Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

|( ▪ Run Bitch, Ruuuun! ▪ )| ||Yukine Kiritani||

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

|( ▪ Run Bitch, Ruuuun! ▪ )| ||Yukine Kiritani||

Mensaje por Stefan Altieri el Sáb Nov 26, 2016 2:50 am


Meow
You're my hero!

「Barrios Bajos / 7:30 AM」

Un verdadero rey posee cualquier solución a la mano…  — ¡Muñeca! ¡No puedo casarme sin antes amar y vivir con plenitud! —  entre sabanas se ha escuchado el reproche de un joven. — ¡N-no tocar!, Espera… ¡Espera!, V-vamos, mi… mi…g-gatita… — una batalla feroz se lleva a cabo, el movimiento corporal y ritmo de la voz masculina hace pensar que no puede evadir las acciones de una mujer que lo mantiene tendido sobre la cama. — ¡No eres tú, soy yo! — su grito de rechazo incita a detener el desarrollo de plena necesidad, más la complicación de unirse entre la sabanilla da como resultado un golpe certero en todo su cuerpo. — R-ríndete… — el suelo alfombrado de la habitación lo acuna junto a los rayos del amanecer, el cuerpo del joven continuó tendido en el suelo, no parece inmutarse a pesar de la dificultad para respirar a causa de las sabanas en su rostro.

Perfecto escenario de un sueño placentero, pero el joven durmiente debe despertar, ¿Una alarma? Quizá, es necesario del “Comando delle Forze Operative Terrestri” para realizar tan importante acción e incluso, el jefe mayor “ C: ” encabeza al ejército en operación. Todavía el símbolo de una carita sonriente en la placa de metal que cuelga de su cuello, se mantiene en total misterio; pero, las personas más apegadas a sus siete vidas saben con facilidad que fue bautizado bajo el nombre de Constantine. Azul ruso que aparenta ser todo, menos un felino que proviene del puerto de Arkhangelsk. — Gatita t-traviesa… — orejas felinas se flexionan en son de enfocar mejor el sonido, más los ojos áureo que se mueven al ritmo de un par de dedos que se deslizan bajo la sabana, requieren de inmediato su atención.

— ¡Ahhhhh! ¡Constantine! — el cuerpo inerte de Altieri regresa a la vida tras un par de pequeños colmillos marcados en su mano diestra, el jefe mayor ha cumplido su objetivo. — No mordidas, “Capisci?” — negó con la cabeza, casi con resignación; si bien no era la primera vez que realizaba ataques sorpresivos, pero sí es el primer minino que adora en el mundo. — Me dolió, pequeño abusivo. Y, ¡Despídete de los cuidados de Alessia! — se quejó, todavía con una sonrisa suficiente marcada y sólo leve irritación, finalizó sacando la lengua. Quizá, era una venganza por morderle, pero no se arrepentía. De momento se ha quedado quieto, en silencio pero con un brillo particular en sus ojos, deslizando ambas manos a su pecho, canturreó. — In Napoli where love is king! — necesita cobijar su corazón de alguna forma, pero la intención es comenzar la mañana al son de la letra del signore Dean Martin.

「Zonas Bajas-Peligrosas / 9:45 PM」

Entre pasos puede sentir el aire infernal, noches completamente frías que, calasen hasta los huesos. Un suspiro ha escapado de sus labios, ni siquiera una pequeña nube blanca se ha formado al son de su aliento. ¿Qué sucedió? El rey sentía la necesidad de apuñalarse directo al corazón, la culpabilidad le golpea al son de las agujas del reloj. — ¡Te voy a matar si te encuentro! — una, dos, tres horas caminó por cada agujero que encontrase en su camino e incluso, caminar se ha vuelto un hobby desde hace tiempo. ¿Cómo es que obtiene sus preciados tesoros? Obviamente indagando en cada rincón de la ciudad. Pero, ahora sólo reflexiona, añora, todavía reía solo al rescatar cualquier escena divertida con Constantine. Aun así, hacía bastante tiempo que la luna le acompaño en su recorrido, permitiéndole ver entre el más oscuro callejón.    

Murmuró a sus adentros, el día de hoy no poseía tiempo para actuar de manera infantil o en sí, de la forma en que acostumbra. ¡No! Altieri se mantiene preocupado, desdichado desde el momento en que prefirió dejar a Constantine solo en casa en vez de llevarlo ante Alessia. — ¡Constantine! —admite que ganar dinero es tentador y pese a ello, debía dejarlo mientras fuese a conseguir un poco de plata. ¿Acaso mantener su plato lleno es fácil? Sumergido, al punto de ahogase en sus propios pensamientos, visualizo una figura desvaneciendo entre edificios. ¿Cómo podía ser tan torpe? — ¡Constantine! — se le ha visto ilusionarse con facilidad, pareciese que su adorable compañero se ha escabullido a la cercanía. Pobre iluso que procede a caminar en dirección del comandante; todavía empuño su mano, le mataría al tenerlo entre sus brazos.

Pero, al son de un par de metros, puede ver entre las sombras una particular silueta. — ¡Hey!  — Altieri no puede creer que un ladronzuelo fuese capaz de llevarse algo de su propiedad, hasta en los barrios más bajos se conforman con vender a un indefenso minino. ¿Karma? ¡Para nada! — ¡Detente! — insistió, mientras se aproximaba a dicho individuo.  — ¡¿A dónde vas ladrón de gatos?! Eh! Ése felino me pertenece, y no te iras de aquí sin una lección. — el rey le observa de pies a cabeza de forma desafiante.  — Te metiste con el dueño equivocado… — le señalo; no es más que un “Bambino” Todavía le ve alzando la ceja diestra al son de esperar una respuesta, su querido Constantine se ve tranquilo en brazos ajenos. ¡Maldito gato!  


Última edición por Stefan Altieri el Mar Sep 26, 2017 10:13 am, editado 1 vez
avatar
Stefan Altieri



Mensajes Mensajes : 443
Monedas Monedas : 1404

Volver arriba Ir abajo

Re: |( ▪ Run Bitch, Ruuuun! ▪ )| ||Yukine Kiritani||

Mensaje por Yukine Kiritani el Miér Nov 30, 2016 9:32 pm

Yukine no había terminado de superarlo, quizás no lo entendía y por eso parecía un ente caminando de un lado a otro sin un objetivo en su vida. Tuvo que repetir curso y aun podía escuchar los reclamos de su madre, tía, primas y casi padre, que por cierto, ¿Quién había llamado a ese sujeto a la conversación? No lo sabía, pero ese día ni si quiera tuvo la osadía de siempre de enfrentarse al hombre, sacarlo de la casa (o por lo menos intentarlo) y repetirle una y otra vez que no era parte de la familia. Pero bueno, eso hacia parte de otra historia.  El chico por el momento solo sentía que tenía un mal día, una mala semana, un mal mes… una mala temporada. No tenía paciencia para nada y todo era como si le molestara, aun así había momentos en los que pensaba que la situación no era tan grave, de hecho no le molestaba volver a estar en el mismo curso con otros compañeros, pero lo que si le fastidiaba es que ahora se sentiría más limitado en casa.

Fue en ese momento cuando tomo una decisión, algo que venía planeando desde hace muy poco tiempo pero que ahora mismo había tenido que posponer por cierto asunto que no podía ignorar.

Hace unos minutos había tomado asiento en un pequeño muro que encontró a lo largo de aquella calle que no le era desconocida, era poco concurrida e insegura, pero él ya en más de una ocasión se había metido allí en busca de lo mismo. Su compañera y amiga gatuna parecía tener cierto gusto por ir a lugares solitarios donde podía esconderse perfectamente y aparecer cuando le diera la gana. Pero el chico que ahora estaba reparando el juguete de ella, aun no podía entender porque fue atacado por una horda de gatos, al parecer el ratón de cascabel que colgaba de aquella vara de madera parecía molestarlos y no dudaron en destrozarlo, fue una suerte que Yuki no resulto herido en el ataque pero ahora el único objeto con el que esperaba atraer a su mascota dejaba de ser de utilidad. Bastaron unos minutos para que se rindiera y solo optara por tomar al ratón de peluche casi destruido en su mano y moverlo de un lado a otro.

-¡Em! ¡Tenemos que irnos!...- Gritaba repetidas veces sin dejar de mover el juguete para que su ruido lograra llamar la atención de la pequeña gata, recordándole que en una situación parecida fue que termino adoptándola bajo el nombre de la persona con la que estaba en ese momento y que le había dado “clases” sobre cómo cuidar a un animal. Agradecía ese momento y ahora sabía que muy en el fondo el podía ser afectuoso, su gata era especial, era su preciada compañera que tanto lo ignoraba a él y que había terminado por convertir al rubio en su esclavo, pero eso parecía no molestarle. A excepción de ahora que parecía estar dispuesto en abandonarla sino aparecía en los próximos minutos.

De repente se le ocurrió que quizás ella ya había regresado a casa, suspiro exhausto dando media vuelta y encontrándose justo frente a frente al animal que tanto había buscado esa noche. Permaneció en silencio sin creer lo que veía, pero poco a poco fue esbozando una sonrisa mientras se agachaba y estiraba los brazos para recibir a su gata que se abalanzo sobre él, aunque más exactamente a tomar el juguete que llevaba en sus manos –También me extrañaste- Dijo en lo que jugaba con sus orejas y volvía a ponerse de pie, pensando que ahora su día estaba completo ¡Por fin algo bueno tenía que pasarle!

El reencuentro no duro lo suficiente pues una voz interrumpió el momento haciendo que el chico borrara de su rostro la expresión de felicidad "¿y este quien ese?"
-¿Qué cosa?- Estaba confuso y molesto con la aparición repentina, algo le hacía pensar que quizás ese hombre se trataba de un ladrón, si eso era, el chico seguramente pertenecía a una organización que traficaba con animales. Con esa ida se aferró más a su gata dispuesto a marcharse lo más pronto posible, pero las acusaciones no podía ignorarlas -¿Ladrón de gatos? ¡Esta es mi gata, fuera de aquí o llamare a la policía!- Saco su teléfono móvil, dispuesto a marcar los únicos tres números necesarios, pero el movimiento en lo que sacaba el aparato y lo encendía pareció asustar al felino que salto sobre su cabeza y se marchó por uno de los callejones –Maldita sea, esta no puede ser una muestra de amor- dijo cuando sintió que su quería Emelie le había dejado un rasguño en una de sus mejillas. Automáticamente miro al otro chico con una no muy amable expresión, -Genial ahora tendré que repetir la búsqueda ¡Gracias!- todo había sido la culpa de ese sujeto que ahora podía tener el camino libre de hallar el gato primero y marcharse de allí para venderlo quien sabe dónde. Tenía que hacer algo con  ese traficante y buscar una ventaja, pero su inteligencia y algo de nerviosismo solo lo llevaron a empujar al sujeto y salir corriendo por otro de los callejones esperando que por lo menos los caminos laberinticos le sirvieran esa noche.
avatar
Yukine Kiritani
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 157
Monedas Monedas : 2595

Volver arriba Ir abajo

Re: |( ▪ Run Bitch, Ruuuun! ▪ )| ||Yukine Kiritani||

Mensaje por Stefan Altieri el Dom Feb 26, 2017 12:02 am

Entre las sombras pareciera que ojos celestes brillasen con intensidad. Amenazante, como si nada ni a nadie le temiese; era bien sabido que Altieri solía deambular por la zona. Y por ende, comprendía la fijación de todo individuo a su alrededor, ¿Cómo no desconfiar del crío? Aun así, no era más que un adolescente, más joven que el mismísimo rey, por muy poco en realidad. Pero, con tal elemento le era fácil recordar a todo vago y ladronzuelo de la zona que había conocido desde su llegada a Sweet Valley, y pese a que el invierno apenas concluía, sabía de antemano que todo aquel que compartiese su condición, se ha de ver envuelto en una feroz batalla por conseguir un poco de plata;  temporada de la más agresiva. Altieri comprendía su impulso... Pero, ¡Nadie robará a su preciado Constantine! Y mucho menos un niñato. En cambio, ojos felinos le observan con atención, aparentan leer su mente. ¡Gato cínico! — Ya sabes las reglas, entre ladrones no se permite robar. — extraño juego de miradas pareciese iniciar. — Así que, devuélveme a mi gato o... — Altieri guardó silencio de golpe al verle forcejear el asunto al son de aferrar el cuerpecillo del animal a su persona. — ¡No estoy para juegos!, ¿Acaso no sabes quién soy? Obedece, no querrás meterte conmigo. — le ordenó, incluso pareciese acuchillarle con la mirada. Todavía, intentó reconocer al otro, pero le era imposible. Quizá, era nuevo en la zona... ¿Simple huérfano o algo más prometedor? El rey se permite dar un paso hacia adelante. — Ahora. — prosiguió.

Sin embargo, Altieri ha quedado estupefacto al escuchar la repentina amenaza del otro. — ¿Eh? — permaneció inmóvil, ¿Le había escuchado bien? ¿Su gata? ¡Su gata! Peor aún… ¡La policía! — G-gata. — justamente ahí, el silencio le ataco, además de pisotearle tal cucaracha que huye de la muerte. — ¿P-policía? Oye, tranquilo. — si algo poseía en común con las cucarachas era que, siempre sobrevivían. — Sin  ánimo de ofender, pero, no es bastante inteligente que un ladrón se ofrezca a llamarle a la policía con tal que lo lleve preso. ¿De dónde vienes?, ¿De Idiotilandia? Además, pobre Constantine, no es hembra… es macho. Sé que suele ir de acá y allá con toda gatita que se encuentra pero no es para tanto que lo insultes de esa manera. — fácil era notar que su voz comienza a reinar entre el silencio. — Por lo visto, desconoces la manera correcta de identificar el sexo de un gato, basta examinar el área genital. Yo una vez creí que era hembra, pero… ¡sorpresa! — pronto ha de terminar dentro de un monólogo, hasta el punto de girarse y dar la espalda al contrario, momentáneamente. — Todo un picarón. Igual que…  — intento infundir efusividad en su voz, más sus palabras han de quedar en el aire al percatarse que el joven intentaba encender su teléfono celular, cuya amenaza deseaba cumplir.  — ¿Qué haces? — cuestionó por su arrebato. —N-no, no, espera. — aquel paso al frente no ha logrado que hacerle retroceder, el pequeño coronel se ha escapado de nuevo.

— ¿Cuál búsqueda? Aquí el dueño soy yo. — inmediatamente, Altieri sintió cómo el joven le empujaba con tal de salir corriendo de la escena. — ¡Y estoy muy preocupado! — le gritó desde su lugar. Ni siquiera podía permitirse dejarle huir. — Y, por lo tanto, yo debo ir… si… eh. — concluyó. Y, tras esperar, uno… dos segundos, Altieri se ha de dar el lujo de ir detrás del joven con la intención de alcanzarlo. Aunque, existía un punto que le hacía cuestionarse si aquel niñato permanecía a los alrededores, aún no le podía identificar. — ¡Hey! ¡Espera! — en caso contrario, graves problemas le acechan; todo aquello ha de ser novedoso para ese niño. Sin embargo, comienza a perderle el rastro, se encontraba seguro que fue capaz de escabullirse entre callejones circundantes a los negocios de placer nocturno. ¿Era necesario preocuparse por él? No del todo, pero, si ha de ir detrás de Constantine, obviamente le era más fácil tenerlo entre sus brazos… en conclusión, aquel chico realizaría el trabajo de captura por él. ¡Vaya genio! Aun así, continuó, hasta el punto de encontrarse de golpe con una callejuela, todavía, luz escasa le ilumina con temor. ¿Era necesario explorar? Un par de voces se escuchan a la distancia, hasta los pasos de aquellos que han de ser los propietarios resuenan ante el estrecho espacio del camino. Rápidos, susurrantes, un par de risas los acompañan… — Tks… — un rey debe ser valiente, y ha de aventurarse hacía las fauces de lúgubre callejuela. Quizá, su amado Constantine se encuentre ahí…


Spoiler:


Última edición por Stefan Altieri el Mar Sep 26, 2017 10:19 am, editado 2 veces
avatar
Stefan Altieri



Mensajes Mensajes : 443
Monedas Monedas : 1404

Volver arriba Ir abajo

Re: |( ▪ Run Bitch, Ruuuun! ▪ )| ||Yukine Kiritani||

Mensaje por Yukine Kiritani el Lun Abr 10, 2017 7:09 am

-No puede estar tan lejos- Yukine continuo su camino a toda prisa, no se sabía si realmente buscaba a su Emelie o si solo y como un buen escurridizo solo huía del traficante de gatos. No negaría que la presencia del chico le había incomodado y quizás asustado si la situación se hubiese salido de control. Infinidad de cosas podían ocurrir en ese tipo de zonas y nadie se enteraría de nada, grandes crímenes bajo el anonimato se llevaban a cabo a diario, de eso estaba seguro y le hervía la sangre el solo pensar que, de todos los puntos de la ciudad, su gata había optado por escoger precisamente este sitio.
“Del tal palo tal astilla” dicen por ahí. El pobre animal seguramente de ver como su amo no tardaba en meterse en problemas tras problema decidió seguir ese mismo camino… o simplemente ese modo de actuar venia en su naturaleza y solo por el hecho de ser tan similares era que a Yukine le costaba entenderla.

Tan pronto cuando logro sentirse un poco más tranquilo, mermo su paso meditando un poco y por enésima vez hacia qué lugar debía dirigirse, la iluminación no era la mejor y en ocasiones solo veía la silueta de gente aparentemente ebria en busca de problemas, eso tenía que evitarlo a toda costa, pero ¿cómo podría estar pendiente de su propia seguridad mientras buscaba la pequeña figura felina? Ese era un dilema difícil de tratar, más aún cuando las “herramientas” que había usado para atraer al animal termino por extraviarlas cuando se reencontraron y supuestamente volverían a casa.

Sumido en sus pensamientos, ponía ambas manos en su cabeza desordenando un poco su cabello por la desesperación de no saber qué hacer más que esperar a que fuera Em la que lo encontrara a él, no podía darse el lujo de permitir que el tiempo pasara y menos cuando una nueva idea llego a su cabeza horrorizándolo de sobre manera. Fue entonces cuando recogiendo sus pasos, emprendió otra carrera en busca del nuevo objetivo.

No hace mucho en la televisión había visto alguna notica sobre personas que comían gatos, vamos que podía entender la situación de hambruna de algunos, ¡pero es que ahora en el plato estaba su preciada gata!, eso explicaba la razón por la que aquel extraño hombre había sentido interés en el animal y se había alarmado con la posible llamada a la policía, todo tenía sentido. Él no era un traficante, lo había malentendido, solo era un pobre desafortunado en busca de sustento. Eso por lo menos era el sentimiento que le genero después de aquel largo monologo, al que no entendía como fue que tuvo la paciencia de escuchar. Siendo un hombre de la calle tenía que aplaudirle que al menos se preocupaba de su apariencia y tenía el don de la palabra.

-¡Te daré comida a cambio de su vida!- exclamo dejando en el ambiente un incómodo silencio tan pronto apareció tras el chico que rápidamente había encontrado entre las laberínticas calles.

En su posición, sintió de inmediato como aquellas dramáticas palabras podían sonar tan absurdas de alguien que parecía querer dárselas de héroe. En su mente sin duda se escuchaba mejor, pero ahora que lo había dicho al aire libre, solo una cosa nació. Vergüenza.

-Solo digo que… a cambio de que encuentras a mi gata, te será más beneficioso devolvérmela que conservarla y hacer lo que sea que hacen para prepararla- empezó a hablar atropelladamente tratando de arreglar la extraña situación –Aunque bueno, tampoco creo que tenga tan buen sabor si lo comparamos con…- sus palabras quedaron en el viento, pues no muy lejos, justo detrás del chico alcanzo a divisar una pequeña figura de cola larga que huía despavorida de lo que no tardó en aparecer con una jauría de gatos tratando de atrapar su cena.

¡Allí debía estar ella!
Sin perder tiempo dejo “la negociación” a medias uniéndose a la cacería que esperaba que lo condujera a buenos resultados.
Spoiler:
¡Hola! Pues si… Esto es lo que provoca tomar pausas XD.
Lamento la tardanza en responder, había tomado una ausencia que se me extendio mas de lo que tenia en mente y bueno, ¡Ya estoy de regreso!  Cool
avatar
Yukine Kiritani
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 157
Monedas Monedas : 2595

Volver arriba Ir abajo

Re: |( ▪ Run Bitch, Ruuuun! ▪ )| ||Yukine Kiritani||

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.