Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Entre flores y un retoño [Priv. Cassandra Raudenfeld]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entre flores y un retoño [Priv. Cassandra Raudenfeld]

Mensaje por Qrow Branwen el Miér Mar 01, 2017 10:19 am

Era una de aquellas inusuales ocasiones, en donde todavía era demasiado temprano para beber y continuaba estando sobrio. No es como si fuera algo que lo detuviera, para nada, pero luego de haberse pasado casi toda la mañana de aquel sábado ordenando algunas cosas en su nuevo departamento y sacar lo que tenia aún guardado en cajas, se encontró con una fotografía de sus sobrinas y claro, no pudo evitar extrañarlas. Pese a no ser el sujeto más apegado a su familia, esas niñas habían logrado ganarse su corazón, por ello fue que ante el impedimento de ir a visitarlas, prefirió salir de paseo a comprar algunas cosas para seguir ordenando el lugar y esperar una mejor hora para llamarlas.

Dar paseos por la ciudad siempre era agradable, incluso en pleno invierno, razón de que fuera equipado con un abrigo de cuero y botas esta vez. La nieve que caía había amainado y ya sólo quedan algunos rastros por las calles, que por supuesto algunos habitantes ya se habían encargado de limpiar. Qrow se encontraba pasando cerca de la plaza central de la ciudad cuando recordó su deseo por degustar algo del whisky que llevaba en su petaca, en parte por su vicio y por otro lado… no, sin excusas, sólo por su vicio. Sin embargo un local que se encontraba cruzando la calle logró llamo su atención y hacerle olvidar sus deseos.

Ver una floristería abierta en invierno tenía sus méritos, y no es que el fuera un tipo romántico que las frecuentara, pero al verla no pudo evitar su curiosidad por entrar y averiguar si encontraría algo interesante dentro, quién sabe, tal vez una bella dependienta con quién conversar un rato y tal vez invitar a salir luego o sólo algún arreglo de su gusto que quisiera llevar -…- Pero vaya, al parecer no tendría suerte ese día y no es que le sorprendiera. Para empezar quién atendía se trataba de una señora ya entrada en edad, más que él por cierto, además de que debido a la temporada no había demasiado por donde elegir, aunque por la fecha pasada de san Valentín las siempre confiables rosas abundaban, los arreglos parecían demasiado cursis para su gusto.

Pero pese a todo se quedo por un instante observando las mismas, cómo quién desea recordar algo agradable mientras admira un objeto preciado. Sus labios terminaron por curvarse en una leve sonrisa mientras decidía mentalmente llevarse un ramo simple, eso pretendía, pero un pequeño alboroto en la parte frontal de la tienda llamo su atención y le provoco voltearse, mirando de reojo hacia aquella dirección desde el fondo en donde se encontraba, sin ser tampoco demasiado amplio el lugar. Se trataba de una mujer de cabello negro y bonitos rasgos junto a su pequeño hijo, a quiénes vio al entrar pero no les dio mayor interés hasta ese momento, escuchando el llanto del menor y sabiendo que era normal en los bebés tener aquellas rabietas inoportunas… pero no todos lo veían así, al parecer.
avatar
Qrow Branwen
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 265
Monedas Monedas : 866

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre flores y un retoño [Priv. Cassandra Raudenfeld]

Mensaje por Cassandra Raudenfeld el Jue Mar 02, 2017 8:03 am

El tema de Markov y Mijail resulto siendo más complejo de lo que yo me había podido imaginar, en ocasiones el tema se me volvía un lio en la cabeza y me daban ganas de salir corriendo pero yo ya no podía hacer eso, con mi pequeño tenía que ser más racional de lo usual y fuerte. Era una mañana fría pero no tan fría como para impedirme un pequeño paseo, eso nos ayudaría a desestresarnos y distraernos un poco.

Después del desayuno lo abrigue lo suficiente para que el aire y la nieve no lo fuesen a afectar y lo mismo hice conmigo – Que te parece un pequeño paseo, eso te gustara cierto. – Le dije a mi bebe mientras lo acomodaba en el coche, tome sus cosas y las mías para por fin salir del pequeño apartaestudio. Increíble era pensar que una especialista en Cristalografia estuviese esperando respuesta de sus currículos enviados a diferentes lugares que no tenían nada que ver con la geología, cualquier empleo me era útil, no podía ponerme de quisquillosa en este momento.

En la plaza no habían tantas personas como había pensado que podrían haber, Markov parecía estar algo incómodo desde hace unos días, pensaba que con la salida podría calmarse, que de pronto era porque los últimos días habían sido demasiado movidos sin embargo mi instinto de madre sabía que tenía que mejorar las condiciones para él y el encuentro con su padre lo había indispuesto bastante, una floristería llamo mi atención y no por su variedad de flores y arreglos, era comprensible el invierno no era la mejor etapa para las flores, en una pequeña esquina había un aviso de que se necesitaba ayuda, era raro, claro que lo era pero no perdía nada con averiguar.

Al entrar me atendió una señora entrada en edad que parecía que los alacranes al desayuno solo eran el principio, me paso una ruma de papeles que se debían llenar para el empleo que para rematar solo era de medio tiempo pues ella debía desatender un poco el negocio por asuntos familiares, cuando estaba por rechazar amablemente el pequeño rubio tomo un tallo de una rosa cercana a él y la apretó muy duro lo que hizo que comenzara a llorar, no era para menos. Solté ese papelerío absurdo y me arrodille para quedar a su altura limpiarle la herida y tratar de calmarlo, lo cual parecía inútil de mi parte. – Príncipe no pasó nada, mamá está aquí. – las cosas parecían calmarse pero el grito de la dependienta por la rosa hizo que volviese el llanto. – Señora le pido que conserve la calma si no quiere tener un problema. – El tono de mi voz era sereno pero firme no iba a permitir que se metiera con mi hijo.

Saque a Markov del coche y entre maletín y coches trate de salir de esa tienda lo más rápido que me fue posible, tropecé con un hombre que miraba algunos arreglos y sin demorarme mucho pedí una disculpa, ubique la banca más cercana para acomodarme. – Ves lo besos de mamá lo curan todo. – mencione mientras daba un beso en la mano al rubio.
avatar
Cassandra Raudenfeld



Mensajes Mensajes : 197
Monedas Monedas : 445

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre flores y un retoño [Priv. Cassandra Raudenfeld]

Mensaje por Cassandra Raudenfeld el Lun Mayo 29, 2017 3:34 am

El tema de Markov y Mijail resulto siendo más complejo de lo que yo me había podido imaginar, en ocasiones el tema se me volvía un lio en la cabeza y me daban ganas de salir corriendo pero yo ya no podía hacer eso, con mi pequeño tenía que ser más racional de lo usual y fuerte. Era una mañana fría pero no tan fría como para impedirme un pequeño paseo, eso nos ayudaría a desestresarnos y distraernos un poco.

Después del desayuno lo abrigue lo suficiente para que el aire y la nieve no lo fuesen a afectar y lo mismo hice conmigo – Que te parece un pequeño paseo, eso te gustara cierto. – Le dije a mi bebe mientras lo acomodaba en el coche, tome sus cosas y las mías para por fin salir del pequeño apartaestudio. Increíble era pensar que una especialista en Cristalografia estuviese esperando respuesta de sus currículos enviados a diferentes lugares que no tenían nada que ver con la geología, cualquier empleo me era útil, no podía ponerme de quisquillosa en este momento.

En la plaza no habían tantas personas como había pensado que podrían haber, Markov parecía estar algo incómodo desde hace unos días, pensaba que con la salida podría calmarse, que de pronto era porque los últimos días habían sido demasiado movidos sin embargo mi instinto de madre sabía que tenía que mejorar las condiciones para él y el encuentro con su padre lo había indispuesto bastante, una floristería llamo mi atención y no por su variedad de flores y arreglos, era comprensible el invierno no era la mejor etapa para las flores, en una pequeña esquina había un aviso de que se necesitaba ayuda, era raro, claro que lo era pero no perdía nada con averiguar.

Al entrar me atendió una señora entrada en edad que parecía que los alacranes al desayuno solo eran el principio, me paso una ruma de papeles que se debían llenar para el empleo que para rematar solo era de medio tiempo pues ella debía desatender un poco el negocio por asuntos familiares, cuando estaba por rechazar amablemente el pequeño rubio tomo un tallo de una rosa cercana a él y la apretó muy duro lo que hizo que comenzara a llorar, no era para menos. Solté ese papelerío absurdo y me arrodille para quedar a su altura limpiarle la herida y tratar de calmarlo, lo cual parecía inútil de mi parte. – Príncipe no pasó nada, mamá está aquí. – las cosas parecían calmarse pero el grito de la dependienta por la rosa hizo que volviese el llanto. – Señora le pido que conserve la calma si no quiere tener un problema. – El tono de mi voz era sereno pero firme no iba a permitir que se metiera con mi hijo.

Saque a Markov del coche y entre maletín y coches trate de salir de esa tienda lo más rápido que me fue posible, tropecé con un hombre que miraba algunos arreglos y sin demorarme mucho pedí una disculpa, ubique la banca más cercana para acomodarme. – Ves lo besos de mamá lo curan todo. – mencione mientras daba un beso en la mano al rubio.
avatar
Cassandra Raudenfeld



Mensajes Mensajes : 197
Monedas Monedas : 445

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre flores y un retoño [Priv. Cassandra Raudenfeld]

Mensaje por Tema Cerrado el Sáb Jul 01, 2017 7:57 pm

Tema cerrado
Se ha procedido a cerrar este tema por inactividad y/o pérdida de rango de uno o más participantes.

►Si quiere abrir el tema por inactividad debe ir a petición de reapertura de temas.

►Si quiere recuperar el rango debe pedirlo en petición de recuperación de rango
avatar
Tema Cerrado



Mensajes Mensajes : 1656
Monedas Monedas : 19409

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.