Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Between the pages. {Priv. Makoto Naegi}

Ir abajo

Between the pages. {Priv. Makoto Naegi}

Mensaje por Touko Fukawa el Dom Abr 30, 2017 5:45 am

Anteriormente, cuando aún residía en Japón, apenas había tenido unas pocas reuniones con su editora. Era algo que se daba de forma esporádica, la razón principal se debía a que Fukawa, en principio, era muy recelosa de mostrar sus escritos. No es de extrañarse que hubiese tenido que cambiar de editor alguna vez. La que había estado trabajando con ella, sin embargo, parecía haberse acostumbrado a su vocabulario áspero y la actitud arisca que siempre le acompañaban. Era alguien profesional que no se angustiaba por cosas de ese estilo. Con el tiempo, se había vuelto una costumbre que se vieran de vez en cuando en algún lugar público (porque, aunque no era muy adepta a salir de su confortable hogar, tampoco le gustaba mucho la idea de que la mujer se adentrara en lo que ella consideraba su espacio íntimo). Era una relación extraña, no hablaban demasiado, se limitaban a intercambiar lo importante y la mayor parte del proceso sucedía de forma bastante impersonal. Su editora se llevaba el manuscrito y tiempo después se lo regresaba con las correcciones pertinentes y algún detalle que expresaba brevemente en voz alta.

Hoy, habiendo transcurrido un largo tiempo desde la última vez, volvía a ser uno de esos días. Le sorprendió de sobremanera enterarse, no mucho tiempo después llegada a Francia, de que su editora seguiría trabajando con ella sin importar su residencia en otro país. Lo único diferente ahora sería, naturalmente, que tendrían que mantenerse en contacto mediante correos electrónicos. Aquello fue difícil por parte de la escritora, poco adepta como era a las nuevas tecnologías de las que todo el mundo dependía hoy en día. Por supuesto que poseía una computadora portátil, pero con frecuencia terminaba abandonada en una esquina de su escritorio con algunos cuantos libros y hojas sobre ella y a su alrededor. Por eso mismo, grande fue su extrañeza cuando la mujer le anunció que se establecería en Francia poco tiempo y deseaba que se reunieran para discutir los detalles de su nueva novela personalmente. Así que allí estaba ella, cargando con un manuscrito de casi cuatrocientas páginas y llegando tarde a la reunión.

No se suponía que pasara así y ahora estuviera casi trotando por las calles con tal de llegar a tiempo. Era una suerte que había elegido hospedarse en un edificio departamental que se localizaba no muy lejos del centro de la ciudad, donde habían acordado verse, en una pintoresca cafetería que era por todos conocida dentro de la zona. De haber sido de otra forma, quizá hubiese tenido que echar a correr frenéticamente mientras trataba de ignorar las miradas de extrañeza que le dirigían el resto de transeúntes. Seguramente harían conjeturas respecto a su destino, seguramente la juzgarían como siempre habían hecho. Esos idiotas… ¡que se metan en sus propios asuntos! Finalmente llegó a la plaza de la ciudad, sólo necesitaba cruzarla y caminar una calle más para llegar a su destino. Pero como siempre, la vida parecía escupirle en la cara, y un ciclista imprudente y distraído subió al pavimento para cruzar de forma más rápida, de tal forma que ninguno de los dos se percató hasta que ya era demasiado tarde y su escrito había salido volando en todas direcciones—. ¡F-fíjate por dónde vas! —como siempre, su primer impulso fue abrir la boca y dejar salir lo que cruzara su mente sin reprimirse. Tenía motivos de sobra para quejarse, ahora todos sus papeles estaban desparramados en el suelo—. Tch, vaya idiota… —continuó mascullando maldiciones en voz baja, le costaría poner de nuevo en orden el manuscrito y encima estaba llegando tarde a la reunión. Su día no podría ir peor.
avatar
Touko Fukawa
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 255
Monedas Monedas : 665

Volver arriba Ir abajo

Re: Between the pages. {Priv. Makoto Naegi}

Mensaje por Tema Cerrado el Jue Jun 01, 2017 11:35 pm

Tema cerrado
Se ha procedido a cerrar este tema por inactividad y/o pérdida de rango de uno o más participantes.

►Si quiere abrir el tema por inactividad debe ir a petición de reapertura de temas.

►Si quiere recuperar el rango debe pedirlo en petición de recuperación de rango
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1639
Monedas Monedas : 19492

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.