dices palurdo, si en el supermercado la bolsa está en el pasillo de las patatas, son putas patatas y punto.

Como Hiroshi era un cabronazo de cuidado al poco de entrar al piso me trajo una cerveza "tan fría como tus pelotas por falta de sexo" ¿Y qué tenían que ver mis huevos en el asunto? Nada, pero era tan hijo de puta que tuvo que hacer el chistecito de que Xion y yo no habíamos tenido sexo nunca.

- Por lo menos yo no tengo casa de chica aunque comparta piso con Xion. Y te digo una cosa: Aunque a ti te parezca mentira, pecador, se puede vivir sin follar. Sin sexo la vida es más pura y se puede vivir perfectamente y en paz hasta el matrimonio. -Dije todo serio, pero a los diez segundo me empecé a descojonar de risa- ¡No me lo creo ni yo! -Recuperé aire para proseguir- Mis bolas están en condiciones óptimas, pero seguro que tú cuando estuviste de viaje cinco meses te harías más pajas que un jodido mono cachondo.

Brindamos con felicidad por el alcohol y todos sus efectos secundarios, va el tío y me enseña la habitación de los sueños fe cualquier hombre. Un barcito modesto, un billas molón, televisión incluida... Hasta para jugar a los dardos.

- Pues qué quieres que te diga, si tuviera una hermana y viviéramos juntos también la hubiera echado para hacerme este puto cuarto. -Miré a un lado de la habitación donde había una máscara de piedra en el suelo ¿De dónde habría sacado tal adefesio de decoración? - Aunque yo tiraría la máscara esa a tomar por culo ¿Dónde has conseguido esa mierda? Con lo piquis que es Misifú me extraña que tengas eso ahí ¿O esta es la única sala donde no puede dejar sus porquerías de chica?

El medio chino este se atreve a retarme a mi al billar. Me empecé a reír de sobrado.

- ¿Solo un euro? Mira que eres tacaño... O un gallina. -Saqué un euro del bolsillo del pantalón - Yo apuesto otro euro y además el que pierda tiene que pagar la cena ¿Pizza por ejemplo? Ve preparando el número en tu agenda porque vas a perder...

Iba a conseguir un euro y pizza gratis. Le miré con una sonrisa pícara de medio lado, a ver que decía de mi plan. Cogí uno de los palos del billar para aceptar su reto.
avatar
Castiel



Mensajes Mensajes : 60
Monedas Monedas : 1953

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cervecita [Privado]

Mensaje por Hiroshi Anzai el Miér Sep 13, 2017 6:38 pm

¿En serio el puto pelirrojo este dijo que "tenía casa de chica"? ¡Si que está ciego!. Aunque para que negar que me reí con el chistecito que hizo de "mantenerse puro para el matrimonio". - Troll, anda a revisarte la vista, que estás viendo borroso. ¿Qué casa de chica estás mirando?. Salvo las plantas esas, y la manta en el sofá, y tal vez los putos cojines que mantengo en las cómodas para que tu prima no me fastidie la vida, ¡esta es una casa de macho!... Y por cierto, gracias por la explicación de como tus pelotas están en estado optimo: Ya sé que ahora te pajeas como un mono cachondo cuando no estás trabajando y tu novia no te da sexo - le respondí con una sonrisa divertida. Este puto se había convertido en un amigo interesante, especialmente porque solo encontraba gente poco interesante en la universidad como para siquiera querer compartir una jodida cerveza con ellos.

Y por supuesto que se quedó flipando de colores al ver la mejor puta habitación de su vida. Ese cuarto de juegos era mi obra maestra. - Mi "magnum opus" es intocable, troll. Y por si tu cerebro no lo puede procesar, eso significa "obra maestra"... Oh, incluso Clay se quejó de la mascara que mencionas. Pero me la traje de España y ni de coña la voy a botar. Por cierto, tienes gustos de nena, y si te soy franco, no me extraña en lo absoluto - respondí a sus preguntas con un rostro sereno, aunque no pude evitar sonreir al mencionar la última frase.

¿Este mequetrefe me estaba retando? ¡Ja! ¡Ahora se enterará de quien es Hiroshi Anzai cuando compite! - Challenge accepted, red hair dumbass. Espero hayas traído dinero de sobra, ¡porque tengo hambre y pagarás dos pizzas! -. Me acerqué a la estantería que se encontraba junto a la mesa y tomé uno de los tacos de billar para pasárselo a mi amigo. - Para que no digas luego que no te di la oportunidad de ganar, te cedo el tiro inicial de la mesa. Jugaremos a quince bolas. El que meta más bolas, gana. No tengo que explicarte las reglas, ¿verdad? - mencioné con tono divertido lo último. Esperaba que al menos el pelirrojo me diera buena competencia esa tarde.

- Por cierto, Castiel. ¿Por qué te tintas el pelo color menstruación? Clay no me quiso decir porque lo haces, pero me chismeo que ese no era el color original de tu cabello. ¡Y la tía me deja con la curiosidad en la jodida mente! - pregunté curioso mientras observaba como el hombre se preparaba para empezar la partida de billar. Era típico de mi novia el disfrutar como me quedaba con la curiosidad al aire, para así chincharme la jodida existencia. Siempre lo hizo desde la secundaria... Algunas cosas nunca cambian...



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 25887

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cervecita [Privado]

Mensaje por Castiel el Mar Oct 31, 2017 10:01 pm

Regla de un buen hombre era no reírse de otro que no pueda follar. Y yo no tenía novia desde hace cinco años... Asique imagina lo que tengo que aguantar.  

- No te rías de mi cabrón, mejor apiadate de este pobre hombre que hace cinco años que no moja.

Me tuve que partir el culo cuando me respondió que su careta de mierda era una obra maestra. Mi perro creaba "obras maestras" más bonitas que esa cosa.

- Dirás que tengo gustos de nena, pero tu tienes el gusto en el oje.te para decirle "obra maestra" a una habitación con esa careta horrible de mala calidad sacada de un mercadillo. Prefiero llamarle "magnum opus" a mi guitarra eléctrica por ejemplo o a una de mis canciones. Eso si que son obras maestras loco.

La amargada de mi prima se atrevió a hablar de mi con su novio, menos mal que ya tenía la excusa preparada para decirle a la gente de porque me tintaba el pelo de color rojo fuego. No le diría a nadie que me lo empecé a tintar para llamar la atención de mi ex...

- Adolescente que quiere llamar la atención de sus papás que nunca están en casa haciendo algo que no les gusta ¿Un cliché, no? Y me gustó tanto que seguí con el tinte. Ya se quedó en una costumbre, me gusta de este color. En realidad tengo el pelo oscuro.

Preparé el palo de billar frotando la punta con el taco para que estuviera suave, tomé postura e hice el primer movimiento, que fue muy bueno por cierto.

- ¿Oiste eso? Fue el sonido de las monedas de tu billetera saliendo para la cena.

Saqué mi móvil y miré por la ventana unos segundos, fijándome en que ya era de noche y todas las farolas estaban encendidas. Fui hacia la página web de la mejor pizzeria de la cuidad y miré las ofertas. Recordaba que hoy era un día que estaban de oferta y no lo dejaría escapar.

- Tres medianas por ocho euros cada una... ¿Tu te comes una pizza y media? Porque yo si tengo hambre y me estoy relamiendo ya pensando en las pizzas que vas a comprar.

Me lo estaba pasando pipa picando al tipo que me daba el sueldo. No concebía el hecho de que pudiera perder, asique me hacía el capullo.
avatar
Castiel



Mensajes Mensajes : 60
Monedas Monedas : 1953

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cervecita [Privado]

Mensaje por Hiroshi Anzai el Miér Nov 22, 2017 9:58 pm

Este pelirrojo de mierda tiene el gusto de un macaco de culo rojo. ¿Cómo demonios se atrevía a decir que mi habitación de juegos no era una obra maestra?. Pero ya le demostraría que tenía gusto de nena pateándole el culo en billar y humillándolo un poco en el proceso. Además, me saldría la cena gratis como recompensa adicional. ¿Qué más se podía pedir?. Bueno, le cedí el primer tiro para que no fuera luego un mal perdedor, aunque antes de que siquiera lo intentara, hice una pregunta curiosa acerca de su misterioso color de cabello rojizo.

La respuesta que me dio no me dejó satisfecho. Con lo loca que es la familia de Clay, pensaba que habría otra historia detrás de aquel gesto extraño. - ¿Eso es todo? ¡No me jodas, Castiel! Pensé que dirías algo como "me lo pinté para que me diera sexo una mujer buenorra, y así no tener las pelotas tan congeladas como un puto cubo de hielo". Aunque, por otro lado, te entiendo, creeme - dije sin mayor consideración sobre el tema. Las mierdas del pasado que se queden allí, y disfrutemos el presente como jodidamente se debe. - Quieres jugar de una vez, o esperarás a que me haga un anciano - me quejé de todo el tiempo que estuvo allí sin hacer nada.

Bueno, bueno. El pelirrojo troll hizo un buen tiro y metió la bola 1 en el hoyo sin demasiado esfuerzo. Cuando se pavoneó, simplemente descarté el asunto diciendo con descaro - Pura suerte de principiante. Venga, dale de nuevo a ver si metes otra, troll -. Y luego se pone a revisar el puto móvil en medio de la partida... Aunque, al menos era por una buena causa. - Venga, déjate de tonterias y pide cuatro pizzas. Después de todo, las terminarás pagando igual, y no quiero quedar con hambre. Quiero una meat lover y una especial con champiñones, aceitunas, pimientos, york y mozzarella - le solicité con lujo de detalles lo que quería. Si vamos a comer pizza, ¡hagámoslo con estilo!

Tomé un trago de mi cerveza mientras mi amigo se encargaba de pedir nuestra orden, y esperé entonces a que fuera su siguiente turno para observar en detalle la mesa. En el próximo tiro que tuvo, metió la bola 2 con un poco de suerte, diría yo. Eso si, al momento de tocar la bola 3 con la blanca, esta se quedó a unos dos centímetros de caer en el hoyo, deteniéndose en el lugar más fácil para que yo acabara el trabajo y me llevara una jugada a mi favor. Me partí de la risa al momento de ver aquel panorama tan bueno para mi, y no oculté ese hecho al pelirrojo. - Creo que el hambre te afectó las fuerzas, troll. Mi abuela hubiese metido ese tiro - me burlé un poco de él.

Me tocaba ahora a mi, y vi una jugada fantástica que le dejaría con la boca abierta. - Mira y aprende - declaré mientras tomaba posición en la mesa, apuntaba con la mirada la bola blanca a la 3, y con el palo di un golpe perfecto que no solo hizo que la bola numerada entrara en la buchaca, sino que con el efecto dado fue al lado angosto contrario y le pegara suavemente a la bola 6, entrando también en su respectivo hoyo. - Empieza a contar los billetes, amigo, que son dieciseís euros lo que tienes que pagar adicional de pizza - declaré con sorna.

Era el turno de la bola 4, y me posicioné en una de las esquinas de la mesa para poder golpear la bola blanca. Era un tiro no tan simple, pues tenía que rebotar la albina en una de las bandas de la mesa. ¡Pero soy Hiroshi Anzai, esto es pan comido!. Con precisión, le di un toque a la blanquecina y esta rebotó con la pared, alcanzando la bola 4 pero fallando el ángulo y metiéndose en el hoyo en su lugar. - ¡Mierda! ¡Puto ángulo del demonio! - me quejé de inmediato. Perdí el turno pendejamente...

Era ahora el momento de que el pelirrojo probara suerte. Hasta ahora íbamos dos a dos, así que no pasa nada grave. Lo ganaré sin problemas.

Reglas:

Juego: Meter las bolas en orden numérico en las buchacas de la mesa. El que meta más bolas, gana.

Movimientos válidos:
- Tocar con la bola blanca la bola del número que toca en ese turno, y meterla en el hoyo.
- Tocar con la bola blanca la bola del número que toca, y meter otra bola de otro número en el hoyo, sea con el número de turno o la blanca.

Pierdes turno cuando:
- La bola blanca cae en uno de los hoyos. Se invalidan cualquier otra que cayera dentro en ese último golpe.
- La bola blanca toca la de número que toca, pero no entra en ningún hoyo.
- La bola blanca toca alguna otra bola numerada antes que la del número que toca.
- La bola blanca no toca ninguna otra bola.



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 25887

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cervecita [Privado]

Mensaje por Castiel el Mar Ene 02, 2018 8:14 pm

El jefecito abrió su bocaza y dijo que pidiera cuatro pizzas, totalmente confiado de que sería yo el que las terminaría pagando. ¡Vaya ilusión de mierda que tenía!.

Como tú quieras, castaño. Igual acabarás pagándolas, así que no me afecta en lo absoluto.

Conseguí tiempo mientras hacía el pedido para picándole un poco más, emocionando más la partida. Por suerte no tardé demasiado, y apenas acabé, guardé el móvil y me acerqué a la mesa para hacer mi próximo tiro.

La bola dos estaba bastante sencilla de meter, así que no perdí el tiempo y solo lo hice. Por la expresión del novio de mi prima, no se lo esperaba, lo que hizo más divertido todo. El siguiente lanzamiento fue algo difícil, y cuando pensé que la puta bola estaba asegurada, la muy perra no entró.

Vaya suerte que tienes, cabrón. A saber a qué puto dios le has rezado para que no entrara la bola.

Esperé con mi cerveza en mano a que este bocaza la terminara cagando, porque con lo mucho que estaba hablando, acabaría de esa forma. El primer tiro que hizo fue uno bueno, aunque ni de coña le reconocería eso.

Estás borracho, pelo de escoba.

Y en su siguiente tiro simplemente la cagó, y me partí de la risa en su cara. Como no hacerlo cuando andaba quejándose como un bebé malcriado.

Hasta mi perro hace ese tiro con la lengua mejor que tú. He visto a Misifú hacer tiros más difíciles que ese

Saqué la bola blanca del bolsillo en el que cayó y la coloqué en un buen punto para meter fácilmente la bola cuatro. ¡Pan comido!. Sin hablarle demasiado al cara de máscara “opus magnum”, hice mi tiro para meter la cinco sin complicación.

¿Cómo va la partida? ¡Ah, sí!. Cuatro a dos, perdedor.

Mierda, la bola siete estaba en un sitio lleno de otras bolas. Sería jodido sacarla de allí sin perder el turno. Pero también puedo dejar que sea el dueño de Garfield se encargue de ello.

Oopsie… Fallé mi tiro. Que mala suerte...

A propósito lancé la bola blanca contra la número trece, y perdí mi turno. Pero le dejé toda la mierda de la bola siete al cabrón.
avatar
Castiel



Mensajes Mensajes : 60
Monedas Monedas : 1953

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cervecita [Privado]

Mensaje por Hiroshi Anzai el Jue Mar 01, 2018 8:58 pm

¡El muy cabrón se atrevía a reirse de mí en mi cara! ¡¡¡Pelirrojo del demonio!!!. - Calla desgraciado. Solo te ries por ahora porque has tenido suerte y vamos iguales en puntos. Pero cuando saborees la derrota, no tendrás mucho de que sentirte feliz - mencioné en tono de irritación mientras tomaba mi cerveza para darle un buen sorbo al licor. Le observaba detenidamente mientras jugaba, y el tío cojonudamente metió dos bolas más, lo que dejaba la partida cuatro a dos a su favor...

Por supuesto que seguía intentando picarme, y con los ojos entrecerrados, simplemente respondí - Por ahora, troll. Vas ganando por ahora. No se te olvide eso -. Y lo último que hizo el malnacido fue fallar el siguiente tiro a propósito, ¡y estoy seguro de que fue así solo para joderme la vida!.- ¡Serás hijo de puta! ¡Así que ahora juegas con trampas, pelirrojo! ¡Meteré ese siete en un puto hueco, y luego te enterraré con ella! - me quejé airadamente, observándole directamente a los ojos. Claro que, él tipo parecía estar disfrutando de todo ello, así que mejor me concentraba en fastidiarle la partida ganándole como se debe.

Tomé mi taco y le puse un poco de tiza azul. Tendría que hacer un tiro de rebote en dos bandas, ¡pero juro que esa bola acabará en el bolsillo!. Me concentré todo lo que pude, incluso ignorando la presencia de mi empleado en la habitación, y con un golpe certero pero fuerte logré que la bola blanca chocara con las dos paredes necesarias y alcanzara la malnacida siete, rompiendo el grupo de varias bolas y metiendo la nueve y la once en dos de los huecos. - ¡Toma ya! Aprende como se hace, pelirrojo. Los hombres de verdad no huyen de un reto - le solté con una sonrisa llena de confianza.

Ahora quedaban tan solo siete bolas sobre la mesa, y la de ese preciso número es la siguiente que debo guardar en una de las oscuras madrigueras. Quedó en un posición junto a la banda, y con el choque justo, iría hasta el hueco de la esquina. Me posicioné y realicé sin problema alguna la maniobra, por lo que acabó la esférica vinotinto desapareció de la mesa. - Vaya, vaya. ¿Cómo vamos ahora? ¡Ah si!, ¡cuatro a cinco a mi favor! - me mofé del tío sin contemplación alguna. Es más, lo siguiente que dije fue totalmente poco característico de mí - Como no quiero que pierdas por la diferencia de habilidad, te cederé mi turno. No sería divertido ganarte sin darte la oportunidad de luchar -

Literalmente me alejé de la mesa y tomé mi cerveza, dándole otro sorbo victorioso. Esperaba que aquello le hiciera picar, y sintiera un poco de su propia medicina. Pero en realidad no le odiaba, esto tan solo es competencia sana entre dos tíos que toman una cervecita.



:All of me loves All of you:



An Eternal Bond Between Hearts:

avatar
Hiroshi Anzai



Mensajes Mensajes : 4471
Monedas Monedas : 25887

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cervecita [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.