Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Accelerate the motor, baby, let's burn this shit.

Ir abajo

Accelerate the motor, baby, let's burn this shit.

Mensaje por Kai Aileen el Vie Feb 17, 2017 9:55 am

En la vida hay cosas legalmente posibles como ilegales, y a veces estas últimas son… más divertidas que las primeras, por ejemplo, una carrera de autos es divertida mientras no te agarre la policía, quebrar las ventanas de la persona que te cae por los suelo es muy divertido sin duda, hacer explotar cosas es aún más fascinante si exceptuar también hundirlas en el mar y que desaparezcan, etc., etc.  

Como se vio, hay muchas cosas divertidas que no son legales por razón lógica y para seguridad  misma de la población, pero… a mi ciertamente no me importa eso, me vale un pepino tal cosa y por eso estoy aquí, decidiendo que idiotez que me puede asegurar un cien por ciento la cárcel con varios años, iré a hacer hoy, eso para mí es divertido.

Esperaba con tranquilidad recostada sobre una banca que había en el lugar, a cierta persona que no miraba desde hace ya bastante tiempo tras un viaje a Rusia, era emocionante ciertamente volverle a ver, lo admitía, así que habíamos planeado hacer algo para recordar los viejos tiempo y comenzar el año con un poco de alegría, algo muy normal que cualquier persona haría, nada para extrañarse, hasta cierto punto.

Tras escuchar algo acelerado acercarse, casi como un par de rueditas, me levante rápidamente de ahí debido a que podía ser cualquier persona, pero no, era ella que venía en su patineta, tras que se acerco y saludarla amistosamente con una sonrisa, incluida tener una charla rápida.

–Mi querida Malinka, sabes que hay un dicho que dice "Quemando algo, se comienza un nuevo año?" – Mencione seria en un tono filosófico –Nah mentira me lo acabo de inventar ahorita, pero aún así podemos quemar cosas– le insinué, en un movimiento rápido le di un papel que era una imagen de un hombre de tez blanquecina, cabello café y ojos verdes, me senté de nuevo en la banca que anteriormente estaba recostada.

–Esa persona de ahí tiene varios nombres, pero él es Chase Flamcourt, más conocido como Rufo, tiene 27 años, sin hermanos, familiares difuntos, el único vivo es un primo que vive en los Estados Unidos aunque se odian a muerte ya que este le robo una suma bastante grande de dinero, es un estafador desde hace unos 5 años,  suele cambiar de ubicación muy seguido tras cometer sus delitos, sus presas favoritas son, las mujeres embarazadas , los ancianos y los jóvenes adinerados, pero le encanta mucho más los de escasos recursos porque se aprovecha de ellos al máximo – pare un momento de dar la información para sacar un pequeño bombo de chocolate ofreciéndole uno a la joven – después los acusa por anonimato a la policía saliendo con las suyas, le gusta el dinero fácil, las prostitutas pero más las jovencitas indefensas manipulables sin dejar de mencionar vírgenes, No le gusta para nada las Zanahorias y los animales si ve uno va a tratar de hacerle daño sin duda – un pequeño suspiro mío interrumpió por unos segundos – Su más grande e inseparable amor es su Cadillac DeVille negra del año 2000, simplemente lo adora al parecer es lo único que le importa aparte de su vida, tanto que le apoda “la pequeña Bessy” su ruta favorita a la hora de conducir es esta y pasara dentro de unos… - mire el reloj que tenía en la muñeca calculando el tiempo restante – 15 minutos exactos – Me le quede mirando con algo de emoción en los ojos mientras mostraba una diminuta sonrisa en el rostro – Entonces ¿Qué dices?, ¿Le entramos o no? –
avatar
Kai Aileen



Mensajes Mensajes : 1941
Monedas Monedas : 10423

Volver arriba Ir abajo

Re: Accelerate the motor, baby, let's burn this shit.

Mensaje por Nikolett Semenóvich el Vie Feb 23, 2018 5:10 am

Holocausto que la oscuridad ha de eclipsar en su camino, alerta, Semenóvich pareciese acariciar la mítica tiniebla con la mano que, ha de dominar su postura sobre colorida fishboard. Intrépida, se aventuró por los callejones franceses, tal como si fuese un dragón hambriento, sediento de sangre y energía; ojos esmeraldinos desprenden el fulgor cálido de la justicia, pronto se han de entrelazar entre una confianza que, su padre siempre le inculco. Rusa que puede presentarse como un ser sustentable pero a la vez nociva. Uno… dos, segundos suficientes, tiempo que atestigua el descenso del viento, un poco, pero no lo suficiente para que detuviese el frío que con la lluvia pasada aumentaba su temperatura. Incluso, las escasas gotas caían sobre el suelo descuidado, creando pequeños zarcillos que han de danzar bajo las luces de neón de todo aquel negocio inmundo; parpadeante, a causa de los sonidos eléctricos que anuncian su fallecer. ¿Una zona entretenida? ¿Entretenida, para quién? Sólo los ladrones y criaturas de la noche han de considerarle una zona divertida, y si fuese otra persona, ya hubiese salido despavorida del lugar. ¿Qué pudiese buscar dentro de las fauces de un lobo? Nikolett, reflejó indecisión entre diversas direcciones, hasta el punto de adentrarse a una avenida al azar, por poco, desprevenida. ¿Quién podría esperarle? Pareciese un argumento irrebatible, pero ha de sentirse vigilada, por aquellos que, buscan trabajo o protección. Cualquiera que llevase su aspecto no sería destacable entre ellos, ¿qué podría esperarse de una mujer de aspecto promedio? Gafas de mica carmesí, pretenden ocultar temeraria mirada, que junto a su atuendo, desean trasmitir una batalla sin fin, no tan literal, más un poco de estilo juvenil, prevé su edad.

Durante un par de minutos, Semenóvich dobló por la última calle que le ha de mostrar anhelada aventura, e incluso, el aroma a peligro pareciese darle la bienvenida, llegando a sus pulmones tal como si fuese un perfume que ha de catalogar como “nocivo” Y aunque fuese de noche, no pretendía emanar pánico al visualizar una figura femenina a la distancia. Inmediatamente, Nikolett sonrió al distinguir con claridad la presencia entre la oscuridad, ¿cuánto tiempo trascurrió desde los hechos en Rusia? ¡Pareciese un sueño! ¡Era Kalinka! Por poco, deseaba disminuir la velocidad de su fishboard, tan sigilosa que no pudiese advertir de su llegada, cuyo propósito era propinarle un susto de antaño. Pero, las ruedas de la tabla atrajeron su atención antes de tiempo. ¡Estúpida estrategia! ¿Cómo podría engañar a su mejor amiga? Después de todo, es Kai Aileen, mujer que, pudiese propinarte una paliza al son de un pestañeo. Por consiguiente, Semenóvich se detuvo al llegar a su lado, todavía, se cubrió la boca con el dorso de la zurda, evitando demostrar su entusiasmo por alucinante reencuentro. Carraspeó, en un intento de mantener la compostura y escucharle hablar. ¿Qué poseía planeado para esta noche? ¿Robar a los ricos? ¿Robar a los pobres? ¡Incendiar la universidad! Nikolett no poseía idea de lo que pudiese avecinar de su boca… Le inunda la nostalgia, pareciese que, nunca se hubiese separado de su lado. — Por supuesto. — fresca sonrisa se ha de dibujar en labios carmesí. — Incendiar la universidad, visitar el mercado negro, todo suena de lo más radical. — terminó por añadir un par de opciones, pero, guardó silencio al recibir la hoja de papel. Entonces, su mirada se enfocó en la imagen del individuo, jugueteando con los pulgares sin dejar de sostener a su víctima de autopsia, gélida, y meticulosa.

— ¡Maldito cerdo! ¿Habrá azúcar después del fusilamiento? — cuestionó firmemente. — Ah, ése es el verdadero espíritu, camarada. — Semenóvich pretendía conocer la recompensa del acto, pero relacionarlo con los pequeños granos cristalizados sonaba de lo más razonable y sano. Hasta sentir el dulce sabor después de un acto justiciero, le era más valioso que un cofre de monedas. Por ende, recibió el ofrecimiento chocolatoso, a pesar que sus palabras no fueron del todo literal, más encajaron a su momento. — ¡Sin piedad! Cero sentimentalismos. — no ha podido evitar observarle interesada mientras lleva a su boca tan delicioso bocadillo, al instante, a de degustar su victoria. — Ya veo, no es cualquier cerdo. — no ha de ocultar su asombro, al contrario, le incitaba a pensar como si aquel fuese la peor basura del mundo. Todavía, se inclinó un poco hacía adelante, mostrando inconfundible sonrisa al escucharle continuar, hasta la fría brisa pareciese divinizarle al ritmo en que acariciaba su largo cabello. ¿Tan confiada se encontraba en un sitio como aquel? Nikolett le miró fijamente al escuchar su pregunta, el carácter de ambas sustentaba con fuerza lo que han de defender, y a pesar de cualquier temor, la justicia surgía a su alrededor. — ¿Cuántos disparos se necesitan para acabar con el cerdo? ¿Uno? ¿Dos…? — se llevó la diestra a sus labios cuando una de las comisuras alzó al ritmo de hacer una tenue sonrisa, apenas controlando una suave risa contra su mano. Acción que, le invitaba a encaminarse al pecado, iniciar una rebelión. — Armada y lista… ¡Espero órdenes! — deseaba desatar el caos esa noche, tal como la mecha que espera ser encendida por el cálido fuego de un encendedor, por poco detonara.        

Extra:
avatar
Nikolett Semenóvich



Mensajes Mensajes : 392
Monedas Monedas : 48

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.