Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. Sería tener muy poca verguenza copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Tengan originalidad y hagan sus cosas vosotros mismos.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Roleando | Top List de Foros de Rol Kuroi Bara Top List The Top 100 Dangerous Sites Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

Día de trabajo de nuevo en el parque...(Privado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Día de trabajo de nuevo en el parque...(Privado)

Mensaje por Barnaby Brooks Jr el Vie Ene 06, 2017 12:11 am

7:30 de la mañana recibiendo una leve nevada y al fin el sol empezaba a alumbrar la ciudad, desde hace meses por suerte no pasaba nada malo ni siquiera algo monótono, a veces pienso si la gente se puso de acuerdo en portarse bien en estos días, pero conociendo esta clase de circunstancia la calma muy larga hasta tranquila puede indicar algo malo para una gran fechoría hacia una persona o quizás no quieran que lo vean asiendo algo que este prohibido.
Exacto mis sospechas en este momento me decían que algo está pasando y no me estoy percatando y debo ver mas a mi alrededor, entonces empece a mirar por cada lugar que la gente tenia prohibido pasar o tocar del parque que lo hace funcionar, sabia que algo debía encontrar, no importa si es un despistado vagabundo, si no pueden estar en ese lugar es porque no pueden y punto, las reglas es para todos hasta para policías tontos que no siempre hacen bien su trabajo. Entre tanto buscar y buscar fui mas entre los pastoral y ahí encontré a mi primer criminal de este año, una mujer muy blanca y pelo negro metiendo sus manos en unas plantas que no debían ser tocadas, me acerque a ella con cuidado con cuidado ("ya que no vaya ser que se me quiera escapar") y entonces levante un poco la voz y de forma un poco ruda mientras posaba con una cara seria y apoyaba unas de mis manos hacia mi cintura donde esta mi nota y mis llaves preguntando: -¿Me puedes decir que estás asiendo?, sabes que sin permiso no puedes tocar o arrancar las plantas si no eres una especie de jardinero- le dije a la desconocida mujer mientras de a poco se daba la vuelta a responderme.
avatar
Barnaby Brooks Jr



Mensajes Mensajes : 283
Monedas Monedas : 1421

Volver arriba Ir abajo

Re: Día de trabajo de nuevo en el parque...(Privado)

Mensaje por Uchiha Kodoku el Mar Ene 24, 2017 8:46 pm



Hacía dos horas que acababa de amanecer. El rey astral proyectaba sus primeros rayos sobre París, con un aura tranquila, que, junto al frescor del amanecer, hacían buena combinación y un comenzar agradable del día. Aquel sábado en la mañana había salido de su departamento, pues no quedaban recursos naturales contra las afecciones invernales que solían afectar al sistema respiratorio, tales como el tomillo o la menta, entre otras. Por supuesto, tenía permiso de la autoridad responsable para acudir si algo le faltaba, ya que estaban sobrios de plantas que poseían flores y otros elementos.

Y ahí estaba. Una muchacha de largos cabellos tintados de negro azabache brillante, ataviada con sus habituales trajes y una capa-túnica color oscuro que cubría prácticamente casi todo su cuerpo hasta su busto, con capucha, que ahora mantenía baja, al estar recogiendo algunas muestras de flores que, por su conocimiento, tenían propiedades medicinales. Con el debido cuidado y suavidad, tomaba las partes que les interesaba. Una vez que se incorporó, y guardó una muestra de tomillo y otras plantas, pudo girarse de talones, suavemente, para ver directamente a su interlocutor, dejando su zurrón marrón colgado tras su lado diestro del costado. Era hermosa, quizá la que más en aquellos parajes, sus ojos rojizos, así como la piel demasiado pálida y escamosa naturales por sus afecciones dermatológicas, emanaban un aura mística, propia del clan Uchiha. Ante ella, un chico de suaves ondulados cabellos rubios e intensos ojos verdes detrás de unas lentes. Era bastante alto, a lo sumo 10 centímetros más que ella, pues ella medía alrededor de 1'70.

Me ocupo de recolectar plantas con propiedades medicinales, a su falta, para tratamiento. Perdone por las molestias que probablemente pueda causar.—Habló la chica con suavidad y tranquilidad, cortesía y educación, sobre todo de sinceridad, con gesto serio, disculpándose si bien en todo el tiempo que llevaba había hecho algo indebido; de hecho, era bastante consciente de lo que hacía, cómo y cuándo, y el hecho de haber algún problema en sus quehaceres, le extrañaba. Y entonces deslizó una de sus suaves manos como de porcelana hacia un bolso que traía consigo, y del complemento extrajo suavemente un documento, doblado cuidadosamente en un sobre con letras pulcras y estilizadas, escrito y firmado tanto por las autoridades debidas del Parque Central como por la interesada, con una letra pulcra y estilizada, y con tinta violeta, unos trazos suaves formaban el nombre de la Uchiha: Kodoku, que significaba "Soledad". Y aquéllo podría mostrarse a través de su mirada rojiza, profunda a la par que penetrante. Aún así, era una genio en sus quehaceres, incluso podía abarcar más de lo que sus deberes le citaban.

Signature~:



avatar
Uchiha Kodoku



Mensajes Mensajes : 239
Monedas Monedas : 1568

Volver arriba Ir abajo

Re: Día de trabajo de nuevo en el parque...(Privado)

Mensaje por Barnaby Brooks Jr el Vie Ene 27, 2017 9:43 am

Recibí entonces su permiso y verifique si todo el papeleo era real y no un invento, todo estaba bien, y actualizado, luego la mire fijamente hacia sus ojos mientras le pasaba de forma delicada sus papeles entonces le dije: -Bien Kodoku, todo en orden si es que lo he pronunciado bien- le respondí a la joven extraña con su nombre que estaba escrito en ese papel, no quería perder mas tiempo ya que después de todo soy un policía, debía seguir mi camino ni siquiera me dio porque preguntar que haría con esas yerbas, no me dio curiosidad de nada solo me preocupaba que este todo en orden, ese es mi trabajo y no debo distraerme ni un solo segundo más -Discúlpeme pero debo seguir vigilando el parque, estaré cerca si llega a pasar algo- le respondí con un rostro serio mientras apartaba mi mirada hacia ella de a poco y volvía a seguir observando cada lugar del parque.

El parque es bastante grande por suerte había otro segundo policía, caminábamos de los lados diestros, pero era muy distraído, siempre saludando a toda la gente como si nada, mi relación con otro ser humano no era mi fuerte, todo el resto de mi vida me la pase sólo, no me animaba hacer amistad con los niños del orfanato donde me hospedaba, yo en ese momento de la única cosa que estaba interesado hasta hoy es saber quien fue el que mato a mis padres eso era lo único que me motivaba a vivir y seguir adelante no había otra cosa que entrara en mi cabeza. Pasó media hora desde que me he encontrado con esa mujer y nuevamente empiezo a cruzarme en el mismo sector donde justo ella estaba sacando mas yerbas, pero esta vez la perdí de vista al parecer se había marchado y empece a preguntarme "¿se habrá ido del parque o estará rondando alrededor del mismo?" de lo poco que vi había extraído muy pocas yerbas, no creía que se iría de inmediato del lugar, con este frío las plantas se congelan pero fue impresionante ver que esas no estaban desgastadas con este helado invierno. Sin preguntarme mas seguí mirando los alrededores a pasos medio rápido y echando mas miradas de lo normal y ahí la encontré de nuevo, cerca de un puente japones revisando las flores congeladas, me quede mirándola bastante y había pasado 5 minutos en ese entonces me di cuenta que me la pase observándola me puse casi rojo de la vergüenza y di la vuelta l mas rápido que pude no quería que ella creyera que la estaba vigilando.
avatar
Barnaby Brooks Jr



Mensajes Mensajes : 283
Monedas Monedas : 1421

Volver arriba Ir abajo

Re: Día de trabajo de nuevo en el parque...(Privado)

Mensaje por Uchiha Kodoku el Sáb Ene 28, 2017 2:12 pm



La muchacha asintió, tanto por confirmar el hecho que lo había emanado el joven acerca de la pronunciación del nombre de la chica como por las siguientes palabras emanadas por éste, y por ende no interrumpió en los quehaceres del joven oficial de cabellos rubios. Prosiguió entonces con su actividad, tranquilamente y con cuidado, una vez recogió el sobre firmado con el permiso concedido en su interior, guardando el sobre en el bolso que llevaba con ella.

Con la capa-túnica negra puesta sobre sus ropajes, fue paseando por diferentes áreas del enorme Parque central de la ciudad con la posibilidad de encontrar plantas con propiedades medicinales, una de sus aficiones. Muchas flores y plantas estaban congeladas por el temporal hasta que, por una de las plazas centrales, dividida en puentes japoneses de rojiza madera. La muchacha se detuvo en uno de ellos, en uno de madera rojiza, muy típico de los jardines nipones, de su hogar. Piedras y flores heladas rodeaban una especie de riachuelo, y las mismas plantaciones estaban cubiertas de una fina capa de nieve o de hielo transparente, que la muchacha se permitía limpiar con sumo cuidado. Sakuras de invierno, las fuyu sakuras.. Caídas de sus árboles nacientes como si quisieran decir algo, como si quisieran adornar el suelo de rosado pálido, o incluso las aguas cristalinas junto con las flotantes flores de loto aún sin florecer, aún encerrados en capullos. La muchacha apenas se daba cuenta de que el oficial estaba observándola, por lo que no había ningún problema.



La brisa era fría aún en aquellas horas de la mañana temprano. Aquella brisa fría, aquellas solitarias flores..podía revocarla al pasado, a aquella noche de frío invierno. Cuando tuvo la oportunidad de recoger la última flor de arce japonés, de forma de un bonsai de flores color similar al fucsia, que le faltaba para la fabricación de infusiones y medicinas naturalistas además de antídotos, se incorporó suavemente con uno de los pétalos del arce japonés cubierto por aquella fina capa de hielo.. Era aún más hermoso de lo que se veía a simple vista, mas era algo solitario y sin calor de algún tipo de contacto. Una bocanada de aire frío exhalaba tras un suspiro, con gesto meditativo.. No otra vez. La chica cerró los rojizos ojos, y una brisa algo más intensificada de aire, hizo que sintiera escaparse entre sus dedos aquel diminuto pétalo del arce japonés. Cuando volvió a abrir lentamente sus ojos, volteó la mirada, y ahí estaba de nuevo, aquel joven oficial. La melancolía se podía ver en lo profundo de sus ojos, y pudo darse cuenta que, a través de la mirada verdosa intensa de aquel hombre, asimismo había un rastro similar, un rastro que perfectamente podía comprender. Ella era muy perceptiva, sensible, aunque por prudencia silenció. Nuevamente la brisa movía los pliegues de sus ropajes, permitiendo ver algunas de las cicatrices del pasado en las muñecas de la muchacha -claramente no eral lesiones recientes ni de tampoco hechas en actividades relacionadas con la botánica-, por lo que estaba tratando siempre de ocultarlas bajo sus ropajes, pasara lo que pasara. Se quedó observando, y probablemente pasó casi el mismo tiempo, con los ondeantes ropajes y cabellos bajo la capucha que llevaba. Un rubor nada que ver con el frío invernal cruzaba las mejillas de la chica, y siquiera pudo discernir de qué se trataba, si era cosa de curiosidad o de qué se trataba. Se apresuró a apartar la mirada, elegantemente, justo después de que éste se fuera. Fue un momento extraño, sin duda.
avatar
Uchiha Kodoku



Mensajes Mensajes : 239
Monedas Monedas : 1568

Volver arriba Ir abajo

Re: Día de trabajo de nuevo en el parque...(Privado)

Mensaje por Barnaby Brooks Jr el Lun Mar 13, 2017 10:53 am

Pasaron las horas del día, había dejado de mirar lo que estaba asiendo ella, o sino creería que la estoy molestando, no parecía justo hacer eso, se que me incomodo ver lo que estaba asiendo ya que mi trabajo es fingir ser normal para atrapar a los narcos y otras clases de traficante, por lo menos era una mujer honesta y no una falsa que a veces me encuentro para cubrir sus fechorías, no me pueden engañar ni aunque se vistan bien o como pordioseras, no se discrimina ningún caso o sospechas pero lastimosamente la mayoría de los policías atacan mas y sospechan mas del mal vestido que el que esta arreglado es una cosa que jamas comprenderé de ellos siempre a pesar del entrenamiento que nos dan para no saltarse con ninguna clase media.

Ahora se estaba asiendo casi medio día, ya casi llegaba mi hora de marcharme, mi reemplazo llegaría pronto, asique de a poco debía empezar a irme y dar mi ultimo vistazo a este parque, y luego pensé de repente en ella "¿estará bien esa mujer?" pues estaba sola y a veces puede aparecer cosas malas, asique seguí mirando el camino para ver si la encontraba, de pronto vi algo que brillaba en el suelo, me acerque a ver quera era, no podía creer lo que vi, una hielo que parece de cristal y dentro estaba esa yerba que ella buscaba, era como ver una piedra fósil que conservaba bien la forma de esa planta, entonces la tome y pensé "ella debe estar  cerca, eso espero" entonces de repente me detuve me dio un ataque de nervios y a la vez timidez e incomodidad, me empece a enojar conmigo mismo empece hacer rabieta apretando el pequeño bloque de hielo y mostrando los dientes mientras los apretaba con fuerza y enojado casi en alto dando una vuelta hacia atrás para retroceder dije entre dientes -¡¡¡aaaaaghhh a mi que me importa lo que haga ella, porque me tiene que importar no debería, no es mi problema no es mi asunto!!!- me dije a mi mismo hablando solo, luego mire mi mano que tenía esa yerba, se estaba derritiendo hasta me quemaba las manos con esa pequeña yerba congelada, pasé hacia mi otra mano y la otra empece a sacudirla para darle calor me había dolido un poco por mi exageración, pero el arrepentimiento me vino de repente y decidí dar la vuelta de nuevo e ir a buscarla y darle esa yerba que se le había caía y luego podría largarme sin culpa ¿o acaso es una escusa para verla una vez mas?, ¡joder esto me molesta mucho!.
avatar
Barnaby Brooks Jr



Mensajes Mensajes : 283
Monedas Monedas : 1421

Volver arriba Ir abajo

Re: Día de trabajo de nuevo en el parque...(Privado)

Mensaje por Uchiha Kodoku el Mar Mar 28, 2017 8:10 pm

Mediodía. Tan pronto como el frío llegó a tempranas horas de la mañana, mismamente marchó conforme pasaban las horas, asomando los rayos del rey astral a través de las blanquecinas y algodonosas nubes. Un paseo de rebordes rosados por la presencia de cerezos o sakura en aquel inmenso Parque central, más bien en la zona oriental. El calor emitido del rey astral había combatido aquel frío de aquella mañana, con agradables temperaturas.

El festival de los sakuras, o también llamado Hanami (花見 lit. "ver flores"), era la tradición japonesa de observar la belleza de las flores, pero por lo general se asociaba aquella palabra al período en que florecían los cerezos y en el que los nipones acudían en masa a parques y jardines a contemplar sus flores (sakura). Desde la zona más meridional, Okinawa, y desde principios de Marzo, los cerezos florecían por todo Japón, de sur a norte acorde a los distintos climas existentes en las diversas regiones, siendo los últimos en la isla de Hokkaidō, en la región más septentrional, aproximadamente la última semana de abril. Habitualmente, se realizaba realizando un picnic, con la familia o con la empresa. El hanami continuaba en la noche y es llamado yozakura (夜桜 cerezos de noche).

Tratando de evitar aquellas denigradas remembranzas que aún se encontraban en su mente, la joven Uchiha se resguardó bajo un enorme cerezo, colocando su zurrón, que siempre llevaba consigo para la recolecta y un libro hecho a mano además de otros del mismo tamaño, y su bolso, junto a ella, a buen resguardo, dado a que se veía más gentío que a aquellas primeras horas de la mañana cuando recién asomaba el rey astral, y algunos que otros no presentaban buena pinta. ¿Ladrones, quizá, o probablemente caminantes sin recursos? No se sabía, pero incluso con ello la chica se mostró visiblemente molesta, pues la zona nipona del Parque quedaba cerca de aquel barullo. La ojirojiza sencillamente cerró suavemente el libro que estaba ocupando en aquellos instantes, o más bien volviéndolo a guardar en el saco pues siquiera lo había abierto, estaba a medias sacado de aquel zurrón. La muchacha se levantó, colgándose nuevamente el bolso y el zurrón al hombro, bajo la capa que traía vestida consigo, y se aproximó a la plazoleta del Parque alejándose de la zona nipona de éste. Pudo observar que uno de los oficiales, probablemente el relevo de aquél con el que se había cruzado en la mañana temprano, vociferando a un vagabundo que, por sus síntomas, pues se estaba arrastrando como podía, retorciéndose de dolor por alguna dolencia gastrointestinal, estaba muy delgado y desaliñado, con temblores por probables fiebres altas, junto con artritis y protuberancias o úlceras cutáneas repartidas por el abdomen que recién se formaban como contusiones pese a las temperaturas agradables que hacían aquel mediodía. Una probable colitis.  

Ése no es modo de tratar con un enfermo, ¿no cree? –La chica había apremiado los pasos, haciendo resonar levemente su calzado de punta abierta y tacón, color negro, que utilizaba regularmente. Su mirada era fría, distante y dura, con gesto serio, indignada por aquellos gritos que el policía balbuceaba con excusas baratas como que el vagabundo lo estaba persiguiendo con la estúpida escusa de malversar. Mattaku, detestaba a aquel tipo de gente... Por el aspecto harapiento y por los síntomas que exhibía, así como el río emético que había dejado tra sél, era evidente que necesitaba primero atención médica apremiante, y la muchacha se giró hacia el hombre, acuclillándose frente a él, con gesto tranquilo, y al cual le ayudó a asentarse, aunque seguía retorciéndose de dolor, y la muchacha se quitó la capa con capucha que llevaba cubriendo con ésta las espaldas y los hombros del desatendido.— Tranquilo, ¿puedo observar su boca, por favor?– Ante el asentimiento de aquel personaje con balbuceos algo inteligibles, la muchacha, habiéndose lavado antes las manos con el agua potable de una fuente cercana, procedió a examinar con cuidado si bien aquel hombre sin recursos, que se hallaba sentado a medias en uno de los bordes de las porciones de hierba y flores silvestres que perfilaban el parque, tenía llagas bucales, y en efecto, las tenía. Y entonces, procedió a introducir su mano en el zurrón, sacando una especie de vaso mediano, una cantimplora con agua previamente caliente o una especie de tetera alargada portátil con agua previamente caliente, y una pequeña bolsita con unas pequeñas hojitas en su interior de manzanilla, buen remedio para trastornos digestivos, entre otros destacables, vertiendo un poco de las mismas en aquel vaso, ofreciéndoselo al hombre—Tranquilo, es una infusión de manzanilla. Bébalo, por favor, le hará bien. Lo que usted tiene se llama colitis, una inflamación del intestino grueso. El transcurso de los síntomas de la apenas están comenzando, así que con una taza será suficiente.–Le tranquilizó la chica, aunque no pudo prever que la bolsita se le caía de las manos ante el brusco tacto de aquel oficial tan rastrero y maleducado, que pudo cogerle de la camisa característica que llevaba a la muchacha, y ella le mantuvo la mirada, con frialdad, soltándose con la misma brusquedad con la cual el "oficial" la sujetó, visiblemente indignada y molesta, mas no alzando mucho la voz. Era imponente por algo justo, indignada, dura, dando un fuerte pisotón al piso, que casi la losa se desquebrajó un poco por la fuerza del impacto, estando con los brazos en jarra con las manos puestas en la cintura.—¿Pero usted qué cree que hace? ¡Nadie le da derecho de tratar así siquiera a un pobre hombre que precisa tratamiento médico, o a una chica que está tratando de atenderlo! — espetó la muchacha, ante lo que siquiera el oficial atendía a razones.— Y mis ojos están aquí, ¿lo sabía?– Musitó, indignada, dado a que la mirada de aquel hombre pasaba a poco más abajo de su busto, señalando con una de sus manos la localización de sus ojos rojizos. Detectó una mirada lasciva y pervertida, y un fuerte y pestilente olor a alcohol y festividad por parte de aquel "oficial". Quizá por la intoxicación etílica que llevaba encima estaría así de borracho y balbuceaba cosas inteligibles. Seguro que ese tipo estuvo de parranda toda la noche hasta bien entrada la mañana, y por ello venía ahora así. Y por la mirada se daba cuenta de sus intenciones recién venido de parranda, ebrio, por lo que no lo dejaría tocarla ni un segundo. Una situación bastante cómica



Spoiler:

Sinceramente era una muchacha increíblemente bella, con largas cabelleras azabache que utilizaba de tintes naturales, aunque su color natural era un hermoso blanco platinado, de extravagantes ojos rasgados y felinos rojizos rodeados de unas líneas moradas simulando los perfilados ojos de las serpientes. De estatura 170 aproximadamente, delgada y esbelta, de piel blanquecina o marfileña y suave debido a las cremas caseras que fabricaba gracias a sus conocimientos para hidratar la piel, tan cetrina que que causaba que asomasen una especie de retículo azulado así como escamosa, debido a las patologías dermatológicas que padecía, la muchacha portaba una blusa estilo kimono sin mangas de tonos violáceos, sólo con cierre en el cuello, que se mantenía cerrada por un amplio y oscuro fajón, con unos pantalones azul oscuro. Su blusa se cerraba bastante baja, dejando al descubierto sus pechos de tamaño considerable (prácticamente 106). Llevaba sandalias de punta abierta, color oscuro, con tacones altos y el esmalte de las uñas de ambas manos y pies eran color rojizo carmesí. Ella también usa un lápiz labial de color rosa o fucsia suave, unos labios finos y rosados además de un cuerpo de generosas curvas bien proporcionadas que dejaban resaltar su pecho y cadera. Asimismo poseía la insignia de los Uchiha en las espaldas de sus ropajes, en este caso en la chaqueta larga negra que utilizaba, símbolo que la identifica como miembro oficial del clan.
Full Body ;):
avatar
Uchiha Kodoku



Mensajes Mensajes : 239
Monedas Monedas : 1568

Volver arriba Ir abajo

Re: Día de trabajo de nuevo en el parque...(Privado)

Mensaje por Barnaby Brooks Jr el Dom Abr 23, 2017 9:51 am

Cuando iba buscarla alrededor del parque escuche un ruido fuerte y muchos gritos, mi instinto hizo que valla corriendo de inmediato hacia allá y cuando llegue encontré un tremendo desastre en el lugar, un policía quien parece que no vino en buenas condiciones a trabajar estiraba a la mujer que buscaba sacarla aun lado de muy mala manera, en el suelo estaba casi muerto un vagabundo y ella trataba de darle algo de tomar, no sabia que hacer en esos segundos era un desastre lo que estaba viendo pero deje estar quieto y primero pensé en ese estúpido avergonzado hombre usando de forma deshonrada su uniforme, fui corriendo hacia ellos muy molesto entonces grite: -¡¡¡Hey ya basta no hagas eso idiota!!!- y cuando llegue trate de tomar el tipo pero al intentarlo recibí un golpe de su codo en mi nariz con tanta intensidad, justo me había puesto mis anteojos al terminar el turno asique termine lastimándome con ellos cayeron al piso despedazado y mi nariz chorreaba sangre, el golpe me hizo retroceder bruscamente, entonces se me empezó a hervir el cuerpo de la furia y volví hacia ese hijo de perra una vez mas pero esta vez le di una patada fuerte en su estomago pero tan fuerte que lo dejo sin respirar entonces se detuvo por fin y quedo derribado en el suelo entonces aproveche y les puse las esposas mientras estaba acojonado del dolor entonces ahí estaba cerca de ella, atendiendo a un hombre moribundo entonces le pregunte mientras buscaba mi pañuelo y pregunte -¡¿que pasó aquí señorita Kodoku?!- dije mientras me limpiaba mi rostro casi bañado en sangre mientras hacia retención en mi nariz para que cese el sangrado lo mas que se pueda -¡¿Que tiene este hombre que hizo que me hiciera esta avergonzada situación?!- estaba muy enojado por la golpiza no podía responder de forma modesta en ese momento tan desesperante y vergonzoso.
avatar
Barnaby Brooks Jr



Mensajes Mensajes : 283
Monedas Monedas : 1421

Volver arriba Ir abajo

Re: Día de trabajo de nuevo en el parque...(Privado)

Mensaje por Uchiha Kodoku el Vie Abr 28, 2017 7:55 pm

Un grito de aviso por parte del oficial con quien se había cruzado. Se apresuró a recoger lo que idiota le había olvidado a caer: menos mal que todo el contenido estaba en bolsita, por lo que pudo cerrarla a tiempo. Un certero golpe en el plexo abdominal por parte del oficial rubio, que, indignado casi tanto como ella, sorpresivamente vino a encargarse de la situación, pese a que éste hubiese recibido un golpe en la nariz nada agradable por parte del compañero bebido, algo que hizo que la chica cerrase uno de sus ojos, en tanto estaba ayudando al pobre vagabundo a reincorporarse e indicarle amablemente dónde poder hallar la clínica más cercana al Parque Central, aunque creía que con la infusión era suficiente, mas no estaba de más el hallar otros diagnósticos, otras posibilidades, para que aquel hombre pudiese mejorar y recuperarse de su patología, aunque siendo hombre sin documentos, le preocupó, aunque ya era asunto suyo; ella ya había hecho lo que debía: tratar de calmar la patología que padecía con los conocimientos en su haber.

La pelea acabó con el hombre ebrio con las esposas puestas y retorciéndose de dolor. La muchacha se acercó al oficial rubio que la había ayudado, por lo que, al detenerse a su lado, separó sus finos labios.

Parece que ese hombre vagabundo solicitaba socorro a ese compañero suyo que estaba ebrio, pero éste creía erróneamente que le trataba de robar. He inspeccionado al vagabundo, y, en efecto, parece tener una afección digestiva. Le indiqué dónde podría encontrar la clínica más cercana. Lo de su compañero.. es algo que no sabría explicar el porqué.–Informó ella con sinceridad, ya más tranquila, pero lo que le había molestado es que el "oficial" ebrio, le mirara más abajo del busto cuando le estaba hablando directamente, algo maleducado. ¿Tan pervertida y macabra podría ser la mente humana, incluso de los hombres, tanto así que tendría que empalmarse la tienda de campaña al ver a una sencilla chica? Mattaku. Una suave brisa del mediodía mecía los largos cabellos y ropajes tanto del hombre como de la muchacha. Cerró por un momento los ojos, cosa que después, con gesto preocupado, abria lentamente sus orbes y los desvió de nuevo hacia los verdes del rubio, echando un primer vistazo a la lesión en la nariz que se estaba tapando: no parecía haberse fracturado, así que era algo bueno a descartar. Una amabe, dulce y cálida sonrisa emanó de sus labios, junto con una mirada tranquila, sosegada, desinteresada por sanar a alguien que lo precisaba. — Pero, lo más importante, ¿se encuentra bien? Ese hombre fue muy bruto, aún estando en la embriaguez. ¿Puedo echarle un vistazo a esa herida, por favor?. – Habló la chica con preocupación y sinceridad, comprensiva ante el tono del rubio, ofreciéndose, si le era posible el ver y tratar la lesión producida por aquel golpe tan desagradable, aunque se preguntaba el destino del compañero que estaba utilizando el uniforme de oficial de forma deshonrosa, indebida. ¿Recibiría una sanción conforme a la gravedad de la situación, o bien sería despedido? Ante sus pesquisas, le parecía que ese hombre bebía y bebía, o eso era lo que había olfateado, y aún así se le notaba que no era la primera vez que lo hacía.
avatar
Uchiha Kodoku



Mensajes Mensajes : 239
Monedas Monedas : 1568

Volver arriba Ir abajo

Re: Día de trabajo de nuevo en el parque...(Privado)

Mensaje por Barnaby Brooks Jr el Lun Mayo 22, 2017 12:02 pm

-Creí que solo se dedicaba a la medicación señorita Kodoku pero no me negare un poco de su ayuda si no es tan grave al menos no andaré con un elegante yeso en mi nariz- dijo el joven policía con un tono mas tranquilo ya que por fin pudo calmar todo el asunto del otro policía, la mujer se había acercado a ver su nariz, sangraba sin parar asique tuvo que levantar cabeza por orden de la mujer así podría ver mejor su nariz y si su tabique estaba bien.
Mientras que esta le revisaba muy de cerca el se sentía algo incomodo al tenerla rostro con rostro no sabia que cara poner asique miro para arriba del cielo y a sus costados un poco ruborizado no quería mostrar un rostro raro ante ella ya que nunca había sentido un apego tan raro con alguien en toda su vida aparte de sus padres y de su nana que era como su abuela que jamas tuvo, su rostro se ruborizo un poco al menos le ayudaba lo rojo de su hinchazón que no se note tanto lo que empezaba sentir por ella aunque no entendiera porque tenia esa clase conexión pero al menos trataba de no alterarse tanto y controlar esos sentimientos encontrados entonces para matar ese silencio incomodo el pobre policía empezó a tratar de entablar una simple conversación: -eh...emmm ¿cómo esta de gravedad mi asunto?- pregunto avergonzado mientras miraba algo sonriente hacia su izquierda como si fuera temeroso ya que nunca se le dio de casanova y coqueteador, osea un pesimista increíble ya que siempre hablaba frivoramente con las chicas que se les acercaban a él buscando su atención, y las rechazaba con su mal genio asiendo que estas se decepcionen y lo vean como otro hombre embustero hasta malo o muy cruel pero en esta ocasión con Kodoku fue lo contrario, evito las palabras negativas, sentía que su lengua de serpiente no saldría a morderla, porque con ella no tenía esa necesidad de protegerse, se sentía cómodo pero no sabia cuanto esto iba a durar entonces nuevamente le pregunto -¿ahm..hace cuanto se dedica en esto de las medicinas? auuhhm!!!- dijo Barnaby a la vez se quejo del dolor por los toques que le dio ella al revisarlo mas profundo.
avatar
Barnaby Brooks Jr



Mensajes Mensajes : 283
Monedas Monedas : 1421

Volver arriba Ir abajo

Re: Día de trabajo de nuevo en el parque...(Privado)

Mensaje por Uchiha Kodoku el Lun Mayo 22, 2017 10:31 pm



La muchacha entre tanto revisaba la nariz del rubio, pudo darse cuenta de que sólo era una dimuta fisura, nada grave, al tener éste la cabeza levemente inclinada hacia adelante para poder ver mejor el alcance de las lesiones: estaba hinchada, sangrando mas no a borbotones. Tomó asiento en una banca cercana e invitó al rubio a tomar asiento con ella para poder examinar más detenidamente aquella nariz sangrante y poder tratarla correctamente.

Si le soy sincera, soy estudiante de Medicina, aunque desde pequeña fui entrenada en las artes de la sanación natural. Digamos que prefiero mejor los tratamientos naturales a los alterados químicamente, que pueden causar efectos secundarios, probablemente incluso más si hablamos de tratamientos de medicina naturalista. — contestó la chica, siendo sincera y honesta en todo momento. En su fuero interno sentía una sensación extraña, extraña mas no desagradable, una especie de atracción por aquel oficial, o no lo sabía describir con certeza, pues jamás lo había sentido, jamás había percibido una sensación así siquiera recorrer por sus vasos sanguíneos. Una sensación que hizo que sus mejillas se ruborizasen de un leve tono rojizo casi como en de sus característicos ojos ¿Pero qué..? Oh, lo siento.. No se preocupe, no es nada grave, sólo tiene una muy diminuta fisura, pero es fácilmente tratable. –se disculparía la chica, al tiempo y añadía al notar el gesto de preocupación y la sonrisa nerviosa del oficial después de un rato de silencio, al estar palpando por si había algo más, ya que para poder diagnosticar correctamente una lesión o una patología, la palpación era uno de los cuatro primeros pasos.— Le colocaré un poco de aloe vera y le administraré una leve presión con un paño húmedo para acelerar y fortalecer la coagulación.– Mentó ella cuando sacaba un pequeño paño limpio húmedo de textura suave como las clásicas toallitas que se utilizaban y un botecito pequeño color verdoso de su zurrón que estaba colocado a su lado con lo que parecía una crema o un gel semitransparente de consistencia suave.

Y cuando clavó sus ojos rojizos en los verdes intensos de él..de nuevo esa sensación. Se dio cuenta de sus finos labios, de sus intensos ojos verdes tras las lentes, y enseguida se dio cuenta de que si historia, aunque no la conocía, percibía casi como la de ella, parecida a la de ella. Aquellos ojos reflejaban algo, estaba segura. Los suyos eran profundos y penentrantes, y por un momento creía percibir algún parecido en los del rubio. Deseaba preguntarle su nombre antes de obtener su confirmación para que le colocase la crema de aloe vera y el pañuelo húmedo para poder detener el sangrado, pero siquiera las palabras le salían de sus labios, sin saber el porqué, y notó sus mejillas arder por el rubor. ¿Eran sentimientos encontrados, o qué diantres era?
avatar
Uchiha Kodoku



Mensajes Mensajes : 239
Monedas Monedas : 1568

Volver arriba Ir abajo

Re: Día de trabajo de nuevo en el parque...(Privado)

Mensaje por Barnaby Brooks Jr el Miér Mayo 31, 2017 11:44 pm

El joven Barnaby se sentía casi como en los cielos de verdad por primera vez, de a poco entendía lo que estaba pasando, pero eso no quiere decir que tenía unas dudas y para eso había que sacárselos, debía hacer algo valiente algo que nunca pensó hacerlo, no tenía opción tenía que sacarse esas dudas sentimentales y dijo unas palabras que nunca se escucho siempre de él y que damas jamás tuvieron ese privilegio de escucharlo: -He...mira Kodoku yo...ahm... ¿no tienes nada que hacer mañana?, perdón me olvide presentarme mi nombre es Barnaby es...¡un gusto!- le pregunto a la joven chica de paso su mente se alboroto por eso y la inseguridad le invadió por todo el cuerpo "¡Dios mio acabo de conocerla hoy ¿porque hice eso?, ahora idiota aguántate la vergüenza por eso y mas si dice no de forma negativa!" al preguntar el pobre Barnaby solo esperaba una cosa tan fuerte que el rechazo pues el siempre rechazo también.
Hubo un momento que una mujer hizo sentir casi igual con dudas al pobre Barnaby era muy rara, el no se lleva mucho con esa clase de gente, pero le hizo darse cuenta que es todo un hombre débil después de todo y podía caer igual de pan comido como cualquier tipo, pero con el tiempo se dio cuenta que ella nada mas le hacia juegos de coqueteos raros para confundirlo y jugar con sus sentimiento al darse cuenta desistió de inmediato, ni aunque que ella se vistiera exuberante para él, ya estaba en la lista de las rechazadas se sintió idiota hasta decepcionado por dentro por casi caer con ella pero en ese momento agradeció volver en si y seguir lo que estaba asiendo antes de que apareciera, por su puesto el devolvió sus juegos con ignorarla hasta aprovecho para decirle de todo de forma discreta sin insultos.
Después de esa atrevida pregunta de él nada mas esperaba una respuesta de rechazo, el tenía en la mente que el karma le vendría pero nunca se sabe, capaz que esta vez podría ser otra cosa la suerte porque todo puede salir al azar, el pobre policía solo quedaba la viéndola hacia sus ojos después de la pregunta ya era tarde para él ya lo había hecho esa y no volvería a retroceder el tiempo para impedirlo aunque lo desee por dentro pero a la vez se arrepentiría si lo hacia, si, así estaba él, sus pensamientos muy alborotados.
avatar
Barnaby Brooks Jr



Mensajes Mensajes : 283
Monedas Monedas : 1421

Volver arriba Ir abajo

Re: Día de trabajo de nuevo en el parque...(Privado)

Mensaje por Uchiha Kodoku el Dom Jun 04, 2017 1:45 pm



Una vez pudo tratarle la diminuta fisura con suavidad y el debido cuidado y calidez para que ésta no sangrara más con la crema de aloe vera y el pañuelo húmedo suavemente presionado para que la coagulación de los vasos sanguíneos acelerase más en su oclusión, además de limpiarle un poco la sangre que había salido de las fosas nasales debido al impacto, suavemente. Barnaby...era un nombre precioso. Cuando pudo escuchar la fórmula preguntada por el rubio, no dudó ni lo pensó dos veces. Sus mejillas estaban casi tan rojizas como las de él.

Barnaby-san... Es un nombre precioso. Claro, acepto encantada, de hecho, no tengo que hacer nada importante mañana. –Asintió la chica con una sonrisa, sincera y cálida, suave, accediendo a la propuesta del rubio, en tanto guardaba las cosas previamente extraídas en el zurrón que siempre llevaba con ella, situado a su lado.— Incluso con tan buenos días que hacen podremos ir a la playa, o cuando termines tus horas de servicio. Me gustaría además agradecerte desinteresadamente lo que hiciste hace rato, ese hombre fue un animal con todas las de la ley. Me crucé con mucha gente así de despreciable.

Notó acentuarse su rubor, tanto así que conjuntaba con el color rojizo intenso de sus ojos. Y aquel momento le hizo recordar, viajar al pasado, aunque no debía, mas su mente no la permitía estar siempre en el presente por los traumas que había tenido. No era nada fácil, y lo sabía. Podía sentir sus venas arder por la rabia, y como sus manos estaban colocadas suavemente en el regazo, no pudo evitar apretarlas un poco en la tela de los pantalones que llevaba. Debía superarlo a como de lugar, sea como sea, debía de ser fuerte. Sin poder darse cuenta, habñia chaqueado la lengua de desagrado por tales alimañas que osaban alterar y violentar la paz que tanto había costado, pero ahí seguían. Y pese a que sabía que podía confiar en el joven, no quería dar lástima a nadie, pese a comprender lo profundo de su mirada, pues asimismo éste tendría sus problemas, sus pesares del pasado. Y lo entendía perfectamente. Serían heridas que se abrirían en el corazón y serían más difíciles de sanar incluso con el tiempo.

Una nueva brisa fresca típica de aquella temporada mecía los cabellos y plegues de los ropajes de ambos, algo que hizo que la chica volviera a alzar la mirada directamente a la verdosa intensa del rubio bajo aquellas lentes. No se podía decir que estuviese tranquila, tenía que seguir luchando costase lo que costase. Sabía que aún habían retos por superar, patologías y venenos por descubrir, antídotos y curas que desarrollar. Y no se rendiría.
avatar
Uchiha Kodoku



Mensajes Mensajes : 239
Monedas Monedas : 1568

Volver arriba Ir abajo

Re: Día de trabajo de nuevo en el parque...(Privado)

Mensaje por Barnaby Brooks Jr el Lun Jun 12, 2017 6:38 am

Cuando llego el finde semana por fin era libre de mi trabajo, pedí a mi jefe un respiro de tanto atropello que tuve esta semana, agradeció que encontrara un defectuoso entre los demás policía, pues ese era mas que nada mi trabajo atrapar falsos policías corruptos fingiendo ser uno de ellos, en esta ocasión no fue un narco pero si fue igual un problema para la comisaria en si donde estamos y por las demás también, no sería nada lindo que los militares intervengan si no se controla como se debe, todo debía estar controlado.
Me despedí de mi jefe y seguí mi camino hacia mi departamento donde iba a sentarme unos 5 minutos en mi sillón, estaba con mucha duda de lo que había hecho en ese parque "¿porqué me precipite de esa forma? ¡acabo de conocerla!" si creo que hice eso por la desesperación de no poder verla nunca mas, esas personas interesantes que pasan seguido a tu lado y después jamas se pueden volver a repetir ese encuentro esa sensación ya la sentí antes alguna vez y de seguro por eso lo hice, soy tonto un tonto que va queriendo algo que se prohibió desde muy chico pero ya es tarde para querer retroceder yo lo prometí y lo voy hacer aunque me incomode mucho, no se como saldrá esta...esta cita pero tratare de que sea fácil todo y regresar a casa a golpearme la cabeza si es posible.

Fui a buscarla en la puerta de su casa, estaba nervioso y serio a la vez no tenía buena cara, tragaba fuertemente mi saliva pero era hoy o nunca, levante un poco tembloroso mi brazo y toque su timbre, entonces espere unos minutos y por fin ella salió y estaba mas bella que la ultima vez que la vi, mi cara cambio de serio a una sorprendida estaba todo casi rojo, ¿era ella la que estaba viendo al frente de esa puerta? no me lo creo pero lo es pero enseguida recupere la compostura y entonces con una sonrisa suave extendí mi mano y le dije: -¿nos vamos, donde te gustaría ir después de la playa?, espero que no sea una molestia ser un poco pregunto es que recién te conozco y no se que mas le gusta- dije un poco intimado mientras ella tomaba mi mano y nos dirigíamos al auto para ir directo hacia la playa a pasear un rato.
avatar
Barnaby Brooks Jr



Mensajes Mensajes : 283
Monedas Monedas : 1421

Volver arriba Ir abajo

Re: Día de trabajo de nuevo en el parque...(Privado)

Mensaje por Uchiha Kodoku el Dom Jun 18, 2017 2:39 pm



El día de la citación llegó. El tiempo había avanzado rápido, sin duda. Aunque estaba un poco nerviosa, la mañana de la cita con aquel joven había despertado con toda normalidad, mas no tan temprano como que de costumbre, para estar presentable para el joven caballero rubio que vendría a recogerla, aunque lo tomaría más tranquilo que en otras ocasiones, ya que había dejado prácticamente todo preparado la noche anterior y sólo precisaba de lo esencial para prepararse. Barnaby le había caído bien desde el primer momento, sin duda. Era un buen hombre,.. podía sentirlo, percibirlo.. Aunque lo que más le intrigaba eran sus intensos ojos verdes, percibiendo un pasado no muy agradable a sus ojos, mas respetaba cuanto fuera necesario. De preguntar, lo más probable era reabrir una antigua herida aún por sanar por el tiempo, y sería de lo más imprudente e indecoroso, lo último que haría, ni el pintura; así pues esperaría a que fuese el momento correcto para tal fórmula.



Desayunó tranquilamente algo sano en tanto leía las noticias o algún que otro libro. Después de una tranquila ducha, y como tal citaba la ocasión, pudo trajearse formalmente, colocándose uno de los kimons que guardaba en sus armarios. Para tal, escogió uno bastante bonito, morado, violeta y blanco, elegante, con ornamentaciones florales en blanco, con la faja obi en gris claro y lanco con adornos de margaritas o flores típicas de aquella y la cinta más fina color ocre, cosa que requirió más tiempo que el de vestiduras normales y corrientes. Un calzado geta de madera de base algo más triangular que la usada por los varones, con los telares para los dedos color violeta a juego con el kimono, después de haberse colocado clásicos calcetines tabi. Un bolsito oriental japonés color lavanda y con adornos florales en una tonalidad algo más oscura y azulado muy suave, creando ornamentaciones típicas de la época. En el peinado pudo utilizar clásicos kanzazhi, pasadores típicos, de oro blanco y con adornos de flores representativas, teniendo el cabello recogido en un elegante moño, dejando parte del cabello suelto. Como maquillaje no usaría mucho: una crema hidratante para la piel, un poquito de colorete, sombra violeta de ojos, mas no la que usaba siempre al estilo de las serpientes, y los labios pintados color salmón, suave.


Kimono:





Bolsito japonés, el de la izquierda:




Una suave y tranquilizante melodía sonaba como timbre. Debía ser él. Exhló sus puspiro, tranquilizándose. Debía de hacer lo mejor que podía para que aquella cita quedase correcta y tranquila, por supuesto poniendo de su parte.



Los pasos resonaban levemente en la madera de aquella vivienda hasta que la puerta fue abierta por la misma joven, que pudo ver al joven oficial un poco nervioso, cambiando a un gesto anonadado, bastante rojo, hasta que pudo recuperar la compostura, correspondiendo la joven así a la suave sonrisa del rubio, trajeado sin su uniforme de oficial característico.

Claro, no es ninguna molestia, Barnaby-san –accedió la chica con una dulce y cálisda sonrisa, exteniendo su mano hacia la del rubio, entrelazando sus dedos con los de él, y adelantándose un par de pasos antes de cerrar tras de sí la puerta con llave, las cuales guardó en su bolsito. Y entonces nuevamente los ojos rojizos se clavaron en los verdes, antes de poder subir al auto.— Soy gustosa de muchas cosas, a decir verdad. La medicina naturalista, la literatura y lectura, entre otras –comentó. Disfrutaba ampliamente de las artes, siendo la literatura, la pintura, ikebana (arreglos florales), ciencia, medicina natural y cuerpo a cuerpo y la danza sus predilectas. Se conocía que a menudo entrenaba artes diversas y milenarias, tales como el Tai Chi, el Reiki y otras artes milenarias chinas, hinduístas y japonesas, de su país natal, que fortalezcan terapeúticamente tanto la mente como el estado físico, utilizando los chakras internos en la meditación y el Chi, Ki o Qi, la energía universal durmiente, como base.
avatar
Uchiha Kodoku



Mensajes Mensajes : 239
Monedas Monedas : 1568

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.