Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

It's always tea time. [Priv. Kiku Honda]

Ir abajo

It's always tea time. [Priv. Kiku Honda]

Mensaje por Arthur Kirkland el Vie Ene 27, 2017 7:40 am

No estaba lejos de la realidad admitir que, en ocasiones, la curiosidad sencillamente podía más que él. Dado que se consideraba a sí mismo como un caballero, era indispensable que entre sus cualidades estuviera cultivada la paciencia, sin embargo, no podía evitar que la curiosidad le carcomiese por dentro apenas se enteró de una especie de "festival cultural" que se celebraría en algunos días en el centro de la ciudad. Tampoco era una sorpresa que tales evento le llamaran poderosamente la atención, tal vez porque todavía se sentía como un extranjero perdido en las calles francesas y ansiaba aunque fuese un poco de contacto con su país. Pero además de eso, se trataba de la oportunidad de enriquecerse como persona, cosa que siempre era importante, conociendo culturas más variadas. A él siempre le había encantando el misticismo y el folclore de los países asiáticos, la variedad balanceada entre ciencias y filosofías que se mezclaban y funcionaban como una sola. Teniendo eso en mente, no le tomó demasiado debate mental decidirse a dar una vuelta en sus días libres de trabajo, al menos cuando la carga fuese menos pesada y su ausencia no se notara tanto en la estación de policías.

Llevaba una vestimenta ligeramente formal, como era su costumbre, el traje color verde oscuro y el porte galante de caballero inglés. Graciosamente, su apariencia desencajaba menos que de costumbre, teniendo en consideración la cantidad masiva de personas que asistían al evento. Habían secciones variadas, pero al parecer se habían especializado en los países de Asia Oriental, no es que debía de sorprenderle hallándose a mitad de Europa. Sus ojos verdes brillaban con expectación mientras se acercaba con discreción medida por los diferentes puestos delegados, China, Mongolia, incluso Corea del Sur. Tomó un pequeño folleto en sus manos, y empezó a ojearlo con una sonrisa: brevemente se hacía una descripción geográfica de cada uno, y se detallaban a grandes rasgos sus características, de tal forma que casi era posible imaginárselos como una persona más que un país. Se fijó un momento en el horario de actividades, y de inmediato una palabra puntual llamó toda su atención: ceremonia del té. Definitivamente tenía que probar eso, aunque se desesperó un poco al notar que faltaban menos de diez minutos para que dicha actividad se realizase. Al levantar la vista del papel en cuestión y mirar a su alrededor, notó que había una cantidad considerable de gente reunida en fila cerca de un puesto específico.

Con un suspiro de decepción, supuso que ya no tendría oportunidad de participar con tal cantidad de clientela. ¿Tal vez podría solo... mirar? Quiso considerarlo, saboreando la frustración en la punta de la lengua, que probablemente no notó que caminaba sin apartar la mirada de la multitud de gente, causando que tropezase con un desconocido. Aunque el contacto fue apenas un roce algo brusco, de inmediato se volteó con preocupación hacia la persona en cuestión—. Oh I'm sorry! I wasn't even looking —la convicción en sus palabras sonaba ligeramente débil, a pesar de que de todas formas ofreció una inclinación de cabeza para demostrar arrepentimiento. Fue entonces cuando finalmente reparó en la apariencia del otro, notando la vestimenta tradicional—. ¿Japón? Quiero decir... —se corrigió, recuperando un poco la compostura, no quería parecer que lo estaba llamando como un país de verdad—. ¿Tratabas en este evento? ¿Podría hacerte unas consultas sobre la ceremonia del té? —no había podido evitarlo, el leve nerviosismo en la voz delataba que estaba ansioso y era todo lo que podía pensar en ese momento.
avatar
Arthur Kirkland
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 275
Monedas Monedas : 4149

Volver arriba Ir abajo

Re: It's always tea time. [Priv. Kiku Honda]

Mensaje por Kiku Honda el Lun Feb 27, 2017 3:43 am

El día había llegado. Por causa de su trabajo, tenía cierto contacto con la embajada de su país, y al recibir aquella noticia, no dudó en aceptar. Una vez más, había caído en la nostalgia por su país natal. Y ahí estaba, frente al espejo, admirando su reflejo en busca de algún indicio de que su vestimenta estuviera mal acomodada. Había optado por vestir un kimono; a su parecer, sería el adecuado vestir de forma tradicional para aquella tarea. Luego de repasar una vez más todo el proceso, salió de casa junto a Mei.

De alguna forma, habían conseguido un kimono para cada uno; en parte, fue gracias a la embajada. Una vez llegaron al festival, el japonés comenzó a sentirse algo abrumado por la gran cantidad de gente, provocando que tomara la mano de su esposa con fuerza. Una suave y dulce sonrisa, acompañado de pequeñas palmaditas en su brazo, fue la única respuesta por parte de la joven. El asistente del embajador japonés se acercó a ellos una vez que logró vislumbrarlos. Lamentablemente, el hombre tuvo que atender ciertos problemas, evitando que asistiera al festival. Resultado: Kiku tendría que llevar a cabo la ceremonia por sí solo.

Completamente solo era exagerar, ya que aún tendría un poco de apoyo de unos de los organizadores; pero, prácticamente, él haría todo el trabajo. Y para colmo, Mei no estaría con él durante la ceremonia. Y no podía culparla: pudo más la curiosidad de la chica. Mientras la joven rondaba por los diferentes stands, Kiku se vio completamente solo en aquel mar de gente. El asistente del embajador había desaparecido luego de recibir una llamada de su jefe. Menos mal, el japonés conocía la ubicación de la “habitación” destinada a la ceremonia.

Al notar la hora, prefirió apresurarse hacia el lugar. Notó una gran cantidad de personas esperando delante de la “habitación”, lo cual solo acrecentó su nerviosismo. Un ligero golpe, lo sacó de sus preocupaciones.
–Oh, no se preocupe. También fue mi culpa –respondió con una ligera reverencia. Miró curioso al sujeto con el que había chocado. – ¿Japón? –ladeó un poco la cabeza, sonriendo ante las acciones del otro. –Claro, pero tendrá que ser después –contestó con cortesía y aquella expresión tan monótona que le caracterizaba. –En estos momentos debo ir a dirigir la ceremonia –volvió a dirigirle una reverencia a forma de despedida.

Apenas había dado unos pasos, cuando se detuvo. Miró por encima de su hombro al joven rubio de hace unos minutos, y decidió regresar con él.
– ¿No preferiría participar? Así tendrá más claridad de cómo se lleva a cabo –una sutil sonrisa alegraba su expresión, a pesar del esfuerzo que hacía para que su voz pudiese ser escuchada por encima del barullo del lugar. –Oh, mi nombre es Kiku Honda, mucho gusto –añadió con cierta rapidez al notar que había olvidado presentarse. Por unos momentos, no sabía si extender su mano, o no; terminó por hacer una reverencia, como le era costumbre. –Si le apetece participar, puede venir conmigo como mi invitado –añadió una vez se irguió, dándole el paso con un movimiento de su mano.
avatar
Kiku Honda
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 41
Monedas Monedas : 994

Volver arriba Ir abajo

Re: It's always tea time. [Priv. Kiku Honda]

Mensaje por Arthur Kirkland el Dom Abr 23, 2017 10:44 am

Definitivamente, no podía decepcionarse del espectáculo. Incluso si no había entrado más que como otro cliente, era capaz de notar la organización y el empeño que se habían esmerado en infundir con el ambiente. La ilusión era tan agradable que incluso él mismo dudaría que se encontraba justamente en medio de un país europeo y no en un lugar en medio de Asia, suponía que era apropiado para una feria cultural mimetizarse adecuadamente con el ambiente. Aunque fue un tiempo relativamente breve el que se mantuvo vagando, viendo superficialmente entre los puestos y el tumulto de gente que en ocasiones le impedía profundizar a gusto. No fue hasta que la idea de la famosa ceremonia del té le fue presentada en el folleto que se sintió completamente interesado, ansioso y emocionado por asistir. Que no había podido evitar elevar sus expectativas demasiado alto, para luego desinflarse dolorosamente al notar que la posibilidad de participar directamente cuando la actividad estaba programada se reducía si llegaba a último minuto, como precisamente, era su desdicha. Pero no tuvo tiempo de saborear su propia tragedia personal, había tropezado con alguien completamente aleatorio ajeno a la multitud.

Afortunadamente, el extraño respondió al incidente con la misma cortesía amable. A pesar de que él no pudo evitar presionar un poco su suerte, preguntar directamente al desconocido (el cual asumió sólo por la vestimenta que pertenecía al evento) si podía decirle algo respecto a la ceremonia del té. Sin embargo, recibió una negativa suave y de cierta manera, esperable: si tenía que ir a atender la ceremonia, evidentemente estaría demasiado ocupado para ocuparse de las dudas de un simple peatón—. Entiendo, disculpe —hizo ademán de apartarse levemente del camino, permitiendo más fácilmente al otro hombre pasar. Y estaba dispuesto a no dejarse demasiado tiempo saboreando la resignación, quizá podría encontrar otra cosa que hacer, cuando de improviso, después de haberse alejado siquiera algunos pocos pasos, el mismo sujeto de apariencia solemne volvió a dirigirle la palabra, y esta vez, su ofrecimiento le había levantado el ánimo de inmediato—. ¡¿De verdad?! Q-quiero decir... —fingió una tos seca, enderezando su postura y haciendo como si su estallido de emoción no hubiera sucedido en absoluto—. Un placer, yo soy Arthur Kirkland. Sería un honor participar si no le produce ningún inconveniente —se presentó, a un ritmo pausado, haciendo gala de la calma que no poseía. Necesitaba mantener un mínimo de dignidad, después de todo.

Aunque probablemente la sonrisa un poco demasiado grande que ostentaba sobre los labios sería su único delator, pero no tenía que ocultar el hecho de que el ofrecimiento ajeno le había encantado. Sin querer hacer demorar más al otro, se apresuró a seguirle el paso, dirigiéndose hacia alguna entrada para llegar al salón dispuesto, diferente de donde se reunía la multitud desde afuera. A pesar de no tener idea de dónde estar, se preocupó de observar bien los detalles, hasta que sentir la necesidad de hablar nuevamente. No se había separado de Kiku por temor a extraviarse, pero debía darle espacio si no quería resultar una carga—. ¿Debo tener alguna clase de preparación previa? ¿Vestuario? —preguntó, más con curiosidad que ansiedad esta vez, más que nada porque de todos los presentes, era el único que estaba llevando traje. Suponía que no era un inconveniente.
avatar
Arthur Kirkland
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 275
Monedas Monedas : 4149

Volver arriba Ir abajo

Re: It's always tea time. [Priv. Kiku Honda]

Mensaje por Kiku Honda el Miér Abr 26, 2017 7:39 am

Sonrió dulcemente ante la reacción del rubio; nunca hubiera imaginado que alguien se emocionara de aquella manera por una invitación así, en especial, viniendo de un completo extraño. Por un momento, se sintió aliviado de haberse topado con una persona “normal”; su actitud educada y algo calmada, le tranquilizaba un poco. Tal parecía que era su tarea mantener al rubio, lejos de los nervios, para que no pasara por algún altercado. –Sería tranquilizador tenerle allí –respondió con calma, negando un poco con la cabeza. A pesar de apenas haberle conocido hace un par de minutos, sentía como si fuera un viejo amigo. Para Kiku, ese tipo de sensaciones eran agradables, y tenía el presentimiento, de que podrían llegar a ser buenos amigos.

La sonrisa de su ahora compañero, era contagiosa, haciendo que sus labios se curvearan sutilmente, sintiéndose menos presionado que antes. A su paso, la gente les observaba atentos; tal vez sería por el hecho de que ambos hombres pasaban de largo la fila dispuesta para presenciar la Ceremonia de Té. El moreno no pudo pasar por alto algunas miradas de enfado dirigidas a ellos; sin duda, creerían que ambos hombres deseaban colarse en la fila para poder entrar a presenciar el pequeño evento tradicional. Tragó un poco de saliva, tratando de mantenerse calmado, más que nada, para no alarmar a su compañero.

Dio un respingo al escucharle hablar nuevamente.
– ¿E-eh? ¡A-ah! N-no, no es necesario –lo más rápido que pudo, recuperó la compostura, tratando de elegir las palabras correctas para darse a entender. –Verá, esto es una demostración, por lo que no debe preocuparse por su vestuario –añadió con una ligera risa. –Lo mismo sucede con la preparación. El objetivo de esta demostración, es el mostrar a las personas como se lleva a cabo la ceremonia. Por ende, durante el transcurso del evento, se irán explicando los pasos a seguir; así que solo deberá hacer lo que sea indicado –su voz monótona era el claro ejemplo de un tono institucional y tranquilizador. Al llegar a la “habitación”, saludó con una reverencia al asistente del embajador. –Disculpe, pero, este joven viene como mi acompañante –comenzó a explicar, señalando con rapidez a Arthur. –No hay ningún inconveniente que sea mi ayudante en la demostración, ¿verdad?

El otro sujeto paseó la mirada entre aquel rubio, y el menudo japonés delante de él. –No, para nada. Si así se siente usted más cómodo, adelante –respondió el asistente, con una gran sonrisa, dejando que ambos hombres entraran para poder dar inicio a la demostración.

off:
Bien, es momento de investigar más a fondo como rayos es una ceremonia del té :D -se da un tiro (?)- como si la tesis no fuera suficiente (?)
avatar
Kiku Honda
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 41
Monedas Monedas : 994

Volver arriba Ir abajo

Re: It's always tea time. [Priv. Kiku Honda]

Mensaje por Arthur Kirkland el Miér Jun 28, 2017 8:05 am

Off:
Me tomo la libertad de ofrecer links de utilidad, ya que yo no tengo tesis. (??)

Siempre útil wikipedia. Términos generales. Quince pasos.

Aquélla se trataba de una oportunidad demasiado valiosa para dejarla pasar, por lo que no dudó ni siquiera un segundo en aceptar la oferta del otro hombre, y después de una presentación leve, se dirigieron con paso levemente presuroso hacia donde se realizaría la ceremonia. Apenas era capaz de sobreponerse a su propia fortuna, creía que la situación de un momento a otro era un poco abrumadora: pasar de no tener posibilidad a participar de forma directa, y nada menos que por el director de la ceremonia. Ni siquiera las miradas fulminantes que ganaron por parte de la multitud afuera de la sala en cuestión fue suficiente para arruinar su expresión de felicidad genuina, como si el mundo estuviera completamente resuelto en ese momento. Entraron por una puerta adyacente a la del credo común, y se tomó su tiempo para admirar en silencio las decoraciones dispuestas por toda la habitación, la atmósfera indiscutiblemente japonesa que impregnaba todo el salón. La sensación de saberse extranjero en una cultura no le era sorprendente, sólo que a diferencia de sus extravíos en las calles francesas, allí resultaba un contraste reconfortante.

Lógicamente, se notaba a leguas que era un invitado improvisado a la ceremonia, puesto que era el único presente sin la vestimenta que llamar "apropiada". Sin embargo, la neutralidad del color de su traje tampoco desencajaba del todo con el ambiente tenue de serenidad—. Entiendo, entiendo —asintió con la cabeza con lentitud, calmando sus nervios de desconcierto y ansiedad; ni siquiera tendría el derecho de considerarse impaciente. Después de todo, la ceremonia del té en sí se trataba de un ritual meticuloso y calmado en su proceder, no podía osar discutir con esa atmósfera agradable—. Supongo, eh... me quitaré los zapatos —con torpeza, le ofreció una sonrisa a su interlocutor, esperando a que acabara su conversación con uno de los integrantes de la actividad. No le faltaban habilidades de observación, y al menos algo de conocimiento general para conocer los modales básicos en las casas japonesas. Afortunadamente, como el resto de los presentes, sus calcetines blancos de algodón parecían apropiados para encajar.

Gracias nuevamente por dejarme estar aquí —comentó en voz alta, dirigido especialmente hacia Kiku, antes de que el silencio ceremonial se volviera demasiado solemne. Imitando a los demás invitados, una muestra de humildad tradicional era sentarse de rodillas frente a la mesa, sobre la cual ya estaban dispuestos los utensilios generales de protocolo. ¿Suponía que su más reciente amigo era el anfitrión de la demostración? Le interrogó con la mirada, un poco perdido sobre qué hacer a continuación: después de todo, era literalmente él último en llegar y en enterarse qué pasaba. No se distanciaba demasiada del pública expectante al otro lado dela pared.
avatar
Arthur Kirkland
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 275
Monedas Monedas : 4149

Volver arriba Ir abajo

Re: It's always tea time. [Priv. Kiku Honda]

Mensaje por Kiku Honda el Jue Jul 27, 2017 9:02 pm

Volteó a ver al joven rubio que se le había unido, asintiendo con una ligera sonrisa, ante las palabras del hombre. –Si no le es mucha molestia. Puede dejarlos aquí –señaló el moreno un pequeño espacio, donde el calzado reposaba ordenadamente. Mientras su improvisado invitado hacía lo propio, Kiku buscó con la mirada a algún miembro del staff, que pudiera indicarle que todo lo necesario para iniciar la ceremonia, estaba listo. Una chica se acercó a él, para indicarle lo que tanto le tenía preocupado. Brincó un poco al escuchar la voz de Arthur, solo que esta ve, había resonado por todo el lugar; no pudo evitar, más que regresarle la sonrisa, con una ligera reverencia.

Las personas comenzaron a acomodarse alrededor de la “habitación”, dejando el centro de la misma, prácticamente libre. Los únicos que seguían en pie, eran Kiku y aquel nervioso rubio. Con calma, se acercó a él, y colocando una mano en el hombro ajeno, le indicó seguirle. El silencio reinaba el lugar, solo perturbado por el roce de tela que provocaba aquel par de hombres con sus movimientos.
–Aquí –susurró el más bajo, acomodando a Arthur en un punto de la habitación. –Relájese, no hay problema con que no sepa bien que hacer, yo le iré dando instrucciones. Después de todo, esta demostración sirve para aprender –una nueva sonrisa, antes de alejarse de él. Con un movimiento de cabeza, y un discreto ademán de la mano, le pidió al inglés que tomara asiento en el suelo, justo como él. Las manos frente a sus rodillas, con la punta de los dedos lo más juntas posible, un nuevo movimiento de cabeza, para terminar los dos en una reverencia.

Antes de proseguir, el japonés sonrió a los presentes, posando sus manos sobre el regazo.
–Buenas tardes –una ligera reverencia, –a lo largo de esta demostración, iré haciendo pequeñas pausas, que no serían vistas en una ceremonia normal. Esto, con el fin de que puedan entender un poco más sobre esta tradición –su mirada se paseaba por los presentes, buscando un pequeño indicio de entendimiento. –Sin embargo, lamento la rudeza de que la mayor parte del tiempo esté hablando con el señor Arthur –continuó con su explicación, –pero es necesario, puesto que él será mi ayudante a lo largo de la ceremonia –una nueva sonrisa regalada al aludido. –Empecemos hablando de la ceremonia –su porte recto, daba esa sensación de seriedad y formalidad, sin dejar de lado la amabilidad. Sus ojos castaños, fijos en aquellos esmeraldas, mientras las palabras salían calmada y solemnemente de sus labios. –La ceremonia del té chanoyu, también es conocida como “El camino del té” chado o sado, y es la preparación y ofrecimiento, en forma ritualizada, de té verde en polvo, a los invitados.

Podía sentir las miradas de las personas sobre él, poniéndolo un poco nervioso; y aunque se sabía a la perfección todo, el gusanito de la inseguridad comenzó a asomarse lentamente por su hombro, susurrándole lo malo que sería el hecho de equivocarse, aunque fuese solo una palabra. –La ceremonia de té, completa y formal, incluye chakaiseki, que es comida, y dos clases de té, que son el koicha y el usucha. Esta dura alrededor de cuatro horas, en las cuales el anfitrión, que en este caso sería yo, se dedica a crear un ambiente de disfrute para sus invitados; tanto estética, intelectual y físicamente, sin perder la serenidad –comenzó a escuchar murmullos de sorpresa, por parte de los espectadores; sin embargo, quien en esos momentos le importaba más, era el rubio que se encontraba frente a él. Alzó ambas cejas, en señal de pregunta, sintiendo un nudo en el estómago. ¿Le habrá entendido?

off:
¡Ay dios mio! Muchas gracias~ *-*
avatar
Kiku Honda
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 41
Monedas Monedas : 994

Volver arriba Ir abajo

Re: It's always tea time. [Priv. Kiku Honda]

Mensaje por Arthur Kirkland el Lun Oct 30, 2017 5:13 am

Probablemente, en cualquier situación pensaría que la oportunidad genuina de participar en una ceremonia del té resultaría como un sueño cumplido. Y no se equivocaba, por más que estuviera consciente de que aquella se trataba más de una representación para el gusto del público, él también sabía que sería imposible participar de no ser así: uno de los requerimientos de la ceremonia del té japonesa tradicional era que incluso los invitados estaban obligados a seguir ciertos procedimientos previos y a tener mínimo conocimiento de cómo se ejecuta tal actividad. En su caso, dado que se trataba de un simple entusiasta muy afortunado, no podía pedir más. Después de todo, Kiku había sido más amable de lo necesario sólo al dejarle participar, lo mínimo que podía hacer era esforzarse en disimular que su presencia allí no se trataba de una mera improvisación y reducir los errores de novato al mínimo, empezando por el detalle más obvio que se le pudo ocurrir: sacarse los zapatos. Para su buena suerte, fue recibido con una indicación de dónde dejar reposar el calzado. El primer paso había resultado un éxito.

Se tomó la libertad de agradecer en voz alta a su anfitrión por la oportunidad de participar, y aunque no se arrepentía de su aseveración completamente honesta, sí se sintió un tanto culpable cuando sus palabras resonaron como un tambor en medio del silencio de la sala. Desde el principio ellos dos eran los únicos presentes que continuaban de pie, pero hasta el momento no se había sentido tan fuera de lugar como ahora. Afortunadamente, como percibiendo sus nervios, el japonés le dedicó unas palabras de apoyo bastante necesarias en el momento: instrucciones simples que era capaz de seguir, nada mejor. Asintió con un enérgico movimiento de cabeza, y siguiendo los ademanes del contrario, imitó su posición sentándose de rodillas en el suelo, los pies juntos y una reverencia que ejecutar al final. Mantener la espalda recta en esa posición se le hacía un poco difícil dado la rigidez de la postura, pero nada que un caballero como él no pudiera manejar. Una vez se habían instalado cómodamente a la vista de los demás invitados asistentes a la ceremonia, como se esperaba siendo el anfitrión, el japonés empezó a explicar los detalles concernientes de la demostración tal cual.

Escuchando atentamente a las palabras del contrario, no pudo evitar una leve sensación de orgullo cuando fue mencionado que sería precisamente él el ayudante designado para la actividad, a pesar de ser simplemente un transeúnte aleatorio que encontraron literalmente fuera del espectáculo minutos antes. ¡Debía esforzarse en ser el mejor ayudante que una ceremonia del té pudiera tener! Esperó transmitir parte de su ferviente determinación con la mirada a Kiku, devolviéndole la sonrisa con entusiasmo difícil de disimular. ¿Estaría bien responderle verbalmente, o tendría que guardar completo silencio mientras seguía las instrucciones? Ésa podría ser una pregunta importante, pero por las dudas, continuó callado hasta que Kiku parecía haber finalizado con la primera de las explicaciones sobre la ceremonia. Al parecer, se trataba de la versión más sencilla de la misma, aquella que no incluía los alimentos. Deseó tener en su poder algún bolígrafo para anotar la información, pero cuando volvió a prestar atención a su interlocutor, el hombre le veía con un poco de ansiedad—. Yes, sir! —presa del pánico, murmuró lo primero que se le vino a la cabeza, que fue una frase característica del entrenamiento militar, no precisamente relacionado con la ceremonia ejecutada—. Q-quiero decir, entendido, sí —repuso, con mayor tranquilidad, y negándose a voltear a ver a los demás invitados que le estarían juzgando en ese momento. Tratando de disimular, tosió sobre su puño, e intentó formular con el mayor grado de formalidad posible—. ¿Cuál es el primer preparativo que debemos atender... maestro? —la última parte sonaba algo extraña, pero suponía que era la magia de la improvisación.
avatar
Arthur Kirkland
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 275
Monedas Monedas : 4149

Volver arriba Ir abajo

Re: It's always tea time. [Priv. Kiku Honda]

Mensaje por Kiku Honda el Mar Oct 31, 2017 4:23 am

Una extraña noticia en internet llamó su atención. Nunca había estado en México, sin embargo, había escuchado tantas historias por parte de su padre, que no pudo evitar sentir ganas de asistir. Un atuendo casual, realmente no sabía cómo debía vestirse. Y aunque no eran muchos los habitantes provenientes de ese país, podía sentirse como si estuviera en las calles de México. –Tal vez regresando veamos El libro de la vida –pensó con una suave sonrisa. Mei, por su parte, se había quedado en casa; y Kiku lo entendía, ella estaba cansada. En su paseo, notó la enorme cantidad de flores que adornaban ambos lados de la calle: de alguna forma, le recordaba al kiku  matsuri.

Dio un pequeño brinco al escuchar la voz de un hombre dirigirse a él. Con rapidez, volteó en dirección a la voz, encontrándose con un sujeto de apariencia amigable, en especial, por aquella sonrisa. Sin embargo, comenzó a sentirse algo aturdido por tantas preguntas. Ni siquiera sentía que pudiera responder todo, y más le daba la impresión de estar frente a un presentador de infomercial. Hacía tiempo que no veía las cañas de azúcar. Si, las conocía, pero no entendía a lo que se refería con eso.
– ¿E-explicar qué, exactamente? –no lograba seguir el “ritmo” de aquel extraño sujeto.

Una parte de él, quería seguir su camino, alejarse de ahí lo más pronto posible, y tal vez, poder entrar al cementerio para descubrir más de aquella tradición extranjera. Pero la curiosidad mató al gato. O eso es lo que dicen. Con paso dubitativo, se acercó al pequeño puesto, con la mirada fija en las cañas de azúcar. Hasta donde él sabía, estas eran usadas para crear azúcar, por eso el nombre. Su atención fue robada por un par de niños que llegaron al puesto, pidiendo un par de aquellas cañas. Sus ojos se abrieron con sorpresa al notar como los infantes comenzaban a mordisquear aquella… ¿fruta? ¿Verdura? Lo que sea.

Sin pensarlo, alargó la mano hasta tomar una de las cañas.
– ¿Esto se puede comer así? –preguntó un tanto fascinado, volviéndose al albino, mirando por todos lados la caña. A pesar de su naturaleza curiosa, nunca se habría imaginado que podías comerlas así nada más. Tal vez podría llevar unas a casa.

off:
Sabes que procede xDD perdón, espero arreglarlo el fin de semana >:9
avatar
Kiku Honda
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 41
Monedas Monedas : 994

Volver arriba Ir abajo

Re: It's always tea time. [Priv. Kiku Honda]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.