Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

I K • K I L — Sunny Delight. 「Chara」

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I K • K I L — Sunny Delight. 「Chara」

Mensaje por Mary Schokolade Flowey el Jue Jun 22, 2017 10:25 am

"T H R E E S O M E".
Grupo de "tres" personas.

Integrantes:
—Mary Schokolade Flowey.
—Chara Dreemurr.
—Sans W.D. Gaster.

Información:
* Los integrantes han sido acomodados en base al orden en que postearan en el tema, al llegar al último otra vez comenzaría el primero y así continuamente.
* Papyrus puede ser usado indiscriminadamente por cualquiera de nosotros, debe hacer sus cosas de Papyrus. (?)
* Están en un avión cualquiera, nada de primera clase para el sufrimiento de Mary. El hotel todavía queda a decidir, pero podemos dar por hecho que será decente y bonito (?), y en cuanto el destino por el cual se hizo el tema aquí y que tiene parte del título: "Cenote Ik-Kil", está en Chichén Itzá, Yucatán. o_ó!
* Y como no se me ocurre qué más poner aquí, así lo dejaré mientras. Si quieres que coloque imágenes o algo me avisas. Me puedes pedir lo que sea, Amore, ya sabes. Corazones
avatar
Mary Schokolade Flowey



Mensajes Mensajes : 447
Monedas Monedas : 134

Volver arriba Ir abajo

Re: I K • K I L — Sunny Delight. 「Chara」

Mensaje por Mary Schokolade Flowey el Jue Jun 22, 2017 10:45 am

◣Ik-Kil — Yucatán◥
Yucatán, México ➤ Vacaciones de Verano.



*Avión (en el interior dé).
Verano, sus opiniones respecto a esta temporada del año todavía no estaban bien definidas, pero hay algo de lo que sí estaba muy segura y era que en esa época es en la que podría ir a lanzarse al agua sin temer por el frío, o al menos así te enseñaban los medios que debía de ser en teoría. En la parte del mundo que se encontraba sí era de esa forma y lo mejor de todo es que tenía al niño-chocolate con ella para salir... Eso le hacía preguntarse si es que acaso habría salido antes a algún lugar del estilo con alguien, que apenas tenía doce años, no había vivido aún tanto como para no recordarlo pero también el mismo factor de la edad era una buena excusa para decir que no le ha dado la suficiente importancia y aquellos recuerdos pasaron sin pena ni gloría, ¡Ah! Pero ahora que tenía a su lado al niño de ojos rojizos no era ni por asomo la misma situación de los anteriores once años—. Y cuando seamos grandes podremos ir sólo nosotros dos, sin que molestos sobrantes vengan acompañándonos a todas partes cual sombras —los ojos que había cerrado en paz mientras se recargaba en un hombro del niño al que consideraba su prometido, se abrieron apruptamente, apuntando con su mirada filosa a uno de los hermanos albinos: el que se estaba encargando precisamente de llevarlos de vacaciones y ser el adulto "responsable" a cargo.

Los asientos venían de tres en tres, por supuesto que ella tenía que estar al lado de Chara, pero el tercero era ocupado por... Papyrus. Sans por otra parte prefirió irse con desconocidos por su propia tranquilidad mental, justo en el asiento de en frente, ¿y entonces cómo es que Mary pudo dedicarle tal mirada? Es sencillo, ella lo hizo, que el otro pudiera verla o no ya era algo muy diferente, pero por el comentario seguro que el esqueleto se lo imaginaba. ¡Y es que no podía con esto! ¿Por qué no pudieron irse en primera clase? Si acaso él no podía pagar lo de todos, ella estaba dispuesta a contribuir al menos en lo que se refería el pase de su amado y ella, no más. Sí, sí, que era una menor de edad y no podía disponer así como le diera en gana de su dinero, pero, ¡agh! Robarlo. No precisamente puesto que es suyo pero se entiende el concepto—. A la próxima podríamos llegar a nuestro destino con más clase. ¿Verdad, Chara? —en cuanto mencionó el nombre del ajeno y volteó a verlo para que le diera su aprobación fue como si hubiesen oprimido un botón en la rubia para pasar de ser esa niña llena de furia y quejas a otra que en cambio es completamente adorable.

Entre la conmoción y el drama "familiar" que se estaba dando, pasó una de las azafatas con los respectivos aperitivos para dar a ofrecer al público, en cuanto llegó a los lugares de los menores no les preguntó siquiera si acaso se les antojaban, no-no, por tener la apariencia de unos niños asumió que iban a desear con locura lo que traía ella en su artefacto con rueditas. Bien, ya lo tenía en las manos, contra su voluntad pero no podía ser tan malo, ¿no? Miro cuidadosamente el empaque y eran galletas saladas muy genéricas—. ¿Es que acaso nadie patrocina este maldito vuelo como para conseguir mejores chucherías? —ya de perdida habían dado también para acompañar una gaseosa y como postre chocolate. Saludable no parecía estar en los términos aceptables de la aerolínea, según podía observar. Lo último en mencionar sabía por seguridad que alguien de los presentes no lo iba a rechazar y si acaso sí tenía buen sabor, las posibilidades de que los otros tres participantes se quedaran sin tal por donarselo eran bastante grandes. De antemano ya sabía que ella sí le daría su parte si así quería—. ¿Y cómo saben...? —no le daba mucha confianza en catar lo que les habían dado, así que confiaba en que alguno de los tres hombres que le acompañaban hiciera de guinea pig y le dijera. Oh, en ese momento notó que iba de viaje a otro país con tres hombres que ni siquiera eran familiares, básicamente nada suyos. Decía que Chara era su prometido pero, ¿esto no estaba muy raro si se pensaba con calma? Aún así no sentía que la fueran a secuestrar y si era con el chico de cabello marrón mucho menos le habría de importar.
avatar
Mary Schokolade Flowey



Mensajes Mensajes : 447
Monedas Monedas : 134

Volver arriba Ir abajo

Re: I K • K I L — Sunny Delight. 「Chara」

Mensaje por Chara Dreemurr el Dom Ago 06, 2017 12:29 pm

Ah, vacaciones. No podría decir que estaba completamente entusiasmado sin que resultara una mentira descarada, nada le fascinaba en particular del tiempo de verano: para empezar, el calor no era útil para conservar el chocolate a temperatura ambiente sin derretirse. Una tragedia. Sin embargo, sí iba admitir que irse de vacaciones resultaba un escenario mucho más entretenido. ¡Ya era hora de largarse de esa ciudad francesa por una vez! Aunque fuese sólo de forma temporal, un cambio de panorama siempre era bienvenido cuando el aburrimiento era un enemigo constante. En cambio, un viaje en avión de aproximadamente doce horas no era algo que le llenara de alegría. Estar atrapado en un asiento entre Mary y Papyrus por esa cantidad de tiempo resultaba un escenario bastante peculiar para sopesar las intrigas de la existencia, pero afortunadamente, aún no llegaban al tiempo del vuelo en que quisiera arrojarse por la ventana a kilómetros de altura. La aeronave acababa de despegar y perfectamente podrían quitarse los cinturones de seguridad teniendo la certeza de que no se estrellarían con el suelo (por ahora)—. ¿Crees que podamos ir a robar comida a primera clase al rato? —más que pensar en comida, estaba pensando en los postres, pero era cierto que un vuelo más lujoso se hubiera apreciado. Sería un buen medio para pasar el rato, también, a no ser que Papyrus estuviera dispuesto a contarles historias para dormir.

Que probablemente estaba, pero se sobreentendía el sarcasmo en sus pensamientos. Como si una azafata hubiera sospechado de sus inofensivos planes delictivos, apareció un carro de dulces común y corriente que les entregó un paquete de galletas (saladas), una gaseosa y un chocolate en barra. Dado que sólo un idiota rechazaría la oportunidad de su golosina favorita gratis y sin siquiera tener que robarla, a diferencia de su compañera rubia que se había quedado quejándose de la comida y viéndola con desconfianza, su primera acción fue darle una mordida pronunciada a la barra marrón de cacao y manteca, hallándola lo suficiente dulce para ser de su agrado. Como si se hubiera activado un interruptor dentro de su cabeza, de inmediato abandonó su actitud taciturna y la sonrisa de travesura usual regresó a sus rasgos infantiles, ligeramente torcidos en una mueca de complicidad. El azúcar siempre era un buen gatillo para los impulsos—. Están bastante bien, de hecho. Deberíamos conseguir más —la última parte de su oración se trató de un susurro, inclinándose ligeramente hacia Mary para que nadie más lo escuchara, pero de todas maneras, el mensaje era lo suficiente sutil para insinuar la intención de apropiarse de todos los postres del avión. O tal vez simplemente quedarse los dulces y estrellar el carrito, todos los detalles se verían por sobre la marcha.

Hizo una señal de silencio a Mary, desabrochándose el cinturón de seguridad como si se tratara de algún acto secreto. Le gustaban las pausas dramáticas, por lo que antes de que Papyrus pudiera preguntar el por qué habían quedado repentinamente callados, dio una patada lo suficientemente fuerte al asiento de adelante para que sonaran los resortes, y quizá despertar al pobre desafortunado que estaba en aquella posición. Repitió el proceso encontrándolo tan satisfactorio como la primera, hasta tener la certeza de que unas cuatro o cinco patadas iban a funcionar—. ¡Sans! ¡Hey, Saaaaans! —por supuesto, no podía tratarse de ninguna otra persona. La forma en que llamaba su nombre incluso en un tono asquerosamente meloso sería lo suficiente enervante para cualquiera. Se levantó de su propio lugar, inclinándose directamente sobre el asiento de adelante de forma que el hombre en cuestión al menos tuviera un vistazo de su sonrisa y expresión de inocencia bien practicada—. Mary y yo vamos a ir a un lugar como... —una pausa que no se molestó en fingir que no era discriminadora—, ¡el baño! Por lo que no pienses que vamos a quemar el avión o algo así —le restó importancia al asunto, dejándolo salir como una broma tonta. Pero el descaro con que le avisaba al mayor que iban a largarse a hacer travesuras a sus espaldas era risible, él prefería hacerlo directamente bajo sus narices.
avatar
Chara Dreemurr



Mensajes Mensajes : 429
Monedas Monedas : 5970

Volver arriba Ir abajo

Re: I K • K I L — Sunny Delight. 「Chara」

Mensaje por Sans W.D. Gaster el Miér Ago 23, 2017 3:12 am

Él estaba pagando el pasaje de todos, ¿qué hacían ahí? Bueno, resistir el vuelo quizá sería uno de los momentos más pesados de ese recorrido, ya estando en el hotel esperaba que pudiera tener de verdad un momento de paz y diversión que no le acarrease problemas innecesarios, unos deseos bastante imposibles de conceder si en la ecuación estaba agregado ese trabajo de niñera que tenía ya desde hace bastante rato y no sólo eso, también se le sumaba otra criaturita igual de insoportable que se hacía llamar a sí como la pareja del que sí era su responsabilidad. De alguna manera considerando que era el único "adulto responsable" de esos cuatro, ya era un hecho sólido que tendría que proteger no sólo que uno no se hiciera daño, sino dos, ¡BAH! Su hermano menor también entraba muy fácil a su irremediable deber, pero por lo menos aquél no intentaba ocasionar la discordia (no intencionalmente) a donde sea que fuera—. Pff, ¿robar comida? —comentó al escuchar los planes a un futuro cercano del menor—. Puedes ir... tan sólo para que vean al dulce pequeño de mejillas rosadas extraviado, te den gratuitamente la dichosa comida que planeas hurtar y te guíen de regreso —suponiendo que si a ellos se las estaban dando gratis, lo mismo debía pasar más adelante, que igual y serían un poco mejor pero seguiría siendo de un avión y no un restaurante. Es verdad que sí han de servir comida estupenda pero para ello tendría que tratarse de ir en uno aún mejor o ya de plano un jet privado. No tenía que preocuparse mucho porque de igual forma no existía por dónde huir y siempre y cuando se mantuviera alejado de la cabina del piloto para no hacerlos estrellar, todo estaría de maravilla.

De regreso a ignorar a los tres pasajeros sentados esa hilera: Recargó su cuello y cabeza en el asiento, que para ser honesto no sentía ningún cambio importante cuando inclinó el susodicho, era una broma cruel y debía de ser para no molestar a los de atrás porque el espacio no era bastante amplio. Aquello sería simple de entender pero al conocer a todos los que estaban sentados ahí no le incomodaba la idea de incomodarlos, lastima que no se iba a poder, pero eso no le impediría cerrar sus ojos y quizá tratar de adquirir la suficiente pereza para conciliar el sueño lo suficiente hasta que llegasen a su destino: No se iba a poder. Los repetidos golpecitos del infante no sólo alertaron al albino de que ya podía a comenzar a sentirse irritado pero también a la persona desconocida que estaba al otro extremo, dejando el medio vacío para acomodar maletas pequeñas que tuvieran ambos como un trato silencioso, ya que al parecer ya no habría manera de que tal se llenase si mantenías la lógica de que no era un autobús y estaban a miles de metros de distancia del suelo.

Naturalmente tuvo que voltear a ver al niño de ojos rojos con claro enojo. Seguiría manteniendo la calma, todavía no rebasaba la línea—.
¿Ah sí? Pues te lo has pensado bastante para que ése sea su destino —no hacía falta aclarar que no lo quemarían si ellos venían a bordo y tenían idea nula de cómo funcionaba un paracaídas en la realidad. Sería muy-muy tonto que de verdad se pusieran en riesgo a menos de que pasaran a un nuevo nivel de destrucción donde el daño no sólo fuera a los demás pero a ellos también, para que la exterminación ahora sí no dejase rastro de ni siquiera quién lo provocó. Podía asegurar aparte que la idea sería tan sólo de Chara y la niña-planta nada más lo estaba siguiendo como había hecho en ese viaje—. Entonces querrán que Papyrus o yo los acompañe. Estaremos todos encerrados en este enorme pedazo de metal pero eso no impide que no les pueda pasar algo malo a niñitos que andan fuera de sus asientos curioseando. Espera un momento... —hurgó rápidamente en el maletín pequeño, ¿qué sería lo que estaría guardando para tener a la mano? Pues correas, por supuesto. Fue lo que les termino poniendo a ambos, cada una de diferente color—. Es una fortuna que te quedase, se puede ajustar como cualquier otra pero ya estaban destinadas para tu novio —se levanta de su asiento con los niños al frente como si se tratara de perros que sacaría a pasear—. ¿Y bien? Avancen, ¿o no saben dónde está? Tranquilos... Estoy seguro de que sus ganas imaginarias de ir se extinguirán en cuanto perciban el aroma al estar cercas dé.
avatar
Sans W.D. Gaster



Mensajes Mensajes : 619
Monedas Monedas : 112

Volver arriba Ir abajo

Re: I K • K I L — Sunny Delight. 「Chara」

Mensaje por Mary Schokolade Flowey el Vie Ago 25, 2017 1:03 am

Alguien que ni siquiera estaba invitado en esa conversación se introdujo para dar su desagradable opinión que nadie le pidió, fue Sans. Al menos las de Papyrus eran más fáciles de digerir al no llevar a un confrotamiento directo como deducía estaría a punto de pasar más que por su parte, por la de Chara, aunque era bastante cierto que era dulce y de mejillas rosadas: Su mirada se quedó fija en éstas de inmediato—. Boop —fue el sonido característico que designo a su dedo pinchando una del ajeno. Por algún motivo eso le había hecho bastante feliz, un sentimiento de ternura instantánea. "Saaaans. No estés diciendo esas cosas en voz alta. Pueden oírte" mencionó Papyrus con dramatismo innecesario agregado al final de su oración, como si no fueran ya bastante consciente todos de la "charla" sucedida, pero no se detuvo ahí, continúo adhiriendo más material al tema del que supuestamente parecía tener intención de acabar; "Eso sólo les causará traumas infantiles a futuro. Si ellos creen que pueden hacer algo como robar comida a la clase alta, pues que roben comida a la clase alta. ¡Hay que darles ánimos en sus sueños! NYE HE HE HE... Pero robar no está bien, ¿entendido?".... Was? —Mary arqueó una ceja, centrándose esta vez en el hermano menor, eso sí, su dedo seguía bastante en posición para volver a picar de nuevo a su prometido—. Eso es mandar mensajes mezclados, y, para tu información pudimos escuchar todo... No es como si no estuviéramos a menos de un metro de distancia —apuntó los hechos con la misma arrogancia que poseería alguien en una posición alta e inalcanzable, sí, esa misma niña de tan sólo doce años. ¡Pero! Es que no podían estar no de acuerdo los demás en que ese sujeto era bastante cómico para su propio bienestar, en serio, ¿de dónde lo habían sacado? Suponía que el mayor también pero de un modo distinto.

Para pronto que una azafata se acercó a repartir las golosinas y ella mantenía la duda comprensible de si probarlas o no, fue que se espero al veredicto de calidad por parte de Chara, ¿era realmente fiable?—. Pero Chara... ¿Y a ti qué tipo de chocolate no te gusta que no sea amargo? —y eso que no estaba cien por ciento segura si acaso el amargo le disgustaba tal cual, como sea, le pasó su barra de chocolate en cuanto le mencionó que no estaban mal—. ¡Pero debes dejarme un pedacito! —en caso de que no consiguieran más aún mantenía la curiosidad de probar por lo menos un poco, tampoco era que le matara el deseo por comerlo como a él. Seguido se desabrochó el cinturón como había dictado y esperó solamente para ver esa nueva escena poco cuidadosa de interacción, realmente no estaba muy segura de por qué se molestó en decirle el plan en voz baja si iba a terminar avisando de todas formas que se irían, ¿tal vez un tipo de estrategia? No lo sabía y se limitó a observar hasta que de un momento para otro le estaban poniendo a ella también una vil correa—. N-no. No pienso aguantar tal humillación y menos si vamos al baño, ¡soy una dama! —el punto a su favor y en contra era que supuestamente ninguno podría entrar con ella, pero, quizá había uno para todo el mundo y así vendría siendo invalidada la conjetura que tenía pensada... Eso de cierta forma podía hacer un poco peor que Chara le acompañase si en verdad fueran allí, al menos seguían siendo niños.

Papyrus tendría que entrar a escena nuevamente, porque si lo había hecho antes por algo menor y sin mucha importancia, ¿por qué no habría de hacerlo en algo que sí parecía relevante? Él dijo lo más diplomaticamente que pudo: "Hey, me gusta el color de sus correas... ¡¿Trajimos a la Roquita con nosotros también?! ¡Sans! ¿Quién cuidará a la Roquita estando sola en casa?!", según parecía un tema lo llevó a relacionar otro—. ¿En serio? ¿Nada acerca de que esto debe de ser ilegal? Es decir, eso espero... ¿Y quién es "Roquita"? —su comentario sagaz iba más al aire, excepto la pregunta a la cual se dirigió directamente a Chara en busca de respuestas. Vivía con ellos, debía de saber.
avatar
Mary Schokolade Flowey



Mensajes Mensajes : 447
Monedas Monedas : 134

Volver arriba Ir abajo

Re: I K • K I L — Sunny Delight. 「Chara」

Mensaje por Chara Dreemurr el Mar Sep 19, 2017 5:07 am

Quizá la única posibilidad verdaderamente interesante del viaje en avión sería la habilidad para gastar travesuras en un ambiente cerrado, dado que hasta el momento, no habían contado con tiempo suficiente para explotar de forma correcta tal cualidad. Porque, de verdad, ¿en qué otra cosa podrían gastar el tiempo? Doce horas era un tiempo tortuosamente largo para dormir (excepto tal vez para Sans, pero con tal sujeto no era una sorpresa ni una hazaña). Si acaso no quedaba más remedio que resignarse a pasar tiempo de calidad como "familia", personalmente él prefería arrojarse desde el avión. Afortunadamente, el único miembro del grupo que consideraría ello una posibilidad verdadera habría ser Papyrus: todos los demás se conocían demasiado bien entre sí. Por lo cual, el más probable desenlace de escenario habría de ser un grupo finitas de discusiones como en cualquier otra circunstancia, hasta enajenarse lo suficiente para hacer otra cosa. De momento, la comida (principalmente dulces) era siempre un tópico dinámico para empezar—. Tal vez, y cuando me guíen de regreso le den una charla de responsabilidad al idiota que perdió al niño en primer lugar —se encogió de hombros, con una sonrisa petulante que el otro no era capaz de apreciar de todas maneras. Pero cuando Mary tuvo el atrevimiento de tocarle la mejilla, evidentemente su reacción natural fue la de casi morderle la mano como un animalito salvaje.

Como si su discusión hubiera invocado una especie de suerte kármica, no mucho después una azafata pasó ofreciendo botana para calmar a los niños. Competentemente bueno, pero nunca suficiente—. ¿Qué clase de pregunta es ésa?  —preguntó de regreso, como si la rubia le hubiera cuestionado un axioma a priori de la sociedad moderna—. Es un delito cuestionar la deliciosidad del chocolate, fuera de aquí, hereje —con un gesto desdeñoso de su mano izquierda, hizo caso omiso de la petición de su compañera y devoró dramáticamente el último trozo del chocolate que supuestamente le habían pedido compartir. Porque probablemente compartir y chocolate no sonaban convincentes en la misma oración. Aunque tenían cosas más importantes en las que enfocarse en el momento, por ejemplo, la manera de conseguir más dulces para su deleite en una especie de redada a lo Robin Hood robando a los ricos, excepto que conservando el botín. Era consciente de que alertar al único cuidador capaz de entre los esqueletos no era precisamente una buena idea, pero la tentación de patearle el asiento para causar discordia era simplemente demasiado abrumadora para ignorar. No habría pensado que Sans sería mucho un inconveniente hasta que, literalmente, sacó dos correas para amarraros, tal cual, como si fueran mascotas.

En alguna parte de sí sabía que resultaba una cuestión de tiempo hasta que sucediera, pero no lo volvía algo mejor: una medida tan humillante que le hacía querer romper la cuerda nada más que con los dientes—. Roquita es la roca mascota subnormal de Sans —ofreció como toda explicación, un poco tenso y agarrando con firmeza la correa que estaba atada al rededor de su cintura. En realidad, pensándolo mejor, habían maneras convenientes de usar ello a su favor—. ¡Mary! —llamó casi al estilo militar, esperando captar la atención de su "segundo oficial" de forma inmediata, no había lugar para perder el tiempo en una operación tan delicada—. Corremos alrededor y le enredados las piernas. ¡A la una, dos, tres! —el único factor sorpresa del que podrían valerse era que la velocidad de reacción del adulto no superara a sus órdenes precipitadas, pues apenas había terminado de anunciarse en voz alta, empezó a rodear su objetivo a tanta velocidad como el estrecho pasillo del avión se los permitió. Quizá algunos de los pasajeros ya empezaban a notar el espectáculo que ofrecían de forma gratuita.
avatar
Chara Dreemurr



Mensajes Mensajes : 429
Monedas Monedas : 5970

Volver arriba Ir abajo

Re: I K • K I L — Sunny Delight. 「Chara」

Mensaje por Sans W.D. Gaster el Sáb Sep 30, 2017 8:16 am

El comentario sagaz del niño no lo incomodo en lo absoluto, esa petulancia que era instantánea ya no le sorprendía, inclusive se podría decir que la esperaba—. Di lo que quieras, pero al final yo no habría tenido que mover ni un solo dedo, mientras que tú serías el que pasaría por aquella situación que seguramente según tú te "desmerece" —aunque para cualquier otro infante lo tomaría de lo más normal y más si se sentía extraviado, pero Sans no estaba tratando con cualquier cosita aparentemente adorable. De hecho era perfecta esa palabra; aparentemente, porque era ahí donde se estancaba todo. Sólo poseía la fachada de alguien lindo y al ser todavía un niño se tomaba fácilmente por inocente e incapaz de hacer o pensar una gran cantidad de cosas, algo que él podía tomar a su ventaja. Viéndolo desde ese punto de vista era sensato saber la razón de por qué al niñato le molestaba tanto el albino mayor, porque después de todo él no caía en sus juegüitos, no parecía tenerle clemencia si no se la llegaba a merecer, ni aún porque le sacara considerables varios centímetros de estatura, pero eso sí, lo quería, es verdad que muy a su peculiar modo pero al fin de cuentas no cambiaba el sentimiento—. Bro. No estés tan activo en la conversación de los niños cuando hablen de esos "temas ilegales", te querrán arrastrar al lado oscuro con ellos —dijo bromeando aún a sabiendas de que ya ha ocurrido en el pasado y no porque de verdad su hermano haya sucumbido a la "maldad" del pequeño adicto al chocolate y su novia planta. No, más bien porque sabía que Papyrus podía ser bastante inocente, lo que era algo gracioso si era mucho mayor que esos dos niños de allí. Tal vez Sans no querría saber qué serían de grandes si tan avispados eran ya a su corta edad.

Le echó a Mary una mirada como si estuviera arruinando toda la diversión con su comentario que no estaba salido para nada de contexto, ciertamente tenía un punto valido, eso le hacía preguntarse si mencionarle que para su edad bien tenía el mismo físico que Chara con alguno que otro muy ligero cambio, seria ofensivo o no, al menos así él lo veía. Ninguno estaba desarrollado lo suficiente y suponía que para sus edades era algo bueno. "Hm, ¿debería incluir alguna clase de alimento para que se desarrollen bien? En plan 'Danonino' o marcas del estilo", HA-HA, siendo una persona con una profesión como la que tenía y que eligió por el placer dé, era algo así como un chiste local para sí mismo hacer esa clase de preguntas o comentarios si la respuesta ya bien podría saberla o encontrarla era tan sencilla que el reto nada más no existía—.
¿Una dama? En el aspecto físico asumiré, uno que otro ademán quizá, pero no creo que toda tu personalidad en su totalidad abarque tal palabra. Menos aún si tu pareja tampoco llena eficientemente la de caballero —directamente miró a Chara y le sonrió descaradamente—. O no me digas, ¿ahora usted también ya es un miembro de la alta alcurnia? ¿Dónde están sus modales si no, Sir?

El comentario de su hermano le causó gracia pero como solía ocurrir, no la suficiente para soltarse a carcajadas. Esos eran rasgos bastante interesantes de observar, porque al contrario del pequeño y malvado castaño, ése se reía hasta por los codos y varias veces a la semana, ¡inclusive el mismo día!—. Ahí lo tienes, Bonnie. Clyde ya se hizo cargo de responderte. Y Papyrus, no hay nada qué temer al dejarle en casa por su cuenta, nuestra mascota es... fuerte como una roca —allí soltó un bufido pequeño por su mal chiste, no iba a contenerlo como tampoco iba a contenerse en cuanto rápidamente Chara dio instrucciones mientras él básicamente ya se encontraba ejecutando dichas. El albino lo único que hizo fue separar un poco sus piernas y aplicar un poco de fuerza para que en la presión no le obligaran a que las cerrara y cayera—. ¿Terminaste, pequeño diablo? —sin borrar su sonrisa, pero con un tono de voz claramente molesto se dirigió principalmente al niño del cual provenían las malas intenciones—. Y dime... ¿En serio creíste que algo así iba a funcionar? —después de todo, el mayor de los hermanos esqueleto estaba a niveles más allá de fuerza bruta como para dejar que la combinada entre dos niñitos le tumbase tan fácilmente—. Entonces está decidido. Si tantas ganas tienen de ir al baño claro que irán, pero será bajo mi tutela y en turnos. Después de eso volveremos a los asientos, se quedarán allí aunque sea atados a los dichos y así hasta que lleguemos al destino. ¿Okay? No me hagan pedir pañales para ambos.
avatar
Sans W.D. Gaster



Mensajes Mensajes : 619
Monedas Monedas : 112

Volver arriba Ir abajo

Re: I K • K I L — Sunny Delight. 「Chara」

Mensaje por Mary Schokolade Flowey el Miér Oct 25, 2017 5:17 am

La evaluación actual indicaba que las cosas no estaban funcionando de maravilla: por poco perdía un dedo de una forma bastante cruda y meramente salvaje. Le habían tachado de hereje y simplemente el albino no se dejaba engatusar, cuando por otro lado el albino menor continuaba con esos comentarios extraños muy dignos de su personalidad. ¿Quién era "Roquita"? No le dieron siquiera una oportunidad de resolver tal misterio y eso estaba bien puesto que ella misma había preguntado de forma directa—. Oh-- ¿oh? —observó hacía ambos lados con la mirada entrecerrada, indicaba una sospecha y no porque esto tuviera suspenso o en verdad algo que resolver, más bien lo que estaba preguntándose y preguntando de forma silenciosa con tal gesto era '¿qué?'. Una roca mascota, después de todo, no es algo que se viera todos los días. Pero nadie pareció prestarle demasiada atención a la rubia, tal vez era ella la única quien veía a la anomalía como tal y luego del comentario grosero de Sans insultando su posición en la cual tenía algunos puntos a favor que no admitiría en voz alta, que él fuera quien le respondiera de inmediato acerca el tema trivial tampoco le hacía emoción, después ella se encargaría de cuestionar a su novio. Afortunadamente notó cuando el mismo le dio instrucciones para actuar y aplicando el ejemplo, más que nada lo siguió de forma inmediata sin pensar tal cual y obviamente su reacción fue un poco más tardada al no saber qué estaba pasando al instante, ya que no había prestado tanta atención a sus palabras, claro que tampoco tuvo que pasar algo significante para que lo notara en unos segundos o de lo contrario sería una idiota. Dudaba que eso fuera un nuevo tipo de abrazo.

Después de un rato estando dando vueltas alrededor del albino que no habían sido demasiados pero se sentían como un juego prometedor para marearse en otras condiciones más apropiadas en cuestión de espacio, acabó pero no con la victoria para "su bando". El sujeto no parecía estar feliz y no se hizo tardar para reñirles—. ¡Hmm! —las cejas de la rubia sin duda estaban fruncidas pero más que enojada parecía hacer un esfuerzo sobrehumano por concentrarse—. Nope. No tengo nada. ¿Cómo se procede luego de esto?no debió haber preguntado. Para ese momento ella iba siendo cargada como un saco de patatas debajo del brazo de Sans ya liberado de las correas atadas, de las cuales no le tomo tanto tiempo deshacerse dé, algo que te dejaba decepcionado, pero en parte era trampa si su hermano le estaba ayudando. Él dijo antes de cargarla: "Tú misma lo has dicho, ¿no es así? Las damas primero". Maldita sea. No pensó que fuera tan pronto esa forma de hacerle tragar sus palabras. El escenario para ella en el recorrido hacía el baño fue extremadamente patético, porque además de traer su vestido y dada la posición, como cualquier dama que se respeta iba cubriendo su retaguardia con las manos, intuyendo que el otro no la dejaría caer de cara en el suelo del avión.

¿Y mientras que estaba pasando con el niño chocolate? Pues a él en la espera para su turno lo habían confinado a una cárcel de brazos, literalmente estaba compartiendo ahora el mismo asiento que Papyrus, arriba de las piernas de éste y siendo abrazado como si se tratase de un osito de peluche. El albino no parecía desagradado con esta nueva selección de interacción pero muy seguramente Chara sí, ¡pero hey! Mary venía de regreso en la misma posición con la que se la llevaron y ahora sería el turno del castaño de ser transportado de la misma manera o peor, considerando que era él—. Te lavas las manos, ¿okay? No vayas a ser asqueroso, que luego seguirás comiendo chocolate y, y, eew —si quería hacer o no realmente una vez estando ya en la locación no lo sabría ella, así que era para prevenir que no se le olvidase, porque tenía entendido que los niños podían ser así de asquerosos.
avatar
Mary Schokolade Flowey



Mensajes Mensajes : 447
Monedas Monedas : 134

Volver arriba Ir abajo

Re: I K • K I L — Sunny Delight. 「Chara」

Mensaje por Chara Dreemurr el Miér Nov 15, 2017 6:20 am

¿No resultaba un tanto gracioso que para empezar las vacaciones ya estaban en la situación de sobrevivencia a la convivencia familiar? Dudaba que lo hubieran planeado como una mera prueba de paciencia, seguramente Papyrus compró los boletos siento el último vuelo disponible y les condenó a todos a esa clase de interacción involuntaria cuando raramente podían soportarse más de una hora continua. Desafortunadamente, había procedido tal como le dictó su naturaleza caótica: tal vez resultó un sesgo en su visión, dado que no esperaba una respuesta del esqueleto mayor cuando literalmente no habían quebrado nada aún. ¿Dónde había quedado la pereza de Sans? Seguramente el hecho de complicarles la existencia era una motivación suficiente para hacerle levantar su trasero del asiento; él podría considerarlo por sí solo una victoria en otras circunstancias, pero era difícil concebir algo como llevar puesto una correa un avance positivo. Por supuesto, era inteligente por parte del mayor idear un método para restringir su movimiento, pero eso no significaba que tenía que dejarle la tarea fácil. No haría honor a su título de "pequeño demonio" si fuera indulgente con la paciencia de las personas adultas, después de todo.

Le dio instrucciones a Mary para ejecutar su plan improvisado casi al instante mismo en que estaban ejecutando tal, por lo que no se esperaba un tiempo de reacción veloz por parte de la víctima. Quizá es que Sans tenía razón y hacía falta más que la fuerza combinada de dos niños para derribar a un hombre adulto, pero eso no era parte de sus consideraciones. Prácticamente había soltando un gruñido cuando Sans se atrevió a burlarse de su fracaso, advirtiéndole desde entonces que no intentara levantarlo con tal ligereza como estaba haciendo con Mary—. ¡Eso no es justo si eres...! Ugh —se cruzó de brazos, probablemente ejecutando lo que cualquier individuo externo pudiera identificar como un berrinche. A excepción de que sus "berrinches" eran un poco más violentos que los normales, y había pataleado con todas sus fuerzas hasta que los brazos de Papyrus acabaron por encarcelarlo. Con Papyrus tenía menos posibilidad de soltarse si lo mordía, así que no lo intentó. En su lugar, se quedó mirando fijamente un punto en dirección donde habían desaparecido los otros dos (al baño, por supuesto), y lentamente, comenzó a embozar una sonrisa. Para cuando había llegado su turno de ser ejecutado con una idea al retrete, su expresión sonriente estaba en pleno apogeo para sacar escalofríos.

Así que antes de que cualquiera dijera otra palabra, fue el mismo Papyrus el primero en alzar la voz "¡SANS! EL NIÑO HA EXPRESADO DESEOS DE JUGAR A LAS ESCONDIDAS", con su usual entusiasmo inocente y casi ofensiva intensidad de voz. "APARENTEMENTE SERÁ BUENO PARA PASAR EL TIEMPO EN EL VIAJE, ¿NO TE PARECE UNA DIVERTIDA ACTIVIDAD?". La primera parte del plan era convencer al más joven de los hermanos con tal de ser tres contra uno, ya que, ¿qué problema podían tener las escondidas? Sonaba casi inofensivo. Si era o no decididamente sucio usar al hermano menor de Sans en su contra sólo le agregaba un poco de interés al asunto—. sabes que no teníamos que ir al baño. Espero que haya resultado una actividad recreativa para ambos —le sonrió con algo de descaro a Mary, por venganza de su comentario sobre lavarse las manos más que otra cosa. Y rápidamente, su atención volvió al único que le causaba problemas allí: Sans—. ¡Puedes verlo como una tregua! Danos quince minutos para escondernos. Si ganas, nos quedamos relativamente en paz. Si ganamos, nos dejas en paz. Y si te rehúsas... —una pausa pequeña, y su semblante de calma aparente se resquebrajó con algo similar a una carcajada ahogada—, prometo que voy a apuñalarte en un ojo así tenga que sacarme los amarres con putos los dientes —si alguien relacionara la repentina tensión de su acotación con una camisa de fuerza no resultaría del todo inapropiado, pero de todas maneras, continuó como si tal desliz no hubiera sucedido, con el descaro de regalarle una sonrisa encantadora al final de su discurso—. ¿Trato?
avatar
Chara Dreemurr



Mensajes Mensajes : 429
Monedas Monedas : 5970

Volver arriba Ir abajo

Re: I K • K I L — Sunny Delight. 「Chara」

Mensaje por Sans W.D. Gaster el Mar Nov 21, 2017 8:27 am

El peso de Mary era bastante similar al del niño-chocolate, pero eso era de esperarse si median casi lo mismo y además tenían básicamente la misma edad. No creía que fuera diferente de cargar un saco relleno de patatas, la única diferencia notable es que esos dos sacos se movían y no se rendían lo suficientemente rápido. Si acaso lograba conseguir que se calmaran, dentro de un rango ofendedoramente corto de tiempo se volvían a motivar para volver al ataque. Ah~, ¿por qué él había aceptado nuevamente ese trabajo de tener que cuidar al niño castaño? Aún más en estos días en los que aparentemente se había multiplicado en su versión femenina y rubia, ¡por lo menos seguían siendo niños! No querría pensar qué pasaría si fueran adolescentes sin protección adecuada. De hecho la sola idea de pensar que algún día crecerían y eso podría pasar le hacía sentir innecesariamente paranoico en cuanto lo que tendría que estar haciendo, casi mantenerlo monitoreado para prevenirlo, o tal vez la escuela militar no fuera tan mala idea después de todo. Tocó la puerta, sin insistencia nerviosa, pero los golpes eran lo suficiente firmes para alertar a la pequeña flor que al parecer sí tenía asuntos que atender adentro—. Espero que lo que se esté dando del otro lado de la puerta sí sea una necesidad biológica y no solamente un tiempo muerto para mantener la farsa, eh —le hizo saber calmado que sabía para dónde iban ambos, pero que eso no le impedía de seguirles la corriente y efectivamente llevarlos a cabo como un extraño tipo de castigo. Hacer volver realidad una mentira era extrañamente complaciente cuando no les convenía, ciertamente está vez les había ido relativamente mejor de otras ocasiones.

Finalmente ya regresando y con el saco de patatas rubio traído de regreso como en un principió se la llevó. La dejó en el asiento que tenía asignado para seguido mirar al ojos-rojos que, por supuesto lo recibió con esa "dulzura" que lo caracterizaba a la perfección—.
¿Lo sabía? Vaya, pero qué cosas resultan que ahora el infante me conoce mejor de lo que yo a mí mismo... Sigues tú —la respuesta soñadora y palpablemente sarcástica terminó con un frío y hasta agresivo comentario acerca de que ya era su turno, si no fuera por esos comentarios animosos de su hermano que le habían picado ciertamente. No entendía cómo le tenía tanta fe a esas dos criaturitas traídas del averno, claramente no eran de fiar, eran planes tras planes, más contra-planes y los de contingencia, ¡todo un lio!—. Papyrus... —llevó una de sus manos, cualquiera, era ambidiestro al final de cuentas que ya ni se daba cuenta de cuál usaba en qué momento. Masajeó lentamente el puente de su nariz acompañado de sus ojos cerrados, parecía que le iba a dar un dolor de cabeza con tan sólo tener que explicar el por qué no se iba a poder algo que él veía sumamente lógico y que no entendía cómo es que creían siquiera posible que sí iba a acceder a ello, ni siquiera los adheridos del menor eran realmente un premio y no lo estaban captando—. No. No es una actividad divertida. Darles esa clase de libertad en este tipo de transporte no es bueno si ni siquiera en un terreno normal sale bien al final y... Primero que nada, ni siquiera es como que lo vayan a permitir y eso ya está más allá de mi autoridad, lo dirá algún panfleto de reglas oficiales ya sea de la aerolínea o las mismas de la humanidad que son meramente sentido común —observó al pequeño castaño nuevamente, su mirada le decía claramente que no estaba sorprendido y hasta decepcionado que se atreviera a intentarlo por medio de su hermano menor—. Tu turno —como si el asunto fuese resuelto, no le dio explicaciones al diablillo y volvió al tema que ya le correspondía desde un inicio.

Elevó el ligero cuerpo de Chara y se lo llevo a como había mencionado "su actividad recreativa". Ese destino ya estaba marcado desde un inicio y no iba a evitarlo. Una vez en el punto y que el niño se encontrase al otro lado, le tuvo que advertir otra vez—.
Vas a estarte calmado. Tranquilo, que ya no nos faltará demasiado. Espero que estés consiente de que sí puedo convertirte en un 'taquito' con tal de que no estés causando más inconveniencias, ¡es más! ¿Es ése tu plan? ¿Quieres que te lleve todo el camino como a un bebé envuelto en una mantita? Hasta puedo alimentarte, considerando que tus brazos no estarán libres —no sabía si estaba bromeando o no, en parte tenía el sentido de que él no quería darse a la tarea de hacer algo así y arruinar una buena siesta, más bien preferiría lo contrario y que él fuera el que estuviera en la manta por la comodidad, pero también sabía que si se veía a la necesidad lo haría sin pensarlo demasiado. A fin de cuentas no era nada malo, más bien lo tomaría como darle un premio inmerecido.
avatar
Sans W.D. Gaster



Mensajes Mensajes : 619
Monedas Monedas : 112

Volver arriba Ir abajo

Re: I K • K I L — Sunny Delight. 「Chara」

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.