Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes canon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

❝ Once a thief, always a thief — C h a r a. ✦

Ir abajo

❝ Once a thief, always a thief — C h a r a. ✦

Mensaje por Akira Kurusu el Miér Jul 26, 2017 2:43 am

A person who has stolen in the past
~ is likely to commit the crime again.



Sin duda la diferencia entre una zona y otra estaba fácilmente marcada, a su parecer mientras más dinero invertías al lugar donde querías o podías vivir, ese ambiente parecía volverse por desgracia más sucio y lleno de gente de bajo coeficiente intelectual. La risa que el pensamiento le causó había llegado lo suficiente ligera para ser controlable, era como si la estuviera ahogando para no volverla sonora. "¡¿Pero no era así por las apariencias?!" sin duda un tema a discusión, porque lo que vendría a representar lo insalubre de una zona adinerada no sería la apariencia en sí pero los actos que ocurrían cuando la gente "inocente" no estaba viendo. Mientras que el IQ que podrían o no manejar era muy bien sabido que el tener dinero te consigue algo tan indispensable como lo es la educación, pero también sabía que ni con esas los humanos podían deshacerse de su mediocridad por factores que extienden aún más el tema, ¡y todo aún en pleno siglo XXI! Una frase que es muy icónica de utilizar cuando se tocan esta clase de temas. Podría darles ése punto más no sería entero ni les restaría el desagrado ni la catalogación que les daría al tratar con tales, al final de cuentas eran una especia y nada más no podías bajar la guardia y esperar que todo vaya bien, menos si ya tienes experiencia, o al menos intenta negarle eso al Joker que no sólo fue engañado pero que ahora él mismo es quien te puede hacer la jugarreta.

Bellas calles con en verdad varias casas bastante atractivas de observar, se preguntaba qué tanta seguridad tendrían y también qué clase de gente viviría allí. La primera respuesta le haría enterarse de qué tan divertido era dejar en burla a lo que sea que tengan instalado para evitarlo, mientras que la segunda es el empuje para efectivamente realizar su trabajo de "mago". Eso requeriría de más investigación, de hecho, tenía por seguro ya un objetivo que vivía cercas de su ubicación actual más no era el punto a atacar exactamente ya o de lo contrario estaría portando sus ropas oscuras en las tinieblas y no ropa casual como cualquier otro habitante del Valley. Sus tripas hicieron un sonido divertido y supo que no estaría nada mal llevarse algo de comida a la boca y complacer por algunas horas a su estómago—. Mmh... ¡Allí estás! —observó atentamente la lejanía hasta que sus ojos se topasen con cualquier clase de pancarta alusivo que delatara que en ese lugar venderían alimentos, y así fue como dio con ello y comenzó a avanzar hasta dicho lugar. De alguna forma le emocionaba entrar a una tienda de tal sección porque era tan hilarante ver cómo también cambiaban los establecimientos dependiendo dónde estuvieras. Juraría que hasta encontraba más insumos que nada más en otras partes no lo hacía. Una discriminación que ni se molestaban en ocultar, pero tampoco esos eran especialmente baratos por lo que debería tratarse también de marketing y lo que la gente puede adquirir dependiendo dé. ¡Como los automóviles Lamborguini y similares! ¿No encuentras sospechoso que en televisión no hay comerciales de tales? HA, quién ve televisión hoy en día, pero se entiende el punto.

Adentro y como se lo esperaba, ya de inicio podía ver una parte arreglada para colocar nuevos productos que les habría llegado y que él estaba seguro que no veía casualmente en todas partes. "Buenas tardes", fue el primer comentario que recibió sin siquiera esperarlo—. Buenas —se tardó un poco en reaccionar y a diferencia del extraño, él lo dijo con mucho menos ahínco, por poco como una pregunta al sentirse algo estúpido por darle el saludo a otra persona. La escena no fue incomoda durante tanto, ya que él se dispuso a ir a donde estaban los refrigeradores para elegir obviamente una de las bebidas, no tenía ganas de algo que tuviera que estar masticando, ya tenía en mente que quería algo liquido y eso era muy bueno en cuestiones de no estar perdiendo el tiempo curioseando, pero algo que no era un producto (esperaba) le distrajo un poco y quizá llegó a desear que efectivamente fuera algo que pudiera comprar como si nada, ya que parecía una versión miniatura de su pareja. No se le quedó viendo puesto que no quería parecer una clase de pedófilo, pero si comprobaba de reojo que efectivamente aquella cosita era como un mini-Akechi. Al menos físicamente le daba ese aire.
avatar
Akira Kurusu
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1338
Monedas Monedas : 1276

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝ Once a thief, always a thief — C h a r a. ✦

Mensaje por Chara Dreemurr el Lun Dic 18, 2017 9:41 pm

Claramente, resultaba ridícula la idea de castigarle como a la mayoría de los niños que se subyugaban dócilmente ante sus padres luego de una travesura. En primer lugar, porque sus "padres" estaban algo lejos en ese momento, y la única persona a cargo suyo era lo bastante inteligente para saber que él era capaz de escaparse por la ventana si acaso intentaban mermar su libertad. Por tanto, el método era ligeramente diferente, se trataba de una guerra de voluntades: no le podían restringir por completo el chocolate, pero sí podían cortarle todos los medios de acceso a él. Que resultaba, en su opinión, incluso una medida significativamente tortuosa al estar obligado a racionar sus golosinas y verlas desvanecerse poco a poco. Era tan dolorosamente lento que prefería comerse todos los dulces en ese mismo momento antes que dejar su sanidad mental sucumbir a la carencia. No tenía suficiente paciencia. Siempre prefería actuar de inmediato y por impulso, por lo que algo simple como una restricción no lo iban a detener. Si no había chocolate en la casa que desafortunadamente tenía que llamar hogar (y se había asegurado de revisar bastante bien los rincones, incluso interrogar a Papyrus por si dejaba caer alguna pista), tendría que salir a cazar por su cuenta.

Por supuesto, la solución simple para cualquier ser humano sería ir a la tienda y comprarse una barra del producto. Lamentablemente, parte de la restricción y para obstruir cualquier camino de posible consume, tampoco contaba con ninguna cantidad de dinero. Al parecer ser de un niño limitaba bastante el poder de adquisición monetario que uno poseía, qué interesante. Aunque la idea de acudir en ayuda de Mary se cruzó por su cabeza apenas notó el inconveniente, la desechó con la misma rapidez con que rechazaba los vegetales de su comida. Podía arreglárselas solo, no necesitaba a nadie. Tal vez fuera la misma falta de azúcar en su sistema que amargaba los pensamientos en su cabeza, pero al menos se entretuvo lo suficiente con sus cavilaciones inútiles para dirigirse a la tienda de conveniencia que se encontraba dentro del sector residencial. Sí, porque aparentemente mucho de los adultos eran demasiado perezosos para siquiera salir de la zona de comodidad al ir a comprar algo, le pareció mucho más desconcertante la cantidad de autos estacionados en la entrada, siendo que la tienda era perfectamente accesible a pie. ¿Qué le importaba? El trabajador en turno le dirigió apenas una mirada de interrogación, que ignoró por completo para dirigirse directamente hacia el final del pasillo, recorriéndolo con rapidez calculada.

La verdad es que nunca había robado nada antes, de forma oficial. Dudaba que los actos de bravuconearía se comparasen al acto de robar de una fuente comercial y no de un simple consumidor. ¿Qué daño iba a hacer? No podía ser tan difícil como para resultar atrapado al primer intento (o él esperaba no ser tan idiota), y se había dirigido allí con nada más con esas intenciones. Sólo necesitaba una prueba pequeña, tratándose del capricho de un niño y no una verdadera necesidad. Había sólo otra persona allí en el pasillo, por lo que dio un par de vueltas nada sospechosas fingiendo interesarse en cualquier otro producto, pero de un movimiento veloz se echó rápidamente un chocolate de nueces al bolsillo, cubriéndolo con la mano para aplastar el bulto. Quizá se había apresurado demasiado, o el envase de plástico había crujido un poco fuerte al estrecharlo en su ropa, pero cuando iba a camino a la salida, aún no completamente fuera del pasillo y evitando mirar por la caja registradora, escuchó claramente una voz demandante preguntarle qué llevaba ahí. Tuvo que hacer un esfuerzo por no echarse a reír, porque probablemente de una carcajada todo se iría al traste y no habría chocolate para él—. ¡No estoy llevando nada! —rápidamente se negó, un poco más frenético de lo requerido, y tuvo la repentina certeza de que se escuchaba tan descaradamente a una mentira que la mejor opción era salir corriendo de inmediato. El problema era que un guardia de seguridad que no estaba allí hace un segundo se había instalado convenientemente a tapar la vía de escape.
avatar
Chara Dreemurr
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 469
Monedas Monedas : 10962

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝ Once a thief, always a thief — C h a r a. ✦

Mensaje por Akira Kurusu el Jue Ene 25, 2018 10:21 am

En su recorrido espiritual sobre la decisión en cuanto a qué bebida debía de tomar del refrigerador y la distracción del mini-Akechi rondando, le estaban haciendo la vida muy complicada, visto con total desproporción a lo que era en verdad la típica y hasta aburrida escena actual. Notó que el pequeño hizo un recorrido un poco sospechoso a través del reflejo de los cristales y de uno de los espejos que situaban en las esquinas, pero la cuestión era si le resultaba fuera de lo común al ser un menor yendo aparente y completamente solo caminando por los pasillos o si tenía algún presentimiento, ¿debería prepararse a hacer sus propias apuestas mentales? En ese caso era importante que fuera apurando el paso y eligiese de una buena vez qué quería: Terminó por tomar una botella de cartón rellena de agua de coco (al menos eso le prometía la marca y demás información escrita en él), ahora podía darse por complacido, ir a pagar y retirarse, pero hey, ¿algo tan sano y ya? Sinceramente dudaba de que eso le llenase y aunque su siguiente acción tampoco le garantizaría lo que buscaba, ya era más combustible para su cuerpo, por lo que también terminó tomando una barra de granola y ahora sí, listo para la caja registradora y la operación de ver a su dinero desaparecer de sus manos, pero antes de ello tenía que ser testigo de un espectáculo interesante de ver, al menos siendo que no esperaba nada de entrar a una simple tienda eso no estaba mal. No tenía prisa.

A paso sosegado llegó hasta el punto donde era el único ente que no pintaba para nada en la escena más que el único espectador y un cliente real dispuesto a hacer lo que uno. Colocó sobre la barra los productos que iba a llevarse cuando el trámite estuviese listo, pero el dependiente tuvo que pedir una disculpa por hacerlo esperar ya que tenía que atender primero el caso de ese pequeño. Akira suspiró—. Mmh, ¿y qué fue exactamente lo que ha hecho?"¡ha robado! Estoy seguro de que tiene algo escondido en su ropa"—. ¿Has robado? —preguntó directamente al castaño a sabiendas de que iba a dar una negativa—. Pues ahí lo tiene, dice que no lo ha hecho. Además, sigue aquí, ¿cómo puede haberse robado algo ni siquiera se ha ido de la tienda? Tal testimonio aún no es verídico hasta que realmente ocurra... Oh, eso habla de forma muy triste de lo que viene a ser el sistema —última oración comentada más para sí al ni siquiera mirar a los ojos a nadie más que apuntar la vista arriba, como si tuviera una especie de realización profunda. Ahora el dependiente estaba enojado y la iba a querer traer contra Akira cuando era de esas pocas veces donde sí era inocente de todo crimen; "¿Es que acaso es algo tuyo este niño?", fue lo que preguntó con rudeza, casi bloqueando al niñito por el que esto se inició de su panorama y aunque la idea inicial de Akira era decir que sí, tampoco sabía nada de tal como para arrojarse al fuego sin más por él, por lo que si procedía a ayudarse sería con cautela, porque por más que se pareciera a una versión infantil de su amado no lo convertía en él, solamente otro extraño que daba la casualidad se encontró de esa divertida forma—. ¿Es que ahora para defender a un indefenso se necesita tener algún tipo de conexión personal con tal? —le sonrío con socarronería, estaba disfrutando el retarlo pero el personaje se estaba cansando y antes de que llamase al guardia a revisar si es que era verdad o no, el Joker tenía que actuar por si acaso resultaba ser cierto salvarle el pellejo.

Bien, bien, hagamos algo para que está situación no vaya por el mal camino si ni siquiera existe la necesidad. ¿Quiere escuchar mi idea? —el pelinegro se había acercado al personaje detrás de la caja con el codo acomodado sobre la misma barra y la palma extendida, donde desde la perspectiva del pequeño no vería a sus labios moverse, quería susurrarle sus ideas para ganarse además la confianza del vendedor al hacerle creer que lo estaba haciendo parte dé, diciéndole que el niño después de cómo fue que actuó enfrente suyo de seguro sí se abriría más con su persona, y como el trabajador no era mala gente le dio la oportunidad de probarlo así, que si fallaba llamaría al de seguridad a que hiciera su respectivo deber: era un trato—. Yo sé que no te has robado nada, pero necesitamos que le compruebes a estas personas que no ha sido así, porque seguro estabas de antojado pero recordaste que no traes dinero contigo o cualquier cosa que te hayan dicho tus padres, ¿no es verdad? —Akira que estaba ahora de cuclillas para hablarle de tú a tú al pequeño, realmente no tenía ni puta idea de las asunciones que estaba creando, eran más que nada ideas vagas para que de ahí el niño tomase cualquiera para tener una coartada. Estaba ayudándolo a ayudarse—. ¿Te gustan los trucos de magia? ¿Entonces quisieras ser mi asistente provisional? Será rápido.
avatar
Akira Kurusu
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1338
Monedas Monedas : 1276

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝ Once a thief, always a thief — C h a r a. ✦

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.