Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Un dia despues de la muerte...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un dia despues de la muerte...

Mensaje por Kyuuketsuki Trancy Uchiha el Jue Sep 13, 2012 2:55 am

De verdad… había sido tan cobarde ahora? Lo suficiente como para haberme suicidado? En realidad era aquella mi única salida? Al parecer si… dicen que cuando una persona sobrevive al suicidio siente un gran alivio, pero este no era mi caso, era yo quien ya había muerto, a quien miraba, tras aquella repisa de cristal, empapada de las lágrimas, de no solo mis familiares, sino también, de las personas que pude haber llamado amigos, de un chico… un chico que jugo conmigo… y ahora estaba llorando? No fue eso lo que una vez me dijo?

-Por mi estaría bien, si te mueres hoy-

Entonces… porque estas llorando ahora? No querías esto? Que no fuiste tú quien me incito a esto? No fuiste tú, quien jugo conmigo tantas veces le fue posible? No fuiste tú, quien llevo a mi corazón al límite? Acaso no fuiste tú!? Y ahora lloras? Porque? Qué? te sientes culpable de lo que más que nadie provocaste? Si es así, porque no te sentías culpable al haber hecho todas aquellas maldades, que desprendían cada vez más mi alma de mi cuerpo, entonces porque…? Ahora porque? Cuando llorar ya es inútil, cuando disculparse ya no sirve, cuando por fin se ha hecho tarde, porque…? Porque…?

Simplemente porque? Pudiste haber dejado el orgullo atrás, las ganas de jugar conmigo, y todo habría mantenido un lugar distinto, pero no solo te culpo a ti, también mi familia tuvo que ver en mi muerte, incluso mi mejor amigo…

Donde quedaron aquellas personas que según esto, me apoyarían en cualquier cosa? Dónde están? Están… situadas frente a mi… llorando, suplicando, sollozando, rogando, rezando… pero para qué? Acaso no ven que ya es tarde?

Mis ojos cerrados, dispuesto a no volver dejar ver aquellos ojos color morado, que yo amaba tanto al mirarme al espejo, gracias a que estos eran los que tenía mi madre, antes de morir, mi piel pálida cual vampiro, mi boca con una mueca de dolor y tristeza, mi rostro era tan solo una de las pocas pruebas de que estaba hecha pedazos por dentro, mi cuerpo tenía muchas cicatrices, heridas por causa de las navajas, pero sin embargo, cuan era la más grande demostración de todo el dano causado por palabras, y actos, era… aquella sonrisita mía… aquella sonrisa que había mantenido durante largos 16 anos, y que se borró en tan solo 9 meses.

Es increíble, que tanto dolor pueda obligar a la persona a llegar a tal punto tan máximo e incluso ridículo, en tan inconsciente punto del ser humano, han de pensar, loca, idiota, estúpida, demente… Y si… es cierto, soy todo eso e incluso mucho más, no obstante, quien me culpa? Ya no podía soportar tanta miseria, tanta desgracia, que pasaba por mi alma, eran golpes, tan bajos, que hasta la persona más fuerte no hubiera podido soportar.

Era un horrible dolor… las razones de mi muerte eran ridículas… ya no podía contar con el apoyo de nadie, a donde quisiese escapar, mas bofetadas de la vida se burlaban de mí, aquellos seres que llame familiares y ahora eran solo extranos, se percataron de que era una chica que se debía ignorar, pues observen las consecuencias… donde quedo la munequita? La sonrisa de estrella?

A pesar de aquello, de las palabras de desprecio que inundaban mi cabeza, de todas las atrocidades que ellos cometieron, no podía dejar de sentir amor por esas criaturas tan despreciables que con toda la razón del mundo merecían más que solo mi odio, aunque es algo obvio no? Los llame alguna vez, Hermano, Hermana… Papá… Novio… individuos que marcaron… lo que en este momento no es más que una simple y vaga alma, dejando el inútil cuerpo, que soporto tantas caídas como pudo.

Observaba tal escena con tristeza, melancolía, desamparo… todos estos sujetos situados frente a mi inerte cuerpo, lloraban, maldecían en silencio su propia existencia, sin embargo… acaso conseguían algo con aquello? Conseguían que reviviera, que los perdonara? No… solo lograban crearse un hueco del tamano de un agujero negro dentro de ellos mismos.

No me odio, por ver a mis seres queridos sufrir, en realidad, me siento feliz, al saber que aún les importaba, que aún existía carino de ellos para mí.

El mas apartado de todos era mi novio… un chico serio, orgulloso, egoísta, y arrogante, de cabello azabache, y ojos tan profundos como una clara noche de verano, tez blanca y hermosa, rostro que por lo usual no muestra sentimiento alguno, alto y como dirían guapo, que era muy cierto, por primera vez había conseguido verlo llorar, derramar lágrimas de esos ojos, que me hacían perder la razón y la poca cordura que tenía, fue el que provoco más dolor dentro y fuera de mí…

Las jugadas que me hizo, no fueron más que burlas, más que tonterías de su parte, cosas que para mí eran una horrible y desagradable tortura, sin embargo no se detuvo allí, no… no se detuvo hasta que por fin obtuvo lo que quería o le que pretendió darme a entender con sus burlas hacia mi persona.

No lograrían jamás entender el dolor que me provocaron, que yo de vez en cuando también hacia para recordar que seguía viva, que aún tenía un poco de esperanza dentro de aquel capullo que era mi cuerpo para seguir viviendo, aun así… todos me ignoraron, me trataron mal, me dieron la peor bofetada que puede existir para un ser humando o por lo menos para mí…

Yo que creí tanto en mi mejor amigo, en ese pelirrojo de ojos aguamarina, de voz tranquila y serena, él tenía un corazón muy bondadoso, o eso creí yo, durante 12 anos estuvo a mi lado, soportando tantas bofetadas como yo, pero sin perder esa sonrisa porque nos teníamos el uno al otro, y no obstante esa chica esa mujer cambio todo, no solo dentro de él, sino de todos esas míseras criaturas que conocía y osaba llamar queridos.

Como dolía que de la nada, todos te odiaran, te despreciaran, que te viesen como un objeto con cual jugar, en especial después de haberles ofrecido todo, ahora era yo esta estúpida persona que necesitaba de su apoyo y me lo negaron, dando así entender que me odiaban, sin razón alguna o aparente por lo menos.

Mantener la compostura, seguir haciéndome la indiferente ante los problemas, era vivir horripilantemente, porque cada día era una lucha por sobrevivir, lucha que quería terminar, ya era costumbre mía, llegar del colegio, encerrarme en mi habitación, y ponerme a llorar, a maldecir al mundo, a mí misma, miraba todos los días por la ventana cuan alto era aquel balcón, por el cual estaba dispuesta a arrojarme o por lo menos a pensarlo, ya que mi forma de suicidio fue distinta.

-N…No… lo siento, yo debí ayudare en todo, estar a tu lado, te… te lo prometí… no fui un buen amigo, te perdí… como quieres que siga viviendo… como… vivir sin ti? Acaso quieres que… que me vaya contigo? Estoy dispuesto a hacerlo si solo así, me perdonas, si solo así me das tu mano una vez más, si solo así… puedo ver brillar tus ojos una última vez más-

Gracias… gracias por aquellas palabras tan conmovedoras, me da alegría saber, que soy más importante para ti, que ella, que esa desdichada chica que se atrevió a apartarte de mi lado… que me obligo a dejarte ir… pero… no quiero que sufras el mismo dolor que yo, sigue viviendo, sin mi seguro lo harás… no es así? Si pudiste vivir sin mí, un tiempo ya, seguro que esto no será peor.

Me costaba sonreír, incluso sabiendo que aún le importo, pero… es que esa preciosa sonrisa mía, desapareció, ya no era mía, yo ya no era digna de esa sonrisa, porque había perdido lo más importante para sonreír, la felicidad, la perdí poco a poco y muy dolorosamente…

Aun… recuerdo cuando lo conocí, era un pobre chiquillo de no más de 5 anitos, lloraba solo en un columpio, con un osito en la mano, todos jugaban ignorándolo, me dolió ver al pequenito así, de un ano mayor que yo, me acerque con intención de ser su amiga, de jugar con él, de limpiar esas lagrimas que caían gotita por gotita al frio piso que el miraba.

-hola nino cómo te llamas!?- pregunte sonriente
-no… me tienes miedo?-
-No, porque te tendría miedo?-
-me llamo Diego- sonrió
-Límpiate esas lagrimas Diego!- acerque mi mano y las aparte con mis dedos.

En ese momento, la primera vez que lo vi sonreír, sentí… una alegría profunda, sabía que no podría separarme de él, desde ese día llegamos a ser los mejores amigos, hacíamos todo juntos, nunca nos importó otra cosa, con el tiempo, crecimos, sin embargo, no nos separamos, yo lo seguía y el me seguía a mí.

A pesar de estar muerta los sentimientos aún siguen dentro de mí, porque no puedo dejar atrás aquellos días donde fui tan feliz, donde no importaba nada más que los bellos lazos que mantenía con cada una de esas personas.

Aun cuando ya no vivo, aun cuando ya nadie puede verme, aun cuando ya nadie puede sentirme, aun cuando todo ya es inútil, me pregunto… si hubiese aguantado un poco más todo esto, todo sería igual? O volvería a ser la misma chica feliz de aquellos días? Aquella ninita inocente y feliz que nunca tuvo un problema con nadie… creo que esa respuesta se respondería sola… la respuesta sería un gran y rotundo…NO…

Pero ya no hay nada que hacer, no puedo hacer nada, no puedo abrazarlos una última vez, tocar su mano… que sin duda lo que más me duele es despedirme de aquel niño bonito y pelirrojo que había osado robar mi corazón sin que yo me diera cuenta y que en el momento más inoportuno y sin embargo también tarde, lo había entendido, por ello no quería separarme de él, por eso más que ningún otro dolía… aunque la gran parte era culpa de mi novio Santiago…

Sería difícil vagar por toda la eternidad sin poder volver a tomar su rostro en mis manos, sin poder tocar su hombro, sin poder sentir sus brazos rodeándome… es lo más difícil de morir… perder todo, lo más importante…

Es de lo único que me arrepiento ahora completo la frase de mi querido Diego, lo más difícil para vivir es que todo tiene un fin, y lo más difícil de morir, es saber que todo eso que te importaba está bastante lejos como para volver a tenerlo…

Piénsalo 2 veces… porque por una única persona puedes arrepentirte de todo, y quizá dejarla no sea lo más doloroso sino solo saber que ya no podrás volver a mantener ese lazo tan increíble que los unía y que con solo una lagrima de verdadero dolor podía recobrarse como si nada malo hubiese pasado entre ellos.

FIN....
avatar
Kyuuketsuki Trancy Uchiha
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 17
Monedas Monedas : 2721

Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia despues de la muerte...

Mensaje por Airi Grimangel el Vie Ene 04, 2013 8:05 am

Es hermoso y triste a la vez, tiene muchos sentimientos que he sentido también yo. Puedo decir que sé lo que se siente, pero no hay que darse por vencida, por que,a vida es bella al fin y al cabo n,n
avatar
Airi Grimangel
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 770
Monedas Monedas : 1349

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.