Conectarse

Recuperar mi contraseña

Elliot Rousseau
Claire Black
Xion Mitai
Hiroshi Anzai
Eita Takahara
Reglas generales Reglas del chatboxGuía para principiantesPeticionesRegistrosPreguntas frecuentesCensos mensualesgossip amorisEventosZona Corazón de melónDatos para afiliación
Últimos temas
» Un día lleno de sorpresas /Priv. Miikan Lobelia\
Sáb Nov 24, 2018 12:09 pm por Miikan Lobelia

» ►Petición de personajes
Sáb Jun 23, 2018 11:09 pm por Xion Mitai

» ► ~Reglas Generales~ [OBLIGATORIO LEER Y FIRMAR]
Miér Jun 20, 2018 9:39 pm por Scarlett Aisaka

» ► ● Reglas de la Chatbox ● [OBLIGATORIO LEER Y FIRMAR]
Miér Jun 20, 2018 5:34 pm por Federica Astor

» You're not my order [Libre]
Vie Jun 08, 2018 4:48 am por Aella Nezhra

» Buscando para rolear mi primer rol
Jue Jun 07, 2018 11:32 pm por Aella Nezhra

» por fin llega el buen tiempo
Lun Jun 04, 2018 9:28 am por Matthew W. Clark

» ►Petición de recuperación de rango
Mar Mayo 29, 2018 5:18 pm por Claire Black

» [TRAILER] Corazón de Melón en la Universidad
Mar Mayo 29, 2018 3:48 pm por Claire Black

Afiliados Vip ◄
Ser Original es un mérito, querer serlo a costa de los demás un defecto. Las imagenes del contenido de este foro y personajes cannon pertenecen a ChiNoMiko. Imagenes restantes son conetido de Tumblr y Zerochan. Diseños editador por Claire Black. Idea principal Xion Mitai. No copiar o plagiar imágenes de este foro para agregarlo a otro. Si ocurre eso será denunciado a la plataforma donde esté alojado ese foro, ya sea Foroactivo u otro sitio. Tampoco pongan el contenido de este sitio en sus webs/tumblrs/facebook o similares como si fuera vuestra. Template por Hitskin.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.

Foros de Rol en español Roleando | Top List de Foros de Rol Shiki Topsite! Kuroi Bara Top List Sekai Anime Top List Roleplay Monster ROLTop4Us
Este foro se visualiza mejor con Google Chrome

▬ RICH KIDS. 「Private」

Ir abajo

▬ RICH KIDS. 「Private」

Mensaje por Yubel Dracssenkrad el Mar Oct 04, 2016 4:54 am

Un viaje al banco no es la gran maravilla, de hecho, se puede convertir fácilmente en una experiencia bastante triste cuando vas a sacar dinero y aún no te han depositado, o al contrario, tú tienes que ir a pagar, eso también es muy-muy decepcionante para la economía que duramente se esfuerza por mantener. Jura que esos malditos trabajos combinados con la universidad la están matando y lo que más le molesta es el hecho de que le quita tiempo para amar y cuidar a su tesoro. ¿Por qué no nació en una familia de millonarios o le adoptó tal? Es decir, no debía ser solamente cosa de las series, de algún lado debieron haber sacado la idea inicial y muchas veces "la ficción imita a la realidad al ser esta aún más increíble", supuestamente. Aún no ve a nadie con cosas fantásticas que sean naturales y no se vean grotescas, ya que si fuera por ella no le molestaría ser completamente como su carta preferida en totalidad, aunque para eso tuviera que sacrificar la mitad de su cuerpo femenino, supone que se acopla bastante bien a su personalidad.

La visita esta vez era agradable, tomaría su dinero y después de eso se iría a comprar algunas cosas “necesarias”, bueno, al menos aquí la definición de necesarias sólo aplicaba para su perspectiva y como ella se había encargado de ganar todos esos billetes eso era lo que importaba, si quería gastarlo todo en juguetes y dulces para Yuki era cosa suya, ¿no? Aunque ya estaba viendo que la báscula después comunicaría que le falta algo de peso últimamente y el refrigerador exigiría sus derechos de estar apropiadamente lleno, cosa que no pasaría (con suerte) hasta la siguiente quincena. Vestía desconsiderada a la estación en la que estaban, aunque ya fuera la temporada otoñal aún no se sentía mucho el fresco a esas horas por lo que no le daba su debida importancia; traía una chaqueta, pero esto no engañaba a nadie ya que era más adorno que cualquier otra cosa, más un atuendo sumamente sencillo debajo complementaba bien, no pensaba estarse demasiado afuera de todas formas, iba a aprovechar el tiempo muerto de esas horas muertas que tenía antes de la siguiente clase. Claro que antes de irse se aseguró de que Yuki estuviera bien y le preguntó si acaso iba a necesitar que le trajese algo. Una vez que atendió su prioridad salió de las instalaciones de la universidad y tomó el autobús al banco más cercano y del cual obviamente tenía el pase para recoger allí sus euros, lógicamente.

Una expresión de desagrado se dibujó inmediatamente en cuanto entró y observó una fila larga, que realmente no lo era tanto pero a ella le desespera tener que formarse y esperar hasta que la llamen, simplemente no. Servicio de ya, gracias. Irremediablemente sus fantasías no se iban a hacer realidad, así que se dispuso a formarse ya que los cajeros automáticos no estaban funcionando e ir al siguiente banco igual a este mismo le tomaría un poco más de tiempo y como razonó, en realidad no eran tantas como para perder los estribos, esperar un poco no le haría daño o de así serlo le daría algo al ver que cuando fuera a comprar las cosas que quisiera podría estar así también. Llamaban a uno, pasaba, duraba un rato allí y se iba, luego volvía a comenzar el mismo patrón desde el inicio, e iría más deprisa si no fuera porque una persona se quedó alegando quién-sabe-qué, por lo que una ventanilla fue opacada momentáneamente por ese cliente. Según cálculos basados en su negatividad, en cuanto la situación pensaba que si no hubiera pasado eso quizá ya la hubieran atendido exitosamente.


Yubel's Outfit:


Yubel Dracssenkrad
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1290
Monedas Monedas : 7051

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ RICH KIDS. 「Private」

Mensaje por Dick Grayson el Dom Oct 09, 2016 9:13 pm

El día podría decirse que era perfecto: no hacía calor, el sol brillaba suavemente, el viento soplaba ligeramente, y le había tocado salir temprano. Últimamente no había tenido demasiado trabajo; eso, o al parecer, a los “maleantes” se les ocurrió tomar vacaciones. Lo único que le había tocado atender, eran casos de pequeños delincuentes juveniles. Niños que se querían pasar de listos, el típico “vandalismo” contra la escuela o algún vecino; pequeños “delitos” que le hacían pasar unos cuantos minutos charlando con los “detenidos”, para hacerles entrar en razón, y seguir por un buen camino. Después de todo, aún eran niños, y lo único que necesitaban, era alguien que creyera en ellos.

Caminando por la calle, recibió un texto por parte de su “hermano menor”.
–Extraño –pensó, mirando el nombre de aquel muchacho en la pantalla del móvil. Abrió el mensaje:

Esta noche. Cena. Si llegas a ver al tarado de Todd, avísale.


Soltó un enorme suspiro. A veces le exasperaba la forma tan “abstracta” en que Damian se expresaba.
–Debería llamarle… o tal vez a Alfred –guardó el móvil en su bolsillo, luego de responderle al chico. Miró la hora; aún le quedaba tiempo para la reunión familiar, probablemente, improvisada. Checó su lista mental de cosas por hacer: lo más importante en ese momento, era conseguir víveres. –La nevera está casi vacía, y ni hablar de la alacena –volvió a suspirar, esta vez al ver su vacía cartera. Pero una alegría renovada se apoderó de él: ayer había sido día de paga.  Dobló la esquina, buscando con la mirada algún cajero automático, o de plano, un banco. – ¡Bingo! –a unos metro de él, había un enorme letrero, con el nombre resaltado.

Apresuró el paso, sin llegar a correr; una gran sonrisa pegada en sus labios, y el porte, que atraía la mirada de varias chicas que pasaban a su lado. Pero todo su entusiasmo cayó por los suelos al ver la enorme fila que había, esperando por ser atendidos. Con cierta resignación, caminó por entre los “cordones” que marcaban la dirección de la fila, hasta llegar a las ventanillas. Frente a él, una chica de extraño color de cabello, y una visible desesperación por la lentitud de los banqueros. Volvió a mirar la hora; aún le quedaba tiempo para hacer las compras que necesitaba, y llegar a casa a arreglarse para la cena.

Sacó el celular, y marcó el número de la mansión Wayne, esperando ser atendido por el mayordomo.
– ¡Alfred! –exclamó con cierta alegría al escuchar la voz del hombre, con la parsimonia legendaria del mayordomo. – ¿En verdad habrá una cena esta noche? –preguntó, escuchando la respuesta al otro lado de la línea. Un ligero peso escapó de sus hombros al saber que no era nada “elegante”. Una simple cena familiar con los Wayne. –Bien, los veré esta noche entonces –añadió antes de colgar. Pero un gruñido escapó de su garganta al ver que, en todo lo que había durado la llamada, la línea no se había movido ni un centímetro.
avatar
Dick Grayson



Mensajes Mensajes : 72
Monedas Monedas : 2005

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ RICH KIDS. 「Private」

Mensaje por Jason Todd el Jue Oct 13, 2016 6:23 am

Simplemente, fantástico. Roy William Harper se había gastado su dinero en piezas para crear armas otra vez, es decir, no estaba mal por el lado en que le proporcionaba tales, pero también agradecería el hecho de que antes tuviera la cortesía de informarle que nuevamente están pobres y que necesita otro trabajo porque lo que pasaba es que ese mismo día, inocente y lógicamente unas horas antes de enterarse de ese horripilante hecho, estaba él allí viendo qué tantas cosas se llevaría de la tienda de auto-servició, ¿unas papitas quizá? Una bebida energética no debía de faltar y una vez ya en la caja se encargaría de pedir una cajetilla de cigarros y unos condones, porque no siempre se puede ser hardcore en esta vida y menos con las mujeres que él conoce, las cuales están muy-muy locas—. ¿Qué quieres decir con "ya no tienes saldo"? —había utilizado una tarjeta para pagar, para su no grata sorpresa, que en serio no sabía por qué estaba sorprendido a estas alturas, se encontraba sobregirada y estaba seguro que él no se había gastado todo de un jalón—. Espéreme un momento, luego me cobra —cedió su lugar para la persona que iba con prisa y quería ser atendida. Antes iba a hacer una llamada con un enojo objetivo, una llamada de atención para su pelirrojo pseudo-mejor amigo, porque sí, tenía el descaro de proclamarse uno ante el pelinegro—. ¡¿Qué mierdas significa esto, Harper?!"yo también te aprecio, Jaybird" fue lo que recibió en respuesta ya que ni siquiera un saludo casual mencionó al inicio, al final todo terminó básicamente con un "sí, lo hice, pero-- blah blah", ya estaba hecho. Así que tuvo que pagar lo que le quedaba con el poco efectivo que traía en su billetera, fue penoso.

Saliendo de allí el pensamiento inmediato fue solucionar su problema económico, para esto era una fortuna saber que hoy le pagaban, posiblemente... Esa posibilidad por más mínima que fuera valía la pena ya que no estaba demasiado lejos del banco. Así fue como llegó y una fila considerable fue lo que encontró más no fue eso lo que le hizo poner una mueca de desagrado inmediato, lo que ocasionó tal expresión era que vio no una, si no dos rostros sumamente conocidos. Era complicado no notar a la mujer que le daba por llevar un estilo "Cruela de Vil", ni tampoco el ignorar a la persona que había usado antes que él el nombre de "Robin". La fémina le caía bien y era sexy, no tenía problemas con su presencia, pero, ¿su "hermano"? ¡¿Su puto "hermano"?! ¿no tenía nada mejor que hacer? Bueno, no es como si estuviera planeando tampoco encontrarse con él aquí, ¿no? Esperaba que no, de lo contrario se enojaría bastante si lo estaban espiando, porque odiaba que intentaran tenerlo controlado por el bienestar propio. ¡Vaya excusa barata! ¿cuál bienestar propio? Lo único que quieren es que vuelva a esa mansión a seguir órdenes ridículas y hacer un trabajo que no estará terminado al final del día.

Se colocó en la fila sin decir una sola palabra, con la esperanza de que así Richard no le dirigiera la palabra tampoco, por supuesto que no pasó, sobre todo cuando Yubel le reconoció y saludó. Lo inevitable, ahora el mayor se habría percatado de la presencia del anti-héroe—. ¿Acaso Bruce te mandó para estarme cuidando, huh? ¿Es eso ahora lo que haces? ¿Niñero? No me sorprende, después de todo allí están Tim y Damian —su manera de saludar parecía ser muy especial y aunque sonase algo agresivo seguramente las tres personas allí involucradas se entendían perfectamente—. No, no, fuck, I'm out. No puedo seguir aquí con tu presencia de por medio. Tú no, Yubel, tú estás bien. Me largo, prefiero ir a otro banco. Y no cuentes con mi presencia puntual en tu cena, pero sí dile a Alfred que me guarde algo ~ —salió de allí y tal como dijo, iba a buscar un nuevo destino para encontrar dinero, o tal vez ir a casa a descansar, no había estado durmiendo lo suficiente estos últimos días y ya sentía que se había acumulado, pero, ¿por qué había salido sonriendo?

Jason Todd
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 333
Monedas Monedas : 2814

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ RICH KIDS. 「Private」

Mensaje por Yubel Dracssenkrad el Jue Oct 13, 2016 8:01 am

Su desesperación era notoria, se sentía algo hiperactiva en ese momento en particular, especialmente cuando su único objetivo era estar allí parada a esperar que la fila avance, no era nada interesante y hasta escuchar música o algo para distraerte resultaba un tanto incomodo hasta por la posición, el ambiente y el hecho de que debías de estar un poco consiente de tu alrededor para no atrasar, causar molestias, y por ende convertirte en otra de esas personas mediocres que no quieres encontrarte, mucho menos en momentos estresante como éste. La misma razón por la que volteó hacía atrás fue esa, el aburrimiento y desesperación, gracias a ello pudo ver a un amigo (o algo así)—. Oh, ¿hasta tú vienes a estos lugares, Todd? —cuestionó al chico que se encontraba detrás de ella, no, no, no al que estaba justamente detrás, el siguiente. Hablando del que estaba justo detrás, era un hombre pelinegro de ojos azules también, era hasta gracioso que tuviera cierto parecido con su amigo y fue aún más gracioso cuando éste le dirigió palabra al que era un total extraño para ella y estos se llevaban cual familiares, ¿lo eran? La conversación que habían tenido que no era como si quisiera estar escuchando, simplemente que estaba a centímetros de ellos sin posibilidad de escapar sin que por consecuencia perdiera su lugar.

La conversación de Red Hood y el dragón tal parecía haber finalizado de una forma extraña, incluso también la del chico del cual no mencionó un nombre para referirse y él, se dio por satisfecho y se fue como si no le importase nada. No podía descalificar sus acciones porque ella misma había pensado en hacer justamente eso mismo y de pasar más tiempo allí con la velocidad que estaban llevando seguro que acabaría por efectuarlo. El punto aquí era que su posible entretenimiento fue fugaz y ahora tendría que volver a lo tedioso, si no fuera porque allí seguía el hombre al que le había hablado, ¿debería probar?—. ¿...Ustedes son hermanos? Tal parece que no nos presentaron, mi nombre es Yubel —no tenía muchas opciones, ¿okay? quizá tener una charla con un completo desconocido en esa situación haría más divertido esto, aunque también existía la estadística de que lo empeorase. Ojalá que ellos así se llevasen y que ella no tuviera que "odiar" también al sujeto en cuestión—. Hubiera preferido charlar un poco más con él, no porque me muera por hacerlo, simplemente porque no hay nada mejor que hacer. En cuanto a la "cena familiar" de la que hablaban, diría que confiarás en que sí va a asistir —metió su nariz donde no le importa y no se sentía orgullosa de ello, pero aún así ofrecía una carismática sonrisa al extraño, como si sus palabras siempre fueran sarcasmo. Las cosas que te hacían hacer esas situaciones.

La fila avanzó unas tres personas en esos momentos y ahora quedaban unos pocos más y ya estaba, se encontraba más cercas y aunque otras personas se habían agregado a la cola luego de que Jason se fuera, no importaba, porque ella estaba más adelante. Es que ni siquiera se estaba formando para subirse a alguna atracción de parque de diversiones, esto era un abuso—. ¿Y quién es el tal Alfred? Ambos lo mencionaron, ¿es algo así como su padre o...? —siguió haciendo la plática, como si de verdad le importara qué hacían o dejaban de hacer con su vida.

Yubel Dracssenkrad
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1290
Monedas Monedas : 7051

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ RICH KIDS. 「Private」

Mensaje por Dick Grayson el Dom Nov 06, 2016 7:45 am

El aburrimiento comenzaba a hacer estragos en el policía. Un segundo bostezo había escapado de sus labios, por segunda vez, el en lapso que llevaba esperando allí parado. –Tal vez pueda hacer las compras mañana –pensó con vagues, mirando el techo blanco del lugar. La tranquilidad, el olor, y el casi silencio interrumpido por el sonido de las teclas y las impresoras, comenzaban a abrumarlo. Los brazos cruzados sobre el pecho, y un nuevo bostezo, que le hizo escapar una lágrima. Todo ese aburrimiento, destrozado por la voz de la muchacha que tenía en frente. – ¿Todd? No será… -miró de soslayo, siguiendo la vista de la chica. Una suave sonrisa se dibujó en su rostro. – ¡Jay! Que sorpresa –saludó al menor, con una actitud muy despreocupada. Y a pesar de la cruda respuesta del otro, la expresión calmada y alegre de Richard no se había desvanecido. Al contrario, mantenía la mirada fija en su “hermano”, tratando de aguantar la risa.

– ¡Oh, vamos! Antes no te quejabas tanto cuando tenía que cuidarte. Y a comparación de ellos dos, tú pareces el más infantil –sabía que eso podría “encender la mecha”, pero no lo podía evitar. – ¡Cierto! Esta noche, hay una cena en casa. Solo nosotros, nada extravagante –avisó, recordando el mensaje de Damian. Torció un poco la boca ante la respuesta del chico, aunque ya sabía que esa actitud estaba en las posibles reacciones de Todd. Así que solo se limitó a despedirle con la mano – ¡No prometo que quede algo para ti! –añadió con un tono burlón, antes de volver a girarse. Su mirada se entrecerró al notar que la línea seguía inmóvil. Sus deseos de seguir con el plan original, se iban por la puerta de cristal, justo como Jason hace unos momentos. Revisó cada una de las ventanillas, pero su “concentración” se vio interrumpida. –Podría decirse que si –respondió con tranquilidad. –Un placer. Yo soy Richard, pero puedes decirme Dick –añadió con una sonrisa.

Examinó sutilmente a la chica, mientras esta seguía hablando. Vamos, que no todos los días le conocía una “amiga” nueva a su “hermanito”.
–Lo sé. Siempre ha sido así –respondió con una ligera risa ante el comentario de Yubel. Parecía ser una muy buena amiga de Jason, para saber ese tipo de detalles del chico. Avanzó unos cuantos pasos, siguiendo la fila. Una sensación de alivio le llenó por completo; si avanzaban más, podría ir directo a un supermercado, y poder comprar la despensa; lo que menos quería, era estar yendo a casa de Bruce todos los días, solo para ser alimentado. Sin embargo, la repentina pregunta de la chica lo sacó de sus pensamientos. Una expresión algo nerviosa se plantó en su rostro, mientras que su mano derecha comenzaba a rascar su nuca. –Pues… podría decirse que es como un padre –comenzó a explicar, paseando la mirada pro el lugar. –Pero en realidad es nuestro mayordomo –soltó sin más, recuperando aquella postura tan relajada. Avanzó un puesto más. – ¿Y tú? ¿De dónde conoces a Jason? –preguntó con calma; realmente le daba curiosidad.
avatar
Dick Grayson



Mensajes Mensajes : 72
Monedas Monedas : 2005

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ RICH KIDS. 「Private」

Mensaje por Yubel Dracssenkrad el Miér Nov 30, 2016 7:46 am

Sinceramente prefería llamarle Richard o en su defecto por su apellido, inclusive un apodo sería más conveniente. Ya le había respondido de manera positiva que en efecto era el hermano de Todd, eso significaba que por lo tanto deberían llevar el mismo apellido y dirigirse a ambos de esa forma sería algo confuso, pero, ¿"podría decirse que sí"? exactamente, ¿a qué se refería con eso?—. ¿Siempre? Hm, pues yo nunca he oído hablar de ti y sin embargo tú pareces estarme pintando una historia con recuerdos dulces y, no parece ser el caso, ¿eres una especie de masoquista acaso? —era la explicación más razonable, personas como ella o Jason eran más adeptos a mantenerse en silencio y alejados de los demás, lo contrario resultaba después de un rato algo cansante, sobre todo si éste duraba más de lo esperado, allí sería cuando comenzarían a volverse más cortantes y desagradables podría decirse. El dragón en especifico era una chica que si bien hacía comentarios sarcásticos, no era su objetivo ser mala, eso solamente cuando alguien se acercaba a Yuki u otros casos especiales, en sí lo demás vendría a ser simplemente su personalidad neutra.

Eso de hablar para perder el tiempo o acelerarlo, según parecía, estaba dando frutos ya que la fila avanzaba en gran medida y no cabía duda de que se agradecía, no tenía nada de qué conversar con aquél sujeto, pero el hecho de que sí avanzase luego de aquello le dio esa mini-esperanza de que en verdad ése era el truco, por lo que... ¿debería seguir tratando por el bien de la eficacia? Como si de verdad así funcionase el espacio-tiempo. Qué más daba, para ese instante ya se estaba enterando de que el tal Alfred no era el padre sino el mayordomo—. Tu historia parece tener muchos huecos argumentales que no discutiremos ya que no es de mi incumbencia, pero si quieres que alguien te crea sin hacer preguntas deberías omitir esos "podría decirse" y similares. Te dan qué pensar —una media sonrisa adorno su rostro para desaparecer en cuanto le pregunto de sí, era lógico que iba a pasar, por lo general es mera cortesía que si quieres saber de el otro, él otro también de ti e inclusive aún si no estuviera interesado, como mera precaución, pero realmente no se estaban cuestionando a lo detectivesco, así que—: "Podría decirse" que lo conozco gracias a un evento bastante interesante —había usado la misma expresión recurrente del otro a propósito para tampoco tener que indagar demasiado. Todo parecía demasiado vago y así estaba bien.

Gracias a todos los Santos ya iba a ser su turno, sin embargo algo muy "curioso y simpático" estaba a punto de pasar. En cuanto se dirigía a la caja asignada que había quedado desocupada por el anterior y se despedía para probablemente nunca volver a ver a ese supuesto hermano de Todd, fue que violentamente (porque no existe otra manera de hacer eso, en teoría) entraron cuatro sujetos con rostro cubierto, disparando hacía los cristales de las ventanillas una vez habían accedido al banco, por suerte alguien grito "¡abajo!" y también por eso y mero instinto lo había hecho al creer que estaría mejor esta vez si hacía caso—. Pues tal parece que hoy no obtendré mi pago —se dijo en voz baja. Luego todos se encontrarían en el suelo, sentados como niños de parvulario sin contar el hecho de que en vez de que una maestra les estuviera leyendo un cuento, sería a cambio uno de los sujetos con una amenazadora metralleta—. Oh, hey. Tal parece que hoy no es nuestro día de pago, ¿eh? —dirigió palabra nuevamente al hermano que "afortunadamente" había quedado enseguida suyo, "hurra". Al hablarle en susurro al otro estaba significativamente molesta, molesta porque no tendría su dinero y porque corría el riesgo de morir. Ella no podía morir, no, ¿luego qué pasaría con Yuki?

Yubel Dracssenkrad
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1290
Monedas Monedas : 7051

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ RICH KIDS. 「Private」

Mensaje por Dick Grayson el Vie Ene 06, 2017 11:41 pm

Su rostro no se inmuto ante la respuesta de la chica; al contrario, solo hizo que sonriera más. Y es que, aun cuando la relación entre los dos no era la más “estrecha”, no podía sentir cierto afecto por él, justo como lo sentía por Tim y Damian. –Nada de masoquista… simplemente prefiero  recordar los, casi inexistentes, momentos de tranquilidad que pasamos, eso es todo –negó con la cabeza y un tono calmado. A fin de cuentas, Grayson era un muchacho muy positivo, y nada le haría cambiar aquello. Un par de pasos más cerca de las cajas; definitivamente, podría hacer las compras a tiempo, y poder darse un buen baño.

Volvió a hundirse en sus pensamientos. ¿Debería llevar su consola con el nuevo juego que compró? Tal vez podría jugar con Tim… si es que llegaba. ¿Habrán invitado también a Barbs? No; el mensaje de Damian parecía indicar una velada, solo de chicos. El pobre Alfred terminará con demasiado trabajo mañana. Su atención volvió a caer en Yubel.
–Bueno, tampoco es como que mi historia sea algo realmente entretenido para contar –respondió con una pequeña sonrisa, rascando su nuca con algo de nerviosismo. Y es que tenía razón, pero el daño ya estaba hecho. Y a juzgar por las palabras de la chica, pudo constatar, por milésima vez, a su parecer, que Jason trataba de mantenerse lo más alejado posible de su “familia”. ¡Vamos!, que no eran la familia perfecta, nadie lo es, pero no estaban tan mal.

La respuesta a su última pregunta, hizo que entrecerrara la mirada. Realmente no quería saber a qué clase de “evento interesante” se refería, ¿o sí? En especial, tomando en cuenta la clase de vida que Todd llevaba.
–No, definitivamente no preguntaré –pensó un tanto alarmado; entre más alejado estuviera de esa verdad, menos problemas tendría. –Solo espero que no haya habido heridos en ese… ajem… evento –murmuró, no tan bajo como esperaba, pero al menos, nadie más que Yubel le pudo haber escuchado. La fila volvió a avanzar, lenta pero segura. Y por lo que parecía, en pocos minutos sería el momento de la despedida.

Su inquisidora mirada comenzó a pasearse por las ventanillas, tratando de descubrir cuál sería la siguiente caja en desocuparse. Yubel ya se había encaminado a tomar su turno; y un solo cliente le separaba de su “libertad”. Un estruendo y una amenaza, le hicieron “tirarse” al suelo, cayendo al lado de aquella extraña chica.
–Deben estar bromeando –murmuró algo molesto. ¿Es que acaso no podía terminar su día con tranquilidad? El “divertido comentario murmurado por una voz algo conocida, lo despejó un momento. –Juraría que se lanzaría contra esos tipos de buenas a primeras –pensó un tanto sorprendido. Pero bueno, no todos los que se lleven con Jason son tan impulsivos, ¿verdad? ¡¿Verdad?!

Su vista volvió a los ladrones. Si bien sabía a la perfección que hacer, la situación era distinta: ahora él estaba del lado equivocado del edificio. Podría llamar por refuerzos… si tan solo no hubiera terminado su turno hace más de una hora. Sin arma, ni radio; y para ser sinceros, una placa policiaca solo haría que lo convirtieran en un tiro al blanco. Estaba seguro que los trabajadores hicieron sonar la alarma lo más pronto posible… o tal vez no. No sonaba nada.
–Malditos sistemas directos –se quejó por lo bajo, llamando brevemente la atención de uno de esos sujetos.

Presumiblemente principiantes, siendo este su segundo o tercer robo, podía notárseles algo nerviosos y sin mucha preparación. Con sutileza, dio ligeros golpecitos en la mano de Yubel, llamando su atención. Había logrado vislumbrar un pequeño camino a un efímero escondite, no muy lejos de allí. Con un movimiento de la cabeza, le “ordenó” que se desplazara con rapidez a lo que, pensaba, sería un escritorio. Y claro que lo pensaba; ni siquiera se había detenido a admirar el lugar: ofrecía refugio temporal a los ojos de los ladrones, fin. Mientras la chica se desplazaba, él miraba lo que pasaba alrededor, cuidando que nadie notara el movimiento.

Y tan rápido como notó que Yubel había llegado “a la meta”, le siguió con precaución y rapidez. No había más que una cámara en la esquina de aquel lugar, apuntando directamente a unos metros por delante de su posición. Sacó el celular, marcando rápidamente a alguno de sus colegas, poniendo el altavoz, una vez escuchó una voz al otro lado.
–Grayson, necesito la dirección –la agitada orden provocó un respingo en el chico, quien quitó con rapidez el altavoz. Los gritos de los maleantes preguntando por la persona que había hablado no se hizo esperar. –Bien… plan B –susurró, volteando a ver a Yubel.

off:
¡Santos roles, Batman! Si que me explayé e.e
Como sea, perdón por la tardanza y bla bla bla xD
avatar
Dick Grayson



Mensajes Mensajes : 72
Monedas Monedas : 2005

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ RICH KIDS. 「Private」

Mensaje por Yubel Dracssenkrad el Dom Ene 29, 2017 5:58 pm

El hecho de que menospreciara su propia historia le causó, irónicamente, curiosidad. Después de todo estábamos hablando de que la de ella con Todd había sido de todo menos tranquila, pues no se esperaba menos cuando se trataba de un ser que era supuestamente cercano a él—. "Nada realmente entretenido". Hmm... Estoy discrepando fuertemente, más aún cuando no tenemos nada mejor que hacer por aquí —afirmó. Si el contrario se atrevía a decirle que hablara por ella le entraría una ira que no sería ni medio normal, ya que, no lo veía haciendo nada interesante antes de que comenzara a hablarle o de lo contrario, muy probablemente ya habría hecho uso de tal entretenimiento. Estaban en una fila, ¡por el amor de Ra! Al contrario cuando éste le preguntó cómo conocía a su "hermano" era bastante divertido que tampoco le quisiera decir y eso sólo daba rienda suelta a que su primera teoría tuviera más chances de acierto. Se divirtió por eso mismo—. OH, así que intuyes a qué me estoy refiriendo. Bastante curioso, ¿no es así? No es como que te diera alguna clase de pista, así que tu temor ante "los heridos" es hilarante. Mejor cuéntame por qué creerías que alguien se lesionaría en un simple encuentro.

Comenzó a contar: Veía a uno cercano (que era el que se encargaba de controlar a los rehenes de no cometer algún acto estúpido en su contra)... Uno que seguía en la puerta, probablemente cuidando que nadie más entrara y... ¿Eran todos? No, no; los otros dos se estaban encargando de llenar sus sacos de todos los billetes que les alcanzase. Claramente la situación no pintaba bien y lógicamente ella no podría encargarse sola de cuatro tipos armados, carajo. ¿Qué poseía en esos momentos? Porque estaba segura que una navaja y un aerosol no bastarían contra la velocidad de las balas. Ella no tenía miedo tal cual, más bien podría decirse que era una pesadez y más al incluir el factor de que el día ni siquiera había iniciado del todo bien: Estaba colmando su paciencia y sentía que sí podría hacer una tontería en cualquier instante que el delincuente que los vigilaba distrajera un poco su atención, por supuesto que no estaba del todo sola. Se había enterado que tenía al lado una compañía que de algo debería servir, ¿no? Estaba deseando que tuviera algo igual o similar a lo que Todd poseía en cuanto a lanzarse sin más a hacer una locura y tener aún así una balanza muy buena a su favor para poder salir victorioso... Se veía fuerte al menos, la cuestión era que supiera utilizar esa fuerza y ahí estaba el detalle.

Sintió unos golpecitos en su mano mientras seguía pensando qué podría hacer de una vez para que esta tontería terminase, o bueno, qué al menos le dejasen ir a ella que no quería estar allí y tener problemas después dando testimonios y siendo tratada por los demás como una víctima más, ya que eso le indignaría terriblemente, ¿qué se creían que era ella? ¿Alguna de esas mujeres tontas y débiles que siempre se la quieren dar de tiernas? Porque HOLY SHIT, si era eso ya quien tendrían más problemas no serían sus captores de momento, si no los que vinieran a hacer su trabajo a rescatarlos. Observó a Richard sin mover demasiado su cabeza, no quería llamar más la atención de la que ya llamaba por default. Entendió la idea de inmediato y lo que quería que hiciera, ¡HA! Dándole ordenes... Sólo lo haría porque parecía una buena idea y nada más, no porque aquél lo dijera. Habían llegado ambos al escritorio, ahá, muy bien. ¿Ahora qué? ¿Se quedarían ahí debajo a tomar el té esperando que todo se solucionase solo con el tiempo? En teoría, no era muy mala idea, más bien todo lo contrario, pero no dejaba de ser un tanto cobarde desde perspectiva. Afortunadamente no sólo estarían fuera de vista y ya, el otro... ¿Era un policía? Qué familia tan peculiar tenía Jason, qué cosas de la vida, qué ironía, qué-... Basta, basta, era demasiado cómico y aunque se bufó un poco, cubrió su boca para no reírse enteramente por todas las cosas que le estaban llegando a su cabeza en un tiempo para nada apropiado.

La que en esos momentos estaba bastante risueña, o sea Yubel, se calmó de golpe y la razón era muy sencilla y comprensible. Hasta parecía que por haberse burlado el mundo había conspirado para que dejase de hacerlo ya que su compañero según parecía nada profesional por ese pequeño error, había dejado el altavoz encendido y ahora su escondite pasaba de la relativa seguridad a ser un problema en cuanto se enterasen—. Sí, no me digas —sonrió notablemente furiosa y sarcástica, con ese tono brutal en sus palabras, parecía que en cualquier instante le soltaría por lo menos una bofetada al contrario por su descuido—. Y bien, señor policía "profesional". Discutiremos la capacidad de hacer su trabajo después, pero ahora tenemos problemas más gordos de los que hacernos cargo —dijo en cuanto escuchó el grito de uno de los criminales había gritado para saber quién era el osado que se atrevió a llamar por ayuda en su guardia. Se escuchaba claramente que los pasos se dirigían hacía ellos y se tardaría muy poco en encontrarlos entre los seis escritorios que allí habían, ¡hasta podía montarse un juego mortal de las escondidas!¿Sabes qué? Fuck it. Tú eres un oficial y es tu trabajo por ende protegerme, así que tú harás de mi escudo mientras yo escapo —lo decía descaradamente, con una seriedad que no te lo podías creer.

Yubel Dracssenkrad
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1290
Monedas Monedas : 7051

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ RICH KIDS. 「Private」

Mensaje por Dick Grayson el Mar Feb 28, 2017 8:37 pm

No pudo evitar soltar una ligera risa ante la “queja” de Yubel. –Es cierto que no tenemos nada mejor que hacer mientras esperamos; pero el contarle una triste y trágica historia a alguien que acabas de conocer, no creo que ayude a hacer que el tiempo pase más rápido –esa sutil sonrisa se negaba a desaparecer. Su expresión tomó un semblante ligeramente serio; tenía razón, cuando algo tenía que ver con Jason, lo único que podía hacer, era confiar en su intuición. Si bien era un gran detective, el “Sherlock Holmes” de la familia, había sido Tim. –Digamos que… Jason tiene un registro muy peculiar de sus “salidas” –no, no se refería al expediente policiaco. Aunque sabía que no era lo correcto, lograba arreglárselas para mantener a Todd lejos de su “área de trabajo”. Por el contrario, era Bruce quien mantenía un gran archivo de los movimientos de todos y cada uno de sus “hijos”; razón primordial de que ninguno viviera en la mansión Wayne, a excepción de la Bolita de Odio, pero ese chico era menor de edad aún, así que no podía hacer mucho.


***


Sus ojos comenzaron a mirar a todos lados. Algo en ese maldito lugar debía de servirle de arma provisional, o al menos, de escudo temporal. Si, era policía, pero eso no significaba que estaría vistiendo un chaleco anti-balas; esas cosas pesaban demasiado para usarlas de ropa casual. Pero bendito sea su cinturón: tal vez no eran navajas o pistolas, pero era un as en la eskrima, y nunca salía de casa sin los bastones.
–Sí, sí. ¿Crees que no lo he notado antes? Voy a matar a ese idiota por gritar al teléfono después –respondió a la chica, aunque no podía asegurarse si el tono de su voz era fastidio o simple seriedad y concentración. Los pasos se acercaban cada vez más, y él, comenzó a buscar en los cajones del escritorio por algo que le ayudase a distraer a quien fuera que se acercaba.

Volteó a mirar sorprendido a la joven, era la primera vez que alguien le hablaba así, si su memoria no le fallaba.
–Si, eso no va a pasar. Mi trabajo es cuidar a TODOS los rehenes, no solo a uno –sonrisa ladina, un simple ícono de ironía ante la situación. Plumas, clips, engrapadoras, hojas sueltas, ¿qué no tenían nada útil en esos escritorios? ¡Bingo! Un par de agendas; no era mucho, pero peor era nada. –En cuanto te diga, quiero que corras a esos escritorios, ¿entendido? –no esperó a escuchar una respuesta por parte de la fémina, simplemente, se limitó a llevar a cabo su plan. Lo más que pudo, se pegó contra el suelo, tratando de ver la posición de los maleantes por el poco espacio que había entre el mosaico y el frente del escritorio.

Una puntería envidiable. Una de las agendas pegó de lleno con las patas de la silla de otro escritorio, y el bonus, la había movido, justo como si una persona se chocara contra ella. Los pasos se desviaron hacia ese lugar; y con un movimiento de mano, indicó a Yubel que era momento de largarse de ahí. No sería una bomba de humo, pero al menos, serviría para despistar a los ladrones. Una engrapadora chocó contra uno de los pilares, y la otra, de lleno contra la cabeza del sujeto más cercano.
–Eso debió doler –una sonrisa infantil curveó sus labios. Si, era un profesional, había cursado con honores la academia policial, y ahí estaba, tratando de someter a un grupo de criminales con agendas y engrapadoras.

¿Su objetivo? Reunir a los sujetos. ¿Por qué? Sencillo: era un gran maestro en diferentes artes marciales; y a falta de un arma de fuego, la batalla a corto alcance parecía su mejor opción. Claro, tomando en cuenta que aquellos individuos entraran en pánico y no supieran realmente que hacer. Pero algo no le agradaba, y era que el líder no se movía de su lugar. Solo mandaba a sus subordinados a buscarle.
–Ese idiota no viene, y las engrapadoras se me acaban –murmuró una vez llegó al lado de Yubel. El artículo de oficina descansaba en su mano, esperando a cambiar de trabajo y volverse un proyectil. Fijó sus ojos en los ajenos, y momentos después, abrió la boca. – ¿Qué tan buena puntería tienes? –una sonrisa felina se abrió paso en su expresión. Benditos eran los vidrios que le daban una idea de la posición de los rehenes y los ladrones. Le extendió a Yubel la engrapadora, mientras en su mente, trataba de calcular las probabilidades de éxito de su plan.
avatar
Dick Grayson



Mensajes Mensajes : 72
Monedas Monedas : 2005

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ RICH KIDS. 「Private」

Mensaje por Yubel Dracssenkrad el Jue Jun 22, 2017 1:40 am

El familiar de Jason también estaba perdiendo la calma, que ahora acusaba de un delito que no cometió a la persona del otro lado de la línea en lugar de tomar responsabilidad por dejar el altavoz. En vista del descuido y que su lugar seguro ya no lo era más, decidió salir con la idea "aquí corrió que aquí quedó" donde en el mejor de las circunstancias; ella se salvaba, evitándose todo el drama que vendría después de esto con el resto de la policía y medios de comunicación mientras que los demás pasaban por todo el trauma innecesario de haber sido tomados como rehenes. Pero como pensaba... él no era demasiado diferente a la media que se consideraba a sí misma tener una moralidad impecable o aceptable cuando menos—. Ah —dejó escapar un gemido de... ¿frustración? Sin duda placer no era—. Seguro que tú eres de esos que no les gusta probar nuevas posiciones en la cama, ¿verdad? —le dirigió una mirada un tanto vacía y de fastidio absoluto por haberle bateado de manera tan descarada su idea, ¡como si la gente que estuviera allí importase! Pff, no le hagas reír de esa forma, por lo menos sal con un chiste cutre pero no eso que era todavía peor, ella tenía cuestiones más importantes que atendender y una razón de existencia: Judai Yuki.

¿Recibir ordenes otra vez? Tal vez era porque se sentía en su 'zona' o simplemente era su forma de ser, pero hey, ella también tenía sus propios métodos: Poco ortodoxos en más ocasiones que quisiera aceptar, pero los poseía—. Sí, sí, "escritorios". Entendido —si se estaba burlando o no, ya no lo notaba. Ahora incluso sonaba como si esto fuera un trabajo al que debía acudir siempre y de tanto que le tenía los nervios de punta su jefe, ya le daba igual, un razonamiento bastante completo y hasta con ejemplos para un momento tan preciso, ¿no? Acató de igual forma con "profesionalidad" en cuanto el otro le dio una señal. En serio, juraba que si algo le pasaba le echaría toda la culpa a él luego de haberle desvelado su profesión y no dejarle hacer lo que quisiera, pero aún si estaba haciendo caso, la forma en que estaba realizando todo de verdad era con una flojera para ese punto que era casi milagroso que no le estuviera pasando nada. Al llegar al punto y que el otro volviera de estar en, básicamente una guerra de guardería donde bien lo que lanzaba fácilmente podría ser comida y no habría tanta diferencia—. Sorprendente —le comentó una vez que se habían vuelto a reunir, muchas reuniones y despedidas en su primer contacto debería recalcar, al menos así ya hasta podrían decir que se conocen de más tiempo—. Es sorprendente que de todo ese espectáculo termináramos, bueno, ya sabes.. De la misma forma antes de que el altavoz nos delatase —y fue allí cuando se noto que su sonrisa "sincera" y tono melodioso cuando le halago no era más que una farsa que conduciría en menos de un santiamén a su brutal honestidad.

Le preguntó y sin antes responder ya había abierto la mano con la engrapadora encima, como si se tratase de una joya preciosa que acabasen de robar y le estuviera ofreciendo el motín. Era bastante divertido que también podría equivaler (en esa situación) a estar diciendo que sí a usar un arma. La tomó con decisión luego de echarle esa mirada de irrealismo en respecto a esa escena cómica combinada con tensión. ¿Ella era buena o no lo era? Hoy iban a descubrirlo porque según parecía no tenía opción. El problema es que antes de lanzar, su objetivo se enteró de su posición, eso hizo que entrase un poco en pánico y lanzara más rápido de lo que debía, haciendo que el objeto de oficina lograse golpear el ojo de ese criminal especifico. Todo pasó tan deprisa y según parecía el otro también salió un poco de su calma gracias al golpe, y por un poco nos referimos a que comenzó a desperdiciar todas las balas que tenía su arma de forma casi aleatoria al no poder ver, una de ellas pasó preocupantemente cercas de la bicolor, estaba segura de que unos cuantos cabellos se abrían ido allí: Sintió ira. Salió de su escondite que para esas alturas una vez más había dejado de serlo y pasado a un punto focal. Se acercó dominante hasta el estúpido que casi la mataba y que se estaba concentrando más en su dolor, tomando la pistola que dejo tirada en el suelo para seguido golpearle con la misma en la nuca. Los demás ladrones al no crearse la escena tardaron un tanto en reaccionar y ordenarle a Yubel que bajase la pistola que había conseguido. ¿Buenas o malas noticias para Richard? Bien, pues tendría que hacer algo, porque sin que ellos lo supieran, el tipo de antes según parecía sí se había terminado la munición y ahora ella estaba más que desprotegida.

Yubel Dracssenkrad
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1290
Monedas Monedas : 7051

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ RICH KIDS. 「Private」

Mensaje por Dick Grayson el Lun Jun 26, 2017 2:55 am

Sus ojos se abrieron ante el comentario de la chica, al cual solo respondió con una amplia sonrisa. Esa clase de temas, los dejaría, no para después, más bien, para amistades con más “confianza”. De a ratos, lograba asomarse con sutileza, calculando los movimientos de los maleantes; pensando en su siguiente movimiento. No era la primera vez que estaba en semejante situación, incluso, podía jactarse de haber pasado peores. ¿El problema? Había civiles a su alrededor; un paso en falso, y podría causar una catástrofe. Miró de soslayo a Yubel, no estando muy seguro de la seriedad de sus palabras. – ¿A si? Bueno, lamento que todo esto se esté tomando su tiempo. Ya sabes, no controlo a esos ladrones –sus ojos volvieron a posarse en el reflejo de los cristales. El grupo de idiotas comenzaban a caminar a los lugares donde los “proyectiles” de Grayson impactaban, solo para encontrarse con un lugar vacío. Pero, desgracia, de una forma, fueron descubiertos. Aunque eso no evitó que el joven policía tuviera que ahogar una carcajada ante la puntería de Yubel. –Mi plan no era que los dejaras ciegos… pero eso nos ayudará –pero toda su “alegría”, se esfumó al momento en que el arma comenzó a sonar sin descanso. En un acto reflejo, posó su mano en el hombro de la chica, indicándole que se agachara.

El ruido de la metralla cesó. No sabía si eso era una buena o mala señal. Lo único seguro, era que su escondite había sido descubierto, y ellos también.
–Bien, debemos… maldita sea –murmuró, dándose la vuelta, solo para encontrarse completamente solo detrás de ese escritorio. – ¡¿Por qué debías tener la misma manía que él?! –daba igual si gritaba o no, de todas formas, sabían dónde se encontraba; y si se lo habían perdido, el acto de Yubel, había despejado las dudas. Los pasos no se hicieron esperar, obligándolo a idear un plan en menos de 5 segundos, exagerando. El reflejo delataba la posición del enemigo, y su única opción era la silla que estaba a pocos metros. Si esto ya era un espectáculo, lo siguiente lo volvería el circo entero. Tomó el respaldo del mueble, para al mismo tiempo, ponerse de pie, y con un pequeño giro, darle de lleno en la cara al maleante. Lo bueno, ahora la atención estaba volcada en él. ¿Lo malo? La atención estaba completamente sobre él.

Tomó los bastones con agilidad, comenzando a golpear a los sujetos que se le acercaban, dejándolos fuera de combate con facilidad. De una u otra forma, debía acercarse al líder; si lograba someterlo, los rehenes podrían salir con mayor facilidad, o al menos, podría darle más tiempo a la policía de llegar al lugar.
– ¿Saben? Odio mucho a los sujetos como ustedes –murmuró con cierto fastidio, dejando caer los bastones. Yubel había desaparecido de su campo de visión, y esperaba que fuera por algo, menos por ser atrapada. Pero lo que le había obligado a “rendirse”, fue encontrar a unos cuantos tipos, apuntando las armas a unos cuantos civiles. En serio detestaba eso.
avatar
Dick Grayson



Mensajes Mensajes : 72
Monedas Monedas : 2005

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ RICH KIDS. 「Private」

Mensaje por Yubel Dracssenkrad el Lun Jul 03, 2017 2:38 pm

En ese momento Yubel que no tenía el material suficiente para librar todo con sólo violencia, y que su acto no había sido más que impulsivo, ¡sólo eso! No aceptaría comentario que delatará que estúpido también fue, si ni siquiera tenía la protección debida. Volvió a mirar el arma que poseía en manos, ¿qué tan complicado debería dispararla sin matarse a ella también? Bueno, sólo lo sabría intentando y así fue que... no le quedaban balas—. Eres una verdadera desgracia —entrecerró sus ojos mirando seriamente ofendida a aquél pedazo de metal, sentenciándole a una muerte dolorosa, ya que sentía le había traicionado aún cuando no era suyo desde un inicio y pues, era inanimado. Era claro que había presionado el gatillo con la intención de matar o dejar gravemente herido a cualquiera de los que le amenazaban en ese momento y estaba segura de que por muy idiotas que fueran no dejarían pasar esas intenciones suyas—. Uhm —sus ojos observaron deprisa en cuanto movió ligeramente su cabeza hacía un costado y luego al contrario, esperando a que algo se le ocurriera sin que tuviera que rendirse allí. Por fortuna, ya tenía a un policía (que no era tan útil como debería, pero tampoco era completamente inservible) que salió a llamar la atención y despistar el enfoque en ella al considerarlo a él una treta mayor.

"Espero que salgas con vida de esto, Richard. Te colocaré una veladora" comentó con exageración en sus pensamientos, a sabiendas de que ni siquiera eso le dedicaría sin importar si ganaba o perdía, ella de ese banco ya se iba por exagerado mal servicio. Caminó intentando no hacer más ruido del necesario aún si con la conmoción que se estaba dando a sus espaldas era lo suficiente estruendosa como para que siquiera la notaran: Llegaba a la puerta, ¡oh, por favor que no tenga alguna clase de cerradura! Colocó la mano en su pomo y cuando estaba a punto de irse y apuntar en algún recordatorio no involucrarse más con la familia de Batman Wayne, se sintió algo culpable al pensar que muy seguramente su Tesoro se quedaría hasta el final por, no lo sé: ¿Ser un héroe, no sentirse cobarde, solidaridad...? Tuvo que soltar otro suspiro, éste fue definitivamente dulce aún si se combinara con esa pesadez de tener esa responsabilidad de no abandonar tan cruel. De nuevo, esto de ver por más gente que no sea Judai o ella no era su estilo para nada, pero ya allí seguiría y si tuviera que justificarlo podría adherir que sería para no quedar en deuda aún si eso estaba de más, en realidad.

¿El lugar tenía detectores en caso de incendio, no? Pues era tan sencillo como recordar que tenía un encendedor y pasar casualmente a tomar uno de los muchos documentos que salieron volando hace rato, el papel hacía combustión más rápido que cualquier otro objeto pero creyendo que con uno no bastaba, lo hizo con varios y así comenzara a caer agua desde el techo como si fuera la regadera de su departamento. Eso distrajo un poco la atención de Grayson. No obstante no era ese su objetivo tal cual, la bicolor se estaba dirigiendo deprisa a romper el dichoso cristal en caso de incendios, fue, más complicado de lo que creyó, tuvo que usar la misma arma sin balas para dicha hazaña (quién diría que para eso sí serviría de algo) y lo que le seguía no fue mejor porque ese tuvo rojo pesaba y nunca lo había usado pero los dibujitos que ponían le servían como instrucciones, leer sería muy tardado—. ¡Hey! ¡Cretinos, un momento de su atención! Si son tan amables —en cuanto uno volteó a verla le disparó de ese espumoso/cremoso contenido, casi ella salía disparada también por la presión pero logró manejarlo de alguna forma.

Yubel Dracssenkrad
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1290
Monedas Monedas : 7051

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ RICH KIDS. 「Private」

Mensaje por Dick Grayson el Vie Jul 28, 2017 1:13 am

Acorralado. Así se sentía el chico ante la situación. No tenía la impulsividad de Jason, ni la bestialidad algo bruta de Damian; a comparación, él y Tim podría decirse que eran los más calmados y racionales de los cuatro. Y aun así, se sentía perdido; sus ojos celestes miraban a todos y cada uno de los maleantes, buscando una oportunidad para deshacerse de ellos, al tiempo que alzaba lentamente las manos. Se había fallado a él mismo, y a lo que una vez fue; ¿cuándo pasó de desaparecer de la vista de los demás, en sus propias caras; a ser una distracción y ganadera de tiempo para sus compañeros? Su seria expresión denotaba el fastidio que sentía hacia esa pandilla de ladrones; pero incluso él mismo, se estaba subestimando.

Dos sujetos se le acercaron, apuntándole con las armas.
–Si logro lanzar a uno o los dos contra esos tipos, es posible que los rehenes logren correr lejos de ellos. ¿Qué son una o dos heridas de bala? –caminaba a paso lento, tal vez no hacia el líder, como le gustaría, pero al menos estaba más cerca que antes. El agua comenzó a caer sobre ellos, desconcertando a sus “captores”. –Bingo –no perdió ni un segundo, cuando golpeó a los tipos que lo escoltaban, tomando a uno de ellos, y lanzarlo contra los pobres diablos que amenazaban a un pequeño grupo de rehenes. Tomó una de las armas tiradas del suelo, disparándole a unos cuantos captores; nada serio, solo una pequeña herida que los dejaría fuera de combate. – ¿Necesitas ayuda con eso? –no pudo evitar soltar una pequeña carcajada ante la visión de Yubel; si bien, le sorprendió escuchar su voz para tratar de distraer a sus “contrincantes”, la escena que presenciaba era bastante cómica.

Si seguían así, para cuando las patrullas llegaran, los ladrones estarían ya sometidos por ellos dos. No perdió más tiempo, y aprovechando la mala visión de aquellos sujetos con el agua que caía del sistema de incendios, comenzó a dar indicaciones a los rehenes de cubrirse lo más cerca de la salida. Sin embargo, había perdido de vista al líder de la pandilla. Un disparo sonó demasiado cerca de su cabeza.
–Lo encontré –murmuró, tragando saliva con dificultad. Si bien, planeaba ayudar a la chica a deshacerse de unos cuantos simios, su atención se vio volcada en no dejar que ese loco lo matase. –Gajes del oficio –como pudo, esquivó los disparos, llegando a usar una de las columnas como “barricada”. Si bien, el agua entorpecía al “jefe final”, también lo hacía con él; no podía apuntar como quería, y el hecho de terminar con balas perdidas era demasiado alto.
avatar
Dick Grayson



Mensajes Mensajes : 72
Monedas Monedas : 2005

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ RICH KIDS. 「Private」

Mensaje por Yubel Dracssenkrad el Lun Ago 28, 2017 4:16 am

¡Excelente! Tanto el agua que cayó de acuerdo al plan en combinación de ese pesado pedazo metálico relleno de químicos de los cuales en realidad no tenía la menor idea, pero que cuando menos tenía consciencia de que tenían el propósito de apagar incendios y al parecer defenderte contra bandidos, que pare ser sincera en esa situación parecía más bien que ella era quien les estaba agrediendo gracias a su pro-actividad y no al revés como se suponía estaba sucediendo, ¿quién era la víctima ahí? Hasta Richard parecía estar algo entretenido haciendo variados "pasos artístico-agresivos de ballet" en contra de los infames. Todo en conjunto había logrado que sus atacantes se quedaran sin rehenes más que ellos: El policía y la bicolor, algo que no le emocionaba a Yubel, aunque viendo el panorama creía que ya todo estaba finalizado. La fuerza bruta proporcionada por el hombre de cabello negro consiguió darle el golpe final a todos los trucos que ella utilizaba y tal parecía que la escena que presenciaba requería que esta vez fuera la Dama Dragón sea quien se encargara de poner dicha fuerza. El hombre que tenía técnicamente acorralado a su compañero o lo-que-sea le estaba dando la espalda, probablemente ni siquiera se percataba de que quedaba un sobrante además de la escena semi-romántica que estaban teniendo según una perspectiva distorsionada. Era un alivio que la ignorase en este particular caso, todo lo que tuvo que hacer es elevar el pesado contenedor que seguía cargando por alguna razón y ¡BAM! le dio duro en la cabeza, ocasionando que cayera al suelo de inmediato—. Ya no te debo nada —si tenía acaso una duda por serle de ayuda, ahora al salvar su vida (probablemente), aquél sentimiento de retribución que existía ya estaba justamente saldado.

Patrullas comenzaron a sonar estruendosamente gracias a esas detestosas sirenas, el ceño de el dragón volvió a fruncirse pero lo calmó lo suficiente rápido para hacerle el comentario burlón al contrario—. Oh, mira; tal parece que ya llegó la caballería a rescatarte. ¡Genial! Ahora ya estaremos a salvo —todo esto dicho con el animo y sonrisa obviamente falsos—. Ahora, ya hablando en serio, me retiro de aquí asumiendo que ya no necesitas mi ayuda o algo tedioso como dar aclaraciones o ser tachada como sospechosa luego de que te he echado una mano —nuevamente con su expresión sería y ya liberando sus manos fue que las tocó entre ellas, sacudiendo polvo imaginario que posiblemente sí debería de existir verdadero, pero la noción era dar a entender que ya había cumplido el papel que desde un inicio aclaró no deseaba como para que le encomendara una "nueva misión" por la que no le iban a pagar—. Cuento contigo para que no me den problemas, ¿okay? Si puedes cubrir a Todd seguro que lo mío será pan comido —se retiraba calmada de la escena pero no hacía la puerta principal que estaría rodeada, se encaminaba a la trasera—. Fue un verdadero placer. Nunca nos volvamos a reunir otra vez  —divertida se despidió con ese comentario sin mirar hacía atrás para ver qué expresión ponía.

Yubel Dracssenkrad
Visitante
Visitante

Mensajes Mensajes : 1290
Monedas Monedas : 7051

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ RICH KIDS. 「Private」

Mensaje por Dick Grayson el Dom Oct 29, 2017 7:06 am

Como sea, merecía unas vacaciones. Tal vez esa no era la forma de pedirlas, pero al menos, le daban más chance de obtenerlas. Como pudo, logró patear un escritorio, así como varias sillas; aprovechando su cambio de terreno, comenzó a esconderse entre las cosas, llegando finalmente al escritorio. De alguna forma, sacó los cajones, y uno a uno, comenzó a lanzarlos contra el maleante que quedaba de pie. – ¡Vamos! ¡Esto no es nada glamuroso! –se quejó con el ladrón, quien no dejaba de disparar en su dirección. Sus fieles armas no se encontraban lejos de su posición; lamentablemente, lanzarse por ellas era un plan suicida. – ¡Ja! Como si no lo estuviera haciendo ya –se permitió bromear consigo mismo. Con esfuerzo, logró calcular la distancia entre sus armas y el maleante. El sonido de las patas metálicas haciendo fricción con el suelo mojado, era levemente opacado por los aspersores, que no dejaban de chorrear. – ¡Oh, por favor! ¡¿Qué tanta agua puede salir de ahí?!

Aguzó el oído, poniendo especial atención a los pasos de su enemigo. Casi como videojuego, rodó hacia sus armas, y una vez en sus manos, se puso de pie, para lanzarse contra aquel sujeto. El tipo sabía moverse, y odiaba admitirlo; pero eso no lo salvaba del contra-ataque de Grayson. El arma de fuego le evitaba completa movilidad, hecho del que Richard se aprovechó, para dejar fuera de combate al tipo. Un hueso duro de roer. Retrocedió un poco, en búsqueda de estabilidad; sus ojos se abrieron como platos ante el sonido seco del golpe, solo para mirar anonadado a la chica. Al escucharla hablar, convulsionó un poco a causa de la carcajada que quería ahogar. –Sí, supongo que estamos a mano –contestó, con una sonrisa de oreja a oreja, al notar el “arma infalible” de Yubel: siempre supo que los extintores eran cosa seria, y podrían ser un arma de temer. Volvió a guardar los bastones, y acto seguido, ignorando las pocas heridas que logró obtener, comenzó con la tarea de agrupar a los ladrones, improvisando para sacar algo que le valieran de esposas, o cuerda.

Un suspiro de alivio escapó de sus labios, al escuchar a las patrullas llegar, y rodear el banco. Al menos ya no estaría “solo”, en caso de que la escoria decidiera envalentonarse… si llegase a pasar que recuperaran tan rápido la consciencia.
–Como si no lo estuviéramos ya –agregó al comentario de la joven. Frunció el ceño, dejando caer descuidadamente el cuerpo casi inerte de uno de los sospechosos, haciendo una mueca ante su descuido. –Pero eres una testigo, ¡claro que necesitas declarar! –giró sobre sus talones, encarando a la chica, quien no tenía intenciones de llevar a cabo todo el proceso legal y de cajón. Cruzo los brazos sobre su pecho, torciendo la boca ante los movimientos de la chica; como odiaba que le hicieran eso, y una vez más, se repitió que, definitivamente, Yubel era amiga de Jason. –La diferencia aquí es que, con Jason, generalmente no hay más testigos oculares. Me causarás muchos problemas –refutó, siguiendo con la mirada a la muchacha.

Y aún después de todas sus quejas, la sonrisa ladina no dejaba su rostro.
–Como quieras. Pero no te aseguraré nada –se encogió de hombros, ante su “advertencia”. Fue divertido, sí, pero el trabajo no puede ser dejado de lado así como así. Harían preguntas, demasiadas para su gusto, pero ya se las ingeniaría para mantener a sus compañeros alejados de su “compañera temporal”. ¿Reducir el impacto de sus acciones? Era una posible solución; después de todo, el resto de rehenes, estaban demasiado ocupados estando aterrados, como notar todos y cada uno de los movimientos del dúo durante aquella “batalla”. –Me pides imposibles. Esta ciudad es pequeña. Nada nos asegura que no nos volvamos a ver –comentó entre risas, agitando la mano a modo de despedida. Ni siquiera esperó a que Yubel saliera por la puerta, cuando regresó “manos a la obra”, terminando de inmovilizar a los criminales. –Por culpa de ustedes, mis planes se echaron a perder –murmuraba a los inconscientes.

Las puertas fueron abiertas con fuerza, mientras un pequeño grupo de operativos entraba al edificio, pistolas en mano, apuntando en todas direcciones.
–Bajen las armas, chicos. La situación está bajo control –habló el moreno, estirando un poco su cuerpo. Mientras el resto de policías sacaba a los rehenes, otro grupo se encargaba de llevarse a los ladrones a la estación de policía. Por su parte, Richard se encontraba sentado en una de las ambulancias, mientras un paramédico atendía sus heridas. –Viejo, llegaré tarde a la cena familiar –suspiró.
avatar
Dick Grayson



Mensajes Mensajes : 72
Monedas Monedas : 2005

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ RICH KIDS. 「Private」

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.